INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6377 Artículos. - 99756 Comentarios.

Carta a la secretaría del Sínodo sobre sinonalidad

        He enviado esta carta a Cristina Inogé, de la Secretaría metodológica del Sínodo en Roma:

Estimada Sra. Inogé, de la comisión metodológica de la Secretaría del Sínodo de Roma; el domingo escuché la entrevista que le hicieron en Últimas preguntas (TVE-2) y me alegró ver su interés y su eficiente trabajo en la realización del Sínodo en esta fase diocesana. En especial me interesó el interés que mostró por contactar con aquellos que estamos alejados de la vida parroquial y de algunas prácticas habituales de nuestra Iglesia.

Mi nombre es Gonzalo Haya Prats, teólogo jesuita secularizado, colaborador de los blogs Fe Adulta y Atrio. Personalmente estoy muy interesado en apoyar al Papa Francisco en su valiente propuesta de este Sínodo. Me temo sin embargo que termine en una decepción como el sínodo de la Amazonia, y me temo que en España está claramente rechazado por las derechas pero también por los teólogos progresistas que desearían algo mucho más radical. Por mi parte creo que ya sería un éxito si se logra movilizar a los fieles en un proceso de sinodalidad en el que nos sintamos responsables y logremos una importante cuota de corresponsabilidad.

Ya había contactado con  mi parroquia en Madrid y tuve muy poca acogida; me dijeron que no habían recibido material para difundirlo con los feligreses, que me enviarían el boletín parroquial. No he recibido nada y ayer me pasé por la puerta de la Iglesia y no vi ningún cartel que dijera algo del Sínodo. He visto el programa de la diócesis de Palencia y he respondido el cuestionario, pero comprendo que ellos tienen que ceñirse a su diócesis. También he consultado el boletín informativo de sinodo.archimadrid.es pero me queda una cuestión por aclarar.

Creo que los grupos programados se centran en cómo se ha practicado la sinodalidad y qué proponen para mejorarla. La sinodalidad simplemente no ha existido hasta ahora, debido a la brecha entre los clérigos y los laicos. Íbamos a una iglesia o a la parroquia “a oir misa”. Creo que es necesario, pero no sé si está previsto en “el sistema”, dejar más libertad a grupos de religiosos, teólogos, intelectuales, obreros… para que expresemos nuestro sentir cristiano sobre la reforma de la iglesia, principal objetivo de este sínodo. Si sólo van a responder los cristianos de misa dominical, poca reforma van a proponer. Sería un contrasentido que la metodología del Sínodo dificultara proponer reformas más profundas y estructurales. Comprendo que convendría atenerse a un o unos cuestionarios tipo para facilitar la recogida de tanta variedad de respuestas.

Y pregunto ¿Existen estos cuestionarios? ¿Se aceptan estas aportaciones? ¿Adónde enviar las que promuevan revistas como Atrio, Fe Adulta, Paradigmas emergentes, y muchas otras que son leídas en toda España, América latina, y algún otro país?

Le agradezco su trabajo por la promoción de este Sínodo y añado mi correo digital y postal, y mi teléfono por si prefiere comentar verbalmente y contagiarnos su entusiasmo.

Gonzalo Haya Prats

7 comentarios

  • carmen

    Hola señor Haya.

    Está claro que no voy a entender nada de todo esto de la sinodalidad. El artículo del señor Gordo es un auténtico galimatías para mí .

    Pero como he leído que de alguna manera tienes contacto con alguien de los que organizan todo esto, voy a hacer una sugerencia muy muy sencilla

    Mira, todos , todas tenemos  hermanos, primos, amigos … que son creyentes. Todos. Pero muchos de los que asistimos a las misas de los entierros y funerales , pues no somos muy creyentes. Habría alguna posibilidad por remota que fuera que al final de todo se dijese algo dirigido a nosotros? No sé. Algo del estilo de que quien no crea que está gozando del señor , pues que piense que nadie sabe, que a los mejor está en otro lugar al que no podemos acceder, que en realidad nadie puede afirmar nada, salvo por la fe, pero el que no la tenga no tiene por qué pensar que todo acaba con la muerte porque vaya usted a saber…? No sé, algo en esa línea.

    Llevo una racha que no veas, aquí se está muriendo un montonazo de gente que conozco, es la parte peor de ser la menor de una familia grande. Conozco a un montonazo de gente mayor y esto va a ir a más, a no ser, claro, que antes muera yo. Eso tampoco se sabe. Pero es que hay muchas personas que salen moviendo la cabeza en vez de agradecidas. No sé si me estoy explicando. Como si saliésemos de una representación teatral y, francamente, no es momento para esas cosas.

    Solamente al final. Que nos dediquen treinta segundos, no hace falta más.. sería tan difícil? Por qué nos tenemos que sentir excluidos de toda religión porque no creamos en todo eso que dicen? O es esa la finalidad, que nos vayamos a otro sitio? A dónde? Con los karmas? No se podrían abrir un poquito las cabezas durante unos segundos?

    A lo mejor es una locura de esas mías. Pues ahí va mi sugerencia.

     

     

     

  • Juan Cejudo

    Nuestro grupo en Cádiz ha elaborado un cuestionario propio para facilitar la pregunta que está en el documento preparatorio del Sínodo. La hemos contestado entre todos y debatido en varias reuniones y ya hemos hecho la redacción final recogiendo lo que todos han dicho. No participamos a nivel de parroquia ni diócesis porque en Cádiz ya se sabe cómo están las cosas.

    El documento lo enviaremos directamente a la secretaría del Sínodo, sin filtros de obispos ni párrocos a través de una persona que se nos ha ofrecido a mediar para que llegue directamente donde tiene que llegar….

    Creemos que debemos apoyar a Francisco, tan atacado desde fuera y dentro de la Iglesia y que debemos hablar los que nunca somos tenido en cuenta por los estamentos oficiales de lsa diócesis y estamos más bien en las periferias… Animo a todos a que  hablen y envíen sus aportaciones.

    Se puede enviar también directamente a:

    Secretaría General para el Sínodo de los obispos.

    Vía della  Conciliazione, 34

    00120 Cittá del Vaticano

    Phone: (39) 0669884821

    (39) 0669884324

    Correo: synodus@synod.va

    Web: sinod.va

     

    Un cordial saludo: Juan

     

     

  • Román Díaz Ayala

    Los pasos dados por Gonzalo son una manifestación práctica de su apoyo al Papa Francisco  en su valiente propuesta de ese Sínodo. Las dificultades experimentadas por él supongo que son las mismas que podremos encontrar quienes vivimos en algún grado de marginación en nuestras comunidades parroquiales y que si solo van a responder los más habituales y muy cercanos en esos círculos de las parroquias las reformas buscadas serán muy limitadas.

    Creo que Gonzalo ha abierto y está proponiendo cauces para una mejor participación de los creyentes más periféricos.

    ¡Ojo al dato! Confío surjan más sugerencias e intercambios de experiencias.

  • carmen

    De manera que tenemos a Jesús que no hablaba de esas cosas de Dios que hablan los teølogos y sin embargo lo mataron por enfrentarse a ellos. Y tenemos un Papa anticlerical.

    Pues realmente, como me dijeron, no he entendido nada. Pero es que si la nada se puede representar con el número cero, ya voy por el menos diez.

    Pero me gusta leerles. Ha habido un resurgir muy interesante en Atrio. Y en lo que aseguraría que me asiste un poquito la razón es cuando pienso que La Iglesia seguirá igual. Porque es lo que Es. Y ya está.

    Veremos.

  • Juan A. Vinagre

    Gonzalo, sabes como tantos-muchos más, que nos han educado en la pasividad, en aceptar lo que diga el clero… Y esa pasividad de siglos deja huella y silencios…, porque si te mueves y preguntas u objetas eres rebelde… (Por eso me gustó leer ayer esas palabras del papa Francisco: “el clericalismo, una plaga en la Iglesia”.   Tiene mucho trasfondo esa frase…,  y más viniendo de Pedro…) El tema me recuerda un comentario de una misionera seglar en África: “Los católicos a la hora de ayudar, cooperar o implicarse son más pasivos que los de otras ramas cristianas o musulmanas”. Esto crea la obediencia sobrevalorada: Silencio, pasar de largo… Esto es obra del PODER introducido en la Iglesia…, que no sabe ejercer el SERVICIO.

     

  • carmen

    Pues Jesús no sería teølogo, pero cambió la idea de Dios.

    Otros dirán que ya estaba en el antiguo testamento y duró seis mil años. Nosotros solamente llevamos dos mil. Tenemos cuatro mil de margen. Por eso me he rendido.

    Un saludo cordial a todos los teístas.

  • ana rodrigo

    Perfecto, Gonzalo, has puesto de manifiesto la base para que el sínodo suponga una reforma en la Iglesia o para que no sirva para nada.

    Yo desde el principio he manifestado aquí, en atrio, que los filtros por los que irán pasando, -párroco y obispo de cada diócesis-, van a ir “limpiando” todo aquello que a ellos, el clero, no les interese, eso sin contar el último de los filtros que será la misma Curia vaticana, a los que tan mal les cae Francisco, aunque la mayoría, incluida la mayoría de los obispos, aparenten otra cosa.

    También dije el otro día que desconocía si se había hecho algún trabajo sociológico que hubiese preguntado el porqué han abandonado la Iglesia quienes así lo han hecho. Como tú dices, si sólo tienen en cuenta a quienes van a la misa dominical, poco o nada nuevo va a haber en las propuestas que hagan.

    Y esto que has dicho, con toda la razón, es decir la desconfianza que tant@s tenemos en que se escuche a todo el mundo, a quienes están dentro, a quienes están con un pie dentro y otro fuera y a quienes ya se han ido. Es que la crisis de la Iglesia actual hay que estudiarla desde la sociedad actual. Como decía ayer Pepe Castillo en un zomm, es que la Iglesia debe existir para el mundo, no para sí misma.

    Nada nuevo, por otra parte, ya que Jesús vivió entre la gente de la calle, no entre los letrados-teólogos del momento, que fueron los que lo mataron. Como decía ayer Pepe Castillo, Jesús no daba clase de teología a sus seguidores y seguidoras, solamente vivió con ell@s y les dijo que lo siguieran en su vida, no en su teología. Y Él vivió para los demás, no para sí mismo.

Responder a ana rodrigo Cancelar comentario