Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5344 Artículos. - 85332 Comentarios.

Invitación ecuménica a la plegaria

Fue ayer cuando el papa Francisco se unió a la llamada de todos los líderes religiosos “para implorar a Dios que ayude a la humanidad a superar la Pandemia”.  Olga Consuelo nos recuerda el sentido que tiene para un cristiano la plegaria en una situación como esta. AD..

     Con estas palabras el Papa Francisco convocó a todos los creyentes, desde su propia tradición religiosa, a orar a Dios en estos momentos de dificultad. Junto a la oración, el Papa invitó al ayuno y a realizar obras de caridad. Todos estos términos son los que en las diversas religiones marcan la vida creyente y tienen el valor de hacernos conscientes de la grandeza de Dios y la limitación humana, de la exigencia del dominio de sí mismo para poder amar con obras que expresen la caridad, justicia y misericordia, actitudes imprescindibles para construir un mundo mejor para todos y todas.

     Pero convine ahondar en lo que esta jornada de oración podría significar. No será suficiente si nos quedamos en una actitud un tanto “mágica” creyendo que, por mucha oración o ayuno, Dios nos va a librar de la pandemia. Si así fuera, nuestra imagen de Dios estaría bastante distorsionada. Parecería que Él nos mandó ese castigo y ahora dependerá de nuestra oración que Él lo quite.

     En realidad, implorar a Dios que nos ayude a superar esta pandemia es una actitud más que necesaria porque lo que este virus está significando tiene demasiadas dimensiones y el camino que nos queda por andar, es demasiado largo. Sin duda necesitamos de su amor y de su fuerza para no quedarnos pasivos esperando que las cosas se resuelvan por la inercia del tiempo o viviendo todo esto sin tomarnos en serio los desafíos que este covid-19 nos ha traído.

     Necesitamos la ayuda de Dios para aceptar nuestra limitación y vulnerabilidad humana, sin creernos dioses que logramos dominar nuestra vida y su destino.

     Necesitamos la ayuda de Dios para hacer algo por los miles de necesitados que este covid-19 ha sacado a la luz: la inmensa mayoría de pobres -de todos los países- y también todas esas otras pobrezas humanas que se padecen: la soledad, la violencia intrafamiliar, la violencia de género, la insolidaridad, la irresponsabilidad ante las medidas tomadas en algunos países que han supuesto la pérdida de más vidas humanas, etc.

     Necesitamos la ayuda de Dios para repensar nuestro mundo a nivel socioeconómico, a nivel ecológico, a nivel cultural. Ser capaces de denunciar que la situación vivida por la pandemia tiene mucho del mal entendido “progreso humano” que solo se mide por el lucro y el consumo y no por garantizar la salud, la vivienda, el acceso a los servicios públicos e, incluso, a los medios tecnológicos para todos y todas.

     Necesitamos la ayuda de Dios para recrear y reorientar nuestra vida eclesial. Como han dicho muchas personas, salir de la iglesia aferrada al culto y promover una iglesia aferrada a la celebración de la vida, de la solidaridad, de la justicia, de la paz. Dejar de centrar la vida espiritual en los dirigentes de las comunidades y empoderar a todos los creyentes en una vida de fe, de oración, de reflexión, de acción, que excede el templo y la escucha pasiva de lo que se predica en el culto.

     En fin, necesitamos la ayuda de Dios para que esta situación no pase como tantas otras sin que hallamos dado un salto cualitativo en calidad de vida, de fe, de iglesia, de justicia.

     Que esta jornada de oración nos permita sentir que las palabras del Señor: “no temas, yo te ayudo” (Is 41, 13) son nuestra fuerza para responder con todo lo que depende de nosotros en esta situación histórica que nos ha tocado vivir.

8 comentarios

  • Ya lo dijo el Señor: “Sin mi NADA podéis hacer”. Si no hay conversión, no se puede dar el “salto” al otro. Podemos caer en un absoluto HUMANISMO sin Dios, donde sólo nuestras fuerzas superan nuestra oración. Se trata de aceptar la voluntad del Señor, teniendo en cuenta lo que dijo San Agustín: “Dios que te creó sin ti no te salvará sin ti.”

  • Iñaki SS

    Hola Olga

    Me parece muy bien todo lo que nos dices pero… ya de mayorcito y un poco desengañado, suelo anteponer lo de “con el mazo dando” a lo de “a Dios rogando”.

    Sabemos lo que necesitamos, tal como tu lo detallas. Sabemos que estamos materialmente capacitados para satisfacer nuestras necesidades, si nos pusiéramos manos a la obra como debiera ser. Entonces ¿Por qué no evitar el caer en la tentación de quedarnos en actitudes mágicas, pidiendo ayudas milagrosas a un dios, más a nuestra imagen y semejanza que Trascendente?.

    Quizá, habría que salir de la iglesia que se ha quedado anclada en la predicación de una trascendencia presente y activa…que alimenta pajarillos, viste lirios, controla el último pelito, recoge ovejas perdidas, banquetea hijos prodigos, acoge al buen ladrón, etc. justificando y perdonando, desde una cruz , cualquiera de nuestras barbaridades. ¿No ofrece esto un extranordinario y dramático contraste, en relación con la realidad que nos sacude día a día, a ras de tierra?

    Me quedo con lo de promover una Iglesia, esta con mayúscula, aferrada a la celebración de la vida, la solidaridad, la justicia y la paz….un poco más obsesionada en predicar con el ejemplo.

    Un cordial saludo

  • Luís Troyano Troyano

    https://www.youtube.com/watch?v=dvhO-JXSf4A&feature=share&fbclid=IwAR2-Lyo54bJiQKI1dgEdVx3gxPO0plM9o1w1kZbfg7-zfRE0h4ar8TMfHNM

    En este vídeo quien habla es un horado católico conservador, esa impresión me da. Casualmente en estos tiempos “la mano de Dios” ha puesto un jesuita en la silla de Pedro. Mas claro agua, o blanco y en botella.
    Sinceramente creo que el Papa blanco cumple ordenes del Papa negro, el “general” de los jesuitas.
    Con la Iglesia hemos topado, no. Con los jesuitas. No los creo ni inteligentes ni sabios, mas bien estúpidos, y con esto me estoy refiriendo a las cúpulas de la Orden o mejor ejercito. Abajo de la pirámide jerárquica supongo que hay de todo entre los jesuitas llanos. Son estúpidos los de la cúpula porque sacrifican su vida buscando manipularnos, y así ellos saborear la “erótica del poder”. Lo que considero es limitarse en mucho respecto a las oportunidades que tiene el ser humano. Ademas de ser un objetivo mezquino y perverso.
    Si son instruidos los jesuitas, son torpes cerebros grises de vuelo gallináceo que buscan sin éxito volar como águilas. Esta instrucción a que me refiero les hace saber que todo lo referente a Jesús, es un mito, 
    que Jesús es uno mas del panteón de dioses solares.
    El problema radica en que persiguiendo los jesuitas una única religión, una única moneda una única educación (que disparate) un único Nuevo Orden Mundial. Sencillamente el Jesús “hijo de Dios”, el Jesús de la Eucaristía, les estorba. Dramatizando, y suponiendo que el Jesús de los evangelios haya existido alguna vez. Pues Srs… crucifican de nuevo a Jesús o Jesucristo. Y eso lo hace un “infalible” Papa.
    Si…, tiene un importante escollo el Papa jesuita. Porque enseñando la patita este Papa como hace en medio de la palabreria estomagante el incienso y el boato. Se echara encima lo que queda de catolicismo. Ahí coincidirán católicos conservadores los primeros, pero también los progresistas. Porque si eliminamos al Jesús hijo de Dios del cristianismo. ¿Que queda?.
    Los jesuitas necios ellos, muerden un bocado demasiado grande. Se quieren comer el mundo. Necios y soberbios. ¿Quienes se creen que son?. En su larga historia ya, los han expulsado de muchas naciones, ahora nadie habla de ellos, pero operan… tras las bambalinas…
    En la misma Roma, en una casa de los jesuitas, hay una maqueta… La de un templo dedicado a las principales religiones del mundo… cada puerta es para una religión…

    Para quien no sepa quienes son los desconocidos… jesuitas, en el vídeo de abajo tenéis un breve resumen.

    https://www.youtube.com/watch?v=Aee1pOcZbb0

    La unificación para cualquier objetivo en la Tierra, no se hará con estructuras exotericas o sea estructuras que condicionen nuestro interior esotérico. Se hará algún día desde dentro hacia afuera, y no necesitaremos religión ni rígidas estructuras jerárquicas, porque nos unificaremos en base al AMOR. 

    • Carmen

      No me atrevo ni a contestar. Pero ya sabe todo el mundo cual es mi línea.
      Me alegro de que des señales de vida.
      Sigue cuidándote.

      Me ha hecho mucha gracia lo ‘del honrado católico conservador’. Me encanta.

      • Luís Troyano Troyano

        Gracias Carmen, se que me quieres bien, igual por mi parte.
        Lo importante es que tenemos en el corazón. La mente la tenemos condicionada por los padres y la sociedad. Mucha basura nos han metido en la cabeza. En su misma linea un conservador puede dar muchas lecciones de compasión y amor. Puede…

  • Lola Cabezudo

    Estimada Olga, te agradezco tu articulo reciente, especialmente porque has ido desgranando los argumentos que avalan la pertinencia de orar. Sobre todo porque tus argumentos, no suelen ser los que mas a menudo se bajan.

    Simplemente añadiría una cosa más, escrita para andar por casa: Oremos, porque nuestra confianza en Dios es tan grande, que no sabemos qué, pero algo bueno hará”

    Un abrazo

Deja un comentario