Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4909 Artículos. - 78972 Comentarios.

¿Un Dios debilidad?

1) Por qué un Dios Todopoderoso?

Es imposible, ilícito, inaceptable hablar de Dios Padre desde una situación de poder. El poderoso no puede hablar de Dios Padre sin ser un cínico. El dictador no puede hablar de Dios Padre sin cinismo. Hay dictadores asesinos que hablan de Dios, invocan a Dios y se legitiman en el nombre de Dios (recordemos a Franco, a Pinochet, y tantos otros). El rico no puede hablar de la paternidad de Dios a los pobres. El vencedor no puede hablar de Dios Padre al vencido. Los excluidos son los vencidos de la vida.

¿Por qué será que la inmensa mayoría de nuestros textos litúrgicos, escritos entre el siglo IV y el siglo XVI, no dirigen la oración al Padre sino al “Señor Dios todo-poderoso”? Dicen así: “Dios todopoderoso y eterno.” Se trata de una desobediencia formal a la orden de Jesús, que mandó rezar invocando a Dios con el nombre de Padre. Jesús enseñó así: cuando recéis, decid “Padre Nuestro”. La Eucaristía es una oración comunitaria.

Es verdad que la Iglesia conservó la fórmula del “Padre nuestro”. Era imposible borrar esta página del Evangelio. Sin embargo, fuera de esta fórmula, casi siempre dice “Dios todopoderoso y eterno, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna”. Creemos en Dios padre Todopoderoso”. Y así, hasta 9 veces en la liturgia de la misa. Es en la Iglesia, en las parroquias, donde los textos litúrgicos hablan desde el poder, no desde la humildad, desde la debilidad. Y la gente está más por creer en el Dios Poderoso de los milagros,  que en el  Dios, Padre bueno y amigo de los hombres y mujeres.

¿No fue acaso porque el clero sentía que era imposible hablar al Padre desde la posición de privilegio, riqueza y poder que ocupaba? La liturgia de la cristiandad fue expresión de la inmensa riqueza del clero y de los religiosos. ¿Cómo hablar del Padre en el esplendor de las catedrales y las iglesias de las abadías de ese tiempo? ¿Cómo hablar del Padre estando revestido de ornamentos litúrgicos de precio altísimo, manipulando objetos litúrgicos de oro y plata, en un ambiente de imágenes cubiertas de piedras preciosas y perlas? Todo era (y sigue siendo) signo de poder,  riqueza, fuerza, dominación. Todo esto era atribuido a Dios, pero no dejaba de estar reservado a una clase privilegiada. En este contexto, la fórmula que se impone es “Dios todopoderoso y eterno”. No había lugar para el Padre. Instintivamente los autores de los textos litúrgicos sintieron la imposibilidad de hablar de Dios Padre.

Cuando las liturgias celebraban las conquistas, las victorias en las batallas, la destrucción de pueblos considerados enemigos de Dios, ¿cómo hablar en ese ambiente, del Dios Padre? En las misas que celebraban la destrucción de los indios, la represión de las revueltas de esclavos, ¿se puede hablar del Padre? ¿Se puede agradecer al Padre, celebrar la Misa, por el exterminio de los indios, la expulsión de los judíos, la destrucción traicionera del reino musulmán de Granada? Sólo se podía invocar al “Dios todopoderoso y eterno” de quien se pensaba que había manifestado el poder de su brazo. Este título de Padre tenía que ser reprimido.  La Iglesia tenía que legitimar la conquista y la dominación, no podía invocar el amor del Padre, sino sólo la ira del Dios eterno y todopoderoso ofendido por la incredulidad de los pueblos paganos.

Los cristianos fueron instruidos por la liturgia, por la forma de hablar de los padres. No es de extrañar que son pocos los que dirigen su oración al Padre. En la vida diaria invocan al “Señor eterno y omnipotente.” Dado que este Dios es muy distante, prefieren invocar al Sagrado Corazón de Jesús o a Nuestra Señora adornada con todos sus atributos. Las devociones populares fueron el sustituto de Dios Padre.

2) Por qué un Dios debilidad?

El Dios de Jesús no es un Dios Todopoderoso, es un Dios débil, es un  Dios misericordioso y compasivo, lejos de todo poder. Dios no es un Señor Omnipotente y eterno (como se reza en la Misa) sino el Padre bueno que sabe perdonar y abrazar a los que pecan. No es fácil compatibilizar en esa liturgia de la Misa, el rezo del Padrenuestro con esas otras afirmaciones de Dios Todopoderoso.  Jesús se opuso al poder político y religioso de su tiempo. Jesús estuvo siempre al lado de los débiles y defendió a los débiles, pero no desde el poder sino desde la  humildad, la mansedumbre, desde la pobreza, desde los de abajo.  Jesús no se mostró nunca como el Mesías triunfador, militar, que iba a liberar a su pueblo de la invasión del imperio romano. Era el Hijo del Hombre que predicaba las bienaventuranzas. El era manso y humilde de corazón. Los que creen en los milagros están aceptando a un  Dios poderoso, el Dios de los milagros, que desde luego no es el Dios de Jesús.

Dos argumentos:

  1. Del Evangelio de Juan : “El verbo de Dios se hizo carne”. Y “carne” en griego se dice sarx y sarx se traduce por debilidad, fragilidad. Entonces se puede decir con toda claridad que “El verbo de Dios se hizo debilidad”.
  2. Del Evangelio de Mateo: Tuve Hambre, tuve sed, estaba enfermo, etc. Todo lo que hagáis por estos hermanos míos más débiles, lo hacéis conmigo. Jesús se identifica con los más débiles de la sociedad.

18 comentarios

  • Antonio Toston De la Calle

    Opino que la misma dualidad que José María Mauriño establece entre Dios Padre y  el padre Omnipotende o Poderoso, ocurre con Jesús y Cristo. No hay más que ver como  se recurre al Cristo Guerrillero, o al Cristo Legionario para formar dos organizaciones de talante agresivo y dominador. ¿Alguien podría pensar que sonarían lo mismo, diciendo Legionarios de Jesús, o Guerrilleros de Jesús.?.Tanto el Cristo o el Jesuscristo, son teologuemas cuyo origen está en el Saulo el converso y su fantasmagórica visión de Damasco, donde surge un Sumo Sacerdote y la correspondiente ceremonia del falso ungimiento.De esto, aquí,alguien sugiere un sacerdocio universal sacado del tercer cielo mágicamente.Elucubraciones judáicas sacando un mítico Melquisedec, cosa bien explicable tratándose como se trata de Saulo el converso.Jesús de Nazaret no admite aditamentos. Todo lo demás, son intenciones espurias, y se ve con claridad que alguien nos intenta dar gato por liebre.

  • Santiago

    No existe ninguna contradicción en los atributos de la paternidad. puesto que un padre puede ser al mismo tiempo fuerte y compasivo, poderoso y tierno,  viril y amoroso.

    Por tanto la idea que la omnipotencia divina significa en la liturgia arrogancia y prepotencia y que ésta es la idea que se enseña y que se percibe está fuera de la realidad. Por otro lado un padre amoroso NO es necesariamente débil en un sentido negativo más bien el amor puede hacernos vulnerables ya que el que ama está dispuesto al sacrificio por el ser amado.

    Realmente  e l   centro   de la liturgia católica es el sacrificio eucarístico que es la misa. La primera parte que precede a la liturgia de la Eucaristia consiste principalmente en la lectura de la PALABRA donde se leen partes del Antiguo Testamento, de las cartas de S Pablo y del Evangelio en este orden. En estas lecturas el Dios poderoso siempre se muestra misericordioso y aparece como el Dios “con nosotros” que “toma la forma de esclavo” por amor y “entrega su vida en remisión de los pecados” nuestros.

    En los lectura del Salmo 36 se lee:

    “Oh, Yavé! Tu piedad se levanta hasta los cielos, tu fidelidad hasta las nubes. Tu justicia es como los montes…A hombres y bestias Tú socorres, oh Yavé ¡Cuán preciosa es, oh Dios, tu piedad! (Salmo 36, 6-8)

    Y S Pablo, Doctor de la Ley nos dice en esta lectura litúrgica de la Misa;

    “Más al llegal plenitud de los tiempos envió Dios a su Hijo, nacido de mujer,…para redimir a los que estaban bajo la Ley, para que recibiéramos la adopción. Y por ser hijos envió Dios a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo que grita Abbá, Padre” (Gal. 4, 4-6)

    Y en el Evangelio se habla constantemente del amor  del Dios encarnado.

    Es por eso que la omnipotencia  d e. Dios abarca su inmanencia y su misericordia por nosotros. Dios no se contradice. Está con nosotros. Se hace vulnerable por nosotros libremente para que practiquemos sus mandamientos a los que fuimos destinados y llamados, para llegar al amor….

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

  • George R Porta

    Gracias, Oscar. Así es, si no se me fue la vidala, se me fue la musa.

  • George R Porta

    Uno puede hacer el recorrido inverso y atribuirle a la divinidad la humanidad de Jesús y eso fuera más cercano a la encarnación, aunque todavía distante. Pero la humanidad de Jesús nos viene de las narraciones evangélicas, lo mismo. Y ese es el escollo mayor al tartar de adivinar en qué creía Jesús acerca de como fuse su Padre. La información es siempre mediada por las narraciones y la tradición que estas engendraron.

    Esta Iglesia monárquica y todopoderosa que Jesús posiblemente rechazaría es la que hay, la real. Pretender que no sea legítima es possible pero no conduce a ningún lugar. Por eso quizás deba desaparecer y que el «Proyecto» del Galileo de una sociedad justa quizás emerja de las ruinas y las cenizas. Desde luego, eso es utópico y por eso esperanzador.

  • oscar varela

    Para George “descansando”:

  • George R Porta

    Leo: «El Dios de Jesús no es un Dios Todopoderoso, es un Dios débil, es un  Dios misericordioso y compasivo, lejos de todo poder. Dios no es un Señor Omnipotente y eterno (como se reza en la Misa) sino el Padre bueno que sabe perdonar y abrazar a los que pecan.»

    Encuentro difícil justificar esta conclusion que aunque fuera justificable, depende de las narraciones evangélicas, que ya sabemos que tienen su historia, que estaban compuestas de modo complejo y para objetivos pastorales específicos.

    Solo Lucas o Hechos de los Apóstoles alude a la predicación de Pablo pero ésta siguió la pauta del judaísmo en cuantp a imaginar a Dios.

    No sé como el autor llega a esta conclusion como si fuera una verdad incontrovertible. En los evangelios no pocas veces se pone en boca de Jesús el juicio al final de los tiempos, o la condenación eterna.

  • George R Porta

    Gracias. Creo que me tomaré n Descanso. Ya no leo bien. Pensé que fuera del de Tarso y aunque me pareció un peu trop moderne… En fin!

    Un abrazo.

  • oscar varela

    Para George:
    Pablo Osés
    3 Agosto 2017 at 13:30 pm
    Pero Dios Padre será la cara de Dios sin máscara de Todopoderoso.

  • George R Porta

    ¡Hola Oscar! ¿Puedes identificar la cita de Pablo a que te refieres al leer: «Dios Padre será la cara de Dios sin máscara de Todopoderoso»? 

    Gracias.

  • oscar varela

    Hola!
    Leo el final de Pablo:
    – “Dios Padre será la cara de Dios sin máscara de Todopoderoso”-
    ……………………….
    LA MÁSCARA es uno de los inventos más antiguos de la Humanidad, como lo fueron el estupefaciente, la danza y la pantomima.
    ……………….
    1- La primera aparición del humano nos lo presenta ya usando de la máscara. Es hermana y coetánea de la primera hacha de sílex, de la piedra sin pulimentar.
    2- El ser humano hizo desde luego la experiencia más radical que sobre la realidad de su vida le cabe hacer: descubrir que es una realidad limitada por todos lados, en todas direcciones y, por tanto, de sobra impo­tente.
    * puede algunas cosas que quiere, pero esto no hace sino subrayarle tanto más que
    * no puede las mejores cosas que quie­re.
    3- Experiencia tal produce automáticamente la imaginación de otra realidad,
    * la cual puede, sin limitación, todo lo que quiere.
    * La conciencia de su propia relatividad es inseparable de la conciencia postuladora de lo absoluto.
    4- Y entonces se engen­dra en él
    * el vehemente y equívoco afán de querer ser precisamente eso que no es: lo absoluto;
    * participar de esa otra superior realidad, conseguir traerla a la suya menesterosa y limitada, procurar que lo omnipotente colabore en su nativa impotencia.
    ……………………..
    5- Esta dualidad y contraste —impotencia-omnipotencia—
    va a acompañar al hombre todo a lo largo de la historia, cobrando en cada etapa figura diferente.
    * El perfil de una y otra varía según los tiempos, porque siendo la impotencia una experiencia que el hombre hace, ha de entenderse que, como todas las experiencias, la va ha­ciendo;
    * no queda nunca cerrada, conclusa,
    * se modifica, corrige, integra.
    6- Y no sólo porque se descubra hoy
    * una nueva limitación que ayer pasó desapercibida ni, viceversa,
    * porque se rectifique hoy una visión errónea que ayer se tuvo,
    * sino porque el hombre logra ampliar sus potencialidades de suerte que hoy le son posibles cosas que ayer estaban en la esfera de lo imposible.
    ……………………….
    7 Esto trae consigo que
    * la limitación o finitud constitutiva del hombre no es cualquiera,
    * no se parece en nada a las demás finitudes que en el Universo existen,
    * sino que tiene el paradójico e inquieto carácter de ser una finitud indefinida,
    * una limitación ilimitable o elástica a la cual no es posible marcar términos absolutos.
    8- Nadie puede decir de qué el hombre es,
    * en absoluto, incapaz,
    * ni correlativamente de qué será capaz.
    * Sólo cabe en cada instante perfilar la frontera mo­mentánea entre su impotencia real y la omnipotencia que imagina.
    9- Augusto Comte caracterizaba la condición humana como constituida por una «fatalité modifiable», concepto graciosamente contradictorio y que pronunciado con la solemnidad un poco burocrática con que debía pronunciarlo él mismo resultaba cómico. ¡Cómico, pero verídico!.
    …………………………
    10- La figura concreta de la impotencia y su contrapartida que es la omnipotencia
    depende en cada etapa de cómo funcione a la sazón el pensamiento humano, o dicho en otros términos, de cuál sea su es­tado «lógico».
    11- Se ha pretendido que el hombre primitivo era ilógi­co.
    * Esto tiene todo el aire de ser una tontería que se ha revelado tal cuándo, como hoy acontece, el intento de construir de verdad la lógica, a la vez que fracasaba descubría la imposibilidad del puro logismo y el carácter utópico, desiderativo del pensamiento llamado lógico.
    * Al caer en la cuenta de que nosotros somos mucho menos lógicos de lo que reputábamos, pierde su base de sentido encerrar a los primitivos en la especie de manicomio que era su presunta falta de lógica.
    * La diferencia entre ellos y nosotros se hace en este orden meramente cuantitativa y se establece una perfecta continuidad y homogeneidad en el desarrollo del pensar humano que nunca ha sido, es ni será genuinamente lógico, pero que nunca ha carecido de «alguna» lógica.
    * Es falso, pues, suponer que en la mente del primitivo no funcionaba ni funciona hoy —ya que el primitivo persiste ante nosotros— el principio de identidad y demás formalidades del pensamiento.
    …………………..
    12- El humano se pasa la vida queriendo ser otro.
    * la única manera posible de que una cosa sea otra es la metáfora —el «ser como» o cuasi-ser.
    * Lo cual nos revela inesperadamente que el hombre tiene un destino metafórico,
    * que el ser humano es la existencial metáfora.
    ………………………..
    13- La experiencia radical del hombre es el descubri­miento de su propia limitación,
    * de la incongruencia entre lo que quiere y lo que puede.
    * Sobre esa experiencia radical, como sobre un área o suelo, hace innumerables otras.
    * Vivir es estar constante­mente haciendo nuevas experiencias.
    * Sin embargo, todas estas in­numerables experiencias, que frente a la radical podemos llamar «segundas», son meras modificaciones y variaciones de unas cuan­tas a las cuales podemos reducirlas y que merecen ser denominadas «experiencias categoriales».
     
    * Entre éstas una de las más importan­tes es la experiencia de la muerte, se entiende de la ajena, porque de la propia no hay experiencia.”

  • George R Porta

    Comprendo la apologia de la tradición; Es un derecho, pero es una contradicción que ninguna teodicea ha resuelto el hecho de que una divinidad creadora todopoderosa, perfecta, etc., creara una creatura capaz de hacerle fracasar simplemente haciéndole libre y por lo tanto colocándola en una situación de confusion, de necesitar escoger entre el bien y el mal solo para hacerla colaborar o darle esa oportunidad peligrosa.

    Basta mirar a lo que está ocurriendo con la destrucción ecológica para comprender como la libertad entendida como arbitrio (susceptible de ser tentada por los caprichos y las avaricias, las grandiosidades, etc.) es más in problema que una ventaja. He mencionados antes la famosa frase de Hans Küng en «Ser Cristiano» preguntándose que ser humano razonable quisiera ser Dios en la situación actual de la humanidad tan plagada de problemas y vuelvo a recordarla.

    Una divinidad todopoderosa no pudiera dejar de ser omnisciente y, obviamente, debió o debe estar creando in universe muy fallible, sometido a las barbaridades destructivas que, no los animales, sino la humanidad es capaz de llevar a cabo. En ese caso, no quedara más remedio que acusar a dicha divinidad de negligente o de irresponsable o de mal intencionada, o simplemente imperfecta.

    Pero si alguien discrepa, pues ese es su derecho.

  • Pablo Osés

     
    Desde el tamaño de las galaxias y la complejidad de los organismos, su generador tiene que ser todopoderoso. Lo físico y lo fisiológico llevan a un Dios Todopoderoso.
     
    Desde las debilidades humanas y las oscuridades de eso que es lo vivido y se suele llamar vida interior , su generador debe ser debilidad comprensiva. Lo humano lleva a un Dios Padre.
     
    La mirada humana, la nuestra y única transparente encontrará más cercano y más propio un Dios Padre y además podrá encajale sin desvirtuarlo la confección de las galaxias, ya que también  están ahí.
     
    Pero Dios Padre será la cara de Dios sin máscara de Todopoderoso.
     

  • George R Porta

    Con todo, no es tiempo de más dioses. Es Bueno que alguien se atreva a desmantelar la idea de una divinidad abrumadora por su poder aunque ha creado un universe tan vulnerable a nuestra negligencia y malignidad y que nos haya creado tales.

    Este es un buen paso en la Dirección de humanizar a Dios: Bajarle de la Peana del altar mayor. La ya Antigua línea de Hans Küng acerca de la vieja idea de que Dios nos haya creado para que fuéramos dioses, sigue teniendo vigor: «Pero ¿qué hombre razonable quiere hoy llegar a ser Dios?» (Cf. Ser Cristiano, Madrid, Trotta, 2008, p. 473).

    Acerca de este tema de la desdivinización es imposible no evocar el trabajo de José M. Castillo, La humanización de Dios, ensayo de cristología, Madrid, Trotta, 2009) .

  • George R Porta

    Si hubiese que escoger entre el dios imperial y todopoderoso de la liturgia y este otro compasivo y despojado de su poder en favor del ser humano sufriente, que propone el autor no hay que pensarlo dos veces, en mi caso, porque escojo el segundo.
    Plantear la posibilidad de la coexistencia de los dos siendo uno la antítesis del otro remite a, precisamente, la muy humana situación de perplejidad que ninguna mitología resuelve y todas aceptan, a veces, mitologías tan distantes en sus raíces como la latina, que cuenta para ello con Janus, Señor de la duda, y la yoruba (Nigeria) que cuenta con Elegbá o Eleguá, el inmóvil Señor inmóvil de las encrucijadas y los caminos.
    Aunque la propuesta del artículo sea justa y su argumento sea oportuno, tropieza con el mismo problema de la imposibilidad de comprender la noción de divinidad.
    Desde luego si alguien acepta como real el conocimiento metafísico, no ha de encontrar dificultad en inventarse divinidades.
     

  • carlos

    Buen artículo.

    Hace falta mas humanidad, más fragilidad y menos pompa y poder.

    Hace falta acercarnos más al necesitado que al poderoso para que aporte más.

    Hace falta mirar más al hermano en carne y hueso.

    Hace falta compartir más ese pan cada vez mas escaso.

  • oscar varela

    Hola!
    ¿UN DIOS DEBILIDAD?
    Este hombre ¿pregunta?
    ………………….
    Yo pregunto:
    ¿Otro Dios más?
    ………………….
    Esto se parece a quedar “medio embarazada” ¿no?

  • Inmaculada Sans Tache

    Me parece una reflexión muy acertada la del articulista y creo que aún se queda corta. Efectivamente la idea de Dios que transmite la liturgia, la jerarquía eclesiástica, es la de un padre autoritario en el sentido más freudiano y ante el cual es muy difícil afirmarse y no digamos madurar y sublevarse. La oración litúrgica está cargada de fórmulas de adulación que persiguen el aplacamiento de un dios tronante y pronto a la ira y el castigo. “… ten misericordia de nosotros, ten piedad de nosotros…”, ” …no mires nuestros pecados sino la fe de tu Iglesia…”, “…por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te glorificamos, te adoramos…”, ” …Dios todopoderoso y eterno tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna…”, etc.. Se pide constantemente la intercesión ante Dios no sólo de Jesucristo sino de la Virgen, los santos, etc., como si fuese un lejano, hierático señor oriental, ególatra, narcisista, celoso, exigente, intransigente, cruel y vengativo, perdurando la peor imagen de Dios del AT. Es hora de que la institución eclesiástica reflexione sobre estas cosas y camine hacia la imagen de un Dios más ” humano”, como parece que lo experimentó el propio Jesús. Y, a propósito, revise también algunos asuntos que no pueden comprender muchos de quienes quieren conciliar su fe con la razón mas que con restos mágicos en la liturgia: Veáse, como ejemplo, la reacción firme del vaticano a impedir que se pueda comulgar con hostias sin gluten por los celíacos.

  • m. pilar

    !!!Gracias, es esperanzador confiar plenamente en el gran Misterio de la vida, de esta manera!!!

    Sin milagros, sin constantes peticiones para que nos arreglen la vida. Tenemos que encontrarnos en nuestro interior, conocer lo que somos y las capacidades que poseemos para ser… plenamente humanos.

    Confiar plenamente en la fortaleza, amor, deseo, de que esa fuerza amorosa, nos acompañará si de verdad lo deseamos y buscamos en cuanto nos rodea.

    Si Es… todo lo llena y a todas las personas llegará si lo buscan.

    Es como Jesús lo proclamó.

    m* pilar

Deja un comentario