Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4913 Artículos. - 79046 Comentarios.

Sería simplemente natural que las mujeres fuéramos sacerdotes

En Religión digital, Cameron Doody ha publicado una entrevista a la hermana Ruth Schönenberger, priora del convento benedictino de Tutzing, Alemania. Iviva se alegra de que este polémico tema sea de nuevo sometido a debate, de forma abierta y natural, en la Iglesia Católica. AD

  •  “Me sorprende que la presencia de Cristo haya sido reducida al sexo masculino”
  • “La imagen y el concepto actual del sacerdocio necesita revisarse a fondo urgentemente”

    “Me sorprende que la presencia de Cristo haya sido reducida al sexo masculino”, afirmó la religiosa en una entrevista con la web de los obispos alemanes, katholisch.de, y recogida por La Croix. “Aquí en Tutzing, nosotras también tenemos teólogas altamente cualificadas: la única cosa que las falta es la ordenación sacerdotal, nada más”, añadió Schönenberger, de 68 años y priora de Tutzing desde 2015.

    La monja -superiora de setenta religiosas en Tutzing y dos otros conventos benedictinos más- dejó claro que los criterios para acceder a las órdenes sagradas no deben basarse en el sexo del candidato, sino que a los hombres y mujeres se les debe tratar por igual“La imagen y el concepto actual del sacerdocio necesita revisarse a fondo urgentemente”, explicó Schönenberger, quien se mostró “sorprendida” de que los sacerdotes “no protesten más” contra “fenómenos actuales” como los escándalos de abusos, “dado que les involucran”.

    “Nosotras experimentamos ejemplos de subordinación día tras día”

    Para la religiosa, “el punto hasta el que existe en todo el mundo el desequilibrio de poder es verdaderamente alarmante, como también lo es el hecho de que no hayamos aprendido a luchar contra él de forma más efectiva. Es algo contra lo que tenemos que emplearnos a fondo”. Pero no bastan gestos diseñados para “reconfortarnos de alguna forma a nosotras – por ejemplo, prometiendo estudiar la cuestión de las diaconisas”.

    Y es que este desequilibrio de poder y exclusión de las mujeres del sacerdocio es algo que afecta todos los días a las monjas de Tutzing, como también explicó Schönenberger. “Experimentamos ejemplos concretos de subordinación día tras día”, lamentó la religiosa. “Si nosotras, como grupo de mujeres religiosas, queremos celebrar la Eucaristía juntas, tenemos que organizar que un hombre venga a celebrarla, todos los días. Él está en el altar y lidera la celebración. A nosotras no nos dejan“, precisó la monja, quien añadió que las hermanas hablan a menudo del asunto y piensan “buscar formas [de celebrar la Eucaristía] que nos convengan y desarrollar [formas] nuevas”.

    Las declaraciones de Schönenberger reflejan el sentir de un número de religiosas germanófonas, después de que la priora del convento benedictino de Fahr (Suiza), sor Irene Gassman, promoviera el mes pasado la iniciativa “La oración de los jueves”, en el marco de la cual benedictinos alrededor del mundo oran todas las semanas por una mayor igualdad de género en la Iglesia. Y como se pregunta Schönenberger: “¿Por qué no orar por la igualdad de género en la Iglesia? Es sumamente importante que todas las discusiones sobre reformas se ofrezcan a Dios”.

28 comentarios

  • Carmen

    Gracias a los dos. Y de intromisión nada.

    Pues les voy a contar el final. Lleeeeeeno de gente. Y busco a mí amiga. Es una chica que me sustituyo como tutora en una baja de un par de meses y a mí amiga Carmen que murio hace un mes, durante un año cuando todo el jaleo de su operación. Luego estudió no se qué de teología y se quedó dando clases de religión y ética y esas cosas.

    Bueno, pues le doy un abrazo y le digo: que no te coman la cabeza. Todo menos eso. Jolín, con lo preparado que llevaba todo. Y se ríe y me dice: no te preocupes, dios hace todo bien, sera por algo.

    Y me voy fuera y me encuentro a mí compañero, mi jefe de plástica. Otro quico. Uf. Y le digo. A mí como no me gustais nada los quicos…y me dice: pues dilo bajo porque estás rodeada. Y ya hemos estado hablando. A ver, dice. En teoría es un pecado mortal, y al infierno, digo. Pues no . porque la misericordia de Dios está por encima de todo.

    O sea. Que hay quórum.

    Gracias por todo. Uuuuuuuuuuuifffff..

    Y sabéis que os digo a los dos? Que en el fondo todos pensamos igual. Que nos diferencian las  teorías. Solamente eso. Y que es muy interesante hablar.

    Y también les digo lo mismo. Que no les coman la cabeza.

    Le digo a mi amigo quico. Vamos a ver. Nunca se te ha pasado por la cabeza acabar con todo? Si. Dice, pero me ha dado miedo. Pues igual que a mí. . Y quién te ha puesto ese miedo en la cabeza? Es un regalo que te han hecho. Ya, le he dicho. A mí mi dios me protege, me sostiene.

    A ver si en el fondo no pensamos todos igual.

    Gracias a los dos.

    Y saben qué? Ahora lo están incinerando. Que cada uno saque sus conclusiones. Malditas normas. Pero no hay norma en el fondo que pueda con el amor que se tiene a una persona.

    Gracias otra vez.

    • Santiago

      Es el gran misterio de la razón de nuestra existencia, y de la gracia de Dios en nuestra libertad. Jesús nos llama constantemente y nos dice “El que me sigue, no anda en tinieblas”.. conocemos Su palabra y solo Ella nos va a salvar, si queremos. La llave se encuentra en el medio…mi buena voluntad y Su Misericordia son las que interaccionarán para llevarnos suavemente a Su Luz que es lo único “real, importante y verdadero” en esta breve vida.
      Debemos, pues, conducir a todos a esta luz salvadors que nos fue dada ya en nuestro bautismo incipientemente y que siempre podemos encender dentro de nosotros mismos.

      Un saludo cordial

      Santiago Hernández

  • Carmen

    Santiago, le voy a pedir un favor, un poco extraño.

    Tengo una amiga de unos treinta y algunos años. Es quica. Su hermano se ha suicidado.

    Me da miedo que además de lo que supone la situación extrema a la que se enfrenta, piense que , en fin. No sé cuál es la postura oficial de la iglesia ante el suicidio. Sé la mia, pero no vale.

    He hablado con otra amiga de mi edad , una quica de esas que son importantes dentro de su comunidad. Me ha dicho que ella piensa que la misericordia de Dios es infinita. Pero no es eso lo que quiero saber. Usted que sabe mucho de escrituras y su interpretación ortodoxa, por favor, dígame algún texto donde quepa la interpretación de que a suicida no se le cierran las puertas del cielo. Por favor.

    No sé cuál es la postura oficial de la iglesia ahora, a lo mejor estoy equivocada y eso ya no es así.

    Me puede contestar? Mañana iré al entierro y me gustaría poder decirle algo. Pero no sé.

    Gracias.

    • Santiago

      Se lo que quiere decir y creo que hay que acompañar a los familiares en este dolor tan grande al perder un ser querido..Es una gran expresión de amistad estar presente en estos momentos tan dolorosos..

      Sabemos que solo Dios conoce nuestra íntima conciencia y que solo es el único al que vamos a encontrar en la hora final y estoy de acuerdo que Su Misericordia es infinita y eterna. Por tanto, nosotros no podemos juzgar a nuestros hermanos ni en vida ni en muerte. Y no debemos desconfiar “porque nada es imposible para Dios” (Lucas 1:37). Dios mueve los corazones hacia El en las personas de buena voluntad.

      El estado mental de estas personas según los psiquiatras probablemente está fuera de la realidad y en este caso su responsabilidad está muy disminuida y muchas veces es nula.

      Por eso, los que creen en la oración en el presente de Dios deben encomendar a estos amigos a la Misericordia del Señor puesto que la oración es dinámica y actual, siempre eficaz.

      También me uno yo al dolor suyo y al de esa familia.

      Saludos cordiales

      Santiago Hernández

      • Carmen

        Gracias.
        Así se lo diré,con la cita de Lucas y todo.
        Es que aquí, en Murcia, hay un montonazo de quicos. Y son buena gente pero muy extraños. Al menos mi manera de pensar es diametralmente opuesta. Y claro, o salgo con una cita de estas o lo que le diga , ni caso, porque me conoce perfectamente. Aunque me lo agradezca no me va ni a escuchar si salgo con una de mis locuras, como dicen . Tengo que hablar su mismo idioma. Creo que me ha entendido.
        Pobrecica. Menuda sensación de culpa van a tener. Ya ves tú. El chaval decidió acabar, es su decisión. Pero claro…
        No consigo que se me vaya de la cabeza. El otro día precisamente vi un documental donde se abordaba el problema del suicidio. Por lo visto es una causa de muerte mayor que la de los accidentes de tráfico, pero es un tabú de los gordos. Y los familiares cercanos se sienten culpables por no haberse dado cuenta. Detesto tanto esa sensación de culpa…
        Pobrecico. Pero ya descansa en paz. No tengo ninguna duda, pero claro, si de repente me dicen que un hijo mío ha sido encontrado muerto porque se ha suicidado, francamente, no sé si lo superaría o diría: pues yo, contigo, a donde estés tú voy yo.
        Es tremendo esto.
        En fin.
        Gracias.

      • Román Díaz Ayala

        Perdón, pido mil perdones por la intromisión. La explicación profesional ( de la medicina ) de Santiago me parece muy oportuna en cuanto al debilitamiento de la psique en esos estados anímicos.
        Se dicen muchas cosas del santo Cura de Ars. Se dice que en una homilía dijo esta frase muy enigmática para las personas presentes. “Desde el borde del puente hasta el agua está la misericordia de Dios”. En la reunión asistía a misa una viuda muy acongojada porque su marido se había suicidado arrojándose al río desde un puente.
        Tenemos que tener ese tipo de confianza, incluso, aunque llegáramos a pensar que la determinante fuesen las angustias de un remordimiento. ¿Si nó, en qué Salvador estamos poniendo nuestra confianza?
        Vuelvo a pedir perdón…

      • Santiago

        Claro que puedes intervenir, Román..Muy interesante la cita del Cura de Ars cuya vida realmente fue extraordinaria.

        Por eso creo que lo más difícil es juzgar a los demás puesto que ignoramos lo que realmente pasa en las vidas de nuestros hermanos que nos rodean.
        Sabemos que existe este Misterio del Amor d e Dios que atańe a cada uno de nosotros. Que se nos ha revelado y se nos revela constantemente en los avatares diarios a los que tenemos que responder. Es en esa lucha existencial diaria donde se nos manifiesta la gracia. Es nuestra única oportunidad de atraparla para que no se escape.

        Un saludo cordial

        Santiago Hermández

  • Santiago

    El sacerdocio no es del todo innatural…siempre ha existido en la historia…puesto que siempre los seres humanos hemos necesitado un intermediario en medio de nosotros para interceder en relación  a  lo que realmente creemos en nuestro interior…Por eso existía ya el sacerdocio entre los griegos, romanos, aztecas, egipcios etc…y por supuesto el sacerdocio levítico de Israel…Esto era una necesidad de la “comunidad”…puesto que el ser humano siempre ha sido religioso universalmente…en el sentido de creer que existe algo por encima de nuestra propia e íntima realidad….existe un entorno y “algo más”…existe una certeza intuitiva con respecto a nuestra propia existencia y a la existencia del Cosmos…

    Si se entiende el sacerdocio como mediación, Jesús es el sacerdote esencial, el único Mediador ante el Padre..todo lo demás no es más que intercesión, petición, impetración o sufragio…Si se entiende como que el sacerdote es el que “ofrece” Jesús es, pues, el sacerdote que ofrece y se ofrece “en remisión de los pecados del mundo” y que ofrece también a los que El llama a la participación en ese eterno sacerdocio…

    Pero el ministerio en general es una llamada….No es porque a mi se me ocurra que voy a probar suerte y ser médico, abogado, arquitecto, ingeniero, que entran dentro de lo que es la vocación al ministerio como profesión…puesto que profesión es algo mas que mero negocio o un mero ejercicio manual o intelectual…no se ejerce la profesión solamente con miras económicas para ventaja y utilidad…sino esencialmente como servicio a los demás…Es un ministerio…dedicado al bien común.

    Acceder a cualquier clase de ministerio no es un derecho…sino una llamada vocacional…Por tanto, las organizaciones encargadas de promover y regular el ministerio pueden, con derecho, establecer las condiciones necesarias para que sea lo mejor para aquella comunidad original…Yo no podría ser médico, o abogado o ingeniero  si no hubiera sido previamente aceptado y calificado como hábil y competente para desarrollarme en ese particular ministerio…de acuerdo a un consenso profesional de sus miembros…

    En el caso del ministerio sacerdotal católico no se trata de una discriminación de nadie…ni por sexo, raza, género, lengua etc…Jesús estableció que la participación de Su sacerdocio fuera en relación a Su misma persona….La participación del sacerdocio se relaciona íntimamente e intrínsecamente en El, con El y por El…El es el único sacerdote…El es el único que puede determinar como ha de ser esta llamada con respecto a su íntimo llamamiento…No creo que Jesús Nazareno estaba sometido a las restricciones de las costumbres de la época….No, El hablaba “para todos los tiempos”…Cristo rompió con todos los “moldes” y absurdas tradiciones sanedríticas de la época curando “en sábado”, expulsando a los vendedores del Templo, rompiendo con la prohibición de hablar con mujeres en público no solo con las israelitas sino con samaritanas enemigas de los judíos, haciendo discípulas que le seguían y le socorrían, proclamándose Mesías en la sinagoga, perdonando pecados, expulsando demonios, acercándose a seres humanos “impuros” y además curándolos, comiendo con pecadores públicos y admitiéndolos a su íntimo círculo de los Doce como al publicano recaudador de impuestos Leví Mateo, rompiendo la ley del ayuno establecido entre los fariseos, comiendo espigas en sábado, y con la proclamación de las bienaventuranzas que exaltaban a los humildes, no a los poderosos, la promesa de la Eucaristía, su proclamación como Hijo verdadero de Dios etc. etc..Como se atrevió a ir contra el “establishment” del Sanedrín según la época lo condenaron a muerte a través del procurador romano Poncio Pilato

    Si Jesús hubiera querido que el ministerio participado de Su sacerdocio fuera ejercido de otra manera, lo hubiera hecho en aquel mismo tiempo…Su misión era atemporal y iba a durar hasta “el final de los tiempos”…Sus palabras y hechos no estaban atados a las circunstancias temporales de la época…Jesús exaltó la dignidad humana en grado máximo en su Madre, modelo perfecto en todo…El mismo era un reflejo humano de María…El amor de Cristo sobrepasa todo lo que nosotros podemos entender y ponderar en esta vida…El amor de Jesús ES para todos, pero no todos somos llamado a todo…

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

    • Carmen

      Con todos mis respetos a todos los sacerdotes que en el mundo han sido, son y serán, personalmente no acepto ningún intermediario entre mi dios y yo. Ninguno .
      Me encanta que estén conmigo cuando no estoy bien, soy de esas personas que necesitan hablar y que la escuchen. Creo en las personas y tengo motivos para ello, aunque siempre falla alguien, no es lo normal.
      Y cuando las cosas están mal, no hay nada como tus amigos de verdad.
      Y si se cree usted que los sacerdotes siempre están ahí, se equivoca totalmente. Otra cosa es que hagan sus rezos rituales cuando toca. Es parte de su trabajo.
      No necesito que nadie me perdone en nombre de dios. Eso, en todo caso, sería un asunto entre él y yo. No le reconozco a nadie el poder de perdonar en nombre de dios. Ni él poder de transformar el pan y el vino en el cuerpo y la sangre de Jesús.
      No puedo aceptar que dios tenga un vicario en la tierra.
      No sé de dónde se han sacado todo eso, pero me suena a tergiversación de los evangelios. Y además con un interés partidista bestial, con la finalidad de controlar las almas.
      No estoy diciendo que los sacerdotes hayan hecho este montaje, en absoluto, los que lo hicieran en su momento seguramente no eran personas de a pie, Está todo muy bien pensado. Y los sacerdotes son las primeras víctimas del sacerdocio. Solamente con el celibato obligatorio ya tienen bastante.
      Respeto profundamente a todos los sacerdotes que sean buenas personas y no hayan hecho daño a nadie. Seguramente muchos de ellos habrán entrado por la célebre llamada, cosa que jamás he logrado entender en qué consiste, pero otros supongo que no. La carrera eclesiástica es una buena elección, puedes llegar a ser príncipe de la iglesia y llevar Rolex de oro en nombre de la pobreza evangélica .
      Y ya lo de que la mujer no pueda ser sacerdotisa, me parece el colmo de la sinrazón.

      Y como ya sabe que soy de los que analizan la realidad y extraen conclusiones y no al revés, le diré que en el momento más brutal de mi vida, cuando me encontraba cayendo en una piscina en la que nunca tocaba fondo, la única persona que no tiró de mi hacia arriba fue un sacerdote superguay. Pero cuando toqué fondo y di una patada y empecé a subir, un momtonazo de gente me sacó a pulso.
      Porque, querido amigo, los sacerdotes son personas normales y hay de todo. Ser sacerdote no te convierte en mejor persona. Ni peor.
      Y no vea las mujeres como tiran hacia arriba cuando alguien se cae a una piscina.

      Buen día.

  • M.Luisa

    ¡Nada de natural! Esto para empezar, porque el sacerdocio no tiene nada de natural. El sacerdocio es una incrustación conceptual,   una idea embutida en las mentes para trastocar el orden de las cosas dentro  de la religión consideradas.

    Pienso que esta priora para  cuestionarse este problema  habría de ir más al fondo del mismo,  allí donde la historia nos pudiera dar razón del patriarcalismo religioso en la iglesia.  Y en este sentido se daría cuenta que el sacerdocio no es más que una consecuencia errónea de esa condición patriarcal que adoptó la iglesia desde sus  inicios.    Por tanto,  como tal añadido que es el sacerdocio sólo puede esperarse su desaparición.

    En cualquier caso una cosa parece cierta: se hace del todo inútil  intentar  revisarlo o pretender ponerlo al día porque el sacerdocio no tiene existencia propia  que se pueda actualizar. En fin, esta es mi reflexión

    • Asun Poudereux

      Sí, M.Luisa. A años luz y sin más comentario.
      Besos.

    • ana rodrigo

      Muy buena tu tesis, Mª Luisa, “el sacerdocio no tiene nada de natural”, y lo que sí es antinatural es que se excluya a las mujeres de una actividad humana.

    • oscar varela

      Ok!
      En la misma línea de pensamiento
      digo que lo mismo cabe para el BAUTISMO,
      que es un “aparte” del mundo de la gente natural.
      Habrá que tener ¡ojito! porque ésto es lo que se viene.
      La ICAR no podrá aceptar lo que se viene,
      profundizará su “sectarismo”

    • Mª Pilar

      Estoy totalmente de acuerdo y me uno a todas las observaciones de mis compañeros y compañeras de Atrio.

      En especial la de Oscar Varela.
      mª pilar

  • Alberto Revuelta

    Como estoy convaleciente puedo pedir permiso para dar un poco la murga.Pienso: 1/ la Iglesia no va a desaparecer, al menos en los próximos dos o tres siglos, 2/ durante ese tiempo las personas encargadas de presidir y arrebujar las comunidades deberían ser mujeres u hombres indistintamente según sus cualidades, vocaciones, elección, encomienda….3/ tales encomiendas, como todo en la vida, serían pro tempore o para siempre si la persona encargada tiene arrestos, ánimo y cariño para ejercer la función, 4/ la función de restañar heridas, de agrupar personas, de ofrecer espacios de reflexión, de oración, de cantar al unísono para no asfixiarse, de ponerse a la cabecera de sufrientes, sin horizonte de vida llevadera, agonizantes, murientes con la mano cogida para espantar la noche que se viene encima es función necesaria para construir comunidades decentemente humanas y lo más cercanas a Jesús el Nazareno (para mi que la he ejercido con pasión y la echo en falta, pese a mi capellania jurídico laica en las 3000 que algo compensa, es imprescindible para hacer respirar la Iglesia).5/ esas personas, mujeres u hombres, no mediarán entre la humanidad y Dios, mediarán entre humanos necesitados de que se les eche un cable para suspirar, sonreír, entender, conocer a Jesús y tratar de seguirle; no pertenecerán al orden de Melquisedec ni tendrá carácter por toda la eternidad, pero harán girar la cabeza a sus hermanos hacia los que tengan hambre, sed, lágrimas, enfermedades, carceleros y gentuza varia que les hagn la vida imposible. Los jueves rezo por eso. Y los demás días por las intenciones del Papá, de los agonizantes, de los que morirán súbitamente, por nuestros bienhechores, por las misiones con hucha de chinito o negro, con tapón debajo y ranura en lo alto…en fin por lo que hay que rezar siempre. Ya está.

    • oscar varela

      ¡Que te mejores pronto!
      Pero como yo no estoy convaleciente,
      me atrevo a preguntar si se han
      fijado y dado cuenta
      de lo COQUETA que se puso la Ruth Monte-hermoso.
      ¿Alguien se ha dignado hacer una Filosofía de la COQUETERÍA?
      Pues sí!: Jorge Simmel.

    • Gonzalo Haya

      Alberto, comparto plenamente a tu comentario

    • Santiago

      Yo también comparto tu comentario, Alberto, y creo que siempre podremos ejercer “la mediación” para beneficio de los que sufren y para los que son más vulnerables…y los más maltratados…Por tanto, podemos en todo momento seguir ejerciendo esa llamada desde donde estemos y en la circunstancia en que nos encontremos, y en el momento apropiado para nosotros y para los que se encuentran mas cerca de nosotros…Creo que debemos seguir en todo momento esa “llama” que llevamos dentro que es una oportunidad que se nos brinda de acercarnos a nuestra realidad humana a través de penetrar mas profundamente en el sentido redentor del sufrimiento…

      Te deseo una rápida y feliz convalescencia…que todo sea para el bien…

      Un saludo cordial

      Santiago Hernández

  • Carmen

    Pues pensaba que el femenino de sacerdote es sacerdotisa.

    Pero a lo mejor no es.

    Me llama la atención. No sé.

    Lo mirare en el diccionario de la RAE.

    .

  • Carmen

    Miren ustedes. Lo haríamos muchísimo mejor porque tenemos muchísima más inteligencia emocional. No sé si es genético o epigenetico. Me da igual por lo que sea , pero la tenemos.

    Pero es lo que nos faltaba ya …

    Las mandarian a los sitios más remotos del mundo mundial. Y los sacerdotes hombres se quedarían con las parroquias más fáciles de llevar.

    Y encima con obediencia al obispo.

    No sé yo eso sí interesa a las mujeres. A los hombres desde luego que si.

    Pero es una opinión muy personal.

     

     

  • Mª Pilar

    Que cansancio tan pesado, esto de querer ser “sacerdotisas”  o como deseen llamarse.

    Me pregunto:

    ¿Es que no han comprendido nada del Mensaje de Jesús?

    Si quieren ¡celebrar! la cena de Jesús con sus amigos.

    Háganlo, es un momento cumbre por lo que en el se representa.

    solo tienen que reunirse, recordarlo intensamente, leer con verdadero sentido lo que allí les dijo e hizo:

    ¡Tal cual como allí sucedió!

    No necesitan a ningún hombre para ello; seguramente, ellas le darán mucho más sentido a esa celebración, que el que el mero rito “sacrificial” nos ofrece.

    Cuando anduve por las comunidades de la amazonia de Ecuador, como no había curas suficientes; todos los que formaban la comunidad, tenían los permisos pertinentes para la celebración de la Palabra.

    No había consagración… porque no es necesaria… para vivir una auténtica celebración; revivían el momento, se animaban entre quién allí estaban; y además en ella, se trataban los temas candentes de la comunidad, para que a la luz de la Palabra y el amoroso recuerdo, encontraran las soluciones necesarias.

    No lo comprendo, ese deseo de repetir… los mismos errores que durante siglos se han cometido.

    Jesús, no ordenó a nadie, nadie era superior; cada cual, tenia su cometido dentro de la comunidad… y a pesar de ello… también hubo detractores y tardos en comprender.

    Que cansino es este dichoso tema.

    ¡Volvamos a la fuente!

    mª pilar

    • Comparto plenamente lo que dice Ma Pilar. Bata recordar lo que dijo Jesus a sus seguidores: “donde dos o tres se reúnen en mi nombre, estoy en medio de ellos. Al ser así, basta juntarnos a èl, para repetir sus palabras eternas de la ultima cena. Él sigue siendo el Sacerdote por excelencia y, en la fe, nos permite compartir con él la ultima cena. Así veo las cosas.Hay que creer que él esta en el corazón de nuestra vida. No es un personaje que se fue sobre otra planeta, sino que se hizo presente en todas las personas de buena voluntad.

      Nadie se quedara huérfano, Jesus esta con nosotros, caminando en el camino de Emaüs.

  • oscar varela

    Hola!

    “Sería simplemente natural que

    los humanos vivientes

    no necesiten hoy

    intermediarios sobre-naturalizados

  • ana rodrigo

     
    Soy la primera en reivindicar la igualdad y la no discriminación por razón de género. Como dice la autora del artículo, no hay ninguna razón para excluir a las mujeres del sacerdocio, más bien lo contrario, pienso que aportaría savia nueva a una institución esclerotizada como es el sector del clero.
     
    Y no sólo pido la igualdad para que puedan presidir la celebración de la eucaristía y administrar los demás sacramentos, sino para que participen en los órganos de decisión en los que solamente puedes hacerlo si eres un clérigo.
     
    Es decir, la Iglesia necesita una transformación inmensa hasta que “se ponga al día”, hasta que pueda caminar por la historia a la par que la sociedad y no ande con 300 años de retraso o más en su ser y estar en el mundo.
     
    Un ejemplo de esto que acabo decir, lo tenemos en la cuestión que nos trae este artículo. ¿Qué tipo de impureza o de incapacidad tenemos las mujeres para no poder acceder en igualdad de condiciones que los hombres al sacerdocio? Mientras las mujeres están demostrando estar capacitadas para participar en todos los ámbitos civiles, en la Iglesia, aún estamos a años luz de conseguirlo. Y todo ello debido a que desde muy pronto, los hombres hicieron una interpretación interesada y patriarcal de relatos que están en los evangelios y que nada dicen de exclusión de las mujeres.
     
    Otro tema complementario es si realmente este tipo de sacerdocio es que dicen que fundó Jesús o si es el que le conviene a la Iglesia. Yo creo que no, pero este sería otro debate.
     

    • oscar varela

      Te leo:
      -“Otro tema complementario es si realmente este tipo de sacerdocio es que dicen que fundó Jesús o si es el que le conviene a la Iglesia. Yo creo que no, pero este sería otro debate.”-
      Ok!

      • ana rodrigo

        Claro, Oscar, es que este tipo de sacerdocio actual es una arcaísmo heredado de todas las religiones desde la antigüedad en las que los hombres podían entrar a formar parte de una clase social que, no sólo tenían el poder sagrado, sino que pertenecían a una clase privilegiada muy próxima al poder político. La Iglesia copió y organizó esta clase social privilegiada con autoridad sobre las conciencias ajenas, entre otras cosas.

        No olvidemos que Jesús ni fue sacerdote ni quiso serlo y, además, fue condenado a muerte por “el Vaticano” de entonces, el Sanedrín junto al poder político.

Responder a oscar fortin Cancelar comentario