Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4788 Artículos. - 76762 Comentarios.

Razones para la esperanza/ y 2

 

Isidoro2. Determinismo tecnológico positivo.

Hemos alcanzado la suprema categoría emergente en el Universo, la de la Inteligencia. Tan suprema que muchos la consideran la característica fundamental de la divinidad. Como el Maestro Eckart que señalaba que “Dios”, no sabe porque es Dios, sino que es Dios, justo porque sabe.

    En nuestra mano está el utilizar esa categoría a la que las fuerzas de la evolución han conducido a nuestra especie, utilizando nuestra inteligencia, en lugar de ser unos meros primates animales. Y de esta forma continuar nuestra evolución, hacia un escalón superior más inteligente aún, mediante un autoperfeccionamiento individual y colectivo.

    Ahora bien, es un proceso que alberga enormes posibilidades, pero al tiempo grandes incertidumbres sobre la dirección que seguirá dicho proceso. La cada vez más todopoderosa tecnología, ¿podría ponerse al servicio de intereses obscuros o egoístas de unos pocos, conduciéndonos hacia una sociedad hostil y peligrosa?

   Nuestra penúltima gran autoevolución psicológica, la que dio como resultado la potenciación de la conciencia individual autoreflexiva, y la introspección, se desencadenó por los efectos directos e indirectos, de la adquisición de una serie de nuevos conocimientos y de sus correspondientes tecnologías que determinaron en gran medida una nueva organización social y una nueva estructura psicológica en los humanos.

   En el neolítico, la generalización de la agricultura y la ganadería, con una gran productividad alimenticia, propició la sedentarización, con un fuerte incremento de la población, y el establecimiento de asentamientos defensivos grandes.

   Desaparece la horda o tribu pequeña estrictamente familiares, con una fuerte psicología grupal y comunal, y se pasa a asentamientos grandes, donde ya no conoce tan fuertemente a sus miembros.

  El filósofo Daniel Dennett, especula que el hombre del neolítico, después de llevar miles de años pidiendo ayuda verbal a sus compañeros de tribu, se va encontrando cada vez más, aislado e independiente, y tiene que empezar a contestarse a sí mismos, iniciando la era psicológica de la introspección y el individualismo.

   Y ese proceso nos ha traído hasta aquí. El nuevo proceso de evolución psicológica, al igual que el anterior, no se producirá por voluntarismos o ideales éticos, sino que tiene que venir propiciada por un nuevo avance en el nivel de conocimientos, que producirá unos grandes efectos y transformaciones sociales e individuales, algunos de los cuales ya se están empezando a notar, y lo harán más aún en el futuro.

    Estos cambios sociales, potenciarán unas actividades mentales nuevas en los individuos, hasta ahora no desarrolladas del todo, (aunque ya intuidas e iniciadas en algunos pioneros, que como siempre marchan adelantados a su tiempo).

    Estas nuevas actividades “tecnológicas” desarrollan en nuestra mente nuevos circuitos neuronales, que se incorporan a nuestra antigua “naturaleza humana”, y unas nuevas actitudes y conductas personales y sociales.

    De forma muchas veces inconsciente, el ser humano intuye sus necesidades y deseos profundos, e innova constantemente buscando su satisfacción. Ese es el caso del fuerte desarrollo de toda la tecnología ultramoderna de intercomunicación personal y del conocimiento.

    Cuando una innovación tiene un éxito excepcional, suele ser porque está tocando unos resortes inconscientes y muy poderosos, innatos y constitutivos de la naturaleza del ser humano, que casi siempre permanecen ocultos a nuestra conciencia.

   Todos los escalones evolutivos de la Naturaleza, desde el momento 1, y siguiendo las Leyes generales del Universo, disponen de unos elementos potenciales no desarrollados en ese escalón, que más pronto o más tarde acaban emergiendo y dando lugar a un escalón evolutivo superior.

   En el hombre sucede algo similar, (como no podía ser de otra forma). La psicología humanística y transpersonal, señala que el hombre tiene una naturaleza potencial, que está en proceso de desarrollar.

     Y el proceso de maduración psicológica, auto-realización, individuación, etc., consiste en ese alcanzar esas potencialidades inscritas en nuestra “naturaleza” proteica y evolutiva.

   Como la evolución es probabilística, esos saltos evolutivos con emergencia de nuevas capacidades, puede tardar en producirse. Pero cuando se producen, el cambio es irreversible, y constituyen un nuevo escalón.

      Por eso la evolución hacia unas mayores capacidades cognitivas, y una mayor capacidad de conocimiento de la realidad, es un futuro probabilísticamente seguro, determinada por la dirección de las Leyes generales del Universo, que siempre están ahí.

    Además, esa mayor capacidad cognitiva, vendrá facilitada por el avance imparable de la tecnología, fruto de nuestros avances culturales y científicos, sobre todo en genética, cibernética, robótica y tecnología psicotrónica.

      Estos avances, que ya están asomando en esta nueva época, vendrán en nuestro auxilio, en el desarrollo de nuestras potencialidades mentales.

    Es trascendental acelerar el proceso de investigación e innovación, para el mejoramiento y extensión del nivel de nuestros conocimientos, para poder resolver los graves problemas que nos acechan, reduciendo los dolores y tragedias a la humanidad.

    La humanidad tiene que tomar una serie de decisiones importantes, y tomarlas acertadamente. Y más aún cuando la actual superpoblación de la humanidad, nos están abocando a afrontar graves problemas que hay que resolver adecuadamente.

     Lo que no ayuda a este proceso, son las actitudes anticientíficas y retrógradas, por mucha envoltura de progresismo y ecologismo, con las que se disfracen, de tanto bienintencionado, pero obnubilado por el miedo al futuro y a lo desconocido.

    Todo proceso histórico entraña peligros e inseguridades. Pero nuestro optimismo final no es gratuito. Está basado en la creencia en un determinismo cósmico positivo, que impulsa a la formación en el Universo de organismos cada vez más complejos, y en este caso cada vez más inteligentes.

   Para el buen término de este proceso de evolución de la especie hacia un estadio superior, es importante el aumento del nivel de lucidez filosófica, y cultural en general, que nos consiga buenas decisiones y un buen discernimiento general.

    Por eso la extensión y calidad del nivel de conocimientos, es siempre importante. El conocimiento nos libera del error, de la irracionalidad, y ello nos potencia como humanos, hasta alcanzar las cotas que nos merecemos en función de nuestra naturaleza. Este proceso nos magnifica. Nunca el hombre es más humano que cuando conoce.

     La búsqueda de conocimiento, revoluciona nuestros esquemas mentales. Porque como decía Hannah Arendt, “La actividad de conocer es una actividad de construcción del mundo como lo es la actividad de construcción de casas”. Y así en el proceso de conocer cada vez más cosas, vamos reconstruyendo nuestro mundo mental, con nuevas perspectivas, teorías y modelos.

    Porque si no lo hacemos así, es imposible avanzar en el conocimiento. Como decía Stephen Jay Gould: “Nuevos hechos, recopilados con viejos métodos y guiados por viejas teorías, rara vez conducen a alguna revisión significativa del pensamiento”.

    No se trata solo de acumular conocimiento, sino de mirarlo todo con una nueva perspectiva del mismo. Un conocimiento que integre los opuestos, y asuma la complejidad explicando su origen.

    Dice Thomas Merton: Hay veces que agotamos nuestras mentes al aferrarnos tercamente a una visión muy parcial de las cosas, negándonos a ver el profundo acuerdo existente entre algo y su opuesto complementario”.

     Con un conocimiento perfeccionado de la realidad, adquirimos un mayor equilibrio de nuestra mente, lo que facilita el que dejemos aflorar en nosotros, nuestra tendencia innata a obtener los valores superiores, que señalaba Maslow, en pro de la verdad, la belleza y el bien.

15 comentarios

  • Santiago

    Isidoro,   lo que planteas tu son meras hipótesis…No se puede decir que el futuro de la humanidad va ser exclusivamente tecnológico ya que es obvio que los humanos nos distinguimos del resto de la Creación precisamente porque no somos objetos irracionales y sin conciencia…Todo lo contrario en nuestra humanidad existe el odio pero también la compasión, no solo sufrimos sino que también amamos, no solo aceptamos sino que decidimos…Hay una gran diferencia…pues nosotros hemos sido los que creamos las máquinas y los ordenadores…y ellas son nuestro producto…No es que ellas nos dominen…sino nosotros somos los que estamos en frente de ellas…No somos un teléfono celular…sino que ellos están a nuestro servicio…

    Por otro lado, la realidad no es siempre visible…Hay realidades ocultas…La vida del ser humano no consiste solamente en su físico-química y en sus reacciones biológicas..sino que existen un mundo interior bien dinámico que es una realidad invisible…pero cierta y que no se puede negar…Es por eso, que la psiquiatría tuvo que avanzar en los últimos años de un análisis frío de los instintos y compulsiones y complejos que inició certeramente Freud con el descubrimiento del invisible inconsciente….hacia algo mas humanístico y por ende existencial, espiritual y anímico como fueron Jung, y tambien Erich Fromm, Victor Frankl…Esta psicología moderna es mucho mas efectiva pues considera al ser humano como ecléctico..donde lo que predomina son los sentimientos espirituales…como el amor, el sufrimiento, la frustración…el vacío existencial (Frankl) y la solidaridad y los valores morales (Fromm)

    Si queremos un modelo de moral evangélica y humanística vayamos a los Evangelios Canónicos…del primer siglo del cristianismo…En ellos Jesús perfecciona la moral del pueblo de Israel en la ley mosaica…Ahí está el código más positivo de comportamiento del humano para cumplir su vocación en este mundo como son las Bienaventuranzas (Mt. 5, 1-12 y Lc. 6,20-23). En ellos Jesus nos invita a seguir la perfección del amor, que es el mal alto grado de humanismo al que podemos llegar los humanos…que es nuestra meta final.

    Un abrazo   de Santiago Hernández

     

  • Isidoro García

    Amiga M.Luisa: Tú mejor que nadie, sabes lo difícil que es explicarse claramente a los demás. Y que casi nunca lo conseguimos.
     Lo que intentaba decirle a Santiago, es que no hay que fragmentar el conocimiento, al estilo de la tan al uso, división académica de las disciplinas, en conocimiento científico, conocimiento moral y conocimiento espiritual.
    El conocimiento es global, porque el Universo es global, y de lo que se trata es de conocerse a uno mismo, al mundo y a los dioses, como decían en Delfos.
    Y que por ello, todas las objeciones al “excesivo” conocimiento científico, si falta su correlato moral o espiritual, son redundantes e inútiles. Las objeciones deben ser al conocimiento incompleto.
     Pero mi hipótesis del determinismo científico, lo que dice es que según avanzamos mucho en la ciencia, se produce una emergencia de circuitos neurológicos nuevos en la mente, que al final redunda en una mayor capacidad de aprendizaje y de creatividad de más conocimiento. Y además los nuevos conocimientos adquiridos amplian nuestra cosmovisión general, y mejoran la interpretación subjetiva de lo que aún no conocemos perfectamente.
    De esta forma esos “desequilibrios” en el conocimiento de diversas áreas de Universo, se van corrigiendo automática y paulatinamente.
    Volviendo al conocimiento “espiritual”, lo que digo es que su objeto es una serie de historias de las relaciones con la “trascendencia”, de la que no hay pruebas, y solo algunos indicios en forma de fenomenología espiritual, (que podrían ser solo parapsicológica), y de unos testimonios de experiencias de muchas personas en el pasado y en el presente, que podrían ser falsos o delirantes. Por ello es un territorio que permanece oculto por ahora, al igual que la existencia de América, era desconocida para los europeos de la Edad Media.
    ¿Cómo un creyente y platónico confeso, como yo, voy a decir que solo lo visible tiene realidad?. Eso es una postura intelectual muy lícita, pero de personas mas prosaicas que yo. Yo creo como dice Nietzsche, que “el pensador procura oír dentro de sí mismo los ecos de la sinfonía del mundo, y reproyectarlos en forma de conceptos”.
    No todo es investigar cosas que están en el portaobjetos de un microscopio. También hay que investigar los grandes “agujeros negros” del conocimiento, esas zonas de donde se escapan muy poquitos y dudosos rayos de información. Y la investigación del conocimiento espiritual, es de ese tipo.
    Pero también el progreso general del conocimiento nos ayuda en este campo. Por eso decía en el comentario anterior, que ahora estamos en mejores condiciones que nunca en la historia de interpretar adecuadamente, mensajes crípticos de “iniciados” del pasado, que por errores en nuestro contexto cultural, hemos interpretado erróneamente hasta ahora.
       Hay un consenso general que en cuestiones científicas, las investigaciones modernas son siempre superiores a las mas antiguas, porque han incorporado los nuevos conocimientos adquiridos.
     Sin embargo en el terreno espiritual-religioso, se mantiene el mito contrario. Y se dice que para entender el verdadero mensaje de Jesús, (en el caso concreto del cristianismo), son preferibles las opiniones de la gente contemporánea, porque lo conocieron de primera mano.
       Eso es un craso error. Uno puede oír todo y no entender nada, y mas si se trata de conceptos de sabiduría muy sofisticada, y le están hablando a uno de algo de lo que no sabe ni que existe. Los oyentes de Jesús eran judíos de su época. Si a una conferencia de un premio Nobel, asiste solo el personal de limpieza del salón, (con todos los respetos), el testimonio que me den, no me merecerá mucho criterio.
    Y respecto al conocimiento moral, lo mismo. Que el hombre es un ser moral, es una tautología, pues la moral trata del comportamiento del hombre.
      En el futuro no habrá moral, tal y como ahora la contemplamos. Esa es la vieja controversia entre confucianos y taoístas. Cuando conozcamos todo suficientemente y estemos equilibrados de disfunciones psicológicas, “fluiremos” en el Tao, en las Leyes generales del Universo y concretamente en la naturaleza humana, y seremos humanos, sin esfuerzo, sin tener que resolver tantas contradicciones internas, sin tener esas “aporías”, que tanto nos hacen dudar y tan difícil y tan cansado no hacen el vivir.
    (Wikipedia: El término aporía (del griego ἀπορία, dificultad para el paso), a veces escrito como aporima, hace referencia a los razonamientos en los cuales surgen contradicciones o paradojas irresolubles; en tales casos las aporías se presentan como dificultades lógicas casi siempre de índole especulativa.
     
         Debe observarse que muchas especulaciones que en su momento fueron consideradas aporías, es decir, paradojas irresolubles, luego han sido resueltas merced a los avances cognitivos o a los cambios de paradigma, de cosmovisión o de episteme).

  • M.Luisa

    Decir que  el conocimiento espiritual, no es nada más que el conocimiento de una hipotética realidad oculta, que estaría ahí, pero invisible a nuestros ojos…  a mi modo de ver, y  dejando lo  de espiritual aparte   es enfocar   mal   el problema del conocimiento humano.   Primero,  por creer hipotéticamente  que existe  una  realidad oculta y segundo  por creer  que sólo lo visible tiene realidad.

    Además eso no me cuadra  de Isidoro cuando  anteriormente   mostrándole  una contradicción  a Santiago reconoce que el conocimiento es englobante y fruto del desarrollo de la inteligencia activa.

    Consideremos  frustrado  este desarrollo  de momento sólo para comprender lo que  en ocasiones me refiero al hablar   de la objetivación de  la realidad por parte  de nuestros  órganos sensoriales.  ¿Puede  así confinada  sensorialmente la realidad,     explayarse   en nuestra inteligencia? No, por supuesto,  y como consecuencia de ello esta objetivación acaba sensibilizando por completo la inteligencia,  otro factor negativo que  es aprovechado por quienes precisamente respaldan la misma hipotética premisa que defiende Isidoro, al  enmarcar el conocimiento espiritual en otra esfera.

    Pero volvamos a lo que le dice Isidoro a Santiago eso de que la inteligencia es activa. Ah, amigo! si esto es así, si la inteligencia es activa  será entonces   porque  está ya moviéndose  en la realidad, y por tanto no hay una realidad  aquí y otra allí, que divida nuestro pensar, lo que sucede es que  en el proceso cognitivo  hay un momento en el que se activa  la razón pensante pero no en relación a otro objeto sino respecto a  la profundidad de lo ya conocido con anterioridad en  superficie. , con lo cual no es que haya una realidad oculta invisible a nuestros ojos sino que  lo  orgánico y lo sensorial  de éstos  es lo que  objetivamente nos  la ha ocultado.  Y a partir de este  fenómeno existencial es cuando por ahí se cuela el  problema de la moral. Sin embargo,  como  aquí se ha dicho en infinidad de veces,    la moral en abstracto no existe, lo que existe son actos morales  y eso porque el ser humano es constitutiva y dimensionalmente  un ser moral.

  • Isidoro García

    Amigo Santiago y todos los demás compañeros:

    La Inteligencia es la “esencia de Dios. No sabemos reamente lo que es, solo sus efectos: conocer.

    Quiero incidir Santiago, en una distinción que haces, que en mi opinión es redundante, y por ello puede causar confusión. Y que es el origen de los resquemores y ansiedades que en general causa, un futuro que inevitablemente será tecnológico, en todo aquello que nos interese y nos ayude en nuestro camino evolutivo.

    Es la frase que dices “la vocación a que está destinado…que no es solamente intelectual sino también moral y espiritual…”. Y después, “frente al avance científico e intelectual también es fundamental, para el completo desarrollo de la especie Homo Sapiens, el progreso moral y espiritual humano…”.

    Yo creo que es redundante, porque el conocimiento global de todo, que es el fruto del desarrollo de la inteligencia activa, conlleva de suyo, el conocimiento de los comportamientos más adecuados para una actividad humana, feliz, estable y creativa. Y este conocimiento de nuestra conducta óptima, no es otra cosa que el desarrollo moral.

    Y por otro lado, el conocimiento espiritual, no es nada más que el conocimiento de una hipotética realidad oculta, que estaría ahí, pero invisible a nuestros ojos… todavía. El proceso de ampliación del conocimiento, que fundamentalmente vendrá mediante el desarrollo científico, nos llevará a conocer toda la realidad, incluída la oculta actualmente, por lo que no hay dicotomía entre conocimiento científico y conocimiento espiritual. Son desajustes temporales, pues al final todo se conocerá.

    Citas a Jung. Los psiquiatras y psicólogos del siglo XX, que empezaron tratando enfermos psíquicos, paulatinamente han ido ampliando su campo de acción al hombre en general. Y se han dedicado a explicar que la psique humana está desde su primer inicio en un estado evolutivo de maduración, a través del cual tiene que pasar por toda una serie de estadios, en un proceso  hacia un estado final de desarrollo que unos lo llaman el estadio del centauro, (Ken Wilber), otros de integración personal, autorrealización, (Maslow), autenticidad existencial o individuación, (Jung).

    (Lo que dices de Jung de que “la vida humana tiene un propósito que es descubrir y realizar nuestro potencial espiritual”, es una frase equívoca, pues para muchos de los psicólogos, la palabra “espiritual”, es un sinónimo de actividad intelectual superior, y no siempre designa una realidad existente pero desconocida).

    Pero volviendo al tema inicial, fijaos si ese desarrollo del conocimiento que conlleva la práctica inteligente, lo engloba todo, que prácticamente, ya en el siglo XX, los grandes teóricos humanistas y referencias morales y “espirituales” del hombre moderno, no han sido filósofos o clérigos, sino han sido psiquiatras y científicos.

    Cuando se lee a Maslow, a Victor Frankl, a Jung, etc. (yo no soy especialista, sino solo un aficionadillo), estás leyendo una afirmación de cómo ser mejor humano, de cómo alcanzar un nivel ético social, de cómo atreverse a utilizar la libertad creativa personal para lanzarse a la aventura de entenderlo todo, sin las ataduras, que gente que vive en el pasado pretende imponerte, con el pretexto de que todo está ya dicho y a desde hace dos mil años.

    Por eso muchos temen la explosión del conocimiento. Porque para ellos no hay nada que pensar, todo está escrito ya en el catecismo. Y sin embargo hay indicios suficientes en la tradición, para no hacerles caso.

    Evangelio de Tomás:

    2. Ieoshúa ha dicho: Que quien busca no deje de buscar hasta que encuentre, y cuando encuentre se turbará, y cuando haya sido turbado se maravillará y reinará sobre la totalidad y hallará el reposo.

    5. Ieoshúa ha dicho: Conoce lo que está enfrente de tu rostro y lo que se esconde de ti se te revelará. Pues no hay nada escondido que no será revelado, y nada enterrado que no será levantado.

    6. (…) Pues no hay nada escondido que no será revelado, y no hay nada oculto que quedará sin ser descubierto.

    Por último quiero señalar el logión 4:

    Ieoshúa ha dicho: La persona mayor en días no vacilará en preguntar a un infante de siete días con respecto al lugar de la vida y vivirá. Pues muchos que son primeros serán los últimos y los últimos primeros. Y se convertirán en una sola unidad.

    (Eso puede significar, que la gente de la antigüedad, deberá preguntar a los últimos en llegar a la historia,  (infantes de siete días), el significado de las cosas, pues nosotros estamos en disposición de un conocimiento más elaborado y cabal, pues somos enanos aupados a los hombros de los gigantes del pasado).

     

  • Santiago

    NO CABE DUDA, Isidoro, que una de las características fundamentales de la divinidad es la inteligencia…Ésta no pudo tener origen simplemente en las cosas…sino que requirió de un plan que fue decidido de antemano…Por tanto, esta inteligencia fue donada al Cosmos gratuitamente y a nosotros, la especie del Homo Sapiens nos fue dada desde el principio, como todas nuestras facultades, para ser desarrollada..De ahí que como bien dices somos nosotros la única y “suprema categoría emergente en el Universo” y que por ende ha experimentado un progreso linear en cuanto a conocimiento, particularmente en los últimos siglos, con la explosión de la informativa técnica y científica en general…

    Coincido en que no hay que tener “miedo al futuro”…el ser humano tiene la potencialidad de madurar correctamente hacia la vocación a que está destinado…que no es solamente intelectual sino también moral y espiritual…Por eso, no podemos reducirnos a las máquinas u ordenadores que carecen de humanidad..pues somos mucho mas que eso…y es en esa característica humana que nos distinguimos del resto de la Creación…Por eso no somos “una fórmula” física o matematica…y nuestras decisiones no se pueden cuantificar científicamente pues no están determinadas por las leyes naturales..pues pertenecen a otra dimensión fundamental de la persona humana evolutiva que es el espíritu…Somos pues una unidad compleja vital…que tiene intelecto y voluntad…capaz de tener conciencia del amor y del sufrimiento…y somos capaces de decidir y escoger nuestra vocación hacia la felicidad trascendental que es el bien..y no el mal…

    Por eso, el psicoanalista suizo Carl Jung (1875-1961) discípulo de Freud, que definió la introversión y la extroversión, afirmó que la vida humana tiene un propósito que es descubrir y realizar nuestro potencial espiritual. Fué el la inspiración para formar la organización de Alcohólicos Anónimos que tiene un sentido de recuperación espiritual para los que se han convertido en adictos…Su alcance científico abarca a la mecánica cuántica que empezaría Wolfang Padi con lo de “unus mundus”..y esta concepción influyó tambien en el arte, en la politica, en la literatura, en la TV, en los films, en los videos etc…que son de base “junguiana”….

    Por otro lado, la profesora M.R. Pellicer en su estudio sobre Sociedad y Religión a traves de las Necrópolis Ibéricas producido en Madrid en 1992 afirma que “la estructura social y la religiosa en las sociedades primitivas pre-históricas tienden a la armonía” ya que ellas no se improvisan, sino que estuvieron presente potencialmente y activamente desde el comienzo de  la Historia. Por eso para ella cazar, engendrar hijos, el morir, etc. son actos sacramentales, sagrados de la pre-historia…y Mircea Eliado, arqueólogo y paleontólogo dice que la “conciencia de un mundo real en la prehistoria está unido al descubrimiento de los sagrado”…

    Y es por eso que los ritos funerarios en la prehistoria tienen un significado claramente religioso, ya que son, en primer lugar, una respuesta elaborada a la constatación del hecho de la muerte -que es una REFLEXIÓN TRASCENDENTE- y una exaltación de la memoria de los muertos..Este culto a los muertos que es UNIVERSAL en la comunidades humanas primitivas implica la presencia de la conciencia de la muerte, la creencia en los espíritus de los muertos y en una comunidad de difuntos y una concepción de la muerte como una prolongación de la vida con unas necesidades más o menos similares a ésta.

    En el Neolítico, a partir del octavo milenio antes de nuestra era, se fueron imponiendo las sepulturas colectivas, situadas en zonas alejadas de las aldeas, al modo de nuestros cementerios…Y la creencia en el mas allá se tradujo cada vez con mayor firmeza en el incremento de la riqueza de las ofrendas y los ajuares funerarios…

    Tambien hay una medicina pre-histórica que demuestra ya la conciencia humana que ofrece ayuda para el alivio del sufrimiento en los dolores de la enfermedad que está muy bien documentada en la Historia..

    Por eso, frente al avance científico e intelectual también es fundamental, para el completo desarrollo de la especie Homo Sapiens, el progreso moral y espiritual humano…pues es en el espíritu y a través de el donde el ser humano va a encontrar su verdadera vocación de la felicidad…que llevamos impresa en nuestro ser desde la prehistoria…Al fin y al cabo, nuestra vida terrestre es transitoria…y nuestro deseos se relacionan con lo eterno, no con lo que se acaba, sino con lo que perdura

    Un saludo cordial   de Santiago Hernández

  • Isidoro García

    Vamos a ver si me explico bien. Yo no hago planteamientos técnicos, ni tecnológicos. Son planteamientos humanos. La ciencia, y el conocimiento no son algo extrahumano, es una palanca que impulsa y aumenta las posibilidades de actuación del ser humano.

    Tan humano es un hombre que puede transportar diez kilos, como otro que transporte 1.000. Sólo que este último tiene mas potencialidad y tiene mas posibilidades de ver realizados sus anhelos de supervivencia primero y de felicidad después.

    Yo comprendo que el futuro genera ansiedad. (La ansiedad es exceso de futuro, igual que la depresión es exceso de pasado). Y yo no digo que no genere problemas que habrá que resolver. Cuando se aumenta el conocimiento hasta un nivel, se superan las contradicciones y problemas de ese nivel, pero se crean otras de un nivel superior.

    Lo que pasa es que según  mi opinión, teniendo más conocimientos, mejoramos mucho nuestra capacidad de gestión de los problemas, hasta el límite matemático, de Dios que sería la persona con conocimiento absoluto y por ello, sin ningún problema por resolver.

    Dice Oscar que deberemos trabajar a favor del sistema. Lo haremos pero no obligados, sino convencidos. ¿Se obliga acaso a la gente a pensar que 2 + 2 = 4?. ¿Se les obliga a ir al médico  cuando tienen un problema de salud?. Estamos obligados a seguir nuestra naturaleza, como el ratón o el perro, o cualquier otro ser vivo. ¿Es una coerción?.

    A nadie en su sano juicio le da por clavarse un clavo en la mano. Y si hay alguno con esa manía, se le arreglará el circuito neuronal averiado, por su bien. Yo se que hay gente para todo, y que se defenderá que debe haber libertad absoluta hasta para el mal o la locura.

    Respecto a la intimidad, es un tema delicado. Pero al final cuando todos seamos “perfeccionados” de nuestros deterioros y desequilibrios psíquicos, por una parte tendremos pocas cosas de las que avergonzarnos, y por otra el conocimiento, de nuestras razones y las de los demás, hará que la empatía o mejor simpatía hacia los demás, sea extrema.

    ¿Y a quién se le dará la autoridad y el control del proceso?. La sociedad de la información en la que todos tengamos un nivel mínimo de conocimientos, dotará a la democracia, del nervio y potencia de la que ahora carece. Para todo esto se necesita que cale la idea de que el primer valor de la humanidad es tener el número de personas a las que se les pueda dotar de los recursos y el conocimiento adecuados. No más. Ser una sociedad de humanos con los conocimientos adecuados y los recursos necesarios para autorealizarse.

    Claro que en el camino habrá intentos de abusos, y de disfunciones del sistema, pero habrá que resolverlos como siempre ha pasado en la historia humana. Con la diferencia de que estamos cada vez mas cerca de su resolución total. (Si hubiese una máquina, -que algún día la habrá- que al delincuente ocasional, en su primer delito, se le “arreglara” la cabeza, acabaría por no haber delincuentes en las cárceles).

    No penseis que es esto es una utopía, ni una fantasía social. Es el futuro que se acerca, os guste o no. Nosotros no lo veremos, pero quizás nuestros nietos sí. Y si conseguimos resolver los problemas a corto plazo de superpoblación, y de extensión del conocimiento, instaurando una sociedad del conocimiento de alto nivel, nuestros nietos vivirán mucho mejor que nosotros.

    El problema es que mientras seguimos instaurados en el paradigma moral del pasado de buenos y malos, (en el naturalmente nosotros somos los buenos), vivimos mirando al suelo, tan pegados al terreno y al día a día, que generamos tendencias antiprogreso.

    Y si ese día a día sirviera para resolver los problemas de hoy, lo daría por bien empleado. pero es que con diagnósticos equivocados, soluciones equivocadas, y seguimos solo hablando y hablando. Pero nosotros ya hemos cumplido.

    (Quizás el comentario esté un poco deslavazado, pues estoy escribiendo directamente sin copiar-pegar).

  • M.Luisa

    Graciaaaas!! Oscar, echaba de menos tu apoyo, esto ya es otra cosa!!

  • oscar varela

    Hola!

    Leo de M. Luisa:

    – “superar planteamientos de Santiago,

    – evitar supeditar la naturaleza humana a los planteamientos técnicos de Isidoro.

    Ok! Clarito!

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • M.Luisa

    Ahora bien, si se entiende lo anteriormente dicho  entonces cabe desterrar la idea según la cual dice  Isidoro  nuestro futuro necesitará de la técnica. Lo que mi réplica  se  propone es una superación de los planteamientos de Santiago,  por un lado y por el otro evitar supeditar la naturaleza humana  a  los planteamientos técnicos de Isidoro.

  • M.Luisa

    Y la teoría que sostengo, dice Isidoro,  en los artículos, es que cuando de una u otra forma, saneemos y potenciemos nuestros circuitos neuronales cognitivos y emocionales, nuestra naturaleza se desarrollará plenamente  (…)

    Creo que nuestra naturaleza se desarrollará plenamente no cuando de una forma u otra (ambiguamente) saneemos y potenciemos nuestros circuitos neuronales sino cuando en su funcionamiento sináptico adopten la forma adecuada a aquello en lo que, previamente y modalmente, nos hemos enfrentado. Es decir, según sea nuestro  modo de enfrentamiento con la realidad  dejaremos libre nuestro potencial neuronal o lo constreñiremos a ser  mero receptor  de estímulos objetivos.  Si se da lo primero es  cuando entonces en reciprocidad configuramos nuestra naturaleza en realidad,  porque la liberamos de las sujeciones meramente somáticas abriéndola a su realidad propia, y será entonces cuando, como dice Isidoro,  nuestra naturaleza se desarrollará plenamente.

  • mª pilar

    Pregunto con Oscar, a Isidoro:

    ¿Quien determinará la bondad del ser humano, y quien se hará cargo de fabricar dichos “implantes” para que el ser humano se reforme y hacia donde?

    Haber, si va a ser peor el remedio que la misma enfermedad.

    Cierto que el ser humano, parece no importarle el mal que causa … unos más que otros … ¡vamos como los animales!

    Unos son como una balsa de aceite, y otros son de armas tomar … eso, que toman lo que quieren o necesitan a costa de otros más débiles.

    El ser humano tiene consciencia y capacidad de elegir, si quiere actuar bien, sin dañar a nadie; o hacer cuanto necesite para llevar a cabo lo que ansía, no poniendo  mala cara a nada ni a nadie.

    Por eso tristemente hemos llegado a lo que hoy estamos viviendo.

    Y a pesar de la historia, con tantos momentos horribles … volvemos a caer de nuevo en los mismos desmadres, guerras, genocidios, muertes gratuitas, etc.

    Y unas corrientes o implantes … ¿Harán que el ser humano sea bueno y feliz?

    Si tan mala es nuestra naturaleza ¿para qué mejorarla a base de artefactos externos?

    Ella misma acabará por hacerla desaparecer … ya estamos padeciendo el cambio climático … por nuestra dejadez y comodidad de hoy … muerte para mañana.

    ¡Vamos, como la estética de hoy!

    Donde podemos encontrar, verdaderos monstruos retocados por los grandes y muy caros expertos que los realizan.

    ¿De verdad eso serán los humanos de futuro?

    Creo que si tardan mucho … quizá no haya oportunidad, porque visto lo visto … hemos aprendido muy poco desde el inicio de la humanidad.

    Siempre han existido personas de una plenitud humana  extraordinaria … 

    ¡Pero son tan pocas!

    Quizá sea más económico … empezar a fabricar robots … por supuesto … que no tengan la capacidad de corromperse como hacemos los humanos.

    mª pilar

     

     

  • oscar varela

    Hola y Gracias Isidoro!

    Te leo:

    – “cuando saneemos y potenciemos nuestros circuitos neuronales cognitivos y emocionales,

    * nuestra naturaleza se desarrollará plenamente y sin frenos y errores, y

    * seremos todos “naturalmente buenos”-

    ……………………

    ¿Qué opinión tienes de la Novela “1984” de George Orwell, cuya SINOPSIS sería:

    –          “En una supuesta sociedad policial, el estado ha conseguido el control total sobre el individuo.

    –          No existe siquiera un resquicio para la intimidad personal: el sexo es un crimen, las emociones están prohibidas, la adoración al sistema es la condición para seguir vivo.

    –          La Policía del Pensamiento se encargará de torturar hasta la muerte a los conspiradores, aunque para ello sea necesario acusar a inocentes.

    –          Winston y Julia, a pesar de ser miembros del Partido y sabiendo que el Gran Hermano les vigila, se rebelan contra ese poder que se ha adueñado de las conciencias de sus conciudadanos.

    –          El camino que seguirán se convertirá en un peligroso laberinto hacia un final incierto.

    …………………

    Preguntas varias:

    * ¿Cuánto adoras tu “Sistema”?

    * ¿Prevés algún “resquicio para la intimidad personal”?

    * ¿A quiénes se les confiará el CONTROL de los implantes neronales?

    Etc,, etc,

    …………………

    NOTA: considero que la Administración Pública (municipal, estatal, global –incluida la “eclesial”) son “implantes neuronales” porque rigen nuestros comportamientos.

  • Isidoro García

    (He tenido problemas para meter comentarios en general y particularmente en este hilo. Voy a intentarlo escribiendo directamente).

     

    Intenté comentar, que no me parecía que ese producto que decías, Oscar, fuera algo mas que un suplemento o un estimulante mental. Pero de lo que no me cabe ninguna duda, es que más pronto que tarde, se encontrarán productos eficaces.

    Luego vendrán las estimulaciones eléctricas del cerebro, mediante implantes en diferentes puntos cerebrales. Y luego vendrá el interfaz ordenador – grupos neuronales, donde residan nuestros programas comportamentales a mejorar.

    Y la teoría que sostengo en los artículos, es que cuando de una u otra forma, saneemos y potenciemos nuestros circuitos neuronales cognitivos y emocionales, nuestra naturaleza se desarrollará plenamente y sin frenos y errores, y seremos todos “egoístamente” y “naturalmente buenos”.

    Yo se que este panorama no les gustará a los esforzados, a los ascéticos amantes de la virtud con duro esfuerzo, pero es que a este mundo no hemos venido a sufrir. Pensemos: ¿Le cuesta mucho esfuerzo a un león, comportarse como mandan los cánones que debe comportarse un león?. Pues nosotros lo mismo.

  • oscar varela

    Hola Isidoro!

    ¿Sabes qué es esto de la DROGA INTELIGENTE, que inunda Internet (por acá, Chile)?:

    http://cnn.com.blazzam.com/Es-esta-Droga-Inteligente/indexFB.html?voluumdata=vid..00000001-e16f-48dc-8000-000000000000__vpid..35b88000-ddae-11e5-827f-1a94b7eb5535__caid..265a0b18-5d69-4251-a54e-fa7ca187411b__rt..R__lid..b43d830e-8a77-453e-b95f-48c8137bf328__oid1..30db8cf3-1d05-43a5-aba1-f5353986a4af__var2..www%5C.%5Cpagina12%5C.%5Ccom%5C.%5Car__var3..99244037549__var4..26703654509__rd..__aid..__sid..&kw=&pl=www.pagina12.com.ar&campid=26703654509&target=&ad=99244037549&lpurl=http://es.brainhq.com&gclid=CNuY6-OemcsCFYyAkQodUeYP9A

    Gracias! – Óscar.

  • Gonzalo Haya

    Al leer estos artículos de Isidoro me siento confortado y optimista, y parece que con suficientes argumentos racionales y científicos. Nuestros pequeñísimos avances – e incluso nuestros retrocesos- forman parte del progreso zizagueante de la evolución. Destaco algunas frases. “Dios, no sabe porque es Dios, sino que es Dios, justo porque sabe. “Nunca el hombre es más humano que cuando conoce”. “Dice Thomas Merton: Hay veces que agotamos nuestras mentes al aferrarnos tercamente a una visión muy parcial de las cosas, negándonos a ver el profundo acuerdo existente entre algo y su opuesto complementario”.

     

Deja un comentario