Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5491 Artículos. - 87142 Comentarios.

Avance de las corrientes evangélicas en América Latina

Por Emilia Rojas-Sasse (CP), publicado en dw.com el 6 de febrero de 2018. 

De la teología de la liberación a la teología de la prosperidad

Los sectores conservadores de América Latina cuentan con un nuevo aliado: las corrientes evangélicas pentecostales, que avanzan en la región y celebran ahora una victoria parcial en Costa Rica.

 Resulta difícil encasillarlas e incluso definirlas con precisión. Las iglesias evangélicas pentecostales son múltiples y también sus diversas corrientes se multiplican en América Latina. Y con éxito. El último motivo de celebración se los acaba de ofrecer Fabricio Alvarado, el predicador evangélico y candidato del conservador Partido Restauración Nacional, que obtuvo la mejor votación en las elecciones presidenciales celebradas este domingo (04.02.2018) en Costa Rica.

Con más de un 24 por ciento de los votos, se ubica en primera posición de salida para la segunda vuelta de los comicios, que tendrá lugar el 1 de abril. La suya ha sido una carrera meteórica, impulsada principalmente por la resistencia que generó en parte de la sociedad costarricense el llamado de la Corte Interamericana de Derechos Humanos a garantizar la igualdad de derechos de las personas LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales). Articular el rechazo a dicho planteamiento fue, por lo visto, clave para su victoria en este primer roundelectoral.

Descrédito de la política

Y la fórmula también ha dado resultado en otros lugares. Por ejemplo, el evangélico Marcelo Crivella, que no oculta su homofobia, fue elegido por mayoría absoluta en 2016 como Alcalde de Río de Janeiro. Por otra parte, la lucha contra la corrupción fue la bandera que enarboló exitosamente otro evangélico, Jimmy Morales, para llegar a la presidencia de Guatemala.

“La credibilidad de la clase política en América Latina está en el suelo. La política es vista como un negocio sucio por la gran masa de la población. Muchos representantes de las iglesias evangélicas (y también de la católica) reaccionan con llamamientos morales”, dice Thomas Wieland, jefe de la sección de Proyectos  de la obra episcopal alemana Adveniat. Y postula que “la gente ve en ello una alternativa, piensa que por lo menos son personas que no van a robar. Por eso, la popularidad de los candidatos evangélicos va en ascenso”.

En aumento va también el número de fieles de las iglesias evangélicas pentecostales. De acuerdo con una encuesta realizada por el Pew Research Center en 2014, el 69 por ciento de los adultos se identificaba como católico en América Latina, una región donde hasta la década del 60 por lo menos un 90 por ciento profesaba esa fe. En cambio, los protestantes ascendían a un 19 por ciento. Y la tendencia no se ha frenado.

Alianza conservadora

El impacto político de este fenómeno comienza recién a bosquejarse, a medida que queda de manifiesto la influencia de estas corrientes evangélicas que, pese a su diversidad, tienen en su mayoría una “agenda moral” en común, como señalara el sociólogo William Mauricio Beltrán, profesor de la Universidad Nacional de Colombia, en un artículo de El Tiempo. Según el académico, los “dos pilares más importantes de esta ‘agenda’ son la oposición al reconocimiento de los derechos de la comunidad LGTBI y su rechazo de toda iniciativa que permita despenalizar el aborto”.

Se perfila así una paradójica alianza con los sectores más conservadores del catolicismo, en defensa de posiciones semejantes en materia de moral sexual. Y Thomas Wieland señala un elemento más que acerca al pentecostalismo al conservadurismo político: la importancia que asigna a la propiedad y al éxito material. La teología de la prosperidad gana terreno y encaja también con los valores tradicionales y conservadores de los partidos políticos en los que se articulan las elites evangélicas. La teología de la prosperidad es un aspecto importante para entender las convicciones políticas de estas agrupaciones”, indica el jefe de la sección de Proyectos de Adveniat. Según explica, dicha “teología de la prosperidad” plantea que quien tiene éxito en esta vida, es querido y especialmente bendecido por Dios. Podría verse como una antítesis de la teología de la liberación que surgió en tierras latinoamericanas en la década de 1960, que el Vaticano condenó en su día. Pero de todos modos marca, sin duda, “un contraste con la opción preferencial por los pobres que los obispos de Latinoamérica vienen formulando desde hace décadas, una opción fundamentada en la Biblia y que también el Papa Francisco destaca”, dice Wieland.

No obstante, la presencia de las iglesias evangélicas pentecostales cunde entre los sectores desfavorecidos de América Latina, a la par que se empina a las esferas políticas, desafiando los proyectos que apuntan a una sociedad más liberal.

12 comentarios

  • George R Porta

    Una de las consecuencias trágicas del evangelism estadounidense que ha penetrado la América Latina y que influye poderosamente a sus adeptos en los EE. UU. mismos, es su dedicación a fomenter los llamados valores tradicionales de la familia que en realidad corresponden a los de la familia patriarchal que tanto daño ha causado y sigue causando y esta percepción conservadora hala a las masas menos informadas y en ascenso socio-económico a preferir los valores promulgados por el evangelism que pone toda la posibilidad de salvación en la gracia y en la fe (sola fides, sola scriptura, sola gratia) que libera al individuo de responsabilidades sociales y de luchar por la justicia.

    Por el siguiente enlace se llega a los archivos de un periódico de gran circulación de la Southern Baptist Federation (Bautistas sureños en los EE. UU.) y en dichos archivos algunos artículos pueden ilustrar, a quien hable o pueda leer en inglés, la posición evangélica sobre la Teología de la Liberación.

    Esta documentación la conservo en un archivo de lmis estudios doctorales en Teología que interrumpí en 2014 y no puedo encontrar la fecha de publicación del artículo en cuestión.

    El enlace al índice de los archivos del periódico es el siguiente:  http://www.mountainretreatorg.net/articles3.html

    y enlace al artículo a que me refiero en particular es el siguiente: The Dangers Of Liberation Theology By Ray Hundley (Los peligros de la Teología de la Liberación por Ray Hundley).

    • Asun Poudereux

      Gracias, George, por tu intensa actividad y participación en Atrio, por tanta información y enlaces.

      Y especialmente, por la sacudida, que todo ello supone en nuestra visión particular de las cosas, de aquí y allá, es decir, lo cotidiano y lo que nos sobrepasa y domina por todos los flancos.

      Un abrazo.

  • George R Porta

    Que a algún/una lector/a participante de Atrio se le forme un revoltijo y encuentre difícil comprender las opinions de otro/a no debiera autorizarle a utilizer lenguaje peyorativo o a tratar de imponer sus criterios de expression.

    La realidad no es simple y una Buena parte del auge de las religiones evangélicas, reformadas, sobre todo pentecostales tiene profundas raíces politico-económicas de corte imperialista que comienzan en los EE. UU. y que siguió los modelos imperials europeos. Por ejemplo la presencia belga en Africa y la imposición del francés y el catolicismo romano al tiempo que colonizaba los tiempos en los que el Papa bendijo que el rey Leopoldo declarer que el territorio del Congo, con todo lo que incluía fuera su coto de caza privado; o que los muy católicos Fernando e Isabel impusieran el castellano/español en las colonias de América y que obtuvieran el favor papal a base de imponer el catolicismo romano, o que Inglaterra y Holanda hicieran otro tanto con sus colonias, sus respectivas lenguas y religiones oficiales.

    Si uno no comprende lo que lee, pues eso, renuncia a comprenderlo, o pregunta para que le aclaren con la debida humildad pero sin despreciar, ni tratar de humillar y menos de negar el valor que pueda tener la opinion que no comprende.

     

  • Honorio Cadarso

    Me sorprende cada vez más el revoltijo que armamos mezclando razonamientos de índole religiosa con razonamientos de índole política o cívica. Hay un lenguaje y una lógica para hablar de problemas de tejas abajo, y otro para hablar de problemas de tejas arriba, o trascendentes. Los creyentes que siendo proletarios o desheredados de la fortuna votan a políticas conservadoras lo hacen por dos razones: primera, porque están mal informados; segunda, porque creen que su fe religiosa les empuja a elegir esa forma de voto.

    Y quizá una tercera, que nace en la misma celebración de la misa, porque en el ofertorio pedimos por nuestros gobernantes, para que gobiernen bien, y no pedimos por los ciudadanos, para que voten bien y presionen sobre los gobernantes para que gobiernen bien. Con estos tres supuestos que apunto, fabricamos ciudadanos alienados. Ya lo hacíamos así cuando pedíamos por Franco en todas las misas…

    Por favor, profundicemos a tope en la autonomía de esos dos mundos de tejas abajo y de tejas arriba. No es bueno ni razonable mezclar el tocino con la velocidad.

  • George R Porta

    Es interesante que la articulista no menciona el fenómeno de las «mega churches» que son «agujeros negros» de financiación secreta de campañas políticas de la ultraderecha dentro y fuera de los EE UU. Este enlace conduce a un artículo informativo acerca de ello: https://laicismo.org/2016/09/incursion-politica-de-iglesias-evangelicas-en-america-latina/151675/
    Estas suelen domiciliarse en espectaculares anfiteatros con capacidad para 4 o 5000 personas, aviados con toda la tecnología audiovisual imaginable. Remedan las espectaculares basílicas católicas en las que el pastor o el senado de la congregación, otros pastores quizás retirados, ocupan (en el catolicismo es el obispo o arcipreste y los canónigos) ornados sitiales en el escenario detrás del pódium y una coral de 100 voces o más, detrás de todo, crea el histérico ambiente emocional con sus repetitivos cantos y movimientos danzarios y, como en los grandes mítines masivos, se repiten slogans más o menos espontáneos en respuesta a las incitaciones del orador. usualmente los pastores reformados o evangélicos en ellas visten sotana de obispos y se hacen llamar como tales, alzacuello, o la toga de doctorado académico para afirmar la incuestionabilidad de su autoridad magisterial.
    Estas organizaciones mueven billones de dólares y sus líderes en pocos años amasan fortunas personales. Buscando crecer estas «iglesias» han convertido su profetismo original (el del tele evangelismo de Billy Graham y posterior de la segunda mitad del siglo pasado tras de la II Guerra Mundial) en sesiones de espectáculo y de decir lo que la Audiencia quiere escuchar, por ejemplo que aspirar al propio bienestar es compatible con la desigualdad restante, o que lo único que cuenta es tener éxito y ascender socialmente y seguir los modelos de vida radicalmente seculares con lo que solo resta dar dinero para las obras de otros y asistir a los servicios de culto.
    El último escándalo fue la negativa de una de estas organizaciones (del afamado y multimillonario pastor Joel Osteen) a recibir refugiados del último huracán que asoló Texas porque se podía arruinar el interior del edificio con capacidad para sentar unas 16,000 personas, una cosa comparable a lo que ocurría con los edificios del Vaticano antes de que Francisco ordenara su apertura a los «sin techo». Cf, https://noticias.labiblia.in/joel-osteen-es-acusado-de-mantener-la-iglesia-cerrada-y-negar-refugio-a-las-victimas-del-huracan-harvey/
    Estas catedrales evangélicas o reformadas aportan inmensas cantidades de dinero a las campañas políticas, indiscriminadamente. Una reciente muy importante fue la del ex juez de la Corte Suprema de Alabama que fue denunciado múltiples veces por maltrato sexual de mujeres y un racista reconocido.
    Con todo, numerosos pastores evangélicos Bautistas lo apoyaron en su candidatura (igualmente el presidente Trump) y la jerarquía católica se abstuvo de denunciarlo como en su momento hizo con algunos candidatos católicos que privadamente no apoyan el aborto, pero como funcionaros públicos no se oponen a la ley estadounidense federal vigente que lo legaliza.

  • George R Porta

     
    (Parte II de mi entrada inmediata anterior)
     
    5. La misionología reformada o evangélica ofrece la salvación gratuitamente porque o se está predestinado o se obtiene solo por la profesión de fe mientras que la católica enfatizo el tormento, la penitencia, las indulgencias compradas (por quien tuviera medios) y si aquella no reclama un purismo de obras y promueve la independencia y la inmediatez del acceso a la divinidad, ésta, la católica recurre a devociones y otras mediaciones mientras que causan dependencia y distanciamiento. Aquella preconizaba la lectura personal y directa de la Biblia, mientras que el catolicismo lo dificultó e interpuso el magisterio entre el creyente y la divinidad hablante en la Escritura, creando dependencia.
     
    6. La mariología triunfalista católica ya desde el siglo xvi, pero sobre todo en los siglos xviii y xix descentró al Cristo de la fe y lo reemplazó por María y las devociones marianas como vía de acceso al favor mágico de Jesucristo y de Dios para obtener favores, milagros, etc. Las Iglesias reformadas y evangélicas se abstuvieron de ello.
     
    7. El mal uso hecho de la Eucaristía como medio de acceso a la salvación y a la gracia tendió a posicionar el clero en la situación de mediadores como lo era el Sumo Sacerdote del templo en Jerusalén, fiel a la Carta a los Hebreos y eso distrajo aún más la atención de la fe hacia los sacramentos y la papolatría. Recordar las devociones de los rosarios y escapularios e imágenes «tocadas» en el Santo Sepulcro o bendecidas por el «Santísimo Padre», las «bendiciones papales» para garantizar perdón de las culpas a la hora de la muerte, el poder de excomunión que emanaba de Roma, etc. Todo esto fue cuestionado cura y acertadamente por el Siglo de las Luces y a partir de él y la Resistencia a la ciencia por parte del catolicismo oficial.
     
    8. El Concilio renovó y energizó al decadente catolicismo, pero la religiosidad popular subsiguiente promovida por JP II desarticuló el mensaje del Concilio y bloqueó su potencial. Él y Benedicto xvi reafirmaron el culto centrado en la figura del cura y la liturgia al primer lugar, los escándalos clericales de maltrato sexual dieron al traste con la percepción del celibato como antinatural y por lo tanto la percepción del clero y el estado de vida de los monjes, frailes y monjas, pasó a ser visto como una rareza y no como un modelo o ejemplo de proyecto de vida. Consecuentemente la percepción de vida de los líderes reformados y evangélicos pasó a ser vista más en congruencia o sintonía con lo natural y deseado por la divinidad de la Biblia.
     
    9. Nunca se habla del inmenso número de defecciones que experimentan los Testigos de Jehová, por ejemplo, o los Adventistas, los Cuáqueros y otras sectas fundamentalistas según que los jóvenes van descubriendo el ascenso social como proceso de distanciamiento con respecto a la religiosidad y la asimilación del estilo laico y sus valores.

    • Mª Pilar

      ¡Gracias George por la información!
      En los lugares, donde personas llevan de verdad a cavo el Mensaje de Jesús, generalmente en silencio, para no despertar “la bicha” en el Vaticano, creo que consiguen verdaderos avances en la vida de la comunidad o pueblo sufriente.
      Al menos es lo que yo pude conocer en Lago Agrio, fue… ¡¡¡Hermoso de verdad!!!
      Abrazo entrañable.
      pili

  • George R Porta

     
    Parte I:
     
    ¿Por qué los sectores más desfavorecidos suelen votar por las vertientes conservadoras? No es simple la respuesta a esta pregunta, pero las siguientes son algunas pistas que conducen a ella: 
     
    1. Parece que los que cuentan con menos medios (como antaño los colonizados con respecto a sus metrópolis) sean dependientes de la opinión «informada» de sus líderes, aunque ésta sea distorsionada. Estos sectores tienen menos acceso a la escolaridad, menos tiempo para informarse por sí mismos; la Iglesia Católica que conocen estuvo y está alineada con los poderes predominantes y opresores en muchos países que sufren grandemente de la desigualdad sobre todo en el hemisferio sur; 
     
    2. Los más necesitados suelen tender a ser más religiosos en el sentido fundamentalista o mágico del término porque son menos escolarizados y porque pueden proveerse a sí mismos solo con mayor dificultad;
     
    3. Recibieron el cristianismo, sobre todo católico romano, generalmente por tradición no como opción voluntaria y por lo tanto solo conocieron el ritualismo, usualmente católico, como expresión de la «fe». En cambio, sienten el poder de rebelarse y optar por sí mismos cuando abandonan el catolicismo predominante que además se identifica con los poderes reinantes;
     
    4. Las congregaciones evangélicas estadounidenses fueron impuestas o grandemente favorecidas (por ejemplo, en Cuba, Filipinas, Puerto Rico) en los países que los EE. UU. ayudaron a independizar de los imperios europeos o asiáticos. Ese fue un gesto dirigido a destruir la cultura pro-católica o católica existente y a reemplazarla por otra favorable a las ambiciones del propio imperio estadounidense de profundas raíces reformadas o evangélicas partidarias del fundamentalismo bíblico. Hay que recordar que hasta dentro del propio catolicismo romano hubo una herejía que aún no ha muerto llamada «americanismo» que llegó a erigirse en una fuerza revisionista del catolicismo auspiciado por la Santa Sede (Cf., al respecto este artículo: http://ieu-archivo.blogspot.com/2010/02/las-raices-puritanas-del-espiritu.html)
    (sigue)

     

     

  • George R Porta

    Adveniat no es una organización «episcopal» en el sentido de perteneciente a la Iglesia Episcopal que es una institución reformada originada en Inglaterra y a menudo conocida en Latinoamérica como Presbiteriana (por su rama estadounidense).

    Adveniat es el nombre del Sistema de ayudas de la Iglesia Católica Alemana a la América Latina y este es su sitio en el Internet que se puede leer en español: http://www.adveniat.org/ .

    La siguiente es la definición de sus objetivos según aparece en el sitio de Adveniat en la web al que conduce el enlace que ofrezco arriba.

    “ADVENIAT regnum tuum – venga a nosotros tu Reino”. Partiendo de esta súplica del Padrenuestro fue nombrada la Acción Episcopal Adveniat, con la que pone de manifiesto su objeto y finalidad: una evangelización liberadora en solidaridad de los católicos de Alemania con los pueblos y la Iglesia de América Latina y el Caribe.Desde 1961 los católicos de Alemania acompañan espiritualmente a la Iglesia en América Latina y el Caribe a través de Adveniat y la secundan materialmente en sus proyectos y necesidades pastorales y evangelización. No se trata de realizar ningún proyecto iniciado por Adveniat en América Latina y el Caribe, sino de apoyar proyectos de las iglesias locales en el sur del continente americano. Adveniat juega un papel subsidiario y complementario para que las instituciones y los grupos puedan elaborar sus planes e ideas para después llevarlos a cabo.La ayuda de Adveniat siempre es adicional al esfuerzo local realizado. Unas veces constituye un complemento, otras veces sirve de impulso o arranque, pero nunca es una mera financiación.La colecta que se obtiene cada Navidad, fruto de la solidaridad de los católicos en Alemania, es un apoyo para que las iglesias locales puedan obrar por sí mismas.

  • Dice el artículo: “Podría verse como una antítesis de la teología de la liberación que surgió en tierras latinoamericanas en la década de 1960, que el Vaticano condenó en su día.”
    El comentario para aquella época lo aclara el gran teólogo dominico Ives Congar: “Ni uno ni otro  se refiere al P. Leonardo Boff y al P. Gustavo Gutiérrez) son marxista. Lo digo con toda firmeza, porque es verdad. Sin embargo emplean TERMINOS marxistas, CONCEPTOS  CATEGORIAS y es posible que hayan empujado a algunos a AFIRMAR sin mucha reflexión que el CRISTIANISMO Y EL MARXISMO pueden ir PERFECTAMENTE JUNTOS. NO ES VERDAD. Personalmente soy EXTREMADAMENTE critico en las confrontaciones con el marxismo.” ( Vida Nueva” n. 1458 echa 8.12.1984).
    Saludos desde el Perú.

  • Gonzalo Haya

    Siempre me ha extrañado que “los sectores desfavorecidos” voten por partidos conservadores. Creo que el hombre busca ante todo seguridad. A pesar  de las muchas curaciones que destacan los evangelistas, parece que el pueblo, los posibles votantes, no acogieron el proyecto de fraternidad compartida que proponía Jesús. La utopía se hace muy cuesta arriba cuando exige renuncias. Si la izquierda -o el mensaje cristiano- no logra convencer de que juntos podemos avanzar todos, a la derecha le bastará garantizar que “me quede como estoy” como decía aquel peregrino a Lourdes.

Deja un comentario