Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5023 Artículos. - 80652 Comentarios.

Arde Notre Dame

Ha sido una vez más Enrique Orellana, desde Chile, quien nos ha señalado este oportuno comentario de Faustino Vilabrille, un cura asturiano jubilado. Extraña coincidencia con la anterior entrada de Salvador Santos. AD.

Para Dios vale infinitamente más un niño que todas las catedrales del mundo juntas

La primera noticia personal que recibí del incendio de la Catedral de París fue el WhatsApp de un amigo que decía:

“La Catedral de París en llamas en Semana Santa, ¿será un signo?”

Mi respuesta fue esta: “Cuando los discípulos reclamaron la atención de Jesús sobre la grandeza del templo de Jerusalén El contestó: ‘no quedará piedra sobre piedra’. El verdadero templo de Dios son los seres humanos. Al final no se nos va a preguntar por ningún templo, ninguna catedral, ninguna basílica, solo por los seres humanos: ‘tuve hambre, tuve sed… Mateo 25,31-46. San Pablo dice:  ‘el templo vivo de Dios donde El habita son los seres humanos” . (Ver 1ª Corintios 3,16-17).

La primera cita la recogen tres Evangelistas, signo de su autenticidad. Marcos la narra así en 13,1-2: “Al salir del templo, uno de sus discípulos le dice: “Maestro, mira qué piedras, y qué construcciones”. Jesús le contestó: “¿Ves esas grandiosas construcciones? No quedará piedra sobre piedra que no sea derruida”.

Jesús no vino a enseñarnos a  construir iglesias, ni catedrales, ni basílicas. Vino a enseñarnos a:

  • a amarnos unos a otros,
  • a sentir hambre y sed de justicia,
  • a dar de comer al hambriento,
  • a dar de beber al sediento,
  • a vestir al desnudo,
  • a acoger al forastero (inmigrante),
  • a atender al enfermo,
  • a visitarlo en la cárcel.

Podemos ver los textos en Juan 13,34-35, Mateo 5,6 ó Lucas 6,21 y Mateo 25,31-46.

Hemos visto a la gente llorar mirando las llamas, otros que no podían ni mirar, otros comentando que Notre Dame es el monumento más visitado del mundo con 15 millones de turistas al año.

De esos 15 millones, seguro que no van ni un millón al año, al menos a visitar a los más pobres de Africa, de Suramérica, o de la India, ni mucho menos a quedarse con ellos para acompañarlos, enseñarles a superar el hambre, la sed, el frío, la enfermedad, para que puedan vivir allí un poco más dignamente y no tengan que emigrar exponiéndose a perder la vida por el camino o pasar mil penurias si llegan a destino. Ni a echar una mano a los miles de mujeres africanas que alimentan a sus recién nacidos con huevos de hormiga porque sus pechos no dan leche ni la pueden conseguir, o peor aun los dejan abandonados en cualquier lugar o en el fondo de una letrina porque no tienen absolutamente nada que darles, o les rompen un brazo o una pierna para que den más pena y ponerlos a pedir. Esto no son frases sensacionalistas, son hechos concretos que están sucediendo todos los días.

Foto tomada hace poco en Niger

A la Francia que llora Notre Dame y va a gastar muchos millones en reconstruirla, habría que preguntarle qué está haciendo con el Niger donde con su multinacional Areva extrae uranio para alimentar a sus 59 centrales nucleares, mientras que el Níger tiene un IDH de tan solo 0,354, que refleja un país en extrema pobreza con PIB 360 € por persona y año en 2017, escasamente 1 € al día, situándose así entre los tres países más pobres (empobrecidos) del mundo.

En el mundo desarrollado hemos sustituido a Dios por la religión,  y profanado así el mensaje liberador integral del hombre, que envío al mundo por medio de su Hijo Jesucristo, para que todo ser humano pudiera llegar a vivir dignamente.

Los poderosos de hoy económica y políticamente, que se consideran los amos del mundo, pasan tan indiferentes ante el sufrimiento de los cientos de millones de oprimidos, “que son como locos enamorados de la muerte, que no tienen la honradez de reconocer que matan para robar”, como las materias primas a los países pobres.

A ver si nos comprometemos todos a luchar por un mundo más justo y digno para todos los seres humanos y toda la creación, porque: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo” (Eduardo Galeano), y así entre todos hacemos de él el mejor templo vivo de Dios para todos los seres humanos, pues “yo he venido para que todos tengan vida y vida en abundancia, dice Jesucristo.

Un cordial abrazo a tod@s.-Faustino

34 comentarios

  • George R Porta

    Por incompatibilidad de mi navegador solo he sabido poner el origen de la información que acabo de publicar en este hilo (21 abril 2019, 5:29 am)  hora de España) sin especificarlo.

    Aquí va: https://www.sipri.org/databases/milex.

    Este es el párrafo introductorio a la base de datos de esta institución sueva de reconocimiento mundial.

     
    SIPRI (Stockholm International Peace Research Institute) base de datos de gastos militares del Instituto de Estocolmo de Investigación de la Paz Internacional.  Los datos del gasto militar del SIPRI se basan únicamente en fuentes abiertas a la investigación pública.
     
    La base de datos de gastos militares del SIPRI contiene las cifras del gasto militar de los países para el período 1949 – 2017 y es actualizada anualmente, pudiendo incluir cambios en los datos de cualquiera de los años ya publicados.
     
    El gasto militar en moneda local a precios corrientes se presenta según el año financiero de cada país y según el año calendario, calculado partiendo de la hipótesis de que, cuando los años financieros no corresponden a años naturales, el gasto es distribuido uniformemente durante el año. Las cifras de 2016 y en US $ a la tasa corriente, respectivamente como proporción del Producto Interno Bruto y per cápita, se presentan según el año natural. Las cifras como parte del gasto gubernamental se presentan según el ejercicio financiero.
     
    La disponibilidad de los datos varía considerablemente según el país, pero para la mayoría de los países independientes en cada año, los datos están disponibles al menos desde finales de la década de 1950. Las estimaciones para el gasto militar regional de los años anteriores a 1950 dependiendo de la disponibilidad de datos para los países de la región, pero no hay estimaciones para el gasto militar mundial total disponibles antes de 1988 debido a la falta de datos referentes a la Unión Soviética.
     

    Obviamente, no incluyo todos los datos que el sitio de web ofrece.

     

    • ana rodrigo

      Lo que queda claro es que el hambre en el mundo no existe por falta de dinero, sino por una injusta desigualdad y un injusto reparto del dinero, más la avaricia sin fin de un reducido grupo de personas que acaparan los grandes capitales, resultado de un neoliberalismo salvaje que permite y fomenta la explotación de los y las trabajadoras para su ilimitado. enriquecimiento.
      Luis Alberto, la tarea de arreglar este mundo no es de Dios, es nuestra. Porque si así fuese, sería un Dios muy cruel que, pudiendo eliminar el mal en el mundo, no lo hiciese. Hay que ir “limpiando” el concepto de Dios Todopoderoso y omnipotente, compatible con el Dios misericordioso.

      • La paz Ana, me llama poderosamente la atención en que gastamos: muerte o vida.
        El hambre no espera ni un segundo, y se gasta en un segundo millones de euros en fabricar armas.
        Por otro lado, no olvidemos lo que dijo Carlos Marx: “Lo económico engendra el espíritu”. En otras palabras, el mundo se mueve por el dinero. Si no hay dinero, uno se muere de hambre. San Pablo dice que” la raíz de todos los males es por el amor al dinero”. Y los Padres de la Iglesia afirmaban que el “dinero es la mierda del Diablo”.
        Por supuesto que Dios no tiene nada que ver con los problemas de la humanidad. Tampoco es un Dios que mira la desgracia humana riéndose.
        Por ejemplo, si yo me separo de mi mujer o viceversa, la culpa no es de Dios. De la misma manera sucede en la humanidad.
        Estamos de acuerdo que existe un injusto reparto del dinero. Por ejemplo, al jugador Neymar le han pagado 180 millones de euros, aquí en Perú se van a inaugurar los Panamericanos y se van a gastar millones de soles en construir estadios, piscinas, hoteles etc. Mientras tanto, miles de peruanos carecemos de agua, viviendas, medicinas, médicos, infraestructuras etc. Aquí Dios no tiene que hacer.
        Ya lo dijo el Maestro: “Sin mi NADA podéis hacer”. Lo que tenemos que ir “limpiando” es nuestro corazón y poner la mirada en Aquel que con SU ayuda podamos ver en el “otro” la imagen de Dios.
        Saludos

  • George R Porta

    Gastos militares mundiales excepto Iraq), en billones de dólares estadounidenses. En 2018 EE. UU. era el primer país en gastos y China el segundo. Un «billón» en EE. UU. equivale a mil millones o $1,000,000,000.00

    1988 1424
    1989 1404
    1990 1355
    1991   No hay data.
    1992 1140
    1993 1097
    1994 1063
    1995 1016
    1996 994
    1997 1005
    1998 996
    1999 1019
    2000 1055
    2001 1078
    2002 1148
    2003 1227
    2004 1303
    2005 1359
    2006 1402
    2007 1491
    2008 1539
    2009 1648
    2009 1679
    2010 1685
    2011 1673
    2012 1644
    2013 1642
    2014 1666
    2015 1668
    2016 1686
    2017 1731

    • Gracias por la información, pero como latinoamericano, quisiera saber cuanto gasta América latina cuando la brecha de los pobres cada segundo aumenta y países de lengua castellana lo gastan en armas.
      Hoy acaba de decir el papa Francisco esto: “Que Él, que nos da su paz, haga cesar el fragor de las armas, tanto en las zonas de guerra como en nuestras ciudades, e impulse a los líderes de las naciones a que trabajen PARA PONER FIN A LA CARRERA DE ARMAMENTOS Y A LA PROPAGACIÓN PREOCUPANTE DE LAS ARMAS y a la propagación preocupante de las armas, especialmente en los países más avanzados económicamente.
      Como ayuda de memoria seria interesante colocar las cifras de países como Cuba, España, Colombia, Paraguay, Perú etc.
      ¿Se han preguntado cuántos millones de euros se mueven en el fútbol en España? Así que la solución de la miseria, pobreza y muerte por desnutrición en todo el mundo entero, no la tiene la Iglesia ( así se venda todos los bienes de la Iglesia incluyendo el Vaticano) sino, en todos estos países mencionados.
      Así que, el gasto que se quiere invertir en Notra Dame, es una gota en el mar.
      Evidentemente que el país de los ciegos el tuerto es el rey.
      Saludos y felices pascuas a todos los comentaristas.

      • George R Porta

        Luis Alberto, esto que deseas saber está en este sitio de la web que ya cité en mi entrada penúltima: https://www.sipri.org/databases/milex. Si no hablas inglés en realidad no te será imposible comprender los datos porque es solo una tabla de números por países.
        El sitio Ofrece diversas tablas, la que te interesa para averiguar lo que preguntas está en las páginas 3, 10 y 17 de la tabla a que conduce el tercer enlace o vínculo, y es la primera de las tablas en formato PDF. Lamento no poder reproducirlas pero la visión no me acompaña para transcribirlas y no sé copiarlas en el recuadro este. espero que puedas localizar la información que buscas. Solo en 2017, los países de nuestro hemisferio americano gastaron $675.808,8 billones en la industria de la guerra (soldados, armas, avituallamiento, equipos de transporte, en los tres ejércitos aire, mar y tierra. Desde luego los EE. UU. es el país que más gastó aunque la pobreza se sale por las ventanas ($609.758,00), le sigue Brasil ($25.751,00), Colombia ($9.714,00), México ($5.781,00) y Chile ($5.135,00). Haití que solo tiene pobres gasta $0.1 billones en cada uno de los años de 2015 a 2017. Solo por precaución, esta tabla utiliza la medida estadounidense del billón que equivale a mil millones, es decir $1.000.000.000,00. Un trillón equivale a un millón de millones ($1.000.000.000.000,00)
        Desde 1988 hasta 2017, ambos años incluidos, los EE. UU. gastaron la friolera de $15.845.172,8 es decir 15.845 trillones ($15.845.172.800.000,00).

      • Gracias amigo George, y mientras tanto siguen muriendo millones de niños y niñas en todo este planeta.
        ¿qué hacemos? ¿nos quedamos con los brazos cruzados? ¿protestamos en los medios de comunicación como Atrio?
        De toda esta cantidad de dinero, ¿cuanto se gastaría en restaurar el Notre Dame?.
        Como dice la Escritura: “las trazas del corazón humano son malas desde su niñez” (Gn 8,21).
        Saludos

  • ¿Alguien sabe cuantos billones de dolares se gastan por segundo en fabricar y vender armas? ¿cuánto cuesta un avión de guerra? ¿cuanto cuesta un submarino de guerra?

    Por favor no miremos la paja, y quitémonos el tronco que cada uno tenemos.

  • oscar varela

    ARTE DE ESTE MUNDO Y DEL OTRO (OCT1) – 1911
     
    Yo soy un hombre español, es decir, un hombre sin imagina­ción. No os enojéis, no me llaméis antipatriota. Todos venían a decir lo mismo. El arte español, dice Alcántara, dice Cossío, es realista. El pensamiento español, dice Menéndez Pelayo, dice Unamuno, es realista. La poesía española, la épica castiza, dice Menéndez Pidal, se atiene más que ninguna otra a la realidad histórica. Los pensadores políticos españoles, según Costa, fueron realistas. ¿Qué voy a hacer yo, discípulo de estos egregios compatriotas, sino tirar una raya y hacer la suma? Yo soy un hombre español que ama las cosas en su pureza natural, que gusta de recibirlas tal y como son, con claridad, recortadas por el mediodía, sin que se confundan unas con otras, sin que yo ponga nada sobre ellas; soy un hombre que quiere ante todo ver y tocar las cosas y que no se place imaginándo­las: soy un hombre sin imaginación.
     
    Lo peor es que el otro día entré en una catedral gótica… Yo no sabía que dentro de una catedral gótica habita siempre un torbellino; ello es que apenas puse el pie en el interior fui arrebatado de mi propia pesantez sobre la tierra —esta buena tierra donde todo es firme y claro y se puede palpar las cosas y se ve dónde comienzan y dónde acaban—. Súbitamente, de mil lugares, de los altos rinco­nes oscuros, de los vidrios confusos de los ventanales, de los capite­les, de las claves remotas, de las aristas interminables, se descolgaron sobre mí miríadas de seres fantásticos, como animales imaginarios y excesivos, grifos, gárgolas, canes monstruosos, aves triangulares; otros, figuras inorgánicas, pero que en sus acentuadas contorsiones, en su fisonomía zigzagueante se tomarían por animales incipientes.
     
    todo esto vino sobre mí rapidísimamente, como si habiendo sa­bido que yo iba a entrar en aquel minuto de aquella tarde se hubiera puesto a aguardarme cada cosa en su rincón o en su ángulo, la mirada alerta, el cuello alargado, los músculos tensos, preparados para el salto en el vacío. Puedo dar un detalle más común a aquella algarabía, a aquel pandemónium movilizado, a aquella irrealidad semoviente y agresiva; cada cosa, en efecto, llegaba a mí en aérea carrera desaforada, jadeante, perentoria, como para darme la noticia en frases veloces, entrecortadas, anhelosas, de no sé qué suceso terri­ble, inconmensurable, único, decisivo, que había acontecido mo­mentos antes allá arriba. Y al punto, con la misma rapidez, como cumplida su misión, desaparecía, tal vez tornaba a su cubil, a su alcándara, a su rincón, cada bestia inverosímil, cada imposible paja­rraco, cada línea angulosa viviente. Todo se esfumaba como si hubiera agotado su vida en un acto mímico.
     
    Hombre sin imaginación, a quien no gusta andar en tratos con criaturas de condición equívoca, movediza y vertiginosa, tuve un movimiento instintivo, deshice el paso dado, cerré la puerta tras de mí y volví a hallarme sentado fuera, mirando la tierra, la dulce tierra quieta y áurea de sol, que resiste a las plantas de los pies, que no va y viene, que está ahí y no hace gestos ni dice nada. Y entonces recordé que, obedeciendo un instante no más a la locura de toda aquella inquieta población interior del templo, había mirado arriba, allá, a lo altísimo, curioso de conocer el acontecimiento supremo que me era anunciado, y había visto los nervios de los pilares lan­zarse hacia lo sublime con una decisión de suicidas, y en el camino trabarse con otros, atravesarlos, enlazarlos y continuar más allá sin reposo, sin miramientos, arriba, arriba, sin acabar nunca de concre­tarse; arriba, arriba, hasta perderse en una confusión última que se parecería a una nada donde se hallara fermentando todo. A esto atribuyo haber perdido la serenidad.
     
    Tal aventura acontece siempre a un hombre sin imaginación, para quien sólo lo finito existe, cuando comete el desliz de ingresar en una cárcel gótica, que es una trampa armada por la fantasía para cazar el infinito, la terrible bestia rauda del infinito.
     
    Sin embargo, estas conmociones son oportunas; aprendemos en ellas nuestra limitación, es decir, nuestro destino. Con la limita­ción que ha puesto en nuestros nervios una herencia secular, apren­demos la existencia de otros universos espirituales que nos limitan, en cuyo interior no podemos penetrar, pero que resistiendo a nues­tra presión nos revelan que están ahí, que empiezan ahí donde nos­otros acabamos. De esta manera, a fuerza de tropezones con no sospechados mundos colindantes, aprendemos nuestro lugar en el planeta y fijamos los confines de nuestro ámbito espiritual, que en la primera mocedad aspiraba a henchir el universo.
     
    Sí; donde concluye el español con su sensibilidad ardiente para las llamadas cosas reales, para lo circunscripto, para lo concreto y material; donde concluye el hombre sin imaginación, empieza un hombre de ambiciones fugitivas, para quien la forma estática no exis­te, que busca lo expresivo, lo dinámico, lo aspirante, lo transcendente, lo infinito. Es el hombre gótico que vive de una atmósfera imaginaria.
     
    He aquí los dos polos del hombre europeo, las dos formas extremas de la patética continental: el pathos materialista o del Sur, el pathos transcendental o del Norte.
     
    Ahora bien: la salud es la liberación de todo pathos, la supe­ración de todas las fórmulas inestables y excéntricas. Hace algún tiempo he hablado del pathos del Sur, he fustigado el énfasis del gesto español. Mal se me entendió si se me disputaba encarecedor del énfasis contrario, del pathos gótico.
     
    Hace un año, por este tiempo, me hallaba yo en Sigüenza; una tierra muy roja, por la cual cabalgó Rodrigo, llamado Mi Señor, cuando venía de Atienza, una peña muy fuerte. Hay allí una vieja catedral de planta románica con dos torres foscas, almenadas, dos castillos guerreros, construidos para dominar en la tierra, llenos de pesadumbre, con sus cuatro paredes lisas, sin aspiraciones irrealizables. Posee aquel terreno un relieve tan rico de planos, que, a la luz tem­blorosa del amanecer, tomaba una ondulación de mar potente, y la catedral, toda oliveña y rosa, me parecía una nave que sobre aquel mar castizo venía a traerme la tradición religiosa de mi raza condensada en el viril de su tabernáculo.
     
    La catedral de Sigüenza es contemporánea, aproximadamente, del venerable Cantar del mío Cid; mientras la hermana de piedra se alzaba sillar a sillar, el poema hermano organizaba sus broncos miembros, verso a verso, compuestos en recios ritmos de paso de andar. Ambos son hijos de una misma espiritualidad atenida a lo que se ve y se palpa. Ambas, religión y poesía, son aquí grávidas, terrenas, afirmadoras de este mundo. El otro mundo se hace en ellas presente de una manera humilde y simple, como rayico de sol que baja a iluminar las cosas mismas de este mundo y las acaricia y las hermosea y pone en ellas iridiscencias y un poco de esplendor. Uno y otro, templo y cantar, se contentan circunscribiendo un trozo de vida. La religión y la poesía no pretenden en ellas suplantar esa vida, sino que la sirven y diaconizan. ¿No es esto discreto? La religión y la poesía, son para la vida.
     
    En las catedrales góticas, por el contrario, la religión se ha hecho sustantivo, niega la vida y este mundo, polemiza con ellos y se resiste a obedecer sus mínimas ordenanzas. Sobre la vida y contra la vida construye esta religión gótica un mundo que ella misma se imagina orgullosamente.
     
    Hay en el gótico un exceso de preocupaciones ascendentes: el cuerpo del edificio se dilacera para subir, se desfilacha, se deja traspa­sar, y en sus flancos quedan abiertas las ojivas como ojales de llagas. Cuando el arte es sumo, consigue —¿qué no conseguirá el arte?— dar a la mole pétrea ilusión de levitación que perciben los estáticos: hay realmente iglesias dotadas de tal empuje pneumático ascendente, que las juzgamos capaces de ser asumptas al cielo, -aun llevando a la rastra todo el peso de un cabildo gravitante.
     
    Pero hay siempre en ellas, para un hombre sin imaginación, algo de petulante, un no querer hacerse cargo de las condiciones irrompi­bles del cosmos, una díscola huida de las leyes que sujetan al hombre a la tierra…
     
    Prefiero la honrada pesadumbre románica, dice el hombre del Sur. Ese misticismo, esa suplantación de este mundo por otro me pone en sospechas. Unido a un gran respeto y a un fervor hacia la idea religiosa, hay en mí una suspicacia y una antipatía radicales hacia el misticismo, hacia el temperamento confusionario, que me impide encontrarle justificación dondequiera se presenta. Siempre me parece descubrir en él la intervención de la chifladura o de la mistificación.
     
    Sin embargo, la arquitectura es un documento tan amplio del espíritu en ella expresado, que ofrece la posibilidad de orientarnos sobre lo que realmente haya de verecundo, de profundamente hu­mano y significativo en el misticismo gótico. La arquitectura es un arte étnico y no se presta a caprichos. Su capacidad expresiva es poco compleja; sólo expresa, pues, amplios y simples estados de espíritu, los cuales no son los del carácter individual, sino los de un pueblo o de una época. Además, como obra material supera todas las fuerzas individuales: el tiempo y el coste que supone hacen de ella forzosa­mente una manufactura colectiva, una labor común, social.
     
    Un libro reciente de Worringer, titulado «Problemas formales del arte gótico», plantea de una manera radical el problema estético de este arte y el estado de espíritu que lo crea. Hallo con satisfacción no pocos puntos de vista comunes entre el libro del doctor Worringer y lo que yo escribí hace algún tiempo en esta hoja bajo el epígrafe «Adán en el paraíso». Según he oído no fue claro lo que enton­ces escribí, y esto me apena, porque se trataba de un ensayo de estética española y como una justificación teórica de nuestra peculiaridad artística. Ahora, siguiendo al doctor Worringer, voy a renovar en otra forma y con los conceptos que él presente aquella cuestión de naturalismo e idealismo, de alma mediterránea y alma gótica. Es asunto en que conviene ver claro si hemos de iniciar algún día la historia científica, es decir, filosófica de España.
    …………………………….
    El Imparcial, 24 julio 1911

  • ana rodrigo

     
    Queda claro que tenemos el corazón “partío” como diría Alejandro Sanz. Aunque manifiesto todos mis respetos hacia todas las opiniones.
     
    ¿Quién va a ser tan ciego y tan deshumanizado que no vea y no se solidarice con tantísima gente sufriente? A mí se me cuelan en Facebook todas las ongs que existen para que apoye con mi firma la causa que defiende cada una, todas justas y necesarias. Como hay que poner el número de teléfono en la identificación, pues muchas de las ongs me llaman constantemente para colaborar y les digo: miren, a mí me gustaría arreglar el mundo, pero sólo llego hasta donde puedo, lamentando no poder hacer más, pero no puedo vivir angustiada por ello.
     
    Y paralelo a esto, está la vida, la belleza, el arte, tantas cosas que la vida nos proporciona y que vale la pena vivirlas.
     
    Lo que sí creo que debemos denunciar con toda el alma es el sistema capitalista que hace posible el enriquecimiento de unos pocos a costa de la inmensa mayoría, o la fabricación y venta de armas…, ¡mamma mía!, esto sí que es un desastre. Es decir, denunciar sin descanso todo aquello que es el causante principal de las desigualdades inmensas, casi infinitas en el mundo.
     

     

  • Javier Peláez

    Además no se puede olvidar que esta reflexión del articulista nos obligaría a distinguir entre templos que deberían arder y otros que no porque cumplan su función social.Lo que voy a decir no se me tome como la reflexión de un “pirómano republicano”,pirómano por descendiente de gallego y republicano por…Esto en España es mentar la bicha.A lo que iba.Iba yo con un amigo muy de derechas y al entrar en la iglesia del Padre Angel que tiene por Malasaña / Chamberí,al ver que está llena de indigentes,le dije de coña “está iglesia no convendría quemarla”…Lo mismo se puede decir de la iglesia de Saint Denis en París que,aparte de ser la iglesia de los legitimistas franceses,está enmedio de un barrio que parece que uno está en un zoco africano…Si uno observa,el consejo parroquial de la iglesia observa que hay un chino o coreano,un africano…(hablo de memoria creo del año 199…).En fin,que hay templos y templos…Además al parecer Notre Dame es un templo del gobierno francés..Por lo demás tb tienen razón los que hablan de que sólo nos preocupamos del patrimonio cultural europeo,no del mundial…Así es nuestro mundo,dónde no se nos caen la cara de vergüenza de lo que ocurre en el Mediterráneo…Pero lo dicho el patrimonio cultural de un páis y del mundo hay que protegerlo…Creo que no le faltaba razón a Azaña,cuando enmedio de la mayor tragedia de nuestra historia contemporánea ,dijo aquello de que “el museo del Prado es lo más importante para España,más que la República y Monarquía juntas”…Yo he oido a alguien decir que,si estuviera  pasando un frío terrible perdido en los Andes y no tuviera más que Las Meninas para calentarse las quemaba… Pero yo pregunto,¿qué hace esa persona perdida en los Andes y lo más relevante qué hacen Las meninas en los Andes?.En la vida conviene plantearse supuestos más racionales,no vaya a ser que se nos vaya la perola…

  • Santiago

    Yo también coincido que el arte y la historia y la plegaria no tienen que contraponerse a las obras de justicia social. Sin duda, todos estamos llamados a hacer justicia en el mundo pero sólo de acuerdo a nuestras posibilidades…puesto que éstas están siempre limitadas por nuestra condición humana…Esto también tiene un orden…porque no debemos abandonar lo que primero nos corresponde por ser esposos/as, hijos/as, hermanos/as, amigos/as…y por el grado de necesidad que experimentan los que están  “más cerca” de nosotros…Resultaría injusto que nos volcáramos en socorrer a los que se encuentran en remotas regiones, y olvidáramos a los que en nuestro entorno estén pasando hambre, miseria y graves tribulaciones, en nuestra propia ciudad, en nuestro propio barrio…Al principio de su ministerio entre los “mas pobres dentro de los pobres”, la madre Teresa de Calcuta se enfermó seriamente por el gran esfuerzo que esto requería…Después comprendió que para la ingente labor de ayudar “a los mas pobres” tenía que empezar por cuidarse ella misma detalladamente, para poder ser útil y desempeñar su ministerio según su “segunda llamada”…Después tuvo que fundar una congregación que se entrenara para esta importante vocación..

    Tampoco se trata de dar, sino de como damos, y como nos damos….San Pablo nos dice que aunque “repartiéramos todos nuestros bienes a los pobres” si no tenemos caridad, nada somos…puesto que en último término todo va referido al amor de Dios…Por eso no podemos separar la belleza y el arte y la oración, de las obras de justicia social pues todo procede del amor divino…y todo va encaminado a la fuente principal que proviene del Bien…Es verdad que primero hay que “llenar el estómago” a los que lo necesitan, sin embargo, ellos también necesitan ver en nosotros seres humanos preocupados por su bienestar, necesitan socializar, y sentirse dignos, aceptados e incorporados a un grupo social…Ni tampoco podemos encerrar a los que queremos ayudar en una jaula con todas las comodidades humanas, aunque esta sea de “oro puro”, pues siempre será “jaula”….No podemos descuidar lo que es mas importante que es sentirse que pertenecemos a una comunidad de amor…y que podemos expresarnos libremente.

    Claro que existe un gran desequilibrio en el mundo….una creciente indiferencia hacia los demás…y que existen grandes fortunas dedicadas solamente al placer “per se”…y una desmedida ambición por el poder que concede el dinero…Junto a toda esta perversión, existen también personas y organizaciones que se encaminan y dirigen lo poco o lo mucho que poseen a procurar el bienestar de los demás…No todo es despilfarro y maldad..Todavía no nos encontramos en el punto final…

    Por otro lado, cuenta el Evangelio que Jesús “vino a Betania, donde se hallaba Lázaro, a quien Jesús había resucitado de entre los muertos”…Y estando a la mesa con él, su hermana María “tomando una libra de perfumes de alto precio, ungió los pies de Jesús y los enjugó con sus cabellos, y la casa se llenó de fragancia del perfume”…la pregunta de Judas Iscariote se refería al por qué del despilfarro, puesto que con el costo del perfume se hubiera podido “ayudar a los pobres”….Sin embargo, Jesús no recrimina a María sino que aprueba esta buena acción puesto que ella había anticipado con este gesto el rito judío ” del día de su sepultura” y “a Mí no siempre me tendréis”…. visiblemente, se entiende, en la tierra…Para Jesús lo que cuenta, al final, es el amor…como aquella mujer viuda que depositó en el óbolo del Templo todo el dinero que poseía…

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

     

  • Alberto Revuelta

    Me siento más cerca de la postura de George R Porta. El Galileo  mientras estaba sentado ante el gazofilacio alabó los dos lepsis decla anciana viuda que los echó dentro. Y arrojó a los mercaderes para que volviera a ser casa de oración, y se paseaba al amanecer por los soportales, e iba a las sinagogas y no creo que fuera por encontrar posibles adeptos solo. Llevo muchos años dedicando gran parte de mi vida a la lucha que dice el articulista de esta columna. Pero disfruto del silencio de las iglesias y de la belleza de los templos y me  sigue emocionando ver en Clichy donde vive una de nuestra hijas verblavparroquia donde en 1613 fue cura Vicente de Paul rezar a mujere, hombres y muchachos negros y blanco y vietnamitas. Respeto todas las opiniones, pero me gusta expresar las mias. Por los caminos del eticismo absoluto decJesus que se pretenden, no comprendo porque no se le rechaza por comedor y borracho, por dejarse perfumar con trescientos denarios, por llevar túnica de unacpíeza .

  • George R Porta

    Confieso que me cueste comprender la necesidad de reducir la diversidad de opiniones y de criterios con los que las diferentes personas aprecian los hechos, la realidad, a uno solo o la necesidad de juzgar para reducir…

    ¿Quién puede de sana y buena fe aprobar la miseria o la injusticia o el mal en cualquier forma que asuma?

    ¿Es necesario contraponer el arte y la belleza que ayudan a descansar de la visión penosa del sufrimiento en otros o en uno/a mismo/a base de mantener en alguna medida el recuerdo de lo bueno y lo bello?

    Cuando en Venezuela surgió la ya desintegrada orquesta nacional que dio oportunidad de manifestar y desarrollar los talentos musicales de tanta juventud que de otro modo nunca hubiera podido manifestar y menos desarrollar sus talentos, muchos de esos jóvenes emergieron de las chabolas y de los barrios marginales y hoy día ejecutan su arte en muchos países del mundo con gran éxito. Otros muchos no llegaron a esos niveles de éxito, pero aprendieron a expresar su talento artístico como de otro modo no hubieran quizás podido.

    ¿Hubiese sido acaso preferible que no tuvieran esas oportunidades mientras no se resolviera hasta la última miseria del planeta?

    ¿No tenemos la mayoría más y mejor techo que los africanos miserables que tienen que huir de sus tierras tribales porque las grandes corporaciones los desalojan para apoderarse de los recursos minerales de su África y en consecuencia mueren al atravesar el Mediterráneo? No por eso renunciamos a vivir con techo.

    Es terrible que se haya perdido tanto por causa de las guerras y que se pierda tanto por causa de la avaricia, y que se sufra tanto porque no se tenga acceso a los servicios de salud, de educación, de protección indispensables… Aun así, poder dirigir la mirada hacia lo bello y lo bueno siempre consuela un poco el cansancio de los ojos que en las palabras de Neruda vienen «…cansados de mirar la tierra que no cambia».

    Pienso en los sueños de quienes acarrearon las piedras de Notre Dame, o quienes las tallaron, y se reivindicaban en producir la belleza que ha alcanzado a tantas generaciones posteriores. Pienso en el dolor de quienes fueron maltratados para que esas piedras crecieran hasta el pináculo gótico que se derrumbó víctima de las llamas… ¿Realmente merecían que desapareciera lo único que quizás mantenía su memoria viva?

    Con perdón de quienes crean que deban perdonármelo, pues que me perdonen que lamente tanto el daño que el fuego causó a este monumento a la capacidad humana de crear belleza y de labrar los sueños en las rocas, y de cortar y recomponer el vidrio para que la luz dance a través de él… ¿Será preferible detener el arte para siempre hasta que se repare todo el mal que hay y todo el sufrimiento que aqueja a tantas personas? ¿No es mejor que haya un poco de respire, precisamente porque haya tanto sufrimiento?

    • Carmen

      Sin duda, es mejor
      No sé quién dijo que la belleza salvará al mundo. Lo está salvado.

      • Carmen

        Creo que fue un personaje de los hermanos karamazov, creo, el abad. Me ha venido de pronto a la cabeza. Porque no sé si se han dado cuenta de que a veces la cabeza se queda en barbecho y de repente, zas. Lo que no sé es si es cierto o no. Y no me apetece buscarlo, es un libro muy grande.
        A mí también me dan paz las iglesias cuando están semivacías. Las catedrales me gusta verlas, pero me producen una cierta inquietud. No lo sé explicar. Notre Dame me produjo esa inquietud. Pero es una maravilla y lo volverá a ser. Nada tiene que ver con cómo tiene que ser la iglesia, sino cómo ha sido. Y , perdón por la insistencia, ha sido una de las potencias constructoras de Europa. Ha aportado al Arte un montón. Pues habrá que reconocérselo. No podemos ver las pirámides de Egipto bajo la mirada de la esclavitud. Pues lo mismo.
        Es una opinión.
        Cierto que me produjo una indignación enorme cuando entré a la ciudad del vaticano, porque eso es de locos, pero la capilla sixtina es maravillosa.
        Y fuera, San Pedro, creo que está fuera de la ciudad, bueno, es indignante ver cómo se ha llegado a levantar eso utilizando el nombre de Jesús, pero por dios que es alucinante. La cúpula es de mosaico. Cuando vayan tóquenla .Alucinante. Adoro a Miguel Ángel.
        Perdón
        Me apetecía decirlo.

  • Pedro Bosch Orrego

    Lo siento Isabel ¿es demagogia decir que mueren de hambre muchísimas personas, hermanos nuestros, cada día? Eso solo demuestra que nunca has pasado hambre. Si la hubieras padecido no dirías eso.

    • Isabel

      No, hablar del hambre no es demagogia. Pero demagógico es hablar del hambre de determinada manera. Es muy llamativo la cantidad de comentarios que he leído y oído personalmente a propósito de esto, casi reprochando que de pena que arda la catedral. Me han llegado a decir ¿pena? pena los refugiados que están en Grecia! No entiendo a qué viene esa contraposición, que de pronto, cuántos se acuerdan de que hay pobres.
      En foros que van de progresistas, se plantea que si cuesta mucho reparar y mantener las iglesias pues se cierran y punto, por qué vamos a mantener todos un lugar de creencia, primero son los pobres, dicen, en ese supuesto izquierdismo que ha perdido el norte y confunde el culo con las témporas.

      Me parece que no deberías hacer alusión a lo que yo haya vivido por un pequeño comentario. Hambre de verdad no creo que hayamos pasado ninguno de nosotros y aquí estamos, con nuestro iPad enredando por internet y con mucho más que un techo para guarecernos, mientras tantos se mueren de hambre. Podemos ponernos estupendos y comportarnos todos como San Francisco, pero me temo que así ni el mundo funcionaría ni se resolverían las causas estructurales de la desigualdad.

      Demagógico, en mi opinión, es poner a un niño moribundo ¿para que no nos de pena que arda la catedral? Y recriminar que tenga tantas visitas de turistas, qué desalmados, con el hambre que hay.
      En mi opinión, claro que es necesario concienciar de la miseria existente, de que lo que disfrutamos es a costa de otros, predicar la austeridad, el no sucumbir a lo superfluo que se nos ofrece como necesidades. Pero no considero acertado hacerlo utilizando este suceso.

  • Sheila

    Muy valido que nos duela el arte..la creacion humana…

    Simplemente es un lugar que alberga simbolos e imagenes que han desvirtuado la verdadera Creacion..la Salvacion..el sacrificio de Jesús…

    Lo que si gracias a Dios no hubo victimas que lamentar..

    Pero ahora invertir 300mill de Euros para reataurarla..es una groseria..habiendo tanta hambre y miseria..ahí..el arte deberia pasar a segundo o tercer plano..o no importar realmente….quien aboga y llora por el Patrimonio humano!?

  • Isabel

    Lo siento, encuentro bastante demagógico el artículo.

    Soy de las que opinan que no se debería hacer contradicción entre los que sufren miseria y la pena porque arda algo como Notre Dame. Y no creo que sirva ni siquiera como símbolo de un posible fin de la religión aparente, la mayoría de las personas lo que ven ahí es prácticamente solo arte y cultura.

    Creo que sobran en el mundo lujos innecesarios que denunciar antes que arremeter contra lo que es arte.

    • Carmen

      Es que Notre Dame es algo más que un templo para Francia. Como el Louvre. Como La Bastilla, como los campos Elíseos, como el Arco del triunfo, como un montón de símbolos de París.

      No creo que sea un tema exclusivamente eclesiástico o religioso. Aunque a la iglesia sirva para plantearse un montón de cosas. Es pura cultura europea.

    • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

      Bien planteadas las observaciones, Isabel. Ha estado bien que nos las cuestionen, aunque solo sea por precaución. Saludos.

    • Mª Pilar García Martímez de Aguirre

      Creo que nadie le quita el gran valor que todo el arte que existe en el mundo, posee, es:

      ¡¡¡Una maravilla para contemplar y agradecer a los autores de ellas!!!

      Cosa, que casi nunca se tiene en cuenta; hacer esos magníficos lugares, que los poderes han utilizado para su beneficio; casi nunca han sido en ellos reconocidos todas las personas que los hicieron posible; y en la mayoría de los casos, ni siquiera han sido bien remunerados.

      Las maravillas que nos han regalado sus autores, en todas las artes; nos extasían, nos elevan a cotas de gozo inmensas, y siempre doy las gracias a las personas que lo han hecho posible.

      Nada tiene que ver una cosa con la denuncia de un mundo tan egocéntrico en sus beneficios… los de unas pocas personas… ha precio de la vida de la mayoría.

      Muchos de esos artistas, han desaparecido de esta vida, pasando grandes penurias.

      Nadie creo, que con un poco de sentido común, mira estas duras cuestiones de manera tonta… solo se ponen los puntos sobre las “i…es”.

      mª pilar

  • Javier Peláez

    La verdad que ahora que estamos en campaña electoral alguien les podría preguntar a estos partidos sobre que piensan sobre la ayuda al desarrollo española… Para pensar:https://www.rebelion.org/noticia.php?id=254861

    • Mª Pilar García Martímez de Aguirre

      ¡Cierto! Y los nuevos partidos tan “majicos” ellos…terror… quitarán cuanto puedan sobre este tema y otros similares de ayuda.
      mª pilar

  • Mª Pilar García Martímez de Aguirre

    Hermoso y contundente Mensaje el que nos ofrece Faustino Vilabrille y que comparto de principio a fin.

    Cuando entraba… en los regios templos… sentía una sensación de culpa; sentía la necesidad de pedir perdón, por el uso que se les da en la mayoría de los casos.

    Y pensaba, que nadie recuerda el dolor y el sufrimiento que padecieron tantas personas para levantarlos, y porque se usaba para ello… el nombre de su “dios”, que nada tiene que ver con el Dios que peregrina…  como nos señala Salvador Santos… junto al pueblo, corriendo su misma suerte.

    El Gran Misterio de la Vida, lo llena todo; primero nos llena a cada persona cuando nace; es, como nuestro mayor tesoro y don; pero este, requiere, como la tierra, ser trabajado, limpiado, regado, preparado para la siembra, y cuando sea oportuno… llegará la cosecha… que alimentará a cuantas personas pasen a nuestro lado.

    Lo más importante en la vida, somos los seres humanos; pero hacemos un uso muy egoísta de los dones recibidos, utilizándolos para el solo provecho propio y a costa de las personas más débiles… quizá, porque nos interesa que sean débiles y así poder explotarlas.

    ¡Que lejos caminamos del Proyecto de Vida que Proclamó el Galileo Jesús!

    ¡Gracias Faustino; es una llamada de atención, ante la exposición de un Cristo “sufriente” y nada comprendido!

    mª pilar

  • ana rodrigo

     
    Comentario importantísimo para los seguidores de Jesús y su mensaje y para quien sienta la solidaridad humana. Pero los templos cristianos están ahí,  formando parte de la cultura de cada época, con historias de sufrimientos y también de ilusiones, y especialmente como testimonio de expresión artística, magnífica y sublime capacidad humana.
     
    Pienso que una cosa no quita la otra, porque la belleza del arte es una capacidad humana que hay que valorarla por sí misma. La primera vez que estuve en el Vaticano, me dije, voy a olvidarme de que esto tiene algo que ver con el cristianismo de Jesús el Galileo y voy a disfrutar de la belleza creada por los seres humanos, cuyas capacidades van incluidas en el lote de la creación o existencia del ser humano.
     
    A mí me ha dado mucha pena, y me pasaría lo mismo si se destruyera la maja desnuda de Goya o una obra de Toulouse-Lautrec, o cualquier otra obra artística.
     
    Yo creo que hay que poner a cada cosa en su sitio, primero y por encima de todo el ser humano y sus necesidades, siempre, con religión o sin ella, desde luego, pero la existencia es más compleja y más plural y amplia, y el vivir también lo es. Si solamente pensamos en la magnitud del sufrimiento humano ahora y a lo largo de la historia, como dice Javier, estaríamos viviendo en depresión continua.
     
    Es cierto que si nos movilizásemos en cantidad y calidad por una obra social como lo hacemos por otras causas, se acabaría el sufrimiento en el mundo. Pero no tengo la respuesta de porqué esto no es así. Me recuerda el episodio de Jesús cuando lo criticaban porque permitía el despilfarro del caro perfume que aquella mujer derramaba en sus pies. No se me ocurre otra cosa. Eso no le quitaba el hacer lo que podía con los sufrientes y vulnerables con los que se cruzaba, pero no llegaba todos ni arregló el mundo de su época, y le acusaban de comedor y bebedor y vividor.
     
    Yo disfruto tanto con el arte….!
     

    • Mª Pilar García Martímez de Aguirre

      Querida Ana; me encanta el arte, toda clse de arte; pero también pienso, por encima de todas las cosas, que los méritos de cada una de ellas, sea cual sea; pertenecen a las personas que lo hicieron posible.

      Y esto no suele suceder, y menos en los grandes templos, que lo que se explota es… el lugar que los humanos han tenido la genialidad de hacer para… su “dios”… muy triste.

      mª pilar

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    De puro obvio, Faustino, parece innecesario contarlo como tú. Ya verás cómo salen mil voces diciendo que no hay contradicción, que lo uno y lo otro; pero lo uno y lo otro se separan y ya no vuelven a verse en la vida. Un mundo (más) justo, el mejor templo vivo de Dios para todos los seres humanos. Pero ¿de qué estás hablando cuando arde Notre Dame? Y si cambian las preguntas, cambian las respuestas. Gracias también a Salvador. La historia se repite mil veces, al menos en religión.

  • Javier Peláez

    En general,cualquier catástrofe en que no hay víctimas personales puede ser vista desde muy diversas perspectivas.Yo tb me entere por whatsapp y estaba pendiente de un asunto que absorbe toda mi “capacidad de sufrimiento” por lo que esta mañana me ha dado por el humor negro con el asunto a nível privado…Por este distanciamiento emocional me ha hecho gracia la pomposidad de algunos contertulios en rtve…Como soy un hombre civilizado  me duele que se queme Notre Dame,como me dolería que se quemara la catedral de Burgos o me duele cuando joden con pintadas la catedral de Santiago…Tb pienso como el articulista que lo más importante son las personas que los templos y que evidentemente se les presta bastante menos atención…Vi un reportaje de la vida de Sebastiao Salgado y me impresionó que este hombre cayó en una depresión tras la serie de fotografias de Africa y ahora se dedica desde hace unos años a la naturaleza…El verde ayuda con la depresión…El problema es que conocer toda la mierda del mundo en que vivimos causa mucho sufrimiento…Lo cual me lleva a una conclusión,si a Dios le importamos(cosa que creo vista la vida de Jesús) y si Dios es omnisciente,comprende muchas cosas que a nosotros no se nos alcanzan,pero sobre todo sufre de cojones…aunque tb tiene alegrías que duda cabe.

  • Carmen

    Europa llora un signo europeo, no llora un templo.

    La política y la iglesia han ido de la mano en la construcción de Europa. Pero ustedes saben más historia que la que escribe. Los matrimonios entre reinas y reyes los tenía que aprobar la iglesia. Menuda se armó con Enrique VIII. La iglesia colaboró en la formación de la Europa que tenemos hoy porque los matrimonios fueron definitivos. Notre Dame es un símbolo europeo.

    También lo veo como una ‘ señal de los tiempos’ una horrible señal, pero que si nos hace pensar , puede ser que nos venga bien, como todas las ‘ señales’   la verdad es que no sé muy bien lo que es una señal, pero la considero como algo que nos hace pensar a un montonazo de gente.

    Europa se debe de replantear su futuro y por supuesto la iglesia católica.

    Veremos.

    Sé que la volverán a dejar preciosa y no me extrañaría que en gran medida sea con fondos Europeos.

    Un desastre. Empezarån pronto las manipulaciones de todo tipo, pero puede ser y de hecho lo es, un buen momento para la reflexión.

    Me parece, no sé.

    Los tiempos de los lujos eclesiásticos y de su manipulación sobre  las almas ya debe de ser cosa del pasado. La iglesia tiene que ir mucho más en la línea que indica el Papa actual, pero no únicamente en la forma, sino en el fondo.

    Madre mía, no me reconozco a mí misma diciendo estas cosas y con esta rotundidad. Uf. Sorry.

  • Una reflexión muy pertinente que nos lleva a preguntarnos ?que es el mas importante en el mensaje y testimonio de Jesus? Las iglesias de piedras, si bonitas sean, no representan nada ante Jesus de Nazareth y su Padre. Por otro lado, las Iglesias hechas de hombres, mujeres, niños, enfermos, itinerantes etc. representan todo por Jesus y su Padre. Amarse los unos a los otros, dar vida y no  muerte. son los imperativos que dejo Jesus a todas la personas de buena fe. Tuve el mismo pensamiento del autor del presente articulo al referirme a lo dicho por Jesus relacionado al templo de Jerusalem. Mi referencia esta en francés  http://rolpoup2.blogspot.com/2010/11/il-ne-restera-pas-pierre-sur-pierre-qui.html

    Pienso que hay un signo de los tiempos que no podemos dejar pasar sin meditarlo con profundidad en esta semana santa.

Responder a oscar fortin Cancelar comentario