Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5526 Artículos. - 87883 Comentarios.

Duelo y dolor

 Palabras duras, como su circunstacia, son las que emplea el autor para titular hoy sus ligeros aforimos. AD.

Duelo de ser

—El coronavirus ha puesto al hombre en su sitio: el lugar del hombre en el cosmos oscila entre el ser y el no ser.
—En medio de la negatividad: acordarse en la oscuridad de alguna lucecita de amor aún encendida (Dios,familia, amigos, proyección, suerte).
—Siempre hay algo o alguien a lo que agarrarse en situaciones-límite: incluso al propio límite como una frontera o frontispicio.

—Agarrarse al confín o finitud, a la contingencia o posibilidad, al huecograbado que deja el sinsentido: agarrarse al no hasta su defección o autonegación.
—Brindar por la vida contra la vida: y brindar por la muerte contra la muerte.
—La contractura de mi estómago me contrae el cuerpo, me roza el alma y se diluye en el espíritu.
—Escribir para paliar la angustia y poder decir: estoy aún aquí (da-sein).
—La ambivalencia de la vida y la muerte, del amor y de Dios: cuyo nombre es santo y terrible, según la propia Biblia.
—Lástima tengo de mi, por ser mi mal tan entero: muerte do el vivir se alcanza, para ganarte perderte (Teresa de Jesús).
—Compadecerse del sufrimiento ajeno como si uno no sugfriera por sí o por otros: eso es de inconscientes.
—La filosofía se atiene a la razón y la psicología al corazón: por una psico-filosofía de la razón afectiva.
—Nuestro lenguaje discurre como un río dulce: hacia la mar salada del silencio.
—La actual decepción del hombre consigo mismo: y con el mundo.
—Como decía Shakespeare, cualquiera puede dominar su sufrimiento: menos el que lo sufre.
—Quizá el ciudadano de la ciudad es más sensible: y quizá el villano de la villa o pueblo está más curtido.
—El tramposo cae en su propia trampa: como el envidioso en su propia envidia.
—En España seguimos teniendo un hiato entre nuestro viejo Imperio y nuestra decadencia y poquedad.
—El amor pagano se paga y se apaga: el amor religado y misterioso se aviva como un cirio encendido en la oscuridad.
—La razón es ilustrada y desmitologizadora: el amor es romántico y misticoide.
—Según N.Cusa, el mundo es la explicación de Dios: y Dios la implicación del mundo.
—Por su parte el hombre según el Cusano es la infinitud finita o delimitada.
—La infinitud finita del amor: dios encarnado.
—Según E.Fromm, la clase básica o fundamental del amor es el amor fraterno.
—Nunca he sido torticero: solo y siempre ortizero.
—Mi indefinida saudade y melancolía, soledad y nostalgia.
—Me conturban las sonrisas celestiales de tantos creyentes: beatos.
—Voy marchando poco a poco hacia el otro mundo: otros van más deprisa o más despacio, y otros ni se enteran de su finitud (estos últimos son los infinitamente necios de la Biblia).
—Alguien me dice que no hable tanto de la muerte: con no leerme en paz, pues yo soy filósofo y mortal.
—La poesía mira la realidad sub-realmente y la traspone supra-realmente: toda poesía es surreal en este doble sentido.
—La filosofía pregunta qué es la realidad por el hecho trascendental de ser.
—En Heidegger la verdad dice descubrimiento: y la falsedad encubrimiento.
—Y lo que la verdad descubre frente a su encubrimiento es el ser-para-la-muerte: el cual es el cumplimiento del tiempo y de nuestra tenmporalidad.
—Nuestro ser comparece así entre el horizonte ocluido del tiempo y el espacio abierto del mundo: entre la necesidad o destino inmanente y la apertura trascendental.
—La lotería de la vida: lo que nos toca es destino, y lo que no nos toca libertad.
—Los bien-pensantes suelen pensar bien de ellos: y mal de los demás.
—El amor no es nunca a mi manera, sino a nuestra manera recíproca: y en el fondo a su manera.
—Tomar la realidad en positivo y en negativo: atraviesamente.
—Me ha caído en suerte el dolor y el amor: para que éste sublime o trasfigure aquél.

 

Dolor de amor

—No sé si me he caído o si me han tirado del caballo del orgullo centáurico: sólo sé que me arrastro por la tierra.
—Desde la tierra profunda clamo al cielo: más allá de las estrellas.
—Ando descabalgado: sin mi caballo retórico soy un paria.
—La clave teológica de la filosofía es el símbolo cristiano de la asunción y la ascensión: asumir la vida para elevarla (con ayuda del Dios).
—Lá única manera de trascender el dolor es integrándolo (Gabriel Schutz).
—El amor debe ser sin condiciones: incondicional (cuyo paradigma es el amor matricial).
—Tengo demasiados amigos: demasiado pocos.
—La persona es el individuo comunitario: el personalismo es el cruce de individualismo y comunitarismo.
—Dicen que la vida cabe en un soneto: un soneto con el estrambote de la muerte.
—Ofrezco el sacrificio que hace sacro o sagrado mi dolor.
—Miro mi sombra como una resistencia al dolor: eres las huellas que se marchan (Diego Doncel).
—La posmodernidad como fluidificación del mundo.
—Vivo en una casona que supera a sus habitantes: la casona es amplia y monumental, sus inquilinos encogidos.
—Echo de menos las comidas caseras con la familia en el pueblo: paella de marisco, bacalao con patatas y postres.
—En Marx el dinero extraña nuestra existencia de su entrañeza: enajenándonos o alienándonos, desdoblándonos abstractamente.
—A veces pienso que este mundo es una trampa: que nos atrapa.
—La mayoría recae en el dualismo de lo real, lo cual es una esquizofrenia de lo(s) uno(s) contra lo(s) otro(s): una minoría trata de superar este dualismo esquizoide, pero recae en el no-dualismo misticoide.
—La clave está en la “dualéctica” de los contrarios y la asunción de su ambivalencia o doble valencia: coimplicada.
—El amor se desgasta: pero también el desamor.
—Plácido Domingo: acusado o acosado.
—La prosa es la realidad: la poesía la surrealidad.
—No tenemos solución: sólo disolución física y resolución psicológica.
—-En esta sociedad tanto vales cuanto suenas: cuestión de gritar más fuerte.
—A tu sombra, siempre a la sombrita tuya: a tu sombra quiero estar.
—Queremos morir por el hecho de envejecer y enfermar: lo cual es una invitación a traspasar el mundo.
—La materia-mater cobija el semen del espíritu (R.Redondo).
—El hombre es una desmesura, pues se caracteriza por no creerse animal: por eso se comporta como un super-animal.
—Me echo en brazos de un Dios de amor virulento.
—Un amor sin barreras: pero con Lou Barrera (Para LB).
—La política es la guerra con otros medios: pero debería ser la paz con medios pacíficos o pacificadores.
—La noche-luz tras tanta noche oscura (Martín Descalzo).
—La historia de la humanidad como historia de inhumanidad.
—El sano apenas puede comprender al enfermo: y el enfermo ya no comprende al sano.
—Vivir es humano: morir es inhumano.
—El Dios crucificado como arquetipo simbólico de la vida y la muerte.
—Soy débil y sigo aguantando la vejez y la enfermedad: así que el fuerte las aguantará mejor.
—Los Monegros son estepa que rebosa patetismo, dramatismo, tensión, intensidad: podría producir escritores gigantes, ingentes, insurgentes, eruptivos, ignívoros, volcánicos (A.Samblancat).
—Soy un monegrino en ignición enfriada: patético e ingente, pero indigente.
—Amor también es sufrir: tomaré el sufrimiento amorosamente.
—Todo viejo vamos dando tumbos: hasta dar con la tumba.
—Nuestra ignorancia es supina: por sestear bajo el pino.
—Abandonado por los dioses de la naturaleza, recurro al Dios encarnado: para que bendiga mi carne tumefacta.
—Una tumba, un refugio (G.Celaya).
—La vida en su mejor momento es joven e inmadura: y en su peor momento es socarrada y pasada.
—Amado Nervo: me hiciste amar la muerte, desde que de mi lado te fuiste (Dedicado a mi madre amada).
—El mundo anglosajón tiene a Shakespeare y su estructura dramática: el mundo hispano tiene a Don Quijote y su urdimbre vital y existencial.
—Los humanos no me han molestado tanto como los dioses, que me han llenado de penurias: quizás por celos a mi daimon o duende interior.
—El pavoroso reino animal al que pertenecemos: cuyo rey es la muerte.
—Al final del sufrimiento me esperaba una puerta (L.Glück): una puerta o ventana, una grieta o boquete, una rendija y un acertijo.
—La lectura de nivelas suele embadurnar mi alma de barro y lluvia ácida sobre la tierra: mas la poesía todo lo disuelve con lluvia fina sobre el mar.
—A.Storni y el olvido perenne del mar.
—Sé vulnerable y permítete fracasar: perderte es parte del juego (P.Handke).
—Que no te quieran o que no te lean: un problema ajeno.
—Goza de la melancolía de no saber, de no creer, de soñar un poco: ama y olvida, no habrás llegado hasta que todo lo hayas perdido (M.Machado).
—Ama y olvida: no el amor, sino el desamor.
—Mi impaciencia y nerviosismo, mi genio pronto y mi locura: mitigados por un fondo seco (el desierto de Monegros).
—Ningún Dios sin amor puede evitar la tristeza del hombre.
—El sufrimiento nos hace sentir vivos: pero no coleando.
—Caer ascendiendo (S.Weil): caer por fuera, ascender por dentro.
—Evangelio: la buena nueva del amor.
—El mito es fundacional: hay una mitología del cristianismo.
—La lucha y el amor de los contrarios.
—Asumir el ángel del destino: daimon.
—El sentido del dolor: dolor de amor.

5 comentarios

  • Asun Poudereux

    Gracias, Andrés, Aquí estamos. Acompañando con Duelo y Dolor y mucho más.

    Un abrazo lleno de Aliento.

  • mª pilar

    ¡Cuanta tristeza encuentro, en parte de sus escritos!

    ¡Ah! El desierto de Monegros…cuan seco y árido es…pero no sus gentes.

    Por aquellos lares, encontré a quienes vivían:

    ¡La Vida!

    Y cambió en aquellos días…la soledad que crean los caciques…y la torno en familiar vivencia:

    ¡Fue espléndida la experiencia!

    Las risas, la acogida, el compartir..:

    ¡Se hizo Vida! 

    Y el sonido cambió, y el talante de sus habitantes..:

    ¡También!…

    Hermosa locura, la del Amor entregado, sin esperar nada a cambio.

    Comprendo su dolor, su lucha, su soledad interior, y le acompaño en silencio, estoy cerquita…

    Mi abrazo entrañable.

    • Equipo Atrio

      También para mí Los Monegros es evocación de desierto total. Desde una cueva de ermitaño preparada por los hermanitos de Foucauld en la ladera de la sierra contigua no se veía por la noche ni una luz en toda la planicie hasta el horizonte. Solo las estrellas. ¡Todo era mío! Después supe del superproyecto de hacer ahí Las Vegas de Europa. Parece que ha fracasado. ¡Menos mal!

      • mª pilar

        Esa es, la riqueza que encontraron los habitantes de Farlete:

        ¡Los hermanitos de Foucauld!

        Aquel pueblo, resurgió de nuevo, las amistades volvieron, el respeto entre las buenas personas.

        Fue una rica experiencia de.

        ¡Vida!

        Un abrazo agradecido.

  • Alberto Revuelta

    Leído entero, !válgame el Señor!

Deja un comentario