• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5834 Artículos. - 93444 Comentarios.

Marcas* de ATRIO en el camino de búsqueda

 ATRIO surgió con vocación de comunicación dialogal más que como cátedra de doctrina verdadera.

Y, con titubeos, ha ido caminando por ese camino, llenándose más de preguntas que de respuestas.

Últimamente, al ejercitar nuestro diálogo más concreto en las asambleas telemáticas (un buen fruto de la pandemia), hemos visto cómo las personas que confluíamos aquí con escritos ocasionales, somos realmente buscadores por caminos muy distintos.

De hecho, hemos constatado que no es fácil converger ni siquiera en el destino final de nuestra marcha. Y, sin embargo, esta realidad de coincidir todos a la vez en un sitio digital, por un momento cada mes, nos ha descubierto la realidad de que ya somos un grupo y que podríamos marcar, para nosotros y para quienes nos sigan, una ruta de búsqueda hacia la hondura y plenitud de lo humano.

Por eso, para la asamblea que tendremos el martes 3 de noviembre, a las 6 de la tarde (hora española), he pensado que podíamos plantearnos el mayor consenso posible sobre algunas pistas de búsqueda, siguiendo esta vez 4 de los 7 apartados en que venimos reuniendo los temas de ATRIO desde hace un año. Y, para concretar nuestras intervenciones, he creído oportuno redactar este borrador:

  1. Personas

Un objetivo fundamental y común es el desarrollo de la calidad propia y de cada uno y de los demás como personas: con una dignidad inherente a su humanidad (única e irrepetible, aunque no exclusiva, entre los seres vivos) y llamados a una capacidad siempre creciente de consciencia y libertad.

Interioridad, espiritualidad, fe en sí mismo y, desde ella, tal vez, fe en el sentido último que llamamos Dios, espíritu crítico capaz de discernir y elegir, ética de la compasión y la solidaridad, serán los campos que hay que desarrollar y ejercitar.

Pero hoy nos hacemos una pregunta inicial, partiendo de que la mayoría de los que nos reunimos fuimos iniciados en las creencias cristianas:

¿Es posible que uno sea consecuente aplicando una crítica severa a la religión y al cristianismo desde la cultura y ciencia de hoy (sobre todo, física de lo macro y lo micro, la biología, la psicología, la filosofía y la historia) y conservando no solo una fe desnuda sino reinterpretando algunas expresiones de diálogo con un Dios personal y ritos o símbolos de la tradición cristiana?

  1. Comunidades de sentido

La conciencia y los valores han agregado siempre a las personas en grupos y tradiciones que han ido trasmitiendo los mismos de generación en generación, por medio de relatos y doctrinas considerados como sagrados. Pero en todos ellos se ha ido contaminando el mensaje de la intuición y experiencia inicial, a veces, hasta que la realidad actual contradiga totalmente el planteamiento inicial. Fue objetivo desde el primer momento del Proyecto de Atrio, 1.3 y 2.3, hacer crítica radical de las religiones para “desvelar los procesos por los que las religiones llegan al fanatismo y promover que las personas y grupos auténticamente religiosos encuentren la esencia común de sus creencias en el amor y respeto a los demás”. Todo esto es tan válido para el Islam como para el cristianismo y la Iglesia Católica. Pero dado el origen cultural de casi todo el grupo y la circunstancia del actual papado, interesa más la reforma de la ICAR. Y de nuevo una pregunta:

¿Es posible ser crítico radical con las creencias, enseñanzas, ritos y estructuras de esta Iglesia Católica creyendo a la vez que esta puede cambiar a fondo si los creyentes auténticos empujan desde todas las instancias por los cambios?

  1. Comunidad política

Las personas empezaron a vivir en pequeños grupos y tribus, fueron agrupados después en reinos e imperios por las conveniencias productivas y los poderes legitimados por sus victorias y divinidades, y ha acabado viviendo en una aldea global, unificada por medio de la revolución informática y comunicativa, pero enormemente dividido en países, castas y clases por creciente desigualdades y brechas en todas las magnitudes. La democracia se considera el menos malo de los regímenes políticos inventados. Pero tanto la democracia de los griegos como la representativa de las sociedades occidentales son compatibles con la esclavitud y con la progresiva manipulación de los ciudadanos hasta vaciarles de su capacidad personal para decidir. Hay que renovar las formas de gobernanza en las sociedades internacionales, los estados, las comunidades autónomas, los municipios y todas las instituciones. El peligro político mayor de hoy, a mi juicio discutibles, es que triunfen los fascismos más que las dictaduras comunistas. Pero algo tan complejo nos presenta de nuevo la pregunta:

¿se puede cambiar solo por los programas políticos más radicales de izquierda o será necesario crear estrategias de mutaciones más pequeñas pero realistas, que vayan invirtiendo la dirección del camino hacia una democracia integral?

 

Quedan para futuros encuentro estos temas:

  1. La Tierra de la vida
  2. Economía sostenible y equitativa
  3. Tecnociencia sensata al servicio de la vida
  4. La esperanza en un más allá

NOTA: El término Marcas me lo ha sugerido el título que Dag Hammarskjold, uno de los mayores servidores públicos en la vida política del siglo XX, puso a su diario íntimo: Marcas en el camino, un librito que recomiendo vivamente.

 

89 comentarios

  • M.Luisa

    Excursus 2:

    a) La piedra no se siente ni sabe ser piedra: es para sí misma: ciega.
    – En cambio, vivir es, por lo pronto, una revelación, un no contentarse, con ser sino comprender o ver que se es, un enterarse

    Ortega en su reflexión  parte de la piedra y a mi parecer tendría que partir del animal que éste si siente y es en el orden de la evolución el primer ser viviente. Desde esta perspectiva  entonces lo que se nos plantea para enfocar bien  nuestro vivir humano es establecer primero la diferencia que se da entre el sentir  animal y el sentir humano,  es decir diferenciar los cambios que  se producen en la estructura orgánica del sentir  conduciendo así a distintas formalizaciones de lo sentido desde que se produjo la vida.

    ¿Por qué saltar de la piedra al ser humano sin pasar  primero  por aquello que más nos define  como  seres humanos, si  el propio Ortega  se lo exige así mismo en el apartado “b”?

    b) «nuestra vida» es «nuestra» porque además de ser ella

    – nos damos cuenta de que es, y de que es tal y como es.

    – Al percibirnos y sentirnos, tomamos posesión de nosotros(…).

    En efecto, darnos cuenta de algo implica  un momento de intelección, con ese algo, con la cosa, etc.,    pero en la frase de Ortega no lo explicita  precisamente por el modo en que llega de la piedra al viviente humano. De la insensibilidad a lo sensible  sin pasar por la oportunidad que ofrece  la sensitividad que, en la estructura orgánica del sentir  se enclava en   aquel momento en  que por exigencia de nuestro  propio entorno (no medio sino mundo)  se produce una pauta  sustitutoria  que recoge  las pulsiones  meramente  sensitivas llevándolas  y  trascendiéndolas       al carácter  sensible y humano (intelectivo) que nos caracteriza siendo ello imprescindible para lo que luego  dice Ortega

    –(…) y este hallarse siempre en posesión de sí mismo,

    – este asistir perpetuo y radical a cuanto hacemos y somos,

    – diferencia el vivir de todo lo demás.

    Y esto es así porque precisamente  sentimos la realidad nuestra y con ella nuestro vivir.

    Disculpad esta irrupción en la que sin restar valor alguno a   la filosofía de Ortega  sí encuentro en el  punto que he descrito  una cierta insuficiencia que por ser de origen repercute en todo su pensamiento.

     

  • oscar varela

    Hola!
    Se está tratando de “MARCAR*” Atrio;
    con Asuntos como: “Camino”, “Búsqueda”, “Sentido de la vida”, “Saber”.
    ¿No ha sido ésta la pretensión de la llamada METAFÍSICA (filosofía)?
    ……………………….
     
    1- La Metafísica es algo que el hombre hace;
    – consiste en que el hombre busca una orien­tación radical en su situación.
    – Esto parece implicar que la situación del hombre es una radical desorientación,
    – o lo que es lo mismo, que, a la esencia del hombre, a su verdadero ser
    – no pertenece como uno de los atributos constituyentes el estar orientado
    – sino que, al revés, es de la esencia humana estar el hombre radicalmente desorientado.
     
    2- El hombre orientado es lo que tradicionalmente se llama
    – «saber lo que las cosas son» o «conocerlas».
    – Según esto, orien­tación no sería sino saber o conocer.
    – Suponer como cosa sabida lo que es el conocer y lo que es el ser de las cosas,
    – ha sido el uso constante de la Filosofía.
    – Intentemos tomar el asunto en un estado más hondo de cómo han solido ser atacados;
    – no dando por supuesto y en­tendido lo que es conoce y lo que es ser.
    – Esas dos ideas recíprocas quedaron siempre a la espal­da de la Metafísica o Filosofía.
     
    3- Si «saber» y «ser» son los dos problemas fundamentales,
    – definir la Metafísica como saber radical es darla ya por supuesta, peor aún,
    – es dejarse lo principal de ella a la puerta y comenzar cuando ya todo se ha dado por resuelto.
    – La filosofía no progresa como las ciencias mediante ensanches sucesivos (horizontalmente),
    – progresa hacia abajo, en la dimensión de profundidad y su avance consiste
    – en hacerse cuestión de lo que hasta la fecha no había sido cuestionable.
    La idea de orientación es más radical, más honda y previa que la idea de saber.
    – El estar orientado no se aclara verdaderamente por el concepto de saber,
    – la orientación no es un saber, sino al revés, el saber es una orientación.
     
    4- La Metafísica afirma que la situación del hombre es siempre desorientación.
    – Tanto da, para el caso, decir «desorientación» como decir «sentirse per­dido».
    – supone, pues, que el hombre se siente perdido, no a ratos, no algunas veces sino siem­pre,
    – o lo que es igual, que el hombre consiste sustan­tivamente en sentirse perdido.
    – Sentirse perdido implica, por lo pronto, sentir-se esto es, hallarse, encontrarse a sí mismo,
    – pero a la par, ese sí mismo que encuentra consiste precisamente en un puro estar perdido.
     
    5- ¿No será algo extraño, insólito e inaudito esta pretensión?
    – porque, si ahora cada uno retrae la atención sobre sí mismo
    – no encuentra a éste en situación de per­dimiento y desorientación, sino al contrario.
    – Cada uno se encuentra instalado ahora en un sitio, edificio, nación de la tierra,
    – que forman parte de un planeta en el cosmos astronómico. Todo eso y mucho más,
    – por ejemplo, la constitución de la materia de que ese cos­mos astronómico está formado,
    – las leyes de su conduc­ta, etc., etc.,
    – consta a cada uno en sus líneas generales o en su detalle.
     
    – A algunos les constará algo aún más decisivo para los efectos de su orientación:
    – que además de su cuerpo y su alma y del Cosmos físico
    – existe un ente personal, creador de todo eso, omnipotente, infinitamente sabio y bueno,
    – que mediante revelación se comunica al hombre y le dirige
    – facilitándole una abso­luta orientación. ¿Se puede pedir más?
     
    Excursus 1:
    a) Yo no sé si eso que llamo mi vida es importante,
    – pero sí parece que, importante o no, está ahí antes que todo lo demás, incluso antes que Dios porque todo lo demás, incluso Dios tiene que darse y ser para mí dentro de mi vida.
    b) ¿Qué es, pues, vida?
    – No se busque lejos, no se trate de recordar sabidurías aprendidas.
    – Las verdades fundamentales tienen que estar siempre a la mano,
    – por­que solo así son fundamentales.
    – Las que es preciso ir a buscar es que están solo en un sitio,
    – que son verdades particulares, localizadas, provinciales, de rincón, no bá­sicas.
    – Vida es lo que somos y lo que hacemos:
    – es, pues, de todas las cosas la más próxima a cada cual.
    – Pongamos la mano sobre ella, se dejará apresar como un ave mansa.
     
    6- La primera vista que tomamos so­bre la vida en esta pesquisa
    – nos la presenta como el conjunto de lo que hacemos, de nuestros haceres
    – que la van, por decirlo así, amueblando.
    La vida es lo que hacemos y lo que nos pasa.
     
    – Nada de lo que hacemos sería nuestra vida si no nos diésemos cuenta de ello.
    – Este es el primer atributo de­cisivo con que topamos:
    – vivir es esa realidad extraña, única que tiene el privilegio de existir para sí misma.
    – Todo vivir es vivirse, sentirse vivir, saberse existiendo;
    – donde saber no implica conocimiento intelectual ni sabiduría especial ninguna,
    – sino que es esa sorprendente presencia que su vida tiene para cada cual:
    – sin ese saber­se, sin ese darse cuenta, el dolor de muelas no nos do­lería.
     
    Excursus 2:
    a) La piedra no se siente ni sabe ser piedra: es para sí misma: ciega.
    – En cambio, vivir es, por lo pronto, una revelación, un no contentarse, con ser sino comprender o ver que se es, un enterarse.
    b) «nuestra vida» es «nuestra» por­que además de ser ella
    – nos damos cuenta de que es, y de que es tal y como es.
    – Al percibirnos y sentirnos, toma­mos posesión de nosotros y
    – este hallarse siempre en posesión de sí mismo,
    – este asistir perpetuo y radical a cuanto hacemos y somos,
    – diferencia el vivir de todo lo demás.
    c) Las orgullosas ciencias, el conocimiento sabio no hacen más que
    – aprovechar, particularizar y regimen­tar esta revelación primigenia en que la vida consiste.
    d) Esta presencia de mi vida ante mí que me da posesión de ella, que la hace «mía»
    – es la que falta al demente.
    – La vida del loco no es suya, en rigor no es ya vida.
    – El loco al no saberse a sí mismo no se pertenece, se ha expropiado; y
    – expro­piación, pasar a posesión ajena es lo que significan los viejos nombres de la locura:
    – enajenación, alienado, deci­mos; «está fuera de sí», está «ido», se entiende, de sí mismo;
    – es un poseído, se entiende, poseído por otro.
     
    7- Vivir es encontrarse a sí mismo en el mundo y ocupado en las cosas y seres del mundo.
    – El mundo en que al vivir nos encontramos se compone de cosas
    – agradables y desagradables, atroces y benévolas, favores y peligros,
    – que nos afectan, nos inte­resan, nos acarician, nos amenazan o nos atormentan.
    – Mundo es sensu stricto ¡lo que nos afecta!
    – Así, sin saber cómo, la vida se encuentra a sí misma a la vez que descubre el mundo.
    – No hay vivir si no es en un orbe lleno de otras cosas, sean objetos o criaturas;
    – es ver cosas y escenas, amarlas u odiarlas, desearlas o temerlas.
    – Todo vivir es ocuparse con lo otro que no es uno mismo,
    – todo vivir es convivir, hallarse en medio de una circunstancia.
     
     
     
     
    8- Nuestra vida no es solo nuestra persona, sino que de ella forma parte nuestro mundo:
    – nues­tra vida consiste en que la persona se ocupa de las cosas o con ellas, y
    – lo que nuestra vida sea depende tanto de lo que sea nuestra persona
    – como de lo que sea nuestro mundo.
    – Ni nos es más próximo el uno que el otro término:
    – no nos damos cuenta primero de nosotros y luego del contorno,
    – sino que vivir es, des­de luego, en su propia raíz,
    – hallarse frente al mundo, con el mundo, dentro del mundo,
    – sumergido en su tráfago, en sus problemas, en su trama azarosa.
    – Ese mundo al componerse solo de lo que nos afecta a cada cual es inseparable de nosotros.
    – Nace­mos juntos con él y son, vitalmente, persona y mundo: parejas inseparables.
     
    9- Si se vive no cabe elegir el mundo en que se vive.
    – Esto da a nuestra existencia un gesto terriblemente dramático.
    – Vivir no es entrar por gusto en un sitio previamente elegido a sabor,
    – sino que es encontrarse de pronto y sin saber cómo
    – caído, sumergido, proyectado en un mundo incanjeable, en este de ahora.
    – Nuestra vida empieza por ser la perpetua sorpresa de existir,
    – sin nuestra anuencia previa, náufragos en un orbe impremeditado.
    – No nos hemos dado a nos­otros la vida, sino que nos la encontramos, justamente,
    – al encontrarnos con nosotros. En sus líneas radicales la vida es siempre imprevista.
    – No nos han anunciado antes de entrar en su escenario; no nos han preparado.
    – Y con esto no prejuzgamos si es triste o jovial nuestra exis­tencia:
    – está constituida por una in­cesante forzosidad de resolver el problema de sí misma.
     
    10- Nuestra existencia es en todo instante un problema, grande o pequeño,
    – que hemos de resolver sin que quepa transferir la solución a otro ser,
    – no es nunca un problema resuelto, sino que
    – en todo instante nos sentimos como forzados a elegir entre varias posibilidades.
     
    * ¿No es esto sorprendente?
    – Hemos sido arrojados en nuestra vida, y a la vez, eso en que hemos sido arrojados
    – tenemos que hacerlo por nuestra cuenta, por decirlo así, fabricarlo.
    – Nuestra vida es nuestro ser. Somos lo que ella sea y nada más;
    – pero ese ser no está predeterminado, resuelto de antemano
    – sino que necesitamos decidirlo nosotros, tenemos que decidir lo que vamos a ser.
    (por ejemplo, lo que vamos a hacer cuando dejemos de leer esto).
    – Hay que «llevarse a sí mismo en vilo, sostener el propio ser».
    – No hay descanso ni pausa.
     
    11- vivir es constantemente decidir lo que vamos a ser.
    – ¿No percibimos la fabulosa paradoja que esto encierra?
    – Un ser que consiste más que en lo que es, en lo que va a ser, en lo que aún no es.
    – Pues esta esencial abismática paradoja es nuestra vida.
    – No tenemos la culpa de ello. Así es en rigurosa verdad.

  • carmen

    Claro, comprendo que se poco de filosofía y de teología y de casi todo en general, pero estoy convencida de que las respuestas que buscamos solamente las podemos encontrar dentro de cada uno de nosotros. Es imposible que ninguna religión, ningún filósofo, ningún teølogos te de tu respuesta. La tienes que encontrar tu mismo.

    Cada uno de nosotros somos únicos, irrepetibles. Tenemos nuestro propio universo interior. Te pueden ayudar en cuanto a oír ideas nuevas, que por cierto, ninguna es tan nueva, pero tú tienes que elaborar tu respuesta a cada pregunta. La tuya. Y si tienes suerte, algo de duda se disipará, pero, certezas? Sencillamente en el sentido de la vida no hay. Por lo menos no hay Una Certeza. Imposible.

    Por eso no se puede dejar que nadie, se apodere de Tu pensamiento. No puedes dejar que Otra persona piense por ti. No puedes decir: si este señor o señora lo dice, será verdad. Por qué va a serlo? La búsqueda nunca puede cesar.

    Por eso mismo las religiones acabarán desapareciendo. Me refiero a las que conozco, las del El libro, que llaman. Porque las normas no se valdrán cuando alcancemos un pequeño grado de madurez. Y nuestra especie está madurando. Digan lo que digan, los demaaaaass, que diría Rafael.

    Otra historia es la espiritualidad. Esa irá creciendo. Estoy convencida de ello. Y hay algo más personal que la espiritualidad?

    Aquí cada uno escribe lo que en este momento de su vida piensa. Que ni tan siquiera tiene que ser lo que pensaba hace unos años. Y es entretenido leer. Al menos a mí me gusta. Me gustan mucho las experiencias personales, son diferentes a las mías. Me enriquecen.

    Lo que se llama hablar por hablar. Y escuchar.

    Y luego están las discusiones. Me encanta la discusión. Es estimulante. Pero aquí no son muy dados a ella. Aquí predomina la reflexión. También es muy interesante.

    Y luego están los temas políticos, sociales y demás. Esa es otra historia. Ahí si que son necesarios los acuerdos.

    A lo mejor he vuelto a salir por peteneras. Tampoco sería nada nuevo…

    Cuídense mucho.

     

  • mª pilar

    Leyendo los comentarios, me surge una pregunta:

    ¿No será, que de todos ellos se desprende una…como seguridad…de que cada cual quiere tener “la razón” “su razón”?

    Una cuestión, es la vivencia personal, en la que basa cada persona su vivir.

    Y otra muy diferente es, la seguridad, que cada cual le da a la suya.

    Pero ningún comentario parece… “limpio”…  ofreciendo experiencias vitales para quienes las “escuchan” y que cada cual tomará y añadirá, si lo cree conveniente ha su vivir cotidiano.

    Hay veces que los coloquios, se convierten en un tira y afloja, donde cada parte quiere tener la razón.

    Y en lo que cada persona basamos nuestra:

    ¡Vida!

    Es una…o debería ser…una opción personal que se revisa constantemente, porque así somos los seres humanos; vamos despertando día a día ha través de nuestras experiencias personales y lo que de ellas, seamos capaces de aprender; y las que nos llegan de esas personas, que de alguna manera nos marcan por la fuerza de su vivir.

    Despertar, ver, mirar cada día con una visión nueva que nos ayude a despojarnos de tanto “montaje” que no nos deja casi ni respirar.

    Y eso es solo labor personal, desde la atención “mirar-ver” cuanto nos rodea y desatar todo cuanto no os deja crecer y sobre todo:

    ¡Vivir!

    Desde al Amor- el Compromiso- la Justicia- la donación de si.

    Es mi manera de mirar, que ha nadie compromete.

    Un abrazo entrañable.

  • Asun Poudereux

    Confío en que os guste y ayude en el camino de búsqueda,  realidad que anhela toda vida:

     
    https://youtu.be/G6OewbRrKX8

    • mª pilar

      ¡¡¡Gracias querida Asún!!!

      Muy, muy interesante, gracias; lo acabo de escuchar.

      Un abrazo entrañable.

    • M.Luisa

      Afín totalmente con lo que dice M. Cavallé en el enlace que nos has compartido Asun, la conozco y he leído varios de sus escritos pero fijaros que la pregunta de inicio es preguntarse ¿Quién soy yo? Es decir no es una pregunta en búsqueda de sentido porque el sentido del ser me ha sido dado, no es búsqueda sino pregunta por la realidad en que consisto. En la filosofía clásica fue preguntarse por el “en sí” en la filosofía moderna preguntarse por el “ en mÍ” y ahora en la postmodernidad es la pregunta por la “suidad” ¿quien soy yo? Suidad en propiedad y es a partir de aquí que puedes afrontar la realidad en sus diferentes formas y culturas…tal como ella lo expresa

      • Asun Poudereux

        Gracias, M.Luisa, por apuntar a esas diferencias con claridad y concreción, lo cual me lleva a decir que la búsqueda de sentido encauzada fuera de uno/a mismo/a puede confundirnos sin descanso. En cambio partiendo de lo que se es, abre espacios que se ignoraban, antes no tenidos en cuenta por inimaginables y sin embargo complementarios y hasta compartidos.

        Un abrazo agradecido.

  • M.Luisa

    Si no nos encontrásemos previamente ya existiendo  en la realidad  no nos sería posible la búsqueda de sentido pero aun en este orden y siendo la realidad la razón de toda  búsqueda,  según sea el sentido que le demos a las cosas de la vida éstas bien que nos podrían mantener  cerrada  aquella  apertura primigenia, es lo que se llama la ceguera. Si buscamos,  siendo  la búsqueda  lo propio de la razón es porque  el sentido  de las cosas  dado en su  trato inmediato con ellas es real y por tanto a donde la razón llega  no es al sentido  sino a la realidad del sentido, es a la vez un encuentro entre el ser humano y las cosas

  • Isidoro

    Alguien decía en la reunión telemática, que Atrio era una reunión de “buscadores”. Y Oscar nos muestra la idea de la búsqueda de Ortega. Todos somos buscadores, pero buscadores ¿de qué?.

    A mí me da la impresión que todas nuestras reflexiones, artículos y comentarios, giran perpetuamente alrededor de un “algo”, que nunca mencionamos: parecería que está prohibido hacerlo, como si fuera un tabú innombrable.

    Es como un gran atractor, un imán poderoso, que nos hace girar alrededor de él, sin darnos cuenta. Solemos perdemos en detalles y consecuencias, y olvidamos lo mollar, lo crucial que nunca deberíamos perder de vista, como los cuernos en el toro, o el balón en el fútbol.

    Y esa idea-estrella, que buscamos muchas veces sin saberlo, es el sentido de la vida.

    ¿Cómo encontrar esa estrella del norte que debe guiar y orientar nuestra vida y que justifica nuestra existencia?.

    La realidad es que parafraseando a Winston Churchill, el sentido de la vida es “un acertijo envuelto en un misterio dentro de un enigma”.

     

    La crisis en la búsqueda del sentido de la vida del hombre se agudiza en estos días, y cada día más.

    Decía el maestro zen D. T. Suzuki:

    “No puede esperarse que todos seamos científicos, pero estamos constituidos de tal manera por la naturaleza que todos podemos ser artistas -no, por supuesto, artistas especializados, como pintores, escultores, músicos, poetas, etc., sino artistas de la vida.

           Esta profesión, “artista de la vida”, puede sonar a algo nuevo y muy raro, pero en realidad todos nacemos artistas de la vida y, sin saberlo, la mayoría de nosotros no logramos serlo, y el resultado es que hacemos un desastre de nuestras vidas preguntando:

    ¿“Cuál es el sentido de la vida?”, ”¿No estamos frente a la nada absoluta?”, “¿A dónde vamos después de vivir setenta y ocho o noventa años?, Nadie lo sabe”, etc.

             Se me dice que la mayoría de los hombres y mujeres modernos están neuróticos por esta causa.

        Pero el hombre dedicado al Zen puede decirles que todos han olvidado que nacieron artistas, artistas creadores de vida y que, tan pronto como comprenden este hecho y esta verdad, se curarán de la neurosis o psicosis, o como quiera que le llamen a su trastorno”.

    • Román Díaz Ayala

      Lamento no coincidir contigo en este tema de la búsqueda. Para mi la vida está plena de sentido y tal cosa me sucedió desde que contaba con once años de edad. Encontré la fe en Jesús. Con ella he alimentado toda mi existencia posterior.
      Para mí la búsqueda en Atrio es otra cosa. Se refiere más a “mí en el mundo” ¿Cómo mi vida puede alcanzar a ser un testimonio de lo que Dios en Jesús ha hecho por el “homo”. (Homo sapiens, claro)

  • oscar varela

    Hola Antonio!
    Te respondo a tu pregunta:
    “¿Has sacado esto de la lección VIII del tomo VIII de sus Obras Completas?”
    …………………….
    Partecita “destilada” de la Lección VIII en
    UNAS LECCIONES DE METAFÍSICA
    (Revista de Occidente – 1874 – Ediciones El Arquero.
     
    ÍNDICE
     
    Nota preliminar, por Paulino Garagorri
               
    Lección I
    La falsedad del estudiar. —La Metafísica y su necesi­dad. —Antagonismo entre el estudiante y el creador de ciencia. —Curiosidad y preocupación. —La tragedia de la pedagogía. —Cultura sin raíces: rebarbarización. —Pregunta y respuesta. —El «hacer» y la justificación de la Metafísica.
     
    Lección II
    Metafísica y orientación radical. —Orientación autén­tica y orientación ficticia. —El sí mismo y la personalidad convencional. —La vida es lo que hace­mos y lo que nos pasa. —Los atributos de la vida. La vida es evidencial. —Mundo es lo que nos afec­ta. —La vida es siempre imprevista. —Vivir es sentirnos forzados a decidir lo que vamos a ser. —Vivir es ante todo toparnos con el futuro.
               
    Lección III
    Una distinción: «reparar» y «contar con». —Revisión y corrección de lo expuesto. —Nadie puede saltar fuera de su vida. —«Hacer ciencia» es algo que acontece en «nuestra vida». —Vida como biografía. —¿Qué es el cielo? —Evidencia y verdad. —La vida da mucho quehacer. —La reflexión: los dos «ahora».
     
    Lección IV
    Los tres elementos del «encuentro». —Encuentro del yo. —Encuentro de la circunstancia: carácter temporal y social de la circunstancia. —El modo del «estar» en la circunstancia. —El estar homogéneo y el heterogéneo. —Vivir es existir yo fuera de mí. Paréntesis sobre la semántica del existir: el ser ejecutivo. —Nuevo análisis del «estar». —La inmate­rialidad de la circunstancia.
     
    Lección V
    La circunstancia y lo que sabemos «sobre» ella. —La vida desnuda y el despensar los pensamientos. —
    Yo y la circunstancia formamos parte de mi vida. Los diversos «haceres» con la circunstancia. El pensar es un «hacer» no primario. —Previa presencialidad del «contar con». Los dos modos del ser de las cosas: pensarlas y vivirlas. —El primado de la interrogación y su alcance preintelectual. —Las cosas son primariamente comodidades e incomodida­des. —El hueco del ser.
     
    Lección VI
    Revisión del itinerario. —El repertorio de posibilida­des circunstanciales. —Fatalidad y libertad. —Vivir es existir aquí y ahora.
     
    Lección VII
    La estructura general de nuestra vida y sus compo­nentes. —¿Qué género de «hacer» es el pensar so­bre algo? —Pensar; decir; lugar común. —La nece­sidad del ser.
     
    Lección VIII
    La pregunta por el ser. —El mito de la expulsión del paraíso. —La vida contemplativa y el método. —El «hacer» teorías frente al hueco del ser. —El recur­so al yo social de la gente. —Los supuestos del recurso. —De la nada a nadie. —El sistema de accio­nes esenciales. —Antagonismo entre tradición y razón. —De nuevo, ¿qué es la Tierra? —De nuevo, la inmaterialidad de la circunstancia: su servicialidad.
     
    Lección IX
    Las dos mesas: la cosa substancial y el espacio pobla­do por campos de fuerzas. —La mesa primaria no es una ni otra. —El peloteo del ser.
     
    Lección X
    Nuestro camino hacia la Metafísica. —Saber como «sa­ber a qué atenerse». —Construcción del Mundo ante la problemática circunstancia. —La Metafísica es una tarea inevitable. —La Metafísica es soledad.
     
    Lección XI
    Una primera certidumbre sobre la totalidad. —¿Qué es lo que verdaderamente hay? —Primera tesis: las cosas y su conjunto o Mundo. —Sus atributos. —Se­gunda tesis: el idealismo. —Ingenuidad y cautelosidad.
     
    Lección XII
    El punto de partida es la inseguridad. —¿Cuál es la realidad radical? —La tesis realista complica al pensamiento. —Conformismo y anticonformismo. —El pensamiento y sus formas. —La tesis idealista anu­la el mundo exterior.
     
    Lección XIII
    Buscamos una verdad radical: universal e indepen­diente. —La tesis idealista complica a una realidad distinta al pensamiento. —El ser ejecutivo del pen­samiento, y el ser objetivo del pensamiento. —La previa posición de realidad. —La realidad es la co­existencia mía con la cosa.
     
    Lección XIV
    Revisión de las tesis analizadas. —La fórmula de Des­cartes. —Carácter inmediato de la duda. —La pesadilla del idealismo. —Los dos trayectos de Descar­tes. —El escamoteo del idealismo. —La hipótesis de la alucinación. —El realismo persistente en el idea­lismo: que la realidad es lo independiente. —La rea­lidad es interdependencia y coexistencia. —El nom­bre de la realidad radical y absoluta de lo inme­diato: el vivir. —Trascendencia e inmanencia de la vida.
    ………………………..
     
    NOTA PRELIMINAR
     

    Entre la obra más importante de Ortega y forzosa­mente menos conocida por el gran público figuran sus cursos universitarios, cuya edición póstuma se inició con éste que se incluye en la colección El Arquero y que aún no figura en la colección de sus Obras com­pletas en once volúmenes.

     
    Se imprimió inicialmente en El Libro de Bolsillo de «Alianza Editorial» en 1966, y las reiteradas reedicio­nes testimonian el interés suscitado por este texto.
     
    Para las recientes generaciones que nunca pudieron acudir a sus clases, se presenta así la ocasión de asistir en estas páginas a la creación y formulación de un pen­samiento original que, durante veinticinco años (1910 a 1935/36) elevó la enseñanza de la Filosofía en la Uni­versidad española a las más altas cimas.
     
    El texto se transcribe según un manuscrito del autor, y corresponde al curso profesado como titular de la cátedra de Metafísica de la Universidad de Madrid, en 1932/33. Las explicaciones de Ortega en clase le lleva­ban, a veces, a desarrollos complementarios por causas circunstanciales, pero el texto que se imprime sólo con­tiene el aludido manuscrito preparatorio de las lecciones, tal y como se ha encontrado entre sus papeles.
     
    Los epígrafes antepuestos a las lecciones, como todo lo situado entre corchetes, se ha redactado por el editor.
     
    Para la comprensión del pensamiento filosófico de Ortega, sus cursos universitarios constituyen un elemen­to decisivo. Y en este curso —por ser uno de los últi­mos que pudo desarrollar— la exposición de su filoso­fía se realiza desde un nivel de madurez en su sistema filosófico.
     
    La denominación oficial del curso era «Principios de Metafísica según la razón vital», por esta razón le hemos dado el título editorial bajo el que se publica este volu­men. Pero el lector advertirá fácilmente que los alcan­ces tradicionales del término metafísica resultan desbor­dados en el pensamiento de Ortega. Lo que en este libró se contiene es la exposición de un sistema de filo­sofía original, que se sitúa entre las más valiosas apor­taciones de nuestro tiempo.
     
    Paulino Garagorri
    ………………….

  • oscar varela

    En torno a POR QUÉ BUSCAMOS UN CAMINO
    (Un poco de METAFÍSICA)
    ……………………………..
     
    1- Si la tierra tiembla dejando de sostenernos, nos preguntamos: ¿qué es la tierra?
    – Cuando el sol súbitamente y en pleno día niega su iluminación habitual favorable al hombre, éste sé pregunta: ¿qué es el sol?
     
    2- Esta pregunta por el ser nace, cuando ante una cosa
    – no sabemos qué hacer, cómo comportarnos, qué conducta seguir.
    – La con­fianza anterior con­sistía en que no habíamos reparado en ella como tal ella,
    – que no la veíamos como otra cosa, indepen­diente, ajena y extraña a nosotros.
     
    3- Al fallarnos, nota­mos esta falla
    – como resistencia a nosotros, como nega­ción de nosotros y
    – este no ser «yo» la separa de mí, la

    119

     contrapone a mí; y

     

    – este carácter de ser «lo contra mí» me hace verla como independiente de mí,
    – la pone en sí misma, la pone en sí.
    – Lo propio acontece con mi cuerpo;
    – cuando enfermo se opone a mí y no me sirve.
    – De este modo el hombre al vivir des­cubre la dualidad radical de su vida:
    – siente que está en lo otro que sí mismo, en país extraño, depaysé.
     
    4- El mito de la expulsión del paraíso representa acaso este carácter de la vida
    – que hace de ella un estar fuera de un contorno que no se nos resistiese,
    – y que por no resistírsenos se confundiese con nosotros mismos, que no sería contorno.
    – El mundo al que es arrojado el hombre fuera del paraíso es el verdadero mundo,
    – porque se compone de resistencias al hombre, de algos que le rodean y
    – con los cuales no sabe qué ha­cer, porque no sabe a qué atenerse con respecto a ellos.
    – El paraíso es el mundo mágico;
    – El mundo, en cambio, es el antiparaíso.
    – A la con­fianza con lo habitual, con las cosas en que no se re­paraba,
    – sucede la desconfianza, la desorientación, el in­cesante alerta.
     
    5- Una circunstancia tal, compuesta de algos ante los cuales no sabemos qué hacer
    – está constituida por pro­blemas, por cuestiones.
    – Lo que primariamente nos es cuestión es
    – qué haremos con o ante una tierra que tiem­bla, esto es, que no está quieta,
    – ante un sol que no luce,
    – ante un cuerpo que está enfermo, esto es, que no está sano.
     
    – Lo que primariamente es cuestión para nosotros es nuestro hacer, nuestros actos.
    – Y notemos el casi gracioso resultado:
    – al sernos cuestión qué haremos con esos algos lo que decidimos es…
    – hacernos una pregunta, esto es, hacernos cuestión de ellos, preguntándonos:
    – ¿Qué es la tierra, qué es el sol, qué es mi cuerpo?
     
    6- Pero apretemos un poco más el sentido de ese hacer­nos cuestión de las cosas.
    – ¿No es también un hacernos cuestión de nuestro hacer?
    – Cuando la tierra tiembla yo no sé si echar a correr o tenderme o subirme a un árbol o salir al mar en fuga del suelo rebelde.
    – Y para resolver esta cuestión de mis haceres materiales con ella
    – me hago la pregunta por el ser de la tierra, esto es,
    – me hago cuestión de qué debo pensar sobre ella; por tanto, de otro hacer mío,
    – pero ahora del peregrino hacer inte­lectual.
    – Suspendo, pues, mi trato corporal, digamos, práctico con la tierra y
    – me preocupo de mi trato inte­lectual con ella.
    – Me recluyo en una dimensión de mi vida —el pensamiento— al serme cuestión las demás.
    …………………………
     
    7- El acto inicial del pensamiento era preguntarse por el ser de algo,
    (de la tierra, por ejem­plo, que ha temblado).
    (Pero la tierra está ahí y no tengo, por tanto, que preguntarme por ella).
    – La pregunta signifi­ca, por el contrario, que necesito alejarme de la tierra que está ahí
    – y ponerme en marcha hacia su ser que no está ahí.
    – De aquí una de las metáforas más insistentes que designan el pensamiento
    – como un caminar y al hombre que piensa como un caminante, viator.
    – Esta idea de camino culmina en la idea de método.
     
    8- No es, pues, el pensamiento contemplar la tierra que ya está ahí, sino al contrario,
    – intento de dejar de verla según está ahí, y sustituirla por otra cosa que es su ser.
    – La otra metáfora más moderna para designar el hacer intelectual o pensamiento es esta:
    – con la tierra que está ahí y que, por temblar, nos impide estar seguros sobre ella,
    – tenemos que hacer otra tierra segura.
    – Si yo sé a qué atenerme, respecto a esos tem­blores,
    – si sé cuándo, porqué y en qué medida se produ­cen
    – adquiero con respecto a ellos seguridad.
     
    – Pero eso supone que uso la tierra que está ahí
    – como dato o con­junto de datos con los cuales, como con un material
    construyo una imagen firme de la tierra, el ser de la tierra, la verdad sobre la tierra.
     
    9- El pensamiento, visto al través de esta metáfora, tampoco es contemplación,
    – es construcción y aparece como un caso particular del hacer técnico;
    – que no es desinteresado, que no es re­flejar las cosas,
    – sino transformarlas fabricando con ellas otra que me sirva, que se adapte a mí.
     
    – Como el carpin­tero con el tronco que el árbol le ofrece y que está ahí,
    – hace una silla que no estaba ahí, sino que es «creación», construcción suya,
    – así el pensamiento con las cosas in­mediatas de nuestra vida
    fabrica el ser de esas cosas, que nos tranquiliza, que nos permite servirnos de ellas.
    …………………………
     

    121

    10- Todo pensamiento, incluso el pretensamente más puro contemplativo,
    – es como un caso particular de la actividad técnica del hombre.
     
    – Si esto fuera cierto habría, en al­gún modo, que invertir el orden tradicional diciendo que
    – el hombre no fabrica instrumentos, útiles, porque piensa y sabe sino al revés
    – que es homo sapiens porque es, quiera o no, homo faber y
    – la verdad, la teoría, el saber no es sino un producto técnico.
     
    – Y, en efecto, de las muchas cosas que se pueden hacer con la madera del árbol
    (sillas, mesas, estatuas, cruces, canoas)
    – una es la teoría que se puede hacer, fabricar sobre la ma­dera del árbol.
    – Es más, no se puede hacer ni el más sencillo taburete con ella
    – si antes no se ha hecho un mínimum de teoría sobre ella.
    – El taburete supone, en efecto, ciertas elementales ideas de estática.
    ……………………

    • Antonio Duato

      Es impresionante, Oscar.
      Conozco a varias personas que hicieron de Ortega su alimento intelectual.
      Pero nadie que lo haya muñido y espumado tan a fondo, para cualquier tema.
      ¿Has sacado esto de la lección VIII del tomo VIII de sus Obras Completas?

      Yo te voy a contestar a tu pregunta anterior con más sencillez:
      Estoy en camino de una búsqueda (mis objetos de búsqueda: ¿quién soy yo? ¿quién eres tú? ¿quién eres Tú?). E intento encontrar luz en coetáneos y antepasados. Algunos más distantes aún que Ortega, pero que me proporcionan buen alimento. Pero sobre todo busco en mi interior. Esos caminos los tengo claros.

      Por tanto, estoy en camino de búsqueda, no en búsqueda de camino.

  • carmen

    Porque claro. Es muy bonito decir dios es amor. Y nosotros somos capaces de amar porque somos una especie de, de lo que quieran suyo: reflejo, prolongación, imagen…

    Mi pregunta es. Y entonces el odio? También es una imagen de Dios?

    No, eso no… imposible

    Entonces, del Mal?

    Volvemos entonces a Eros y Tánatos?

    No creo me parece una explicación a estas alturas. Quizá lo fuese.

    Entonces? Pues entonces tanto el odio como el amor son sentimientos humanos. Humanos. Elije tu camino. A mí me gusta el de Jesús. Creo que el amor de alguna manera es lo que salvará al mundo, a la especie humana. O tal vez no. Lo que es seguro es que el odio no la va a salvar. Pero sí eliges ese camino, tú sabrás.

    Entonces Dios? Pues no sé lo que Es. Siento donde está. En la belleza. En todo tipo de belleza. Está. No es. Está. No está en la maldad. El mío desde luego no lo está.

    En el fondo es muy sencillo. Solamente hay que cambiar el Es por el Estar. Nuestro idioma lo permite. Otros , no sé. Sé que el inglés no,  creo que el francés tampoco. Se saca por el contexto. Y ahí la maestría del traductor. Bueno, maestría, digamos sentido común. Creo recordar que era el verbo être, o quizás era otro. Hace tiempo que no leo francés.

    Pero la teología todo lo complica. Porque claro, como se va a estudiar algo que no Es? Bueno, si es, en realidad Es. Lo que no tenemos ni idea es lo que Es. Cómo se estudia entonces? Cómo sabemos lo que le gusta o lo que no? Cómo podemos utilizar la expresión: en nombre de Dios? Pues está claro, la utilizamos en vano. Y eso no dijo dios mismo que no se podía hacer?

    Es que nada tiene sentido. Si partimos de la idea de que no sabemos qué Es, nada tiene sentido. Me refiero a las religiones que llaman de El Libro. No conozco otras.

    Entonces? Pues entonces habrá que aceptar que el ser humano es capaz de amar y odiar, lo llevamos de serie: elije. Pero no en nombre de dios, que no sabemos qué es, sino en nuestro propio nombre.

    Y Dios? Pues ahí está, en todo lo bonito. El amor no lo es?

     

    Sorry.

    Me apetecía pensar.

  • oscar varela

    Hola!
    Marcas* de ATRIO en el camino de búsqueda
     

    ¿”en el CAMINO de búsqueda”, o

    “en BÚSQUEDA del Camino?

     

    • oscar varela

      ¿No se estará más bien en un “Holzwege”?

      Nota: lo pongo en alemán para que resulte
      más filosófico (Heidegger) y poético(Hölderlin), y
      menos doloroso.

  • mª pilar

    Jose Arregui, en su pag. personal…nos regala otro testimonio de quienes han comprendido y hecho:

    ¡Vida!

     

    El Proyecto de Jesús:
    Un hombre simplemente
    EN ALBORESTESTIGOS DE LUZ
    Una amiga balear me escribe:
    “Otro gran testigo de luz nos ha dejado: Don Arturo Lona, el obispo de los pobres. Aún lo recuerdo con sus pantalones vaqueros y su camiseta blanca, y el crucifijo de madera atado con una cuerdecilla al cuello. Le conocí en un encuentro de comunidades de base y su testimonio me marcó tanto que aún está presente.
    Fue testigo de luz para los indígenas oaxaqueños. Recuerdo que nos contaban que subía a ver a los más ancianos y se sentaba horas con ellos platicando y que cuando ya iba a marcharse le decían: que lástima que tenga tanta prisa, a ver si viene otro día con más calma… Quizás habían estado 3 horas entre pláticas y silencios que a ninguno molestaban.
    Es el obispo que nadie jamás lo vio como tal. Fue uno más sin más distinción que su propio compromiso. Ahora ya no es testigo de luz sino LUZ de la que nos rodea y ni nos damos cuenta”.
     
    (Matilde y Lino)
    He tenido el gozo de conocer personas de este talante…y es un gran regalo…porque a su vera, y la de cuantas personas les ayudan:

    ¡¡¡Crece la Vida, y esta en abundancia!!!

    Si logran callarla, por otros lares saldrá para seguir sembrando Amor y libertad personal, que es la que más cuesta poseer.

    Gracias de corazón por este hermoso ejemplo de ¡Vida!

  • mª pilar

    ¡Pues claro que si Antonio!
    Estamos contigo, sabes, que comento rápidamente las asambleas porque:
    ¡Me importan!
    Pero al no ver ningún comentario de personas capacitadas para ello…he guardado silencio.
    Un abrazo entrañable y siempre siempre…¡agradecido!

  • oscar varela

    Hola A.D.!
    Comentas  …
    ALLÁAAAAAA!!!!!!!
    ABAJOOOOOOOOO!!!!!!!!
    “¿Llegará alguien a leer esta respuesta a un comentario de Oscar?”
    ………………….
    ¿posible solución?:
     
    Comentar NO en “REPONDER”, sino en “nuevo” Comentario:
    1°- COPIANDO haciendo mención de aquel “lugar”
    2°- Comentar nuevo.
     
    (que es como se hace en los WhatsApp)
     
    Abrazo!

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Así es Isidoro, la teología lleva mal esa explicación tan razonable que das, que no racionalista, y no pasa nada si tiene que reconocer que el ser humano tiende a reconstruir la Fe-fe siempre como religión, como algún modo de religión religiosa (o civil); también la fe de Jesús y en Jesús; lo estudio así en ciencias sociales de la religión, que, como sabes, son ciencias a su manera, lo sé. Pero algo aportan, como sucede con la sicología y mi personalidad, algo me enseña que me condiciona casi sin remedio y debo conocer-asumir.
     
    La cuestión es volver una y otra vez, desde la mejor práctica de la fraternidad y la justicia (el samaritanismo con auxilio al caído y orden social justo que dificulte el asalto y la impunidad de los que abusan: cambio de vida personal y estructuras justas) a la idea de Dios que nos atrae, como opción de vida y como reclamo de la vida; hay mezcla de ambas fuerzas en cada uno, reclamo de la vida y opción de vida por la honestidad y el cuidado. Yo te propongo pensar ese Dios más que como inteligencia, como amor-Amor, es una clave que ha ganado mucho peso en la teología y que conecta muy a fondo .radicalmente- con el ser de Jesús y su causa. Creo.
     
    Y luego, necesariamente, otra vez a hacer ese amor y contarlo como fraternidad humana, justicia a fondo y cuidado de todo lo creado, sobre todo, de lo más frágil y sin valor de mercado. Y muchas otras cosas. Porque el problema es que si ese amor que nos constituye como sujetos humanos, a cada uno y juntos, deriva en Amor con mayúscula de metafísica religiosa, la teología aparece como un fresco majestuoso -son los teólogos de raza que se dice-, pero ha olvidado para siempre la medida humana del lenguaje humano. Que tampoco es una traición cada vez que alguien traduce algo (traductor -traidor), sino una manera humana de decir con humanidad lo que queremos-sentimos-soñamos-pensamos divino en lo creado. No hay otro modo de aproximarse a lo divino (amor) sin abandonar lo humano (amor). Y luego, al final, que Dios reparta suerte sobre si “era o no”, que lo hecho y bien hecho en el amor (justo, personal, comunitario y eco-social… integral) ya es germen de plenitud (a la medida humana, siempre y en todos. También en Jesús). Paz y bien. 

    • mª pilar

      Me uno a a sus aspiraciones y deseos.

      Y dejo aparte a Dios…serlo como tenga que ser.

      Sin estudiarlo, sin sacarlo de su: ¡Misterio amoroso!

      Porque bulle en aquellas personas…que lo escuchan y acogen…y desde ahí, intentan hacerlo:

      ¡Vida!

      Sera “creador-restaurador” para cuantas personas pasan a su lado; sin intentar hacer “seguidores” sino ¡dándose! sin esperar nada a cambio.

      Un abrazo entrañable.

    • carmen

      Me gusta lo que dice.
      La teología es interesante . Pero en realidad es un artificio.
      En realidad lo único que importa es la capacidad de amar que cada uno de nosotros, nosotras tenemos.
      Cuanto más años cumplo, más convencida estoy.

      Cuídese mucho.

      • carmen

        Sabe lo que también es muy hermoso? Poder decir lo que piensas. Eso es una gozada.
        Y hay que tener mucho cuidado con las personas que en nombre de lo que ellas llaman amor, lo que quieren es absorber tu yo. Hay personas que se alimentan del yo de otras. Ese es el gran peligro del amor.
        No solamente ocurre eso a nivel de personas, también ocurre a nivel de organizaciones con sus miembros.

        El amor es una fuerza muy poderosa, muchisimo. De hecho cuantisimas cabezas se han manipulado en nombre del amor.
        Y ya si es en nombre del Amor con mayúsculas, eso ha sido tremendo.

        Pues si. La teología es un artificio a veces peligroso. Pero bueno, ya somos todos mayores.
        No puedo imaginar a Dios como puro amor. Lo siento. No puedo. Porque creo que cualquier idea sobre él es errónea.
        Pero sí puedo , sí tengo capacidad para querer a los demás. Cómo todos.
        En el bautizo de mi nieto mayor, el cura, dijo una cosa preciosa, algo así como que el amor tiene la capacidad de expandirse. Que no por la llegada de un niño se quiere menos a los otros, sino que se expande.
        Me gustó.
        Cuando me jubilé , hicimos una obrica de teatro en el salón de actos. Los críos estuvieron muy cariñosos, ellos son así. Todo te lo perdonan. Recuerdo que al verlos todos juntos en el salón, a toda secundaria, me pasaron por la cabeza miles de niños que tuve de alumnos a lo largo de cuarenta años, como una imagen, no lo sé explicar. Recuerdo que les dije: jamás, nunca en mi vida habría podido pensar que fuese capaz de querer a tantas personas a lo largo de mi vida.

        Es cierto. El amor se expande.

      • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

        Si es por mí, Carmen, gracias, y lo mismo. Y sí, cada palabra (amor/Amor) hay que depurarla bien, para ver su sentido y sus excesos. Siempre. Creí que había adelantado algo en ese sentido de “se expande”, pero seguramente solo en mi cabeza. Nos imaginamos cosas que los otros no ven tan claras. Pero siempre vuelve la palabra y ¿qué quieres decir con…? Y así va la amistad y la familia, y la escuela. Cuando van. Paz y bien a todos. Todo impulso de bien y verdad es a la medida de la condición humana, todo.

  • M.Luisa

    Hay que cambiar esta idea que se tiene  según la cual la esencia del evangelio sería de orden escatológico   y por tanto  en él permanecería  un contenido de cumplimiento efectivo llevado  fuera del tiempo real.

    Hay que huir de esa mentalidad utópica  que promueve falsas fidelidades. La esencia del evangelio es de carácter formalmente proyectivo en el cual su contenido está  en construcción  pero  con nuevas maneras, nuevos  métodos   de hacer  posible su realidad de aquellas  en las que ésta se consideraba de orden escatológico.   Aquí está la valentía! El abandono de toda confianza puesta en  lo verosímil de lo tenido como    probable en el tiempo,       y optar  por hacer posible  esa realidad que en el más pequeño de nuestros actos  se nos va revelando.

    Por otro lado y pensando en la viabilidad de lo que acabo de exponer  sería muy recomendable  situar a Jesús al  nivel de  relato  y no al de predicación pues ésta vino después  haciendo juicios, precisamente,  de sus relatos. De ahí que sin adecuación ninguna por nuestra parte podamos sin embargo  volver a la raíz del evangelio  y de nuevo encaminar  su esencia

    • ana rodrigo

      Completamente de acuerdo con lo que dices, María Luisa, nada que añadir. Un abrazo

    • Román Díaz Ayala

      El tema es demasiado importante para que yo cometa un resbalón con un juicio prematuro.
      yo sé lo que es la escatología individual y colectiva, la que está referida a cada persona y la se proyecta para “el final de los tiempos”, pero quisiera conocer tu planteamiento exacto.
      ¿Qué alcance tiene para tí la “escatología cristiana”?
      ¿Tiene esto que ver con un posicionamiento “teológico” sobre la resurrección “histórica” de Jesús?

      gracias anticipada, M. Luisa.

      • M.Luisa

        Ningún alcance teológico le doy, Román, sólo me referí a la escatología recogiendo lo que de ella en su comentario de ayer 9:53 decía Isidoro. En el mío, en cambio, le di la vuelta a su idea porque pienso que no se trata tanto de un destino como sí de un devenir. Con esta aclaración breve y puntual pienso que si relees además aunque sea someramente un poco lo de ayer podrás sacar tus propias conclusiones respecto de lo que me preguntas. En cualquier caso me alegró mucho haber contado esta vez con el apoyo de Ana a quien le envío desde aquí también un abrazo y a ti, Román, espero haberte sido útil.

        • M.Luisa

          Rectifico, el comentario de Isidoro al que me refiero no fue el de ayer sino el de anteayer

        • Román Díaz Ayala

          Bien, María Luisa,
          entiendo que te posicionas al lado de Isidoro. Éste dice que Jesús se equivocó predicando un fin del mundo inminente, y que los primeros “judeo-cristianos”, así lo interpretaron, pero que al no ocurrir tuvieron que rectificar. Por otro lado dice que esto pasó porque malinterpretaron al Maestro, y que toda interpretación es “traición”. Su tesis se hace conocida.
          Tu en cambio no ve un destino “fijado” para la humanidad, sino “un devenir “histórico”.

          Vale, me interesa mucho cómo pensáis.

          Gracias

          • M.Luisa

            No Román, no me posiciono al lado de Isidoro porque tampoco en eso que dice que Jesús se equivocó no coincido y lo expresé haciendo aquella diferencia entre relatar y predicar. Mi punto de vista es otro muy distinto que veo intuyes pero que ahora no me puedo alargar…

          • Román Díaz Ayala

            bien, espero

          • Isidoro

            Perdonad que me entrometa. Cuando digo genéricamente que toda traducción-interpretación es “traición”, es porque la transmisión del pensamiento humano, a otra persona, (incluso a la que está oyéndote directamente, o lee tus escritos), es dificultosísima.

            Hay un camino complicado.
            -Primero estructuramos racionalmente, la intuición que hemos tenido. Y ya se pierde contenido.
            -Después lo transformamos en frase vocal o escrita, mas o menos claramente y a veces equívocamente por condicionantes del lenguaje o nuestra pericia personal. Y se sigue perdiendo.
            -Luego el receptor, lee u oye una idea, mejor o peor escrita, y entiende lo que entiende.
            -Luego lo interpreta, según su sistema de ideas y creencias personal. Y se pierde más aún.
            – Y todo esto se multiplica exponencialmente, con la transmisión indirecta de uno a otro y a otro y a otro…

            Total que es un milagro que nos entendamos. Y la prueba es los diálogos que mantenemos nosotros en Atrio, que son un maremagnum de malos entendidos y equívocos.

            Por eso lo de traduttore-traditore, es la maldición babélica que nos corroe.

          • M.Luisa

            Román, para ser breve recojo un poco lo que tu mismo has incluido en este rápido intercambio distinguiendo, por un lado, eso más cercano a ese interés tuyo por la escatología que sería situar el enfoque bajo la idea de un “destino fijado” llevando a sus espaldas un contenido a cuestas fuera del tiempo como ya expresé en mi primer comentario, y por otro la idea de un “devenir histórico” que sería, como también allí mismo expresé, de carácter formalmente proyectivo, es decir, en la misma línea de Salvador S. y por tanto llamados a construir el contenido surgido de la propia praxis.

            Es un posicionamiento opuesto a la escatología o a lo trascendente pues nos aleja de toda referencia intelectual a lo que sea la ultimidad, es decir, a lo suprasensible, a lo que está más allá de nuestro sentir humano y nos sitúa de pies en la tierra firme.

            Decirle aquí mismo a Isidoro que con sus ricas aportaciones siempre es bienvenido.

            Un cordial saludo a ambos

          • Román Díaz Ayala

            O.K.
            Con lo abundante que está Atrio en participaciones no da tiempo a leerlo todo, ni poder seguir un hilo con calma ante la abundancia de temas diferentes ( aunque se pueden reducir a dos coordenadas ) y por otro la elecciones USA, pues yo como cubano tengo que hacer una doble lectura; la de los norteamericanos y su sociedad en sí, y por otro lado la de los posicionamientos de las diferentes facciones de cubanos del exterior y la de dentro de Cuba. Son muchas fuentes distintas de información.
            Así que me limito a tratar de entender y comprender tu pensamiento el cual, desde mi perspectiva, es bastante cercana a la de Isidoro ( una de las coordenadas, la “entrópica”, que aquí se están manifestando)
            Gracias por tu amabilidad

          • Román Díaz Ayala

            Nota. escribí “entrópica” por error, y quise decir antrópica, que sólo interviene de manera directa o indirecta la “acción humana” ( desde la filosofía se comprende, desde una persona iluminada por la fe en Jesús, está incompleta, le estamos restando la iniciativa Divina)

          • M.Luisa

            Tienes razón, Román, hay muchos temas como para poderlos abarcar, sin embargo dejaré otro abierto queriendo decir con ello que no es necesario que me respondas pero sí lo es para mí decirte al menos una cosa, y es que me encuadras en un triste y falso pensamiento. ¿De verdad crees que la capacidad humana se reduce solo a lo conductual? Si fuera así no se saldría de la mera transformación, es decir, de transformar con nuestra conducta el entorno y el medio que nos circunda pero lejos de esta idea, la actividad humana en tanto humana (esto es importante de tenerlo en cuenta) crea, enriquece y profundiza. Me habrás leído muchas veces aquello de que no hay que quedarse con la cosa sino pensarla en lo que tiene de real.

        • Román Díaz Ayala

          La capacidad humana no se reduce solo a lo conductual y por supuesto que tampoco te lo atribuyo a ti, sino que en ello marcas una clara diferencia con algunos posicionamientos que aquí se expresan.
          Tenía la necesidad de decírtelo antes de que las muchas intervenciones nos lleven a otros temas.

          • M.Luisa

            Buenos días, Román, sí, también yo antes de que otros temas nos reclamen, decirte que tampoco es que pensara hicieras hacia mí falsas atribuciones, desde luego que no, y esto porque como previamente había hablado de praxis y no de conducta, esa diferencia estaba segura de que tú la tenías en cuenta. La actividad humana no es que caracterice la praxis como tal, más bien determina una forma de conducta, buena o no tan buena, en definitiva, determina una manera de ser, en cambio la praxis humana recoge aquel aspecto absoluto de todo acto personal.

            Ya ves, Román también sentía yo la necesidad de aclarar este punto.

            ¡Feliz semana!

  • Isidoro

    Señalaba Salvador Paniker, como “Gregory Bateson solía decir que hay que acostumbrarse a una nueva forma de pensar, que sustituya los objetos, por relaciones. Pero substituir los objetos por relaciones, es contar historias”. 

    Y el humano desde que sus antecesores, los grandes primates, (10-15 millones de años), iniciaron las primeras comunicaciones primitivas, llevamos todo ese tiempo contándonos historias y relatos, para informarnos mutuamente de la realidad que nos rodeaba.

    Y lógicamente, estos relatos sobre la realidad exterior, se hacían con el mismo lenguaje con el que expresamos nuestra realidad interna, la del grupo: relaciones familiares, sucesos biológicos comunes, dinámica interna del grupo, etc. Episodios de la vida cotidiana.

    Y todos estos millones de años de repetir metáforas, expresiones, etc. (el contenido de nuestro lenguaje), decantaron un diccionario de conceptos y metáforas explicativas de todo, que es el lenguaje con el que están escritos nuestros arquetipos internos profundos, que conservamos actualmente, y que seguimos utilizando aún en la actualidad.

    Ese es el origen histórico de la tendencia que tenemos en nuestro pensamiento, a “personificar” todo tipo de conceptos, hasta los más alejados de nuestra vida corriente, utilizando metáforas “familiares”. (Cuando uno dispone solo de un martillo, todo el día estamos dando martillazos).

    Pensamos como hablamos, o mejor dicho pensamos hablando, y por eso pensamos con los esquemas lingüísticos que tenemos, (que nos tienen ellos a nosotros).

     

    Todo esto viene a cuento, de un escrito sobre los mitos que he leído de Miquel Sunyol, con estas ideas anteriores, y que podemos aplicar a la idea-eje del cristianismo sobre el que la ortodoxia, quiere hacer girar el mismo: Jesús como hijo de Dios, y de su misma sustancia.

    Las metáforas las carga el diablo. Una metáfora, o una parábola, (un relato metafórico), es una simplificación, una iluminación, una comparación de algo complejo, con algo de similar estructura, pero conocido por los oyentes o lectores.

    Es un “XX es como…”. Lo malo es que en ese viaje de explicación, siempre se pierde significado, o se introducen equívocos, e inexactitudes. Siempre se quedan pelos en la gatera, y si pasamos muchas gateras, corremos el peligro de quedarnos calvos.

    Y rápidamente pasamos de “XX es como…”, al “XX es…”. Nos comemos el como, y se nos indigesta.

     

    ¿Cómo podemos reinterpretar que Jesús es hijo de Dios, y de su misma sustancia?.

    El humano es el animal más inteligente del planeta. Dios es por definición Inteligencia pura. Luego tenemos parcialmente la misma sustancia que Dios: la inteligencia.

    Jesús fue un espécimen humano, sabio, y lúcido, quizás el que más, (sus palabras que nos han llegado, mal que tal, así lo corroboran), y en ese sentido estaba un paso más adelantado que los demás humanos en la escala de inteligencia.

    ¿Cómo definiría un primate, (somos primates y a mucha honra), con su bagaje de arquetipos-modelos de significados, familiares y tribales, constituyentes del lenguaje “primático”, la relación de Jesús con Dios?.

    Pues como de un allegado muy cercano, y muy parecido a Él: como un hijo.

    Y ese puede ser el origen de esa metáfora. Pero luego a muchos se nos olvida, todo el mecanismo lingüístico con el que expresamos los significados, y olvidamos el “como”. Y pasamos al “es”.

    Y ya hemos vuelto a caer en confundir el dedo con la Luna. Y vuelta a empezar la confusión y el lío. Es que no aprenderemos nunca.

    • Antonio Duato

      Muy buena esa referencia al libro Metáfora de Dios encanado, del teólogo John Hick, que Sunyol cita mucho y en cuya muerte en 2012 escribió ATRIO una entrada: https://www.atrio.org/2012/02/muerto-a-los-90-anos-el-teologo-john-hick/

      ¡Cuánto tiempo en teologías escolásticas nos ahorraríamos si fuéramos más a fondo en la interpretación de escrituras y dogmas, como hacía Hick o como hace aquí Isidoro!

      • carmen

        Y como hacía hace tiempo Miquel sunyol. Y otros muchos. Porque no son pocos los de esa línea. Hay algunos teølogos anglicanos y protestantes en general que da gozo leer.
        Pero claro. Nosotros, los católicos somos los guardianes de la galaxia. Nada se puede cuestionar. Estamos atados de pies y manos porque somos depositarios de La Verdad Absoluta.
        Desde hace muchos años se están cuestionando muchas cosas. Muchas. Pero claro, los católicos hablan con insinuaciones y tal, porque ya saben que los van a silenciar. Ahí está el Papa. Sea cual sea. Es la figura en la que la ortodoxia se escuda para frenar cualquier desviación teológica.
        Pero todo esto no es nuevo. Lo descubrí hace diez años por una carta de Miquel sunyol a un amigo que no sé por qué apareció en mi ordenador. A toda Pantalla. Vaya usted a saber por qué. Planteaba alguna cosa que me dejó alucinada. Y… Internet tiene eso. Que puedes seguir buscando.
        Pero todo esto no es nuevo. En absoluto. Otra cosa es que algunas personas lo estén descubriendo ahora.
        Un abrazo

  • carmen

    Perdón que insista.

    He leído a Orwell.

    Leído.

    Leído.

    No sé nada sobre películas basadas en su obra.

    Es más. La única película que he visto mil versiones de una novela ha sido Anna karenina. Y me han gustado todas. Es una novela tan preciosa que admite todo tipo de versiones.

    He visto otras versiones de novelas, por supuesto. Pero las que previamente había leído, siempre les he encontrado algo que no me encajaba. Porque claro, una película tiene el sello del director. Por supuestisimo.

    Y una novela tiene el sello del novelista, que no tienen por qué coincidir con el director de la película. Y si nos metemos en cada lector , o sea, imposible de coincidir.

    Me apetecía decirlo.

    Y si ven la película 1984 y leen la novela, entenderán perfectamente lo que digo. Porque las ideas filosóficas o cuasi, es más sencillo , creo, me parece, expresarlas en un texto escrito que mediante una película. Y me considero una absurda cinéfila.

    Se imaginan la cueva de Platón en una película?

  • Isidoro

    Sobre el punto 2. De Antonio: Sobre la Iglesia.

     

    Es la hora de los valientes, decía antes, hay que empezar a tirar muebles viejos al contenedor. El mundo avanza tirando edificios antiguos y edificando otros nuevos. Y si se quieren conservar, se llevan al museo de historia, no se vive dentro de ellos.

    Leía hace tiempo sobre “El carácter definitivo y completo de la revelación de JesuCristo”.

    Yo creo que el quid del cristianismo actual y del futuro,  está en revisar esa idea. Da toda la impresión que el mismo Jesús, creía inminente el fin de los tiempos, con la intervención de Dios.

    Ese escatologismo, fue posiblemente uno de los motores fundamentales de la fidelidad de los primeros judíos-cristianos. Pero pasó el tiempo, y nada de lo esperado sucedió, y tuvieron que reacondicionar el mensaje recordado, para adaptarlo y traducirlo a la realidad. Y toda traducción es traición.

    El gran reto del cristianismo actual, no es como reformar la Iglesia, sino repensar, ¿qué nos diría Jesús, en estos tiempos actuales?. Y parece que no diría que hay que retechar y repintar el Templo de Jerusalén, o cambiar el método de elección del Sumo Sacerdote.

    Yo estoy convencido de que si Jesús está arrepentido de algo de su predicación, es el haber hecho mención de ovejas y pastores, en su discurso. Porque muchos se lo han tomado al pie de la letra.

    Y tomar al pie de la letra al maestro, es la mayor traición que un discípulo puede hacerle.

    Sigue siendo la hora de los valientes, y audaces.

    • ana rodrigo

      Isidoro, estoy de acuerdo contigo, no se trata tanto de reformar la Iglesia como tal, cosa casi imposible, sino actualizar los fundamentos de la misma entre Jesús y Constantino.

      Y adaptarse en sus formas, sin perder la esencia del evangelio, a los paradigmas en los que se mueve la sociedad actual, tan necesitada de los valores humanos que han cristalizado en la Declaración universal de los DDHH, haciendo hincapié e n la espiritualidad personal en esa introspección tan necesaria para vernos por dentro cultivando los valores humanos, no menos universales, del evangelio.

      La suma de las individualidades, da como resultado, colectivos sociales luchando por la justicia, la paz, la compasión, la solidaridad, el amor fraterna-sororial, etc. etc. Siempre que aparece un movimiento social nuevo, produce desconcierto, pero si tiene fundamento arraigado, crecerá y se expandirá.

      De hecho, Jesús rompió y puso en tele de juicio al judaísmo, y eso le costó que fuese el Sanedrín el que le propusiese para la cruz. Pero él innovó y puso a la religión de su tiempo patas arriba.

    • mª pilar

      Comparto esta mirada; lo que no hagamos las personas:

      ¡No habrá… “dios”… que pueda arreglarlo!

      Es una opción personal…no piadosa… sino radical en nuestra manera de vivir y:

      ¡Ser!

      Nada se podrá arreglar definitivamente:

      “Hacerlo nuevo”

      Porque parte de la humanidad ha decidido tener por “dios” la riqueza extrema, el poder, y la trampa; contra esto, solo hay un camino:

      ¡Opción personal y cambio de vida!

      Siempre habrá personas que utilizarán todo su poder para medrar a costa…de cuanto tienen posibilidad de utilizar…y eso, nos guste o no, es:

      ¡Opción personal!

      Y en todas las clases sociales, habrá personas que se encuentren en uno u otro de los lugares
      que nos rodean; porque es cuestión personal.

      Decidir, porque camino queremos transitar; si por el camino que da ¡Vida! a nuestro alrededor, o por el camino que siembra a manos llenas la ¡Muerte! de mil maneras representada:

      Y de ahí se derivan todos los “males” cuando buscamos nuestro mayor beneficio a costa de lo que sea y de quien sea.

      De eso, todas las personas sabemos bastante.

      Solo hay un camino que seguirá dando fruto, y es:

      Opción personal, integridad en lo decidido y… trabajo, entrega, justicia, amor en el hacer, decir, y actuar…

      No será fácil, la parte “oscura” no dejará que se lleve a cabo sin luchar con todas sus fuerzas; y ya sabemos, quienes tienen más capacidad para conseguirlo.

      ¡Nunca decaer por sentir que remamos en vano!

      E incluso, puede quedarse nuestra Vida en el camino; por eso, los seguidores “reales” no son masa, pero si levadura que puede hacer posible que este Proyecto:

      ¡Siga viviendo en muchas personas y por todo el mundo, y no solo “creyentes”.

    • Santiago

      Exactamente, yo formulo vuestras mismas preguntas y afirmaciones en general….Pero si, reformar la Iglesia de Cristo en lo que es reformable..No tocar lo que es imposible cambiar dándonos cuenta de la diferencia…

      Pensar de que manera podría Jesús de Nazaret hablar al mundo de hoy que rechaza todo lo que no consigue comprender…¿Variaría lo que decían sus discípulos que El decía, aquello de cargar la Cruz y seguirle? ¿Y lo de que “el que no está Conmigo está contra Mí”? ¿Y de que vale ganar todo el mundo, si perdemos el alma? ¿Y lo de que escoger a Cristo en la pura contemplación es escoger la mejor parte? ¿Y que el primer mandamiento de la Ley es amar a Dios con todo nuestro ser? ¿Y que para entrar en la “vida eterna” hay que guardar TODOS los mandamientos de la Ley que son productos del amor divino?

      Creo que NO es difícil expresar la esencia del pensamiento de Jesùs al mundo de hoy puesto que Jesús habló para TODOS los tiempos..El problema està en el “como” hacerlo y que método sería el más efectivo..No podríamos “verle clavado en una Cruz y escarnecido” seguramente no podríamos “ver su Cuerpo tan herido”…ya no puede morir como entonces.
      .
      Sólo podria recordarnos que vino y aceptó morir por el pecado del mundo, el mal que descontrola al mundo, y produce el caos moral y social, y el desequilibrio profundo que hemos logrado al NO arrepentirnos de lo que a sabiendas cometemos cada día…Es Su caridad la que al fin nos derrotaría…Es Su presencia de nuevo entre nosotros lo que nos sorprendería y nos movería..Es Su sacrificio e incondicionalidad lo que nos atraería hacia El..¿Será Su misma Persona o Su valentía para atacar la mentira y decir la Verdad? Diría, sin duda, lo mismo: que El es el único Camino que nos queda y que tenemos, la única Verdad sostenible, y la única Vida verdadera…

      Por otro lado, la Iglesia conservó el kerygma salvïfico de Jesús y lo sacramental en El, para que pudiéramos perseverar -sin desmayo- en el bien, con la ayuda de la GRACIA, ya que sin la presencia de ella en el Jesús vivo, NO es posible perseverar en el bien por mucho tiempo.
      Pero ni totalmente la Iglesia de las catacumbas, ni la post Constantino, sino la Iglesia del Evangelio. Ella mantuvo su esencia y nos invita a concentrarnos en el Amor de Cristo que se irradia a todas nuestras obras, las cuales no tienen sentido fuera de El pues todas nuestras justicias están “manchadas de nuestro egoísmo personal”. Solo Cristo puede blanquearlas, si le seguimos de verdad, tanto en “la pena como en la gloria”…

      Un saludo cordial
      Santiago Hernández

      • carmen

        Es que me desconcierta por completo.
        A veces pienso que lo único que me separa de su manera de pensar es que usted está convencido de que Jesús es Dios mismo. No sólo su hijo, porque también existe lo de la Trinidad. Es importante no olvidarlo.
        Y la mayoría de veces que le leo me parece que estamos en galaxias diferentes. Con lo que supone de distancia entre ellas, medidas en años luz. O siglos luz.

        En fin.
        Siga cuidándose.
        Tengo la impresión de que usted vive por Florida o por ahí. No sé por qué. Me encantaría saber a quién ha votado. Me encantaría. Están siendo unas elecciones de infarto. Pero el voto es secreto.

        • Santiago

          La inteligencia es fuente de unidad…Tengo que recordar que NO vivo en el Concilio de Calcedonia, ni en el de Trento, a pesar que admiro su precisión y exactitud teológica donde se reafirmó la fe católica contra los errores imperantes de la época,…. sino que soy producto del Vaticano 2, aún con las críticas, y soy fan de su apertura y de su verdadera interpretación y aplicación que todavía no se ha realizado. Si se hubiera hecho como era la voluntad de los Padres Conciliares no tendríamos esta crisis de fe que padecemos en la actualidad..

          Sobre el misterio de amor trino…pues lo único que sabemos ES que el amor ha de proceder y procede de Dios..Es lo único dinámico…Es la única Realidad que es eterna..que engendra la pluralidad..Es una imposibilidad que el Amor se reduzca “en sí mismo” y es el Padre -por hablar en clave humana- el que amando engendra al Hijo y de esa dinámica procede el Espíritu Santo..Si creemos en el amor entonces tenemos que darle a Dios un tanto a Su favor, miserables criaturas-hormigas que “recibieron” -no crearon-la capacidad de poder amar, misterioso sentimiento que nos remonta a la divinidad real.

          Si no puedo explicar mi procedencia, al menos se que tengo un privilegio que se reconecta con algo que trasciende y trascenderá la tumba. Y es el Hijo -en teología- el que se ofrece por ese amor a nosotros, para salvarnos del mal, en nuestra única oportunidad que nos ofrece la vida diariamente. Es un reclamo diario…

          En las elecciones es el dedo de Dios el que elige pues según Pablo todo lo qué pasa se encamina al “bien de los que aman” al Señor…En este sentido todo es gracia pues podemos usar todo, tanto lo malo como lo bueno, para encaminarlo “a la mayor gloria de Dios”. Y así,muriendo y abandonado de todos, Juan de la Cruz exclamaba ante el hermano que se compadecía de su estado: “Hermano, estas cosas no la hacen los hombres”…

          Lo mismo. Aceptemos el momento actual con cautela y encaminémonos diariamente al bien. Es la mejor profilaxis y la mejor medicina del alma.

          Un saludo cordial
          Santiago Hernández

          • carmen

            Ay Santiago.
            Entiendo perfectamente. Cada uno es producto de su época. Cada persona trata de darse una explicación a él mismo. De muchas maneras diferentes. Porque cada uno de nosotros somos en realidad un microcosmos. Cada uno de nosotros tiene una visión diferente del universo.lo que sucede es que nos agrupamos por mil causas distintas. Los seres humanos somos seres sociales, y necesitamos un grupo de referencia. Eso no quiere decir que se comparta todas las directrices del grupo.

            En fin.
            Cuídese mucho.

          • carmen

            Por eso huyo de los grupos. Te atan. Pierdes libertad de pensamiento. Prefiero ir a mí aire. La libertad es el bien más preciado que los cielos han dado al hombre, por ella se puede , y aún se debe dar la vida, decía más o menos don quijote a Sancho. Me encanta don quijote. Es otro mito para mí.

  • Isidoro

        El evidente atasco intelectual en el que nos encontramos, creo yo que es producido por ir todos con gafas-lupa de tasador, de muy corta distancia, mirándolo todo con el mínimo detalle, y nos falta visión de distancia.
     
          Hay que tener los pies en el suelo, pero no los ojos. Hay que mirar al frente, y al futuro. Conociendo el pasado, sí, pero solo para aplicar su enseñanza en el futuro, y de rebote en el presente.
     
       Vivimos tiempos menesterosos. Mejor dicho, los vemos con ojos menesterosos. “Los héroes han perdido su fama y los sabios sus discípulos. Los grandes hechos, cuando no son asumidos por un pueblo noble, no son más que golpes violentos en una frente sorda.
         Y las más altas palabras, cuando no resuenan en corazones igualmente elevados, son como hoja muerta cuyo rumor se hunde en el barro”, decía Hölderlin, en su Hiperión.
     
       Nos golpean violentamente los hechos en nuestra frente sorda, perpleja y desconcertada, con una violencia, que no sabemos a qué viene. (Un ejemplo actual es lo de Trump). Y nos desesperamos.
     
        Y no deberíamos. O al menos deberíamos confiar en nuestras potencialidades. Dice uno de los “magos Merlín” de nuestra época, Ilya Prigonine: “El futuro es incierto…, pero esta incertidumbre está en el corazón mismo de la creatividad humana”.
     
       Y esto no es solo una frase poética, (“La ciencia es la poesía de la realidad”). Es que dentro de nosotros, tenemos unos resortes evolutivos que promueven y disparan la creatividad, en situaciones de incertidumbre, como la actual.
     
       Hace tiempo decía Antonio Duato: “Realmente, en la era de la globalización total, debería ser posible una nueva era axial, como la que produjo en el siglo V antes de Cristo, pero no de forma independiente en cada región del mundo, (Confucio, Zoroastro, Isaías, Sócrates…), sino en diálogo abierto y libre entre todos”.
     
           Pero esa segunda era axial de la humanidad, (la primera se produjo, hacia el año 70.000 a.C., con el primer salto cultural adelante), no se produjo por casualidad.
     
          Se produjo un0s 400-600 años después del inicio del despegue de la conciencia de la mente autoreflexiva y racional, que nos ha otorgado los grandes conocimientos que tenemos hoy en día.
     
         Ahora, después de una revolución no solo tecnológica, (que eso es el resultado), sino sobre todo en nuestros saberes sobre “el hombre, el mundo y los dioses”, ya podemos entrar en el Templo délfico, con las piernas temblando de incertidumbre y miedo, pero con la seguridad de que la creatividad está asegurada en nuestra naturaleza.
     
          Hegel profetizaba, en Un canto de esperanza: “La frivolidad, el aburrimiento que invaden todo lo que todavía subsiste, son el presentimiento vago de algo desconocido, son los signos que anuncian algo distinto que está en marcha”.
     
       Y ese algo distinto, empieza por nosotros: hay que cambiar de gafas, de mirada, de perspectiva. Decía Joseph Campbell: “Si se quiere cambiar el mundo, hay que cambiar de metáfora”, (de relato, de “Logos”).
     
         Hay que dejar de contemplar el mundo estáticamente, y como un reloj, y empezar a mirar el mundo como un sistema de relaciones.
     
      Hay que atreverse a saltarse los límites invisibles, (techos de cristal), que encierran nuestra cultura.
     
           Según Edward T. Hall, “La cultura construye en la mente pantallas, (patrones), que generalmente permanecen en el inconsciente de la persona”.
    “La cultura suele ser, un sistema inconsciente de control invisible, que opera nuestros pensamientos.
           Los miembros de cada sociedad internalizan los componentes de esa cultura y actúan conforme a los límites establecidos como “culturalmente aceptable”.
     
          Somos como personas encerradas en una casa, y la llave está colgada en el muro de la misma, por fuera. La solución está fuera. Hay que saltar y llegar a la llave. Es la hora de los valientes.

  • carmen

    Pues esa pregunta me la he hecho muchas veces.

    Y he llegado a la conclusión de que , sea lo que sea, es un lujazo que personas de tan distintas maneras de pensar y de caracteres tan diferentes, podamos escribir aquí sin que nos tiremos los trastos a la cabeza.

    Bueno, alguno nos tiramos, pero pocos.

    Con los tiempos que corren es todo un logro. El ambiente se está enrareciendo.  a una velocidad de vértigo. Y eso me asusta .

    Un abrazo, Antonio.

  • oscar varela

    Hola!

    En la Asamblea telemática de ayer

    un compañero participante dijo:

     

    1-que no lograba entender el “objetivo” de ATRIO.

    (una compañera vitalicia señaló que era un Portal de “buscadores“)

     

    2- que solía visitar ATRIO para acompañar a A.D

    (creí entender que era uno del Grupo de M. Legaut)

    • Román Díaz Ayala

      No han cambiado los objetivos sino el escenario. El mundo ya no es lo mismo, incluso sorprendente para los anticipadores del futuro. Y si me apuras un poco más, Oscar, ya no somos los mismos “homos”, que hace cinco (8) años. No me puedo remontar más atrás en Atrio. Primero conocí el medio y luego la persona de su director y fundador.
      La pregunta encierra otra. ¿Cuánto de colectivo es el proyecto? ¿No será que Antonio Duato tiene un proyecto personal que se suma a los otros proyectos participantes? Lo que me gustó de Atrio en un principio era que no se trataba de un “blog personal”, sino que era así como un surco abierto en el tiempo y dentro de la Red para que cada cual pusiese y cultivase “su semilla”.
      Fue de una generosidad tremenda su invitación constante a continuar haciendo surco. El “surco” se hace “curso” con los sucesivos talleres.
      La madurez se percibe cuando una persona llega al final de su camino. La madurez es síntesis y si se ha dado con el algoritmo de la vida este final se hace invitación y propuesta. Entonces es cuando nos percatamos que la vida es un camino de aciertos y desaciertos, pero muy poca gente percibe que esos desaciertos tienen su enmienda y que los aciertos pasan factura.

  • (Ayer publicaba esto de abajo en mi muro de Facebook.)
    Me agarro a un clavo ardiendo, lo se. Pero para no caer en la desesperación mas absoluta quiero pensar lo siguiente: Eso que se lee y se oye y que suena a música celestial. Es un dato objetivo que la resonancia Schmann ha subido la frecuencia de forma inaudita, esto es estrictamente científico.  Los humanos somos parte de la Tierra. Si sube la vibración lo denso se sutiliza, incluido nosotros… Sutilidad, en contraposición a lo denso, significa más consciencia en los humanos. Los poderes oscuros esto lo saben. En definitiva como muchos dicen. Estamos zafándonos del yugo de la Matrix. ¿Qué hace el dueño del ganado? cuando este ganado amenaza saltar la valla. REFORZAR LA VALLA. ESTÁ POR VER SI PODRAN TAPONAR TODOS LOS RESQUICIÓS… Si se abre una brecha. Se abrirán muchas otras y al fin nos habremos librado de la Matrix y gozar del amplio mundo fuera del redil…
      La Resonancia Schumann aumenta a 36 Hz por primera vez en la historia del planeta Tierra
    https://www.tunuevainformacion.com/…/934-la-resonancia?fbclid=IwAR1dJXMfud-yfwb6di1QFSFUOnD4b_NouzUfaTGLeRM9tOeNkaGPrWZEj4c
     ***************
    “Se ha visto que la Resonancia Schumann del planeta se ha elevado de 7,8 Hertz a 12 Hz en los últimos 8 años y se mantuvo en los 7,8 Hz durante miles de años, y a partir del año 2000 una energía de cuarta dimensión alteró la carga electromagnética de la Tierra.”

    (Ahora ya está por 36 Hz…)

    ********************

    “Los campos magnéticos de frecuencia baja inducen corrientes circulantes en el organismo. La intensidad de estas corrientes depende de la intensidad del campo magnético exterior. Si es suficientemente intenso, las corrientes podrían estimular los nervios y músculos o afectar a otros procesos biológicos.”

    (He sacado de la Red algo de la mucha información a que se puede acceder, como de todo afortunadamente.)

    Que si. Que va en serio. Una energía de cuarta dimensión. No se muy bien eso cuarta dimensión y como nos afectará. Pero con pandemia o sin ella, el mundo está convulso. Las viejas estructuras económicas, políticas, religiosas no  dan  mas  de  si. El mundo no se acaba, si algo muere algo nace, el Universo es cíclico lo que viene es totalmente nuevo y mejor, depende siempre de nosotros. Lo nuevo y peor es ese engendro del Diablo que es el transhumanismo.
    Pero lo nuevo bueno tiene consigo la fuerza de todo el Universo. Lo malo tiene la fuerza de los psicópatas con el cerebro podrido. Por mas ceros que sumen a su cuenta bancaria, no podrán con la vida.
    No somos gotas de la mar Océano, Somos el Océano en una gota. Somos tan potencialmente grandes que nos parece imposible. Pero si. Somos cocreadores de la realidad, junto con el Gran Misterio. No somos ovejas desvalidas, eso es lo que nos han metido en la cabeza. Pero en potencia cada uno de los mas de 7000 millones de humanos que poblamos el Planeta, En potencia, siempre en potencia, pero somos poderosos como dioses.
    Lo malo es que nos puedan lobotomizar, zombificar, para fundirnos con las maquinas. Primero necesitan tenernos bien controlados para imponer su mas que siniestro programa para la raza humana. Nos habrán robado lo mas preciado que tenemos. Nuestra consciencia, nuestro espíritu. TENEMOS QUE INFORMARNOS Y LUCHAR. Porque de lo contrario quizá si sea la muerte una liberación de las garras del Diablo.

    ¿Y todo esto a cuento de que? Los muertos de la pandemia son reales por poco exactos que sean al contarlos. De la gripe común cada año mueren por miles. pero no deseo tratar esa cuestión. El foco lo pongo en lo que están haciendo deliberadamente con el tejido productivo social. Con los comercios, con los trabajadores por cuenta propia, con los asalariados. Los crueles e inhumanos desahucios y suma y sigue…
    Nos tienen temblando de miedo de miedo al virus asesino y después nos tendrán muertos de hambre. Nos darán comida de rancho a cambio de “un simple pinchazo” la “vacuna que nos salva…” TODO UNA FALAZ MENTIRA.  Y cuando nos pinchen estaremos perdidos. Porque ese será el disparo de salida hacia la aniquilación de nuestra individualidad y nuestra grandeza por la vía de la nanotecnologia en las “vacunas salvadoras”.

    Buscad…, buscad…, que tipo de vacuna nos pretende meter en el cuerpo Bill Gates…

    No se ni lo que quería decir de buen principio, pero de esto que os comunico es lo que tengo presente en mi cabeza en estos aciagos días. No podemos hacer como los músicos del Titanic. La orquesta sonando mientras el barco se hundía…

    Lo bueno. Que muy probablemente toda la Tierra pase a otra dimensión mas sutil. Cuarta o quinta. Donde seremos plenamente felices. Vivir para ver. Como se dice en Catalán: 

    “Per llogar cadires…” (Para alquilar sillas…)

     

    • carmen

      No lo creo, Luis.
      El virus es real.
      El virus mata a las personas más vulnerables. Eso es una realidad. No puedo aceptar que todo la comunidad científica esté mintiendo descaradamente.
      No creo que este virus haya sido creado como arma de destrucción. No digo que no se haga nunca. Posiblemente se hará alguna vez, pero simultáneamente habrían creado una especie de antídoto, vacuna, suero o como le quieras llamar. No creo que lo tengan.
      Porque los virus no se controlan así como así. Mutan. No es una apuesta segura.

      En cuanto a que la vacuna nos anule nuestra humanidad, por decirlo de una manera rápida, tampoco lo creo. La ciencia no puede a día de hoy hacer eso con un pinchazo. No lo creo.
      Y no creas que lo digo porque me apetece decirlo, por buenismo o lo que quieras llamar. No. Algo de biología sé. No mucho, es cierto, pero lo suficiente como para pensar que , en caso de que los malos lo llegaran a pesar e incluso lo hayan intentado, sencillamente se han equivocado . Un virus no es controlable a día de hoy. Es aniquilable, que no es lo mismo.
      Mañana? No sé.
      Pero este virus , en caso de que fuese cierto, no ha cumplido las expectativas de nadie.
      Quizá el próximo…

      Mucho tiene que avanzar la ciencia. Muchísimo. Con un poco de suerte no llegaré a verlo.
      Control? Todo el que sean capaces de ejercer. Todo. Y lo hacen. Ya lo creo que lo hacen. Los poderosos están viendo un filón y un yacimiento en la manipulación a través de la red, que ríete tú de las minas o yacimientos oro y de diamantes.

      Pero se puede liar una muy muy muy gorda con la crisis económica que ya está empezando. No creo que les interese a las grandes fortunas. No creo que estén tranquilos. La gente que no tiene nada que perder no se va a quedar en casa llorando.
      Si. Vienen tiempos convulsos. Los modelos ya no valen. Pero ni uno solo. Podrán servir de base para idear otros que nos saquen de esta. O que saquen a mis hijos, a mis nietos, a los tuyos, a los de todos. En eso confío. Porque mi fe en la humanidad es grande.
      Tontica? Pues a lo mejor…

      Un abrazo

      • “No lo creo, Luis.
        El virus es real.
        El virus mata a las personas más vulnerables. Eso es una realidad. No puedo aceptar que todo la comunidad científica esté mintiendo descaradamente.”

        Para ti y para quienes nos lean. En ningún momento se me ocurrirá decir que el virus no es real, lo es.
        Lo que “me hago cruces” es que habiendo evidencias empíricas muchas y muy contundentes de que el Dioxido de Cloro acaba con el virus asesino. La comunidad científica no clame mas fuerte contra el ninguneo a que es sometido por los medios algo que es una panacea.
        Quien es mínimamente critico le cuelgan el letrero. “Negacionista”. Esa es la diana que colocan para intentar destruir toda disidencia, lanzando disparos televisivos. A mi me gustaría que me definieran como “critico fundamentado”

        Puedes creer lo que quieras Carmen en base a lo que te llegue de donde te informes. Pero la vacuna de Bill Gates va acompañada de un tatuaje del que salen agujas hechas con azúcar que se clavan en la piel. ¿Para que eso?

    • Jose Antonio Pastor M.

      Vuelven los tiempos oscuros del medievo. Dejar a una entidad superior y metafísica que nos sobrepasa, la solución del problema. Negando el conocimiento adquirido a lo largo de todos estos siglos, con sus luces y sus sombras si, pero experiencia. La matrix será la nueva nobleza oligárquica que con la aniquilación de la cultura y la implantación de la superstición y la magia creara individuos que siguieran a lo que ellos mismos critican y apuntan como el mal de los males…La sinarquía.

      • carmen

        No.
        Eso quieren, pero no va a ser así.
        Imposible.
        Hay que tener fe en la humanidad, en nosotros mismos, en cada uno de nosotros, de nosotras. Y , sobre todo, sobre todo, no callar, no guardar silencio. El silencio es una característica básica de los tiempos oscuros.
        Te lo prometo. No volverán los tiempos oscuros. Otra cosa es que lo intenten.

      • Román Díaz Ayala

        No, que no,
        Es que no leéis a Juan García Caselles. La sinarquía sigue omnipresente.

        • carmen

          Sí leo a Juan García caselles. Me gusta.
          Pero nada me podrá quitar mi fe en la capacidad de respuesta del ser humano. Desde luego Juan la sigue teniendo. Por eso me gusta leerlo.

          El futuro no está escrito. Lo escribimos nosotros. Bueno, ya empiezan a escribirlo otra generación, como debe de ser.

          No creo que dios vaya a solucionar nada. Porque sería el colmo que pudiese intervenir y nos dejase a nuestra suerte. El futuro depende de cada uno de nosotros. De nosotras. Si no confío en mí especie en quién confío entonces?
          Un abrazo

      • Isidoro

        (Copiado de por ahí):

        El escritor Neil Postman explica la diferencia entre Aldous Huxley y George Orwell, dos respetados escritores del siglo XX cuyas visiones extremas de un futuro totalitario pronostican el final de la libertad individual en la sociedad humana.

        Contrariamente a la creencia común incluso entre los instruídos, Huxley y Orwell no predijeron la misma cosa. Orwell nos advierte que seremos vencidos por una opresión impuesta de manera externa.

        Pero en la visión de Huxley no se requiere ningún Gran Hermano para privar a la gente de su autonomía, madurez e historia. Como él lo vio, la gente llegará a amar su opresión y a adorar las tecnologías que deshacen su capacidad para pensar.

        Lo que Orwell temía era a aquellos que prohibirían libros. Lo que Huxley temía era que no habría ninguna razón para prohibir un libro, ya que no habría nadie que quisiera leer uno.

        Huxley notó que en el “1984” de Orwell, “la gente es controlada al infligírsele dolor”. En Brave New World de Huxley, la gente es controlada infligiéndoseles placer.

        En resumen, Orwell temía que lo que odiamos nos arruinaría. Huxley temía que lo que amamos nos destruiría”, escribió Postman.

        • carmen

          He leído a Orwell y a Huxley.
          Son novelista de ciencias ficción.
          Novelista. No profetas.
          Orwell estaba obsesionado con el control psicológico. Huxley con la manipulación biología. Un mundo feliz, por ejemplo, de Huxley.
          Orwell, ya sabe. El gran Hermano.

          En realidad tenían el mismo miedo
          Que nosotros, solamente que nosotros no somos maestros en el género, como ellos. Al menos no lo soy. Los demás, no sé.

          Y rebelión en la granja, de Huxley tb, es lo que me temo que quieren hacer los que ganen la guerra civil que en este momento hay dentro de la iglesia.

          Y es que los maestros tienen eso. Abren su cabeza y…lo que piensan no se tiene que aplicar a una sola cuestión.

          Dos maestros. No sé qué dicen otras personas de ellos. Pero soy una lectora de novela. Y la ciencia ficción, siempre denostada como género menor, tiene obras auténticamente grandes. Enormes. No se trataba de profetizar, era un análisis científico y filosófico de lo que nos podría deparar el futuro.
          Ahora leo cosas sobre estos autores considerados menores por muchos entendidos y no puedo dejar de sonreír.
          Un abrazo

      • Jose Antonio Pastor M.

        Ciencia Si, cientifismo No…yo así lo veo, es necesaria la ciencia, lo dice un científico como yo, pero también se mis limites y los de la ciencia, en la realidad y percibo que todo no es ciencia. El cerebro primitivo nuestro, el mas profundo de los tres cerebros, es el cerebro animal, y ese no entiende lo racional, la razón, si entiende y procesa a través de metáforas como las que se construyen con el arte. Por eso la enfermedad y la salud, debe ser entendida desde varias perspectivas, sin entrar en la superstición, aunque parece magia, o es magia, ya que el mundo no es racional, aunque le demos en algunos momentos un sentido racional, y ahí en ese espacio surgen los grandes descubrimientos racionales. Parece contradictorio pero es integral y realizable. La naturaleza es química toda ella, pero la realidad no solo es química, es algo más.
        Entonces cuando viene la sociedad tecnocrática capitalista, con su modelo neoliberal injusto, destructor de la propia naturaleza, empiezan los problemas del salto de patógenos emergentes zoonóticos a otras especies y entonces zassss, llega al ser humano y crea una pandemia. Los más poderosos y ricos tienen más medios, y su esperanza de vida es mayor los mas pobres sufren y la falta de recursos les mata. Mientras no resolvamos esta desigualdad, ya pueden venir tantos parches (vacunas, la receta mágica del pensamiento neoliberal capitalista, que nos librara de todos los males), que se pongan a la barca, que seguirá entrando agua y seguirá hundiéndose y surgiendo nuevas pandemias con nuevos virus, o bacterias.

        • carmen

          Toda la razón.
          Una epidemia se convierte en pandemia por la globalización. Si no, de qué este virus que empezó su andadura en China hubiese armado la que ha armado.

          Y no tienen más remedio que si quieren economía global, ir limando desigualdades. No queda otra. Y lo saben.

        • Antonio Duato

          Hay un número espléndido sobre esto en Iglesia Viva. Lo presentaremos aquí, pero si alguien quiere puede ir directamente a http://www.iviva.org?num=283 Está centrado todo él en l frase de W. Benjamin: Para los oprimidos, el estado de emergencia es la regla

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    Mi parecer a algunos de tus plateamientos, Antonio:

    -Creo, con muchos otros, que sí es posible ser críticos con la Iglesia de Jesús, que han reeleborado los hombres a través de la historia -es decir, con la Iglesia histórica y con los malos servidores que en el tiempo han sido-, y al mismo tiempo ser consecuentes y perseverantes en la fe evangélica, mediante el seguimiento -o intento serio de seguimiento- de Jesús de Nazaret y su Reino.

    -En ese intento de seguimiento se desarrolla el sentido comunitario y solidario, que nos lleve a una Iglesia y a una sociedad mejor o menos mala. (Hablo así porque trato de ser realista y no levitar demasiado…) Yo espero, no sé si contra toda esperanza, mas ESPERO.

    -Y dentro de esa esperanza destacaría una sociedad más madura, más solidaria…, capaz de cambiar, siquiera algo más, el sistema tan ego que nos domina. En otras palabras, espero que el ser humano llegue a ser más humano. Que se humanice bastante más. O lo que equivale a decir, que madure más como homo sapiens…

    -Por último decir que creo que una sociedad mejor vendría más rápidamente, si las religiones fuesen más críticas consigo mismas y se reconvirtieran de verdad. Y una vez reconvertidas, se UNIESEN TODAS en torno a la defensa y promoción de valores humanos, de la dignificación del hombre-mujer-niños, con el fin de presionar a los poderosos egos de la tierra… Las religiones, convertidas en verdadero testimonio, y unidas y perseverantes a favor del ser humano tendrían mucho poder de presión para el cambio… Mientras sean “servidoras” del poder, el cambio no será posible. Por eso, mientras Pedro y los demás servidores religiosos no se conviertan de veras, será difícil que el mundo cambie, porque carecen de fuerza de fermentación.  Así en muchos casos será más difícil creer… y gobernar-servir con ética social. (Tal vez alguien, al leer estas palabras, dirá -y con razón- “largo me lo fiais…”)  Pese a todo, ESPERO ese día.

    • Antonio Duato

      Me siento leído e interpretado muy a fondo por Juan Antonio. Mucho de lo que siento, pienso y vivo está muy expresado en tu libro La creatividad en Jesús de Nazaret que se ofrece arriba a la derecha son tan pocos, casi ninguno, quienes lo piden. ¿Porque ya lo conocéis del curso-taller? ¿Y por qué no aprovechar para regalarlo a otra persona?
      Gracias pr estarahi, Juan, y que te animes a participar en la asamblea telemática, que es más fácil de lo que parece

  • oscar varela

    Hola!

    Pienso que detrás de todas estas cositas que “hace” Antonio y su Equipo

    (tiene familia, amig@s y compañer@s de trabajo y de vida)

    hay un algo que nos da “de YAPA”.

     

    No quiero que nos pase “des-apercibido”.

     

    Se trata del “esfuercito” a que nos obliga seguir sus empeños.

    En este caso el “esfuercito” de aprender a PARTICIPAR en ZOOM;

    similar al, en su momento, haber aprendido algunas “Aplicaciones“,

    p.e., el WhatsApp.

     

    Mucha gente se ha ido quedando SOLA

    por no lograr entrar en el ritmo comunicacional de n/tiempo.

     

    Gracias, entonces!

    • Antonio Duato

      Creo que lo he dicho alguna vez. Lo que alguna vez parecía una cualidad ajena a mi formación (mis hobbies por la técnica, los aparatos, los ordenadores…) se convirtió en habilidad esencial en mis nuevos trabajos como laico. Y estoy contento por haber sido útil a muchos para conservar la comunicación segura en tiempos de pandemia. Y hay nuevos caminos para recorres juntos… La inquietud ante la incertidumbre de USA me ha impedido informar y comentar la asamblea celebrada con éxito el mismo día de esa elección… ¿Llegará alguien a leer esta respuesta a un comentario de Oscar?

      • mª pilar

        ¡Pues claro que si Antonio!

        Estamos contigo, sabes, que comento rápidamente las asambleas porque:

        ¡Me importan!

        Pero al no ver ningún comentario de personas capacitadas para ello…he guardado silencio.
        Un abrazo entrañable y siempre siempre…¡agradecido!

  • Jose Antonio Pastor M.

    ¡Qué descansada vida

    la del que huye del mundanal ruïdo,

    y sigue la escondida senda, por donde han ido

    los pocos sabios que en el mundo han sido;…

    Fray Luis de Leon.

     

    ¿Es quizás la persona que avanza de espaldas en la fotografía de ATRIO es@ sabi@ que va hacia esa descansada vida?

     

  • mª pilar

    Estoy con Oscar:

    ¡Incansable y muy querido Antonio!

    Citas en el primer punto:

    “Consciencia y libertad”

    Todo lo demás, está unido, ha este paso fundamental en el vivir de cada persona que se lo plantea y opta.

    Eso lleva consigo ¡cambios! y estos pueden ser…o poco apoco…o ser drásticos.

    Siempre asumiendo y aceptando la libertad de las otras personas que se mueven en distintos derroteros.

    Hay un principio y fundamento invariable y seguro dentro de nuestras opciones:

    ¿Respeta la vida de todas las personas, aunque piensen diferente a mí?

    Si esto está claro, mi manera de caminar, no será impedimento para seguir haciendo que la vida…se convierta en :

    ¡Vida!

    Un abrazo entrañable y siempre agradecido Antonio.

  • oscar varela

    ¡Hola, INFATIGABLE Antonio!
     
    Otra vez intentando:
     
    PALABRAS PARA UN CAMINO
     
    A veces
    llegan hasta mí ciertas palabras
    algunas que se asoman
    me rondan y me inquietan
    están las que me siembran
    y se alejan
     
    Otras vienen a sacudirme mientras trazan
    una estela secreta que ilumina
    reconocedora
    palabras como duendes
    palabras cuencofresco
    que despiertan asombros de revuelo invitante
    y al guiñarme dibujan bienvenidas
    con tantas otras
    girando
    columpiando
    despertándome para seguir buscando luces
     
    De esas palabras es que quiero hablarte
    de ésas
    que vos me regalaste
    para que vos y yo nos encontremos
     
    Las tengo aquí
    siento que en esta ruta van conmigo
    y en este invierno de ateridos gestos
    tienen sabor a primavera
    surcan mis cielos
     
    Con esas palabras que me diste
    yo voy por el camino
     
    Con esas palabras
    también quiero abarcarte
    amigo mío
     
    (Marta Ruffini –  San Nicolás – Argentina)

  • carmen

    Me ha encantado el planteamiento.

    Cómo puedo entrar?

    Anda, recuérdamelo.

    Voy a ser muy buena, lo prometo.

Responder a mª pilar Cancelar comentario