INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6397 Artículos. - 100288 Comentarios.

La independencia

         Hace poco más de dos siglos, España ganó la Guerra de la Independencia. Y con eso, mucha gente se pensó que los españoles habíamos garantizado nuestra libertad amenazada. Pero lo que realmente ocurrió es que, en España, en lugar de mandar los franceses, se puso a mandar el rey Fernando VII, que, en su pasión por someter a la gente, llegó a restablecer la Inquisición. La historia de nuestro país, su grandeza y su miseria, estaba ya simbolizada, por el genio de Cervantes: Don Quijote es la “resistencia” contra el destino, Sancho Panza es la “sumisión” del que se acomoda satisfecho a una situación dada (D. Bonhoeffer). “Resistencia y Sumisión”, dos tendencias inconscientes y profundas, que todos llevamos inoculadas en la sangre de nuestras ideas más queridas.

Pero ocurre que, en las últimas décadas, sin darnos cuenta de lo que realmente nos ha pasado, hemos sufrido un proceso de transformación, que traspasa todas las fronteras y nos ha afectado a todos hasta hacer de nosotros “otro tipo de persona”, otro modelo y otra manera de ser. El “cambio climático” es, a fin de cuentas, la más llamativa y peligrosa consecuencia del “cambio personal” que, sin pedirnos permiso, nos han inoculado.

No es posible, en esta reducida reflexión, analizar y explicar los contenidos y las consecuencias de este cambio. Pero, entre esas consecuencias, hay una que es determinante, cuando estamos hablando de “independencia”. Si es que, por independencia entendemos la libertad respecto al poder que nos domina, la clave del cambio, que nos han inoculado, está en que el “poder opresor”, que no soportamos, se ha convertido en “poder seductor”, que nos complace hasta hacernos ver la vida como realmente no es. El conocido profesor alemán (de origen coreano) Byung-Chul Han lo ha explicado con sencillez: cuando pensamos que somos más libres que nunca, en realidad estamos más controlados que nunca. La tecnología, las redes sociales, los medios de que dispone el poder, todo eso ha creado una situación que nadie sabe explicar exactamente en qué consiste, pero que en realidad “seduce en lugar de prohibir, no se enfrenta al sujeto, le da facilidades”. De ahí, las independencias que tanto apetecemos, pero que en realidad lo que hacen es someternos más a todos.

¿Tiene esto solución? No la esperemos de los poderes que precisamente la han provocado y la sostienen. No son los poderes seductores y opresores los que nos van a sacar las castañas del fuego. Yo aquí aporto lo que puedo. Por el Evangelio sabemos que Jesús nació, vivió y murió en un pueblo sometido por el Imperio de entonces, Roma. Como es lógico, aquel pueblo oprimido anhelaba la independencia. Y Jesús se identificó con ese anhelo. Pero también es verdad que Jesús se dio cuenta de que la clave del proceso no estaba en el enfrentamiento con Roma. La solución estaba en cada ciudadano. Jesús se lo dijo a Nicodemo: “Tenéis que nacer de nuevo” (Jn 3, 7). Sólo así, seréis libres como el viento, que “sopla donde quiere… y “no sabes de dónde viene ni adónde va” (Jn 3, 8).

Esto es lo que no nos entra en la cabeza. La solución no es el cambio de los que mandan, sino el cambio de nosotros mismos, los que nos sometemos pensando que somos libres o buscamos libertad, cuando en realidad lo que nos seduce y puede con nosotros es la sumisión. “Hoy la libertad se convierte, por diferentes vías, en coacción” (Byung-Chul Han). Y así vivimos: encantados con el que mejor nos somete. Así, ya podemos seguir soñando con la independencia o dando leyes para prohibirla. A fin de cuentas, todo se reducirá a que Don Quijote va ahora montado en el borrico que llevaba a Sancho Panza.

56 comentarios

  • M.Luisa

    Ayer la televisión catalana  abrió la mañana con la  trágica  noticia que nos llegaba de Méjico, ya daban entonces las primeras y desoladoras imágenes y hacia allí deposité toda mi preocupación pero también todo  mi corazón y  esperanzas.

    De inmediato la información cambió de signo, las imágenes, como en tiempos pasados, se tornaron en blanco y negro, la policía entraba  en distintas instituciones  de Catalunya    deteniendo a políticos electos y aplicando el articulo 155 por la puerta de atrás.

    Rápidamente pensé en aquel   discurso de Cuscubiella ¿lo  cambiaría  en estos momentos?

    Las adhesiones a la causa fueron sucediéndose  de manera individual y progresivamente también   la gente se manifestaba en masa por el centro de Barcelona.

    Rajoy lo tiene crudo!
    Ayer fue el día en que España perdió Cataluña para siempre…es lo que se oye decir por aquí!!

  • Rodrigo Olvera

    El sistema judicial español en pleno siglo XXI, sigue resolviendo ciertos tipos de causas judiciales iniciadas en pleno siglo XXI con base en ordenanzas militares del franquismo. Existe una razón jurídica para ello, no se me entienda mal. Pero es un ejemplo de por qué debería tenerse mas cuidado al hablar de efectos jurídicos de ka transición.

  • Román Díaz Ayala

    Toda la ciudadanía está inquieta, pero más especialmente en Cataluña donde las perturbaciones llegan a las calles en forma de protestas y manifestaciones que se hacen ver como  espontáneas. La población entera se debate en aparentes dilemas. Lo que empezó para la oposición ausente del Parlament como independencia o democracia entendidas ambas en clave catalana del Gobierno de la Generalitat por arte del populismo y la demagogia se ha ido tornando en democracia o legalidad franquista, donde la independencia se presenta como la oferta salvadora.

    Hablar de la Transición Política, y en concreto en el año 1976 será para mucha gente un asunto de análisis histórico, aunque convivamos dos generaciones en el ejercicio de nuestras decisiones, hoy y ahora, como se vivía hace cuarenta años. Simplemente los actores políticos han cambiado, pero los mecanismos de  asaltos al poder o la defensa de los legítimos valores y principios se mantienen intactos.

    Cambia que la estrategia de acción-represión-accion que entonces perpetuaba ETA se hacía con actos de la más extrema violencia.El 4 de octubre de 1976 ETA asesinaba a un miembro del Consejo del Reino, juan María de Araluce y con él caían abatidos a tiro cuatro policías. El Sr Araluce tambien era presidente de la Diputación Provincial de Guipúzcoa. Unas pocase semanas antes, el 11 de septiembre se celebró en Sant Boi de Llobregat la primera Diada después de cuarenta años, y unos días antes, el 4 de ese mismo mes tenía lugar en un hotel de Madrid una reunión de la “Platajunta” y otras plataformas de la oposición democrática en la búsqueda de una plataformqa común  reivindicativa para sentanrse a negociar con el gobierno de Suares el calendario y el alcanca de la reforma. El Consell catalán no estuvo representado dada la voluntad del president de la Generalit en el exilio Josep Tarradellas de que las reivindicaciones nacionalistas catalanas fueran de signo político de ninguna clase.

    Se esperaba la reacción del Gobierno Suárez  al atentado de ETA. El presidente tenía toda la legalidad aun del régimen de la dictadura y las fuerzas del orden mantenían la mentalidad y la disciplina en las que habían sido formados.Sin embargo el ministro de la Gobernación Rodolfo Martín Villapor la Televión pública explica que el Gobierno ya es otro: “El orden y la libertad no son cuestiones que se contraponen, sino que se necesitan”. (Ahora se ha acuñado la estrategia del “choque de trenes”, y no da lugar al derramamiento de sangre, pero en esencia es lo mismo)

    El día 10 de noviembre de 1976, precisamente ese mismo día celebraba Santiago Carrillo la célebre rueda de prensa clandestina, se constituye la Comisión de los Nueve por las fuerzas de la oposición democrática de la que forma parete Jordi Pujol a pesar de que la posición de jose Tarradellas no ha variado porque desea que el reconocimiento de los derechos de Cataluña sea tratada con las opciones políticas del resto de España. La oposición presenta siete condiciones y la séptima  dice: Reconocimiento de las necesidades de institucionalizar políticamente a  todos los paíse y regiones inegrantes del Estado español…

    La Diada del 11 de septiembre se habían celebrado después de haber sido prohibida por la dictadura, y estavez se oyó un mensaje grabado de Josep Tarradellas. El orador presente en nombre del Consell, Miquel Roca i Junyent dijo que no era posible el restablecimientros de las libertades de su pueblo sin u nrestablecimiento de las libertades democráticas, solicitaba una ruptura pácífica, que sólo podría conseguirse por la vía del pacto.

    Para los desmemoriados quienes alegan que todavía estamos dentro de la legalidad del franquismo, hago recordar que la ruptura democrática nó sólo supuso el retorno de la legalidad vigente anterior al golpe militar del 36, sino que para Cataluña significó que el Estatut de Autonomía republicano de 1934 quedaba reinstaurado (las nacionalidades “históricas” de nuestra Constitución) Establecer una legalidad nueva ignorando el Estatut, aunque venga ahora del Parlament, no es un acto contra el Estado, sino también contra el propio orden jurídico de Catalunya.

  • Carmen

    Perdón, se me ha olvidado decirle que creo que es usted uno de los grandes, porque lo que dice lo entiende todo aquél que lo quiera leer. Esa es una de las razones por la que, ante mis ojos,  le convierte a  usted en uno de los grandes.

    Gracias por leer.

  • Carmen

    Estimado señor Castillo:

    No sé si lee estos comentarios, a lo mejor ha desconectado hace unos cuantos y no seré quien se lo reproche.

    Ya le he dicho en alguna ocasión que me gusta lo que dice y como lo dice, pero probablemente no lo recuerde con tantos como habrá leído en varios sitios en los que publica. Pero si éste lo lee, algo me dice que me va a entender.

    Estoy totalmente alucinada, no entiendo. Jamás se me hubiese pasado por la cabeza que las urnas se volviesen un arma arrojadiza. A lo mejor porque sentí aquella ilusión tan enorme en el 77 cuando voté por primera vez.

    Es una pena todo , verdad?

    Lo que más me desconcierta es que parece que se habla del derecho a votar, como si eso lo cuestionase alguien. Desde luego los de mi edad o mayores no lo cuestionamos. Tengo 64 años.

    Después de trabajar cuarenta en la enseñanza, me duele que a la inmensa mayoría del país  se nos traten como analfabetos funcionales. No lo somos. Lo que somos es cómodos. No queremos problemas; se acepta el poder y ya está. Casi cero oposición al pensamiento dominante en un lugar concreto y en un tiempo concreto. El tiempo y el espacio hay quien dice que no se pueden separar para entender bien la realidad.

    Pero por más que trato de ponerme con mi cabeza en otro tiempo y en otro lugar, no logro entender nada. A lo mejor es que se me han enredado los axones de las neuronas. Es posible. Quizás le he dedicado demasiado tiempo a leer, oír y ver sobre este tema que creo que  se ha convertido e  una sinrazón, un sinsentido, dicho ésto con todos mis respetos a todo el universo.

    No voy a hacer un análisis de las causas por las que hemos llegado a esta situación, de eso ya tiene bastante. Solamente quiero manifestar mi desazón y preocupación por lo que pueda pasar a consecuencia de la convocatoria de este referéndum , ilegal para unos, legal para otros y una simple consulta para los que faltan,  las consecuencias que puede traer para todos.

    En fin.

    Un saludo cordial.

     

  • ELOY

    Gracias m. Luisa por tu amabilidad y por tus razones.

    Las mías no las voy a repetir porque ya han quedado expuestas.

    Seguiremos viendo el curso de los acontecimientos.

    Y yo, que he vivido en Cataluña varios años y tengo allí buenos amigos, espero poder seguir visitando los lugares que me traen muchosy  buenos recuerdos: Cambrils, Reus, Tarragona, Barcelona, Girona,….

  • M.Luisa

    Contigo, amigo, Eloy, esta paciencia y amabilidad que me concedes  no requieren hacer  ningún esfuerzo, salen por su propio fuero interno incluso en el tratamiento  de opiniones  que siendo  distintas,  como es nuestro caso, por encima de ellas está el respeto amistoso que nos tenemos desde hace años.

    Y es por esto que en este  sentido,  pienso, que no debería haberte   parecido nada extraño  que te considerara, como así te lo manifesté,  un “técnico en la materia” pensando sobre todo en tus  minuciosos   trabajos de investigación y  tus ordenados esquemas  al tratar  los  artículos sobre la Republica. Pienso con sinceridad  que tal distinción  no excluye  para nada el perfil expresivo y propio que, en ello, imprimes.

    Ahora  ya, entrando en el fondo de la cuestión, naturalmente que escuché  a Cuscubiella en su efervescente discurso lo que esto no significa que lo encontrase en coherencia respecto  a la ideología que él siempre ha defendido.

    Que aquel día en el Parlamento Catalán  reinase el esperpento es cosa bien cierta pero dadas las circunstancias tan  adversas que el gobierno de Madrid  ha venido empleando contra el proceso, ello era algo esperable. No había otra salida  por lo que ya  se venía anunciando desde tiempo atrás  la proximidad de ese momento crucial.

    Es un paso necesario para el crecimiento en cualquier ámbito de la vida.  Además, lejos de considerarme experta en normas, leyes, etc., tengo entendido que en ciertos momentos históricos, en distintos Parlamentos se han aprobado  leyes por la  llamada vía rápida, si no es así o no lo digo correctamente ya  me corregirás. Con todo, recuerdo que no hace mucho, no sé muy bien sobre qué cuestión recaía, el tan enraizado bipartidismo español se compinchó para aprobar una ley a toda  prisa y a su conveniencia, precisamente, por esa  vía mencionada. Con estos precedentes, pues,   no es de extrañar que los políticos catalanes,  para lidiar todas estas   difíciles circunstancias impuestas desde la autoridad central   encontrasen y aprovechasen esta manera como la única.

    Respecto a la  aplicación de la fuerza  por parte del gobierno central en  la que disientes,  no me negarás que la confiscación  de propaganda electoral hecha por la policía esto días en diferentes locales, la entrada a  imprentas requisando papeletas, irrumpiendo en salas de conferencia violando la libertad de expresión, no me negarás, repito, que toda esta represión la  inscriba dentro del ámbito del poder como fuerza, negándole desde esta vertiente ilegitima de fuerza  el aspecto más noble del poder que, contrariamente  consiste en  ofrecer todo tipo de  posibilidades, en este caso posibilidades políticas. La característica esencial del poder es obertura no cerrazón. Ayer mismo, por cierto,  sobre esto se pronunció el Defensor del Pueblo R.Ribó  señalando y reprobando todos estos  abusos .  A ello hay que añadir también  el pronunciamiento  que al respecto, últimamente, nos llega  desde  Europa.

    Ya para ir terminando incidir un poco más sobre el tema de los derechos humanos que  al no entenderlo,  me dice,  fuera yo tal vez  la que no me explicara con claridad.

    Como sabes la “Ley del referéndum de autodeterminación” que se aprobó en el Parlament,   invoca a acuerdos de la Asamblea General de la ONU que reconoce el derecho de los pueblos a la autodeterminación. Entonces si esto que fue ratificado entonces por España  no se entiende que ahora niegue este derecho. Se  recurre al Tribunal Constitucional  pero es que los derechos humanos y su reconocimiento con la firma que en ellos estampó España,  está por encima de cualquier Tribunal.

    Bien, amigo he de dejarlo aquí ha sido un verdadero placer!

  • ELOY

     
    Hola Mª Luisa.
     
    Muchas gracias por contestar.
     
    Tu comentario, al que me refería en el mío anterior, es del día 15 de Septiembre a las  6:41 am
     
    Mi dicho comentario anterior he querido hacerlo, con toda sinceridad y respeto, desde mis convicciones democráticas y cívicas; me atrevería a decir incluso que en la misma línea que las ha expresado el independentista y demócrata catalán Coscubiella.
     
    No sé si has visto su intervención. Si hubiera de resumir mi postura diría que – sin ser personalmente independentista – estoy  muy cerca de la suya.  Adjunto enlace:
     
    Joan Coscubiella, desde la izquierda, habla de democracia a los independistas.
     
    Y desde esa misma perspectiva democrática he leído y pretendo atender tu amable respuesta. Intentaré ordenarla.  
     
    1) Como decía Coscubiella, no se trata de cuestionar la legitimidad de los fines sino de poner de manifiesto la ilegitimidad y carácter antidemocrático de los medios utilizados    
     
    Por otra parte. desde una perspectiva social, aludí anteriormente al posible  hipotético  carácter fundamentalmente “burgués” y prácticamente “asocial” (sin que destaquen en el proceso reivindicaciones sociales, que precisamente quedan ocultadas por el mismo) del actual movimiento independentista catalán.
     
    2) En fin, no puedo M. Luisa, coincidir contigo en una afirmación tan rotunda como que   el recurso a los tribunales sea equivalente, como dices, a la aplicación de la fuerza. Tampoco llego a captar ese horizonte de derechos humanos que vislumbras en la actuación del gobierno catalán y menos en los concretos medios utilizados.
     
    El gobierno catalán ha acudido y sigue acudiendo en muchos temas y recursos a los Tribunales y no podemos calificar esa actuación como una apelación a la fuerza. Precisamente las sociedades de todos los tiempos han acudido a la aplicación del Derecho a través de los Tribunales de justicia para evitar el recurso a la fuerza bruta y también a la “fuerza de los hechos consumados“, por aquellos que han intentado saltarse las normas y aplicar en la vida social sus personalísimo y propios criterios en favor de sus intereses.
     
    3) Quisiera aclarar que en ningún momento he intentado expresarme como “técnico”  (que no lo soy, sino simple jubilado)  sino expresarme como simple ciudadano con los elementos  habituales del leguaje que el tema requiere  y pienso que están en el “meollo” de la discusión pública, aunque no expresen los intereses profundos (políticos e hipotéticamente, en tanto que  burgueses, financieros, empresariales y personales) que puedan estar detrás de todo al actual proceso tal como se está desarrollando.
     
    Sin pretender ser técnico, este planteamiento nos lleva a considerar la naturaleza de las leyes, de la Constitución y del Derecho, así como el de las normas (leyes formales al fin) establecidas por el Parlamento Catalán y cuya “ejecución inmediata” reclama  (con las correspondientes sanciones por incumplimiento) por encima de sus competencias legales reconocidas; es decir sin legitimidad..
    Temas en los que no me es posible entrar ahora.
     
    4) Excuso decir que lo dicho no excluye la profundas críticas que el propio Coscubiella supo hacer al PP y al actual Gobierno de España. Y que en modo alguno mis consideraciones suponen eximirles de sus responsabilidades en este asumo.
     
    5) Evidentemente mi planteamiento, mis convicciones, mis hipótesis, pueden no ser correctos o no ser compartidos o comprendidos. Probablemente resultan también muy deficientemente expuestos y con la limitación de este medio escrito y su inmediatez.
     
     Pero es claro que no pretendo convencer a nadie de nada. Solo exponer una opinión por si resulta útil o en algo aprovechable.
     
    Gracias M. Luisa de nuevo por tu paciencia y amabilidad y me alegra saber que leas, aunque sea esporádicamente y si dejar comentario de tu lectura, los artículos sobre la 1ª República porque eso, evidentemente, me ayuda a seguir en el esfuerzo – que lo es – de escribirlos.
     
    Por cierto que yo soy un entusiasta de la filosofía no como mero conocimiento discursivo y culto sino como eje de un “enfoque vital” – de una “filosofía de la vida” –  asentada en la profunda reflexión que de ella y sus cultivadores nace.
     
    Por eso siempre me resultan interesantes tus intervenciones en ATRIO
     
    Un afectuoso saludo.
     

  • Román Díaz Ayala

     

    se utiliza mucho el argumento de que nuestra sociedad es muy distinta  y que ha cambiado en cosa de 10 o quince años. Esto vale para exigir  unos cambios que hasta ahora eran impensables, para que nos desliguemos de todo compromiso con el pasado más reciente estableciendo otros supuestos.

    Así, por ejemplo, en Cataluña desde su oficialidad se dice que prácticamente la totalidad de  su población rechaza las injerencias de Madrid ( un ochenta por ciento o u noventa que reclama la celebración de “este” referendum del 1 de octubre) o que el independentismo, por estar reflejado como mayoría ( exigua, pero mayoría) en el Parlament está legitimado y cumplimenta todos los requisitos legales para liderar y cumplimentar el paso hacia una república independiente, proceso que se ha ido desarrollando desde que se celebraron las últimas elecciones autonómicas y se configuró el nuevo parlament.

    Poniendo por delante la ciudadanía que reside en Cataluña y que ha estado sujeta por el Estatut y dando por supuesto que la soberanía reside en ella, el Ejecutivo de la Generalitat en la persona de su President, el honorable Pugdemont declara que el Parlament es su fuente de legalidad suprema e iniciar un proceso constituyente. Este poder constituyente es ajeno a la Constitución y al Estatut que emanó de la misma.

    Cualquier intento de  búsqueda de antecedentes históricos-jurídicos o la apelación al Derecho Internacional, que también incluye las declaraciones de los DD.HH, por cierto, da resultados negativos, especialmente en nuestra reciente tradición europea a la cual estamos homologados en nuestro actual período democcrático.

    En el pasado histórico el poder absoluto de los monarcas consistía en que su persona no estaba sujeta a la ley (A lo sumo se apelaba a la “Ley de Dios” con sus distinguos)

    Tenemos aquí un trágico dilema entre el poder ( los poderes que se constituyen) y la convivencia ( la soberanía del pueblo que se pretende representar), que en la práctica crea el conflicto, y no las reclamaciones hechas por la Admnistración del Estado.

    Aunque el Parlament  obstente la representación de la soberanía popular e incluso aunque hubiese sido el Parlament en pleno (Partidos que sustentan el Ejecutivo y su Oposición con el 100 por cien de los votos) su poder está limitado. La representación no es la sustitución. (De ahí el paripé de una consulta popular ilegal)

    El Parlament de Catalunya está limitado por la Constitución de 1978 y el propio Estatut de Autonomía, y no por el poder  coactivo del Gobierno de Madrid ( sea del color que sea,)

    En nuestras democracias los problemas de la convivencia se solventan con ciertas instituciones políticas, y además de la Constitución, se instaura un Tribunal Constitucional.

    Esta cultura se sabe que es ajena a los asamblarios de la CUP quienes propugnan una democracia líquida y que es alérgica a todo poder constituído, con el que el pueblo se ha revestido en defensa de su soberanía.

  • M.Luisa

    Hola Eloy, también  yo   te leo siempre con interés y admiración, sobre todo    en tus artículos especializados en la República  aunque no intervenga como asidua comentarista pues en todo no se puede estar.

    Sobre la frase en cuestión que dices, más que tomarla  como una afirmación  fue  como   una manera de concluir. Ahora mismo no tengo la página delante pero  recuerdo que  finalizaba como diciendo que cada cual sacase su propia conclusión.

    ¿Sobre qué?  sobre la manera de fundamentar el problema  político  por ambas partes.
    Como así lo expresaba  en la frase por ti seleccionada

    ” (…) porque   mientras éstos, (los políticos catalanes,)  la fundamentan en el horizonte de los Derechos Humanos, el horizonte de diálogo del gobierno central es la letra de la Constitución, ni siquiera su interpretación y  mucho menos su espíritu. (…)”

    No veo ahí ninguna descalificación  sino una toma de postura frente a hechos constatables. ¿Cuales? Creo que la diferencia es palpable. Unos se manifiestan pacíficamente defendiendo sus derechos y su dignidad,  mientras que  los otros acuden a la fuerza haciendo uso de todo armamento judicial del que disponen.

    Ciertamente  el argumento por parte del gobierno catalán   lo basan en la  Declaración de  los Derechos Humanos,  pero  teniendo puesta la mirada, como tu señalas,  en el Derecho Internacional pero es porque uno queda subsumido politicamente en el otro proporcionando un campo de exploración  más profundo.

    Te dejo para  ti la parte técnica, yo me quedo con la filosófica.

    Un saludo afectuoso

  • Román Díaz Ayala

    Jugar con la historia es peligroso, como viene haciendo el independentismo más racial y de abolengo y que ha anidado desde los principios en el ideario político de la Esquerra Republicana, porque la propia historia deshace estos mitos. No se puede instrumentalizar la historia para fundamentar una ideología sin caer en los mitos. Así, por ejemplo, Cataluña jamás ha sido ella sóla un Estado sino una parte integrante de otras unidades políticas, lo mismo que Castilla en cuanto traspasábamos los límites de la Villa y Corte siempre fue un yermo desolado, toda su grandeza residía en el poder absoluto de un monarca (emperador y rey)

    Para un Manchego el centro de poder estaba tan lejano como lo podía estar para un aragonés.

    Siendo España una de las primeras naciones de la Edad Moderna, también lo fue otra de las más retrasadas y que más dificultades experimentaron para liquidar el Antiguo Régimen. Otras naciones europeas, Francia y Italia, por ejemplo, alcanzaron su unidad política mucho después de la Revolución Burguesa. Las guerras de los siglos XVI y XVII, y todavía en el XVIII siguieron siendo guerras dinásticas, donde muchas veces se luchaba por la sucesión en el trono. Eran guerras de familias. La unidad política facilitó la expansión y las conquistas coloniales, empresa en la que trabajaron juntos, vascos y castellanos, aragoneses, y catalanes, andaluces, extremeños, navarros, valencianos y andaluces,en fín, todos los pueblos y territorios españoles, incluídas las islas. Desde el punto de vista político administrativo Castilla fue tan sometida como cualquera otra parte del Reino y el Castellano se concertó en ser la lengua franca por el sentido práctico de todos los protagonistas de aquella empresa, igual que el Castellano sin pedir permiso a institución alguna se hizo la lengua diplomática de los pueblos de Europa. Era la política y no un supuesto elemento de supremacía cultural lo que determinaba su uso.

    Ahora es la política lo que interfiere en el uso de los elementos que nos definen. (¿Qué es, si no, la identidad?)

  • George R Porta

    Me apena saberlo de cierto.

  • Román Díaz Ayala

    Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón es uno de los siete padres  de la Constitución de 1978. Ya se dijo que en 2009 abandonó el programa de la SER “Tertulia de Sabios”, porque lo consideró oportuno porque había sido nombrado miembro permanente del Consejo de Estado. Desde entonces se le ha visto muy pocas veces en los medios.

    Es por eso que ofrece una especial relevancia una larga entrevista que le realizó el periodista Pedro Cifuentes en enero de este año, hace apenas nueve meses.

    El siguiente trozo sirva como una glosa al comentario anterior de Eloy. En aquellos momentos existió una pequeña ráfaga de optimismo en la vida nacional. Se hablaba de “negociación” entre el Gobierno del PP y el Ejecutivo Catalán. La vicepresidenta Soraya Santamaría establecía despacho en Barcelona y el  Sr Oriol Junqueras fácilmente asequible en Madrid tanto en sede del Gobierno como en el Congreso de los Diputados hacía un uso espléndido de sus siempre amables maneras. La discresión reinaba, pero también el optimismo.

    …Yo siempre he defendido la tesis de que hay que negociar la situación de Cataluña, que no puede ser fruto de la improvisación.

    Pero negociar significa que no se puede partir de hechos consumados  y que hay que saber con quién negociar. Sería deseable que el panorama político catalán se clarificase de una manera en  que se supiera con quién negociar. porque si maañana, hipotéticamente, se quiere negociar con un  Gobierno Catalán, me pregunto yo con quién cabría negociar.

    Ha habido un cambio de lo que durante décadas ha sido el catalanismo político…Ahora las fuerzas políticas son muy distintas,¿no?. Aunque las voten las mismas personas. Es asombroso que la burguesía catalana vote a la CUP. Y es en los barrios precisamente más burgueses donde ha habido más votos para la CUP.

    Incomprensible…

    Lamento que Pujol, que podría haber entrado en la historia por la puerta grande, le haya dado una patada al tiesto.

    Fin de la cita.Considero inoportuno señalar su relieve.

     

  • Javier Pelaez

    Estoy decrépito ciertamente George.

  • ELOY

     
    Hola M. Luisa.
     
    Te leo siempre con interés, como creo que ya he manifestado en otras ocasiones.
     

     
    Pero en uno de tus últimos comentarios he encontrado una frase que me parece difícil compartir, aquella en la que afirmas :
     

     
    ” (…) porque   mientras éstos la fundamentan en el horizonte de los Derechos Humanos, el horizonte de diálogo del gobierno central es la letra de la Constitución, ni siquiera su interpretación y  mucho menos su espíritu. (…)”
     

     
    Tomar esta afirmación como base de un conclusión definitiva “descalificando”, digamos, a un aparte y otorgando a la otra Una pretendida (quizá por meramente alegada) fundamentación en los “Derechos Humanos” , es decir, supongo, en la Declaración de Derechos Humanos establecida por la ONU u otra de similar calado, entiendo que supone una mayor y más detallada argumentación.
     

     
    He oído a algún dirigente del Gobierno Catalán argumentar que su comportamiento lo basan en “una aplicación directa del Derecho Internacional”.
     

     
    El Derecho Internacional es algo distinto a los “Derechos Humanos”, no solo por su contenido sino también por su distinta naturaleza.
     

     
    Pero también en este caso tendríamos que entrar en una serie de argumentaciones detalladas respecto al contenido del derecho Internacional y sus reglas admitidas de aplicación en los diversos casos.
     

     
    En todo caso cabe recordar que la Constitución de 1978  (artículo 10) establece precisamente lo siguiente:
     
     
     
    “1. La dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad, el respeto a la ley y a los derechos de los demás son fundamento del orden político y de la paz social.
     

     
    2. La normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos  y los tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por España “.
     
     
     
    Y previamente el artículo 9 del mismo texto constitucional nos dice que “Los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico.
     

     
    Finalmente, más allá del campo de la legalidad y del contenido y carácter de la aplicación de la Declaración de Derechos Humanos, quizá es bueno, desde la serenidad y máxima objetividad analizar otros  elementos que confluyen en el actual llamado “proceso  independentista” catalán.
     

     
    Me refiero a su contenido sociológico y a la catalogación con la que podría ser considerado, dentro de los parámetros habituales del análisis histórico.   En otro comentario en ATRIO, en el artículo relativo a la 1ª República (XVIII) , establecí la hipótesis – mera hipótesis–   de que estamos ante un proceso esencialmente burgués y que por ello no entiendo el apoyo que al mismo (más allá de una mera táctica) puedan darle los movimientos anticapitalistas o los que arguyen ser representantes de los  obreros o clases más desfavorecidas de la población.  
     

     
    Allí dije:
     

     
    En todo caso, y de forma complementaria, me gustaría compartir contigo y con todos los lectores que pudieran estar interesado en mis dudas y mi inquietud por el proceso que está teniendo lugar en Cataluña.
     
    En relación al movimiento independentista de Cataluña liderado por su Gobierno autonómico me pregunto, si a la vista de la realidad que conocemos, puede y debe ser catalogado como un movimiento básicamente burgués en cuyas manifestaciones públicas no resaltan – prácticamente no tienen lugar –  las reivindicaciones sociales o de clase.
     
    Los movimientos y revoluciones burgueses han tenido un papel importante la Historia y en la lucha contra al absolutismo pero también es verdad que han servido en cada momento para allanar el camino al capitalismo o para consolidarlo.
    Josep Fontana, en su libro “Historia: Análisis del pasado y Proyecto Social“. al fijar su reflexión sobre la Revolución Francesa afirma (págs. 103 y 105):
     

    << La mayoría de los revolucionarios, sin embargo, representantes de una burguesía en ascenso, optarán por el camino “normal” que conduce por la vía del desarrollo capitalista y se manifestarán en contra de cualquier proyecto de “ley agraria” y de los planteamientos igualitarios en el terreno económico (…) //
     

    (…) Tras haber ganado la partida, la burguesía arrinconaba sus viejas armas de combate ideológico para volver a los fundamentos tradicionales de la sociedad; las herramientas críticas de ayer no tenían utilidad alguna cuando era ella la que se había instalado en el poder y su preocupación fundamental era la de conservarlo. >>
    Desde esta perspectiva y suponiendo que la hipótesis de movimiento básicamente “burgués” resulte correcta, no se entiende, el decidido – y en general acrítico – apoyo que desde los movimientos anticapitalistas o de reivindicación social y obrera (por ejemplo desde algunos sectores de “Podemos”)  recibe el actual movimiento  independentista catalán, liderado por su gobierno autonómico.
    En todo caso Josep Fontana, más allá de los avatares históricos de la Revolución Francesa o de la Revolución Industrial, concluye que “es misión del historiador – (yo diría que también del ciudadano) –  contribuir a estudiar cuales son las causas de este presente que en nada se parece al futuro que nos prometieron hasta hace pocas décadas, para averiguar donde se torció el rumbo del progreso o cual era la mentira que condujo a estas profecías fallidas”  (pág. 275)

  • George R Porta

    Negar que el pasado deviene presente sin perder la continuidad que comúnmente es llamada histórica y en virtud de la cual permanece en fluidez es evidencia, si no de ignorancia mayúscula, de progresiva decadencia intelectual.
    La España de Fernando y de Isabel, es la misma que fue de Fernando VII, de Isabel II, de Primo de Rivera, de Azaña, de Franco, quien restauró la monarquía sirviéndose de un borbón que ha resultado un truhan, un delincuente. 
    La España histórica vive en la actual como los genes del homínido neandertal viven en el ser humano de hoy. Esa es una metáfora válida desde el punto de vista del materialismo histórico. Claro está que no tiene que ser aceptada por todo el mundo —por ejemplo, por alguien que pretenda saber qué interesó o no a Jesús de Nazareth— pero es igualmente claro que merece el respeto de quienes no puedan aceptarlo al menos como hipótesis.
    Por otra parte, calificar de ignorancia la opinión de otra persona sin considerar que quizás sea falta propia, es decir sin considerar que se pueda tratar de la propia incapacidad de interpretarla y antes de juzgarla solicitar la debida clarificación, puede ser una válida evidencia de que la misma arrogancia que llevó al otrora extenso imperio español por el camino del derroche estúpido del oro que se robó de América a la bancarrota de la que nunca se ha recuperado, sigue viva en el presente si no en todos en algunos españoles, sean profesores o no.
    Es cuestión discutible en materia de historia la idea de que el pasado o la memoria desaparezca con el paso del tiempo o solo porque el sol nace al día siguiente. Se ha dicho que la historia es en efecto un arma política y parece que lo sea. La historia permanece y la noción del Reino unificado sólidamente hunde sus raíces en la unificación de España que expandió las fronteras del desaparecido imperio y que aún reclama alguna clase de parentesco con la actual Hispanoamérica o con Las Filipinas que perdió tan miserablemente en 1898.  
    Nadie tiene el patrimonio exclusivo de la verdad. Es solo lamentable que alguien pierda la flexibilidad intelectual y decline hacia el pensamiento concreto porque entonces su rigidez dogmática no es evidencia de autoritarismo o de ignorancia, sino de lamentable decrepitud, algo que no tiene cura. 

  • Javier Peláez

    Llamar a España”actual”  la España de Isabel y Fernando o de la de Franco revela una ignorancia supina.No veo sinceramente ninguna posibilidad de que Cataluña sea independiente el 2 de octubre.Más bien veo la posibilidad de que si las elecciones son concurridas sea suspendida la autonomía catalana,se convoquen nuevas elecciones catalnas y los partidos independentistas se vuelvan a presentar aceptando la misma legalidad que está vigente.En todo este proceso de “desobediencia” se observa que es dirigido por políticos y no por Gandhi o unos líderes con la ética de la noviolencia.Si fuera así los políticos independentistas ya hubieran dejado de ser diputados españoles-Rufián,Tardá y el Pde Cat- visto que han votado la Ley de Transitoriedad.

  • Jaume PATUEL PUIG

    G.R.PORTA, empatizo totalmente contigo. Gracias.

    Entiendo que votar no es ni obedecer ni desobedecer sino seguir la propia consciencia que se intenta ahogar, manipular. Porqué actúa OPERACION CATALUNYA? Si eso es mostrar el respeto en pro de la libertad constitucional, qué serán otras cosas.

    La teología de la liberación se basa en Jesús. Y tiene muchas aplicaciones.

    Y creo que hay que tener muy en cuenta lo profundo del Ser Humano, que no es lo más profundo, esas emociones primarias que se camuflan . De ahí e discernimiento y las difíciles opciones.

    12 de octubre: Día de los Pueblos indígenas. ¿Porqué lo han cambiado?

    Mucho a reflexionar básicamente, dialogar honestamente y sobre todo el RESPETO AL OTRO, COSA NO TAN FÁCIL COMO A VECES SE PROPONE…tanto oral como escrito.

    Ha empezado la campaña. Por el momento Catalunya se significa sin violencia. Así lo manifestamos una vez más el 11. Había alegría, buen humor y sanas reivindicaciones.

    Saludos muy cordiales

  • M.Luisa

    He ido releyendo algunos comentarios  y en varios de ellos encuentro, así como también en el artículo, unas alusiones al Evangelio o a la figura de Jesús como  intentando vincularlos  con el tema. Algo que  yo misma  estuve  tentada  de hacerlo pero me contuve   porque tenía  mis dudas   de si  la  homogeneidad de las partes implicadas  pudiera comprenderse correctamente. Lo más que hice fue hablar de emancipación, es decir, de liberación, pero tampoco con eso  se cayó en la cuenta.  
      Por otra parte hacerlo de forma expresa me exime  el hecho de que aquí  todo el mundo conoce  que mi horizonte de aplicación  filosófico es el de la realidad y por tanto  también me sirve para tratar  este  tema de la realidad política. Si se sabe aprovechar esta perspectiva  resulta muy significativo el modo de fundamentar   la dialéctica existente en la actualidad  entre los políticos   de Madrid y los de Catalunya, porque    mientras éstos la fundamentan en el horizonte de los Derechos Humanos, el horizonte de diálogo del gobierno central es la letra de la Constitución, ni siquiera su interpretación y  mucho menos su espíritu. Saquen de ahí sus propias conclusiones
    Ah! George, me ha gustado tu último comentario, gracias.

  • George R Porta

     
    1.             Me Me parece que cuantos más votantes concurran más transparente será la expresión del sentir y del querer de los mismos.
     
    No deberá haber más personas frustradas, me parece, con los resultados simplemente porque sea más claramente explícita la voluntad de la mayoría y ésta sea más representativa: Hay una obligación de ser políticamente realistas.
     
    Es parte esencial del ejercicio del derecho a la autodeterminación expresar la voluntad y la visión política mayoritaria del future nacional y una vez expresada acatarla.
     
    Los políticos y las cortes de justicia existen para defender y servir la Constitución, no en contra de la voluntad popular sino respetándola y garantizando que si es necesaria una reforma ésta ocurra adecuadamente.
     
    2.             El Reino de España es semejante a un padre o una madre de familia. Si y cuando sus hijas e hijos llegados a la adultez reclamen el derecho separarse para andar por sí mismos/as, como el hijo pródigo de la parábola, podrán quizás intentar persuadirles en contrario, pero no podrán retenerle a la fuerza, aunque deberán advertirles que el regreso no estará garantizado automáticamente.
     
    El Reino de España debiera, me parece, dejar a Cataluña separarse dejando bien claro que un regreso tendrá que ser renegociado y que será costoso.
     
    En la parábola del hijo pródigo el padre en efecto le recibe de regreso, pero solo le devuelve la «ciudadanía de hijo» (el anillo, los zapatos y el vestido que representan la dignidad. Por lo demás ya no tendrá otra herencia y, el texto no lo dice, pero quizás le impuso aranceles: «Ahora celebremos, pero mañana tendrás que laborar»
     
    3.             Si hay catalanes que no se han sentido libres de España de hecho no lo han sido y tienen derecho a organizarse y reclamar esa libertad como la entienden. A lo que no tienen derecho es a definir unilateralmente la relación fronteriza con el Reino.
     

    4.             La Ley no puede otorgar la libertad más que a quienes nunca la han tenido o devolverla a quienes la perdieron. Quien nace libre y nuca la pierde, nadie puede otorgársela porque ya la tiene.

     
    Somos libres de nacimiento hasta que el Estado nos prive de libertad o de ciertas libertades. La Ley, el Estado, solo puede defenderla o regularla para garantizar la libertad equitativa.
     
    Los ciudadanos simplemente de facto ejercen libertad como lo desean hasta que tropiezan con la Ley. Auto emanciparse no es algo que puede deshacerse: Una vez libre hay que pagar el precio de serlo. La Ley limita el ejercicio de la libertad colectiva o personal. La Constitución nunca puede ser superior a los ciudadanos si éstos ejercen adecuadamente el derecho de reclamar su reforma.
     
    El Reino de España quizás ya no representa más a la España de los muy católicos Isabel y Fernando, o a sus sucesores o de Franco, que bien turbia que ha sido esa larga historia. El padre de Felipe VI dejó de ser representar como rey la unidad del reino mucho antes de que abdicara, cuando escandalizó con sus especulaciones financieras y sus deslices orgiásticos. Va siendo hora de que los reinantes monarcas depongan los blasones y de que la nación considere las opciones constitucionales de otras naciones europeas federadas, etc., que son exitosas o lo parecen.
     

  • Javier Pelaez

    Yo no deseo que el 1O sea muy concurrido porque más será la gente frustrada.Es poco previsible que después del 1O Cataluña sea independiente.Además el referendúm no se va a celebrar en 270 ayuntamientos entre otros la segunda población más grande:L’Hospitalet.Además no hay condiciones que aseguren el 1O un referendúm que cumpla las condiciones de la Comisión de Venecia.Por lo pronto exige que se convoqué con un año de antelación.Finalmente Cataluña ha sido LLiure ,incluso hasta 2010,para muchos de los que convocan el referendúm.No observo yo que desde 2010 haya nada que impida su libertad.Votan en elecciones autonómicas que cumplen todas las garantías.

  • M.Luisa

    Floren de Estepa, hola amigo,  sólo aclararte una cosa y es que ¿cómo no se va a respetar el resultado del referéndum  en una democracia?  los políticos catalanes no se cansan de repetir  que si saliera el NO inmediatamente se irían hacia unas nuevas elecciones estatuarias, es decir, se renunciaría a la independencia, sólo  se proclamaría ésta si saliera el SI.
    La manera unilateral a la que tú te refieres tenía que ver  cuando tiempo atrás,   durante el proceso, se buscaba desde Cataluña,  una  negociación para  llegar al referéndum de forma pactada con el gobierno central,  pero al correr  del tiempo y  al ver que todas las puertas se le  iban cerrando,  fue cuando entonces  el presidente  de la Generalitat,  un buen día dijo solemnemente aquello de “Referéndum o Referéndum”  queriendo decir que entonces sí  se llevaría a cavo unilateralmente. Pero el referéndum, su convocatoria no su resultado

    Un cordial saludo

  • George R Porta

    No creo que las fronteras sean o estén invisibles pero en España están bien demarcadas las regiones y sus particulares regionalismos y no es el único país en el que eso ocurre. En Europa hay multiples ejemplos de naciones federadas y viven aparentemente en paz.

    La España única puede ser legítimamente el sueño de unos, pocos o muchos, y la España federada la de otros, y la España dividida en varias «naciones» lo mismo. Lo que traiga la paz y la armonía y beneficie a cada uno.

    El ideal de los muy católicos Fernando e Isabel no tiene que obligatoriamente perdurar si no es capaz de hacerlo por mucho que Franco lo quisiese. Ya ha sido bastante inoperante la monarquía o al menos así se ve desde afuera. Yo estoy por el respeto de lo que cada región desee y escoja.

    No me gusta, ya lo he dicho, opinar sobre la politica de otro país que no sea este en el que vivo o sobrevivo, porque no puedo estar al tanto, pero llevo sangre española y quiero a España y me hubiera gustado poder quedarme en ella cuando en el 1979 huí de Cuba.

    Me sabe mal que cada uno no pueda determiner su forma de existir teniendo una o varias fronteras que  separan tanto cuanto unen.

    Ojalá la votación del 1 de octubre transcurra en paz y sea muy concurrida.

    Visca Catalunya Lliure! y ¡Viva La España que la respete en su libredeterminación!

     

  • Jaume PATUEL PUIG

    Gracias!!

  • Javier Pelaez

    Me refiero que es un tema muy ajeno a la problemática que interesaba a Jesús.Hay mucha gente que el tema catalàn no le interesa lo más mínimo.Por otra parte,te he de decir que con ir a votar no desobedeces nada-siento decepcionarte-a no ser que Rajoy en su inmensa estupidez mande un policía que impida la entrada en cada colegio.Por otra parte,la historia de Cataluña,como la del esto deEspaña esta llena de violencia y los  Mossos,como pude comprobar en Barcelona en 2001 en la campaña contra el Banco Mundial,pegan tantas hostias como el resto dé policías.Ojalá no haya violencia,pero no se puede descartar si hay alteración del orden.

  • mª pilar

    Deseo de todo corazón que Cataluña obtenga lo que desea, y creo sinceramente, que tienen derecho a votar.

    ¡Pero sabiendo de verdad lo que están votando!

    Y otra cuestión que me llena de duda:

    ¿Todas las personas que se sienten catalanas votarán en libertad?

    Porque ahora solo veo a los que “hacen ruido” ¿tendrá el mismo valor el voto de la otra mirada?

    Quizá, todas las personas nos llevemos “un chasco” para mí, todas las personas tienen el mismo valor humano, de pensamiento y actitud.

    Deseo de corazón, que no se pierda ese…

    ¡Sentido común! 

    Que tan deteriorado está en todo este dolorido mundo.

    Les deseo todo cuanto ansían, pero democráticamente, y los políticos…

    ¡¡¡Todos!!! 

    Están muy lejos de actuar como tienen que hacerlo.

    mª pilar

  • Humildemente y sin conocer todas las perspectivas del “asunto catalán”, admito que hay cosas que me dan vértigo, como el hecho de que si el referéndum es desfavorable para con la independencia, hay políticos de aun así desean declarar la independencia de una manera unilateral. Yo al menos, así lo he escuchado. ¿Para qué votar, visto este supuesto?

    Aun así, es cierto que si a algo no de debemos temer es a las urnas. Dicen que el famoso cantaor de sevillanas llamado “El Pali”, dijo que “tenían que hacer menos bombas y más pavías de bacalao”. ¡¡Genial frase, del genio sevillano!! Genial para aplicarla a este asunto. ¡¡Vivan las urnas!!

    No tengo miedo a los votos. Al modo y la manera sí. Y garantías no hay ningunas. Hay que cambiar la ley, cámbiese. Pero lo que no se debiera permitir es la deriva de ruptura no ya territorial -que lo es-, sino fraterna a la que está llegando lo que yo llamo “Asunto Catalán”.

    Con todo respeto, insisto: no tengo miedo a los votos. Pero si Cataluña es España todos debiéramos de poder decidir. No solo los que allí viven, sino los que vivimos en otro lado, pero consideramos Cataluña parte de España; porque lo es. Espero que mi opinión se considere, al menos respetuosa.

    Un abrazo a tod@s desde la -aun- calurosa Andalucía. Y gracias José Mª Castillo por su labor.

  • Jaume PATUEL PUIG

    Javier, es asunto muy humano.Y lo humano no es ajeno a Jesús. No reduzcamos a Jesús solo a los pobres. También qué significa “pobre”. Y gracias por la aclaración: Evidentemente meter a “Dios”, todo depende de què “Dios” o se entienda por Dios. Gracias, Javier.

  • Javier Pelaez

    Acabar a tiros si metemos la religión por medio.Por ejemplo,que Dios está de una parte u otra.Peligrosísimo.Eso quería decir.Creo que a Jesüs no le interesa mucho este asunto sinceramente.No es asunto de pobres.

  • Jaume PATUEL PUIG

    Antes se acaba a tiros, ahora por el momento no y no creo que se dé en el espíritu catalán. Jesús miró mucho más allá de la visión puramente humana, pero no la excluyó. Al contrario, sufrió sus consecuencias.

    Mirar la situación con ojos jesusánicos por ambas partes no iría nada mal. Pues es una mirada de compresión, respeto y dignidad. Creo que es pedir algo muy difícil por egos narcisistas. Pero algo está pasando en algún ego por el trato. Me es muy difícil distanciarme porque estoy en el ruedo. El público puede empatizar? No lo sé. Me inclino por las reflexiones de G.R. PORTA.

    Maria Luis, la educación es compleja y difícil porque entra lo que llamamos “libertad”.

  • Román Díaz Ayala

    Mira, M- Luisa, en este problema quisiera mantener la conversación muy coral, y no pretende dirigirme a una persona concreta, si acaso a algún tema que se haya mencionado y ya está. Te ruego que no personalices porque todos/as estams viviendo el mismo problema de una manera o de otra y afecta al conjunto. Te expreso que estoy muy cercano a tí y me imagino cuáles son las circunstancias por las que estás pasando, con muchas esperanzas y  con muchos miedos. Es natural, has hecho una opción legítima aunque yo no la comparta, pero doy mi vida porque tú no te veas obligada por la fuerza a renunciar a tus derechos.

    Para hablar de emancipación, tenemos que asumir la existencia de algún tipo de ataduras que coarten la libertad ( ataduras externas se supone, pero no las propias ataduras a las que un individuo libremente se somete por respeto a la persona del otro o a sus derechos)

    donde hay libertad plena no cabe emancipación alguna.Los lazos de la convivencia en democracia no se `pueden asociar a la opresión, salvo que vivamos dentro de una mentalidad anarquizante.

     

  • Isidoro García

    Amiga M.Luisa, como dice Román todos sabemos lo que es la independencia, y yo diría que es emancipación + sus circunstancias, al estilo orteguiano.

    Pondré un ejemplo. Todos sabemos perfectamente lo que es el derecho personal a organizar su propia vida según su criterio personal, que en principio nadie pone en duda. Pero voy a dibujar tres escenarios teóricos de lo mismo, pero muy distintos.

     

    1º escenario

    Una persona recibe la proposición de ir a vivir juntos, y formar pareja, por parte de otra que has conocido hace poco. Tú en virtud de tu derecho a decidir tu vida, decides rechazarla y seguir viviendo solo/a.

     

    2º escenario

    Una persona que lleva diez años conviviendo con otra como pareja, decide independizarse, y le tiene que decir a su pareja, que se marcha.

     

    3º escenario

    Una persona tiene una pareja que lleva 20 años casado, tienen tres hijos aún pequeños en común, (alguno con problemas), y justo cuando acaban de dictaminar a su pareja un cáncer incierto, decide ejercer su derecho a organizar su vida, y le va a decir que se marcha de casa.

     

    Todo es lo mismo, pero muy distinto. El primero, no tiene ningún problema moral, el segundo ya tiene un papelón emocional grande, y el tercero, si se va, se comporta como un egoísta, insensible al dolor ajeno y claramente es un inmoral.

    Yo no se, ni voy a inferir, a cual de los tres escenarios, se asemeja lo de Cataluña. Lo que quiero señalar es que te guste o no, “in vitro”, la independencia es una emancipación, pero en la práctica real, en las concretas circunstancias históricas actuales, la independencia de Cataluña, no es algo teórico sobre el papel, sino algo que en la práctica supone un separatismo.

    Un separatismo que supone un abandono de la convivencia histórica con unos vecinos, que hemos vivido junto con vosotros una historia azarosa, pero siempre en común. Y por eso guste o no guste, es un tema fuertemente emocional.

    Decía yo, en otro hilo, que nuestro superyó, o conciencia moral tergiversa la realidad y la historia lo que sea necesario, para evitar sentirse uno “mala persona”, y para ello, se utilizan todos los eufemismos, y tergiversaciones intelectuales al alcance. Todo antes que reconocer la negra realidad.

  • Alberto Revuelta

    Salvador Rueda, anarquista murciano, migrante en Barcelona muchos años y que fue a morir a un hospital gaditano, me contó su fórmula para emanciparse desde los 18 años e su tierra natal en plena guerra clvil: “en los cincuenta centímetros de mi circunferencia NO HA MANDADO NUNCA NI DIOS”. Basta practicar sin descanso.

  • M.Luisa

    Te refieres a mí Román? Con eso que dices de que nos olvidemos de las definiciones de manual? No parece que los participantes del debate al menos algunos, en sus comienzos,  tuvieran clara la definición de independencia   pues ha costado  tiempo  disociarla de su interpretación  más negativa identificándola con separatismo.

    La independencia  sólo es un medio para alcanzar un fin, la emancipación. Y la emancipación política  tendría que ser una aspiración no sólo de Cataluña sino  de toda España.

    Un cordial saludo

  • George R Porta

     
    Continuando mi punto de vista la sociedad se ha vuelto adicta cuando se generaliza la «dependencia» en la gratificación inmediata. Algunos de sus efectos o síntomas son:
     
    1.     el desmadre de la deuda personal (tarjetas de crédito, préstamos para vacacionar o para pagar por cirugía cosmética opcional, etc.) gastándose dinero que aún no se posee (el fomento de la competición entre naciones (priorizar el desarrollo de armamentos versus la educación y la salud, por ejemplo);
     
    2.    preferencia emocional de plataformas políticas por razones ideológicas o de filiación partidista fanática, en perjuicio de la integración de la totalidad de las tendencias sobre la base de la solidaridad y la preferencia del bien común;
     
    3.    corrupción de las instituciones civiles fundamentales: Las cortes judiciales, las iglesias, la familia perecen al predominio de la represión violenta (las cárceles se llenan y hay que contratar empresas privadas comerciales para que las administren; la religión adopta la forma proselitista del mercadeo; la violencia doméstica —explícita o implícita— se propaga y victimiza a los más vulnerables; las fuerzas militares y de orden público dejan de representar la ley para representar el poder establecido).
     
    Cuando estos signos se hacen reconocer por doquiera ya no se puede hablar de autonomía o de independencia y mucho menos de sana interdependencia social.
     
    La cuestión de la independencia-autonomía parece más una multidimensional cuestión social y política, por lo tanto, de la educación del individuo en el ejercicio y la preferencia de la solidaridad. En última instancia no se trata de que haya opciones electorales, sino de que se pueda realmente elegir; ni se trata del predominio de una ideología, sino del diálogo y la cooperación entre las diversas ideologías.
     
    Ninguna entidad, persona o grupo, que posee la fórmula mágica que resuelva todos los problemas ni de proveer para la satisfacción suficiente de la necesidad comunal por lo tanto la competición por el poder es esencialmente destructiva porque o causa la oligarquía o el caos político.
     
    Este estado de incivilidad refleja la economía de mercados desregulados o libres y es esencialmente destructiva porque se fundamenta en la competitividad entre comerciantes y en la manufactura de la demanda, del consumismo, fomentando la adicción a lo innecesario y la proliferación de la cultura del descarte compulsivo: La adicción por «lo último» en el mercado. Un ejemplo escandaloso reciente es que Apple acaba de poner en el mercado un teléfono super caro, el iPhone 10. Al no producir un iPhone 9 ha creado exprofeso dos líneas de consumo de uno de sus productos insignia (el otro es la línea del iPad), estableciendo la desigualdad económica como criterio de mercadeo identitario: Ya no se trata de adquirir lo mejor, sino de adquirir la identidad de quienes pueden permitirse comprarlo, los triunfadores, la elite; o conformarse tristemente a formar la masa, «el resto» que no puede adquirirlo. En última instancia es el fomento de la envidia como norma.

  • Javier Peláez

    Dicho esto creo que el daño que están haciendo a las instituciones-el gobierno autonómico y el central-es irreparable y creo sinceramente que el asunto afortunadamente no es una preocupación sentida por la población salvo en algunos círculos instruidos y en los que viven de esto-la prensa y los políticos-.Esta reflexión se la copio a Elisa Beni.

  • Javier Peláez

    Jesús no fue independentista catalán,ni claro nacionalista español.Jesús hizo prevalecer su conciencia sobre la ley,fue un desobediente.Pero a ¿qué desobedecería Jesús?. ¿A Rajoy, a su desmesurada juridificación de este asunto?¿Al Govern como piden hoy las asociaciones  de jueces o como pedía Fco.Laporta en un artículo de EL PAIS relativo a los funcionarios y su derecho a desobedecer a las autoridades catalanas en su proceso de desobediencia-a Fco.Laporta lo conozco bien porque me prologó un libro precisamente sobre La  objeción de conciencia al servicio militar…-?.Sólo nos faltaba que se mezcle en esto la religión.Acabamos a tiros!.

  • Román Díaz Ayala

    Todas las personas intervinientes sabemos exactamente qué es la independencia y en qué consiste ser independiente. Así que olvidèmonos de las definiciones de manual.

    La falta o carencia de independencia se está viviendo y expresando ( no por toda la ciudadanía en Cataluña) como una necesidad no satisfecha de libertades ciudadanas, y por la imposición de actores externos a la ciudadanía en Cataluña que “imponen” una realidad política, cultural y social ajena a su ideosincracia.(estos actores se identifican progresivamente y en crecendo según avanza la tensión en el Gobierno conservador del Partido Popular, en Madrid, Cabeza del Estado y sus instituciones “que nos son impuestas”, en España y los españoles que son una realidad otra y distinta de la catalana.

    Estos discursos no hacen ninguna concesión a la historia común de siglos, a la historia más inmediata protagonizada por una generación que todavía está entre nosotros, a sus actos, sus decisiones políticas y todo su protagonismo ciudadano.

     

    Para llegar a estos planteamientos se parte de dos supuestos a veces distintos pero que están actualmente colaborando conjuntamente.

    Cataluña siempre ha sido una nacion, pero jamás a gozado la oportunidad histórica de expresarse como tal no solo de forma diferencia del resto de España, sino de una manera políticamente independiente en el consorcio de las naciones-Estados. Han militando de forma más frecuentes durante la España Democrática del 78 en el el Partido Republicano de Cataluña, han colaborado estrechamente en las instituciones del Estado ( y muchas veces lealmente) tanto en Las Cortes de Madrid, como en las instituciones catalanas, en gobiernos y en la redacción de sus leyes, incluído sus Estatus de Autonomía.

    Otro colectivo ve en la situación actual una continuación de la dictadura de Franco y por lo tanto no le conceden al sistema democrático ninguna legalidad. ni al modelo de Estado ( un monarca designado por el dictador) ni a las leyes que han emanado del Parlamento y fueron refrendadas en sendos referenda.

    Aclarémonos para poder dialogar.

  • George R Porta

    Gracias, María Luisa por tu saludo y buenos deseos.

  • M.Luisa

    No sólo aquí te he leído siempre Jaume, sino que también te seguía con admiración en tus programas televisivos cuando tratabas el tema de  la espiritualidad ¡Un abrazo!

  • Jaume PATUEL

    Gracias, Mª Luisa. Estoy de paso.

    La independencia de cualquier ser o colectivo es solo un paso para más que tener SER. No fácil proceso. ¿Dialogar? Muy difícil es un diálogo de Amo (patrón)-súbdito (esclavo) cuando el primero pone condiciones porque solo tiene poder… Y difícil educar cuando educar es permitir que emerja lo profundo del ser Humano. Jesús es un buen modelo de ante todo la consciencia ante el abuso.

    Gracias por leerme, Mª Luisa.

  • M.Luisa

    No nos engañemos, cómo se puede decir que el problema ha trascendido la política sin ni tan siquiera en el inicio de él se la utilizó para gestionarlo  como lo más  propio y característico de la democracia?

    De inicio la política, Rajoy,   se desentendió  y ahora en la recta final es cuando sale toda la artillería judicial, las coacciones y las represiones,  por tanto de trascendencia nada, han habido estrategias, ahora   una ahora otra, pero esto no deja de ser precisamente la  antítesis de la trascendentalidad.

  • Román Díaz Ayala

    Este artículo no es de contenido teológico aunque lo haya escrito un maestro muy querido en teología, sino filosófico en el profundo sentido de nuestra tradición humanista, y puede, que sin duda, principalmente político porque establece criterios de comportamientos ciudadanos que no se circunscriben tan sólo a “creyentes” de una confesión o coriente espiritual determinada.

    Viene a decir lo que ya mucha gente intuímos dentro de las circunstancias que estamos viviendo en España; que el problema ya ha trascendido la politica rompiendo el binomio enfrentista: tratamiento judicial o político de nuestros problemas en Cataluña (Entiéndanme bien “en” y nó “con” Cataluña)

    Ha trascendido porque el problema se ha convertido casi todo ello en uno  de “educación”, porque a un discurso se le opone otro tambien con su lógica interna y su pretendida coherencia propia ( por ejemplo: de qué legalidad hablamos, cuáles son las funciones del Estado, aparte de su naturaleza propia y así más cosas) Yo añadiría, ahora fuera del paréntesis que hablar hasta el cansancio de diálogo cuando nadie quiere aceptar que para que este diálogo sea verdadero implica en sí mismo una negociación, y la  apertura “hacia el otro” no viéndolo como un adversario, advenedizo y “extraño” al problema.

    ¿Se me entiende?

  • M.Luisa

    Siempre me ocurre que como el comentario lo trabajo en el escritorio fuera del ordenador,   luego cuando lo inserto me percato  de los comentarios que me han precedido por esto el mío, tras leer el de  Jaume Patuel,  sitúo el mío   en su misma línea pero  con la diferencia ya explicada.

    Me alegro de verlo de nuevo por aquí y también me alegro por ti  George  que estés bien a tu regreso después de todo lo ocurrido en tu país.

  • M.Luisa

    De acuerdo que el señor Castillo frente a esta situación de cambio no pueda desarrollar en su breve reflexión una análisis exhaustivo sobre las consecuencias del mismo, pero al menos concedámosles a los términos su sentido más próximo.

    Lo que está en la base de todo no es la independencia sino la emancipación como  brote liberador que sale de dentro empujando  por la propia dignidad de la persona, en este caso , por la de todo un pueblo.
    La independencia es sólo un instrumento para lograr esa emancipación  y establecer igualdad de trato.   Ni poder opresor ni poder seductor.  No se trata como dice, Byung-Chul Han,  que con sólo pensar que somos libres, el problema de la libertad  quede resuelto,  si la libertad no se dejase  previamente sentir tal vez tendría razón este señor  de  prestarse a  ser manipulada,  pero el sentimiento de libertad es una experiencia genuina y personal   que  une a las personas  en su realización  como tales no en su estancamiento.

    Es, antes que nada, un enfrentamiento con nosotros mismos,  ¡¡naturalmente!!, no con el poder ni con Roma, en esto sí que coincido con Castillo,   por esto al comienzo  he querido introducir en la reflexión el concepto de emancipación. Seguro que lo entenderéis

  • George R Porta

     
    Leo: «…la clave del cambio, que nos han inoculado, está en que el “poder opresor”, que no soportamos, se ha convertido en “poder seductor”, que nos complace hasta hacernos ver la vida como realmente no es. … Byung-Chul Han lo ha explicado con sencillez: cuando pensamos que somos más libres que nunca, en realidad estamos más controlados que nunca.»
     
    Leyendo estas líneas del Dr. Castillo me reconozco el patrón de conducta adictiva. La heroína primero inmoviliza, después lentamente asfixia, después inhibe la coordinación ambulatoria…en suma, una vez ha entrado en la sangre se adueña de la persona.
     
    Con todo, es la propia persona adicta la que se administra la droga y hasta roba o mata por adquirirla para administrársela y un buen día se suicida porque se administra una cantidad que su organismo no puede físicamente tolerar y asimilar…nadie pue detener ese progreso hasta lo profundo de la muerte.
     
    Esta mentalidad de adicción me parece reflejada en la incapacidad de reconocer cuanto de común relaciona independencia y autonomía. El DRAE aquella como «entereza, firmeza de carácter» y ésta, en su relación con el Derecho, como: «Capacidad de los sujetos de derecho para establecer reglas de conducta para sí mismos y en sus relaciones con los demás dentro de los límites que la ley señala.»
     
    Solo alguien con firme carácter —el DRAE define carácter como el «conjunto de cualidades o circunstancias propias de una cosa, de una persona o de una colectividad, que las distingue, por su modo de ser u obrar, de las demás— puede distinguirse por su capacidad de establecer las reglas de conducta para sí misma y en sus relaciones con las demás personas dentro de los límites señalados por la Ley.
     
    La heteronomía es lo opuesto y es muy similar a la dependencia.
     
    Lo que ha fallado desde hace tiempo y sigue fallando, ya fallaba en los tiempos de Pablo (Cf. Ef. Efe.5:33; 6:5-8; Col. 3:22-25; 1Tim.2:11-12) y ha seguido fallando en las enseñanzas de la religión. El esclavo cristiano no ha de someterse a su amo cristiano ni éste desear que lo haga; como no debe la esposa someterse al marido ni éste desear que lo haga.
     
    La droga de «andar a dónde vaya y como vaya Vicente» está ahí fuera, en la educación más fácil, en la socialización más distorsionada, pero nada impide liberarse de ella. Hay que educar a las generaciones jóvenes que están recibiendo de nuestras manos un mundo en bancarrota moral, a que se pongan de pie y decidan optar por hacerse responsables de su vida y al hacerlo, de la de la comunidad, al precio que haya que pagar la solidaridad responsible..
     

  • Coincido con Castillo.(O con Jesús…) En lo siguiente:

    Muerte al viejo yo. Y resurrección al Yo, que somos todos capaces de encarnar. Entonces seremos genios únicos todos. Porque como somos únicos e irrepetibles, como los arboles del bosque. Cada cual desarrollará los talentos de que está dotado, y de paso seremos libres e independientes, en la que era, la España de Franco, o la Alemania de Hitler. O en una cárcel mismamente. Recordad el espíritu libre que fue Mandela, y donde se fraguó.

    A la muerte y resurrección. Se le llama DESPERTAR. Para ello, hay multitud de tecnologías a seguir para alcanzar ese despertar. O sendas espirituales, Las mejores, creo yo. cuentan con el cuerpo. no son meramente para solo razonar. Aunque la información razonada sea el primer paso.

    La oración contemplativa cristiana, no creo que sea la mejor tecnología. Aún siendo valida. Orando Teresa de Avila, por ejemplo. Alcanzó el despertar. La oración hecha con y desde el sentimiento, tiene una vibración alta, con lo que nos eleva vibracionalmente hablando. Luego nos acerca al despertar.

    Otra cosa es pedirle a Dios. Pedir desde la carencia, es contraproducente. Hay otra manera. (Mirad vídeos sobre física cuántica).

    El Sol muere en la “cruz del sur” y resucita al tercer día.

    De ahí sacaron las religiones mistericas. El concepto de muerte y resurrección.

    El cristianismo literalista. Abominó del paganismo, incluido el cristianismo gnóstico. Y como bobos. hicieron del mitologico Jesús un ser histórico.

    Esto hoy, casi que es de dominio publico. Y las Iglesias cristianas que “son y tienen la verdad”. Dan la  callada por respuesta.

    Con todo. como la gnosis es universal. Se puede sacar de los mismos evangelios, perlas como las que saca Castillo. En los evangelios hay mucha gnosis….

    Volviendo al tema Independencia. Somos únicos pero somos gregariamente sociales. Y el despierto también tiene voz y boto…, en las cosas del mundo. Sino que m. de mundo construiríamos.

    La “matrix” es para los dormidos en el viejo yo. La Arcadia feliz. Para los despiertos.

    Despertemos por favor. O nos harán creer, del todo, los banqueros, que somos robots a si servicio. Dormidos es como somos esclavos zombis. Despiertos somos como el tigre que se adentra en la montaña.

  • Jaume PATUEL PUIG

    Olvidaba, gracias José M por tus reflexiones.

     

  • Jaume PATUEL PUIG

    Jesús dio preferencia a la consciencia que a la ley, siempre que esa fuese inadecuada o injusta. En Catalunya creo que es la consciencia la que intenta sacar la cabeza ante una falta de respeto y dignidad de parte de un Gobierno que se dice y proclama demócrata que emplea un fuerte abuso de poder y juridicarlo todo . Solo por eso vale la pena votar y si es posible salirse. No creo que los medios que usa el PP vayan a seducir a una gran parte del Pueblo Catalán. Agradezco el artículo de Javier Pérez. Ah!! Confío que mantengamos también en Atrio, como se hace, el respeto y no las descalificaciones o adjetivos inadecuados. El día 1-0 voy a votar siguiendo mi consciencia por encima de cierta ley. Jesús fue un buen ejemplo.

     

Deja un comentario