Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4994 Artículos. - 80207 Comentarios.

50 años de orgullo

No todos tenemos claro dónde y por qué empezaron estas celebraciones y manifestaciones que hoy representan en todo el mundo el grito de dignidad y libertad de las personas LGTB+. En este artículo de  Diario de la Capital Mar de Plata Javier Moreno Iglesias, Referente de AMADI, explica bien lo que ocurrió en un bar de Nueva York hoy hace 50 años.  Ese fue el ¡BASTA! que desencadenó el año siguiente la primera manifestación del Orgullo Gay. En España estamos ahora marcados por la resistencia a la contraofensiva de VOX. En Argentina aún están en proceso de ir consiguiendo mejor legislación para el colectivo LGTB+. AD.

Hace 50 años de aquella noche del 28 de junio de 1969, en que se produjeron los disturbios de Stonewall (Nueva York), momento histórico fundacional del movimiento LGBT+ hasta el presente.

En EEUU la comunidad gay y trans, venía sufriendo una persecución sistemática ya en la década del 50. Nos echaban de los empleos con solo alguna mínima sospecha de nuestra orientación sexual, nos sancionaban por mala conducta sin pruebas en las universidades, nos daban de baja contratos de alquiler aduciendo una mala reputación que afectaba al vecindario, etc.

La homofobia imperante en la vida cotidiana tenía su justificación en diversas prácticas, como la patologización de la homosexualidad y “travestismo” dentro de las categorías de trastornos mentales; las interpretaciones abusivas de ciertos libros religiosos; y los mecanismos estatales de “lista negra” y “caza de brujas” donde tanto “homosexual”, como “marxista” y “judío” eran los nombres para tipificar el mal (macartismo).

Las fuerzas policiales se excedían en su deber de garantizar la seguridad en la vía pública, e irrumpían en los lugares de sociabilidad amigable con la diversidad sexual, aduciendo “conductas indecorosas” si estábamos de la mano o bailábamos juntos. Estas redadas eran extremadamente frecuentes, entrando violentamente en los espacios nocturnos, golpeando, llevándose detenidos, avisando a las familias por teléfono con el objetivo de “sacar del closet” forzosamente. Pero la noche del 28 de junio no fue igual. Días antes había fallecido Judy Garland (“El Mago de Oz”) intérprete de la canción que supo connotar un mensaje de libertad para nuestra comunidad en aquella época: “Somewhere over the rainbow” (Más allá del arco iris”). Gays, lesbianas, bisexuales, trans, estaban tristes, desanimados, cuando la Policía irrumpió en Stonewall Inn a hacer detenciones.

Una mujer trans, afro, bisexual, tiró una piedra. Se estaban llevando a sus amigas y esto ya era inadmisible. Otras personas la siguieron en la acción. Y así, con decenas de heridos, nadie muerto, y mucha gente asistente de los bares vecinos prestando su apoyo, se dijo BASTA.

Un año después, conmemorando este suceso, celebrando el empoderamiento de tantas personas y el fortalecimiento de las organizaciones de lucha por los derechos civiles de nuestra, se realizó la primer marcha del Orgullo Gay el 28 de junio de 1970, repitiéndose todos los años en cada vez más cantidad de países del mundo. Como decía Carlos Jáuregui, en una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta.

En estos 50 años transcurridos se ha conseguido despatologizar nuestras identidades, a nivel internacional la Psicología y Psiquiatría han abandonado esas concepciones prejuiciosas y sin base científica por las cuales nos catalogaban como enfermos mentales. Paulatinamente se fueron derogando los artículos de leyes y Códigos penales que nos criminalizaban. Hoy en 29 países se reconocen legalmente las uniones matrimoniales entre personas del mismo sexo; Argentina fue el décimo país en conseguir el reconocimiento de este derecho, no sin una larga disputa.

En Argentina y en unos pocos Estados más, se legalizó el derecho de las personas trans a ser inscriptas en su documento y tratadas de acuerdo al género autopercibido y no con el que les fue adjudicado al nacer.

A partir de la enorme cantidad de crímenes de odio en todo el mundo (principalmente en Brasil y EEUU) contra la población LGBT, se fue tomando conciencia de la urgencia de sancionar leyes antidiscriminatorias. En Argentina la Ley actual es de 1988 y nunca llegó a aplicarse para agravar alguna pena judicial relacionada con alguna agresión o asesinato de odio por nuestra identidad u orientación sexual. Recién en mayo de 2018 en Mar del Plata, y por primera vez en Argentina, se enmarcó en esta ley los actos de violencia de un grupo de ideología neonazi que atacaba mujeres trans (y también adolescentes punk, activistas feministas, etc) en la ciudad.

Además del 28 de junio, en Argentina conmemoramos el 9 de mayo (aprobación de la Ley de Identidad de Género en 2012), 17 de mayo (en 1990, la OMS declaró que la homosexualidad no podía ya ser un criterio diagnóstico a utilizar por la psiquiatría en sus manuales) y 15 de julio (aprobación de la Ley de Matrimonio igualitario en 2010). La Marcha del Orgullo se realiza en Argentina desde el año 1992, y en Mar del Plata desde el 2004. En la actualidad se organiza en noviembre, diciembre, para aprovechar el clima más amigable y para recordar en esos meses la aparición de la primer organización gay en el país: “Nuestro Mundo” en 1967 en Buenos Aires.

Mar del Plata no fue ajena a los procesos de lucha y de conquista de derechos para nuestra población. En 1996 ya había una organización: “Homo Sapiens” que ayudaba a personas a “salir del closet” y realizaba grupos de reflexión y pequeñas manifestaciones en plazas, bares y aulas. Luego vino APID (Asociación por la Igualdad de los Derechos) que trabajó mucho por empoderar a las mujeres trans en situación de prostitución y de pobreza. La Red de personas viviendo con VIH, espacio de mucha contención y de visibilización de una de las problemáticas que tiempo atrás afectaba mucho a nuestra comunidad. ATTTA Asociación de travestis, transexuales y transgéneros Argentina, con su constante labor en el ámbito de la salud en los “consultorios inclusivos”. AMADI Asociación marplatense por los derechos a la Igualdad, que en el 2010 asumió la tarea de presentar amparos en la Justicia de parejas del mismo sexo y de personas trans que querían cambiar su identidad en el DNI, siendo partícipes de una estrategia a nivel nacional para conseguir la sanción de ambas leyes. Asimismo con su participación en actividades culturales y de promoción del turismo receptivo y principalmente por la tarea que sigue llevando a cabo en escuelas secundarias con sus charlas de Educación sexual. Cooperativa textil Claudia Pía Baudraco, agrupación cooperativa de mujeres trans de nuestra ciudad. AMI Asociación por un mundo igualitario, un gran equipo interdisciplinario con creciente inserción en la Universidad y en gremios.

Hoy 28 de junio, se está repintando la desgastada senda de la diversidad, en San Martín y Mitre, y nos parece una señal de ir logrando una mirada mucho más amigable en la sociedad en general y bienvenida al turismo LGBT. Sin embargo, seguimos reclamando acciones concretas y urgentes, tales como que se cumpla la ordenanza de cupo laboral trans, que cesen las hostilidades de las fuerzas policiales contra las mujeres trans en la zona roja y que se realice educación sexual integral con perspectiva de la diversidad en todos los establecimientos educativos.

 

12 comentarios

  • “Hoy en 29 países se reconocen legalmente las uniones matrimoniales entre personas del mismo sexo. “ Dice parte del artículo.
    Pongamos un ejemplo en el caso “matrimonial” de dos varones. Es evidente que uno actúa de activo y el otro de pasivo, pero ¿Qué pasaría si el “hijo” de este “matrimonio” abre el dormitorio y encuentra a los dos hombres en pleno sexo?
    Esto le creería un conflicto emocional y psíquico al pobre niño.
    Saludos

    • Carmen

      Hay que ver qué cosas se te ocurren

      • Se me ocurre que son dos tipos que les va igual sexo entre hombres y sexo entre mujeres.Totalmente antinatural en ambos casos y una muerte a la psiques del niño.
        Con el tiempo alguien dirá: “Yo ahora quiero comer por el oído, así que por favor respeten mis derechos”.
        Saludos

    • Carmen

      Que tu dios, ese dios extraño que tienes, siempre te proteja.
      Y a tus hijos también.
      No sabes lo que la vida te puede deparar. No lo sabes, querido amigo. No lo sabes.
      Pero si llega un momento complicado a nivel de ideas , déjate llevar por el amor. No hay otra solución. Te lo aseguro.

  • George R Porta

    Me alegra poder decir que en mi trabajo profesional he acogido y ayudado a un número significativo de personas LGBTQ y que nunca creí en la estafa moral y legal del tratamiento terapéutico para «cambiar» a normales. Sobre todo durante la enorme crisis de los tempranos 80’s en los que se desató cona gran agresividad la trágica epidemis de Sida con todo lo que significó de pérdida de empleos, división de familias, pérdida de seguros de salud y ausencia total de preparación para tratar los sufrimientos físicos del sarcoma y el contagio por mal manejo de los fluidos corporales que comunicaban la infección y los resultados posteriores, cuando tantas muertes tan cercanas a veces destruían todo sentido de esperanza y motivaban el ostracismo y el rechazo público proveniente de los sectores religiosos porque alentaban la percepción de la enfermedad como un castigo divino a la perversión sexual.

    He mencionado y llamado la atención sobre los acontecimientos de Stonewall y los asesinatos masivos en Florida y otros estados de este país donde resido de personas LGBTQ por el solo crimen de reunirse en un club nocturno a pasar un rato de diversion trágicamente confiados a que lo hacían en una sociedad de derecho y en un país civilizado. Nunca logré enganchar la conversación al respecto y estoy seguro de que el fallo es mío por no saber escribir mejor o por no haberme Ganado el prestigio suficiente como para atraer no ya atención sino respuesta.

    No lo resiento, aunque me duele, porque la población LBTQ no es la única que sufre pero sufre enormemente y me hubiera gustado poder hablar del tema, sobre todo de esta absurda creencia de que sean menos normales que el resto de las personas, cuando la realidad es que los trastornos psicológicos o emocionales no se pueden clasificar  basados en las formas de sexualidad porque no existen diferencias sustanciales entre unas poblaciones y otras si se utiliza ese criterio de clasificación de evidencias.

    Me alegra que Atrio dedique otra vez un espacio al tema. Soy de los que creo que como la violencia doméstica de la que son víctimas ambos mujeres y hombres aunque lo sean en mayor proporción aquéllas que éstos, la violencia de género en las prisiones, la desigualdad social basada en el género, las preferencias sexuales o el sexo, la carencia masiva de protección médica, la educación ideológica religiosa y las diferencias de acceso a la educación medio y superior por razones de poder de compra, son algunos de los temas que nunca debieran ser postergados u objeto de negligencia por parte de la conversación pública en estos foros.

    He visto morir curas católicos a causa del Sida y he visto el distanciamiento que sufrieron de manera muy visible en los años 2001-2006 en los que los esc”andalos de maltrato sexual por parte del clero alcanzaron la mayor frecuencia y cómo se levantaba la voz de la jerarquía de la Iglesia, no de la Iglesia, para denunciar la sexualidad como conducta causal de la epidemia y de los escándalos y muy concretamente la homosexualidad masculina.

    Es muy bueno que se hable de la injusticia en todas sus formas, que se denuncie pero también que se celebren públicamente las victorias contra ella. Como en el Canon Romano, es verdaderamente digno, justo y necesario que la Sociedad sea invitada y atraída a considerar lo enormemente injusto de estas posturas discriminatorias basadas en la conducta, el status, la auto-percepción, la arrogancia y la soberbia de que por siglos han sido objeto estas personas que no son diferentes por causa de quienes son ni por lo que hacen.

    Me pregunto: ¿Qué tuviera que ocurrir para que cada persona admitiese humildemente, sinceramente que el crimen o el error o la diferenciación conductual depende en gran medida de factores tan fuera del alcance de todos como la genética al nacer, la familia y sus prejuicios al crecer, y las injusticias y perversiones social al funcionar como adultos/as? No sé si lo será en todas partes, pero en este país hay gobernadores de los estados o provincias que se han visto obligados a indultar masivamente a prisioneros en el corredor de la muerte porque el descrubimiento de irregularidades procesales cuestionaba profunda y extensamente lo meritorio de la sentencia a muerte. Sin embargo nada de eso ha llevado aún a un solo fiscal o a un solo investigador policial o expert en ciencia forense a pagar por su mala praxis. En ocasiones estos presidiarios que esperaban su ejecución estuvieron hasta 10 o 15 horribles años esperando por ella antes de recibir el indulto o anulación de los cargos y las sentencias.

    Es muy bueno hubiese dicho la deidad genesiáca que se eche la vista atrás y se vuelva hacia adelante y reconocer que estos reconocimientos tardíos al fin están ocurriendo.

    Enhorabuena a toda persona que pueda celebrar su dignidad y su valor social y que esté aumentando la consciencia de ellos y disminuyendo la injusticia con la que han sido y son tratadas.

    El gobierno actual de este país donde resido, los EE. UU. está vergonzozamente desmantelando uno a uno los progresos legales y sociales de las personas LGBTQ, de las víctimas de violencia doméstica, de las víctimas de violación sexual y maltrato en las universidades y escuelas y aupando a las religiones de todo tipo que alimentan esas expectativas y las exigen, cosa aún más escandalosa a la luz de la verdad incontrovertible de la historia de linchamiento virtual o real de tantos ciudadanos por causa de prejuicios raciales, sexuales, sociales, o ideológico-políticos.

  • ana rodrigo

     
    Siento vergüenza ajena al ver que aún hay que demostrar que las personas incluidas en el colectivo LGTB+ tiene dignidad y derechos como seres humanos que son. Siento vergüenza ajena de que a estas alturas de la historia de la humanidad tengamos que luchar por su identidad sexual. Pero esto es lo que tenemos que hacer, luchar por sus derechos y su libertad, apoyarles y solidarizarnos con la causa que es la de todos y todas, somos seres humanos.
     
    Mañana, un grupo de amigas y amigos tenemos prevista una comida de homenaje a una trans, activista donde las haya, que, a pesar de su salud y su edad, ahí sigue luchando. Sobra decir que ha sido profesora, que es una mujer estupenda, porque parecería que eso es una hazaña exigible a una trans, cuando en realidad son actividades y actitudes normales en cualquier ser humano, y ella lo es, no tiene que demostrar ser mejor por ser trans. Y lo mismo digo de la cantidad de amigos gays que tengo, a los que parece que el que sean buena gente es algo que tengan que demostrar explícitamente, ¿por qué vamos a exigir más a estas personas que a las otras? No hay unas y otras, todos y todas somos seres humanos con libertad para ser y hacer lo que cada cual decida en su vida, con nuestros errores y nuestros aciertos.
     

  • Carmen

    Interesante, muy interesante. No sabía que la bandera de este colectivo es por la canción más allá del arco iris. Es un tema absolutamente mágico. Versionado millones de veces. He visto esa escena como mil . Pero en mi cabeza estaba la idea de que todo se puede conseguir, solamente tienes que desearlo y luchar, al final encontrarás la olla con el oro.

    Me encanta.

    Algún día, no demasiado lejano, no hará falta ningún día de orgullo gay. Y es una profecía . Será una fiesta que recordará que se puede llegar más allá del arco iris.

    Gracias a todos por esta lucha.

     

    • ana rodrigo

      Carmen, tú sabes que hay mucha homofobia y que los partidos políticos ultras tienen como objetivo a atacar y limitar la libertad al colectivo LGTB+.

      • Carmen

        Lo sé.
        Pero cada persona cree en lo que quiere creer. En lo que decide creer. Y hace tiempo que decidí creer en el ser humano como especie.
        Pero eso sí, a grito limpio. No veas los jaleos que me trae el no callarme ni una.
        Hace un par de días, no veas, una amiga de toda la vida que lleva tiempo siendo quica de las irracionales, me dijo que dios me perdonaba aunque no defendiese la vida. Y hasta ahí llegué. Se lío una buena.
        Ayer me llamó otra amiga y me dice: hija, no te entiendo, qué más te da? Que diga lo que quiera.
        No me da igual, ni hablar, está gente se cree que habla en nombre de dios porque dicen lo que dice el Papa. Y están acostumbrados a que tooooooooodo el mundo calle. Y luego salen partidos como vox, que también hablan en nombre de dios, porque saben lo que dios quiere. Y te recuerdo que tengo un hijo homosexual. Y si se creen que me voy a callar tan solo una vez, se equivocan
        Porque querida Ana. La solución , el progreso, el avance está en la actitud de cada uno de nosotros, desde nuestro sitio.
        No tienen porqué ganar ellos. Aunque personas como tú y yo no sintamos que hablamos por boca del mismo dios, no nos hace ninguna falta. Porque esto es asunto nuestro. Y que dejen a dios tranquilo.
        Gracias por todo. Eres una luchadora. Por qué entonces vamos a perder?

    • Mª Pilar García Martímez de Aguirre

      ¡¡¡Bien Carmen!!!

      Algún día, se nos dará la oportunidad de:

      ¡¡¡Cambiar este mundo… por otro mucho más justo, mucho más sano y mejor!!!

      Un abrazo entrañable.
      mª pilar

  • Federación Estatal LGTBI

     

     

    MANIFIESTO ORGULLO LGTBI 2019

     

    RESISTENCIA TRANS porque en 1969, ellas, travestis y mujeres transexuales, racializadas y precarias, tiraron las primeras piedras ante un sistema corrupto, quebrado e injusto que nos violentaba y agredía día a día. 50 años después, las personas trans somos consideradas incongruentes de género y medio siglo después gritamos de nuevo que la transexualidad no es una enfermedad ni necesita ser diagnosticada, ni tampoco requiere tratamiento psicológico o psiquiátrico. La autodeterminación del género es un derecho y el concepto “incongruencia”, un insulto.

    Muchos de los problemas que tenemos las personas trans afectan a cuestiones que sólo a través de las competencias del Estado se pueden abordar, por ello, volvemos a insistir un año más en la urgente necesidad – porque es una necesidad y no un capricho – de que la Ley Estatal de Igualdad LGTBI, que contiene en su seno toda una ley trans, se apruebe con la máxima celeridad posible. Es un momento de vida o muerte para muchas de nosotras, sobre todo para las más vulnerables: las migrantes, las menores, las mayores, las racializadas, las que se encuentran en una situación de precariedad económica y denostación social. Pero, además, de poco sirven las leyes que se aprueban y no se cumplen o desarrollan, como en la Comunidad de Madrid, dejando desprotegidas a todas las personas que supuestamente tienen el deber de proteger. Por eso exigimos al gobierno madrileño que cumpla con su deber y desarrolle le ley LGTBI y la Ley Trans.

      MEMORIA COLECTIVA por quienes no han llegado hasta hoy. Recordamos en este momento a todas aquellas personas ausentes y también a esas otras que han perdido injustamente el derecho a vivir su identidad y su sexualidad con dignidad. En un día como éste, en un día de Orgullo, dignidad y reivindicación, no dejamos pasar la oportunidad de volver a recordar a todas las personas que históricamente han sufrido agresiones, verbales o físicas, por su orientación sexual o su identidad y/o expresión de género en todo el mundo, también en nuestro país. No vamos a dar ni un paso atrás.

    Somos aquellas personas mayores que fueron detenidas, las que no pudieron vivirse en libertad porque la represión existente en tiempos grises era tan grande que quizá no hacía falta la detención efectiva ya que el terror imperaba. Algunas de esas personas LGTBI estamos vivas, aquí, y hemos sufrido una vida de persecución y represión y merecemos reconocimiento. Muchas otras ya no están presentes, las perdimos por el camino. Sois nuestro pasado, nuestra historia y nuestra memoria.

    Estamos aquí también para dar esperanza a aquellas personas que no pueden manifestarse, que no pueden vivirse y que no pueden amarse en libertad, porque a día de hoy la homosexualidad, la bisexualidad y la transexualidad están castigadas penalmente en 70 países y ser lesbiana, gay, trans o bisexual está castigado con la pena de muerte en 11 más.

    LUCHA COMÚN porque ante un pasado lleno de discriminación, de odio y de violencia, un pasado oscuro, un tiempo gris al que la extrema derecha y sus aliados quieren devolvernos y un ostracismo al que quieren enviarnos. No vamos a ceder. No vamos a dar ni un paso atrás. Seguiremos construyendo juntas, juntos y juntes un horizonte en el que ninguna persona pueda ser discriminada ni por su orientación sexual, ni por su identidad o expresión de género, ni por su pertenencia a una familia diversa, pero tampoco por otros motivos como su etnia, edad, origen, género, capacidades… Los derechos fundamentales y la dignidad de cada persona deben ser los ejes centrales sobre los que se construya cualquier sociedad decente.

    Tengamos memoria histórica y no olvidemos que quienes nos violentan, agreden y discriminan son aquellos que se enorgullecen de su machismo, de su misoginia, de su racismo, de su xenofobia, y de su homofobia, transfobia y bifobia, así como aquellos que les apoyan directa o indirectamente.

    MEMORIA HISTÓRICA porque a través de ella combatimos el edadismo, la invisibilización, la discriminación y el olvido. Memoria histórica por justicia social, porque los derechos humanos LGTBI se han logrado gracias a la lucha de innumerables personas que ahora son mayores y a través de numerosas organizaciones que nos han dado unidad de acción, de criterio y de discurso.

    Las personas mayores LGTBI exigimos respeto y que se atiendan particularmente nuestras necesidades vitales, sociales y económicas. Nuestra memoria puede servir de ejemplo para todas las edades, nuestra experiencia para enseñar a otros y nuestros logros como base para seguir luchando por una sociedad en la que la igualdad real sea un hecho y no una mera declaración.

    SUPERVIVENCIA porque a través de nuestra resiliencia hemos sobrevivido, nos hemos reinventado, hemos logrado apropiarnos del insulto y hemos aprendido a ser solidarias las unas con las otras. Somos la herencia de aquellos pequeños grupos dispersos que fueron capaces de generar una ola de cambio, un movimiento que ha hecho historia, que ha cambiado la vida de millones de personas, que ha traspasado fronteras y contagiado a otros países y culturas haciendo, de este avance social sin precedentes, un espacio de libertad y de orgullo, un avance que hemos hecho con el apoyo de los movimientos sociales, feministas, laicos… pero no todo el colectivo ha avanzado a la misma velocidad, las personas trans, las bisexuales, las lesbianas, las VIH + y otras muchas más: mayores, menores, positivas, migrantes… tenemos todavía mucho que reivindicar y menos que celebrar.

    Porque tenemos memoria, no consentiremos ni un solo ataque más a nuestra dignidad, y por decencia democrática, tampoco permitiremos ni un solo paso atrás en nuestros derechos

    Combatiremos las terapias aversivas. Defenderemos la educación en diversidad, protegiendo a nuestras familias y dando referentes a los menores LGTBI. Defenderemos el derecho a ser, a amar y a expresarnos en libertad. Combatiremos la serofobia y el estigma social asociado al VIH.

    Hoy estamos aquí para reconocer a las personas mayores LGTBI

     

    Mayores Sin Armarios: ¡Historia, Lucha y Memoria!

     

    Para garantizar jurídicamente nuestros derechos, para alcanzar la igualdad legal de nuestro colectivo en todo el país, por la protección de lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales.

    ¡Ley estatal LGTBI ya!

    FELIZ ORGULLO 2019

    • Mª Pilar García Martímez de Aguirre

      ¡¡¡Por supuesto, ante todo, respeto para… Ser… todas las personas somos iguales!!!

      Les guste o no, a quienes tienen unas ideas que dan absoluta vergüenza.
      mª pilar

Responder a George R Porta Cancelar comentario