Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5344 Artículos. - 85332 Comentarios.

Coronavirus e histeria, o el remedio peor que la enfermedad

 

            Decía Chesterton que “a cada siglo lo salva la inmensa minoría que se opone a los criterios de la inmensa mayoría”. Me temo que al escritor francés, de vivir en nuestros días, le costaría trabajo encontrar, como intentó Diógenes candil en mano, un poco de lucidez en esta histeria que se nos ha instalado con la crisis del coronavirus.

            De este modo, en los países del mundo donde la pandemia vírica hace acto de presencia, por lo general se llevan a cabo unas medias draconianas de aislamiento de la población y de atención masiva en hospitales y centros de salud (que están completamente saturados), con la finalidad de cortocircuitar la expansión de un virus que, ciertamente, es mortal, se expande con rapidez y del que se carece de vacuna (se calcula que ésta se encuentre disponible en no mucho menos de un año y medio).

            Por lo demás, y tal vez sea esto sea inédito en la humanidad, por lo menos en estos niveles de intensidad, durante las 24 horas del día, la gente no habla de otra cosa y no piensa en otra cosa. Y la prensa, durante las 24 horas del día, no informa de otra cosa. Además, el ingente y constante vertido de datos (no todos correctos) provocan un cortocircuito mental, de modo que los árboles impiden la percepción del bosque, a lo cual se le suma el miedo y la angustia de buena parte de la población, que por lo tanto acepta, como única solución, el confinamiento doméstico, con el consiguiente cierre de centros de trabajo, tiendas, comercios y todo tipo de servicios no estrictamente urgentes.

            Ahora bien, la pregunta es: ¿es necesario todo esto? Y, por lo tanto: ¿no habrá otro modo de afrontar esta pandemia que, además de que salve todas las vidas posibles, y atienda a todo aquel que lo necesite, minimice el impacto de todo este parón? Este es el planteamiento de nuestro artículo, que no pretende incitar a incumplir las disposiciones establecidas al respecto, sino, ya con posterioridad, abrir un debate acerca de la pertinencia o no de una serie de medidas aplicadas de modo visceral, con pocos datos disponibles, y sin demasiada lucidez. Y también para contribuir a que la gente pierda el miedo y la obsesión, ambas totalmente infundadas en este caso concreto.

            Para ello, se debe ir al dato clave y concreto para comprender lo que está pasando. Y reflexionar sobre él de modo detenido. Mientras esto no se haga, seguiremos pretendiendo apagar el fuego con gasolina. Y dato es el siguiente: Según la OMS, cerca del 50% de los infectados, pasa la enfermedad con síntomas leves y sin necesidad de tratamiento; cerca del 20% padece síntomas graves, y solo un 2% muere (Fuente: https://www.eldiario.es/sociedad/coronavirus-espana-preguntas-respuestas-1-abril_0_1004400531.html).

               Esto indica necesariamente que contagiarse de coronavirus no es mortal en un 98% de los casos (ni en un 50% ni siquiera temible). Por lo tanto, lo más probable es que un ciudadano no se contagie; pero en este caso, si se contagia, lo más probable (98% de probabilidades) es que se acabe curando; y si contagia a alguien, esa misma persona tiene el 98% de probabilidades de curarse. Y así con el 98% de la gente a la que pueda contagiar.

     Por lo tanto, para el 98% de la población, nada hay que temer. Y además, al irse contagiando se va inmunizando, con lo que el mal pierde virulencia. Lo que sí hay que temer es que este 98% contagie al 2% restante. Pero, ante esto, lo más lógico, lúcido y sensato es aislar al 2% y no al 98% restante. ¿O es que no es más sencillo que Mahoma vaya a la montaña y no revés?

     Y más aún si ya se conoce el sector poblacional de riesgo de morir por coronavirus: ancianos y personas con patologías respiratorias, como neumonías y semejante (salvo contadísimas excepciones que probablemente obedezcan a enfermedades no detectadas). Y ese 2% de población de entre los que padecen coronavirus, se calcula que represente el 0,0002% de la población mundial a día de hoy, según los estudiosos Ariel Petruccelli, y Federico Mare (Fuente: https://rebelion.org/paranoia-e-hipocresia-global-en-tiempos-de-capitalismo-tardio/). Cualquier otro causa de mortalidad, entre ellas el cáncer, el infarto, la diabetes, la tuberculosis, el cólera, etc., probablemente tengan una mortalidad incomparablemente mayor.

     Todo estos datos, que son los esenciales (recuérdese el árbol y el bosque), y la consiguiente reflexión en torno a ellos, nos llevan, por lo tanto, a la conveniencia de dejar que el 98% haga su vida normal, y se atienda a la inmensísima minoría del 2% que tiene que temer al coronavirus. Así, se evitará la histeria y el pánico, que están colapsando los servicios sanitarios, impidiendo la atención correcta y sosegada de ese 2% que de verdad lo necesita.

     De esta manera, se llevaría a cabo, sin agobios, un seguimiento exhaustivo (a menudo a domicilio) de la población en riesgo de contagio. Para ello sí hay recursos técnicos y humanos para atenderlos con la calidad que requieren. Y se descolapsarán los hospitales, y los médicos, enfermeros y todo el personal sanitario tendrá la tranquilidad necesaria, estando dotados de unos recursos (lo cual implica mayor seguridad para ellos y mejor atención para este 2% que de veras lo necesita), y de un horario y condiciones laborales menos drásticas.

     Y además, se evitaría la crisis económica y social que ya se está empezando a manifestar y a calcular, y que puede no ser menor a las de 2008. En efecto, miles de comercios cerrados, decenas de miles de gente que no trabaja y no cobra, pero debe pagar comida, casa, medicinas…La ONU calcula que se pueden perder 25 millones de puestos de trabajo (la crisis de 2008 implicó la pérdida de 22 millones). No en vano, las grandes ciudades españolas han visto cómo se han desbordado en estas semanas las peticiones para recibir alimentos (Fuente: https://www.publico.es/economia/vulnerables-coronavirus-pandemia-aflora-hambre-peticiones-ayuda-comer-crecen-50-grandes-ciudades.html).

     Y esto no ha hecho más que empezar: en el sur de Italia ya se han producido saqueos y llamados al levantamiento social por hambre. Un estudio conjunto del Primer Ministro Conte y Ministerio del Interior de Lamorgese reconoce que “existe un potencial peligro de revueltas y rebeliones, espontáneas y organizadas, sobre todo en el sur de Italia”. (https://www.abc.es/sociedad/abci-graves-tensiones-italia-primeros-saqueos-supermercados-y-llamadas-rebelion-202003281411_noticia.html#vca=mod-lo-mas-p6&vmc=leido&vso=abc-es&vli=portada.portada&vtm_loMas=si).

     Frente a todo esto, algunos gobiernos, como los de EEUU y de España, ya han anunciado ayudas millonarias para la población afectada por el confinamiento (hambre, desempleo, cierre de empresas…), cuya efectividad habrá que ver y que, en todo caso, implicará que los estados se endeuden con los bancos (que son quienes tienen dinero), y cuya deuda acabe pagando la ciudadanía por la vía impositiva o por la de la degradación de los servicios públicos.

     Esta terrible pérdida de productividad provocará una crisis económica semejante a la del 2008, y que ya se estaba, con mayor o menor fundamento, anunciando. A los 25 millones de puestos de trabajo citados con anterioridad, se debe añadir la caída del PIB. Cada semana de confinamiento le cuesta a España unos 20 mil millones de dólares, que representa cerca del 1,6% del PIB, según el Instituto de Investigación Económica de Múnich (Fuente: https://www.abc.es/economia/abci-paralisis-economia-cuesta-espana-20000-millones-semanalmente-202004011754_noticia.html). Y, a nivel mundial, según el FMI, cada mes de cuarentena la cuesta al planeta el 3% del PIB (Fuente: https://www.abc.es/economia/abci-calcula-cada-confinamiento-coronavirus-hunde-tres-puntos-202003301607_noticia.html).

     Es cierto que todo apunta a que esta vez no se trata de una conspiración para que algunos sectores de poder se lucren a costa del sufrimiento ajeno, contra lo que algunas mentiras de la prensa y de las redes sociales han propalado. Pero lo cierto es que tanto la banca, que se va a lucrar de los créditos astronómicos que va a conceder a los estados para que éstos atiendan a la gente, como las empresas farmacéuticas que van a ganar un dinero incalculable con la comercialización de la vacuna, tal vez disponible para dentro de entre seis y dieciocho meses, van a sacar provecho, no de la pandemia, sino de la histeria de la pandemia.

     Y es que, en efecto, es peor en este caso el remedio que la enfermedad. Y esta vez el opresor no es una oligarquía conspiradora. Es nuestro nulo pensamiento crítico, que ha posibilitado la toma de decisiones semejante a pretender apagar el fuego con gasolina. No invito a romper la cuarentena (ello crearía un adicional problema de orden público, con linchamientos y detenciones), pero sí a abrir cuando proceda un debate sosegado acerca de todo esto, y a tratar de disminuir tanto miedo irracional.

     Decía Antonio Machado que “de cada diez cabezas, nueve embisten y una piensa”. Diógenes debe estar buscando la cabeza pensante. Tal vez sea la de Chesterton. Quizá proceda, y ahora no nos podemos quejar de falta de tiempo, de reflexionar, de utilizar la razón y de no dejar que ni la corriente ajena ni las histerias propias lo impidan. Probablemente Machado, Chesterton y Diógenes habrían hecho lo mismo.

62 comentarios

  • Javier Peláez

    Para mí objetivamente analizado(porque yo soy el ser màs objetivo del universo)el gobierno lo està haciendo bien. Dicen que hubo imprevisiòn.Creo que el ùnico viròlogo que dijo algo interesante fue aquel que dijo que esto no es China y que aquí no se pueden imponer medidas tan draconianas si la gente no ve las orejas al lobo( vamos los muertos). Alguien se cree que sin algùn muerto nos hubieran podido imponer estas restricciones? Las medidas econòmicas bien….El problema es el “dia despuès” :1. La derecha española es necròfila.Utilizarà estos muertos,como lo hizo con el terrorismo…2.Alguien cree que van a imponer una renta mínima aunque sea temporal,sin que diversos poderes econòmicos,intenten pasarnos factura?.Yo en la conversiòn de los poderes de este mundo no creo mucho la verdad…En la mía,sí; pero en la de los poderes de este mundo y en la fuerza que tienen para vender la moto a una poblaciòn asustada tambièn….Tambièn hay otro problema que es el control de la poblaciòn por motivos sanitarios…Anoche autorizaron el control anonimizado de la ublicacòn de los mòviles….Eso pase,pero ya pasar a las pajas mentales que propone Oriol Mitja me parece excesivo….Yo aquí en cuarentena estoy contando demasiadas cosas personales en atrio( casi como hacen algunos insensatos diariamente en Facebook),pero yo soy muy celoso de mi intimidad y ademàs la protecciòn de los datos sanitarios debe ser radical porque lo impone la Ley y porque,si hacemos caso a Mitja,vamos a creer una categoría nueva de apestados: los positivos en coronavirus asintomàticos…Los nuevos leprosos….y yo por eso no paso….La eficacia de la Administraciòn y el miedo debe tener límites y para eso las críticas a los que nos gobiernan deben ser constructivas….Este asunto debe ser sacado de la contienda electoral aunque sòlo sea por el hecho de que con coronavirus no hay contienda electoral que valga…Dense una cuarentena los políticos…Nadie se lo va a tomar en cuenta…Esto es un meteorito que nos cayò encima….Los políticos si podrían reflexionar porque una política como la española que es esencial mente cortoplacista,falla en conceptos como prevenciòn,planificaciòn y gestiòn a medio plazo….Ya sè que la política es el arte de la toma del poder o ùltimamente en España de resistir(Rajoy,Pedro Sànchez), pero tomar el poder ,para què?

  • Carmen

    Pues anoche vi un programa de evole. Ya hace tiempo que lo perdoné por el susto que me dio con el programa aquel sobre el 23 f. Me lo tragué todo. Lo hubiese estrangulado. Todo el mundo dijo que fue genial. Me sentí una idiota tal y como se sentirían los que escucharon a Orson Welles cuando aquel programa radiofónico. La diferencia es que Welles había dicho al principio que era la lectura dramatizada de la guerra de los mundos, pero la gente que no oyó esa presentación se tiró literalmente a los montes.

    Los jefes de la emisora cuentan que queria que parase y lo aclarara, pero el señor se parapetó detrás de los cristales y no hizo caso .

    Pues evole igual, salvo que no dijo que era una ficción y tuvo tooooooda la complicidad tanto de la cadena como de grandes personajes. Uno de ellos fue Iñaki Gabilondo

    Este señor me hizo pensar que definitivamente era cierto lo que estaban contando. El único consuelo que me queda es que al final preguntaron a los supuestos testigos si volverían a hacer el programa e Iñaki Gabilondo dijo:no

    Vale, lo he perdonado por eso. Me costó porque jugó con mucha gente, desde luego conmigo.

    Pues ayer vi su programa. Absolutamente interesante. Conectó con varias personas que estaban en distintos puntos del planeta. Hubo un señor que creo que estaba por Argentina , que por cierto habló muy bien de su presidente, pues este este señor a la pregunta : seremos mejores después de esta pandemia? Refiriéndose a Europa dijo algo que estoy de acuerdo. Su miedo es que demandemos más orden en la sociedad.

    Ese es mi miedo también. Habrå un pacto  PP-PSOE después de las siguientes elecciones. Le llamarán pacto de estado. Tienen la excusa perfecta.

    Se quitarán a vox y a podemos de un plumazo. Y no es que volvamos al bipartidismo, es que volveremos al partido único.

    Eso sí que me da miedo.

    Veremos.

    • Carmen

      Y Juan José Millas estuvo sencillamente genial. Tan asustadizo, tan que no entendía el alcance de la pandemia porque quizás entendía demasiado. Eso que dijo de las llamadas con imagen, todo lo que dijo. Me encantó.

  • Carmen

    Pues lo acabo de leer.

    Pues debo de haberme perdido algo

    Porque lo que yo he entendido es que las personas que trabajan y tienen que salir y están temerosas de contagiar a su familia, tengan la posibilidad de no ir a casa.

    Esto que acabo de leer me parece como sacado de una novela. Que vayan a tu casa con un test o con veinte y que salgan con un niño de ocho años para separarlo de sus padres, o sea, no se.

    No sé yo esto.

    Entre otras cosas porque ya estaban todos dentro.

    Me parece muy raro.

    • Carmen

      Pues si, si. Lo estoy oyendo y viendo en la sexta. Está hablando Ignacio González Vega.
      Si, si.
      A él le parece correcto. Creo.
      Superintendente.
      Sorprendente.

  • pepe blanco

    Como este post parece ir de ideas “brillantes” (caray, Rodrigo, qué memorión tienes; ya no recordaba mis críticas a Nacho Dueñas por el motivo que mencionas), me parece el lugar adecuado para comentar un par de las últimas ideas “brillantes” del Gobierno de España.

    Los que me conocéis y seguís, ya sabéis que Pedro Sánchez nunca ha sido santo de mi devoción (a pesar de que desde los 18 años me considero socialdemócrata, más o menos, y aunque aquí algunos incluso podáis sopechar que soy conservador, al menos de vez en cuando… Bueno no me enrollo más con eso).

    El caso es que la última idea “brillante” de Pedro Sánchez ha sido pedirles a los presidentes autonómicos que busquen centros para aislar a los contagiados por el coronavirus asintomáticos y evitar así el contagio familiar. A Ximo Puig le pareció, también, una idea “brillante”. Pero, ¿se habrán parado a pensar estos gobernantes, si es que les queda alguna neurona operativa, las consecuencias de una decisión de ese calibre que raya con el nazismo puro y duro?

    – ¿Y qué pasará, si le hacen la prueba a un chaval de 10 años y resulta ser positivo asintomático? ¿Irá la policía a su casa y se lo llevará a un centro de reclutamiento para chavales positivos asintomáticos? ¿Quién organizará esos centros?¿Serán mixtos o estarán separados por sexo?

    – Mucho peor será si los positivos diagnosticados asintomáticos recultan ser sus padres. Imaginemos un matrimonio relativamente joven, padres, por ejemplo, de una niña de 5 años y un niño de 4 años. Un buen día llega la “gestapo” a casa y se lleva a sus padres (o a uno de ellos),no vaya a ser que contagien a sus hijos. Pero, ¿quién se queda al cuidado de sus hijos? ¿Se los llevarán los servicios sociales? ¿Habrán pensado en todo el sufrimiento que pueden causar?

    – ¿A algún otro gobernante del mundo se le ha ocurrido una idea siemilar?

    – Eso sí, estos mismos genios, son los que hace apenas unos días, avalaban que los sanitarios sintomáticos pero no diagnosticados, volvieran al trabajo.

    https://elpais.com/sociedad/2020-04-02/el-gobierno-avala-que-sanitarios-con-sintomas-y-sin-diagnostico-trabajen-con-mascarilla.html

    – ¿Qué sucede, que ni siquiera tienen test suficientes para los profesionales sanitarios? O sea, que puedo ir a una consulta por un esguince que me hecho en el pie, o por un sarpullido sin mayor importancia, y salir de allí con el coronavirus encima.

    – Eso sí, cada vez que comparece ante la televisión de plasma, Pedro Sánchez habla, habla, habla, habla,…, como el conejo ese del anuncio al que nunca se le acaban las pilas.

     

    • pepe blanco

      Se me olvidó comentar que luego, esta gente se enfadará muchísimo con los alemanes y los holandeses porque no quieren llegar a acuerdos con ellos. Joder, es que si yo soy un sensato gobernante alemán, holandés, o portugués o de dónde sea y me vienen con propuestas de ese calibre, con propuestas “brillantes” como esas…, ¡uf!

    • Antonio Duato

      Siempre has sido sincero y claro al declarar tus preferencias políticas. Has sido siempre no sólo socialdemócrata sino PSOEista. Aunque en la crisis del “no es no” y de la pugna de Pedro con la gestora y Susana, se vio claro que te distanciabas de Pedro Sánchez antes aún de que se coaligase con Podemos.

      Pero ¿no te pasas en los reproches al declarar algunas medidas del gobierno actual de necedad supina o incluso de nazismo puro y duro?

      Veamos: te refieres a una propuesta del presidente hoy a los de las comunidades que “Redacción Médica” presenta así: “les ha pedido una lista de infraestructuras para alojar contagios asintomáticos. En todo caso, la idea es que estas personas se incorporen a las zonas de asintomáticos de forma voluntaria, ha concretado Salvador Illa, ministro de Sanidad“.

      Antes de buscar esa puntualización yo pensé que esa sugerencia -que no ordeno y mando separando a la fuerza padres e hijos- tenía que haber nacido de las mismas personas que saben que están contagiados si síntomas o con síntomas ligeros que no querían confinarse en una casa tal vez pequeña con sus familias, de niños o abuelos. Buecando ahora he visto que a la presidenta de la comunidad de Madrid se le había ocurrido mucho antes esa idea: Mira esta noticia encontrada en 20 Minutos del 13 de marzo: “Se trata de un nuevo recurso para aquellos infectados por coronavirus que presenten síntomas leves y no puedan permanecer en sus casas. La Comunidad no precisó cuándo estarán en marcha, ni cuántos serán, pero aseguró que estos edificios podrán ser hoteles, pabellones u otras instalaciones en las que habrá médicos y enfermeros”.

      En estos momentos, Pepe, yo sigo esperando el máximo de objetividad en la información y valoración que trasmites, que tienes gran prestigio en esto y nos haces falta para mantener serenidad y rigor en ATRIO.

      • Rodrigo Olvera

        Bueno, querido Antonio, en toda justicia con Pepe Blanco hay que reconocer que incluso en el vínculo que tú proporcionas no se descarta una medida “no voluntaria”.

        Copio y pego textual:

        Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Malarska, ha aclarado que esta medida apunta a una “voluntariedad manifiesta”, pero que, si no, “se estudiarían todas las posibilidades legales, porque hay un principio fundamental, que es garantizar la salud pública como un bien constitucional”.

      • Rodrigo Olvera

        Aclaro.
        Estoy de acuerdo en que es desproporcionado acusar que la propuesta raya en el nazismo. Pero lo cierto es que todavía no es una medida adoptada sino en estudio; y dentro del estudio no se descarta que sea “no voluntaria”.

      • pepe blanco

        Gracias, Antonio y Rodrigo por vuestros comentarios.

        – Cuando ayer leí la noticia en el periódico y la escuché en La Sexta, no recuerdo haber leído ni escuchado en ningún momento la palabra “voluntario”. Por eso me alegré al ver el titular del artículo que enlazaste, Antonio. Aunque, al leer el texto del artículo, te encuentras con la cita que destaca Rodrigo.

        – De hecho la primera página de El País de hoy, en el texto del artículo a 4 columnas, incide en esa posibilidad apuntada por Marlaska de que el aislamiento sea obligatorio.

        – Yo le sigo dando vueltas al asunto y me pregunto si se habrán parado a hacer media docena de números, admitidas algunas hipótesis.

        – Imaginemos que el dato del que habló Ángela Merkel en público sea aproximadamente cierto: el 60 % de la población se contagiará. Supongo que ese dato se lo habrán dado sus asesores, que, de momento, en Alemania parece que están controlando la pandemia un poquito mejor que aquí.

        – Si ese dato es válido también para España, entonces unos 30.000.000 de españoles se contagiarán.

        – Dicen que para que esa estrategia de aislamiento de positivos asintomáticos sea válida, tendrán que hacer varios millones de tests. Pongamos que hacen 10.000.000 de test, aleatoriamente repartidos, para que los resultados sean estadísticamente relevantes. Pues, admitida la hipótesis Markel, saldrán unos 6.000.000 de positivos.

        – Ahora bien, según un estudio publicado en Science el 86% de los positivos tienen síntomas leves o ausentes y no se llegan a documentar. Con esos tests se documentarían algunos más, obviamente. No sabemos cuántos de los asíntomáticos y cuántos con síntomas leves.
        Pongamos 60% (asintomáticos, tal vez me quede muy corto) – 40% (síntomas leves). Pongamos, más o menos, 3.600.000 positivos asintomáticos. Si hacen el doble de tests, pues el doble de gente asintomática.

        -¿Y en dónde piensa meter el gobierno a tanta gente? Para que os hagáis una idea: en España hay 1.500.000 de plazas hoteleras de todas las categorías y que, por supuesto, no están uniformemente repartidas por el territorio nacional. Se ubican, preferentemente, en las costas y en las islas, para acoger al turismo de masas que España ha promocionado desde el franquismo.

        ( https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2020/03/18/5e72065e21efa02c6c8b4583.html )

        – Y, ya para acabar, Antonio, dices que la idea se le había ocurrido antes a Díaz Ayuso (no funciona el enlace que pones a 20 minutos). Pues…, ¿qué quieres que te diga? ¡Vaya por Dios! No voy a decir lo que pienso de ambos, de Sánchez y de Ayuso, porque luego pensaréis que insulto y caigo mal.

      • Antonio Duato

        Bueno, Pepe. Por mí todo aclarado.

        Efectivamente había repetido un enlace cuando pretendía abrir uno de 20 Minutos. Ya está corregido, por si quieres verlo en el contexto de varias medidas que ya circulaban el 13 de marzo. Se trata solo de tener plazas disponibles de semihospitalización-residencia para quienes quisieran, contagiados sin o con ligeros síntomas, pudieran estar fuera de casa sin peligro de contagiar a los suyos. Conozco varios casos de ese tipo de personas con tos secas y fiebre a quienes les dicen que se quede en casa procurando quedar muy aislados y que quisieran poder tener ese tipo de semihospitalización que ahora se plantea.

        El hacer números para ver que no se podría identificar y atender todos esos casos, no me interesa en absoluto. Desde el principio sigo con respeto a quienes, en todo el mundo, tienen que ir tomando decisiones en tiempos tan nuevos y desconocidos como este. En este momento (14:21) esta hablando muy bien el ministro Illa sobre esto

  • Ludovico

    Por ayudar y ofrecer esperanza. Calentito todavía: El fármaco Ivermectin, aprobado por la FDA (Agencia Norteamericana de Alimentación y Medicamentos, que es la autoridad máxima en estas cuestiones), inhibe la replicación de SARS-CoV-2 in vitro. Es decir, no se ha experimentado todavía en humanos. Es un primer paso. Se trata de una medicación antiparasitaria (para la sarna, nada menos) que está ya incluida en la lista de medicinas esenciales, que inhibe la replicación del coronavirus. Aunque faltan estudios en humanos, los expertos (los reales, no esos en que dice apoyarse el gobierno español), el trabajo promete. Es lo más sólido hasta el momento.

     

  • oscar varela

    Hola!

    ¿Coronavirus?

    -“CAZÁ EL BUFOSO Y ¡CHAU! VAMO’A DORMIR“-

     

    https://www.youtube.com/watch?v=4NNnBVue2oM

  • Rodrigo Olvera

    Carmen, no te compliques. Basta con saber qué significa cada uno de los nombres usados.

     

    SARS-CoV-2 es el acrónimo para “Severe acute respiratory syndrome related coronavirus 2” que se traduce como “Segundo coronavirus relacionado con síndrome respiratorio agudo grave”.

     

    COVID-19 es el acrónimo para “Coronavirus Disease 2019”, que se traduce como “Enfermedad por coronavirus del 2019”.

     

    El nombre (no la clasificación, siempre ha sido clasificado como coronavirus) sí cambió. Pero no cambio de COVID-19 a SARS-CoV-2. El primer nombre que se le dió fue 2019-nCov, acrónimo para  “2019 novel coronavirus”, traducido como “Nuevo coronavirus del 2019”. Pero el nombre actual describe mejor al virus.

     

     

    • Carmen

      Gracias.
      Me gusta saberlo.
      A ver. Recuerdo lo del virus aquel, hace pocos años. También atacaba al aparato respiratorio. Tengo la impresión de que era más agresivo en cuanto al daño que hacía en el organismo que infectaba, pero mucho menos contagioso. Causó muchas muertes, pero estuvo localizado.
      Este ha salido supercontagioso. Pero creo que no es tan dañino. O eso quiero creer.

      Por eso me he quedado muerta cuando he leído esa denominación, que por cierto, en las noticias de un canal, uno de los entendidos en este tema se ha referido a él como el Sars-cov-2.

      Pero lo que no logro entender es cómo los países no están preparados para una pandemia. No lo entiendo. Porque ahora los virus viajan en los aviones, en los barcos… estamos en un mundo globalizado. Las epidemias se convertirán en pandemias. Porque si sale un virus o un bicho con esta capacidad de infección, está claro lo que va a pasar.
      Lo que no entiendo es cómo los países no están preparados. No lo puedo entender. Porque el día que salga uno de estos y mortal de necesidad o casi, pues fíjate. No lo entiendo.

      No es cuestión de capitalismo. Que si, que sí, que os he leído, que he leído el artículo dedicado a la entrevista de chomski. Que si, que si… pero esto no es cuestión de sistema económico, esto es cuestión de falta de sentido común, de pan para hoy y hambre para mañana,una falta de previsión que verás tú ahora el capitalismo, el neoliberalismo y todos los ismos a dónde van a ir a parar.

      Es que no entiendo. Es que todo el mundo está pidiendo una vacuna, un tratamiento eficaz, y que los científicos del mundo mundial se unan y no haya una guerra de a ver quién llega antes, unos por prestigio y otros por Poder.

      No entiendo nada. Ningún ismo tiene la solución. Desde luego los que conozco no, porque los muertos de China también hay que contarlos.
      No sé.
      A ver si aprendemos cosas. Una tan sencilla como es que en el planeta vivimos todos. Nada, no hay manera. Es alucinante.

      Gracias. Me apetecía hablar.
      Un abrazo

      • Rodrigo Olvera

        Hola Carmen. Mirando a Asia, donde parece que están teniendo más éxito que en Occidente para enfrentar la pandemia, efectivamente parece que el dualismo entre capitalismo y comunismo es menos significativo como factor de éxito, que el dualismo entre individualismo y comunitarismo.
        Aquí te dejo un vídeo bastante sensato, aún cuando mucha gente en Occidente desconfíe de su fuente

    • Carmen

      Muy interesante.
      Pero si te digo lo que pienso, no veas lo que vas a pensar de mí.
      Ese virus está circulando por Europa, por lo menos por España mucho annnnnntes de lo que oficialmente se dice. Y si Dios quiere, lo demostraré con mi persona. De poco me muero después de los reyes magos que aquí se celebra un montonazo. Mi hijo que vive en Madrid, vino, claro. En Navidad, se fue y volvió para reyes. Te digo lo de Madrid porque ahí salieron de repente miles de casos. Así, de repente, zas.
      Pues hacia el diez o por ahí, o sea, me moría. Mi médico de cabecera me mandó a urgencias porque , o sea, me asfixiaba. Me pusieron aerosoles y tal. Me mandó lo que se suele mandar y un aerosol el polvo . Vale. Normalmente me hace efecto en el acto y casi nunca me da fiebre. Bueno, o sea, me moría y con fiebre. Pasmadica. El médico me hacía ir cada tres días, palabras textuales: me da miedo que usted haga una neumonía.
      Pero no.

      Quince días en mi casa.
      Te digo yo que ese virus estaba extendido desde mucho antes de lo que dicen los datos.

      Las cifras se pueden manejar. Las celebres curvas logarítmicas que en funciones no fallan, es estadística son pura aproximación porque se hacen sobre muestras. Anda que no he discutido por ese tema. Porque la estadística, que llaman ciencia, para mí de ciencia exacta nada de nada. Ciencia aproximada. Imagínate cómo le sentaba eso a mis profesores de estadística, porque antes o después se lo soltaba.

      Y es que , no tengo solución. No me creo de la misa la media. Y, francamente, no el porqué. Es de nacimiento o yo qué sé

      El vídeo muy interesante. Dice cosas que sin duda son ciertas. Otras, ya te digo. No sé

      Gracias.
      Alguna vez me podré hacer esa prueba de anticuerpos. Alguna vez. He apostado con muchas personas que me dará positiva. Y , claro, se ríen.
      Pues bueno.

      Un abrazo

  • Carmen

    Ludovico, porfa.

    Qué es esto del covid 19 y el Sars cov-2?

    Si acaso sería que el covid 19 produce un Sars .

    Tengo un jaleo enorme.

    Por lo menos me gustaría saber el nombre que se le ha dado a este mediobicho y el nombre de la enfermedad que produce.

  • Isidoro García

    Aquí hay 3 tipos de personas:

    1. Los mayores de 70 años, y personas con patologías anteriores delicadas. Somos el mayor peligro, pero podemos estar confinados en casa, sin perjuicios económicos.

    2. Los niños y jóvenes, hasta digamos 20 años, (se supone que lo vencen bien naturalmente, pero lo pueden transmitir durante el periodo de lucha interna, asintomático).

    3. Los productivos: de 20 a 70. Son los que sostienen la economía, y el grupo mayor, serán a lo mejor los 2/3 de la población. A estos la enfermedad les cursa en un porcentaje de un 15-20 % como enfermedad respiratoria grave, que debidamente atendida durante un mes  en UCIs, con respiradores, etc., tiene buen pronóstico.

    4. La vida social y laboral de la gente activa en condiciones normales, les expone a un rapidísimo contagio. Tiene un periodo asintomático muy alto, 7-10 días, y hay muchos, como niños/adolescentes, que son portadores y transmisores sin síntomas. La contagiosidad persona-persona es tan alta, que sin confinamiento, en un mes de “vida normal”, se contagiaría el 50 % o más de la población, y en dos el 100 % no confinado. Los contagios siguen una proporción geométrica.

    5. Por ello en un mes o dos, sin confinamiento, pongamos que un 15% de 2/3 = 10 % de la población, cinco millones en España, tendrían que ser asistidos en hospitales. Esto supondría un caos sanitario imposible de superar. (La duración de la estancia en hospital es de un mes).

    6. La enfermedad que en condiciones sanitarias buenas, (aunque excepcionales), puede tener una mortalidad mínima, sin camas UCIs, y antivirales maquinaria adecuados, puede tener una mortalidad muy similar a las de los de mas de 70.

    7. Todo esto es hasta que se saque la vacuna, y se pueda inmunizar a toda la población. Por ello hay que aguantar el tirón hasta entonces: 9 meses, un año?

    8. En resumen: Aparte del problema personal humano, de toda muerte, el problema socio-político es doble. Por una parte los mayores de 70 años, y la población débil de salud. La mortalidad bien tratados, podría ser de un 10% o más. Sin el debido tratamiento quizás el triple. A nosotros solo nos queda prevenirnos lo que podamos. Pero el otro, que es el verdadero problema económico, es el de la población laboral, (que además son los que pagan nuestras pensiones).

    9. Si se colapsan los sistemas sanitarios, (y no hablemos de recortes, ningún sistema puede estar preparado para una avalancha excepcional así), todos nos vamos al carajo, pues habrá camas para 25-30.000, tirando como mucho, (ahora hay 6/7.000), pero no para cinco millones, (aunque fueran solo un millón en España), a los que hay que añadir nosotros los mayores, que naturalmente seríamos los últimos, (lógicamente).

     

    • Isidoro García

      Redundo: El 2 % de mortalidad media, (que ya es buen palo), es cuando hay un tratamiento sanitario intensivo. Sin ese tratamiento sanitario intensivo, por colapsamiento del sistema, la mortalidad, puede aumentar 4 o 5 veces, (y eso sí que es un superpalo).

    • Carmen

      Ergo habrá que tener un stock de miles de millones de mascarillas y guantes en todo el planeta, guardados, para la próxima. Y batas, y gafas.
      Y de respiradores para los hospitales, porque esta pandemia no va a ser la última.
      Antes las epidemias no solían pasar las fronteras de los continentes, pero eso ya es historia. Estamos interconectados y no únicamente por los móviles, sino por la economía global que lleva consigo un transporte global de mercancías y de personas, de manera que cualquier bicho puede llegar a cualquier sitio.
      A ver si aprendemos de una vez lo que trae consigo la globalización.

    • oscar varela

      Gracias Isidoro!
      Me parece
      – buen resumen,
      – detalla lo que pasa (y/o pueda pasar)
      – fácil de comprender.
      Abrazo!

  • Santiago

    Debe decir en el tercer párrafo de mi comentario de abajo: “que el remedio no puede ser peor que la enfermedad” . Vale. SH

  • Santiago

    Veo que la crítica de Nacho tiene una base cierta, y es que no sabemos todo lo que ha pasado con este virus, desde su “oscuro” comienzo en China hasta su rápido progreso a través de las naciones…Como es un novel virus o un coronavirus “de novo”, una mutación de la proteína que facilita su entrada en la célula humana, nadie tenía inmunidad al principio y todo esto ha causado sorpresa entre los virólogos mundiales…He oído y visto recientemente al infectólogo surcoreano que presentó un video sobre su experiencia con el coronavirus y que colgó aquí en Atrio, Oscar V. hace poco, y que describe con detalle su experiencia, y la forma de transmisión como los casos mas graves etc….Sin embargo, los primeros datos provenientes de China no fueron suficientes para elaborar un plan que abarcara al mundo…pero se dijo desde el principio que la enfermedad era asintomática, leve o moderada, en el 80% de los casos, y que se convertía en grave en las personas mayores de 60 o con previas enfermedades crónicas…

    Sin embargo, es la rápida progresión de los que son verdaderamente susceptibles al SARS CoV-2 (nueva clasificación del CO-VID-19) de una manera invasiva y aguda, y que produce una pneumonía atípica  con extravasación de liquido que compromete gravemente la funcion pulmonar lo que, a mi parecer, ha causado el pánico mundial, incluyendo los profesionales de la salud. No se limitan los casos gravísimos a los mayores de 60 sino que están ocurriendo ahora en la década de los 40. Por eso, creo que existe una mezcla de terror que se junta con oscuros poderes políticos y socio-económicos, las ideologías, la religión  etc y que se ve en las medidas que tan fácilmente han accedido los gobiernos del mundo para esta parálisis mundial…como si hubiera sido algo ya predeterminado de antemano.

    Es difícil saber toda la realidad total sobre esta pandemia y debido a la corrupción existente en todos los niveles de la sociedad, no podemos dilucidar donde está esa verdad…Pero si estoy de acuerdo con Nacho en este punto que el remedio no puede ser mayor que la enfermedad. No se si estemos a tiempo para saber lo real de este fenómeno que vivimos, pero creo que el tiempo nos lo va ir diciendo. Por ahora, no nos queda “de otra”, sino de seguir al pie de la letra, el confinamiento.

    Amigo Nacho, como siempre un saludo cordial

    Santiago Hernández

    • Rodrigo Olvera

      De verdad, no sumemos más confusión con información errónea:
      Decir que SARS-CoV-2 es la nueva clasificación de COVID-19 es como decir que el VIH es la nueva clasificación del SIDA.

      No.

      SARS-CoV-2 es el virus; COVID-19 es la enfermedad que se desarrolla por el virus.

      • Carmen

        Pero creí que la clasificación era covid-19.
        La clasificación siempre ha sido sars-cov-2? Y por qué no se dijo? Precisamente me daba la sensación de que se quería diferenciar entre este retrovirus y el que conocíamos que producía el Sars.
        No entiendo.
        Da la sensación de que se esperen más. El 1, el 2…para cuando el tres?

      • Santiago

        Gracias Rodrigo por la aclaración…De acuerdo en que el virus no ha sido reclasificado como tal. SARS CoV-2 expresa mejor el virus 2 y lo distingue del 1 que no causó pandemia sino que produjo epidemias en el 2003 en 26 países. Además define mejor la enfermedad SARS que es en verdad un “síndrome respiratorio grave y agudo” en su modalidad extrema. Por eso SARS CoV-2 se está usando más cuando nos referimos al agente ya que es más completo, pero podemos usar también la designación inicial sin ningún problema. No intenté confundir a nadie sino aportar algo más. Por otro lado a veces se usa indistintamente el agente y la enfermedad en el lenguaje común .

        Un saludo cordial
        Santiago Hernández

    • Carmen

      Y de ahí que la opción de la circulación libre del virus sea una especie de asesinato en masa. Involuntario, por supuesto. Sencillamente un daño colateral. Pero resulta que ese daño colateral la realidad ha demostrado que de colateral nada de nada, sino que es un daño inasumible. Y si la economía se va a pique, ya veremos después.

      No sabía que había cambiado la denominación del virus. No me extraña que no se sepa, pone los pelos de punta el nombrecico.

      Ojalá tengamos suerte. Ojalá el calor le afecte.
      Ojalá no mute . Ojalá podamos con él. Ojalá haya vacunas pronto. Ojalá descubran antivirales efectivos como los antibióticos. Ojalá aprendan los políticos que hay que preparar los sistemas sanitarios para pandemias , ojalá los que mandan entiendan que las amenazas globales nos alcanzan a todos.
      Ojalá nos entre el concepto de planeta en la cabeza.
      Buen confinamiento.

  • Javier Peláez

    Esta pandemia y el confinamiento plantea algunos dilemas èticos muy difíciles.Dos fundamentalmente.El primero la obligación moral de sobrevivirla.Por diversas razones, primero por las personas que dependen de nosotros,segundo por el disgusto que damos a los que nos quieren y a nuestros compatriotas.Yo ,aunque no estoy en grupo de riesgo(57,aunque no sè por haber vuelto a fumar despuès de 14 años y porque veo que mueren de mi edad) ,creo que tengo que tomar el màximo de precauciones ahora y cuando la levanten…Es cierto,que ya hemos visto que algunos(en el sur de Italia y aquí algunos) ya empiezan a decir que cuidar de los que ellos dependen exige trabajar….A eso tiene que proveer el Estado o las Iglesias y cada uno tomar las decisiones que estime oportuno….Yo en estoy creo que hay que ser muy claro.Por ejemplo,mi tia monja que se dedica a los pobres al lado de Guayaquil y que es mayor,no sale ni en pintura del convento…Yo ya le dije que rece mucho…Yo dias pasa dos fuí a ver a un mendigo amigo por preocupaciòn,pero he llevado a una conclusiòn la moral supererogatoria cristiana es contraria a la salud pùblica….No se puede hacer en cuarentena lo que no se hace ordinariamente…Si yo trabajara  de voluntario en mis ratos libres en banco de alimentos( un suponer),tendría que pensar seguir hacièndolo en cuarentena….La segunda obligaciòn moral es no contagiar a nadie por si estamos inmunizados….Yo como no convivo con mi hija y estoy sólo y con un perro mi obligaciòn es respecto de supermercados,estancos y con la gente que me cruzo con el perro…Yo lo tengo bastante fàcil…Cuando se levante esto las obligaciones seràn màs difíciles….Si el gobierno nos dice que llevemos mascarilla yo la llevarè en lugares pùblicos….Yo acatarè religiosamente lo que me digan….Es cierto que al principio me lo tomè a cachondeo( hacía febrero),pero por ignorancia inexcusable….Por lo demàs en tiempo de tribulaciòn,no hacer mudanza,mejor estar confinados….He intentando acompañar por las redes a los que sufren….

  • Nacho Dueñas

    Y, por si acaso,

    a. Cuando digo:

    …Lo que sí hay que temer es que este 98% contagie al 2% restante. Pero, ante esto, lo más lógico, lúcido y sensato es aislar al 2% y no al 98% restante…

    b. queda claro por el contexto que:

    Me refiero a su aislamiento voluntario, doméstico o no, para su mejora y recuperación, para su mejor tratamiento médico, al constituir el sector más vulnerable. ¿Hay algo de malo en esto?

    Esto no lo especificado porque me parece obvio. Pero ante tanta crítica, prefiero especificar.

    Un abrazo a todos.

    Nacho.

    • Rodrigo Olvera

      Nacho

      Preguntas de tu propuesta de que sólo se aisle a 2% de la población: ¿hay algo de malo en esto?

      Sí lo hay, y es el abc del control epidemiológico.

      El 2% de mortalidad no es 2% de la población total sino 2% de las personas infectadas. Si tú no reduces la movilidad social general, el universo de personas infectadas será mayor, y por tanto el número relativo de 2% se incrementará en números absolutos.

      No es lo mismo tener 10,000 personas infectadas, con POSIBILIDAD de que 200 de ellas mueran (2% de 10,000 infectadas); que tener 100,000 personas infectadas, con POSIBILIDAD de que 2000 de ellas mueran (2% de 100,000 infectadas).

      ¿En serio eres incapaz de notar la diferencia ética entre proponer una medida que arriesga la muerte de 2000 personas en vez de otra que puede reducir el riesgo a 200 muertes?

    • carmen

      Efectivamente.Esa es otra opción. Ya te lo he dicho. Está bien pensado, pero por lo visto no da resultados.
      Por supuesto que daba la sensación de negar el daño de la pandemia. A día de hoy. Esto escrito hace un mes no sonaría a negacionista.
      Por qué te crees que el gobierno de España empezó a actuar de una forma y dio un cambio de un día para otro? Porque la cifra de contagiados se le echó encima. Y Hay muchos españoles mayores de 60 años, somos un montonazo. Y cuando hicieron cuentas de lo que suponía en cifras absolutas del numero de muertos teniendo en cuenta a quien atacaba más el virus y que ese número se iba a disparar, como así ha sido, y que había muchos enfermos que sin ayuda de respiradores no salen, al ver venir que se colapsaban las ucis y los hospitales, pegaron el cerrojazo.
      Porque números cantan. Las curvas logarítmicas curvas son, pero hospitales colapsados, personas que se mueren porque no se les puede atender , eso no es una curva, esa es la realidad. Por eso pegaron el cerrojazo cuando las cifras se le echaron encima. Porque parece ser que se ha demostrado que la única manera de contener el contagio es contener al portador, es decir, a los seres humanos. Porque se contagia con la respiración. Y claro, no nos pueden pedir a la población de más de sesenta años que no respiremos y así no nos contagiaremos. Bueno, poder pueden, pero nos gusta respirar, es algo muy hermoso.
      Un abrazo.

  • Nacho Dueñas

    Estimados amigos de Atrio, saludos, deseando que estéis todos bien.

    Todas las críticas y cuestionamientos sean bienvenidas. Pero tras haberlas leido con calma, me ratifico en  el contenido, pues, aparte de algunos matices certeros en las críticas, no veo que se refuten las ideas principales del artículo.

    Paso a responder, brevemente a las réplicas al artículo:

    1. Óscar:

    -Por supuesto que esto lo he escrito yo. Y me ratifico en su contenido. No es un fake new ni una usurpación de identidad. De hecho, el mismo Ricardo diceque el texto lleva mi impronta.

    -No sé qué tiene de disonancia con el tiempo-eje un texto (éste) un texto que, aún en el caso de que no tuviese razón, invita al pensamiento crítico, a  prevenir un posible mal mayor, a cuestionar (no a incumplir) unas decisiones tomadas en caliente, o a evitar, explicando como pudiera ser, unas medidas que, no  como intención sino como consecuencia, va a beneficiar a las multinacionales de la industria farmaceútica y de la banca mundial, a costa de generar, si bien involuntariamente, una posible crisis economica y social equiparable a la del 2008.

    -¿Qué no es lo que propone Correa? Ni que yo fuese su portavoz.

    -¿Qué es lo que hace Moreno? Moreno lo que hace es aplicar (si bien de modo torpe e insensible) las medidas preventivas que yo cuestiono  y que vosotros, según interpreto, avaláis.

    -¿Qué la economía no son las matemáticas? Cierto. Ni la vida real. Pero sí que son un instrumento para medir la magnitud demográfico de un mal real. Y es que detrás, como canta Serrat, está la gente. Esto me recuerda a cuando yo discutía sobre Venezuela y decia que con Chávez, según la CEPAL, la pobreza había bajado del 70% al 23%, y me decían que eso eran pueras matemáticas. Y no veían que detrás de una hay millones de seres humanos.

    2. Carmen:

    -Yo también me quedo en casa. No he promovido la violación de las medidas, solo una reflexión acerca de las mismas

    -Trump, Merkel, Johnson y Bolsonaro son “negacionistas”. Y por tanto no creo que tengan razón. Yo lo que intento no es negar, sino aplicar la reflexión. Creo que entre el negacionismo y la histeria hay una franja que debe ocupar dicha reflexión. ahí trato de ubicarme yo.

    3. Antonio:

    -Lo que dices de los cadáveres de Guayaquil, de que les diga a sus habitantes lo del 0,002. Entonces, ¿qué dirán las víctimas de otras tragedias, sanitarias o no, de mucha mayor mortandad (el suicidio, el hambre, el cáncer, el infarto, la diabetes, la tuberculosis, el cólera…)? ¿Merecen menos importancia? ¿O para ello requerirán un estado de actualidad  mediática altamente subjetiva? Por supuesto que un solo muerto es una tragedia. Pero 1000 muertos son 1000 tragedias. Y para analizar la magnitud de una tragedia (no creo que niegues tal necesidad), uno de sus elementos es el nivel de mortandad.

    4. Eloy:

    -Si me expliqué de modo impropio, o en algún término he sido brusco, te pido disculpas, y más aún al encontrarte tú en el margen de población en factor de riesgo. Y lo digo con inmenso respeto. Pero yo lo que digo a  lo largo del texto es centrarnos en la población de riesgo para maximizar la atención, ya que ella es quien de veras la necesita.

    -Y en esta idea, amigo, no  veo qué tiene de censurable (sugieres su no publicación9, o de comparable con técnicas nazis (no es lo mismo apartar gente para acabar con ella que para curarla, como hace la práxis médica de modo convencional). Y el resto sigue con su vida convencional, desde el punto de vista de que no necesita especial atención médica. ¿Qué hay de malo en esto? ¿O es que tu y yo no seguimos con nuestra vida normal, pongamos por caso, cuando la gripe aviar, caso de no encontrarnos en factor de riesgo?

    -En última instancia, el 2% no es lo que yo lo considere. Dato cierto o no, son de la OMS. E insisto, la idea es concentrar los recursos sanitarios y humanos a la gente en factor de riesgo, para maximizar su seguimiento y mejora. ¿Qué tiene eso de malo?

    -En todo caso, mi abrazo y mi disculpa, si tú, como factor de riesgo, te has sentido incomodado con el texto. Nada más lejos de mi intención.

    Román:

    -No creo que sostengas que el artículo esté desprovisto de dimensión ética. Ahí se habla de atender a la gente que está en riesgo, y sugiriendo pasar  a segundo plano  a los que no lo necesitan. ¿Dónde hay falta de ética?

    Isidoro:

    -Tienes buena parte de razón, ya que explícitamente apenas hablo de ese 15%. Según la OMS son cerca del 20%., que si cito en el texto. Pero si ese sector poblacional es numéricamente tan alto, mucho mayor lo es ese 50% que, aun con coronavirus, pero con síntomas muy leves, está yendo a ser atendido. Este 50% podría minimizar su presencia en los centros de salud, al no ser tan necesario, para atender al 20%, y sobre todo, el 2%, que es el sector más vulnerable.

    Ricardo:

    -Si los datos que uso son provisionales y proyectivos, es porque son los que hay, y de las autoridades (OMS en la pandemia, FMI -a la que yo sí cuestiono, en economía).

    -A mí no me importa que uses términos que puedan parecer faltas de ducación. Al menos al ir dirigidas a mí. Otra cosa es que no sé si estas sugiriendo (no solo tú) la censura de este texto. No lo creo. A mí me parece más sano tratar de rebatir una idea que impedir su expresión. Que exactamente lo que estamos haciendo. Ahora, si debe el texto ser censurado, es cosa de Antonio. Y aunque yo le rogué su publicación, en lo que decida, ni entro ni salgo.

    -Del posible error mío entre población de mayor riesgo con identificación de grupo poblacional, es un hecho que hay un sector poblacional que por sus características fisiológicas están más expuestas que otras. Eso es un hecho. Y la necesidad de focalizar recursos y preocupaciones a ese sector más vulnerable, otro hecho.

    -Sí tienes razón en que minimizo el impacto de las secuelas de quienes sobreviven, o quienes durante la convalecencia padecen síntomas severos. Pero nolo niego. Tal vez porque la principal preocupación es salvar vidas, en especial las de los mas vulnerables.

     

    Por lo demás, amigos, mantengo la generalidad decontenido del articulo, salvo puntuales errores o faltas de tacto involuntarios.

    Ahora bien, lo que yo ruego, y que no  se ha hecho en estas críticas (no se si mientras escribo hay más comentarios) es refutar la idea principal, que es la siguiente, que corto y pego del texto:

    Para ello, se debe ir al dato clave y concreto para comprender lo que está pasando. Y reflexionar sobre él de modo detenido. Mientras esto no se haga, seguiremos pretendiendo apagar el fuego con gasolina. Y dato es el siguiente: Según la OMS, cerca del 50% de los infectados, pasa la enfermedad con síntomas leves y sin necesidad de tratamiento; cerca del 20% padece síntomas graves, y solo un 2% muere (Fuente: https://www.eldiario.es/sociedad/coronavirus-espana-preguntas-respuestas-1-abril_0_1004400531.html).

         Por lo tanto, para el 98% de la población, nada hay que temer. Y además, al irse contagiando se va inmunizando, con lo que el mal pierde virulencia. Lo que sí hay que temer es que este 98% contagie al 2% restante. Pero, ante esto, lo más lógico, lúcido y sensato es aislar al 2% y no al 98% restante. ¿O es que no es más sencillo que Mahoma vaya a la montaña y no revés?

    Aquí está el debate y la clave.

    En todo caso, no veo dónde está la falta de ética o la de censurar nada.

    Un abrazo a todos.

    • Rodrigo Olvera

      Nacho

      Contesto sólo lo que contestas a mí

      1.- No soy Ricardo. Soy Rodrigo

      2.- Sobre los datos estadísticos, incurres en falacia de muñeco de paja. El cuestionamiento sobre la provisionalidad de los datos no es que no existan (por tanto, no tienes que recurrir al argumento de autoridad invocando a la OMS). El cuestionamiento – que evades- es a tu uso de los datos. Puesto que son meras proyecciones, los datos orientan la toma de decisiones pero no al grado de decir que se permita la circulación de 98% de la población y se aisle a 2% de la misma. No se usan así los datos en el control epidemiológico.

      3. Si no crees que llamo a la censura, ¿entonces para qué mencionarla? ¿y luego argumentar contra la censura? Parece un caso de comunicación de “doble vínculo”: insinuar una acusación aparentando que no se acusa. Y efectivamente, no he llamado a la censura (recuerdo que tú si expresaste hace años tu disposición a apoyar censuras si las hacen gobiernos de izquierda… lo que reiteradamente te reprochaba Pepe Blanco).

      4. Sobre la distinción entre grupo de mayor riesgo e identificación poblacional, una vez más incurres en falacia de muñeco de paja. Pues mi cuestionamiento no fue que no existan grupos de mayor riesgo, por tanto no era necesario decir que sí existen. El cuestionamiento es que los grupos de mayor riesgo son determinaciones orientadoras de políticas públicas, pero no significa que toda persona de ese grupo incurrirá en el riesgo, ni que solo las personas de ese grupo incurrirá en el riesgo, ni que las personas que no pertenecen al grupo estén libres de riesgo. Señalé, sin que contradijeras, que has personas menores de 60 años sin comorbilidad que están falleciendo. Por tanto, proponer que sólo se de confinamiento a las personas de mayor riesgo es irresponsable.

      5.- Incurres en dogmatismo al afirmar que es un “hecho” la necesidad de focalizar recursos en la población de riesgo, Vuelves a mostrar que no sabes de la materia. No hay un único modelo aceptado para atender epidemias, mucho menos pandemias. Algunos modelos se enfocan en la contención (China, Singapur, por ejemplo); otros se enfocan en la mitigación (Corea del Sur, México, con retraso España e Italia). Entre los que se enfocan en la mitigación, se distingue la fase de contagio comunitario de la fase de dispersión comunitaria. En la fase de contagio comunitario, los recursos se enfocan e reducir al máximo la movilidad social para reducir el R0 de la enfermedad, y con ello tener una curva menos angulosa de casos que requieren hospitalización. Y entonces sí, al llegar la fase de dispersión, los recursos sanitarios se concentran en los casos que requieren hospitalización. Es muy distinto llegar a la fase de dispersión con 10,000 contagios (con una proyección de 15% de personas infectadas que requieren hospitalización, requieres capacidad hospitalaria para 1,500 personas) que llegar a esa misma fase de dispersión con 100,000 contagios (con la misma proyección de 15% de personas infectadas requiriendo hospitalización requieres una capacidad hospitalaria para 15,000 personas). Esa es la importancia de las medidas de aislamiento social durante la fase de contagio comunitario.

      6. Dices que no niegas los impactos en quienes no mueren. Lo que escribiste textualmente es que el 98% que no va morir “no tiene nada que temer”. Eso no es sólo minimizar sino negar motivos válidos de preocupación. Y fíjate que los motivos válidos de preocupación no se limitan a las afectaciones de salud de los sobrevivientes. Hablo desde mí mismo: yo estoy en la población de mayor riesgo, no por edad sino por comorbilidad. Y aún si no lo estuviera, mi miedo no es contagiarme y morir; mi miedo es a la culpa con la que tendría que vivir si por no cuidarme, me contagiara y contagiara alguna persona conocida, y esa persona infectada por mí tuviera afectaciones graves, sea hospitalización o muerte. Y éste es un motivo de preocupación razonable y válido.

      7. En en el cierre principal dices que no se ha refutado la idea principal de que el dato clave es la cita de los porcentajes de efectos (50% de personas contagiadas con efectos leves, 20% graves y 5% muertes).
      a) No lo quise decir con sus letras, porque luego me regañan por decir las cosas con su nombre. En la forma en que citas el dato clave (según tú) en la respuesta, el primer párrafo dice correctamente que los porcentajes son respecto de las personas contagiadas. Pero en el segundo párrafo lo conviertes en 98% y 2% de la población. Esto es deshonestidad intelectual.
      b) Convenientemente dejas de lado mi señalamiento de que ni siquiera mencionas el número fundamentaldel R0. Así que sí, refuto desde la premisa mayor de que el dato clave sea el procentaje de casos leves, casos graves y muertes. Las medidas de reducción de movilidad social justamente entienden lo fundamental que es reducir lo más posible el R0 – y se reduce al reducir las personas en riesgo de contagiarse, manteniéndose en casa- para llegar a la fase de dispersión con el universo de personas contagiadas más manejable posible.

      Como es previsible que respondas con nuevas falacias, desde ya anuncio que aquí lo dejo.

  • Javier Peláez

    Nacho Dueñas se ha convertido en epidemiòlogo….En primer lugar,no se de donde saca los datos….En segundo lugar,parte de una perfecciòn de los sistemas sanitarios que no existe…En tercer lugar,no se da cuenta que no sabemos quien està contagiado,quièn inmunizado,quièn contagia,ni los medios para evitar el contagio( unos dicen que la mascarilla individual sirve y otros no)….Sabemos que en Corea funcionò hacer tests masivos,pero lo primero es lo primero que se desaturen  las UCIs y luego veremos si se pueden hacer tests masivos….A mi este artículo me parece bàsicamente una majadería…

  • Carmen

    De todas maneras, al principio de esta dramática historia que nos ha tocado vivir, esta postura sonaba . Había como dos opciones, la que dice este artículo y la que por fin se ha tomado en casi todos los países. Pero cuidado, que no al principio, de ahí  posiblemente que el número de infectados sea tan alto en Italia y en  España. Eso dicen algunos pensantes, que se pegó un giro de ciento ochenta grados cuando el tema se complicó porque la opción de dejarlo circular libremente se vio que era un error enorme.

    Esa es la postura que tomaron Angela Merkel, Johnson y Trump. Lo que sucede es que las personas no estamos dispuestas a morir por la economía. Y se han rendido a la evidencia. Entre otras a la evidencia de lo que pasó en España al principio. Hemos sido, junto con Italia los conejillos de indias de Europa.

    Lo que me gustaría saber es lo que pensaba Putin  . Y lo que está haciendo.

    Algo no encaja en este artículo. No encaja la persona que lo escribe diciendo lo que dice.

     

    • Rodrigo Olvera

      Hola querida Carmen

      Putin desde enero cerró la frontera rusa con China. De inmediato.

      Pero como ahora le llegó desde Europa de todas formas, ha ordenado la suspensión de trabajos (salvo los esenciales) asumiendo el Estado el pago de ayudas económicas para la población por hasta 16 millones de euros. También se aprobó pena de 5 años de trabajos forzados a quien no cumpla la cuarentena y contagie a 2 o más personas. Ésto es posible monitorearlo en la fase de importación, pero se pierde la posibilidad de trazabilidad (saber quién contagió a quien) cuando se pasa a la fase de contagio comunitario.

  • ana rodrigo

    No estoy de acuerdo en absoluto con lo que dice este artículo.

  • ELOY

    Este artículo dudo que ,mereciera estar aquí en estos momentos; mientras la población lucha contra cifras de muertos que superan las estadísticas y muchos ciudadanos luchan con sus situaciones precarias y se quedan en paro, y las autoridades sanitarias luchan por concienciar a la población de lo que deben hacer.

    Para los que somos población de riego, y estamos incluidos en ese 2 por ciento que el autor considera que van a morir , el texto nos recuerda muy claramente una especie de “limpieza” que va a hacer la naturaleza para dejar a “los más fuertes” y eso nos suena , con todas las reservas,  “a una forma de nazismo.” para que el resto de la población pueda seguir disfrutando de su vida normal, según he creído leer asombrado:

    Todo estos datos, que son los esenciales (recuérdese el árbol y el bosque), y la consiguiente reflexión en torno a ellos, nos llevan, por lo tanto, a la conveniencia de dejar que el 98% haga su vida normal, y se atienda a la inmensísima minoría del 2% que tiene que temer al coronavirus (…) “

    Hablo del artículo, no del autor al que respeto. Pero tods nos podemos equivocar y hay que decirlo sin paliativos.

    Una frase me bien a la memoria: Aures habent et non dien audient oculos habent et non videbunt

     

     

    • Rodrigo Olvera

      Estimado Eloy

      Entre las muchas deficiencias del texto desde un punto de vista científico, es confundir población de mayor riesgo con identificación de grupo poblacional.
      El hecho es que hay personas de la población de riesgo que no solo no fallecen sino que no desarrollan sintomatología pulmonar; y hay personas fallecidas que no pertenecen a ninguno de los grupos de la población de mayor riesgo. Es decir, hay casos de personas menores de 60, que no presentaban ninguna comorbilidad (diabetes, hipertensión, etc.) y lamentablemente fallecieron.
      En fin. Entiendo que por el cariño a Nacho, Antonio publicó el artículo. Pero su contenido es muy cuestionable.

      • ELOY

        Sí Rodrigo, cuestionable del todo.
        La libertad de expresión no pude llegar a dar pábulo y espacio a teorías de esta naturaleza.

  • Román Díaz Ayala

    No sólo son los datos que se están utilizando erróneamente o la ausencia de otros que deberían haber sido incluidos antes de de sacar conclusiones, sino la valoración misma de la enfermedad y su significado para la sociedad actual. Estoy de acuerdo con Rodrigo en que no todo cabe en un discurso político-ideológico.

    El brote de una enfermedad contagiosa que alcanzase el nivel de pandemia a nivel mundial llegando a todos los países no sólo ha sido un tema recurrente de la ciencia ficción y futurista, sino que también un elemento de estudio en círculos intelectuales y de influencia política. Todos estos estudios han ido acompañados de consideraciones sobre sus consecuencias en el orden mundial.

    Pero todas estas cosas no pueden estar desprendidas de sus componentes éticos.

     

  • ALVARO MARTINEZ DE LA VEGA

    “No invito a romper la cuarentena (ello crearía un adicional problema de orden público, con linchamientos y detenciones), pero sí a abrir cuando proceda un debate sosegado acerca de todo esto, y a tratar de disminuir tanto miedo irracional.”

    Toda opinión contiene afirmaciones discutibles, pero yo esta conclusión final la suscribo plenamente. gracias Nacho. A los demás que tratan de participar en ese debate sosegado, subrayo “sosegado”, también gracias

  • oscar varela

    Hola!

    ¿No será este Artículo

    una truchada de “fake news

    que se le está atribuyendo al Cumpa Nacho?

    ¡Porque yo no me lo creo capaz a Nacho de esto!

    ¡Vamos Nacho todavía!

    ¡Tarea para la REDACCIÓN ATRIO!

    • Rodrigo Olvera

      Pues con lo que ha escrito a largo de los años, para mí es evidente la marca de la casa, Oscar: tomar datos científicos reales, sin conocer realmente la materia científica de la que hablan, mezclarlos de forma que se llegue a conclusiones que quienes difundieron los datos no aceptarían, para avanzar un discurso político-ideológico.

      • Carmen

        Si. Eso es cierto . Maneja las ideas a su antojo, como muchos. Pero su línea no es la de Trump, ni la de Boris Johnson…
        Creo que a eso es a lo que se refiere Óscar

  • Rodrigo Olvera

    He leído muchas tonterías sobre la epidemia estos días, pero éste artículo de Nacho les gana a casi todas.

     

    a) Los porcentajes que se dan son meros modelos matemáticos de proyección para la toma de decisiones epidemiológicas. No son todavía ni siquiera estadísticas definidas. De hecho, conforme pasan los días y la epidemia avanza, tanto el R0 (número fundamental que Nacho ni siquiera aborda para su análisis) como la tasa de morbilidad y la tasa de mortalidad se van ajustando.

     

    b) El artículo apunta a que lo único que hay que temer es a morir. Por eso, si solo 2% muere, 98% no tiene nada que tener. Deja de lado la evidencia que llega de China, de que quienes desarrollan sintomatología pulmonar y se recuperan (es decir, no mueren), quedan con insuficiencia  pulmonar, que va de moderada a grave.

     

    c) Yo sé que usar la expresión tonterías para el artículo incomodará, como faltó de tacto y hasta de educación. Pero es que me enoja tanta irresponsabilidad. Decir que se deje libre a 98% y solo se confunde al 2% que va a morir es no conocer la O por lo redondo. La proyección de 2% se mortalidad no permite identificar persona a persona quien morirá y quién no morirá. Es una tontería proponer ésto (por no usar el adjetivo que que realmente tengo en mente).

     

    Nacho nos fue presentado como Doctor en Historia. Y estoy seguro que es muy competente en su campo de estudio. Pero no tiene idea de Epidemiología ni se modelos de atención epidemiológica. Así como no tiene idea ni de física cuántica ni de física nuclear (lo digo por aquello de su libro en el que en la introducción afirmaba que demostraría científicamente la  resurrección de Jesús; y al llegar al capítulo pertinente solo refería que una persona sugería que el relato de la resurrección podría interpretarse como que el cadáver de Jesús hizo fisión nuclear espontánea. Fue de vergüenza ajena leer ésto, y leerlo libro promocionado por un lugar que siempre ha propuesto el pensamiento racional e informado).

     

    Lo siento si incomodo, pero estoy indignado con la irresponsabilidad de este artículo.

  • Isidoro García

    Yo creo que el error mas grande de que parte Nacho en este artículo, es no ser consciente, de que aparte del 2% de fallecidos, existe de un 10 a un 15 % de infectados, que no mueren pero sufren un proceso fortísimo, que les confina un mes en el hospital en altos cuidados intensivos. Esos son los que saturan los hospitales. Los muertos no, entre otras cosas, porque mueren rápidamente, y porque actualmente a muchos ni se los atiende porque están ocupadas las camas por los que se pueden salvar.

    O sea, que por ejemplo en España, un 2% de 47 millones, son 470.000 personas, a morir de una tacada. ¿Qué somos ya viejos y nos vamos a morir de todas formas, mas pronto que tarde?. Eso es inasumible, sin tomar medidas excepcionales.

       Pero un 13%, (15% – 2% fallecidos),  de 47 millones, son mas de seis millones de internados durante un mes, con un proceso grave, en España. Que además ni se les podría internar a la inmensa mayoría por falta de camas y de personal. Y el contagio sin confinamiento es rapidísimo y geométrico. 

       Eso lo supieron los primeros los chinos, y actuaron en consecuencia. Luego para quedar bien mundialmente, falsificaron las cifras de muertos e internados, e indujeron a error al resto de gobiernos sobre la inmensa gravedad del tema. Seguro que Honorio, tan prochino, estará consternado.

     

  • Antonio Duato

    No voy a discutir tus cálculos estadísticos ni si lo de este coranovirus es una verdadera pandemia o una histeria global. Solo te recomiendo que sigas con atención la larga explicación de un sereno médico coreano que puso ayer Oscar Varela: Vídeo de casi 40 minutos sin desperdicio  o que, si sigues en Ecuador, vayas a Guayaquil a decir a sus habitantes que los muertos representan solo un 0,0002 %  de la población. ¿O es que lo que dice La Vanguardia es mentira interesada o que la histeria ha entrado ya en Ecuador?

    • Antonio Duato

      En el comentario anterior he puesto un enlace a La Vanguardia. Lo puse porque, al principio aparece un reportaje sobre centenares de muertos en las calles de Guayaquil, el mayor centro industrial de Ecuador. Pero después veo que es el primer reportaje de una interesante serie de artículos centrados en este tema de la pandemia COVID-19. ¡Hay que ver hasta dónde llega la supuesta histeria! Hasta los submarinos atómicos de EE.UU. y al corazón del Kremlin y hasta conseguir que el President Torra agradezca y pida más ayuda al gobierno español. Os recomiendo toda esa información de La Vanguardia que reúne buenos reportajes y bien presentados. Pero leedla con sereno realismo crítico y sin dejaros inffluir por la histeria… ni por la conspiranosis prejudicial (de prejuicios).

  • oscar varela

    Hola Nacho!

    ¿Qué te pasa?

    ¿Viva la Matemáticas?

    Ocurre que la Economía no es la Matemáticas.

    Suena rara esa “espiritualidad en TIEMPO AXIAL” que promovías.

    No es lo que propone R. Correa;

    es lo que hace L. Moreno.

    Nota a disimular: Chesterton es de una nacionalidad cruzando el Canal de la Mancha.

  • Carmen

    Pues entonces tiene razón Trump, Merkel, Johnson , Bolsonaro . ..

    Vaya usted a saber.

    Yo me fío de mi gobierno. Y me quedo en casa. Desesperada, pero en casa. Y sin perrico que me ladre. Eso sí que ha sido un error.

Deja un comentario