• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5842 Artículos. - 93530 Comentarios.

DADA CUENTA del domingo 21/03/2021

 UNO. Numa Pompilio, segundo rey de Roma, entre el 715 al 672 a.C., al establecer en el calendario la consecución del año solar, dedicó mayorum, el florido mes de mayo, en homenaje a los mayores. Marzo ventoso y abril lluvioso, sacan a mayo florido y hermoso, me enseñaban en parvulicos cuando chico. Por eso la señora Ayuso ha convocado elecciones el 4 de mayo y ha declarado no lectivo ese día. La política, como el derecho, se construye sobre antecedentes. Según Eduardo García Serrano, periodista y falangista confeso, esta señora fue, de mocita, defensora furibunda de la Falange, antecedente político no despreciable a considerar. Algunos son antecedentes penales como los que afectan a la biografía de don Miguel Angel Rodríguez, mentor áulico de la presidenta convocante y muñidor que se dice de su éxito electoral previsto, dado por hecho en mentideros, tertulias, columnas y artículos de opinión.

Este caballero, con sueldo de 93.000 euros de los presupuestos de la Comunidad de Madrid, fue in illo tempore secretario de Estado con don José María Aznar, glorioso forjador del Partido Popular, tras el nunca bien ponderado ministro de información de don Francisco, el señor Fraga Iribarne, de feliz memoria, del que se dijo que tenía el Estado en la cabeza. Es público y publicado, y a mucha honra faltaba más, que el señor Aznar fue miembro de un falangista sindicato estudiantil. Me veo a los electos a la Asamblea de Madrid en pie cantando el Cara al sol y haciendo guardia junto a los luceros los fines de semana.  Durante la sobremesa de la moción de censura en Murcia el día 18, el señor Casado dijo que ese era el día de la reunificación de las derechas en el Partido Popular. El decreto de unificación se dictó en 1937 y redujo Falange y Requeté a una única entidad llamada Falange Española Tradicionalista y de las JONS, bajo el mando del jefe del Estado. La fecha del decreto de su excelencia era de 20 de abril de 1937 y el 19 de abril se declaró fiesta nacional y en el colegio de los hermanos había partidos de futbol todo el día pues los religiosos, todos vascos o vascofranceses, eran poco adictos a celebraciones falangistas. Ignoro bajo el mando de quién se van a unificar las derechas ahora y si se declarara fiesta nacional el 19 de marzo a los efectos políticos y fiesta movible y recuperable a efectos laborales. El señor Casado, la señora Ayuso y el señor Aznar son de corta estatura como el general Franco. Zaqueo también lo era, pero se reunificó consigo mismo dando la mitad de sus bienes a los pobres y devolviendo a cada cual lo que habíales sustraído. No era, gracias al sicomoro, de derechas.

 

DOS. Bjorn Gercke y KerstinStirner, doctores en derecho penal, fueron encargados él y ella, de redactar en un informe que tiene ochocientos folios los resultados de investigar el tratamiento por los jerarcas de los abusos sexuales cometidos por clérigos católicos de la archidiócesis de Colonia, durante 1975 a 2018. El encargo lo realizó el actual cardenal arzobispo Rainier Woelki. 236 casos han sido examinados, identificando los déficits y violaciones de las leyes vigentes y sus responsables. “Nos hemos encontrado con un sistema que elude la responsabilidad, ausente de claridad jurídica, sin control alguno y con una gran falta de transparencia. Un sistema que siempre favorecía el secreto en el que estaban implicadas muchas partes, incluso personas ajenas a la archidiócesis de Colonia. En consecuencia, no se debe hablar de encubrimiento sistemático por parte de los responsables de la archidiócesis, sino de “encubrimiento relacionado con el sistema o inherente al sistema”. El ordenamiento canónico existente en la archidiócesis, que es el mismo que ha mantenido el gobierno central de la Iglesia Romana, con ligeras variantes en todo el mundo, está estructurado sobre ausencia de claridad jurídica, basado en el descontrol elusor de la responsabilidad de criminales y sus entornos y superiores y amparado en la falta de transparencia. Desde 1975 la Iglesia romana ha estado gobernada por Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco. El informe examina casos hasta 2018. Inmediatamente ha renunciado al arzobispado de Hamburgo, Stefan Hebe, su titular hasta ayer, que fue vicario general de Colonia hasta enero de 2015 y es mencionado en el informe como gestor de la política canónica de los delitos investigados por los penalistas que cito al comienzo de este dos.

 Un elevado número de aspectos de la vida de la Iglesia, gobernada desde la centralidad romana, que distorsionan la espiritualidad, la integración de las personas creyentes en las estructuras sacramentales y pastorales, que producen dolor y sufrimiento a los que voluntariamente permanecen en ella, tienen un origen preciso: la hipocresía de los clérigos que detentan el poder al defender una teoría sobre los derechos humanos derivados del mensaje de Jesús de Nazaret y el diseño y ejecución de un ordenamiento jurídico y un marco de administración del mismo que bordea aquella teoría con ánimo preciso de que tales derechos no sean ejercitables en su seno. Sea la presencia de las mujeres en los centros de decisión y ejercicio del poder de la organización heterogénea que es la propia Iglesia católica romana, sea el derecho a la igualdad de los miembros a opinar y elegir a sus dirigentes en procesos democráticos y transparentes, sea el control del dinero y sus destinos reales con la publicidad y los órganos de control que lo que es de todos ha de ser conocido y aprobado por todos o por los representantes elegidos de todos, sea el respeto real a las relaciones interpersonales en materia de convivencia amorosa y sexual de los cristianos, todo está disimulado, ocultado, distorsionado y manipulado en aras, como dijo el padre Ives Congar a su madre en carta memorable, de mantener el poder.

Es probable que mi deformación profesional de operador jurídico me ciegue, pero estoy cada día más convencido que solo denunciando las violaciones de los derechos humanos en el seno de la Iglesia y dirigiendo la acción de la justicia civil contra los dirigentes jerárquicos responsables de cada una de aquellas será posible sanear y abrir las ventanas institucionales. La táctica de la Sede Apostólica de obtener estatus de observadores en las instituciones civiles de derechos humanos, políticas o administrativas, son una manifestación más de esa hipocresía cada día más inaguantable para ciudadanos laicos de países libres. Produce indignación y bochorno ver al arzobispo de turno, titular de una diócesis desaparecida hace siglos, que no ha visto y servido a una comunidad en su vida, y que es un funcionario diplomático del poder central de la Iglesia, hacer equilibrios de funambulismo moral para ocultar que su representada se cuida muy mucho de no respetar los derechos que defiende la organización en la que tal clérigo, de negro y con pectoral, se sienta.

El sistema estructural de gobernanza centralizada de la Iglesia Romana está copiado de los agujeros negros que son una región infinita del espacio en cuyo interior existe una concentración de masa, lo suficientemente elevada, como para generar un campo gravitatorio tal que ninguna partícula material ni mental, ni siquiera a luz puede escapar de ella. A semejanza del diseño de gobernanza del imperio romano cuya esencia y existencia conserva, olvidando que la experiencia vital de Jesús de tal sistema se plasmó en acabar colgado de una cruz y escarnecido.

 

TRES. El párrafo anterior me trae el recuerdo de John Barrow que en febrero de 2020 fue nombrado miembro ordinario de la Academia Pontificia de Ciencias y murió a los 67 años a consecuencia de un tumor, a últimos del mismo año. Catedrático en Oxford había escrito junto con Frank J. Tipler en 1986 “El principio antrópico”, que explica una de las hipótesis sobre el problema de la posición del hombre en el universo, el cual había estudiado en su destino y en su origen, así como las partículas relacionales numéricas que están en la base del cosmos. Era astrofísico, cosmólogo y matemático. Y al hilo de esa biografía y de su conclusión en la Pontificia Academia de las Ciencias he leído estos días unas notas sobre Hilaire Belloc, hijo de padre francés y madre inglesa, a quien de joven llamaban “old thunder”, el viejo trueno, nacido en 1870 amigo de Chesterton, apologeta católico, contundente, que defendió con aquel un sistema económico que bautizaron como distribuismo, basado en la encíclica Rerum Novarum de León XIII. Y juntos escribieron “The Party Sistem”, en el que con datos, ironía, sentido de la realidad y humor hacían pedazos al Parlamento británico. Murió en 1953 y para consuelo de muchos dejó escrito “Dónde quiera que alumbra un sol católico/hay alegría y buen vino tinto/Al menos yo siempre lo he visto así/¡Alabado sea el Señor!”.

 

CODA. Estos días de turbulencias políticas y meteorológicas aconsejo, si me es permitido, releer a Kafka, de cuyos personajes se ha afirmado que se dedican permanentemente a lo que nadie más se dedica: a reflexionar.

 Alberto Revuelta

 

 

25 comentarios

  • Ludovico

    A María Luisa

    Por materia entiendo lo que puede reducirse al modelo atómico de Bohr y, en última instancia, a los quiarks. Mundo material es para mí lo que puede reducirse a particulas elementales componentes y a las cuatro fuerzas fundamentales.

  • Javier Peláez

    En cuanto a las elecciones de Ayuso el 4 de mayo está por ver si las gana…Tb es una imprudencia manifiesta mandarnos a los trabajadores y empleados públicos con 4 horas de permiso por ley obligarnos a votar…Aglomeraciones previsibles como votemos en horario laboral…Un intento deliberado por fomentar la abstención…No quiero pensar que nos toque la quinta ola después del puente de mayo…Como nos toque de vocal en una mesa vamos a tener que ir de astronautas…Ahora yo para recontar votos de VOX siempre usaría guantes….Y todo porque esta señora quiere hacer el 2 de mayo una fiesta del independentismo cañí madrileño y de las víctimas del Covid que ella abandonó en las residencias ….Desde luego si VOX decide aquí va a haber los fusilamientos del 4 de mayo…Yo por introducir un poco de incentivo y populismo  para formar parte de las mesas electorales propongo: VACUNACION DE LOS VOCALES y PRESIDENTES DE MESA….Segunda dosis cuando dios disponga porque sl fin y al cabo Madrid es la segunda CA en muertos en proporción a la población y la décimoquinta en porcentaje de vacunación…

  • ELOY

    Muchas gracias Alberto por tu aportación de hoy.

    Como observo que en tu artículo y en muchos comentarios una vertiente de citas de ciencia y libros, me atrevo a comentaros que estoy leyendo con interés el libro de HEINO FALCKE , profesor de radioastronomía y física de astroparticulas en la Universidad de Radboud en Nimega (Paises Bajos) y publicado en España bajo el título “La Luz en la Oscuridad. Los agujeros negros, el universo y nosotros” .

    La edición es de Febrero del corriente año 2021. Como dice la contraportada, el 10 de Febrero de 2019,  “un equipo de internacional de astrónomos  lideradopor el profesor Heino Falcke maravilló al mundo publicando la primera imagen de un agujero negro.

    El libro se encuentra en librerías por un precio aproximado de 23 euros.

    Ahora bien, el que el libro se lea con interés y pese a que contiene numerosas explicaciones muy pedagógicas, no quiere decir que todo se entienda con facilidad, ni que los conceptos manejados resulten de fácil asimilación , especialmente para mí que no tengo formación adecuada en las ciencias de la naturaleza ni en  matemáticas.  Pero aún así su lectura me resulta muy interesante e instructiva.

    Incluidos los índices, son 335 páginas.

  • Isidoro

    Amigo Ludovico: Yo en realidad no me considero nada, soy fundamentalmente autodidacta, (aprendo de otros por mi cuenta). Pero si algo me puedo medio considerar es científico, mucho más que filósofo. (Soy de ingeniero agrónomo de formación académica).

    Y mi comentario era sobre todo, (aunque no lo he explicitado claramente), para comentarle a Carmen, que son los científicos los que tienen que descubrir en primera línea, las claves del Universo, su conformación y sus leyes y mecanismos.

    Luego los filósofos de la ciencia, pueden reestructurar el modelo del Universo, con sus elucubraciones, en función de los “ladrillos” que les faciliten los científicos, que son los mineros del conocimiento.

    Por ello, no es que busque apoyo en los científicos, sino que creo, que son los científicos los jueces de paz, que tienen que decir la última palabra en todas las ramas del conocimiento, filosofía y teología, incluída la ética.

    Respecto a Kauffman, lo he señalado como el gran defensor del Universo regido por una teleología, una finalidad, una direccionalidad, no hacia el surgimiento del humano, sino hacia el surgimiento sucesivo de una conciencia inteligente cada vez mas compleja y evolucionada.

    Esto supone una gran revolución, en un mundo científico, que aún está dominado por el darwinismo clásico y sus variantes. Kauffman para mí, es un seguidor de Darwin que le ha corregido y mejorado, al igual que Einstein hizo con Newton.

     

    Y no es solo una cuestión meramente científica. El darwinismo clásico es uno de los cimientos de la modernidad decimonónica y del s. XX, y en parte es lo que la sujeta e inmoviliza, contra su evolución hacia la postmodernidad, impulsada por dos grandes pilares científicos en los que se apoya.

    Por una parte, todos los muchos y grandes avances de la psicología humana, empezando por el subconsciente, y por otra todas las teorías de la complejidad, de sistemas, y de la emergencia de nuevos estados autoemergentes buscando un nuevo equilibrio. Esto último rompe plenamente el principio de causación, de que todo efecto tiene una causa-efecto determinado.

    “El equilibrio no es la finalidad, ni la meta de los sistemas abiertos. Para mantenerse viable, un sistema abierto necesita hallarse en constante estado de desequilibrio”. (Ilya Prigogine).

    Estamos entrando ya desde hace cincuenta-sesenta años, en una nueva era cultural, que resuelva los graves problemas de la humanidad, que al paradigma moderno vigente, le es imposible hacerlo.

    • Ludovico

      Isidoro, no le falta a usted razón en lo concerniente a la relación de Kauffman con el darwinismo. A propósito del libro que mencionaba en mi intervención anterior, otro renovador del darwinismo y creador del mecanismo de los equilibrios puntuados como plataforma de evolución, Stephen Jay Gould, escribía lo siguiente: “El concepto tradicional de evolución darwinista considera las poblaciones de organismos como sistemas que varían estocásticamente para adaptarse mediante fuerzas de selección natural. Pero la teoría darwinista debe expandirse y reconocer otras fuentes de orden basadas en las restricciones genéticas internas y de desarrollo. Kauffman ha venido explorando esas fuentes heterodoxa del orden durante años y ha producido ahora un libro (el que le menciono) integrador que constituye un hito y un clásico…” Lo que no parece tan claro es lo que usted le atribuye sobre la conciencia. De hecho en The Origins of Order no aparece ese término (consciousness) en el índice onomástico; tras “Connectionism” viene “Consistency index” (p.698).

      • Isidoro

        Perdona mi insistencia, pero el tema de la predisposición cósmica hacia el surgimiento, crecimiento, y expansión de la conciencia, me interesa mucho, pues puede ser un nexo de unión entre Ciencia y Espiritualidad, tan necesitados ambos de puentes comunes.

        En el artículo https://tendencias21.levante-emv.com/una-predisposicion-cosmica-para-explicar-la-emergencia-de-la-mente_a34993.html, Antonio Diéguez, hace una reseña del libro de Thomas Nagel, “Mind and Cosmos”, del que dice que

        “El objetivo de este autor en su obra no es solo cuestionar la explicación evolucionista de la mente, sino también buscar una tercera vía como explicación, a la que ha definido como “predisposición cósmica para la formación de la vida, de la consciencia y de los valores”.

        Estos temas rozan y penetran en la heterodoxia de lo culturalmente dominante, pero todo avance, tiene que transitar caminos nuevos, aún a riesgo de caerse muchas veces y romperse una pierna.

        Estaría encantado en que nos comentases este tema, tan propio de este foro, Atrio, interregno entre el espíritu y el Universo, el “alma” y la materia.

        • Ludovico

          Isidoro, publiqué un libro en National Geographic sobre la conciencia, que la propia empresa tradujo a otros idiomas.
          Hay varios enfoques. Está el filosófico, con Chalmers como abanderado y también el que usted cita, Nalgel.
          Desde el punto de vista escuetamente científico, Koch, siguiendo a su maestro Crick (el premio Nobel con Watson), quien dejó el terreno que le hizo famoso, la genética molecular, para dedicarse a su pasión, el conocimiento de la mente. En su lecho de muerte, gritó a otro experto, Vilayanur Ramachandra: “Rama, el claustro”. El claustro es una estructura del cerebro por donde pasan todas las informaciones.
          No tuvo mayor éxito la explicación cuántica de Roger Penrose, que la situaba en los microtúbulos.

          Pero el problema no está solucionado. Ni muchísimo menos. Es el clásico problema mente-cerebro. La ciencia llega donde llega –correlatos nerviosos de estados mentales, nada mas-, la filosofía no alcanza más si parte de un pensamiento rastreramente materialista.

          • M.Luisa

            Hola, Ludovico, ¿qué tal? Gusto en saludarte de nuevo, esta vez para replicar tu idea, ya que veo que Isidoro no lo hace, sobre esto que dices del materialismo rastrero.

            El materialismo en filosofía no tiene la última palabra, lo digo, como ya sabes, no porque sepa mucho de ciencia, no eso no, pero es que a veces la vida misma según sea su dramatismo te fuerza al menos a entrar en ella aunque sea tan solo rozándola un poco.

            Me referiré ahora, a grandes rasgos, a un trabajo realizado por Eduardo Badía Serra al cual leí mientras cursaba estudios en la Fundación Zubiri hace algunos años en donde hablaba precisamente sobre el materialismo distinguiéndolo entre cosas de cosas materiales en el tema desarrollado en la obra zubiriana, de Espacio, Tiempo y Materia.

            Decía allí: No es lo mismo cosa material que materia. Son cosas materiales las que percibimos por los sentidos pues, son las cosas cuyas cualidades son las cualidades sensibles. Pero esto no es materia. Y es que las cualidades sensibles son realidad en lo percibido. Las cosas como sistemas de cualidades sensibles y de sus implicaciones allende lo percibido, implicaciones necesarias para la estructura formal de lo percibido, son lo que llamamos cosas materiales. No son sujetos, ni son sustancias: Son sistemas de notas. Toda realidad material, toda cosa material, es una sustantividad de notas constitucionales que son las cualidades sensibles. Este sistema, y estas cualidades, se apoyan intrínseca y formalmente en un sistema de notas constitutivas. Son estas, lo real allende lo percibido, cuando menos de un modo inmediato. Como lo que estas notas constitutivas determinan son las cualidades constitucionales, es decir, las cualidades sensibles de la cosa material, aquellas notas constitutivas que determinan la cosa material forman una esencia material. Y esto es precisamente la materia. Materia es la esencia constitutiva de la realidad material. La esencia materia tiene una estructura constitutiva, y es en virtud de esta estructura por lo que la materia es principio de todas las notas constitucionales de la realidad material. Esta estructura constitutiva de la materia tiene tres aspectos estructurales constitutivos, que no son independientes sino que se implican mutuamente: Hay una estructura constitutiva de posición, una estructura constitutiva de cualificación, y una estructura constitutiva de estabilidad. La esencia materia consiste entonces formalmente en una estructura posicional, cualitativa y estable. La materia es, en rigor, la esencia física constitutiva de las realidades materiales; en cuanto tal, es principio de las notas constitucionales de estas realidades. El color, el sonido, entonces, no son materia, son cosas materiales. Las ondas electromagnéticas y las ondas longitudinales que los producen son cosas, son materia. Pero preciso hacer aquí una aclaración: No debe confundirse la realidad en la percepción con los observables, y sobre todo, la realidad allende la percepción con los inobservables. Los inobservables son simplemente observables que no están al acceso de la percepción, pero que no por ello carecen de realidad perceptible.

            Un cordial saludo

  • Isidoro

      El origen de nuestro interés filosófico por “Dios”, o proviene de una experiencia directa, (hipótesis de supuestos “encuentros con lo extrahumano”, que es el origen de las religiones clásicas), o proviene de una reflexión del humano  sobre el origen del Universo.
     
         En este segundo caso, la figura de “Dios”, daría respuesta a la causa de la existencia del Universo.
     
       Dice el amigo Juan Antonio V., que “Laplace queda demasiado lejos”. Y es verdad.
     
           Hace doscientos años, se contraponían dos cosmogonías religiosas: la del Dios que “se revela” al humano, y la del Universo determinista newtoniano que seguía Laplace, un Universo-gran reloj que funcionaba autónomamente según sus leyes propias, pero que quizás necesitaba un relojero.
     
          Hace 150 años, Darwin, con su teoría clásica de la Evolución, abundaba en la autonomía del Universo, con unas leyes evolutivas, capaces de autocrear la vida, pero siempre de una forma casual y aleatoria y sin ningún tipo de fuerza direccionalista y finalista.
     
        El estudio de la altísima complejidad del proceso primero del surgimiento de la vida, y después del surgimiento de la conciencia-inteligencia superior, (de la que nuestra existencia, es prueba), hizo que surgieran muchas dudas sobre esa falta de direccionalidad.
     
         Resulta que un fenómeno cuasi “imposible” aleatoriamente hablando, el surgimiento de vida inteligente, ha surgido: nosotros. Y surge el llamado “principio antrópico”.
     
          Luego hay que deducir que hay alguna ley del universo que determina, el surgimiento de inteligencia desde el estado de materia pura y dura.
     
         Y por ello filosóficamente el universo no se regiría por el azar simple, sino por un azar determinista, regido por unas leyes universales. Y así surge la “emergencia evolutiva”, (una corrección y superación del darwinismo clásico).
     
         Pero faltaba comprender los mecanismos fíco-químicos con los que funciona. Y ahí aparece Stuart Kauffman:
          «La vida es una propiedad natural de sistemas químicos complejos, […] cuando la cantidad de diferentes tipos de moléculas en un caldo químico supera un cierto umbral, aparece súbitamente una red autosostenida de reacciones –un metabolismo autocatalítico–».
            El secreto de la vida y su evolución se basaría así en un fenómeno químico trivial: la autocatálisis. El requisito principal para la existencia de un proceso autocatalítico es la presencia de una pluralidad de compuestos –es decir, de complejidad–, así como la suficiente energía para superar un umbral supracrítico donde se consolide el proceso de autocatálisis”.
     
        Según dice Carlos Castrodeza: “En la ortodoxia dominante de la selección natural, así como en la aspirante que es el neutralismo, el hombre es fruto de la casualidad.
          Pero en el direccionalismo de Kauffman, tenía que aparecer, dadas simplemente la variedad orgánica existente, así como la energía necesaria para propiciar el proceso de autocatálisis, y por eso estamos “at home in the Universe”, (el título del libro de Kauffman), o sea «en casa en el Universo».
          La apariencia es como si se aplicara un principio antrópico, pero no tiene nada que ver. En el fondo se trata de determinismo químico puro y duro”.
     
     
        Y “Dios”, ¿dónde aparece aquí?. Sigue precisándose un origen del Universo y de sus leyes autosuficientes. Sigue habiendo varias hipótesis:
     
    -La del Dios personal todopoderoso que lo hubiera creado.
     
    -La del Universo eterno, sin principio, ni final, y sin origen temporal alguno. (Tanto el Big Bang, como el Big Crunch previstos, podrían ser hitos temporales, que se sucederían uno al otro, indefinida e infinitamente).
     
    -La del Panenteísmo, (no confundir con panteísmo). “Los panenteístas piensan en Dios como un director finito y cambiante de los asuntos del mundo, que trabaja en cooperación con el mundo, para ser más perfecto en su naturaleza… creen que el mundo es el cuerpo, (la forma), de Dios”.
     
     
      Ahora bien, de una idea postmoderna y tan compleja de “Dios”, al “Dios” semineolítico aparecido entregando la Tabla de los diez Mandamientos a unos pastores en el desierto, hay tal distancia temporal y sobre todo mental, que debería hacernos reflexionar.

    • Ludovico

      Isidoro, la filosofía tiene una proclividad peligrosa hacia la literatura de la que sólo puede librarse a través de la ciencia. Pero un un conocimiento científico sistemático, como el mostrado por Jorge Felip a propósito de la herencia no mendeliana del Hijo de Dios. A veces nos sentimos tentados a buscar un respaldo de los científicos para nuestras maneras de pensar. De los autores a propósito del origen de la vida que usted cita, Carlos Castrodeza es un historiador de la biología solvente. No digamos Stuart A. Kauffman. Las referencias La fuente que usted

      • Ludovico

        Lo he enviado sin querer.

        Sigo: las referencias que usted trae a colación pertenecen a la obra The Origins of Order. Self-Organization and Selection in Evolution (no creo necesario traducirlo), publicado por Oxford University Press en 1993. Kaufmann, como ponderó a propósito de esta obra Manfred Eigen, premio Nobel de química por su teoría sobre las quasi-especies, presta atención a la física del andamiaje molecular, buscando el orden a partir del caos de partida (para lo que necesita la matemática) y no teniendo más límites que las leyes de la propia naturaleza. Lo de autocatálisis se refiere al proceso de formación de las primeras moléculas biogénicas. ¿Fue el ADN o proteínas? Es el problema del huevo o la gallina. En efecto, para la síntesis del ADN se necesita una enzima, una proteína. Y para la síntesis de la proteína se necesita un gen codificador, un ADN. Por no andar en detalles el problema se solucionó con el descubrimiento de las ribozimas, moléculas de ARN con función catalítica.

  • Rodrigo Olvera

    El gran poeta latino Ovidio enfrentó la polémica discusión sobre el origen del nombre del mes que ahora llamamos Mayo.

    “Me preguntais cuál es en mi opinión el origen del nombre que ostenta el mes de Mayo. La auténtica explicación no la sé con certeza”. Por ello, por no saberse decantar, invoca a las mismísimas Musas en su auxilio:

    Polimnia describe cómo en la creación no había respeto de la Tierra por el Cielo, ni de las Estrellas por el Sol. Nadie respetaba las jerarquías. Hasta que Honor y Cortesía contrajeron matrimonio y procrearon a Majestad. Majestad reconoció que les debía respeto a sus padres, y así el orden se dignificó. Majestad bajó a la Tierra, recibiendo culto por parte de Rómulo y Numa. Desde entonces, Majestad protege a quienes respetan a sus progenitores, y por éso hay un mes dedicado a Majestad.  Clío y Talía estuvieron de acuerdo con esta explicación del nombre del mes de Mayo.

    A continuación habló Urania. Describió cómo en tiempos antiguos (tiempos antiguos para Ovidio), era grande el respeto por los ancianos, por las personas con arrugas y canas. La curia sólo era accesible para la sabiduría de la senectud. La ley establecía una edad mínima para acceder a una magistratura. “Es por ello que me inclino a pensar que esas personas mayores dieron su nombre al mes de Mayo” concluyó Urania.  [Ovidio no menciona que alguna otra musa haya estado de acuerdo con la explicación de Urania].

    Entonces Calíope empezó a hablar. Describió cómo Océano se casó con Tetis. Su hija Pléyone se casó con Atlas y procrearon a las Pléyades. Una de ellas, Maya, compartió el lecho con Júpiter procreando a Hermes. Cuando Evandro fue desterrado de las cumbres del Cilene, llegó a lo que hoy es Italia. Al pasar por un páramo -donde hoy está Roma- Maya profetizó “deteneos, que este campo será un día la sede de un imperio”.  Evandro se detuvo y enseñó su secretos a los habitantes de esas tierras. Afirma Calíope “Eres tú quien impusiste a este mes el nombre de tu madre, tú, inventor de la lira curva, y no es esta la única prueba de tu amor filial: se piensa que has dado a la lira curva siete cuerdas porque es el número de las Pléyades”. Calíope calló, y Ovido agrega que recibió el asentimiento de todas sus hermanas.

     

    Podría pensarse que Ovidio da por buena la explicación de que Mayo viene de la diosa Maya, pues la explicación de que viene de Majestad sólo es aprobada por dos muesas además de quien la canta; la explicación de que viene de maiores no es aprobada por ninguna además de quien la describe, y la explicación de que viene de Maya es aprobada por todas. Pero, con mucha habilidad y diplomacia, Ovidio termina:

    “¿Qué puedo hacer yo?” Cada teoría tiene igual número de partidarios. Que el favor de las Musas me asista por igual, y que ninguna de ellas reciba por parte mía una alabanza superior o inferior a la de las demás”.

     

    La salida de Ovidio me parece la más sensata, aún cuando el consenso actual apunta a la etimología vinculada a Maya, pero no a Maya madre de Hermes (diosa griega) , sino a Maya la Bona Dea (diosa latina pre-romana).

     

     

    Del crecimiento de la derecha en España no hablaré, porque aunque yo alerté de ello desde que se creó Ciudadanos (que se disfraza de centro), dice Carmen que sólo quien vive en España tiene capacidad de entender.

    Y del sistema de encubrimiento de la pederastia clerical, volver a opinar  (por ejemplo, que la estructura creada por Francisco de los Super Cardenales asesores sigue vigente y sigue siendo ocupada por al menos 4 cardenales con acusaciones de encubrimiento de pederastas) me ha de ganar que me vuelvan a acusar de “obsesivo”.

     

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    El número 2 es memorable, digno de ser analizado en todas las facultades de teología. Gracias.

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    Una vez más, Alberto, expones como un maestro, que informa e invita a pensar… Gracias. Tu artículo no tiene desperdicio, desde el señor Aznar, la señora Ayuso y el bien remunerado M. A. Rodríguez, que me recuerdan más a VOX que a FRAGA, hasta…  Eso de los agujeros negros que absorben hasta las ideas -sobre todo las innovadoras- da para mucha reflexión y atención…  A Jesús lo mató el sistema más conservador de su tiempo, y pienso que lo volverían a eliminar los posteriores sistemas conservadores, también de hoy, que tanto lo utilizan y lo deforman. (A los que tal vez se añadirían algunos otros extremistas, mal conocedores del Mensaje del Reino.)

    La recomendación de releer a Kafka es hoy oportuna… Hay mucho sinsentido consentido y hasta fomentado… Puestos en nuiestros días y, puesto también a recomendar, si me permiten, yo recomendaría (de nuevo) leer el último libro de R. Tamames: “Buscando a Dios en el universo”. En él aborda el tema del principio antrópico, de Barrow… Laplace queda ya demasiado lejos…, aunque Dawkins va hoy más lejos que Laplace, y afirma cosas con bastante ligereza, como le hizo ver el filósofo de la ciencia, antes ateo militante, A. Flew…

    Nada más, Alberto. Sigue escribiendo artículos así, porque aprendo.

     

    Como he leído los comentarios hechos

  • mª pilar

    Gracias Alberto; su claridad, es la clave de mi agradecimiento.

    Personalmente no he leído a tanto autores como Vd. pero lo expresa con tanta claridad, que comprendo lo que quiere poner de relieve en sus codas semanales.

    El punto.-Dos-. de esta semana, lo comparto totalmente, con todo mi ser y corazón.

    Le agradezco la información que nos presenta; porque cada semana me confirma, lo que siento en mi interior, a pesar de… no poseer su preparación y conocimiento…pero lo comprendo con claridad y lo agradezco sinceramente.

    Aprender ¡escuchando-leyendo! ha sido fundamental en mi vida sencilla y entregada.

    ¡Gracias!

  • Carmen

    Y ya no molesto más.

    Les dejo con sus cosas de sabios. Me voy a pasear. Hace un día precioso. El sol brilla para sabios e ignorantes. Diría que incluso un poco más para los ignorantes, pero claro, mi opinión es de parte.

  • Carmen

    A propósito.

    Quién ha dicho que un científico no puede creer en eso que se dice transcendencia? Eso es un asunto muy personal. O quizás un científico ha descubierto las claves del universo por el hecho de estudiar y profundizar en una rama de la ciencia?

    A ver si vamos ahora a sacralizar a la ciencia. Sería ya dar otra vuelta de tuerca.

    De verdad…

    • Isidoro

      Amiga Carmen: Lo atrevida que es la ignorancia, (y no te ofendas). Ya sabrás seguro que cuando Laplace le presentó a Napoleón su nuevo libro, este le dijo que en él, Dios no aparecía. Y Laplace, le dijo: Sire, la hipótesis de Dios no ha sido necesaria.
      Justamente los científicos, al menos parte de ellos, se dedican a buscar las claves del Universo, y muchos de ellos, en esas claves descubiertas, el Dios personal clásico de barbita blanca, no es necesario.
      Ahora bien, si “Dios” fuera otra cosa…”

      • Carmen

        Ya lo creo que es atrevida.
        Totalmente de acuerdo. Exactamente igual que tratar de mezclar agua y aceite, qué me va a contar…

        Le aprecio un montón. Se lo prometo. Pero nada tiene que ver la ciencia con las creencias profundas, atávicas, que llevamos de serie. Cada cual resuelve honestamente como puede. Atención a la palabra. Honestamente.
        Y ya está. Da igual los conocimientos científicos, el que necesite creer en un Dios, si uno no le convence buscará respuesta en otro. Y si no encuentra respuesta en ninguno y le importa el tema, se fabricará uno a su medida. Y si no te importa, sencillamente, pasas del tema.

        Eso creo. A mí me gusta el de Spinoza, bueno, no exactamente, el estilo del de Spinoza. Como a mí Einstein.
        Un abrazo fuerte. No se enfade conmigo usted tampoco. En el fondo nos parecemos. Somos un par de intransigentes y nos va la discusión. Títulos al margen.

  • Ludovico

    Carísimo Alberto, su referencia a John Barrow y el principio antrópico, que tantos ríos de tinta ha hecho fluir, en pro y en contra, me ha hecho dar la vuelta al sillón de mi escritorio y coger tres obras de Barrow, siempre tan riguroso, siempre tan atrevido: The Book of Nothing (Jonathn Cape, 2000), New Theories of Everything (Oxford, 2007) y The Infinite Book (Jonathan Cape, 2005). Era un matemático finísimo con una dominio del lenguaje extraordinario y una agilidad envidiable. El subtítulo del último libre rezaba: “A short guide to the boundless, timeless and endless”. Pertenecía al extenso grupo de físicos-matemáticos abiertos a la trascendencia, como su amigo Joseph Silk. Enganchaba al lector con una fuerza de novelista, como escribió The Guardian a propósito de uno de su libros: “Barrow does for physics what Robert Harris´s Fatherland did for history”. Y Sunday Telegraph: “His appeal lies in a winning way with historical anecdote and apt quotation and a forceful eloquence, when it comes to the most mind-boggling thoughts, which irresistibly sweep you along.”

    • Isidoro

      Amigo Ludovico: Le quedaría muy agradecido, que si desea sernos útil a los que deseamos aprender, (lo cual tengo por seguro), nos de las traducciones de sus citas en inglés.
      Por cierto, y ya que va del tema. El otro día citó un libro de Dennett y Caruso, “Just Deserts: Debating Free Will”.
      Y buscando referencias en Google, en todas las traducciones del traductor automático, deserts lo traducen por “desierto”, lo que no tiene sentido.
      ¿Cual es su traducción adecuada, en referencia a la conciencia y el libre albedrío?.

      • Ludovico

        Just Desert es una expresión sinónima de Just Deserved y significa en español “Se lo merece” o “Merecido”, lo mismo en sentido positivo (premio) que negativo (castigo). Es fruto, pues, de un acto responsable, libre, no determinista, que no merecería ni premio ni castigo.

  • Carmen

    Ayer estuve hablando con un amigo por teléfono, claro. Y a mitad de conversación le dije, me estás diciendo que separe la iglesia del evangelio? Su respuesta vino a ser. Es que no tienen nada que ver.

    Pues eso. Nada que ver.

    Y ya está.

    En cuanto a lo de Murcia, hay que vivir aquí. Hace unos días , el himno nacional a toda pastilla por la gran vía y me entró pánico. Un pánico extraño. Me sentí como un figurante de la película mientras dure la guerra, pero sin que fuese una película. Pura realidad.

    Y salí corriendo por Jaime I, una calle perpendicular a la gran vía.

    Buen día.

    • Carmen

      Eso sí.
      Somos la primera comunidad que va a aprobar el pin parental.
      La educación, primer objetivo.
      Ven como cuando hablo de la importancia de la educación a los niños, a los adolescentes, no estoy diciendo ninguna tontería de esas de maestrica?
      Y el obispo haciendo palmas con las orejas. Cristo vence, Cristo reina, Cristo, Cristo iiiimmmpeeeraaá.

Responder a ELOY Cancelar comentario