Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5344 Artículos. - 85331 Comentarios.

La últimas misas retrasmitidas desde Santa Marta

Nos informa Religión Digital que el lunes será la última vez que se retransmite la Misa privadísima del Para desde Santa Marta. Este confinamiento papal nos ha permitido descubrir día día lo que pasa por el corazón del papa más combatido por la parte integrista de la Iglesia Católica. Y el periodista Marco Politi nos dice que casi una parte tercera parte de los obispos y sacerdotes católicos están en contra de Francisco. En la misa que se se acaba de celebrar hoy, Francisco recuerda el mensaje de libertad emanado por el Concilio de Jerusalen y pone en relación los judaizantes de entonces con los católicos rígidos de hoy. Os invito a oír directamente su breve homilía. AD.

 

Y nos servirá a todos que pongáis a continuación vuestro comentario…

17 comentarios

  • Santiago

    Por supuesto, no podemos ser “rígidos” al ser cristianos. Pero hay que distinguir la rigidez de la observancia, el turciorismo de la laxitud. La virtud de Cristo se encuentra “en el medio”, como el amor de padres tiene que corregir las faltas de sus hijos para poder amarlos de verdad pues el amor es para el bien de la persona amada y la corrección es para lograr que nuestros hijos sean mejores personas y mejores cristoanos

    Por otro lado los judaizantes, eran “rígidos” NO porque fustigaban el pecado,  sino porque afirmaban que la circuncisión y la observancia de toda la Ley de Moisés era necesaria para la salvación, y obligatoria para los que seguían a Cristo.

    Pero Cristo manifiesta en el Evangelio que El no es “rígido” cuando afirma: “No penséis que he venido a destruir la Ley o los Profetas,, no he venido a destruir sino a darle su cumplimiento…antes pasarán el cielo y la tierra que pase una sola jota..de la Ley….Por tanto, quien quebrantare uno de estos mandamientos màs pequeños y así enseñare a los hombres, será considerado el más pequeño en el Reino de los cielos….porque os certifico que si vuestra justicia no sobrepuja la de los escribas y fariseos, no esperéis entrar en el Reino de los cielos” (Mateo 5:17-20) ¿Es Cristo rígido? Es que la justicia es parte de Su Misericordia…

    Por ESO dice Jesús: “Si me amáreis, guardaréis Mis mandamientos” (Juan 14:15)..”Quien permanece en y Yo en el, èste lleva fruto abundante…Si alguno no permanece en Mí, es arrojado fuera como el  s a r m i e n t o, y se seca; y lo recogen y lo arrojan al fuego, y arden” (Juan 15: 5-6)

    Por tanto, Jesús nos ama tanto que nos dice que sin El no podemos hacer nada, y que para salvarnos tenemos que seguirle a El en la obra del bien, evitando el mal, a toda costa. Esto no es rigidez sino práctica cristiana 100×100

    Saludos cordiales

    Santiago Hernández

    • Carmen

      Ay Santiago.
      Es usted increíble.
      Cita las escrituras como si las hubiera escrito el mismo Dios en persona.
      Lo he dicho mil veces porque me llamó muchísimo la atención, una vez leí a alguien que citaba a otra persona que entendí que sabía mucho de esto de la biblia y tal. Decía algo así como que la biblia estaba escrita por hombres y como palabra de hombre había que entenderla. Cuidado , dijo hombre, a las mujeres, que nos registren.
      Entendí que el amigo citado por este señor que escribía quería decir que si, que el mensaje si, pero que la literalidad pues no, porque cada persona escribe a su aire. No sé si me estoy explicando bien. Eso me abrió mi pequeña cabecita de mujer y maestra para más inri.

      Si hasta yo puedo entender eso, cómo no lo van a entender personas como usted? Quizás es que no quieren.
      Usted de verdad cree que toooooooodas las frases atribuidas a Jesús son literalmente ciertas? Es imposible.
      Usted nunca ha vivido un acontecimiento junto con otras personas y a la hora de contarlo a alguien que no estaba cada uno lo cuenta de una manera diferente? Es curioso. Alguien miente? No tiene porqué ser así. Sencillamente cada uno lo vive de una manera.
      Me quiere usted a mí decir que cree en la literalidad de las palabras de los evangelios? Por favor, si hasta contando las cosas cada uno va a su aire…y no puede ser de otra manera. Es que hablan de oídas…por favor…

      No le entiendo. Lo mismo me da la sensación de que es capaz de saltar al infinito y más allá que de repente lo encuentro atadico otra vez a la letra, esa que con sangre entra.
      No lo entiendo.
      Pero con que se entienda usted mismo es suficiente.

      Esa postura que mantiene , esa postura ha hecho mucho daño. Porque las palabras se pueden retorcer hasta que digan lo contrario de lo que el que las ha formulado . Pero el espíritu de lo que se quiere decir, eso no se puede retorcer. Lo único que hace falta es poderlo percibir.
      Creo que eso es lo que decía el amigo del que escribía el artículo. Lo importante no son las palabras exactas. Lo importante es el mensaje que guardan.

      Y no es el mensaje que nos han transmitido.

      Un abrazo. Cuídese. Ya sabe lo que hay.

      • Carmen

        Porque le aseguro que mi padre que fue banquero, de esos gordos, no por accionista, sino porque dirigía uno de ellos aquí, en Murcia, de donde no consintió salir jamás , que novia dinero pero vamos, a tope. Le aseguro que entró en la eternidad, si es que la hay, por la puerta grande. Se la abrieron de par en par. Y a otros de esos que sobre el papel tendrían que entrar por la puerta grande, esos se las vieron y desearon para entrar por el célebre ojo de la aguja. Tuvieron más dificultad que un camello, fijo. Tirando por lo bajo la misma que un elefante.

        Así que me río yo de los peces de colores.

    • Santiago

      No, no se trata de literalidad ciega al estilo papagayo sino de testimonios esenciales. No es el texto en si, a pesar que el texto neotestamentario ha permanecido sustancialmente igual como prueban muchos exégetas modernos como el profesor Harold Greenlee en su obra El Texto del Nuevo Testamento.

      No, no es eso solamente. Hay que sumergirse en el siglo I en el mismo pueblo semita para entender que el discipulo como lo concibe pues un judío era una reproducción total de TODO lo que el maestro “decía” y “hacía”. La “esencia” del Maestro era imitada, memorizada, repetida obsesivamente y continuamente tal y como lo hacen las “escuelas rabínicas” superortodoxas que existen todavía hoy en día en estas sinagogas judias que con este “método rabínico” memorizan y reproducen oralmente las Escrituras.

      Máxime si los Apostoles Juan, Mateo, Pedro con su discípulo Marcos, Lucas) etc Santiago, Judas Tadeo etc habían VISTO a Cristo VIVO resucitar muertos de 4 días, caminar en el agua, transfiguratsrse en el
      Monte Tabor, multiplicar panes, tocar y comer con el Resucitado etc etc. Y por todo eso “que parecería” una “novela de ciencia-ficción” lo VIERON con ojos reales y OYERON con oídos humanos. Por eso SUS MARTIRIOS estan probados en la historia. Ellos dieron la VIDA por una verdad que era SUPERIOR a ellos mismos y los trascendía. La dieron unánimemente y libremente. Tenemos SUS reliquias y sus tumbas como testimonios POST-MORTEM de la Verdad de las Palabras esenciales del Señor Jesus. Ahí está la esencia en palabras que nadie ha podido borrar ni destruir después de 21 siglos de intento de hacerlo. Derrota total. Las ediciones neotestamentarias ahora se cuentan por millones.

      Aparece Las Memorias de los Apóstoles se leen en el siglo I y son avaladas y proclamadas por TESTIGOS que vivïeon hasta el siglo II. Hay profusos testimonios de citas en paredes grafito, testimonio de la Didajé, de Clemente Romano Ignacio de Antioquía del mismo Siglo I, testimonio de los herejes que usaban las mismas palabras transmitidas por los Apóstoles, testimonio hasta de los Evangelios apocrifos en donde aparecen citas verdaderas pero embellecidas.

      No existe ningún otro documento antiguo que haya tenido tantas referencias y tantas pruebas sobre su autenticidad y veracidad como el NT. Es por eso que no ha podido ser destruido a pesar de sus enemigos a los que todavía molesta mucho. Pero esos libros contienen la enseñanza de la única y última Verdad.

      Saludos cordiales
      Santiago Hernández

      • Carmen

        Cuando se pone usted así, me asusta.
        A lo mejor es porque estoy un poco asustadica por todo esto que nos está sucediendo. Mi concepto de Dios no coincide con el de la biblia. Ese Dios me asusta, como usted lo está haciendo ahora.Me alegro que usted pueda ver en todo esto el cuidado de un padre amoroso. El mío hubiese dado su vida por proteger a sus hijos. Pero bueno, eso irá en la idea de padre y de protección que tenga cada uno.
        No me gusta nada el sufrimiento. Nada. Mi cabeza es de otro tipo. Mis creencias más profundas son otras. No dependen de las palabras escritas en un libro. Proceden de mi ser más profundo. Por eso son profundas.
        Me parece muy bien que usted no dejé una rendija por donde pueda colarse la más mínima duda. Si le da paz, adelante.
        Cuídese mucho. Está muy bien eso de los pajarillos y los lirios del campo, pero usted, cuídese.

      • Santiago

        No, no hay por qué asustarse. Es imposible, si creo en el Evangelio, que este Dios encarnado en Su Hijo Jesús de Nazaret sea cruel. Este Dios es el Padre Nuestro que es santificado, que Su Reino ha venido a nosotros, que antecede Su Voluntad a la nuestra, nos da el pan que pedimos, que perdona nuestros pecados hasta en el último momento si nos arrepentimos, y no nos deja caer en la tentación de hacer el mal, y que nos preserva del Maligno. Este es el Dios-Padre que nos dio a conocer Jesucristo como el Dios amor que da “su vida por sus ovejas” y las rescata y las lleva hasta El. Por supuesto, soy libre de corresponder o no porque tengo libertad de hacerlo como también puedo rechazar todo lo que mi padre de la tierra me ofrece. Puedo -y de hecho pasa-que puedo rechazarlo todo incluso amar y ser amado. Los ejemplos que vemos a veces son muy claros…

        Es que, por más que queramos, nosotros “no somos” sino seres dependientes que “empezamos” a existir. Nada tenemos que no nos haya sido dado. Siempre hemos de trabajar con materia pre-existente. Necesitamos que alguien nos diera la existencia primero. Por eso nuestra humildad y amor ha de ser suma, no “a la casa común” sino al Autor de la vida que es también el Autor del amor. Somos pues fundamentalmente receptores.

        En cuanto a la duda, pues, la fe no se basa en mitos erróneos y fantásticos sino en realidades historicas de testimonios fidedignos. Pero, aunque la base exista como intelectualmente lo más probable, no excluye que yo pueda rechazar todos los datos. En última instancia la fe es la que va a iluminar mi decisión final. Y esa fe es un don sobrenatural y pertenece a otro ámbito de nuestra misma realidad.

        Lamento la extensión. Un saludo cordial

        Santiago Hernández

      • Carmen

        Por qué tengo la sensación de que no me está contestando a mí sino que escribe para que lo lean?
        No sé, algo no me encaja.
        Creo que en realidad no he llegado a entender del todo cómo se juega aquí. Es por esta cabeza tan sencilla que tengo. Vuelve a ser deformación profesional. Demasiado tiempo yendo a las ideas básicas.
        Pero vamos a jugar.
        Sabe qué me da miedo? Todos aquellos que están convencidos de estar en posesión de la Verdad. Pero auténtico miedo. Y cada vez más. Porque esa postura anula la posibilidad del acuerdo. De avanzar. Porque La Verdad no se negocia. Soy una convencida de la idea de que la fuerza está en el grupo. Pero no en un grupo que sea cerrado, intransigente con todo aquello que de alguna manera trasgreda sus ideas, la autenticidad de sus ideas, porque el líder del grupo es Poseedor de la Verdad. No, no de ese tipo de grupo sino de otro que posiblemente solamente exista en mi imaginación. Grupos abiertos, que se van fusionando entre sí, hasta que acaban siendo una especie de vacuola de esas enormes que se forman en las células de los vegetales adultos.

        Pero cada vez veo más intransigencia en el ambiente. A veces pienso que somos incapaces de aprender de la historia. Tengo la sensación de que se está volviendo a imponer el pensamiento único, cerrado. Y si, me asusta. Claro que me asusta. Cómo no me va a asustar?
        Sentirte en posesión de La Verdad te proporciona una sensación de seguridad. Pero para mí es un precio demasiado alto. La vida en sí misma es incierta.
        Maneras de ser. Cada uno tiene sus miedos. Al menos soy capaz de ser consciente de algunos.

        En fin. Da igual. Lo que no puede ser, es imposible.
        Cuídese. Seguimos cuidándonos. Hasta que esa dichosa técnica que nos deshumaniza encuentre una vacuna o un tratamiento eficaz.
        Un abrazo.

      • Santiago

        La verdad absoluta y total es imposible poseerla en esta vida…La aspiración -es solamente una tendencia y una búsqueda-es hacia esa Verdad absoluta, porque de otra manera, nos quedaríamos en un absurdo existencial.Y la vida no es absurda puesto que es razonable.Por eso, los seres que piensan, se encaminan de alguna manera a esa búsqueda que dura por toda la vida ya que nadie puede decir que ha llegado a lo absoluto ya que entonces estaríamos en la trascendencia real..Cuando nos convencemos de algo es porque creemos haber llegado a un atisbo de esa Verdad. Es solo un intento de aproximación hacia algo que buscamos trascendentemente.

        Lo que debe asustarnos es no querer aceptar la realidad de esta búsqueda y saben que estamos en ella, y que si la encontramos -si encontramos el camino- no nos volvamos atrás espantados por la responsabilidad. La vida no sólo es incierta sino difícil y comprometedora por los riesgos que afrontamos al buscar y perseguir la Verdad.

        Es difícil adaptarse al estilo personal de cada cual al escribir. Solamente expongo ciertas ideas por las que yo transito sin que necesariamente tengan que ser aceptadas por los lectores. Es solo una exposición y un testimonio. No me considero arrogante pues soy flexible con los que no piensan como yo. Acepto la diferencia de opinión y como mis interlocutores e interlectores expreso la mía con libertad y confianza esperando que pueda existir un diálogo con estas premisas. No poseo ninguna intención de proselitismo. El juego es de ideas que no sean coercitivas en el que haya respeto mutuo.

        El pensamiento único no puede ser impuesto por la fuerza. Se acepta solo lo que nos parece verdadero y razonable después de haber estudiado a fondo la ideología correspondencia. La fe si tiene bases históricas y razonables a pesar de ser trascendente y formular conceptos “extra-naturales”.

        Por lo demás no me asustaría ser ateo si me convenciera de ello. Si lo fuera, aceptaría sin titubear todas “las verdades” de esta doctrina, una vez estudiada a profundidad. El problema del mundo actual son “las medias tintas”, un “quiero y no puedo”. Creo que de eso debemos huir.

        Saludos cordiales
        Santiago Hernández

      • Carmen

        Sigo sin entender.
        Algo ha sucedido que me he perdido.
        Sigue sin dirigirse a mí. No sé por qué.

        Usted puede decir lo que quiera. Por supuesto. Jamás he dicho que usted sea arrogante. Si se cree que yo estoy haciendo proselitismo no tiene ni idea de cómo soy. Nada más lejos de mi intención. Sencillamente digo lo que pienso. No me asusta decirlo. Al menos no de momento. Además, sería absurdo solamente pensarlo. Si es que ni existo. El proselitismo es para aquellas personas que se creen alguien. Le aseguro que se que no lo soy.

        Es increíble que a la edad que tengo, todavía sigan personas sorprendiéndome. Es alucinante.

        Un saludo cordial.
        carmen.

      • Santiago

        Tampoco es intención mía sorprender a nadie..Creo que hace muy bien en expresar su opinión y esa sinceridad suya es digna de encomio y ni mucho menos creo que quiera hacer prosêlitos.
        Creo que a veces hablo muy en general puesto pienso que es mejor hablar de ideas que de algo muy concreto. Se aprende más. Sin embargo, no tengo la intención de corregir a nadie en particular. Ni tampoco llamarle arrogante. Si me alejo del tema es, quizás, porque quiero ampliar las ideas.

        Creo que en vez de establecer una contienda -sea oral o escrita- es mejor dejar expresar la opinión que sea, al que dialoga, y después continuar nosotros sobre esa base, si se puede. Así -mientras podemos- habrá secuencia en lo que se puede coincidir. Por supuesto, habrá momentos que debemos hablar con plena claridad. De otra manera faltaríamos a la sinceridad. Pero procedemos siempre de un ambiente de cordialidad y constructivo. Al menos ese es mi lema.

        Un saludo cordial
        Santiago Hernández

      • Román Díaz Ayala

        Hola, Santiago,
        me alegra mucho que estés siempre ahí, iluminando como un pequeño candil en la oscuridad de la noche.
        Tu estilo no se puede decir que sea personal, ni hablando en general, ni para una sola persona ni para varias. Es sencillamente testimonial, que sólo se puede entender con alguna claridad para quien busque o tenga alguna disposición de apertura hacia lo divino y acepte aquello del Maestro: Yo he venido para que tengan vida, y ésta en abundancia. Ahí están los Evangelios y la clave de su comprensión.
        Cita las Escrituras, cítalas cada vez que puedas, porque ellas conducen a la Vida Eterna.

      • Carmen

        Muy bien.
        Hágale caso a su amigo Román. El sí que sabe de esto. Y siento haber pensado más de una vez que su contestación iba dirigida a mí persona. Son cosas que me quedan en la cabeza de un mundo antiguo. Siempre me ha gustado un montonazo escribir cartas. Ese ha sido mi error. De alguna manera pensaba que esto era una correspondencia con luz y taquígrafos. Pero no. Tiene Razón Román. Su estilo es testimonial, no va dirigido a nadie en particular.
        Siga citando las Escrituras. En ellas está La Verdad. No permita que nadie ni nada le haga dudar.

        Ha sido divertido. Al menos para mí. Pero ya no me apetece seguir jugando. Nuestro juego es diferente. Y no es ese el problema. El problema está en la intencionalidad del juego.
        En fin.
        Mucha suerte. Si es que cree en ella.

      • Santiago

        Gracias amigos por vuestras amables palabras..No sabéis cuánto os aprecio como queridos amigos que sois, compartiendo horas alegres y tristes en estos momentos críticos que estamos viviendo en el mundo de hoy.

        Es cierto que quiero dar testimonio del Evangelio frente a los que prescinden de lo que allí se dice o saliendo al paso, si a mi parecer, se hace una interpretación que se aleja de la doctrina común de la Iglesia. Creo que tienen sus razones por una u otra postura. Creo también que he tratado de mantenerme tolerante con oponiones “diferentes” a las mías. Se que es difícil para ambas psrtes, en general. Ya hemos hablado que este esfuerzo por no establecer una guerra de ideologías no ha sido fácil, que digamos.Sin embargo, por mi parte me he sentido confortable y confortado tanto por los que me apoyan como los que me combaten. Ambos enriquecen mi vida de alguna manera y he aprendido a ser flexible y a dialogar con las 2 posturas hasta el punto de sentirme bien en las dos.

        Por otro lado, he sido personal cuando ha llegado la oportunidad de serlo y es cierto también que últimamente quizás por que ya voy siendo mayorcito me he vuelto más “generalizado” en todo. Pero quiero que sepáis cuanto os admiro por estar por aquí, por dialogar conmigo, aguantarme y tener el empeño en regalarnos con vuestros comentarios. Siento de veras si mi estilo ha ido cambiando, pero ni en un solo momento he tomado vuestros comentarios como un juego sino algo lleno de valor y sentimiento.

        No hay por qué ofenderse y no existe ninguna clave escondida en mi para dañar a nadie. Simplemente es el modo en que escribo en “este momento” de mi propia biografía. No quiere decir que esta modalidad vaya a ser fijs y permanente.

        Os deseo lo mejor y por mi parte seguiré tratando de estar por aqui mientras no me echen, aunque sea muy poco cada día, o cuando pueda, pues mi tiempo para venir a escribir aquí ha sido siempre muy limitado como he dicho en varias ocasiones.

        Especiales saludos cordiales para ambos.

        Santiago Hernández

  • Gonzoalo Haya

    El Papa destaca continumente el gozo, la alegría, como una característica del buen espíritu. Por el contrario la rigidez es una característica del mal espíritu, del orgullo, de creerse superior a los otros por haber conquistado la gracia con el esfuerzo propio. El Papa deja ver que en nuestra religiosidad nos hemos mostrado como judaizantes, defensores del dogma y de la ley más que de la gracia y del amor; pero esa es la religiosidad que ha promovido la jerarquía y la que nos han enseñado los pastores que hemos tenido. Francisco apoya una espiritualidad más adulta, basada en el amor, en la libertad, y en el amor gratuito de Dios.

    • Carmen

      Si.
      Es la que nos han enseñado. No ha sido fácil escapar de ella. Por eso no culpó a nadie. Así han sido nuestras circunstancias. Las de los que nos decían qué había que hacer para ser buenos cristianos y las de los que escuchábamos.

      Me alegro que este señor tenga una espiritualidad más, no sé, diferente. Pero lo que no se es lo que s dice ahora en las parroquias y en misas y esas cosas. No lo sé.

  • ELOY

    Muy interesante.

    El Espíritu sopla cuando quiere y donde quiere. Es un don gratuito.

    Hace una referencia concreta a algún grupo religioso “rígido” dentro del cual se descubrió podredumbre.

     

     

Deja un comentario