Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4872 Artículos. - 78265 Comentarios.

Cambiando el Paradigma… si es que queremos

OLGA

Descubrimos esta mañana, en las novedades de Piensachile, este magnifico artículo de nuestra Olga. Disfrutadlo y rumiadlo. AD.

En la construcción que hacemos de la realidad, es muy importante el conjunto de creencias y supuestos  en los que estamos parados y es lo que llamamos paradigma.

Esas creencias y supuestos  nos rodean como una atmósfera de la cual, generalmente no nos damos cuenta pero la respiramos alegremente, y solamente cuando el aire se envicia y no podemos respirar, nos damos cuenta que existe y que no respiramos cualquier tipo de aire, que hay aires mejores y aires peores.  Y ahí solamente comenzamos a investigar por qué cierto tipo de aire es ya irrespirable, y nos preocupamos de cambiarnos a un lugar respirable.

Los paradigmas se perpetúan en la sociedad humana y tardan miles de años en cambiar. Son resistentes a las ciencias y motivo de roce entre los científicos y las personas corriente que ostentan la fe del carbonero en algunas creencias, no necesariamente religiosa y dan por sentado que las cosas son como son y no pueden ser de otra manera.

Ya en el siglo 21 la observación científica, como ser en el campo de la Biología, ha ido acumulando observaciones que hacen temblar nuestras creencias acerca de la naturaleza de los seres vivos, su origen y especialmente el ser humano, tema de nuestro interés.

Partiendo del siglo 19 en que los naturalistas ingleses construían sus observaciones en la creencia tanto religiosa como política de que el Ser Humano era la perfección misma, el punto cúlmine de la pirámide biológica y dentro de los seres humanos los caballeros ingleses eran cualitativamente diferente y superiores a otros europeos y los europeos superiores a las etnias de colores, la visión biológica y genética ha cambiado enormemente.

Esa visión piramidal del mundo, alimentó todo tipo de teorías que todavía nos repercuten.  Su aceptación como una verdad le dio los ímpetus al Imperio Inglés para apoderarse del mundo entero, y a la casta anglo sajona de Norteamérica de enunciar su “destino manifiesto” de dominar al resto de las naciones como si fuera palabra de Dios.  Digamos que sin asco y con mucha autocomplacencia.

Ya Darwin observó que las especies evolucionan anatómicamente para adaptarse a nuevas circunstancias y sobrevivir.  Como caballero de campo que era, pudo recopilar toda la experiencia de los granjeros ingleses en la crianza de perros y de ganado, adaptados para diferentes tareas.

Y acumulando observaciones sobre fósiles de diferentes especies pudo observar el cambio en su estructura anatómica.  Y entre estas especies, estaba el Ser Humano, cosa que le sentó pésimo a los caballeros ingleses que pensaban que Dios los había creado a ellos especialmente en la cumbre de la creación.

Pero como los ingleses antes que nada son pragmáticos, y se estaban haciendo ricos con el comercio, sacaron conclusiones políticas de estas observaciones, inyectando la idea de que el más adaptado es el que sobrevive en la lucha por adquirir alimentos y territorio y que siendo esta lucha el leitmotiv  de la existencia, todo es válido para ser el más adaptado.  Así el mercado donde los humanos intercambian bienes y servicios había que dejarlo libre para así llegar al óptimo y que todo era válido en esta competencia darwinista.  Y de paso el fin, que es la subsistencia, justifica los medios.  Y dentro de que todo era válido en la competencia, reivindicaron la piratería, la guerra y el saqueo, para que el mundo se enterara de quién era el más apto para sobrevivir.

Y con esta idea cambiaron el paradigma existente, como ser el de las casas reales de España y Austria, que se empeñaban en controlarlo todo hasta el más ínfimo detalle y tenían a los países llenos de Aduanas y Reglamentos y eran más apegados al moralismo ritual.

Así desde una observación emitida en el campo de la Biología Antropológica que rompe las creencias existentes, se crean ideologías en el campo político que se basan en creer que Darwin, palabra de Dios, dijo lo que dicen que dijo, y que eso basta para sustentar todas las barbaridades que se han hecho estos últimos 200 años.

Huelga decir que Darwin fue genial, pero que sus observaciones son aspectos muy parciales de la realidad de la Evolución y que los políticos ingleses fueron muy astutos en usar a la Ciencia como bases de sus ideologías, ya que la Ciencia ha ido reemplazando a las religiones en materia de creencias.  Pero la ciencia ha evolucionado bastante en 200 años.

Si los humanos hubieran practicado la guerra asiduamente durante su evolución, habríamos desaparecido que rato.

Se ha necesitado casi 200 años para descifrar, todavía parcialmente, la estructura y mecanismos de la herencia en los seres vivos y las cosas son mucho más complejas.

Se ha visto que el árbol genealógico de los actuales seres humanos es mucho más complejo de lo que se pensaba.  Que varias especies de seres humanos convivieron, se mestizaron,  y dieron origen a los actuales humanos que son genéticamente bastante homogéneos.  Y que estos humanos comparten gran porcentaje de sus genes con ratones, perros y monos, por poner un ejemplo.

Se ha visto que aparentemente la cuna de los homínidos fue África, de donde salieron en diversas oleadas invadiendo Asia, Oceanía, Europa y América.  Parece que todos salimos de África en tonos de piel bastante oscuros, y en Eurasia el clima comenzó a favorecer tipos de piel más clara, lo cual es una mutación tardía, para la cual debe haber ayudado en algo los genes Neandertal y Denisovanos que también figuran en nuestro árbol.

Que durante miles de años fue muy importante la fecundidad, tan importante, que los seres humanos viven permanentemente en celo, y pueden procrear en cualquier época del año, y veneraban los ritos de procreación y la fecundidad de los cuales la mujer era la sacerdotisa.

Que la hembra humana tiene la posibilidad de quedar embarazada cada 28 días, y que sin estar en celo, puede ser obligada a tener relaciones sexuales.  Y que desde que los humanos atisbaron que  la relación sexual daba origen a nueva vida y que ese hijo tenía rasgos de su padre, cosa que debe haber sucedido cuando se domesticaron animales, ese trascender a la muerte a través de la paternidad dio origen a inumerables creencias y mitos en torno a la familia y a su organización.

Así por miles de años, el ser humano veneró a la Gran Madre, ya que el cachorro humano nace indefenso y la madre lo alimenta de su cuerpo por unos dos años, tiempo en que le salen dientes y aprende a hablar y a comer otras cosas, que seguramente eran mascadas por las madres y regurgitadas para los infantes.

En esta sociedad humana, que tiene varios millones de años, lo importante era la colaboración y no la competencia.  El clan que subsistía era el que se complementaba mejor, el que inventaba artilugios más ingeniosos que le permitiera alimentarse; ya sea elementos de caza como observación de la vida de animales y plantas y de las estaciones.  Y la memorización de estas observaciones.

Así se creó un paradigma de cooperación y cuidado, porque se creía que la Gran Madre creadora de todo lo viviente, favorecía a los que practicaban estas creencias.

La mujer era la sacerdotisa de la Gran Madre porque tenía el poder de la fecundidad, que era respetado por todos.  Muertas las mujeres fértiles, se acababa el clan.

Cuando  hace 12.000 años se inventa la agricultura, y la ganadería, comienzan los grupos a tener excedentes codiciables y para defender las tierras de labranza y los excedentes, las armas que se dedicaban a la caza, se dedican a una nueva actividad que es la guerra.

La guerra permitió no solo defenderse sino atrapar esclavos para trabajar la tierra, y esclavas para satisfacer las necesidades de este macho humano, que mejor alimentado y con mucha adrenalina, necesita más mujeres para satisfacer sus apetitos.

Aquí comienza a ser importante el guerrero, y la Gran Madre pierde importancia en aras de dioses guerreros masculinos.

Y la mujer pierde importancia y autoridad, ya que el padre de las creaturas que nacen de una mujer toma su rol de Pater Familias que engendra guerreros para defender sus bienes.

Y ese paradigma del guerrero y la mujer sometida para ser usada como objeto de intercambio, ya que llena el aspecto sexual del placer y de fabricar hijos, es el que hay llegado hasta hoy.

¿Es la verdad que conviene al mundo, y lo lleva mejor en su camino a la felicidad?

De hecho no es ninguna verdad, es solo una creencia de la cual inferimos un modo de transitar en el mundo que se puede cambiar.

Si es que queremos.

Olga Larrazabal S.

 

9 comentarios

  • olga larrazabal

    Gracias por las reflexiones , queridos amigos.  La segunda parte de este artículo debiera estar referida a 1.-En que circunstancias el ser humano toma consciencia de algo. ¿Por información de nuestra familia?  ¿Cuándo se está con el agua al cuello y la realidad nos hiere?

    2.-Esta consciencia puede tomar varios caminos.  Uno el de salir al mundo a desfacer entuertos, tratando de cambiar al mundo en forma voluntarista. Este camino es el de los jóvenes que se van a la guerrilla.

    La otra, puede ser la revisión del propio paradigma particular, antes de salir a arreglar a nadie, de modo de poder mantener una cierta coherencia basada en convicciones revisadas, haciendo consciencia de que son las creencias que escogemos tener, y que estamos dispuestos a defender en la paz y en la guerra.

    Y después de todo este proceso, darnos cuenta de que no podemos cambiar nada en forma voluntarista, sino modestamente dando el ejemplo, practicando aquello que decimos creer.

    Quizás es un camino lento, pero más seguro, que el de ir cambiando creencias por imitación superficial.

     

  • Román Díaz Ayala

    Sólo diez mil años y parece que hemos dado un  salto medido en unidades astronómicas. La era moderna nació en las mentes de las gentes, porque a un alemán se le ocurrió pensar que la humanidad (pensaba sólo como europeo) había llegado a la edad adulta.Y desde los siglos XVI y XVII, !Qué otro salto tan espectacular!

    En el siglo XXI, no parece que pasemos por el tiempo, sino que éste nos espera para  devorarnos y por ello miramos hacia atrás y hacia nosotros/as mismos/as, ¿Qué ha sido de nosotros/as hasta ahora? O para cuestionarnos: ¿En realidad qué o quienes somos?

    Hay quienes piensan y así lo argumentan, que la madurez se alcanzará o se está alcanzando, cuando empezamos a ser otras especie de creaturas.

    No sé si quedarme con Asimov y sus saltos interestelares en aquellas naves que dominaban el tiempo y el espacio o volver a las cuevas de Lascaux y Altamira donde al parecer se carecía de casi todo, pero no podemos negar que los humanos poseíamos espíritus y que lográbamos hacer cosas sublimes. Pero, claro, para tal cosa tengo que retroceder sólo treinta mil años.

  • OVIDIO FUENTES

    Ortega y Gasset escribió un librito ” Ideas y creencias” que viene al hilo de lo que estamos hablando. Dice él: “las ideas se tienen. En las creencias se está….la ocurrencia se tiene y se sostiene. Pero la creencia es quien nos tiene y sostiene a nosotros. …Ideas con que nos encontramos – por eso las llamo ocurrencias – e ideas en que nos encontramos…” etc

    Pero, si andamos toda la vida a la busca de nuestra propia libertad, habremos de someter esas creencias a un somero juicio. Y llegaremos indudablemente a la conclusión de que a veces esas creencias son inaceptables (lo del aire respirable e irrespirable que tan admirablemente describe Olga)

    Llegaremos a la conclusión de lo que no podemos seguir creyendo. No es lo mismo ser creyente que crédulo.

    Sabremos entonces en qué no podemos creer, (o nos traicionamos a nosotros mismos), pero seguiremos sin saber, sin desentrañar, el misterio de qué o quién es Dios.

  • Asun Poudereux

     
    Gracias, Josela, me ha gustado mucho el comentario que haces y estando muy de acuerdo con toda tu reflexión,  veo que el gran problema u obstáculo que impide avanzar en consciencia es,  por una parte,  habida cuenta de los intereses ocultos,  la gran dispersión que se nos ofrece en los medios priorizando el bienestar en conseguir lo que aún no tenemos,  craso error de forma y fondo  el empeñarnos en ello, de por vida,  mayormente.
     
    Y además, dadas las influencias y circunstancias en las que se ejerce el poder, de nada sirve saberlo y denunciarlo, por el momento,  ya que los poderes fácticos  gozan  de muchos recursos para dispersarnos mentalmente de nuevo  y nunca  llegar a transformarse realmente nada.  De hecho, la transformación de fondo empieza por uno mismo, en lo  que puede ayudar mucho la educación,  para la liberación del ser humano y de todo su entorno, como también frenarla,  desgraciadamente.
     
    A pesar de todo, creo que hay que ir aportando pequeños granos de arena en esta nuestra realidad que vivimos. La transformación viene y es cuando  auténticamente  la  vas siendo, no tanto cuando la deseas.
     
    Por eso, Olga, ya en su día  dio al mundo este regalo. Muchas gracias.
     

  • josela

    ..”si es que queremos”, apunta.¿No habría que añadir:”si es que nos hacemos conscientes de ello…y si es que tenemos una libertad consciente y subconsciente para afrontar lo que ello supone”. Porque, se me hace, que toda la Biblia está escrita, menos algunos atisbos, bajo el paradigma machista que aflora en el Neolítico. Tocaría reenfocar  la mayor parte de los mitos bíblicos, que están respirando, sin querer, desde ese paradigma…Cosa parecida se podría decir de los enunciados dogmáticos..Y no digamos sobre los enfoques de la Sociedad….Y no digamos del Mahometismo.¡Buena labor de criba les espera a las teólogas¡¿Serán capaces de dar el do de pecho? ¿El mundo masculino de la Iglesia tendrá capacidad de trabajar con ellas?. Sin duda alguna que muchas mentes, sí…porque ya lo están haciendo en muchos aspectos….pero la masa¡¡¡¡

  • ana rodrigo

    Si para algo sirve el conocimiento de nuestro pasado es para entender el presente, entre otras cosas.

    Y nuestra sociedad es el resultado de aceptar, soportar o sufrir unas situaciones que parece que sean congénitas a la especie. Y no es así, no hay determinismo creíble, la configuración social ha sido creación de la propia especie y, por tanto la deconstrucción de los compartimentos estancos heredados en los que estamos anclados tienen solución y debemos dársela.

    Una sociedad jerarquizada, compuesta de unos pocos fuertes y una inmensidad de sumisos o sometidos, no avanzará al ritmo urgente que se necesita. Alguien dirá, la mayor parte de los países ya son demócratas, ¡grave autoengaño!.

    Hemos avanzado en cultura, en tecnologías, una parte de la población en bienestar material, pero los poderes fácticos siguen utilizándonos como marionetas. Controlan todo lo que va en la misma dirección a sus intereses. Las aparentes reformas sociales, políticas y religiosas son parches, el sistema sigue intacto: ricos-pobres, jefes-sumisos-sometidos, macho-hembra, fuertes-débiles, explotadores-explotados, etc. etc.

    ¿Por qué a día de hoy, siglo XXI, exista el inmovilismo, el conformismo incluso el ponerse una venda en los ojos para no querer ver?.

    Desgraciadamente solamente la humanidad ha dado saltos cualitativos a base revoluciones más o menos sangrientas. Por ejemplo ¿Se ha aprendido algo de la crisis económica de los últimos años? Rotundamente no ha interesado a quienes nos manejan.

    Cuando ya llevamos más de cincuenta años de la declaración de DDHH, se siguen pisoteando derechos tan elementales como proteger a las niñas explotadas, abusadas, analfebetizas, mutiladas, etc. etc. etc. El macho sigue ahí, utilizando a niñas y mujeres como objetos de usar y tirar.

    En fin, Tiene razón la sospecha de Olga: el paradigma cambiará si queremos. Complementado con lo que dice Oscar, ¡vamos todavía!

     

  • oscar varela

    Hola!

    Del Inicio y del Final:

    1- el INICIO:

    – “PARADIGMA es en los que estamos parados“-

    2- el FINAL:

    – “Si es que queremos (transitar en el mundo que se puede cambiar).”-

    ……………………………….

    Ad 1- Pareciera que HOY estamos parados en un NAUFRAGIO. Todo se nos ha hecho FLUCTUANTE, SOSPECHOSO, DUDOSO.

    Ad 2- pareciera, entonces, que no queda otra que NADAR (cada cual verá su “estilo”, admitido hasta “a lo perrito”; NOTA: el “hacer la plancha” no es un estilo aconsejable para buscar la Costa).

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • ana rodrigo

    Qué delicia leer tu artículo, querida Olga. Intentaré comentarlo en el momento que me sea posible.

     

  • mª pilar

    Querida Olga:

    Este es un comentario a un art. que tocaba el tema de la dualidad dl ser humano.

    “Nunca he podido comprender… y difícilmente asimilar, ni la alta “alcurnia” ni la baja clase.

    ¿Quién pone a quien en cada lugar?

    No hay sangres distintas, ni deberían existir clases distintas dado que unas se encumbran, a costa de la vida de otras personas, que jamás se les ha dado la oportunidad de levantar la cabeza.

    De ahí las grandes fortunas en tierras, tesoros, riqueza… Porque la inteligencia , educación y capacidades, no son exclusivos de los poderosos.

    Grandes ejemplos tenemos de todo lo contrario. A mis casi ya 76 años… sigo sin poder comprenderlo ni asimilarlo.”

    Hace mucho que aprendí como tu nos relatas, de donde venimos y como hemos llegado hasta hoy; como nos relatas de manera tan genial.

    Y ato al tuyo este art. que arriba comento.

    Los dos, cada uno en su justo centro, nos vienen a decir lo mismo; solo mejoraremos, cambiaremos nuestro paradigma…

    ¡¡¡Si queremos y nos ponemos a ello!!!

    Para eso, tenemos que optar, elegir que clase de camino y meta a su final tiene más fuerza, más categoría humana.

    Cuando de veras caigamos en la cuenta de ello, antes llegaremos a recrear un mundo mejor, más justo y solidario.

    ¡Gracias, hermoso art. un abrazo entrañable!

    pili-mª pilar

     

     

Deja un comentario