Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5040 Artículos. - 80814 Comentarios.

El galileo está que trina

Hace mucho tiempo que no publicábamos una nueva exégesis de Salvador Santos, Para quienes no loa hayan conocido, sugiero su presentación en ATRIO.  Y, después, ver algo de lo publicado por él en ATRIO:  ¡Un paso un mundo! (Oscar Varela va espumando lo principal de su novela) y su serie acompañando la lectura de Marcos:La semilla de la Igualdad. ¡Bienvenido de nuevo, Salvador! AD.    

  1. Desencuentro

Mientras el Galileo convivió con sus discípulos, estos nunca secundaron su proyecto de constituir una sociedad alternativa (el Reinado de Dios). El desencuentro entre ellos fue total. Marcos, muy cercano a los hechos, lo confirma a las claras aportando datos abundantes y explícitos, si bien otros apuntes suyos alusivos a tales desacuerdos suelen pasar inadvertidos. Este es el caso de Mc 10,32a:

“Iban por el camino, subiendo a Jerusalén, y Jesús iba delante; ellos estaban desconcertados, y los que lo seguían iban con miedo.”

  1. Mutilación y ninguneo (Mateo y Lucas)

Mateo mutiló el verso. Mantuvo la primera parte, el marco referido al viaje a la capital, y escribió los verbos en singular porque solo mencionó al Galileo, aunque sin aludir a su modo de ir:

“Mientras iba subiendo a Jerusalén se llevó Jesús…” (Mt 20,17).

Lucas, por su parte, metió el bisturí a fondo y amputó estas dos líneas de Marcos sin dejar rastro de ellas (Lc 18,31ss).

  1. Medio versículo en la niebla

El medio versículo causa extrañeza nada más leerlo. Parece un intento de transmitir algo importante escondiéndolo al mismo tiempo. Predomina su vaguedad. Identifica a un solo sujeto: el Galileo. Los otros personajes quedan envueltos en la imprecisión.

Los traductores han querido ayudar a reconocer a dichos sujetos incorporando pronombres inexistentes en el texto original. Si retiramos tales pronombres siguiendo la misma traducción, el escrito queda de este modo:

“Iban por el camino, subiendo a Jerusalén, y Jesús iba delante;
estaban desconcertados, y los que seguían iban con miedo.”

Por si fuera poco, no se ofrece una explicación a las conductas de los integrantes del grupo. A falta de otros datos, las reacciones de los personajes resultan incomprensibles: el Galileo camina por delante; a unos los domina el desconcierto y a otros, el miedo.

Ante tanta penumbra, surgen las preguntas:

  1. ¿Quiénes son los que iban?
  2. ¿Qué significado tiene que el Galileo fuera delante?
  3. ¿Quiénes y por qué estaban desconcertados?
  4. ¿Quiénes son los otros que seguían?
  5. ¿Cuál es la causa de su miedo?

La mayoría de especialistas pasa por este medio versículo como gato sobre ascuas. Respecto al adelanto del Galileo, algunos apuntan a la costumbre de los rabinos de caminar con sus discípulos ocupando siempre el primer lugar. Nada más lejos de la intención de Marcos. Nuestro narrador, al que no le sobraba papiro ni tinta, no solía entretenerse con detalles inútiles. Mucho menos, con el propósito de comparar al Galileo y sus discípulos con un colectivo rabínico.

No pocos explican la anticipación del Galileo como una actitud decidida a asumir el designio salvífico del Padre: su ajusticiamiento por el imperio dominante. Una lectura sublime, de marcado tinte teológico y completamente injustificada. El Galileo nunca mostró deseos de viajar a Jerusalén. Esa idea sí coincidía, en cambio, con el plan de los discípulos. Ellos consideraron las fiestas de Pascua en la capital como lugar y momento propicios para emprender la rebelión definitiva contra los romanos, la que debería llevarles a la consecución del poder.

  1. Los desconcertados y los temerosos

Lo único que destaca como obvio en estas dos líneas de Marcos es que todos los componentes del colectivo caminan en la misma dirección, aunque con diferentes estados de ánimo. Pero en esa aparente superficialidad encontramos una primera clave de lectura: No se trata de posturas aisladas. La escueta descripción de Marcos uniendo las tres disposiciones indica relación entre ellas. El andar desconcertado de unos y temeroso de otros tiene mucho que ver con el movimiento destacado del Galileo.

La mayor distancia se produce entre él y los invadidos por el miedo. Mientras el Galileo lleva la delantera, los miedosos caminan en la retaguardia. El miedo ralentiza el paso y demora la decisión. Van a ver qué pasa. Estos no son seguidores. El verbo griego que los menciona se escribe sin pronombre. Su traducción sería: “los acompañantes. No son, pues, los que le siguen, sino un séquito de presuntos simpatizantes sin compromiso con el Galileo ni adhesión a su proyecto.

Respecto a los desconcertados, el verbo griego que descubre su actitud solo aparece tres veces en el NT; las tres, curiosamente en Marcos.

  1. La novedad del mensaje desconcierta a la ideología oficial

La primera se encuentra al comienzo de la actividad del Galileo, en Mc 1,27. Se trata del relato de la sinagoga de Cafarnaún, primera colisión de su proyecto con las teorías mesiánicas tradicionales.

La institución considera peligrosa la enseñanza de ese hombre de Nazaret. Son conscientes de que su contenido hace añicos la ideología oficial:

“¿Qué tienes tú contra nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a destruirnos?” (1,24a).

Pretenden llevarle a su terreno y tratan de anular su programa reconociéndole como el Mesías ideal para sus intereses, el anunciado por el AT:

“Sé quién eres tú, el Consagrado por Dios” (1,24b).

El Galileo rechaza ese papel de líder mesiánico nacionalista y deja sin argumentos las tesis religiosas oficiales, invasoras y anuladoras del pensamiento libre:

“Jesús le intimó: Cállate la boca y sal de ese hombre” (1,25).

El nacionalismo judío sustentado en los textos, para ellos sagrados, del AT queda descolocado ante la novedad. Le resulta incomprensible. Y… surge el desconcierto:

“Se quedaron todos tan desconcertados que se preguntaban unos a otros: ¿Qué significa esto? ¡Un nuevo modo de enseñar, con autoridad: incluso da órdenes a los espíritus inmundos y le obedecen!” (1,26-27).

No hay concierto entre la propuesta del Galileo y las promesas del AT anunciando un Mesías restaurador del reino de Israel y artífice de su hegemonía política.

  1. Una sociedad sin injusticia desconcierta a los discípulos

La segunda vez aparece como principal clave de lectura en el relato anterior a nuestro medio versículo.

“Los discípulos quedaron desconcertados ante estas palabras suyas” (10,24).

Su desconcierto viene provocado por esta afirmación previa del Galileo:

“Con qué dificultad van a entrar en el reino de Dios los que tienen el dinero!” (10,23).

Pronunció tan rotunda declaración a raíz de la negativa de un hombre rico a dejar sus bienes para poder tener acceso a la sociedad alternativa (Mc10,22). En ella no cabe la injusticia. Pero los planes nacionalistas de los discípulos se hallan en el polo opuesto. Ellos sí aceptan convivir con la injusticia. La necesitan. La dan por buena con tal de obtener recursos financieros. Conquistar el poder requiere dinero sea como sea.

Los discípulos están desconcertados. Pero lejos de moderar su declaración para tratar de acercar posiciones, el Galileo insiste. Se reafirma en su postura y les avisa de paso:

“¡Qué difícil es entrar en el reino de Dios para los que confían en la riqueza! (10,24),

El grupo considera inviable llevar a término sus propósitos de aceptar tal criterio. Para ellos no hay salida posible sin dinero. Y, ante la inflexibilidad del Galileo, lo manifiestan sin rodeos:

“Ellos comentaron completamente desorientados:

Entonces, ¿quién puede subsistir?” (10,26).

La confrontación entre el Galileo y sus discípulos se hace patente. Sus proyectos son irreconciliables.

La tensión aumenta. Pedro, representante máximo del antagonismo al proyecto de sociedad alternativa, está convencido de que dicho proyecto no les aportará beneficios ni posiciones de privilegio. Y replica envalentonado reclamándole explicaciones sobre las ventajas a obtener con ese programa:

“Pues mira, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos venido siguiendo” (10,28).

Frente a su envite, el Galileo no se arrugó. Le respondió lo que el duro de mollera no imaginaba. En la nueva sociedad no hay estrecheces; la generosidad produce abundancia. Eso sí,

  • excluye de ella cualquier atisbo de dominación (¡Omite en la segunda parte de su respuesta el término padre, detentador del poder en la familia judía!).
  • No esconde los riesgos de sufrir la agresiva enemistad de un sistema basado en el poder y la sumisión:
  • Y les garantiza la vida definitiva que anhelaba con urgencia el hombre rico (Mc 10,17).

“Os lo aseguro: No hay ninguno que deje casa, hermanos o hermanas, madre o padre, hijos o tierras por causa mía y por causa de la buena noticia, que no reciba cien veces más: ahora, en este tiempo, casas, hermanos y hermanas, madres, hijos y tierras –entre persecuciones- y, en la edad futura, vida definitiva” (10,29-30).

  1. La igualdad desconcierta al grupo

Y para disipar dudas, añadió como remate un principio irrevocable que caracterizará la vida y la relación entre todos los integrantes de la sociedad alternativa (Reinado de Dios): LA IGUALDAD:

“Pero todos, aunque sean primeros, han de ser últimos, y esos últimos serán primeros” (10,31).

Esta declaración sobre la igualdad, que antecede a nuestro medio versículo, da paso al silencio, señal inequívoca de que Pedro y el resto de los discípulos han captado el mensaje. El grupo enmudece. Y brotan los gestos. Y… las actitudes que Marcos no dudó en recoger para la historia:

“Estaban subiendo camino de Jerusalén y Jesús iba adelantado a ellos.
Estaban desconcertados y los acompañantes tenían miedo”

 

La porfía en la escena que narra Marcos es manifiesta. Pero se diluye su sentido cuando se lee con el manido y afectado tonillo litúrgico. El carácter de la redacción, por el contrario, está cargado de energía en consonancia con la intensa controversia y las cuestiones decisivas objetos de la misma.

Este relato anterior permite confirmar que los desconcertados de nuestro medio versículo se corresponden con los discípulos. Su desconcierto se debe a la firmeza del Galileo, que se mantiene inamovible en su idea de sociedad alternativa y proclama la igualdad como su principal fundamento. Ese programa representaba para ellos un muro inaccesible que impedía toda posibilidad de lograr su objetivo: la organización de un movimiento popular de rebelión armada contra el imperio dominante.

Se entiende, así también, la posición acobardada de los acompañantes, más cercanos a las tesis nacionalistas de los discípulos que al proyecto del Galileo. Estos temen que las legiones romanas actúen sin contemplaciones frente a un grupo dividido, sin un líder sedicioso, desarmado, falto de preparación y carente de medios económicos… ¡Y que no dejen títere con cabeza!

  1. El rebote del Galileo

El adverbio delante referido al andar del Galileo posee sentido dinámico. De hecho, en el texto original no aparece adverbio alguno; se trata de un verbo: preceder, ir por delante. Tras la discusión y la respuesta contundente de nuestro protagonista estableciendo la igualdad como principio esencial de su proyecto, Marcos señaló su forma de caminar: “iba por delante” o “iba adelantado”. Indicaba de esta manera una mayor separación entre él, los discípulos y los acompañantes. Un modo de ir acorde a una reacción mezcla de determinación y enojo.

A la agarrada tenida con los discípulos respondió el Galileo manteniendo sin vacilaciones su postura y aligerando ostensiblemente el paso para marcar distancias y dejar una señal visible de su cabreo. Marcos lo retrata escribiendo algo que no se dice de él en ninguna otra parte: iba adelantado”. Las condiciones planteadas por él sembraron el desconcierto entre los suyos. Formar parte de su proyecto exigía renuncia a la riqueza y opción inequívoca por la igualdad. Los discípulos no lo aceptaban. Él no disimuló su enfado.

  1. Cierre de una bronca en tres pinceladas

A mi juicio, este medio versículo está desubicado en muchas traducciones del NT. De ahí, en parte, su vaguedad. No encajan bien estas dos líneas abriendo entre nieblas un relato que debe iniciarse en 10,32b. No es un versículo de apertura. Se trata del cierre de la narración anterior. Marcos selló con él la polémica (Injusticia e igualdad. Lo ajeno al proyecto y lo propio de él) que enfrentó al Galileo con los suyos. Y dibujó en tres magistrales pinceladas tres diferentes estados de ánimo resultados de esa seria bronca.

Unas decenas de años más tarde, en una época propensa a idealizar y a dulcificar, Mateo y Lucas usaron expeditivos las tijeras de poda con este molesto medio versículo.

  1. Pedro se fue de la lengua con Marcos

No resulta improbable que Pedro, pasado un tiempo de la muerte del Galileo y una vez alcanzada la lucidez, le diera detalles a Marcos sobre aquellas fuertes discusiones tenidas con su amigo entrañable. Cabría imaginar incluso que le sorprendiera con algunos de los comentarios que presumiblemente se cruzaron entre varios de los integrantes del grupo:

Tal vez uno de ellos llegó a decir algo así:

  • Míralo; va echando leches.

A lo que el de al lado habría agregado entre dientes alguna expresión de sentido similar a:

  • Está que trina.

29 comentarios

  • Salvador Santos

    Gracias Carmen
    He leído varias veces tu comentario. Te agradeceré que no me hables de usted. Estamos a la misma altura: la humana.
    No veo que digas disparates. Son más bien los teólogos los disparatados, obsesionados en hablar sin parar de lo que nadie ni ellos mismos conocen. La teología descansa en la cuna de las religiones. Las religiones, en el cuarto oscuro de revelaciones y misterios, habitáculos para adormecer y tener sedada a la gente. El proyecto del Galileo nada tiene que ver, en mi opinión, con religión alguna.
    Respecto a los milagros, a mi juicio no hay ninguno en los evangelios. En La Semilla de la igualdad se explican algunos relatos tenidos como milagros. Están en los capítulos 10,11 y 15 (El sordomudo, la sirofenicia y el ciego de Betsaida).
     
    Te mando otro abrazo entrañable

  • Salvador Santos

    Buenos días, Carmen
    Ahora leo tu entrada de ayer a las 21,40. Compruebo que me aludes indirectamente al referirte a “personas que no ven misterio alguno ni en el Antiguo ni en el NT”. De ellas dices que no consideran de altura tus comentarios.
    Te aseguro que tus comentarios, como el del resto de participantes, son para mí de la máxima altura: la humana. No hay mayor cota que la humana. Suelo leer los comentarios más de una vez. Los tuyos me parece que están escritos no solo con la cabeza, sino con las entrañas. Los leo con agrado y agradecimiento.
     No puedo responder a los comentarios porque mi vista no da para mucho. Solo podré hacerlo cuando se me dirija alguna pregunta. En el caso de Pili, observé que presentaba una duda con una pregunta encubierta. Por eso le respondí.
    Respecto a la cuestión de los misterios, aprovecho para decirte que el término misterio solo aparece una vez en los evangelios, en Mc 4,11. Se explica el tema en el destilado de Oscar: Leyendo a Marcos – 12. Los misterios dejan de serlo una vez explicados.
     
    También aprovecho para mandarte un abrazo muy cordial.

    • Carmen

      Aaaaaaayyyyyyyyy. No me haga usted demasiado caso. Digo lo que se me ocurre en el momento que se me ocurre. A veces me río de mí misma.
      Como no tengo estudios reglados teológicos, seguramente digo disparates con frecuencia.
      Pero bueno, es una opinión de una oveja suelta. Me encanta ir por allí y por allá viendo y oyendo qué hacen los pastores.
      Las personas que escriben en Atrio ya me están cogiendo el aire. No se toman en serio las cosas que digo . Hacen bien. Y a mí me encanta decir lo que pienso. Cómo la gente es muy educada, de momento no tengo ningún toque de atención. Es estupendo.
      Respecto a los milagros, es un tema que me encanta, porque no es cierto que la ciencia lo sepa todo. De momento sigo.creyendo en la magia de algunas personas.
      En fin.
      Gracias por contestar.
      Un saludo cordial.
      Si yo tuviese magia, le pondría la mano encima de los ojos y recuperaría un poquico de visión. Pero de momento …
      Me encanta pensar que Jesús la tenía. Quién sabe…

  • George R Porta

    ¿Como afectan al Galileo su relación con sus discípulos? Primero cambió de táctica cuando parece que decidió irse del Jordán y dejar de bautizar exhortando a la conversion. Parece que entonces decidió plantar él mismo, con sus manos, el germen de su Proyecto de comunidad o sociedad alternativa y buscó a 12 individuos y les invite a dar el paso de colaborar con él.
    A menudo se escucha el comentario de que escogió a estos 12 con criterios de aptitude realmente amplios porque entre ellos escogió un traidor (Judas Iscariote), un impulsivo violento pero también cobarde (Pedro), in escéptico o descreido (Tomás Dídimo), y otros que no se distinguieron por mucho según las narraciones evangélicas. El Juan a quien confió a su madre según el evangelio no hay evidencia conclusive de que sea el mismo Juan cuyo nombre lleva el Cuarto Evangelio. Pero en realidad no tenia que escogerlos demasiado. Como quiera que sea su Proyecto de sociedad alternative está dirigida a toda persona que se interese y obviamente en al menos una occasion los evangelios relatan como muchos decepcionados le abandonaron.
    Queda la otra cuestión ¿Cómo esta experiencia de la resistencia y la traición de aquellos a quienes escogió e invitó le formó a él, cuál mella hizo en el desarrollo de su carácter la experiencia de la traición, la cortedad de vision, de sus discípulos o acompañantes más cercanos? Algo que no sabremos es el impacto que la presencia de las mujeres causó en él y en su formación humana. Sabemos que le acompañabas mujeres que sufragaban gastos y le facilitaban, pienso yo, contactos sociales porque eran mujeres de posición social alta y más bien adineradas o con recursos. El énfasis está puesto en que haya invitado preferentemente a hombres, pero lo cierto es que entre las bambalinas y detrás de ellas se mueven estas mujeres que obviamente debieron impactarle incluyendo a la que en casa de Simón el fariseo derramó el perfume de nardos sobre él y lavó sus pies con lágrimas.

    • oscar varela

      Hola George!
      Por supuesto que todos esos aspectos psicológicos integran el cuadro-imagen de Jesús.
      Tu aporte me vale también porque le pasa el plumero a tanta divinidad espiritualista y poco realista acumulada sobre los haceres y decires del Galileo.
      …………..
      El Artículo de Salvador pareciera, admás y principalmente, a dirigir la mirada hacia esos dos tipos de adhesión al Proyecto de Jesús:
      1) “los que lo siguen”
      2) “los que lo acompañan”.
      Se trataría, entonces, de discernir cuál sería la ORGANIZACIÓN que los empodere para hacer un “Frente-Común-Masivo” para frenar-resistir el avasallamiento de “los que tienen la sartén por el mango y el mango también”:

      LOS EJECUTIVOS
      El mundo nunca ha sido para todo el mundo,
      mas hoy al parecer es de un señor
      que en una escalerita de aeropuerto
      cultiva un maletín, pero ninguna flor.

      Sonriente y afeitado para siempre,
      trajina para darnos la ilusión
      de un cielo en technicolor donde muy poquitos
      aprenden a jugar al golf.

      ¡Ay!, ¡qué vivos son los ejecutivos!
      qué vivos que son,
      del sillón al avión,
      del avión al salón,
      del harén al edén
      siempre tienen razón
      y además tienen la sartén
      la sartén por el mango
      y el mango también.

      El mundo siempre fue de los que están arriba,
      pero hoy es de un señor en ascensor
      a quien podemos ver en las revistas
      cortando el bacalao con aire triunfador.

      No come para darnos el ejemplo
      de rendimiento máximo y confort
      digiere por teléfono y después nos vende
      conciencias puras de robot.

      El mundo siempre fue de algunos elegidos,
      hoy es para el que elige lo mejor.
      Dinámico y rodeado de azafatas
      sacrificándose por un millón, o dos.

      Como él tiene de todo menos tiempo,
      nos aconseja por televisión
      ahorrar para tener estatus en la muerte
      la eternidad en un reloj.
      ay que vivos…

      ¡Ay!, ¡qué vivos son los ejecutivos!
      qué vivos que son,
      del sillón al avión,
      del avión al salón,
      del harén al edén
      siempre tienen razón
      y además tienen la sartén
      la sartén por el mango
      y el mango también.

  • oscar varela

    Hola!
    Leo en el ítem 6:
    Una sociedad sin injusticia desconcierta a los discípulos
    * “Los discípulos quedaron desconcertados ante estas palabras suyas” (10,24).
    (¿qué les había dicho?):
    “Con qué dificultad van a entrar en el reino de Dios los que tienen el dinero!”(10,23).
    ……………
    Ya sabemos que para Marcos “los que tienen el dinero” son ricos porque “defraudan
    (léase: “se chorean” la Torta de todos)
     ……………
    Al Galileo le daba vueltas en la cabeza encontrar un camino alternativo para la Igualdad.
    Entre los que tanteó fue el del Bautista. No anduvo.
    Maduró otro. “Convoca” a algunos (12), dentro de los “interesados” que había.
    Salvador dice que los tipos buscaban la suya de ellos. Jesús lo sabía. Cree que podrá convencerlos. Los hechos muestran que no lo logró. Y murió con ese panorama, sin que haya mostrado flojera.
    …………………………
    Salvador persiste en Comentar a Marcos. Tal vez se pregunte:
    – ¿Los leerá alguien? – ¿A quién le podrá servir de ayuda? – ¿Estimulará la comprensión?
    Y tal vez, entonces, se responda:
    – “No te preocupes por eso.
    Había que hacer ese trabajo y ya está hecho”-
    …………………………
    Pienso que la vida de cada uno vale por lo que la hagamos valer. No por “resultados”.
    ………………………..
    Extrapolarización a n/situación.
    Me refiero al Art. de Raúl Zibechi ““El error más grande de los progresismos fue no haber tocado la riqueza” en http://rebelion.org/noticia.php?id=236276
    Dice:
    1- “El proceso de derechización comienza con las protestas masivas de junio de 2013 en Brasil, porque la izquierda no fue capaz de comprender que había una demanda de la sociedad por más igualdad y democracia, y así dejó el campo libre a la derecha.
    (asumo que:
    * el Galileo estaba más a la Izquierda que a la Derecha, y que
    * hay coincidencia en considerar la “riqueza” como el Asunto “desconcertador”)
    2- “lo principal no es echar a la derecha de los gobiernos, lo fundamental es derribar el extractivismo.
    Porque este modelo es lo que está dañando a los sectores populares de la ciudad y del campo.
    Y es lo que está facilitando con que las derechas hayan regresado a los gobiernos y sigan ahí.
    La tarea principal del próximo periodo es organizar las fuerzas para derrotar el modelo extractivo de la misma manera que se luchó contra el modelo de las privatizaciones.
    …………………
    Vemos que ante la Injusticia “que te revienta las tripas” hay quienes “convocan” a generar “Organizaciones”.
    Y esto ha sido y sigue siendo así.
    Pero sin olvidar que:
    – “No te preocupes por eso.
    Había que hacer ese trabajo y ya está hecho”-

  • Salvador Santos

    Hola Pili
    Me ha llamado la atención tu frase:
    “Por eso, personalmente, no puedo aceptar que Jesús se quejase a su Abba de abandono”.
    Te sugiero que leas el salmo 22. Originalmente eran dos salmos. El primero correspondía a una lamentación (22,1-22); el segundo, a una acción de gracias 22,23-31. Se distinguen claramente uno de otro. Con el tiempo se unieron formando un solo cántico.
    Cuando Marcos y Mateo escriben que el Galileo gritó: “Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado?, están informando que cantó con fuerza en la cruz el salmo entero. Con la primera parte expresó el abandono total que sentía. Era lo más normal en aquella situación. Cuando leas la segunda (22,23-31), verás hasta donde llegó su lealtad al proyecto y su confianza en que no estaba acabado, sino por hacer. Es nuestra tarea. Fíjate especialmente en la expresión de la última línea:
                             “…al pueblo que ha de nacer…”
    Era un tipo muy especial. No está de más intentar conocerlo a fondo.
    No me parece que haya ningún misterio ni en el Antiguo ni en el NT. Si tú ves alguno te estaré agradecido si me lo comunicas.
     
    Un beso, Pili

    • Mª Pilar

      ¡¡¡Gracias mil Salvador!!!

      Mi queja es… porque lo atrofian todo y le quitan su grandeza de espíritu y su fuerza en la decisión que tomó.

      Gracias de verdad… como me encantaría poder dialogar contigo… me siento como huérfana, sé que comprendes que quiero decir.

      Un abrazo entrañable Salvador.
      pili

    • Mª Pilar

      He leído con atención el Salmo completo… y tengo notas al margen de años ya pasados, 94-96, es curioso iba cambiando mi “sentir” como hacia un abandono.

      Tengo un problema con la religión judía… y con la nuestra también; en la lectura y estudio de la Biblia, su tono justiciero, su saberse sin ambages… ¡los elegidos!
      Eso me supera, me sucede lo mismo con los salmos, hay estrofas enternecedoras, llenas de esperanza, y de repente aparece el castigo a los “enemigos”, nunca he podido superar ese rechazo.

      Aun recuerdo la pasión que mostraba en sus clases Luis Alonso Schökel, su gran conocimiento del pueblo judío.

      No me sucede lo mismo… mira que mi Biblia del Peregrino está utilizada hasta la saciedad… pero ella me despierta los dos sentires, esperanza ilimitada y rechazo.

      Ayer revisé muchos de los apuntes de mis clases de Teología… un trabajo inmenso, que hoy… no me habla.

      ¡Cuanto trabajo concienzudo e ilusionado por más de diez años!

      Los saqué de sus carpetas, y hoy, los llevaré al contenedor de papel.

      Me costó mucho conciliar el sueño, lo logré, pasados las 4 de la mañana… y solo repetía un nombre:

      ¡Jesús de Nazaret… Gracias!

      Un abrazo grande, entrañable, agradecido.
      Disculpa…
      pili

  • George R Porta

     
    Del artículo: «Pues mira, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos venido siguiendo” (10,28).
    1. Me parece que los textos evangélicos, no solo este de Marcos me exigen una lectura desde «mí y mi circunstancia» aplicando a Ortega y es lo que hago. Aplicando a McLuhan he de reconocer el texto mismo como mensaje y eso es lo que no sé hacer y recibo del autor y lo agradezco.
    2. El reproche de Pedro encaja, como si el tiempo no hubiese transcurrido, en mi lectura de la opresión: «Si he pagado» tengo derecho a la mercancía. «Si te hemos seguido dejándolo todo, como pediste, tenemos derecho a recibirla «ahora». Pedro no aparece agradecido, sino exigente, y no vacila en apropiarse de la propuesta del Galileo en sus propios términos. Autodefine su esperanza no la recibe.
    3. Pedro aparece ciego a que el «Proyecto Alternativo» que trae el Galileo le implica en su construcción pero a la manera del Galileo.
    4. Quizás el Galileo se atribuía una misión mucho más prolongada y que no siempre debió de anticipar la posibilidad de una muerte violenta y temprana. No sabemos cómo hubiese continuado dirigiendo su grupo, su proyecto, porque lo impidió su asesinato.
    5. El galileo mismo ya conoce en carne propia la injusticia del «mundo» de su tiempo y sabe que es injusto. Su «proyecto» es alternativo y quiere transformar «completando» el proyecto humano que, inventándose una Ley «de origen divino» más bien sostiene y prolonga la injusticia.
    6. Por eso propone una nueva ley que emerge de la lectura no religiosa del Mundo que ha de redirigirlo a la justicia, contraria a cualquier discriminación o predestinación selectiva de naturaleza metafísica, falsamente dependiente del hombre alienado en una Ley sobrenatural,
    7. Un elemento crucial, es que la construcción de este «Mundo Alternativo» no se inventa su propia «Ley Fundamental» sino que emerge de ella.

    • oscar varela

      Hola George!
      Creo que por ahí hay que seguir pensando.
      En cuanto pueda, la sigo.
      Gracias.

      • carmen

        Deben de pensar que soy una infantil.Porque mis comentarios no son de gran altura, sobre todo para personas que no ven ningún misterio ni en el antiguo ni en el nuevo testamento. Personalmente creo que todo nuevo testamento está escrito para que coincida con el primero, y el primero cada cual lo entiende a su aire, de hecho hay tres religiones gordas fundamentadas en él. Y luego las demás derivadas de las gordas.
        En fin.
        Cosas de niños.
        Jesús me hubiese dejado que me acercara, fijo.

    • Mª Pilar

      El punto 3.- que citas…
      Esa misma pregunta, nos la hemos hecho muchas personas…
      Ya no la hago, solo Él, sabía porque decidió no cambiar su itinerario.

      Él, intuía o sabia con seguridad lo que acabaría sucediendo. Pienso, que después de la oración en el huerto… cambiaron por completo su mirada y jamás podremos averiguar el porque siguió adelante.
      Conocía muy bien lo que habían maquinado para Él…
      Algo intuyó, comprendió… que le cambió por completo la vida; ya no dudó, ya no preguntó… asumió la barbarie que el poder, sin temblarle la mano hizo con él.

      Todos le abandonaron hasta su amigo más fiel… aunque fuese un testarudo…

      ¡lo negó! Pero ahí comenzó su verdadera sanación y su conversión al camino que Jesús invitaba a quienes le quisieran seguir.

      Por eso personalmente, no puedo aceptar, que Jesús se quejase a su Abba de abandono.

      El Misterio que nos acompaña, nutre, anima, fortalece… nada distinto podía hacer, y mucho menos … ¡Bajarle de la cruz! signo de nuestra vergüenza humana.

      Gracias por tus comentarios.
      pili

    • carmen

      Es que nadie sabe qué pensaba. Lo primero es que no sabemos qué dijo o hizo exactamente. Hay un buen jaleo con esto de la exégesis. Superinteresante .
      Jesús, al menos el mío, era una mezcla sorprendente entre misticismo y realidad. Perseguía un sueño imposible. Me encanta por eso. Y porque creo que si quisiéramos podríamos hacer entre todos un mundo más humano. Estoy convencida de ello y creo que él también. Pero ¿ Cómo conseguirlo? No era un líder político, al menos no para mí. Su idea de las cosas era muy ingenua y profunda a la vez. Ahí radicaba su encanto. Entiendo que se llevase a la gente detrás como cordericos. Si me lo hubiese encontrado, también lo habría seguido. Pero estaba cantado que moriría pronto. Duró muy poquito. No se podía dejar que su mensaje calase entre tantísima gente con ese nivel de pobreza y sometimiento. Era un mensaje absolutamente transgresor. No sé si fue consciente de ello. Desde luego hubo quienes sí fueron conscientes. Y no me refiero precisamente ni a los doce , ni a los 32 , ni a los 64. Muchas veces me he preguntado quiénes lo entendieron de verdad y muchas veces he terminado pensando, aquellos que decidieron terminar con él.
      Creo que su muerte la recibió como una liberación. Debió de ser un hombre muy complejo, supersensible.
      Entiendo perfectamente que dijera Abbá, me has abandonado. Lo entiendo perfectamente. ¿ nunca les han abandonado a ustedes? ¿ nunca se han sentido abandonados con o sin razón? Pues tal cual le pasó a él.Su dios que cuidaba de los lirios del campo, de los gorriones y de sus hijos, de repente le falló en su cabeza. No dudo que tuviera motivos, pero a manta.

      Y las decisiones que tomamos en nuestra vida, decisiones nuestras son. Quien haya decidido seguirle en mayor o menor grado ha sido decisión de cada persona. No se puede culpar a nadie por las decisiones personales, acertemos o erremos, nuestras son.

      Si hubiese dedicado mi vida a la Iglesia, cosa que no he hecho gracias a Dios, mi enorme consuelo sería pensar: pero lo he intentado. Los desmanes de la iglesia, de la Iglesia son, pero no míos. Pero claro, para poder pensar eso hay que tener la conciencia tranquila. Porque si estás en paz contigo mismo, todo está en orden.
      Es un personaje fascinante y su fascinación al menos la que ejerce sobre mí, consiste en que siempre, siempre me sorprende. Tenía mil matices. Y si no, léanse unos a otros, dos mil años después las personas
      que lo estudian no se ponen de acuerdo. ¿Se iban a poner de acuerdo sus seguidores cuando vieron que lo iban a matar? ¿ qué hubiesen ganado muriendo con él? ¿ qué hubiesen hecho ustedes? Muchas veces lo he pensado, pero sé que soy una irracional,además, tampoco me hubiesen dejado hacer otra cosa que llorarle.
      En fin.

      Un saludo cordial.

  • George R Porta

    Del artículo: «Se entiende, así también, la posición acobardada de los acompañantes, más cercanos a las tesis nacionalistas de los discípulos que al proyecto del Galileo.»

    Esta forma de resistencia a lo que les propone el Galileo es precisamente el «lugar» donde ha de enforcer éste su labor persuasive. Las varias veces que le sorprende o parace asombrarse con la tosudez o incredulidad de sus seguidores, son evidencia de que su labor era persuasiva, no exhortative como la del Bautista y la de él mismo en otras ocasiones, sino persuaiva, dirigida a causar un cambio de perspectiva o de actitud, de «world vision».

    Si algo es realmente trágico a todas luces es que le sea atribuida divinidad a Jesús teniendo a la vista el hecho de que 2000+ años más tarde la «dicencia» que le sigue siendo atribuida sigue fallando en lograr los cambios estructurales o institucionales definitivos. ¡Vaya por un dios que tan poco efectivo!

  • George R Porta

     
    Del artículo: «La mayor distancia se produce entre él y los invadidos por el miedo. … El miedo ralentiza el paso y demora la decisión. … Estos no son seguidores. … “los acompañantes”. No son, pues, los que le siguen…»
     

    Leyendo desde mi «aquí y ahora» me resulta casi imposible no imaginar una descripción del proceso revelatorio mismo, aunque el autor, el tal Marcos, no haya tenido la intención de proponerla o sea anacrónico atribuírsela. Leo estos textos de «Marcos» desde en medio de mi vida, de mi relación con mis pacientes o con mi grupo de reflexión evangélica y todos nos vemos, retrospectivamente y paradójicamente recorriendo estos estadios de esperanza aunque a menudo en sentido inverso, como quien creía que iba ascendiendo y resulta que no, que realmente va descendiendo aunque conserva la esperanza de arribar a algún lugar desde donde poder avizorar, aunque sea en las nieblas, la «tierra prometida», una especie de espejismo que realmente profetice el sentido de la existencia. Una especie de experiencia como la del mítico Sísifo, pero esperanzado.

     

    Cuando creíamos con ojos cerrados —Pablo escribirá «con ojos de niño» o por un espejo (1 Co 13, 12)— a pie juntillas, religiosamente, no había cuestionamientos. La existencia, la experiencia del existir, la ilustración, nos hizo reconocer la incertidumbre que caracteriza la esperanza y la insuficiencia de la religión y sus pretensiones de garantizar un sentido a la existencia, aunque, afortunadamente incapaz de impedir la esperanzas y sus incertidumbres. Y según la confianza en la posibilidad de la esperanza se consolida, libre de certidumbres y de infalibilidades, comenzamos no a acompañar al Galileo, sino a seguirle, aunque lo hagamos sin poder evitar los tropiezas y las vacilaciones.

     

    El seguimiento me parece un proceso si vacilante,  todavía posible.

    • Alberto Revuelta

      Comparto con George que el seguimiento, vacilante, es posible y permite esperar con firmeza en la edad futura, la vida definitiva. En los muchos años que llevó vacilante, nunca he dejado el seguimiento posible, así que no dudo apenas, ya, de la vida definitiva.

  • Carmen

    He leído este artículo y otros que nos han recomendado leer a quienes no sabíamos nada del autor.

    Superinteresante.

    Y me he dado cuenta de una cosa que ya sabía, pero lo he visto como muy claro.

    Hay tantas interpretaciones de Jesús como tipos de personas se dedican a estudiarlo. Es realmente interesante.

    No me he dedicado a estudiarlo, pero lo encuentro un personaje fascinante y he leído alguna cosa sobre él, además de los cuatro evangelios y alguno más.

    Me gusta escribir, una vez escribí un librito sobre él. Era un manuscrito que se pasaban de generación en generación con la historia verdadera de Jesús. Se lo mandé a cuatro o cinco personas. Mi amigo el jesuita obrero se tronchaba, pero educadamente me dijo que tenía una idea un poco  , bastante idealizada y romántica. Ya saben ustedes como son. Nunca dicen la verdad abiertamente.

    De las otras cuatro o cinco personas que lo leyeron, que no eran jesuitas, ni curas, ni monjas ni nada, todas me dijeron lo mismo: es una historia muy dulce. La palabra dulce se repetía siempre.

    Así que con el permiso de todos los estudiosos de Jesús que en el mundo han sido y serán, me quedo con mi historia dulce.

    Que por otra parte se que no es real, pero alguno de ustedes me puede decir qué es real y qué no lo es? No me refiero al Jesús histórico, me refiero a, a ver cómo lo digo, al Jesús místico?

    Saben ustedes qué quería decir exactamente cuando decía las cosas que decía? Yo desde luego no. Creo que mi idea es una proyección de cómo me gustaría ser a mi. Me gustaría poder sanar y me encantaría andar por encima del agua.

    Y desde luego no callarme ni una, eso es lo único que de una manera muy remota quizás, solo quizás…

    Un saludo cordial.

  • George R Porta

    Quizás me cuesta admitir que Jesús no necesitara él mismo dejarse convertir y que si eso no hubiese sido así, la experiencia de redición en el Jordán y en el desierto carecería de significado o propósito.

    La humanidad de Jesús debió ser plenamente humana (no me meto en tratar de comprender la atribuida parte divina (Calcedonia) porque no tengo ni la más minima idea de qué sea o no eso divino.

    Si era plenamente humano, comenzó desde afuera y desde abajo y un tanto erráticamente. No tuviera mucho sentido marchar hasta territorio pagano cuando estaba destinado a andar en otra Dirección, si no fuera porque la experiencia de Tiro se lo confirmara.

  • George R Porta

     
    Parte final de mi comentario (12 enero 2018, 15:49 pm)
     
    (Quizás de aquí pudo salir la intuición de Juan de la Cruz, siglos después y quizás no el único, al escribir las tres últimas cautelas contra sí mismo.)
     

    Lo que parece ayudarle a comprender y emprender la andadura desde fuera de Jerusalén hasta ella es precisamente la resistencia que va encontrando, este movimiento que arranca de en medio de quienes buscan en él lo que quieren o desean hasta encontrar camino a Jerusalén a quienes no saben lo que él les puede dar y le rechazan o le desconocen y hasta desean destruirle porque ven en él precisamente un obstáculo a sus propios proyectos (políticos, religiosos, etc.).

     
    Aquellos a quien Jesús busca y escoge, les tiene que confrontar y sacar de su confusión. Esa es una misión de quien desbroza el campo para sembrar.  
     

    El proyecto mismo del Galileo es escultor, esculpe a quien da el «paso» de incorporarse a él y por él, le arranca lo que le sobra, le empobrece y paradójicamente le enriquece con riquezas que no son de este mundo, que no son sobrecarga, impedimento según entiende el Galileo, aunque obviamente representan una contradicción con respecto a las expectativas seculares de aquellos a quienes «provoca».

     
    El «reino» del Galileo es otra clase de «reino» y de una clase que no es conocida y por eso ha de ser anunciada y al serlo solo puede crear confrontación, espada, fuego, división (Mt 10, 34; Lc 12, 49-53). 

  • George R Porta

    Parte I de mi comentario:
    ¡Hola Salvador! ¡Me alegra verte asomado a la ventana de Atrio!
    Leo en el artículo: «La confrontación entre el Galileo y sus discípulos se hace patente. Sus proyectos son irreconciliables.»
    ¡Riquísima la conclusión! Al menos para los no iniciados como yo. Quizás el Galileo en algún momento inicial pudo esperar mayor o mejor acogida, pero cuando habla de su misión según atribuye Mt 15, 24 parece ya haberse aclarado en que no la va a tener de las ovejas descarriadas y que, de éstas, que no vienen a él, solo puede esperar resistencia. Las «otras», quizás descarriadas igual o necesitadas igual, ya vienen y a éstas no parece sentir que haya que buscarlas, solo las recibe y con alguna resistencia. La perícopa de la mujer aludida en Mc 7, 27 es extraordinaria: La mujer somete a Jesús, su necesidad le rinde. Ese es el Proyecto esculpiendo al escultor.

    Me parece que de esta lectura de la experiencia de su misión pudo extraer el Galileo la conclusión de que la misma «provocación» de su proyecto esclarecería el modo o la trayectoria de su «vocación». Al Galileo evangelizar le evangeliza a él mismo, le radicaliza, le sirve de discernimiento: Anunciar el Reino se lo va revelando a él también.
    La comunidad que va modelando según que se adentra en la «provocación» de su proyecto le va modelando a su vez, como si le esculpiera y su acogida o aceptación de los golpes de cincel y martillo que experiencia en este proceso, le va revelando su propia «estatura», sus propias dimensiones. 

  • oscar varela

    Hola!
    Leo: (7) La igualdad desconcierta al grupo
    Actualizo: Argentina -(JUEVES 11 DE ENERO DE 2018.
    ………………………..
    Los pobres, la Iglesia y el Papa, en la visión de los curas villeros
    El equipo de Sacerdotes de Villas de la Capital y la provincia de Buenos Aires, entre ellos los obispos Gustavo Carrara y Jorge García Cuerva y el padre Pepe Di Paola, emitieron la siguiente declaración
    1- Con cierta perplejidad en este último tiempo leemos o escuchamos que la Iglesia en general, y en especial el Papa, no quieren que los pobres dejen de ser pobres, porque de esta manera se perdería lugar de influencia. Por eso nos ha parecido conveniente decir una palabra pública desde nuestro lugar, desde nuestra mirada.
    2- Somos curas que vivimos y/o trabajamos en villas y barrios populares.
    * Somos curas agradecidos de que los pobres nos hayan hecho un lugar entre ellos.
    * Nuestro modo de estar es la cercanía, la amistad, la oración y el trabajo pastoral.
    * Nuestra opción comienza en el trabajo y las obras.
    3– La vida con los pobres es una opción a la que fuertemente nos invita el Evangelio de Jesús.
    * Aquí no se trata solo de dar de comer a un pobre, sino de considerarlo digno de participar en nuestra mesa.
    * Es pasar de la generosidad a la comunión.
    4- El Evangelio es claro:
    – permanecer cerca del pueblo especialmente de aquellos que están solos, débiles y necesitados.
    – Ser su amigo, su hermana, su hermano, hacernos prójimos, hacernos familia.
    5- La vida con los pobres nos ha permitido valorar la cultura popular latinoamericana.
    * Cultura que opta por la vida y la libertad.
    * Los vecinos y vecinas de nuestros barrios tienen el anhelo de que su familia viva bien.
    * Por eso, para dar un ejemplo nomás, han pasado de la chapa y la madera a los ladrillos y la loza, para así darles un futuro mejor a sus hijos y nietos.
    6- El Evangelio de Jesús es concreto y la cultura popular también lo es,
    * por eso a lo largo de los años quisimos hacer nuestro aporte para que los vecinos y vecinas vivan mejor.
    * No solo hemos levantado capillas, también escuelas, jardines comunitarios, clubes, centros barriales para la atención de personas con problemáticas de adicción, centros de formación profesional, oficinas de empleo, cooperativas de trabajo, etc.
    * Y esto se ha podido hacer con la colaboración de muchos, buscando derribar muros y tender puentes para una real integración urbana.
    7- Creemos que las reflexiones que se hacen sobre los pobres y las organizaciones que intentan organizar comunidades y superar la pobreza deben hacerse desde el conocimiento, la cercanía, el amor a los pobres, pero sobre todo, desde una profunda conciencia de igualdad.
    * Porque, si no, esas reflexiones contribuyen a levantar muros y a cavar grietas.
    * Los muros y las grietas, que son el signo de nuestro tiempo comienzan en la mirada de creerse distinto, de no reconocerse iguales, hermanos.
    8- Hoy se habla de integración social y urbana y esto hay que entenderlo bajo la categoría de encuentro. Esto es reconocer al pueblo, que vive en nuestros barrios, como sujeto colectivo con su cultura, su lenguaje, su modo de razonar, su ritmo, sus símbolos.
    * Esto no es populismo, es sencillamente respetar al otro como otro.
    * En este encuentro los barrios pobres recibirán mucho, pero debemos reconocer que ellos ya aportan mucho.
    * Por ejemplo, en la gran ciudad aportan, junto a otros miles de mujeres y hombres, una fuerza económica insustituible y dignificadora: el trabajo.
    * Sobre todo en la construcción de nuestras casas, la ropa que usamos, las frutas y verduras que consumimos, incluso el cuidado de nuestros enfermos y de nuestros mayores.
    9- Históricamente hemos pedido la presencia inteligente del Estado en los barrios populares y facilitado en lo que hemos podido su estar ahí. Hay dependencias del Estado que están junto a nuestras capillas.
    10- Es el Estado el que tiene en sus manos las mejores herramientas para esta integración social y urbana, que nuestros vecinos anhelan.
    * Y uno de los caminos concretos es la generación de trabajo para los sectores populares.
    * Donde el Estado no está inteligentemente presente, aparecen las organizaciones criminales que principalmente afectan la vida concreta de los vecinos de nuestros barrios.
    11- El papa Francisco siempre nos ha alentado a trabajar a favor de los más pobres.
    * Sabemos que en nuestro mundo de hoy su palabra es interpeladora y para algunos molesta:
    * “¡Cuántas palabras se han vuelto molestas para este sistema! Molesta que se hable de ética, molesta que se hable de solidaridad mundial, molesta que se hable de distribución de los bienes, molesta que se hable de preservar las fuentes de trabajo, molesta que se hable de la dignidad de los débiles, molesta que se hable de un Dios que exige un compromiso por la justicia” (Evangelii Gaudium).
    * Para nosotros, su ejemplo y su palabra son una invitación renovada a estar al servicio de los más pobres y no de nosotros mismos.
    12- Que la Virgen de Luján nos inspire los caminos para cuidar a nuestra patria empezando por los más pobres.
     
    …………………..

    • Mª Pilar

      ¡¡¡Magnífico!!!

      Eso conocí en Lago Agrio – Ecuador, y es extraordinario.
      Me alegra sobre manera esta manera de vivir y actuar, lástima que ya soy viejita… pero estoy a su lado en la distancia, compartiendo sus anhelos.

      Un gran abrazo lleno de cariño y admiración.

      Son los verdaderos sembradores de:

      ¡La Buena Noticia!

      Porque ella misma les recrea de nuevo, les eleva y envía a decir, que hay otra manera de vivir.

      ¡Gracias Oscar por compartir!
      pili

  • Salvador Santos

    Hola
    A tus preguntas, Oscar:
    1.
    Se equivocó al elegir como se equivoca
    normalmente cualquier persona. Se equivocó con Judas. Y se equivocó confiando
    en que sus seguidores aceptaban su proyecto. Él no podía tener seguridad en cómo
    responderían los invitados a seguirle. Hay una parábola que afirma que no basta
    estar invitado, se exige ir preparado (Mt 22,11-14). El traje de fiesta
    representa la lealtad de la que hay que revestirse para formar parte de la
    sociedad alternativa (Mt 5,20).
     
    Pero
    es cierto que acabó solo. No pudo ver la respuesta que dieron los discípulos
    tiempo después de su ejecución. El fruto no surgió de su elección, sino de su
    extrema coherencia.
     
    2.
    Los puso en alguna ocasión al pie de la
    calle. Y les obligó a aceptar sus condiciones para seguirle, pero ellos le
    engañaban. Le seguían con otros intereses.  No era adivino.
     
    3.
    Yo diría que vivió comprobando que la gente
    invitada a seguirle fingían. Respecto a su proyecto (un pueblo o sociedad
    alternativa: los Doce),  pueden deducirse
    del texto algunas dudas que superó con creces.  
     
    Aprovecho
    para mandarte un abrazo.
     
    …………
     
    Y un
    beso para ti, Pili

    • Mª Pilar

      ¡Gracias Salvador!

      Estoy de acuerdo… ¡Confió!

      La fuerza de su Mensaje puede cambiar las vidas, y algunos de ellos cambiaron, Pedro… creo que le costó, pero al final… ¡Cambió!

      Algunos lo seguían; y eso sigue sucediendo en la vida a lo largo de la historia.

      El poder no puede… está vendido al mejor postor…

      Pero sigue habiendo personas a las que sí… les sigue cambiando la vida y viven consecuentemente con ello.

      Era tan especial… que no es fácil comprender toda la grandeza de su Proyecto de Vida… aquí y ahora… desde su nacimiento como:

      ¡¡¡Buena Noticia!!!

      Me alegra tanto tenerte de nuevo entre nosotros ¡¡¡Gracias!!!
      Un abrazo entrañable.
      pili

  • m. pilar

    ¡Bien venido Salvador!

    Será un placer volver a la Esencia del Galileo, que en un texto tan corto…  finamente nos muestra la básica diferencia:

    “Igualdad o injusticia” Poder o donación y servicio compartiendo.

    Nos pone de nuevo, ante la contemplación del texto sin cortes o añadidos. Es un camino profundo para saber donde nos posicionamos.

    Ahora a degustarlo serenamente con gozo y paz.

    Un abrazo entrañable y aradecido.

    m* pilar

     

  • oscar varela

    Hola!
    Dos cosas:
    UNA: leo una frase: -“El Galileo nunca mostró deseos de viajar a Jerusalén“.
    (No sé si Salvador podrá leer los Comentarios),
    pero creo que la enseñanza recibida hablaba de que todo su itinerario consistía en un “subir” a Jerusalén; a tal punto que con ese esquema “geográfico” Lucas construye el Relato de su Evangelio y de su Hechos de los Apóstoles (consistiendo en “bajar” de Jerusalén) ¿Entonces …?
    DOS: Con estos “seguidores” (los Doce) Pregunto sobre el Galileo:
    1- ¿eligió mal?
    2- ¿por qué no los cambió?
    3- ¿vivió “dudando” de la Organización y de la gente elegida?
     
    …………………………

Responder a oscar varela Cancelar comentario