INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6552 Artículos. - 101953 Comentarios.

¿Otro cisma como el de Lefebvre?

Todos los Concilios han sido provocados o han provocado una herejía o un cisma. Del Vaticano II surgió el cisma de Lefebvre, a quienes Bendicto quiso recuperar precismante con concesiones litúrgicas. Francisco ha visto que estas concesiones eran aprovechadas para reclutar a tantos católicos anticonciliares que pervivían en la Iglesia católica. Y al quietar estas excepciones litúrgicas algunos piensan que puede provocar el cisma. ¿Sarah como nuevo Lefebvre?AD.

Católicos tradicionalistas furiosos con Roma por las restricciones de la antigua misa

Por Mélinée Le Priol | La Croix International | 21-12-2021

El último movimiento del Vaticano para restringir estrictamente la celebración de la antigua Misa en Latín ha causado ira y consternación en los círculos católicos tradicionalistas, como la mayoría de los observadores esperaban.

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicó el sábado pasado un nuevo documento llamado responsa ad dubia – o una aclaración de los puntos en cuestión – que confirma la dirección que el Papa Francisco marcó en julio con su “motu proprio” Traditionis custodes – a saber, que la celebración de la Misa anterior al Vaticano II es y debe seguir siendo una excepción. Por lo tanto, estará prohibido, a partir de ahora, celebrar ordenaciones y confirmaciones según la forma antigua.

Los católicos tradicionalistas, que son muy activos en las redes sociales, se apresuraron a denunciar lo que una persona en Twitter llamó un “regalo amargo debajo del árbol de Navidad”. La amargura parecía ser la reacción dominante expresada por aquellos apegados al Rito Tridentino. Algunos llegaron a decir que estaban siendo “perseguidos” por el Papa actual.

“Las muchas cartas que ya estamos recibiendo de católicos heridos por la decisión del Papa… aumentarán”, publicó en su sitio web el grupo tradicionalista francés La Voie Romaine (“El Camino Romano”).

El grupo dijo que tiene la intención de enviar al Vaticano “el llamamiento suplicante de miles de almas afligidas y magulladas”.

Eutanasia litúrgica

Incluso algunas figuras católicas de alto nivel, como el cardenal Robert Sarah, ex prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, han expresado su consternación.

“Grandes conmociones, inquietantes desafíos doctrinales y litúrgicos, el colapso de la teología moral católica… nos perturban y entristecen profundamente”, dijo en un mensaje publicado el lunes en Twitter.

Unas horas antes, también publicó sin comentarios una foto de tres sacerdotes celebrando la misa de espaldas a la congregación. Una imagen a la que le dieron Like casi 5.000 veces.

Otras personalidades, aunque menos asociadas a los círculos tradicionalistas, también han mostrado su solidaridad.

El padre Pierre Amar, cofundador de Padreblog, tuiteó las palabras que pronunció Juan Pablo II en 1980 frente a una iglesia tradicionalista en París: “Dejadles que recen”.

Pero más que tristeza e incomprensión, la respuesta de la mayoría de los católicos apegados a la Misa Antigua es la ira.

“Pensé que la fiesta de la masacre de los santos inocentes llegaba después de Navidad pero eso también debe haber cambiado”, escribió el padre Matthieu Raffray, asistente del superior general del Instituto del Buen Pastor.

“Estamos asistiendo a una verdadera eutanasia litúrgica y espiritual. Incluso un suicidio. ¡Por el bien de la Iglesia, resistiremos!” dijo el sábado, día en que se publicaron las últimas restricciones.

¿Hacia una ruptura?

Otros, incluidos algunos sacerdotes diocesanos de todo el mundo, también han llamado a la “resistencia”. Por ejemplo, el padre Claude Barthe, incardinado en la conservadora diócesis francesa de Fréjus-Toulon, dijo que la gente “es necesario resistirse a esta ley injusta… con la gracia de Dios y la poderosa ayuda de la oración”.

“Todos los obispos, superiores, seminaristas y sacerdotes de esa tendencia que adopten una actitud de no aceptación de la Traditionis custodes , explicitada por la responsa, tendrán que asumir los riesgos”, escribió en Rorate Caeli , un blog dirigido por un grupo de católicos tradicionalistas estadounidenses.

Los tradicionalistas han descrito el pontificado actual como una “broma” y han vinculado las decisiones papales a los “diktats”. También han contrastado el “trabajo pacificador” de Benedicto XVI con los “proyectos infames” de Francisco.

Algunos católicos de la vieja misa creen que eventualmente habrá una ruptura completa entre el Vaticano y ciertos grupos tradicionalistas.

Dicen que el “motu proprio” y la reciente responsa ad dubia acabarán “dirigiendo muchas persona fieles a Roma hacia la FSSPX”, la Sociedad cismática de San Pío X que fue fundada por el arzobispo Marcel Lefebvre.

Otros han intentado encontrar una forma divertida de calmar las tensiones, con diversos grados de éxito.

“Los católicos tradicionalistas que están descontentos con las restricciones del Vaticano sobre la liturgia preconciliar lo que tienen que hacer es simplemente convertirse en protestantes”, tuiteó uno de ellos.

18 comentarios

  • Es cierto Román, que la génesis del cisma de Lefebvre y el momento actual son circunstancias muy distintas.

    Pero no estamos en 1960 ni siquiera en 1988 y lo importante no es la razón por la cual se produjo el cisma lefebvriano (que ya han olvidado hasta los propios lefebvrianos) sino la postura de la FSSPX hoy.

    Y lo cierto es que, hoy, el Papa Francisco ha tratado de acercarse a la reconciliación con ellos mucho más de lo que hubiera hecho Juan Pablo II y , desde luego, mucho más de lo que lo hizo Benedicto XVI y la respuesta de Fellay (sucesor de Lefebvre) es que “verdes las han segáo”, “que sostenella y no enmendalla” y que si “el papa quiere condenarse que se condene”,

    Y esto lo hace por varias razones: la primera (y menos conocida) es que la FSSPX está recibiendo fuertes donaciones de capital gringo (fundamentalmente, aunque también francés), lo cual les permite vivir bastante bien con el lujo y boato que creen deben vivir los dirigentes eclesiásticos que según ellos son los que reciben el carisma de Cristo y a quienes se debe, por lo tanto, pleitesía.

    La segunda es estratégica. Posicionándose abiertamente en contra de las reformas de Francisco y de la Iglesia Romana oficial, esperan recibir las adhesiones de todos los descontentos con ella y si uno se fija con cuidado en los comentarios (no en los artículos) de quienes más beligerantes son contra el papa en las revistas de internet de información religiosa, especialmente las más conservadoras como Infovaticana o Adelante la fe (en Español) o Wanderer (fuera de España en Argentina), todos ellos manifiestan su simpatía por la FSSPX cuando no su abierta pertenencia a los seguidores de la misma.

    A eso se suma el hecho de que el intento de crear instituciones dentro de la iglesia católica claramente contrarias al CVII ha sido combatido por Francisco con bastante puntería y ha “misericordiado” (como dicen los carcólatras) a movimientos como los Franciscanos de la inmaculada, El Instituto del Verbo Encarnado, y otros (en ocasiones debido a que se producían abusos dentro de ellos y es que no hay mal que venga solo) y en especial al Intento de Burke de controlar la Orden de Malta (de aristocrático origen y finanzas muy importantes),

    Esto hace que los más beligerantes vean en la FSSPX un lugar donde encontrar la paz y las supersticiones que necesitan para tener su conciencia en lugar seguro.

    Como dije, nos esperan tiempos divertidos; en especial a quienes no sentimos un gran apego por la “oficialidad” de la Iglesia romana.

    ¿Cuál es mi postura personal? Yo hace mucho tiempo que llegué a la conclusión de que Dios no me va a pedir que le enseñe el carnet de pertenencia a ninguna Iglesia el día que me llame a su presencia y que, a diferencia del mantra repetido hasta la extenuación por los mas conservadores, fuera de la iglesia yo creo que SÍ hay salvación (en caso de que haya algún tipo de salvación, etc, etc…) por lo que pienso asistir a esta pelea como un espectador interesado (me parece realmente divertido).

    Creo firmemente que la liturgia no es más que un medio para conseguir un fin, que es la comunicación formal con Dios y como estoy convencido de la comunicación con Dios, en el caso de que pueda producirse, que pienso que sí (al menos mi experiencia personal la incluye) puede ser de cualquier manera menos formal, el asunto de la liturgia es completamente baladí.

    Incluso hace años a un cura amigo que se quejaba de que le habían robado unas hostias del Sagrario (por dejárselo abierto) y ante su culpa culposa le dije que no se preocupara que por mucho que quisieran “ofender” a Dios los ladrones, no iban a poder y que se dejara de misas de reparación y zarandajas como esas que ni a nosotros nos es posible reparar ningún mal hecho a Dios (entre otras cosas porque a dios ¿Quién puede hacerle algún mal?) ni Dios lo necesita.

    Si se produce algún cisma, que lo dudo, no pasará nada. Y menos aún nada nuevo.

    La Iglesia lleva produciendo cismas con mayor productividad que la fábrica de Ford de Almusafes, desde que tomaron la decisión de pontificar sobre cosas de las que no tenían ni idea y como la mente del hombre (y la mujer) es creativa pues se inventaban cosas una detrás de otra y a cual menos entendible.

    Desde el filioqué, la naturaleza de Cristo, el Pecado Original, la opción por los pobres (Especialmente violenta. Eso si era Teología de la Liberación y no la latinoamericana) de los donatistas, los albigenses, el divorcio de Enrique VIII, las tesis de Lutero, el juramento anti modernista y terminando con el cabezota de Lefebvre ordenando amiguetes, no hay siglo que no haya tenido un cisma, una herejía importante o un movimiento que se separa de la Iglesia Romana; por lo que yo, que no se si soy modernista aunque me lo llaman mucho, pero sí soy un relativista de libro (y no solo en materia religiosa), asistiré como espectador y como dice un amigo con una cocacola (zero que hay que mantener la línea) y un plato de anacardos cerca para gozar del espectáculo.

    De todas las crisis se aprende y se sacan conclusiones y tal y como reza el viejo proverbio judío: “El hombre piensa, Dios ríe”

    Riamos pues, que es Navidad y reír nos asemeja a Dios.

     

    ¡¡¡Feliz navidad a todo Atrio y a vuestros seres queridos!!!

    Que el bicho os deje compartir con la familia y pasadlo bien (es una orden. 😉 ) y cada un@ a su manera celebrad al Dios que se hace niño y que tod@s nosotr@s seamos como niños que nos acerquemos a Dios (en caso de que exista y todas esas cosas…)

    …y perdón por el ladrillo

    • alberto Revuelta Lucerga

      Siguiendo el razonamiento deAntonio Llaguno sobre la inoperancia real de los cismas para buscar al Eterno, basta ver al actual Pontífice romano con el Patriarca constantinopolitano y el afán del señor Para con verse con el Patriarca de Moscú y de todas las Rusias y las peleas – verbales de momento – con labJiglesua autocdfala de Ucrania para recordar a Tomas Carlyle escribiendo:”Quizá ganen los impertinentes medios mundo, pero los constantes poseen el mundo entero”. Un poner: pese al informe Sauvé sobre pedofilia clerical, en las diócesis de Francia  las peticiones hechas a los exorcistas oficiales de las mismas han aumentado de forma notable, según Olivia Legrip-Randriambelo que ha publicado recién en Ediciones del Cerf “Le combat contre le diable “. Los actuales combatientes contra el señor Papa, felizmente reinante, deberían saber que en 1614 los rituales de exorcismo se sometieron a las reglas establecidas en el Ritual Romano ordenado por Paulo V, al cual se remiten con frecuencia. Los que, aunque ahora suene fatal, fuimos ordenados como exorcistas encontraremos fácilmente empleo, incluso remunerado. No hemos avanzado tanto.

    • mª pilar

      ¡Gracias Antonio, por desearnos buenas fiestas, lo mismo deseo para Vd. de corazón!

      Y además comparto su comentario.

      Deseo ser, persona de paz, hagan las iglesias lo que hagan; y eso sucederá, mientras estén asentadas sobre los pilares que desde hace siglos están:

      En el poder, la riqueza, y sus leyes.

      ¡Dios si es!

      No necesita nada nuestro, y el ser humano, lleva dentro de si, como regalo, todo cuanto necesite para:

      ¡Ser persona de bien!

      La opción es nuestra.

      Solo podemos dañarnos entre nosotr@s.

      Y esa opción es nuestra.

      Un entrañable abrazo.

  • Román Díaz Ayala

    El Vaticano II es la clave, o mejor, el punto de partida. De allí partió el sentido misionero de la acción pastoral, dentro de las sociedades nominalmente católicas que no debía ceñirse a una mera sacramentalización propia de una pastoral de Cristiandad. El mundo, la sociedad, había cambiado, y si la Iglesia Católica  había alcanzado cierta autoridad moral, también era verdad que la sociedad había cambiado tanto que la realidad cívica ya no admitía injerencias eclesiales, y el pueblo católico empezó a percibir la doble ciudadanía como cosa propia y doblemente comprometida. Atendimos entonces las directrices conciliares de percibir los signos de los tiempos.

    Pero la celebración íntima de la fe dentro de la comunidad se vio amenazada, mejor dicho, desafiada, por algunos de los valores de la nueva sociedad de difícil encaje con los principios básicos que fundamentan a la Iglesia. El movimiento restaurador más que un repliegue temeroso y una búsqueda de la seguridad de lo tradicional parecía una defensa contra los excesos secularizantes.  En todo caso fue una involución eclesial. Se dice que el Sínodo de los Obispos de 1985 dio “carpetazo al concepto teológico, conciliar y escriturístico de Pueblo de Dios”.

    Al Papa Francisco se le acusa desde ciertos sectores de Estados Unidos como el Papa que quiere imponer a toda la Iglesia una eclesiología importada de Latinoamérica. Se le ridiculiza calificándola de “teología bergogliana de la Pachamama”. Estos sectores católicos coinciden en lo político con amplios sectores protestantes afines al trumpismo.

  • carmen

    Así que , por lo visto , no era una locura de esas mías cuando decía que hay una guerra dentro de la iglesia brutal…

    No creo que haya un rechazo enorme hacia el Papa Francisco. En absoluto. Creo que es un señor con un gran reconocimiento social. Otra cosa es que haya otro sector que quiera el Poder dentro de la Iglesia y vayan a muerte con él. Pienso que pierden el tiempo respecto de la opinión pública. Dentro de la organización ya no sé, no la conozco. No sé ni los grupos que existen ni cual es su Poder. Ni me interesa. Me da miedo asomarme ahí.

    Pero tengo claro que esto de las misas en latín es una especie de humo que alguien ha soltado con alguna intención. Coincido con el señor Revuelta. Si se pueden decir en inglés, en francés, en castellano, en italiano, en griego, en portugués, en alemán, en catalán, en valenciano, en ruso, en mandarín… Por qué no en Latín? Lo encuentro absurdo.

  • carmen

    Querido señor Revuelta. Mi mala prensa me precede. Como este mundo de ordenadores, móviles y demás trastos son un misterio binario para mí, que no trinitario, pues eso pensé. Tendrá varias teclas.

    Respecto a que es usted cabezótico no hay ninguna duda. Yo también lo soy.

    Mucha suerte con los positivos, en la clase de mi nieto de cuatro años han comunicado hoy un compañerico positivo y se ha liado un jaleeeeeeo en la familia brutal. Por todo eso de las cuarentenas de unos días y las PCR y los abuelos y tal.

    Cuídese mucho.

  • Román Díaz Ayala

    Existen relevantes diferencias entre el cisma de Lefevre y lo que está sucediendo ahora, cincuenta años después, aunque las críticas parezcan apoyarse en el rito latino de la misa.

    El Concilio Vaticano II irrumpió como un maratón multitudinario de obispos que querían alcanzar la modernidad. Algunos prefirieron quedarse en lo antiguo y con ellos un grupo muy reducido de fieles que se resistieron al cambio. Fueron crítico, protestaron, pero sólo pedían quedarse donde estaban sin lucir el dorsal de la carrera. El grueso de quienes se ubicaban entre conservadores y progresistas se avino a culminar las sesiones sin vencedores ni vencidos.

    Ahora no. Existe un rechazo frontal a la figura del Papa Francisco que encierra muchas cosas, lo mismo en Europa que en los Estados Unidos. En el Nuevo Continente la fractura social es de tal envergadura que invade también a la confesión católica todavía en minoría lo mismo que a las varias denominaciones protestantes que conforman la mayoría social norteamericana.

    El rechazo, por tanto, tiene varias vertientes, desde la puramente cultural y política, el desafío del mundo moderno hasta lo meramente intra-eclesial.

    El movimiento de los sacerdotes “cancelados”, ahora agrupados en una organización, la CFCP, da muchas pistas de por dónde van las cosas. Así, por ejemplo que tienen po figura relevante del movimiento al  arzobispo Carlo Maria Viganò y la tesis de que el Vaticano II debe ser desechado por completo.

    Dirigiéndose al Rally y Rosario de Reparación, en Chicago, la manifestación organizada por la Coalición por los sacerdotes cancelados en (CFCP) el actor y director Mel Gibson pidió al Papa Francisco instándole a arrepentirse y a tomar en serio los 10 Mandamientos. Se ha mostrado estos meses muy activo con videos en YouTube.

     

  • carmen

    Porque es articulista. Seguramente el jaleo ese del programa se lo permite a ellos y a nosotros no. Debe de ser cosa del programa. Digo , no sé. Pero tiene toda la pinta.

    • Alberto Revuelta Lucerga

      No sea usted mala. Basta conque ponga el índice sobre responder y le saldrá una venta que pone abrir con una pestaña nueva. Clique y le saldrá responder a. Y ya puede usted escribir. Lo descubrí por ser paciente y cabezotica.

      • Antonio Duato

        Es verdad lo que dice Alberto, pero hay algo que sigue funcionando mal. Vamos a reactualizar toda va versión del programa en pocos días y es posible que vuelva  funcionar de nuevo la facultad de “responder” a otro comentario.

        Entretanto sigamos el “plan Alberto”:

        -Para responder a otro, poner sobre “responder” de ese comentario el cursor y clicar el botón derecho.

        -Elegir “abrir en otra ventana”. Los que usemos ordenador se habrá abierto esa nueva ventana a continuación de la anterior y en esa estará el formulario “Responder a Fulano de tal…”

        -Entonces poner ahí el comentario y seguir en esa nueva ventana o volver a la otra, pero reactualizándola con esa flecha en rueda o con F5…

        Y a divertirse!!

  • mª pilar

    Donde dije:
    Y esto “no” va ha seguir… ese no sobra.
    Disculpen mi distracción.

  • mª pilar

    Personalmente, solo desearía que:

    Todos los prelados vestidos de purpura como viejos reyes de este mundo:

    “Fueran desvestidos de todos esos honores mundanos, y todo lo que ello conlleva”.

    Si la iglesia necesita estos cargos para seguir proclamando el hermoso Mensaje=Proyecto de vida que Jesús proclamó; que sean de a pie, como Él lo fue, con lo justo y necesario para una vida digna.

    Entregados por entero a aliviar las luchas que sus súbditos claman por llevar adelante, comenzando por los lugares más necesitados.

    Estos “personajes” son una plaga que le cuesta a la iglesia una cantidad enorme; ya ellos se buscan…el cómo…para vivir como viven y a los “siervos de a pie” ni agua, que se busquen el como.

    Y eso no va ha seguir sucediendo, dado como está “montada” la iglesia.

    El mundo será quien la destierre.

    La respuesta la dio José A. Pagola, ante la pregunta:

    ¿Que pasará con la iglesia? 

    Y respondió:

    “La iglesia empeorará aún más, y quizá de sus cenizas pueda comenzar una nueva.”

    Ya han pasado años de esto…y sigue de mal a peor…y sin visos de mejorar, si no se ataja por donde se debe.

    Con parches, no se cura una grave lesión, hay que cortar, cambiar, renacer…o mejor dicho..:

    ¡Nacer de nuevo!

    Cosa que no sucederá, si no hay el valor suficiente para romper la rutina, que nos ha llevado a donde nos encontramos.

    Solo es mi manera de mirar, y ver lo que está sucediendo.

     

  • Román Díaz Ayala

    He podido notar con gran alborozo por mi parte que el querido Alberto Revuelta tiene bula interneticia para responder debajo de los comentarios, cosa que se nos está negando todavía al resto de comentaristas

    • Alberto Revuelta Lucerga

      Los únicos intersticios que he cumplido fueron los de las órdenes mayores. Y los pases de pernocta en el CIR de Camposoto. Ya le he explicado a Carmen, paisana y de buen humor, cual es él triquinosis. Un abrazo

  • Antonio Duato

    Antonio Llaguno y Alberto Rvuelta han comentado acertadamente, cada uno en su estilo, este post sobre riñas entre católicos hoy. Entre los dos se complementan. Bien por el análisis preciso de la situación y de las próximas jugadas que se pueden producir en esta partida que se está desaarrollando en el tablero eclesial. Nos lo ofrece Antonio, relativamente nuevo en ATRIO, pero que está mostrando sus bazas para convertirse en una auténtica columna del mismo. La estrecha relación que mantiene Viganó con el trumpismo y la derecha más radicalizada de EE.UU. lo hacen el candidato mayor a ese nuevo Lefebre, más que Sarah.

    Por otra parte, Alberto se eleva hasta coincidir con el santo subito en la trascendental perspectiva en la que hasta las estrategias de papas y cardenales se nos manifiestan como un juego de niños… Lo del amo del campo con cizaña enemiga. Dejadlos… Al final se cosechará el grano bueno.

    Seguid los dos en ATRIO, porfa, expresándoos y dialogando siempre con libertad desde vuestra personalidad. Yo estaré una vez más con uno que con otro. En esto del rito, creo que se trata de algo más que de rezar y sigo más bien en el análisis socioeclesial en que comenta Llaguno.

    • Alberto Revuelta Lucerga

      Tres cositas, que diría el querido Oscar:

      1/ por qué cuando el problema más urgente desde el punto de vista de evangelizar ad gentes, es el desbaratar lo sistémico de los abusos clericales pedofilos o de doble moral  y se van a poner a la venta bienes eclesiásticos en Francia, el señor Papa y sus dicasterios se apalancan con el rito latinoamericano?. El cardenal Sean O’Malley ha dicho a la siguiente pregunta de una periodista argentina
      La credibilidad de la Iglesia igual sigue comprometida…
       
      –Sí, claro. La reputación de la Iglesia ha sido muy dañada y hemos perdido la confianza del pueblo. Como yo siempre les digo a los obispos: ¿cómo van a creernos si creen que no nos importan sus hijos? Es imposible. Por eso es muy importante que haya transparencia y tolerancia cero. Aunque es un tema difícil, no hay nada más importante en la Iglesia en este momento, porque si no solucionamos el problema del abuso sexual y de la protección de los menores ¿cómo vamos a llevar adelante la evangelización? La gente no nos tendrá confianza…
      2/ El cardenal Billot, que era jesuita y francés, fue recibido por el Papa Pio  XI en audiencia, a la que entró vestido de púrpura cardenalicia y tras la bronca papal salió reducido a simple sacerdote jesuita, retirándole todos los honores y prebendas porque había criticado el golpe papal al movimiento de extrema derecha francés Action Française.  Claro que los Cardenales no inician cismas¡.

      3/ En mi tiempo de clérigo en las aldeas de Pontevedra primero y de Mondoñedo luego, conocí al rector del santuario de San Andres de Teixido – donde o que non vía de vivo, vai logo de monto – el cual, como había cientos de mandas de misa, solía decir cada cierto tiempo: “Fagamos un misote de trinta y una listilla de mementos”.. . Ninguna autoridad eclesiastica de Monoñedo, de Roma o del otro mundo vino a cambiarle el rito

  • Alberto Revuelta Lucerga

    Pese a que no es santo de mi devoción desde que lo eligieron papá en 1978, creo que lo sensato es lo que recomendó Juan Pablo II: déjenlos rezar. Con lo que la exégesis sabe y enseña sobre la institución de la  eucaristia y la existencia  de ritos diversos, cismaricos y hereticos que hay por el ancho mundo no entiendo el mal que pueden hacer los cristianos que aman la liturgia antigua. Es evidente que al Eterno le tienen sin cuidado que los ritos que lo buscan Sean unos u otros dependiendo de la inventiva de los creyentes.

  • No habrá cisma y si lo hubiera, desde luego no estaría capitaneado por Sarah.

    La estrategia de Sarah (exactamente la misma que Burke o Muller, otros dos opositores a Francisco con capelo de cardenal)  es la de aglutinar al sector conservador y ser nombrado próximo Papa a la muerte de Francisco.

    El Papa es consciente y está nombrando cardenales que nunca elegirán a uno de estos 3 que como además se postularán separadamente (no se soportan) obtendrán un voto dividido.

    Ningún cardenal planteará un cisma. Viven demasiado bien en el seno de una Iglesia que les expulsaría y perderían sus beneficios que son muchos.

    Otra cosa sería un obispo (especialmente si es emérito o auxiliar de un lugar en el culo del mundo) como Vigano (nuncio emérito en USA) o Schneider (Auxiliar en Astana – Kazajistán). Estos 2 sí lo plantearían, especialmente Viganó que odia a Francisco porque no le hizo cardenal y cuentan con el enorme apoyo económico de los más conservadores de los católicos de USA, como la EWTN, el National Catholic Register o los Caballeros de Colón, pero tienen en su contra que nadie les hace ni puto caso; al primero por ser un ricachón que le robó la herencia a su hermano discapacitado (o lo intentó, al menos) y está escondido porque dice “temer por su vida” (me descojono) y al segundo porque está demasiado lejos y le han prohibido viajar.

    Además, muchos católicos tradicionalistas acabarán acercándose a la Fraternidad de Lefebvre que es más fácil.

    La mayoría ya lo habrían hecho si no fuera por la estupidez esa de que fuera de la Iglesia no hay salvación, cosa que creen a pie juntillas.

    Pero no veo un cisma.

    Eso sí. Nos esperan años muy divertidos. No hay más que ver cómo se rasgan las vestiduras los de Infovaticana, Infocatólica o Adelante la Fe. Un día de estos les da un ictus.

     

Deja un comentario