INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6371 Artículos. - 99648 Comentarios.

La Cañada Real: llegó el frío. ¿Solidaridad o indiferencia?

Una vez más Nacho nos invita a hacer las pequeñas revoluciones desde lo concreto creando esa contracultura de unos ciudadanos que se aprovechan de lo más moderno para derribar a los gigantes del sitema. AD.

Podríamos pensar que la multinacional Naturgy es insensible por cortar el suministro eléctrico al sector VI de la Cañada Real, y sería cierto. Podríamos pensar que la Comunidad de Madrid es la responsable directa de exigir el restablecimiento de dicho suministro, y sería cierto. Podríamos pensar que el gobierno español lanza balones al córner ante la denuncia de la propia ONU, y sería cierto.

Pero también sería cierto pensar en la vergüenza ante una sociedad que, en su inmensa mayoría, se muestra absolutamente indiferente por el hecho de que unas 4000 personas, el 45% de ellas niños, están totalmente ignoradas por una ciudadanía que sigue consumiendo sus varias horas diarias de televisión e internet, y que las navidades que se avecinan se darán a la comida y a la bebida sin freno ni indiferencia, en recuerdo del carpintero judío que predicó la sencillez y la solidaridad.

¿Alguien se ha parado a pensar en el sufrimiento innecesario, sin luz y sometidos a temperaturas bajo cero, de 1800 de niños, que apenas pueden estudiar? ¿Y en los ancianos y enfermos? ¿Y en la pérdida de al menos una vida humana, y más que se pueden producir, y que ya se han anunciado?

¿Qué podemos hacer los ciudadanos de a pie? Quien quiere hacer algo, con dos manos le basta. Quien no quiere hacer algo, con una excusa le sobra. Los vecinos del sector VI, los que padecen el corte de luz, se han organizado en la Plataforma Cívica de apoyo a la Luz en Cañada Real (https://www.plataformaluz.com/), y articulados mediante las redes sociales (https://twitter.com/plataformaluzcr), presentan tres exigencias: luz, contrato y mesa de seguimiento. Es decir, que se restablezca el suministro de electricidad, que les permitan acceder a los contratos que regularicen su situación, y que se vele por el cumplimiento de estas exigencias, justas, factibles y técnicamente sencillas.

Quien quiere hacer algo, decíamos, con dos manos le basta. Con ellas puede difundir la reivindicación o firmar la adhesión a la causa, solo con entrar en su página web, cuyo link se encuentra en el párrafo anterior. Si así hacemos, se demostrará que la izquierda se preocupa por la justicia social, que la derecha tiene razón al estar orgullosa de ser española, o que los cristianos aplican aquello de tuve “hambre y me diste de comer”.

Para que la Naturgy, la Comunidad de Madrid y el Gobierno de España puedan atropellar de este modo a estas 4000 personas (1.800 de ellos niños) se necesita del silencio cómplice de nosotros, ciudadanos de a pie. Esa es una mala noticia. Pero demos la vuelta al argumento. Si nosotros, ciudadanos de a pie reaccionamos y apoyamos las reivindicaciones, tanto la Naturgy, la Comunidad de Madrid, como el Gobierno de España tendrán que satisfacer tales reivindicaciones. Esa es una buena noticia.

Y es que muchas pequeñas acciones, ejercidas por muchas pequeñas personas, en muchos pequeños lugares, puede dar pie a grandes cosas. Y creo obvio que es grande que un solo niño del sector VI de la Cañada Real pueda mañana mismo encender la calefacción, prender una bombilla o conectarse a la red para poder hacer la tarea. Más grande que el Real Madrid gane la liga, o que la selección española el mundial.

8 comentarios

  • Nacho Dueñas

    Ana, tienes razón en lo que me dices. Javier, ¿acaso hay gobierno de izquierdas en España? ¿No es acaso el PSOE el que está en el poder? Y con respecto a Unidas Podemos con socio, es un caso de libro de domesticación por absorción, a cambio de concesiones sociales que probablemente se hubiesen hecho sin tal socio de gobierno.

  • ana rodrigo

    Hola, Nacho, tu iniciativa de visibilizar y denunciar en la calle las injusticias, como es el caso de la Cañada Real, pero, por parte atrio, la realidad nos dice que la edad media de quienes participamos en atrio ya no estamos para esos trotes. Creo que la inmensa mayoría de l@s intervinientes en atrio traemos una trayectoria de militancia activa no sólo a nivel teórico en otra edad, pero, yo hablo por mi y las limitaciones que me pone la edad (voy a cumplir 80) ya lo dejo para la juventud y centro mi compromiso en la denuncia verbal y en mi entorno más próximo.

    Un abrazo

  • Javiierpelaez

    Tiene razón Osoro esto habría que tratarlo como una emergencia o calamidad…Pero claro es que esto no es vistoso ni da votos…Que hay un volcán se manda a la UME,…Se me ocurren mil maneras resolver esto,si no prevalecerá la tesis del realojamiento que lleva sus cauces y su tiempo y esto es una urgencia…Vaya mierda de gobierno de izdas que tenemos…No sólo porque a Naturgy que me suministra a mí tb la energía eléctrica se le podría leer la cartilla…Os digo esto no es vistoso y no da votos…Pero si un gobierno de izdas no sirve para arreglar esto para qué sirve?

  • Nacho Dueñas

    ¿Y si desde Atrio surge un grupito para organizar algo como protesta (una mani desde sol hasta allá, o semejante)?

    Si la idea cunde, yo me sumo. ¿Quién se anima?

  • Juan A. Vinagre

    Tampoco yo quiero ser cómplice con mi silencio o pasando de largo ante esa situación de La Cañada, que de real no tiene nada.  En La Cañada hace falta uno o acaso muchos buenos samaritanos. Naturgy y/o los gobiernos correspondientes parece que pasan demasiado de largo… (Y lo peor es si algunos de ellos van a misa.) Pero tampoco quiero olvidarme de esos pícaros y sucios intereses que, a la sombra de chabolas y miseria, utilizan la luz fraudulentamente para esos negocios que crecen aprovechándose de la fragilidad humana…  A éstos quizá Jesús les diría: ¡Ay de vosotros que intoxicáis, y una vez despojados, dejáis tirados en el camino a los débiles, a fin de haceros ricos!

     

  • ana rodrigo

    Así es, cuando la solución no está en manos de nadie a título individual, sino en manos de organismos institucionales en los que la gente de a pie no tenemos ni voz aunque sí voto en las urnas, nos queda solamente nuestra “voz” individual, que unida a otras muchas se convierte en clamor social que evidencia estas injusticias y que, por estar localizadas en tierra de nadie, como es el caso de la Cañada Real, lo sujetos pacientes de tantas injusticias, los convertimos en “nadies”. El silencio ante tantas injusticias en nuestra proximidad o en tierras lejanas, quizá no nos convierta en los responsables de tales injusticias, pero sí en cómplices.  No solamente son actos concretos sino actitud ante la vida.

    Las denuncias explícitas y públicas, si las uniésemos, formaríamos auténticas legiones, cuyo grito, por lo menos, llevaría a visualizar y remover conciencias. Tantas ongs y tantas personas concienciadas, se convertiría en un clamor mundial.  La voz, la palabra, la denuncia, cuando no podemos hacer más por un problema, son punzadas sociales necesarias.

  • Antonio Rejas

    Naturgy, Comunidad de Madrid y gobierno de España evitad con vuestro poder que una situación de tanto sufrimiento, sobre todo para niños y ancianos, acabe ya. Es posible. Solo falta voluntad.

Responder a ana rodrigo Cancelar comentario