Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4870 Artículos. - 78215 Comentarios.

Perseverantes en el compromiso

Muñones de árboles

Este fin de semana pasado se ha celebrado el 28º FÒRUM CRISTIANISME I MON D’AVUI en Valencia. El tema ha sido sobre la perseverancia, la resiliencia, de los cristianos en sus compromisos de vida. Como la de esos muñones de los árboles de mi calle, podados absurdamente cada año cuando ya anunciaban primavera en las ramas del año pasado, pero que no cesan en su empeño de sacar vida de la tierra muerta aplastada por el cemento para dar sombra y frescura a los demás.

Asistieron, como siempre cada año, unos 5oo cristianos y cristianas, personas que no se resignan a perder totalmente contacto con la fuerza que inspiró su compromiso de vida en la realidad de cada día.

José Arregi fue uno de los ponentes. Lo pude abrazar y hablamos de ATRIO. Él sabe mucho de perseverancia cristiana y franciscana. Y también de la fuerza por pujar adelante con la vida, aunque en su tierra no se pode a los árboles cada año como en Valencia. Estuvo claro, valiente y liberador: “lo que te parezca un absurdo no tienes por qué creerlo, aunque te digan que es un dogma”. La Fe es otra cosa.

Neus Forcano, filóloga y teóloga, cristiana feminista crítica, militante del Procés Constituent y consejera de Iglesia Viva, fue la segunda ponente y se centró en la fuerza del amor personal que empujó a María Magdalena a aguantar al pie de la cruz y a quedar aplastada por el frío vacío de la tumba vacía. Sobre esta protoapóstol, podada en la posterior historia de la Iglesia, está ella, junto con Teresa y otras teólogas preparando el número 265 de Iglesia Viva.

Y el arzobispo de Tánger, Santiago Agrelo, volvió a contar con sencillez su perseverancia en seguir considerando personas a quienes están siendo rechazados y aplastados cuando quieren traspasar fronteras para poder vivir. Pero de Agrelo, de quien tal vez algún día publiquemos su ponencia y diálogo posterior, que es un modelo de obispo franciscano, en su doble sentido, solo queremos hoy reproducir su llamamiento de la semana pasada:

Durísima denuncia de Santiago Agrelo

En los alrededores de Ceuta hay emigrantes. No sé cuántos son. Sé que son seres humanos. Sé que no tienen papeles, pero tienen hambre. Sé que no están autorizados a estar donde están, pero tienen derecho a buscarse un futuro para sí mismos y para sus familias. Sé que las autoridades de las naciones los consideran una amenaza, aunque la realidad es que las autoridades son una amenaza para ellos.

Santiago Agrelo en una manifestación el 24 de febrero de 2016

Santiago Agrelo en una manifestación el 24 de febrero de 2016

El lunes les llevamos alimentos. El martes nos llaman para informar que las fuerzas del orden (ellos dicen “la policía”) se los han quitado. ¿Qué dirían ustedes de una sociedad que persiguiese a hombres, mujeres y niños vulnerables e indefensos -a los que leyes inicuas han hecho ilegales, irregulares, clandestinos-, los acosase como si fuesen alimañas, los persiguiera como si fuesen criminales, los golpease como no se permitiría hacer con los animales, y los cercase para rendirlos por hambre? Se diría que esa sociedad se había deshumanizado, corrompido, embrutecido, envilecido, degenerado.

Pues lo que no hace la sociedad marroquí, acogedora y humana, se nos dice que lo hacen agentes uniformados, miembros de fuerzas del orden del Estado, que entran en el bosque de Beliones, no para apartar de la frontera -de una maldita frontera que Dios no hizo ni quiso ni quiere-, a unos emigrantes, sino para apropiarse de los pocos alimentos que los emigrantes han recibido para subsistir.

¿Qué nombre te das a ti mismo, tú, agente de la autoridad, si te has llevado a tu cuartel o a tu casa lo que un hermano tuyo necesita para vivir? ¿Te has divertido? ¿Te has escondido para que nadie te viese? ¿Es lo que te han mandado hacer? ¿Lo has hecho por propia iniciativa? ¿Crees que no habrás de dar cuenta al único Dios?

Por si lo hubieses olvidado, te recuerdo lo que dice el Señor de todos, el Dios de Abrahán, de Isaac y de Jacob, el Dios de Jesús de Nazaret, el Dios de Mohamed: “He visto la opresión de mi pueblo, he oído sus quejas contra los opresores, me he fijado en sus sufrimientos. Voy a bajar a librarlos”. Te lo recuerdo por si quieres tener piedad de ti mismo, pues si comes el pan que has quitado a los pobres, estás comiendo tu propia condenación, estás comiendo el bocado que mete en tu cuerpo a Satanás.

Se lo recuerdo al soldado y al oficial que lo manda, al político que fija las normas y a los gobiernos que las ejecutan: Dios ve al opresor y al oprimido, y toma partido por el oprimido.

Tal vez pienses que puedes honrar a Dios y despreciar a los pobres. Un día comparecerás ante él y descubrirás aterrorizado que los pobres eran tan dignos de respeto como Dios. Aquel día, el Rey, el único Rey, el hermano de los pequeños a quienes hoy robamos el pan, lo creáis o no, nos juzgará y nos condenará, y de nada servirá que le llamemos “Señor”, pues sólo se recordará el pan que le hemos dado o le hemos negado.

“Si no os convertís, todos pereceréis lo mismo”. A nadie le pediré que se convierta a Dios. Podéis tranquilamente no creer en él. No se os pedirá cuenta de semejante ignorancia. Pero estamos perdidos si no nos convertimos a los pobres. Entonces nuestra suerte estará entre los malditos.

 

2 comentarios

  • José Ignacio Ardid

    Este año no he podido ir al Fòrum y creo que, para mí, sigue siendo un momento importante y un lugar para el encuentro dentro del calendario anual. Una buena oportunidad para leer críticamente la realidad que nos envuelve desde la perspectiva del Jesús de la historia. Espero con ganas la lectura de las actas de este año, mientras tanto agradecer la labor callada de la Coordinadora que, año tras años, sigue ofreciéndonos esta oportunidad magnifica.

    Un saludo desde Teruel,

  • ELOY

    Muy interesante, claro y valiente el texto del obispo Agrelo.

    Vale la pena darlo a conocer y  reflexionar sobre su contenido.

    ¿Hemos construido fronteras ilegales en terreno que nos fue dado para compartir y no para usurpar, para acoger y no parar excluir?.

    ¡¡¡  Que ridículas me parecen , a la vista de estos problemas, los “juegos de esgrima” de algunos de nuestros políticos buscando sillones más que resolver problemas !!!

Deja un comentario