• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6005 Artículos. - 95616 Comentarios.

De Norte a Sur de América

Esta madrugada me he despertado oyendo en la CADENASER dos testimonios de opresión de los indígenas en los extremos de América. A pesar de las dificultades se está realmente progresando en liberación de los oprimidos. Y la responsabilidad de la Iglesia institucional en los procesos de opresión y represión de los pueblos originarios aún no ha sido asumida ni se ha pedido perdón ni se han ofrecido reparaciones. ¿Es posible en estas situaciones hablar solo de que la Iglesia debe ser instrumento de reconciliación? ¿Hay que olvidar las injusticias anteriores para no resucitar violencia? Esto tiene también hoy actualidad en España…

  • La voz de Geraldine, una superviviente de los niños arrancados a sus familias y torturados por el gobierno canadiense con la colaboración de religiosos y religiosas católicos. Fue un genocidio que algunos califican de cultural que intentaba acabar con los pueblos indígenas. Si tienes una media hora no dejes de oír este testimonio: Testimonio de una superviviente del Genocidio cultural de Canadá   Hoy una comisión de la verdad ha descubierto miles de tumbas clandestinas de niños que habían sido arrancados a su familia y que no resistieron las condiciones que narra Geraldine. Y la Iglesia Católica, colaboradora necesaria de estos crímenes, aún no ha perdido perdón ni asumidos su responsabilidad. Ahora hablan de reconciliación pero sin verdad esa es una palabra rota
  • Al otro extremos de América todas las constituciones de Chile han ignorado a los pueblos originarios, relegándolos a la muerte civil como pueblos. Hoy están participando sus representantes en la Convención Constituyente que está redactando una constitución totalmente nueva. La segunda parte de este Punto de Fuga, nos trae la voz de este proceso que comenzó con el estallido social de 2019 y que la pandemia no ha logrado parar.

4 comentarios

  • Isidoro García

    Llevas toda la razón, amigo José Antonio, “tampoco condenar a perpetuidad al perverso”, porque ¿quien nos asegura que nosotros mismos no somos perversos?.

    Este tema está muy relacionado con el pluralismo, y el tan denostado “relativismo moral”.

    Es claro que existen unas cuantas normas que son firmes e irrebatibles. Pero son muchas menos de lo que maniqueos, puritanos, rigoristas y fiscales justicieros aseguran. Savonarola está de moda.

    Y esa moda se traduce en arrojar ese epíteto descalificatorio, a todo el que no tiene exactamente el mismo código moral que nosotros.

    Perversión, (del latín pervertĕre = volcar, invertir o dar vuelta), se considera lo malo, o lo equivocado respecto a la moral de la época, incluso para muchos eso se amplía a nuestro particular juicio moral sobre una cuestión: todo el que no opina lo que yo en el terreno moral, es un perverso.

    Y por eso está muy relacionado, con la moda cultural y ética de la sociedad.

    En su uso psiquiátrico, está muy relacionado con ir contra lo usual, lo establecido socialmente, especialmente en sexualidad.

    Como ejemplo, hasta hace poco tiempo, la homosexualidad se consideraba una perversión, y hoy día, muchos “liberales”, aún consideran perversas sus prácticas sexuales.

    (Está detrás de la controversia sobre la famosa “moral natural”, que tanto juego ha dado y sigue dando a muchos).

    Recuerdo, que hace 20 años, con motivo del shock que se produjo con el 11 S, una persona muy de izquierdas, y muy antiamericana, me comentó, que se alegraba mucho, porque se lo tenían merecido. Lo recuerdo, porque justo en esa ocasión yo también usé esa palabra, “perversidad”, para definir su comentario.

    Y es que si nosotros siempre hacemos juicios justos y correctos sobre la realidad, los que hacen juicios contrarios, obligatoriamente son “perversos”.

    Y por eso a muchos no les gusta nada lo de “quien esté libre de culpa, que tire la primera piedra”. Lo consideran una muestra más del maligno relativismo moral.

    Las tablas de la Ley de Dios, de Moisés no tenían más que diez mandamientos. Si fuera por muchos, Dios habría necesitado escribir la Ley, en las cuatro caras de todas las pirámides de Egipto.

    • Juan A. Vinagre Oviedo

      Gracias, Isidoro, por lo que me dices. Y comparto contigo tu repflexión. Como comparto también con quien hace poco te dijo que cada día te ve más refinado en tus reflexiones. Gracias, amigo.

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    ¿Hay que olvidar para no resucitar violencia? (Pregunta que plantea A. D.) ¿O hay que recordar, a fin de reconocer y no cometer más errores y poder corregirlos? Pienso, con otros muchos, que hay que recordar, pero sin resentimientos ni rivalidades mentales que separan más… Los que han mitificado la historia o no son comprensivos con la fragilidad-fatuidad humana que llama valores a lo que son vilezas, y no quieren revisar casi nada, se hallan (nos hallamos?) en etapas inmaduras.  Pero tampoco condenar a perpetuidad al perverso, porque así se incuban nuevos rencores y alejamientos.  Creo que es necesario, no disculpar, sino comprender nuestra inmadurez crónica. Si la conocemos y reconocemos, juzgaremos mejor. Y no temeremos tanto la historia… que emborrona… Pienso que a medida que maduremos como seres humanos nos esforzaremos por conocer y revisar errores y valores idealizados… Es decir, se revisará la Historia, más que para condenar, para aprender y conocernos mejor…, a fin de corregir y no confundir barbaries con hazañas IRRACIONALES e inmorales. Aprenderemos que en la tierra pocas veces ha dominado la razón y la ética, sino más bien el PODER. Poder, muchas veces obcecado, que incluso ha dominado la misma razón para ponerla a su servicio…  ¿Qué son las “pos-verdades” de hoy y de siempre? (Las posverdades no son cosa de hoy) El poder se sirve de la razón para construir verdades, que vende como indiscutibles, y que a veces mitifica o sacraliza… Solo la verdad auténtica nos hará libres, empezando por la verdad interior que nos libera de sometimientos íntimos… A medida que maduremos, sabremos pensar, valorar y convivir mejor. (Expreso esta reflexión de un modo muy resumido, pero creo que se entiende.)

  • De Norte a Sur de América se trata en este caso. El horror que es capaz de crear el ser humano parece que no tiene limite ni freno.
    Los indios norteamericanos al menos, decían que los blancos estaban locos siempre buscando e inquietos. Y es porque tenían lo que A. Machado denominaba, “la perversión del dinero”. La Tierra para los indios era sagrada y no se les ocurría parcelarla y comprarla y venderla. Muchas muchas cosas podían y aun pueden enseñarnos los supervivientes a nosotros mismos contemporáneos.

    La “civilización” no es tal. Es barbarie con tecnología que en eso los pueblos colonialistas si que alcanzaron supremacía. Pero que hayan sido menos barbaros que los pueblos colonizados es muy pero que muy discutible, a la vista de los hechos, yo diría que mas barbaros.

    WAKAN TANKA (Gran Misterio.) Duras son las pruebas y calamidades a que sometes a tus hijos. A pesar de ello mi corazón se eleva hacia ti que tienes el porque de todo y eres justo, como justas son las leyes de tu creación, el Universo. No osaré juzgarte.

    Bailo en el fuego sagrado de los indios, y mi corazón llora por sus muertos y por sus vivos.

Deja un comentario