Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4950 Artículos. - 79495 Comentarios.

¿Populismo progresista?

 

jbadaEl pasado sábado se celebró en Favara el VI Foro de Debate de la Asociación Wirberto Delso. Para quienes no sepan quién fue Wirberto, les diré que un cura obrero de mi pueblo que se hizo casi tan famoso en aquel tiempo antes de la Transición, como llegaría a serlo después de ella en éste ya posmoderno una vecina de Borja por restaurar una imagen del “Eccehomo” otrora venerado en el lugar y ahora visitado por turistas. Casi tan famoso, digo, pero con méritos desiguales y motivos muy distintos.

Wirberto se las hubo con un un reto en absoluto estético sino ético y político que le llevó a enfrentarse con el ordinario que era a la sazón arzobispo de Zaragoza, procurador en en Cortes y miembro del Consejo del Reino y sería después de la muerte de Franco nada menos que uno de los tres del Consejo de Regencia. La asociación que lleva su nombre, el de Wirberto, reúne a viejos compañeros que le recuerdan y algunos jóvenes que han oído hablar de él. La misma que organiza por estas fechas un foro de debate sobre problemas de actualidad, que en la última edición ha sido la creciente desigualdad social en el mundo –el abismo entre ricos y pobres– y las otras que se producen humillando y rechazando a los otros que no pertenecen al grupo. La injusticia y la intolerancia son la causa de una situación donde cada quien va a lo suyo y nadie apenas al bien común. Eso es lo que parece o lo que pareció ser al menos la opinión compartida entre los numerosos asistentes al foro en el que me tocó la difícil tarea de moderar el debate después de la exposición de sendas ponencias.

De izquierda a derecha: El alcalde de Favara, P. Domenech ; los ponentes Joan Carrera S.J. y Juan Calos Monedero, con el moderador del debate y autor de este artículo publicado en El Periódico de Aragón

De izquierda a derecha: El alcalde de Favara, P. Domenech ; los ponentes Joan Carrera S.J. y Juan Calos Monedero, con el moderador del debate y autor de este artículo publicado en El Periódico de Aragón

La primera fue presentada por el jesuita Joan Carrera, licenciado en medicina y doctor en teología, del Centro de Estudios que publica periódicamente los cuadernos de Cristianisme i Justicia. Y la segunda por Juan Carlos Monedero. No es mi intención ni viene al caso reseñar aquí el contenido de ambas. Solo diré que entre una y otra hubo una coincidencia en algunos puntos que considero importantes: la profundidad de la crisis en que estamos metidos o el abismo que se abre entre unos pocos y el resto de los humanos; la complejidad de la situación que aumenta al confluir las diferencias culturales en en un espacio sin fronteras impermeables; y , por último y no obstante, un mismo clima dominante sobre el pueblo en todas partes alienado. Reducidos a un individualismo feroz y convencidos de que nada podemos hacer ni vale la pena para cuatro días que vivimos, cada quien huye de la historia y sobrevive mientras puede en su agujero. El sistema se reproduce en los individuos convertidos en mercancía, como todo, y clientes que la consumen: neo-liberales que no lo saben ni contestan, en un mundo donde la gratuidad no cuenta y la gente confunde valor y precio como dijo Machado del necio.

Monedero apeló, en este contexto, a la conciencia y a los buenos sentimientos, al corazón. Y Joan Carrera a los valores, a una ética mínima fundada en valores de hecho universalmente admitidos en todas las comunidades históricas o proclamados al menos. Ambos me parecieron aproximarse entre sí y al pueblo en general apelando más al sentimiento consentido que a la razón común. Y solo desde este punto de vista me parecieron populistas, mas atentos a salvar la diversidad cultural sin menoscabo del sentido comunitario que al patriotismo constitucional o humanista de una sociedad moderna. El ecumenismo insinuado entre los seres vivos me sonó entonces como un ecologismo de fondo que, al poner al hombre en la naturaleza, apelaba más a la compasión que a la responsabilidad específica de cuidarla.

Sea lo que fuere de mi interpretación, posiblemente sesgada, sintiéndome uno de tantos en la misma sala y con la venia de todos los asistentes, hice una pegunta a Monedero sobre el populismo. Quien me respondió amablemente que hay uno conservador y otro progresista. Que una cosa es el de Trump y otra muy distinta el suyo o el de Podemos. Que la apelación a la razón humana y al consenso, al diálogo o palabra con la que los hombres se entienden hablando no mueve a la gente. Que se necesita poner pasión y sentimiento en las palabras, que la pura razón es fría. Y pensé, al llegar a casa que debo estar dispuesto a caminar con todos….sin dejarme llevar por nadie. Que la Verdad nadie la tiene y mi verdad está en camino como la tuya, compañero. Que donde acaba la certeza del camino hecho para bien o para mal, se levanta el pie del camino por hacer. Y a eso le llamo fe o confianza, algo muy personal que podemos compartir como el pan las personas. Y cuando no se comparte se endurece y se convierte en una maldición. Ni más ni menos que dejarse llevar unos, la ovejas, o vivir de ellas los pastores. ¿Populismo progresista? No, gracias. Con su pan se lo coma quien lo ofrece.

16 comentarios

  • Román Díaz Ayala

    Tienes todo el derecho a considerar una fantasía, lo que yo valoro de conjetura, habida cuenta de que la Iglesia Católica Romana no puede desprenderse de su secularismo como institución y dado el hecho de que la maquinaria vaticana parece poseer una actividad imparable, como cualquier Estado, aunque éste, con concreto, no sea un Estado de Derecho y se esconda tras el simbolismo.

    Yo me ceñía tan sólo a un aspecto concreto que correspondía a lo doctrinal, pues son éstos mis condicionamientos. Es la religión católica la que no encaja con los dogmas civilizatorios actuales, otras confesiones cristianas admiten varios de los supuestos que tú defiendes.

    Como ves, el tema es complejo y nosotros, desde nuestro Catolicisimo, lo simplificamos demasiado.

    En cuanto a la indiferencia religiosa, más acusada hacia el Catolicismo en España, resulta lógica y natural, y lo que no concibo es cómo no se ha acelerado más la deserción de las masas. La Iglesia de Cristiandad ya no tiene cabida en nuestro sociedad civil.

  • pepe blanco

    Hola Román,

    Te agradezco tu detallada respuesta, pero creo que la incluiré en mi colección de narrativa fantástica “Mil maneras de justificar o disculpar la inoperancia del papa Francisco” 😉

    El caso es que Bergoglio sí gobierna sobre la iglesia como un gobernante cualquiera sobre la sociedad civil. De hecho, ha aprobado casi 20 “decretos ejecutivos” (motus propios, etc.) referentes a diferentes asuntos, mayoritariamente atinentes a la gestión de asuntos económicos y patrimoniales de la Santa Sede. Si fuera fiel a sus declaraciones públicas, esas disposiciones ejecutivas deberían resultar en un mayor empobrecimiento de la iglesia (“una iglesia pobre para los pobres”). Sin embargo, tanto empeño en organizar las finanzas vaticanas no parece que tengan la finalidad de llevarla a la bancarrota. Pero puedo estar equivocado, claro.

    Por otra parte, llevado al extremo la situación que surgiría de la hipótesis según la cual Bergoglio pretende invitar a que, mediante la acción pastoral descentralizada y personalizada, se “reinterprete” -descentralizada y personalizadamente- la legalidad canónica y el cuerpo doctrinal, se llegaría al estado de vivir una gran mentira colectiva, en la que la “teoría oficial” iría por un lado y la “práctica cotidiana” iría por el lado opuesto. Quizás ya sea así, no lo sé.

    De todas formas, hay decisiones bergoglianas que no parece que tengan que ver con problemas con la doctrina, ni siquiera con el gobierno de la iglesia, y que sin embargo reflejan los peores aspectos del catolicismo oficial. Por ejemplo, el rechazo del embajador homosexual francés. Aceptarlo como embajador, no hubiera supuesto ningún cambio en la doctrina oficial de la iglesia y, con lo que parecen gustarle los gestitos a Bergoglio, hubiera sido un buen gesto de aceptación de los homosexuales, más allá de declaraciones periodísticas sensacionalistas. La confirmación de la prohibición de ordenar sacerdotes a mujeres y a homosexuales, pienso que son otros hechos “sobrantes” (¿qué necesidad había de insistir en ello?), que reflejan el auténtico rostro de Bergoglio que se esconde detrás de la máscara propagandística.

    Algunos me recordarán el año santo de la misericordia, como paradigma de las intenciones bergoglianas. Y yo les recordaré  el aumento exponencial de los ingresos vaticanos con un año santo: la cantidad de dinero que ingresa la Santa Sede con cada evento multitudinario es, sencillamente, enorme.

    En mi opinión, y contrariamente a lo que muchos pudieran desear, la situación de la iglesia en España no parece sentir las esperadas consecuencias beneficiosas del efecto Bergoglio: el porcentaje de matrimonios por la iglesia durante el primer semestre de 2016 cayó a un mínimo histórico, solamente el 22% de los matrimonios fueron por la iglesia. Como anécdota, contaré que, la catedral de Ourense, ya nunca más será una catedral pobre para los pobres, pues desde hace un par de meses ya cobran por entrar en ella.

  • Román Díaz Ayala

    Vas al meollo.

    La acusación mas grave hecha contra Francisco es la de que no es buen teólogo, que se queda corto, y carece de las alturas intelectuales de quienes le han precedido en la silla de Pedro. Es decir, que tal argumento facilita apuntar a posible “yerros”, o notorias carencias, en sus postulados doctrinales. Es como con los antiguos curas rurales, quienes faltos de una preparación teológica adecuada y atendiendo a una feligresía muy simple, apelaban a los sentimientos y lugares comunes con los que se alimentaba la devoción popular.

    No se le puede acusar abiertamente de ilegitimidad de origen para ocupar la silla de Pedro, porque tal cosa significaría que “se equivocó el Espíritu Santo”, con los cardenales electores reunidos con cónclave. Tampoco se le puede acusar de haber estado incurriendo en ilegitimidad de ejercicio porque igualmente se le está negando la asistencia divina.

    ¿Qué se puede hacer? Restarle altura intelectual a su Magisterio, más por falta de la persona, que por ausencia del socorro divino, ¿No tuvo Pedro problemas con el tema de los piadosos (Cornelio) y los gentiles convertidos (iglesia de Antioquía)?

    Francisco con sus actuaciones está poniendo en entredicho la doctrina papal, no porque se esté alejando de lo convencional y lo esperado hasta ahora, sino, porque se está negando sistemáticamente de un uso ostentoso de la doctrina vaticana que le coloca en la cúspide de la jerarquía institucional. Jerarquía de orden dejando en mano de los ministros ( obispos y sacerdotes) temas de conciencia para ser resueltos vía sacramental, quitándole el monopolio a la Santa Sede. Jerarquía de jurisdicción. Francisco enseña y gobierna no porque haga las veces de vicario de Cristo, haciendo de autoridad suprema, sino como enviado en conjunción con el Evangelio.Su autoridad es pastoral y nó como agente de los divino que interviene en las conciencias.

    Tales dos cosas desmorona la mentalidad tradicional de gobernar mediante la asunción de poderes como los de un monarca soberano. Según la idea que tengamos de la verdadera naturaleza de la Iglesia, entendemos la “doctrina del Primado” y en cuanto al Magisterio ( maestro infalible de la verdad), la doctrina teológica nacida de “la filosofía perenne” no puede sustituir, ni mediar, las sencillas enseñanzas y el ejemplo del Maestro contenida en los Evangelios.

    Desmontar el Vaticano es algo más que derribar ( o enajenar) unas construcciones de piedra con sus muros.

    Estas son mis razones para afirmar que el papa no puede legislar como lo haría un gobernante para la sociedad civil.Olvídate del Derecho Canónico, y piensa en Las Escrituras.

  • pepe blanco

    Por qué dices, Román, que se equivocan quiénes desean que Francisco “legisle” para la iglesia como un gobernante lo hace para la sociedad civil?

  • Román Díaz Ayala

    El problema, tal como tú lo presentas, Pepe, pone un velo de duda sobre el éxito  de ciertas corrientes teológicas que en su afan de homologación con la modernidad se han ido dejando muchos pelos en la gatera, lo cual se ha hecho a dos niveles principales, pues no se trataba simplemente de una nueva relectura de la doctrina cristiana y hasta de los Evangelios, nuestros texto básico de nuestro Cristianismo, sino también de la búsqueda de una nueva espiritualidad, una novedosa expresión religiosa a título individual. En ese quid pro quo entre teología y posmodernidad, para salvar lo que esas corrientes creían esenciales para volver a construir su pensamiento, la deconstrucción previa quizás desnaturalizó no sólo el pensamiento sino también la obra de Jesús creando de él una caricatura muy útil para sus  postulados ideológicos.

    El papa Francisco hace una lectura de los Evangelios, de la doctrina y de la persona de Jesús que no encaja “enteramente” en  ninguna de esas corrientes teológicas homologadoras, y se pretende minimizar el impacto negativo para poder seguir afirmando que el pontífice sigue jugando y participando en sus respectivos equipos. Se elaboran varias teorías.

    La primera es de carácter político. El papa es conocedor de las dificultades insalvable en estructuras y personal que le obliga a desarrollar una política “debil”, en tono discreto.

    La segunda es de carácer “pastoral”. Toda esa resistencia se la ofrecen miembros de la Iglesia, los cargos desde sus puestos de poder, y el pueblo desde su mentalidad, y hay que ir sembrando en una labor de conciencización.

    La tercera es que está haciendo uso de los tiempos y hasta que no logre encauzar el pensamiento, creando una nueva “sensibilidad” hacia el Evangelio, a él, o a otro, le tocará rellenar los huecos que ha ido dejando.

    Por supuesto, que yo admiro a la persona de Francisco, pero no estoy de acuerdo con ninguno de los anteriores planteamientos.

    Hago una clara diferenciación entre la Iglesia, cuerpo de Cristo, pueblo de Dios, y la sociedad civil.Y la Iglesia Católica Romana hace el doble papel de Institución Secular y Organización Religiosa, poder político y religioso.

    La moral cristiana ( religiosa) es una moral de salvación. Cualquier instancia política que pretenda establecer una ética para los no creyentes, que no pertenezcan a su membresía está comentiendo una injerencia en la ética pública., La éticaa privada correesponde a cada persona individualmente, el camino que elije para su independencia moral, para su felicidad, para el bien o para la virtud.

    Pero la ética pública no está carente de principios pues es sinónimo de justicia, valores, principios y derechos fundamentales que realiza de manera principal o fundamental a través de su Derecho. Precisamente debido a lo mismo, las democracias avanzadas gozan de un sano pluralismo que se refleja en las concepciones políticas que se tienen sobre la justicia, sobre la moralidad pública y dan opciones a la moralidad privada.

    Pero hay quienes desean ardientemente que el papa francisco “legisle” para la Iglesia, como un gobernante lo hace para la sociedad civil.  Y se equivocan.

  • pepe blanco

    Hola Román,

    Gracias por tu interesante comentario.

    Sí, si que me preocupa este “olvido” de la laicidad en cierta cristianía de base. Incluso en ámbitos de no cristianos, a veces parece que también se olvida: los medios de comunicación han convencido incluso a personas no cristianas de que Bergoglio es un ¿líder mundial? Líder, ¿de quién? ¿De todos los homofóbicos y misóginos del mundo mundial? Ahora vendrá alguien y me repetirá que siempre estoy con lo mismo. Es que es un asunto muy grave, muy serio.

    A mí me parece muy sorprendente que personas maduras, inteligentes, cultas, estén entrando en el jueguecito franciscano: mucho decirle a la sociedad civil qué es lo que tiene que hacer (arrogándose una vez más el papel de decidir sobre lo bueno y lo malo, sobre lo humano y lo que no lo es) pero él sigue sin hacer cambios importantes y relevantes para la gente en el seno de la iglesia católica, que es lo que tiene que hacer, en mi opinión. No sólo no los hace, sino que además confirma las decisiones más denigrantes para mujeres y para homosexuales de papas anteriores (prohibición de ordenación sacerdotal para unos y otras).

    Muchas personas miran para otro lado, hacen la vista gorda y escriben relatos para mi colección de narrativa fantástica. Bueno, allá ellos con su conciencia y con su laicismo de plastilina. Pero mientras ellos se escaquean de su responsabilidad, Bergoglio sigue machacando psicológicamente a más de la mitad de la población mundial.

    Y, escuchar a Pablo Iglesias afirmar que “está a muerte con el papa” quien, como líder mundial, “rema en la misma dirección que ellos” es que me dan ganas de vomitar. Complicidad entre telepredicadores, supongo.

  • Román Díaz Ayala

    ¡Hola, Pepe!

    El tema te preocupa. Ya son algunas las veces  que manifiestas ver una contradicción entre el laicismo pregonado por quienes  consideran su catolicismo progresista  y una forma de confesionalismo encubierto que parece desdecir su sentido de la laicidad. Incluso, llegaste a emplazar a que alguien te lo explicara, sin que hasta la fecha haya visto que se correspondiese a tus deseos.

    A primera vista pareciera como si nuestro cristianismo llegado a algún punto tiene que ser necesariamente confesional en la vida civil. Pero no es así, y yo lo tengo muy claro, aunque se haga  incomprensible para tirios y troyanos condicionados por sus respectivas ideologías.

    La laicidad en nuestras sociedades abiertas ( democracias avanzadas, pues ser abiertas sus sociedades es su principal característica), pues tal laicidad es de Derecho público, mientras que los sentimientos y la militancia religosa corresponden por naturaleza a un asunto de Derecho privado. Sin el libre ejercicio de las libertades tanto públicas como privadas, no se pueden dar los valores de justicia e igualdad. Estos valores: liberta, justicia e igualdad son los que conforman a la sociedad civil.

    Ya, muy académico, pero tu apuntas más lejos.¿Por qué, quienes pregonan o predican la laicidad plena de la vida civil “y religiosa”, defienden una forma de confesionalismo encubierto dándole valor “público” a ciertas manifestaciones religiosas “progresistas”? Porque no se han desprendido de una forma de dogmatismo propio de ciertas ideologías, por ejemplo, la marxista, que son redentoristas y apocalíticas ( la creación de un Reino etc)

    Confío que esto te de algo de luz y si crees que debo precisar algún aspecto, pues, con muchísimo gusto lo haré.

  • pepe blanco

    Imaginemos un foro de debate con sendas ponencias, pongamos, de Rouco Varela y de Mariano Rajoy. Imaginemos el debate posterior en un clima de complicidad y sintonía entre ambos como el que parece transmitir este texto que hubo entre el jesuita y el podemita.

    Supongo que, en los comentarios al artículo que diera noticia de un debate como el imaginado, abundarían las apelaciones al laicismo y las críticas a la eterna alianza de la Iglesia Católica institucional y la derecha política española.

    Pero cuando el religioso es un jesuita progresita y el político es uno de los fundadores de Podemos, entonces, es algo natural, bueno y, en esas condiciones, la búsqueda del laicismo y la querencia por él, son irrelevantes.

    Uno tiene la impresión de que, después de la ascensión al papado de Bergoglio en 2013 y del éxito de Podemos en las elecciones europeas de 2014, muchas personas metieron su laicismo en el congelador.

  • Román Díaz Ayala

    Los diccionarios suelen ir a remolque de las realidades sociales y al uso que en momentos muy coyunturales les demos a ciertos vocablos, la mayoría de los cuales no tiene éxito. El populismo tal como es definido por el diccionario que cita Ana Rodrigo corresponde mucho mejor a realidades sociales que se han vivido en Latinoamérica con figuras carismáticas y los movimientos que generaban, como por ejemplo, el peronismo.

    Aquí en Europa empezó a usarse en Italia para etiquetar a determinados políticos que hacían más uso de la demagogia que de propuestas programáticas. Y el término tuvo éxito, la política en Italia se convirtió más bien en un asunto de retórica que escondía los verdaderos  contenidos.

    En cuanto a la sociedad civil de “las democracias avanzadas europeas”, nuestra crisis cultural ´que coincidía con la crisis de las izquierdas ´ ( crisis del pensamiento o de la intelectualidad al fin y al cabo) precedió a la crisis de gobernanza de la Unión Europea y la crisis económica del 2008.

  • ana rodrigo

     
    Se dice que el término populismo ha sido el elegido como la palabra del año. Por otra parte, voy al diccionario y dice: “Tendencia política que pretende atraerse a las clases populares.
     
    ¿Por qué ahora se ha puesto de moda esta expresión si ya estaba en el diccionario? ¿Se deberá, acaso, a que los medios de comunicación-propaganda nos invaden por doquier con mil malabarismos para llevarnos cada cual a su corral? Pienso que cuando se habla de populismo nos sitúan en una sociedad de borregos, sin criterio propio, y unos líderes capaces de guiar a las masas según sus intereses.
     
    Quizá el problema sea éste, vivir en una sociedad carente de formación y de información (y no por falta de medios informativos y de la saturación de información) falta de formación para no dejarse arrastrar por los argumentos simplones de determinados líderes. Y esto no pasa sólo en España, pienso que ocurre en muchos países.
     
    No deja de llamar la atención cómo siguen sacando más votos partidos políticos cargados de corrupción y de corruptos, como el PP, y dejan de votar a otros con apenas corruptos sin darles la más mínima oportunidad. O el caso más llamativo de Trump que sabiendo tanto de cómo es y de cómo va actuar llegue a presidente, nada más y nada menos, que de los EEUU.
     

  • Román Díaz Ayala

    Me siento obligado a realizar este otro comentario dadas las anteriores intervenciones para facilitar algunos datos que en alguna medida sirvan para realizar una buena lectura de este artículo.

    Tiene razón Oscar al decir que que debe ser entendido en clave española auanque las dos ponencias relatadas encierren una problemática mundial.La primera sobre la creciente desigualdad que agranda el abismo entre pobres y ricos (Del sacerdote Joan Carrera Carrera de Cristianisme i Justicia) y la segunda , las otras desigualdades que se producen humillando y rechazando a los otros, que no pertenecen al grupo, por parte de Juan Carlos Monedero, uno de los fundadores de Podemos y que actualmente carece de cargo orgánico alguno a causa de un incidente con el Ministerio de Hacienda. Sigue en calidad de ideólogo del movimiento.

    Dos temas entrecruzados: Injusticia e intolerancia, y que cuando se hacen juntas varias ponencias, lo normal en el diálogo que sigue estos temas se vean en su conjunto.

    Cuando nos elevamos sobre el análisis periodístico, y los argumentarios políticos asoman los verdaderos problemas de fondo y sus actores se retratan. Aquí José Bada juega un papel fundamental, por su condición de profundo analista y por ser aragonés. No que sea un español periférico, sino más bien porque en Aragón se sufre quizás más que en otras regiones de España el problema del exclusivismo catalán y el secesionismo se padece como algo que le hiere directamente. Son muchos siglos de historia común y vivencias compartidas.

    Elevar el problema catalán, o vasco, o andaluz, a un asunto de sentimientos y darle a ello un valor político y definitorio y al mismo tiempo sacralizar las diferencias culturales mediante un populismo que se legitima como valor político, es lo que desconcierta al autor.Convierte la estrategia de Podemos en puro oportunismo, dicho además por su cabeza pensante.

    Y a mí también me desconcierta.

  • Asun Poudereux

     
    ¿Hacia dónde nos apunta, entonces, este artículo?
     
    Podemos simplemente sentir y hacer vigente el dicho : ”más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”.
     
    Algo habrá, que se nos ha escapado por el camino. Si la razón es capaz de hipnotizar y hacer olvidar dejando pasar y tapar lo que arrastra en su fondo, por una parte, y por la otra, la pasión sin reparos se queda en ser esmerada muestra de sentimientos al vivo, arrastrando a su paso lo anecdótico, pues seguimos atrapados en los dualismos, que tanta tarea de madeja da para hacer y deshacer y , lo más importante, a nada conducen, más allá de confrontaciones propias de un mundo dual, que quiere serlo y lo intensifica así:   en el bien razonar guardándose con esmero las apariencias,  sin transparentarse su fondo, y en el saber remachar con pasión sentimientos, necesidades y deseos, que tanto, dicen,  gusta a la gente, y no lo dudo.
     
    Sin embargo, cuando salen unos y otros del escenario, que interpretan de maravilla y les da mucho más que un sencillo sustento, ¿Se remangan sin demora y se ponen a trabajar por el bien de todo ciudadano que no sea de su entorno familiar y  su círculo de amigos y conocidos?
     
    Dudo que nuestro sistema político de partidos permita que  les dé siquiera tiempo para reflexionar en ello, ya que se representan, en la práctica,  a sí mismos.
    ¡Benditas dudas! 
     
    https://www.change.org/p/diputados-de-distrito-fuera-listas-y-fuera-partidocracia
     
     
     

  • oscar varela

    Hola!

    Leo del Cumpa Román:

    – “no sé porqué me detengo a hacer este comentario….”-

    ¡Gracias!

    Porque (a no ser que para los españoles que están en ese ajo) yo no sabía que significaba todo ese galimatías de don Bada.

    Óscar.

  • Javier Pelaez

    CARTA DE IÑIGO ERREJON A LOS REYES MAGOS:Queridos Reyes Magos:Este año me he portado muy bien.No hagas caso a unos amigos que han dicho #IñigoAsiNo.Eso es buylling.Mis papas están muy contentos y dice un hombre rubio,el Vestrynge,en un programa que es muy rojo y muy vivo,que yo soy de buena familia a diferencia de mi amiguito Pablo.Traed buenos regalos a Pablo que tiene buen corazón y nos queremos mucho.A Carolina no os lo pido porque sé que los pajes son los padres.A mi hermano mayor Monedero no le traigas carbón como el año pasado que me está cogiendo una maníaaaaa….Y por favor este año venid con trajes guays que lo del año pasado aún no lo hemos perdonado.Y si vais a Víc no hagáis mucho caso de los fanalets que son niños y aprenden de sus padres:los padres siguen una cosa que se llama procés que mi padre dice que “van de farol” y claro los niños van con farolillos.Nada más y ya sabéis como dice Pablo,aunque no sea de posibles según Vestrynge:SI SE PUEDE.Besos.

  • Javier Pelaez

    Yo no me fiaría mucho de Monedero un tío que,cuando va a los juzgados,por el pleito de la suspensión de empleo y sueldo de seis meses que le ha impuesto la Universidad por no declarar sus ingresos en el extranjero,va,según dicen las malas lenguas,con gafas negras.Como el Fabra,pero a este no le toca la lotería porque no juega a la del Niño porque tiene manía a Errejón.

  • Román Díaz Ayala

    Atendiendo a las reflexiones íntimas del autor que comparte con nosotros sobre las intervenciones de Monedero con respecto al populismo, se infiere que existe un populismo de dereccha como existe otro de izquieerda y que según Monedero, el populismo de izquierda es bueno, como el que se practica en Podemos siendo malo el de derecha.

    El populismo sano es así una cuestión de sentimientos, que superen la razón, porque “la apelación a la razón humana y al consenso, al diálogo o palabra con la que los hombres se entienden hablando no mueve a la gente”.

    La verdad, no sé porqué me detengo a hacer este comentario….

Responder a ana rodrigo Cancelar comentario