• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6063 Artículos. - 96289 Comentarios.

Etty Hillesum, una espiritualidad laica

             Una joven laica, judía, desarrolla en menos de tres años un proceso espiritual guiada por un psicólogo laico; pasa “del eros al agapé”, de una vida de flirteo con los amigos a ofrecerse voluntaria para un campo de concentración, y sentirse “el corazón pensante de los barracones”. Para ello, en su mochila sólo lleva la Biblia (AT y NT) y las poesías de R M Rilke.

No es muy conocida, apenas había oído hablar de ella. No está en el santoral, tampoco ella se hizo cristiana, aunque en su diario pondera los evangelios; sin embargo es un ejemplo de amor incondicional a Dios y a sus hermanos judíos, internados en un campo de exterminio.

Su temperamento jovial, extrovertido, de éxito social, va descubriendo su propia interioridad y en ella a Dios, sepultado en su corazón “bajo una capa de escombros”. Su fogoso amor humano se va elevando al amor a Dios y se siente llamada a “desenterrar a Dios” en el corazón de todos sus semejantes, especialmente de aquellos que sufren. Su instrumento es la escucha, de sí misma y de todos aquellos con quienes se relaciona o a los que presta su ayuda.

……………….

Esther Hillesum (Etty) nació en Holanda en 1914 y murió a los 29 años en el campo de exterminio de Auschwitz en 1943. Se había ofrecido voluntaria al Consejo judío para ejercer como asistenta social, y finalmente fue deportada junto con sus padres y su hermano a Auschwitz.

En su diario, y en las frecuentes cartas a sus amigos, dejó escrito el proceso espiritual que duró poco más de dos años (marzo 1941 – junio 1943). Ana Martín Echagüe en su libro “Desenterrar a Dios. El proceso espiritual de Etty Hillesum” lo describe en cinco etapas.

Ordena el caos interior mediante una sincera escucha, análisis y discernimiento de sus sentimientos y reacciones, con la ayuda y la acogida incondicional del psicólogo Julius Spier.

Consolida e integra toda su energía. Etty ha percibido “una relación personal con Dios” en su corazón, que le da una base de firmeza, y descubre que “la vida es bella y tiene sentido” incluso en sus propias renuncias y en el injusto sufrimiento de su pueblo.

Opta por una mística de ojos abiertos y rechaza las influencias y los sobornos para escapar porque desea compartir el destino común de su pueblo. Se siente “En manos de Dios”, conducida por Dios, con esta vocación particular, aunque racionalmente sea desaconsejable y ella misma no sepa por qué ha tomado esta decisión. Lo hace “como respuesta al amor de Dios”, porque desea “ayudar a Dios, que no puede actuar en el mundo”, y “darle una habitación en todos los corazones”.

            Despliega su amor, amando como ha sido amada. Ha experimentado que “Dios nos llama desde nuestras heridas” y ella quiere ser “el barracón de acogida” para todo el campamento. Quiere escuchar con cariño a todos y abrirles los ojos a la belleza del amor; porque, aun en “el infierno” del campo de concentración, “la vida es bella” cuando se vive intensamente el amor.

            Así llega aContemplar a Dios en este infierno y sentir gratitud tras el alambrado”. A pesar de la incertidumbre sobre la deportación de sus padres y de ella misma, ha descubierto “la mística de la belleza”. Contempla la belleza de las cosas dejándolas ser, reconociendo en ellas esa Presencia de la que proceden.

……………….

Todos los seres humanos, ya sea que nos consideremos religiosos o no, llevamos a Dios en nuestra conciencia; sólo necesitamos escucharle, “desenterrarle” y “contemplarle” en “la belleza” del amor.

Etty vivió siempre un amor desbordante, pero lo malbarataba; cuando supo encauzarlo a Dios, y a su pueblo, en poco tiempo alcanzó la plenitud de su espiritualidad, su entrega al servicio de los que sufren.

 

 

9 comentarios

  • El amor humano profundo, no frívolo ni trivializado, es el que un ser humano siente por otro ser. Los términos no nos los indica ni los dice Dios, puesto que nadie lo ha visto. Y ese amor es una manifestación del gran Amor. Etty supo vivirlo con honestidad y ser consciente de él y fue consciente que tenía que transformarlo, dialogando con quien lo compartía. Y ambos lo hicieron- No lo enterraron sino que lo transformaron puesto que el amor se expresa en diversos niveles:. Nada de lo que es humano, podemos desentendernos. Y fue la fuente para actuar. Pero el libro no es más que una descripción de algo que no se puede describir, pero si tal vez explicar sin ser la vivencia.

    • Carmen

      Con todos mis respetos a todos los sabios que del mundo han sido y serán. No sé si mi licenciatura en pedagogía abre suficientemente la puerta de la sabiduría y me permite opinar de este tema en concreto. Si no es así, sorry, de todas formas lo voy a hacer. Por una razón muy sencilla, como mi cabeza, y es que llevo pensándolo hace muuuucho tiempo y no me he atrevido nunca a decirlo.
      Y me apetece.

      Sabe qué creo, pienso, opino, señor Patuel? Que el único Amor que conocemos es el humano, porque somos humanos. Y ese concepto de Dios Amor tiene su origen en una idealización del Amor, de una teorización sobre el Amor. De una idea de lo que nos gustaría que fuese Dios. Estupendo. Hay tantos dioses como queramos construir. Y este es bonito para todo aquel que no le rompa los esquemas mentales porque personalmente tiene otra idea del Amor. Idea que ha construido con la base de su experiencia personal y lo que observa a su alrededor.
      Es decir, primero es experimentar el amor, cosa absolutamente sencilla, es una necesidad vital. Y posteriormente se puede hacer todo tipo de teorías hasta incluso llegar a definir a Eso que llamamos Dios, como Amor.
      Lo que me llama poderosamente la atención es que el amor humano se defina en términos religiosos cómo acabó de leer en este artículo. Algo que no se vale del todo. Algo egoísta, superfluo… Porque el Amor auténtico, el perfecto es Amor a Dios.
      Siempre me he preguntado, y por qué? No estarán hablando de sexo en vez de amor cuando hablan del amor entre humanos? Por qué es mejor y más puro el Amor que siente una persona en un arrebato místico que el que siente por sus hijos?
      Es algo que jamás he logrado entender. Si es justo la experiencia del amor humano el que nos hace pensar que Dios es Amor. No logro entender por qué entonces es limitado y egoísta e incompleto y mil cosas más.
      Por lo visto muchas personas que teorizan sobre el Amor humano y Divino , jamás han experimentado eso que llaman Amor en estado puro. Ni tan siquiera lo entienden. Pues aquí, la persona que tiene tantísimo que aprender sí lo experimentó. Se siente.
      En fin
      Me apetecía decirlo.
      Es posible que usted entienda lo que digo. O no. Ya no sé.
      Pero me apetecía decirlo. Es algo que llevo pensando mucho, mucho tiempo.
      Y …
      Un abrazo.

      • Jaume PATUEL PUIG

        Totalmente de acuerdo, Carmen. Además de explicarse muy claro….
        Hemos construido un “amor divino” desde el amor humano profundo.
        Estamos influencias por un estoicismo, platonismo y agustinismo que ha hecho esta división, pero que se va superando. Es como llamar a la venida y comprensión del epicureísmo, que se basó en el placer, no así las otras escuelas.
        Hay un libro LA BENDICIÓN ORIGINAL de Mathew Fox, Ed. Obelisco (2002) está por internet en PDF que como indica el título no tanto el PECADO ORIGINAL, como la BENDICION.
        Hay un cierto reparo, temor de reconocer el gran valor del AMOR HUMANO…de tal forma que lo proyectamos a fuera de nosotros. Cuando la raíz profunda es y está en nosotros.
        Toda nuestra vida es un aprendizaje amoroso con su espina: La rosa no existe sin las espinas, pero no me quedo en ellas. Seré prudente en la forma de cogerlas para no hacer me daño; así y todo, alguna vez nos vamos a pinchar y no por ello maldecimos la Rosa.
        Agradezco su comentario… Nada humano es ajeno al mensaje del Sabio y Maestro Jesús, como tantos otros que hubo y hay.

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    También agradezco a Gonzalo este tema, tan humano y tan sugerente: Hay distintos caminos para encontrar a Dios Padre, y para llegar a Él. Digo sugerente porque está más cerca de encontar a Dios un amor humano descontrolado, frivolizado, que un amor-culto al dios dinero-poder…, incompatible con Dios.      Etty sintió la llamada de enterrar ese amor trivializado, efímero, por el amor de verdad. Y con él encontró la vida y su sentido: Dar y darse con la conciencia de Alguien, que se da y que, pese a la oscuridad, está presente entre nosotros.  Enterrando su amor trivial, desenterró lo mejor de sí… y descubrió el mejor amor, que es más que vida. Etty nos enseña que hay una escala de valores más sólidos que los “valores” frívolos, escala de valores que no pasa… Etty nos enseña a corregir desvíos y a dar sentido más profundo a la vida.  Etty es un modelo a tener siempre muy presente en nuestra vida de cada día… Modelo que por ser fiel al amor, aceptó el martirio.     En suma, Etty es un modelo de ser humano, que conforta y eleva.

  • Una vida de una joven que al buscar ayuda a un psicólogo junguiano, mayor que ella, pero ambos en busca de lo Infinito, fue un punto de partida para que ambos trascendiesen ese amor. Conviene valorar lo humano que permite dar el salto de transcenderse y entregarse. Vale la pena la lectura. En juego entra la dignidad de todo Ser Humano.

  • Alberto Revuelta

    Gracias por presentar en sociedad atriera a esta mujer judía con empuje humano, espiritual y divino para inspirar al cabo de los años acciones de defensa humana en lugares de destrucción masiva. La asociación de la que formo parte, desarrolló en desde 1989 una actividad para poner en conocimiento de la UE y de otras instancias la situación de las gentes que vivían en Mitrovicë donde minas de plomo , clausuradas, pero en plena contaminación a sus 80.000 habitantes, al sur Del Río Ibar albaneses y al norte Serbios. Dotamos una beca para que universitarios españoles prepararan un informe que editamos e hicimos circular. La beca y la accion llevaba el nombre de Etty Hillesum. Y aún ruedan algunas de las iniciativas de nuestra acción. La figura, accion, profundidad humana y encuentro con el Eterno de esta magnífica mujer, merece ser difundida con vigor. Gracias Gonzalo por hacerlo desde aquí.

  • ana rodrigo

    Aquí tenemos un vivo ejemplo de mística real, hacia adentro y hacia afuera. Y como ella, millones y millones de personas sencillas como niñ@s se abren al amor como motor de sus vidas y de su conducta. Y eso es lo que vivió Etty. Yo conozco a muchísimas personas que ni saben de teologías y de religiones, y su ausencia de juicios y prejuicios, viven a fondo el auténtico sentido de la vida, el amor. Aquí la diversidad y el respeto a quienes viven en coherencia con su opción de vida.

    Paralela a esta realidad socio-religiosa, hay otras opciones, con la misma base de amor y coherencia que se hacen preguntas y se cuestionan si el Dios del que nos han hablado entra en los parámetros de la lógica de la que estamos dotados, la mente.

    Y esto nos lleva a investigar, con el deseable máximo sosiego (algun@s,sin embargo con bastante sufrimiento), si la infraestructura y la estructura de las religiones que han alimentado nuestra vida espiritual, necesitaría “desenterrar” (utilizo el mismo término que se usa en el texto), ese Dios cuyas imágenes nos parecen ilógicas, contradictorias, incompatibles con el Dios del bien absoluto, como: Dios omnipotente y misericordioso a la vez, cruel , político a favor de un pueblo y terrible con otros pueblos, salvador de nuestros pecados con los que nacemos ¿? y que envía a su hijo a que lo maten para salvarnos, etc. etc., con una dogmática imposible de sostener racional y razonablemente.

    A mí personalmente me rechinan las neurona al leer en el texto que “Etty “descubre que “la vida es bella y tiene sentido” incluso en sus propias renuncias y en el injusto sufrimiento de su pueblo.” A mí los campos de concentración y lo que llevan consigo, no me parece en absoluto bello, ni siquiera lo asocio al concepto vida. Es un ejemplo de que no todo es creíble.

    Y esta actitud no va en contra las personas que viven su fe en el Dios que a ellas les hace ser mejores y les da sentido a su vida, sí, a su manera, pero eso es otra cosa. Para eso está la teología y “padres tiene la santa madre iglesia que sabrán (o deberá) responderlas” Eso se nos decía en el catecismo.

    Y, como iglesia somos tod@s, haremos lo que podamos desde la base.

  • inmaculada Sans Tache

    Gonzalo gracias por esta información . Está claro que al descubrimiento del amor de Dios se llega por muchos caminos y se traduce en amor y compasión por nuestros semejantes. Me gustaría que la Iglesia llegase a proclamar santas a tantas personas aunque no fueran católicas pero que han demostrado un profundo amor a Dios y a los hombres.

Responder a Carmen Cancelar comentario