Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5572 Artículos. - 88920 Comentarios.

Pedro Sánchez, el presidente socialista que visita al papa

Comunicado de la Oficina de Prensa: Audiencia al Presidente del Gobierno de España, 24.10.2020

Esta mañana, el Santo Padre Francisco ha recibido en audiencia en el Palacio Apostólico Vaticano a S.E. el Sr. Pedro Sánchez Pérez-Castejón, Presidente del Gobierno de España, el cual se ha encontrado sucesivamente con S.E. Mons. Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados.

Los coloquios en la Secretaría de Estado se han dedicado a las relaciones bilaterales y a las cuestiones de interés común que atañen a la Santa Sede y a España. También se ha subrayado la oportunidad de un diálogo constante entre la Iglesia local y las autoridades gubernamentales.

Posteriormente, se han abordado algunos temas de carácter internacional como la emergencia sanitaria actual, el proceso de integración europea y las migraciones.

 

45 comentarios

  • Alberto Revuelta

    A propósito del construir la patria que recomendó el Papa, reproduzco mi opinión de hoy en la web del Comité René Cassin: “Las bambalinas de la función  teatral que se representa en las Cortes generales, con asistencia del Ejecutivo y del Judicial,  puede que nos permitan apreciar que el guión del guionista describe la marcha, todos juntos y yo el primero (Fernando VII dixit) hacia una estructura federal de las Españas. Por lo pronto don Pedro Sanchez , el Escurridizo, ha sacado adelante los seis meses de alarma, la cogobernanza tolerante de las presidencias autonómicas, va a ver aprobados los presupuestos y se asegura así cuatro años de legislatura, Deo volente. Parlamento con mayorías a su favor, autonomías interesadas en adquirir poder y gestión de fondos europeos y, por ende, a la actual gestión del gobierno central, pueden ir ensayando con pasos cortos y momentos crispados, el modo y camino de un Estado federal.”

    • Román Díaz Ayala

      Algunos descubren con sorpresa, y tal vez hasta con desagrado que España es ya un Estado Federal y mucho más descentralizado que la República Federal Alemana, por ejemplo. ¿Cómo se llega o se puede llegar a eso desde nuestro actual ordenamiento jurídico, la Constitución de 1978? . ¡Por mutación! ¿no actúan así algunas democracias más asentadas, por ejemplo la alemana, con una jurisprudencia muy sólida?

  • carmen

    Supongo que no me van a hacer caso

    Estoy segura de que piensan que las series son cultura de quinta orden. Como para los quintos de la mili y  muchos de ustedes pertenecen al grupo de oficiales. Lo sé.

    Pero si no tienen nada que hacer, se cansan de leer encíclicas, a Marx, a Agustín de Hipona, a Kant, a Freud, a Jung,  a Harari, a Einstein, a Pauli, a Platón…

    Si quieren descansar de tantísimo pensamiento profundo, vean la serie la corona. Es un análisis del fin de las monarquías estupendo. Tiene mucho de novela y tal, pero es estupendo . Si eso lo aplican a la monarquía absoluta que es la iglesia, a lo mejor entienden lo que les quiero decir.

    Hay un montón de capítulos. Si no les gusta uno, pasen a otro. Pero les aseguro que hace pensar en la evolución de Europa. Que esté centrada en la monarquía inglesa es lo de menos. O lo de más. Tiene mucho tirón y es de las pocas que quedan, junto con la nuestra.

    Ya no son lo que fueron. Ninguna. Salvo la iglesia. Monarquía entre las monarquías. Cómo es posible que no se vea que eso es inviable?

    Pero claro, para eso primero tienen que aceptar que los quintos también pensamos. A lo mejor no pueden hacerlo. Les entendería. Muchas personas son fans de Ortega y Gasset, es el filósofo más clasista que he conocido, dentro de los demócratas, por supuesto. Porque no me considero masa, me considero persona y exactamente igual que él.

    Les aseguro que no se filosofía, ni ética, ni teølogia, ni sociología, ni un montón de cosas. Pero en cine y en novela y en teatro, me siento a la altura de quién sea. Bueno, desde el punto de vista del lector o del espectador. No del autor, ni del director. No llego a tanto. Ni me interesa en absoluto.

    Tiempo vamos a tener…

    Murcia está cerrada perimetralmente  y en cuarentena y tantos municipios.Ni me podía imaginar que hubiese tantos.

    No sé por dónde andarán ustedes, pero esto no ha hecho más que empezar. Así que habrá tiempo para todo.

    Y eso les quería decir. Con todos mis respetos.

    • Román Díaz Ayala

      Cada cual con sus obsesiones.
      Estoy leyendo las cuatro últimas entregas de los Episodios Nacionales porque me atrae Tito Liviano, el alucinado personaje que narra lo acontecimientos del Sexenio Democrático con el fin y el notorio fracaso de la república. Parece como si Galdós quisiera demostrarnos que lo esperpéntico no es el personaje sino el período histórico, la actividad cantonalista (desde Cartagena) y los republicanos federalistas intransigentes. Creo que este es el espíritu que invade a nuestra insigne presidenta de Madrid que cree que manda en plaza y surca su Mediterráneo particular, lo mismo que invade por tierra a las dos castillas. Madrid tiene una cosa muy particular; que engendra presidentas muy pintorescas.

      • carmen

        Acabo de oír una frase genial: si eliminasemos la variable Ayuso, la gestión de la Pandemia sería mucho más sencilla.

        Si. Cada uno con su tema. Ya lo dijiste una vez. Somos como grillos en una noche de verano. A mí me encanta oírlos cantar.

        Habrá algo mejor que te dejen cantar?
        Gracias, Antonio.

        Me encanta Galdós. Me encanta. No sus episodios nacionales, las novelas. Son magníficas. Y creo cada personaje , bueno, maravillosos.

      • carmen

        Reconoce y la señora Ayuso es mucho peor que yo. Esa sí que es un verso libre, bueno, no sé si es verso, pero que va a su bola…
        Te acuerdas de la canción el patio de mi casa…pues había un trocito que decía: lunes si, martes no, miércoles si, pero jueves no…
        Yo me parrrrrto.

  • carmen

    Por lo visto es imposible entender lo que decía el señor Castillo y otros : el problema no es el Papa, el problema es el papado.

    Es inútil. Si hasta el mismo castillo se desdice.

    Pienso que sobre este señor , en este momento, cae una responsabilidad que no hay quien la soporte. No es nada personal, reconozco que lo fue. Leí cosas que no pude entender. Pero de eso hace tiempo.

    Es un disparate mantener esta estructura en la iglesia. El papa no representa a ningún dios, por favor. Eso viene de la edad media. Y de antes. Los emperadores romanos se convertían en prácticamente dioses. A los Reyes en Europa se les ungia con aceite como a no sé quiénes y ya tenían el apoyo de dios. No había nadie por encima de ellos. Únicamente dios.

    Seguimos de verdad pensando esto en este siglo? Por favor…

    Y encima si dices que no te ha gustado algo que ha hecho, te sientes culpable porque él es el representante de Dios, el sabe.

    O porque si haces una crítica estás atacando a la iglesia en su máximo , en su no más, en el vértice de la pirámide recubierto de oro.

    Por favor, por favor, por favor…

     

  • carmen

    Pues saben qué digo?

    Pues digo que el responsable de todos estos comentarios es Pedro Sánchez. Por ir al Vaticano. Por seguir el juego.

    Pues que sigan jugando. A lo mejor todavía engañan a gente. Pues hala. A seguir el juego.

     

     

  • Román Díaz Ayala

    Ha llovido mucho desde la Rerum Novarum de León XIII (1891) que abrió camino para todas las encíclicas sociales que se sucedieron  desde entonces, es decir, todas aquellas encíclicas papales que dieron configuración y figura a la doctrina social de la Iglesia Católica.

    Los años sesenta fueron fecundos. Juan XXIII con Mater et Magistra y Pacem in terris. A lo que hay que añadir la Constitución pastoral Gaudium et Spes, la Iglesia en el mundo contemporáneo, del Vaticano II y luego la Populorum progresso de Pablo VI en 1967. Juan Pablo II cultivó unas cinco y Benedicto XVI otra.

    El Papa Francisco nos ha regalado Fratelli Tutti después de la Laudatio  SI.

    Todas ellas son pronunciamientos sociales que oficialmente el papado dirige a los obispos, creyentes y a toda la humanidad haciendo un conjunto de doctrinas sociales que han dado vida a partidos y movimientos políticos y a un socialcristianismo. La democracia cristiana, los movimientos apostólicos y hasta corrientes sociológicas se han alimentado de esta fuente.

    Esta fuente parte del principio básico de que el Dios Creador ha dado la Tierra a todo el género humano de donde parte el principio del orden ético y social, el principio del uso común de  todos esos bienes creados. Recalca, por tanto la función social de la propiedad que es la de garantizar que cada persona viva con dignidad, sin exclusiones.

    Dentro del protocolo diplomático de un Jefe de Estado en conversación oficial con un primer ministro de otro Estado tenía que estar necesariamente la autoridad moral de un líder espiritual que encarna un conjunto de doctrinas sobre el ser humano y su papel en el mundo.  Y por otro lado el jefe de un Gobierno que se enfrenta en su nación terribles peligros como los egoísmos separatistas (la presidenta Diáz Ayuso en Madrid da buena cuenta de ello) y las tendencias fascistoides de una parte de la sociedad y de una clase política ( Díaz Ayuso idem). Ambos estaba sometidos al mismo guion de enjuiciar las cosas en sus vertientes ética y social.

     

    Y lo hicieron cumplidamente.

  • Ántonio Duato

    Mi profunda gratitud a Francisco por advertirnos a los españoles del peligro actual del fascismo

    Espero explicar brevemente por qué coemnté (abajo del todo) esta visita de Sánchez al papa con tanta agresividad y por qué hoy he dado un cambio radical en mi apreciación del texto.

    La entrevista llegó precedida de la cuestión de la mascarilla. Sigo sin entender la actitud de Francisco o de sus asesores de protocolo. Unos días antes lo ví con mascarilla (a él y a sus acrdenales) en un acto eccuménico que organizó en la Iglesia de Ara Pacis y en el Campidoglio la comunidad de San Egidio. Esperaba un cambio en el Vaticano, que no se produjo. Pero esto es peccata minuta.

    Lo que me llevó a buscar el mismo sábado el comunicado sobre la reunión  y el vídeo que esstaba en la página del Vaticano, pue la campaña que precedió esta visita. Cien personalidades habían escrito un documento sobre todas las leyes y políticas anticatólicas que propulsaba ese presidente que parecía decidido a embaucar a Francisco. El documento me llegó personalmente, pues tal vez nació en la UCV, la universidad católica de mi Valencia, aunque al frente figuraban elementos como Jaime Mayor Oreja, eurodiputado del PP y el mayor muñidor de VOX entre bambalinas. ¿Qué iba a decirle el papa a Sánchez?

    Publiqué con objetividad y exactitud la nota de prensa y el vídeo que aparecía en las News del Vaticano. E interpreté las palabras con que acababa el vídeo (cortado y recortado) podían expresar un reproche a cambiar la sociedad española a la medida de su ideología izquierdista. Las últimas palabras del vídeo (antes de su segundo recorte) eran estas:

     Para mí es lo más difícil de lo político: hacer crecer la patria. Porque siempre se encuentran como coartadas para eso. Coartadas que, disfrazadas de modernidad o de restauracionismo. Los movimientos son varios. Pero coartadas para que la patria sea lo que yo quiero y no lo que he recibido y que tengo que hacer crecer libremente y ahí entran a jugar las ideologías: armar una patria a mi cabeza, a mi mente, con mi idea, no con la realidad del pueblo que yo recibí, que estoy llevando adelante, que estoy viviendo.

    Pensé que esa referencia a las ideologías era un reproche a quien no se dedicaba a sostener los valores esenciales de la España Católica. Pero me sacó del tremendo error, (y lo reconozco, que me disculpe Francisco) cuando pude leer en vatican.va el texto completo de ese discursito improvisado.  Creo que hasta 3l domingo no se publicó la versión entera. ¿Habrá habido lucha informativa? No lo sé. Pero las palabras de Francisco, que me parecen más asombrosas (y lúcidas) quelas otras sobre las parejas gay, estas que siguen al párrafo anterior:

    Hace dos años, quizá usted señora Embajadora lo conoce, se publicó acá en Roma un libro de un intelectual italiano del Partido Comunista. Tiene un título muy sugestivo: «Síndrome 1933». ¿Lo conoce usted? Uno de tapa roja. Muy lindo. Vale la pena leerlo.

    Se refiere a Alemania, obviamente. Caída la República de Weimar, ahí empezó toda una ensalada de posibilidades de salir de la crisis. Y ahí empezó una ideología a hacer ver que el camino era el nacional socialismo y siguió y siguió y llegó a lo que conocemos: al drama que fue Europa con esa patria inventada por una ideología. Porque las ideologías sectarizan, las ideologías deconstruyen la patria, no construyen. Aprender de la historia eso. Y este hombre en ese libro, hace con mucha delicadeza un parangón de lo que está sucediendo en Europa. Dice: Cuidado que estamos repitiendo el camino parecido. Vale la pena leerlo.

    Con estas palabras simplemente quiero recordar a los políticos que la misión de ellos es una forma muy alta de la caridad y del amor. No es cuestión de maniobras o de resolver casos que todos los días llegan al escritorio de los políticos, sino de servicio en las tres vertientes: de hacer crecer el país, de consolidar la nación y de construir la patria. Y es muy triste cuando las ideologías se apoderan de la interpretación de una nación, de un país y desfiguran la patria. Me viene a la mente en este momento el poema de Jorge Dragone: «Se nos murió la patria». Es el réquiem más doloroso que yo he leído y de una belleza extraordinaria. Ojalá nunca nos suceda a nosotros.

    Señor Presidente, le agradezco su visita. Agradezco a ustedes que hayan venido. Me gratifica mucho y les pido, por favor, que recen por mí. Y los que no rezan, porque no son creyentes, al menos mándenme buena onda, que me hace falta. Muchas gracias.

     

    El papa, recomendando el libro de Sigmund Ginzberg, Sindrome 1933, estaba mostrando a Pedro y todos nosotros, la historia que en él se cuenta: cómo en un momento de crisis y desconcierto (Alemania había perdido una guerra y sufría las consecuencias de una gran depresión) un jefecillo ambicioso puede encandilar a las masas, mientras los otros partidos siguen discutiendo entre sí y diciendo que no podía pasar nada, pues ese Adolf no daba la talla, no era peligroso como Mussolini, el fundador del Fascio… A los catolicísimos denigradores de Sánchez ante el papa parece que les ha salido el tiro por la culata…

    Ya me he bajado el libro de ese periodista de l’Unitá en kindle de AmazónSi alguien entiende italiano, le recomiendo esta presentación del libro de hace un año en  Medioteca. Una última pregunta: ¿Quién le habrá recomendado a Bergoglio ese libro? Parece que para temas sociales y políticos tiene buenos canales de información y esto nos alegra. Y, desde luego, la manera espontánea y libro de comunicarse, aunque a veces nos cite al diablo como origen de todos los males…

    • oscar varela

      Hola Antonio!

      Me alegro que te vayas desayunando de algunas cositas
      (en este caso de la “talla” de Bergoglio)

      Tal vez no te guste mucho que yo meta “tanguitos”.
      Pero te los puse al principio:

      UNO: “SIGA EL CORSO” cuyo Autor es un prolífico tanguero español-argentino
      (Francisco García Jiménez)
      donde se habla de “SACARSE EL ANTIFAZ -léase “BARBIJO” para el caso)

      Me pareció que el Post ´puesto sobre “Papa y Barbijo”
      era la parla del “Ayuda de Cámara”.

      OTRO: “YO SOY ASÍ”, donde Tita Merello deja bien plantado a la Persona que es cada uno.

      Abrazo!

    • Rodrigo Olvera

      Pues a mí no me pareció un discurso contra el neofascismo (VOX, por ejemplo), sino crontra PODEMOS.

    • carmen

      Pues yo solo sé que no sé nada, que decía Sócrates, creo. Y si no, pues otro de los gordos.

      Porque he leído el texto del discurso y no sé. A mí no me tienen que recordar cómo subió Hitler.
      O sea, no sé cómo decir.
      De fascismo los españoles tenemos un máster.
      A lo mejor para los argentinos es un descubrimiento reciente.

      Pues que llame a presidente de Vox y se lo diga en directo.

      O no. Allá ellos. Allá todos.
      Anda que no estamos preocupadas en Europa con la subida del fascismo.
      Y no quiero tirar para atrás en la historia de Europa, España y la iglesia católica.

      Es todo, todo, todo una gran farsa, una enorrrrrrme farsa.

      • carmen

        Con razón han recortado el discurso. Es tremendo.

      • carmen

        Y recuerdo a todo aquel lea esto, que el problema actual es una enfermedad infecciosa, altamente contagiosa que se llama Covid.
        Que la gente se está muriendo a mantas. Sobre todo los más vulnerables, entre los que me encuentro por edad.
        Y que la única manera de no contagiar a otros en caso de que estés contagiado y seas Asintomático, es impidiendo que de dentro de ti mismo salga el virus.
        A ver si nos entra en la cabeza de una vez que él no llevar mascarilla es un atentado contra el prójimo. No contra ti mismo. Contra el de al lado.

        Así que por favor.
        Pónganse mascarilla.

        Sobre todo si son personajes públicos.
        Ya tenemos bastante con los negacionistas.
        La gente muere.

    • ana rodrigo

      Gracias, Antonio, por la importante información que nos das y que nos permite imaginariamente entender lo que el Papa quiso decir.

      Quizá la diplomacia en su más alto nivel, impide que el Papa, en ocasiones, hable de una forma un tanto ambigua al no poner nombre y “apellidos” a los destinatarios de su mensaje, pero para eso hay que poner como contexto al propio personaje, es decir, conociendo la trayectoria de Francisco, yo siempre interpreté que los destinatarios de la crítica de esas ideologías destructivas eran los de ultra derecha.

      Francisco se encuentra en una jaula de oro, como jefe religioso y como jefe de estado, y eso le obliga a sacar nota en diplomacia cuando trata algún tema con aristas cortantes si se explicita en exceso. En este caso hablando de ideologías políticas, como jefe de estado, y el otro día con la unión de homosexuales, como jefe religioso. Claro, cabe el riesgo de que cada cual arrime el ascua a su sardina.

      Ahora bien, yo me pregunto de qué hablarían en su encuentro privado, porque no creo que Pedro Sánchez fuese allí solamente a escuchar un sermón del Papa. Silencio absoluto. ¿Hablarían de los privilegios de la iglesia en España y del Concordato? Porque eso sí es un tema a tener en cuenta, y ninguna de las dos partes es tonta como para marginar al silencio este tema.

      • Santiago

        Coincido contigo en tu certero comentario…Creo que la ambigüedad usual de Francisco da lugar a múltiples interpretaciones que han sido la norma de sus discursos hasta ahora, y que el comentario sobre “los destinatarios de la crítica de las ideologías destructivas” se va más hacia la ultra-derecha que hacia la izquierda radical.

        En vista de la política Vaticana actual quizás esto sería la interpretación que se acerca más a la realidad, aunque no sería descabellada la idea de lo contrario.

        Un saludo cordial
        Santiago Hernández

        • Juan A. Vinagre Oviedo

          Solo decir que es de agradecer la información de Antonio -y también la nobleza de rectificar una opinión anterior-, y añadir que coincido con el comentario de Ana y con el tuyo, Santiago. Me parece que en la postura de Francisco hay más coherencia de lo que a veces parece. En esa jaula de oro no es fácil moverse con espontaneidad ni siempre decir lo que uno quisiera… En el Vaticano hay que templar muchas gaitas, y esperar a que cierta mies-cizaña crezca y se ponga más en evidencia, cosa nada fácil, por la sutileza (antievangélica) que con frecuencia se emplea.
          A veces no debe resultar fácil discernir, y otras veces tal vez callarse sea un mal menor…
          En suma, Francisco me parece un hombre bueno, un servidor que está más cerca del espíritu del “Venid, benditos” y de la “Bienaventuranzas” que del poder y de la tradición conservadora, tan poco evangélica.

          • carmen

            No es ambiguo?
            Pues no sé yo…
            Santiago, no sé las razones por las que usted dice que el Papa actual es ambiguo. Sé las mías. Pera mi forma de ver las cosas, o sea, totalmente ambiguo. Que lo tenga que ser por razón de su cargo? Pues no sé. Pero ambiguo, para mí lo es.

            Y me alegro que otros y otras le vean coherencia. Eso es bueno.
            En algo tendríamos que coincidir, aunque sea en una apreciación personal.
            No?

          • Santiago

            Queridos amigos, gracias por vuestros comentarios..y por vuestro interés en seguir el diálogo.

            Creo que no es fácil para nadie ponerse en las botas de Francisco. Se requiere un equilibrio para ocupar la silla p e t r i n a que es raro tener en el momento actual del mundo. Se que el pontificado de Paulo VI fue un martirio pues tanto fue criticado por la derecha como lo fue por la izquierda, tanto por la Humanae Vitae como por su insistencia en implementar el Concilio Vaticano 2, como su miopía en reconocer quienes amaban de verdad a la Iglesia.

            Lamenté de Montini entonces su espíritu indeciso como hoy lamento la ambigüedad de Francisco que nos deja sin saber cuál es su verdadera opinión en ciertos puntos claves doctrinales y pastorales, cosa que nos interesa a TODOS los católicos. Pero ese parece ser “su método de trabajo” quizás para mejor “sentir con la Iglesia” como fue siempre el deseo de su padre fundador, el gran Iñigo de Loyola, hombre que rindió su espada ante el amor por Cristo y Su Iglesia.

            Más que una crítica destructiva, no es un secreto que Francisco apreciaría nuestras oraciones. Es su constante petición a la que yo también me uno con todos los “de buena voluntad” Y se que le agradaría.

            Un saludo cordial
            Santiago Hernández

        • Román Díaz Ayala

          Hola, Santiago
          Pablo VI estaba en medio de una situación de grandes incertidumbres, conflictivo para la Iglesia Católica dentro de un proceso galopante de secularización del clero y de los religiosos y religiosas y dentro de la Iglesia se evidenciaban dos corrientes principales de pensamiento emanadas del Concilio junto con la tentación creciente restauracionista. Fue una crisis de la pastoral.

          Hoy son otros problemas que nos afligen los que marcan el rumbo y las distintas sensibilidades dentro de la Iglesia Católica que han tomado carta de naturaleza. Empecemos por reconocer que ya no se contempla una “periferia muda” y que existe en Nuestramérica un catolicismo pujante con características propias. Estoy siguiendo con pasión los comentarios y estudios que se hacen desde México a la Fratelli tutti que ya me gustaría que hiciese la conferencia episcopal española.
          En este contexto, la ambigüedad no existe, o bien que esta ambigüedad es una vía de doble direcciones que ya no está tanto en el actor del mensaje como en la actividad interpretativa.

          Mientras sigamos enjuiciando las actitudes papales en clave española nos perdemos parte de su pensamiento.

    • Jose Antonio Pastor M.

      Es un buen articulo Antonio, creo que das en la clave de todo este asunto. Es curioso, el diputado muñidor, aparece casi siempre vinculado al Vaticano. Me he encontrado ya muchas referencias a este hecho. Eric Frattini le nombra en algunas ocasiones, creo recordar en algunos libros y videos que tiene en youtube, pero en los pontificados de los anteriores papas. También este magnifico y valiente escritor, habla de Pablo VI cuando era cardenal durante el papado de Pio XII y la historia más trágica de Europa durante la primera mitad del siglo XX. Internet ha abierto una puerta de información y de posibilidades de investigación, enorme.

      • carmen

        Lo de Pío XII en la segunda guerra, eso es tremendo.
        Al menos lo es para mí. A lo mejor es suficiente con aquello que dicen que permitió que hubiese una cadena de ayuda para salvar a algunas personas.
        Pera mi desde luego no lo es.
        Quién haya leído algo sobre esto me entenderá. O quizás haya leído otros textos y piense de manera contraria. Allá cada cual

        Y no me apetece seguir. Solamente decir que mi rechazo personal a este Papa no es difícil de entender, porque, efectivamente, en España sabemos lo que es el fascismo. Y con esto de internet te enteras de una cantidad de cosas increíbles.

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Por lo que voy leyendo, no creo que Sánchez saliera contento de la visita. Pensada como un ejercicio de respaldo calculado a su ejercicio de la política, se convirtió en una correctivo del viejo eclesiástico al joven político. Casi con abuso de confianza, dirá Sánchez. Es verdad, pero el que se confío fue él, Sánchez. Es el problema que tienen hombres como Francisco, que te pueden recibir pero no te van a regalar el oído así como así; no se someten a criterios diplomáticos al uso y pasó lo que pasó. Lo tomó como una ocasión personal para intervenir (pre)políticamente. Ufff. Seguro que en Moncloa y en la Nunciatura española ha habido una palabra más alta que otra después de ese encuentro. Yo no salía de mi asombro con la escena y la reflexión. Luego, la fotografía del acto, como con Trump: serio hasta parecer molesto. Creo que representó al argentino asombrado de las dudas españolas sobre una patria común. Me pareció. (Me consta que Juan Pablo II y Benedicto XVI no lo podían entender, cuando ellos eran “polaco y alemán”, respectivamente, hasta la médula. Demasiado. Y Francisco, argentino hasta el cuajo. No lo entienden. Y se les nota. Me consta y en privado, no se controlan sobre el tema).

    • carmen

      Y, por qué fue Pedro Sánchez ? Quien propuso esa entrevista?
      No entiendo.
      De verdad Pedro Sánchez quiere el respaldo del Vaticano o del Papa?
      Por qué?

      Francisco I estuvo tal cual se ponía a veces mi abuela Amalia con mi madre. Suegra y nuera. Mi padre hacia un gesto de querer desaparecer y los que estábamos delante teníamos que hacer un esfuerzo por no reírnos.
      Me encantaba mi abuela. Con un silencio oportuno, con una ligera observación, con un gesto, con una educación exquisita sacaba a mí madre de sus casillas. Era muy divertido. Sobre todo ver a mi padre.

      Buena tarde

      • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

        No sé quién tenía prisa en celebrar esta entrevista, Carmen. Cada parte tenía su interés y es lo que se habrá negociado antes del encuentro. Nos lo contarán en Atrio. Me pareció que Francisco se salió del guión previsto. Eso me ha ha quedado claro. Pero más no sé, me muevo en un nivel más cotidiano.

        Sí, buena tarde.

        • carmen

          Ok.
          Eso de tener una vida más o menos normal, es lo mejor del mundo mundial.
          Cuídese mucho.

        • Antonio Duato

          Ya ves, José Ignacio. Yo tenía las mismas preocupaciones, pero parece que se va aclarando la cosa.

          • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

            No lo seguí con detalle. Lo sigo viendo muy confuso en el uso de los conceptos país, nación y patria. Ya lo pensé al leer la EG y más aún en la FT. Y lo de “improvisar” esas advertencias ante Sánchez, no sé… Tal vez por suponer sensibilidad socialista… tal vez confianza… Me pareció de interés, pero sigo sin entender “la improvisación” y su significado; se podía referir a Podemos, al propio Sánchez, a Vox, a todos los grupos y tendencias de España y Europa, no es claro para mí en ese pensamiento. Tal vez lo sea en Argentina. Óscar Varela dice que sí. (En lo demás, el riesgo neonazi, le entiendo). Pero en la filosofía política europea, al menos hasta donde yo conozco, no es claro en los conceptos de base sobre país, nación, patria y pueblo. No le di más importancia. Yo, en lugar de Sánchez, me hubiera marchando pensando, “esto se avisa”. Paz y bien a todas y todos.

          • mª pilar

            Pues a mí me sucede como a José Ignacio…no lo comprendo…y lo de las mascarillas ¡de todas las personas allí congregadas ¡menos!

            No está nada claro lo siento.

  • ana rodrigo

    A mí, el encuentro de jefe de estado a jefe de estado y que hayan hablado de temas “laicos” o civiles que preocupan a todo el mundo, me parece muy bien, y que el Papa no le regale un rosario a Pedro Sánchez, también. Los paternalismos siempre sobran y que el Papa se siente “ex cátedra” a diferencia de sus oyentes que están sentados en sillas, también. Hay que seguir apretando que aún quedan cosas por cambiar.

    • carmen

      Pues Sánchez no dijo ni mu. Al menos yo no he oído que fíjese nada de jefe de estado a jefe de estado.
      Pero claro, no estaba allí.
      Mi impresión es que hablaba el Papa desde su posición de Papa. De hecho le dice: diga usted a su parlamento lo que piensa el Papa de todo esto.
      No sé

    • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

      Ana y Carmen, solo por precisar un detalle, que Sánchez no es Jefe de Estado, sino Presidente del Gobierno. Es igual para el caso, pero la relación diplomática no es de igual a igual, por eso las sillas, etc. ¡Qué barbaridad, yo diciendo estas cosas de jurista menor! (Ja, ja, ja).

      • carmen

        Ahoooooora entiendo.

        El Papa es jefe de estado, o sea, como los reyes , como los presidentes de República.
        Ya.

        Y Pedro Sánchez, pues no. Por eeeeeso se permite algunas libertades, porque no es jefe de estado. Como por ejemplo dar lecciones de historia , o de cómo tiene que ser una sociedad y tal.

        Gracias.

        Ahoooooora lo entiendo.

        Pero, sigue sin gustarme un pelo. Sorry.

        Buen día.

  • Román Díaz Ayala

    Hay momentos en la vida de los pueblos y de las personas de los que no se perciben apenas su importancia, porque los hechos parecen discurrir dentro de lo rutinario o previsible. Las mociones  de censura en el Parlamento se han  convertido en un recurso para promocionarse la oposición, y ahora dentro de la fragmentación que dio fin al bipartidismo para hacerse  más visible en sus réplicas a la política del Ejecutivo. Ocurrió con Unidad Podemos y esta vez con Vox.  El Papa Francisco nos ha vuelto a obsequiar con otra encíclica, la Fratelli Tutti, y el Sr. Presidente de Gobierno ha visitado oficialmente El Vaticano. Muchas comunidades autonómicas reclaman a coro el establecimiento de otro estado de alarma para hacer frente a la pandemia.

    Pero he aquí que el neofascismo de VOX mostró sus cartas de forma sonora en la Sede de la Soberanía Nacional, su alianza ideológica con el régimen de Francisco Franco, su desprecio por la Constitución de 1978, su posicionamiento con la ultraderecha  trumpista y nacionalista de Estados Unidos y e Europa y su total rechazo a la Unión Europea.  Una tibia reacción de Pablo Casado, líder del Partido Popular  habría investido a   Santiago Abascal como líder indiscutible de la oposición al Gobierno, y a VOX como su alternativa en el espectro de la derecha.

    En el debate flotaba en cada parlamento de sus señorías la figura de Francisco  del Vaticano  y su encíclica. La ultraderecha  de aquí y de otros países, como los Estado Unidos ven en este documento el programa ideológico de un nuevo orden mundial y al papa Francisco su figura visible que se añade a la de Soros y la globalización. Los fundamentalistas religiosos protestantes, que ven en el Ecumenismo con el nuevo humanismo religioso que arrastra que se está pidiendo a gritos desde el texto papal un nuevo gobierno mundial secularizante revestido de religiosidad (la parábola del buen samaritano) atentatorio de las libertades. Y Abascal tronaba desde la tribuna reclamando libertades.

    No se trata de alianzas estratégicas. Los gobiernos socialistas han sido cautos en sus relaciones con el Vaticano ( nos une un acuerdo de 1979) Así con Felipe González y luego con Rodríguez Zapatero. Esta vez los socialistas/comunistas, pues el Ejecutivo funciona con una coalición por su izquierda, pueden que tengan mejor sintonía con el pontificado actual en las cosas de política  social y de gobierno, al menos una mejor comprensión,  pero es muy difícil que la encuentre en el búnquer episcopal y el rancio catolicismo español que mantiene marginado y residual al progresismo católico.

    si no fuera por lo trágico de la pandemia ( esta semana hemos registrado 655 fallecidos por coronavirus) estaríamos viviendo un momento apasionante.

    • carmen

      Estamos viviendo un momento apasionante.
      La pandemia o como le llamen ahora, espero, confío, deseo , estoy a veces segura de que pasará alguna vez. Y antes de que venga otra, tomaremos conciencia de este momento histórico. Como lo fueron las dos guerras mundiales de Europa, como lo fue la guerra civil española, todo sucedió en el siglo pasado. Quién ha dicho que los momentos históricos son todos
      agradables y estupendos? Haberlos hailos, como el de la llegada a la Luna en el 69. Pero la mayoría son un desastre.

      En cuanto a su santidad el Papa, este o cualquiera, no debería , en fin. He dicho que no voy a decir nada. Pero mi percepción no fue que flotase en la ambiente la encíclica de este señor. Ni ninguna encíclica. Ese tiempo pasó. Y estuve por lo menos dos horas viendo en directo el Congreso de diputados. Me dejó muerta Casado. Parecía que lo habían abducido. Ojalá. Ojalá. Ojalá mantenga un poquito lo que dijo. Porque ese discurso no lo escribió él. Imposible. Sé que no lo leyó, pero tampoco un profesor al explicar cualquier cosa no lo lee. Pero no ha descubierto la ley de la gravedad. Sencillamente se lo prepara con lo que ha leído sobre ella.

      Jesús y Poder, de cualquier tipo, son antagónicos. A ver cuándo nos entra eso en la cabeza.
      Un abrazo

      • carmen

        Sabes qué dice Jesús? Que al que anteponga el amor en su vida le dará al final el lucero de la mañana. Me quedé muerta. Al final me voy a ir a mí estrella. No hace falta que sea Venus, además, es un planeta. Con una estrella pequeñica, que sea capaz de verse desde la tierra, tengo suficiente.
        Me encantó.

  • carmen

    Pues las imágenes hablan por sí solas

    Y de las palabras, mejor no digo nada.

  • Antonio Duato

    La verdad es que lo de la mascarilla me solivianta. Estamos viendo a todos los jefes de estado y de gobierno del mundo entero utilizando mascarillas y manteniendo distancias con un propósito clarísimo de ser consecuentes con la situación y con la ejemplaridad debida a todos los ciudadanos a quienes piden enormes sacrificios.

    Y va y este papa no solo no la emplea sino que discrimina entre guardias que la llevan y monseñores que no.Sánchez recibido en el Vaticano Y al presidente Sánchez que entra en Vaticano con ella, se la hace quitar para darle un sermón en  los Sagrados Palacios sobre cómo gobernar un pueblo, una nación y una patria (¿alguien me puede explicar esas diferencias que emplea en su paternalista discurso?). Y después se acercan los dos para intercambiarse regalos y documentos, sin mascarilla ni distancia. Ved el vídeo hasta el final.

    ¿Que quiere así imitar a Jesús y san Francisco al acercarse a los leprosos sin miedo al contagio? Espero que no sea él quien de esa razón para justificar su acercamiento a un poderoso del mundo en su palacio. ¡Vergogna, querido hermano Francisco

    • carmen

      Pues mira. Su santidad el Papa, para mí que arremetió contra los independentistas. Pero claro. A lo mejor es que soy muy quisquillosa.

      Fíjate, soy murciana, lo que menos me puede afectar personalmente es esa alusión que hizo, o yo entendí, pero me parece una indiscreción brutal. Bastante problema nos ocasiona a todos ese tema. Hasta el punto de que las coaliciones entre partidos para gobernar el país esa cuestión es de una importancia decisiva.

      Es un tema muy delicado.
      Pero a lo mejor no es como lo entendí. Solamente se que la palabra Patria me suena a José Antonio primo de Rivera, a Francisco Franco. Pero,ya te digo, puedo estar totalmente equivocada.

      Es que el Vaticano no debería de ser un Estado. Es un anacronismo.
      Ahora estoy oyendo unos audios que me ha mandado Salvador sobre una especie de curso que dió su amigo Juan Mateos donde explica el Apocalipsis, la técnica es la misma que utiliza Salvador. Es algo alucinante. Por la belleza del texto que descubres gracias a la explicación de este señor. Debió de ser profesor, porque insiste en las ideas principales. Y por lo que dice .

      Bueno, pues resulta que el Juan que escribe el texto, ya sabes, tiene una visión y …
      Pues resulta que Jesús escribe siete cartas, una a cada iglesia de Siete ciudades en las que había comunidades cristianas, allá por el año 90 y algo.
      Mira, yo sola me moría de la risa de pensar, pues si escribiese otra carta dirigida al mismísimo vaticano…la destruirían en el acto. Como en las películas de espías.

      En fin.
      Buen día.
      Saldremos de esta. Prometido

    • ana rodrigo

      Coincido contigo, Antonio, a mí es que ya me cabrea y siento vergüenza ajena, porque no es él solo, sino su comitiva y quienes le visitan que se ven obligados a quitársela. Porque, si fuese él sólo y tuviese algún problema personal que lo explique, pero que la siete personas que están escuchándole, ni siquiera mantengan la distancia de seguridad y sin mascarilla, me parece un escándalo mundial. Es decir se saltan el protocolo como si eso fuese normal y ejemplarizante.

      Antonio, mira a ver si podemos firmar una petición de que dé ejemplo y enviársela al Vaticano.

  • carmen

    He visto imágenes.

    Todo el mundo en la reunión que han mantenido su santidad el Papa y nuestro presidente de Gobierno, sin mascarilla.

    Todos.

    En el estado Vaticano es obligatoria.

    Si entiendo algo, que me maten.

Deja un comentario