Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4912 Artículos. - 79033 Comentarios.

Atrio, lugar de encuentro donde maduran frutos con semillas de vida humana para el futuro

Artículo editorial

Al empezar el verano en el hemisferio boreal y el invierno en el austral

        Atrio es un lugar de Internet (impresionante logro tecnológico) que reúne a un puñado de personas, mayoritariamente de edad madura. Gracias a la tecnología, establecen y mantienen contacto entre sí, con otras personas y con la marcha del mundo. Su propuesta y estilo es procesar en el interior de la conciencia tanto lo nuevo como lo vivido y comunicarlo a los demás. Buscan con tesón la verdad de los hechos en un tiempo de posverdad y el sentido de todo, empezando por sus ínfimas y efímeras vidas. Antes de desaparecer del todo, se esfuerzan por madurar frutos que siembren de vida humana un futuro tecnológico que arrolla el planeta y la sociedad global con síntomas preocupantes de deshumanización.

        Por muy ínfimos y efímeros que nos sintamos en Atrio tenemos que ser conscientes de que tenemos una misión: madurar frutos de humanidad que multipliquen semillas de futuro. Así hacemos frente a los grandes monstruos de la red global (Google, Facebook, YouTube, Amazon…) la cual intenta transformarse en Red de la Cosas (G5, por cuyo dominio luchan EE.UU. y China).

        ¿Y cuáles son esos frutos? De pequeños nos hacían aprender una enumeración de los frutos del Espíritu que estaban traducidos por la ideología católica, acabando con el añadido apócrifo de Castidad. Después hemos aprendido que esa enumeración de frutos del espíritu (el poner mayúscula es una opción) en el ser humano proviene de un texto de Pablo de Tarso en que lanzaba un grito de libertad y autonomía: “El fruto del espíritu es amor, alegría, paz, tolerancia, agrado, generosidad, lealtad, sencillez, dominio de sí. Contra esto no hay ley que valga” (Gálatas, 5, 22-23).

        Estos frutos suponen y crecen en libertad. Estos frutos se manifiestan en personas concretas que cultivan su interior. No son cuantificables, mercantilizables ni legislables. Y, sin embargo, pueden ser decisivos en economía, derecho y política. Solo personas y grupos, portadores de esos frutos y semillas en el secreto de su interior, podrán un día trasvasar humanismo a los sistemas y algoritmos del futuro.

        Aunque en Atrio nos reunimos, sobre todo, gente de edad, nuestro objetivo no es solo ayudarnos a vivir serenos ante el próximo tránsito. Algunos esperamos (desde luego no todos los que aquí nos reunimos) una vida eterna feliz cuando esta se acabe. Bueno, si algo de eso se consigue ya se habrá producido un buen fruto colectivo. La espiritualidad y la consiguiente manera de afrontar los problemas concretos y globales son cultivadas aquí porque contienen simientes que confiamos arraiguen en generaciones más jóvenes. ¿Cómo confiamos que ello se produzca?

        Hay una manera que se nos oculta. El fruto del trabajo interior escondido en un oculto blog podrá algún día ser descubierto por alguien con verdadero poder de decisión (en el futuro serán unos pocos quienes determinen las opciones de hacia dónde desarrollar las ciencias aplicadas) o con poder de distorsión (las mayores revoluciones del sistema serán producidas por personas o grupos que manejen información sensible). Y a lo mejor si alguna de estas personas se decide a emprender la búsqueda de sentido en su vida y a hacerse realmente libre, renunciando a sus riquezas y tal vez a su vida, habremos conseguido que introduzca más humanidad al sistema y se oriente todo al servicio de las personas más desechables.

        Nicholas Nigroponte ha dicho hace poco: “La gente joven quiere ser Mark Zuckerberg, no quieren ser Alan Turing. Es decepcionante. Necesitamos gente que invente y sea imaginativa como Turing”. Y que tenga libertad y coraje como Snowden o Assange. ¿No podríamos alcanzar ya ahora a algunos jóvenes que acogen este camino de conocimiento interior y búsqueda de sentido que esperamos siga madurando en Atrio?

        Más que teorías o ideologías que enuncien valores humanos creemos que hoy hay que educar a las nuevas generaciones mostrándoles itinerarios personales para que, desde sus vivencias concretas, puedan ellos trabajar su consciencia interior y encontrar sentido y misión a sus vidas y a todo. Los principios y credos que se originan y conducen desde fuera cada vez determinarán menos las conductas de las personas. Solo personas que hayan ahondado en su interior podrán ser realmente capaces de libertad creadora.

        Pero ¿cómo poner en contacto y diálogo a jóvenes tecnólogos de hoy con este club de maduros sobrevivientes de antiguas culturas? He aquí la pregunta del millón. Tras eso estamos y espero que pronto aparezca en Atrio algún signo de ese diálogo intergeneracional que estamos intentando. Nuestro sistema de blog y de opiniones razonadas, si no exgeramos su longitud, puede ser bien acogido por jóvenes ya cansados del “me gusta” y los twits donde solo caben titulares. En esto concretamos el foco de nuestro objetivo para este verano (o invierno en el Sur) de cosecha de frutos. Construiremos así, poco a poco, el Atrio para los Años Veinte, que es nuestro objetivo realista por el momento.

        Esperamos vuestra atención, vuestras aportaciones de todo tipo y vuestros comentarios globales o concretos a nuestro proyecto.

Contacto: antonio.duato@atrio.org 

102 comentarios

  • Honorio Cadarso

    Hola:  Pues que se me ha pasado Santiago y Santa Ana sin felicitaros a mis queridos amigos, hermanos y colegas, que sois muchos y muy queridos. Y además de felicitaros os cuento uno de tono subido e irreverente que cuentan en Garay, un pueblo que celebra la fiesta de la/os dos. Duranmte el año, en Garay. n pueblo pequeñito del Duranguesado, Santiago reside en la parroquia, y Santa Ana en una ermita. El día de Sa ntiago, el apóstol va en procesión a la ermita de la Santa y se queda allí hasta que vienen a buscarlo al día siguiente y lo llevan a la parroquia. El personal diced que  esa noche “SANTIAGO DUERME CON SANTA ANA”.  Este Santiago! Matando moros a destajo son su caballo, y durmiendo con la abuela de Cristo…

  • pepe blanco

    Dicen que no hay santo sin octava…, así que casi llego a tiempo de felicitaros a nuestro Santiago Hernández y a nuestra Ana Rodrigo. Un abrazo.

  • Santiago

    Seguimos con el retraso, por lo menos el mío inveterado pero no se me pasó el santo de Ana Rodriigo particularmente en la Misa del día. Mi felicitación más sincera y perenne.

    Tambien agradezco a Ma Pilar y Antonio D. la vuestra.

    Como me habéis hecho volver por aquí os saludo a todos, especialmente y cordialmente, de nuevo.

    Santiago Hernández

  • Antonio Duato

    ¡FELICIDADES, ANA!

    No podía yo faltar en este coro de felicitadores de ATRIO.

    La verdad es que te mereces este cariñoso agradecimiento y mucho más.

    Doy fe de que en la ya larga historia de ATRIO puede que no haya persona que haya puesto más y con más acierto que tú, en la tarea de hacer que este lugar de encuentro fuera un hogar acogedor, purificado de lentes patriarcalistas y de desplantes celtibéricos. Como moderador no solo te he tenido siempre al lado sino que con frecuencia me has sugerido, en los momentos más difíciles, la manera de ir haciendo de este sitio un lugar acogedor.

    Gracias, Ana, en mi nombre y en el de todos los atrieros!

    • Antonio Duato

      Y, con retraso, me uno también a las felicitaciones sinceras que recibió ayer Santiago. La verdad es que ayer fue un día que viví con aflicción. Creo que la izquierda perdió una ocasión histórica. Que no sé si volverá. Llegué a escribir un largo comentario contestando a Nacho Dueñas que hablaba de la Bachelet y de Felipe González para convencernos de que Pedro Sánchez es y será alguien en quien no se puede confiar. ¡Y se me perdió lo escrito antes de enviarlo en un cambio de pantalla! Ya discutiré con él, cuando tenga tiempo y calma, porque veo que ha vuelto a escribir en otro hilo más reciente.

    • Mª Pilar García Martímez de Aguirre

      Me uno a a estas felicitaciones.
      Es un poco tarde… Sucede, que mi comunidad está en obras, precisamente todos los pisos de mi letra, cambio de tuberías gracias a un reventón.

      Ana cielo, te deseo toda la fuerza para seguir ese hermoso camino que llevas en lo más profundo de ti.
      Nos estimulas con tu saber y hacer y te doy las gracias por ello de todo corazón.

      ¡Se dichosa cada día en tu vivir!
      Mi abrazo entrañable.

      Felicidades a los Santiagos.
      mª pilar

      • ana rodrigo

        Muchas gracias, querida María Pilar, siempre tan entrañable y tan acogedora. Te mando un gran abrazo.

    • ana rodrigo

      Muchísimas Gracias, querido Antonio. Te agradezco lo que dices. Aunque nada más sea por mi veteranía (creo que con María Luisa, somos las veteranas que seguimos en activo), he hecho por atrio lo que he podido, y es que realmente para mí atrio es como una familia que da “calor” del bueno en todos los aspectos, humanos, espirituales y religiosos y que me ha beneficiado de una manera que solamente yo lo sé.

      Cada miembro de esta comunidad sois especiales para mí, porque nos hemos comunicado con tanta sinceridad y verdad, que han creado en mí unos lazos de relación muy especiales.

      Gracias a ti, Antonio, gracias a atrio y gracias a quienes hacéis posible este lugar-hogar de compartir y enriquecimiento en nuestro caminar personal.

      Un abrazo sincero.

  • George R Porta

    ¡Hola, Amiga Ana R.! Deseo que puedas celebrar esta vez y muchas más tu vida en tu onomástico, que te colmen la gratitud y la alegría. Un abrazo cordial.

  • Carmen

    Aaaaaaaanaaaaaa

    Felicidaaaaadeeeesss!!!

    Sé que es tu santo porque hoy es el cumple de mi hijo pequeño. Qué risa. Me iba a acompañar mi cuñada Ana, además de mi marido, mis hermanas se quedaban con el mayor. Se pasó una semana diciéndome: carmen, cualquier día menos el 26, que es mi santo y… Jaaaaaaaaaaaaaaaaa.

    Por eso no se me olvida nunca santa Ana.

    Pasa un día estupendo.

    Besos.

  • Santiago

    Muchas gracias. por vuestras palabras de felicitación.

    Aunque últimamente carezco de mucho tiempo para escribir, sin embargo, sigo leyéndoos y admirando vuestro ingenio creativo, vuestra inteligencia y vuestra cohesión en el deseo del progreso personal a través de este diálogo que siempre podemos transformar en algo poditivo y útil para el bien de todos.

    Saludos especiales -un poco retrasados- en el día  d e  Santiago  el Mayor fundamento  d e  la Iglesia  a p o s t ó l i c a  española,…para todos  mis hermanos de ATRIO, presentes o ausentes.

    Santiago Hernández

     

  • ana rodrigo

    Felicidades a nuestro Santiago, veterano atriero y querido compañero y buena gente. Un abrazo

    • Asun Poudereux

      Me uno a esta felicitación en el día del Santo de nuestro amigo atriero Santiago. ¡Feliz Día junto a toda la familia, Santiago.
      Un abrazo.

      P.D.-Tengo un hermano tocayo y dos primos. Mi abuelo materno, su hijo mayor y el primo mayor se llamaban Santiago. Seis en total. ¡Benditos Santiagos!

    • Carmen

      Santiago.
      Felicidades
      Pásalo bien.

  • M. Luisa

    Sí, claro, Ruiddo, naturalmente que hay espacio para la comunicación intergeneracional,  el mismo que con respecto a la tradición queda abierto considerándola  no por ella misma sino por todo aquello que en ella es transmisible por lo que,  como toda  acción transmisora corre a cargo de las personas   será, pues,  ese logro personal compartido  lo que puede mantener abierta esa unión  comunicativa  intergeneracional.

    Bienvenido!!

  • ruiddo

    hola a todos!

    muchas gracias por la muy agradable bienvenida 🙂

    y disculpad que haya tardado tanto en responderos, no siempre es fácil encontrar tiempo para estos momentos de reflexión en esta época tan acelerada y sobreestimulada

     

    por supuesto yo no puedo hablar en nombre de mi generación, no creo que yo ni los círculos en los que me muevo sean nada representativos del joven medio, pero creo que esa sospecha y desconfianza de las decisiones de tiempos pasados está bastante generalizada y va más allá de la rebeldía adolescente que ha sido común a cualquier época

    mi intención era exponer las dificultades que imagino que os encontrareis en esta misión de la comunicación intergeneracional. y el problema es que estas dificultades están bastante bien justificadas. pero no debería de ser motivo para perder la esperanza, si no oportunidad para pensar mejor (de otra manera) las cosas, como trataba de transmitir en mi último párrafo

    con ese párrafo trataba de acabar con una nota esperanzadora, no era mi intención sonar tan negativo y rotundo como creo que a algunos os ha parecido

     

    y respondiendo a las preguntas de algunos

    “luchar por el bienestar de los que nos rodean suele ocasionar la pérdida de bienestar en gente que no nos rodea y que nos es fácil ignorar” -> por ejemplo, obtenemos para nosotros productos baratos a costa de la explotación de personas que están en otras partes del mundo y en las que no pensamos

    ¿qué es lo que encontraréis los seres humanos que empezáis, desde la libertad mental que otros no tuvimos, el camino del conocimiento de vosotros mismos y de todo el universo contando con los datos de vuestra experiencia personal y de vuestra ciencia? Seguramente llegaréis a valores y criterios para vivir con libertad -> no lo sé, pero espero que vayamos encontrando cosas cada día. aunque no creo que vayamos a ‘llegar’ a ningún sitio en el que por fin demos con estos valores y criterios finales. estos valores tendrán que ir negociándose y mutando continuamente tratando de sincronizarse con el entorno que les rodee.

    quizás esta es la diferencia más fundamental entre los pensamientos religiosos típicos y lo que creo necesario para estos tiempos: aceptar la posibilidad de que no exista un estado final utópico perfecto y sobre todo comprender que esa realización no es ninguna tragedia que irremediablemente lleve a un nihilismo autodestructivo. al contrario, es motivo para permitirnos participar activamente en el modelado de la sociedad y para extraer de ella todo el sentido que podamos ahora; en lugar de resignarnos con una realidad deprimente mientras esperamos a alguna magia que lo solucione todo.

    De alguna manera creéis que os hemos engañado? Queriendo o sin querer. -> engañar entiendo que es algo que siempre se hace con intención, así que te diría que no. no hago juicio moral ni atribuyo malicia a nadie. las tradiciones antes funcionaban (a menudo mejor que la razón), por lo tanto es natural que la gente se esfuerce en mantenerlas (a menudo incluso cuando la razón esté en su contra). espero que sí, pero no estoy del todo seguro de si he respondido a tu pregunta; ya que hay muchos tipos de “los de arriba” (a veces escribo de manera intencionadamente vaga para permitir la divergencia de reflexiones).

     

    si me he dejado algo por contestar o queréis continuar la discusión, decidme y contestaré la próxima vz que me pase por aquí :]

    • Asun Poudereux

      Gracias, ruiddo. Equilibrada tu respuesta. Estupendo el no buscar culpables, pues cada cual llega hasta donde llega y siempre está por llegar.

      La sabiduría no toma partido, sabe esperar y abre la puerta por todos sus flancos. Bendita la persona que anhela una sociedad mejor sin que busque para sí nada a cambio. Y si es joven…

      Es un placer leerte y saber que te asomaras a Atrio de vez en cuando. Magnífico. Siempre bienvenido, no lo dudes.

      Un abrazo.

    • Carmen

      Largo lo fías, querido. Cuando pase por aquí.
      Realmente creo que la PPelota está en vuestro tejado.
      Hicimos lo que pudimos. Ahora os toca a vosotros mejorarlo. Personalmente estoy muy orgullosa de mi generación. Espero que al final, vosotros os sintáis igual.
      Suerte

    • ana rodrigo

      Hola ruido, un gusto volver a leerte.

      Es cierto que quienes escribimos en atrio tenemos una cierta edad, pero también es cierto que somos personas abiertas y dinámicas, en ocasiones audaces por tener que romper y desechar muchas cosas que hemos recibido de épocas pasadas.

      Pero cuando se nos viene encima, de forma acelerada, como es el caso, un cambio de época, y hora hablo por mí, no me desentiendo de que la juventud siempre, y en estos tiempos más, ha abierto puertas y ventanas a aires nuevos, con los errores y aciertos propios de la especie humana. Yo quiero estar con los ojos y los oídos abiertos por el riesgo de quedarme fuera de todo juego, y sobre todo la visión del mundo que la generación joven nos trae.

      También tengo mis preocupaciones, dada la experiencia con mis hijas y mis nietos, de vuestra infancia y adolescencia, que lo habéis tenido infinitamente más fácil que lo tuvimos otras generaciones. La referencia que haces tú a un consumismo irresponsable sin hacerse preguntas sobre el objeto adquirido porque es muy barato, es un hándicap para jóvenes y menos jóvenes, y en esto como en tantas otras cosas tenemos que hacer frente común.
      Un saludo cordial.

    • George R Porta

      ¡Hola, Ruiddo! Gracias por regresar. Te escribí un «parloteo gráfico» muy largo. Es mi mayor defecto, mucho ruido y pocas nueces. Asómate a este «patio» más a menudo aunque solo sea para saber que estás bien.
      Hay un atriero a quien considero un gran conocedor de la filosofía de José Ortega y Gasset y se alegrará mucho cuando lea que has escrito esto que sigue: «…espero que vayamos encontrando cosas cada día. aunque no creo que vayamos a ‘llegar’ a ningún sitio en el que por fin demos con estos valores y criterios finales. estos valores tendrán que ir negociándose y mutando continuamente tratando de sincronizarse con el entorno que les rodee.»
      Un abrazo y que el estío no castigue mucho allá donde quiera que te encuentres.

    • M* Pilar García Martínez de Aguirre

      ¡Gracias por tu respuesta, y por volver!

      Respecto a tu comentario de lo “barato” estoy contigo, precisamente por la explotación que lleva consigo.

      Me alegra que vuelvas, es, como un aire nuevo, ni mejor ni peor, solo que compartir siempre es enriquecedor, gracias por ello.
      Un abrazo.
      m* pilar

  • oscar varela

    Hola!
    (mientras tratan de ubicar a Pepe Sala)
     
    LA CALDERUCA
    (Pepe Sala)
     
    Los tiempos no animaban a regalos ni a detalles. La consigna, casi exclusiva, era la supervivencia. A pesar de todo, alguna vez, la casualidad permitía alguna licencia agradable y se conseguía ofrecer el detalle.
     
    Mi padre había estado trabajando en Sotres, y en los días que había estado fuera juntó algún dinerillo. Los asturianos eran buenos clientes. Traía además algunas cosas que consiguió al cambio. (muchas veces se cambiaba el trabajo por cosas en vez de dinero)
     
    Había hecho una ganga con una calderuca de cobre. Estaba negra de hollín y bastante abollada, pero eso no suponía ningún problema. Limpiar cobre, latón, bronce etc. era una actividad que había llenado muchas perolas en nuestra casa. Las abolladuras no eran ningún problema para el mejor hojalateru de Liébana (y parte del extranjeru). La calderuca quedó preciosa.
     
    — Cuantu me fastidia tener que deshacéme de esta calderuca tan guapa.— mimosea mi madre.
     
    — Coño, pos no la vendas…. Abróchatela pa ti.
     
    A mi madre se le agrandó la sonrisa. En sus sencillos y humildes sueños pensaría que una calderina tan guapa no la tendría ni el de La Casona, y puede que ni Dn Manuel Palacios…
     
    La colocó en un lugar preferente desde donde pudiese admirarla y lejos del alcance de la récua de chiquillos que pululábamos por la casuca de Valmeo.
    Con qué esmero limpiaba su regalo; se reflejaban las caras en su brillo… Puede que no tuviese las suficientes sábanas para las camas y puede que las ropas y calzados no fuesen muy adecuadas (¿quién las tenía entonces?) pero tenía su calderuca. Al menos los sueños estaban a salvo.
     
    Sin sábanas se puede sobrevivir, y sin buenas ropas también; pero sin alimentos adecuados….
     
    — Los mis hijos no han pasau hambre nunca, y jamás la pasarán mientras yo tenga cinco deos en ca mano. Burros, gatos, erizos.. lu que haiga, piru hambre nunca…(al hilo de los burrines que comíamos tengo una anécdota muy entrañable cuyo protagonista fue aquel gran médico y persona que se llamaba Dn Eluterio. Ya os la contaré otro día)
     
    El problema era la leche. Los pequeños necesitaban leche, y nosotros no teníamos ganado. Era complicado conseguirla.
     
    — El pequeñu se ha puestu malu; nos hace falta bastante leche pa curale. Dn Marcial ca vez exprime más la leche en polvu y corta más pequeñu el cachu de quesu de bola. Diz que somos muchos a repartir y ca vez lu mandan menus bidones de leche.
     
    — Bah. Haz casu de lu que diga Dn Marcial. Si va alguien con dineru ya verás que prontu apaece leche de sobra, y tiene quesos pa echalos a roar.
    — ¿Tú cres que Dn Marcial vendería lo que le dan pa repartir entre los necesitaos??? ( se decía probes)
     
    — Qué inocente eres, Mariuca; pos claru que lu vendería.
     
    Mi madre miró al niño enfermo y miró su calderuca. No le costó nada decidirse. Ella no tenía muchos estudios; pero dominaba el tratu (el cambio) como pocos. Cogió la calderuca y se presentó en La Vega en la casa de Dn Marcial.
    Cuando volvió a Valmeo bajaba cargada con leche en polvo y queso de bola para una temporada. A su niño ya no le faltaría la leche para curarse…
     
    Alguna vez que subí a La Vega a por la bolsuca de leche y el trozo de queso de bola que los servicios “caritativos” de Acción Católica daba a las familias necesitadas, vi la calderuca de mi madre en el aparador que estaba situado al lado del cuartucho donde la hermana ciega de Dn Marcial exprimía su caridad.
    Hace pocos días hemos recordado la anécdota mientras limpiábamos unas calderas de cobre que tengo de adorno.
     
    — La mi calderuca era muchu más guapa, Pepín—- (mi madre aún tiene la sonrisa amplia)

  • Rodrigo Olvera

    El gobierno mexicano hostiga con miembros del Ejército a don Raúl Vera, en el contexto del 13 aniversario de una violación sexual masiva cometida por militares en el pueblo conocido como Los Castaños (misma que sigue impune)

     

    https://vanguardia.com.mx/articulo/raul-vera-es-intimidado-por-elementos-del-ejercito-denuncia-la-diocesis-de-saltillo

     

    • George R Porta

      Amigo Rodrigo: Gracias por tu trabajo divulgando la injusticia. Cuesta mucho a los que estamos tan cerca como que vivimos en ella y nos cuesta reconocer su rostro porque todo parece confundirse y estas noticias quitan máscaras y la revelan.
      Esta especie de plaga cada vez se hace más notable y más frecuente, la ley en manos de forajidos que encuentran refugio en la propia ley y son conscientemente protegidos por ésta y utilizados para hacer cumplir la ley que ellos mismos violaron impunemente a menudo.
      Estas dos noticias que siguen, una de ProPública que tiene fama de confiable y la otra procedente de NPR (National Public Radio) que también tiene fama de fiable e independiente, aunque yo ya no pongo mis manos al fuego para practicamente nada, incluyéndome como medida de precaución.
      Cuesta mucho sostener la esperanza cuando se sabe de estas cosas, pero también conocer el lado oscuro de lo humano puede fortalecer la confianza en el lado bueno que quienes luchan demuestran.
      Huelga aclarar que no te envío las noticias para palidecer la enrome importancia que tiene la tuya, dada la larga jornada de dolor por la que llevas luchando hace años, pero sí para poner un granito de arena tratando de destruir el prejuicios racista de porque no se sea blanco, estúpido y gringo se sea obligatoriamente débil, victimizable e inferior.
      Ojalá que cesen pronto estos atropellos y que cese pronto el deseo de destrucción y opresión en todas partes, pero sobre todo en lugares como el que mencionas donde esa tendencia se ceba.
      Un abrazo fuerte y agradecido.

      https://www.propublica.org/article/stebbins-alaska-cops-criminal-records-domestic-violence
      https://www.npr.org/2019/07/18/743028537/journalist-digs-into-years-of-corruption-dysfunction-at-border-protection-agency

      • George R Porta

        Ahora voy a rogar a Antonio que elimine la entrada de hoy a las 18:02 que se me había perdido con este rollo de dictar por causa de que mis manos no anden bien. Gracias.

  • pepe blanco

    Entonces…, nadie sabe nada de Pepe Sala?

  • Carmen

    Ruiddo.

    Si estás por ahí contéstame , por fa.

    De alguna manera creéis que os hemos engañado? Queriendo o sin querer. Voluntariamente o porque así lo creíamos.

     

    Por fa. Contéstame.

    No me refiero a que penséis que todo el mundo mundial ha ido a engañarnos. No es esa mi pregunta.

    Crees que de arriba , como tú dices, ha habido voluntad de engaño o no?

    Si me contestas, te daré mi opinión. Y si no , pues no.

    Un abrazo.

    Tengo 66 años. Por si te interesa el dato.

     

  • Honorio Cadarso

    Hola, colegas! Anoche encontré un espacio de hora y media para zambullirme en el momento que vive Atrio, y me quedé deslumbrado. Entre todos, bajo la batuta de Duato y el “sos” que no ha lanzado Ruidio, habéis captado el problema que se plantea en el pensamiento. Ese amigo que dice que el mundo va hacia un porvenir prometedor, que la tecnología superará más o menos temprano el calentamiento global, eliminará la basura que envenena los mares, encontrará una fórmula para garantizar a todos una vida llevadera hasta los 150 años, borrará fronteras y hará de la humanidad una familia en buena harmonía…

    Y me acordé de cómo vió este mundo nuevo mi nieta en su visita turística a Praga, Viena, Buidapest, Francfort, de cómo los chinos lo llenaban todo todo… Y luego su madre me ha añadido que en los hoteles y las calles se está respirando otra forma de relacionarse, la superación clara de las diferencias raciales y culturales, una cultura nueva única pero con el respeto a la singularidad de cada uno, con unos hábitoas alimenticios en los que todas las recetas de todos los países y culturas se mezclan…

    Y entendí, quizá me equivoco, que ha pasado ya la hora de acentuar nuestras diferencias culturales y dinamitar sistemáticamente fronteras e independencias, y que sigo con mi tema quizá los que se empeñan en subrayar diferencia y singularidades van contra corriente de la historia. que necesitamos más Europa, más Eurasia, más China, más Huawei, menos Trump (!otro fantasmón medievalesco antediluviano hitleriano mussoliniano desfasado al que se le ha parado el reloj la víspera del Diluvio de Noé…)

    Son mis conclusiones de todo lo que os he leído en los últimos mensajes…A mí ya no me da para seguir el ritmo de esta humanidad, solo para mirar el devenir de la historia con cierto moderado optimismo, que se b asa en la tecnología, o quizá en la capacidad del ser humano, que todo junto y mezclado podríamos definirlo como la presencia de un Ser superior que llamamos Esperanza…

    • Asun Puodereux

      Gracias, Honorio. Me da la sensación que animas a ir soltando amarras, integrar bien lo vivido sin dejar de trascenderlo y hacer frente a lo que siempre está por llegar y produciendo cambios. La Esperanza no es desechada si sabemos mirarnos primero a nosotros mismos. Nada se pierde en el andar, los frutos se dan cuando toca.

      Un abrazo confiado. Besos.

    • Mª Pilar García Martímez de Aguirre

      ¡Gracias Honorio!

      Estoy muy cerquita de este tu pensamiento, y me encantaría, que cada día hubiera más miradas para… esta calidad de vida:

      ¡¡¡Y que toda persona de Buena voluntad, estuviera en ella!!!

      Un abrazo entrañable.
      mª pilar

  • George R Porta

    ¡Amiga Asun! Felicidades por pasar tu examen. Lamento que esta nota sea tan tardía, pero me temo que la otra que dejé en su lugar se te «traspapelará». Un abrazo cordial.

    • Asun Poudereux

      Gracias, George. No lo había visto hasta ahora. Nunca es tarde, si la dicha es buena. Saber que te quieren, aunque no te lo digan, por ejemplo.
      Besos.

  • Antonio Duato

    El domingo por la tarde me puse a limpiar las carpetas de correos spam recibido en Atrio. También había una carpeta con “comentarios borrados”, cuando, por ejemplo, uno escribe el mismo texto dos veces o en un comentario rectifica algo del anterior: entonces yo lo corrijo y borro el de la corrección.

    Pero en el fondo dela carpeta encontré uno que no sé cómo pudo ir ahí: era el de Pepe Sala al que se refiere Honorio. Yo no tengo conciencia de haberlo leído y borrado. Tal vez en los días de aquel conflicto puse una marca en su correo para exigir previa moderación. En la versión actual del programa no encuentro dónde están esas marcas. Al leerlo me emocioné, me arrepentí de haber sido duro con él hace años y me puse a buscarlo. No ha habido manera. Hasta he escrito a un blog vasco de memoria histórica donde le publicaron un discurso. Les escribí pero no han contestado. Y Honorio ha buscado su rastro en amigos e instituciones…
    Ahora lo publico, pidiéndole perdón por lo pasado y esperando que lo lea o alguien nos de noticias suyas:

     


    Pepe Sala, 13-2-2018

    Como decíamos ayer….( Y por alusiones, je,je)

    Menos mal que en Chile piensan…¡qué envidia me dan!. En españa ya no piensa ni el jodido ” jabalín lebaniegu”.

     Entro en este hilo para calmar preocupaciones un tanto fuera de lugar.

    Mi salud:  No es la mejor deseable; pero si Franco ni los falagetas pudieron conmigo, dudo de que un cáncer pringao ( cáncer de pulmón de grado IV a consecuencia del tabaco… según dicen) consiga llevarme al huerto antes de que yo decida dejar de enfrentarme a él. Marco Antonio dice al respecto:

    ” Pobre cáncer; a donde se le ocurrió meterse”.

     Llevo peleando desde el año 2013 ( se manifestó en una de mis visitas a Suecia) y mi Oncóloga de Cruces está un tanto sorprendida porque les he jodido la estadística en los casos del cáncer de pulmön. ” Tengo un paciente que no se me muere ni a tiros”…comenta con sus compañeros-as.

     Dentro de la gravedad estoy bien, tengo una calidad de vida bastante aceptable y, como me he negado a tomar medicinas ( casi me matan con la quimioterapia) y mi esposa Mentxu me hace tragar unos mejunges que rechazarían ésos cerditos vietnamitas de moda; aquí estoy hozando de vez en cuando por este ATRIO. ( La sopa de ortigas es de los más sabroso después de que te acostumbras, je, je, je, Tampoco le hago ascos al diente de león, hinojo, espino blanco, y un montón de yerbajos que yo mismo recolecto por los montes cercanos. Mentxu dice que me tiene que mantener vivo porque ” me vales más de vivo que de muerto”; y como le salgo barato en verduras y hortalizas, ésta es capaz de hacerme llegar a los 90.

     Muchos saludos al personal ” atriero”( a los nuevos-as y a los otros-as también) y un especial abrazo a mi querido Honorio. Hemos pacido en los mismos prados, Honorio, y nos han picado los mismos tábanos. Creo que eso es bueno para acercar sentimientos y los míos hacia tí no han cambiado desde que te conozco. Pero bueno sería que sigáis comentando el tema del hilo ( Esperanza) antes de que se cuele otra vez el E.S. ( léase espíritu santo) y tengamos que volver a Chile para que nos animen a PENSAR.

     Mª Pilar: De ningún modo rechazaría tu abrazo. No tengo la menor idea del motivo que te hace pensar como escribes aquí. Cierto es que cuando dejé ATRIO, dejé también a los -las ” atrieras-os”; pero éso no significa que yo haya perdido mi sensibilidad, mi educación ( poca pero duradera) y mi absoluto respeto por quienes participan en ATRIO. Cosa muy distinta es que respete todas las opiniones que aquí se vierten; pero, curiosamente, las tuyas suelen estar bastante acordes con mi forma de ver las cosas.

     Espero haber dejado las cosas un poco más aclaradas y deseo haber proporcionado cierta tranquilidad a quienes se han preocupado por mi salud. Gracias por ello y animaos a comentar respecto al tema del hilo. Es muy sabroso…depende para quién, claro.

     Salu2, pues.

    • Mª Pilar García Martímez de Aguirre

      ¡Gracias Antonio, esto es para mí, un gran regalo!

      Lo recuerdo mucho y a menudo, su marcha, dejó un gran vacío en la amistad que compartíamos… porque creía la había perdido.

      Deseo e todo corazón, haya superado ese cáncer y siga alegrando la vida de cuantos le quieren…queremos… aún sin saber nada de su vivir.

      ¡Tengo tan buenos recuerdos, de esas sus experiencias que compartió con este Atrio muy querido!

      Y sobre todo, mis recuerdos son agradecidos, porque compartir sus vivencias, fue muy inspirador, en muchos casos, dolorosos recuerdos… porque no tuvo una vida regalada ni fácil, y a pesar de ello, o por eso mismo… nos la regaló y jamas lo olvidaré.

      ¡Gracia allá donde estés, y gracias por tus palabras hacia mí… que borran la dura despedida!

      Un abrazo entrañable y agradecido.
      mª pilar

    • George R Porta

      Soy uno que experimentó la «fuerza» del Sr. Salas y, a pesar de todo, me alegra sentir ausencia de rencor o resentimiento por las palabras muchas veces injustas que me dedicó, más bien le respeto y, fiel a mi noción de lo que respetar implica, me mantengo a distancia para no ofenderle con mi cercanía.
      Me alegraría saber que siga luchando con el cáncer y ganándole la partida. El de pulmón es un mal enemigo pero, no pocas veces, las quimioterapias y radioterapias lo son peores. Si aún vive y me lo permite, Sr. Salas, le envío un saludo «respetuoso» pero que sepa que aprendí mucho de su repulsa a veces inmerecidamente volenta porque usted nunca me conoció pero que usted expresó en su derecho desde una sinceridad y una franqueza incuestionables aunque yo ni las comprendiese ni las mereciese. Esto último tampoco es reprochable. Me acerco una vez, solo por esta vez, y le ruego que me lo permita, para ofrecerle un abrazo cordial y que su Mentxu se salga con la suya de mantenerle animoso y bien hasta cuando sea.

    • Asun Poudereux

      Gracias, Antonio. Nunca es tarde, dicen, si la dicha es buena. Y está claro que Pepe S. no es tan fiero como él mismo se pintaba,  a veces,  y mucho menos como los demás nos podíamos inclinar a imaginar.

      Un abrazo lleno de buenos recuerdos para ti, Pepe,  y todos los tuyos. Besos.

    • ana rodrigo

      Si nos puedes leer, Pepe, te mando un abrazo y mis mejores deseos de que te recuperes. Y si no fuese así, le mando un gran abrazo a su esposa y a sus hijos.

  • Honorio Cadarso

    Hola! Los hoy atrieros desconocen quizá la prehistoria de Atrio, cuando quedaban, o quedábamos todavía testigos del maquis, aquella guerra civil que perduró en la década de los cuarenta y los 50, y de los Juanín y Bedoya que cayeron en los Picos de Europa.

    Y de los primeros días de la Transición. Un mensaje que ha enviado por los años 2008 un amigo de los Juanín y Bedoya, que llamábamos Pepe Sala, el “jabalín lebaniegu” y quee ha compartido conmigo Duato, me lo ha traído a la memoria. Pelón, antifranquista acérrimo, irreligoso e irreverente, a tortas con los más católicos de Atrio de aquellos tiempos, patidario acérrimo dee Fidel y del Che Guevara…conmigo comulgaba un poco más que con el resto, quizá porque anbos a dos habíamos tenido y teníamos cuentas pendientes con el PCE de Santiago Carrillo.

    Nos tocó a nosotros aquel sarpullido, amigos Pepe Sala terminó por alejarse de Atrio un tanto decepcionado…Era un auténtico “jabalín” y pegaba dentelladas a diestro…!a siniestro no.!

    Les digo esto por si alguno de ustedes lo recuerda y nos puede dar noticias de él y de su familia. Porque padecía una enfermedad irreversible, y no sabemos qué ha sido de él, y a mí me gustaría devolverle duplicado y centuplicado el abrazo y el recuerdo que mandaba en el último mensaje que nos mandó. Y de paso le pido a Duato que lo publique. A los jóvenes de hoy creo que les encantaría también conocerlo, saber de sus arrebatos de maquisard.

    • Mª Pilar García Martímez de Aguirre

      Querido Honorio:

      ¿Nadie tiene el tlf. del negocio que Mentxu regentaba en Algorta…? creo.

      Sería más sencillo llamar allí y preguntar.

      Sería muy bueno saber de el… al menos lo sería para mí.

      Un abrazo
      mª pilar

  • Honorio Cadarso

    A lo Mejor nos sirve como descubrimiento el que ha hecho una nieta mía de 15 años que ha visitado con su familia Viena, BudaPest, Praga, Munich y Francfurt. Todas su impresiones del viaje me las ha resumido en esta sola: “Aititte, había muchos chinos por todas partes”.

    Le contesté que tenemos que darnos cuenta de una puñetera vez de que los chinos suponen casi la mitad de la humanidad…Y que en este país nuestro no nos hemos enterado todavía, porque aquí no vienen tantos, o porque vamos por la calle con los ojos cerrados…

    Tampoco la iglesia parece enterada de que hay más chinos de los que cree esta santa institución. Y del peso que tienen en el conjunto del planeta. Los jóvenes sí, y nos reprochan seguramente que les hemos ocultado la verdad y las dimensiones de la humanidad…

  • George R Porta

     
    Parte II
     
    Si estuviese en lo cierto en cuanto a esto que escribo, quien sabiéndolo o no divulga la idea de que «la Iglesia» está constituida solo por el aparato corporativo con sede en Roma o en los palacios episcopales, nunciaturas, etc., simplemente se hace cómplice de esa función hegemónica que traiciona el propósito del Galileo. Este no apostaba por el Templo y sus jerarcas, sino que fue asesinado por desafiarles.
     
    Desde muy temprano la parte corporativa de la Iglesia aceptó ser instrumento imperial (siglo IV) y nunca más ha deseado renunciar, salvo muy contadas excepciones de personas y momentos, al poder que tal contrato le otorgó.
     
    Durante siglos la parte corporativa de la Iglesia ha reducido, amenazándola con la fantasía del Infierno, a la mayor parte de la Iglesia que somos los seglares, sujetando nuestra autonomía a su autoridad autoproclamada, hablando un idioma que nunca fue el mismo del pueblo y adoptando un estilo de vida comparable al de las clases dominantes a las que sirve y que le inyectan el capital financiero o político que necesita para sostenerse, cuyas clases en buena medida se sostienen ellas mismas precisamente del trabajo y el consumo de aquellos/as a quien domina la autoridad eclesiástica.
     
    No es muy aceptable excusarse aduciendo que este uso distorsionado de las palabras haya sido aprendido. La ley del menor esfuerzo solo contribuye a divulgar mayor confusión y, no pocas veces, un pesimismo injustificado si no origina una mal contenida ira expresada en términos peyorativos o de desprecio de cualquier cosa que sea tradicional o histórica. Respeto a quienes desprecian lo tradicional o histórico, pero no dejo de lamentarlo, porque es precisamente ese lastimosa Historia tan llena de despropósitos y traiciones la que nos une a los tiempos y posiblemente a la persona del Galileo. Por esa sola razón debiera ser tratada con respeto y hasta con un mínimo de delicado tacto sin mentir y sin justificar lo que esté mal, las falsedades.

  • George R Porta

     
    Parte I
     
    Jacques Loew, en un libro suyo publicado en español en 1963 (Navarra, Stella) con el título  «Como Si Se Viera al Invisible: Perfil del Apóstol de Hoy» explica en su prólogo que lo escribe para devolver a la palabra apóstol el significado debido porque el uso lo ha desvirtuado. Este tema de la versatilidad del lenguaje no es un tema nuevo.
     
    Al consultar, por ejemplo, el DRAE, muchas palabras tienen un significado primario o principal seguido de una cascada de significados y aplicaciones que como resultado del uso las han enriquecido, pero en no pocas ocasiones, hacia el final de la lista aparecen otros significados, sugerentes de lo contrario, del empobrecimiento debido al desuso.  
     
    La idea de que el uso de las palabras pueda viciar su significado y como consecuencia complicar la comunicación es un tema importante.  
     
    Varias veces aquí en Atrio he propuesto en algunas de mis entradas que palabras como «Iglesia» y «profecía» si se usan de manera coloquial o indiscriminada pueden comunicar ideas imprecisas. Aquella porque a menudo es utilizada para casualmente identificar de manera exclusiva como «Iglesia» a la jerarquía eclesiástica o al clero en sus diversas formas; o en términos de ellos y nosotros y, en ese caso, sugiriendo que al «nosotros» le corresponde permanecer en el exterior, cuando más en el atrio o junto al pórtico, deparado de lo que hagan o deshagan los del grupo de jerarcas de mayor o menor valía que se han adueñado del edificio. En términos de las famosas catedrales que los turistas visitan, de un lado u otro de la reja que protegen los altares de valor artístico o histórico.
     
    Por eso, propongo considerar que el uso de la palabra «Iglesia» refiriéndose a la jerarquía o a la burocracia sea vaticana o diocesana o parroquial, constituye una distorsión que urge evitar.
    Un tal uso del término implica que los seglares solo tengamos, en la realidad práctica, una relación saprofítica con el aparato corporativo coloquialmente llamado «la Iglesia».

  • George R Porta

     
    Parte IV
     
    Me alegran tus palabras de las que me apropio: «No en balde sospechabais que la autoridad que os hablaba tan mañosamente, sonaba mal porque estaba errada y comenzasteis a entender por qué el Mundo que recibíais no era lo que os decían…» (Énfasis añadido) ¡Enhorabuena, pues!
     
    Algunas de vuestras experiencias se parecen mucho a las de mi generación en su juventud. A mi generación le fueron impuestos modos de mirar a la realidad y de cómo interpretarla, que no le sirvieron para nada o, lo que es peor, que solo le sirvieron para ser cómplice de la perpetuación del orden que le estaba siendo impuesto con la enseñanza de que fuera pernicioso o malo intentar cambiar el Mundo. Hubo gente de nuestra generación que se rebeló y lo pagó con mucho sufrimiento, es cierto. Por ellos/as el Mundo que recibís está menos roto de lo que pudo estarlo sin ellas/os.
     
    En esto otro que afirmas vuestra generación también pasa por una experiencia que no es desconocida a la nuestra. Escribes: «…ahora no necesitamos verdades, si no exploración y experimentación para encontrar nuevas maneras de ser que sean más compatibles con este entorno variante y complejo.» (Énfasis añadido). Nuestra generación, aunque me parece por lo que me toca que lo hizo, con mucho más retraso que la vuestra, también ha llegado a conclusiones similares, posiblemente escuchándoos.
     
    Y ahora, permíteme una solicitud: Ojalá te animes a explicar más aquí en Atrio esta afirmación que me gustaría comprenderla mejor o más: «…por ejemplo los frutos del espíritu que aquí se han mencionado pueden ser causantes de enormes desigualdades y sufrimientos si se persiguen de manera ingenua. en este mundo moderno y globalizado, luchar por el bienestar de los que nos rodean suele ocasionar la pérdida de bienestar en gente que no nos rodea y que nos es fácil ignorar…». (Énfasis añadido)
    Una cosa importante para mí: Agradeceré que si lo deseas me tutees cuando lo hagás si te diriges a mí. Gracias por anticipado..

  • George R Porta

     
    Parte III
    Con algunos conocimientos de matemáticas entre las rugosidades de mi corteza cerebral, creo que la parábola que típicamente debe estar enfocada al infinito y sus incontables puntos capaces de mirar en la misma dirección, tanto en un sentido como en el otro, sea una metáfora muy elocuente de un modo de escrutar el futuro o la Historia. Te escribo esto porque el pasado, como escribes, implica estrategias ―o propuestas de soluciones― que probaron ser falsas, muchas, y algunas, unas pocas con mucho, que tuvieron futuro y lo siguen teniendo en vuestras manos y quizás vosotros tendréis que descartarlas: Hacedlo si lo decidís.
     
    Vuestra generación recibió el mundo que las generaciones anteriores le entregaron, incluida la mía, que fue un Mundo roto, gravemente roto. Mi generación no recibió uno mucho mejor, pero creyó que ese Mundo representaba prometedoras experiencias y eso probó ser cierto, porque generó una nueva Weltanschauung animada del pensamiento quántico. Desafortunadamente confió su descubrimiento, como le demandaban sus preceptores de la generación anterior y fue traicionada porque muchos de esos descubrimientos fueron utilizados para producir experiencias terribles como los horribles y gigantescos cementerios en Auschwitz-Birkenau, los Gulags de Siberia, los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki, las políticas de «gendercide» o la catástrofe ecológica causada por el decreto de eliminar todos los gorriones posibles en China, los genocidios en los países del África por las naciones imperiales, sin olvidar las llamaradas arrasadoras del Napalm en Viet Nam, o la falta de sentido común que está descongelando masas enormes de glaciares en ambos polos del Planeta,  o esa isla de plásticos que se mueve por los océanos o este otro invento, tan cuestionable, de las economías de mercado libre que solo está sirviendo para aumentar globalmente la pobreza de un número creciente de personas pobres y la neoplasia que amenaza con no cesar de crecer desmesuradamente, la concentración progresiva de la riqueza y el poder político decisorio en cada vez un número menor de personas. Y todo esto con la pretensión, de parte de los responsables, de competir para demostrar que poseen el poder de arrasar con todo lo que se les oponga o la de creer que pueden imponer, como modelo único de convivencia y gobernanza, la llamada «democracia representativa» que tan a menudo ha demostrado no ser ni lo uno ni lo otro. Desde luego con la colaboración de los llamados, con razón, tontos útiles. 

  • George R Porta

     
    Parte II
     
    Comienzo por el final: Escribes «PERO también creo que hay espacio y utilidad en la comunicación intergeneracional. quizás no tanto en cuanto a las conclusiones alcanzadas después de tantos años, pero sí en cuanto a los itinerarios personales, como se dice aquí. todos somos humanos y tenemos más cosas parecidas que diferentes en la cabeza. los jóvenes se enfrentarán a problemas que (aunque en un contexto completamente distinto) serán similares desde un punto de vista personal a los ya vividos por los mayores. creo que aquí es donde más puede hacer esta comunicación (y por supuesto también sería muy interesante esta comunicación en el sentido inverso).» (Énfasis añadido)
     
    Este comentario tuyo es generoso y dice mucho de ti y lo agradezco y ha sido la causa principal de que me anime a escribir este. No será necesario que emplees tu tiempo en responderme personalmente, aunque mucho lo apreciaré, porque me parece que será mejor que lo hagas como hiciste tu primer comentario, dirigiéndote a un foro de muchos, porque te aseguro que eres acogido y bienvenido al entorno privado de muchos atrieros. Aclaro que no todos los atrieros son «carcas» como yo, pero todos son acogedores.
     
    Mi primer comentario ya queda descalificado con la primera nota tuya, en la que describes la postura de tu generación. Con todo, me confío a tu generosidad: Soy mayor y, por lo tanto, me encuentro «abajo» o «atrás», y te hablo con el temor de avivar tu desconfianza porque ya sé que si te escribo lo hago porque en el pasado funcionaba servirse de la experiencia si era añeja. Una cosa me salva y es que precisamente, mirándoos, ya no creo que haya ninguna autoridad ―por autorizada que se crea― que pueda ser infalible si mantiene su sanidad mental, ni estrategia que apunte hacia un único destino o punto, porque eso siempre fue y parece que sigue siendo realmente imposible y carente de lugar. 

  • George R Porta

     
    ¡Hola, Ruiddo!
     
    Parte I
    Comienzo por pedirte que me permitas tutearte (cosa que deseo no para tratarte condescendientemente sino para hablarte como si estuviésemos más cerca, aunque no lo estemos) y si no lo deseas ya me lo advertirás. No lo consideraré ofensivo, sino tu derecho. Otra cosa, esto que escribe es palabrero y por lo tanto muy bien pudieras prescindir de leerlo. Muy posiblemente no perderías nada importante. Lo divido en tres partes para que puedas comprobarlo más temprano que tarde.
     
    Me presento: No soy de los atrieros de más solera y menos de los más jóvenes. Mi generación debe ser la «b» o con mucho quizás la «c» así que ya puedes imaginar la alegría con la te saludo, si bien soy consciente de no escribirte desde arriba, sino desde muy cerca del suelo ―mirando como miran los arqueólogos a los estratos ruinosos―, o desde muy atrás si vuelves la mirada retrospectivamente.
     
    Como no puedo mirar con ojos frescos lo que hay delante de vuestra generación, quiero decir a vuestro futuro a corto o a largo plazo, ni siquiera a vuestro presente del mismo modo que lo miráis los de vuestra generación, agradezco tu confirmación de que, en efecto, miráis al horizonte reconociendo lo que representa o es y vuestra mirada es de esperanza y lúcida.
     
    Así pues, te ofrezco un abrazo anónimo como token de gratitud: No sé a quién abrazo (tampoco sabes a quién abrazas), pero mi abrazo es sincero y eso solo lo sé yo. Después de trabajar algunos años tratando de servir a personas más o mucho más jóvenes que yo, aprendí que debía confiar con en el futuro de mi presente, que es también el vuestro, porque ahora estáis a cargo y quizás lo hacéis mejor que quienes fallamos en tanto y os estamos entregando un mundo muy poco funcional.
     
    Me tomo la licencia de comentar algunas de tus líneas porque también deseo corresponder a tu mirada retrospectiva y a tu autopresentación.
     

  • Antonio Duato

    Gracias, Ruiddo, por tu comentario en ATRIO. Es lo que yo esperaba cuando escribí este editorial. Tener, aquí en Atrio, algunos interlocutores jóvenes. No sé si nos habrás encontrado por casualidad o te lo habrá indicado alguna persona atriera que te conoce. En ese caso, gracias también a esa persona. El proyecto presentido de un diálogo entre generaciones va cobrando forma.

    Y paso a decir algo sobre tu comentario.

    Comprendo lo tajante de la primera parte: “desconfiamos de toda verdad que venga desde arriba, de los mayores; de toda tradición que haya demostrado funcionar en el pasado”. Sí, algunos os descalificarán como “adanistas” (empezar la historia de nuevo). Pero yo sé que es una ruptura necesaria y lo acepto como punto de partida.

    Como acepté la “intempestiva” ruptura de Nietzsche con Dios y todos los sacerdotes (incluidos filósofos) que se presentaran como detentores de verdades absolutas. Lo pude leer en directo ya mayor, cuando había ye empezado mi itinerario personal de pasar de camello y a león para acercarme al niño abierto que tal vez ahora empiezo a presentir en mi vejez.

    Y en la segunda parte dices que sí que te interesaría el diálogo para contrastar itinerarios, no para hacer debate ideológico. Porque “todos somos humanos y tenemos más cosas parecidas que diferentes en la cabeza”. Pues vamos a empezar por ahí, aunque no podremos prescindir del todo de las conclusiones sacadas de un largo trabajo interior, un procesamiento de datos limitados con unos algoritmos de procesamiento tal vez incorrectos para problemas tan complejos.

    Tú insinúas como ejemplo que tal vez esos frutos del espíritu que presentaba (me dejé atraer por el simbolismo de la maduración, cosecha y siembra en el paso de las estaciones-generaciones) no sean aceptables hoy. El amor al próximo puede ir en contra del lejano, la mansedumbre pacífica del cristianismo puede ser una huida de la realidad del conflicto o del instinto ganador, como ya insinuaba Nietzsche al criticar la moral de Cristo como moral de esclavos.

    Pero ¿qué es lo que encontraréis los seres humanos que empezáis, desde la libertad mental que otros no tuvimos, el camino del conocimiento de vosotros mismos y de todo el universo contando con los datos de vuestra experiencia personal y de vuestra ciencia? Seguramente llegaréis a valores y criterios para vivir con libertad y no ser vividos desde fuera. Eso nos gustaría oír de vosotros.

    Cuando quieras podrás expresarte, tú y quien quiera sumarse, no solo con comentarios sino con artículos  propios o enlaces de otros en los que os veáis reflejados. 

    • Carmen

      Antonio. Es que eso es así. No les vale casi nada. Porque su cabeza es otra. Y partimos de una base por la que infinidad de adolescentes no han entrado y los que llaman milenians, hace muy poco fueron adolescentes.
      No sé ya cómo decirlo.
      El dios que presentamos con nuestra mejor voluntad, ya no se vale. Jesús como dios mismo , hay un montón de adolescentes que no lo pueden aceptar, su cabeza no les deja. Lo de la iglesia les parece un sinsentido y una contradicción tan grande con lo que a su aire han entendido que dicen los evangelios, que no se creen una palabra y ahí cae dios , la religión, Jesús y todo de golpe. Todo junto, zas. Y el humanismo cristiano les suena a milonga porque tienen una idea nefasta de eso del catolicismo.

      No sé el chico este que se hace llamar ruido. No sé este joven en concreto , pero se de un montonazo de otros milenians.
      Hay que replantearlo todo si se quiere llegar a un entendimiento. Porque tienen razón en un millón de cosas.
      O seguimos igual. Y seguirán los quicos avanzado. Y mi alma vagarå nostálgica, que diría Juan Ramón Jiménez.
      No hablo por este muchacho al que no conozco y sabe hablar solito.
      Hablo desde mi experiencia personal.
      A lo mejor es hasta quicio el muchacho. No tengo ni idea. Pero aprovecho la entrada para decir una vez más lo de siempre.
      Uf.
      Besos a todos.
      Abrazos
      Esperanzas y paz

      • Carmen

        Porque date cuenta. Ha entrado en Atrio. Y esto es un blog o lo que sea esto relacionado con la religión . Digo relacionado.
        Y quien crea que la iglesia no influye en las cabezas de los adolescentes se equivoca totalmente. Al menos en España. Porque su infraestructura es bestial.
        Y es un error de bulto dejar que las mentes retrógradas se hagan con la iglesia. Un error enorme. Porque aquí somos muy de iglesia y salen partidos como vox que enarbolan la bandera del cristianismo. Y otros como el PP , ante el miedo de perder el voto de la iglesia, hala, a retroceder.
        Porque los milenians y la generación z o como se llame, pasan todos por el instituto donde la religión es asignatura. Voluntaria, pero asignatura.
        Y en los religiosos para que contar.
        Sorry.
        Pero es que uf. Vuelo
        Y que hablen ellos. Y nos toca escuchar. Porque queremos o no, el futuro está en sus manos.
        Y ellos no pueden cometer el error de no aprender de nuestra experiencia en mil batallas. Estamos condenados a entendernos.
        Y ya me callo.
        Te prometo que te mandaré un artículo. Pero pensado y meditado, no así a voz de pronto, que siempre digo lo mismo.

  • Gonzalo Haya Prats

    Me parece importante abrir Atrio a nuevas generaciones. Podríamos invitar algunos jóvenes que conozcamos, y contactar con organizaciones juvenile, para que opinen y escriban sobre sus experiencias y sus inquietudes sociales, trabajo, vivienda, salida al extranjero, uso de internet, móvil, futuro de la tecnología, valores éticos y sociales…

  • ruiddo

    Hola, aquí algunos pensamientos de un millenial (aunque ya no tan joven en comparación con la generación z)

    desconfiamos de toda verdad que venga desde arriba, de los mayores; de toda tradición que haya demostrado funcionar en el pasado; de toda estrategia que apunte en UNA dirección

    sospechábamos algo al darnos cuenta de que lo que se nos decía no se correspondía con lo que veíamos. ahora comprobamos que nuestras sospechas eran ciertas y empezamos a entender por qué

    el mundo y sus ritmos han cambiado tanto que no pueden funcionar las estrategias que antes funcionaban. y otras que se pensaba que funcionaban en realidad nunca lo habían hecho o suponían muchos más efectos secundarios de los que imaginábamos

    por ejemplo los frutos del espíritu que aquí se han mencionado pueden ser causantes de enormes desigualdades y sufrimiento si se persiguen de manera ingenua. en este mundo moderno y globalizado, luchar por el bienestar de los que nos rodean suele ocasionar la pérdida de bienestar en gente que no nos rodea y que nos es fácil ignorar

    tratábamos de encontrar soluciones simples a problemas complicados. pero estos problemas resulta que eran complejos (con muchos factores fuertemente interconectados de maneras poco predecibles)

    ahora no necesitamos verdades, si no exploración y experimentación para encontrar nuevas maneras de ser que sean más compatibles con este entorno variante y complejo

    PERO

    también creo que hay espacio y utilidad en la comunicación intergeneracional. quizás no tanto en cuanto a las conclusiones alcanzadas después de tantos años, pero sí en cuanto a los itinerarios personales, como se dice aquí. todos somos humanos y tenemos más cosas parecidas que diferentes en la cabeza. los jóvenes se enfrentarán a problemas que (aunque en un contexto completamente distinto) serán similares desde un punto de vista personal a los ya vividos por los mayores. creo que aquí es donde más puede hacer esta comunicación

    (y por supuesto también sería muy interesante esta comunicación en el sentido inverso)

    • M* Pilar García Martínez de Aguirre

      Hola ruido: ¡Bienvenido! Y voy a compartir contigo que… Hay quienes ¡siempre! nos hemos preguntado ante aquellas “cosas” que nos metían en “vena” y no tenían nada que ver con la vida.

      Preguntar, intentar conocer las realidades que nos rodeaban, escuchar, a quienes tenían un profundo saber… optar por lo justo, preocuparse por los que siempre han sido ninguneados… colaborar, compartir, querer de verdad, luchar por un mundo mejor, mirar al cielo… para no sufrir o temer perder ¿qué? es algo vacio,, hay que contemplar su grandeza y hermosura, e ir comprendiendo lo que la ciencia nos va descubriendo.

      No pretendo enseñar nada, entregué mi vida a un hermoso Proyecto, el que nos dejó el Galileo Jesús ¡Limpio del polvo de los siglos y de los intereses del poder!

      Y es, lo único que he sembrado con mi vivir, no he mirado el resultado, solo, he entregado mi vida a ello… con todas mis limitaciones.

      Quizá esto no te diga nada; y estoy de acuerdo contigo… La vida como ahora se presenta… ya no es para mí; por eso no pretendo…nunca lo he pretendido… enseñar nada, solo he vivido lo que bullía en mi interior.

      Creo que cada persona, tiene que buscar su lugar y su manera de vivir su vida.

      Un abrazo entrañable… Y deseo que sigas compartiendo en este Atrio de nuestro corazón.
      m* pilar

    • Carmen

      Toda la razón.
      Querido, os toca.
      Hemos hecho lo que hemos podido. Lo que creíamos que era lo correcto, que dicen los americanos. Me encanta esa expresión.
      Hay retos a los que nosotros no nos sabemos enfrentar porque sencillamente el mundo ha cambiado de golpe. Antes los cambios eran más lentos. Progresivos. Pero este mundo a la inmensa mayoría de no milenians,se nos escapa.
      Mucha suerte. Tu suerte está ligada a la de mis hijos y a la de mis nietos.
      Adelante, pues.

    • ana rodrigo

      Hola, ruiddo, bien venido a este lugar de encuentro, siempre abierto al presente y al futuro, y poco nostálgico del pasado. La historia la hemos llevado o ella nos ha traído hasta aquí, y desde este punto, como siempre se ha hecho en la historia, tenemos la obligación de seguir construyendo en vez de destruir, que de todo ha habido y habrá siempre.

      Qué interesante y qué necesario es que las nuevas generaciones nos aportéis vuestra visión de la vida en general, incluyendo la política, la economía, el sistema económico capitalista, el mundo interior no material dentro de nuestra materia, el cuerpo, el cerebro, la religión, etc. etc.

      Quizá a la gente que tenemos una cierta edad nos veáis como unos muertos vivientes, creo que la velocidad vertiginosa que va tomando el mundo actual de un día para otro, nos obligue a mantenernos despiertos y despiertas, pero sería un complemento impagable saber en qué punto están vuestras inquietudes y vuestros anhelos. Sería fantástico el poder conocerlos y compartir todo aquello que nos desperece más, si cabe, la mente.

      Espero poder leerte más veces. Gracias por tu participación.

  • Olga Larrazabal Saitua

    Querido Antonio:  Te felicito por tu editorial.  Es contundente y lúcido. Creemos que tenemos algo que decir de nuestras vidas ínfimas, como tu las llamas, y que es la única vida que tenemos, por lo tanto es nuestro tesoro personal. Y ese decir que cae en la nube de Internet, puede ser semilla para alguien.  Nadie sabe de quién es maestro.  A veces uno se empeña en compartir con ciertas personas y las que te recuerdan, son otras.  Y lo hacen no porque hayas dicho algo muy inteligente, sino porque le prestaste atención en algún momento o tuviste un gesto benévolo, una mirada, una sonrisa.

    El que alguien de otra generación pueda leernos y sacar conclusiones que tengan algún valor, depende del azar.No somos propagandistas de nada, excepto de nuestra inquietud por buscar un camino en medio de una tormenta, tal como lo expresó Verónica.  Quizás podamos ser como un pequeño faro, que humildemente manda destellos acompasados que a alguien pueden servir de guía.  Eso ya sería un gran logro.

    Saludos a todos los Juanes, Luises, Pedros y Pablos.  Aquí, desde una tierra desértica llena de terremotos que tienen el epicentro en la bahía frente a mi casa, y no es broma.  Tenemos un eclipse de sol el próximo Martes que se verá en su esplendor desde la terraza.

    Tento los terremotos como los eclipses, son parte del gran misterio que nos rodea, y también los son las plantas que crecen en el desierto y la gran presencia del Espíritu en el cual vivimos, cuyos frutos en nuestra alma mencionó Antonio citando a Pablo de Tarso.

    Un gran abrazo a todos.

     

  • Javier Peláez

    Sobre la Sentencia del Supremo de La Manada que,por cierto,el tribunal advisete que los hubiera condenado a 10 violaciones si alguien los hubiera acusado de eso,ya sabemos lo que ha dicho el portavoz de VOX en Andalucía el ínclito Francisco Serrano:”el ùnico sexo seguro va a ser la prostituciòn”.Luego este hombre se està rectificando en twitter,yo ya le he recomendado que no se haga “pajas mentales” y que se confiese con el obispo de Alcalà que seguro que le absuelve…Recuerdo cuando estudiaba derecho penal,parte especial,y una profesora ayudante no explicaba que pueden ser sujeto pasivo de la violaciòn las prostitutas…De sentido comùn.Cuando cesa el consentimiento con el cliente,entra en juego la violaciòn…Esto me lo explicaron en los ochenta…Pero este hombre,que no sabemos como llegò a juez,no tiene conocimientos básicos de sus estudios…..Como alguien ha dicho este juez es el típico putero español y  como ha dicho alguien màs VOX representa la España garrula que evidentemente es distinto de la rural…Si querèis ver un ejemplo del sentido comùn y la inteligencia de los hombres del mundo rural,buscar a Nel Cañedo y su diatriba contra un juez que prohibiò un gallinero al lado de una casa rural…Yo a este hombre,de profesiòn pastor,lo hacía Pdte del Gobierno…Desde luego tiene un discurso muy superior a bastantes diputados.Una  cosa es el mundo rural y otra cosa ser un garrulo como los de VOX…Ya sè que me vàis a decir que la prostituciòn no es libre,pero conviene tambièn decir que a las prostitutas no se las puede violar como ha sugerido este juez…

    • ana rodrigo

      Cómo hemos podido llegar a este punto, gobernándonos esta gentuza porque otros partidos se lo han permitido. Yo creo que me entra una especie de depresión cuando observo el panorama político actual de este ingobernable país.

      • M* Pilar García Martínez de Aguirre

        Querida Ana: ¡Totalmente de acuerdo!

        Me sucede lo mismo…no sé si es depresión pero si una gran tristeza.

        ¿A dónde vamos a llegar… Que personas (si se les puede llamar así) pueden llegar donde están llegando?

        Vergonzoso
        me* pilar

    • Carmen

      Pues anda que el de VOX de Murcia, que le va a dar el gobierno a la derecha, también ha estado bonico…
      Ay, mi Murcia preciosa…

  • ana rodrigo

    Felicidades a todos los que han participado en atrio y se llaman Juan, en especial a los participantes actuales como son Juan García Caselles, Juan A. Vinagre, Juan J. Tamayo o Juan Cejudo,

    • Carmen

      Eso.
      Felicidades a los Juanes.
      Que paséis un buen día
      Un abrazo

    • M* Pilar García Martínez de Aguirre

      ¡¡¡Muchas Felicidades Juanes de Atrio… Y de fuera…!!!

      Un gran abrazo muy entrañable y agradecido.
      m* pilar

    • Antonio Duato

      Y también a Juan Masiá y Juan Argudo (Juan de Catalina) que aparecen poco por aquí ahora.

      Pero sobre del inolvidable Juan Luis Herrero. Acabo de hablar con Reyes para trasmitirle mi recuerdo y acompañamiento, junto con los vuestros.

    • George R Porta

      Me sumo aunque tardíamente a los buenos deseos de que todos los juanes hayáis tenido una bonita celebración de vuestro onomástico y el deseo anticipado de que podáis celebrarlo muchos años más.

    • Asun Poudereux

      Me uno a esta Felicitación de Juanas y Juanes extendiéndola al máximo. Aquí en ATRIO el recuerdo es el aire que se respira y nos renueva.
      Un abrazo enorme.

  • George R Porta

    ¡Hola Antonio! Un abrazo cordial. Gracias por este nuevo editorial tan provocador y estimulante.

    Leo: «¿No podríamos alcanzar ya ahora a algunos jóvenes que acogen este camino de conocimiento interior y búsqueda de sentido que esperamos siga madurando en Atrio?» (Enfasis añadido.) 

    Me parece que el gran desafío del educador es que guía a una generación a cuya zaga hace su propia andadura. Los más jóvenes nadan delante de nosotros, no detrás y, desafortunadamente (quizás esa sea la broma de la divinidad si existe como espero y deseo) tienen que volver la espalda a su futuro porque dependen de la generación que les precede para que les aupen y y les sostengan. me parece que eso ayuda a comprender lo doloroso de la ruptura que esos mismos jóvenes hacen cuando descubren a sus progenitores, educadores, preceptores, como obsoletos y los descartan. También para comprender el escepticismo con el que tan a menudo se mira el futuro cuando, por no confiar en los/las jóvenes, solo se espera el desastre.

    Podemos, las generaciones que ya andamos sobre el último tramo de la existencia, dejarles hacer aunque mantengamos la comunicación, pero ellos harán como hicieron nuestras generaciones, lo que harán y hasta lo que aún no saben que ya están definiendo con poca consciencia de ello, porque los manidos versos de Machado parece que estén escritos en una piedra eterna. Se sepa o no se sepa, «se hace camino al andar». Un abrazo agradecido.

     

    • Asun Poudereux

      Sí, George. Creo que el camino a andar no queda limitado a nuestros deseos. Si no, sería limitar el alcance de lo que nos trasciende. Si lo que llamamos Dios está en todos y en todo, cambiemos nosotros y dejémonos atravesar por Ello, entendamos o no lo que está siendo a través nuestro y nos sacude sin cesar. A veces la luz que atraviesa nos da una visión que estos ojos se cierran a ver.

      ¡Ah, George! Agradecí tus buenos deseos sobre el examen, solo que el miedo me hizo callarme y manifestarlo.
      Ahora pasado el gran susto y bajón tras el examen de cuatro partes y dos días, se trata de la lengua árabe, y si no hay error en lo publicado en secretaría de la EOI, he aprobado. Me cuesta creerlo. El perfeccionismo dichoso…

      Un abrazo agradecido por todo.

      • George R Porta

        ¡Hola, amiga Asun! este comentario me pasó inadvertido y lo lamento. Me alegra mucho que aprobaras tu examen de lengua árabe. ¡Cuánta falta hace el multilingüismo! Este acerca a los pueblos y a las personas. Me muevo en sentido contrario, voy olvidando que en algún momento pude expresarme con alguna soltura en cinco lenguas europeas activas y una muerta, pero por mucho tiempo lo disfruté: El tiempo y el aislamiento.
        Ojalá que leas este mensaje tan tardío pero cargado de alegría y de elogio a tu avance en el dominio del árabe.
        Hay una profesora en la Universidad de Puerto Rico, la Dra. Luce López-Baralt que fue discípula de Miguel Asín Palacios quien enseñó en la Universidad de N. York por muchos años y ha recibido múltiples premios por su contribución al estudio y la divulgación de la influencia islamista en la literatura mística española, sobre todo San Juan de la Cruz y el conocimiento de las lenguas árabes en general. La conocí en persona y escuchando en una conferencia cómo había sido su experiencia de aprendizaje de la lengua árabe y de la influencia islamista en la literatura española, me parece que solo aumenta mi admiración hacia tí por aprobar tu examen.
        ¡Enhorabuena!

  • Honorio Cadarso

    Bueno bueno! No somos solo educadores de las generaciones que nos siguen, ellas también nos educan a nosotros, si somos capaces de interesaarnos  y estamos a la escucha de sus mensajes…Primera nmota marginal.

    Amiga Carmen, amigos todos, caminamos desde ya con una esperanza que no tiene un momento de rupturas y de comienzo nuevo. la vida no tiene dos etapas, solo una, y ya la estamos viviendo. Estamos construyendo un mundo nuevo, estamos creando el mundo cada día, y no nos preocupa si alguna vez nuestra vida se acabará, ni si habrá una segunda vida mejor: estamos viviendo una sola vida cuyo final no depende de nosotros, ni tampoco debería preocuparnos…¿Qué es eso de reservar nuestras esperanzas para el más allá? Más allá de la vida no hay nada, esta vida que vivimos es el todo. Varones galileos, ¿qué ostras hacéis como bobos mirando al más allá? Siempre hay el “más acá”, el hoy sin fin, el mundo que esta a medio construir…

    • Mª Pilar García Martímez de Aguirre

      Querido Honorio:
      ¡¡¡Me apunto a esta tu mirada… y la mía!!!

      ¡Gracias amigo! Un abrazo entrañable.
      mª pilar

  • Román Díaz Ayala

    La oferta editorial lleva implícita una nueva propuesta de cristianismo. Hace distincion entre los llamados frutos del Espiritu o del espíritu  y deja abierta la opción entre la esperanza de una vida eterna o su ausencia.

    Total, que nos emplaza a tomar parte decidiendo entre un cristianismo “pneumático” y otro cristianismo “cultural”. No es tan novedosa, porque Alberto Revuelta en otro trabajo inserto esta misma noche  ironiza con “la nueva teología”.como punto final de su escrito.

    • Antonio Duato

      Desde siempre, en mi intención inicial de 2001 y en el Proyecto Atrio de 2007 la propuesta de ATRIO ha sido buscar una espiritualidad y una ética humanas, donde pudieran confluir diversas tradiciones y laicas, sin excluir pero sin reducirse al cristianismo.

      • Román Díaz Ayala

        Cierto, he ahí su grandeza y su limitación. Estamos en una cultura dada y en nuestro momento civilizatorio. Lo que nos une nos separa ( separación en el sentido de distinguirnos individualmente) El respeto toma forma de tolerancia.
        Doy fe de que los objetivos están conseguidos, sólo que el cristianismo siempre está y seguirá presente. somos hijos de nuestra propia historia.

    • Carmen

      Entonces, soy cristiana o no soy cristiana? Porque eso de la vida eterna, creerlo, no lo creo. Y si existe espero que sea para bien, porque me da hasta miedo.
      Repito la pregunta, soy o no soy? Dios santo, parezco Hamlet.

  • Veronica pojmaevich

    Una noticia inspiradora que dé cuenta de los signos de los tiempos pero con el toque de sal, de levadura, de esperanza; la conexión con la biblia u escritos sabios; la biblia está llena de tesoros, de recursos, es luz; una noticia que surja desde la intuición de estar respondiendo a la pregunta silente y recurrente, contemplativa: Señor, que mandáis hacer? Eso espero de este tipo de sitios, y justamente acá encuentro este alimento espiritual. Una noticia muy concreta, a veces me significa un bla, bla, bla al decir de fritz perls pero cuando encuentro un alimento espiritual me es de provecho, para desarrollar interioridad justamente. En fin la orientación que la humanidad necesita reflejada en este cuento de mamerto menapace:
    Historia de un faro
    El velero había salido lleno de euforia y de esperanza del puerto de Buenos Aires buscando el Pacífico. Pero al llegar hasta allí no tenía más remedio que bordear la tierra en busca de la brecha que por el Cabo de Hornos le permitiera torcer hacia la derecha rumbo hacia el mar grande. Por eso puso confiado proa al sur, aunque su meta fuera el oeste.
    Pero el cambio de rumbo no se hizo. Tal vez se navegaba con las velas demasiado desplegadas. Tal vez fuera de noche cuando se pasó frente a la brecha. A lo mejor sucedió durante una tormenta. No sé. Lo cierto fue que se continuó al sur, rumbo al frío, rumbo al polo.
    La duda del error se iba haciendo consciente. Una vez plenamente instalado en la conciencia, la duda floreció en angustia.
    El pobre velero se encontró rodeado por los témpanos, por el frío, las tormentas y un sol que cada vez se alejaba menos del horizonte. Entonces fue cuando se tuvo conciencia de haber equivocado el rumbo. De estar marchando hacia la nada, hacia el vacío del frío y de la muerte. Se le preguntó a la brújula: pero la brújula había enloquecido. Porque en el polo las brújulas enloquecen y comienzan una danza que contagia a los marineros.
    Ya no tenía sentido seguir. ¿Para qué? Si cada esfuerzo hacia adelante era un paso hacia la nada fría de la muerte. Algo que embretaba aún más entre los hielos, la oscuridad y las tormentas.
    Se quiso preguntar a las estrellas. Pero las estrellas revoloteaban en círculo alrededor de un polo cósmico invisible lo mismo que los albatros alrededor del mástil del velero. En el polo, las estrellas no nacen ni mueren, simplemente giran equidistantes al horizonte. Allí, cerca del polo, poner proa una estrella hubiera sido simplemente girar sobre sí mismo.
    Entonces ¿nada había ni en el barco ni en el cielo, que fuera capaz de devolver el rumbo? Porque el hecho de no saber dónde se estaba, quitaba todo sentido a lo que se tenía. Los grandes puntos de referencia eran todos ambiguos. Porque en el polo todo es ambiguo, hasta el mismo movimiento.
    Y fue entonces cuando se recibió el mensaje.
    Tres cortas… una larga… silencio. Tres cortas… una larga… silencio. Tres…
    El brillo intermitente despertó la curiosidad de esos hombres hambrientos de señales. No. No podía ser una estrella; porque ese brillo estaba allí, sobre la misma línea horizontal que ellos. Participaba del movimiento de las mismas olas, rodeado por los mismos témpanos y el mismo desamparo del frío y las tormentas. Tenía que ser un signo de presencia humana. Era un faro.
    Y el faro continuaba fiel al ritmo de sus intermitencias: tres cortas… una larga… silencio. Tres…
    Y esos marineros aturdidos por el ruido y la tormenta que silbaba en el cordaje de sus mástiles hubieran preferido que en lugar de ese silencio, el faro les enviara una palabra con la que se identificara a sí mismo y los ubicara a ellos. Pero el faro en su soledad tenía sólo un medio para comunicarse y manifestar su identidad: la fidelidad al ritmo de sus intermitencias. Y continuó lanzando sobre la tormenta, las olas y los témpanos, su mensaje de luz con pañales de silencio.
    ¿Desembarcar en el faro? Era imposible. En esas latitudes los faros anidan en arrecifes. La palabra esperada estaba oculta en el silencio del velero mismo. Porque el velero contaba entre sus bienes con un libro de faros. Y fue allí donde los marineros fueron a identificar el mensaje de ese faro. Y fue gracias a la fidelidad precisa y silenciosa a sus intermitencias por la que los marineros, mineros del silencio de ese libro, ubicaron la identidad del faro y con ello un punto de referencia para su propia posición. Entonces cada cosa antes incoherente, aportó su pequeño mensaje provisorio: la posición del sol en el horizonte, la hora del reloj, la danza de la brújula, y hasta las mismas estrellas.
    Se supo que se estaba proa al polo. Y se viró en redondo. Y con ello los marineros supieron que el velero se había salvado. O mejor, que para ese velero comenzaba la oportunidad de salvarse.
    Porque esa conversión profunda, aparentemente no había cambiado nada en la geografía concreta de su navegación. Seguían rodeados por los témpanos, el frío, las olas y los vientos. Su conversión no les había cambiado de geografía; simplemente los había colocado proa hacia una nueva dirección. Antes, seguir era avanzar hacia la muerte, hacia el frío del polo y de la nada. Ahora, navegar era avanzar hacia la luz, hacia la vida, hacia el encuentro con los demás hombres. Era regresar hacia su pueblo, dejando atrás la geografía del reino de las sombras. Pero allí los dos rumbos participaban aún del mismo medio externo. Y tal vez el esfuerzo para avanzar fuera ahora aún mayor que el anterior, porque había que hacer frente a todo eso que los había conducido hasta allí. Pero la diferencia estaba en que ahora los esfuerzos tenían sentido porque conducían a la vida. Porque entre los navegantes, lo que desanima no es el tener que hacer esfuerzos, sino el que esos esfuerzos sean gestos vacíos de sentido.
    Poco a poco fue quedando atrás toda esa geografía polar. Poco a poco las estrellas fueron inclinando sus órbitas buscando el horizonte, y la brújula fue estabilizándose. Y con ello se reentró en el mundo de las exigencias normales de la navegación a vela. Se siguió navegando con fidelidad a esa ruta, proa hacia esa meta donde muere el sol.

  • Román Díaz Ayala

    El ser humano cuando salió de la precaria seguridad que proporcionaban los árboles y comenzó a caminar erguido llegó a descubrir lo precario de su vida y desde entonces su situación mental ante una naturaleza hostil en luchas constante contra la naturaleza que se mostraba hostil.

    Hoy se vuelve a los miedos ascentrales ante una tecnología que muestra sus aspectos más amenazadores; el riesgo de la deshumanización.

    Pero no es más que otro reto histórico, los humanos nos hacemos cada vez más perfectos, y con la autoconsciencia de ser seres perfectibles tras cada embate de los desafíos de este proceso. Es un destino escrito ( para mí que soy cristiano, muy fácil en su explicación, ante el misterio de Cristo), pero que tenemos que buscar en la historia, lugar común de encuentro.

  • Román Díaz Ayala

    Sin tiempo para más cosas, aunque tendré que volver a este lugar en repetidas ocasiones, me gustaría  puntualizar de urgencia algún considerando.

    Si representamos algo en  cuanto al perfil de nuestras edades, es un segmento muy a tener en cuenta. En España, en las últimas citas electorales hemos votado con un censo de casi 38 millones, y las personas mayores de 64 años representamos  el 20 por ciento, unos siete millones. (El de los jóvenes a partir de  la  edad de  votar a los dieciochos participa en un 15 por ciento)

    Continuando en España el peso social que representa nuestro esfuerzo se mide de dos maneras diferentes. Por un lado, gracias al sistema de pensiones, y las consecuencias de la crisis del 2008 con la caída del empleo y los sueldos en precarios, nuestra participación en la economía (consumo) llama la atención de los bancos que nos tienen por clientes más fiables, recibiendo atenciones antes ignoradas.

    Por el otro lado, aparte del nivel de solvencia (compras a largo plazo ya del todo o casi pagadas y bienes, como la vivienda, amortizados) hemos sido el colchón amortiguador de la caída de las economías familiares contribuyendo grandemente a la cohesión social.

    Añadamos a esto el alto grado de inquietudes sociales,  y de otro tipo, como la política o la religiosa, presente con más frecuencia que en las otras generaciones más jóvenes.

    Atrio en lugar de ser una rara excepción es un exponente muy dinámico y un lugar presente para las batallas que se libran ahora, con independencia de lo que nos pueda deparar el futuro. Es decir, que no construimos para el futuro, sino para atender los problemas y aceptar los retos del presente.

    Ni aferrados al pasado que se quiere salvar, ni idealistas utópicos de como queremos configurar el mañana. Simplemente con un sentido de honestidad con la historia.

    • Carmen

      Por supuestísimo. Son ustedes una generación irrepetible.
      También estoy orgullosa de la mía. Sobre todo de las mujeres de mi generación. Abrimos un montón de puertas por donde ahora salen un montón de jóvenes y no son conscientes de que pueden salir porque las han abierto.
      Pero en cuestión de sentido de la vida o como le quieras llamar, espiritualidad o busca tú la palabra, queda muchísimo por hacer. No hemos abierto ninguna puerta. Cada uno se ha defendido como ha podido. Pero eso no es abrir puertas.
      Un abrazo

      • Román Díaz Ayala

        Otro signo de que los tiempos han cambiado.
        Hemos pasado del concepto antiguo de generación, mientras permanezcan vivas algunas de las personas nacidas hoy, a otro nuevo más dinámico, que se sucede cada diez años en la configuración del pensamiento.
        Yo hacía referencia a ese segmento amplio que va desde los 65 años, que entran en la tercera edad, donde casi toda su totalidad es pensionista.

  • ana rodrigo

    Querido Antonio, en primer lugar gracias por este espacio de encuentro y reflexión que llamamos ATRIO, promovido cuidado y minado por tu dedicación al mismo y del que tantos y tantas nos beneficiamos.

    Gracias por tus deseos y por tus esperanzas, diríamos, contra corriente, pero que siguen ahí esperando que haya siempre alguien que mantenga vivos esos valores espirituales que nos humanizan.

    El mundo evoluciona a un ritmo vertiginoso en todos los sentidos, y nuestra generación hemos presenciado desde unos sistemas casi medievales hasta unas expectativas tecnológicas que da la impresión que van a ser las que conduzcan el mundo hacia donde esos potentes poderes quieran.

    Ya sabéis mi teoría, un granito de arena, sumado a otros muchos, hacen posibles grandes playas. Hay infinidad de ongs buscando el bien, la justicia, los derechos humanos, viviendo la compasión y la entrega hasta la heroicidad, y esto nos debe mantener en que no todo grano de trigo que cae en tierra muere, y la mayoría dan fruto y lo dan en abundancia.

    Y si la Iglesia-institución se hunde, es porque se lo está buscando, porque la otra iglesia, la no institucionalizada, sigue viva y activa, aunque sea minoritaria.

    Creo que ya conté un hecho muy ilustrativo. Hace unos meses tuvimos aquí, en Granada, unas jornadas de orientación cristiana abiertas a las realidades “mundanas” no religiosas. Al final de las mismas, cantaba un coro venido de Madrid muy interesante. En la conferencia anterior a su actuación, mientras esperaban, algunos componentes estuvieron escuchando a Tamayo en su conferencia, al salir, un joven dijo sorprendido: uf, qué interesante, yo no tenía ni idea de que esto fuera teología. ¿Por qué la Iglesia-institución no habla el lenguaje de los jóvenes?

    Del 6 al 8 de Septiembre se celebrará el 39 Congreso de teología alternativa de Teólogas y teólogos Juan XXIII sobre Justicia y compasión en un mundo desigual, del 22 al 24 de Noviembre tendremos en encuentro de CCP de Andalucía en Torrox, Málaga, en la misma línea creo que también va por la treintena, porque en años alternativos celebramos la semana andaluza de teología en la misma línea. Solamente son dos muestras, porque en el mundo hay muchísima gente seguidora de Jesús haciendo lo mismo. Ánimo, pues, no estamos solos.

     

    • oscar varela

      Hola ana!
      HOY “optimista”;
      AYER “pesimista”
      ¿en qué quedamos?

      Quedamos en ESO: en NO QUEDAR;
      NOS TAMBALEAMOS PERO NO CAEMOS!

      • ana rodrigo

        Hola, Oscar, quiero decir las dos cosas. La realidad es poliédrica, y según hacia dónde la mires, las cosas se ven sin luz, y si miras hacia otra parte de la misma, ves esperanza que te invita a la acción. La realidad no es una línea recta. Así que no es cuestión de días o estado anímico, sino de hacia dónde mires o lo que veas.

        Por ejemplo, hoy he leído este cuento: “El Papa ha declarado un ‘Jubileo Lauretano’ del 8 de diciembre del 2019 al 10 diciembre del 2020 para todos los que viajan en avión, coincidiendo con el centenario de la declaración de Nuestra Sra de Loreto como patrona de la aviación.” Te puedes imaginar que no es para levantar el vuelo por mucho que vuele en un avión en este año. Esta es la vida real y yo, espectadora, hago el análisis según veo la realidad.

    • Carmen

      Pues eso que dice este joven lo dirían millones. Te lo aseguro

  • carmen

    Es que no es sencillo. Porque nuestras cabezas y las suyas no tienen nada que ver.

    Está claro que a los que les va la religión ya están dentro de los kikos o el opus o grupos de esos. esos así son y en su derecho están. pero hay otro grupo de jóvenes, diría que mayoritario que no encuentran un camino y por ello han hecho de las redes sociales su templo, como una especie de finalidad en su vida. Algunos que piensan en el porqué de porqué suceden las cosas,son seres extraños en este mundo juvenil que se me escapa. Quién se va a preocupar de ellos? Sé quienes no lo van a hacer. Todos los grupos del mundo mundial a los que no les interesa un pensamiento libre, porque puede traer problemas que los chavales piensen  por su cuenta y desarrollen un espíritu crítico. Luego se convertirán en adultos. Eso es algo que tengo muy claro, porque   ochenta antiguas alumnas  tienen  ya 54 años, doce menos que mi persona. y sigan quitando un años por curso, durante cuarenta y un curso. Son el presente del País y sus hijos serán el futuro. Por eso se invierte tantísimo en educación en todos los países.

    No creo que la solución esté en leer a grandes filósofos y pensadores de la historia de la humanidad ni a gente que sabe tantísimo que no hay quien los entienda. No. Me refiero a que hay que entrar en su mundo, hablar su idioma y comunicarles que existe otra manera de andar por la vida que no pasa por dejarte llevar por los influencers, por las fotos con fotoshop o por el reguetón. Hay otro mundo ahí fuera que los está esperando con los brazos abiertos. Los manejan como quieren. El gran  Hermano, personaje de Orwell de 1984, ha pasado a ser el hermano pequeño de la vida actual. Y no se dan cuenta. Fiscalizados por sus teléfonos móviles gracias a los datos que ellos mismos introducen. Es brutal lo que está sucediendo.

    Ayer me dijeron en un correo algo muy tranquilizador.Ya se darán cuenta porque el Espíritu habita en ellos. Es cierto, quizás no haga falta más que tiempo, pero me encantaría echar una mano. Y no sé cómo hacerlo.

  • oscar varela

    Hola!

    Este equilibrado Artículo Editorial

    bien elaborado y meditado

    no es poco!

    Gracias!

Responder a Asun Poudereux Cancelar comentario