• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5831 Artículos. - 93425 Comentarios.

¿Puede haber independentistas de izquierdas?

       Es claro que la izquierda lucha por un mundo de seres humanos libres e iguales que habitan un mundo justo. Y se enfrenta al que hoy es el gran enemigo de la justicia, la libertad y la igualdad: el capitalismo. El capitalismo se puede envolver en cualquier bandera nacional y proclamar su acendrado patriotismo, pero eso es una falsa fachada. No tiene nada de nacionalista, para el capitalista su patria y su dios es el dinero. Podrá tener ciertos sentimientos de apego a una nación, pero cuando la patria y el dinero tienen altares distintos, no lo duda, presenta sus ofrendas en el altar del dinero.

       El capital sobrevuela el mundo buscando dónde puede obtener mayores beneficios. Prácticamente todas las fuerzas de izquierda están encerradas en las fronteras de sus países, como tropas de infantería metidas en sus trincheras, mientras que el capital mueve divisiones aerotransportadas, que golpean donde quieren, sometiendo a los países a sus dictados, que, por supuesto, van en una línea totalmente opuesta a la justicia y la igualdad. Con gran cinismo proclaman la libertad como una de sus señas de identidad –se llamaban liberales y ahora neoliberales– pero se trata sólo de una apariencia de libertad. Como en tiempo del franquismo en España, “había mucha libertad”, se podía ser del Madrid o del Atlético, pero mucho cuidado con criticar al régimen.

       Pasa igual con el capitalismo. Puedes poner una tienda de comestibles, un bar o un taller de coches, pero tienes que pasar por un banco, te guste o no. El gobierno, puede construir una autovía, un AVE o arreglar las calles, pero, por muy de izquierdas que sea, tiene que contratarlo con una gran empresa. Y guárdese muy bien de subir los impuestos a las grandes fortunas o poner límites a esas grandes empresas. Pues cuanto más pequeña sea una nación, menos capacidad tiene para resistir las presiones del capital.

       Hace un siglo la izquierda proclamaba: “Proletarios del mundo uníos”. Existía el convencimiento de que sólo la unión de los pueblos podría darles el triunfo sobre el capital. Hoy las cosas han cambiado mucho, en el mundo del trabajo apenas se habla de proletariado, y tenemos una clase social muy dividida, en situaciones muy distintas, pero siempre con el agobio de que el capital va agudizando cada vez más la explotación del trabajo.

       También ha cambiado el mundo del capital. Se ha impuesto la internacionalización. Hoy tenemos un capitalismo globalizado, que se mueve por todo el mundo buscando los lugares donde puede obtener el mayor beneficio. En todas partes parece haber un poder incuestionable: ¡los mercados! Un obscuro y anónimo poder, que se mueve por el mundo a golpe de clic y que levanta y hunde economías según sus conveniencias. Es evidente que el gobierno de un país puede suavizar la explotación a la que el capitalismo somete a sus ciudadanos, pero de ninguna manera podrá disputarle el poder supremo sobre la economía.

       Me parece, pues, un disparate que ante, ese poder globalizado, los pueblos busquen la solución dividiéndose cada vez más. Hoy sería necesario proclamar: “Ciudadanos del mundo, uníos”. Hoy la necesidad de poner coto al poder del capital es más urgente que nunca, y sólo puede lograrse desde la unión de los pueblos.

       Resulta totalmente absurdo pretender que se va poder realizar una política más social, más de izquierdas dividiendo los pueblos, disminuyendo su capacidad de resistencia y dificultando la formación de uniones cada vez más amplias y más fuertes. Hay que ser conscientes de que es necesario tener capacidad de someter al capital globalizado, si queremos tener una auténtica libertad y democracia

       Y no se trata sólo de poner coto a la injusticia y la desigualdad, se trata de evitar que el capitalismo, con su ambición demencial, dañe de una manera irreparable el medio ambiente en el que se desarrolla la vida de la humanidad. Ya no son solo los proletarios, somos todos los habitantes del planeta Tierra los que tenemos que unirnos para salvar nuestro mundo.

        Concretamente en el tema de Cataluña, pretender hacer una política más social, más de izquierdas, a base de hacerlo ellos solos, me parece a mí que sólo se explica desde un cierto complejo de superioridad, y yo no veo esa superioridad cuando no llegan a darse cuenta de lo que supone un mundo globalizado.

40 comentarios

  • Ludovico

    Román, por mor de aclaración.

    Olot es vieja ciudad carlista, capital de La Garrotxa, cuna de una escuela de paisajistas famosa, sede de fábricas de santos, aquellas figuras que llenaron las iglesias quemadas durante la guerra civil por orden de los entonces ERC, con Companys a la cabeza, y otros grupos políticos ciegos de “rauxa”, es decir, de odio (hacia la religión). Cuando llegó el concilio Vaticano II, las fábricas “de santos” entraron en crisis. Pero mis paisanos –yo me crié en sus entornos– buscaron salida a su producto en América del Sur. Pero allí llegó también la crisis y han cerrado.

    Diríase que Olot era una ciudad civilizada, y en buena medida lo es, con un taller de arquitectura premiado y mundialmente reconocido, sin retórica ni hipérbole.

    ¿A qué viene esto? Pues en Olot ha ocurrido –lo dijo ayer Abascal y muchos no lo entendieron– algo infame. Una fiesta popular, la del Narigudo (“Nasgros”), hace las delicias de los niños, que quieren fotografiarse con él. Hasta que, este año, llegó una niña de cuatro años. Su padre, de una familia secularmente arraigada,  emprendedora y creadora de fábricas textiles, dio en hacerse militante de Vox. La niña quería hacerse la foto con el Narigudo. Pero éste, con malos modos, la rechazó: “Aquí no hi cap cap filla de feixista! Le traduzco: aquí non cabe ninguna hija de fascista.

    Anteayer, un familiar mío, también de cuarenta apellidos catalanes, hasta perderse en la noche de los tiempos, que vive en el Alt Empordà (Alto Ampurdán) me envió una de esos mensajes de youtube con el texto siguiente: “Catalans, a votar, que no es quedi ningú a casa, si no hi anem ens ho prendran tot”. Traduzco: Catalanes a votar, si no vamos, nos lo robarán todo.

    No voy a entrar en juicios de valor.  Sólo quiero apuntarle datos para una mejor interpretación de la realidad. Los rebeldes condenados por sedición, que son unos delincuentes comunes, como lo es Pujol cuando declara que robó a Hacienda, salieron de la cárcel por decisión de la Generalidad de Cataluña, contra la orden expresa del Tribunal Superior de Justicia. Por decisión de la Generalidad de Cataluña y la anuencia del gobierno social-comunista –así se autodenomina Iglesias– que manda en España. Fue un do ut des para que no le reventaran la campaña a Illa. Por eso, terminada la campaña, dice la ex-ministra socialista, accidental Fiscal General del Estado, que mañana estudiará el caso. Lo de accidental es una anécdota recuperada de un viejo magistrado de la República en carta a un ministro franquista: “Excmo…juez de tercera, accidental ministro.”

    No voy a juzgar la consideración moral que usted atribuye a unos y a otros. Sobre todo, porque están ahí los hechos y el dictamen judicial, la relación y las sentencias de estos vulgares (es mi opinión) sediciosos. Y lo último, pero no menos importante: ¿Ha leído usted informes sobre el daño económico que ese comportamiento desleal ha causado a los habitantes de acá y del resto de España? ¿Ha leído algún informe de las empresas huidas, de las empresas cerradas, del paro que han causado?

    Durante muchos decenios tuve responsabilidad empresarial. El último decenio como director general. Algo conozco del asunto. Pero, insisto, no voy a enjuiciar. Sólo indicarle, para su información, que no estaría demás, para recabar todos lo datos, la recepción en determinados estamentos empresariales –pongamos alemanes– del comportamiento de algunos de esos sediciosos delincuentes. Vulgares delincuentes, que les ha importado un bledo el devenir de muchos ciudadanos. En Barcelona, el sector empresarial alemán es muy importante, desde el editorial hasta el químico, pasando por el automovilístico.

    He empezado con dos anécdotas para resumir el ambiente. He terminado con la referencia a la economía. Para la inmensa mayoría, no son los sediciosos los que hunden la economía, son “els altres que ens ho volen prendre tot”.

    Tal vez pueda hacerse así una composición de lugar más cabal. Nos esperan años muy duros. A la hecatombe no nos llevan sólo estos delincuentes hoy condenados. Piense en las medidas que se toman en la Moncloa.

     

     

     

    • Román Díaz Ayala

      Se agradece la información que pone en evidencia dos cosas. La primera que los 11 escaños en el Parlament conseguidos por Vox, así, de sopetón, no son nada gratuitos, sino una respuesta a los muchos abusos en la convivencia. Son votos de ciudadanos y ciudadanos de Cataluña en manifestación de un cabreo descomunal, algún que otro por razones de justicia. Los extremismos causan tales efectos, y en política más. En cuanto a lo otro a que el abuso de poder (local, pero poder ) no alcanzó los frenos necesarios de las instituciones del Estado, en sus diversos poderes. Y no podemos escudarnos con el argumento de que las instituciones de la Comunidad de Cataluña, las autonómicas, son partes y representación del Estado. El muy honorable Joseph Tarradellas lo sabía, lo barruntó y lo vaticinó.

  • Román Díaz Ayala

    El día de San Valentín llega a su fin y también las elecciones  catalanas de todavía hoy 14 de febrero de 2021, en el segundo año de pandemia.

    Los resultados se han acercado bastante a las encuestas y todavía más ajustada a la encuesta a pie de urna avanzada a las 8 de la noche. El Parlament quedará configurado con los siguientes escaños (con  el recuento del 98,8% de los votos a la 23,50 hora): PSC 33, Esquerra Republicana 33, Junts per Cat, el partido del fugado Puigdemont 32, la CUP 9, En Comú Podems, en la unión del partido de Ada Colau con Podemos 8, Vox , la ultraderecha que salta también al Parlament en Cataluña 11, Ciudadanos 6,  y el PP 3

    El PSC ha ganado en votos con el 23% a ERC, 21%, pero queda igualado en escaños. Sin embargo su candidato cabeza de lista, el ex ministro Salvador Illa se declara vencedor y anuncia que se presentará  la investidura con un programa de pasar página al conflicto, la Cataluña que pone fin  y busca el reencuentro.

    Junts se felicita de haber incrementado el voto independentista con una mayorí más caratodavía, 74 escaños (lo que suman Junts, ERC y la CUP firmantes de un acuerdo previo a las elecciones) con un programa claro de Amnistía para presos y “exiliados”, referendum de autodeterminación y pasos firmes para la independencia.

    ERC anuncia que se presentará a la investidura.

    VOX se felicita de ser la oposición a la izquierda y el independentismo en un futuro gobierno en una posición de liderazgo  (superan a Ciudadanos y a PP, que no consigue formar grupo parlamentario .

    • M.Luisa

      No, pasar página no es posible!! El independentismo, esta vez, aún suma más… Veremos cómo se configura…

      • M.Luisa

        ¡Discúlpame, Román, mi intención era colocar el comentario arriba independiente del tuyo precisamente para evitarte responderme si no lo desearas, pero ya sabes estas cosas pasan, cuando clicas ya no hay marcha atrás, que tengas un buen día!

        • Román Díaz Ayala

          No importa, pero me da pie para comentarte que el laberinto catalán no puede topar permanentemente contra un muro. Algo hay que desandar, y me refiero a todos sus concurrentes, para buscar otra vereda que nos lleve a la salida. Ya se hace evidente que no sirve más de lo mismo. Alguna vez he mostrado mis simpatías por el antiguo líder de ERC, hoy en semilibertad y por tanto, protagonista activo en la campaña y no creo que esté meramente a la sombra de Pere Aragonés. Es tan firme en sus ideas y sus convencimientos que será un gran interlocutor en los momentos de diálogos que se brindan. Ha sido afortunado que ERC haya superado en votos al partido del fugado Puigdemont.

          • M.Luisa

            Gracias Román, aunque veo que insistes con lo de la fuga de Puigdemont, bien, si te empeñas a mí no me importa si su fuga sirve para desbloquear y renovar por fin los miembros del poder judicial que todavía rezuman franquismo.

            Por lo demás, coincido contigo en señalar la personalidad y la honestidad de Junqueras. Con todo, pienso que no habrá vuelta atrás porque todo proceso aunque lento, en él siempre se aprende nunca se desanda.

          • Román Díaz Ayala

            Más que insistir en el hecho de la fuga, constato la actitud responsable del Sr Junqueras y su afirmación categórica de que iba en serio y esa actitud digna de que no le corresponde un indulto porque no se considera culpable. El indulto se pide en otras instancias, a la vista de un sistema penal necesitado de revisión y la consideración de que las penas han sido excesivas.
            Creo que tengo derecho a comparar a los dos personajes públicos. Uno, por equivocado, pero digno de mi más profundo respeto y el otro medio trapalleiro.

          • M.Luisa

            Comprendo lo que quieres decir Román, muchos no han sabido ver esa diferencia entre indulto y amnistía dejándose llevar por esa visión de la fiscalía que, tratándolos de delincuentes comunes no ve en ellos ninguna voluntad de arrepentimiento sin querer darse cuenta de su talla política, ellos nunca desfallecerán. En esta misma dirección fueron sus alegatos frente a Marchena al finalizar el juicio que los condenó.

            Es lo que se ha visto claramente en estas elecciones que contra esta realidad sociológica tan potente y rotunda nada puede hacer esa mera táctica de consolación y de aparente victoria por la que han optado los socialistas.

          • Román Díaz Ayala

            No tan contundente. Siempre hay algo que distorsiona. el 51% es como colgar una prenda en un clavo en el aire. Mucho voto independentista obedece a la necesidad de un referendum,( un acto de soberanismo) aunque con la clara intención de votar la permanencia (status quo) y el Estatut
            Por otro lado, y esto es un dato comprobable, que un 51 por ciento mantiene a la ciudadania catalana dividida. Une a ello, que por causa de la pandemia, ha votado menos del 50 por ciento del censo.

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    Voy a centrar mi comentario en torno al título: Puede haber un independentismo de izquierdas, que nos propone Antonio. Y en él vuelvo a alguna otra reflexión hecha en otras ocasiones. Resumiendo:

    –Me siento gallego, español, europeo… y como diría Montesquieu: ciudadano del mundo. Aspiro a ensanchar fronteras, cuidando de no sacralizar fronteras pequeñitas…, y menos mitifacando, distorsionando la historia y engordando sentimientos emocionales, hasta fanatizarlos… Y menos aún creando enemigos, creyéndome superior o presentándome como víctima…

    –El lema: “Proletarios de todo el mundo, uníos”, me parece muy bueno, pero si solo son palabras bonitas o se utilizan para crear odios, discriminar o matar…   La historia “socialista-comunista” enseña que se han utilizado esas palabras para que un grupo oligárquico se instale en el poder y, en nombre del pueblo, someta y no permita la libertad que reclamaba… De democracia, muy poco. (Sé que a veces ha tenido que recurrir al poder, y blindar fronteras, para no dejarse dominar por el poderoso caballero…) No obstante…

    –Pienso que una auténtica sociedad humana debe regirse por una JERARQUÍA DE VALORES, en la que el ser humano -hombre-mujer-niños- ocupe el primer puesto. El hombre lo primero,  no 1º América, o España, o Galicia o Cataluña…  Y esta jerarquía de valores la defiende teóricamente la Izquierda, no la derecha y su capital. Por eso, en mi opinión, capitalismo y nacionalismo-patriotismo se llevan mal en la práctica. El capitalismo no sabe de patriotismo, aunque los partidos que lo representan lo utilicen mucho, como máscara… El capital no tiene patria…

    –Los nacionalismos son versiones actualizadas del tribalismo -son una fase del desarrollo histórico -hoy ya pretérito-, cuya bandera es la lengua o una genética barata… En este caso los nacionalismos dividen, porque necesitan identidades duraderas, sólidas…, que los diferencien…  Y diferencia tanto esa identidad que los convierte en “sagrados”, indiscutibles… Y quien los cuestione esa identidad especial es un hereje político, que hay que apartar y/o rebajar…   Así se convierten los nacionalismos en religión, con culto… a los sentimientos y a una historia mitificada o falsificada… Por eso muchos se convierten en fanáticos…

    –La ley y los derechos humanos se respetan si apoyan estos valores; si no, se dice que no hay libertad, y al mismo tiempo no se permite la libertad de los “herejes”…

    –Pues bien, cuando la izquierda se asocia al capital “nacionalista” -que en el fondo no tiene patria, aunque se sirva de ese nombre para camuflarse- está siendo infiel a sí misma, a sus principios fundamentales. La jerarquía de valores no se respeta, se acomoda, se vende por un pequeño “valor” de rango inferior.  En esto se parecen la Izquierda y la Iglesia institución: en la práctica subvierten valores… y olvidan al hombre, mujer, niños… (Por eso a veces se cuestionan los derechos del niño en la educación…)        Si una izquierda se une con el capital, a mi juicio, vende sus valores más importantes, sólidos, por creaciones históricas que pasan con el tiempo… Defender esos valores que pasan, es volver al tribalismo, aunque nos cueste admitirlo y aún verlo.

    –Termino, la auténtica izquierda se halla mucho más cerca del Evangelio, pero si se vende por valores menores o a éstos los encumbra tanto que los convierte en prioritarios… ¿qué decir de ella?  Lo peor es que mucha gente de izquierda viva dentro de su sistema y no quiera saber nada con la otra meretriz… Y también lo peor es que instituciones religiosas cristianas se identifiquen tanto con el nacionalismo que se aparten del “hereje”. Esto último que digo es realidad, que en este momento no quiero recordar…, pero hay datos actuales muy lamentables, que lo confirmarían…

    Un saludo a los tertulianos, y gracias por la reflexiones y datos que aportan, que enriquecen.

    • Iñaki SS

      Hola Juan A.V.O.
      Siempre te leo con gusto, aprendo muchas cosas y admiro el estilo reflexivo y sereno de tu forma de dialogar.
      Ahora bien, como nacionalista vasco “sui géneris” me chirria, un poquito, eso de…”los nacionalismos dividen al necesitar identidades sólidas y duraderas …que los diferencien”. Vamos, como que no me veo en este espejo.
      Yo diría que las identidades sólidas diferenciadas son una realidad anterior a los nacionalismos. No se me ocurre sacralizar mi sentimiento identitario, ni considerar herejes a los no nacionalistas, ni aferrarme a historias mitificadas o falsificadas, ni me he mantenido en esta seudoreligión¿? para engordar mi capitalito, aunque no dejo de ser un priviegiado.
      En Euskalherria no somos mejores ni peores que nadie. Hay de todo como en la “viña del señor”. Pero a caballo entre España y Francia, si que somos un poquito distintos en unas cuantas cosas, digo yo. Fijate que, por unos metros, podriamos haber sido vasco- franceses en lugar de vasco-españoles. El nacionalismo surge cuando se ningunean, más o menos, nuestros sentimientos identitarios, al imponernos un poder judicial a veces lejano, al cortarnos las alas,también a veces,en ámbitos como el laboral, económico, cultural, selecciones deportivas, control de los recursos naturales, posibilidad de hacernos oir en Europa en los temas que más nos conciernen(la pesca por ejemplo)….todo esto sin mentar la bicha del tan cacareado veto constitucional, a un dercho tan democrático como la autodeterminación.
      Un cordial saludo

      • Juan A. Vinagre Oviedo

        Hola, amigo Iñaqui: Antes de nada, gracias por tu atención y aprecio. Voy a tratar de explicarme algo mejor, pues a juzgar por tus palabras no debí hacerlo bien.
        -Cuando hablo de los nacionalismos, me refiero a los nacionalismos radicalizados que dividen, que se apartan o que, a veces, se comportan tratando de imponer su idea identitaria, que en algunos temas sufren también los niños… (hay que “nacionalizarlos”) Entre esos nacionalistas no te concibo a ti, pues me pareces una persona abierta y receptiva, que sabe convivir sin imponer… y sin sacralizar. Son los nacionalismos radicalizados, que han sacralizado su ideología nacionalista, los que tratan como herejes a los que no piensan como ellos, y por ello de alguna manera les hacen la vida difícil (lo que es un modo de perseguir). Muchos, muchos -entre los que me incluyo-, no pensamos así.
        -Identidades sólidas: Tengo mis dudas respecto a esas identidades sólidas… ¿De dónde provienen? Me temo que, al menos, algunas identidades traten de “fijar” valores que son más bien fruto de nuestro devenir histórico -que será superado-, y que, como tales, son, como digo, superables (aunque también sean venerables, por provenir de nuestros ancestros…) Me parece que imponer ciertos valores sólidos, fijos, ralentizan nuestro ritmo evolutivo en marcha, que tiende a superarse. Si no se superan, corremos el riesgo de caer en “fijaciones”. La historia debe conocerse y comprenderse bien, pero no sacralizarse, si no queremos involucionar, al menos en parte… Si involucionamos -reconocer y corregir errores del pasado es mirar atrás con sentido crítico, a fin de poder avanzar-; si involucionamos, ¿no corremos el riesgo de volver a valores -con respeto, sea dicho- tribales o cuasi tribales, aunque se revistan de modernidad? A mí me parece que nuestra condición de seres en evolución, en desarrollo y maduración, pide revisión de valores pasados, y no sacralizarlos. Para mí el valor incuestionable es el valor humano, la persona humana. No tanto los valores que crea la cultura de cada momento histórico o una comarca concreta, aunque se llame Grecia… (Entiendo que en este tema se debe matizar más, pero no puedo extenderme.) Yo creo que en nuestra condición de seres en evolución, para avanzar, hay que superar etapas y culturas… Solo un valor permanece: el ser humano, no las fronteras ni las lenguas, ni los “genes” ni las ideologías históricas, siempre revisables… (Esto lo digo también para mí, no sea que mitifique mis propias ideas.)
        -El “veto constitucional” si no gusta, cambiarlo; pero siguiendo las normas que nos hemos dado -también nuestros mayores-. No sea que hagamos como Trump: ir al asalto… Y después afirmar que se hizo en sentido figurado…, como se ha dicho en algunas declaraciones judiciales. En suma, te habla, Iñaqui, un gallego, que “fala galego” y lo mira con afecto, pero que aspira a superar fronteras… A unir, no a separar. Solo a superar… Que aspira a que se unan los pueblos en un solo pueblo, con un mando único para todos. Los “pueblos” particulares pasan… A mi juicio, el futuro será -es mi utopía- un solo PUEBLO. (Cuando algunos proponen una “Europa de los pueblos” me sabe a añejo y a tribu.) Aspiro a una Euroasia de un solo pueblo, y a una América de un solo pueblo etc. Para acabar en la tierra de un solo PUEBLO, con un mmando-servicio único y democrático.
        -Nada más. Me temo que no siempre me haya explicado bien. Un abrazo.

        • Iñaki SS

          Hola Juan
          En primer lugar agracecerte el tiempo dedicado a mi comentario. Te explicas muy bien y comparto, sin problemas, en un plano teórico-utópico, tu anhelo de unidad, (en la tierra un solo PUEBLO), en una “aldea global”… en el que el valor incuestonable sea el valor humano, la persona humana.
          Quiza yo soy más aldeano y en la practica, demasiado atrapado en la historia de la España siglo XX, con aspiraciones para mi tribu de unidad, con el pueblo español, como europeos.
          Gracias y un cordial saludo

  • M.Luisa

    Lo ve,  Ludovico? Y sin reticencias,  siempre, a pesar de todo surge algún  lazo que nos une,   Gary Cooper era mi actor favorito  a ese  sí que de joven le tenía autentica devoción…  “Solo ante el peligro”  ¡la de veces que la habré  visto!   Película  que ahora también ha motivado a Iñaki para acordarse de mí…  me agrada ese final!!

  • Ludovico

    Hombre Iñaki, a Gary Cooper no me lo mancille. Desde mi infancia Gary Co-o-per, así lo pronunciaba yo en aquellos años ha si do mi héroe. Solo, desamparado de todos, mientras esperaba el tren fatídico de los forajidos. Solo. Al Gary Co-o-oper, de mi niñez, no me lo toque. Fue para mi ya una traición cuando Miss Hoare no enseñó a decir “Cuper”. Me imaginaba, entonces, entregando yo la placa de sheriff ante la cobardía del pueblo al que defendió y liberó de los sanguinarios. Tal vez fue la mezcolanza en la imaginación de la película de Berlanga “Bienvenidos Mister Marshall”, cuando Pepe Isbert sueña en el saloon retando a Manolo Morán. Qué gran película. Qué ratos más felicidades.

    Dios os bendiga a todos, a usted, a María Luisa, a Román, a los padres de Miguel Angel Blanco, a lo hijos de Otegi, a los padres carlistas de Puigdemont, al padre franquista de Aragonés García –vaya apellidos para un presidente separatista de la Generalidad–, a los que han huido del País Vasco (!cuántos amigos, desde catedráticos de Leioa hasta profesionales de la salud), a los que han huido de Cataluña (desde catedráticos de la Facultad d Filosofía o de la Escuela de Arquitectura, o de la Facultad de Biología). A todos, que Dios os bendiga. Porque lo importante es el juicio de Dios. Y Dios es sumamente misericordioso.

     

    Pero a Gary Co-o-oper, Iñaki, a ese queridísimo, sin reticencia lo digo, a ese no me lo toque. No me lo profane.

    • Iñaki SS

      Hola Ludovico
      Este discurso me ha gustado mucho más, a pesar de tu empeño de ver a los malos, solo en una parte. Como curiosidad te dire que yo naci a un par de kilometros de Gernika, allá por el año 1938. Cuando de chavalin me hacían ir en bicicleta, en busca del períodico para leer las hazañas de Bernardo Ruiz, en el Tour, siempre sacaba un ratillo para juguetear en algunas de las ruinas que quedaban del cruel bombardeo. Veintitantos años más tarde tuve la ocurrencia de casarme con una vasca nacida en Guiria de la Costa, porque sus padres, alcalde y maestra de Otxandio, tuvieron que salir del pueblo, deprisa y corriendo, tras otro también cruel bombardeo, menos conocido que el mencionado anteriormente. Fueron un par de masacres que afectaron de muy diversas formas, a dos generaciones, tanto de mi familia como de mi esposa. Y aqui nos tienes, defendiento la singularidad identitaria de un Pueblo Vasco, repartido entre el continente europeo y la península ibérica, con tenacidad pero sin rencor.
      ¡Animo! y a proponer sabias soluciones, desde la atalaya de tus amplios conocimientos científicos.
      Un saludo cordial

  • Román Díaz Ayala

    De todo esto que vengo leyendo hasta ahora hay algo que me chirría, y no en  en mi equipaje de sentimientos sino en mi caletre, sino en mi mollera, y por boca esta vez de M. Luisa:

    “Conseguir esta soberanía es algo legítimo y es por esto por lo que se lucha en Cataluña para hacerlo posible. Por tanto el engaño se encuentra en confundir soberanismo con secesión y la provocación está en comenzar por ese engaño intencionadamente”.

    El acto de  tratar de conseguir significa que no se tiene soberanía y que son un pueblo subyugado por España.

    ¡Pero es que es votaron masivamente masivamente la Constitución de 1978 con un exceso desbordante sobre el resto de España! Tenemos esta Constitución gracias en gran parte a los resultados de los votos provenientes de Cataluña. Bien, es verdad que los resultados fueron alentadores en el conjunto.

    Entonces la guerra no la tienen con el resto de la sociedad civil, sino con la generación precedente.

    Pero es que además la lucha y la usurpación de libertades la están realizando los “soberanistas” con sus propios  votantes autonómicos ( cerca del 50 por ciento de la población en Cataluña, en unas elecciones autonómicas, lasque llevaron a los secesionistas al Parlament.) a  quienes pretenden insultar con el término de “constitucionalistas”.

    Resulta además que que el proceso de secesión fue capitaneado por la derecha catalana que secundaron partidos y fuerzas pretendidamente de “izquierda”en situación de subordinación . (En medio la corrupción y la rapiña de un partido gobernante de derechas y los intereses insolidarios de una región rica que se considera “autosuficiente”)

    Entonces estamos legitimados para preguntarnos. ¿ Qué es lo que se pretendía conseguir?

    ¿Sólo conseguir tiempo para poder tapar en lo posible los  hechos y las actuaciones política y judicialmente condenables para no pasar el mismo calvario que ahora está padeciendo otro partido de la derecha en España? Pase lo que pase con los resultados de las elecciones del domingo 14 ya lo han conseguido. La derecha catalana se ha lavado en el soberanismo.

    Dices M. Luisa que el engaño se encuentra en confundir soberanismo con secesionismo. Yo pueda que nó, pero quienes en el Parlament declararon  la República Catalana y que no estaban sometidos a la Constitución Española, ni al Estatut que emanaba de ella no creo que estuvieran haciendo un simple acto solemne, una declaración, de soberanismo. Lo que si puedo pensar es que quienes  hacían aquella pantomima que les llevó  ¡hasta un referendum! en octubre siguiente  engañaban al pueblo catalán. De  allí nació  Tabarnia,  tomando visos de acción política.

    • M.Luisa

      ¡Hombre, Rormán! A esto hay que ponerle solución, no es bueno dejar que las cosas nos chirríen…verás, soberano se es, es decir, no es que por ello tenga uno/a que luchar para conseguirlo… La lucha siempre va dirigida contra un poder que precisamente lo quiere impedir… En el caso que expliqué del ministro de la época en función parlamentaria, para quien lo quiera ver, pone de manifiesto la fuerza de quien tiene el poder, el poder estatal, por la cual cosa se ve a las claras que aquí en política los valores se invierten, al ser se le impone el “tener”.

      Por otro lado dices “El acto de tratar de conseguir significa que no se tiene soberanía y que son un pueblo subyugado por España”

      Vamos a ver Román, con lo ya expresado entenderás ahora que el término conseguir no significa eso que tú dices, aquí el concepto hace inevitable una consideración más amplia que puede muy bien entenderse con el intento que siempre ha habido de hacer entrar en escena el diálogo político, aunque este en el fondo haya significado una auténtica pantomima.

      Por tanto, volviendo a lo de antes, no se trata de conseguir lo que ya se es sino que en política cuenta el haber de estarlo conseguido formalmente.

      Por otro lado decirte que a pesar de todo no existe esta subyugación que dices. Mira, un ejemplo reciente te lo mostrará. Leí hace un par de días un titular que ponía “la princesa Leonor se va de España como su abuelo” pues bien tú puedes creértelo, pero yo que no me siento para nada subyugada puedo gritar a los cuatro vientos que la princesa ciertamente se va a estudiar fuera de España, pero el corrupto de su abuelo el rey no se fue sino que huyó de España.

      • Román Díaz Ayala

        Entendido. Que tengas una buena jornada de reflexión.
        A partir de mañana podremos analizar los resultados, y volver sobre asuntos viejos y nuevos.
        Deseo lo mejor para Catalunya.

        • M.Luisa

          Gracias Román, ya sabes que tu opinión como la de todos l@s atrieros para mí son importantes, son opiniones de amigos/as que me interesan, de todas maneras es triste reconocer que ningún político “ninguno” está a la altura de las circunstancias y las cosas se presentan muy complicadas en todos los sentidos, aun así, el asunto, de sobras, lo tengo reflexionado.

          • Iñaki SS

            Hola M. Luisa
            Te he dejado algo así como…. “sola ante el peligro”, convencido de lo que dices…”el asunto lo tienes reflexionado” y todo el que quiera puede entender perfectamente tus razonamientos.
            El diálogo con Román da gusto. Es una pena no poderlo mantener, por ejemplo, con el científico Ludovico, al que parece no gustarle entrar en el análisis político de la cuestión. Este buen hombre se nos va a los tiempos de Sabino Arana y no hay forma de sacarle de los Rh, los apellidos, los genes, los maketos , los charnegos…..
            Vamos a ver como nos suena la música político-democrática de la noche del domingo. Seguro que habrá que seguir buscando soluciones que la ciencia pura y dura es incapaz de ofrecer, a través de la via política. ATRIO tendría que ser un espacio ideal para un diálogo constructivo, sereno e inasequible al desaliento. Un abrazo

          • M.Luisa

            ¡Que va, Iñaki! Tu salida aquí y ahora me sabe a extraordinaria y a magnífica, no te creas que en el fondo estaba segura de que aparecerías en cualquier momento, gracias, pues amigo!

            Sí, a partir de Ludovico mi intención era no volver a entrar ni seguir hurgando en el asunto pues él siempre envuelto en un exceso de boato quiere tener la última palabra en todo, pero luego ante la entrada del amigo Román he considerado que bien podía responder a su comentario, en fin gracias de nuevo amigo por tu comprensión.

            Un abrazo

  • Ludovico

    El método secesionista cumple simple el mismo patrón. El ADN o los aminoácidos nos han hecho distintos, donde distintos tiene un tufillo insoportable, un sesgo clarísimo a superiores. Léanse la exégesis del asunto que hizo el patriarca Pujol: cuando hablaba de otros españoles como personas no hechas o su epígono Torra hablando de bestias. Es lo que tienen in mente y lo dirán o no de acuerdo con el rendimiento político.

    Sí, para Pujol, como para Torra y el resto secesionista ellos son un pueblo soberano. Dificilmente puede ser un pueblo soberano quien no está hecho o pertenece al bestiario inferior. Por no citar los párrafos que nos dedicaba Sabino Arana sobre la constitución y caracteres de los españoles. Charnegos para unos, maquetos para otros.

    Cuando vas desmontado toda esa sarta de majaderías, con datos de la ciencia, la historia, el derecho etcétera, les queda un arma indispensable, el victimismo.

    La realidad nuda es que en Cataluña sufrimos una persecución tout court del español en las escuelas. Hay sentencias del Tribunal Superior de Cataluña contra esas prácticas y medidas contrarias a los derechos de los niños. !Derechos de los niños!  Les importa un comino no cumplirlas, porque saben que su comportamiento carece de efecto. Ocurrió así con partidos de la derecha separatista y la izquierda socialista. El consejero de cultura de Montilla fue otro socialista, Ernest Maragall, hoy prohombre de ERC. Se negó en redondo a cumplir sentencias que defendían a los niños. Repito, sentencias que defendían derechos de los niños. Volveré a resaltaralo: !Niegan derechos de los niños!

    Pero, para intentar acallar esa auténtica salvajada, real, vigente, recurren a exabruptos de un político. “Miren lo que quieren hacer con nosotros, nada menos que caastellanizarnos”, claman, para así silenciar: “Miren lo que estamos haciendo con los niños”.

    Hay más. Y lo he denunciado mil veces. La colaboración imprescindible de las instituciones escolares de la Iglesia, los colegios de los curas y monjas por abreviar. Son tan militantes en ese acogotamiento de los derechos de los niños, que han tenido que responder por acoso, nada menos que por acoso, a padres e hijos. Cuando se les reprochó ese comportamiento vil, ¿saben ustedes qué contestaron en Escola Cristiana, la entidad que los agrupa? “Que defendemos los derechos de la institución, del centro”. Una sedicente escuela cristiana que no defiende a los alumnos coaccionados y a sus progenitores, sino a la institución (a Maristas y Jesuitas, Vedrunas y Salesianas, etcétera-

    No voy a extenderme más. Las mentiras del separatismo, la persecución real del discrepante (en el trabajo, en la promoción social), están a la orden del día. De maneras muy sutiles, un papel que se pierde, una notificación retrasada…

    Aquella Barcelona de mi juventud, de las asambleas universitarias, de apertura al mundo, ha desaparecido. El boom sudamericano propiciado por Barral, que nunca se arrepentiría bastante, me comentó, de no haber adivinado lo que había en Cien años de soledad, la lectura de Le Monde, la compra de libros en viajes a París, el cosmopolitismo ansiado es ahora ceniza gris. Miedo. Mobbing a los niños y a los padres. “Aquells en són” “Son ésos” bramaron en las escuelas cristianas para azuzar a otros niños contra sus compañeros defendidos por el juez. “Aquells en són”, “Son esos”, bramaron los clérigos y monjas para señalar a los padres que habían acudido al juez y ganada la demanda.

    Eso son realidades, judiciales. Lo demás, victimismo falso.

    D

  • Hola don Ludovico.

    Sabe? Me he cansado de todo esto de la iglesia y tal. He expuesto mi pensamiento, pero como queriendo llevar una voz diferente a lo que se oye entre la gente preocupada por este tema. He querido llevar la voz de los que nos hemos ido. Pero mire, ya está bien. He repetido doscientas mil veces lo mismo. No pienso repetirlo doscientas mil veces más. Que cada cual haga lo que crea oportuno. No vea la tranquilidad que tengo. Y no precisamente porque se me haya entendido, sino porque he hecho lo que he sabido.

    El otro día dije que Atrio era un blog de Religión, con mi mejor intención, pero , ya sabe, la intencionalidad la pone la persona que lee. Porque el lenguaje escrito tiene eso, las palabras se quedan atrapadas.

    Pero me ha hecho pensar.

    Usted o alguien que lea esto me podría indicar un blog o lo que sea de divulgación de ciencia?

    Le voy a decir cuál es mi nivel en esto. Más bien flojico. Si se hablase de enseñanza… pero no.

    Primero de químicas, primero de matemáticas y una especialidad en magisterio del plan 72, que me permitía acceder a Tercero de carrera de cualquier facultad de ciencias.  Claro, matándote a estudiar en tercero.

    Como también me permitía acceder a una carrera de letras, hice pedagogía y cursé las asignaturas de educación especial. Estudiamos muchas cosas interesantes sobre el funcionamiento del cerebro y tal durante cuarto y quinto. La parte de psicopatología fue espectacular.

    Y luego he estudiado por mi cuenta para poder responder a las preguntas de los críos de primero y segundo de la eso. Ni se puede imaginar la de preguntas de todo tipos que se les ocurre. Y por qué? Y por qué? Y por qué?…uuuuffff. Miles de veces he dicho: dame unos días, te lo explicaré. No vea la serie Big Bang la de problemas que me trajo. Carmen, qué es la teoría de cuerdas? Esa fue la última vez que me tuve que meter a bucear. Espero no haber dicho demasiados disparates.

    Pero hace tres años que estoy jubilada.  Ya no me tengo que poner al día de los temas que tratamos ni resolver preguntas de los zagalicos.

    Y lo hecho de menos.

    Sabe lo que me gustaría que hiciesen usted y , no me acuerdo cómo se llama, este otro señor que es biológo? Me viene a la cabeza Juanel, pero no es Juanel. Pues me gustaría que de vez en cuando escribieran un artículo de algo de ciencia. Por ejemplo. Sería estupendo que explicasen los tipos de vacunas de la covid. He leído cosas pero no sé yo si he entendido o no bien. Podrían también escribir sobre el paso que supuso el descubrimiento de ellas. La investigación, la de vidas que han salvado, de los sueros…

    O de los antibióticos…

    O del origen de la vida…

    O de lo que quieran.

    Parece ser que hay personas que entran en Atrio, no sé cuántas, pero bastantes. No sé.  Hay por ahí algo que dice que enseñar al que no sabe es bueno.

    Cuando entré hace cuatro años había un señor con barbita que hablaba de Jung y tal, creo que era psicoanalista. Y otro señor que ni idea de cómo es,  escribió un artículo sobre el envejecimiento , tocaba el tema del Alzheimer. Pero también ha desaparecido. Los echo de menos.

    Si no quiere, pues no lo haga pero , por favor, me podría decir el nombre de algún foro del nivel que le he dicho?

    Gracias.

    Cuídese mucho.

    Es una sugerencia, que por otra parte no tengo ni idea de lo que le parecería a Antonio Duato, esa es otra.

     

     

     

    • Ludovico

      Querida Carmen,

      Tiene usted el perfil ideal para lectora de las publicaciones de Prensa Científica, S.A. Con el principal acicate: la inquietud intelectual. Posee un amplio elenco de bloggers sobre distintos campos de la ciencia. Aunque participé en un comienzo con Ramón Pascual (catedrático de física teórica de la Universidad Autónoma de Barcelona y director del reactor de sincrotrón) y algunos pocos más, dejé paso muy pronto a otros que tenían más tiempo. Hace años que estoy jubilado y, aunque colaboro de ve en cuando en sus publicaciones, estoy lejos del fragor diario. No sé qué nivel de inglés tiene usted. Pero los boletines diarios de Nature t Science son muy buenos. De hecho constituyen la fuente de los periodistas científicos de todo el mundo, incluidos los de aquí. Los nuestros, pienso en periódicos de Madrid y Barcelona, copian literalmente la información y la firman ellos como si fuera propia.

      Un saludo cordial. En cierta ocasión me invitó a una conferencia la Universidad de Murcia, pagando Caja Murcia. Había allí gente joven muy inquieta por el periodismo científico. A lo mejor pueden ayudarle más. Por cierto, Biológicas tenía un museo muy ilustrativo y de interés para el origen de la genética en España.
      Le deseo lo mejor.

    • Gracias.
      Entraré
      En traducción de inglés, me defiendo , adoro el Collins,no sé qué haría sin él.
      Le contaré.
      También le deseo lo mejor
      Un abrazo.

  • Ludovico

    El tema de la variabilidad humana es asunto muy estudiado en Genética. A lo largo de la historia ha deparado muchas sorpresas. La más llamativa, quizá, fue el descubrimiento del escaso número de genes comparado con lo esperado en el proyecto HUGO.  He alargado la mano a la estantería. Cojo el número de Science, del 7 de septiembre de 2007, página 1311: Venter´s Genome Sheds New Light on Human Variation. Pocos genes y mucha variabilidad. Copio: For the first time, researchers have published the DNA sequence from both sets of chromosomes from a single person: none other than pioneering genome researcher J Craig Venter. The new sequence suggests that there is substantially more variation between humans than previously recognized….”

    Cerrado ya el período pionero, tomo, de Science, también. ahora del 4 de febrero de 2011, el breve titulado “The Golden Age of Human Population Genetics”. Me interesas, de las cuestiones que deja abiertas tras los años de intensa investigación: “What is the genetic basis of our cognitive and physiological adaptations? What was the sequence of demographic events that led to the colinization of the globe by modern humans?

    Y así, por ejemplo, hasta la sección monográfica del númerode 27 de septiembre de 2019, sin salirme de Science, “The manifestation of the genome”, con un artículo magisrtrl de J. Gray et al. “Mapping human cell phenotypes to genotypes with single-cell genomics”, que empieza, muy al estilo de esas publicaciones con la definición de “Phenotype”: can mean many things…”

    Se cuentan por millones las páginas sobre genética humana que se publican al año. He abierto una carpeta a modo de ejemplo.

    La ciencia es una cosa muy seria, como para frivolizar y disparatar, y menos intentar ahormarla a unas obsesiones políticas, mendaces por otro lado, que no resisten la mínima criba. Pero sobre los que no voy a entrar. No me interesa, sencillamente, perder el tiempo. Uno, que se ha criado en La Garrotxa gerundense en su niñez, aprendió que las cosas sólidas son basálticas, es decir, duras y con aristas cortantes, como la verdad que las explicita,

  • M.Luisa

     

     No engañemos a la gente,   los estudios del genetista Cavalli- Sforza  fueron decisivos entre otras cosas para separar los conceptos de genética y raza. Su investigación sentó las bases  en defensa de la falta de fundamento científico en el concepto de raza humana concluyendo que la cultura y la lengua son más determinantes que los genes.  
    Por tanto lo que nos singulariza no son los genes sino la lengua y la cultura que nos es propia.   Respecto a lo dicho, pues, Cataluña no es secesionista. Recuerden   una intervención parlamentaria del ministro  de educación al cual he olvidado su nombre, pero lo era  en tiempos de Rajoy,  antes de nuestro ejercicio  el derecho a decidir, que dijo en pleno debate  “¡Hay que castellanizar  a los catalanes!
    Esto sí es ser realmente  secesionista, intentar  arrebatar   aquello  que más singulariza a un pueblo,  aquello que les pertenece como propio, entonces  ateniéndonos a lo que  dice Cavalli, la lengua y la cultura  es lo determinante y no los genes. 
    Naturalmente que los catalanes somos europeos,  pero a Europa   vamos con identidad propia  pues lo  que se integra en la  globalización no son las generalizaciones sino  las identidades.    
     
    Gracias Iñaki!

    • Ludovico

      María Luisa, eso es literalmente falso, de la A a la Z. Usted no ha leído la obra de Cavalli-Sforza ni por el forro. Diría más. Usted no ha abierto un libro de genético ni en el bachillerato. La cultura no se transmite a través de los genes. No es hereditaria la cultura. El concepto de raza no es un concepto científico, por lo que difícilmente va a intentar probarse o desecharse. Hasta el más lelo de los aficionados a la sistemática y taxonomía sabe que no existe el concepto de raza en las clasificaciones. No disparate.

      En el análisis de los movimientos de poblaciones (migraciones) importa el lenguaje. Eso lo saben los lingüistas y los antropólogos. Sirve para estudiar los enclaves de los pueblos desde lo que técnicamente se llama out of Africa.

      No me meto en cuestiones políticas. Pero en punto a genética de poblaciones no atribuya a un genetista un planteamiento sectario, políticamente aberrante.

      • M.Luisa

        Por Dios, Ludovico, he dicho todo lo contrario de eso que usted dice que he dicho y lo que he dicho es ni más ni menos que la cultura no se transmite a través de los genes. No es hereditaria la cultura. Léame bien que eso se aprende en el bachillerato… Por supuesto que el concepto de raza no es un concepto científico, pero no me negará que tiempo atrás era frecuente en el lenguaje común confundir su significado derivando en graves y dañinas consecuencias y por tanto se impuso la clarificación del término la cual sí creo que ésta sería la parte científica del problema.

        Lo que aporta el interés y el esfuerzo por el estudio a veces es más gratificante que cualquier diploma colgado en la pared, por lo demás, si no quiere usted entrar en polémicas no provoque.

        • Ludovico

          Vamos a ver, María Luisa, no haga luz de gas. Usted ha comenzado con un insulto:No engañemos a la gente. Evidentemente no ha podido decir en qué. Luego abunda en el disparate al afirmar que Luigi Cavalli-Sforza pretende “separar los conceptos de genética y raza”. No es sólo un error, porque el profesor californiano de origen italiano, no puede pretender semejante majadería. Es desconocer qué significa genética y qué raza.

          El concepto de pueblo, descartados los genes (apellidos en Junqueras) y las proteínas (el factor Rh) en los independentistas vascos, busca refugio en el lenguaje y en la cultura. O sea, se abandona la biología y con ella el determinismo de los enajenados que hablan de la raza vasca, de la raza catalana, sea Sabino Arana, sean los descendientes de Robert. Sea el lenguaje, ¿son un mismo pueblo belgas canadienses y argelinos con los congoleños? ¿Forman un pueblo único con los franceses de la Ile de France y el cantón suizo de Friburgo? El lenguaje, evidentemente, no es distintivo de un pueblo. Mis nietas hablan un inglés shakesperiano y no por eso son ingleas, y mis nietos un alemán de Goethe y no me los imagino teutones. El idioma es un vehículo de expresión nada más. Pero es más. Si usted por casualidad se acerca a la Biblioteca de Cataluña, solicite información sobre el fondo antiguo. Se sorprenderá de que el idioma que abunda, desde la invención de la imprenta, mediados del XV, es el castellano en la Barcelona que sabía leer.
          Los apellido dominantes en el principado (García, Martínez, López, etcétera) son los predominantes en León, en Cádiz, en Alicante, en San Sebastián y en La Mancha, por abreviar. ¿Serán catalanes sin saberlo?

          Me importa la base científica. Y la base científica demuestra la aberración separatista. Las principales obras de creación del Principado y de los Señoríos Vascos han sido en castellano, por hablar de cultura en sentido serio. Porque lo del taranná de aquí o el carácter noble de allá es una absoluta necedad. Los hay buenos o malos. Nada más. No conozco a nadie que la Tramuntana del Ampurdán, ni la galerna del Cantábrico los haya hecho mejores o peores. Son garambainas, a falta de solidez científica.

          • M.Luisa

            Vamos a ver Ludovico, y con esto voy a terminar. Para mí decir que “no engañemos a la gente” no da pie a pensar en ningún insulto personal, es simplemente hacer notar el engaño soterrado que se esconde al juzgar a los catalanes de secesionistas cuando con el hecho parlamentario que ayer conté estaba dando mis razones.

            Hecho que como ya expresé fue protagonizado por el ministro de educación José Ignacio Wert, en sesión parlamentaria en el gobierno de Rajoy, lo cual cabe pensar que en su cabeza, al decir que lo procedente era castellanizar a los niños catalanes, estaba reconociendo uno de aquellos elementos identitarios susceptibles de configurar la soberanía de un pueblo, con lo cual era él el que buscaba con esas mañas un modo de secesión linguista y partidista para precisamente impedirla.

            No obstante, conseguir esta soberanía es algo legítimo y es por esto por lo que se lucha en Cataluña para hacerla posible. Por tanto el engaño se encuentra en confundir soberanismo con secesionismo y la provocación está en comenzar por ese engaño intencionadamente.
            Precisamente son las soberanías compartidas la verdadera esencia de la globalización en el sentido de la Unión Europea

            Y por último, lea usted lo que me dice en sus comentarios y si es sincero se dará cuenta de quien ha insultado a quién.

  • Iñaki SS

    El último párrafo me chirria un poco. Yo no creo que los catalanes quieran hacer nada ellos solos. Probablemete son de los más europeos de la península iberica y siempre lo seguirán siendo.

    ¿Qué tal si dejáramos de obsesionarnos, por ejemplo, con la unidad de España y nos volcáramos en conseguir una auténtica Unión Europea?.

    Un cordial saludo

     

    • Isabel

      Los más europeos? Claro, claro, ya lo dijo el bueno de Junqueras, “Los catalanes tienen más proximidad genética con los franceses que con los españoles; más con los italianos que con los portugueses; y un poco con los suizos.”

      • Ludovico

        Sólo por mor de información, Isabel. Los secesionistas tienen especial regusto por lo que ellos creen base científica de su utópica y ucrónica singularidad. Unos buscan un factor (Rh), otros una secuencia nucleotídica que les de el gen superior (los apellidos). Otros el epigenoma. Todo eso es falso si atendemos a lo que nos dice una disciplina denominada Genética de Poblaciones, de la que fue maestro indiscutido Cavalli-Sforza, que tiene algún discípulo aventajado entre nosotros. Para no entrar en polémicas, he decido abstenerme, no expondré la prehistoria y la historia reciente de esa obsesión.

        Digo prehistoria porque en el siglo XIX gozó de amplia difusión la doctrina craneométrica. Tuvimos en Barcelona bastantes seguidores. El más conspicuo, por sus excesos, fue un médico y alcalde que tiene hoy plaza pública dedicada en muchas ciudades catalanas, el doctor Robert. Este proclamó que el cerebro de los catalanes era distinto de los españoles, por usar su lenguaje. Coincidió que en la calle Notariado de la ciudad condal vivía un catedrático de medicina de la facultad, que entonces se encontraba en lo que es hoy la Academia de Medicina, frente a la Biblioteca de Cataluña. Era un catedrático aragonés, oscense. Con socarronería maña, le espetó: “Vamos a ver Robert, ¿en qué basa semejante dislate? El aludido se puso rojo como un tomate, seguro. Quien le afeaba la necedad era un personaje que acababa de descubrir la teoría de la neurona, según la cual las conexiones entre célula nerviosa y célula nerviosa no es por continuidad (tesis de un italiano llamado Camilo Golgi) sino a través de un hiato, del surco sináptico. El maño andando el tiempo, trasladado a Madrid, quitó de su legado el montante destinado a la Universidad de Barcelona por el separatismo exacerbado que incendió Cataluña. Ese maño había declarado, a patria chica, alma grande. Por su teoría de la neurona le dieron… el Premio Nobel. Se llamaba Santiago Ramón y Cajal.

  • mª pilar

    ¡Gracias Antonio!

    Es un auténtico clamor ante la realidad de este dolorido mundo.

    Fuera de un grupo no grande pero si poderoso, está el resto de la humanidad dividido e incapaz de pensar más allá de sentimientos personales a cualquier nivel.

    No pensamos, que este mundo muy castigado ya, puede venirse a bajo, y los ricos y sus grandes riquezas…se las llevarán por delante…ya sé, que están buscando otros planetas para seguir viviendo; pues dense prisa, porque la tierra está pidiendo a gritos una respuesta, y si la tierra no puede con ello…sus habitantes..:

    ¡Tampoco!

    De nada les servirá cuanto están atesorando a costa de que otras muchas personas mueran..de mil maneras…aunque a esos grandes magnates no les importe nada de nada.

    Gracias de corazón.

  • Juan García Caselles

    Totalmente de acuerdo. Gracias

Responder a Ludovico Cancelar comentario