Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5526 Artículos. - 87914 Comentarios.

María, madre de Dios y del pueblo

 

La Navidad es el aniversario del parto de María, la que parió el sentido y la Luz de la vida y acoge todos los destrozos de la humanidad con furia liberadora. La liturgia se prepara en esta semana a la fiesta con las siete Antífonas ¡Oh! al cato del Magnificat. Nosotros nos podemos preparar leyendo un magnífico número de Iglesia Viva que comenta para nosotros Carlos Barberá. ¡Navidades plenas de esperanza liberadora! AD

En su conocido libro El sagrado palio Peter Berger defendió la siguiente teoría: toda comunidad humana define una ética, marca lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer y será tanto más homogénea cuanto esas reglas sean respetadas por todos. Y ¿qué razones se darán para lograr este objetivo y evitar la disidencia? Durante mucho tiempo esas razones las ha aportado la religión. Había que hacer esto y evitar aquello porque era voluntad de Dios.

Los roles diferentes de la mujer y del varón han sido determinados durante siglos por la naturaleza: la mujer paría y cuidaba de los hijos y el varón luchaba por el sustento. Las diversas religiones fundamentaron esos papeles y a la vez los espiritualizaron. El canto a la mujer fuerte en Proverbios 31 es una muestra perfecta de esa superestructura religiosa.

En el caso de María, la teología ha cumplido con creces ese papel. María, la fuerte en su sumisión, su obediencia, su entrega es la bienaventurada, la santísima Virgen.

Triptico de Viola en la Catedral protestante de San Pablo de Londres. Ver la historia de la representación de María en IV180 (al final, esta imagen)

En el tiempo actual, en pleno siglo de revolución feminista, la teología moderna se ha encontrado entre el entusiasmo de la piedad popular y el embarazo ante títulos de grandeza (que suenan mal en tiempos democráticos) y privilegios apenas inteligibles (la concepción inmaculada, el parto virginal).

Cierto que los documentos de la jerarquía han sido sensibles a los signos de los tiempos y han hecho más matizadas sus afirmaciones pero manteniendo un discurso dualista que ha ido en paralelo, sin acercarse a ellas, a las afirmaciones feministas

La revista Iglesia viva ha querido acudir al reto de una mariología nueva y ha dedicado su número 280 a María madre de Dios y madre del pueblo. 150 páginas dedicadas al tema de María desde muchos ángulos y puntos de vista. En todos ellos subyace el interrogante: ¿en qué y cómo puede ser significativa María para nuestro tiempo?

Como respuesta a esta pregunta aparecen conceptos que plenifican el cristianismo actual y que conectan a la vez con el tiempo en que vivimos: amor y libertad, vacío y plenitud, fe, pobreza, liberación, alabanza, confianza. Son sustantivos que califican lo mejor de nuestro tiempo y que definen también a la María del Evangelio

En ese contexto global la revista acoge artículos muy diversos que van desde las palabras de María, pasando por figuras de la mística femenina hasta el trabajo de mujeres buscando liberación en América Latina. El testimonio se une a la reflexión y no se olvida tampoco la religiosidad popular. Y quien desee hacer un recorrido por la mariología feminista leerá con provecho el artículo de Mary E. Hunt.

Iglesia viva sigue haciendo honor a su nombre.

7 comentarios

  • oscar varela

    Hola!
     
    Leo en la Presentación (Neus Forcano y Antonio Duato. Del Consejo de Iglesia Viva):
     
    – “La figura de María
    1- APARECE en los textos evangélicos sinópticos de las primeras comunidades cristianas y
    2- CRISTALIZA en la praxis eclesial de todos los lugares donde se expande e incultura el cristianismo“-
    …………………….
    Sin embargo:
     
    a) Los relatos de Mateo y Lucas sobre el nacimiento y la infancia de Jesús no aportan ningún dato real respecto a María.
     
    b) Son narraciones imaginadas, escritas más tarde del año setenta con intención de ofrecer la idea de un origen divino de Jesús.
     
    c) Tales relatos entran en seria contradicción con el detalle que ofrece Marcos: “Al enterarse los suyos se pusieron en camino para echarle mano, pues decían que había perdido el juicio” (Mc 3,21).
     
    d) Tampoco podemos contar con los dos textos del evangelio de Juan en los que se habla de la madre de Jesús: la boda de Caná (Jn 2,1-11) y el momento junto a la cruz (Jn 19,25ss.).
    – Ambos relatos son figurados.
    – En ellos Jesús llama a su madre con la denominación que el hombre daba a su esposa: ‘Mujer’.
    – En los dos casos, la madre aparece como personaje representativo de la antigua alianza, al Israel-Esposa del AT.
     
    e) Hay otro tipo de datos relacionados con María, algunos de ellos colados en la tradición como verdaderos.
    – Se inventaron y escribieron con finalidades diversas.
    – Su fiabilidad es prácticamente nula.
    – Están esparcidos por algunos de los escritos apócrifos.
    – Resultan inservibles para obtener una idea real de esta mujer.
    …………………….
    Entonces:
     
    Ad 1- Si ese APARECER es tan frágil como fantasmagórico
    Ad 2- su CRISTALIZACIÓN se ha debido a “otras razones”
    (convendría “darse cuenta” y “hacerse cargo”)

  • Pedro Bosch Orrego

    Haciendo referencia al comentario de Gonzalo, no creo que nadie le pueda quitar a María su protagonismo, no en los evangelios, en los que aparece poco, sino en su vida. Hay que tener en cuenta que cuando Lucas dice que le anuncian que va a ser madre, María es una niña y además analfabeta y todo lo que le cuenta le tiene que saber a chino. Sin embargo, nos da ejemplo de Servicio y de disponibilidad.

    El trato que recibe de los evangelistas es el que le corresponde, porque los evangelios quien tiene que aparecer es su hijo, aquel que en Marcos va a buscar con sus otros hijos porque lo consideran, no loco, sino que estaba destrozando la forma de marginar al pueblo por parte del poder judío.

    Mateo y Lucas la nombran, este más que aquel, porque era menos machista, en los capítulos de la infancia pero Mateo la única importancia que le da es la de la virginidad, todo lo demás es atribuido a José (patriarcalismo).

    Juan hace referencia a ella en dos ocasiones nada más, en las Bodas de Caná, donde no estaba invitada a la boda, sino que estaba trabajando, y al pie de la cruz junto al discípulo amado, pero en este caso es un invento de Juan, porque en la cruz no había nadie que tuviera que ver con los ajusticiados. Los romanos no permitían que hubiera nadie ajeno a los soldados y los que preparaban la crucifixión.

    Pero María, como madre de Jesús se merece un 10. Pero que nadie la compare con las imágenes que nos muestran ahora, cargada de mantos, sayas y coronas millonarias.

    Un saludo

  • Gonzalo Haya

     
    Todavía no he leído este ejemplar de iglesia viva, pero comento el tema que ha surgido sobre la figura de María, la madre de Jesús.
     
    La figura de María que nos transmite el primer evangelio, el de Marcos, difiere bastante de la que nos dejan Mateo, Lucas y, sobre todo, Juan. Marcos deja bastante claro que los hermanos y la madre de Jesús van a buscarle para traerlo a casa porque  lo consideran un tanto desquiciado y peligrosamente apartado de la tradición familiar; Mateo y Lucas recogen este pasaje un tanto difuminado. En los evangelios, María no acompaña a su hijo por los caminos de Galilea, como hacen otras mujeres, y en Marcos no queda claro si está entre las mujeres que presencian desde lejos la crucifixión. El mito sobre María se va formando pronto y lo recogen Mateo y Lucas en sus relatos de la infancia; y sobre todo Juan que, con su lenguaje simbólico, la sitúa en la boda de Caná y a los pies de la cruz.
     
    Creo haber leído en Pikaza que considera el mito de María como un resurgir en el pueblo del mito ancestral de la diosa madre. En el Antiguo Testamente había prevalecido la imagen de un Dios muy machista, el Señor de los ejércitos, y los profetas lucharon durante siglos con la contaminación idolátrica de las diosas femeninas de los vecinos pueblos de Canaán. Actualmente esa imagen machista de Dios sigue prevaleciendo y se necesita una compensación más femenina, aunque en ambientes más cultos, o más actualizados, se prefiera una imagen más verosimil de Dios y de María. Creo que la madre de Jesús puede representar al pueblo sencillo, que acepta el papel que le ha tocado vivir en su realidad social; mientras que María de Magdala representa a la mujer líder de un cambio social.
     

     

    • Asun Poudereux

      Muchas gracias, Gonzalo, por estas aclaraciones. La Mariología y Eclesiología hace tiempo que necesitan ser revisadas, sin temor.
      Mis mejores deseos de Paz y Bien.

  • ana rodrigo

    Completamente de acuerdo con lo que habéis dicho Giordano y Pedro.

    Dice el profeta Isaías en la primera lectura de la liturgia de este domingo: “Mirad: la virgen está en cinta y da a luz un hijo que le pone por nombre Enmanuel, que significa Dios con nosotros”.

    Y muchas de las cosas que le atribuyen a Jesús, era para que se cumplieran las profecías. Es que Dios se encaprichó con Israel y solamente hablaba a través de israelitas. ¿Y los otros pueblos? ¿Y quienes vivieron antes de nacer Jesús?

    Además de ser virgen, la insemina un espíritu, el Espíritu Santo.

    Señoras, señores, ¿cómo vamos a evangelizar a la sociedad racionalista actual con estas creencias tan surrealistas?

    Cuando unos 70 años de morir Jesús, se escribe el evangelio, solamente dos evangelistas hablan del nacimiento y de la infancia de Jesús.

    Y con lo siglos, la Iglesia se fue construyendo un castillo de naipes, apto para otras épocas y sociedades, los dogmas. Se reunían un grupo de hombres en un concilio y declaraban dogmas como el pecado original, la inmaculada concepción (sin pecado original), la virginidad de María, María madre de Dios, la Asunción en cuerpo y alma de María al cielo. Además crearon a la mujer ideal para ellos. Perdón si alguna de estas cosas no son dogmas, pero sí es doctrina oficial de la Iglesia

    ¿Esto es una mujer? ¿Por qué no nos ponen una mujer normal? Para mí, María no es ningún referente vital. Yo soy madre con intervención de un hombre, no soy virgen, parí con dolor, mis hijas nunca podrán ser dios, y, cuando me muera, me incinerarán y me convertiré en cenizas. Pero sí tengo que reconocer que ha sido un milagro que haya podido sobrevivir a tantas calamidades y tantas dificultades que la vida me ha proporcionado, todo con mucho esfuerzo, no con palabras mágicas.

    Nota: todo lo que he escrito, aunque parezca irreverente, lo hago con todo mi respeto, pero reivindico que cambien algunas cosas…, pues creo que con estos dogmas, creencias y este tipo de teologías, poco se puede hacer a la hora de evangelizar a nuestra sociedad que no está para cuentos no-creíbles. La fe del carbonero ya pasó, aunque todavía quede gente que sí le parezca bien.

    Pido perdón si he ofendido a alguien. Lo publico con bastante miedo de molestar a alguien.

     

  • Pedro Bosch Orrego

    Con este artículo nos estamos desplazando al siglo V, concretamente al año 431 en que se celebró el concilio de Efeso y el papa Celestino I, engaño al Patriarca de Constantinopla Nestorio, dando como bueno lo que tenía previsto, sin que hubiera llegado Nestorio, o sea que María tenía que ser la madre de Dios.

    Que esto se siga produciendo en el siglo XXI, cuando todos sabemos que Dios es trascendente y que como suelen llamarlo Alfa y Omega, o sea principio y fin, parece un contrasentido. Si Dios existió siempre, no podía tener madre.

    Por tanto María, es la madre de Jesús de Nazaret, hijo de Dios, como todos los habitantes de esta tierra nuestra. ¿o no?

    Un saludo

  • GIORDANO BRUNO

    María, madre de dios y madre del pueblo¡¡¡. ¡¡¡Pero señor, eso es lo que hay que demostrar!!!!Y para proteger esa afirmación usted se ampara en un dogma, que ha dictado la iglesia católica!!!, lo cual quiere decir que los católicos tienen que aceptar, quieran o no quieran bajo penas que en otros tiempos han llevado a los hombres a la hoguera inquisitorial. Hoy por fortuna no tienen ese poder,pero aún así, donde los restos de sus poderes tienen el de SILENCIAR ¡¡¡por su dinero!!! aquellos autores,  aquellos medios, emisoras de radio y televisión que les contradicen……¡¡¡

    Emocionalmente usted don Carlos, ha tocado una fibra muy fina que la iglesia ha inculcado por todas las tierras  que ha dominado con su doctrina a sus súbditos.(En el Código Canónica así los denomina hasta 16 veces DICECISEIS), POR TANTO NO ES CASUAL.¡¡¡ Dígame entonces que escape racional ha cabido en las mentes así adoctrinadas….en la fe “del carbonero”, adobada con todas penas del infierno y ss relatos escalofriantes…..¡¡¡

    Madre de Jesús, por supuesto. Pero eso no quiere decir todo lo demás. Y si leemos bien los evangelios María, tiene un papel relevante solo en el nacimiento de Jesús, ¡¡¡que no es poco!!!. Porque quien de verdad lo tiene es María Magdalena, que por cierto es casi la antítesis de María madre. Y es aquí donde los valores de una y otra están separados por un hecho antitético- digamos, una virginidad que es la condición necesaria para la hipótesis de un dios que la EXIGE,para ser la madre “de su hijo” y a la que la iglesia añade todos los elementos de una fantasía desbordada….(virgen antes del parto, en el parto y después del parto….Por cierto hay un evangelio apócrifo donde se nos dice que los ángeles le traían alimentos del cielo, alimentos no contaminados.¡¡¡¡¡…que podían haberlo incluido, lo mismo que nos dice la iglesia que los padres de María eran Ana y Joaquín, cosa que no proviene de los canónicos….un poco contradictorio, puesto que nos dice que Joaquín era MUY RICO, por que contribuía espléndidamente con tributos al templo con generosidad..

    Por lo hecho, en los textos evangélicos, llama la atención que en el capitulo donde nos narra la pérdida del niño, perdido y hallado en el templo, el encuentro de nuevo con Jesús la pregunta de este: ¿Es que no sabíais que , etc….’ ; los padres, María y José, el evangelista, hace constar que ellos, “no sabían a lo que se refería..”. Y es que después de tantos sueños con mensajes a uno y a otra  y de presencias de ángeles, no supieran de lo que hablaba aquel “niño Jesús…..

    Y por lo que respecta a las famosas bodas, donde María, “obliga” de algún modo a transformar el agua en vino, llama la atención el hecho de no saber, de quién es lla boda en que María induce a Jesús a realizar este hecho mágico, más bien interpretarse como   echar mano al vino de su cosecha- un buen vino- de ahí el comentario de los invitados, al poner el mejor vino al final del banquete.

    Y acabo con la reflexión que María, la madre de Jesús, la iglesia nos la ha hecho comulgar, no como modelo de las madres del mundo en toda la Historia. Es mas bien la madre de todos los clérigos, idealizada hasta extremos muy poco humanos por no decir deshumanizada, sobre todo porque no es rea, aunque ellos han dejado caer sobre ella un peso insoportable, que choca en forma de delirio, ante la misoginia de todos estos, PADRES, infinitos padres que ellos siempre se han considerado y santos desde las cúpulas al suelo.¿Era una mujer o que era?. ¿O la Diosa de un PATRIARCADO TAN LACERANTE Y AÚN VIVO¡¡¡¡

Deja un comentario