INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6369 Artículos. - 99636 Comentarios.

Gabriel Boric, el exlíder estudiantil elegido presidente de Chile

Gabriel Boric, durante una entrevista con AFP en Santiago, el 28 de octubre de 2021. (MARTIN BERNETTI / AFP).

Ecologista, feminista y crítico acérrimo del modelo neoliberal instalado durante la dictadura militar y consolidado luego en la transición

Por Guido Vassallo | Página 12 | 20-12- 2021

“Si Chile fue la cuna del neoliberalismo en Latinoamérica, también será su tumba”. Las palabras de Gabriel Boric sonaban muy lejanas en el mes de julio, cuando fue proclamado como candidato y aún debía superar al favorito en la interna de la izquierda, Daniel Jadue. Pero a fuerza de una campaña inteligente y cercana a la ciudadanía, el dirigente de 35 años neutralizó uno a uno los ataques de su rival, el ultraderechista José Antonio Kast, hasta convertirse en el presidente más votado y el más joven en la historia del país trasandino.

Boric fue uno de los principales protagonistas de la llamada “revolución de los pingüinos”, la rebelión estudiantil chilena que en 2006 exigía educación gratuita y de calidad y marcó las primeras grietas en el modelo chileno. Su posterior paso como diputado por la región de Magallanes probablemente le haya enseñado a no dejarse llevar por los impulsos y a tener cintura política para tejer alianzas con otros sectores.

Parte de esa “madurez” también pudo verse durante la campaña presidencial, ya que a medida que pasaron las semanas Boric fue moderando su discurso para meterse en el bolsillo al electorado de centro y a los votantes indecisos que dudaban de un candidato al que constantemente le marcaban su inexperiencia en el poder. Ecologista, feminista y crítico acérrimo del modelo neoliberal instalado durante la dictadura militar (1973-1990) y consolidado luego en la transición, Boric fue también quien ofreció la agenda más profunda de cambios.

Sus inicios en la militancia estudiantil

Boric nació el 11 de febrero de 1986 en la ciudad austral de Punta Arenas, tres mil kilómetros al sur de Santiago, en el seno de una familia de clase media de bisabuelos croatas y catalanes. Es el mayor de tres hermanos y emigró a Santiago para estudiar derecho en la Universidad de Chile. Lector ávido, dice que se relaja leyendo libros de poesía y de historia. Soltero y sin hijos, está en pareja hace casi tres años con la politóloga Irina Karamanos.

Su vínculo con el mundo político se inició en la universidad, donde ingresó al colectivo Izquierda Autónoma. En 2008 fue electo consejero de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) y en 2010 fue presidente del Centro de Estudiantes de Derecho de esa misma casa de estudios. En 2011, los tres máximos referentes de la rebelión estudiantil de 2006 (Camila Vallejo, Giorgio Jackson y Boric) decidieron ir como candidatos a diputados, los dos primeros por la coalición Nueva Mayoría, liderada por la expresidenta Michelle Bachellet, y Boric por fuera, como militante de Izquierda Autónoma.

El desembarco en la política

Ya ocupando una banca como diputado, Boric fundó en 2016 el Movimiento Autonomista con el objetivo de renovar a la izquierda doctrinaria chilena y acelerar el surgimiento de una alternativa por fuera de las dos coaliciones que hegemonizaban el sistema político y gobernaron durante todo el período posdictadura. Para descalificarlo, los sectores más conservadores y derechistas lo tildan de “comunista”. Además suelen echarle en cara, tal como ocurrió en el último debate presidencial con el derrotado Kast, el encuentro que mantuvo en 2018 con Ricardo Palma Salamanca, condenado por el asesinato del exsenador conservador Jaime Guzmán, ideólogo de la actual Constitución.

“Nuestra generación irrumpe en política el 2011 despercudiéndose un poco de los miedos que había generado la dictadura y los pactos de la transición”, dijo Boric en una entrevista antes de la primera vuelta. Aludía de esa forma a la Concertación, la coalición de centroizquierda que desde 1990 gobernó buena parte de los 31 años de democracia chilena, y que hoy luce desprestigiada como reflejo de la gran crisis de confianza institucional. Sin embargo Boric, sabiendo que debía nutrir su piso de votos, eligió mostrarse más cercano a la centroizquierda tradicional y consiguió a cambio el valioso apoyo de los expresidentes Ricardo Lagos y Michelle Bachelet.

Propuestas de gobierno

Para las primarias presidenciales de este año Boric compitió contra el favorito Jadue y, contra todos los pronósticos, se impuso con más de 20 puntos porcentuales de diferencia convirtiéndose en el candidato más votado de las primarias de todas las fuerzas. Luego llegó la primera vuelta, a esta altura anecdótica, en la que Kast se alzó con el 27,9 por ciento de los votos frente al 25,8 por ciento de Boric.

Su campaña de cara al ballotage estuvo enfocada en la ampliación de derechos, la descentralización del país, el ambientalismo, el fin de la herencia institucional de la dictadura y el respeto a los pueblos originarios, muchos de los reclamos centrales del estallido social de 2019 y de la actual agenda de la Convención Constituyente.

Boric propone un cambio de modelo basado en el Estado de Bienestar de los países europeos, al considerar que el actual modelo chileno está “absolutamente estancado”. “Un Estado de Bienestar para que todos tengan los mismos derechos, sin importar cuánta plata tienen en la billetera“, señaló recientemente en una entrevista. Y días atrás, en su cierre de campaña en el Parque Almagro de Santiago, dejó un anticipo de lo que será su gestión: “Es difícil hablar de la primera cosa que vamos a hacer si llegamos al gobierno, pero de lo que sí tenemos certeza es que ese día no entramos solos, con nosotros entra el pueblo“.

7 comentarios

  • Olga Larrzabal

    Desde Chile, agradezco el comentario de Juan Vinagre al que me hago eco. En esta época de graves problemas de la economía, el aire de los tiempos en Chile es el cambio total y la reivindicación de muchas heridas culturales, que no necesariamente tienen vinculación con el cambio político y que no se van a lograr cambiando la Constitución.

    La ilusión de cambiarlo todo, rápido, choca un poco con la realidad, que no va a permitir esos cambios, ya que el nuevo gobierno no tiene mayoría en el Parlamento, y hay que sentarse a negociar.

    Además muchos de los gestos culturales, como elegir una  mujer de etnia Mapuche como presidenta de los primeros tiempos de la Convención que está diseñando una nueva Constitución, es un gesto vistoso para el público e inofensivo.  Más problemático es que la Convención vote por un Chile Plurinacional, no habiendo bases reales para tal denominación.  Los Mapuche no representan ni el 5% de la población,  y todas las injusticias de haberlos anexado y haber expropiado la mayoría de sus tierras en una provincia del sur, tiene que ser reivindicado a través de otras vías, ya que no se puede desmantelar la realidad existente debilitando la territorialidad del país.Exención de impuestos, inversión en educación, respeto a sus tradiciones culturales religiosas, etc Pero no podemos volver a antes de 1492, porque el resto de los chilenos, mestizos como somos todos en algún grado, y las mujeres, también necesitamos reivindicaciones que van a costar mucho dinero y somos la mayoría que vota por los cambios.  Curiosamente en la Araucanía que es territorio mapuche, siempre gana la derecha conservadora, cuyos miembros son los dueños de las empresas forestales que interfieren con las tierras de cultivo mapuche.  Además en ese territorio reinan los narcotraficantes y los ladrones de madera, negocio muy lucrativo.  Y todo este conjunto ha sido bastante inmanejable.

     

    • mª pilar

      ¡Gracias Olga!

      Ponernos al corriente de como está Chile ante el nuevo gobierno!

      Para mí, es muy importante tener noticias desde el lugar, y de una persona que conocemos su trayectoria.

      Gracias Olga, un abrazo muy entrañable.

  • Juan A. Vinagre

    Solo un deseo de buen-mejor Año Nuevo para América latina, a propósito de la elección de Boric como Presidente-Servidor de Chile.   Digo presidente-servidor, porque ése -a mi juicio- debe ser el papel-función de quien esté al frente de un pueblo. Servir al pueblo, a todo el pueblo; no en primer lugar a oligarquías y sus intereses particulares… Ejercer el poder para servir a todo el pueblo -empezando en lo posible por los más olvidados, por los que viven en miseria- es el mayor honor que honestamente cabe imaginar. El-la más grande es quien mejor sirve a todos, no quien se sirve o se vende…

    Pero al elaborar el programa político de desarrollo y progreso, el presidente- servidor y su equipo deben ser también realistas… (no solo ilustrados en libros). aunque esto a veces suponga un ritmo algo más lento de desarrollo del programa.  El poder real no es amigo de servir, sino de que le sirvan… Por eso el poder-servidor no debe dejarse llevar por impulsos o sueños de una noche de verano…   Y, por su parte, el pueblo, que con razón sueña y espera, también debe ser realista y no exigir tanta prisa, que descarrile el proyecto… No debe olvidarse de que hay lobos al acecho…              Con esta reflexión no deseo echar un jarro de agua fría a la esperanza, sino invitar a ser “listos y prudentes”. Los cambios rápidos y radicales no suelen ser sólidos… Frecuentemente dan lugar a involuciones…

    Termino deseando que los nuevos políticos servidores sean lúcidos y honestos…, y que no caigan fácilmente en la tentación de los regalos… Tentación que “sufrirán”…

  • Eduardo

    Felicidades al pueblo chileno por el triunfo electoral de Boric. Un gobierno mas al lado del pueblo en América Latina. Ahora a enfrentar los difíciles retos que se le presentan.

  • mª pilar

    Una gran alegría para Chile y toda Sudamérica, y en especial para mí; porque les quiero y cuando salen a la calle:

    ¡Salen con tal fuerza, que pueden cambiar el mundo!

    Como les admiro y …¿envidio?…suena mal; pero por estos lares, como nos comparte el Sr. Revuelta, estamos dormidos los que nos inclinamos hacia la izquierda, ya, que parece estar creciendo la “ultra derecha” con todo lo que ella arrastra.

    ¿Por qué estamos tan dormidos, que dejamos en manos tan tremendas nuestro futuro?

    Este país siempre de extremo a extremo, sin pensar, solo dejamos que nuestras divisiones las “manejen” otras personas, sin ver, que ellos solo buscan, su propio interés a cualquier precio.

    ¿Cuándo seremos dueñ@s de nuestro saber y conocer, para que este mundo se rija con sentido de justicia y equidad?

    ¡Tocan a despertar!

    No ha nuestras desavenencias, sino ha nuestro sentido común  y bien hacer.

  • Alberto Revuelta Lucerga

    Pues tres noticias para hoy, como los cupones de los ciegos cuando era chico. 1/ Gabriel Bóric, del Frente Amplió &Partido Comunista ha ganado las elecciones presidenciales en Chile y obtenido 11 puntos porcentuales por encima del candidato de extrema derecha. Este caballero reconoció de inmediato su derrota y felicitó al vencedor. Como la ACA de acá (Abascal – Casado – Arrimadas). 2/ Mañueco ha convocado elecciones a las Cortes castellano leonesas para el 13 de febrero, destituyendo a los jinetes del Apocalipsis de Ciudadanos. Casado copia con Mañueco el golpe de mano de Diaz Ayuso en Madrid Región. En el territorio regido por Mañueco VOX obtuvo 230.743 votos el 10 de noviembre de 2019. Previsiones hay de que puede triplicar la cifra en febrero. La Beltraneja  deambula por Berrueces y Matilla de los Caños.  3/ El conseller de Interior , apellidado Elena, ha cesado al mayor Trapero como jefe de la Policia Autonómica de Cataluña. El asunto de fondo: las declaraciones en sede judicial y en los medios de comunicación del  ahora cesado en las que dejó claro que si los jueces le hubiera mandado detener al gobierno de Puigdemont en 2017, hubiera obedecido al ejercer funciones de policía judicial. Elena ha nombrado a Estela, más próximo a los actuales rectores del govern. Pero si los jueces le ordenaran u ordenasen, un suponer, detener a un gobierno díscolo en Cataluña, lo haría. El Estado, y la Administración de Justicia lo integra y lo sostiene, no se anda con bromas, ni ideológicas ni de novelas negras. Basta ver lo ocurrido con PP y PSOE en el Tribunal Constitucional. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

  • Gonzalo Haya

    Una gran esperanza para Chile y para toda Sudamérica. Destaco el cambio del sistema sanitario basado actualmente en el nivel económico de los afectados, y el prometido respeto a los derechos de los pueblos originarios.

Responder a Olga Larrzabal Cancelar comentario