Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4952 Artículos. - 79549 Comentarios.

La innovación en Jesús de Nazaret, 6

     El Cristo del Pórtico de la Gloria (Santiago de Compostela) restaurado

Curso Taller de Atrio
A partir del libro inédito

LA CREATIVIDAD EN JESÚS DE NAZARET

PENSAMIENTO Y CONDUCTA CREATIVOS

de JUAN ANTONIO VINAGRE OVIEDO [Ver perfil]

Destilados de OSCAR VARELA  [Ver perfil]

6. EL REINO Y LA SOCIEDAD. RELACIONES HUMANAS.

* El mensaje del Señor lleva consigo sustancialmente una ética,
que afecta a las relaciones humanas en sociedad.
Y esa ética evangélica (amor solidario) es transformadora.

6.1. Cómo concibe Jesús el Reino desde el punto de vista social.

* Cuando Jesús exhorta a buscar “primero el Reino de Dios y su justicia”,
está pensando en el hombre completo.
“primero”: prioridad de orden espiritual (transformación interior),
sin esto primero es más difícil lo segundo, la “añadidura”,
la parte más humana del hombre:
necesidades biológicas, psicológicas y sociales.
está proponiendo una axiología y una metodología de trabajo
que lleva a la plenitud humana.

* Jesús, nuestro modelo, se preocupa por
la satisfacción de las necesidades humanas,
por el dolorido, apaleado y sufriente,
asocia el Reino con hacer el bien, aliviar el dolor, rehabilitar al necesitado, Mt. 25, 40
rechaza estructuras sociales que no respetan la dignidad del ser humano.

* El Reino implica transformación política auténtica,
en libertad, no forzada,
convenciendo con el testimonio personal y como grupo.

* La Iglesia tiene que
desclericalizarse,
deslevitizarse,
secularizarse más,
secular como lo era el mismo Jesús.

    Ver el salmo 82, 4:
“Librad al pobre y al necesitado,
sacadle de las garras del impío”.

6.2. Cómo el Reino concibe al hombre, dentro de una sociedad:

* Valor sagrado del ser humano:
Si Dios se identifica con él, concede al hombre un valor cuasi absoluto.
En la axiología cristiana el hombre es lo primero a efectos prácticos.
El poder debe concebirse como un servicio.
Lo nuestro es una lucha por nuestra humanización.

* El Señor viene a decirnos:
disfruta de la vida con sencillez y con moderación,
no pongas tu corazón en ídolos -dinero, poder…-,
que estás de paso,
vive sin apegos excesivos,
a fin de que tu corazón pueda volar más alto y
así ver más lejos,
no te sometas a servidumbres,
no te autolimites,
da sentido a la vida con una visión fraterna y trascendente,
no te endioses,
no seas egoísta,
comparte,
sé humilde,
ama y sirve amablemente desde el puesto de trabajo que desempeñes,
haz el bien en tu entorno,
empezando por los más necesitados, y
te beneficiarás a ti mismo,
pues crecerás como ser humano, y
además te encontrarás conmigo.

6.3. Cómo concibe al grupo de sus discípulos y seguidores.

* Como un movimiento fraterno transformador
por la fuerza del Espíritu,
por la fuerza de su ejemplo humilde,
de valores que son luz, sal y fermento
de innovación, de cambio y conservación.
renovación que ha de ser una opción libre,
nunca impuesta por la violencia o desde un poder opresor.

* Ese movimiento fraterno necesita
una organización para funcionar y subsistir,
con unos principios básicos inspiradores y flexibles,
con margen de iniciativa y protagonismo en la organización.

* Repasemos los Principios que el Señor dejó muy claros (vistos en el capítulo cuarto).

1) Igualdad fraterna de todos
que atienden al bien común y particular, sin egoísmos,
principio básico de la democracia.
¡ojo a los estratos, a las jerarquías, a las monarquías absolutas,
a las dualidades, a las oligarquías y sus privilegios…!
Ver Hechos, 8, 14-15

2) Estilo de vida moderada, sencilla, sin ostentación
    – con un sentido alegre y festivo de la vida Mt. 28, 9; Jn. 20, 19-22,
pese a una exigente ascesis inevitable de cada día.

3) Compromiso preferente con los pobres y marginados
    – debe ser un rasgo característico y prioritario de su Reino.

4) Ejercer el servicio y la fraternidad con amor
no por interés o ansias de medro personal, y
    – siempre en comunión, en unidad.

5) Sentido trascendente del testimonio de vida
    – que es la meta última del Reino.

6) Ser luz, sal y levadura de transformación
    – si la sociedad no se transforma o pierde el sentido de nuestra enigmática existencia,
es que los seguidores de Jesús no servimos,
“si la sal no sirve, se la pisa”, dijo el Señor.
Por las obras los conoceréis, Mt. 7, 16-20 y 12, 33; 1Cor. 4, 20
Tantas guerras entre cristianos -incluso “¡guerras de religión!”,
Tantas persecuciones internas ya desde los primeros siglos,
Tanta unión con el poder a costa del Evangelio,
Tanta vida lujosa y disipada por parte de la jerarquía,
Tanta residencia lujosa y vida en mansiones o palacios,
Tantos monasterios, ostentosos, con grandes propiedades,
que contradicen el espíritu del Reino, y
que manifiestan nuestra mala conversión al Reino”.

6.4. Cómo veía Jesús la sociedad

1) muy estratificada, desigual, injusta, opresora y cruel,
    – con derechos muy limitados,
con leyes favorables a la oligarquía de los poderosos,
con el poder y la riqueza concentrados en pocas manos.
Ver Mt. 20, 26 y Mc. 10, 42-45

2) un sistema para grupos privilegiados
    – apenas reconocía derechos y dignidad al ser humano,
imperaba la ley del más fuerte,
la esclavitud llegaba al mercadeo, como el ganado,
la mujer no contaba, vivía sometida, marginada y humillada,
sin papel alguno en la sociedad.

3) los valores éticos se hallaban muy alterados,
    – la “apariencia” más importante que lo auténtico,
frecuencia de la falsedad y la hipocresía,

* Jesús denuncia abusos sistemáticos, institucionalizados,
sin violencia, tratando de persuadir,
no se comportó como un revolucionario social activo, agresivo,
su método propone el cambio interior personal,
que implica un cambio de las estructuras del sistema inmoral.

* La religión no es opio para suavizar el sufrimiento
sino promotora del hombre,
denunciante clara de la injusticia social, Lc. 16, 9
necesidad de la unión de las religiones
en la defensa de valores prácticos,
en exigencias,
en ética a favor del ser humano.

…………….

* Textos evangélicos que avalan esta doble interpretación, espiritual y social

– El Canto de acción de gracias (Magnificat)
    – a los ricos los derribó del trono y los despidió vacíos, Lc. 1, 46-55

– La Lectura de Isaías en la sinagoga de Nazaret
    – es un lema de vida y un programa de acción, Lc. 4, 18-19 e Isaías, 61, 1 ss.

– Las Bienaventuranzas
    – son una denuncia implícita de la injusticia y
una declaración a favor del que sufre, y
del que busca y trabaja por la construcción de una sociedad en paz
Ver Mt. 5, 3-13 y Lc. 6, 24-26

– El Padre Nuestro
    – Hágase tu voluntad en la tierra, danos hoy nuestro pan de cada día…
teología o espiritualidad
sin denunciar injusticias: ¿son cristianas? Mt. 5, 3-12; 25, 31 ss.

– Injusticia en la parábola de Lázaro y el rico epulón
    – contraposición del lujo y el exceso, al hambre y la indigencia, Lc. 16, 19-31

– El buen samaritano
    – sugiere un cambio más justo de la situación social, Lc. 10, 25 ss.

– ricos, que acaparan en graneros a costa del hombre,
    Ver Lc. 6, 24-25

– el compartir del publicano Zaqueo
    Ver Lc. 19, 7 ss.

– el criterio último de salvación
    Ver Mt. 25, 31 ss.

Resumiendo: La causa de los pobres es la causa de Dios.

* Jesús no cede ni se corrompe
a la vida, al ser humano le da un valor absoluto y trascendente,
empezando, sin excepciones, por los más indefensos

* Jesús fue un hombre
progresista, innovador, auténtico, confiable, coherente,
también prudente y realista.

…………….

* Advertencias bíblicas:

Toda injusticia es pecado, Santiago, 4, 13-17 y 5, 1-6
“Hijitos, guardaos de los ídolos” (dinero, poder, no sólo estatuas), 1Jn. 5, 21
“Todo aquél que no hace justicia y no ama a su hermano, no es de Dios”, 1Jn. 3, 10
“¿No os oprimen los ricos y no son ellos mismos los que os arrastran a los tribunales”? Sant. 2, 6
¡Ay de vosotros…!, Lc. 6, 24-26 y Mt. 19, 23-26
¿Qué es esto? ¿Trituran a mi pueblo, muelen el rostro de los desvalidos?, Is. 3, 15
Los que aplastáis al pobre y falseáis las balanzas, Amós, 8, 46

* Aplíquense estas palabras
al trabajo con salario tan bajo que no llega a fin de mes,
a la génesis y a la solución de la crisis de 2008 ss.,
a los jefes y altos consejeros con salarios millonarios,
al que roba en el sótano de una catedral y lo condenan rápidamente,
a los que identifican su puesto y su persona con la nación,
a los que despiden trabajadores porque la empresa “entra en pérdidas”,

* Los males sociales son obra nuestra,
consecuencia de nuestra ceguera y del egoísmo.

* El hombre puede mejorar la situación del hombre,
con una mejor educación en los valores,
La organización social depende de nosotros,
de nuestra sensibilidad y sentido de grupo solidario.
Jesús no se opuso al comercio y al mercado,
aceptó y utilizó la moneda y las transacciones,
se opuso al abuso del poder y al dominio sobre el hombre,
a la instrumentalización del ser humano,
a la idolización del beneficio, del dinero y del poder,
a la riqueza injusta, no a la economía de mercado,
sólo reclamó ética en esa economía de mercado,
el mensaje cristiano trata de compaginar
libertad y ética,
mercado y ética,
interés personal razonable y ética,
economía y ética,
política y ética.
y en esto puede coincidir con otros movimientos no cristianos.
esa mentalización no se hace
controlando la educación
privatizándola
devaluando la pública
controlando (domesticando)
los Medios de Comunicación.

* El muy importante asunto de la Educación:
los docentes son la variable más importante, a veces decisiva,
es necesario un buen sistema
de formación del profesorado, porque
no basta con dominar la materia que se expone;
también es necesaria una buena formación psicopedagógica y
un tipo de personalidad suficientemente madura,
con un buen control emocional, empatía, capacidad de liderazgo y creatividad.
Jesús fue realista, conocía bien al hombre y su pasta,
“Yo sé bien a quiénes he elegido”, Jn. 13, 18
         – “prefieren las tinieblas a la luz, porque sus obras son malas”, Jn. 3, 19-20
Sin entender bien el Reino no es posible una conversión auténtica.
Jesús fue reflexivo e intuitivo,
capaz de analizar a fondo la situación religiosa y social en la que vivía,
percibió contradicciones, injusticias e inautenticidades,
comprobó que el hombre no era valorado ni respetado como se merecía,
sino atropellado, oprimido y obligado a vivir sin dignidad.
 comprendió que el sistema es muy fuerte y capaz de resistirse al cambio,
valiéndose de la difamación e incluso de la violencia.

        – comprendió que la estrategia más auténtica,
era un cambio de paradigma con valores nuevos más humanos,
que esto no era fácil, que requeriría tiempo,
por eso advierte: “El Espíritu os irá haciendo ver…”

 6.5. Cómo desea transformar esa sociedad en una sociedad nueva

* ética fundada en los valores,
    – señalados en el capítulo 4:

– mujer y varón reconocidos,
    – como un valor absoluto,
nunca como un medio.

– sentido de comunidad fraterna,
    – cooperación y trabajo como servicio.

– solidaridad y respeto,
    – inspirados por la conciencia de un origen común.

– igualdad fraterna,
    – respeto y atención preferente al desvalido,
autoridad como servicio,
democracia real en libertad,
no vigilada por intereses oligárquicos,
que crean falsas “verdades”.

– derechos y deberes,
    – que promuevan el desarrollo y
protección integral del ser humano.

– organización y convivencia,
    – democrática y
también económica.

– el mercado para el hombre,
    – la moneda para el hombre,
la economía para el hombre,
las leyes para el hombre y
para control de abusos antihombre y antinaturaleza.

– sociedad humanizada,
    – comprometida, respetuosa y solidaria por parte de todos,
la persona debe ser la protagonista co-creadora.

– potenciar la naturaleza,
    – descifrar sus secretos,
desarrollarlos y
ponerlos al servicio del hombre.

– autoridad, concebida como servicio,
    – no encumbrar y adorar el ego a toda costa.

– movimiento fraterno,
    – transformador por la fuerza
de su testimonio,
de su ejemplo humilde, y
de sus valores respetuosos
con las personas humanas y
con la naturaleza.

– vivir en la libertad del amor,
    – en un amor receptivo y humilde.

– sentido de provisionalidad,
    – de estancia peregrina en la tierra.

– destino trascendente de la vida,
    – la materia es energía condensada,
esa energía en el fondo contiene propiedades espirituales,
que se manifiestan en pensamiento, en autoconciencia con un Yo…
que se autoafirma y que sobrevivirá a la muerte corporal,
sin necesidad de soporte físico (“resurrección”)

* El de Jesús es un Proyecto
    – de crecimiento,
de maduración progresiva,
de autenticidad en esta vida
con proyección trascendente.

* no es un comportamiento
    – sin sensibilidad humana, claramente antihumano,
que causa graves sufrimientos, y hasta muertes:

* El Mensaje del Reino requiere
    – un hombre más maduro del habitual,
un sistema educativo de progresiva humanización.

* El enemigo del Reino prefiere
    – robots utilizables y desechables,
fácilmente manipulables.},
su conducta insensible ante el sufrimiento humano
es pura y repugnante patología.

…………………………..
(FIN DEL CAPÍTULO 6)

39 comentarios

  • M.Luisa

    Hola Juan!, me  queda pendiente la explicación de lo que ahora te adelanto, y es que  los fines de semana los tengo siempre un poco complicados, pero valga este mini adelanto.

    No hago entrar nunca “la gracia”en mis comentarios porque se suele asociar con lo sobrenatural pero si te fijas, en mi anterior escrito, hablo de ella aunque de forma distinta.

    • Juan A. Vinagre Oviedo

      Hola, Mª Luisa: Espero ese comentario pendiente. Pero hablar de la gracia, aunque sea en forma distinta, ¿no es o puede ser ya un punto de encuentro y de nuevas reflexiones constructivas?
      Un abrazo.

      • M.Luisa

        Naturalmente, Juan, que contigo aunque ambos empleemos distintos términos para un mismo sentido, claro! que doy por hecho ese encuentro que dices entre nosotros, por ejemplo en el empleo de los términos, tú al referirte a la “Gracia” y yo al referirme como de costumbre a “lo real” y ver en ellos una cierta sinonimia. Pero sin duda esta comprensión sucede porque ni tú ni yo tenemos nada que ver con el fundamentalismo. Sin embargo para quienes la Gracia se la sigue inscribiendo en lo “sobrenatural” entonces sí que al crearse distintos niveles el desencuentro se hace del todo irremediable.

        ¿Por qué? porque, en mi opinión, esa “gracia” no es nada fuera de “lo real” sino resultante de su propio dinamismo. Por tanto no hay dos niveles, los de la típica dualidad de la metafísica tradicional, ni tampoco a mi juicio se trate de ninguna metafísica sino precisamente de “lo” metafísico. Lo metafísico en las cosas mismas mediante una filosofía de la “estructura”. Creo recordar que me dijiste habías leído el libro de Zubiri “Estructura dinámica de la realidad” pues pienso que ofrece en los tiempos actuales una excelente alternativa

        Disculpame la tardanza!

        cordialmente!

      • óscar varela

        Si hay un lugar epistemológico más in-adecuado
        donde hablar de la Gracia como un Don Gratuito,
        es en un Curso-Taller sobre Innovación.
        ……………….
        El “estado de Gracia” como meta innovadora
        se alcanza “cinchando como un cochino”!
        ……………….
        A este “cinchar como un cochino”
        los griegos llamaban “Askesis”,
        que ea el “ENTRENAMIENTO” para la Competencia.
        ……………….
        El “estado de Gracia” era el “estar en Forma”
        para no pasar papelones en la pista de la vida.

      • Juan A. Vinagre Oviedo

        Amigo Óscar: Permite que me aclara un poco. A ver si lo logro: No hablo de la Gracia (así con mayúscula: eso se lo dejo para S. Agustín) sino de la ayuda, fortaleza -gracia- de cada día o en los momentos de agobio en que nos acercamos al que dijo: Venid a mí…

        Entiendo las distintas maneras de ver y de interpretar un hecho, incluso el hecho religioso. Distintas maneras que son respetables y que pueden hacernos reflexionar y madurar…, y hasta revisar… Las formas diversas, si están bien fundadas o son razonables, como le dije a Rodrigo, son siempre de agradecer. Y en este sentido tú a veces me haces pensar, como también otros.

        La persona para mí más innovadora en el aspecto religioso, ético y social, Jesús de Nazaret, es un don, un regalo de amor, una gracia. Por eso veo adecuado hablar aquí de la gracia innovadora que nos trajo, y que prometió a quien la busque o se la pida… Con esto no pretendo “elevarme” demasiado. La gracia se puede encontrar dentro de “lo real” de cada día, como muy bien dice Mª Luisa. Muy conscientes de que la “gracia” no exime del esfuerzo -ascesis, puesta a punto- de cada día. No sé si me he explicado suficientemente. Un abrazo.

      • óscar varela

        Ok Juan, te entiendo!
        Esa idea de “gracia” es la ya archi-conocida.
        ¿a qué repetirla?
        ¿no intentamos innovar?
        …………………..
        Esa idea archisabida de la “Gracia” como “lo que nos ha sido dado”
        puede introducírsele esto:
        * que también nos ha sido dado
        todo lo que no es “yo” (mundo o circunstancia).
        Entonces habría que decir, con igual énfasis,
        que “nos han sido dadas” otras tantas “des-gracias”.
        Es entonces que se arma el sainete para la innovación!

      • M.Luisa

        Pienso que no se trata de repetir como dice Oscar, de repetir ideas del pasado en el presente sino de revisas conceptualmente la realidad a la que apuntan aquellas en cada época histórica, ya que es de la realidad y no de los concepto que la significan de lo que se tiene experiencia y, por tanto, en consecuencia ser ésta la fuente misma de toda innovación.

    • Juan A. Vinagre Oviedo

      Hola, Mª Luisa: Por fortuna ni tú ni yo somos fundamentalistas, es decir (entiendo yo) rígidos, radicales, intransigentes… Por eso aprendemos cada día…, dispuestos incluso a revisar ideas y formas de vida…

      A tu concepción de la gracia dentro de “lo real”, ningún reparo. Nosotros, la gracia, Dios se encuentran dentro de lo real, sin duda. Me gusta esa expresión de concebir la gracia inserta en lo metafísico. La comparto.

      En otro libro ya finalizado abordo el tema de La estructura dinámica de la realidad. Este tema me parece fundamental para entendernos hoy, y para superar ciertas metafísicas “fundamentalistas”, que son-fueron pura antiinnovación, puro inmovilismo…, que tanto retraso ha originado…, sobre todo en la Iglesia tradicional.

      Cordialmente

  • M.Luisa

    Leo de Oscar en su comentario de ayer:

    la verdad no te hace libre. Lo acepto, como también acepto lo de invertir la frase. “La Libertad te hace Veraz” ciertamente.

    Pero vayamos más a fondo, porque aquí, en este estudio ¿cuál sería el horizonte  según el cual se hallaría la Verdad?

    ¿Se la hallaría  en la arbitrariedad de la vida   radicalizando en ella la realidad?  O,  ¿ la verdad se hallaría   al hacer nuestra vida en proyección hacia lo real?    Personalmente creo más bien en esto último.

    En el primer caso es donde se da la verdad como conformidad de sentido ¿Cuál? el que le damos a las cosas  en nuestro vivir. Pero ahí lo  propio de las cosas es la “novedad” que nos ofrecen “las cosas cambian” se dice.

    En cambio la “innovación”, al menos en mi opinión,  la entiendo como algo distinto de lo novedoso que las cosas  en su trato nos ofrecen.
    Porque si en virtud de la verdad no conceptual sino real  el ser humano puede abrirse a la posibilidad de innovar  esa verdad  no puede provenir más  que del carácter abierto de  la realidad.

  • Hace ya tantísimo tiempo que no rezo , que se me ha olvidado lo que es exactamente.

    Pregunto: rezar es sinónimo de orar?

    Sé que la oración de petición ya no se vale.

    A veces oigo en la misa decir Oremos…y luego una serie de peticiones y súplicas.

    La verdad. Es que no sé lo que significa orar. Es sinónimo de meditar? Sobre algo en concreto?

    Anda, que buena cristiana estoy hecha…

    Un saludo cordial.

    • Juan A. Vinagre Oviedo

      Hola, Carmen: Te echaba de menos. ¿Qué es orar? Aparte del Señor, quizá quien mejor te lo puede explicar es Teresa de Ávila. Relee, expurgando, su “Camino de perfección”… Hay personas y santos que sólo fueron -son- capaces de rezar el Padre Nuestro en sus momentos de oración. Teresa de Lisieux, por ejemplo, y esto em medio de las tormentosas dudas de fe que tuvo en sus últimos años, hasta su muerte.
      De Teresa de Ávila sólo añado que hoy quieren apropiársela los conservadores, aunque en su tiempo la vigilaron como sospechosa, y hasta ordenaron quemar sus libros…
      Un cordial abrazo

    • Isabel

      Yo creo que la oración de petición sí que es válida, es más, diría que seguro que sí. El Padre Nuestro es una oración de petición.
      No estoy segura de si fue a Küng a quien leí decir que la confianza de pedir algo que no está al alcance humano es algo propio de quien, se corresponde con tener fe.

      • Juan A. Vinagre Oviedo

        Muy de acuerdo, Isabel. El recurso a la oración en un momento dado, y más si es espontáneo, puede decir mucho… (Algunos podrán decir que no son más que proyecciones del inconsciente inseguro…) ¿Pero seguro-seguro que en este caso no quiere decir nada más? ¿Esa “proyección” es sólo un recurso o pasión inútil? Los que creemos en Jesús de Nazaret estamos convencidos de que la oración es necesaria para no caer en la tentación, tentación que puede ser de muchos tipos… (Cuando hablo de oración hablo de oración-súplica humilde y perseverante… (perseverante porque frecuentemente, en nuestro caso, oramos mal… y por eso no notamos resultados…) Orar con suficiencia o sin confianza es -me parece- perder el tiempo… Así no cambian las cosas, y orar bien es un modo de querer cambiarlas… Por eso -es mi opinión- el mundo, y la Iglesia, apenas cambian…

      • Juan A. Vinagre Oviedo

        Permíteme añadir, Isabel, (los resúmenes en temas complejos son un riesgo con frecuencia) con sólo oración no se arreglan las cosas, ni siquiera las cosas de la Iglesia. Se necesitan más recursos: el testimonio personal, el compromiso por el cambio e incluso la denuncia fundada, bien documentada… (denuncia que en este caso sí puede ser un GRITO, como le gusta decir a Óscar) Pero siempre de modo ASERTIVO, no agresivo, como sello cristiano.

  • Mª Pilar

    Personalmente cuando hablo de “oración” envejecida es:

    “Oración de petición”. Porque todo cuanto cada persona necesita… lo tiene en su interior, porque allí, es donde habita… el gran ¡Misterio! que nos atrae, nos anima a descubrir, cuanta es su riqueza, si la ponemos en marcha.

    Orar para mí, significa:

    Alejarme del ruido, no solo el exterior, sino con más fuerza, el “mío”, tanto en mi mente como en mi corporeidad; porque todo lo que bulle en mi ser… de alguna manera, me impide:

    ¡Descubrir… todas las posibilidades que cada ser poseemos!

    Tanto para hacer el bien, como para hacer el mal.

    Orar para mí, es entrar en un silencio lo más completo posible, rechazando cuantas veces venga a mi mente… lamentaciones, problemas, dolores.

    Solo en ese silencio… La Palabra que mora en mí… se ilumina y puedo llegar a comprender, aquello que me ayude a salir de mis oscuridades o dificultades, que la vida nos pone en nuestro camino… como a todo ser viviente.

    Por eso la oración de petición, no me ayuda a descubrir la grandeza de lo recibido, ni ha madurar para seguir caminando.

    Pero esto es: ¡Solo mi idea sobre la oración!

    mª pilar

    • Juan A. Vinagre Oviedo

      Comparto tu concepto de oración, que es mejor, más elevada? Tal vez, no lo sé, pero sin descartar la oración de petición, como nos enseñó el Señor. En cualquier caso se ora de distintas formas, cada uno-a como mejor le vaya y se sienta. Pero orar es imprescindible,
      según el Maestro y todos? sabemos por experiencia. Cordialmente

      • Para mí. Repito, para mí, eso que llamamos Dios es la fuerza de mi fuerza.
        Para mí
        Frase,de Miret Magdalena, refiriéndose al concepto que él creía que tenía Spinoza
        de dios.
        Me deslumbró de tal manera esa idea, que la he hecho mía.
        Y me va bien.

      • Soy mayor. Estoy orgullosa de haber llegado más o menos cuerda a los 65 años.
        No entiendo bien lo que quiere decir viejuna, pero me suena tan mal , así como despectivo, que no acepto serlo.
        Lo mejor me hubiera ido mejor si hubiese nacido en China.

    • Isabel

      Estoy de acuerdo en que es necesario lo que dices pero la forma de orar también depende de circunstancias que varían en el tiempo.
      He tenido épocas, si se admite lo muy personal, en que cada mañana al levantarme decía “Señor, ayúdame” ante la dureza del día que me esperaba. Es verdad que la que tiene que hacer y echarle coraje soy yo, pero no le pido que vengan los ángeles a hacer mi trabajo sino que me ayude a hacerlo, lo necesito. ¿Eso es viejuno?

  • M.Luisa

    Después de ponerme un poco al corriente  del presente capítulo y coincidir también en el  punto  discrepante  iniciado por Rodrigo,  pienso  que el carácter novedoso  del Evangelio habría que buscarlo  en un lugar distinto de aquel que durante tanto tiempo ha dado resultados inútiles.

    La autoconversión no es más que atrevernos a entrar en nuestra propia realización personal. Esto significa que no hay que buscarla fuera a modo de añadido sino en ahondar en nuestra propia riqueza interna. Aquí radica, en mi opinión, la novedad del Evangelio.

    Se trataría por tanto de ver que la innovación creadora  habría   de encontrarse fuera de   los efectos perversos sobre los cuales se ha nutrido la predicación de la iglesia.

    Ya sé que esto es difícil porque todos al hablar tendemos a  utilizar esta fórmula de expresión, la cual, sin embargo, cuando la jerarquía la sitúa  en el terreno religioso    deja bajo  ella  soterrada  toda la grandeza propia del ser humano,  de tal manera que a éste  le es más   fácil abandonarse a la acción  moralizante  que ahondar en su propia riqueza interna.

    Es en mi opinión  cuando se produce este hallazgo que la persona cobra  madurez  y empoderamiento, es entonces cuando  la oración brota por  espontaneidad.

    La oración,  así no es lo primero    sino la consecuencia.

     

     

    • Juan A. Vinagre Oviedo

      Mª Luisa, hola! Estoy de acuerdo, participo de tu concepto de oración. ¿Quién no? Cuando la oración brota espontánea y en profundidad… lo pedimos y lo damos todo. Con una oración así, lo tenemos todo, y al mismo tiempo es consecuencia, claro, de algo más profundo.. Más, ese tipo de oración puede ser experiencia… Cordialmente

  • Juan A. Vinagre Oviedo

    Gracias, Mº Pilar, por tu comentario. Contesto a tu pregunta: ¿Cómo hacer que la Iglesia poder lo ponga en práctica? Creo que tomando conciencia de la necesidad de conversión, de auto-conversión a fondo, que es cambio en el modo de pensar y de vivir coherentemente con valores evangélicos, genuinamente evangélicos.

    Coda nada fácil, dada nuestra poca fe y nuestros apegos a tradiciones sacralizadas, anti-innovadoras, que tanto recomiendan obediencia y por ello no permiten una sana autocrítica, innovadora, pues la innovación genera en muchos una mala conciencia… Hasta ahí llegó la manipulación de las conciencias en muchos casos. Por eso tantas resistencias, incluso ya de buena fe…

    Mientras, señalar -humildes- las disfunciones e infidelidades…, y orar insistentemente a fin de que se produzca esa conversión, tan necesaria…

    Un abrazo cordial

     

    • Rodrigo Olvera

      Hola Juam

      Espero no me lo tomes a mal, pero pooarece que ka esteategia de autoconversión y oracion, a la luz de la experiencia desde el siglo IV, ha resultado poco eficaz.

      Valdría la pena echarle creatividad y empezar a implentar estrategias que han sido eficaces en el ámbito civil, incluyendo desobediencia activa, huelgas, escraches, ocupación, autogestión, etc. ¿No crees?

      Abrazos y esperanzas

      • Juan A. Vinagre Oviedo

        Hola, Rodrigo: Tu breve comentario me sugirió varias reflexiones, que resumo y comparto:
        1. Me gusta, disfruto, cuando alguien aporta una visión nueva, fundada o razonable, porque la diversidad enriquece. Yo estoy convencido de que bastantes de nuestras -de mis- ideas son revisables y provisionales… Por eso trato de no ver una posición diferente como una contrariedad, sino como algo que me enriquece, y tal vez me ayude a madurar cosas…
        2. La innovación creativa de que hablo no tendría mucho sentido sin apertura -y respeto- a la diversidad; y en nuestro caso al cambio profundo en la institución-Iglesia-Fraternidad. Por eso, innovar sí, también en los modos de denuncia profética, incluso con manifestaciones o concentraciones, pacíficas y sensatas…
        3. Creo coincidir contigo en que la denuncia profética -de cualquier persona honesto y de buena voluntad- es necesaria para el cambio, político o religioso, aunque no siempre sea eficaz. Digo “no siempre sea eficaz”, porque Francisco de Asís, por ejemplo, lo intentó en el siglo XIII, sin éxito alguno entre la jerarquía poder de la Iglesia. (Aunque sí reconocieron sus méritos y lo “condecoraron” como santo a los dos años de su muerte.) Por mi parte, intento poner mi granito con este libro. En el cap. 7 se podrá ver más claro.
        4. Entre creyentes que somos, denunciar es compatible con la oración al Espíritu de Dios, que es el que mueve los corazones a una conversión interior auténtica, sin acomodos o estrategias por intereses, como tantas veces ocurre…
        Nada más, Rodrigo. Un abrazo y esperanzas, sí, pese a todo y sin perder la paz. (Resumo mucho, algunas cosas se pueden matizar más. ¡Ánimo!)

      • Mª Pilar

        Lo triste es… que la iglesia “poder” no escucha a los “chinchones”… sino que los quita de en medio.

        La historia está llena de esas vidas truncadas, perseguidas, castigadas, silenciadas, expulsadas de los lugares que llenaban de Vida.

        Pero nunca jamás, hay que dejar de proclamar, que Jesús (en nuestro caso) dijo lo que dijo… y ellos encubren con maestría, para que el “negocio” (como el del templo) no se les venga abajo.

        Siempre que una persona se abandona en el silencio a… ¡Escuchar! está contemplando y amando a ESE no se qué… grabado en su misma entraña.

        Jesús agradecía, y contemplaba todos los posibles caminos, para llevar adelante, aquello que interpreto, era lo que bullía en todo su ser.

        Lo fue descubriendo en cada momento cumbre de su vivir.

        Es mi manera de comprender… lo que Él proclamó.
        mª pilar

      • Rodrigo Olvera

        Gracias, estimado Juan.

        Qué cerca estamos en forma de pensar y ver nuestras realidades. Quizá el único puntito sea al calificativo de “pacíficas y sensatas”. ¿Quién determina cuando una protesta es pacífica y sensata? ¿Con qué facilidad poner ese “requisito” anticipa la descalificación de la protesta? A fin de cuentas, toda protesta es vista como insensata e incluso violenta, por quien se ha beneficiado de la situación contra la que se protesta. ¿no? Dentro de la narrativa de los evangelios, ¿fue pácífico y sensato expulsar a los comerciantes del templo? seguramente para tales comerciantes y para los administradores del templo, no lo habrá sido.

        Abrazos y esperanzas

      • Juan A. Vinagre Oviedo

        Gracias a ti, Rodrigo. Veo razonables tus matices acerca de “pacífico y sensato”. Cada uno interpreta desde su perspectiva y su jerarquía de valores… Y esto es inevitable.
        Mi precisión en este caso -que más bien es una ampliación a lo que te dije ayer- es que la denuncia, manifestación etc. no se auto-desacredite por precipitada o demasiado resentida o poco fundada o tendenciosa o manipuladora…, como ocurre con mucha información y denuncias de hoy…
        Quiero decir que quien denuncia o se manifieste esté limpio, o sinceramente reconvertido, antes de lanzar la piedra de una acusación (y esto lo digo en primer lugar para mí.) No se puede pedir cosas que nosotros no hacemos. (Aunque con esta salvedad -lógica, creo-: A los malos “servidores” se les puede decir que dejen ese puesto de servicio del que se sirven…) Porque en caso de una denuncia incongruente, a mi juicio, ésta se parecería un escenario o teatro, que finge, no que acredita con su vida…, y así seríamos menos convincentes, menos creíbles… La denuncia religiosa debe tener un cariz ético especial, acreditado con el testimonio de vida, como quizá también la denuncia social.
        Y, al menos ésta última, no siempre lo tiene. Puede haber intereses infiltrados en la denuncia social y religiosa… Piénsese en las denuncias contra el papa Francisco…
        Tengo la sensación de que me he metido en un berenjenal, demasiado complejo… En este caso pido comprensión y excusas.
        Al final, Rogrigo, cuando entro en estos temas, siempre acabo en la necesidad de comprender nuestro proceso evolutivo -somos más torpes y fallones de lo que nos creemos- y de disculpar…, y al mismo tiempo seguir luchando por aclararnos y despejar horizontes liberadores…, siguiendo las palabras tan sabias: “la verdad os hará libres”…
        De nuevo excusas si en vez de explicarme lo he embrollado más…
        Abrazos y esperanzas… de liberación y de que en nuestra búsqueda nos vayamos aproximando a la verdad de Dios, que es la que más interesa. No de Dios en versión demasiado humana.

      • oscar varela

        JUan!
        La Verdad no te hace Libre.
        ¡Da vuelta la fracesita!
        La Libertad te hace Veraz.
        Entonces “innovarás” tu modo de pensar.
        Podrás ver que Jesús no exige al esclavizado
        “palabras de diálogo prudente”,
        sino GRITO de des-esperado.

    • oscar varela

      Leo en el Comentario de Juan:
      – “¿Cómo hacer que la Iglesia poder lo ponga en práctica?
      Creo que tomando conciencia de la necesidad de conversión-
      …………………
      Ok!
      Habría, entonces, que re-preguntar:
      – ¿Cómo se toman conciencia de la necesidad de conversión?
      RESPONDERÍA:
      1- ¡solamente con los “chichones” por atreverse a andar viviendo!
      2- lo demás está en línea con lo de Rodrigo.

      • Juan A. Vinagre Oviedo

        Hola, Óscar: Mi respuesta a tu comentario va ya en la respuesta a Rodrigo. Pienso que para tomar conciencia de la necesidad de conversión hace falta la ayuda de la gracia, que toca corazones -conversión interior-, de lo contrario se queda en nada o muy poco. Pero también hace falta que los demás cooperemos al cambio con nuestros “chichones” críticos (lo he dicho bien?). Con frecuencia los de “arriba” no ven claro si los de abajo no se lo hacen ver. Y ahí puede estar nuestro papel, dentro del respeto y la paz, en lo posible.
        Tal vez merezca la pena recordar el dato elocuente de Francisco de Asís cuando el obispo Hugolino lo invitó a comer en palacio… y el tipo de respuesta que le dio…

        Un cordial abrazo

      • oscar varela

        ¡Chachachachán!
        No se pierda el próximo Capítulo:
        “LA RESPUESTA DE FRANCISCO DE ASIS AL OBISPO HUGOLINO”!
        ¡Chachachachán!

      • Rodrigo Olvera

        Muchos movimientos de la misma época hicieron la misma crítica a la avaricia corrupta de la jerarquía católica.

        Todos menos uno fueron condenados, perseguidos y ejecutados.

        Todos menos uno, que no solo no fue condenado sino fue intencionalmente
        idealizado y canonizado por esa jerarquía corruptamente avara. El que era tan pacífico y respetuoso que no significaba un riesgo de cambio real pero servía para hacer limpieza de rostro gatopardesca “si, si estamos cambiando, pero debe ser un cambio modosito como el franciscano; si ustedes llamaran a la conversión de modo decente, no tendríamos que violar a sus mujeres, vender a sus hijos, saquear sus cosechas ni incendiar sus villas”.

      • Mª Pilar

        ¡Lo siento… yo no lo he dicho bien!

        Donde digo… chinchones… tú, dices chichones, que es muy diferente.

        Chinchar… es incordiar.

        Chichones… para mí, si no comprendo mal… es recibir… coscorrones por actuar de diferente manera al poder.

        Si no es así… ¡Por favor explícamelo!
        para no seguir equivocando el sentido.
        ¡Gracias!
        pili

      • oscar varela

        Hola Pili!
        Está bien que preguntes, porque hay que aclararlo.

        Mi teoría es que el PRIMERO Y PERMANENTE Pedagogo
        es LA PUNTA DE LA MESA.
        Le basta con solo estar ahí permanentemente,
        como lo está el Mundo en que hemos venido a parar
        sin que nada ni nadie nos haya pedido permiso ni avisado.
        Está ahí, y eso es suficiente para que lo tengas en cuenta,
        que no hay espiritualidad ni dios que lo ablande: esá ahí,
        y si te haces el vivillo y lo ignoras: ¡PUM! Chichón en la cabeza,
        como le pasa a los chiquillos caprichosos que se creen
        que el mundo no tiene LÍMITES para andar en la vida.
        ……………….
        INNOVADORES son los capaces de inventar “MESAS REDONDAS”!
        GATOPARDISTAS son
        * los que le pintan las puntas para esquivarla,
        * los que ponen cartelitos de “desvío”
        * los que “predican” prudencias y diálogo, ¡justo cuando hay que GRITAR!
        * los que un largo etc.

      • Juan A. Vinagre Oviedo

        Amigo Óscar -y este comentario vale también para el de Mª Luisa de hoy-, voy a explicarme un poco más, respecto a las palabras “la verdad os hará libres”. Siempre he entendido estas palabras, la libertad de la verdad, desde el punto de vista psíquico, de liberación interior. En el interior es, a mi juicio, donde se incuban la verdadera libertad… y las esclavitudes…
        Claro que con sólo conocer la verdad, uno no se hace libre. Una vez bien contrastada, es necesario incorporarla como parte casi sustancial de uno, alimentándose de ella, y a la vez analizar… y liberarse de las ataduras que impedían ver esa verdad… En este sentido la verdad es como una partera que asiste a un renacimiento y a una liberación… Es un modo nuevo de ver y de verse…, con menos dependencias y sumisiones débiles, limitadoras… No sé si me explico, pero yo me entiendo, como diría no sé quien…

        Un abrazo, en este caso doble

    • Mª Pilar

      Comparto el pensar de mis dos compañeros; creo que la oración constante… suena antiguo…”viejo”.

      Jesús dijo: ¡A vino Nuevo… Odres Nuevos!

      La conversión, es, un trabajo personal y constante de mi propio interior y exterior… por aquello de: La vida, palabras y obras.

      Anoche revisando mí día, había “algo” que me “oscurece” la visión de mi proceder… y me vino a la mente (seguramente inducido por “mí” sentir) la mirada incomparable de Jesús a Pedro… y me dejé envolver por la profunda imagen y su sentido.

      Pedro amaba sin reservas a Jesús, pero todavía… no comprendía-abarcaba, todo lo que eso significaba; después de ¡Esa mirada!… empezó a comprender.

      Creo que llegó el sueño, envuelta profundamente en el profundo sentir de aquel fortísimo momento… no sé ha donde me llevará… pero por experiencia sé, que llegaré a comprender esa “sombra” que pulula en mí… por ser anómala en mi proceder, desear, vivir.

      Pero no “pedir en oración que se resuelva”. Para mí es:
      ¡Escuchar a cada paso… para comprender, que me está sucediendo! Y nunca perder la…¡Esperanza!

      El resto de cuanto nos ofrece en este cap. me parece:

      ¡Mensaje de la Buena Noticia que Jesús proclamó!

      Un abrazo entrañable.
      mª pilar

      • oscar varela

        Interesante Pili!
        Pienso que hay en la MIRADA, al menos dos tipos:
        1- la Mirada “amorosa”,
        2- la Mirada “enamorada”.
        …………………….
        La “amorosa” atiende e integra el Paisaje o Escenario en que se desarrolla.
        (se encuentra a sí mismo y al otro, en el Proyecto que comparten).
        La “enamorada” no, sino solo la voluptuosidad de su embobamiento.
        (se encuentra al otro (persona y paisaje) en deliquios encerrados, sin ventanas.

  • Mª Pilar

    ¡Excelente la exposición del Proyecto de Vida de Jesús!

    ¿Cómo hacer, que la iglesia “poder” lo ponga en práctica, en lugar de hacer desaparecer todo movimiento que huela a su auténtico lenguaje, vida y obra?

    Me entusiasma este cap. 6º.

    No se sienta solo… Muchas personas, atadas al signo eclesial que nos ordena y manda… no les interesa escuchar ni leer, este Mensaje de manera clara y concluyente.

    Es mucho más sencillo, atarse a las leyes “especiales” que solo a los poderosos acoplándolas a su propio interés, las seguirán, sin entrar jamás, en el verdadero sentido que Jesús les dio,  porque eso… no les enriquece ni les mantiene en lo alto de las sociedades.

    Por esa causa, tuvo el final tan cruel e injusto al que le llevaron.

    No fue voluntad de su “padre” fue, la voluntad de aquellos, que se sintieron amenazados por el Nuevo Proyecto que Jesús proclamaba.

    Comparto con gran gozo, cuanto nos comparte.

    Un abrazo entrañable.

    mª pilar

Deja un comentario