INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6397 Artículos. - 100289 Comentarios.

Nuevos dogmas

Como es sabido, Gilbert K. Chesterton, católico converso, imaginó el personaje del padre Brown, un cura pequeño, de poca apariencia, supuestamente ingenuo, pero en realidad muy perspicaz. En la primera de las novelas dedicadas a él, el padre Brown desenmascara a Flambeau, un peligroso ladrón disfrazado de sacerdote para robar una valiosa cruz. Finalmente, el padre Brown explica qué es lo que le hizo llegar a sospechar: “Usted atacó a la razón. Esa es mala teología”.

En esa frase Chesterton sintetizaba su propio pensamiento: para entrar en la Iglesia había que quitarse el sombrero pero no la cabeza, resumiendo así la antigua tradición formulada de este modo: Fides quaerens intellectum, la fe busca el entendimiento.

En su obra Por qué soy católico el autor inglés argumenta profusamente oponiendo la racionalidad de la Iglesia a la irracionalidad de las herejías.

Yo quiero, en un breve repaso, adherirme a esa tesis, aunque sin hablar de herejías sino más bien de sectas. Porque en un antiguo folleto defendí ya que las iglesias hacían formulaciones dialécticas y las sectas se basaban toda su creencia en una afirmación unívoca; eso sí, defendida a ultranza. Los nuevos dogmas son para mí irracionales. No quiero decir absurdos, banales, inútiles, desprovistos de argumentos, carentes de todo sentido, ayunos de consecuencias. Creo sólo que no pueden afrontar la crítica de la razón.

Ahí van, pues, unos pocos ejemplos. seguidos de una somera crítica:

  • ”Cuando aceptamos que todo pasa nos encontramos en Dios” (Stefano Cartabia, El agujero en la flauta). No necesariamente: cuando aceptamos que todo es pasajero almacenamos recuerdos, hacemos proyectos y procuramos vivir el momento.
  • “Todo miedo y ansiedad han de desaparecer de tu vida porque todas tus expectativas están cumplidas sin limitación posible. Si echas en falta algo es que aún estás en tu falso ser” (Fray Marcos). No: digámosle eso a los que duermen en la frontera de Polonia, a las prostitutas víctimas de la mafia, a la madre angustiada por la parálisis cerebral de su hijo…
  • “Todo el que te prometa una salvación para mañana o para después de la muerte te está engañando” (Fray Marcos, dominico). Por ejemplo, Jesucristo.
  • “Meditación es, por tanto, un estado sin yo. Lo cual resulta plenamente coherente: dado que el yo es solo un pensamiento” (Enrique Martínez Lozano). No: el yo no es sólo un pensamiento, es historia, sentimientos, ideas, comunicación, creatividad, proyecto…

Me doy cuenta de que formulaciones tan esquemáticas piden largos debates y reflexiones. Ya se encargan de hacerlas los predicadores de esos nuevos dogmas. Yo siento que lo que están pidiendo no es sólo que me quite el sombrero ante su hondura, sino que me quite la cabeza. La verdad, ante la oferta de estos nuevos dogmas prefiero quedarme con los antiguos.

33 comentarios

  • carmen

    Querido amigo, querido Jaume.

    Esto va mucho más allá de un nombre. Todos los sabéis, yo también.

    No se está jugando limpio. Se vuelve a utilizar el nombre de Jesús de Nazaret para defender a la iglesia. No quiero participar más en este juego. Pobre muchacho. Ya se ha utilizado bastante su nombre, su imagen, su recuerdo.

    Si Jesús, con esa cabeza que tenía hubiera nacido en el siglo XXI, volvería a romper con el Dios del Templo. Ya lo hizo una vez. Y acabaría exactamente igual.

    Un abrazo fuerte.

  • Jaume PATUEL PUIG

    Carmen,

    Jesús fue un hombre de una profundidad que transpasó la realidad religiosa puesto que el ESPIRITU ESTÁ MÁS ALLÁ DE LA LEY.
    No creo que Jesús señale con el dedo a quienes viviendo como El no se llamen cristianos, sino personas de vida interior. El nombre de cristiano surge para denominar los que defienden a jesús como Cristo. Un momento social.cultural.religioso. La carta a DIOGNETE es interesante en leerla: Los conocían por su forma de tratarse.
    Cristiano o no? a nivel cultural. social se debe seguir unas normas o defender algunos principios, que son todos ellos humanos. Y a estos que los defienden (herencia del paradigma cultural de cristiandad) no todos, ni mucho menos son bautizados. I siguen al Dios de Jesús, pero no cultural. Sino el que los místicos han presentado (Y la institución los ha condenado u otras cosas).
    En el nuevo paradigma no debiera entrar el asunto de las religiones como sistemas de creencias, sino de experiencia profunda humana, es decir, MADUREZ INTEGRAL…..
    Los nombres son secundarios….LA VIDA ES LO QUE IMPORTA….
    Espero, Carmen, que te sientas bien con tus reflexiones personales.

    Lo de anónimo no funciona…. los judíos también afirman que hay judíos anónimos.
    El Dios de Jesús no tiene rostro, es LUZ. Pero Jesús usa los términos de su cultura. Y ahora vamos entrando a otra cultura que hay que inventar, crear un nuevo vocabulario: LA INMENSIDAD NOS IMPREGNA.

  • carmen

    Lo que se debate es si la idea de Jesús sobre Dios es la que tiene que tener todo cristiano.

    Ese es el debate desde hace por lo menos un par de años en Atrio. Lo llevo discutiendo con Santiago años. Y siempre siempre le he dicho, ustedes ganarán porque es la postura oficial de la iglesia. Siempre se lo he dicho.

    He preguntado mil veces, entonces soy o no cristiana?

    Está claro que no lo soy, para los cristianos no lo soy. Y como yo, muchísimos. Lo digan abiertamente o no.

    Ese es el nudo gordiano.

    Por eso sé que otro modelo de Dios no cabe dentro del cristianismo. Y los que no podemos aceptar al Dios de Jesús, que no a Jesús y su proyecto que diría Salvador Santos, no tenemos cabida dentro del cristianismo.

    Y esto es así.

    Insisto. Esto no tiene nada que ver con Jesús de Nazaret. Tiene que ver con su Dios. Lo respeto profundamente, pero no es el mío. No es ya el de muchos que nos hemos considerado cristianos.

    Me parece genial que un montonazo de personas guay dentro del mundo de la ciencia estén convencidos de que Dios es un padre amoroso, un Dios personal que nos cuida. El problema lo tenemos los de siempre. Los de abajo. Los que nos hemos roto la cabeza diciendo: pero vamos a ver…

    Y nosotros no importamos. Nada nuevo bajo el sol. Y como nos hemos dado cuenta, la inmensa mayoría nos hemos salido de la iglesia oficial , pero no hablando y diciendo cosas, no, lo hemos hecho con nuestra manera de vivir. Salvo excepciones como la imbécil que está escribiendo sin ser teóloga, ni filosofa,ni científica. Una voz en el desierto de sal. Demasiada sal a mí alrededor.

    Y eso, justo eso es lo que tratan de evitar los que defienden este nuevo paradigma: no os sintáis raros, no lo sois.

    Y que MI DIOS, el Mío, que no el de Jesús, les de fuerza interior para seguir luchando. Los teólogos cristianos no necesitan la ayuda de Dios en este tema, ya tienen la de La Iglesia.

  • Isidoro García

    Según mi opinión, lleva mucha razón Jaume, de que los “relatos” son siempre culturales, ya que al ser explicativos, siempre son en función de la cultura de los hablantes.

    El que Jesús, hablara de Dios, el Abba, como alguien real, que habló con él, puede ser por dos razones:

     

    -O porque en realidad habló con un Abba, real, (hasta iba a decir “de carne y hueso”), pero que no era el Dios Creador el Universo.

    No olvidemos que cuando Moisés insistió en preguntar a la Luz de la zarza ardiendo, cuál era su nombre, esta le dio una manoletina, respondiendo: “Yo soy el que soy”, como diciéndole, “¿qué te importa a ti como me llamo, ¿no me ves?. Pues entonces”.

    (Son preguntas de niño pesado, a las que muchas veces no se les contesta, o se les dice cualquier cosa para que se callen).

     

    -O también cabe la posibilidad, de que Jesús, en su plena sabiduría, supiera la verdad, pero habló, como dice Jaume, con una metáfora, para que le entendieran. (Sus oyentes eran pescadores del Lago Galilea, judíos hasta la médula).

    Quizás era una forma de hablar, sabedor de que el humano tiene en su estructura lingüística, una tendencia y necesidad de personificar todas las cosas. (Prosopopeya: Figura retórica de pensamiento que consiste en atribuir a los seres inanimados o abstractos características y cualidades propias de los seres animados, o a los seres irracionales actitudes propias de los seres racionales o en hacer hablar a personas muertas o ausentes).

     

    O sea que a lo mejor con nuestra idea del Dios personal, seguimos cometiendo el error del dedo y la luna: nos quedamos mirando el dedo, y ya no podemos prescindir de él.

     

  • Jaume PATUEL PUIG

    Antonio, gracias por lo de “responder”.
    Hoy he leído esta frase: HACERSE CRISTIANO SIGNIFICA HACERSE HOMBRE, LLEGAR A LA HUMANIDAD VERDADERA, AL SER PARA LOS Y AL SER A PARTIR DE DIOS”.(Benedicto XVI).

    Entiendo, Antonio, que Jesús -en sus coordenadas culturales- hablara con sus propias categorías, que ya no son las nuestras. Pero Jesús, hombre de profunda talla interior que reflejó en sus actos y vida, nos mostró que la Realidad Absoluta Última y fontal, que llamó “Abba” (no pasa de ser una metáfora), es lo que hemos de ir re.velándonos, ser autoconscientes. Pienso y puedo equivocarme, que ser “cristiano” es aquel que sigue también a Jesús en esa dimensión y con otras categorías. Por lo que en este momento histórico -como tal vez no ha existido en la Historia- REALIZARSE COMO SER HUMANO o UNA HUMANIZACIÓN puede expresarse de muchas formas, y teniendo como punto de referencia  Jesús, nacido de mujer (Ga,. 4.4).
    Un cristianismo (profundidad humana fontal) sin Dios (concepto o creencia) creo que es posible. Ahora bien, el proceso de individuación es el propio camino intransferible sin pertenecer obligatoriamente a ninguna “religión o sistema de creencias”.
    Gracias, Antonio por tus puntualizaciones.

  • Antonio Duato

    Jaume: (Aun no me han arreglado los técnicos el que haya dejado de funcionar el sitema de “responder” a otro comentarista. Entretanto, podemos poner al principio a quien nos dirigimos, si no es un comentario a muchos o al mismo texto de la entrada).

    Pues decía, Jaume, que bienvenida la información bibliográfica.

    Aunque en este caso sea muy conocida esa espiritualidad sin Dios. En Oriente, con la enorme tradición de religiones y en Occidente con otras filosofías y Comte-Sponville. Pero lo que se ha debatido es si es posible un cristianismo sin Dios.

    Porque lo que pretende Enrique Martínez y otros -con quienes se dicute ahora en ATRIO- es si es posible el cristianismo auténtico sin que un yo auténtico, no imaginario, se decida a seguir a un Jesús que nos revela el rostro de Dios purificado de concepciones legalistas y ritualistas, a quien “se adora en espíritu y verdad”.

    Muchos -y ahí los psicólogos sois muy importantes- nos hemos ido limpiando de ataduras dogmáticas y ritualistas que encadenaban la psiché con rigorismos y culpabilidades, pero personalmente me dejaría de sentirme cristiano si me liberara del vículo personal real que une mi persona real y responsable con la de Jesús y de Quien Él me enseño a llamar Padre. En esto nos han podido ayudar también tradiciones orientales de espiritualidad recuperadas en occidente y en la mejor Tradición mística cristiana.

    Los cristianos deberemos tener diálogo sincero con budistas, musulmanes y espirituales y no excluir a nadie de estar buscando la verdad. Pero, como nos recomendaba Gandhi, deberemos ser mejores cristianos, profundizando en lo sencial de nuestra FE personal y limpiándonos de adheridos y corrupciones. ¿No?

    En este hilo me siento muy cerca de Carlos, de Román y de Isabel. Ya lo sabéis. Pero sin impedir que otros vayan descubriendo nuevos caminos que les hagan más personas responsables, críticas y solidarias.

    Y me ha gustado mucho descubrir a personas reales como Francis S. Collins, cuyo libro y testimonio de fe comentaré más en el otro hilo.

  • Isabel

    Dice la reseña de “Espiritualidad sin Dios” que, además de ser un contrapeso al teísmo, es “una introducción a formas de pensamiento y práctica espiritual que pueden atraer a personas no interesadas en Dios.”

    Pues eso, Jaume.

     

  • Jaume PATUEL PUIG

    Peter HEEHS: Espiritualidad sin Dios. Su historia y su práctica.
    Prólogo de Francesc Torradeflot. Pp 509 si notas y bilbi9ografia. Kairós, 2021.
    Puede tal vez clarificar muchos aspectos. Desde siempre ha habido las dos corrientes de espiritualidad con/sin Dios en dialéctica.
    Me excuso del atrevimiento en dar esa bibliografía.
    Gracias

     

  • Isabel

    Cada cual sabrá a qué tanta ilusión por ocurrencias que no tienen nada nuevo.
    Si acaso nuevo lo de Martínez Lozano que no es suyo, (Wilber y otros) lo del Testigo. Llamar hipótesis científicas que abren caminos a la ocurrencia de unos señores que dicen qué somos sin más base que ellos así lo creen, bueno, ya hay que tener ganas por encontrar algo que satisfaga mejor nuestras ansias (narcisistas) de ser más de lo que somos. 

    Vi un trocito de un vídeo de Sadhguru, no pude más, donde viene a decir: cuando se habla de la pobreza de las chabolas (en India es miseria y están miles que no tienen ni chabola) no se tiene en cuenta que hace mil años muchísimos habrían sido felices de poder tener una. Ahora el sufrimiento proviene del estilo de vida, al compararnos con quien tiene una casa mejor. Solución: vive con lo que tienes sin compararte con nadie y serás feliz. Que te alimentas con un cacho pan da igual, no te compares.

    Martínez Lozano en una entrevista:

    “El sufrimiento es creado por la mente: por las lecturas o películas que nuestra mente crea, generalmente porque se está peleando con la realidad. Siempre que hay sufrimiento mental es porque estamos sosteniendo una creencia errónea. 
    Modifica la creencia y el sufrimiento se diluirá.” (A quién habla? No será a las víctimas de trata o a los refugiados en Libia)

    “La felicidad es lo que somos. Se trata de caer en la cuenta y de reconectarnos con ella. Dicho de otro modo: la felicidad no es cuestión de voluntad, sino de lugar. ¿Dónde o desde dónde me vivo? Pregunta que, a su vez, nos remite a aquella primera cuestión —el autoconocimiento— a la que antes me he referido y en la que han insistido todas las tradiciones sapienciales: ¿Qué soy yo?”

    ¿Qué somos?
    “Somos ESO que es consciente de todo ello. (historia, sentimientos, ideas, comunicación, creatividad, proyectos…) Puedo detectar sensaciones, sentimientos, pensamientos, percepciones. Todo ello son objetos que aparecen en mi campo de consciencia. Pero, ¿qué es ESO que se da cuenta de esos objetos? Solo ESO puede ser mi identidad.” (¡El Testigo! Esto es, la conciencia de sí a la que dotan de valor, de esencia real)

    “Frente a los altibajos característicos de la mente, el testigo es ecuanimidad: te permite observar los movimientos mentales y emocionales desde un lugar —nuestra verdadera identidad transpersonal— donde estás a salvo. Por decirlo con una imagen: es como si vieras una película de terror, o de tristeza, o de soledad… desde la butaca del espectador. Todo cambia por completo.”

    Es decir, qué importa lo que me pase si identificada en mi verdadero yo (una idea) veo sea lo que sea que me sucede como ajeno a mí, como una película.

    Estos dos señores moviéndose entre la resignación y los manuales de autoayuda elemental. A lo que añaden la concepción de un Ser Testigo ilusorio al que dotan de verdadera esencia. Bueno, cada cual se ilusiona con lo que quiere o puede.

  • ana rodrigo

    Isabel, cuando me dirigí a Lola hablando de que la ciencia avanza a base de hipótesis que a nadie anteriormente se le habían ocurrido, es porque Lola ha sido, (no sé si está jubilada) investigadora científica según yo le entendí en una ocasión que nos vimos. Aunque esto no fuese cierto, la teoría de las hipótesis sigue siendo válida para avanzar, para no quedarse en el mismo sitio, para explorar nuevos campos.

    Esa misma tesis la apliqué a todos los avances en cualquier terreno. Quedarse en el mismo sitio porque “siempre ha sido así” ,no conduce a ningún avance, si no más bien nos mantiene inmóviles y cerrad@s a cualquier cambio. Unas veces acertamos y otras no equivocamos,  con la posibilidad de rectificar. Lo único que inmoviliza la razón es el dogma. El diálogo, el debate, en contraste de mis ideas con las de otr@s, es sano e higiénico mentalmente.

  • M. Luisa

     

    ¿A qué nuevos dogmas se refiere el autor en este  artículo? ¿No se estará refiriendo, contrariamente,   ya que nombra a E. M. Lozano, no a nuevos dogmas, sino  a la de-construcción de los existentes   para  así precisamente allanar  el terreno y  abrirse a   nuevas posibilidades?   Pienso que esta es la empresa propuesta por estos autores  tan diversos que últimamente,  en diferentes portales,  nos dan a conocer sus teorías no-teístas,  sin embargo, estas de dogmáticas no tienen nada porque no son teorías apriorísticas y cerradas dogmáticamente  por lo que  justo ahí es por lo que a continuación se puede decir eso de que  la fe busca el entendimiento.  Ahora bien, el entendimiento se encuentra al final del camino  del conocer mismo y en este recorrido es donde se dan  y se encuentran las posibilidades para dar con él.

    Por otra parte, pienso también que en esta empresa exenta de todo dogmatismo    lo fundamental   no son las ocurrencias humanas sino la sucesión de cosas que   pasan por delante de nuestra observación.

  • Santiago

    Muy de acuerdo con Luis Troyano porque cuando perdemos de vista la Última Verdad absoluta como punto referencia de todo saber, ……entonces tenemos que inventar nuestras “verdades” y nuestros “ídolos” para que satisfagan nuestro deseos insaciables en esa búsqueda constante, …y claro está,  que por mas que fabriquemos “verdades” alejadas de la Realidad trascendente  mayores conflictos y misterios vamos a encontrar. Y cuando  queremos suprimir las verdades de la fe católica, mayores e insolubles misterios nos acechan.

    Y es lo que està pasando con los nuevos “dogmas” actuales que parten del materialismo dialéctico y científico porque  que cuando tratan de eliminar la trascendencia causal los problemas del misterio del Cosmos y del sentido de la vida aumentan proporcionalmente…. y así la “suicidalidad” juvenil y adulta , los crímenes de odio, las neurosis de ansiedad y la depresión psicótica se encuentran ahora en su maximo exponente: ni los niños, ni los adultos, ni mucho menos los ancianos encuentran ya en esta “religión fabricada” por la ideología materialista, en el artificial Nuevo Orden Mundial, ningún motivo para seguir viviendo en este mundo como no sea esperando la muerte. No hay que ir más allá, sino asomarnos a las pantallas de la TV y leer la crónica de los sucesos mundiales en los diarios. Allí encontraremos la realidad actual del mundo en que vivimos.

    Pero Dios elevó nuestra naturaleza humana  al nivel propio de participación divina para que alcanzáramos lo que es trascendente que se encuentra en El mismo y sólo el corazón humano -como bien notó el converso maniqueo Agustín de Hipona que iba de pecado en pecado y de lujuria en lujuria- solamente puede alcanzar su “paz interior” cuando reposa en Dios y por más que le demos vuelta esto va a seguir así.

    Tenemos suficiente “razón” para aprehender lo que es la Suma Verdad y por lo tanto Iñigo de Loyola nos dice que “nuestro principio y fundamento” solo se encuentra en “amar y servir a Dios”. Sólo así -en los preceptos del Amor de Dios- podemos salvarnos..ya sea por advertencia consciente o practicando la ley natural por la que amamos y practicamos el bien y evitamos el mal, aún en confuso. Porque aún en confuso sabemos lo que es  el crimen del inocente y la bondad del corazón. Son verdades inconfundibles.

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

  • Isabel

    Ana, tú sabes qué es el observador Testigo de la psicología transpersonal? Qué tiene eso de ciencia?

    Y yo que entendí que lo de Lola entrecomillado es irónico! Hum! No sé…

  • ana rodrigo

    Nota aclaratoria. No todas las ocurrencias son avances, pero sí todos los avances proceden de “ocurrencias” que antes nadie había tenido.

  • ana rodrigo

    Hola, Lola, tú mejor que nadie sabes que la ciencia avanza buscando cosas que antes no se le había ocurrido a nadie. Y lo mismo podríamos decir en cualquier avance social, los avances suelen ser cosas nuevas que antes no se le había ocurrido a nadie, sino seguiríamos en el Paleolítico inferior.

    Saludos cordiales

  • carmen

    Por cierto, he leído a Chesterton. Todas las novelas de El Padre Brown , es un clásico de la novela policiaca. Los tengo por ahí, heredados de mi padre. Era un crack en novela negra, en novela de misterio. Conocía a unos autores espectaculares. Bueno, pues el padre Brown se basaba en hechos. En hechos. De no ser así nunca hubiese sido un referente en novela policiaca. Por supuesto con un toque de ‘sabiduria humana’ que diría Miss Marple y utilizando las células grises que diría Poirot. Otros grandes detectives ingleses.

    Luego también leí un libro suyo de algo de un club. El club de algo. O de alguienes raros

    . No recuerdo, luego miraré.

    Lo que me pregunto es qué opinaría Chesterton el 17 de diciembre de 2021.

    Porque los tiempos han cambiado. Y este señor pensaba muy bien.

  • Lola Cabezudo

    Hola, Carlos. Tan claro y apuntando certeramente como siempre. Yo atribuyo a ganas de llamar la atención este afán de aportar ” lo que no se le había ocurrido a nadie antes”. Te doy toda la razón.

  • (El texto de a continuación ya lo publique en otro hilo, pero aquí de nuevo viene que ni pintado creo.)
    “Contamos con críticas al capitalismo, el consumismo, el sexismo, el racismo, el patriarcado, los negocios impulsados por la codicia, la energía derivada de los combustibles fósiles, la economía global, la explotación del medio ambiente, el calentamiento global, el militarismo, la pobreza mundial, la brecha entre ricos y pobres, el tráfico de seres humanos, la epidemia del uso y tráfico de drogas, el hambre, la sequía, las epidemias globales, la escasez de alimentos, etcétera. Casi todas estas críticas me parecen muy adecuadas, pero hay una que, aunque nunca se mencione, probablemente sea la más importante de todas: que la cultura occidental ha perdido el acceso a las fuentes del despertar. Pues, al carecer de Verdad última que guíe, a modo de Estrella Polar, nuestras acciones globales, no sabemos muy bien hacia dónde nos dirigimos. Por ello nuestra cultura suele tirar la toalla y espera a que los avances tecnológicos resuelvan todos los problemas que nos aquejan. ¿No es ese acaso el objetivo al que apunta nuestra tecnología? Confiamos en que la tecnología solucione nuestros problemas, incluidos aquellos problemas tan difíciles que ignoramos que tenemos, pero que confiamos que los ordenadores acaben desmenuzando, identificando y resolviendo, acercándonos a un cielo transhumano en la tierra. ¡Aleluya!
    Con ello no quiero decir que esté en desacuerdo con esas visiones, lo único que pasa es que son verdades relativas, realidades relativas y soluciones relativas. Todavía carecemos de una Verdad última, un despertar a una Realidad última que, como Fundamento sin fundamento del Ser, ancle y dé sentido a todas nuestras tareas relativas. Estamos lanzándonos de cabeza a la parte honda de la piscina y alentando a todo el mundo a hacer lo mismo en una especie de suicidio colectivo. ¡Y, para empeorar las cosas, estamos orgullosos de ello! Orgullosos de estar perdidos entre verdades relativas e insistiendo en la inexistencia de toda Verdad última.”

    Ken Wilber

    **********************

    Ocurre que la Verdad ultima es como un poliedro de múltiples caras o verdades limitadas. Tengo que reconocerle razón al autor del articulo en cuestión porque. En el mejor de los casos. Pero una verdad limitada se puede asemejar a un dogma.

    “Quien mucho habla mucho yerra.” Pero desde la verdad limitada se puede apuntar hacia la Verdad ultima.

    ¿Nuevos dogmas? Si… de lo que se trata es de si están bien encaminados o no hacia esta Verdad ultima. Todos los aspectos inherentes a la vida humana son facetas del Poliedro-Misterio y todas, como limaduras de hierro en torno a un imán se han de circunscribir en torno a este imán. Otra cosa es locura y desvarío. Y así estamos globalmente. Desvariando. Culpo al cristianismo de nuestro extravío occidental. Pero este es un tema que he expuesto sobradamente considero, en este foro de Atrio.

    Escribí un libro que está en Amazon. “Del Loto y del Fango” entre otras cosas propugnaba una síntesis de las tradiciones espirituales transformativas. Con esto conseguiríamos una espiritualidad genérica global. Algo similar a la Declaración Universal de Derechos humanos. o sea, una Verdad ultima global.
    Lamento coincidir con esto de la espiritualidad genérica, con los jesuitas, pues creo que esto es lo que tienen in mente. Pero los jesuitas no son “santos de mi devoción.”

    Creo en un Nuevo Orden Mundial. Pero… este se establecerá entre nosotros, a pesar del proceder diabólico de quienes pretenden un orden diabólico impuesto en función del miedo y la manipulación vía medios de comunicación controlados.

    Igual que imperceptiblemente en día nace de la noche y después de una terrible depuración. Cuando queramos acordar, estaremos en un Nuevo Mundo y el Nuevo Orden será natural.

    Nada, ni los diabólicos, pueden contener la fuerza arrolladora de la naturaleza hija del Misterio. confío en no equivocarme. Lo mío es un deseo con probabilidades.

    Al final, la luz siempre gana…

  • carmen

    Pues fíjense. Creo que he cerrado el tema en mi cabeza. Después de ver el vídeo que colgó Antonio Duato, moderador de este blog, del señor José María Vigil, cuando vi cómo se dirigía a un grupo de universitarios, pensé: madre mía, lo que hubiese dado yo por oír esto mismo hace cincuenta años, cuando tenía 18… La de desconciertos que me habría ahorrado.

    Porque no todos pensamos igual, porque todos tenemos derecho a pensar y por supuesto cada organización tiene derecho a poner sus normas. Y no creo que nadie sea mejor que nadie por pensar unas cosas u otras.

    Y si no te gusta, pues te vas. Eso es lo que hemos hecho muchas personas. Es tan sencillo como eso.

     

  • Carlos. Tienes mi dirección de email. Que yo no te di…
    Si no sabes de que hablo, envíame un mensaje que te refrescaré la memoria.

  • Isidoro García

    “Algunos autores, que defienden la necesidad de recuperar la espiritualidad para que nuestra cultura salga de su situación mortecina actual, creen que la espiritualidad que necesitamos es una espiritualidad laica o no religiosa, (es la propuesta de Mariá Corbí, de Enrique Martínez Lozano o de Compte-Sponville, por ejemplo), que recoja lo esencial de la sabiduría religiosa, pero transcienda la expresión confesional de la espiritualidad.   

        Pero, para otros autores, sólo las religiones tienen la capacidad de generar una entrega plena del ser humano a la experiencia espiritual, y por lo tanto, las religiones, cuando están sanas, tienen una energía transformadora mucho mayor, (Habermas), que una espiritualidad laica, siempre mucho más fundamentada en la razón, que, según Habermas, no puede por sí sola generar un sentido que entusiasme y movilice.

          Por otro lado, las religiones pueden ser potencialmente más generadoras de ámbitos de comunión y fraternidad entre las personas, pues poseen y conviven, dentro de ellas, los diversos niveles de conciencia, que se pueden dar en los seres humanos, (mágico, mítico, racionalista, pluralista, transpersonal, integral…), mientras que la espiritualidad laica surge tras el nivel racionalista, y carece, por ello, de los niveles anteriores (míticos); de ahí que quienes se sitúan en estos niveles no puedan sentirse en comunión con ella, cuando no la ven como una experiencia espiritual falsa, y la combaten”. (Blog “Cristianía” – José Antonio Vázquez Mosquera).

     

    En resumen, que las religiones cuentan a su favor,  las grandes energías psicológicas que conllevan, los patrones – conciencias mágica y mítica, mientras que las espiritualidades laicas racionales, no cuentan con esos suplementos emocionales.

    Por eso creo que es un gran error, tanto querer racionalizar las religiones, cuando uno de sus grandes atractivos, es el gran regalo  emocional que consiguen al creyente.

     

    Respecto a lo de los nuevos dogmas de la nueva Psicología, leía hace poco que la Psicología es una ciencia muy rara, que está empedrada en hipótesis y más hipótesis, y solo muy lentamente, se pueden verificar mal que tal, en función de sus éxitos terapéuticos, que no son siempre claros.

    Pero claro, cuando todas las grandes Universidades cuentan con miles de estudiosos psicólogos, que editan al año miles de libros, borrarlo todo, metiéndolo en el saco de “nuevos dogmas, como los demás”, me parece un poco fuerte.

    Queda mucho por aprender en el tema, pero borrarlo todo de un plumazo, para salvar la psicología greco-romana, es un poco meter la cabeza en la arena.

    Todo lo dicho, con el mayor respeto y estima personal que te tengo Carlos.

  • Román Díaz Ayala

    Los comentarios apuntan a varias cosas y el artículo de Carlos no es una denuncia en nombre de la inteligencia a mantener nuestra fe religiosa, no es apología, sino que quiere poner en evidencia la incongruencia de los dogmatismos que se han instalados para sustituir a otros. Se quiere instalar una a modo de nueva Ilustración  que borre lo que todavía se concibe como  “Ancien Regime”.

    Que estamos inmersos en una guerra cultural no ofrece ninguna duda. Y no me refiero a quienes estamos en torno a Atrio, no nos miremos el ombligo. Es a  nivel civilizatorio, lo que precede a un nuevo orden mundial. La fe y la creencia en la ciencia, en la economía, en las disciplinas positivas y en la tecnología  que pretenden sustituir las creencias religiosas y que la inmanencia borre todo rasgo de trascendencia. Todo en nombre de esa nueva fe, que ya no es en el hombre como en el Siglo de las Luces, sino en la Humanidad.

    Podríamos ahondar más pero estaríamos haciendo un flaco favor a Carlos y sus intenciones con la que escribió este artículo que vuelvo a catalogar de valiente. Los rechazos observables no son en nombre de la razón y la lógica, sino por motivos ideológicos.

  • Carlos

    Parece que a Luis Troyano no le caigo muy bien pero eso debería ser irrelevante a la hora de un debate en el que sobran descalificaciones personales (¿qué significa eso de las vestiduras malolientes…?)

    Sin duda hablo de nuevos dognas pero no peyorativamente. Es que hablo de formulaciones que creo que son dogmas y que por supuesto son nuevos. Nada más.

    Es posible que no llegue a la altura del zapato de Enrique Martínez Lozano pero no estamos hablando de eso. Para mí decir que el yo es ilusorio (contra yoda evidencia) es un dogma (nuevo)

    En cuanto a fray Marcos, sostener que todas nuestaras expectativas están ya cumplidas sin limitación es nuevo un dogma contradicho por la experiencia de miles de millones de personas.

    Así pues, sin saber qué significa esa frase de “no harías esas porquerías que tú y yo sabemos”, cierro afirmándome en mi idea de que prefiero los viejos dogmas bien vividos.

     

  • ana rodrigo

    La RAE, define como dogma, “Punto esencial de una religión, una doctrina o un sistema de pensamiento que se tiene por cierto y que no puede ponerse en duda dentro de un sistema”

    El pensamiento es tan complejo como cabezas pensantes hay en el mundo (ya lo dije el otro día). Existen opiniones, ideas, reflexiones, afirmaciones, negaciones, y un sin fin de etcéteras.

    Las cosas no son blancas o negras, dice el autor:La verdad, ante la oferta de estos nuevos dogmas prefiero quedarme con los antiguos.” También dice:  Los nuevos dogmas son para mí irracionales. (Yo diría: pues anda que los antiguos…..)

    Tampoco es eso, entre el blanco y el negro hay infinidad de colores y de matices para seguir hacia adelante,

    En la Iglesia católica, los dogmas son afirmaciones categóricas, y excluyentes para quienes no los crean. Los que Carlos llama nuevos dogmas actuales, no son dogmas, son opiniones que no obligan ni excluyen a nadie, y los dice un particular (no una institución) y si no interesan, cada cual seguirá buscando aquello que le ayude a vivir racionalmente.

    A mí no me gustan ningún dogma, especialmente los religiosos, porque cierran todas las puertas a la razón propia. La rigidez absoluta en cuestiones de pensamiento, como única verdad, es un atentado a la razón de l@s demás.

     

     

  • Jaume PATUEL PUIG

    Isabel, al tomar caminos distintos que no son los de antes, no es ni mucho menos superioridad. De lo contrario pasaría de ellos y con ellos dialogamos. No voy o vamos por delante, si fuera así, mal iría o iríamos. Es otro camino que entiendo no debe ser “condenado”. Lo especifico porque no quiere dar a entender que vamos por delante. Ese contenido no está en el texto. Sí es otro camino que en “tiempos difíciles” responde mejor a nuestra búsqueda. Y podemos estar equivocado. Y todo mapa debe poderse dialogar y no imponer. Esta es mi sencilla opinión, dicha con mucha amorosidad. Y gracias por tu comentario, Isabel.

  • Isabel

    El comentario de Luis Troyano es inaceptable por donde se mire.

    Realmente de nada le sirven sus “espiritualidades”. Pero qué se va a esperar del seguidor de un cantamañanas embaucador como Sadhguru..

  • En un poema suyo, A. Machado dice así: “Castilla miserable, ayer dominadora, envuelta en sus harapos, desprecia cuanto ignora.”

    Hay todavía, cada vez menos, gente que se envuelve en ropajes “de misa” raídos y malolientes que solo les sirven a esta gente “tradicionalista”. Y desprecian lo que peyorativamente denominan “nuevos dogmas”.

    “Todo el que te prometa una salvación para mañana o para después de la muerte te está engañando” (Fray Marcos, dominico). Por ejemplo, Jesucristo.”

    Chapeau por fray Marcos. El infierno o la gloria nos lo trabajamos aquí en este valle de lagrimas. Mas allá de la muerte, lo que sea, es una incógnita. El clero “tiene mucha tierra en la Habana” te promete como si supiera que tras la muerte, serás recompensado o castigado. Esto es un engaño propio de una secta peligrosa. Además lo que tenemos son unos libros antiguos llamados evangelios. A saber quienes escribieron esos libros, y a saber incluso si existió un hombre de nombre Jesús.
    Según lo veo yo personalmente, nos engaña quienes escribieran los evangelios, no un hipotético Jesús.

     “Meditación es, por tanto, un estado sin yo. Lo cual resulta plenamente coherente: dado que el yo es solo un pensamiento” (Enrique Martínez Lozano). No: el yo no es sólo un pensamiento, es historia, sentimientos, ideas, comunicación, creatividad, proyecto…

    Para descalificar quien no le llega ni a la altura del zapato a Enrique Martínez Lozano primero debe empaparse de su obra y labor. No sacar de contexto algo que falazmente se considera dogmático porque no se tiene ni zorra idea de que habla un ex sacerdote católico que quizá si nos enseña lo que nos enseña, es porque ha evolucionado y ha dejado atrás las hostias.

    Dime Carlos F. Barberá. ¿Quién eres tu?. Los datos que me des de ti, no eres tu. Son datos de un minúsculo fragmento de vida desarrollándose en el mundo. Pensamiento y memoria.

    Si fueras vida pura, con el yo trascendido hacia un nivel de consciencia mas amplio pero con ese yo a su vez integrado. No harías alguna suciedad que tu y yo sabemos…

  • Isabel

    Jaume, no dudo que seas respetuoso o que quieras serlo, pero el caso es que con tu “Respeto.. ..a los que AÚN lo ven como antes” estás dando a entender que tú vas por delante, que conoces el nuevo mapa a seguir, no como los otros que todavía no ven bien.

    Además de que das por supuesto que llegará, que todos veremos. Me parece erigirse en una posición de superioridad.

     

  • Isabel

    Nunca he visto a Carlos ni a nadie aquí de quienes defienden su misma creencia hacer estos desprecios de acusar a los otros de no saber, de tener “una psicología de la señorita Pepis”, como sí hacen los defensores de lo no dogmático, (en los demás) pretendidos buenos relatores de otras creencias imposibles de demostrar.

    De manera tan sencilla, para mí toca Carlos el tema esencial. Si mi yo es un pensamiento, si no soy capaz de elevarme a Testigo, si tengo angustia y miedo porque no estoy en “mi verdadero ser”, es fácil llamar demagogo a quien hace alusión a las injusticias.
    Los desgraciados que busquen su verdadero ser. Qué bonito queda esto desde el sillón de mi calentita casa con pensión asegurada y si no me parece bonito, igual es que tampoco yo estoy en mi verdadero ser.. Pues desde mi no ser, no hay mayor barrizal que andar por las nubes buscando creencias etéreas supuestamente evolucionadas y superiores para tranquilizarnos por nuestra incapacidad para resolver los problemas de carne y hueso.

  • Roman Díaz Ayala

    Para evitar malos entendidos.

    Cuando yo hablaba  de los dogmas e n  vigor he estado pensando en los nuevosdogmas instalados rn la vida ciudadana en general. Se srrojan ala cara desde cualquier  tribuna. Basts asomarse a las sesiones del Congreso y a las manifestaciones de los cargos publicos y quienes  hacen de portavoces de los partidos .

    Hubo unos años cuando se decia que habia una izquierda  muy dogmática  ¡ Y nació  Izquierda Unida!!

    Ahora hay una muy derecha y muy dogmatica pero le corean en las redes.

    Vivimos tiempos difíciles

  • Isidoro García

    Hay enunciados que son incomprensibles, y no por ello, necesariamente son irracionales.

    Entre el enunciado de un teorema matemático, y su comprensión verdadera, está la demostración, que a veces es larga y farragosa.

    Y esta demostración es “el relato”, que muchas veces se omite.

    Por ejemplo: Si yo digo que estoy sentado en lo alto de un peral, comiendo higos, suena extraño. ¿Acaso los perales dan higos? ¿Es que he utilizado poderes milagrosos y he transmutado las peras en higos?. Raro, muy raro, como decía el padre de Julio Iglesias.

    Es que falta “el relato”. Esta mañana he ido a la frutería, he comprado un kilo de higos, y me los estoy comiendo, sentado en una rama del peral de mi patio.

    En los dogmas, falta el relato. Lo malo es que el relato debe ser siempre inculturado, para que se entienda.

    Nuestro mundo es nuestro lenguaje, y el “lenguaje”, aparte del idioma en que se habla, es la cosmovisión que se tiene, cosmovisión, que se compone de conocimientos y creencias sobre la realidad del Cosmos.

    Esa cosmovisión, incluye, que imagen te-nemos de “Dios”, qué imagen tenemos del humano, y de su organización mental, y que imagen tenemos del resto del Universo.

     

    La Academia de Platón, ponía en la puerta: “No entrar, sin saber Geometría”. Y es que el conocimiento es piramidal, se va apoyando unos conocimientos en otros. Por eso en la escuela, antes de estar en 8º, hay que estar en 1º, 2º, etc.

    Mientras subes por la escalera del saber, vas modificando paulatinamente tu cosmovisión, afinándola, y acercándonos un poco más, a la Realidad del Universo.

    Es como si imaginemos un miope con 20 dioptrías, que por alguna causa, no se le pueden poner las gafas de esa medida. Primero va con las de 2, al mes siguiente con las de 4,  al siguiente con la de 6…

    Hasta que llegue a colocarse las de 20 dioptrías, y cada vez lo irá viendo todo mas claro.

     

    Todo esto viene  a cuento, de que no es prudente, juzgar de lo que no se conoce bien. Y eso lo hacemos todos, y yo el primero. Porque en puridad, hasta que no supiéramos de todo, no deberíamos abrir la boca.

    Pero entonces el mutismo sería total, y perderíamos la riqueza que nos da el hablar o escribir, que es consustancial con el pensar.

    La vida está llena de contradicciones, que hay que ir negociando. Si solo escribiéramos de lo que ya sabemos, la vida sería muy aburrida, como debe ser aburrida la vida de los escritores de enciclopedias y libros de texto.

    La creatividad, es afrontar lo que no cono-cemos, e intentar llegar a conocerlo, y esa es una de las grandezas del humano.

     

    Cuando se habla de lo que no se sabe, o se cuenta con una psicología de la Señorita Pepis, se nota mucho, y se queda uno con el culo al aire.

    Y como intuitivamente somos conscientes de ello, aparecen los mecanismos defensivos del ego, y de la autoestima,  que se suelen articular en un desprecio al saber de los demás, una cierta matonería y ridiculización del oponente, y en casos, una apelación a la demagogia mas evidente.

    Lamento decirlo, pero de todo esto es un claro ejemplo, los cuatro puntos del final del artículo de Carlos.

    Amigo Carlos, y de rebote Román, la defensa razonable y honesta de la fe, no pasa por estos barrizales.

     

  • Jaume PATUEL PUIG

    Hay algo que me impacta e intuyo, en diversos comentarios anteriores y de otros artículos, una cierta superioridad y tal vez “desprecio” a los que van por otro camino nuevo y distinto. A mi me duele, personalmente. Ya que saco el sombrero y no pierdo la cabeza puesto que “fides” me pide “Intel.lectum”. I como la fe-confianza básica es dinámica me empuja a expresarlo de forma diferente: Si el territorio se mueve, cambia debo modificar el mapa. Pero curioso, esa nueva modificación me pìde más que nunca. RESPETO A LA DIFERENCIA COMO A LOS QUE AÚN LO VEN COMO ANTES.
    NOLITE JUDICARE ANTE TEMPUS….
    Y buen natus o nacimiento: FELIZNAVIDAD.

     

  • Roman Díaz Ayala

    ¡Bien por Carlos¡

    La prueba de lo que afirmas son los denodados  esfuerzos de los gurús  de turno por considernos imbéciles. No es que lo hagan con énfasis, sino igual que quien maneja una ametralladora,  campaña y tras campaña.disparando sobre todo lo que se mueve.

     

Responder a carmen Cancelar comentario