Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4781 Artículos. - 76625 Comentarios.

¿A quién votar? Construir la democracia

1.- Panorama desde el puente

Cuando las  elecciones de 1982, las diócesis vascas publicaron un documento cuyo título era el subtítulo de este apunte mío: Construir la democracia. En él había unas primeras reflexiones teóricas: “la democracia no es un remedio milagroso que resuelve los problemas que se producen en la vida social. Pero sí es el procedimiento más humano para afrontarlos…”. Y “las elecciones legislativas no son más que un episodio de esa serie interminable que es la construcción de la democracia. Episodio, sin duda necesario, pero insuficiente“. Y seguía con una advertencia a los partidos: “Parece oportuno invitar en estos momentos a la clase política a que considere seriamente si su comportamiento global está favoreciendo o dificultando la consolidación de la democracia”.

¡”Construir la democracia”! En 1971 escribía Miguel Delibes que muchos jóvenes estaban “desencantados de la charlatanería y de la ganga que arrastra inevitablemente toda política”. Así, para vergüenza nuestra, hemos acabado dando la razón a Franco en aquello de que “no estamos preparados para la democracia”. Pero la impreparación no significa que hayamos de volver a la dictadura, como parece querer Vox, sino que es urgente prepararnos. Para eso hacía una invitación a los políticos el documento de la iglesia vasca.

 

2.- Un poco de teología política.

Algunos ejemplos de esa invitación: “la aplicación a un partido de calificativos tales como marxista, capitalista, fascista, sucursalista, separatista, entre otros, puede ser un intento de dirimir con un golpe bajo dialéctico la contienda electoral“.  Y este otro: “la invocación al humanismo cristiano es ambigua mientras no se precise concretamente su contenido. ¿De qué versión de ese humanismo se trata? Porque hay más de una. ¿Se trata de defender el modelo de familia burguesa cerrada, la escuela elitista, la empresa del capitalismo, la iniciativa privada de una minoría dueña del poder económico? Si así fuera, el uso de término nos parece impropio“. Hoy cabría preguntar también si se trata de aparecer en las procesiones de la semana santa andaluza cantando el himno de la legión… En cualquier caso, esa invitación a la clase política no es solo oportuna sino que se ha vuelto indispensable: porque algunos políticos son tan jóvenes que aún no habrían aprendido a leer cuando se escribieron  esas normas.

Tras ese preámbulo más teórico, el documento de las diócesis vascas bajaba a la práctica y daba dos criterios para emitir el voto: a) “conocimiento de los programas electorales”. Y como esto no es fácil: “consideramos necesaria su divulgación detallada, sin omitir los debates públicos en los medios de comunicación”.  Y b) “elección de un criterio ético fundamental”. Y ese criterio lo formulaban así: “Apoyar a quienes ofrecen mayores garantías de defender en primer lugar, en términos realistas (no demagógicos), y con medios democráticos, a los débiles y marginados, sean personas, clases sociales o pueblos”. Eso sí que sería humanismo cristiano. Y el texto que comentamos lo subrayaba con una cita  de Juan Pablo II en la “Laborem exercens” (n. 8): “la Iglesia está vivamente comprometida en esta causa porque la considera como su misión, su servicio, como verificación de su fidelidad a Cristo para poder ser verdaderamente la Iglesia de los pobres”.

En ese criterio no puede haber diferencias entre quienes se llaman cristianos. Puede haberlas al apreciar “cuál es el partido o coalición que responde mejor a esas características“. Porque unos pueden ser demagógicos y no realistas. Otros pueden argumentar con ese sofisma de que bajando los impuestos a los ricos se crean más puestos de trabajo, con lo cual hay más gente que tributa y no disminuye la recaudación fiscal. ¡Cómo si no supiéramos por miles de experiencias, que lo más que se crea son puestos de precariedad, con salarios tan exiguos que quedan exentos de la tributación! Por eso añade nuestro documento que, además del examen de los programas “nos parece muy útil el conocimiento de las fuerzas sociales que apoyan cada opción y de las personas (candidatos) que avalan ese programa”.

Esta es su enseñanza fundamental. A manera de apéndice quiero recoger que nuestro documento rechaza claramente la abstención, pero considera seriamente la posibilidad del voto en blanco. Porque: “para actuar éticamente hace falta una convicción de que aquí y ahora, esa oferta electoral, analizada críticamente, es la solución mejor o menos mala para abordar los problemas reales de la sociedad. … El que no llegara esa convicción, no debiera votar guiado por pura simpatía afectiva a ciertos candidatos o por adhesión personal a un determinado partido”.

 

3.- Ahora a reflexionar.

En mi modesta opinión, las llamadas campañas electorales deberían suprimirse porque no son más que campañas de mentira donde no se presentan programas sino eslóganes huecos, insultos más o menos agudos y fotos hábilmente retocadas. Y donde quien tiene más dinero para malgastar es quien saca más provecho. ¡Como si votar fuera comprarse un coche! Y precisamente en ese caso no te limitarías a escuchar la publicidad engañosa de Volkswagen o BMV, sino que procurarías conocer bien el coche antes de comprarlo.

Precisando un poco más, una primera mentira se percibe en que partidos que en realidad son de extrema derecha se autocalifican como “centroderecha”, cuando el único centro que hay en ellos es el del egocentrismo. Si algo sigue necesitando España es una verdadera “derecha civilizada”. Y como prueba basta con oír hablar a los presuntos representantes de ese “centro”, incapaces todos de pasar del adjetivo descalificativo al argumento razonado. Luego habrá que añadir que el rechazo de Sánchez a tener un debate en la televisión pública es muy poco democrático y, aunque parece que por fin va a cambiar, revela un miedo a perder que actúa en contra suya. Podemos hacer unas propuestas sociales muy dignas de aplauso en teoría; pero no demuestra su viabilidad práctica en medio de un sistema tan injusto y asesino como el nuestro y en una Europa cuya “catedral” humanista y social ardió hace años y ha sido reconstruida como catedral neoliberal y antisocial. Con lo cual puede parecer que esas bellas promesas se hacen solo para halagar la propia vanidad. Y esa vanidad es de las cosas que menos suele tolerar el pueblo cuando la sospecha…

En fin, que la cosa está bien oscura. Temo que las dos únicas opciones sean el mal menor o el voto en blanco. Y no sé si, así como antaño en tiempos de sequía se hacían plegarias “ad petendam pluviam” (para pedir la lluvia), hoy, en medio de esta sequía democrática no podría la Iglesia proponer otra oración “ad petendum votum bonum“(para votar bien)… Y si algún lector piensa que hubiese sido mejor escribir ahora sobre la semana santa, aclaro que he elegido estas fechas porque el meollo de esta semana y de lo cristiano, radica en que se puede volver a crucificar a Cristo mientras, a lo mejor, se le acompaña en una procesión (cf. Mt 25, 31ss).

Todo porque, como ya dijera Pío XII, la política debería ser un acto sublime de caridad. Y también para que el “¿qué será, será?” de hoy, no sea respondido como en la canción: “whatever will be, will be“…

 

14 comentarios

  • Honorio Cadarso

    Socialistas son Felipe González, Guerra, José Bono…etc. Un gallinero con demasiados gallos, con perdón. La irrupción de Podemos ha traído por primera vez a nuestro país una izquierda con peso en el Parlamento, los Ayuntamientos, etc. etc. Y con discrepancias, desde luego, que tenemos que superar. Acaso quieren exigir a estos “imberbes” lo que le perdonan con indulgencia plenaria a los que tienen ya un siglo de experiencia…Estamos en un mundo de seres humanos que no tienen alas para volar. Y tratamos, no lo olviden, de cerrar el paso a los trillizos de la plaza de Colón, y a una posible coalición C´s-PSOE…

  • Javier Peláez

    El voto en blanco no sirve de nada.Como este país está lleno de gente intelligente,se fundó un partido que se llama Escaños en Blanco cuyo objetivo es que la Ley electoral reconozca unos escaños vacíos.En general,yo creo que esto perjudica a la izda porque el votante de izda es más dado a este tipo de cosas(creo).No sé si presentan esta vez,tendría que verlo.Desde  luego,si gobernara el trifachito por culpa de unos escaños vacíos,sería para mear y no echar gota…Por cierto,me dice mi hija ,con su habitual inteligencia,que Pablo Iglesias en los mítienes rapea…Y es cierto.Mi hija aún no vota por edad…

  • Honorio Cadarso

    Dios me libre de condenar las posturas que cada uno adopte, ni de sentirme modelo ene nada. Yo con el evangelio me apunto en el grupo de los que decimos “siervos inútiles somos”.

    Lo cual no me impide constatar que los cristianos contestatarios con el franquismo, en conjunto, como colectivo, tenemos una gran responsabilidad en la escasa calidad de la democracia o seudocemocracia que estamos padeciendo.

    Y añado, amigo Duato, que aparte de que nos convenza más PSOE o Podemos, deberíamos pensar en cómo la suma de ambos asegurará el cerrar el paso a los “trillizos” de la Plaza de Colón. !!Atentos a la jugada!  !”Cándidos como palomas, pero astutos como serpientes”, dice no sé qué página de no sé qué libro.

  • ana rodrigo

     
    Creo que la novedad de estas elecciones es que hay que elegir entre extrema derecha y otros que se dicen de izquierda. Y la izquierda des-unida, nos sirve para poco o para nada, mientras que las derechas saben lo que quieren y van a por ello.
     
    Podemos creo muchas ilusiones en la izquierda que poco a poco ellos/as mismas se han encargado de desvanecer, con sus divisiones, con su falta de madurez y hasta de carisma. No sólo hay que tener principios, sino saber “venderlos”, y a mí, personalmente, me motivan poco sus argumentos, sus formas y su falta de tacto social. Un poco de diplomacia no les iría mal, y el o la votante, son muy sensibles y su olfato no está para bromas.
     
    Sobre Sánchez, lo veo muy convincente, no sólo por sus propuestas, sino por los pocos meses que ha gobernado y que, desde mi criterio, lo ha hecho bastante bien en cuestiones sociales; no sé si en política económica, que no entiendo mucho. La gran metedura de pata que llevo clavada en el alma, junto al alcalde de Cádiz, es lo de el comercio de barcos de guerra a Arabia Saudí. Eso lo llevo muy mal. Espero que, cuando terminen lo contratado, cambie….
     
    Yo votaré al PSOE
    Sobre VOX hay poco que decir, lo dicen todo ellos: que en EEU abortan a los nacidos cortándoles la cabeza después de nacer igual que lo hacían los neandertales, que Sánchez se sienta con criminales, pederastas y violadores, que mueren más hombres que mujeres por violencia de género, que los inmigrantes deben irse a su casa-país, y así sucesivamente. Y, lo peor es que hay millones de votantes que los creen. Es muy preocupante.

     

    • ana rodrigo

      Perdón lo que dijo el señor Cortés no es de VOX, este señor es del PP, que con lo que dice el seños Casado, ya teníamos bastante, pero..

  • Antonio Duato

    Antes de elegir mi papeleta, intento informarme mucho sobre las diversas opciones de izquierdas. Y tomo en consideración la relación de fuerzas y posibilidades de cambio que identifican  el presente político de los diversos espacios: España sobre todo, pero en otras elecciones Europa, la comunidad y la ciudad de valencia. La elección debo tomarla por valores y por estrategia de cambio.

    Después de Zapatero y de la crisis de 2008 he votado por quien estaba a la izquierda del PSOE. Hoy no estoy seguro. Necesito aún procesar varios datos y sensaciones. Lo que os puedo personalmente decir es esto:

    Ha crecido mi estima por Pedro Sánchez como político creíble, con fondo de convicciones y proyecto realista. Me sorprendió que Manolo Castells en su libro Ruptura (lo recomiendo) llamara la atención sobre el background que veía en Pedro. Por ello, no me quedé con esa impresión de ingenuo postureo que nos dejó la presentación mediática de su libro Manual de resistencia y me decidí a leerlo con calma. Ha valido la pena. Descubre mucho de las personas con quienes se formó (sobre todo Westendorp en cuyo gabinete trabajó mientras fue representante de la ONU en Bosnia, 1997-1999). Explica las razones y consejeros (por ejemplo Cándido Méndez) que están detrás de decisiones que han sido con frecuencia trivializadas o atribuidas a su deseo de ocupar la Moncloa. En fin, desde el libro de Fernando Morán en 1982, no había visto un político en activo que explicara, sin esperar a escribir sus memorias, sobre sus ideas, motivaciones y proyectos con tanta claridad. El PSOE que hoy lidera Sánchez está ya muy desembarazado de las figuras del pasado y de los califas regionales.

    Me alegro de que Pedro haya aceptado por fin los dos debates. Veremos si en ellos Pablo Iglesias me da razones para preferir su opción como más viable y provechosa para los más desafortunados por el sistema.

    O mejor, espero que aquí en ATRIO se discuta más y con la misma libertad de todo esto.

  • Honorio Cadarso

    De todos es conocido que en el momento de la “Inmaculada Transición los cristianos militantes se partieron en dos, unos se fueron hacia el PSOE y otros hacia el PCE. Y más tarde, algunos del PCE, entre ellos santiago Carrillo, se cambiaron y se fueron hacia el PSOE.Tuve un amigo que me sugirió cuando dejé el clero estudiar y conseguir un titulo. se afilió al PSOE y le fue muy bien, terminó de Senador El se había secularizado, estudió en la Sorbona,  y se casó con una exmonja. Yo también fui a París, me uní a una obrera de fábrica dee conservas, que trabajaba de criada en París, no fui a la Sorbona sino a un taller de lámparas de peón. Los dos exconsiliarios de la JOC  volvimos a España con la Transición, el terminó en el Senado, yo haciendo nichos con pico y pala en el cementerio. Y el PSOE parece que no le hace ascos al C´s…

    No me apunto tantos, digo que los cristianos deberíamos habernos situado preferentemente al lado de los desheredados y los “malos”, no al lado de los “regulares”. Con todos mis respetos a la opción que cada uno haya tomado…Nos sobran sabios, nos faltan proletarios comprometidos…Y seguimos en un panorama de centroderecha, mucho más derecha que centro…Y el

    Y la Inmaculada Transición se fue escorando poco a poco hacia un centrismo-derechismo del que no conseduimos salir. Lo siento, sorry, me viene a la memoria una frase de la Biblia en la que Dios reprochaz a uno de sus seguidores: “Conozco tus obras, que no eres ni frío ni caliente. Así que como eres tibio, voy a empezar a vomitarte.”

    • Carmen

      Quizás tú vida haya sído más coherente.
      Un amigo de mi marido y digo marido porque es el único que he tenido y voy a tener y todo el mundo me entiende, pues un amigo de mi marido fue diputado en Madrid por el PSOE. En el 82, no sé si repitió, no recuerdo, era guerrista y claro, cayó. Justo de mi edad, nacimos el mismo año y el mismo mes.
      Nos matábamos. Se creía en posesión de la verdad absoluta, nada de lo que hiciera el PSOE era cuestionable y mucho menos por una mujer y maestra. Qué cosas. Con lo de la OTAN, ni te cuento. Jamás he oído tanta tergiversación de primera mano. Alucinante.

      Soy una burguesíta, pero Jesús también me querría un poquito. Ese dios que vomita me da miedo. Me recuerda a Saturno devorando a sus hijos, y que luego, claro, le sentaron mal por bestia y…
      Sorry.

  • Juan García Caselles

    Muy buena reflexión. Pero echo de menos la necesaria mirada sobre las relaciones de la política con la economía, o, por mejor decir, las relaciones entre el poder político y el económico, lo que va mucho más allá de las puertas giratorias, la corrupción y la adoración del dinero y de los ricos.

    Creo que la parte más importante de los problemas sociales tiene mucho que ver con la economía y, mas exactamente, con los los sistemas del reparto de los bienes producidos que es donde básicamente se reproduce el capitalismo.

    Desde hace muchos años pido (sin que nadie me haga caso, como es natural) que no se hable de pobreza cero, lo que no lleva a ninguna parte, sino de riqueza cero, pero es tanta la sugestión del dinero-Satanás (o Mammón), que todos caemos rendidos a sus encantos (más falsos que el demonio, dicho sea de paso).

    • Alberto Revuelta

      Hoy Viernes Santo. El ministerio de Defensa del Reino de España ha decidido no permitir ondear la bandera roja y gualda a media asta, en señal de respeto por la muerte de Jesús el Galileo, para los católicos romanos, los ortodoxos, los protestantes y reformados, El Salvador del mundo. Es mejor así, la bandera no ondeará en recuerdo de esa muerte como no ondea por las muertes que originan en Yemen las bombeas que el Reino de España vende al Reino de Arabia Saudí para que mate yemeníes. Entre ellos niños. O sea que los gobiernos de España que llevan años vendiendo esas armas y los trabajadores y sindicatos y alcaldes que lo apoyan, de derechas y de izquierdas, son consecuentes. No se puede recordar la muerte de El Salvador del Mundo cuando se está matando a gente como El. Lógica aristotélica que tiene la señora Robles, ministra de Defensa. Con su pan y asta, se lo coma.

  • Carmen

    Ay, ay , aaaaaaayyyyyyyyy.

    Y es que al final Francisco Franco va a tener razón. No estamos preparados para la democracia.

    Y es cierto, no sabemos lo que queremos, entre otras cosas porque nadie dice una verdad ni para una apuesta. Asi que tenemos que luchar contra el mundo mundial de las news, Fake o no fake.  Tenemos que dejarnos llevar por nuestra intuición. Porque lo único que sabemos cierto, es  que a los programas electorales, ni caso van a hacer.

    Pero a mí, como soy tirando a tontica, me gusta eso de votar. Cosas de la ingenuidad. Por cierto, pienso votar al PSOE. No sé si lo he dicho. Tengo una cabeeeeeeeza.

  • Alberto Revuelta

    De pasada, complemento. Marta Pascual, antigua secretaria general del partido que se subrogó en la ex Convergencia Democrática de Cataluña, y que fue expulsada de la nueva formación por presiones y maniobras del señor Puigdemont desde Waterloo ha anunciado la creación de un nuevo partido en el que el expresidente exiliado voluntario de Cataluña. No olvidemos que Erich Fromm ya advertía que vivimos bajo la ilusión de saber lo que queremos, cuando en realidad deseamos únicamente lo que se supone (socialmente) que debemos desear. Saber lo que uno realmente quiere no es cosa tan fácil como algunos creen, sino que representa uno de los problemas más complejo que enfrentan al ser humano. También a los políticos.

  • Carmen

    Vale.

    Yo voy a votar al PSOE.

  • mauricio

    magnifica reflexión.

Deja un comentario