Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5329 Artículos. - 85148 Comentarios.

Los restos de un dictador no deben estar ni en un templo ni en una cripta

El Evangelio y las Víctimas no admiten complicidades

 Ante la innecesaria polémica en torno a si se deben inhumar los restos de Franco en la Basílica de la Almudena y las -a nuestro juicio- desacertadas declaraciones del Cardenal Osoro, desde Redes Cristianas queremos hacer pública esa “Otra voz de Iglesia” que se opone a que los restos de un dictador sean enterrados en un templo, no solo por violar las propias leyes vaticanas interpretando torticeramente el Derecho Canónico, sino por el grave valor simbólico de enterrar a quien causó tanto dolor y violó los derechos humanos más elementales, en connivencia con gran parte de una Iglesia y un régimen nacionalcatólico.

Desde las muchas razones de sentido común que podríamos argumentar,  bastaría rechazar este enterramiento –ya sea en un templo o en una cripta cristiana- para favorecer la reconciliación entre españoles y españolas así como para desvincular, de una vez por todas, a la Iglesia Católica del franquismo y del funesto nacionalcatolicismo anterior.

No vale decir –Sr Osoro- que la Iglesia  “acoge a todas las personas”,  porque un dictador como Franco no es un bautizado más, y la inhumación de sus restos en un templo católico generaría más división y escándalo  que en el mismo lugar del que ahora se aprueba su exhumación. Sería más que probable que,  al estar en el centro de Madrid y en una zona eminentemente turística, se convirtiera en un lugar de visita y homenaje que,  además de fomentar el odio y la división en la ciudadanía, sería ilegal por ir contra el espíritu y la norma de la ley de Memoria Histórica.

Esta pretensión de la familia Franco no se justifica ni desde la ética ni desde la axiología más elemental, esa que habla de los valores cristianos y se enraíza  en el amor como único mandamiento que heredamos de Jesús. Porque el Amor es  justo lo contrario a la violencia, las desapariciones, las muertes violentas, las fosas comunes, o la guerra civil que son precisamente los “logros” de este dictador. Desde el evangelio tenemos derecho a preguntarnos si una forma de vida así, objetivamente mirada, puede ser considerada cristiana.

No nos gusta una Iglesia que sigue apostando y en connivencia con una forma de hacer política que no solo no es entendida por muchísima gente, sino que se vincula a una ideología neoconservadora y a una ultraderecha antisocial que está muy lejos del evangelio y de la orientación más progresista del Papa Francisco. Para una sociedad, ya de por sí muy secularizada, esto sería una losa más que achacar a la Iglesia, que herirá la sensibilidad de la inmensa mayoría de la buena gente que existe en este país.

Si ante los avaros mercaderes que tomaron el Templo, la entrada de Jesús fue con látigo, hasta los pilares (y criptas) del Templo seguro que los derribaría, de cometerse esta felonía. Porque ni el Evangelio, ni las Víctimas admiten complicidades con el dictador. Paz y Bien.

Dado y firmado por la coordinadora estatal de Redes Cristianas el 3 de Octubre de 2018

15 comentarios

  • m. pilar

    Hoy necesito expresar mi sentir, ante quienes entramos en este querido Atrio. Soy una persona responsable, con una manera concreta de vivir… por ello, me siento algo incómoda, con alguna de mis manifestaciones, porque parecen reflegar, un tono exaltado, duro.

    Pido disculpas por ello, las injusticias ¡vengan de donde vengan! pueden conmigo. Las guerras son fraticidas… por ambos lados… en ambos, hay personas honestas, y las hay crueles, con capacidad inaundita para hacer sufrir al enemigo.

    Ambas partes, tienen lados muy oscuros que causaron mucho, mucho dolor, un dolor, siempre injuso, innecesario; lo que nos congrega aquí, es, que después de pasados tantos años, tantos, los “vencedores” siguen cantabdo sus vergonzosas hazañas.

    ¡Ahí está el verdadero mal!

    Dejemos de vanagloriar a quien tanto mal causó durante su vida… y sus seguidores después.

    Estoy en paz con una y otra parte, me entristece, las vanaglorias de los que se sienten vencedores, porque anula en esas personas, la apacidad de ver con claridad, la crueldad de todo enfrentamiento.

    Me gustaría, que la iglesia, se mantuviera al margen de esta cuestión, que dejara de acoger en sus criptas, a nadie, para eso, estan los cementerios; una vez muertos… todas las personas seguiremos el mismo proceso.

    Mis disculpas, si he sido demasiado contundente, aunque creo firmemente, que es hora de vivir nuestra guerra… como algo glorioso… sobre todo, la larga posguerra, que tanto ha humillado sin razón alguna, a los que llaman perdedores; en ellas:

    ¡¡¡Todas las personas pierden!!!

    Reconociendo, que en nuestro caso… la crueldad hacia los vencidos ha sido, extremadamente larga y sin sentido alguno.

    m* pilar

  • Es que este tema no va de perdón y esas cosas

    Es un tema político. Y de ególatras. Es un tema horrible, y cuanto antes se haga, antes acabamos con esto.

    Pero no es cuestión de que la iglesia acoge a todos. Por favor. Hasta hace poco no admitía ni a los bebés sin bautizar ni a los suicidas. Ahora supongo que sí. Pero recordemos por un solo momento que esto ha sido así.

    Es cuestión de que la iglesia vende terrenos sagrados para enterrar a nuestros muertos, como si la tierra no fuese lo suficientemente sagrada. Cuanto más poderoso eres, pues el enterramiento es más lujoso.

    La familia Franco adquirió cuatro fosas o como se llamen, pues a ver con qué intención. Y guste o no, la iglesia se los vendió. No entiendo la sorpresa.

    Pero no va de Perdón. Y si lo fuera, nosotros no estamos capacitados para perdonar a ese señor. Eso es cosa de las víctimas o de dios.

    Es que no me quedo tranquila si no digo esto. Al menos para mí, no va de perdón.

    • Mª Pilar

      Y yo contigo Carmen:

      Cuando interesa… “pelillos a la mar, porque “dios” perdona a todos”.

      Esto es vergonzoso; me gustaría saber, si algunas de sus victimas… sí, las que el dictador, envió a las cunetas, a las puertas de los cementerios, en el valle de los caídos… la mayoría por su mandato; pidieran entrar en su círculo, porque ya les han perdonado… no ser de su “clase”…

      Sé que no, porque hasta ahora, ni siquiera han sido reconocidos, y están todavía sin enterrar dignamente… donde sus familias deseen; y seguro, que no será al amparo de esta iglesia vendida al poder.

      Todo es una farsa, para salirse con la suya; y tenga un lugar de honor , ante las personas que todavía hoy… lo tienen como su salvador.

      Les importa un bledo, el precio que este país tuvo que pagar por sus ansias de grandeza, a pesar de ser bajito.

      ¡¡¡Vergonzoso y humillante!!!

      ¿Porque no regalan esas fosas, a quienes han sido por años maltratados, por él, por las autoridades eclesiales, por todos los de su cuerda en este dolorido país?

      mª pilar

  • Aintzane

    Gracias, Gonzalo, por tu opinión discrepante. Estoy totalmente de acuerdo contigo.
    No debería haber enterramientos en iglesias; sin embargo, el caso de la familia de Franco no es el único, ya que otras familias disponen de sarcófagos o nichos en diversos templos.
    Tod@s formamos parte de la Existencia, también Franco. Nos atrevemos a intentar perdonar a quienes ya han muerto? Y a quienes viven a nuestro lado?

  • Antonio Toston De la Calle

    ¡¡¡Cuanto conocimiento, cuanta sabiduría,hay  ASUN POUDEREUX  en tus palabras!!!. Un beso a tus manos generosas.

    • Asun Poudereux

      No sabes cuánto agradezco tus palabras, amigo atriero Antonio T , que me hacen sonreír enrojecida.
      Es un compartir entre todos. Y hace que uno u otro resuene más, sin que el dinamismo y despliegue acabe…, cuando nos retiramos. Es cosa de todos.

      Te devuelvo tu beso con solo un clic y con varios otros:

      Cuando la muerte ronda a la vida

      Al caer la “tarde” se rinde,
      El “día” no da “pa más”.
      Y en la noche se desnuda
      Sin testigos que objetar.

      Los astros se esparcen
      En miradas atentas
      Entretejen las sombras
      Y se abrazan con ellas.

      De ese abrazo es sacudida
      Como un planeta más.
      No sabe si son sus luces
      Y las toma sin dudar.

      De ese juego se hace héroe
      Con los tiempos al compás
      E Imagina un universo
      Que no deja de oscilar.

      No se da cuenta que está
      Hablando más de sí mismo,
      En ese anhelo perenne
      Que confía y queda atrás.

      Es primavera nocturna
      Lo que invade un sin cesar,
      Abriendo huellas latentes
      Rezagando el despertar.

      Cuando nada queda ya
      De envoltura protectora
      Mira a la muerte que espera:
      Y la vida se transforma.

      Se reflejan una a otra
      En el fondo de lo oculto,
      Donde convive la paz
      Y el Amor es todo Uno.

  • Pedro Bosch

    Yo no estoy en contra de la acogida por parte de Dios de uno de sus hijos, lo que no puedo admitir es que el Sr. Arzobispo de Madrid le ofrezca la Catedral de la Almudena para su inhumación. El dictador es un Asesino con todas sus letras.

    Yo tuve ocasión cuando hice la “mili” de informarme en los Juzgados Militares de Barcelona de las miles de sentencias de muerte firmadas (a lo mejor a renglón seguido de recibir la comunión) y eso, de la forma que lo hacía, no son más que asesinatos.

    Podía haber cientos de informes sobre el individuo en cuestión, asegurando su bondad, pero una tan solo dictada generalmente por el Gobierno Militar con dos palabras solamente: “Persona indeseable” eran suficientes para su condena a muerte.

    Después de los años pasados todavía me estremezco cuando recuerdo estos hechos. Y eran miles.

    Vamos a hacerle llegar a este Cardenal que si tiene un poquito de amor en el corazón, se acuerde de los represaliados que después de construir la Basílica fueron ajusticiados y enterrados en el Valle, por no decir los miles que pueblan las cunetas y las fosas comunes de los cementerios.

  • Asun Poudereux

    Lo que es triste y aberrante es que dejemos que nos coman el coco con estas historias; puesto que si ya sabemos cómo funciona la Iglesia Institución, ¿de qué nos extrañamos entonces?

    Decir abiertamente y públicamente  que no es justo el tratamiento que se les da a unas personas en detrimento de otras muchas,  merece que se respete y ponga  mayor  atención a la ciudadanía por parte de las autoridades eclesiásticas.  Que hagan de una vez  memoria completa, con todas sus consecuencias.

    El divide y vencerás hasta ahora les ha ido bien a los poderes. Al final, como siempre,  llega a convencer su espíritu intermediador,  habiendo sido  el primer provocador.

    Dejemos que los muertos entierren a sus muertos. Los hilos  contradictorios   saben bien  de qué van.

  • Gonzalo Haya

    Siento discrepar. En cuanto a los motivos religiosos, creo que la Iglesia debe acoger a todos los que se lo pidan, aunque fuera Pilatos o Cleofás. ¿Nos sorprende que Dios pueda perdonar a Hitler, Pinoché, u otros semejantes? Eso sí, enterramiento igual que a cualquier otra persona. Lo que cuestiono es cualquier enterramiento en la iglesia, o el boato que lo acompañe, sea de Obispos o de quien sea. Para eso están los cementerios. Estimo mucho los enterramientos musulmanes en un cajón sencillo y sin signos ostentosos (aunque hay excepciones) y lamento que los cristianos impliquen un gasto importante.

    Un problema distinto es que pueda provocar alteraciones innecesarias, o que su familia esté buscando un signo de distinción. Creo que sería más adecuado un cementerio en el entorno familiar y, si la familia lo desea, cristiano.

    • Gonzalo. Aunque no se diga de puro obvio, nadie le niega a nadie bautizado el entierro en un cementerio cristiano. Aunque en el caso que nos ocupa, lo mejor seria quemado y las cenizas aventadas, para facilitar el olvido colectivo de tanto miedo como se pasó en España. Es escandaloso se mire como se mire la pretensión de una familia que de existir en nuestro país una democracia limpia, deberían pugnar por pasar desapercibidos para que no se les pidieran cuentas de tanto como nos robo a los españoles, su “capo”.
      Y la Iglesia.Simplemente un asco…

  • Mª Pilar

    ¿Cómo es posible, que la iglesia ¡¡¡poderosa y vendida al mejor postor!!! se avenga a enterrar en la casa de “dios padre” … según ellos dicen…a un asesino, que rezaba antes de firmar una sentencia de muerte, por pensar de manera diferente a él?

    ¿Qué clase de “dios” es ese?

    Esto es una vergüenza para las personas que tengan ¡sentido común!

    El dolor, que esta acción, va a causar a todas aquellas personas que sufrieron en su piel, todo el peso de sus matanzas; después que la historia de nuestro país, ha sido una constante alabanza para los “vencedores” y una negación constante de las víctimas… ¡no de la guerra! sino por pensar diferente, después que esta ya había finalizado.

    ¡Cuantos ajustes personales se cebaron en las víctimas, por cantar alabanzas al dictador!

    Todo estaba permitido… y lo más aberrante… con las “bendiciones de parte de la iglesia poderosa” sentada a la mesa de quienes ejecutaban sin piedad.

    ¡Triste y aberrante!

    mª pilar

  • Decididamente los hechos demuestran que son los mismos que hoy también le pondrían palio al dictador.

    Al margen de la bola de mi. que cual escarabajo pelotero se entierran en ella los obispos. Hay unos pocos católicos que son gente que no han perdido el sentido común ni la vergüenza. Pobres por considerarse parte de este “club”, manejado por el clero…

    Hay muchos comepanes que no se merecen vivir “de la leche del rebaño”. Maquinan para sus intereses e ignoran el interés del pueblo. Están atontados viviendo en una burbuja al margen de la realidad. Tener el pan asegurado, lo contrario de pasar necesidades, porque no hay nada que espabile mas que la sombra de la miseria.

    Por supuesto que, se esta mucho mejor a la intemperie. que en una morada sórdida, bajo la “dirección espiritual” de unos necios extraviados, que como digo, están al margen de la realidad.

  • Antonio Toston De la Calle

    Ni siquiera eso. Fue la iglesia aquella la que encendió el odio  bien temprano, (ni un mes hacía que la República se había instaurado), cuando un cardenal, Segura le declaró abiertamente su lucha para derribarla, con una carta a los obispos de toda España. Así pues, como autora principal, atada y bien atada a la monarquía y a sus muchos privilegios, la que desde sus múltiples medios, cuasi infinitos, inició la hoguera que al final se llevó por delante todo lo que se le opuso.Estaban en juego sus bienes, privilegios si medida y desde los pùlpitos, sus lenguas de fuego, arrasaron a los de la “alpargata.” Cruzada?. Franco lo dijo más claro  un periodista del Chicago Tribune, Jay Alen; “Y si es preciso fusilar a media España, lo haré”. Recibió aa cambio, aquelllo de las monedas: “Caudillo de España, por la gracia de Dios”.

  • Pues eso pasa, que lo hizo en connivencia con la iglesia católica. Esa es la clave.

    Y que la derecha se le echaría encima a la iglesia. No entenderían , por aquello de la connivencia. Y a la iglesia le interesa estar a bien con la derecha española. Hay mucho dinero en juego .Ya no por lo que reciben, sino por lo que no pagan en impuestos. No solo en iglesias y esas cosas, sino en terrenos, plazas, inmuebles…puestos a nombre de la iglesia.

    Es un tema de interés, no es un asunto de principios. Bueno, no es que los principios interesen tampoco mucho.

    Además, la iglesia no se arrepiente de su colaboración con el franquismo. En absoluto. Otra cosa es que la otra iglesia que hay dentro de la iglesia, esté horrorizada. No es para menos. Y además deben de protestar e intentar que se oiga su voz .

    Pero mucho me temo que esto no lo para nadie.

    Veremos.

    De todas maneras, gracias por el escrito.

    Un saludo cordial

Deja un comentario