Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4873 Artículos. - 78277 Comentarios.

Más allá de los humanos

Arregi            En Arroa Behea luce un sol radiante. El sauce reverdece. El petirrojo y la malviz cantan. Una madre joven columpia a su hijita, una y otra vez, suavemente. Llega el tren y luego se va,  tra-ca-ta-tá, tra-ca-ta-tá… La madre y la niña siguen jugando. El mundo parece pura armonía, y el ser humano su gloria, su corona, su ángel de la guarda. Con razón canta el salmo judío: “Lo coronaste de gloria y dignidad”. Todos los salmos no bastan para cantar tanta belleza sublime, tanta paz. Misterio del mundo, Gracia de ser.

¿Y tantos horrores humanos? Un padre abusa sexualmente de un bebé de 18 meses, hija de su pareja, y la arroja por la ventana. Ocho mujeres muertas en un mes en España a manos de sus parejas. Personas hechas y derechas que sucumben víctimas del alcohol, del sexo, de la venganza, del dinero. Esta corrupción generalizada. Esas entrañas y fronteras cerradas a hambrientos y a los fugitivos de la guerra. Esta Europa indecente que defiende su bienestar robado a los países más pobres. Tenía razón San Pablo: “No acabo de entender mi conducta, pues no hago el bien que quiero, sino el mal que aborrezco”. ¿A eso llamamos dignidad, conciencia, libertad? ¿Es libre este pobre ser humano capaz de hundirse en el rencor o en la angustia por un pequeño fracaso, por una simple palabra de ofensa o de crítica, o por el temor de algo que ni siquiera sabe que vaya a suceder? Y nos llamamos Homo Sapiens, y nos creemos los señores del mundo, cuando no somos dueños de nosotros mismos. Y cuanto menos libres nos sentimos más nos empeñamos en dominar a los demás. Y cuanto menos felices somos más daño hacemos y más desgraciados nos volvemos. ¿Qué nos pasa a los humanos?

Antes era fácil: el “pecado original” tenía la culpa de todo. Pero las ciencias, todas ellas a la vez, han vuelto imposible seguir pensando que haya existido alguna vez un paraíso, una caída, un castigo divino. Y han demostrado que todas las formas conocidas de vida en esta tierra son fruto de la evolución de una misma forma inicial, y apuntan con unanimidad creciente la probabilidad de que la vida –tal vez en formas distintas de las que conocemos– sea un fenómeno difundido por todo el universo, aunque ésa es otra historia.  Todo nos lleva a pensar que nos somos el centro del universo ni la cima de la evolución de la vida.

Las ciencias nos llevan también a pensar que el género Homo, aparecido hace 2 millones de años, y esta especie nuestra Sapiens aparecido hace 150.000 años, no es ni siquiera el centro ni el culmen de la evolución de la vida en nuestro planeta. Nos distingue del resto de los primates una mayor capacidad cerebral, de la que dependen todas las funciones que abusivamente llamamos “específicamente humanas”: la conciencia, la libertad, el lenguaje, el arte, la herramienta, la cultura… Son funciones que, en grados diferentes, se dan en todos los primates y en muchísimas especies animales. Las diferencias son siempre de grado, aunque quien así lo prefiera puede llamarlas “saltos cualitativos”. Entre el sauce que verdea y la malviz que canta, entre la malviz y el perro, entre el perro el chimpancé, hay muchos y grandes saltos cualitativos, pero dentro de un continuum infinito de complejización creciente. De lo “inferior” emerge lo “superior”.  ¿Pero por qué esta necesidad de afirmarnos superiores?

Afortunadamente, no estamos al final de la evolución. La vida seguirá buscando a tientas –y seguro que irá encontrando– nuevas formas vivientes mejor adaptadas, más armónicas –esperemos– que esta nuestra especie tan ambigua todavía, tan contradictoria, tan violenta. Tan incipiente. La evolución nos llevará, en millones de años, a formas posthumanas o transhumanas, con capacidades “superiores” … ¡Ojalá!

Lo nuevo del momento histórico en que vivimos es que la evolución hacia esas formas transhumanas depende cada vez más de nuestra especie, está en nuestras manos.  Las neurociencias, la ingeniería genética, las prótesis robóticas externas o internas… más pronto que tarde crearán otros seres más inteligentes que nosotros. No hay duda de que eso sucederá algún día. La duda –enorme, inquietante duda– es si eso será para nuestro bien y el suyo. El gran desafío y nuestra gran responsabilidad es que lo sea.

Empecemos ya, aquí. Demos cada día el pasito que podamos para cuidar la vida, para que vivir sea una gracia para nosotros mismos y los demás, también para la vida de quienes vendrán luego, sean seres humanos o no.

 

(Publicado en DEIA y los Diarios del Grupo Noticias el 21 de febrero de 2016)

 

18 comentarios

  • M.Luisa

    … Ah, y otra cosita, no es que la fe nos rete  a entender la evolución como tú dices para que el ser humano se pueda comprender mejor y se convierta en lo que realmente es, para mí  no es problema de conversión, sino todo lo contrario, comprendiéndola   por la vía de los hechos es cuando la evolución en su dinamismo  adquiere con respecto al ser humano valor de realización. No es en miras de convertirse sino en miras de realizarse.

  • M.Luisa

    Claro que  la teoría de la evolución, Santiago,   no invalida la fe, sobre todo teniendo en cuenta  el modo cómo la hemos enfocado que no ha sido  a través  de una mera especulación teorética, sino yendo por la vía de la experiencia y de los hechos  hasta llegar (un momento de la complejidad) al ámbito último donde fundamentarlos. La fe no es algo en si misma sino que hay  fe además de conocimiento. Y esto, a mi modo de ver,  es así  porque el problema de razón y fe no es un problema entre dos criterios de conocimiento sino un problema entre dos actitudes. Lo que media entre aquellos niveles exponenciales de realidad creciente, descritos  en días anteriores,  es lo que nos abre intelectivamente al ámbito del fundamento y por tanto a la fe pero en una experiencia unitaria entre conocimiento y fe.

    Un cordial saludo

  • Santiago

    ES pues en un momento evolutivo cuando ocurrio la hominizacion o antropogenesis sin que esto sea una teoria total del conocimiento, sino solamente una parte.Esta antropogenesis se produce en cuanto la conciencia humana comenzo a existir la cual es capaz de llegar hasta la trascendencia y formular el concepto excelso de Dios, poder pensarlo…como posible realmente.

    Por eso, el ser humano no fue formado, ni vino a la existencia en la crueldad, ni en el utilitarismo de la actividad, ni por fuego, ni en las armas sino en su habilidad para la trascendencia en su relacion con su Creador.

    No somos pues un diseno casual y sin sentido como productos de la evoluciion, Cada persona fue y ES deseada, amada y necesitada como voluntad libre del Creador.

    Un saludo cordial. Santiago Hernandez

     

     

  • Santiago

    Por eso no tiene porque existir antagonismo entre evolución y creacion….porque en ella existe complejidad que deriva “no de los elementos básicos sustanciales” sino del entero funcionamiento sustantivo. Si la estabilidad, pues, es fundamental y sistemática, entonces es un modo y funcion que constituye la estructura esencial, y aunque la antropogénesis no puede ser determinada con certeza por la paleontología la teoría de la evolución no invalidad la FE y tampoco la afirma pero nos reta a entenderla mas profundamente, para que el ser humano se pueda comprender mejor y que se convierta en lo que realmene ES: el ser que le pueda decir  TU a Dios en la eternidad…

    un saludo cordial de Santiago Hernández

  • M.Luisa

    Naturalmente que desde nuestra  propia  perspectiva humana nos consideramos esencialmente diferentes del chimpancé, no faltaría más, esto sí que es una obviedad. Sin embargo, tratábamos el problema   desde  el punto de vista de la  evolución y por tanto  ésta se nos presenta como  un continuo, es un proceso cósmico  conducido  desde la materia elemental con sus propiedades básicas  hasta constituir con ellas otras propiedades de carácter sistemático,  de tal manera que la relación ahí ya no es lineal sino compleja  ¿por qué? Pues porque las propiedades  ya no derivan de los elementos básicos sustanciales  sino del funcionamiento entero  sustantivo   el cual, en él,  la estabilidad es fundamental  y esta estabilidad es una propiedad no elemental sino sistemática es decir ha surgido modal y funcionalmente. Por eso la esencia es una estructura  y no algo que se predica desde fuera.

  • Santiago

    Gracias, queridos amigos, por vuestros comentarios. Realmente el relato del Genesis  no es mas que un esquema elemental sobre el problema fundamental  del ser humano que es su libertad ya que Dios libremente nos creo y nos concedio el don de ser libres por el cual podemos de hecho decidir y  escoger, un  privilegio que solo los humanos poseemos como seres creados en libertad.

    Venir a la existencia es ya una gracia inconmensurable y como materia “prima” o primera necesitamos de “otro” para poder existir pues no poseemos en nosotros la razon de la existencia. Este premier momento fue de gracia total…En toda obra primera no existe defecto ya que empezamos por lo mejor. Pero Dios no mintio cuando dijo que el rechazo por parte del ser humano de los dones preternaturales conducirian no solo a la muerte fisica simo a la muerte espiritual .Desde este comienzo del mal en el mundo hemos visto que el mal es el responsable de nuestras desgracias morales y nos puede conducir hasta la autodestruccion de nuestra propia especie humana. Dios inspira siempre la verdad y el  rechazo de su amor es MUERTE doble, no solo fisica sino animica.

    Es por eso que la serpiente si mintio ya que incitando al ser humano a la desobediencia y por ende   pues, apartandose del amor del Creador  el ser humano  no se convierte en DIOS ni siquiera lo asemeja a El, pues no solo no distingue  entre el  bien y el mal, sino que los confunde, y de hecho realiza el mal, a pesar de su malicia y saber que desobedece.

    Por otro lado, los dones preternaturales que Dios concedio al principio no correspondian a la naturaleza humana  sino que fueron gracias gratis. No hay egoismo divino cuando es el ser humano el que los rechaza. Dios no es egoista ya que lo somos nosotros al preferirnos egocentricamente y olvidar el Supremo Bien que es Dios rechazando la razon de nuestra existencia y del amor que tiene su origen solo en Dios y no en nosotros.

    En cuanto a mi naturaleza humana, me considero diferente esencialmente del chimpace ya que la distancia entre ambos es insalvable. Ya no es cuestion de  continuidad pues no existe simio que pueda ni remotamente acercarse a las cualidades especificamente humanas que son extrafisicas. No es la cantidad, sino el contenido de la estructura en su naturaleza  animica, lo que es diferente.

    Un saludo cordial   Santiago Hernandez

  • M.Luisa

    “Es obvio ademas que  se entienda  la materia prima como lo primero que existio como vida humana creada que es conciencia humana, al principio todavia no contaminada por el mal.” 
    Por ahí ya empezamos mal,  y  permítaseme esta pequeña intromisión  aunque sea sólo porque   ayer percibiera  como  que Santiago se refería  a lo que yo había comentado previamente pero malinterpretándomelo   pues  yo no concibo salto alguno  entre lo animal y lo humano  sino mera  continuidad.

    Dicho esto, me gustaría destacar de su  párrafo  seleccionado algo que  considero una  contradicción   con respecto a la exposición   evolutiva que hizo  ayer.  No te lo tomes a mal, amigo, mi intención es sólo la de poder lograr e ir esclareciendo poco a poco   dónde se halla  el   nudo  entorpecedor  del diálogo cuando éste  toca en profundidad los temas.

    Así pues, yo me pregunto:¿Lo primero es entender la materia?  No será que  lo primero en que se nos manifiesta la  materia  es en su cósmica sensibilidad? Es decir en su realidad material  como ya  algo  estructurad?. Claro, si se empieza por el final, si lo primero que se pretende es querer entender entonces no nos salimos   ni un ápice, a estas alturas,  del racionalismo más radical haciéndonoslo venir bien para así poder  hablar de materia prima.  Pero entonces qué sentido tiene haber  enfocado el tema  ayer  desde la  evolución en los términos expresados?

  • Rodrigo Olvera

    Conciencia humana la principio no contaminada por el mal? Seguimos con el esquema mental del cuentito de hace 4 mil años?

    Pues hablando del tema:

    Yavhé dijo qu no deberían comer del árbol del centro del huerto para no morir; la serpiente dijo que éso era mentira, que no morirían sino conocerían el bien y el mal. Resultó que no murieron sino que conocieron el bien y el mal.

    La serpiente dijo que si conocían el bien y el mal serían como Dios; Yavhé se dice a sí mismo que el hombre es com nosotros sabiendo el bien y el mal. Y Yavhé, para que impedir que sean como Dios, les impide vivir para siempre. Resultó en su expulsión y la entrada de la muerte, según Pablo

     

    O sea que el mentiroso fue Yavhé y quien habló la verdad fue la serpiente; y la muerte es un acto de egoísmo divino.

     

    😉

     

  • Santiago

    Cumpa Oscar, gracias.  Es obvio ademas que  se entienda  la materia prima como lo primero que existio como vida humana creada que es conciencia humana, al principio todavia no contaminada por el mal.  Vale.   SH

  • oscar varela

    Hola!

    Lo del Cumpa Hernández:

    Impecable …

    hasta cuando empieza la frase: -“Primero existió lo que debió ser la materia “prima” … y luego lo de Dios y etc.”-

    Mi perspectiva no necesita de esas bases para comprender las cosas.

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • Santiago

    ENTONCES el salto a lo humano, (dado del chimpancé al ser humano), a pesar de la diferencia mínima cromosómica es-solo en cuanto a lo neuro-biológico- cuantitativamente…y sin embargo vemos, por los distintos comentarios hechos hasta ahora, que no puede descartarse, ya que lo puramente humano se va a apoyar y “queda incluído” en el substrato biológico que es necesario..pero lo principal, el producto último, va a ser diferente “esencialmente” en cuanto a operaciones extra-biológicas, que son particularmente y exclusivamente humanas, como la abstracción, conceptualización, conciencia de la realidad y conciencia de poder amar y sufrir y decidir….y por eso podemos tener no solo conciencia y ser conscientes…sino que de hecho amamos, sufrimos y decidimos..

    Por eso, no se puede reducir “lo humano” exclusivamente a lo neuro-biológico…aunque lo biológico constituya una estructura como substrato….y aunque la consciencia surgiera “dentro” de la evolución del sistema nervioso de los primates superiores…no apareció necesariamente como consecuencia exclusiva de esta evolución. Es que la ausencia de actividad consciente en las máquinas, como el ordenador, señala que la diferencia de éstas, con nosotros, no son simplemente de cantidad…sino implica algo más, algo único que surgió exclusivamente en el ser humano, que es una apertura de naturaleza distinta y abierta a la trascendencia…Es por eso que las decisiones humanas no pueden ser mecánicas, ni matemáticas, ni determinadas por un proceso científico sino que escapan siempre a las matemáticas. Las máquinas pueden simular la conciencia, que previamente fueron programadas por nosotros los humanos, pero no poseen la capacidad consciente “en sí mismas”…Y asi la experiencia consciente no equivale a 100% de la actividad neurológica.

    La mente es una unidad de trabajo altamente coordinada que se encuentra en el EGO, el YO, personal que es capaz de decidir por “si mismo”…y de poseer conciencia…A mayor calidad de consciencia, mayor libertad de decisión y viceversa…El hecho que se de la evolución de la vida en millones de años y que la vida pueda existir en diferentes partes del Cosmos, aparte del planeta tierra, no excluye la capacidad moral del ser humano….de decidir entre el bien y el mal, entre lo correcto y lo incorrecto, entre lo coherente y lo incoherente, entre lo humano y lo inhumano…Primero existió lo que debió ser la materia “prima”, la voluntad y la tendencia al bien….de otra manera la especie humana se hubiera ya “auto-destruído”..Sin embargo, el progreso humano ha sido gradual y constante…y todo progreso, ya sea científico o humanístico, forma parte de la verdad y del bien..que en última instancia sólo reside en Dios, el Creador del Cosmos y de la evolución de la vida de la que somos perfectamente conscientes…PERO todo mal conduce gradualmente al deterioro y a la destrucción…

    Un saludo cordial    de Santiago Hernández

     

  • M.Luisa

    Desde siempre en el mundo de lo humano se nos ha mostrado tanto la maldad como la bondad, esto lo expresa muy bien al comienzo de su exposición el autor.

    Este hecho, para mí indica que en el ser humano ya está dado  todo el  potencial de lo que realizándose  puede dar de sí. De lo que no estoy tan de acuerdo con él, que quizá sea tal vez  por querer encontrar una reflexión coherente    con lo que dejé expresado en otro portal hace unos días, es en lo que dice en el párrafo siguiente

    Nos distingue del resto de los primates una mayor capacidad cerebral, de la que dependen todas las funciones que abusivamente llamamos “específicamente humanas”: la conciencia, la libertad, el lenguaje, el arte, la herramienta, la cultura… Son funciones que, en grados diferentes, se dan en todos los primates y en muchísimas especies animales. Las diferencias son siempre de grado, aunque quien así lo prefiera puede llamarlas “saltos cualitativos”.

    Bien, pienso que precisamente el problema radica en eso, en que la diferencia no es de carácter gradual sino esencial. Esta idea diferencial  es parecida a la diferencia que el otro día establecí entre estratificación y estructura pero en realidad es lo mismo porque el sistema gradual y el de estratificación consisten meramente en la superación de niveles,  sin que en ello se produzca complejidad alguna todavía. Y es ahí donde  precisamente se produce el error al llamarlos  saltos cualitativos.

    En cambio, desde el punto de vista no gradual sino  estructural de la esencia,  no se anulan las características de los niveles inferiores sino que el anterior queda subsumido, incluido   como componente en una síntesis  más abarcadora, más compleja, más sustantiva  (ahí sí que entramos en la complejidad) y  por tanto en obertura  a otra clase de patrón vital en el que  lo superior ganado si lo es en superioridad tan sólo lo es  respecto a lo anterior que persiste y en el cual se apoya. Si esto es así no cabe entonces afirmarnos como superiores, por lo que esto  significaría  que todavía desconocemos nuestras capacidades reales.

  • José Ignacio Ardid

    La película es Ágora de Alejandro Almenábar y la traigo a este rincón para entender mejor la realidad humana que somos. En este film, cuando se producen escenas de guerras o de violencia religiosa, la cámara va distanciándose hasta llegar fuera de la Tierra como si se estuviera viendo desde el Universo y las estrellas.

    Este zoom se repite en varias ocasiones y creo que tiene un significado y simbolismo enorme. El precioso y profundo comentario de José Arregui me ha llevado a recordar esto y creo que, si lo tuviéramos en cuenta, tendríamos algo más diáfano el camino del hombre en este minúsculo planeta de un apartado sistema solar.

    Saludos,

  • mª pilar

    Hace ya muchos años … (eso tiene el ser “mayorcita” jejeje) vi una película, que nos contaba la vida de una nave en un mundo exterior, al que los adelantos habían logrado hacer habitable.

    Disculpen mi manera de “contarlo” el tiempo suele jugar estas pasadas.

    Todo estaba regido por un ordenador … de aquellos primeros monstruos de IBM … Eran humanos quienes realizaban todas las labores de mantenimiento que el ordenador iba programando, donde entraba el cuidado de un nutrido huerto y la cría de animales etc. Hasta que llegó un momento … que los habitantes humanos iban muriendo sin saber porque; el último de ellos, empezó a encontrar alteraciones que el no había ordenado al susodicho ordenador y comenzó a “vigilarlo” … (es una peli) y ¡lo descubrió!

    Entablaron una dura lucha entre ambos, y en casi todos los intentos salía vencedora la máquina … el humano, sabiendo que acabaría con el, le tendió una “trampa” … manipuló su entraña de máquina (si se le puede llamar así) y al final, consiguió lo que buscaba … quitarle todo el poder que la máquina había atesorado desde la manipulación humana, aunque también acabó con el. ¿?

    ¡Que pena! El ordenador había copiado también el desmedido afán de los humanos … por sobresalir por encima de los demás … a ¡cualquier precio!

    Parece ser la falla humana más grave y perniciosa …

    ¡Sobresalir! 

    No importa el precio a pagar por el resto de los mortales … el que siente esa pasión irrefrenable … devasta todo cuanto toca.

    Ayer, en una ciudad española, se estrenó el primer musical compuesto todo el por ordenador.

    Le preguntaron a uno de los componentes del equipo, cómo lo habían logrado, su respuesta fue:

    Hemos estudiado como se rigen los compositores humanos,  que buscan, donde encuentran su musa-información para lograrlo; lo han metido en el ordenador, y le han dejado trabajar (dicho pronto y mal)

    No he escuchado nada hoy sobre este acontecimiento … pero pienso con tristeza, que si el ser humano, con todas las posibilidades que tiene (unos más que potros/as) los medios que la ciencia va poniendo en sus manos para lograrlo.

    Solo su incapacidad de mejorar su esencia humana  por el afán de poseer …  terminamos siendo robots o mezclas humanas y máquinas:

    ¿Podemos esperar que mejore la humanidad?

    Creo firmemente, que el ser humano, puede cambiar el entorno que le rodea, mejorar la vida, elevar sus capacidades a niveles increíbles … y para ello, solo necesita una cosa …

    ¡Nunca crecer a costa de los demás!

    Y cuando entre la “masa humana” aparezca un deteriorado ser … la comunidad debe cuidar de que no haga daño al resto.

    Medios hay infinidad … lugares donde de verdad se trabaje por centrar las alteraciones que este ser sufra, formándolo, devolviéndole su capacidad humana herida  …

    ¡Por tantas situaciones de las que quizá, no sea el central responsable!

    El sentido histórico es esencial, pero no se puede mirar hacia un futuro mejor, sin conocer a fondo como está funcionando el presente.

    Eso es una quimera … puedo organizar el futuro de manera maravillosa …

    ¿Desde donde, desde qué?

    mª pilar

  • “Las neurociencias, la ingeniería genética, las prótesis robóticas externas o internas… más pronto que tarde crearán otros seres más inteligentes que nosotros.”

    En mi opinión, el transhumanismo, pretende hacer que seamos mas de todo, olvidando la evolución de la consciencia, que tenemos todos. Todos somos Budas en potencia, dioses, ¿que necesidad tenemos de transhumanismo?. Basta pulir lo que ya somos, diamantes en bruto. NO. No hay que esperar otros seres mas inteligentes. Estos seres, somos nosotros mismos mas civilizados, pulidos como cantos de rio, con aristas redondeadas en el rodar por la rueda karmica.

  • Iñaki S:S,

    Articulo muy interesante y con mucha miga, muy propio del autor.

    Una observación colateral  . Aunque la foto (José Arregui), manda sobre la reseña del autor(ISS), estaría bien corregir este inocente gazapo.

  • olga larrazabal

    Parece ser que la Evolución  de la vida,no sigue necesariamente un camino ascendente, sino un camino adaptativo que va por la vía del ensayo y error. Pero no está escrito que no podamos desaparecer víctimas de nuestros propios ensayos y errores, hechos actualmente con una magnitud  planetaria y una técnica maravillosa.  Ni que dentro de nuestros ensayos y errores necesariamente desterremos la crueldad, el dolor, el abuso, la esclavitud, la guerra, la tortura, como medios para someter a la naturaleza, incluyendo a nuestra propia especie. Ni que las motivaciones que muevan nuestros ensayos y errores sean racionales, sino motivadas por nuestras pasiones, pulsiones y adicciones personales hechas en forma ciega, que nos pueden llevar a la autodestrucción en bloque.

    Actualmente los países se comportan como chicos caprichosos, irracionales, vengativos y odiosos, mintiendo a troche y moche sobre sus reales intenciones, usando lo peor de la naturaleza humana para aplicarlo en forma colectiva.

    Un paso en falso, y toda la evolución del Homo se va a la porra, por haber sobrestimado el desarrollo tecnológico por sobre la prudencia.

     

     

  • oscar varela

    Hola!

    Propuesta de una “huída hacia adelante“!

    ¿Qué le vamos a hacer, no?

    ¡Seguir yendo todavía! – Óscar.

Deja un comentario