• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6005 Artículos. - 95618 Comentarios.

ATRIO, donde acogemos todas las primaveras para fortalecer fe y esperanza en la vida

En la fiesta de la Anunciación y en el 41 aniversario del asesinato de Oscar Romero.
Artículo editorial. Programa y buzón de sugerencias.
Editoriales anteriores .

Desde hace casi siete meses ATRIO no había cambiado ni la imagen de portada ni el editorial que, según nuestra costumbre, solíamos renovar con el paso de las estaciones. Ese caminar esforzado por lo árido de un paisaje otoñal sin horizonte y esa terca llamada a la responsabilidad se han mantenido como signos del impacto que nos ha producido esta pandemia y crisis global que está durando más de lo que preveíamos hace un año.

Hasta el plan de asambleas y encuentros mensuales en zoom se vino abajo por falta de ánimos del moderador. Pero ATRIO ha continuado, tal vez más vivo que nunca, gracias a esa confluencia de autores, comentaristas, visitantes y aportantes que han resistido, como ese Caminante del mexicano Enrique Bostelmann que nos impactaba al abrir la página.

Bueno. Hace unos días empezó la primavera boreal (nuestros amigos argentinos y chilenos empiezan el otoño a la espera de que en septiembre vuelva a florecer el desierto de Atacama que tantas veces nos ha acompañado en ATRIO). Y yo siento muchas primaveras brotar en lo profundo. No puedo menos que invitarme e invitaros a acoger todos esos signos. A creer en el sentido más profundo de toda vida que tiene su fuerza en algo muy escondido, un misterio más aún que un enigma por descubrir. A esperar que mi vida y nuestras vidas sigan brotando en medio de tantas catástrofes y escombros. Y que produzcan frutos de amor y felicidad para la mayor parte de seres posibles. “Somos ínfimos y efímeros, pero necesarios… Sometidos a la desgracia, destinados a la muerte, pero llamados a ser”.

Hablo de primaveras, no solo de una, la meteorológica que se manifiesta en la natura.

Y recuerdo los siete centros de realidad que, desde hace unos años, centran nuestra atención en ATRIO:

  1. Primavera personal. Para algunos será importante la llamada a vivir con fe y esperanza la Pascua, limpia de nuevo este año de procesiones y fastos turísticos. Para otros será suficiente un poco de silencio interior para oír el leve susurro del espíritu que sigue hablando desde lo más íntimo de nuestras entrañas. Atención espiritual y realismo de saber que esas entrañas, mente y corazón, están constituidas por billones de frágiles células organizadas en un sistema vivo, junto con las bacterias y virus acompañantes.
  2. Primavera de la Iglesia. Francisco sigue ofreciendo signos de renovación profunda desde la cúspide que no podíamos esperar hace solo ocho años. Pero tal vez no sean estos los mejores signos anunciadores de una primavera eclesial. Seguro que nos llegan si estamos atentos un testimonio, un relato (como el de ayer aquí), un gesto de amor, reconciliación y paz que nos reconcilian con la humanidad y nos animan a seguir en una fraternidad universal.
  3.  Primavera en economía. Algo puja en el mismo seno del mundo de la economía por encontrar una alternativa al actual sistema capitalista neoliberal. ¿Será verdad que se va imponer el Mínimo Vital con carácter global pero de verdad y la tasa Tobin? Por algo se empieza.
  4. Primavera en la investigación tecnocientífico. Dicen que la rapidez con que se han conseguido las vacunas es excepcional en este campo de la investigación. Ojalá se apliquen esos esfuerzos de científicos con rapidez y justicia. Y aún no se ha empleado, al menos en occidente, las enormes posibilidades que existen con el uso de localización y grandes números para controlar futuros contagios.
  5. Primavera ecológica. Seguramente el sistema Tierra es el que más se ha beneficiado de este confinamiento mundial de la especie homo. Aunque ya hay quien teme que aumenten plásticos y mascarilla vertidos al mar. Y se trabaja por volver al sistema consumista y turismo masivo. Aún así, sin Trump, los acuerdos que sucedan a los de París podrían ser más efectivos mundialmente. ¿Despertará en este campo y en otros la ONU?
  6. Primavera democrática. Es la más difícil, aunque la más necesaria. El año 2020 nos quitó al menos del candelero mundial al prototipo de la supremacía Usa y la imbecilidad. Pero los populismos y las fake news continuarán. ¿Surgirán líderes y grupos unificadores de la izquierda mundial? Decidme si por vosotros ha pasado esta aura de una izquierda igualitaria y realista.
  7. Primavera hacia el más allá. Creedme que, a pesar de seguir en la brecha y de buscar en la densa realidad de estos años veinte del siglo veintiuno signos de primavera y esperanza, estoy tranquilamente situado en la pista de despegue hacia la muerte. Sé que con ella (y ya no puede tardar) se derrumbará plenamente el equilibrio de este sistema vital que es mi vida. Algo puede que quede con vida de nuestro ADN o de nuestras creaciones. Pero nuestra vida real se habrá consumado y la futura primavera estará ya en manos de Misterio.

Nota: Si alguien está interesado en cómo va la difusión y el sotenimiento de ATRIO, podéis ver estos gráficos:  visitas  y  aportaciones económicas.

175 comentarios

  • Javier Peláez

    SOBRE EL PAPA,PP y VOX: Ya sabemos que el Papa le sacuden preventivamente VOX y elementos afines del PP porque al parecer viene a Santiago el año que viene y no se le vaya a ocurrir decir algo sobre Santiago Matamoros o sea Abascal o sobre la inmigración…No entraré en la polémica porque yo a nuestra querida presidenta Nuestra Señora de las Pizzas(como la bautizamos en el confinamiento tras aparecer como Mater Dolorosa en elmundo y a la vista de que contrató el menú infantil de las escuelas con Telepizza),no le doy mucho crédito… Simplemente quiero decir dos cosas:1.La gente presta más atención a Quico Matamoros que a Santiago Matamoros.2.Yo si puedo haré parte del Camino de Santiago e iré a ver que nos dice a los viejóvenes…Si puedo por el trabajo y porque a los 58 años y tras hacerme el primer TAC de mi vida por piedras en el riñón he descubierto que soy monorreno…Ahora ,si se tercia,me hago católico,apostólico y monorreno…

  • Antonio Duato

    Mirad sin falta el sabroso añadido de Alberto a su última Dada Cuenta:

    Añadido por el autor el sábado 25: El Govern: preñadas o paridas

  • mª pilar

    Antonio, comparto las miradas de Iñaki y Jaume sobre ti, Atrio, y cuantas personas formamos parte de esta familia.

    Me siento muy unida de manera muy especial, ha alguna personas que han pasado por aquí; como nos dicen…algunas ya no están…pero siguen ahí, en un rincón del alma-corazón, siempre agradecido.

    Fueron tiempos muy ricos y fuertes, creo que la edad…nos ha serenado a tod@s…gracias de nuevo, por todo cuanto nos ofreces día a día gracias de todo corazón.

    Un abrazo entrañable, y siempre agradecido.

  • Dentro de poco dejaremos un VERANO y vamos entrar en OTOÑO… momentos sombríos que nos van a llevar al INVIERNO, que con el cambio climático desconocemos cómo va a ser, pero siempre hay VIDA en facetas diferentes. Te agradezco, Antonio, todo cuanto vives, haces y rehaces en ATRIO que da vida en abundancia. Fue en 1997 cuando publicaste en Iglesia Viva el artículo que escribí sobre Eugen Drewermann. Reitero mi agradecimiento. Por mi parte, viendo la luz del final del túnel, contribuyo con lo que puedo y mis fuerzas dan. Hay mucho material en internet….y uno debe escoger….Atrio entra en esas prioridades con mis propias limitaciones.
    A entrar con realismo esperanzador y confianzador en los momentos sombríos de la naturaleza, pero que son “superficiales”. Todo es siempre vida regenerándose de forma gratuita junto con sus vaivenes.
    Un cordial saludos a todas y a todos.

    • Antonio Duato

      Gracias, Jaume, por estas amables palabras que tanto ayudan a continuar en este proyecto de Atrio y en otros que, afortunadamente, aún siguen ocupando mi tiempo y estimulándome a seguir adelante.

      Aún recuerdo esa colaboración tuya en Iglesia Viva, tan actual, sobre Eugene Drewerman. Ojalá que la Iglesia de esa triste época de involución wojtyliana (la de hace 25 años) hubiera acogido los análisis y propuestas de ese gran sacerdote, psicoanalista y teólogo. Hoy he vueltos a leer tu artículo e invito a los demás a hacerlo: en el nº 181, Sociedad moderna, religión y Cristianismo, con muy buenas colaboraciones, se publicó la tuya: Eugen Drewermann en el estado español o el miedo a saber. Tengo la satisfacción de que ese valioso fondo de Iglesia Viva, como lo mucho que se conserva en ATRIO, esté a disposición, a un click, de quien hoy quiera afrontar problemas serios y profundos y no solo soltar paridas en plataformas como Tick-tock (con todos mis respetos, como he manifestado otras veces a personas más jóvenes).

      Seguimos adelante, Jaume…

  • Iñaki SS

    Hola Antonio D.

    Ya estamos en un nuevo curso y tu, incombustible, dispuesto a seguir en la brecha, buscando signos de primavera y esperanza.

    ¡Qué bien!. En lo que a mi respecta, es una suerte la correa que nos muestras. Por añadirte una pizquita de motivación, te diré que mi paso por Atrio me está ayudando a evolucionar, en mi modo de ver muchas cosas. Así, diría que me está facilitando la posibilidad de acercarme a donde dices estar…”tranquilamente situado en la pista de despegue hacia la muerte”. Gracias por todas las lecciones de filosofía, psicología, sociología, teología ortodoxa y heterodoxa, etc…que han ido llenando un poquito mi vacio cultural.

    Un abrazo y eskerrik asko una vez más.

    • Rodrigo Olvera

      Hola Iñaki

      Anoche me estuve acordando de una oportunidad que tuve hace varios ayeres de visitar a gente querida de ATRIO en el País Vasco.

      Llegué a Bilbao, donde me recibieron Javier Renobales y Honorio Cardarso. De ahí nos dirigimos a comer en un lugar hermoso a pie de carretera. Nos esperan ahí Menxu y Pepe Salas. La comida fue riquísima (aún recuerdo lo que comí, cómo se veía y como sabía), pero la plática aún más.

      De ahí todo el grupo nos fuimos a Durango, y nos tomamos unas fotos bajo la estatua a Fray Juan de Zumárraga, que conservo como auténticos tesoros. Recorrimos las calles, entre fotos, historias y compartires.

      Ya entrada la noche (recuerdo que Honorio estaba un poco agripado) sugirieron llevarme a descansar. La generosidad de Honorio y Javier había anticipado algún hotel. Pero Pepe no aceptaría otra opción que acogerme en su casa. Ahí, en la mesa de la cocina, nos quedamos Menxu, Pepe y yo conversando, con unas castañas asadas. Pepe se mostraba asombrado de lo mucho que habíamos logrado ganar contra el tercer hombre más rico de México y uno de los 5 grupos mineros más fuertes de cobre en el mundo. “Acá en España sería imposible” dijo. Me compartió en confianza -misma que honré hasta el final – que estaba batallando con un cáncer resistente. Menxu se fue a dormir y todavía nos quedamos platicando hasta las 4 de la madrugada. Ese día, viaje a Valencia, donde tuve hermosos encuentros con Asun y Antonio.

      Ese viaje alimentó mi andar en la vida por muchos años. Lo hace todavía, ahora que lo vuelvo a recordar.

      Te digo todo ésto, porque en aquel entonces todavía no participabas en ATRIO, así que me perdí la oportunidad de que fueras partes del grupo con quién compartí mesa y sueños. Pero ya te digo, Iñaki, que si la vida me nuestra su rostro más generoso, como a veces hace, ya me gustará visitar otra vez Euskadi y esta vez darte un abrazo, y aprovechar para compartir contigo y – aprendiendo de tí, intentar ser yo un tilín mejor ser humano.

      Te mando un gran abrazo, desde este lado del charco.

      • Iñaki SS

        Hola Rodrigo
        Siempre es un placer leerte, pero esta vez te has pasado un pelín. ¿Qué vas a poder aprender tu, de un eterno aprendiz como yo?
        Ya me muevo muy poquito y de los viejos amigos que mencionas Pepe se nos fué, perdí el contacto con Javier…al no poder seguirle y solo Honorio y los dos, como se dice en Euskadi, seguimos en ATRIO.
        Creeme que tu gran abrazo me emociona y si vuelves por aquí seguro que serás bien recibido.
        Un cordial saludo.

  • M.Luisa

    Hola, tocayo! ¡También yo me alegro de tu vuelta!!

  • CARTA ABIERTA AL MODERADOR DE ATRIO.
    En mi habitación donde tengo el ordenador, enfrente de mis ojos, tengo escrito un gran resumen de todo lo por mi aprendido hasta ahora.
    Dice así:
    El ego ama el resentimiento, en lugar de pasar por alto la inconsciencia de los demás, este resentimiento se convierte en sus señas de identidad.
    Y sigue así:
    Perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores.
    Y por ultimo:
    Cuando vives desde el ego, no eres feliz.
    Deseas que tu vida sea diferente a lo que es.
    No aceptas lo que se te ha dado.
    (Fundamentalmente he aprendido mucho de Eckhart Tolle.)
     
    Todos somos imperfectos o “pecadores” si queremos se nos perdonen nuestras faltas, lo justo es que empecemos por perdonar a nuestros “deudores”.
    Salí hace algún tiempo de las páginas de comentarios de ATRIO pretendiendo dar un airado “portazo”. Ocurre que desde cuando tenía unos 59 años o desde antes, hasta ahora que tengo 73, que tengo el habito de asomarme a ver que se cuece en este Portal.  Me anime a enviar a la redacción escritos míos, que fueron bien acogidos. Por desavenencias con esta dirección, tal como digo, me “enfadé” y deje de aparecer opinando.
    Sigo frecuentando tangencialmente las páginas de ATRIO sin intervenir. Y lo que tengo escrito en la pared, me dice cada día que es una estupidez del ego eso de “sostenella y no enmendalla”.
    Lo que haya pasado en tiempo pretérito, ha pasado y “agua pasada no mueve molino”. Lo cierto es que no quiero privarme de opinar en el Portal. Y en mi sentimiento procuro grabarme que, si me han ofendido, lo que sea ha “prescrito” y si he ofendido pido ahora disculpas.
    Querido A. Duato. ¿Tú qué dices?

    • Antonio Duato

      ¿Qué voy a decir?

      Que tienes siempre abiertas las puertas de ATRIO y también el corazón de este viejo y a veces torpe moderador. Es verdad que a veces te has enfadado con Atrio y conmigo. Pero siempre he considerado que esas cosas del oficio. Cuando me parecía que algún artículo o algún vídeo que esperabas que se publicara, no lo he hecho. Y me ha faltado el tiempo para exponerte las razones. O por email directo o por telefono, que eres de las personas con quien más me he comunicado directamente. Te pido disculpas si algo que tú esperabas que se publicase lo he retenido, sin razones de peso (como prestar la voz a youtubers negacionistas en el otoño pasado) o sin habértelo razonado adecuadamente.

      Pero siempre te he dicho que no era el único que se alegraba de que volvieras al diálogo de ATRIO después de tus portazos, que siempre he pensado que no eran definitivos…

      • Gracias Antonio, por tu pronta respuesta y por tener tu benéplacito para entrar de nuevo a ATRIO. El tiempo me va atemperando el “genio” creo que en mis intervenciones futuras podré ser mas comprensivo con el otro y mas empático. Se puede decir lo mismo con amabilidad o soltándolo como disparos.

        Espero te encuentres bien. Un abrazo.

    • Carmen

      Me alegro de que vuelvas.
      También me he ido mil veces y he vuelto.
      El paso del tiempo nos hace un poco más razonables. A veces.
      Ten cuidado. Yo lo tengo, aunque a veces se note poquito.
      Si eres rey de Francia, hace tres días fue tu santo. Felicidades. Y si no eres rey de Francia, se siente. Mi abuelastro, mi hermano y mi hijo son reyes de Francia. Por eso lo sé.
      Un abrazo.

    • Rodrigo Olvera

      Me alegro de leerte acá, Luis.

      Hay en tí y en tu búsqueda una fuerza vital que me inspira y admiro. Poco importa que algunas de las direcciones a las que te lleva me resulten inaceptables para mí y mi búsqueda (si me tienes algo de paciencia, una de ellas es el discurso de descalificación del ego en varios de tus referentes); poco importa, decía, me quedo con lo que tú fuerza en búsqueda, con la inspiración y el afecto que me genera hacia tí.

      Abrazos y esperanzas

      • A mi me alegra Rodrigo tus muestras de afecto. Por mi parte decirte que también te aprecio y aprecio tu nivel de análisis y tu discurso. En alguna ocasión pretérita te decía que. Estamos en el mismo barco.
        Respecto al ego, considero que no es nuestro enemigo, es parte de nuestra evolución consciencial, luego no es algo a eliminar sino a -trascender-. Morar consciencialmente en algo mas amplio que el ego hay quien lo denomina morar en el -testigo-, acercarse mas al foco de donde se proyecta toda la realidad manifestada, acercarse mas a la Fuente. Entonces con el ego trascendido pero integrado será como ver la realidad desde una metafórica montaña, ampliamos nuestra visión de la realidad, el ego se queda a media montaña, pero la escalamos gracias al ego.

    • mª pilar

      Luis, me alegro de veras; tu vuelta será una manera de compartir tu deseo de atemperar…lo que tú creas conveniente…y como nos dices, nada bueno nos trae…a todas las personas…el portazo, ante pensamientos distintos a los míos.

      Es lo natural, cada cual es…cada cual…y lo aceptamos, o solo nosotr@s mism@s saldremos dañados.

      Un abrazo entrañable.

  • Javier Peláez

    SOBRE LA APLICACIÓN DE OZONOTERAPIA A UN PACIENTE COVID: Una jueza de Castellón acuerda como medida cautelar a instancia de la familia aplicar esta técnica por uso compsivo; exime al centro público de toda responsabilidad…Y la responsabilidad de la jueza? Lo primero la jueza de lo contencioso no es competente para acordar prestaciones sanitarias; son los juzgados de lo social a no ser que se recuirriera una denegación de la Agencia Española del Medicamento de uso compasivo,que no parece que sea el caso…Son los juzgados de lo social según Sentencia del TS de lo Contencioso del año 2000….De hecho todos los pleitos que se piden prestaciones sanitarias los tenemos en los juzgados de lo social.La jueza dicta una medida cautelar,por lo demás temwraria,sin ser competente por razón de la materia…

     

     

     

     

  • Carmen

    Un abrazo muy fuerte, Asun. Si cierras los ojos un momento, seguro que te llega.

  • mª pilar

    No sabía nada de la salud de Ana; y le deseo una pronta recuperación, de corazón lo deseo para ella y para el, porque sufrirá verla enferma.

    Con todo el cariño, y quedito quedito…estamos cerquita…y la recordamos en este día especial para ella.

    Un abrazo entrañable.

  • Antonio Duato

    Sí, fiesta onomástica de Asun Poudereux. Felicidades de parte de todos. Ana se ha adelantado.

    Acabo de hablar con Aejandro, su marido. Me dice que ha desayunado bien, pero después se ha vuelto a acostar. Sigue sin ningún retroceso en el proceso y conserva bien la capacidad mental y bastantes capacidades motoras, con altibajos en días e incluso en horas. A mitad de la semana próxima volverán a hacerle un control con resonancia magnética.

  • ana rodrigo

    Mi más cariñosa felicitación y mejores deseos para Asun Poudereux, esperando y deseando que se encuentre bien. Un abrazo grande.

  • Iñaki SS

    Hola amigos

    La costumbre de leer a mis maestros de ATRIO me a llevado a echar una ojeada a este post. Podeis creerme que me he quedado atónito al toparme con semejane lluvia de felicitaciones.

    Una confidencia: Dice mi señora esposa, con la que convivo desde hace más de cincuenta años, que soy un engañador.Una advertencia: Cuidado con dejarse engañar.

    De todos modos, muchísimas gracias. Eskerrik asko.

    Un cordial saludo.

     

  • m* pilar

    El silencio de Óscar me reocupa ¿Está bien? Gracias.

  • ana rodrigo

    Querido Iñaki, te deseo todo lo mejor y te mando un gran abrazo.

  • Carmen

    Felicidades Iñaki.

    Un abrazo fuerte.

  • M.Luisa

    Felicidades a ese hombre bueno, vejete, que sabe tanto del placer samaritano y además un gentleman  de los pies a la cabeza que se llama Iñaki  ¡Un abrazo grande!

    • Isidoro

      Amigo Iñaki: Te tengo, por lo mejor que puede ser un humano: Un hombre bueno. Felicidades.
      (Y pensándolo bien, aquí en Atrio contamos con 5 ó 6 como tú: ¡somos afortunados!).

  • Antonio Duato

    Tenemos un entrañable Iñaki en ATRIO. ¡¡¡Felicidades en el día de tu patrón!!!

  • Carmen

    Ana.

    Felicidades.

    Sé que hoy es santa Santa Ana y San Joaquín porque nació hace treinta y siete años mi hijo pequeño. Me acompañó mi cuñada Ana. Me decía: carmen, cualquier día menos el 26 que es mi santo y el de mi hija.  Efectivamente. Lo celebró acompañando a su cuñada carmen al nacimiento de su hijo, que era también el de su hermano.

    Así que no se me olvida este día. Felicidades. Pasa un buen día.

     

    • ana rodrigorni

      Carmen, muchísimas gracias por tu felicitación. Un abrazo

      • Santiago

        Tampoco este año me olvidé del día de tu santo durante la Misa de San Joaquín y Santa Ana.

        Mis felicitaciones…con mis mejores deseos

        Saludos cordiales
        Santiago Hernández

        • Ana rodrigo

          Muchas gracias, querido Santiago.

          • mª pilar

            ¡Muy tarde!

            Es que… los santos…no los celebramos en casa; y para los cumple, he tenido que hacerme un calendario… porque somos muchos… y mi cabecita ya no responde como antes.

            Solo cuando alguien llama mi atención con la felicitación de alguna persona que quiero o está en este muy querido Atrio…pues aunque sea tarde:

            Querida Ana ¡Muchas felicidades! Que sigas en la lucha.
            Un abrazo entrañable.

          • mª pilar

            ¿Sabes?
            Tengo un calendario de Antena Misionera y no salen los “santos” del día como antes.

          • ana rodrigo

            Querida Pilar, para el cariño nunca es tarde. Muchas gracias y un abrazo

  • Antonio Duato

    ¡FELICIDADES SANTIAGO1 Quiero ofrecerte como un pequeño regalo -para ti y para los demás- el primer comentario que se conserva en la base de datos de ATRIO. Es del 7 enero 2010Habías empezado a enviar comentarios antes. Pero los del peiodo 2006-2009 se perdieron por un error mío de novato. Decías en ese comentario, en la línea que has seguido sin separarte un milímetro que ha hecho posible que aun quienes estamos en posiciones muy distintas nos guste que sigas en ATRIO:

    LOS CAMINOS del Senor son dificiles de entender pero en el evangelio leemos que en la casa del Padre “hay muchas moradas”…Sin duda ninguna que es el AMOR el que nos empuja a TODOS hasta encontrar nuestro propio destino que esta precisamente en CRISTO, centro de la historia de los hechos humanos y centro de la historia de cada ser humano y de cada corazon…Misteriosamente pero certeramente EL nos llama a cada instante hacia esa AUTENTICIDAD que constituye nuestro centro, donde EL reside y nos invita constantemente a encontrarle…Sin embargo, nuestra limitacion humana nos impide abarcarle completamente mientras vivimos en esta tierra…por eso el camino puede ser “tortuoso” y quizas se limite solamente a una “busqueda”…pero al final, si hemos sido fieles a esa llamada interior, seguramente llegaremos al encuentro final y definitivo…como cita Sarrionandia hay que “vivir la FE con sincero deseo de lo que es autenticidad”..sin perder del todo a esa vieja madre que tiene abierta siempre la puerta de la casa…para que ya renovados y “en reposo” volvamos a entrar…un saludo cordial y felicidades a Antonio por el nuevo “look” de ATRIO….de Santiago Hernandez

    Hablabas de los CAMINOS del Señor y te referías al artículo de cabecera en el se iniciaba el Curso sobre Marcel Légaut. Estabas ya, como siempre has estado, abierto a que otras personas (u otros papas) emprendan caminos que a los muchísimos neoconservadores les parecen caminos de perdición.

    Por  cierto, al hacer esta felicitación a Santiago me he vuelto a maravillar de lo mucho que se conserva en ATRIO que sería muy oportuno revisitar. En este mismo hilo en que escribe Santiago lo anterior, veréis intervenir a muchas columnas de ATRIO que ya nos abandonaron (Gabriel Sánchez, Antonio Vicedo, Fico , Pepe Sala, Justiniano de Gautemala…) y otras personas que siguen vivitas (Ana Rodrigo, Asun, Rodrigo Olvera, Oscar Varela, María Luisa, Pilar…).

    Disculpadme si en estas últimas semana intervengo poco. Cuando empiezo a escribir de algo, como ahora, me enrollo esneguida. Aun tengo que seleccionar y presentar un post para mañana, entre los diversos candidatos.

    • Santiago

      Muchas gracias Antonio D por la felicitación y por tus palabras que sin duda -y no por lo inesperado del momento- han sido el MEJOR regalo que recibí el día de Santiago Apóstol.

      Son curiosos los “tortuosos” e “inescrutables” caminos del Señor porque yo, cuando empecé a “leer” más teología como amateur -sin formalismos-me preguntaba que iba a suceder con ese “conocimiento” o “experiencia y bagaje personal” puesto que mi carrera me absorbía totalmente entonces. ¿Podría propagarse algún día? Me preguntaba yo y me decía que de alguna manera mi pensamiento iba a ser conocido y difundido. La respuesta me la diste tu hoy al poner “de relieve” uno de mis comentarios en la página principal de comentarios de ATRIO. Y recordé lo que me escribió hace años un monje desde la Cartuja de Tiana en Barcelona, a la que he visitado ocasionalmente: “Entre todas las cosas, Dios lo hace todo”.

      Creo que, “en verdad”, es desde nuestra voluntad que El “lo hace todo” dirigiendo sin coacción nuestra libertad. Y sigo pensando,como en el 2010, que los que “buscamos” con sinceridad “de corazón” encontramos..Es nuestra voluntad la que “se doblega” al final, vencida por el amor divino..Ya no podemos mas y no resistiremos mas esa llamada al “encuentro”.Así le pasó sin apenas saberlo a Tomás Becket, a Saulo de Tarso, a André Frossard, Francisco de Asís, Agustín de Hipona, Ignacio de Loyola, Camilo de Lellis, al ladrón en la Cruz y a tantos otros.

      La luz que, potente, me alumbró un día de mi juventud, con los años se hizo más lejana…,, pero todavía se encuentra ahí, fija, sin poder yo desechar lo que contemplé como inefable verdad. Verdad que nos alumbra y que está al alcance de todos los que tratamos de ceder y desmantelar nuestro personal egoísmo que de otra manera se puede denominar como “la hipertrofia del “ego”.

      Un abrazo
      Santiago Hernández

    • mª pilar

      Cuando leí tu comentario presente, no dije nada, pero al volver a leerlo, quiero decirte, que personalmente, entro de vez en cuando en ese Atrio de aquellos años, que teníamos con nosotros a personas muy, muy valiosas en todos los sentidos, y de los cuales, llegué a una comunión personal y privada con alguno de ellos.

      Eran:

      ¡¡¡Formidables!!!
      Y han dejado en mi personilla, una huella imborrable.

      Como siempre Antonio muy querido:

      ¡¡¡Gracias de todo corazón!!!
      Un abrazo entrañable.

  • mª pilar

    ¡Muchas Felicidades Santiago!

    Y para cuantos hoy sea su día.

    • Santiago

      También le doy las gracias por su amabilidad
      en recordarme en la histórica fiesta del Patrón de España cuya “Iglesia”, como “Pueblo de Dios” se considera -por ese motivo- “apostólica”. Ya hubo sangre de mártires en el siglo II en Iberia.

      Un saludo especial y cordial
      Santiago Hernández

Deja un comentario