Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5344 Artículos. - 85331 Comentarios.

El Imperio y el Capital no cierran en domingo

Ha sido Antonio Tostón (alias Giordano Bruno) quien nos ha señalado este artículo de uno de los grandes periodista de hoy, Rafael Poch, que ha ido publicando artículos y libros excelentes desde Rusia, China y, ahora, Alemania. Desde allí expresa su dolor porque en un momento crucial, Europa no responde a la apocalíptica (¡bien entendida la palabra como “reveladora”, Oscar, que no te enteras!) situación en que se encuentra el mundo. El texto está publicado el 29 de marzo en CTXV. AD.

Suprimir los planes de rearme de la OTAN o subir un 20% los sueldos de los más expuestos son medidas de sentido común que deberían estar en los discursos de todos los líderes europeos

Ante una crisis de gran alcance histórico, en la que hay millones de vidas humanas potencialmente en juego, como la actual, el sentido común le sugiere a la lógica imperante una pausa, un receso, una jornada de descanso como la que el propio creador se concedió. Pero nada de eso: el Imperio no cierra en domingo.

Felices eran los días en los que nos preocupaba el riesgo de que Trump desencadenase una guerra contra Irán, la virulencia de las artificiales tensiones con Rusia, la intensa guerra comercial y propagandística contra China, o los incendios de California o Australia. Se evitó el bombardeo americano de Irán, pero las sanciones de Washington –el secretario de Estado, Mike Pompeo, acaba de anunciar su refuerzo– están incrementando allá los efectos de la pandemia. Es imposible comprar medicinas y suministros esenciales pese a que, según la reputada Universidad Sharif de Tecnología de Teherán, ya se están produciendo: una muerte cada diez minutos, 50 nuevos afectados por hora (ese era el ritmo de contagio el pasado viernes 20 de marzo), y se barajan escenarios de 3,5 millones de muertos. Eso sería más del triple de la mortandad causada por la guerra con Irak en los ochenta. En la actual coyuntura –y eso vale igual para Cuba, Venezuela, Corea del Norte, Siria y otros– las sanciones son puro terrorismo.

Mientras en California se están abriendo las cárceles en previsión de un contagio generalizado, en Gaza hay dos millones de palestinos –con 60 UCIs para todos y 1,2 camas por mil habitantes– encerrados y privados por Israel de suministros fundamentales. La inercia es la de siempre.

 

La UE o había una vez un circo

En Europa el espectáculo es sobresaliente. El 4 de marzo Alemania decretó una prohibición de exportación de artículos de protección médica al resto de la UE. El ministro de sanidad alemán, Jens Spahn, respondió dos días después a las críticas de Bruselas, diciendo que la UE debía prohibir tal exportación al exterior de su espacio en lugar de criticar. Ante el escándalo, Alemania introdujo el 12 de marzo algunas excepciones en su prohibición, entre indicios de que su principal agencia de control y prevención de enfermedades, el Robert Koch Institut, está embelleciendo a la baja las cifras de muertos y afectados en el país.

En esas circunstancias, Italia dirigió su petición de ayuda a China, Cuba y Venezuela –países objeto de sanciones europeas– después de que “ni un solo país de la UE” respondiera a sus peticiones, según el embajador italiano ante la UE, Maurizio Massari. Instalada en una “lógica nacional” frente a sus socios, Alemania “se ha cargado las últimas ilusiones” sobre la UE, se lee en un diario tan europeísta como La Repubblica. Las prohibiciones exportadoras de la UE eran citadas por el presidente serbio, Aleksandar Vucic, en una carta al presidente chino, Xi Jinping, en estos términos: “La prohibición nos ha llegado de la misma gente que nos aleccionaba diciendo que no debíamos comprar productos chinos”. En la crónica europea se echan a faltar informes sobre Grecia, cuyo sistema de salud fue particularmente devastado por la inflexibilidad europea.

La pandemia retrata a cada uno. A Trump, por ejemplo, ofreciendo mil millones a la empresa alemana CureVac para hacerse con la exclusiva de un supuesto tratamiento contra el virus

El 12 de marzo Trump anunciaba la prohibición de viajar a Estados Unidos para los ciudadanos de la zona Schengen. Bruselas denunció la medida como una estupidez populista. Cuatro días después, el 17 de marzo, Bruselas prohibía todos los viajes entre países no europeos y la UE durante 30 días…

La pandemia retrata a cada uno. A Trump, por ejemplo, ofreciendo mil millones a la empresa alemana CureVac para hacerse con la exclusiva de un supuesto tratamiento contra el virus. En esa foto de grupo, China es la que sale más favorecida, pese a la masiva reeducación de los uigures, a la falta total de complejos a la hora de instalar su sistema de vigilancia ciudadana por puntos y al resto de la lista que la realidad –y también la propaganda–  acumula contra ella. Como lamenta un comentarista del Wall Street Journal: “Hay indicios de que China espera usar la crisis para fortalecer su posición global”. Otro observador de mayor calidad, Patrick Cockburn, resume así la situación: “Al fracasar en una respuesta coherente ante la amenaza y acusar a los extranjeros por su difusión, Trump ha arrinconado a Estados Unidos y socavado el papel hegemónico que ha desempeñado desde la Segunda Guerra Mundial. Incluso si Biden es el próximo presidente, en el mundo post pandemia Estados Unidos habrá perdido su indiscutible primacía”.

Dilemas y estrategias de los gobiernos

Con su estricta política de contención en el foco inicial e intenso intercambio de información con el resto del mundo, China ayudó a Occidente a prepararse. Brindó tiempo. El hecho de que esa política exitosa fuera también practicada en lugares como Taiwán o Corea del Sur invalida el tontorrón argumento de la “ventaja de la dictadura”. La diferencia que habrá que explorar apunta más bien a mentalidades colectivas, prácticas de buen gobierno y prioridades gubernamentales. No se trata de China, sino de lo que podríamos llamar “estrategia de Asia Oriental”.

Sea como fuere, Occidente ha perdido un tiempo precioso al vacilar a la hora de aplicar una política que, al final, no ha sido de estricto confinamiento a la china, ni de control generalizado a base de test, sino de relativa restricción de movimientos. Ahora ya, uno tras otro, los gobiernos europeos, en Italia, España, Francia, Austria… se pronuncian a favor de la ampliación temporal de sus medidas restrictivas que los científicos califican de insuficientes y señalan desesperadamente como causa de futuros males mayores.

O se opta por una larga hibernación, con lo que la pandemia se contendrá pero la economía se hundirá, o se opta por la actual ‘restricción soft’ con la economía en apuros y una gran mortandad

La vacilación de los gobiernos occidentales también tiene que ver con el enorme dilema que esta crisis plantea: para contener la pandemia hay que matar la economía. Si se trata de dos o cuatro semanas de quietud, como pensaban inicialmente en la UE, el asunto era serio, pero si se trata de seis semanas, o de algunos meses, entonces a lo que se enfrentan los gobiernos es a un colapso económico, con hundimiento del sector servicios, depreciación bursátil, contracción del consumo y las exportaciones, y, finalmente, millones de despidos laborales.

Tal es el dilema al que se enfrentan hoy los que mandan en Occidente: o se opta por una larga hibernación, con lo que la pandemia se contendrá pero la economía se hundirá, o se opta por la actual restricción soft con la economía en apuros y una gran mortandad. A día de hoy seguramente nadie sabe cuál de las dos opciones es más dañina, pero lo que está claro es que lo primero no es computable para quienes representan políticamente los intereses de los más ricos, porque el Capital tampoco cierra los domingos.

23 comentarios

  • Asun Poudereux

    La vida no cierra nunca. Se transforma de continuo. Alberga a todos. Las personas son las que la  cierran a muchos otros al no asentarse en lo esencial de la vida: Abierta a todo y a  todo ser humano.
    Centrarla en el  tener y más tener es apartarse de la solidaridad, vivir quitando vida y dignidad, aunque no lo veamos directamente, ya que acumular para sí hace el reparto de riqueza desigual por norma, y también es, porque si no,  no se daría dar la espalda a la justicia de igual valor y reconocimiento para todos.
    Las ideologías con todo lo que defienden son lo que son,  pueden ser desequilibradoras en negativo y positivo de nuestra seguridad monetaria, religiosa, social y laboral. Sin embargo,  la vida no se ciñe a ninguna de ellas,  por ser ante todo libre y transformante, sino que son  las personas, que las imponen sin reparar en solidaridad, justicia y equidad, las que las hacen sufrir a millones de otras personas  sus consecuencias, a corto y a largo plazo.
    Acusar por acusar, ver la mota y viga en el ojo ajeno, no creo que sea lo relevante y  único a hacer. Estar alerta,  empieza por uno, una misma y de ahí la interacción con el entorno más cercano,  en el que nos movemos día a día.  Cuidar lo próximo en consciencia y coherencia mueve a irse abriendo a otros ámbitos y colaborar en ello,  de modo constructivo, denunciando todo lo injusto e insolidario.
    En los momentos de mayor dificultad y peligro se dejan ver las verdades humanas en hechos. Se viene gastando  mucho tiempo, dedicación y  esfuerzo en palabras, declaraciones y escritos.  La dedicación en cuidado del otro, los otros, todo otro, es en este ahora,  cuando mejor se ve su valor.
    No creo que pase nada, si el modo de vida en que vivimos gire ciento ochenta grados para el beneficio y bienestar de todo ser humano que se ha  ido olvidando y dejando atrás de las miradas compasivas  por las personas más avispadas y sus seguidores.

  • GIORDANO BRUNO

    Por favor ATRIEROS poned aquí ese vídeo que a través de Asun me ha llegado por Whatsap a mi teléfono. Es lo que le han hecho a la Sanidad Pública en  datos, tan definitoria de por qué nos han traído hasta aquí el PP corrupto, y que parece soñar con un gobierno con ellos incluido y sus socios de ahora, C,s, PP y vox……¡¡¡El colmo!!!

    • ana rodrigo

      Los “listos” salen de debajo de las piedras, y el oportunismo político no sabe por dónde entrar, máxime cuando ya han gobernado en épocas de normalidad y ya hemos visto lo que han hecho con los servicios públicos. Pero la rentabilidad política de decir que este gobierno lo está haciendo todo muy mal, es muy goloso. Tampoco afirmo que el gobierno pueda hacer determinadas cosas de otra manera. lo supongo, porque son humanos que les ha tocado gestionar un fenómeno nunca conocido en la humanidad en estos términos

      Y, demás, como las redes sociales son como un virus, cualquiera coge su móvil, se hace una grabación diciendo lo que se le ocurra, la pone en las redes, y ya tenemos la mentira repetida millones de veces como si fuese verdad.

      Ayer vi un vídeo con un hombre con bata blanca que decía ser médico, despotricando contra el gobierno. Yo pensaba, si el día de ayer concretamente, este hombre hubiese sido un hombre que lo han echado del trabajo, no tuviese para pagar el alquiler, la luz el gua y el gas, ¿qué diría de las medidas sociales que tomó el gobierno ayer mismo? Miramos demasiado el ego.

    • Asun Poudereux

      Hola, Giordano: Me ha sorprendido lo que cuentas. No te he enviado nada intencionadamente, ya que nada figura en mis whatsaps. Es otra locura más la de la tecnología para crear confusión y confrontación debido a la situación de aislamiento en lo peor del confinamiento ¿?
      Un abrazo atriero.

  • Carmen

    Porque quien piense que la iglesia no tiene una corresponsabilidad con el dios mamón como llaman ustedes al gran capital, es que no se ha enterado de la película.

    Y quien crea que la iglesia no interesa a nadie, sigue sin enterarse de la película. Por eso es necesaria su reforma. No para ir al cielo de cabeza, no. Para hacer de este mundo un lugar mas justo. La de buenas cabezas que se han perdido a lo largo de la historia , dedicadas a los trapicheos de la iglesia, eso es indignante.

    Sorry por meterme. O no sorry, me da lo mismo.

    Pero si se cree alguien que va a insultar a mí tierra y me voy a callar, está listo.

  • Carmen

    Es que tal y como está montada la economía mundial, estamos en manos del capital. Del Dinero. En fin, como le quieran llamar.

    Como siempre, me atrevería a decir. Nada nuevo bajo el sol. Porque no sé si son conscientes de que la sociedad alternativa al poder que planteó Jesús de Nazareth. O de Galilea o de dónde fuese, el de los evangelios, para aclararnos, eso no ha funcionado a ningún nivel. A ninguno.  En el religioso tampoco. En ninguno. Y estamos tal cual como siempre. Me parece muy bien que se culpe a la gente que maneja el mundo a su antojo, pero como no haya un cambio real en el sistema económico a nivel mundial, pues seguiremos quejandonos. Eso sí, con toda la razón.

    Hacen falta ideas nuevas. Nuevas totalmente nuevas.

    Espero que alguna vez alguien o alguienes con cabezas de esas espectaculares, convenzan. Porque esta claro quién manda en el planeta. Los de siempre. Como hace veinte siglos.

    En fin.

    Es mi opinión.

    Pero no entiendo de esto. Me limito a pesar y observar

     

    • mª pilar

      Carmen, no estoy de acuerdo; porque he vivido alguna experiencia, que es totalmente, eso que el Galileo proclamaba.

      Cierto, es a pequeña escala, pero allá donde sucede sucede, es:

      ¡¡¡Extraordinario, contemplar cómo crece la Vida!!!

      Los poderosos ¡jamás la aceptarán! porque esas personas, ya decidieron que color tiene su “dios”.

      Esta toma de conciencia, es a nivel personal, pero cuando está, algo bueno sucede a su alrededor, aunque el mundo esté sumergido en el cruel capitalismo.

      • Carmen

        Pero a nivel personal no es suficiente. Será suficiente a nivel de un grupo reducido, pero a mí no me vale.
        Espero , deseo con todas mis fuerzas que suceda lo que digo. De hecho se mejora poquito a poco en todo el planeta. Por qué dentro de otros dos mil años no se avanzará en un sentido global de reparto de riqueza? Alguien o alguienes darán con la manera de convencer.
        Esa es mi fe. Otros esperan una vida mejor después de esta. Mi fe está puesta en el ser humano. Esa es mi fe.
        En fin.
        Opiniones.

      • Carmen

        Y no me quejo de mi vida. Creo que ,a mí manera, también ha crecido un poquito la vida a mí alrededor. No me quejo.
        Pero no es suficiente.

  • oscar varela

    Hola!

    En la entradilla de presentación, Antonio Duato dice que

    “Oscar no se entera de que la palabra Apocalipsis significa Revelación”-

    No sé a qué “Óscar”se efiere, si a varela o a fortín.

    En el caso que sea a mí (varela)

    le recomiendo un diálogo adulto

    (directo, claro y en el lugar “Post”correspondiente)

    Si fuera dirigido a fortín, no sé a qué Comentario del tocayo se refiere.

    …………………………

    En cuanto a este Artículo:

    1- se planta ante la disyuntiva: Vida – Capital (dinero acumulado)

    2- se inclina por una queja contra el Capital.

    3- habría que continuarlo con una reflexión sobre los conceptos involucrados:

    – Riqueza (como “vida abundante” o como “acumulo por defraudación”)

    – Dinero (instrumento del intercambio de la Riqueza anterior)

    – Sistemas: 1. económico (productivo/distributivo); 2. capitalista; 3) financiero

    • Anttonio Duato

      Sí, Oscar Varela, me refería a ti en la entradilla. Me salió calificar la situación actual, en la que según el articulista y yo coincidimos en que la Comisión de la Comunidad Europea no ha estado a la altura, de “apocalíptica” y preví tu reacción ante esta palabra al recordar cómo habías recibido ayer el excelente artículo de Arregi. Tal vez fue una maldad (de la que pido disculpas) el aprovechar mi tarea de introductor para ponerme esa tirita antes del rasguño. Pero no tengo ningún inconveniente en tratarlo aquí de forma “clara y adulta”. Ojalá también tú elijas siempre este estilo para manifestar tus desacuerdos ideológicos.

      En el post de Arregi de ayer, tu primera reacción fue poner un tango de Julio Sosa, Al mundo le falta un tornillo. Bien. Tu estilo.

      Pero media hora después escribiste:

      Hola!
      LA BATALLA APOCALÍPTICA ES HOY
      Es un error (muy de estilo “religioso”): “ESPERAR”.
      Cantidades inmensas de gente buena “ilustrada”
      están priorizando la Economía sobre la Vida de la gente.
      ¡Basta de “idiotas útiles” … buenudos!
      ¡DESPERTAD
      !

      Ahí había ya una descalificación radical de un artículo que intenta, lo mismo que Salvador Santos que tanto admiras, actualizar lo que debe ser la actualidad del movimiento de Jesús a partir de releer bien los textos del Nuevo Testamento. Esto te lleva a considerar un error el ESPERAR, oponiéndolo al batallar hoy (¿es que son opuestos luchar hoy por la justicia y esperar una sociedad más justa mañana?). Dí que para ti todo lo que sea estilo “religioso” huele a alienación y explica por qué en Marcos bien leído no hay alienación, cuando hay tanto estilo religioso.

      De ahí que lo que sigue –idiotas útiles, buenudos, dormidos a quienes gritas “depertad”– se lean como increpaciones dirigidas a Arregi y sus seguidores… ¿A quienes dirigías esos insultos?

      Y, con tu reacción simplista contra todo lo que pueda apartarse de tus ideas bien firmes, en las que sabes coincidimos muchos aquí aunque con más escucha a otros, sacas el tema de Martxe Reenobales, al que ya he contstado y, como ha mostrado Rodrigo al recuperarlo, fue un diálogo mucho más matizado de lo que recordabas.

      Esperando poder seguir contigo y con los demás este diálogo sobre este doble tema (el de la apocalipsis reinterpretada hoy que acaba con Marana tha (frase aramea que significa Señor ven) y el del estilo de diálogo en ATRIO, un abrazo y un mate telemáticos de quien sabes que se honra de tenerte como amigo, AD.

      • Rodrigo Olvera

        Vaya, yo no leí el comentario de Óscar como descalificación a Arregi sino dirigido a empresarios y políticos en Argentina.
        Ahora que leo tu comentario Antonio, veo por qué pudiste interpretar que era contra Arregi.

      • oscar varela

        Gracias Antonio!
        Acepto el desafío.
        Empiezo por una preguntita que me haces:
        -“¿es que son opuestos luchar hoy por la justicia y esperar una sociedad más justa mañana?)”-
        Nota: el énfasis está puesto en “HOY” y en “MAÑANA” puestos en negrita.
        Sí, SON OPUESTOS, y
        es no haber entendido (al menos como yo lo entiendo)
        1- la postulación de SOCIEDAD ALTERNATIVA (de Salvador Santos),
        2- la “razón histórica” (“sentido histórico” de Ortega y Gasset).

        Intento exponer con cautela y a veces incisivamente mi postura
        (que avalo con mi pensamiento y mi comportamiento).
        P.e.: he usado hasta el hartazgo la calificación “gatopardismo”
        para muchas posturas y pensamiento aparecidos en ATRIO.
        ¡Voy todavía!

      • oscar varela

        A posteriorio veo el Comentario de Rodrigo
        (que a nadie se le podrá ocurrir que estábamos “complotados”)

        En efecto, pienso, sin embargo, que hay una “sensibilidad” latinoamericana
        que nos “complota” porque tenemos un mismo Problema (SER “COLONIALES”);
        por lo que no puede sino ser IMPERCEPTIBLE a algunos de este Foro QUE JAMÁS HAN SIDO ESO: “coloniales”.

        Tal vez corresponda agregar que, p.e., lo de TECHINT
        (B. Roggio, Grupo Macri, Grupo Caputto, y una gran cantidad de CEOS impresentables = CHORROS /por supuesto que “de los nuestros”, no de Uds.),
        no lo veo que esté MAL;
        ¡NO! La cosa es mucho peor: ESTÁ VIEJA
        (no lo aclaro AHORA porque es para largo y entra dentro de lo que A.D. no termina de entender)

      • Antonio Duato

        Pues nada. Que como no soy colonial no puedo entender que Europa es ya vieja sin remedio y que no se puede esperar nada de ella. Voy a ver si logro entender algo nuevo. O esperar que alguien que ha sido colonial me explique la novedad que encierran los libros y artículos de don José O y G. Por favor, cuando los excoloniales consigáis la nueva tierra y los nuevos cielos, acordaros de lanzarnos una ayudita a estos viejos europeos. Voy a empezar leyendo eso de TECHINT que confieso no llegué a leer con detención.

        P.S. ¿Tan seguro estás, Oscar, que Rodrigo está de tu parte en este debatillo?

      • oscar varela

        Hola Antonio!
        1- No es un “debatillo”.

        2- No dije que Rodrigo está de mi parte;
        solo dije que enfocó p’al mismo lado que yo
        y no p’al lado tuyo.
        Lee con un poco de inteligencia lo que expresé
        (antes y entre paréntesis):
        -“(que a nadie se le podrá ocurrir que estábamos “complotados”)”-

        3- Te leo: -“Pues nada. Que como no soy colonial …”-
        ¿En serio o ironizas?
        Si lo segundo, estimo cortar acá.
        Gracias!

      • Antonio Duato

        Sí, la cosa es seria. Pero como pones una condición imposible para percibir vuestra sensibilidad latinoamericana (el haber sido colonial) ya me cierras el camino a un verdadero entendimiento. Y por eso recurro a la ironía para expresar mi sorpresa. Y, además, ¿qué tiene que ver eso sobre el ya y el todavía no típico de una mentalidad y espiritualidad cristiana, que es lo que estaba en cuestión tras leer a Arregi?

      • oscar varela

        Ok, Antonio!
        1- La cosa es SERIA.
        2- La “colonialidad” es una barrera, es cierto.
        3- Lo es por el “modo”, el nuestro más de tiempo histórico, de “arrastre” digamos;
        el vuestro es más reciente y que se aluvionó sobre el nuestro;
        me refiero al Capitalismo neoliberal.
        4- por lo tanto no lo tomes como una “condición de imposibilidad”;
        al contrario, como una barrera a levantar porque el paso-camino es común.
        5- sobre el “ya-todavía no” tu perspectiva la veo como un “ir entrando” al Proyecto Reinado de Dios.
        Yo, en cambio, la veo como el YA entrado (opción – decisión) y “lo demás por añadidura”.
        (por eso el Título de Salvador es “UN PASO, un mundo”.
        6- Esto se hace muy largo. Trataré de evitar la secuencia del “responder”.
        Abrazo!

    • Carmen

      Perdón.
      Si se me permite decir una sola cosa. Soy europea y estoy orgullosa de serlo.
      Y no soy responsable del problema del colonialismo, ni de la esclavitud, ni del racismo, ni de la homofonía, ni de…

      Y de paso recuerdo que la heredera del gran imperio europeo es el imperio cristiano.

      • Carmen

        Adoro a Arregi. Es más, pienso que la reforma de la iglesia , si alguna vez se consigue, será por las personas teólogas y además personas, que están en su línea de pensamiento. Valientes.
        Y me río yo de los peces de colores, del Atlántico, del Pacífico v del Mediterráneo.

  • mª pilar

    No soy experta en nada, pero pienso que si se paraliza todo:

    ¡Es todo!

    Las personas que tienen la sartén por el mango…y el mango también…sin problrmas, podrán salir de esta pandemia… a no ser, que se los lleve por delante, porque nadie está libre por mucho dinero que atesoren.

    Pero las demás personas, las que ni siquiera tienen para comer o pernoctar; ellas morirán, o bien del virus o de hambre, de abandono, de tantas cosas que no tienen a su alcance.

    En el programa de Évole, habló con el Sr. Múgica, y fue ¡¡¡genial!!!

    Para qué necesitan atesorar tanta plata si no se la pueden llevar consigo, ni pueden alargar sus vidas.

    ¿Para sus hereder@s?

    ¡Que trabajen como lo hacen las demás personas!

    Claro,  es mi manera de mirar; y no es pensando en mí personilla, porque ya estoy al final del camino y no me asusta que llegue el final.

    Solo miro al mundo tal y como está, y pienso, que es gran fracaso de la humanidad, porque no hemos aprendido nada de etapas pasadas.

  • Carmen

    Tiene usted toda la razón.

    Pero como cierre, lo tenemos claro. Eso es lo que se teme en el mundo mundial en este momento. Que el capital cierre. Porque todos en mayor o menor medida somos jornaleros del gran capital.

    Al menos eso creo.

  • ana rodrigo

    Hace un rato he visto un reportaje de los beatos, libros escritos en el reino de León en el siglo X cuando llegaron las tropas de Almanzor destruyendo, asesinando todo lo que se encontraban. Los rostros de las miniaturas que ilustraban estos beatos, reflejaban el terror y el horror del momento; para ellos esa era el fin del mundo, porque ese era su mundo.

    Ahora, con la globalización, sabemos que estamos afecta@s todo el Planeta Tierra,  y nos tenemos que enfrentar al dilema de o la economía o la mortalidad, el enemigo es invisible, pero las consecuencias son terribles. Yo me quedo sin palabras ante la mortalidad por el virus y, también, por el gran sufrimiento de quienes se han quedado sin qué llevarse a la boca, lo que indica que, muchísimas personas se enfrentan a dos enemigos.

    Al capital y al imperio, le importa la economía, pero pensando en ellos, en la suya, en aumentar su capital, porque, piensan que se van a quedar en la “calle”, ellos, porque no pueden manejar los millones como si fuese calderilla. Cierto, “el capital no cierra los domingos”. Igual que en los beatos mencionados anteriormente, ese es su pequeño mundo y creen que es el fin de su mundo.

    ¿Para qué estar pensando siempre en el armamento de la próxima guerra?, Pues ya lo estamos viendo, para nada si no es para convertirse en el virus de la guerra y matar y destruir, que para eso son las armas. Y ante el coranuvirus, el armamento es lo más inútil que el ser humano puede hacer, aunque, antes de la pandemia fuese uno de los sectores económicos más importantes. Vergüenza ajena es lo que siento. Y presiento que los Tump de turno, van a seguir en el momento en que esto pase.

Deja un comentario