INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6400 Artículos. - 100329 Comentarios.

ATRIO, lugar de encuentro de críticos realistas

logo

Artículo Editorial
Y buzón para sugerencias y comentarios
al Tablón de Atrio


En ATRIO coincidimos un extraño grupo de personas que familiarmente llamamos atrieros.

Nos parecemos, por edad biológica, a un club de jubilados o una tertulia de ancianos en el parque.

No os ofendáis. A mí no me ofende la realidad y soy de los más viejos.

Decía Pablo a la engreída comunidad de Corinto: Mirad quiénes sois los convocados… un grupo de pobres e ignorantes marginados” (I Cor, 1, 26-28).

Pero a mí me parece que, a la vez, estamos estrenando una nueva manera, más activa y empoderada, de ser viejos. Tenemos la suerte (o gracia) de haber llegado a esta época de nuestra vida estando ya conectados a la red. Esto nos permiten comunicarnos de manera muy especial entre nosotros y de disponer de los ilimitados y cada vez más sorprendentes recursos de Internet.

La vida del anciano, hasta hace poco y en gran parte de nuestra generación, estaba llamada a la incomunicación creciente y a la sola meditación interior. Crecen las limitaciones de movilidad y crece la marginación. ¿Quién cuenta ahora con los viejos si no es para cuidar niños, gran cosa por otra parte? Nuestro destino parecía reducirse a la soledad madura y llena de vida interior. Pero poco contacto con la realidad exterior. La televisión y las esporádicas visitas de los hijos era lo único que traía vida de fuera hasta el sofá. Eran pocos quienes se habían ido dotando de buenos libros y revistas para seguir satisfaciendo en la vejez su curiosidad intelectual. Con unas toneladas de papel en su biblioteca y una buena colección de música esos privilegiados pasaba su otoño personal rumiando y tal vez creando, aunque cada vez con menos diálogo interpersonal.

Pero hoy, quien tenga medianamente bien la vista y el oído, y tenga el mínimo de pericia para desenvolverse con los instrumentos informáticos que han proliferado en los últimos 20 años, está conectadísimo con la realidad y las personas, más que nunca en su vida. Pensemos en el reciente cambio brusco que nos ha sobrevenido: ¡hace sólo 20 años empezó el correo electrónico y la WWW, principales instrumentos de Internet! Y, con esta base de información y comunicación digital que no sospechábamos, hace 18 años empezaban los buscadores y Google, que al principio era uno más; hace 15 nació Wikipedia y… Atrio; hace solo 13 se popularizaron los blogs y sus herramientas como el Word-Press que utilizamos. Y nos paramos aquí, porque lo otro (móviles, redes sociales y gadgets varios) nace y muere (el fax nació y murió pronto) ya demasiado aprisa. Las oleadas de nuevas aplicaciones para móviles ya estorban, más que ayudan.

La responsabilidad de estar bien informado y conectado

Pero la verdad es que hoy una persona de 80 años, si se ha conectado, tiene a su alcance todas las bibliotecas, hemerotecas, discos y películas del mundo y la capacidad de hacer llegar lo que se descubre o piensa a cualquier parte del mundo. Seguro que Oscar, sin Internet, seguiría gozando del tango. Pero, ¿podría tener tan a mano su gran repertorio y podría socializarlo tanto como ahora?

El tiempo que nos quede puede ser la época más activa y productiva de nuestra vida, que proviene de una gran travesía de años. El mensaje que podamos individualmente o colectivamente dejar a las nuevas generaciones, para trasmitirles lo más válido de nuestra experiencia, puede ser la piedra más importante en la construcción de una historia humana con más fundamento y más felicitante. Aunque ya no lleguemos a mitad de siglo, podemos estar poniendo carriles por donde transitará la sociedad global. O tal vez no. Tal vez estamos solo jugando a ser críticos y promotores. Pero nos lo pasamos bien. Y nos mantenemos vivos.

Es importante para el viejo no ser pesado, aburriendo con nuestras batallitas. Y tampoco ser quejica con nuestros achaques. Pero sobre todo me horroriza encontrar a tanta gente de mi edad que se lamentan de los nuevos tiempos, que añoran lo pasado, que se anquilosan en el espíritu y, para postres, se creen maestros de los demás. Dejar atrás las andaderas, ser libres de verdad y críticos con lo que siempre se ha creído, nos debe caracterizar a quienes aquí nos reunimos. Somos un club pero algo más que un  club, como el Barça.

Eso es lo que he querido expresar con el título Críticos realistas de este editorial.

Agradezco a quienes mantienen vivo y acogedor este lugar de encuentro de ATRIO. Con sus artículos y comentarios. Y también con sus aportaciones económicas. Por ahora no son muchas. Acabamos 2015 con cerca de 5.000 € aportados, un tercio de lo esperado. Desde 2013, cada año va bajando esta cantidad. Y este año llevamos, sin haber aún reclamado nada (como hace estos días Wikipedia insistentemente y con razón; os recomiendo leer sus llamadas, aportar algo y leer después su carta de reconocimiento…), exactamente 900 €, un 6% de lo presupuestado para pagar los gastos y un mínimo de la mucha dedicación. Espero que no os olvidéis, si os gusta Atrio, de apretar hoy mismo este botón: APORTACIONES.

Y acabo con una convocatoria para un encuentro personal, aprovechando uno de mis pocos viajes a Madrid:

ENCUENTRO EN ATOCHA 2016

Fecha:   Domingo, 1 de Mayo.    Hora:     11:00 a 15:00

Lugar:   Estación de Atocha. Interior del invernadero. Junto al estanque de las tortugas.

 

Agradecería que comunicarais vuestra intención de asistir al encuentro: Antonio.Duato@atrio.org

Dentro del tiempo propuesto (con comida prevista a las 14 h.), se puede asistir el tiempo que cada cual tenga disponible. No hay orden del día previsto. Nos encontraremos en persona, cara a cara. Estáis invitados todas y todos, incluso quienes no hayan aún enviado comentarios o asistido a otro encuentro. Y ¡ojalá la sorpresa de encontrar personas más jóvenes! Hablaremos, sobre todo, de Atrio y de la manera de mejorarlo y, tal vez, asegurar su continuidad.

Esperando veros dentro de unos días en Madrid, os deseo a todas y todos mucha salud y paz en esta primavera/otoño. Y que comuniquéis aquí vuestros sentimientos y opiniones para que los tengamos en cuenta quienes nos reunamos dentro de unos días.

 

112 comentarios

  • Asun Poudereux

    Gracias, atrieros, los desplazados a Madrid, especialmente.
    Se ve que trabajasteis bien el día festivo del trabajador.
    Un fuerte abrazo.
    P.d.- Me ha gustado lo de la estampita, Isidoro. Buen observador en general.
      

     

  • ana rodrigo

    Gracias a Román y a Isidoro por vuestro comunicado-relato del encuentro. Supongo que, al igual que en otras ocasiones, lo más importante es poner rostro-corporal a esas personas de las que conocemos solamente el rostro del alma y de la mente, os aseguro que para mi siempre ha sido muy gratificante.

    Una anécdota personal: en la última reunión de atrier@s conocí a Gonzalo Haya, sin saber que ha sido amigo de toda la vida de Blas y que fue él quien invitó a Blas a participar en atrio, lugar donde Blas y yo nos encontramos virtualmente y para posteriormente compartir nuestra vida. Comprenderéis que ATRIO, para mí es mucho más que un blog.

    Los grandes amigos y amigas que me he hecho en este lugar de encuentro, lo que yo he aprendido y el estímulo de aprender y comprender que atrio me ha proporcionado, eso forma parte importante de mi vida.

    Como María Pilar y María Luisa, yo también estuve todo el día con el corazón en Atocha. Particularmente siento no haber estado para conocer, junto a María Luisa y yo misma, al más veterano de los comentaristas de atrio, mi querido y siempre valorado Pepe Blanco.

    Gracias a todos y a todas por estar ahí-aquí, pues se os siente cerca.

    Un abrazo cordial y cariñoso.

  • Isidoro García

    Aunque Antonio os informará, de los detalles, yo os doy por mi parte mi visión personal del sucedido, inaugurando así, la sección de sucesos y sucedidos.

    Fue una reunión de amigos virtuales que curiosamente no se habían conocido personalmente, aunque con algunos se había dialogado mucho, y sabíamos de ellos, mucho más que a veces se sabe de un amigo físico.

    Román y yo, ambos exuberantes, hablábamos y hablábamos, (sobre todo yo), cansando a los sufridos Carlos, Juanjo Bosch y Gonzalo, y ante la paternal y sonriente mirada de Antonio, (no sé su futuro, pero cada vez se parece más a los santos de las estampitas que me daban en la catequesis), la socarrona mirada gallega de Pepe Blanco, y la chispa graciosa de Jose Luis Porcar.

    Éramos muy pocos, para proponer decisiones importantes, pero hubo momentos en que se soñó en hacer entre todos una especie de revista informática, llena de buenos contenidos, siempre en pos de conseguir propagar los valores democráticos y de justicia, (Román apuntó especialmente).

    Se soñó en hacer una especie de grupo de pensamiento, que al tiempo que aprendemos nosotros mismos, podamos investigar y ayudar a dar respuestas a las muchas preguntas, que nos tienen a todos tan desconcertados.

    (Como nota mágica, os diré que en mi viaje en Metro hacia el evento, ví este cartel publicitario que decía: “Dejamos de temer, aquello que hemos aprendido a entender”. ¿Casualidad?. Quizás, o no).

    En resumen, que aquí hay tres factores. El alma del proyecto, el heroico, meritorio y paternal, Antonio; luego están los muchos lectores anónimos, que deben ser el objetivo que no se nos debe escapar nunca de la mirada, y luego estamos un grupo de colaboradores, que hasta ahora, nos hemos beneficiado de la existencia de Atrio, para obtener, compañía virtual, y para estimular nuestra creatividad y nuestro pensamiento, pero que quizás debemos intensificar nuestra colaboración, sobre todo con contenidos, interesantes e instructivos para los demás, además de la pequeña colaboración económica que se pueda.

    La calidad, el atrayente y la influencia pública en el trabajo de construir el Reino o una Sociedad humana, de una revista es la suma de las calidades de cada una de sus páginas, al igual que la belleza de un collar es la suma de la belleza de sus piedras y perlas engarzadas.

    Hay una nueva figura en el mundo digital, que es la del Curador de Contenidos. En resumen en una persona que mas que crear, busca contenidos interesantes. (Yo descubrí en un artículo la existencia de esta figura, por ejemplo de https://www.brainpickings.org/

    Esto es lo que busca mucha gente en la red, (entre ellos yo), cosas interesantes que leer, que sacien nuestra curiosidad intelectual. Y esta señora Popova, (del enlace – ejemplo), es una señora joven, que se dedica a leer cosas, y luego ofrecérselas a los demás. Y tiene su buena audiencia.

    Decía Iriarte, en una de sus fábulas: “Sepa quien para el público trabaja, que tal vez a la plebe culpa en vano; pues si en dándole paja, come paja, siempre que le dan grano, come grano”. 

    En resumen, que nos esforcemos en aportar y devolver algo de lo que recibimos. Sobre todo contenidos que puedan ser interesantes para todo el mundo en la búsqueda en que nos encontramos todos en estos momentos históricos tan trascendentales para el mundo entero.

    Yo, me comprometo a ello.

     

  • M.Luisa

    Gracias Román! hoy he despertado pensando en vosotros y ayer durante el día iba haciendo mentalmente seguimientos de cómo se iría  desarrollando la jornada … esperaremos  pues a leer la crónica que dices que sin duda nos aportará  muchas novedades

  • Román Díaz Ayala

    El encuentro transcurrió tal como se había programado y no defraudó. Estuvimos todos los anunciados con la ausencia de Rosa Arauzo, lo cual ha de ser lamentado doblement, especialmente por LA nó presencia de una voz femenina no permitiendo que abordásemos un aspecto que hasta ahora es también esencial en Atrio y una de sus líneas temáticas.

    El tiempo fué demasiado breve, por lo que tenéis que disculpar que no  hayamos podido ahondar todo lo que se requería, pero supongo que en breve Antonio Duato nos facilitará su CRÓNICA.

    Nos sentimos arropados por los mensajes en forma de comentarios insertos en este hilo que nos obligaba a entender que de alguna manera eramos representantes de un colectivo. Aparte también recibimos mensaje durante el encuentro de Ana Rodrigo.

  • oscar varela

    DÍA DEL TRABAJADOR

    Estamos en ATRIO y las Compañeras y Compañeros habrán TRABAJADO HOY en Atocha.

    ¿Qué habrán producido?

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • M.Luisa

    ¡¡A punto de partir, atrier@s!! Si no fuese por la afección macular de mi vista aún me animaría, pero últimamente esto avanza y ahora  viajar sola me causa mucha inseguridad.  ¡¡Os deseo un feliz encuentro!!

  • m. pilar

    Os deseo de todo corazón, un encuentro entrañable y lleno de buenos proyectos.

    Os envío mi recuerdo y mi abrazo, os tendré presentes deseando que todo esté genial y sea muy fructífero para este hermoso Proyecto.

    Un abraz grande, entrañable y redondo para cada una de las personas que podáis estar ahí y disfrutando de el.

    !!!Que sea un día gozoso Antonio, sé, que pondrás toda tu alma y corazón en ello!!!

    m* pilar

  • Antonio Duato

    Queridas amigas y amigos:

    Antes de la cita presencial del 1º de Mayo en Atocha (Invernadero) a partir de las 11 (hasta las 15 h.) quiero comunicaros los asistentes previstos hasta el momento (se puede acudir, sin haber anunciado previamente):

    ·         Gonzalo Haya

    ·         Rosa Arauzo

    ·         Isidoro García Gómez

    ·         Juanjo Bosch Sintes

    ·         Román Díaz Ayala

    ·         Carlos Fernández Barberá

    ·         Pepe Blanco, desde Orense

    ·         José Luis Porcar, desde Valencia

     

    Por otra parte, han manifestado especialmente su sentimiento por no poder acudir: Ana Rodrigo, Lola Cabezudo, Eloy Isorna, Antonio Zugasti, F. Javier Peláez, Miren Jone Azurza, Francisco Villegas y… ¡OscarOlga!

     

    Nos vemos en el bar, a la izquierda de las tortugas. En todo caso, a partir de ahora, comunicad conmigo por el teléfono 609 510 862 (con SMS y WhatsApp). 

  • oscar varela

    Hola!

    Presento una PROPUESTA para ser considerada en el Encuentro atriero del 1º de Mayo.

    Todos los Martes (mientras no haya “Curso-Taller) se publicarán OCURRENCIAS.

    Se trata de contar algo que a uno le haya OCURRIDO y lo considere significativo en lo que está viviendo.

    El Relato convendría que sea breve, puesto que no se trata de escribir un Artículo, sino tan solo de “contarlo”.

    Podrían aparecer 2,3. 4 o más Relatos “pegados” en un mismo Martes.

    Podrían ser “Anónimos”.

    …………………

    Esta TAREA de preparar el Post martiano podría ser asumida por algún responsable que se ofrezca a hacerla como “DELEGACIÓN” del Equipo de Atrio.

    …………………

    Tal vez sirva, además, para ensayar la “ampliación” del Equipo.

    …………………

    De lo que no tengo dudas es que Román ¡ya! debería ser uno de los “delegados” en cuanto a “finanzas”.

    Para la PROPUESTA que lanzo, pienso que entre los posibles “hombros-delegacionales” debería estar Isidoro y … (pongan Uds. otros nombres … Antonio Zugasti, … ELOY ,,, etc. bien que habría más para nombrar pero no sé si disponen de tiempo …)

    ………………….

    En todo caso y desde ya ¡¡¡BUENA SUERTE!!!

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • M.Luisa

    No  resulta ser algo contradictorio  pedir dos secciones paralelas en Atrio, una idealista y otra realista, cuando por definición Atrio es lugar de encuentro?  Y este intento es posible dialécticamente   porque en el fondo   lo que hay en estas dos secciones, como las llama el amigo Isidoro,  no son dos realidades distintas,  sino dos puntos de vista distintos  sobre una misma realidad.

    Platón y Aristóteles filosofaban sobre una misma realidad. Platón se ve lanzado desde las cosas hacia a aquello en que consisten, en  su “qué”, es decir, en la idea es en donde ellas,  las cosas, tienen  consistencia, con lo cual aquella se la toma como una segunda cosa junto a la primera,  resultando  que las cosas en que pensamos no son en rigor las mismas con que vivimos.

    En cambio  el hacer mismo de ellas  llevó a Aristóteles a la experiencia de las cosas mismas. Porque si bien, sea condición humana el tener que hacerlas  el “cómo” hacerlas ya no depende del sólo hacer, sino de la índole efectiva de las cosas que se hacen. Por esto es una experiencia de lo que las cosas son de suyo. Si el saber fuera independiente del hacer, nunca hubiéramos salido de Platón. Pero en cambio la aportación de Aristóteles presenta, mediante  el saber y el hacer,  las  dos dimensiones de una misma realidad. No hay dos secciones   en la Historia  una platónica y otra aristotélica sino que  en ella ambas han madurado en complementación.

  • Isidoro García

    REFLEXIONES SOBRE EL ENCUENTRO DE “CRÍTICOS REALISTAS”

     

    De cara al cercano encuentro informal del próximo 1 de mayo, querría reflexionar sobre eso de “críticos realistas”.

    Lo de críticos tiene doble lectura. Se puede considerar como críticos de criticones, de eternos descontentos, de regla implacable de comportamientos ajenos, muy propia de la crítica de costumbres, o sea de la expresión airada de las neurosis personales de cada uno.

    O se puede hablar de “crítica” en el sentido, de estudio esforzado y lúcido, sobre una determinada cuestión, al estilo de las “críticas de las razones” de Kant, y otras.

    De más está decir, que yo me apunto a esta segunda concepción, aunque es muy difícil no dejarse llevar muchas veces por el fariseísmo y por el “porterismo” de barra de bar: yo el primero y el que más.

     

    Y respeto a lo de “realista”, también hay mucho que decir. El objetivo de toda cultura es conocer la realidad, tal y como es, y en ese sentido ser “realista” es buscar el conocimiento y su significado, o sea llegar a la sabiduría. “Quien busca la sabiduría, la encuentra”.

    En ese sentido ser realista en verdad, es huir de las ideologías, o como mínimo servirse de ellas como prótesis temporal, pero no ser esclavos de ellas. Las ideologías son “un paquetito de píldoras de pensamiento sobre un tema, que se utilizan cuando no hay posibilidades, tiempo, ganas o capacidad, para reflexionar adecuadamente sobre el tema”.

    Son como un bocata envuelto en papel de plata, que se lleva y se come, cuando no podemos comer caliente, de plato, en una mesa, tranquilamente.

    Por eso las ideologías son pensamientos de otros, a los que por las razones antes citadas, les otorgamos un crédito, muy posiblemente porque nos resuenan bien en nuestro interior: por razones estéticas, o porque concuerdan con nuestra ética personal.

    Todo bocadillo, sabe a gloria, cuando hay hambre, y no hay otra cosa. Pero a nadie se le ocurre sacar el bocadillo de sardinas o de chorizo, en la mesa del restaurante.

    Por eso las ideologías son buenas y necesarias, pero deberían ser prescindibles, cuando el estudio y la reflexión, entran en acción. El pensamiento, debe ser libre, y conducirnos a “donde el viento sople”, no donde debemos llegar.

    Las ideologías son como el taca-taca de los niños, que nos ayudan a andar, pero luego tenemos que andar solos, y cuando donde llegamos no cabe el taca-taca, lo dejamos y sanseacabó.

    (Ese es el cáncer, a mi ver, de muchas teologías. Si tienen que dar como resultado tener que seguir en una organización determinada, el pensamiento no es tal, y solo es una retórica justificativa de una idea preconcebida. Hay que ser libre en el pensar, salga lo que salga, y si a los demás no les gusta, se siente. Pero también hay que estar repensando todo constantemente, aprendiendo continuamente, y tapando cada día los agujeros de nuestro edificio cultural).

    Por eso no hay que buscar a Dios: solo hay que buscar, y ya aparecerá lo que sea, de una forma o de otra. Dice Alejandro Jodorowsky: “Comienza simplemente por caminar, no te propongas llegar, proponte solo avanzar, así llegarás a donde quieras.”

     

     

    Pero además hay dos maneras de ser “realista”: el realista aristotélico y el platónico o realismo especulativo.

    El realista aristotélico es el más realista, el más prosaico, el más “científico”, el más concreto. Es aquel que ante lo aún desconocido, calla, no dice nada, y se abstiene de penetrar en esos territorios desconocidos. Es una actitud prudente, conservadora y poco aventurera. Pero a veces, paradójicamente peca de poco realista pues como dice Paul Auster: “La realidad no existe, (se hace invisible), si no hay imaginación para verla”.

    El realista “platónico”, es el más propicio a hacer trabajar a la imaginación, dejando surgir contínuas hipótesis sobre esto o sobre lo otro. Dice la historiadora Marjorie Reeves: “Los sueños de los hombres constituyen parte de su historia y explican muchos de sus actos”.

    Es una labor difícil, siempre procurando no caer en paranoias y conspiraoidismos, ni tampoco en las siempre constantes trampas del delirio. Es como ir por el filo de una espada, con sendos precipicios a cada lado.

    Estos son la vanguardia de los “exploradores” de la realidad, los que hacen progresar el mundo, aunque muchos inevitablemente sufren el desprecio y el ridículo de los “prudentes”.

    Pero es que la realidad del día a día, es muy ansiógena, genera mucha ansiedad, o es muy cutre, banal y aburrida. Para algunos, nos es necesario dar de comer al bicho de la imaginación que llevamos dentro, ese bicho que es la fuente de la poesía y de la buena teología.

    Volviendo a lo del encuentro, yo que me considero “platónico”, me gustaría que hubiera dos secciones en Atrio, la aristotélica que es la actual, y una nueva sección para los platónicos, que también somos “hijos de Dios”.

     

  • M.Luisa

     

    Permítaseme una breve reflexión

    Cómo va a representar el final de la evolución la especie humana?   La especie humana como término lo es de una evolución zoológica  pero a la vez  comienzo  de otra evolución en la que  lo humano lo es  siendo  animal pero animal de realidades y como tal prospectivo y abierto.

    Lo que ha hecho suponer  que  la especie humana representase el final de la evolución fue haber   definido  el hombre como animal racional es decir entendiendo la racionalidad como algo meramente añadido  a la naturaleza animal  sin que, por tanto,  la racionalidad  pudiera dar de sí toda su potencialidad.

    En cambio  esta concepción no lineal ni definitoria como es la de concebir el hombre como animal de realidades es una concepción estructural de la realidad de la naturaleza humana en la que en ella  la del animal como especie, sin eliminarla  le sirve de sustrato  y por tanto como la esencia de la estructura  es algo que se revela al final, entonces claro que    la especie humana   se ha de entender  a la inversa, es decir, está al final  y no al principio. Y en este sentido la capacidad humana  está dada ya estructuralmente  y es mediante esta estructura que puede llevarse a cabo su realización.

  • Isidoro García

    Para una visión menos paranoica del trashumanismo se puede ver http://www.tendencias21.net/El-transhumanismo-cuestiona-las-tesis-tradicionales-de-nuestra-cultura_a42090.html

    y varios artículos más en Tendencias 21.

  • Isidoro García

    Joaquín da Fiore, en el siglo XII, anuncia la venida de un tiempo del Espíritu en el que la humanidad vivirá en una santa pobreza, en piedad y en paz.

    Para él, la historia en su conjunto se divide en tres periodos: el tiempo “de antes de la gracia”, el “de la gracia” y, finalmente, “el tiempo que esperamos, que está cerca” y que es el de una “gracia aún más grande”.

    Si queremos interpretar esta imagen, tendremos que la primera de estas etapas corresponde a los tiempos de la ley mosaica antes de Cristo, es decir la era del Padre; la segunda, es la llegada de Cristo “bajo la letra del Evangelio”, la edad del Hijo; finalmente, el tiempo, ya próximo, en el que triunfará la “inteligencia espiritual”, la edad del Espíritu y del “evangelio eterno”.

    En su obra más conocida, Concordancia entre el Nuevo y el Antiguo Testamento, Joaquín afirmaba:

    “El primer estado fue el de la ciencia (es decir aquel en el que se está obligado a aprender); el segundo es el de la sabiduría; el tercero será el de la plenitud de la inteligencia. 

        El primero fue el de la servidumbre; el segundo es el de la dependencia filiar; el tercero será el de la libertad.

         El primero se desarrolló bajo el látigo; el segundo, lo hizo bajo el signo de la acción; el tercero será el de la contemplación.

         El temor caracterizó al primero; la fe al segundo. La caridad marcará el tercero. 

        El primero fue el tiempo de los esclavos; el segundo es el de los hombres libres; el tercero será el de los amigos.

          El primero fue el tiempo de los ancianos; el segundo es el de los jóvenes; el tercero será el de los niños. 

         El primero estuvo bajo la luz de las estrellas, el segundo es el momento de la aurora; el tercero será el que recibirá la plena luz del día. 

         El primero fue el invierno; el segundo es la primavera; el tercero será el verano. 

          El primero trajo ortigas; el segundo rosas; el tercero traerá la flor de lis.

          El primero produjo hierbas; el segundo da espigas; el tercero proporcionará trigo.

          El primero es comparable al agua; el segundo al vino; el tercero será el del aceite”. (Jean Delumeau)

     

  • M.Luisa

    Por qué no añadimos  a estos dos enfoques que presentan los amigos Isidoro y Oscar, sí ese  de los enanos subidos  a hombros de los gigantes y el del  “transhumanismo” respectivamente,   otro,   como el de las fuerzas activas y reactivas que defiende Nietzsche, frente al nihilismo como fuente de mediocridad y decadencia?

    llegará el tiempo en que (…) no se considerará  a las masas, sino de nuevo a los individuos, los cuales forman una especie de puente sobre la desértica corriente del devenir. Éstos lejos de continuar ningún proceso, vivirán un presente intemporal, porque gracias a la Historia, que permite tal cooperación, viven como esa república de genios de la que hablaba Schopenhauer: un gigante llama a otro a través de los desiertos intersticios de los tiempos, y, serenamente, en medio de la ruidosa petulancia de enanos que gruñen debajo de ellos, continúa el diálogo de espíritus en las alturas. La tarea histórica consiste en ser la mediadora de éstos, prestando sus fuerzas y proporcionando cada vez más un lugar para la producción de grandeza. No, la meta de la humanidad no puede ubicarse en el final, sinosólo en sus más excelsos ejemplares” 

    (NIETZSCHE) sobre la utilidad y el perjuicio de la historia para la vida)

  • oscar varela

    Hola!

    ¿Habrá un ATRIO-GOOGLE TRANSHUMANO después del 1º de Mayo 2016?

    ……………………

    * El Transhumanismo se presenta como un enfoque radicalmente nuevo en el pensamiento orientado hacia el futuro, que se basa en la premisa de que la especie humana no representa el final de nuestra evolución, sino el principio.

    * Formalmente se puede definir de la siguiente manera:

    El Transhumanismo además de ser un concepto filosófico es un movimiento intelectual y cultural que establece la posibilidad de mejorar primordialmente la condición humana, optimizando en gran medida las capacidades intelectuales, físicas y psicológicas, mediante el empleo de las nuevas ciencias y tecnologías, que permitan eliminar el sufrimiento, la enfermedad y el envejecimiento, e incluso aspirar en última instancia hacia la inmortalidad.

    * Los pensadores transhumanistas valoran las posibilidades y consecuencias de desarrollar y usar la tecnología con estos propósitos, preocupándose por estudiar tanto los peligros como los beneficios de estas manipulaciones.

    …………………….

    http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=17762

  • Isidoro García

    La  cuestión no es que pasemos de un extremo al otro. O sea de un excesivo respeto a las canas, a un también excesivo anhelo de novedades y de caras nuevas, per se.

    El proceso de avance cultural, es ir transmitiendo la antorcha del conocimiento a las generaciones nuevas, y todos vamos progresando como enanos subidos a los hombros de los gigantes del pasado.

    Ahora bien. En nuestro caso se da una circunstancia especial. Es casi indiscutible, que estamos en unos momentos de gran aceleración en los cambios de modelos de todo, de conocimiento, de comportmientos, de tecnologías, etc.

    Decía Lucio Nontol en un artículo, http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2016/03/29/resucito-el-sueno-de-la-auto-redencion-religion-iglesia-nontol-pascua-nuevayork.shtml

     “Según el filósofo T. Kuhn (1922-1996), el progreso intelectual no es constante y gradual, más bien, está marcado por cambios bruscos de paradigma.

          Hay un periodo en el que todo el mundo acepta un paradigma que parece estar funcionando casi a la perfección y respondiendo a las necesidades inmediatas de la comunidad científica.

           Luego a medida que pasan los años, las anomalías se acumulan y el modelo comienza a parecer poco sólido y defectuoso. A continuación, hay una crisis de modelo, todo se derrumba. Los intentos de arreglar el modelo fallan. Todo el mundo está en lleno de angustia, pero nadie sabe qué hacer. 

    En otra terminología se podría decir que no es una novedad que se observe a una sociedad cómo ovejas sin pastor, sin saber qué hacer ni a quién seguir”.

    Parece claro, que estamos en medio de una enorme crisis de cambio, y que nuestra actual impotencia para dar soluciones claras a nuestros problemas, quizás provenga a que seguimos contemplándolo todo con los ojos del pasado, con las estructuras mentales y el imaginario de personas del siglo XX, cuando necesitamos mentes que estén mirando al siglo XXII.

    Estamos conduciendo hacia adelante con los ojos en el espejo retrovisor. Y ahí es donde la sociedad necesita a gente joven, con una mirada nueva, iconoclasta e irreverente, pero seria y estudiosa.

  • Román Díaz Ayala

    Tampoco considero que Atrio sea ” El Hogar del Jubilado”, ni en quienes insertan sus artículos, pues la elección de la Dirección se mueve por otros parámetros  tanto en los temas como quienes los firman, y supongo que existen muchísima gente anónima quienes se asoman como lectores más en busca de temas y cosas que les interesen que en identificarse con un grupo o colectivo determinado.

    Atrio es moderno en su diseño y actual en la presentaciones y jamás he percibido que esté en la búsqueda de un mercado potencial de determinados lectores, ni en lo ideológico, ni en lo político, ni en lo social o religioso. (El concurso de las ideas también tiene su mercadotecnia)

    Si le pidiéramos a Atrio una linea ideológica determinada en su Redacción pondríamos a Antonio Duato en un gran aprieto ( y no es que él no tenga la suya) La laicidad sólo puede ser intrepretada desde la libertad, libertad de conciencia y de juicio, libertad de palabra, libertad de posicionamiento, libertad de criterio para enjuiciar lo que otros/as escriben o comentan. Aquí defendemos nuestras ideas propias y las de las partes contrarias, estemos o nó de acuerdo con ellas.  Por eso, somos “un lugar de encuentro”.

    Si estamos inmerso en la actualidad, ésta nos salpica, y si hoy en día se manejan términos en controversia, lo viejo vs lo nuevo, cambio epocal, enfrentamientos generacionales etc.,  pues, entonces, tales cosas necesariamente se tienen que ver reflejadas aquí. Pero creo que hace mucho tiempo que las personas aquí participantes hemos huído de las etiquetas, y de las capillitas ideológicas.

    Recuerdo que durante la II República, cuando la Derecha se rearmó constituyendo la CEDA, una de las cosas que llamó muchísimo la atención fue que esa misma derecha empezó a movilizar a una militancia muy joven reclutadas de los círculos parroquiales, de los colegios de la Iglesia… El Partido Socialista reaccionó creando las Juventudes Socialistas. Esto lo  incluyo aquí, para que comprendamos que se trata de fenómenos sociológicos, y a cada época le toca lo suyo.

    ¿Creen Ustedes que los partidos nuevos que llamamos emergentes nacieron de los ambientes estudiantiles/jovénes en la búsqueda de una entrada en el mundo laboral, e impulsado sólo por adolescentes? Podemos tiene su think tank en forma de Fundación y una larga trayectoria de ideólogos y profesorado universitario. Los partidos de la España periférica tienen todos sus trayectorias parecidas, incluso de las juventudes de los partidos convencionales.Basta con seguir la trayectoria profesional y política de sus líderes más conocidos/as.

     

  • ana rodrigo

    A mí también me preocupa que la juventud y la senectud vayan paralelas en determinados aspectos como es el religioso o en determinadas lugares de sesuda reflexión. A mí me encantaría la confluencia ya que la juventud es la que empuja desde un presente, al parecer con diferentes puntos de vista o diferentes dinámicas, con sus reflexiones no menos sesudas que las de la gente mayor pero con otra visión o perspectiva y no acabo de entender el porqué de estas “vidas” paralelas.

    La gente mayor hacemos eso que cantaba Labordeta “Somos como esos viejos árboles…..” “También será posible que esa hermosa mañana ni tu ni yo ni el otro llegaremos a ver, pero habrá que forzarla para que pueda ser”.

  • Antonio Duato

    Hola, amigas y amigos!

    Dentro de una semana Atocha será nuestro Punto de encuentro, el domingo 1º de Mayo, entre 11 y 15 h.

    Si alguien piensa acercarse -ya hay un grupito que ha confirmado, incluyendo a Pepe Blanco y José Luis Porcar, que vienen de Orense y Valencia- que me lo confirme a atrio@atrio.org o al móvill (o whatsapp): 609 510 862.  Y tomad nota del móvil para encontrarnos exactamente dentro del Invernadero de Atocha.

    Y, comentando vuestros comentarios:

    ¡Claro, Ecosocial, que nos gustaría tener jóvenes y publicar sus puntos de vista!

    Lo hacemos siempre que podemos. ¿Te acuerdas del escrito de Carlos Blanco y de las varias periodistas jóvenes (Ester Vivas, Olga Rodríguez…), cuyos artículos hemos reproducido aquí e intentado atraer a nuestro ATRIO.

    Ya señalamos que fue un grave error que Boff manifestara que estaba de acuerdo con las obras del Canal de Nicaragua. Pero, ¿se puede a alguien desautorizar para siempre por no haber ponderado suficientemente el costo para la naturaleza y para el pueblo que implicaba una obra así?

    El hablar de la presencia mayoritaria de mayores en nuestros debates ha sido una constatación de realidad y un sacar los aspectos buenos al dato. Pero ojalá se realizara un verdadero diálogo intergeneracional pues los viejos que por aquí nos acercamos creemos que podríamos intercambiar realismo crítico con gente más joven.

    Un abrazo a todos, y si enviáis opiniones, las tendremos en cuento quienes nos encontremos en Atocha.

  • Isidoro García

    “Dichoso el que comprende y vive este pensamiento: «Si no estás de acuerdo conmigo, me enriqueces». Tener junto a nosotros a alguien que siempre está de acuerdo de manera incondicional, no es tener un compañero, sino una sombra”. (Helder Cámara).

  • oscar varela

    Hola!

    No sé si las últimas consideraciones de Asun y de Román se refieren expresamente al extraño Comentario de un tal “Ecosocial”.

    1.- A Leonardo Boff se lo puede seguir por muchos otros canales, aunque su actual preocupación está fijada en la gobernabilidad de su País: Brasil. No está, por lo tanto, que seguirlo en Atrio.

    2.- ¿CENSURA?. Pregunto porque es lo que se deduce de la frase:

    – “parece que para publicar en Atrio hay que ser mayor de 60 o 70 años“-

    (convendría que Ecosocial y/o Atrio nos lo aclaren -si valiera la pena)

    3.- ¿ARROGANCIA?: Tal vez se me haya pasado por alto alguna intervención de Ecosocial, pero yo no recuerdo ninguna. Estimo, sin embargo, que no se me ha de achacar Alzheimer aunque ya hace 9 que superé la cota permitida por Ecosocial para pensar por mi propia cuenta.

    4.- EN DEFINITIVA: ¿Quién sos vos “mascarita” Ecosocial?

    Pero igual te dedico el “tanguito imprescindible” compuesto por un migrado español a Argentina:

    ¡Voy todavía! – Óscar.

     

  • ROMAN DIAZ AYALA

    Existe una línea tenue entre una edad u otra cuando hablamos en términos de una generación o de un presente histórico. Marcuse marcó  un referente para los movimientos juveniles  de protesta en las décadas de los 50 y los 6.

    Juan XXIII lo fue también para el catolicismo. Cuadernos para el Diálogo no tenia carnet de juventud para sus participantes,  ni tampoco los viejos exiliados de la guerra civil

    Huyamos de los tópicos.

  • Asun Poudereux

     
    Me agrada mucho el comentario firmado por Ecosocial.
     
    Cierto, lo que se dice,  a veces parecemos en Atrio de otro planeta deshabitado y también, por qué no decirlo, un tanto pesaditos.
     
    Pero también es cierto que ninguno de los comentaristas se cree perfecto, y pobre de él y de ella si así lo cree ser.
     
    Aunque  Atrio, en principio,  se abre a todas las edades, siento como Ecosocial que ahora, más que nunca, se respire, mayoritariamente, la cosmovisión de creencias y experiencias de los mayores, ya que se echa mucho de menos otras miradas, que, desde la juventud y su experiencia del mundo actual,  nos vayan haciendo presente, en continuo presente agradecido,  el porqué de nuestro estar aquí en este preciso momento de la vida, cuando,  con descuido o no, dejamos las puertas abiertas al paso imprevisible de la muerte y que recordarlo, contrariamente a lo que se pueda pensar,  cuánto bien nos puede hacer y de hecho nos hace.
     
    El porqué del estar aquí una pequeñísima minoría de congéneres, es de respuesta sencilla, ¿O acaso no lo es?, para unas generaciones que encontraron dificultades para expresar lo que pensaban, si es que eran capaces de pensar por sí mismos y por tanto nunca lo hicieron, cuando la propia juventud  les arrasaba a su paso.  Creyeron, sin dudarlo,  en público,  y callaron sus íntimas inseguridades. Lo que el corazón intentaba decir lo acallaba la mente. Y cuando la razón intentaba hablarles seguían amarrados sentimentalmente a sus amarres, incapaces de romperlos.
     
    Es ahora cuando los cambios se hacen constantes y más presentes sin posible retorno,  pero es, contrariamente,  cuando más seguridad se siente en este continuo montaje de escenarios: un mundo teatral en los que los  personajes  desean instalarse de por vida, sin saber o poder distanciarse lo suficiente  del protagonismo constructo por otros y remachado por ellos mismos. Caer en la cuenta y comprenderlo es empezar a transformar la realidad heredada, pero nadie es capaz de hacerlo,  si antes no empieza por sí mismo.
     
    Muchas gracias por estar ahí, Ecosocial. La vida siempre está actuando.  ¡¡Bienvendido  todo  lo que se renueva y transforma!!
     

  • Ecosocial

    La verdad es que Atrio me resulta ya un poco ajeno, y repetitivo. Hay temas que se reiteran una y otra vez, mientras otros, como los asuntos ecológicos, apenas aparecen, excepción hecha de Leonardo Boff, que para mí ha perdido muchos puntos desde que prestó su apoyo a la construcción del Canal de Nicaragua. Por otra parte, parece que para publicar en Atrio hay que ser mayor de 60 o 70 años. Está muy bien reconocer y honrar la sabiduría de la ancianidad, pero también son necesarios otros ojos, más jóvenes, para comprender y transformar el mundo.

  • pepe blanco

    A día de hoy, tengo intención de acudir al encuentro en Atocha.

  • oscar varela

    Hola!

    En torno a “PRESCINDIBILIDADES

    Si Se Calla El Cantor

    https://www.youtube.com/watch?v=xm9sIAW39o0

    Si se calla el cantor calla la vida
    Porque la vida, la vida misma es todo un canto
    Si se calla el cantor, muere de espanto
    La esperanza, la luz y la alegría

    Si se calla el cantor se quedan solos
    Los humildes gorriones de los diarios,
    Los obreros del puerto se persignan
    Quién habrá de luchar por su salario

    ‘Qué ha de ser de la vida si el que canta
    No levanta su voz en las tribunas
    Por el que sufre, por el que no hay
    Ninguna razón que lo condene a andar sin manta’

    Si se calla el cantor muere la rosa
    De qué sirve la rosa sin el canto
    Debe el canto ser luz sobre los campos
    Iluminando siempre a los de abajo

    Que no calle el cantor porque el silencio
    Cobarde apaña la maldad que oprime,
    No saben los cantores de agachadas
    No callarán jamás de frente al crimen

    ‘Que se levanten todas las banderas
    Cuando el cantor se plante con su grito
    Que mil guitarras desangren en la noche
    Una inmortal canción al infinito’ Si se calla el cantor… Calla la vida

    …………………..

  • Román Díaz Ayala

    Se dice que la necesidad crea el órgano y que la falta de medios provoca la virtud. También en la vida política sus líderes carismáticos buscan sus delfines, que de alguna manera institucionalizan o burocratizan lo que hasta entonces eran  rasgos personales.

    pero, ¿qué es Atrio sin Antonio Duato? ¿Es una obra, creación, con autonomía propia, o una extensión de su persona?

    Creo sinceramente que los/as habituales no llenamos ningún hueco ajeno a nosotros/as mismos/as. Antonio nos da la oportunidad de encontrar lo que buscamos, e incluso de compartirlo.

    entonces viene la gran pregunta: ¿Estamos entre todos/as satisfaciendo una necesidad colectiva, y no individual, algo que está ahí pendiente en la sociedad y que alcanzamos en la Red? Tal necesidad es algo dependiente de un “organo”.

    Podría hacer un inventario de todo lo que se encuentra en Atrio que es muy difícil encontrar fuera, en otros hilos y en otros medios,pero cada uno seguro que puede hacer su propio recuento.

    ¿Estamos tan seguros/as de esa necesidad que estamos en disposición de buscar fórmulas nuevas de continuidad?

  • mª pilar

    Jajajaja Oscar ¡¡¡Genial!!!

    En mi “triste” defensa… os diré que ayer pasé todo el día en cama, nada importante, si muy molesto… mareos.

    ¡Gracias por el buen humor! y el cariño puesto en el ¡Gracias a los dos! Antonio y Oscar, sois geniales, os quiero.

    Un abrazo entrañable… que me encantaría darte en directo Antonio… si no mejora las “cosillas alteradas” no será posible.

    pili-mª pilar

  • Antonio Duato

    Estaba a punto de corregir el comentario de Pili, pero dejaría sin sentido el magnífico de Oscar…

    Y aprovecho para escribir mi comentario a todo lo que habéis dicho, sin repasarlo más.

    Gracias a todas y todos por vuestra acogida a este escrito y a mi circular y a la invitación al próximo Encuentro de Atocha (Madrid). Ya veis que no he querido darle solemnidad ni oficialidad. En realidad, es casi como reunirnos en el rincón de un parque para conocernos las caras y cambiar impresiones. Ni siquiera conozco el nombre del local, pero no tiene pérdida. Mirando el estanque de las tortugas en el Invernadero, el primer bar a la izquierda, fuera o dentro del local. No hay pérdida. Y por si a alguien le viene mejor la hora de la comida o el café, retrasaré mi salida para Valencia unas dos horas.

    Y sigo prefiriendo no determinar ningún objetivo ni orden del día a la reunión. Intercambiaremos impresiones y, si coincidimos en algo, trazaremos la ruta a seguir. Sabéis que yo siempre he considerado ATRIO como un extraño organismo surgido de forma autogestionada sin un organigrama institucional. La verdad es que todo está demasiado centrado y dependiente de mi persona.

    Pero por decisión muy personal (y de la pareja) nació ATRIO en 2001, cuando yo ya gestionaba una revista dependiente de una asociación y un consejo de dirección bien definido: Iglesia Viva. Y puse en la red este ATRIO porque quería otro medio de expresión que utilizara los recursos modernos y que se abriera a un abanico de opiniones más amplio y que moderara yo y no un consejo por encima de mí.

    Durante estos 15 años han persistido y crecido los dos medios. Pero ahora no tengo más remedio que preocuparme por el futuro de los dos, si llega un momento en problemas de salud me impiden continuar la tarea con las capacidades actuales. Para la nueva etapa de iviva.org, el nombre con el queremos que la cincuentenaria Iglesia Viva continúe insertándose en Internet, cuento con unos estatutos renovados y una asociación que el 30 elegirá una Junta Directiva que se responsabilizará de todo, incluso la de dotarla de socios protectores y recursos para mantenerla en funcionamiento. Allí ya no seré quien tenga que difundir la revista y pedir ayudas. En principio espero que ese medio continúe si falla el actual gestor y “amanuense”. ¿Sucederá así? Por lo menos yo no me quiero sentir imprescindible.

    En diversas ocasiones habíamos pensado encajar la autogestión de ATRIO en una estructura parecida, pero al final siempre se ha optado por dejarlo todo a que fuera funcionando sin una institucionalización. Que quien fuera interviniendo con artículos o comentarios, que quien fuera aportando donaciones libres u ofreciendo sugerencias de enlaces interesantes, se considerara a sí mismo como integrante de ese Equipo Atrio o Redacción de Atrio, que son los nombres de agente colectivos que solemos usar.

    Creo que esta fórmula con más alma y espíritu que cuerpo orgánico, se acerca más al dinamismo de la vida y tiene ventajas. Soy el primero que no tendría ganas ahora de montar un organismo y diseñar un organigrama para el funcionamiento autogestionado de ATRIO. Pero me alegraría que alguien se ofreciera a liderar esa tarea que podría servir para mejorar los recursos humanos de que ahora disponemos y ampliar la captación de recursos nuevos. Y tal vez así podría conseguirse que mi eventual retiro de la actividad no fuera tan traumático para el portal.

    Pero en todo caso, ¿sugerís los atrieros alguna forma de mejorar la forma como funcionamos?

    ·         Respecto de las aportaciones económicas ya he visto que se han propuesto un tipo de suscripción. Pero pensad que podemos pensar que ATRIO se reduzca a ser leído o utilizado solo por suscriptores, lo que, por su larga historia en papel sí que es posible en Iglesia Viva. Sí que es posible determinar mejor la lista de donantes y sus cuotas anuales. Pero tened en cuenta que varias personas piden que su aportación sea totalmente anónima.

    ·         Respecto de los contenidos, sí que se podría mejorar un sistema de compartir la responsabilidad de seleccionar y decidir las entradas en un consejo virtual de redacción, como de manera informal he ido yo haciendo en muchas ocasiones. Y lo mismo para los casos problemáticos que exijan una decisión por parte de la moderación. Últimamente esto no se produce y mejor así.

     

    ·         Pero lo que parece más difícil de sustituir, la responsabilidad técnica del webmaster o administrador de la web, que he ido ejerciendo directamente yo, con la intervención puntual técnicos que nunca faltarían, es lo que paradójicamente sería más fácil de compartir entre varias personas, incluso de diversos continentes, si se encuentra quien tenga conocimientos para administrar este tipo de blog con el sistema WordPress. ¡Bienvenido si alguien se ofrece a ello, de forma gratuita por lo menos al principio!

  • oscar varela

    Hola pili!

    Mui vien la korrecsión

    Havlar vien no kuesta un karaxo

    y xcrivir corectamente tampoko ¿no?

    ¡Bamos todabía! – Óskarr.

    …………………

    Dexpues de scrito: si la Reaxion ATRIO haya halguna falta hortograficas le ruego que las korrija. Si tiene tiempito ¡klaro!

  • m. pilar

    Vuestras… !!!perdón!!! Correr y no comprobar… nunca es bueno. !!!Perdón!!!

    m* pilar

  • m. pilar

    Ufff… Mercedes de la Peña y Albastella:

    Vosotras hacéis vivir a Atrio, gracias por compartir buestras esperiencias; Mercedes… me ha dejado sin razones…

    !Gracias a las dos, de todo corazón!

    Un abrazo entrañable.

    m* pilar

  • Soy “Atriera” hace varios años, y disfruto esta condición desde una zona marginal al oriente de Cali, en Colombia América del Sur. Atrio es mi oportunidad de encontrarme con mucha gente que piensa y practica como yo, de animarme y renovarme en el servicio a la población más empobrecida y excluida de mi país en esta región: las víctimas del desplazamiento forzado por la guerra que vivimos; las niñas, niños adolescentes y jóvenes, también víctimas de los actores del conflicto y las personas adultas mayores víctimas del despojo.

    Gracias ATRIO, porque me ayuda a mantener viva y fuerte la esoeranza “que otra Colombia” es posible.

  • ana rodrigo

    Genial, Mercedes de la Peña, gracias por estar ahí en sintonía con tanta gente que compartimos atrio y sus contenidos. Un abrazo cariñoso.

  • M.Luisa

    Si, realmente ha transcurrido mucho tiempo desde los inicios de este ATRIO que tanto bien nos ha aportado a tod@s nosotros. Estos regalos editoriales siempre me traen al recuerdo el motivo profundo de mi adicción atriera, lo mismo como antes lo había sido y en tiempo prolongado las lecturas de Cuadernos de la Diáspora  que fue  de allí  precisamente donde hallé información sobre   Atrio.
    Uno de los recuerdos que más conservo de aquellos inicios me sucedió cuando todavía en casa no tenía ordenador y aprovechaba semanalmente cuando iba a Barcelona a hacer entrega de mi trabajo me metía en un gran “Ciber” muy concurrido entonces y a través de Atrio extraía todo tipo de información vaticana que si bien hasta entonces tal material me había sido  indiferente   en aquel momento, sin embargo, me era forzoso estar al corriente del mismo.

    El primer día cibernético recuerdo que por ignorancia no sé como me las ingenié que la impresora   empezó a extraer copias y más copias…me llevé a casa, en peso, todo el archivo vaticano!! Bien, no queríais batallitas…!!!

    Ahora en serio, Atrio ha sido para mí desde entonces mi fuente de aprendizaje y un rincón de espléndidos y  buenos amigos.
    En cuanto a la reunión en Madrid, aunque me encantaría asistir,   no me será posible.

    Gracias, pues, Antonio y a todos los atrieros/as  comentaristas y lectores.

    Con cariño y agradecimiento

    Mª Luisa

  • Antonio Duato

    Por correo electrónico he recibido este mensaje de una persona desconocida hasta este momento y que representa a las muchas anónimas personas lectoras de ATRIO que tenemos dispersas por el mundo:

    QUERIDO ANTONIO

    VIVO EN MONTERREY, N.L. MEXICO, ASÍ QUE IMPOSIBLE IR A LA REUNION. HE ESTADO EN MADRID Y EN OTRAS CIUDADES DE ESPAÑA HACE MUCHOS AÑOS. ME ENCANTO BARCELONA Y OTROS LUGARES PRECIOSOS.

    TENGO 90 AÑOS, SOY VIUDA DE UN MEDICO , NO PUEDO MANDARTE DINERO PORQUE TENGO UNA PENSION CHICA Y APENAS VIVO, PERO SIN QUE ME FALTE NADA INDISPENSABLE. GRACIAS A DIOS.

    TENGO HIJOS, NIETOS Y BISNIETOS.EL SABADO, HOY, EL DIA MAS BONITO PORQUE NOS REUNIMOS TODOS CON AMOR EN MI CASA Y YO COCINO PARA TODOS PORQUE TODAVIA PUEDO.

    ME ENCANTA LEER ATRIO Y NO LO HAGO CON MUCHA FRECUENCIIA POR FALTA DE TIEMPO. TENGO QUE LEER EL PERIODICO PARA VER QUE TAN MAL ANDA MI PAIS. MUY MAL, POR CIERTO, EN TODOS SEN TIDOS. LEO LIBROS, TOMO CURSOS. AHORA UNO DE DESARROLLO HUMANO HAGO QUEHACER DE LA CASA Y VEO AMIGAS. TAMBIEN COCINO UN POCO PARA MIS VECINOS VIEJITOS Y ENFERMOS.

    OJALA CONSIGAS AYUDA, LA MEJOR RED QUE EXISTE NO SE PUEDE PERDER.

    PERDON POR LOS ERRORES. TENGO UNA ALERGIA EN EL BORDE DE LOS PARPADOS Y NO VEO BIEN,  POR ESO USO MAYUSCULAS.

    TE SALUDO AFECTUOSAMENTE Y DESEO SUERTE.

    MERCEDES DE LA PEÑA.

  • josé luis porcar

    Gracias a Atrio participé en un curso sobre la experiencia o vivencia mística de la mano de Gonzalo Hayas en la que aprendí a reconocer caminos y abrir ventanas, con la mirada inicial de aquella mujer africana que daba de mamar a una cría de mono: compartir y alimentar vida, el camino y la ventana abierta.

    Y luego apenas he entrado en atrio. Me pregunto el motivo y no alcanzo la respuesta. La iniciativa del encuentro en Madrid el 1 de mayo tira de mí.

    Gracias Antonio y gracias a todos los atrieros.

     

  • Asun Poudereux

     
    En primer lugar, expreso mi gratitud a Atrio y a sus componentes, ya más activos…ya más pasivos,  por autodenominarnos, su impulsor y moderador, Antonio, como críticos realistas. Lo que me parece implica que no dejamos cosas por decir, si así lo estimamos conveniente y honesto expresarlo, pero además, con los pies bien en tierra, tratando de no dispararnos en el pesimismo, y por supuesto, tampoco situarnos en un exceso de optimismo que huye y no mira de frente  la realidad tal como es.
     
    Además, no sé si así lo habéis experimentado al leerlo, me ha parecido muy salpicado de lucidez y juventud que sigue sabiéndose renovar a través de los compañeros persistentes de la vejez: los achaques y las limitaciones físicas y psíquicas, impredecibles, sobre todo de la memoria.
     
    La verdad es que a todas  las personas nos llega y alegra el reconocimiento, que las demás nos hacen, en todos los sentidos que se pueden imaginar: el de amistad, el espiritual y… también el material. Pues a ello, en cuanto podamos.
     
    Me alegra que haya una reunión de atrieros,  y aunque muchos estemos ausentes físicamente, estaremos reunidos, sin duda,  en el espíritu común de Atrio que llevamos ya dentro.
     
    Un abrazo y hasta siempre.
     

  • ana rodrigo

    Varias cositas:

    -Mi eterno agradecimiento a Antonio y a atrio por lo mucho que ha supuesto en mi vida en varios aspectos y especialmente en uno, sabido por todos y todas vosotras, como ha sido haber conocido a Blas Lara.

    -Lamentablemente yo no puedo asistir a la reunión de Madrid.

    -Confirmo lo dicho por Eloy. La reunión anterior fue muy gratificante, allí le conocí a él, a Román, a Gonzalo Hayas, a Lola y a otros que nunca intervenían en atrio pero que nos leían. Fue estupendo

    -Apoyo la propuesta de Román: firmo como colaboradora fija lo mismo que lo vengo haciendo desde hace varios años.

    Y ánimo, pues pienso que ATRIO  cada vez está mejor y los comentarios son muy enriquecedores.

    Os saludo cordialmente a quienes conozco personalmente y a quienes, después de tantos años conozco virtualmente como si os hubiese visto.

  • Román Díaz Ayala

    Sí, por supuesto,

    que mantengo los mismos considerando expresados hace varios meses, que siendo Atrio una realidad interactiva y nó solamente un espacio en la Red a donde se nos permite acceder, debíamos darle el mismo tratamiento de cualquier medio que se sostiene por suscripción. Quince mil euros puede parecer mucho aunque bien aprovechados, pero  si lo diluímos entre el personal puede llegar a poca cosa, los muchos poquitos que hace un mucho. Esa cantddidad entre  una media de quinientos suscriptores arrojan una cuota anual de 30 Euros (2,5 por mes) mientras que los periódicos digitales están reclamando cuotas de 100 euros/año.

    Como tal cosa es una meta y no el punto de arranque, ¿que tal si mantenemos el mismo espíritu de colaboración haciendo un extraordinario con un grupo (que puede ser anónimo) que nos comprometamos con otras cantidades? Reducir el número de suscriptores a la mitad (250) sólo supone un compromiso de 5 euros mensuales.

    L os participantes españoles tenemos en cuenta que estas cuentas sólo se pueden hacer para quienes residimos en Europa donde las economías  por países son más o menos parecidas, no sólo por nuestras coberturas sociales en Europa con las que somos favorecidos sino también por el nivel poco comparable desde otros países.Reduzcamos entonces, una vez más en beneficio de nuestros hermanos de allende los mares y busquemos un grupo que nos podemos comprometer a una cuota fija de 120 euros ( 10 euros por mes) y sumaríamos 125, es decir que cualquier suscriptor español podría comprometerse a dos o más cuotas de 60 euros en solidaridad.

    Al fin y al cabo tal es el tipo de razonamientos que hacemos mutas mutandis cuando nos reunimos en familia para solucionar los problemas de los miembros más castigados por la crisis: no pensamos  en la cantidad total que se precisa, sino en lo que cada cual puede aportar. ¡¡¡Y los números salen!!!

  • oscar varela

    Hola!

    Comparto La “impresión” de ELOY:

    – “la reunión va a ser especialmente importante y relevante“.

    ……………………

    Yo estoy a 10.692 km en línea recta (aérea), y a 18.217 km por línea carretera. Pero estoy ahí nomás por ” vía electrónica.

    ¿Quedará Atrio (la manera de mejorarlo y asegurar su continuidad) solo en los asistentes?

    No lo parece porque leo que Antonio pide:

    – “comunicar aquí vuestros sentimientos y opiniones para que los tengamos en cuenta quienes nos reunamos dentro de unos días”-

    ENTONCES:

    Yo empiezo pidiéndole a Antonio Duato que abra (acá y ahora) el abanico de las “reales” perspectivas que su larguísma experiencia le está diciendo.

    (Institucionalización; capacidad económica, forma de ejecución, etc.)

    Creo que Román debe tener propuestas importantes sobre estas cosas.

    Pero, insisto, Antonio tendría que mostrar-nos la realidad experiencial poniendo ¡ya! las cartas sobre el tapete abriendo el juego.

    ¿Andaré equivocado?

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • ELOY

    Tengo la impresión que la reunión que nos anuncia Antonio en Madrid el domingo 1 de Mayo, a las 11, en Atocha va a ser especialmente importante y relevante, tanto parar los asistentes como para Antonio y para ATRIO.

    Deseo y espero que el encuentro sea fructífero.

    La única reunión de Atrio a la que asistí, en Madrid, me dejó un recuerdo muy agradable, conocí personas estupendas en un ambiente de sencillez y sinceridad, comimos juntos después de la reunión y, como digo guardo un grato recuerdo.

    Pero tengo la impresión de que esta reunión va a ser todavía más interesante y agradable. La convocatoria es más abierta pues incluye a cualquiera que hubiera hecho un comentario en ATRIO, e incluso, a cualquier lector interesado, ya que la convocatoria se hace pública en estas mismas páginas.

    Quiero hacer expreso mi respaldo a esta iniciativa de Antonio y de ATRIO.

    Un abrazo.

     

     

     

  • Antonio Gil de Zúñiga

    Me parece oprtuna esta reflexión de Antonio Duato. Es una de mis preocupaciones, la calidad de la información; si esta variopinta información nos hace más responsable democráticamente y más ético. Es mi “pelea” con uno de mis hijos, director de un laboratotio de investigación de redes sociales en la Universidad de Viena. Las redes solciales nos hacen, según sus investigaciones, más participativos, una sociedad saludablemente democrática, pero ¿más responsables?, ¿más críticos con esa información?, ¿nuestras actitudes son más éticas?

  • mª pilar

    ¡Gracias Oscar!

    Antonio… ¡Otra vez… me quedaré sin participar y lo siento de veras!

    La espalda me está causando algunos problemillas, y en ello estoy, para ver si puedo recuperarla un poquito.

    Me encantaría estar contigo… y otros/as compañeros; conoceros directamente, repartir y recibir abrazos entrañables… pero la vida parece querer retirarme del “tráfico”…

    ¡Lo siento de verdad!

    Siempre con mi cariño agradecido.

    mª pilar

     

  • Gracias Antonio por este escrito tan sincero tuyo. Yo entro ya en la categoría de anciano, a mis 68 años. Hace años que nos conocemos por este medio de internet. Gracias también porque, a un crítico, como yo,  del cristianismo que conocemos. Tú generosamente le has brindado la posibilidad de ser leído por miles de personas.
    Definiría a ATRIO, como un. Fundamentalmente Portal católico. Con alas…. Abierto a lo nuevo. Sin miedo a cuestionar el propio cristianismo que conocemos. Repito que en general te estoy agradecido como director de ATRIO. Pero en especial, como te decía, tu altura a mis ojos gano, cuando vi  en tu Portal publicado o “colgado” un escrito mío de nombre “La Cruz Ansada”. Siempre te estaré agradecido, le dieras el espaldarazo.  
    Hay gente, que se queda anclada en lo “progre” de ayer…. Hoy el mundo cambia vertiginosamente. Y lo que era progresista ayer, hoy ha quedado rebasado. Por ese motivo, para no quedarme anquilosado, en un “progresismo” paradójicamente conservador. Leo y escucho a los jóvenes. La lógica de los jóvenes ya tiene integrada el “programa” del futuro. En lugar de debatirnos entre lo que tenemos aprendido e interiorizado, y lo nuevo que lo  cuestiona todo. Personalmente procuro aprender de  los que son nuestros hijos y nietos. Lo viejo no vale. “Evolucionar o morir”.
    Evolucionemos pues al ritmo que nos marca la realidad. Porque de lo contrario, nos lanzarán al mismo “container” de los trastos viejos…
    No podre asistir al encuentro en Madrid. Pero a pesar de la poca lógica poca afinidad que encuentro en los hilos de debate. Me considero un atriero. Que de poder, aportaría dinero sustanciosamente, para que exista este “respiradero” católico.

  • OVIDIO FUENTES

    Hola a todos/as:

    Emocionante vivencia la de Antonio que comparto íntegramente.

    Personalmente pienso que la curiosidad, algo tan elemental, es lo que nos mantiene jóvenes intelectualmente, emocionalmente. Es lo que nos permite alegrarnos de los cambios, en vez de temerlos. Porque la vida consiste en ir cambiando continuamente: nada está fijo; hasta las montañas cambian, inapreciablemente, porque van a su ritmo.

    Cuando las cosas nos suenan a “sabidas”, mala señal. Es que la rutina se nos va metiendo hasta los huesos. Es entonces cuando somos viejos de verdad.

     

  • antonio duato

    Sigo recibiendo como un regalo los tangos que nos envía Oscar a través de ese prodigioso instrumento que es YouTube. No es música solo, son vivencias y sentimientos.

  • oscar varela

    Hola compañeras y compañeros viejitos!

    Mariano Mores se reviejó hace unos días a los 98 años.

    ¿Quién de los atrieros se anima a emularlo?

    Una vez nos contó algunas cosas que nos pasan en la vida;

    de esperanzas y des-esperanzas.

    Cosas que le pasan a UNO:

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

Responder a Isidoro García Cancelar comentario