Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5438 Artículos. - 86459 Comentarios.

Venezuela en blanco y negro

Por Luis Hernández Navarro

Luis Hernández es un prestigiado, universalmente respetado, valioso y valiente periodista. Hoy, en este artículo de La Jornada, nos ofrece una contundente exposición basada en hechos palpables, números y porcentajes, que solo un protervo negacionista de la realidad puede resistirse a admitir. MS.

Se acusa a Venezuela de no ser una democracia. Se dice que su presidente desde 2013, Nicolás Maduro, es un dictador. De su antecesor, Hugo Chávez, se afirmó que era un tirano. En blanco y negro ¿qué tan ciertas son estas imputaciones?

En sentido estricto, desde la perspectiva de la transformación social, la discusión implica, contrastar la relación (o falta de ella) existente entre la democracia procedimental y la democracia participativa y la construcción del poder popular. Pero, dejemos de lado por ahora este asunto, y revisemos solamente si la vida política venezolana cumple con los rasgos principales de una democracia representativa.

A raíz la muerte de Hugo Chávez, el vicepresidente Nicolás Maduro asumió, provisionalmente, la presidencia de Venezuela, el 8 de marzo de 2013. Casi un mes después, el 14 de abril, ganó las elecciones presidenciales para un periodo de seis años (hasta 2019), con una diferencia de más de 200 mil votos con respecto a su más cercano competidor, el derechista Henrique Capriles. Maduro fue democráticamente electo como legítimo mandatario de la República Bolivariana de Venezuela.

En una dictadura no se celebran elecciones. Sin embargo, en Venezuela hay comicios y consultas públicas regularmente. Desde que Hugo Chávez asumió la Presidencia de la República en 1999 ha habido innumerables comicios: cuatro presidenciales (cinco, si se cuenta el que ganó Chávez por primera ocasión en 1998), cuatro parlamentarias, seis regionales, siete municipales y dos para Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Se han efectuado, además, seis referendos, incluyendo el de 2004 que ratificó como jefe del Ejecutivo al hijo de Sabaneta.

Casi todas las elecciones nacionales han sido ganadas claramente por el chavismo. Sólo en dos ha triunfado la oposición (una, parlamentaria, en 2015). En las demás fue derrotada. Eso no le ha impedido conquistar algunas gobernaciones y otros gobiernos locales.

Venezuela tiene un sistema político multipartidista, con grandes facilidades para hacer coaliciones electorales. El principal agrupamiento opositor, la Mesa de Unidad Democrática (MUD), está integrado por 19 partidos. Decenas de partidos hacen política abierta y participan en las elecciones. Los requisitos legales para formarlos son mucho más flexibles que en México.

En la Asamblea Nacional, los pueblos indígenas tenían derecho a tres diputados, elegidos en tres circunscripciones electorales. En la actual Asamblea Nacional Constituyente participan ocho representantes indígenas, electos en un primer momento según sus usos y costumbres, en casi 3 mil 500 asambleas.

El sistema electoral venezolano garantiza comicios libres y justos. Sus resultados pueden ser fácilmente verificables. El ex presidente de Estados Unidos James Carter, crítico de Hugo Chávez, lo ha avalado en distintas ocasiones. “De las 92 elecciones que hemos monitoreado, yo diría que el proceso electoral en Venezuela es el mejor del mundo”, declaró el ex mandatario.

Se dice que en Venezuela no hay libertad de expresión y que los medios de comunicación están controlados por el Estado. Cualquiera que haya pisado ese país y haya prendido el televisor, la radio o revisado en los kioscos la prensa local sabe que eso no es cierto. Primero, porque la mayoría de los medios están en manos privadas. Y, segundo, porque en ellos se dicen libremente las peores barbaridades imaginables, incluyendo insultos racistas contra Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Se convocan a movilizaciones ¡contra la dictadura! ¿Cuál tiranía permite que un periódico la califique como tal?, se pregunta el escritor Luis Britto.

En Venezuela, los medios de comunicación privados (la mayoría opositores) son hegemónicos. En 2014, explica Britto, operaban en Venezuela 2 mil 896 medios: 65.18 por ciento estaba en manos de particulares; 30.76 por ciento era comunitario, y apenas 3.22 por ciento era de servicio público.

En la radiodifusión funcionaban 1 mil 598 emisoras privadas, 654 comunitarias y apenas 80 de servicio público. En la televisión de señal abierta 55 canales eran privados, 25 comunitarios y apenas ocho de servicio público.

En Venezuela no hay limitaciones a la libertad de asociación, reunión y protesta. Basta revisar la prensa para documentar que en los últimos 18 años ninguno de esos derechos ha sido proscrito en Venezuela; por el contrario, la oposición ha hecho uso de ellos ¡hasta para llamar a deponer a los presidentes Chávez y Maduro! Las protestas han sido disueltas cuando los opositores ejercen la violencia y llaman a delinquir.

Leopoldo López no es un demócrata, sino un fascista. No es un preso de conciencia, es un delincuente. Se encuentra bajo prisión domiciliaria no por simpatizar con el dictador Francisco Franco, sino por participar e impulsar los delitos de incendio y daños que se ejecutaron como parte del plan de derrocamiento contra el presidente Maduro llamado La salida.

Pero, la democracia es mucho más que un asunto procedimental. Y si, como señaló Abraham Lincoln, democracia es el gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo, lo que hay en Venezuela es una democracia mucho más profunda de lo que admiten sus críticos. Es una democracia sustantiva que se hace realidad desde el poder de las comunas, expresión de autogobierno popular en un territorio, con recursos, competencias y facultades propias. (Véase, de Marco Teruggi, Lo que Chávez sembró: testimonios desde el socialismo comunal).

El Estado comunal es, según la legislación venezolana, la “forma de organización política social, fundada en el Estado democrático y social de derecho y de justicia […] en la cual el poder es ejercido directamente por el pueblo, con un modelo económico de propiedad social y de desarrollo endógeno sustentable”.

Ciertamente, muchas críticas se pueden hacer al modelo venezolano. Pero, en blanco y negro, afirmar que Venezuela es una dictadura y su presidente Nicolás Maduro es un tirano es una calumnia. La democracia venezolana es mucho más profunda que la que existe en la mayoría de los países cuyos gobiernos denuestan su revolución.

41 comentarios

  • oscar varela

    Venezuela
    Denuncias de la Constituyente
    Los asambleístas rechazaron las sanciones impuestas por Estados Unidos y denunciaron por “traidores a la patria” a los opositores.
     
    https://www.pagina12.com.ar/59751-denuncias-de-la-constituyente

  • oscar varela

    VENEZUELA
    EL ESTADO, Y NO LAS CORPORACIONES,
    GARANTIZA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN
    http://nacionalypopular.com/2017/08/25/venezuela-el-estado-y-no-las-corporaciones-garantiza-la-libertad-de-expresion/
    …………………….
    Es hora de que los grandes temas y las grandes debilidades ocupen un lugar privilegiado en ese recinto del Poder Originario (ANC), poder popular antiimperialista,
    – para regresar al orden aquello que el terrorismo ha puesto “patas arriba”.
     
    Eso incluye al terrorismo mediático.

  • oscar varela

    Maradona no pierde la clase
    https://www.pagina12.com.ar/57237-maradona-no-pierde-la-clase
     
    Diego Maradona, una vez más, al prestar su apoyo al gobierno bolivariano de Venezuela, le dice a las élites dominantes que no han podido con él, que sigue siendo fiel a la clase social de donde salió, y que está a favor de una Latinoamérica soberana y auténticamente democrática. Un gesto que es de agradecer.

  • Santiago

    Albert,  las armas mas importantes en esta “guerra” de dos frentes son las que tu señalas, a saber, “demonizar, mentir, calumniar, desprestigiar”  para conseguir, a como sea, el triunfo de mi ideología o de mi partido o de mi programa etc. ¿Qué importa que se arruinen familias enteras, que importa la destrucción de una vida, que importa la merecida buena fama de alguno,  que importa llevar a alguien a la cárcel, que importa favorecer el crimen, la droga, la trata de humanos? ¿Qué importa para muchos todo eso con tal de que al final el triunfo pertenezca a ellos, y solo a ellos…que sea el “triunfo final”, ya que no importan los medios…porque según todos ellos…lo importante es el fin, y en éste el poder total?..Este parece ser el lema desenfrenado que leo y veo a menudo en los titulares de los periódicos, en las redes sociales y en los otros medios de comunicación, mucho de los cuales están al servicio de bajos intereses dedicados solamente a un provecho personal y a la ambición egoísta mas despiadada…Parece como si las fuerzas del mal estuvieran desatándose cada vez mas…Sin embargo, no hay dudas que estas “holas” de incoherencia y locura por el mal, han ocurrido con cierta regularidad durante la historia del mundo..Lo que nos pasa en el siglo XXI aparte de mejor informados, es que nuestro grado de desarrollo es mayor, y tenemos mas capacidad para ir por la vía correcta o por el contrario apartarnos de ella…PERO los medios que se basan en la falsedad y la mentira no van a perdurar…Al final, caen estrepitosamente, como ha pasado con los grandes imperios y las modernas ideologías del pasado…Los medios malos y falsos no pueden sostener la realidad humana que se basa en la verdad…Ésta VERDAD ha sido capaz de sostener un mundo inestable y dinámico desde sus comienzos, y que se encuentra mantenido actualmente por esta VERDAD invisible a nuestros ojos humanos…pero que constituye la plenitud de nuestra realidad…Al final estaremos frente a frente con esta MISMA realidad…

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

  • oscar varela

    1- Viaje relámpago de vicepresidente de EEUU a Chile busca apoyo para imponer “todo el peso” de su poder económico sobre Venezuela
    http://piensachile.com/2017/08/viaje-relampago-vicepresidente-eeuu-chile-busca-apoyo-imponer-peso-poder-economico-venezuela/
    2- “¡Fuera de América Latina!”: en Chile queman la bandera de EE.UU. durante la visita de Pence
    http://piensachile.com/2017/08/america-latina-chile-queman-la-bandera-ee-uu-la-visita-pence/
    3- Bachelet rechaza dichos de Trump y dice que “Chile no apoyará golpes de Estado ni intervenciones militares” en Venezuela
     
    http://piensachile.com/2017/08/bachelet-rechaza-dichos-trump-dice-chile-no-apoyara-golpes-estado-intervenciones-militares-venezuela/

  • oscar varela

    Respuesta de Moscú a la amenaza de ataque a Venezuela
    Rusia salió al cruce de Trump
    https://www.pagina12.com.ar/57139-rusia-salio-al-cruce-de-trump
    El ministerio de Relaciones Exteriores ruso consideró las declaraciones del presidente de Estados Unidos “como un ataque no solo contra Caracas sino contra la región”.
     
    …………………
    Nota mía: El Vaticano está viendo otro Canal ¿no? 

  • Albert Soler

    Oscar, los organismos que mencioné en mi anterior comentario tiene eln mayor grado de credibilidad  e independencia. Cuando no nos gustan sus informes, conclusiones o resoluciones tendemos a demonizar, a acusar sin fundamento, así para usted están pagados por el capitalismo e imperialismo, y para otros son agentes marxistas, proabortistas …..,  Los enlaces a webs que menciona no son más que las opiniones de personas en medios que pueden considerarse cuestionables por su parcialidad.

  • Santiago, relacionado a la democracia y a lo que llama totalitarismo, te dejo con la referencia de un articulo recién escrito sobre el tema “democracia versus populismo”. En este articulo encontrara mi respuesta a tu comentario. Con todo mi respeto.

    http://humanisme.blogspot.ca/2017/08/democracia-versus-populismo.html

    buen dia

     

  • Santiago

    Yo coincido con Albert en que “son los hechos” los que hablan por si solos….Los menos interesados en negar la naturaleza del régimen venezolano son los que actualmente rigen el país…La verdadera fuerza y sostén del gobierno venezolano está en las manos de Diosdado Cabello, en íntima unidad con el modelo cubano del Caribe y su jefe supremo, Raúl Castro…Nadie puede negar lo evidente y no lo hace Diosdado, ya que salta a la vista…de todos…

    Y así,  durante su programa semanal, en este mes de agosto, “Con El Mazo Dando”, popular entre sus adeptos, “entre su acostumbrada lectura de titulares de noticias, Cabello leyó uno publicado por la revista”Semana de Colombia” que decía: Venezuela hacia una dictadura comunista. Diosdado leyó el titular y acto seguido dijo textualmente” “así si es que se gobierna papá” ratificando y reconociendo que esa es la dirección y el propósito que sigue la revolución del gobierno venezolano.

    Con respecto a la aceptación de semejante régimen por el pueblo, NO es necesario una análisis exhaustivo para determinar la cantidad de ciudadanos venezolanos que se oponen al gobierno, los de dentro y los que han decidido abandonar el país que ya van siendo bastante numerosos…Basta oír a los testigos dentro y fuera de Venezuela, basta ver el descontento general, la carencia general de lo que es necesario, los gritos de desesperación de los que necesitan medicinas y comida para sobrevivir que no son “esbirros” pagados por la derecha y los poderes internacionales, sino que son parte de ese pueblo desangrado y maltrecho que se ha decidido ha luchar hasta el final…Pero si de encuestas se trata, las últimas de Datanálisis da por resultado que mas de un 70% de los venezolanos quiere que Maduro salga del poder, y que lo haga este mismo año…un claro repudio popular multitudinario al régimen que intenta sojuzgar la democracia de Venezuela, que es el que se hace patente en las múltiples e inmensa protestas callejeras..

    Creo que cada uno puede decidir que tipo de gobierno quiere en su país y que clase de ideología desea seguir..Al que le guste vivir en una dictadura y en una ideología marxista, eso será lo mejor para el o ella, es su decisión….Yo, por mi parte, con mi experiencia personal, prefiero trabajar en contra de la injusticia social, con todos los medios que tengo, pero bajo un gobierno democrático.

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

  • Albert Soler: Ya se sabe que Amnistia international ha sido utilizada por las potencias para difundir informaciones de naturaliza a desacreditar  a gobiernos. En cuanto a la comisión de las Naciones Unidas, según la respuesta de Venezuela, los observadores se quedaron en Panama, alimentándose de las noticias producidas por la prensa dominante de los potentes. Seria como si en España, el periódico del Pais fuera la fuente del juicio objetivo que habría que tener sobre los acontecimientos de Venezuela. Yo confío mas en los observadores de terreno como lo fueron los que vinieron para seguir el desarrollo de las elecciones de la constituyente. Cuidado en esos organismo con cara humanitaria para mejor hacer el trabajo del imperio. Georges Soros y muchos otros saben algo al respecto. Buen día.

  • Albert Soler

    Escribía en mi primer comentario que los hechos, no la ideología, determinan la realidad. Que con frecuencia se ignora o, lo que es peor, se desprecia y añado hasta se ataca, toda opinión contraria que molesta o que no coincide con la idea sobre un determinado tema. Aquí entramos en conflicto con la concepción democrática de libertad y de igualdad. Me reafirmo en que en un grupo cerrado en ideas el disidente en un elemento indeseado, reaccionario, porque ese grupo no objetiva ni razona más allá de su ideología. Comprendo que para muchos nostálgicos del marxismo-cristianismo redentor de los pueblos oprimidos el sistema  chavista era su último reducto, el error es, también, haberlo considerado como ejemplo de esa ideología o de esa idea, y no como una justificación a sus acciones o una careta para ocultar su verdadero rostro. Valoro la buena voluntad de quienes creen realmente en que ese es el camino para solucionar la injusticia y trasformar la vida de las personas. Pero hay un muro infranqueable entre la utopía y la realidad, y no es posible cerrar los ojos ante los hechos, por más  que repetamos una y otra vez los mismos eslóganes, las mismas letanías,  para convencernos de lo imposible, de lo irreal. Pensar en enemigos por doquier, y en una confabulación mundial, y no reconocer que el problema es que el sistema no funciona y que el proyecto fracasó desde dentro y que degeneró hasta convertirse en peor y en más dañino de aquél que había combatido.

    Pero en una Venezuela, a día de hoy,  en donde no hay estabilidad económica con la inflación de más del 500 por ciento, curiosamente con una riqueza mineral tan importante, las personas tienen escasez de los alimentos de primera necesidad, el desabastecimiento de medicamentos es de un 85 por ciento, lo que genera una verdadera crisis humanitaria, enfermos de cáncer y de otras muchas enfermedades carecen de medicación suficiente.

    Pero cómo puede afirmarse que existir una democracia, cuando desde la formación la Asamblea Nacional, un órgano democráticamente electo con el 74.17% de participación, y con una oposición 112 escaños y el 56,22%, no se le ha permitido ni aprobar ni reformar leyes desde 2016 y ha sido disuelta en 2017 por el Poder Judicial por orden del Poder Ejecutivo. Pero qué mayor prueba de falta de independencia y de sumisión del Poder Judicial,  que dejó sin facultades a la Asamblea Nacional, que cuando el Gobierno de Maduro se sintió presionado esté le ordenó corregir su sentencia. No es normal la hostilidad hacía esa Asamblea  Nacional que hasta fue asaltada por simpatizantes del chavismo, que entraron al recinto legislativo sin ningún impedimento por parte de las fuerzas policiales, para atacar a los diputados de la oposición y a los periodistas internacionales.

    No vasta concentrase en los supuestos logros del chavismo, que los tuvo en sus primeros años, sin tener la decencia de asumir sus enormes costos. El secuestro no de algunas libertades, sino del concepto mismo de la libertad, con de conductas autoritarias que se materializan en represión y censura.

  • Rodrigo Olvera

    Isidoro

    Dices “Y la cuestión ni es asunto de historia del pasado, (la historia es similar en el resto de países de Latinoamérica, y aquí se está dando un problema concretamente en Venezuela, y no en Colombia, Ecuador u otro país). Ni tampoco es un problema jurídico [….] Aquí el problema es de filosofía política, incluso diría de ética política.”

    Si hubieras dicho “para mí la cuestión es…” no tendría objeción alguna. Pero dicho así, da la impresión de que tú tienes legitimidad para decidir cual sea la cuestión y cual no la sea. Y no, no tienes tal legitimidad.

    Por mi parte, como comenté en mi primera intervención, la cuestión que a mí me interesó abordar fue la mentira y manipulación en la discusión del tema “Venezuela” (lo que es una de las varias aristas del problema de la ética política). Y sólo ejemplifiqué este nivel de mentira y manipulación con el comentario sofista que pretende atribuir ilegalidad en la convocatoria de la Asamblea porque supuestamente Maduro no tiene facultades legales para hacer tal convocatoria. Por supuesto la discusión sobre “Venezuela” es mucho más grande y compleja que la discusión de la legalidad de la convocatoria. Repito, sólo llamé la atención a ese punto como ejemplo del nivel de manipulación en el debate.

    Otro ejemplo de manipulación es decir que la mayoría del pueblo de Venezuela está en la calle protestando. Puesto que la población al 11 de agosto está estimada alrededor de 32 millones, significaría que deberían estar protestando en la calle poco más de 16 millones. Afirmar que han estado protestando en la calle durante meses poco más de 16 millones de personas es una mentira descarada (y para quien se dice católico, un pecado mortal). Igual de manipulador es, por el otro lado, menospreciar y minimizar el nivel masivo de protesta callejera contra Maduro.

    Pero bueno, yo aquí lo dejo. Sólo insisto en que de ambos lados es preocupante el nivel de manipulación y mentira en el debate. Y por éso de agradece tanto el esfuerzo de veracidad en la discusión de el Equipo de Atrio.

  • Rodrigo Olvera

    “El artículo 348 no faculta al presidente para convocar, le permite tener la iniciativa del proceso, pues solo el pueblo tiene la potestad de convocarla, en virtud del artículo 347 constitucional, mediante referéndum.”  Sofisma descarado. No vale la pena seguir con quen despreecia así los hechos.

  • Rodrigo Olvera

    Santiago, ¿exactamente cuántas personas afirmas que están en las calles y qué porcentaje del total de la población representan?

  • Santiago

    Hay que estar o querer estar ciegos para ocultar que es la mayoría del pueblo venezolano la que hace varios meses se encuentra en la calle en la protesta continua contra el régimen actual…Lo que vemos por estas mismas calles claro que no son mercenarios puesto que serían millones….difícil de subvencionar…¿Una tropa de mercenarios del imperialismo?…Es este pueblo el que ha sido traicionado y zarandeado desde ya hace tiempo con un régimen capaz de imitar dictatorialmente al régimen de La Habana ya que siempre ha tenido una dirección central que es Cuba…Es ese pueblo soberano el verdadero “depositario del poder constituyente”…El Presidente sólo puede tener la iniciativa de convocación..y en este caso su “Constituyente” es simplemente una maniobra política en manos de 12 miembros del Partido Socialista Venezolano para lograr la reforma que el y su partido desean..Es solo esto…

    Sin embargo, esta clase de gobiernos emplea toda clase de falacias, ardides y tergiversaciones para darle un corte “constitucional” a un régimen que en el fondo es totalitario y autocrático…El pueblo es el que habla…ya ha hablado y seguirá hablando…hasta su libertad total..

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

    á

  • George R Porta

    Aclaración para evitar controversias. Sigo prefiriendo que si alguien no entiende, antes de juzgar y concluir, pregunte o solicite aclaración de cualquier afirmación, però desde luego, cada uno hace como desee.

    Las minorías sí deben someterse o acatar al regimen de derecho definido por la mayoría y la mayoría, en un regimen de derecho, garantiza las libertades de las minorías. Ese es el modo como una democracia se supone que funcione.

    Paradójicamente cuando la oligarquía, que son los menos,  detentan el poder aunque lo hayan obtenido fraudulentamente aspiran a que la mayoría de la población acate el regimen que imponen. De eso se sobran ejemplos, sobre todo en Latinoamérica.

     

  • Gracias Isidoro Garcia por su complemento de reflexión. En tu pregunta relacionada a la pertinencia de ajustar la Constitución de 1999 a la realidad de 2017, te diré que son los acontecimientos y su acumulación acelerada que deciden de esa pertenencia.  Hace un ano la nueva directiva de la AN quería una ANC para ajustarla a los momentos nuevos.Nadie les preguntaron ?porque una Constituyente? Lo malo o lo bueno es que nos tuvieron los requisitos necesarios para convocarla. Maduro la tuvo y la realizo. En cuanto a las elecciones presidenciales, yo pienso que depende tanto del pueblo que de los candidatos que quieren presentarse la suerte del presidente a elegir. Como le repetimos cien veces, el pueblo es soberano en todo. Si quiere tener por diez veces el mismo presidente es asunto de él. Correa decidió por motivos personales y familiares dejar su lugar a otro candidato. Mujica por motivos de edad decidió hacer lo mismo. Si Maduro quiere presentarse, es el pueblo que va a decidir de su destino. Personalmente,  no pienso que se va a presentar de nuevo. Yo veo mas a Nancy Rodriguez, la presidenta de la ANC como candidata a la prójima campana electora presidencial por el partido de la Revolución bolivariana. El pueblo decidirá. Uno cree en el pueblo o no cree en él. Yo prefiero creer en él con tal que lo dejemos libre de actuar sin presiones, manipulaciones o corrupción. Que disponga de toda la información y que voté libremente.

  • Albert Soler

    Según el criterio que leo por aquí en mi país de nacimiento y de residencia Suiza, habra que tomar medidas de fuerza contra las minorías ruidosas  como el partido ecologista, los verdes liberales, etc….., pues las minorias tienen que someterse  “so pena de represión”. O en España con Podemos, o en Catalunya con la  Candidatura d’Unitat Popular pues son muy contestatarias y movilan a la gente.

  • Isidoro García

    Amigo Oscar Fortín: (Por cierto saludos al otro Oscar, el amigo Oscar Varela: “Yo también te quiero”).

    No se si me has entendido bien. Luego me extenderé, pero antes una pregunta: ¿Si la Constitución bolivariana llevaba 15-20 años, ¿qué necesidad había de cambiar la Constitución, justamente ahora, cuando debido a la atroz situación económica parecería que el favor popular había cambiado?.

    (De todas las maneras, descubro asombrado, que en las últimas elecciones presidenciales Maduro ganó por solo 200.000 votos, de un total de 15 o 16 millones de electores. Luego está claro que ya de antes, medio pueblo estaba contra el otro medio).

     

    Pero lo que yo quería señalar es que me da la impresión de que en política, no existe la ética política, sino que se funciona con una “estética” política.

    Me explicaré. El otro día veía en la tele la película “Descifrando Enigma”, sobre la atormentada vida de Alan Turing, y en ella el protagonista repite varias veces esta frase:

    “No hay que hacer lo que nos da gusto hacer, sino lo lógico, (lo que hay que hacer)”.

    La ética y la estética, se refieren al comportamiento humano. Pero tienen grandes diferencias. La estética, tiene sobre todo un componente emocional, subconsciente. Como todos los programas comportamentales subconscientes, (del inconsciente colectivo), están ligados fuertemente a una emoción, positiva o negativa, (como forma de promover o no un determinado comportamiento).

    En la película Turing, homosexual y apocado, sufrió primero, acoso en el colegio, y reflexiona: “La gente es violenta, porque le da placer. No hay que hacer solo lo que nos da placer. Hay que hacer lo lógico, (lo que conviene hacer)”.

    Posteriormente, ante un fuerte dilema moral, en época de guerra,  vuelve a repetir esa frase, que se convierte en la gran lección de su vida.

    La ética, es racional, estudia y reflexiona racionalmente sobre lo conveniente, y nos impele a hacerlo, aunque no sea eso lo que nos da placer, y nos gustaría hacer otra cosa.

    En política se da clarísimamente esa disyuntiva. Hay veces que a uno le gustaría ser como Jesucristo y alimentar a una multitud, con cuatro panes y tres peces. Pero sabe que eso no es posible, y no es conveniente decir a la multitud: sentaos, que vais a comer todos.

    La política es el arte de lo posible, no de lo deseable. La utopía es una guía hacia dónde dirigirse, no un programa político para ya. Pero abundan los demagogos populistas, que prometen el otro y el moro, sin saber cómo lo van a realizar.

    Es la diferencia entre la izquierda reformista, negociadora, (la socialdemocracia europea), y la izquierda revolucionaria, que al final no puede cumplir lo prometido, aunque la tan cacareada revolución, quede muy bonito y estético, (= nos da mucho placer moral: ¡qué buenos somos!).

    Pero en realidad, hoy por hoy, hasta que alguien no invente otra cosa, en una economía que no esté estatalizada, cubanizada o norcoreanizada, la “revolución”, solo consiste en un reparto mayor de la renta, una mayor sociedad del bienestar, lo que necesariamente tiene un límite.

    ¿Pero dónde hay un estado de bienestar más amplio en todo el mundo?. En las socialdemocracias reformistas europeas. ¿Hacia dónde van los millones de inmigrantes? ¿A Cuba, a Venezuela, a la confuciana China, a Corea del Norte?. No van a la “ultraliberal” Alemania, o a la odiada Norte América.

    Hay que vivir el presente, dejarse de nostalgias de sueños pasados fracasados, y trabajar bien y duro por una sociedad verdaderamente más justa.

    ¿Acaso lo hizo mal, Correa de Ecuador o el Mújica, presidente de Uruguay?. Y ellos no montaron ninguna revolución bolivariana, trabajaron bien por su país, al que dejaron muy mejorado y lo no dejaron hecho unos zorros y cuando llegaron nuevas elecciones, dejaron paso a los que su pueblo había elegido.

    Hay que saber ganar y hay que saber perder.

  • Albert Soler

    Elecciones parlamentarias de 2015 Asamblea Nacional, Diputados para el período 2016-2021, en realidad y por decisión de Maduro hasta 2017.

    74.17% de participación.

    Resultados en escaños:

    Mesa de la Unidad Democrática: 112 escaños ,  56,22%.

    Gran Polo Patriótico Simón Bolívar: 55 escaños,  40,91%.

    Esta es la minoría capitalista y subversiva  a la que algunos hacen referencia.

     

  • George R Porta

    Parece más bien evidente que en un régimen democrático las minorías no puedan ser aplastadas, solo por ser minorías. Igualmente, no pueden decidir unilateralmente como si fueran mayoría. Este poder no les ha sido conferido.
    Si una minoría posee poder económico, todavía tiene obligación de cooperar acatando el poder político de la mayoría y si no lo hace, ésta tiene el derecho de someterlos. Esa es la ley. Por eso quien viola la ley puede ser legítimamente encarcelado por el bien de la mayoría restante. No tiene que ser moralmente justo, basta que lo sea legalmente.
    El poder económico, financiero, no necesariamente por ser «poderoso», valga la redundancia, puede rebelarse contra el poder político de la mayoría, pero menos aún si lo hace solo para proteger sus arcas, su capital.
    La única tiranía no es la que gobierna por decretos o autocracia. La tiranía financiera gobierna por medio de la compra de los políticos y la manipulación de mercados.
    La actividad comercial o financiera, en última instancia, no se debe a sí misma, sino que parece que se deba al bien común. Por eso debe ser respetada, pero por eso también tiene que cooperar con la mayoría.
    Es función legítima del gobierno, del poder político, asegurar la justa y suficiente distribución de las riquezas.
    Parece que nadie legítimamente posee poder decisorio político por ser monetariamente poderoso. Por eso el capitalismo es esencialmente injusto cuando solo opera para enriquecimiento de la minoría.
    Estos efectos del régimen de libre mercado son maléficos o contrarios al bien común:
    1.                acumula en manos de una minoría cada vez menor y más poderosa, los recursos económicos, a expensas de una mayoría cada vez mayor y más pobre;
    2.               que crea artificialmente los mercados para poder manipularlos subrepticiamente;
    3.               que somete las relaciones internacionales a esta hegemonía financiera de los mercados a expensas de la paz y la armonía si fuere preciso;
    4.               que pone la investigación científica y tecnológica al servicio de las finanzas incluyendo la que enfoca el sostenimiento de la salubridad ecológica y personal;
    5.               que «patrocina» dominándolos los medios de comunicación y la publicidad, los financia en función de su efectividad para crear demanda o consumo, por lo tanto, regular mercados.
    Una vez que alguien acumula riqueza parece que adquiere un poder sociopolítico decisorio desproporcionado porque puede tratar las actividades de las tres instancias políticas (legislativa, judicial y ejecutiva) como mercancía y convertirlas en medios hegemónicos a su servicio.
    El rol legítimo del gobierno es servir a la nación según la voluntad de constitucional de la mayoría. Las minorías tienen que someterse a ella so pena de represión.
    Por todo esto es esencialmente injusto calificar de dictatorial la situación de Venezuela porque, hasta donde se sabe, el gobierno de Maduro es constitucional, está actuando como tal, y tiene la obligación de oponerse, restringir si fuese necesario, cualquier minoría por poderosa que sea financieramente que opte por sabotear la nación. 
     

  • Albert Soler

    Bien, partimos de la premisa que Legalidad es el derecho positivo que conforma un Estado, mientras que legitimidad es el conjunto de principios éticos apoyados por sus ciudadanos, encontrando la conjunción de ambas ideas en lo que denominamos  Estado democrático de Derecho, postulado fundamental del constitucionalismo actual. La legitimidad fundamenta y justifica la acción de poder, la metodología democrática reconoce al candidato que obtiene la mayoría de votos de los electores. La Legalidad constituye las formas jurídicas, la norma y el ejercicio de las actividades de gobierno. El Estado de derecho supone que el poder surge del pueblo, quien elige a sus representantes, con el desarrollo del Estado de Derecho, aparece la división de los poderes del Estado, Legislativo, Judicial y Ejecutivo, así los tribunales son autónomos respecto al ejecutivo y el parlamento legisla y contrarrestar el poder del gobierno.

    Analicemos pues, en Venezuela cuando el gobierno pierde las últimas elecciones parlamentarias en diciembre de 2015, la asamblea nacional cesante de mayoría oficial antes de traspasar el poder nombre trece magistrados principales del Tribunal Supremo de los cuales siete, han estado vinculados al  ejecutivo y son militantes del partido gubernamental. Este tribunal impidió la anulación de los nombramientos, al no ajustarse a la Constitución, declarando nulo el acto de la Asamblea Nacional constituida que los dejaba sin efecto. En 2016 la activación del referéndum revocatorio al Presidente fue constantemente paralizada por decisiones judiciales. En 2017 dicta la sentencia 156 mediante la cual se atribuye a sí mismo las funciones de la Asamblea Nacional (AN) y extienden los poderes del Presidente. La Fiscalía General considera la sentencia como una “ruptura del orden constitucional”. El Presidente Maduro convoca  una Asamblea Nacional Constituyente, para ello se basa el los artículos 347, 348 y 349 de la Constitución.

    347.- El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.

    348.- La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Constituyente podrán tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de la dos terceras partes de sus integrantes; los Consejos Municipales en cabildo, mediante el voto de las dos terceras partes de los mismos; o el quince por ciento de los electores inscritos y electoras inscritas en el registro civil y electoral.

    349.-El Presidente o Presidenta de la República no podrá objetar la nueva Constitución.
    Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente. Una vez promulgada la nueva Constitución, ésta se publicará en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela o en la Gaceta de la Asamblea Nacional Constituyente.

     

    El artículo 348 no faculta al presidente para convocar, le permite tener la iniciativa del proceso, pues solo el pueblo tiene la potestad de convocarla, en virtud del artículo 347 constitucional, mediante referéndum.

    Ante el rechazo por inconstitucionalidad por parte del Rector del Consejo, de la Fiscal General del Estado y de varios Magistrados del Tribunal Superior de Justicia. (Por cierto todos ellos han sido cesados por la  ANC e injuriados por el gobierno de Maduro), el Tribunal emite una sentencia que en nada aclara el conflicto y da la razón al ejecutivo y al Presidente Maduro. Por otro lado, la Comisión Presidencial para la Constituyente fue nombrada por doce miembros del partido del gobierno, Partido Socialista Unido de Venezuela.

    A pesar de la petición de recursos aclaratorios sobre la Sentencia 378, por parte de la Fiscalía General, en donde se solicita explicar entre otras cuestiones: el retroceso de derechos humanos, vigencia de la democracia participativa y protagónica, la diferencia entre convocatoria e iniciativa de convocatoria a una ANC y modificación del texto constitucional sin aprobación del Pueblo. A mismo tiempo se interpusieron varios contenciosos ante la Sala Electoral del Tribunal Superior de Justicia por fraude electoral e incumplimiento legal.

     

    En otro comentario hice referencia a la constitución y formación de la ANC, a la falta de legitimidad constitucional de la norma.

    A las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente acuden según el gobierno 8,1 millones, un 41,43 % del electorado. No obstante  las cifras de participación fueron manipuladas al menos en un millón de votos, según  Smartmatic, la compañía que ha trabajado con Venezuela desde 2004 en su sistema de votación.

    Bien, Rodrigo, aunque todo el procedimiento hubiera sido conforme a Derecho, (que a mi juicio no lo es por lo anteriormente expuesto), una norma, un mandato o una decisión pueden ser actos legales pero ilegítimos. Es que todo este proceso se asemeja a las acciones que realiza una dictadura en el fondo y en la forma, hasta pueden parecer risibles, por payasescas,  por lo absurdas de sus decisiones y de sus declaraciones. Por desgracia ello conlleva el sufrimiento de la ciudadanía de un país importante y soberano.

  • Isidoro Garcia me gusta su comentario que tiene de todo del que se elefanta por encima de las peleas de manera a plantear unos principios. Si lo entendí bien usted da prioridad al bien del pueblo el cual que tiene que ser el primero servido. Comparto enteramente este punto de vista.  El punto con el cual tengo unos problemas es de sugerir que el actual gobierno, sabiendo que no tenia la mayoría con su propósito de Asamblea nacional constituyente, se abría acaparado de su poder para hacerlo sin pasar por el pueblo. Esta sugerencia, muy sutil, engaña de una cierta forma a sus lectores. El presidente no necesitaba de la mayoría o no del pueblo para convocar a esta ANC. Que digan lo que digan los adversarios, la convocatoria a sido reconocida como legitima y conforme a la Constitución de 1999. El secundo punto que me preocupa es el postulado que coloca del lado de la oposición la mayoría del pueblo, lo que no tiene nada de cierto.  Me refiero a los ochos millones y a los menos de tres millones  que no pudieron presentarse a la urnas. Son por lo menos once millones, mas de la mitad de los lectores venezolanos y venezolanas. Uno puede preguntarse ?porque esa mayoría, como sugerencia usted,  que apoya a la oposición no fue a las urnas para anular sus votos, una manera para decir que no están de acuerdo con la Constituyente? A lo que sepa no hubo votos nulos, y si hubo, parece que no son miles. Todo eso para decir que el gobierno actuó en toda legitimidad, que una gran mayoría del pueblo lo entiendo así al moverse para ir a votar. Oficialmente son 8 089 023 votos en favor de la constituyente. La oposición lo supo el día mismo de su falso plebiscito del 16 de julio. Tuvieron que engañar a todo el mundo sin tener ninguna referencia a sus cálculos de participantes. Quemaron, sin que sepamos el ?porque? todos los documentos relacionados a este plebiscito. Veremos en las elecciones de gobernadores y alcaldes por donde va el voto del  pueblo. Con todo mi respeto.

  • Isidoro García

    Aquí se está echando, consciente o inconscientemente, mucha tinta de calamar sobre el asunto, para confundirlo todo. Y la cuestión ni es asunto de historia del pasado, (la historia es similar en el resto de países de Latinoamérica, y aquí se está dando un problema concretamente en Venezuela, y no en Colombia, Ecuador u otro país).

    Ni tampoco es un problema jurídico. Todos sabemos que la creatividad humana es cuasi infinita, e igual que existe la contabilidad “creativa”, existe la legislación “creativa”, digna y s heredera de los antiguos  y trapaceros sofistas griegos. El papel lo aguanta todo, y las palabras son equívocas por naturaleza. Recordad lo que decía Romanones: Haced vosotros las leyes, que yo haré los reglamentos.

    Aquí el problema es de filosofía política, incluso diría de ética política. La cuestión que hay que dilucidar es:

    Por lo que yo y los míos creemos sinceramente que es el bien del pueblo, ¿se puede contrariar el deseo mayoritario de ese mismo pueblo, y por si acaso no dejarle opinar limpia y claramente si sospechamos que no van a apoyarnos?”.

         ¿Valen todas las argucias políticas, jurídicas y de todo tipo, por realizar el bien de un pueblo, (según mi personal opinión), en contra de los deseos de dicho pueblo?.

          ¿El pueblo es menor de edad, y muchas veces no sabe lo que le conviene, por lo que no es trascendental oír su opinión, cuando prevemos que no está de acuerdo con nuestras ideas?.

    En resumen: ¿El fin justifica los medios?. ¿Vale todo en política, para vencer a nuestros contrarios?.

  • mª pilar

    En estos “enfrentamientos” es cuando se ve claramente..

    ¡Quien es quien!

    Venezuela les importa un bledo; lo importante es:

    ¡Arrimar el ascua, a la sardina de cada cual!

    Para que  a cada “quien” no le toque el cambio que parece ser de verdad necesario.

    El poder absoluto, venga de donde venga:

    ¡Es nefasto!

    Vuelvo a repetir… con dinero y fuerza… se puede montar cuaquier cosa… y siempre habrá personas mercenarias que se venden al mejor postor.

    ¿Quien tiene más dinero en sus arcas?

    Ahí está la verdadera respuesta; desde ahí… todo es posible:

    La mentira, la calumnia, el enfrentamiento, la barbarie a cualquier precio.

    Y mientras el pueblo sencillo, de a pie… sufre; y pregunto:

    ¡A quienes les importa…!

    ¿Quienes piensan que el pueblo sencillo no tiene derechos, porque además… lo catalogan casi… como no personas?

    Pero cada ser nacido, viene a este mundo igual, posee las mismas estructuras, derechos y necesidades.

    ¿Quienes a o largo de la historia, les han arrebatado su libertad, sus derechos, los han esclavizado, los ha asesinado, los ha explotado?

    No hay que ser una lumbrera… para saber… y tener el derecho y el deber de pensar y optar.

    mª pilar

  • oscar varela

    Hola!
    1- Es de agradecer la disputa “técnica” que nos ofrecen especialistas en “Derecho” (Rodrigo lo es; Albert parece que también es del “Gremio”).
    2- Al mismo tiempo, conviene no olvidar lo que en el Post “BUSCANDO LA VERDAD SOBRE VENEZUELA” nos acaba de presentar la Cumpa Milagros (un largo Art. de Boff)
    3- La “Razón histórica” tiene prioridad sobre cualquier otra “Razón”; y la Venezuela “bolivariana” va en el Sentido de los Libertadores Nuestr-americanos.
    4- Pero, sigamos escuchando las “razones-técnicas”, que no se han de soslayar.

  • Los ocho millones mas y los tres otros millones que no pudieron ir a votar por las amenazas y la violencia de la oposición son pueblos. Son ellos que eligieron a sus representantes a la ANC, confirmando por este mismo voto su voluntad para una constituyente.

    Venezuela en blanco y negro

    La convocatoria de la Constituyente por el Presidente en consejo de ministro esta confirmado como legal y totalmente legitima por el TSJ, ultima instancia establecida por la constitución de 1999 para interpretar las aplicaciones de la misma Constitucion.

    http://gacetaoficial-ve.blogspot.ca/2017/06/sentencia-n-378-de-la-sala.html

  • Rodrigo Olvera

    Albert

    En el texto vigente, el artículo que refiere a la facultades del Presidente o Presidenta expresamente se contempla “Las demás que le señale esta Constitución y la ley” (artículo 236.24) Entre las “demás” facultades que le señala la Constitución está: convocar Enmiendas (artículo 341.1), convocar Reformas (artículo 342 segundo párrafo) y convocar a Asamblea Nacional Constituyente (artículo 348), en los tres casos exigiendo que actúe en Consejo de Ministros.  Lo que hace la propuesta de nuevo texto es concentrar explícitamente en un sólo artículo facultades que se encuentran dispersas en varios actuales (y agregar otras, algunas de las cuales personalmente considero problemáticas). Pero la facultad de convocar a Asamblea Constituyente existe en el texto actual.

    Acusas de ignorancia, y no sabes distinguir la definición de Reforma Constitucional (La Reforma Constitucional tiene por objeto una revisión parcial de esta Constitución y la sustitución de una o varias de sus normas que no modifiquen la estructura y principios fundamentales del texto Constitucional) y la de Asamblea Nacional Constituyente (transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución). El texto que citas de Maduro no habla de revisar parcialmente sin modificar la estructura de la Constitución actual, tú mismo citaste textualmente que el objetivo es transformar el estado.

    La sección sobre Asamblea Nacional Constituyente ciertamente no contempla que esté compuesta ni por ámbitos sectoriales ni territoriales. Pero es que no dice absolutamente nada sobre como se componga. Esa determinación queda a la convocatoria (así ha sido en toda convocatoria de Constituyente, no sólo en Venezuela). Podemos estar de acuerdo o no, por diversas razones, con esa manera de conformarla. Pero “no aparece en la Constitución” no es una razón “razonable” para estar en desacuerdo.

    Vuelves al sofisma de que la facultad que reconoce la Constitución a un sujeto (el pueblo puede convocar a Asamblea Nacional Constituyente) la manipulas como si dijera que sólo la reconoce a tal sujeto en exclusiva (“es el que tiene que activar…”). Al dicho artículo 347 le sigue el 348 que expresamente dice que la iniciativa de convocatoria podrá tomarla el Presidente o  Presidenta en Consejo de Ministros.

    La mínima sensibilidad democrática obliga a no exigir para una convocatoria de un proceso constitucional más requisitos que los expresamente exigidos por la ley. Ya sabes, es lo que se llama “Estado de Derecho“, elemento indispensable de la democracia. Políticamente se puede argumentar la conveniencia de referéndum previo a la convocatoria; políticamente se puede argumentar la mayor o menor legitimidad por la ausencia de referendum previo. Pero nadie puede pretender que sea un requisito de legalidad lo que no está requerido por la ley.  Y la mínima sensibilidad democrática – por respeto al Estado de Derecho- obliga a no mentir diciendo que explícitamente se necesita un referendum cuando la Constitución en vigor no lo exige ni explicita ni implícitamente (no lo exigía explícitamete la constitución de 1961 bajo la que se convocó a la Asamblea Constituyente en 1999, ni lo exige explícitamente la Constitución de 1999 bajo la que se convocó en 2017).  Se puede estar o no de acuerdo con que la Constitución de 1999 actualmente en vigor no exija un referendo ni para convocar a una Asamblea Nacional Constituyente ni para aprobar la nueva Constitución (como sí se exije para aprobar las enmiendas y las reformas); yo personalmente estoy en desacuerdo con tal omisión. Pero estemos o no de acuerdo, esa es la Constitución que de forma democrática y mayoritaria se dió a si mismo el pueblo de Venezuela en 1999 al aprobar mediante referendo el exigir referendo para enmiendas y para reformas pero no para Nueva Constitución; y debemos respetar tal decisión del pueblo venezolano.

  • Albert Soler

    El grado de manipulación o de ignorancia  no deja de asombrarme. Y en los comentarios que me preceden están los razonamientos de quienes defienden el sistema autoritario, del pensamiento  único que pretender ampliar el presidente venezolano.

    No cuestiono la legalidad ni el  Estado de Derecho de un determinado Estado, por muy totalitario que sea, sí su fundamentación democrática. La democracia tiene tres presupuestos y dos normas; y esta síntesis no surge por generación espontánea sino al hilo de grandes pensadores: Aristóteles, Marsiglio de Padua, Occam, Maquiavelo, Hobbes, Locke sintetizado prácticamente por Jefferson y los padres de la Constitución Americana:

    Pueden participar todos los miembros del distrito electoral en las mismas condiciones de igualdad, los ciudadanos con derecho a voto por cuestiones de nacionalidad, edad, censo y edad legal, la nercesidad de la existencia de una sociedad política intermedia entre la sociedad civil y el Estado, sin esta que parta de la sociedad civil para ser uno de los controladores del Estado, la sociedad civil está huérfana ante el poder.

    Entrando en la cuestión. Entre las atribuciones del Presidente de la República bolivariana de Venezuela no esta la reforma de la Constitución. Sí está en el texto que se quiere reformar: http://www.nodo50.org/plataformabolivariana/Documentacion/Documentos/PropRefConst-236.htm. Según el artículo 347 de la Constitución, el poder originario reside en el pueblo, así que es este el que tiene que solicitar que se active ese mecanismo”.
    No es un sofisma indicar que se pretende reformar la constitución.  “La constituyente del 2017 tiene tres objetivos. El primero, lograr la paz y la justicia, transformando el estado y cambiando todo lo que haya que cambiar. Lo segundo, establecer la seguridad jurídica y social para el pueblo y el tercero perfeccionar y ampliar la Constitución pionera de 1999″, Maduro.

    El presidente Maduro dijo el lunes que la Constituyente sería comunal, “chavista”, y que la mitad de sus miembros, unos 250, serán elegidos por la base de la clase obrera. Los demás, señaló, se escogerán en un sistema territorial y con carácter municipal. En el decreto aparece estipulado que la ANC estará compuesta por personas que pertenezcan a los ámbitos “sectoriales y territoriales”. Pero dichas especificaciones no aparecen contempladas en la Constitución.

    Y la Constitución de 1999, es un precedente para alguien con una mínima sensibilidad democrática. Fue elaborada por una Asamblea Nacional Constituyente convocada a través de un referéndum consultivo y ratificada mediante referéndum constitucional, este es el mecanismo de democracia directa por antonomasia, mediante el cual los ciudadanos ejercen el derecho de sufragio.

  • Rodrigo Olvera

    fe de errata: en el inciso b) al final, debe decir “la actual Constitución de 1999”

  • Rodrigo Olvera

    Al decir “Este último comentario” me refería al de 10:52; no ví los dos posteriores de 11:08 y 11:19; siendo que en el de 11:08 reconoce que sí hay facultad de convocar a asamblea constituyente.  Pero agrega otra pieza de retórica sofista muy difundida: el “precedente” de 1999.

     

    a) La convocatoria a la Asamblea Constituyente de 1999 se hizo bajo los requisitos exigidos por la Constitución vigente al momento de realizar tal convocatoria (Constitución de 1961). La Convocatoria a la Asamblea Constituyente de 2017 se hizo bajo los requisitos exigidos por la Constitución vigente al momento de realizar tal convocatoria (Constitución de 1999). En tal circunstancia, la convocatoria de 1999 no constituye “precedente” respecto de los requisitos para convocar asamblea en 2017; siendo los únicos requisitos los establecidos en la Constitución vigente

    b) La Constitución de 1961 contemplaba la “enmienda” y la “reforma” de la Constitución, pero no contemplaba la convocatoria de Asamblea Constituyente como sí lo hace la actual Constitución de 1961

    c) Es mentira descarada que en el “precedente” de 1999 (no hay tal precedente, pero usemos la expresión en bien del argumento) “existe explícitamente la necesidad de un Referéndum aprobatorio”, porque ni siquiera estaba contemplada la figura jurídica de convocatoria a Asamblea Constityente para aprobar una nueva Constitución, mucho menos existía “explícitamente” necesidad de referéndum aprobatorio de la misma.

    d) Justo porque no existía la figura en la Constitución, en 1999 Chávez emite en uso de sus facultades ejecutivas un decreto de referéndum vinculatorio. Era la única forma jurídica de convocar a nueva constititución, que tal convocatoria fuera el resultado de un referéndum vinculatorio. Como en la actual Constitución si se contempla la figura de Asamblea Consttituyente y se regula los requisitos para su convocatoria, no hay necesidad de reférendum previo a su convocatoria por que no lo exige la regulación de dicha convocatoria.

     

     

  • Rodrigo Olvera

    Este último comentario de Albert Soler es un buen ejemplo del nivel de mentira y manipulación  descarada en el tema.

     

    El artículo 187 de la Constitución de Venezuela dice que a la Asamblea Nacional le corresponde proponer enmiendas y reformas a la Constitución, “en los términos establecidos en ésta”. No dice que sólo a la Asamblea Nacional le corresponde proponer enmiendas y reformas.

     

    La Constitución de Venezuela, a diferencia de las constituciones de otros países, disntingue como procedimientos diferentes a) Enmienda (artículos 340 y 341), b) Reforma Constitucional (artículos 342 a 346) y c) Asamblea Nacional Constituyente (artículos 347 a 350).

     

    ¿Quiénes tienen facultades para convocar cada uno de estos procedimientos distintos, “en los términos establelcidos” por la propia Constitución venezolana?:

    a) Enmienda: 15% de ciudadanos y ciudadanas inscritas en el Registro Civil y Electoral; o 30% de integrantes de la Asamblea Nacional; o el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros (artículo 341.1)

    b) Reforma: la Asamblea Nacional mediante acuerdo aprobado por mayoría de sus integrantes; o el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; o un número no menor de 15% de electores o electoras inscritas en el Registro Civil y Electoral (artículo 342, segundo párrafo)

    c) Asamblea Nacional Constituyente: el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; o la Asamblea Nacional por acuerdo aprobado de las dos terceras partes de sus integrantes; o los Consejos Municipales en cabildo mediante voto de dos terceras partes de los mismos; o el 15 % de electores inscritos o electoras inscritas en el Registro Civil y Electoral (artículo 348)

     

    Eso de “Constituyente para reformar la Constitución” no sólo es un sofisma, sino que es un pésimo sofisma: todo poder constituyente elabora una nueva constitución, no reforma la existente. Pero aún con ese pésimo sofisma, sigue siendo mentira que el Presidente Maduro en consejo de ministros no puede convocar; porque el Presidente o Presidenta en Consejo de Ministros tiene facultades para convocar tanto si es Enmienda, como si es Reforma o si es Asamblea Nacional Constituyente. Así que por más manipulaciones semánticas con las denominaciones, aún si lo que busca Maduro fuera “reformar”, sigue teniendo esa facultad legal de convocatoria.

     

     

  • Albert Soler

    Es una obviedad que quien ejerce la opresión y la violencia es quien tiene el poder de hacerlo y quien cuenta para ello con todos los elementos de represión del Estado: Ejercito, policía, y hasta grupos paramilitares, como es el caso. Por muchos Rambos y demás elementos imperialistas que se encuentres entre las filas opositoras, el equilibrio de fuerzas es equidistante. Es comparar a un León con un ratón.

  • Albert Soler

    Por otro lado, si la cuestión fuera aprobar una nueva Constitución, el Presidente,  la Asamblea Nacional constituida y al 15% del electorado tienen el derecho a la convocatoria, pero existe el precedente de 1999 en donde para la convocar la misma existe explícitamente la necesidad de un Referéndum aprobatorio, y un método de selección de los representantes constituyentes.

  • Albert Soler

    Primero. Las sentencias 155 y 156 emitidas por el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, son inconstitucionales pues no puede atribuirse las competencias de la Asamblea Nacional.

    Segundo. El artículo 187 de la Constitución Venezolana, es decir su Carta Magna, establece que únicamente La Asamblea Nacional tiene competencias para proponer enmiendas y reformas constitucionales. Por lo tanto, la convocatoria a una Constituyente “para reformar” la Constitución únicamente puede ser convocada por la Asamblea Nacional constituida. Ni Presidente de la República, ni consejo de ministros, ni Concejos municipales, ……,

    Los artículos 347 y 348 en los que se basa Maduro, le atribuyen,  junto con los otros poderes del Estado, la posibilidad de cambiar la Constitución no de reformarla.

  • Santiago, con todo mi respeto, tu afirmas cualquier cosa sin mas. Tu sabes que la AN es la primera responsable de la situación en la que se encuentra. Al no acatar las decisiones del TSJ sobre las fraudes electorales de tres diputados se coloco en una situación de irregularidad. Ella es la primera a no reconocer los poderes. Ha llegado como si fuera el ejecutivo del gobierno. En su colecta de las firmas por el referendum revocatorio, no tuvo otros caminos que llamar a su ayuda a los muertos y a presos sin derecho a votar. Se comporto como una verdadera delincuente. Habla de la ANC como si fuera exclusiva a un solo partido. Ante todo no se trata de una ANC a base de partidos políticos sino de pueblo en sus varios componentes. Si la oposición no esta presente con su gente, es que ella misma se aparto al no querer reconocer el llamado del Presidente a la convocatoria. Tu hablas de una mayoría representada por los violentos de la calle, olvidando los ochos millones y mas de los Venezolanos y Venezolanas que fueron a votar por la constituyente y la paz del pais en condiciones de represión de parte de la oposición violenta.  Tu hablas de falta de respeto a la libertad. No se a que te refieres. Supongo a los mercenarios y terroristas pagados por la oposición para impedir a la gente responsable cumplir con sus actividades cotidianas. A lo que sepa, el gobierno y va igual por la ANC llaman a todo el pueblo y a todos los partidos políticos a discutir para resolver los problemas de Venezuela. La oposición violenta que se cree el poder supremo no se mueve en este sentido. Al no poder imponerse por la veas democráticas, quiere imponerse por la fuerza, llamando al imperio para que venga aplastar la voluntad de la mayoría del pueblo venezolano. La mayoría del pueblo la vemos a caras abiertas llenando por millones las calles de Caracas. La cara de la oposición la vemos encapuchadas con violencia en las calles de ciertos sectores de Venezuela. Su intervención es pura propaganda antigubernamental y anti pueblo venezolano al no reconocer los ocho y mas Venezolanos y Venezolanas que que se dieron una ANC.

     

     

     

  • Santiago

    Es dictadura cuando el Ejecutivo adquiere el control total de la Asamblea Nacional tras disolverla por la fuerza, cuando el poder judicial está sometido y es lacayo del Gobierno Oficial, cuando el  Poder legislativo no puede ejercer libremente su función en multipartidismo, cuando se puede expropiar lo que no pertenece al Estado, cuando se ignora no solo a las minorías sino a la mayoría que se vuelca en protestas en la calle, cuando no existe el poder de libertad de expresión, cuando se quiere reformar la Comstitucion para ventaja de un solo partido convocando una Constituyente contra la voluntad del pueblo, cuando se reprime las protestas públicas con violencia y coerción, cuando se gobierna solo y exclusivamente en una sola ideología, sin contar con TODO el pueblo, cuando se niega y tergiversa la evidencia del rechazo a un una forma de gobierno, cuando se quiere imponer UNA sola ideología etc etc

    Cuando no existe separación de poderes NO existe una democracia. No existe pues respeto a la libertad y por tanto el resultado que estamos viendo en Venezuela es de un caos y represión progresivas perjudicando a TODO el pueblo, que no es la izquierda o la derecha, sino TODA la nación, que no es fruto del imperialismo extranjero, sino de un pésimo TIPO de gobierno interno intensamente corrupto.

    Mis respetos a todas las opiniones, sin embargo mi solidaridad es con el noble pueblo venezolano que sufre diariamente de la incoherencia y el despotismo de los que quieren apoderarse del poder a perpetuidad.

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

  • No puede, uno que sabe de Venezuela, no estar de acuerdo con los hechos presentados en este excelente articulo. Por supuesto que no es el cuento que nos presenta la prensa oficial del imperio y de los que aseguran su difusión a través del mundo. Se trata de un excelente articulo a poner de relieve en los comentarios  los artículos especializados en la desinformación. Por mi parte me haré un deber de difundirlo en ciertos sitios que permiten la libre expresion. Gracias por ponerlo de relieve en ATRIO.

Deja un comentario