Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5040 Artículos. - 80821 Comentarios.

Desconcertante Francisco

ALCAINAAcabo de leer que el papa Francisco pretende canonizar en mayo a Francisco y Jacinta, dos de los niños videntes de Fátima. En el 2000 ya fueron beatificados por Juan Pablo II. Una curación de un niño brasileño justificaría esta canonización.

En más de una ocasión me manifesté sobre canonizaciones y milagros. La última, en mi reciente libro ROMA VEDUTA. Llego a concluir que Francisco tuvo en su mano la ocasión para clausurar la Congregción de las Causas de los Santos.

Este dicasterio fue creado como autónomo por Pablo VI en 1970. Con anterioridad, era una sección de la Congregación del Culto. A partir de entonces, surge un inusual incremento de beatificaciones y canonizaciones. Una devaluación de la santidad canónica que, tangencialmente, produce unos mayores ingresos extra para el Vaticano. El tradicional elenco de los santos se duplicó. Juan Pablo II beatificó y canonizó a más personas que todos sus antecesores juntos.

Se comprende que la Iglesia Católica ensalce o proponga como modelos a algunos de sus miembros después de su muerte. Lo hacen los pueblos con sus próceres. De manera similar, lo hacen las organizaciones o instituciones con sus mejores miembros o líderes. Pero la normativa eclesiástica de beatificaciones y canonizaciones está plagada de puntos negros, incomprensibles, escandalosos.

En el 2014, Francisco canonizó conjuntamernte a Juan XXIII y a Juan Pablo II. Un acto de clara endogamia, de exhibición, populismo, autoritarismo, discriminación y puede que deshonesto.El Papa que los canonizó, así como los responsables del evento, fueron beneficiados por uno u otro en vida. De forma claramente discriminatoria, el Vaticano “dispensó” a Juan XXIII del segundo milagro, requerido por Ley para todos los candidatos a la canonización. Es una “dispensa” similar a la que había realizado Pablo VI a favor de nuestro Juan de Ávila. En el caso del “santo súbito” estamos ante una canonización “exprés”.

No se ha tenido en cuenta la repulsa de muchos fieles hacia Juan Pablo II, paticularmente – y no sólo – por la involución operada respecto al Concilio Vaticano II. También por su conocida desidia o complacencia en el tratamiento de eclesiásticos pederastas.

Días después de la doble canonización, los medios han dado a conocer la inminente beatificación de Pablo VI. Al parecer, por su intercesión, un feto diagnosticado inviable por los médicos se habría convertido en viable. La madre californiana se habría encomendado a Montini para dar a luz el fruto de su vientre, no obstante los negros pronósticos de los médicos. El bebé nació sin problemas.

Mi estima y veneración por Pablo VI están fuera de duda. Como persona y como Papa fue superior a los dos ya canonizados. Este mi favorable juicio no se debe exclusivamente a que Pablo VI me haya distinguido llamándome a ser su colaborador.. Se esperaría que yo aplaudiera su beatificación. No es así. Estoy convencido de que en santidad y ejemplaridad Montini no fue superior a muchas personas con nombres y apellidos de las que nadie ha propagandeado su nombre para que de ellos se imploren “favores” y milagros.

De siempre, me ha parecido una injusticia, cuando no una puerilidad. Una intolerable discriminación de parte de Roma y, aparentemente, también de Dios. Casi siempre está de por medio el dinero. A veces es el oportunismo. Apropiarse de un genio, de un famoso, de un superhombre o una supermujer. ¿Por qué Dios favorecería a una determinada persona entre miles que piden lo mismo y que están en similares condiciones? Y, sobre todo, ¿por qué siempre se trata de curaciones corporales?

Porque existen otros campos susceptibles de una intervención del Todopoderoso y que reducirían la sospecha de fuerzas naturales todavía – y siempre – desconocidas. ¿Por qué un candidato a santo no atiende al devoto que implora la interrupción repentina del avance devastador del Estado Islámico o la guerra de Siria? ¿Por qué no paraliza tsunamis como el del Pacífico Sur, de Japón o de Indonesia? ¿O multiplica panes y peces para millones de hambrientos, aunque sólo fuera para la India? Y, limitándonos a lo sanitario, ¿por qué no cura repentinamente a todos los afectados por el cáncer, por la sordera o por la ceguera y no sólamente a un individuo?

El sistema eclesiástico actual de responsabilizar a Dios de la santidad de una persona es inmoral. Es un descrédito del Creador. Tú, Dios, has hecho el milagro firmando la canonización. Si el canonizado no lo merecía – inclusive cuando se pruebe que no lo mereció – , la culpa es tuya por haber usado tus poderes taumatúrgicos en su favor- Todavía más inaceptable es que el Papa, ¡al parecer en directa comunicación con ese dios!, puede conocer que el candidato está en el cielo, sin necesidad de milagros. Como queda dicho, sucedió con Juan de Ávila, otrora condenado por hereje, a quien Pablo VI “dispensó” de los milagros.

La canonización de los dos niños videntes de Fátima reviste claro carácter de oportunismo. Conocemos las iniciales razonables reticencias romanas a tales apariciones. Sabemos de las reticencias religiosas y científicas a todas las apariciones de la “Señora”. Roma se adueñó del fenómeno Fatíma por proselitismo. Lo mismo que Lourdes, Fátima resultó ser un vivero de devotos católicos. La canonización de los niños Francisco y Jacinta se enmarca en ese proselitismo. No son modelo de nada. Como mucho, fueron víctimas de un episodio paranormal.

En el Vaticano, tuve que estudiar el diario de Lucía, la otra niña vidente de Fátima, muerta casi centenaria. Nada extraordinario. Una monja algo engreída por el trato recibido del mismo Vaticano. Dudosamente histérica. Pablo VI y Benelli controlaban sus escritos y movimientos para evitar males mayores. Su tercer secreto fue conocido por mí. No coincide con cuanto se publicó. Sólo contiene inconsistentes afirmaciones: obispos contra obispos, muerte de un papa… Algo parecido al segundo secreto: la conversión de Rusia.

Concluyo. Un dios que discrimina a sus criaturas, aunque sea positivamente, no es el Dios. Un dios que encumbra a los ricos y famosos, a los poderosos y fundadores de algo, a los amigos de los jerarcas, postergando a los humildes y anónimos, ése no es el Dios. Implicar a nuestro Dios en tales hechos y para tales fines es simplemente un imposible, un infantilismo que conlleva la negación de Dios. Los fenómenos inexplicables son sólo eso, inexplicables. La hipótesis de que Dios creó el mundo con sus leyes es la más plausible. Resulta absurdo que cada poco, incluso una sola vez, ese Dios haga excepciones a sus leyes. Todavía más absurdo cuando se lo demanda algún que otro humano y con el fin de encumbrar a un humano. Entendemos y creemos que Dios creó este mundo con amor, para que nos amemos y deja que la Naturaleza siga sus propias sabias leyes.

CELSO ALCAINA fue funcionario del Vaticano con Pablo VI. Es autor del libro “ROMA VEDUTA. Monseñor se desnuda” [Ver recensión muy buena, con enlace a la editorial, de Antonio Aradillas en Religión Digital. Nota de ATRIO].

32 comentarios

  • M.Luisa

    Buenos días!

    Me pareció leer días atrás, en algún lugar,  como una explicación a modo de contrarréplica   a raíz  del llamado “argumento de autoridad”  al que yo misma  me había referido anteriormente. Ya se me disculpará si se trataba de esto o  bien de una ampliación  sobre el significado  conceptual asignado por mí,  y es que en aquel momento no pude terminar su lectura.

    En cualquier caso pienso que habría que  distinguir el concepto “argumento  de autoridad”  al uso, es decir, aquel que  viene dado  por una autoría  reconocida… vaya!  que viene ya hecho de fábrica… de aquel de autoridad propia que necesariamente habrá de estar  elaborado a partir también de la  propia  experiencia requerida  para sustentarlo. Este es, pues, al menos para mí, el argumento de autoridad genuino.

  • Santiago

    Gracias Iñaki y no tengo duda alguna que esa aldeanita de que hablas y que todavía recuerdas y veneras se santificó en su vida diaria en un grado de amor fuerte capaz de sacar adelante a toda una numerosa familia…Muchas veces el don de fortaleza puede ser heroico.

    Por otro lado, no sé dónde oí que “no hay santo, para el ayuda de cámara”o sea para el que se encuentra muy próximo a nosotros,porque entonces nuestros defectos básicos resaltan con más claridad. Sin embargo, la vida cristiana, y por ende, la santidad, es solo un intento diario ya que si no retrocedemos estrepitosamente, avanzaremos en nuestra intención de ser un poco mejor en el amor. Teresita de Jesús decía que no le importaba mucho “caer a cada instante” porque sabía que Dios la amaba “imperfecta”, y aún así Dios no se daba por vencido y le seguía dando la gracia para superar sus defectos.

    No creo, Iñaki, que tengas un trauma de la infancia. Simplemente hemos idealizado el concepto de santidad ya que el santo no posee una naturaleza angélica, sino que es un humano que lucha para seguir muy de cerca la vida y los consejos de Jesús de Nazaret y los trata de poner en práctica diariamente. Yo he conocido algunas de éstas personas, digamos carísmaticas, y no precisamente católicas, que vivieron y murieron en “olor de santidad”.

    Un abrazo  Santiago Hernández

  • M.Luisa

    Hola Luis Alberto… por como concluyes tu comentario percibo que no comprendiste en absoluto el mío, reconozco que no era  sencillo pero ya que se habla  aquí tanto, estos días,    en contra del  populismo,  por qué no hacer un poco de esfuerzo y adentrarse más  en lo que son las cosas en su complejidad?    Empiezas creyendo que haces un análisis y lo que  haces es  traernos datos , nombres y fechas, etc.,  para reafirmarte aun si cabe más en tu interpretación, para mí errónea, del concepto “complejo antirromano”. Todo esto   en lugar de intentar considerarlo   desde el  punto de vista   alternativo  que aporté  aunque sólo hubiera sido para ver qué es lo que podía ofrecer en la controvertida cuestión.

    Decirte por  último  que este tal De Maestri, que no lo conozco, al parecer confunde también las cosas porque   no por discrepar de alguien  te conviertes en enemigo suyo  ¡puro simplismo!

    Saludos

  • Isidoro García

    Lamento este malentendido. Yo, (que soy bastante alérgico a los peloteos y a las RR.PP.), quiero agradecer públicamente a Antonio Duato, su paciencia y su liberalidad con todos y especialmente conmigo, con el que evidentemente tengo pequeñas diferencias ideológicas, y que además ha sufrido alguna intemperancia privada de mi parte, y que demuestra una paciencia y diplomacia encomiables.

    Cuando uno se va haciendo mayor, (viejos, sin eufemismos baratos), comprende que el mundo no se divide entre creyentes y agnósticos, ni entre practicantes o no, ni entre izquierdas y derechas, ni entre antiguos y modernos.

    Lo que de verdad nos diferencia es entre auténticos liberales, respetuosos  y demócratas, por un lado, y entre sectarios e intransigentes por otro, (actitudes que no son mas que efectos desgraciados del desequilibrio psicológico que a todos nos amenaza).

    Cuando nos hacemos mayores, los estragos del tiempo afectan a nuestro equilibrio psicológico, y nos amenazan con volvernos gruñones y amargados. (Hablo por mí). Por eso se agradece y se admira a las personas que vemos a nuestro alrededor que saben sortear muy bien esos peligros, como Antonio.

    Por eso mismo no hay que hacer mucho caso de intemperancias de personas mayores, como yo u otro cualquiera: todos somos esclavos de los estragos de la edad.

  • Eres un buen fajador, amigo Santiago, y se agradece que nunca pierdas la compostura.

    Me quedo con la diferencia entre el Santo absoluto y los santos relativos, unos más anónimos y silentes que otros,  ademas de incapaces de generar tesoreria.

    No es que me extrañe por la profusión de canonizaciones. Mi problema es que no acabo de creer en ellas, quizá por algún trauma de juventud. Mi madre (1903-1972), una aldeanita de Forua(Gernika) con un marido santo y diez hijos, repetía muy a menudo una frase: No hay santos que comen y ca……(descomen).

  • George R Porta

    Hola, Luis Alberto: Si a ti y a tu familia os ha hecho y hace bien pertenecer al Camino Neocatecumenal, me parece fenomenal y me alegro de ello.

    Lamento que haya quienes hablen mal de Camino sin conocerlo. No me parece válido que solo puedan opinar quienes pertenecen a él y que solo se pueda opinar favorablemente de Camino. Puedo asegurar que mi opinión se ha formado desde afuera pero no es injustificadamente contraria, sino que tiene fundamentos suficientemente válidos para mí y por eso los expreso.

    ¿No te parece injusto echar una nube de mala fama sobre quienes opinamos mal del Camino haciendo la sugerencia generalizadora de que solemos tener una mala opinión porque no lo conocemos? Como ocurre con todo lo que tiene vida pública no solo se le conoce desde dentro porque también se le conoce desde afuera. De hecho, desde dentro de las experiencias la objetividad es diferente que desde afuera.

    Como escribe antes, vi en la Almudena el altar, entrando a mano derecho, y recuerdo el aviso de que estuviese reservado para Camino. Sé que tengo una foto, aunque no la buscaré porque ya no puedo andar físicamente removiendo cajas y más bien he llegado al punto que lo que debo hacer es prepararme echándo mis papeles al basurero para que nadie tenga que hacerlo por mí. Ya estoy demasiado viejo para seguir cargando cosas. Tomé la foto porque me interesaba el altar reservado a la Madre Maravillas de Jesús OCD desde que autorizando su culto público mientras transcurría su proceso de beatificación. Su sitio está muy cerca del de Kiko y Carmen y por eso visité La Almudena.

    La iglesia en sí, el edificio de la Almudena quiero decir, no me gusta, pero simpatizo con la Madre Maravillas de Jesús y su coraje para defender su derecho a observar la regla sin mitigación contra la opinión de los curas de su provincia. También admiro a Cristina Kaufmann OCD por justo lo contrario, luchar contra los superiores por tratar de vivir la regla no mitigada pero adaptada a los tiempos. Después de todo esa fue la postura de Teresa de Jesús su reformadora y de Juan de la Cruz que la ayudaba en la reforma. 

    Soy un enamorado de la responsabilidad personal, de la autonomía, sobre todo en materia espiritual. Por eso admiro tanto al Galileo de Nazareth conocido por Jesús, a Juan de la Cruz, a Teresa de Ávila, a Charles de Foucauld. 
    Vivo fuera de España y hace mucho que no visito la Almudena, quizás ya no está visible la identificación del altar en cuestión. Además, nadie está obligado a creer lo que digo solo porque yo lo diga, aunque sé que no miento. Comprendo y respeto tu derecho a no creer esto que afirmo acerca de las canonizaciones y la Almudena y te lo digo no porque necesites saberlo, sino de buena fe, en plano de amistad.
    Por otra parte, contando con tantos años de membresía en Camino seguramente conozcas las dificultades que tuvo, por ejemplo, en Milán cuando Martini era el arzobispo, y las dificultades que tuvo con el Vaticano por separarse de las normas de la liturgia eucarística, por solo mencionar dos de los conflictos. Esto es público y puedes investigarlo si lo deseas, aunque lo que sea importante para una persona no tiene que serlo para otras y si no deseas buscarlo pues estará bien que no lo hagas y lo respeto. En cuanto a mí solo ejerzo el derecho a opinar, pero comprendo y respeto que mi opinión no sea compartida cuando no lo es.

    No tuve intención de molestarte u ofenderte. Rechazo el Camino Neocatecumenal por lo que he leído en algunos de sus materiales, incluyendo un par de cosas reservadas dentro del mismo Camino según me explicaron quienes me lo facilitaron. He tenido pacientes que lo han dejado y tengo dos amigos (uno de ellos es cura) que han sido o son miembros o simpatizantes desde afuera y en su momento me invitaron a pertenecer. Deseo que mi opinión contraria o mi rechazo de Camino no sea causa para que me excluyas como persona o nos enemistemos como cristianos y católicos.

    Te ruego perdones mi opinión contraria a la tuya si al hacerla te ofendí o si a causa de ella sentiste la necesidad de defender al Camino Neocatecumenal, a Kiko o a Carmen, aunque no la retiro. No fue esa mi intención. Realmente pienso que nada en el Mundo puede ser perfecto y que nada tiene que aspirar a serlo precisamente porque sea esa una meta imposible.

  • mª pilar

    Un entrañable abrazo querido Antonio.

    Por lo que tienes que sufrir con estas cuestiones conociendo como es tu andadura.

    Eso nos muestra una vez más:

    Lo que produce el sentirse guardianes de una sola “verdad” en la historia del mundo.

    Muchas personas, estamos a tu lado sin condiciones.

    mª pilar

  • Antonio Duato

    No suelo hacer caso de ese tipo de insultos, pero os trascribo el último:

    ERES UN AUTÉNTICO DICTADOR. ME HAS BORRADO PORQUE SÓLO PERMITES LOS COMENTARIOS DE LOS QUE TE DAN JABÓN. SEGUIRÉ PIDIENDO POR TÍ, PARA QUE EL SEÑOR TE AUMENTE LA FE Y EL AMOR A LA IGLESIA. DE UN COMPAÑERO SACERDOTE:P…

     

     A quien me escribe así (o a Celso, equivocándose respecto a quien modera el post) le dirigí el día 26 de este mes un correo diciendo: Para publicar el comentario en Atrio, es necesario que confirme autoría contestando a este correo.

    Me temí que no contestara, como así ha sido, pues la dirección de correo que puso al hacer el comentario era: p… @mail.com . ¿Existirá ese dominio? ¿Por qué habrá puesto esa dirección este fervoroso “compañero sacerdote”?

    Todos deben saber que la obligatoria dirección e-mail que hay que poner no sale nunca publicada ni se proporciona a otra persona sin expresa autorización. Y que cuando uno envía un comentario por primera vez, sale publicado solo en su ordenador (por unos días) con la advertencia de que está sometido a revisión, por ser el primero o por haber sido enviado con algún dato cambiado. Pero nunca se borra por desacuerdo de opinión.

  • mª pilar

    Luis Alberto:

    Parece que los dos hemos “bebido” en las mismas fuentes jesuíticas.

    Pero con distintos “entenderes o discernimiento”.

    Pasa mucho con y en… la comprensión del Evangelio, y en eso… no estamos en la misma sintonía.

    Solo comparto mi opción de vida, no intento dar lecciones a nadie, solo expreso mi vivencia y si no estoy de acuerdo, sencillamente lo manifiesto; porque con toda seguridad, habrá personas que estén más cerca de una que de otra; eso es sencillamente lo que hago.

    Un saludo cordial.

    mª pilar

     

  • Gracias George por el enlace, pero este tema ya lo había leído muchos  atrás. Tú como yo, sabemos que Francisco es Pedro, y todos los papas lo han sido y lo serán. Eso es lo que nos enseña nuestra fe católica.

    Tanto Juan Pablo II, Benedicto XVI y ahora el papa Francisco, han apoyado el Camino Neocatecumenal, por el bien que ha hecho a la humanidad, rescatando lo que estaba perdido, abriendo vocaciones sacerdotales, enviando familias a misión, itinerantes a predicar el evangelio donde les manden, a morir por el evangelio, chicas que han ingresado al convento, ¿Por qué no escuchamos al Papa Francisco?
    Hasta el día de hoy, no ha existido de parte de la Sagrada Congregación para la Fe, ni del Magisterio, una enseñanza del Camino  contraria a la Iglesia.
    Pero si sabemos, que ha existido un “alto” a muchos teólogos de parte del Magisterio de la Iglesia, que se han apartado de la “sana doctrina católica”.
    En palabras de Kar Rhaner: “Si el papa declarara ex cathedra que 2X2 es 5, evidentemente que la abandonaría, pero, sensatamente tendría que añadir: eso NUNCA va a ocurrir”.
    Saludos a todos.

  • Hola Roger Porta, gracias por el enlace. Me presento. Tengo 63 años y estoy casado con Vilma hace 30 años, no pudimos tener hijos biológicos por la historia y nuestros catequistas nos sugirieron adoptar uno. Hoy nuestro hijo tiene 23 años y está estudiando psicología.
    Estamos en una de las comunidades Neocatecumenales más de 40 años aquí en Lima-Perú. Hemos sido catequistas y hoy trabajamos en la pastoral de la parroquia y si Dios quiere, cuando me jubile, trabajaré con los jóvenes en la universidad.
    No pude terminar mis estudios de secundaria para poder ayudar a mis padres. Soy obrero y trabajo como mensajero en mi moto.
    En lo personal y en palabras de Jaime Balmes: “Leo mucho, pero nunca demasiado”. Cuando era soltero estuve rodeado de los principales teólogos que tenía en ese entonces el Perú. Todos ellos jesuitas enseñaban en la Universidad Pontifica de la católica. Había un jesuita que había sido alumno de padre Karl Rhaner. De todos ellos he aprendido un poco de teología. Hoy todos han partido al Padre, y se puede decir que me he quedado “huérfano”. Todos mis escritos, son de mi responsabilidad. Y como puedes leer mis pobres comentarios,  a veces meto la pata, pero todos ustedes sabrán comprenderme.
    Para ser sincero, se habla muy mal de las comunidades Neocatecumenales sin haber estado en ella. Es como un protestante que habla mal de la Iglesia, cuando él NUNCA ha sido católico. Estas comunidades no son perfectas, ni somos mejores que nadie. Todos los días aprendemos y todos los días nos convertimos.
    En mi parroquia existen 15 comunidades, hay matrimonios que han adoptado varios niños, a pesar de tener hijos biológicos. Un matrimonio adopto un niño ciego, sordo y mudo. Hoy este tiene niño tiene 12 años.
    Si realmente amamos a la Iglesia, pues el Concilio Vaticano II dice claramente: “restáurese el camino neocatecumenal por etapas”. Y esto es lo que han hecho Kiko y Carmen, recoger y sacar a la luz lo que estaba enterrado. No pretendemos que toda la Iglesia sea catecúmenal, simplemente el Camino es para este tiempo. Más adelante desaparecerá, pero soy testigo que cumplió su misión en la Iglesia.
     
    Saludos

  • A Maria Pilar.

     
    Yo creo que nadie piensa “personalmente”, porque no es cuestión de “pensar” sino, de actuar.
    Pero para que haya una “actuación” existencial  hacia el “otro” primero tiene que venir la CONVERSION, es decir, haber experimentado que el “otro “te ha tocado. Está en el Evangelio, cuando Zaqueo ha escuchado una palabra, y esta palabra le ha movido a vender sus bienes y dárselo a los pobres. El visitar a los presos, el dar de comer, el dar de beber, no es obra nuestra, no es producto de nuestros esfuerzos, no soy yo el que me hace ayudar al “otro”. Si fuera así, seria filantropía, pero no cristianismo.
    Hoy hemos cambiado la enseñanza de Jesucristo, primero llenamos la barriga y después le hablamos de Dios. Se piensa que primero hay que desterrar la pobreza y después le enseñamos el evangelio. Todos sabemos que el mal no está “fuera” de nosotros, sabemos y somos conscientes que todo lo malo sale desde “dentro”. Jesucristo es el único que conoce la profundidad de nuestros corazones.
    Nadie ha podido cumplir el Sermón de la Montaña, se puede dar de comer, dar de beber, pero odiando al prójimo. Y el Señor al cual todos “pretendemos” seguir, nos dice todos los días: “Amad a vuestros enemigos, a quien te pida da, no resistáis al mal”.
    La única “marca” que dejaremos a nuestra generación, es la de ser cristianos, y ser cristiano comienza con la transmisión de la fe a nuestros hijos, si esto no se da hoy, no seremos cristianos, porque hasta los paganos ayudan a los pobres, construyen tuberías de agua para pueblos pobres.
     
    Saludos

  • Para María Luisa, un análisis.

    Haber, voy despacio que estoy apurado. El 21 de Noviembre del 2015, el señor Celso escribe un comentario de un libro cuyo título era “¿Cómo llegó el papa a ser infalible?, su autor, August Benhard Hasler. En dicho libro, pone en tela de juicio la infalibilidad del Papa, y el señor Celso, le secunda y le da la razón.
    Esto ya no es novedad, porque el teólogo Hans Kung en el año 1970 publico su “manifiesto” en forma de libro,  cuyo título era: “¿infalible? Una pregunta.”
    En este artículo el señor Celso llega a decir que Pablo VI había tenido rasgos autoritarios, por haber publicado la “Humanae Vitae”.
    Tanto Hasler como el señor Celso y con todo el imperativo de la “verdad” llegan a decir que el dogma de la infalibilidad papal carece de base en la Biblia y en la historia de la Iglesia del primer milenio.
    Para Hasler, Pío IX es un psicópata, pseudomistico, visionario, dictador, cruel y epiléptico. A decir verdad, yo creía que ya habíamos superado los adjetivos del doctor Martin Lutero dirigidas al papa León X
    En el artículo del señor Celso, se lee lo siguiente: “Francisco canonizó a Juan XXIII y a Juan Pablo II. Un acto de populismo, autoritarismo, discriminatorio”, es decir, los mismos “pecados” de Pio X que hablaba Hasler.
    Es por eso que yo afirmaba que dentro de la Iglesia hoy se respira un “complejo antirromano”. Y si alguien se siente aludido, pido perdón.
     
    Como decía De Maestri: “Todos los enemigos del papa, son amigos entre sí.”

  • Santiago

    Iñaqui, ya se que siempre vas a estar de parte de conclusiones que son opuestas a las mías…De todas maneras, agradezco tu comentario y admiro tu estilo directo, honesto y sincero..Por eso, siempre disfruto al leerte…como me pasa con muchos de los colaboradores de este blog…

    Pero, hay que recordar, Iñaqui, que yo no dije que TODOS éramos santos…Como señalé antes, para seguir a Jesucristo, creo que se necesita una conversión del corazón…no necesariamente súbita y dramática como la de Pablo y Frossard….sino que indudablemente, esta opción o conversión, explícita o tácita,  puede manifestarse simplemente en la bondad anónima de la vida ordinaria de muchas personas que pasan desapercibidas para la mayoría de los que las rodean…digamos que son  héroes silentes….a los que les espera una última recompensa…Por eso, yo hablaba de las personas que morían en la amistad con Dios…no los que persistían torpemente realizando el mal, a pesar de una conciencia de malicia…En éstos no hay santidad alguna…en palabras de Jesús son los ciegos que no quieren ver la luz, donde el mal permanece hasta el final..A pesar de todo, éstos también son llamados a esta iluminación del Evangelio….Hay, pues, grados de malicia y grados de santidad, como en todo lo que es humano….

    Sin embargo, una persona que se pone en el camino de la esperanza de las promesas de Jesús de Nazaret, y vive la vida de la gracia, es por definición santo..Así se refería, algunas veces Pablo cuando escribía a los cristianos de las distintas comunidades en las que ejercía su ministerio…Todos pues, sabemos, que hay santos anónimos de esta manera..Por eso no debe extrañarnos la profusión de las canonizaciones…porque existen muchas mas “gente buena” de lo que creemos…y son muchos mas numerosos que los santos que ya están canonizados…En el libro de la Revelación, San Juan habla de éstos santos que “siguieron las huellas del Cordero”,…. dice así Juan: “…vi, y he aquí, una gran muchedumbre, la cual nadie podía contar, de todas las naciones, y tribus, y pueblos, y lenguas, de pie delante del trono y delante del Cordero, vestidos de ropas blancas, y palmas en sus manos (Revel. 7, 9-10)

    Por eso, en los últimos versículos resuenan las promesas eternas de Jesús: “He aquí que vengo presto, y conmigo mi recompensa, para dar a cada uno según sus obras. Yo soy el alfa y omega, el primero y el último, el principio y el fin. Bienaventurados los que lavan sus túnicas para tener derecho al árbol de la vida y entrar por las puertas que dan acceso a la ciudad (santa) (Idem 22,12-14; 21,2)

    Dios, pues, solo es Santo, absolutamente..El es la fuente de toda santidad…El alfa y omega, principio y fin de todo…Nosotros, podemos ser bienaventurados, si aceptamos voluntariamente Su gracia, siguiendo las huellas del Cordero,….. y entonces estaremos participando de esa misma santidad…

    Un saludo cordial   Santiago Hernández

     

     

  • George R Porta

    Es interesante que Herbert Vorgrimler favoreciera la noción de Consensus Fidelium como evolución natural del Sensus Fidei. Proponiendo ls importancia de escuchar la opinión de los fieles en materia de fe y buenas costumbres y que el magisterio no se privara de ese dato.

    Elizabeth Schüssler Fiorenza haya También argüido tan bien y tanto en favor de la legitimidad y la autenticidad de la autoridad del poder magisterial de la mujer versus el patriarcado eclesiástico.

    Edward Schillebeeckx OP defendió “la autoridad magisterial de todos” mientras estudiaba la estructura del Nuevo Testamento, y si fue «defenestrado» por una de las ventanas del Vaticano por Ratzinger, el «hitman» de JP II, tanto más significativo..

    Jon Sobrino ha escrito persuasivamente “La autoridad doctrinal del Pueblo de Dios en América Latina” y sufrió correcciones y persecución por ello. Teresa de Jesús creía que cuando se encontraba tanta dificultad muy bien podia ser que el asunto fuera importante en favor del evangelio (mi version de su opinion). 

    El número 186 de la revista «Concilium» del año 1985, coordinada por Johann Baptist Metz y Edward Schillebeeckx, está dedicado al tema de la «autoridad magisterial de los creyentes».

    La posteridad ha demostrado que estos artículos fueron positivamente proféticos.

     

  • George R Porta

    Como hablo y escribo mal el castellano (ya eso se sabe pero es lo cierto) he adoptado la costumbre de recurrir al DRAE cada vez que pueda y atenerme a lo que establezca. Además, me parece irrespetuoso con los que lo hablan y escriben bien utilizar el castellano arbitrariamente lo cual, por si eso fuera poco, complica innecesariamente la conversación. Por falta de tiempo no pude incluir esta nota hasta ahora, pero me parece válida e ilustrativa hacerla incluso ahora..

    Así hice con la palabra «anti-romanismo» utilizada en una entrada de este hilo. El DRAE no la incluye. En cambio, tiene esto que decir acerca de «romanismo: 1. masculino. Conjunto de instituciones, cultura o tendencias políticas de Roma».  me dejó insatisfecho y como tenía una vaga idea de la disputa sobre la preferencia del Derecho Romano sobre la antigua institución del derecho británico conocido como «Common Law» busqué un poco en una enciclopedia Oxford del Derecho.

    Esto fue lo que encontré: Anti-romanismo en el siglo XVII y presente refiere al argumento entre la opinión que prefiere el Derecho y la administración de la justicia basado en leyes o estatutos que proviene del Derecho Romano) y de otra parte la opinión de quienes prefieren la administración de justicia basada más en la práctica de los tribunales y salas de justicia que sientan precedente al aplicar las leyes o reglas que se originan de la vida, la moral, las costumbres del lugar.

  • Si todos somos santos, amigo Santiago, lo que a mi me llama la atención, quizá por ignorancia, es la profusión con la que se repite, día a día, el…. Solo Tu eres Santo, solo Tu Señor, solo Tú altísimo Jesucristo……

    Entiendo el estado de alerta del que habla M.Luisa y no solo por esto. ¿No da la impresión que, para la Jerarquía Eclesiástica,  entre Todos los Santos, hay unos más santos que otros?.

    De momento me quedo con la conclusión de Celso.

    Saludos.

     

  • M.Luisa

    No es que nos escandalice  esta profusión de canonizaciones, Santiago,   sino que más bien lo que hace es ponernos  en alerta, la  cual cosa  no nos sería posible  si nos dejásemos escandalizar,  pues de ser así  quedaríamos paralizados racionalmente y verteríamos solamente  sobre el problema    críticas destructivas, mas no es este el caso, pues ya el autor empieza por  argumentar sobre una base de experiencia muy  sólida  y bien  fundamentada.

    Lo contrario que ocurre cuando el tema lejos de argumentarlo mediante contraste,   se le trata  con la seguridad que ofrece   cualquier argumentación de tradición y   de autoridad.

  • Santiago

    NO nos debemos “escandalizar” por esa profusión de canonizaciones de los últimos tiempos en la Iglesia Católica…La Iglesia de Cristo que tiene su origen en el mismo Jesús de Nazaret, por la mismísima decisión de su iniciador, está compuesta, desde sus comienzos, por personas humanas…Dentro del Colegio Apostólico está patente la flaqueza humana, la avaricia, la cobardía, la poca fe etc…en todos sus miembros…Jesús mismo fue el que “llamó” a los Doce…personas del pueblo judío, no a los miembros del Sanedrín, no a los sacerdotes del templo, no a los que tenían fama de justos…sino que llamó a los que el quiso y los llamó con misericordia…para  SU MINISTERIO…y primordialmente para la predicación de su palabra sacramental…También los Apóstoles y discípulos tuvieron que sufrir una conversión del corazón en la verdad infundida por Cristo en ellos…para acceder a Su amor misericordioso…

    Desde entonces, podemos idealizar la obra de Jesucristo, pero NO a sus miembros…pues estos fieles, nosotros, estamos llenos de defectos e imperfecciones, y pecados….La santidad que predicó Cristo se extiende a TODOS, ya sean ministros o laicos, creyentes o no creyentes..Todos estamos llamados a una conversión…El vino a salvar a “los enfermos” especialmente a los “enfermos del espíritu”, vino a llamar no a los justos, pues estos no tienen necesidad de medicina ni de médicos, sino a los “pecadores”, a los que no pueden o no quieren salir de su opción por el mal…

    La Iglesia carismática, en  su sensus fidelium, ha reconocido siempre el ejemplo de ciertas personas, el ejemplo de virtudes humanas, que nos edifican y nos incitan a seguir la práctica del bien…Se trata de un ejemplo público…Los santos, al principio, eran aclamados vox populi…Era algo espontáneo de las comunidades…En el siglo III Cipriano de Cartago, para evitar abusos, recomendó que se hiciera una investigación de los que se decían había muertos por la fe, para comprobar que su martirio fue verdadero, es decir que habían dado su vida voluntariamente defendiendo heroicamente lo que creían…Al principio fueron los obispos los que investigaban y declaraban la santidad de aquéllos fieles..A finales del siglo X empezaron a existir los procesos canónicos siendo el primer santo oficialmente canonizado Ulrico de Augsburgo y la primera santa, Viborada…Finalmente, en el año 1234, se reservó oficialmente a los papas el derecho de canonización. En 1588, el papa Sixto V puso el proceso en manos de la Sagrada Congregación de Ritos. Pablo Vi, en 1969, asignó esta tarea a la Congregación para las Causas de los Santos.

    En realidad la declaración del Papa no se refiere al estado de gloria del canonizado,  sino que en la Fórmula dice que “lo inscribimos en el Catálogo de los Santos y establecemos que en toda la Iglesia sea devotamente honrado (a) entre los santos”.  Se refiere, pues, al culto público de esta persona para los fieles que todavían viven en este mundo…No es una definición doctrinal, sino que se hace  en orden a la devoción libre de los fieles, porque ningún fiel tiene obligación en conciencia de tener devoción, ni rezar, pública o privadamente, a ningún santo…De la misma manera, que los próceres de la patria son honrados por las naciones, o aquellos que son admirados por su contribución a las ciencias, las artes o las letras, y se les rinde culto…de la misma menera la Iglesia honra a los “santos”…

    Evidentemente que es Dios el único que puede juzgar sobre el estado final de la persona. A El solo le corresponde el juicio….La Iglesia, al canonizar, no pretende juzgar a nadie, ni pretende excluir a los demás fieles de la santidad… Todo lo contrario, sabemos que todos los que mueren en la amistad con Dios, en el bien,  se salvan para siempre y son santos…pues esta es la definición de santidad…un camino de perfección en el amor…El camino va a terminar en la “otra vida”, donde se realizará completamente el amor, en el amor de Dios..Mientras, solamente estamos tratando de llegar a la meta a las que nos llama el Señor……Proponer este camino es la intención de la Iglesia al ofrecer este medio…para que otros sigan el ejemplo de los “santos”, tal y como le sucedió a Iñigo de Loyola leyendo la vida de Jesús y de los santos en el castillo de Loyola.

    Un saludo cordial   Santiago Hernández

     

  • George R Porta

    Luis Alberto, olvidé incluir el enlace. Perdóname el olvido. Si no fnciona, necesitarás copiarlo y pegarlo en la cinta de URL del navegador de tu ordenador.

    HISTORIA Y “DOCTRINA” DEL CAMINO NEOCATECUMENAL – LA HEREJÍA APLAUDIDA POR LOS ÚLTIMOS PAPAS (Y POR MONS. RIFÁN)

    Dicho sea de paso, si deseas buscar en lo del complejo antirromano quizás te agrade leer lo del “ultramontanismo” es una disputa interesante. Ya Pablo en sus tiempos según atribuyen en ZHechos de los Apóstoles y algunas de sus cartas consideradas auténticas, había sufrido este tipo de reacciones y problemas cuando los judaizantes trataron de sabotear algunas comunidades por el fundadas. Siempre ha habido este tipo de rollos de competitividad y quien sabe que otras cosas típicamente humanas. Nada, los filtros y tamices de la historia y los cambios de paradigma.

     

  • George R Porta

    Luis Alberto: Quizás te gustará mirar este material sobre el origen y la constituciión como organización de derecho diocesano en Madrid del Camino Neo-Catecumenal. Un saludo cordial.

  • M.Luisa

    Intentaré aclarar un poco más la idea…

    Lo antiromano como aversión es una aversión fundada en el hecho de que lo romano   suplantó el Evangelio, la ley se le antepuso y lo ofuscó.   Con lo cual esto produjo  la tal aversión. Una   aversión, pues, no  arbitraria  y voluntariosa de carácter psíquico  a la  que se le habría de hacer frente y superarla, no nada de eso,  sino que de lo que se trata es de una  aversión real  fundada  en un hecho puntual  histórico   constatado realmente,  con lo cual no es que los que suscribimos el articulo no hayamos superado, qué pena!  todavía  aquel  mal  llamado “complejo antiromano”  ¡¡¡es que   no se trata de  ninguna superación!!! sino de “restitución”  de restituir  la verdad en el marco de  aquella aberrante suplantación antinómica.

    En cuanto a la fe adulta de Kiko y Carmen  yo también diría ahí,  no confundir “actualizar” con caricaturizar.

  • mª pilar

    Personalmente pienso… que nadie nos interrogará por nuestra vida.

    Como hayamos vivido, dejará una marca imborrable de nuestra manera de proceder; y todo aquello, que sea totalmente personal, íntimo, luchado a cada paso según nuestro discernimiento, ahí se quedará, en la propia esencia de nuestro ser.

    Si algo me encantaría que sucediera sería… dentro de este lenguaje que tanto nos aleja de toda realidad:

    “Venid benditos/as de mi “Padre” ¡porque tuve hambre… y me disteis de comer! ¡Tuve sed… y me disteis de beber! Porque estaba desnudo… y me vestisteis!”

    Y así sucesivamente, con todo lo que encierra el sermón del monte.

    Y todo ello dedicado a toda persona… ¡Toda! que haya nacido en la faz de la tierra, sin distinciones de credos, leyes, normas.

    mª pilar

  • M.Luisa

    Primero quiero expresar mi acuerdo rotundo a  lo dicho por el autor!

    Y en segundo lugar,    comentarle  a Luis Alberto,  que el llamado complejo antirromano del cual hace uso en su argumentación   no surge por generación espontánea. Ante el concepto “complejo antirromano”  habría, primero, que detenerse en el análisis  del porqué del “hecho” antirromano  y entonces se vería que el complejo no es tanto  que se inscriba  en orden a la psicología,   sino en orden a una complicación previa.

    Por tanto,  la derivación psicológica vendría dada como  una consecuencia de esta complicación.  El problema, entonces surge cuando lo “romano” se opone a lo “evangélico”.

    Si la cuestión, honestamente, se viera  por ese orden entonces el término  COMPLEJO  adquiere otro significado,    el de complicación,  es decir,  implica una acción ideológica,  precisamente ahí sí,  que complica  la realidad en sus inicios.

  • Por el año 1974 el teólogo Hans von Balthasar publicó un libro cuyo título era: EL COMPLEJO ANTIRROMANO, su objetivo era mostrar el profundo complejo antirromano existente en el seno dela Iglesia Católica. Han pasado 43 años y sigue siendo evidente el hecho.
    Es curioso que en todos los comentarios e incluyendo al autor del mencionado artículo, se respira este complejo.
    Ya estamos demasiados viejos como para poder seguir con este complejo, es posible que todos los autores superen los 60 años. La Iglesia seguirá existiendo a pesar de todos los ataques, nosotros ya no estaremos, y cuando lleguemos al juicio se nos preguntará ¿cuánto has amado? No se nos preguntará ¿Cuánto has escrito?
    Me llama la atención que tanto Carmen como George no sepan distinguir entre “fundador” e “iniciador”. Me explico.
     
    Es habitual calificar a Kiko y Carmen de “fundadores del movimiento Neocatecumenal”. Es conveniente tener presente que el Camino no es una invención ni fundación de Kiko Arguello o Carmen  Hernández, dado que el catecumenado fue durante los primeros siglos de la Iglesia una práctica pastoral muy extendida. Digamos que, propiamente Kiko y Carmen han sido más bien los que, como recomendó el Concilio Vaticano II en la Constitución “Sacrosanctum Concilium”, se vieron poco a poco impulsados por los hechos a restaurar y actualizar en nuestro contexto socio-cultural algunas etapas del catecumenado de adultos, a fin de llevar a los ya bautizados a una fe adulta.

  • Pedro Bosch

    Es una auténtica pena que nadie y menos el Papa Francisco promueva la canonización de esos niños, teniendo en cuenta que Fátima y todo lo relacionado con estas “apariciones”, pertenece a uno de los FRAUDES más grandes que se han dado a la humanidad. Nadie puede justificar los ataques a las leyes de la naturaleza, ni puede atentar contra el AMOR del Padre que, ni cura (porque no puede, además) a una persona sola, ni condena a una nación entera, como la URSS, porque no son cristianos. Pero claro, cuando lo que se pretende es engordar el negocio tan enorme que tienen en Portugal, se puede entender todo.

    Esperemos que Francisco recapacite y desista de su propósito.

  • Carmen Pereira

    La revelación que hace George R Porta sobre la reserva de un altar (vacío) para los fundadores de los “kikos” es algo que traspasa el límite del asombro. Ya en vida. Y precisamente los “kikos”. El Opus compró el altar para Josemaría Escrivá, aunque lo hizo después de muerto. Lo de los “kikos” es el colmo. ¿Estaba Suquía o Rouco? Es otra faceta de nuestra católica institución. La predilección y trato favorable a los tradicionalistas e involucionistas. Y ricos..

  • mª pilar

    Estoy de acuerdo con los anteriores comentaristas de este art.

    ¡Que triste esta faceta de la iglesia por las canonizaciones y beatificaciones¡

    Que triste comprobar, como las personas que lo quieren conseguir… para sus fundadores, o representantes, lo desean con fuerza inusitada, cueste lo que cueste, porque estas ceremonias:

    ¡No son gratis!

    Todo lo contrario…

    ¿Qué se oculta detrás de todo este tráfago de intrigas?

    Si alguna vez, el Vaticano decidiese abrir sus archivos… cuantas cuestiones podrían aclararse, cuantas personas recuperarían su sentido común, y cuantas personas… se quedarían sin los beneficios que aportan todos estos… “tejemanejes”.

    No hay peores “ciegas- y sordas” que aquellas personas que no quieren ver ni escuchar.

    mª pilar

  • George R Porta

    Es importante desde el punto de vista de la recuperación de la imagen quitar santos viejos u olvidados y poner nuevos, si no por otra razón porque a la Semper Reformanda se le arruga el rostro de vez en vez: Sic transit gloriae mundi

    Como fue importante aquel conato de «canonización por aclamación» cuando se escucharon los gritos de «santo subito» en la Plaza de San Pedro a la muerte de Juan Pablo II. Ya había ocurrido en favor de Juan XXIII y de Teresa de Calcutta, pero no había sido permitido ni por Pablo VI ni por Juan Pablo II. Esta vez los gritos —se ha dicho que la iniciativa venía de los cuarteles de los Legionarios de Cristo, apoyados internamente en la curia por el Vicario para Roma, el cardenal Ruini y Dziwisz—tampoco fueron escuchados. En «He vivido con un Santo», el secretario de Juan Pablo II ahora cardenal emérito de Cracovia cuenta como fueron ocultados al Papa los escándalos y al ocultárselos y publicar el hecho tan tarde (dos semanas antes de la celebración de la canonización) quedó corrompido el proceso de virtudes heroicas. Ahí está Juan Pablo en el santoral para escándalo de quienes le manipularon en la vida y en la muerte.

    La última encíclica publicada con la firma de Juan Pablo II, Ecclesia de Eucharistia: 27 años en la Cátedra y nunca escribió o habló sobre la Eucaristía hasta hacerlo cuando ya era incapaz de lo uno y de lo otro (debe haberla escrito un equipo bajo la supervisión de Ratzinger) pero era necesario hacerlo para reposicionar la figura del cura (desprestigiada por los escándalos clericales de todo tipo) en una posición central en la comunidad. Otra manipulación que debió ser considerada en su proceso de canonización y no lo fue.

    En La Almudena estuvo reservado por mucho tiempo un altar vacío para los fundadores de los «Kikos» (Kiko Argüello y Carmen Hernández), entrando a la izquierda. Hace años que no visito el lugar y quizás el pudor prevaleció y ahora pasa inadvertido, pero allí estaba en 1998. No es noticia que a los fundadores/fundadoras terminan por proclamarles santos.

    Otros como Pedro Fabre que dedicaron su vida a los pobres tardan mucho más o nunca lo logran. Otros por razones políticas, como los recientes mártires latinoamericanos, entre ellos Óscar Romero, por ejemplo: Luis Espinal (Bolivia) Rutilio Grande y compañeros/as en El Salvador, las religiosas Maryknoll del Perú, etc. O como Luis IX de Francia o Isabel de Hungría, Hildegarda de Bingen, son figuras cuestionables en varios sentidos, pero fueron proclamados santos. Curiosamente Simón de Cirene, la única persona que ayudó a Jesús, el Galileo, a cargar la cruz según los evangelios —sobre todos para escándalo de quienes consideran que las narraciones evangélicas sean históricas— no ha sido proclamado ni siquiera venerable en el Santoral Católico Romano. Algunas Iglesias Orientales lo incluyen en sus santorales.

    Y qué decir de los miles de mártires que han muerto en defensa de los derechos universales de la humanidad y son condenados al anonimato como «desaparecidos por las dictaduras». Juan Pablo II inventó lo de canonización por la vía del martirio por amor expandiendo el concepto de martirio por odio a la fe. De esos hay una pléyade de seglares luchadores muertos en la lucha por consagrar el mundo como supone el Concilio Vaticano II y sin embargo no se les reconoce.

  • carmen pereira

    El artículo de Celso Alcaina es muy bueno. Con Oscar Varela, considero que Alcaina se queda corto. Las últimas masivas beatificaciones de víctimas de la guerra civil española demuestran la parcialidad y superficialidad del proceder vaticano. Sólo los ajusticiados por los izquierdistas, sólo los partidarios de los golpistas, son considerados mártires. Para su beatificación o/y canonización no se requiere el autollamado milagro. Basta que se pruebe que la religiosidad ha influido en la ejecución bélica. Sucedió con la gitana “canastera”. Se negó a descubrir a su catequista. Por eso la mataron. La hubieran matado igualmente por ser del bando contrario. El dinero que las canonizaciones, al menos la mayor parte de ellas, suministran al Vaticano es ingente, una mina de oro. Me consta que los romanos distinguen entre santos ricos y santos pobres. Basta con contemplar la iluminación de la Plaza de San Pedro la noche de la canonización. Y los fundadores de congregaciones o institutos religiosos son proclamados beatos o santos por presión social y económica de los miembros de esos institutos. A veces, sus miembros lo pasan canutas ahorrando durante años para llevar a los altares a su fundador y presumir así de ser tan “católicos/as” como el que más.

     

  • Antonio Toston De la Calle

    Magnífico artículo, y me imagino el libro que pienso leer, en línea con el de mi amigo Juan Luis Herrero “Religión sin magia”Pareciera que Dios, según esta iglesia, que ni Francisco ni ninguno que le suceda después van a cambiar ese estado donde le va tanto dinero. Y yo me pregunto muchas veeces, ¿estos papas, cardenales, item mas, se creen ellos esas historias de los milagros y las apariciones?. Por que si es así pongo en duda que crean que ese dios haga esa clase de distingos entre unos y otros seres humanos. ¿Un milagro que le concede el Dios de verdad por encumbrar a Juan Pablo Woytila, que se tragó tanto escándalo de pederastia en esta iglesia?. ¿Por qué tienen la poca verguenza de mezclar a Dios en tan sucios negocios?. En fin, no sigo porque se me revuelven las tripas….

  • oscar varela

    Hola!

    Tan bueno lo de Alcaina, como que -al mismo tiempo- se qjueda corto. Muy corto.

    ¿Voy todavía! – Óscar.

Deja un comentario