Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4833 Artículos. - 77403 Comentarios.

La mujer que permitió a Wojtyla lucirse como fenomenólogo

EldiarioConocí ayer la noticia. Pero los hechos los conocía desde hace más de trece años, como comentaré al final. Ahora cedo la palabra al moderado Jesús Bastante que escribe lo justo en eldiario.es. AD.

La BBC revela la “intensa amistad” de Juan Pablo II con una mujer casada

  • Un reportaje de la BBC revela más de 350 cartas y fotos que se intercambiaron durante décadas Wojtyla y una teóloga polaca
  • La Santa Sede minimiza la polémica: “A nadie debe extrañar que el Papa tuviera amigos”
  • “Eran más que amigos, pero menos que amantes”, sugiera la cadena británica, que no acusa al Papa de romper el celibato

    Jesús Bastante, 16/02/2016

Se llamaba Anna Teresa Tymieniecka, era una reputada teóloga polaca casada y, según desvela la BBC, mantuvo una “intensa amistad” con el Papa Juan Pablo II durante tres décadas, hasta el punto de ser una de las pocas personas que tuvo acceso a la agonía del Papa polaco, fallecido en 2005 y canonizado en 2014. Un conjunto de 350 fotos y cartas en las que algunos han querido ver una suerte de “enamoramiento” platónico entre ambos personajes, aunque la cadena británica se ha cuidado muy mucho de sugerir que Karol Wojtyla hubiera roto el celibato. “Eran más que amigos, pero menos que amantes”, señala la emisora.

Karol-Wojtyla-Anna-Tymieniecka

Las cartas, archivadas en la Biblioteca Nacional de Polonia, ven la luz en el reportaje Las cartas secretas del Papa Juan Pablo II y “son la ventana más extraordinaria sobre la vida privada de una de las personas más célebres de la Historia”, afirma el periodista Edward Stourton, que descubrió las cartas.

Las cartas dan a entender que la universitaria estaba enamorada del entonces cardenal Wojtyla. Sin embargo, según la Biblioteca Nacional polaca esta relación “no era ni confidencial, ni excepcional”. Por su parte, tras el revuelo, el vicedirector de la Sala Stampa de la Santa Sede, Greg Burke, subrayaba que “no hay que maravillarse por el hecho de que el Papa tuviera amigos o se carteara con ellos, fueran hombres o mujeres. Nadie debe escandalizarse”.

Juan Pablo II, ya siendo Papa, continuó viéndose con Tymieniecka

Juan-Pablo-II-Papa-TymienieckaSin embargo, la lectura de las cartas dejan ver que existía una gran afinidad entre Juan Pablo II y Tymieniecka. “Querida Teresa, recibí las tres cartas. Escribes que estás desgarrada pero no he podido encontrar ninguna respuesta a tus palabras”, escribe el entonces futuro Juan Pablo II en una carta fechada en 1976, en que describe a la teóloga como “regalo del cielo”. Para la BBC, la correspondencia muestra “un combate para contener lo que era seguramente una relación muy intensa”.

“No puedo encontrar una respuesta a estas palabras”

La primera carta está fechada en 1973, año del primer encuentro entre Tymieniecka y Wojtyla. La última fue escrita unos meses antes de la muerte de Juan Pablo II, ocurrida el 2 de abril de 2005. La BBC también desvela imágenes que muestran a ambos juntos en distintas caminatas, viajes y de camping. De hecho, en 1976 el entonces cardenal de Cracovia asistió a una conferencia en Estados Unidos, y Tymieniecka lo invitó a quedarse en su casa familiar en el campo en Nueva Inglaterra.

Es ahí cuando la BBC aventura que la polaca le revelara “intensos sentimientos” que pudieron provocar desazón en Juan Pablo II. En otra carta, aún más clara, el futuro Papa admite “la dimensión en la que te acepto y te siento en todas partes y en todo tipo de situaciones, cuando estás cerca y cuando estás lejos”.

Tras convertirse en Papa, le escribió más misivas, en una de las cuales le dice que la correspondencia continuará. “Prometo que lo recordaré todo en esta nueva fase de mi viaje”, reza el texto. La realidad es que ambos mantuvieron la relación hasta la muerte del hoy san Juan Pablo II.

Nota de Antonio Duato:

Por encargo de la revista Iglesia Viva tuve que redactar un artículo para un número que en 2003, cuando ya presentía su fin, tenía que analizar El pontificado de Juan Pablo II. Yo me informé bien para desarrollar el tema Iglesia y Mundo en el pontificado de Juan Pablo II. De la relación entre la dra. Tymieniecka habla extensamente y sin ningún morbo la excelente historia que sobre el papa escribió Marco Politi con el periodista Berstein que descubrió el Watergate. En el capítulo sobre la filosofía de Wojtyla, escribí estos dos párrafos que reproduzco aquí. Lo más escandaloso para mí fue el silencio y censura que impuso el Vaticano a algo inocente, aunque vivido con gran turbación. De otras cosas más importantes y trascendentales se ocupaba el artículo. Lo de la profesora era solo anecdótico.

 

Persona y acción se publicó inicialmente en polaco con el título de Osoba i Czyn, con poca aceptación. Incluso sus amigos de la escuela polaca de fenomenología lo consideraban oscuro y falto de consistencia. Pero sí que le impresionó a la profesora Ana Teresa Tymieniecka, polaca de nacimiento y fundadora del Instituto Mundial de Fenomenología. En 1974 viajó a Croacia para exponerle al Cardenal que había leído el libro, que le había impresionado y que podría editarse en inglés si se retocaba y reordenaba el texto polaco. Así empezó una interesantísima colaboración intelectual que colocó a Wojtyla en el elenco de los principales filósofos fenomenólogos[16]. Esta colaboración duró varios años con múltiples encuentros y culminó con la publicación de la obra en inglés en la más prestigiada colección de fenomenología[17].

Posteriormente, en los años setenta, haría Wojtyla otros viajes: uno a Australia (1973) y dos a Norteamérica (1969 y 1976) con ocasión de congresos eucarísticos e invitaciones de diversas universidades. En ellos encontraba siempre a influyentes personas de origen polaco, como la referida doctora Tymieniecka. Ella y su marido, profesor de Economía en Harward, que le hospedaron varios días en su casa en 1976 y le introdujeron en los ambientes intelectuales americanos, declararían después su admiración por la inteligencia, formación filosófica y atractivo personal de Wojtyla, pero también su preocupación por su ingenua inocencia en lo relacionado con el sexo y por los prejuicios con que veía la cultura y modo de vivir americano, que consideraba incluso inmoral o amoral[18].

[16] Acaba de publicarse en inglés una enciclopedia de fenomenología, dirigida por AnnaTeresa Tymieniecka, Phenomenology World-wide: Foundations – Expanding Dynamisms – Life Engagements, A Guide for Research and Study; KLUWER, 2003. En esta enciclopedia aparece un artículo sobre la aportación de Karol Wojtyla, junto a los que Jesús Conill escribe sobre la aportación de Ortega, Zubiri y Fernando Montero, que son, junto con María Zambrano, los españoles que aparecen en esta importante obra.

[17] Wojtyla, K., “The Acting person”, en Analecta Husserliana, vol. X, Reidel Publishing, Boston, 1979. Traducción española: Persona y Acción, BAC, 1982, con una carta del autor, escrita un año antes de ser papa, sobre la aportación de Tymieniecka al texto definitivo y una invitación al lector a “aceptar algo de mi ampliado descubrimiento de la persona a través de sus acciones, que constituye una vuelta hacia la más interesante de las ‘cosas en sí”.

[18] Véase Bernstein-Politi (1996), págs. 142-160. Es curioso que esta documentada información sea totalmente ignorada por la otra biografía oficial de Weigel (1999) que, aun siendo más extensa y detallista que la anterior, no cita siquiera a la Dra. Tymniecka a lo largo de su obra, a pesar de comentar extensamente (págs. 241-247) la obra Persona y acción y el viaje a América de 1976.

  Tomado de las páginas 56-57 del número 214 de Iglesia Viva, Abril-mayo de 2003.

12 comentarios

  • José Jesús Molina Perales

    El horror al pecado y el deseo de alejarlo de la propia vida raya, en el mundo de los “consagrados a Dios”, en lo cruel, lo inverosímil y aun en lo ridículo. Que Juan Pablo II pueda haber recurido a ver en cada mujer la imagen de su madre y someter asì a su instinto sexual puede ser no màs que una fantasìa de quien busca exculparlo de posibles pecados en su relación con la famosa fenomenóloga polaca.

    Durante mi formaciòn seminarística tuve durante varios años un director espiritual que nos indujo a muchos a utilizar silicios (alambres poco menos que con púas o cordeles para “someter a la carne”). El hombre era sincero; pero llegó a expresar su “amor a la cruz de Cristo” y el odio al pecado, con tanta fuerza que se ésta se translucía en conductas como cerrar los ojos y apretar los mùsculos y apretar los puños… Llegó un momento en que me dije:”Yo no quiero ser un santo como este hombre” y tuve que buscar ayuda en otra parte… Pasados los años, el hombre llegó ser arzobispo.

    Ya en el ministerio, cuando se me confío un pequeño poblado con algunos caseríos vecinos, dio en visitarme inesperadamente un obispo, cuando coincidentemente comenzaba yo a vivir la experiencia de la soledad. Un día, sin haber yo solicitado consejo, pero quizá porque intuía mis sentimientos, me aconsejó respecto al riesgo que según él representaban las mujeres: “Cuando me cruzo con mujeres, hago de cuenta que pasan vacas, mulas o caballos; y vivo tranquilo”… Con todo el respeto que aquel hombre me merecía, pensé que la suya era una conducta extraña, inhumana y absurda…

    Hoy que vivo el crepúsculo de mi existencia terrena, pienso que entré al seminario por atender el compromiso que mi madre y mi madrina de bautizo hicieron consagrándome a la Virgen María para que yo llegara a ser sacerdote y por el ambiente cerradamente de Iglesia en que viví mi niñez. La decisión de entrar al Seminario no fue 100% mía y tuve necesidad de tiempo y espacio para madurar poco a poco…

  • mª pilar

    Gracias Oscar.

    ¡Otro luchador por la causa de la justicia que se nos va!

    Como aquellas personas que trabajan para que los hombres y las mujeres apaleadas se levanten; fue silenciado, castigado, confinado … porque así lo decidió el personal del Vaticano.

    ¡Que lejos estamos del Proyecto de Vida que Jesús dejó en nuestras manos!

    Lo han convertido en una feria … de ritos, normas, dogmas, milagros… y un triste etc.

    mª pilar

  • oscar varela

    “La mujer que permitió a Wojtyla lucirse como fenomenólogo”
    Ok! y también:
    “El curita que permitió a Wojtyla lucirse como hdp”-
    ¡Tipo “lucido” este santito ¿no?!
    ………………………………………..
    Murió el sacerdote nicaragüense Fernando Cardenal
    http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-292914-2016-02-20.html

    El cura jesuita, hermano del poeta Ernesto Cardenal, fue uno de los referentes de la Teología de la Liberación y ejerció el cargo de ministro de Educación durante la revolución sandinista.

    Juan Pablo II le prohibió el ejercicio religioso en 1984.

    Francisco se lo volvió a permitir en 2014.
    Tenía 82 años y falleció en un hospital de Managua, donde era tratado por una hernia umbilical.
    En 1984, el papa Juan Pablo II le suspendió a divinis del ejercicio del sacerdocio, junto con su hermano Ernesto y otros cuatro religiosos nicaragüenses por defender la teología de la liberación y ocupar cargos en el gobierno, aduciendo que era incompatible con su condición de religiosos.

    “Quiero luchar por la liberación de los pobres, luchar la justicia” para justificar su cargo gubernamental.

    Ahora era director nacional del movimiento de educación popular “Fe y Alegría”.

    Abandonó la política activa en 1995, cuando advirtió que el proceso revolucionario había perdido el norte y, junto a su hermano Ernesto, se convirtió en beligerante crítico del proyecto que apoyó desde diversos cargos.
    ………………..

  • olga larrazabal

    Así como en la granja de Orwell, hay algunos curas que son “más iguales” que otros. Unos pasan a la historia y a otros los mandan de párrocos a la Patagonia.  Pero dejando de lado las especulaciones sobre lo que pasó o no pasó,que personalmente no me puede interesar menos, es más importante como JP II se comportó en otros campos. P Ej:  Lo de Maciel es impresentable.

    Su trato con los Teólogos de la Liberación, basado en su patriotismo polaco anti-ruso-marxista, fue muy injusto.  Acunó a varias serpientes que todavía andan circulando, y su pacatería con respecto al sexo le agenció la antipatía de gran número de mujeres, que desertaron de la I. Cat por sus posturas conservadoras y machistas de niño bueno polaco.

    Como dijo un teólogo que conocí una vez, en materia teológica “estaba caro para cura párroco de Chaitén”, que es un lugar perdido en el Archipiélago de Chiloé, al sur del mundo.

  • Pablo Osés

     
    Comprendo los inventos de Wojtyla para convivir con las mujeres. Parece que intentó tratarlas como trataba a su madre. Con esa ficción actuó con ellas con una ficticia naturalidad, casi inmunizado contra ondas sexuales. Fué heroico si. Víctima como muchos del celibato. Luchando contra sus molinos de viento, gigantescos pecados.
     

     
    Trucos parecidos tan forzados como los suyos inventé y usé con éxito hasta los 42 años en que dejé de ser jesuita.
     

     
    Luego fue un continuo descubrir lo gratificante y distinta que era la vida en compañía.
     

     
    Me había quitado la escafandra. Y ciertamente traté mucho mejor a las mujeres.
     
    Me dieron pena y aún me siguen dando mis antiguos compañeros religiosos. Claro que consiguen vivir con sus escafandras. Pero como decirles que no hacen falta, que estorban. Que no sienten el maravilloso contacto del agua. Que sin ellas serán mucho más de verdad humanos. Intento imaginar a Wojtyla papa y a la religión sin el plomo del celibato
     

  • oscar varela

    Hola!

    Como Secretario Privado y Canciller de la Curia de Avellaneda, en el año 1967 fui dolorosamente BENEFICIADO por la expulsión de que fuera objeto mi Obispo Mons. Jerónimo José Podestá, aludiendo “amistad con ‘esa’ Señora (que por eso su Libro testimonio lo tituló Yo Clelia”)

    Si alguien no le cabe en la mollera lo de BENEFICIADO (a los 30 años quedé en la Calle sin un peso ni para comer) puede ser que siga haciendo “teologías”.

    El “caso lelia-Podestá” fue bastante concido para abundar en detalles de los que se alimentan los morbosos.

    ¡Voy todavía! – Óscar.

  • Antonio Gil de Zúñiga

    Es curioso que entre los humanos y más entre la jerarquía católica existen distintas varas de medir. A un amigo, obispo argentino, a quien conocí en su destierro episcopal en España, la curia vaticana le apartó de su diócesis y le desterró a España (ahora está de cura simple perdido en la pamapa argentina), por algo similar a lo del papa Juan Pablo II. Al obispo argentino se le aplicó lo de la mujer del César: no sólo hay que ser, sino tamabién parecer. A mi amigo se le aplicó a rajatabla este dicho, a Juan Pablo II se le excusa con aquello de que también un cura puede tener amistades con el sexo femenino. Dudo que a mi amigo obispo, cuando muera, sea proclamado santo.

  • h.cadarso

    Por cierto, aunque no venga del todo a cuento, ¿alguien podría proporcionarme el texto en castellano del Padre nuestro o Madre nuestra que recitó la poetisa Dolors no sé cuántos ante Ada Colau?

    Me huele que estamos ante una maniobra machista-fascista inspirada por Hazte Oír y Yunque? ¿O no?

  • Rodrigo Olvera

    En lo que yo me fijo es en la decisión de la BIblioteca polaca de mantener ocultos esos documentos mientras estuvo en análisis la causa de canonización. Pensando con los formalismos jurídicos vaticanos, ¿sería motivo de nulidad del proceso? 😉

     

  • Antonio Rejas

    Uno de los comentarios aparecidos en Chile dice “Si es verdad que Juan P. II tuvo una amante (cosa que aún no ha sido comprobada), a mi juicio, no le resta Santidad”. Discrepo de esta afirmación y pienso que sí le resta santidad a su vida real. La otra Santidad, la proclamada oficialmente, para mí carece de valor.

  • oscar varela

    El Papa llegó a la tierra del cura Pistolas

    http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-292611-2016-02-17.html

    Como un jugador de ajedrez que ataca para no defenderse, el Papa partió de Morelia con una deuda que parece no desear asumir: referirse a los abusos sexuales cometidos en su tierra natal por Marcial Maciel, líder de los Caballeros Templarios.

  • oscar varela

    Hola!

    Algunos Comentarios aparecidos en Chile:

    1.- ¿habrán tenido sexo?

    2.- Lean El pájaro canta hasta morir…

    3.- no encuentro la gravedad es la amistad en el fondo de un hombre y una mujeres

    4.- Si es verdad que Juan Pablo II tuvo una amante (cosa que aún no ha sido comprobada ), a mi juicio, no le resta Santidad!!!
    Ya es tiempo de que los Jerarcas de la Iglesia Católica Apostólica Romana abran los ojos y SE MUESTREN Y VIVAN como todos nosotros! !!

    5.- Y cuál es el problema? Muchos sacerdotes tienen amigas especiales…

    …………………..

    NOTA: Ayer hubo quien me recomendó de volver a leer una Narración -“LLUVIA“- de Somerset Maugham (Obras Completas págs. 539-589) – Los Clásicos del Siglo XX de Plaza y Jané Editores). Acabo de hacerlo.

Responder a oscar varela Cancelar comentario