Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4990 Artículos. - 80136 Comentarios.

Si quieres al Papa Francisco y sus reformas, muéstrale tu apoyo

La falsedad de las acusaciones están cayendo por su propio peso sólo con contrastar mínimamente la realidad (bendita hemeroteca), y los acusadores están tan desacreditados que sólo les sostiene una huida hacia adelante

Los obispos argentinos lo han definido a la perfección: el Papa Francisco “sufre un ataque despiadado en el que confluyen distintos y mezquinos intereses mundanos. Compartimos sus dolores y esperanzas”. Desde Religión Digital, conscientes de la importancia de este Papado para el presente y el futuro de la Iglesia y la sociedad, queremos renovar nuestro total apoyo al Pontífice en estos momentos.

Son pocos, muy pocos, pero muy bien organizados. Trabajan desde las sombras para destruir todo cuanto encuentran a su paso. Los ‘falsos profetas de desventuras’, como ya los definiera Juan XXIII, se lanzan ahora en un feroz ataque contra el Papa Francisco, un ataque vilmente orquestado y repleto de mentiras y una absoluta falta de caridad evangélica.

Es natural que Francisco haya anunciado que no va a decir ni una sola palabra, y que la traición de Viganò -alimentada por la ultraderecha neocon de Estados Unidos, Italia y España, y sus terminales mediáticas y digitales-, le haya provocado dolor y cierta amargura. La falsedad de las acusaciones están cayendo por su propio peso sólo con contrastar mínimamente la realidad (bendita hemeroteca), y los acusadores están tan desacreditados que sólo les sostiene una huida hacia adelante.

Sin embargo, que el Papa haya decidido no responder no significa que el resto del Pueblo de Dios no lo haga. Episcopados de todo el mundo están lanzando sus apoyos en bloque a Francisco, y los principales comunicadores están realizando un ejemplar trabajo de afirmación de la verdad frente a lo que no es más que una muestra de libro de cómo fabricar ‘fake news’.

Desde Religión Digital queremos renovar nuestro total apoyo a Francisco, y por ello consideramos oportuno relanzar la campaña Pro-Francisco. Son miles las instituciones, y millones los católicos que, desde esta plataforma, ya han mostrado su apoyo al Santo Padre. Queremos reafirmarlo ahora, en un momento (que pasará, estamos convencidos) en que los más oscuros sectores de la vieja guardia golpean con saña, pero sin efecto, la barca de Pedro.

Para apoyar al Papa y sus reformas

entra en Pro-Francisco y firma:

 

29 comentarios

  • Antonio Duato

    Para quien desee una buena síntesis de toda la historia de ataques de la curia al papa Francisco y de cómo va saliendo de ellos.

    José Manuel Vidal: Los ‘diplomáticos’ vaticanos desactivan el ‘golpe de Estado’ de los rigoristas contra el Papa Francisco.

  • ana rodrigo

     
    Llevo unos días de retraso en entrar en este hilo por dos razones, una, porque hemos estado de traslado y adaptación de país, ahora estamos en España, y, en segundo lugar, porque, aunque parece muy simple el título de este post, creo que lleva implícito una seria reflexión sobre la situación de la Iglesia en este momento y el porqué apoyar o no a Francisco.
     
    Opino que la Iglesia no está peor que en otras épocas, a pesar de los gravísimos problemas que sufre, pero estos graves hechos se dan en una época en la que la capacidad de crítica desde dentro y desde fuera de la Iglesia es muy diferente y superior a otras épocas. Primeo porque el pueblo cristiano ya no es un rebaño de borregos que acepta y calla. y después porque los medios de comunicación son globales y abiertos a todo tipo de críticas y de opiniones.
     
    Pienso que no apoyar a este Papa, aunque mucha gente desearíamos que avanzase más y más deprisa, sería dejar la Iglesia en manos de la caverna potente que está esperando la caída de Francisco. Por un lado, los potentes movimientos conservadores y tradicionales, muy numerosos, y, por otro lado, la no menos potente Curia que ya, uno de los cardenales de la época de Benedicto XVI, cuyo nombre no recuerdo, dijo que era un nido de buitres. No solamente poderosos, sino corrompidos, agarrados a un montón de privilegios, ambiciosos de poder, dinero lujo en sus vidas personales.
     
    En fin, la Iglesia, que, como habías dicho algunos, ha sido el vehículo de transmisión del mensaje de Jesús en sus fuentes, aunque lo haya traicionado en bastantes ocasiones, pero podemos disfrutar del original cuando queramos prescindir de muchas actuaciones de la Iglesia.
     
    Yo creo que Francisco, aunque no haga todo lo que quisiera y lo que muchos y muchas desearíamos, está marcando pautas importantes de futuro.
     
    Yo voy a darle mi apoyo.
     

  • Realmente hablan ustedes muy bien, cuando quieren y con quién quieren. Acabo de leer dos alegatos estupendos.

    En cuanto al poder, personalmente lo detesto. Personalmente. Es decir, no quiero tener el más mimíni poder, posiblemente me haría creer poderosa . No es cuestión de romanticismo infantiloide. Es miedo a que de alguna manera me pueda. Soy de las que caen en la tentación y bastante problemas tengo. Hay poder incluso en las familias. Lo sé. Está presente en todas partes, lo sé, incluso para quitar una multa de tráfico. Pero huyo de él. Corrompe. Si te encuentran tu punto débil es muy difícil no ceder. Entonces cedes porque es un mal menor. Por supuesto no lo haces por ti, que va, lo haces para evitar un mal mayor a aquellos que dependen de ti. Por supuesto.

    Mucha suerte a todos.

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Amigo Tomás, y a pesar del apoyo de Celso Alcaina, discrepo de las generalizaciones extremas que defiendes en el análisis de la Iglesia. Me recuerda el caso del terrorismo; en momentos de atentados, todo es terrorismo y todos los de una etnia o religión, la de los autores, son terroristas. Llevo sesenta años en una diócesis modesta y no he visto, en los cuarenta que me entero un poco de las cosas, no he visto toda esa criminalidad en mi entorno, ni esas teologías dogmáticas, ni lecturas acríticas de la Escritura, ni una curia obscena, ni barbaridades semejantes. Gente más o menos conservadora, más que menos, pero honrada; y donde he sido Decano de teología, gente publicando lo que quiere, mujeres contratadas a medida que han tenido títulos (¡muy lentamente, lo reconozco!), voluntarios que se desloman por los pobres, gente que comparte su sueldo con extranjeros o parados, celebraciones comunitarias de la penitencia, manifestaciones compartidas por las causas más humanas, aquí o allá, críticas de la política más conservadora contra la iglesia loca, decisiones democráticas como en cualquier universidad. Indudablemente, la Iglesia tiene carencias en derechos humanos fundamentales muy serias; tiene que cambiar a fondo y sobre todo, el sentido último de la su realidad: los pobres, la dignidad de los pobres, nos evangelizan porque nos presiden y definen. Pero toda suerte de barbaridades, así, en general, yo no lo reconozco donde he vivido y no me considero un privilegiado. Eso quería decir para no facilitarnos tanto el análisis a fondo de las iglesias reales.

    Estoy deseando que entre la fiscalía democrática de los Tribunales Internacionales, y las Instituciones más solventes en la verificación de los crímenes de lesa humanidad, en lo que atañe a la Iglesia, y ponga a cada uno en su sitio. Pero eso, como hace la fiscalía. La fiscalía no dice, o no dice una y otra vez, “qué horror”, “qué perversos”, “que criminales”, “no hay salida”, sino quién, cuándo, cómo, por qué, con qué consecuencias, y en qué grado de responsabilidad. Algo así. No soy especialista.

    Por lo demás, no me quejo en lo que me afecte con buenas razones, pero sin generalizar tanto. (Y luego está lo del poder y la lucha por el poder. Yo lo entiendo, dos frentes igual de perversos o casi, por el mismo poder; pero esto es a menudo exagerado por idealista; por el poder también se lucha cuando se ejerce el contrapoder, cuando se aborrece el poder, cuando se tiene la convicción de no querer el poder; el poder de los sin poder, de los que lo rehúsan, por su libertad de palabra, criterio y decisión, es un poder; … no hay manera de evitar en algo la “luchar por el poder”, porque el poder es una parte de realidad ética y política sin remedio; por eso lo hemos democratizado y exigido garantías).
     
    Es lo que le falta a la Iglesia; y darle una vuelta para dotarlo de novedad “más justa y solidaria” en el mundo; pero eso, en el mundo, que no somos dioses, sino mundo y humanos. Ni Cristo mismo dejo de tener un poder, el de la debilidad y abajamiento, (kénosis), una realidad con efectos de poder entre el pueblo, en las primeras comunidades, y hasta hoy. Juliano el Apóstata, el emperador romano, decía que “esta gente, los cristianos, van dominarnos porque atraen a los pobres mediante la ayuda y la compasión”. Se dio cuenta del poder de la caridad (hoy, la justicia, la equidad, la honestidad). Y no faltan autores que creen que Constantino se convierte al cristianismo cuando percibe que es la forma de salvar su Imperio; un “te doy para que me des”.

    Porque la gente digna y justa tiene sin duda un buen poder, pero tiene poder, ¡qué remedio, aunque sólo sea por la obligación de proteger los derechos de las víctimas en cualquier lugar, hasta intervenir contra los tiranos, los pudientes y la soberanía de los Estados perversos, ojalá y pronto! Porque la lucha por la justicia y la humanidad, siempre conlleva algún poder. (¿Cuánto, cuál, cómo, para qué, con qué control, etc.,). Me alargo. No es que Francisco sea la solución, ¡qué va!, pero me parece ¡me parece! que es una oportunidad, hoy y aquí, de que surja alguna oportunidad mejor mañana. No lo sé. Quisiera.
     
    (Y desde luego, hay una mitificación del Vaticano II como solución que no corresponde a lo que dice ese Concilio; o lo que dice, si no hay apoyo social (poder, algún poder) que lo reclame, pues es el Vat. II es un cajón de sastre en sus documentos; otro pacto entre distintos; siempre es así en sociedades complejas; y la fe no anula la complejidad ni la diversidad hasta el antagonismo; así somos los humanos hasta en casa, a menudo).

    Pero bueno, cada uno apoye o no Francisco, todo me parece respetable y digno, y no es la gran cuestión; sólo, la más inmedita, quizá; yo pongo mi cercanía a la gente cristiana de base no en si apoya a Francisco, o no, sino en el Evangelio de Jesús, desde la dignidad humana de los más pobres, pueblos, gentes y tierras. Incluso al contrario, “por la gente sencilla y echada a un lado, a la comprensión de quién puede ser Dios (si es), de quién es su Cristo, (si es), de cuál es su iglesia, (si tiene que ser). Por supuesto. Y otra vez, paz y bien.

    • Tomás

      Estimado José Ignacio, no tengo ninguna duda de la extraordinaria labor solidaria que realizan muchos millones de cristianos, y que dentro de la Iglesia hay igualmente una mayoría de personas de buena voluntad y actuación ejemplar.
      Me alegra que tu experiencia haya sido tan positiva como cuentas. Lamentablemente, muchas personas a lo largo de los siglos no pueden decir lo mismo, y las noticias recientes ponen los pelos de punta al pensar en el horror de las victimas y la crueldad de los agresores. La generalización que mencionó es porque no son uno ni dos ni tres…. los casos, son muchos, diseminados por todos los continentes y por todas las épocas y con la característica común del encubrimiento y la protección de los agresores.La protección por parte de la organización clerical, y por eso me atrevo a hablar de organizacion criminal.
      Prefiero pecar de exageración que de contemporizador, por la gravedad de los hechos de los que hablamos.
      La misma argumentación de que son casos aislados, etc. Es la que ha venido formando parte, por poner un ejemplo, de los casos de corrupción del PP. Por supuesto que la mayoría de la militancia es honrada, con buenas intenciones, y que muchos de sus cargos trabajan por el bien de los ciudadanos que administran, con mayor o menor fortuna. Pero la dirección ha consentido, ignorado, fomentado,ocultado,protegido,… a los corruptos, por eso ha sido equiparado a una organización criminal y necesitará una renovación profundísima o su desaparición porque los ciudadanos decidan dejar de votarle.
      La misma exigencia de transformación radical e inmediata que como mínimo creo que habría que pedirle a la organización eclesial encabezada por sus líderes, que no merecen a todas y todos los cristianos de a pie que dicen pastorear. Aunque creo que sería mejor su desaparición porque estoy seguro de que la Iglesia que surgiría sería mucho mejor que la actual.
      En cuanto a teologías dogmáticas y lecturas a críticas, yo me refería a lo que es la doctrina oficial vigente a lo largo de los siglos y vigente en la actualidad: condena de la homosexualidad, no acceso de la mujer al sacerdocio, cielos e infiernos, castigos divinos, etc etc, que yo no me invento, que están ahí y forman parte de lo que la iglesia predica y defiende, otra cosa es que haya sectores menos rigoristas. Pero que se ha manipulado y pervertido el mensaje del Crucificado por parte de esa organización clerical tampoco tengo dudas. Pero bueno, este apartado seguramente es para otra línea de debate.
      En todo caso gracias por su aportación y saludos cordiales

  • Asun Poudereux

    A lo largo de mi vida, soy consciente que muy pocas veces he firmado con bastante conocimiento del fondo del tema.

    Tan fácil como que era lo que otros me indicaban, porque asumían que ellos eran de él bien conocedores.

    Visto lo visto, en tanto en cuanto esté como así está establecido, de poco sirven este tipo de manifiestos y apoyos. Si hay que hacer lío,
    – que se explique claramente y concrete,
    – donde están los impedimentos y obstáculos de lo que se quiere emprender,
    – y llevar a cabo, a todos los niveles, fuera y dentro.
    –  Tenga el valor de hacerlo público
    – y consultar  a todos, sin revanchismos ocultos.

    No sigamos alimentando el esto o aquello,
    –  sí,  quiero decir  la dualidad  que  da  aparentes  señas de identidad  para sí,
    – sin ser integradoras e incluyentes,
    -justificando,  al fin y al cabo, la no transformación estructural radical
    – y creando más confusión,
    -para que al final, lo que llamamos cambios  sigan siendo los mínimos,
    -sin repercusión práctica dentro y fuera.

    Creo que es mucho más de infraestructura y de base lo que se demanda,  mucha más espaciosidad, que lo de remar  en las mismas aguas, aunque sea a contra-corriente de las fuerzas dominantes.

    Y eso no es estar en contra de Francisco como persona,  cada cual tiene sus circunstancias y  condicionamientos, pero sí de todo lo que en él y en mucho más que él se representa.

    Y si esto es hacer lío,  ahí va.

    Por lo demás agradezco vuestro esfuerzo en hacer comprender el darle el apoyo.  

  • Antonio Duato

    Veo que hay dudas sobre el documento bajo el que se firma, y con razón. Realmente, al abrir el enlace final con el que acaba la entrada de ATRIO, aparecen dos formularios de enlace. El que está a la izquierda se supone que es al documento que redactaron los periodistas en una reunión de noviembre 2017. El de la derecha corresponde a la fase en que se abrió la web “Pro-Francisco”, cuando la petición de aclaración de cuatro cardenales, sin mentar nada la pederastia. En ese recuadro de la derecha, donde consta mi firma desde antiguo, se adhiere uno a una cosa bastante general (¿demasiado light?), resumida en estas palabras del documento:

       Queremos aglutinar, en una iniciativa absolutamente plural y pluralista, a todas las personas de buena voluntad, que ven en el Papa Francisco un revulsivo humano-divino y divino-humano. Por supuesto que aquí caben creyentes de todas las sensibilidades y posiciones ideológicas. El eje izquierda-derecha se ha quedado viejo. El eje progresistas-conservadores no responde a lo que busca Francisco. Porque unos y otros (progresistas y conservadores) queremos y buscamos, junto al Papa, una Iglesia cada vez más evangélica.

    La iniciativa, promovida y administrada por Religion Digital, está abierta a todos. Cuenta con todos. Espera que se sumen todos: personas, colectivos, medios de comunicación, asociaciones e instituciones del amplio mundo hispano de Europa y América.

    La mecánica de la adhesión es muy fácil. Consiste en rellenar un pequeño formulario, haciendo público y explícito el apoyo al Papa Francisco.

    La página se irá rellenando y aggiornando con las colaboraciones que ustedes nos envíen. Desde pequeñas frases (tuits) a artículos de todos los tamaños. Desde fotos a vídeos, dibujos o viñetas. Cualquier forma de participación será bienvenida.

    Con las aportaciones de expertos, miembros de la jerarquía o simples fieles de a pie intentaremos hacer nuestra la sucesión de palabras, gestos y decisiones del ministerio papal, que sorprende y sacude a diario a tirios y troyanos.

    Queremos acompañar y “repicar” en todos los ambientes en los que nos movemos la frescura y la riqueza de este pontificado de la misericordia.

    Se trata de que nos subamos a la oleada de ilusión que, de la mano de Francisco, recorre la Iglesia e, incluso, el mundo. Remar con el Papa. Ayudarle, para que la barca de Pedro se dirija, decidida y alentada por el Espíritu, por la fuerza del Concilio y por el proceso sinodal y colegial, hacia una reforma profunda de la Iglesia y de sus relaciones con el mundo.

    Estamos dispuestos a “hacer lío” y “andar adelante”, como nos pide continuamente el Papa Francisco. Estamos preparados para apoyarlo y seguirlo por el camino del ‘aggiornamento’ eclesial. Por la senda de la conversión, que nace en los corazones y se contagia a personas e instituciones, para transformar el mundo y luchar por el Reino.

    Creo que RelDig no ha aclarado bien las cosas y yo he sido confuso al presentar el nuevo lanzamiento de esta plataforma, cosa que algún atriero me había solicitado. Lo cual no no es óbice para que me reafirme en esta adhesión a la persona y obra de Francisco.

  • El no firmar no significa guardar silencio.

    Echo en falta otro escrito para adherirse. Nunca, pero nunca he guardado silencio y como mi persona otras muchisimas a las que se han silenciado cuando los creían peligrosos, ninguneado cuando no los creían y a otros, entre los que me encuentro, a los que no nos han dedicado un solo pensamiento porque ni tenemos existencia real para ellos.

    No, no es mi guerra, pero no por ello guardo silencio.

    • Y tengan cuidado. Están jugando muy bien los dos bandos . Los dos. Y la partida acaba de empezar. Bueno, la partida empezó hace años. Bastantes años. Y si no, díganme por qué dimitió el Papa Benedicto.

  • Jorge

    Que la Iglesia requiere una reforma en profundidad en todos los niveles de su compleja estructura, no sólo es necesario sino urgente. Y es verdad lo que dice Tomás, las expectativas de que Francisco las lleve a cabo disminuyen progresivamente, que parece quedarse en buenas intenciones, buenos gestos y palabras, pero acciones concretas reales de reforma son escasas, excesivamente escasas. Pero pienso que si sólo con palabras y gestos Francisco ha recibido un duro enfrentamiento con una oposición creciente, tanto que se crean iniciativas como ésta en su apoyo, pues me resulta evidente que el estado actual de la Iglesia es INCAPAZ de llevar a cabo la reforma que desde dentro de la Iglesia necesita.
    Esta incapacidad de reforma real se debe a la reacción de la Iglesia anti-concilio V.II durante los papados de JPII y BXVI, que reconstruyeron la Iglesia sobre la base de clero y laicos más conservadores y tradicionalistas, ahogando cualquier posibilidad de reforma. Reforma que el concilio V.II intentó iniciar y se frustró por miedo a perder la Iglesia gran parte de su poder, prestigio e influencia, por el aumento de sacerdotes y religiosos que colgaban sus hábitos, la disminución de fieles en los templos, el vaciado de seminarios y conventos, … Aunque este movimiento de huida los antirreformistas no han podido detenerlo, sí ha disminuido al asentarse la Iglesia en los conservadores y silenciando al resto.

    Con este panorama es imposible que una reforma de hechos reales sea factible en la Iglesia desde dentro. De nada valdría que Francisco haciendo uso de su autoridad decretara reformas si no tiene gente suficiente que esté dispuesto a ejecutarlas, sino todo lo contrario. Si solo con gestos y palabras se ha montado contra él una oposición dura ¿qué pasaría si gobernase con decretos reformadores?

    Creo que Francisco está haciendo lo que se tiene que hacer de forma inteligente, renovando los cargos eclesiales con la gente menos conservadora posible, porque reformista de verdad, la gente clérigos, religiosos y laicos en la dirección del concilio V.II son escasas. La labor deconstructora de JPII y BXVI fue muy eficaz, y ahora no queda otra que lidiar con lo que tenemos. Por eso creo que la labor que está haciendo Francisco, la de sembrar con palabras y gestos significativos, es la que tiene que hacerse. Si los conservadores supieron deshacerse del concilio V.II, desvirtuándolo completamente, ¿qué harían con decretos papales reformistas contrarios a su modo de hacer y entender las cosas? Los tiempos no están para un nuevo concilio, sería demoledor. Primero habría que renovar la Iglesia.

    Por esto y más he firmado mi apoyo a Francisco. Quiero el cambio profundo de mi Iglesia, pero para verlo de verdad sé que hay que esperar, aunque me sea preocupante y doloroso el paso excesivamente lento de la Iglesia.

  • Celso Alcaina

    Me adhiero a Tomás. Las vilezas de los ultras no pueden invocarse como coraza de los responsables (al menos in vigilando) de tanta ignominia. La metástasis llega al cerebro, a la cabeza. Una dimisión del Papa sería el gesto adecuado ante la magnitud del problema. Ningún temor a que los insumisos perviertan un fututo Cónclave. El colegio elector está predeterminado y acotado.

  • Román Díaz Ayala

    La  adhesión de la que se haga a un texto, resulta bien comprometida, pero siempre al texto y al contexto de los escribientes. Pueden existir otras adhesiones (o rechazos) a la persona referida que no encajan en el comunicado. Yo creo que representa una muestra, aunque sea en negativo, del éxito  obtenido por esa maniobra de distracción que iniciaron intencionadamente quienes, aprovechando el gran escándalo del doble abuso de la pederastia y sus encubr

    imientos, han creido culminar el proceso de acoso y derribo contra Francisco.

    No creo que el silencio pueda de ninguna manera ser entendido como un posicionamiento en la equidistancia, sino que nuestra leña será para alimentar otros fuegos.El papa Francisco no puede abandonar su línea pastoral, que es su clave teológica pese a quien le pese, sin tracionarse a si mismo.

    La Iglesia Católica se ha visto envuelta, y ya “se oye hablar de una inmoralidad que se practica entre vosotros y que no se da ni entre los gentiles”. “Y vosotros andáis tan ufanos, en lugar de hacer duelo para que fuera expulsado de entre vosotros el autor de semejante acción”

    “Pues bien, yo, que estoy corporalmente ausente, pero presente en espíritu. he emitido ya mi juicio, como si estuviera allí: que en nombre del Señor Jesús, reunidos vosotros y mi espíritu., con el poder de Jesús Señor nuestro, sea entregado ese indiviuo a Satanás para dar muerte a su sensualidad, a fin de que el espíritu se salve en el Día del Señor.”

    (De la I Epístola a los Corintios)

  • Santiago

    Mi amor por la Iglesia me lleva a creer que este “es un momento único de la verdad”…Por eso me uno en oración por la Iglesia y por supuesto por Francisco, puesto que son momentos difíciles y dolorosos para el y por tanto merece nuestra sincera plegaria para que  pueda discernir el camino a seguir…que puede ser largo..

    Pero pienso, con la mayoría de mi familia y amigos, que no basta “silencio y oración” solamente..Jesús nunca calló  ante los escándalos de su tiempo y de los cuales habló ampliamente en el Evangelio, con palabras muy duras..y antes de morir, ante Pilato dijo: “Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad”.(Juan 18,37)..Y es por dar este testimonio de la verdad por lo que fue condenado a muerte.

    Es por eso que tratar de saber, a toda costa, la verdad de estos terribles escándalos silenciados en la misma Iglesia de Jesucristo es dar este testimonio siguiendo a Jesús de Nazaret. Si por la experiencia hay un complot de silencio y de encubrimiento, y que no se trata de algo reciente sino algo “turbio” que la Iglesia no ha podido erradicar oficialmente de sus filas, o que ha permanecido “anclado” en Ella, creo que éste es el momento oportuno…de actuar..

    Pienso como Tomás que tiene que existir un “liderazgo” clandestino, desde dentro, que haya dirigido desde hace mucho tiempo esta labor destructiva que implica sutilmente una “apostasía de la fe y de la moral” y ha estado socavando poco a poco la labor encomendada a la Iglesia por el mismo Jesucristo que consiste en atraer a TODOS hacia el bien, excluyendo “fornicaciones, hurtos, homicidios, adulterios, codicias, maldades, dolo, libertinaje, envidia, maledicencia, soberbia, privación del sentido moral” (Marcos 7, 21-23)..Por supuesto que se trata de una minoría, pero una minoría activista que ha tenido y tiene un plan, y lo ha llevado y lo sigue llevando a cabo, y persistirá mientras no se sepan los culpables actuales…ty los cabecillas verdaderos dentro del clero…

    Por tanto, el Obispo de Roma tiene mi apoyo con mis oraciones…Pero pienso que no ha de tener miedo de hablar y de iniciar una investigación profunda que el puede empezar desde su elevada posición como el primado de la Iglesia Universal….Si no lo hace el mismo, es posible que lo hagan otros, incluyéndonos nosotros, los fieles, que formamos también, con ellos, el Pueblo de Dios…

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

     

    • Querido amigo.
      Esto nada tiene que ver con la pederastia. Ese es el pretexto para cargarse al papa actual y su línea de gobierno. Han cogido la bandera de los niños víctimas de abusos sexuales porque es una oportunidad de oro.
      No tienen ningûn tipo de escrúpulo. Ellos lo sabían desde siempre. Como todos.
      Es una lucha por el poder pura y dura. Todos lo sabemos.
      Otra cosa es que quieras o no entrar el esa guerra.
      Un saludo cordial

      • Santiago

        No, es cierto, no es solo lo de los abusos sexuales sino que es más que eso. Mucho más, porque si se trata del poder, existe un duelo a muerte entre la ciudad terrena y la ciudad celestial. La primera solo quiere ser reconocida como “lo único trascendente”. La segunda se regocija en el poder de la humildad para llegar hasta el verdadero amor de Dios. La primera se basa en la mentira del mundo material que nos ofrece las riquezas. La segunda se basa en la realidad del amor a Dios y a los demás. La primera se busca a sí misma y no le importa a quién daña. La segunda ama a Dios y al prójimo y va en busca de lo que es eterno y permanente y de lo que es realmente bueno para todos.La primera es egoísta. La segunda es altruista y compasiva.

        No podemos negar la convivencia de estas 2 fuerzas dentro de la Iglesia. No se trata de un ataque personal contra el Obispo de Roma. El creerlo es querer desviar la realidad actual y negarla. Y esto nos daña a todas las personas de buena voluntad.

        El poder de la Iglesia reside en LA Palabra de Cristo. Ella tiene fuerza en si misma y nos fue dada para que creamos y mediante la fe nos salvemos de la hecatombe y de las miserias de este mundo ya que todos experimentamos la tribulación y la zozobra de alguna manera durante el breve tiempo de la vida.
        Por eso la Iglesia esta “al servicio” del Evangelio y de LA PALABRA viva de Jesus, y no al revés porque el Evangelio no puede estar sometido a nuestras fantasías y caprichos humanos con el objeto de vivir una vida mejor “a nuestra manera” ajustándolo todo a lo que sería “políticamente correcto” haciendo de lo malo, bueno y viceversa, quitándo todo sentido al pecado que se identifica como el mal.

        La única PALABRA e interpretación válida de Ella es la “Apostólica”. Ella fue entregada a los íntimos de Jesús para difundirla “en esencia y en verdad” a todo el mundo, tal y como fue expresada para que permaneciera más allâ de nuestro siglo XXI.

        Es por eso que ahora más que nunca se necesita “transparencia” suficiente para poder reconocer esa Iglesia que trata de ocultar el imperio del mal. Esa Iglesia ha de ser de cristal para que podamos ver Su luz, Su gracia, Su belleza, Su coherencia y Su poder salvifico como la obra del amor de Cristo para nosotros, para nuestra felicidad.

        Por eso somos nosotros los encargados de colocar esta armadura de cristal que es transparente construyéndola sobre el cimiento de la Iglesia Apostólica por nosotros el Pueblo de Dios.

        Con un saludo afectuoso

        Santiago Hernandez

  • oscar varela

    Hola!
    Yo hube adherido porque:
    PRIMERO:
    Creer que puede haber una Gobernanza BUENA es un ERROR
    * Porque la Convivencia humana en Sociedad nunca está asegurada,
    siempre está a un tris de quebrarse,
    por eso la Governanza es un Aparato ortopédico;
    y todo aparato ortopédico nunca es bueno absolutamente,
    aunque absolutamente necesario.
    * No hay Campos con SOLO trigo, sino con cizaña, también.
    * Maquiavelo no era un utopista barato.
    ……………
    SEGUNDO:
    Expongo la general de mi criterio:
     
    1- estimo que las cosas de la vida humana 
    pueden encuadrarse dentro de la metáfora del VECTOR:
    https://es.wikipedia.org/wiki/Vector
     
    Véase el conjunto de cada uno de los conceptos que lo componen:
    a) PUNTO DE APLICACIÓN
    b) DIRECCIÓN
    c) SENTIDO
    d) MÓDULO.
     
    2- 
    – La DIRECCIÓN se asimila a la Agenda que nos pro- e im-pone
    la Sociedad de cada Tiempo y Lugar histórico.
     
    – El PUNTO DE APLICACIÓN es nuestra personal (yo)
    * Situación y Ubicación (no son lo mismo y no quiero llenar de palabrejas).
    – El MÓDULO serían como las pelotas u ovarios 
    que se le pone al “tirar p’allá”
    – El SENTIDO (favor de no confundir con la “Dirección”)
    es el “P’ALLÁ“!
     
    3- Especifico ese SENTIDO:
    Consiste en la RESULTANTE del CONJUNTO de FUERZAS.
    https://www.aulafacil.com/cursos/fisica/dinamica-ii/composicion-de-fuerzas-resultantes-l10447
     
    4- Termino: aplicando al apoyo a Pancho acá propuesto:
    – tiene buen SENTIDO
    – aliento a que se sumen los que van “P’ALLÁ“!
    – aunque tengan diversidad de MÓDULACIÓN y de ÁNGULO con la RESULTANTE.
    ¡Vamos todavía!

    • Me encanta lo del vector.
      La dirección es la recta imaginaria que contiene al vector. Porque el vector es un trocito de recta orientado, es decir, con una punta de flecha que indica el sentido, porque una recta tiene dos sentidos.

      Pues lo que a mí lo que no me gusta es la recta. Mi idea de la iglesia no está contenida en esa recta, tenga el sentido que tenga. La mía está en otra recta. Por eso no puedo votar el sentido. Porque no pertenezco a esa recta.

      Maquiavelo era tremendo. Partidario de la t
      Politica de tierra quemada. No me va.
      Es que no me va el poder. Y el poder absoluto no me va absolutamente nada.

      Quizás hablo de otra cosa distinta a la que plantea la recogida de firmas. Me fío de ustedes, se que si ustedes dicen que es la mejor opción, lo es. Pero estoy en otra recta.
      Un abrazo.

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    No leo el texto de religión digital porque entraría en diferencias y matices que, ahora mismo, declino. Voy a firmar con absoluta seguridad a favor de Francisco porque sé muy bien qué Iglesia no quiero y quienes representan lo peor de ella. Lo tengo muy claro. Paz y bien.

    • carmen

      Pero es que yo sé la iglesia que quiero. Y es una donde no exista un papado. Una más federal, distinta.Con libertad, sin dogmas rígidos. Donde quepamos todos,sin excomuniones, sin herejes…y sin diablo.
      Entiendo que se haya abierto una lucha, Lo que no entendía era como no saltaba ya a la luz. Pero no es mi guerra. Es una guerra de poder a poder, hablando en términos taurinos. No considero que tenga que tomar parte de esa guerra. Porque lo que no resisto es la figura del papa ni nada de su corte papal.

      Paz y bien. Me gusta esa frase. Alguien más la dice, pero no recuerdo quién.

  • Antonio Duato

    Carmen, Luis y Tomás.

    Gracias por enviar, con  plena libertad y sinceridad, vuestros comentarios.

    Si sin estar de acuerdo. Y sigo pensando que es oportuno ahora, por el bien de los más humildes y excluidos de la humanidad, apoyar a Francisco. Por una parte, desde lo más profundo, mi fe en Jesús el Cristo me empuja a ello. Por otra, el análisis realista de la situación de la Iglesia y el mundo mundial me hacen ver que cualquier de rechazo hoy de Francisco, aunque parezca que proviene de una opción de radicalidad cristiana, va a ser aprovechada por quienes quieren desean una Iglesia esclerotizada en el clericalismo y bendecidora del actual régimen neoliberal.

    Pero, vamos, es mi posición hoy, con mucho respeto por otras…

    • Posiblemente tengas razón.
      Posiblemente sea un mal menor.
      No sé.
      Un abrazo

    • Antonio. No se que decir. Ya lo he dicho. Y tu que lees los comentarios, ya sabes como pienso.
      Nunca sabemos que es mejor. Aunque a corta distancia algo parezca malo.
      Mi querido padre decía:”La Verdad no tiene mas que un camino.” Sabes que proclamo mi verdad porque estoy enamorado de ella. Y creo que lo que hagamos que sea al menos siguiendo la verdad de cada uno sinceramente, no por estrategia, que puede ser pan para hoy y hambre para mañana.

    • Personalmente no puedo apoyarlo . Llevo años pensando lo que pienso ahora, al margen de todo esto , que se ve claramente que es una lucha interna.
      En fin.

    • Mª Pilar

      Yo también pienso así Antonio; esta lucha nace de una mala intención y de un mal comportamiento de alguno de sus “PRÍNCIPES” porque ven peligrar su estatus.

      A pesar de todo lo que me duele esta iglesia poder… he firmado… para que no se sienta el atacante a sus anchas.

      ¡Gracias Antonio!
      Un abrazo entrañable.
      mª pilar

  • Tomás

    El actual Papa ha ido repartiendo desde sus inicios, toda serie de recomendaciones sobre lo que debían hacer los demás, y toda serie de comentarios sobre quién era él para juzgar a otros (homosexuales, presos, discrepantes…).Tambien sobre el papel preponderante que la mujer debería tener en la Iglesia, y sobre el posicionamiento que la Iglesia debería tener junto a las víctimas y a los indefensos.

    Eso había generado unas razonables expectativas de cambios positivos en la Iglesia para romper con unas prácticas anti humanas y con la predicación de un Dios cruel, justiciero y vengativo a tenor de la doctrina que generó durante dos milenios esta Iglesia.

    El tiempo ha hecho desvanecerse todas estas expectativas. Ni cambios en la doctrina, ni en la praxis, ni en el reconocimiento de la mujer, ni en la defensa de los más débiles. Solo palabras, que ahora comprobamos vacías. Inaccion, vestida de buenos propósitos.

    Además, las pavorosas noticias que se han ido acumulando sobre pederastia y su sistemática ocultación a lo largo de los siglos ( aunque sólo hayan salido los de los últimos años, cualquiera puede inferir que ha sido una práctica criminal generalizada en la Iglesia durante todos los siglos de su existencia), nos ponen de manifiesto, si queremos verlo, como la organización clerical De la Iglesia tiene todas las caracteristicas de una organización criminal. Crímenes gravísimos contra los más débiles e indefensos, de forma generalizada y con la ley del silencio y de la autoproteccion como respuesta permanente.

    Esta organización criminal tiene un líder. Si lo sabía muy malo. Si no lo sabía, también muy malo, porque debería saberlo. En todo caso actuación cero o bajo cero. Plantear el apoyo a ese líder en este momento Sin unas condiciones de reforma inmediata totalmente radicales, me parece mantener el apoyo a una organización criminal que quizá debería desaparecer aplastada por la aplicación de las leyes civiles y por el rechazo de todos sus fieles. Por el bien de la Humanidad que dice defender.

    Soy consciente de la dureza de mis palabras y preferiría que no hubiesen sucedido los hechos y comportamientos que las inspiran. Pero creo que son momentos para la indignación, para la exigencia y para el abandono de una organización que no merece seguidores.

    No para el apoyo de su líder en este momento.

    Saludos cordiales

     

    • Muy bien Tomás. Estoy contigo.

      Siendo sincero en lo mas profundo mio, me digo que no hay nada que hacer de bueno. Porque alguien que fuere un autentico líder espiritual, ya no seria papa. a partir de ahí, el mal menor.
      E incluso el mal menor, está en entredicho.
      Creo que la acción del Gran Misterio es como la de un rayo. No es rectilineamente racional. Esperemos un milagro real. No de los de “sobre” del supermercado milagrero…

  • Antonio Duato

    Hoy ha sido la reanudación de las misas y homilías. Como en el texto del evangelio (Lc. 4, 16-30), todos esperaban ver qué decía tras los últimos ataques.

    Él se ha aplicado la fase final del pasaje: “No eran personas, eran una manada de perros salvajes que lo expulsaron de la ciudad. No razonaban, gritaban … Jesús callaba. Lo llevaron al borde del monte para tirarlo abajo. Este pasaje del Evangelio termina así: “Pero Él, pasando entre ellos, comenzó a caminar”. La dignidad de Jesús: con su silencio vence ese mudo salvaje y se va”.

    Ver en Vatican News el único resumen oficial de estas homilías. Me vuelve a molestar que se refiera al diablo sin explicar qué sentido (simbólico o ente real) le da a esta expresión.Pero acepto modos de expresarse y creencias personales que tampoco impone coomo papa. Lo importante ahora está en la campaña para deshacerse cuanto antes de él.

    • Pero es que se pide adhesión a una sección de la iglesia. Es que no tengo ni idea qué pretende. No sé nada.
      Sé que esto es una campaña personal contra él, pero no sé por qué.
      No dejo de acordarme del señor castillo cuando decía que el problema no era el Papa, sino el papado.
      Luego le gustó este Papa y cambió su discurso. Él estará informando de mil cosas, pero yo no.
      Y sigo pensando que el problema está en el papado.
      Sorry

Deja un comentario