Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5499 Artículos. - 87270 Comentarios.

Inclinar la balanza… ciencia y fe, 8

pensador

Curso-Taller de Atrio
A partir del libro inédito

INCLINAR LA BALANZA… UN CIENTÍFICO ANTE DIOS

de JORGE FELIP FERNÁNDEZ (Ver Perfil)
Destilados de OSCAR VARELA (Ver Perfil)

Capítulo Octavo: UNA FÁBULA ESCATOLÓGICA

(Apéndice al Cap. LA FE. Juego de ciencia ficción divertido, interesante, al menos para mí)

Nota de Atrio: Con este capítulo concluye la primera parte del Curso.
Tanto los autores como los comentaristas se tomarán una pausa para rumiar todo.

1. Hacia la última generación humana

(01) ¿Es posible que todo mal quede vencido en la física realidad humana de la historia?

(02) Supongamos que sí, merced a un progreso ético, y científico-tecnológico.

(03) Entonces la última generación humana no conocerá el mal ni la muerte.

 2. La resurrección

(01) Esta última generación humana podrá todo y tiempo para realizarlo.

(02) Podrán hacer que vuelvan a vivir los muertos generación tras generación; e.d., los resucitarán.

(03) Será un fenómeno real, físico y completo;

* ni mágico, ni espiritualista, ni fantasmagórico, ni por poder divino alguno.

 3. Un poco de ficción científica

(01) ¿Cómo podrá ser posible?:

* Por los avances de la biología, la genética, la medicina.

* Con células madre es posible sustituir tejidos u órganos dañados o envejecidos.

* Con nanotecnología se manejan átomos disponiéndolos en el diseño que se quiera.

* Se podrá, así, fabricar células y organismos vivos; también seres humanos.

* Se viajará desapercibido, instantáneamente a todo tiempo y lugar simulados.

* Al mismo tiempo un sistema hará que las modificaciones no alteren la historia habida.

* Se colonizarán las galaxias del universo, en mundos habitables de bienestar y abundancia.

(02) Nuestros seres queridos nos prepararán un ambiente agradable, sin traumas.

 4. Etapas de la vida futura

4.1 Primera fase

 4.1.1. El viaje al pasado

Posibilitados de estar en todo tiempo y lugar elegido, completaremos todos los deseos.

4.1.2 Nuestra vida con todo detalle

La propia vida será el objeto privilegiado de entre todos los tiempos y lugares visitados.

4.2 Segunda fase. El juicio final

La comprensión de la propia vida abre la puerta a la segunda fase.

* período de adaptación y aprendizaje: ético, ciencia y técnica sofisticada (¿purgatorio?)

* sin este requisito se pondría en peligro el mundo, pudiendo producirse un (¿infierno?).

4.3 Tercera fase: Ciudadanos del mundo futuro

Con un cuidadoso examen aprobado se recibe el pasaporte de ciudadanía para:

* una niñez de puro recreo, luego

* una adultez de responsabilidades ejecutivas y amicales.

4.4 Cuarta fase: El punto final

(01) Dios no se ha separado ni un momento de todas las cosas creadas y menos del hombre.

* A Él se debe el impulso de trascendencia y eternidad que motiva a buscar respuestas.

(02) ¿Todo se ha consumado, todo ha concluido? Todavía no.

(03) Nos queda aún la cuarta fase, en la que, por fin, veremos a Dios, porque:

* las razones de lo creado y de nosotros mismos están contenidas en el propio ser de Dios.

* vamos a entrar todos los seres humanos juntos y al mismo tiempo.

* entonces pasaremos transformados en cuerpos espirituales, creados “en Dios”.

(04) Allí estará el Hijo de Dios, Jesús de Nazaret, esperándonos en la entrada para guiarnos.

* Dios nos recibirá como sus hijos, como lo expresan textos bíblicos.

…………………

NOTAS:

* Ya no me queda más imaginación ¿Os ha gustado?

* Expuse algunas ideas que quería y que me parecen suficientes.

* Fue un derroche de optimismo exacerbado.

* ¿Cómo sostener la esperanza:

– si no cultivamos el optimismo de que todo saldrá bien,

– si no creemos en la capacidad humana, guiada de la mano y el poder de Dios?

…………………

(Fin del Capítulo Octavo)

 

 

56 comentarios

  • oscar varela

    Ficción y realidad

    Asimov, Orwell (y la ARGENTINA)

    http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-292200-2016-02-11.html

    Por Vicente Battista

    Isaac Asimov es autor de un vasto número de ensayos de divulgación científica, de una buena cantidad de volúmenes sobre la historia de la humanidad, de más de treinta novelas y de once libros de cuentos. Su obra completa supera los cuatrocientos títulos. Aquellos que integran el llamado Ciclo de Trántor, que comprenden la trilogía Fundación, Segunda Fundación y Fundación e Imperio, otras dos novelas, Preludio a la Fundación y Hacia la Fundación, propuestas como una precuela de la trilogía y otras dos, Los límites de la Fundación y Fundación y Tierra, planteadas como secuela, le han concedido un sitio irremplazable en la literatura de ciencia-ficción.

    …………………………………………

    En más de una oportunidad, Asimov reconoció que a la hora de concebir esta saga, se basó en Historia de la decadencia y caída del imperio romano, que el historiador inglés Edward Gibbon escribiera entre los años 1776 y 1779. Gibbon detalla las razones del derrumbe del imperio más poderoso que conociera el mundo.

    * Asimov también habla de un derrumbe: el del Imperio Galáctico, que en el año 12000 de la Era Galáctica se extendía a lo largo del universo.

    * Trántor, una ciudad de mil doscientos millones de kilómetros cuadrados, con una población que sobrepasaba los cuarenta mil millones de habitantes, era el control administrativo del imperio.

    * “Diariamente, flotas de decenas de miles de naves llevaban el producto de veinte mundos agrícolas a las mesas de Trántor”, leemos en La Enciclopedia Galáctica, de la que Asimov ofrece fragmentos a lo largo de la saga.

    ……………………………

    El Imperio Galáctico, tal como sucediera miles de siglos antes con el Romano, caerá sin remedio. A esta conclusión llega Hari Seldon, un prominente matemático creador de la Psicohistoria, una nueva ciencia que permite, por medio de una serie de ecuaciones, predecir el futuro en términos probabilísticos.

    * Seldon pronostica que el Imperio Galáctico se derrumbará antes del quinto siglo, vaticina que hasta la llegada del Segundo Imperio la humanidad sufrirá un período de treinta mil años de barbarie. Ante ese inevitable destino, propone que un grupo de psicohistoriadores, agrupados en la Fundación, reúnan todo el conocimiento acumulado por la humanidad durante su tiempo de esplendor y lo guarden en una Enciclopedia Galáctica, de forma tal que cuando finalice la etapa bárbara se pueda recurrir a esa vasta Enciclopedia y no será necesario comenzar de cero. Previendo que los bárbaros destruirán esos conocimientos, los miembros de la Fundación deciden enviar los libros que componen la inmensa biblioteca a Terminus, un planeta situado en la periferia galáctica, “en el extremo de las estrellas”.

    * Una curiosidad: Asimov no previó la tecnología informática de la que hoy gozamos, la secreta biblioteca de Terminus guarda libros de papel impreso, idénticos a los que se temen desaparezcan en estos días.

    * La historia reciente de nuestro país tiene cierta similitudes con la saga de Asimov: cuando todo indicaba que se iba a profundizar una década de mejoras laborales y de conquistas sociales, llegaron los bárbaros.

    * Justo es reconocerlo, no lo hicieron con la fuerza de las armas, como en períodos anteriores, sino con la legitimación del voto. Justo es reconocerlo, se están comportando con la clásica brutalidad de aquellos que tomaron el gobierno después de cometer un golpe cívico-militar.

    ……………………………….

    * Sé que las actuales autoridades no suelen desvelar sus tardes pensando en la cultura en general y en la literatura en particular, pero sus últimas acciones me llevan inevitablemente a otra novela clásica: 1984, de George Orwell.

    * En esa ficción el mundo está dividido en tres superpotencias: Oceanía, Eurasia y Asia Oriental. Oceanía se rige por cuatro ministerios: el del Amor, el de la Paz, el de la Abundancia y el de la Verdad. Este último se dedica a manipular o destruir todos los documentos históricos, incluyendo fotografías, libros y periódicos, con el fin de conseguir que las evidencias del pasado coincidan con la versión oficial de la historia, tal como la ofrece el gobierno.

    * Este Ministerio de la Verdad tiene ciertas coincidencias con nuestro actual Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, un auténtico oxímoron: uno de sus últimos actos fue eliminar de la web a más de diez mil investigaciones periodísticas y notas de prensa publicadas por Infojus Noticias.

    * Quiso la casualidad que entre esas notas se encontraran la imputación al actual presidente por espionaje ilegal, el incendio provocado en el depósito de documentos de la empresa Iron Mountain, en el que murieron diez personas, la represión en el Hospital Borda, la relación de la familia de la primera dama con talleres de costura clandestinos y la recuperación del nieto de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo.

    * Lamentablemente, no hubo tiempo de proteger a esos miles de documentos esenciales a la hora de retener la memoria del país, no fue posible enviarlos a un sitio periférico, “en el extremo de las estrellas”, como por fortuna sucede en El ciclo de Trántor.

    ……………………..

    Las novelas de Isaac Asimov esbozan un final esperanzador, la novela de George Orwell definitivamente no.

    * Entre una y otra ficción se ubica nuestra realidad, todavía graficada con alegres y victoriosos globos de colores.

    * No descorazonarse, recordemos con qué facilidad se inflan y se desinflan esos globos: para darles vida basta el aire de los pulmones o una garrafita con gas helio, para quitársela sólo se requiere un modesto alfiler.

    * Ahí es cuando estos objetos, que hasta hace un rato parecían contagiar alegría, se convierten en un arrugado trozo de látex, con un solo destino posible: el tacho de la basura.

  • Jorge

    Con los comentarios que has hecho Isidoro, a mi modelo de fantasía científica del futuro humano tengo más que suficiente. Y tienes razón, mi modelo como el tuyo no es un puro ejercicio imaginativo, sino que intenta hacer compatible el centro del mensaje cristiano (que es el Reino de Dios), con los conocimientos actuales. Pretenden además abrir una posibilidad real que no contradiga la Ciencia sino todo lo contrario, sostenidos por ella. Sin embargo, mucho me temo que ninguno de los dos lo hayamos conseguido. Pero nuestro esfuerzo no es vano. Son unos primeros ensayos y es importante poner una primera piedra para construir un edificio. Otros vendrán con modelos más ajustados a lo plausible y por tanto más creíbles. Los nuestros no lo son por ahora. Seguramente habrá que esperar unos 20 o 50 años de avance científico que se prevé formidable y quizás entonces se podría quitar lo de fantasía científica y dejarlo en Ciencia tal cual.

  • oscar varela

    Hola!

    Sí compañeros Espurio e Isidoro!

    Los “Escritos” son de José Ortega y Gasset.

    La “Lectura” es mía.

    También es de Jorge Luis Borges la frase en que da a entender que todo LIBRO se constituye recién como tal solo y cada vez que encuentra su LECTOR.

    ………………

    En cuanto a que las LECTURAS referenciadas a Ortega, Cervantes, Pablo González Casanova, José M. Castillo y Muriel Barbery:

    * de ninguna manera son ajenas a este Capítulo (y sobre todo a la base misma en que se sitúa Jorge: LA PLENITUD HUMANA).

    * La “FICCIÓN” no está restringida a la zona “asimoviana” de vuelitos espaciales, personajes extraterrestres e intelectualoides. Es cierto que un poco guarangamente al “estilo tanguero” esos efluvios de entretenimiento son tratados por Enrique Santos Discépolo y Tita Merello como “TANTA PAVADA

    Piantá de aquí, no vuelvas en tu vida.
    Ya me tenés bien requeteamurada.
    No puedo más pasarla sin comida
    ni oírte así, decir tanta pavada.
    ¿No te das cuenta que sos un engrupido?
    ¿Te creés que al mundo lo vas a arreglar vos?
    ¡Si aquí, ni Dios rescata lo perdido!
    ¿Qué querés vos? ¡Hacé el favor!.

    * Pienso que se necesita infinitamente más imaginación para comprender las realidades “que la vida, en su resaca perenne, arroja a nuestros pies como restos inhábiles de un naufragio”; más creatividad, atendiendo a que la realidad (lo que tenemos que hacer con las cosas) supera toda ficción al sentirnos ubicados dentro de ella misma (y no como solo juega intencional de la mente)

    ………………

    He aquí cómo, todos los mediodías, la Tía Ángela se crea un mundo.
    AROMAS DE MEDIODÍA
    La tía Ángela

    terminó de ordenar la vajilla

    invitó a su mascota con restos del almuerzo

    y lentamente

    se entregó al rito diario

    impostergable

    de devolverle suavidad a su piel laboriosa.

     
    Sentada en su sillón de hamaca
    comenzó a deslizar medio limón

    entre sus dedos

    y todo lo que la rodeaba

    pasó a convertirse

    en una tersa bienaventuranza.

    …………………………………

  • Isidoro García

        Ya siento Jorge, no haberte podido dar más juego con tu modelo hipotético sobre el futuro del hombre. ¡Mira que a mí me gusta la ciencia-ficción rigurosa, que no deja de ser una ventana por donde podemos cultivar la esperanza de un mejor futuro para nuestros descendientes, que venga a contrarrestar los malos augurios de un presente y un futuro cercano!.

        Pero es que justo lo de los viajes en el tiempo, lo mismo que los universos múltiples paralelos, o las matrix holográficas, donde nuestra vida actual es solo un sueño o una ficción de realidad virtual, (aunque reconozco que quizás, quizás pudieran ser realidad), son tan excesivas para mí, que no las considero válidas para poder enmarcar un mensaje cristiano, con su correspondiente escatología.
     
       Mi modelo hipotético, al igual que un tuyo, no son un mero ejercicio imaginativo, sino un medio para un fin. En mi caso, (al igual que creo que en el tuyo), son para conseguir hacer coherente el kerigma cristiano, (que les guste o no a muchos, para mí no gira en la atención a los pobres, – eso es un resultado, no el mensaje básico).

        Para mí, el kerigma cristiano es el Reino de Dios, y el objetivo fundamental de mi modelo, (y del tuyo), es hacerlo compatible, para un hombre moderno, en el que se minimice toda utilización de un mundo sobrenatural, insertándolo todo dentro del Universo, donde todo es materia o energía, medible y/o pesable.

         El hombre moderno, si no ve compatible ese desafío, opta por rechazar el mensaje cristiano, y mi humilde objetivo, es demostrar que sí puede ser compatible.

         (Por cierto y cambiando de tema, y aprovechando este comentario, concuerdo con el comentario de “Espurio”, de hoy a las 11,28, en este hilo, y desde aquí le hago un ruego al amigo Oscar, de que cuando ponga un escrito, que no sea suyo, cite al autor. Esa misma duda me ha venido muchas veces en sus comentarios. Porque es bueno jugar con las cartas a la vista, y dar al César lo que es del César).

        (Por cierto, -segundo paréntesis-, dicho comentario de Espurio, me ha pasado inicialmente casi desapercibido, enterrado por la colección de comentarios del amigo Oscar inmediatamente posterior al mismo, que además no vienen a cuento de los temas del hilo: ¿casualidad?.

         Me ha extrañado mucho la ríada de comentarios, y como ya vengo observando que cuando algo no le gusta, inmediatamente pone unos tanguitos, o un capítulo de algún tochazo, venga o no a cuento, he pensado, ¿qué raro?. Y así es como he conseguido leer a Espurio.
      Genio y figura.
     
     

  • oscar varela

    (continuación y final: “vivimos aquí, ahora”)

    Vivimos aquí, ahora.

    * es decir, que nos encontramos en un lugar del mundo y nos parece que hemos venido a este lugar libérrimamente.

    * La vida, en efecto, deja un margen de posibilidades dentro del mundo, pero no so­mos libres para estar o no en este mundo que es el de ahora. Solo cabe renunciar a la vida, pero si se vive no cabe elegir el mundo en que se vive.

    Esto da a nuestra existencia un gesto terriblemente dramático.

    * Vivir no es entrar por gusto en un sitio previamente elegido a sabor, como se elige el teatro después de cenar, sino que es encontrarse de pronto y sin saber cómo caído, sumergido, proyectado en un mundo incanjeable, en este de ahora.

    * Nuestra vida empieza por ser la perpetua sorpresa de existir, sin nuestra anuencia previa, náufragos en un orbe impremeditado.

    * No nos hemos dado a nos­otros la vida sino que nos la encontramos, justamente, al encontrarnos con nosotros.

    (Un símil esclarecedor fue­ra el de alguien que dormido es llevado a los bastidores de un teatro y allí, de un empujón que lo despierta, es lanzado a las baterías, delante del público. Al hallarse allí ¿qué es lo que halla ese personaje? Pues se halla sumido en una situación difícil sin saber cómo ni por­qué, en una peripecia; la situación difícil consiste en resolver de algún modo decoroso aquella exposición ante el público, que él no ha buscado ni preparado ni pre­visto. En sus líneas radicales la vida es siempre imprevista. No nos han anunciado antes de entrar en ella —en su escenario, que es siempre uno concreto y de­terminado—, no nos han preparado)

    …………………..

    Esta imagen dibuja con bastante pulcri­tud la esencia del vivir.

    * La vida nos es dada —mejor dicho nos es arrojada o somos arrojados a ella—, pero eso que nos es dado, la vida, es un problema que nece­sitamos resolver nosotros.

    * Y lo es no soIo en esos casos de especial dificultad que calificamos peculiarmente de conflictos y apuros sino que lo es siempre.

    * Cuando han venido ustedes aquí a ATRIO han tenido que decidirse a ello, que resolverse a vivir este rato en esta forma, que traerse a sí mismos aquí.

    * Dicho de otro modo: vivimos soste­niéndonos en vilo a nosotros mismos, llevando en peso nuestra vida por entre las esquinas del mundo.

    * Y con esto no prejuzgamos si es triste o jovial nuestra exis­tencia: sea lo uno o lo otro está constituida por una in­cesante forzosidad de resolver el problema de sí misma.

    ……………………..

    (Otro ejemplo esclarecedor)

    Si la bala que dispara el fusil tuviese espíritu sentiría que su trayectoria estaba prefijada exactamente por la pólvora y la puntería, y si a esta trayectoria llamábamos su vida la bala sería un simple espectador de ella, sin intervención en ella: la bala ni se ha disparado a sí mis­ma ni ha elegido su blanco. Pero, por esto mismo, a ese modo de existir no cabe llamarle vida. Esta no se sien­te nunca prefijada. Por muy seguros que estemos de lo que nos va a pasar mañana lo vemos siempre como una posibilidad. Este es otro esencial y dramático atri­buto de nuestra vida, que va unido al anterior.

    ……………………

    Por lo mismo que nuestra existencia es en todo instante un problema, grande o pequeño, que hemos de resolver sin que quepa transferir la solución a otro ser, quiere de­cirse que no es nunca un problema resuelto, sino que en todo instante nos sentimos como forzados a elegir entre varias posibilidades.

    ¿No es esto sorprendente?

    * Hemos sido arrojados en nuestra vida, y a la vez, eso en que hemos sido arrojados tenemos que hacerlo por nuestra cuenta, por decirlo así, fabricarlo.

    * O dicho de otro modo: nuestra vida es nuestro ser. Somos lo que ella sea y nada más; pero ese ser no está predeterminado, resuelto de antemano sino que necesitamos decidirlo nosotros, tenemos que decidir lo que vamos a ser, por ejemplo, lo que vamos a hacer al dejar de leer.

    * Esto se llama «llevarse a sí mismo en vilo, sostener el propio ser».

    * No hay descanso ni pausa porque el sueño, que es una forma del vivir biológico, no existe para la vida en el sentido radical con que usamos esta palabra. En el sueño no vivimos sino que al despertar y reanudar la vida la hallamos aumentada con el recuerdo volátil de lo soñado.

    …………………….

    Hemos avanzado en esta excursión vertical, en este descenso al profundo ser de nuestra vida.

    * En la hondura donde ahora estamos nos aparece el vivir como un sentirnos forzados a decidir lo que vamos a ser.

    * Ya no nos contentaremos con decir como al principio: vida es lo que hacemos —es el con­junto de nuestras ocupaciones con las cosas del mun­do—, porque hemos advertido que todo ese hacer y esas ocupaciones no nos vienen automáticamente, mecánica­mente impuestas, como el repertorio de discos al gramó­fono, sino que son decididas por nosotros y que este ser decididas es lo que tienen de vida: la ejecución es, en gran parte, mecánica.

    …………………

    Vivir es constantemente decidir lo que vamos a ser.

    ¿Se percibe la fabulosa paradoja que esto encierra?

    * Un ser que consiste más que en lo que es, en lo que va a ser, por tanto en lo que aún no es.

    * Pues esta esencial abismática paradoja es nuestra vida.

    * Nadie es culpable de ello; pero así es en rigurosa verdad.

    …………………..

    (final)

  • oscar varela

    (Continuación: “Todo vivir es vivirse, sentirse vivir, saberse existiendo”)

    Nada de lo que hacemos sería nuestra vida si no nos diésemos cuenta de ello.

    * Este es el primer atributo de­cisivo con que topamos: vivir es esa realidad extraña, única que tiene el privilegio de existir para sí misma.

    * Todo vivir es vivirse, sentirse vivir, saberse existiendo; donde saber no implica conocimiento intelectual ni sabiduría especial ninguna, sino que es esa sorprendente presencia que su vida tiene para cada cual: sin ese saber­se, sin ese darse cuenta, el dolor de muelas no nos do­lería.

    …………………

    La piedra no se siente ni sabe ser piedra: es para sí misma como para todo absolutamente ciega. En cambio, vivir es, por lo pronto, una revelación, un no contentarse, con ser sino comprender o ver que se es, un enterarse.

    * Es el descubrimiento incesante que hacemos de nosotros mismos y del mundo en derredor.

    * Ahora damos con la explicación y el título jurídico de ese extraño posesivo que usamos al decir «nuestra vida»: es «nuestra» por­que además de ser ella nos damos cuenta de que es, y de que es tal y como es.

    * Al percibirnos y sentirnos, toma­mos posesión de nosotros y este hallarse siempre en posesión de sí mismo, este asistir perpetuo y radical a cuanto hacemos y somos, diferencia el vivir de todo lo demás.

    * Las orgullosas ciencias, el conocimiento sabio no hacen más que aprovechar, particularizar y regimen­tar esta revelación primigenia en que la vida consiste.

    * Este verse o sentirse, esta presencia de mi vida ante mí que me da posesión de ella, que la hace «mía» es la que falta al demente.

    ………………

    (paréntesis sobre EL LOCO)

    La vida del loco no es suya, en rigor no es ya vida. De aquí que sea el hecho más desazonador que existe, ver a un loco. Porque en él aparece perfecta la fisonomía de una vida, pero solo como una máscara tras la cual falta una auténtica vida. Ante el de­mente, en efecto, nos sentimos como ante una máscara, es la máscara esencial definitiva. El loco al no saberse a sí mismo no se pertenece, se ha expropiado; y expro­piación, pasar a posesión ajena es lo que significan los viejos nombres de la locura: enajenación, alienado, deci­mos; «está fuera de sí», está «ido», se entiende, de sí mismo; es un poseído, se entiende, poseído por otro.

    * (La vida es saberse, es evidencial.)

    ……………………

    El vivir, en su raíz y entraña mismos, consiste en un saberse y comprender, en un advertirse y advertir lo que nos rodea, en un ser transparente a sí mismo.

    * Vida es lo que hacemos, porque vivir es saber que lo que hacemos, es —en suma— encontrarse a sí mismo en el mundo y ocupado en las cosas y seres del mundo.

    * No se trata principalmente de que encontremos nues­tro cuerpo entre otras cosas corporales y todo ello den­tro de un gran cuerpo o espacio que llamaríamos mun­do.

    * Si solo cuerpos hubiese no existiría el vivir, los cuerpos ruedan los unos sobre los otros, siempre fuera los unos de los otros, como las bolas de billar o los áto­mos, sin que se sepan ni importen los unos a los otros.

    * El mundo en que al vivir nos encontramos se compone de cosas agradables y desagradables, atroces y benévolas, favores y peligros.

    * Lo importante no es que las cosas sean o no cuerpos sino que nos afectan, nos inte­resan, nos acarician, nos amenazan o nos atormentan.

    * Originariamente eso que llamamos cuerpo no es sino algo que nos resiste y estorba o bien nos sostiene y lleva; por tanto, no es sino algo adverso o favorable.

    * Mundo es sensu stricto ¡lo que nos afecta! Y vivir es hallarse cada cual a sí mismo en un ámbito de temas, de asuntos que le afectan.

    * Así, sin saber cómo, la vida se encuentra a sí misma a la vez que descubre el mundo.

    * No hay vivir si no es en un orbe lleno de otras cosas, sean objetos o criaturas; es ver cosas y escenas, amarlas u odiarlas, desearlas o temerlas.

    * Todo vivir es ocuparse con lo otro que no es uno mismo, todo vivir es convivir, hallarse en medio de una circunstancia.

    ………………….

    Nuestra vida, según esto, no es solo nuestra persona sino que de ella forma parte nuestro mundo.

    * Nues­tra vida consiste en que la persona se ocupa de las cosas o con ellas, y evidentemente lo que nuestra vida sea depende tanto de lo que sea nuestra persona como de lo que sea nuestro mundo.

    * Ni nos es más próximo el uno que el otro término: no nos damos cuenta primero de nosotros y luego del contorno,

    * sino que vivir es, des­de luego, en su propia raíz, hallarse frente al mundo, con el mundo, dentro del mundo, sumergido en su tráfago, en sus problemas, en su trama azarosa.

    * Pero también, viceversa:

    * ese mundo al componerse solo de lo que nos afecta a cada cual es inseparable de nosotros.

    * Nace­mos juntos con él y son, vitalmente, persona y mundo como esas parejas de divinidades de la antigua Grecia y Roma que nacían y vivían juntas: los Dioscuros, por ejemplo, parejas de dioses que solían denominarse dii consentes, los dioses unánimes.

    …………………..

    (Sigue: “vivimos aquí, ahora”)

  • oscar varela

    Lo primero que hemos hallado es esto:

    vivir es lo que hacemos y nos pasa, desde pensar o soñar o conmovernos hasta jugar a la bolsa o ganar batallas.

    ………………

    No hablamos de co­sas abstrusas y distantes, sino de la vida misma, y dijimos que la vida de ustedes consiste en es­tar leyendo esto. Aunque alguno se resista a esta verdad, ello no tiene remedio. Por­que eso, leer, es lo que están haciendo ahora y es lo que ahora constituye su vida.

    …………………

    La vida es siem­pre un «ahora» y consiste en lo que ahora se es.

    * El pa­sado de su vida y el futuro de la misma solo tienen rea­lidad en el ahora merced a que ustedes recuerden ahora su pasado, o anticipen ahora su porvenir. En este sen­tido la vida es pura actualidad, es puntual, es un punto —el presente—, que contiene todo nuestro pasado y todo nuestro porvenir.

    ………………….

    Si la vida es siempre lo que estamos haciendo,

    * es muy importante analizar por qué estamos haciendo precisamente una cosa y no otra.

    * Es lo característico del hacer —que todo lo que se hace se hace por algo.

    * La vida, en consecuencia, vive siempre de un porqué,

    Cada uno tendría que intentar averiguar por qué están en ATRIO, leyendo.

    * así tendrán ustedes otra vez más cuidado con lo que hacen; es decir, con lo que viven.

    Hay que tener cuidado de su vida, porque no tienen más que una y esa una se compone de un número dado, muy limitado de instantes, de ahoras, y emplearlo mal es como destruirlo, como matar un poco de su vida.

    ………………………

    (Sigue: “Todo vivir es vivirse, sentirse vivir, saberse existiendo”)

  • oscar varela

    Hola!

    Yo no sé si eso que llamo “mi vida” es importante,

    * pero sí parece que, importante o no, está ahí antes que todo lo demás,

    * incluso antes que Dios porque todo lo demás, incluso Dios tiene que darse y ser para mí dentro de mi vida.

    ………………………

    ¿Qué es, pues, vida?

    * No busquemos lejos, no tratemos de recordar sabidurías aprendidas.

    * Las verdades fundamentales tienen que estar siempre a la mano, por­que solo así son fundamentales.

    * Las que es preciso ir a buscar es que están solo en un sitio, que son verdades particulares, localizadas, provinciales, de rincón, no bá­sicas.

    * Vida es lo que somos y lo que hacemos:

    * Vida  es, pues, de todas las cosas la más próxima a cada cual.

    * Pongamos la mano sobre ella, se dejará apresar como una ave mansa.

    ………………

    Si hace un momento, al abrir la Página de ATRIO alguien les preguntara qué iban a hacer, ustedes le habrían dicho: «Voy a leer lo que están comentando.» Y, en efecto, aquí están ustedes leyéndome.

    * La cosa no tiene importancia alguna.

    * Sin embargo, es lo que ahora constituye su vida.

    * Yo lo siento por ustedes, pero la verdad me obliga a decir que la vida de ustedes consiste ahora en una cosa de minúscula importancia.

    * Mas si somos sinceros, reconoceremos que la mayor porción de nuestra existencia está hecha de parejas insignificancias:

    (vamos, venimos, hacemos esto o lo otro, pensamos, queremos o no que­remos, etc., etc.)

    * De cuando en cuando, nuestra vida parece cobrar súbita tensión, como encabritarse, concentrarse y densificarse:

    (es un gran dolor, un gran afán que nos llena);

    * nos pasan, decimos, cosas de importancia.

    * Pero notemos que para nuestra vida:

                * esta variedad de acentos,

                * este tener o no tener importancia

    es indife­rente puesto que la hora culminante y frenética no es más vida que la plebe de nuestros minutos habituales.

    ………………

    Resulta, pues, que la primera vista que tomamos so­bre la vida en esta pesquisa de su esencia pura que em­prendemos, nos la presenta como el conjunto de lo que hacemos, de nuestros haceres que la van, por decirlo así, amueblando.

    – “La vida es lo que hacemos y lo que nos pasa”-.

    ………………………….

  • Jorge

    Isodoro, cuando leí por primera vez tus ideas de futuro, pensé ¡vaya, alguien como yo al que le puedo contar mis locas fantasías! Cuando Antonio Duato decidió publicar aquí en Atrio mi libro pensé en omitir este capítulo de fantasía, pero me decidí a hacerlo al darse la posibilidad de que tú estuvieses entre los comentaristas. En caso contrario se impondría la seriedad y cortaría por lo sano, pues está lejos de mi forma de pensar dar rienda suelta a la imaginación y tratar de hacer razonables locas fantasías.
     
    Hablemos primero de la tele-transportación. Ésta requiere una cabina de salida de la información y una cabina de llegada que la reciba y procese. Bien, situémonos en el hipotético futuro en el que la técnica está desarrollada. Cabinas de salida/llegada distribuidas no solo por toda la galaxia, sino más allá en muchas otras también. Desde que las cabinas de llegada se instalen, viajes temporales al pasado o al futuro serían posibles. Esto supondría que cuando instalemos la primera cabina de llegada nos podremos encontrar en ellas con objetos o personas que no hemos enviado nosotros, sino venidos del futuro. Tendríamos el futuro en el presente con todas sus consecuencias.
     
    La pregunta que haces planteas una grave dificultad de los viajes temporales, ¿qué pasa con la primera vez? Creo que los hombres del futuro estarán muy interesados en solucionar este problema. En la bibliografía no he encontrado nada que aborde directamente este problema. Algo se apunta con base en los agujeros de gusano que conectan dos puntos del espacio-tiempo entre sí. Pero no he encontrado el modo de relacionarlo aunque estoy en ello. Así que no me queda otro recurso que la imaginación, cuanto más loca mejor. Supongo que a través de los agujeros de gusano podremos enviar trenes de partículas-ondas cargadas no solo de información sino de materia. Puede que la información contenga claves para el auto-ensamblaje de la materia enviada al llegar a su destino.
     
     
    Si lo anterior se pone a punto implicaría que tendríamos en toda la historia cabinas de tele-transportación por todas partes, ¿por qué razón no las hemos aún detectado? Lo primero es que los hombres del futuro estarán muy interesados en no ser detectados, pues desde el momento en el que suceda la historia humana cambiará drásticamente. Será el punto de despegue de la humanidad hacia el futuro. Y las técnicas de invisibilidad u ocultación de la detección ya se están investigando y con cierto éxito. Basta distorsionar las ondas electromagnéticas. Y si empleasen otras energías que aún solo tenemos indicios de su existencia, entonces….

  • oscar varela

    Hola!

    Ya lo dijimos varias veces, pero voy a repetirlo porque viene al caso:

    – “La PLENITUD HUMANA (felicidad) es la ‘coincidencia con uno mismo’”-

    Por ejemplo, en un escrito-novela “La elegancia del erizo” de Muriel Barbery leo lo que me parece la PLENITUD HUMANA de la mamá de la Autora-protagonista.

    ……………………

    Idea profunda n.° 4:

    Cuida de

    las plantas

    los niños

    A mi casa viene una asistenta tres horas todos los días, pero de las plantas se ocupa mamá.

    Y no veáis el circo que monta.

    Tiene dos regaderas, una para el agua con abono y otra para el agua sin cal, y aparte un vaporizador con distintas posiciones para pulverizaciones «a chorro», «en forma de lluvia» o «en bruma ligera».

    Todas las mañanas pasa invista a las veinte plantas de la casa y administra un tratamiento ad hoc a cada una.

    Y masculla un montón de cosas, del todo indiferente al resto del mundo.

    Se le puede decir cualquier cosa a mamá mientras se ocupa de sus plantas, porque total no hace ni caso. Por ejemplo: «Hoy tengo pensado drogarme y morir de sobredosis» obtiene como respuesta: «La punta de las hojas de la kentia amarillea, además está encharcada; no pinta nada bien.»

    Esto ya nos da el principio del paradigma: si quieres arruinar tu vida a fuerza de no oír nada de lo que te dicen los demás, ocúpate de las plantas.

    Pero no queda ahí la cosa.

    Cuando mamá pulveriza agua sobre las hojas de las plantas, me doy perfecta cuenta de la esperanza que la ani­ma.

    Ella piensa que es como un bálsamo que va a penetrar en la planta aportándole lo necesario para prosperar.

    Lo mismo se aplica al abono, en forma de bastoncillos, que in­troduce en la tierra (o mejor dicho, en la mezcla de tierra – mantillo – arena – turba que encarga especialmente para cada planta en la floristería de la Puerta de Auteuil).

    Así pues, mamá alimenta sus plantas como ha alimentado a sus hijas: agua y abono para la kentia, judías verdes y vitamina C para nosotras.

    Ésa es la esencia del paradigma: concén­trate en el objeto, apórtale elementos nutritivos que van de fuera hacia dentro y, progresando en el interior, lo hacen crecer y le sientan bien.

    Un toque de pulverizador sobre las hojas y ya está la planta armada para afrontar la existencia.

    Se la mira con una mezcla de inquietud y de esperanza, se es consciente de la fragilidad de la vida, se preocupa uno de los accidentes que pueden ocurrir pero, al mismo tiempo, se tiene la satisfacción de haber hecho lo que había que hacer, de haber desempeñado una función alimentaria: uno se siente reconfortado, seguro durante un tiempo.

    Así es como ve la vida mamá: como una serie de actos que conjuran el peligro, tan ineficaces como un toque de pulverizador, y dan una breve ilusión de seguridad.

    Cuánto mejor sería si compartiéramos unos con otros nuestra inseguridad, si todos juntos nos adentráramos en nosotros mismos para decirnos que las judías verdes y la vi­tamina C, si bien alimentan al animal que somos, no salvan la vida ni sustentan el alma.

    ………………..

    (fin del parágrafo)

  • Espurio

    Ortega y Gasset, José, Meditaciones del Quijote, Introducción, Selección. El hombre rinde el máximum de su capacidad cuando adquiere la plena conciencia de sus circunstancias. Por ellas comunica con el universo. ¡La circunstancia! ¡Circum-stantia! ¡Las cosas mudas que están en nuestro próximo derredor! Muy cerca, muy cerca de nosotros levantan sus tácitas fisonomías con un gesto de humildad y de anhelo, como menesterosas de que aceptemos su ofrenda y a la par avergonzadas por la simplicidad aparente de su donativo. Y marchamos entre ellas ciegos para ellas, fija la mirada en remotas empresas, proyectados hacia la conquista de lejanas ciudades esquemáticas. Pocas lecturas me han movido tanto como esas historias donde el héroe avanza raudo y recto, como un dardo, hacia una meta gloriosa, sin parar mientes que va a su vera con rostro humilde y suplicante la doncella anónima que le ama en secreto, llevando en su blanco cuerpo un corazón que arde por él, ascua amarilla y roja donde en su honor se queman aromas. Quisiéramos hacer al héroe una señal para que inclinara un momento su mirada hacia aquella flor encendida de pasión que se alza a sus pies. Todos, en varia medida, somos héroes y todos suscitamos en torno humildes amores. Yo un luchador he sido, y esto quiere decir que he sido un hombre, prorrumpe Goethe. Somos héroes, combatimos siempre por algo lejano y hollamos a nuestro paso aromáticas violas. En el Ensayo sobre la limitación., se detiene el autor con del……

    PORQUE NO SE CITA EL AUTOR? ESTE ESTILO INSUPERABLE SOLO LE PUEDE PERTENECER A ORTEGA Y GASSET…..  PARA HACER UN REFRITO ES MENESTER CITAR A LOS INGREDIENTES…

  • M.Luisa

    Me entretuve ayer en dar una ojeada  para ver si en el enlace donde J.M.Castillo, en su artículo debate sobre ¿”Lo religioso”  o “lo humano”? hallaba algún apoyo donde poder contrastarlo con el esquema  antropológico que sobre la realidad humana  vengo defendiendo. Y aunque coincido con él en  llamar  audacia mental   a este intento de crear un nuevo ser humano,  no coincido tanto en lo referente a su argumentación.

    En primer lugar, pienso que  no se trata de superación  como si ahora  lo humano fuera superado por ese intento tecnológico  de lo “posthumano”  una vez que lo humano  en sus etapas históricas superase lo religioso. No, no  creo que se trate de esta dinámica.

    La superación, más que de una suma de elementos para luego proceder a desglosarlos,  su   carácter es del todo estructural  y por tanto la problemática que presenta el debate de si lo religioso o lo humano,   no es tanto un problema de superación sino   de  un despegamiento   de  lo religioso. Con lo cual,   entonces, es cuando nos topamos con lo verdaderamente humano  y a partir de ahí comenzar a caminar con todo el potencial  humano que  ya poseemos estructuralmente  antes  de que se nos colgase esta  mochila accidental de lo religioso.

    Es un despegarse de lo religioso,  sin embargo,   es curioso porque en este proceso mismo  descubrimos   ya  no la medida  constringente de lo religioso en nosotros,  sino a la inversa, en nosotros  toda su dimensión real. Este despegarse primero es lo que nos hace  abrirnos  a nuestra propia dimensión y es en ella donde se  encuentra lo verdaderamente humano. Entonces, yo me pregunto  también,  como J.M. Castillo, si no será necesario antes   de ir quemando etapas,  desplegar limpio de polvo y paja  todo este potencial humano que nos constituye como algo  ya poseído?

  • oscar varela

    Problemas de las ciencias de la complejidad y la globalización neoliberal

    por Pablo González Casanova (México)

    *Fuente: Agencia Latinoame de Información

    ………….

    PROBLEMA CUARTO

    Los sistemas inteligentes pertenecen al más amplio campo de los sistemas de comunicación, de información, de organización, de flujos y de mensajes.

    * El ingenioso y riguroso mensaje de los economistas neoliberales –apoyados por el grupo Bildenberg y por otros grupos del poder de las corporaciones—produjo una serie de derivaciones encadenadas con respuestas esperadas y con crecientes efectos de dominación, y acumulación conforme se pasaba de un eslabón a otro.

    * Los “daños laterales” que el mensaje neoliberal causaría se explicaron como propios de los fenómenos de la Naturaleza.

    * los efectos adversos se explicaron como inevitables y hasta como propios del mejor de los mundos posibles.

    * También dieron lugar a acciones humanitarias y caritativas cuyo monto fue devuelto por el fisco.

    * La implosión de los países socialistas vino a confirmar la grandeza de la libertad de mercado y a debilitar o anular a los movimientos y partidos comunistas, socialistas y de liberación nacional, que no tenían nada que ofrecer ni como ideal ni como programa de verdaderos avances sociales y democráticos.

    * La restauración del capitalismo a nivel mundial reforzó el entusiasmo de las organizaciones globalizadoras, sus políticas y sus tecnologías.

    * El triunfo fue tal que proponer como proyecto atractivo el socialismo o el estado de bienestar, políticamente innecesarios tras la destrucción del campo socialista, y tecnológicamente desechables tras el extraordinario desarrollo de la robótica, la nano-tecnología y los sistemas inteligentes, así como de las estructuras en red que hacen sustituibles a los trabajadores organizados, no sólo resultan poco o nada atractivos para la mayoría de los trabajadores, sino que en caso de llamar su atención muestran su debilidad frente a las corporaciones y los complejos, por lo demás dispuestos a cooptar y reprimir a quienes los encabecen o pretendan organizarlos.

    * Como trasfondo de esa debilidad alternativa están la robótica, la nanotecnología y la inteligencia artificial o las numerosas “aplicaciones”, con muchos recursos más que ahorran inmensos costos de producción y servicios

    (aunque planteen el problema de que los robots no tienen capacidad de compra, problema que por ahora se soslaya, como el de la inmensa mayoría de la humanidad que sufre en cuerpo propio y de sus seres más queridos los triunfos innegables de “los ricos y los poderosos”).

    PROBLEMA QUINTO

    Este tipo de conocimientos sobre los sistemas complejos e inteligentes al ser aplicado a la organización de la vida y el trabajo en la Tierra hace pensar

    (no en términos de la Inquisición española de los siglos pasados, ni en términos de la Gestapo, o de la KGB, sino)

    en los hilos invisibles de una democracia de élites sin proyectos humanistas ni moral, eso sí “cada vez más eficientes y eficaces” y cada vez más autodestructivos.

  • oscar varela

    Hola!

    20 Piezas “LEGO para ARMAR”: la PLENITUD HUMANA

    (intentando “un paso más allá” –que es uno “más acá”- a la búsqueda de “juanel”)

    ………………….

    1.- a) Busca un hecho, un hombre, un libro, un cuadro, un paisaje, un error, un dolor …

    b) llévalo por el camino más corto a la plenitud de su significado, y

    c) coloca las materias de todo orden,

    (que la vida, en su resaca perenne, arroja a nuestros pies como restos inhábiles de un naufragio)

    en postura tal que dé en ellos el sol innumerables reverberaciones.

    PORQUE

    2.- Hay dentro de toda cosa la indicación de una posible plenitud.

    * Un alma abierta y noble sentirá la ambición de perfeccionarla, de auxiliarla, para que logre esa plenitud.

    * Esto es amor —el amor a la perfección de lo amado.

    3.- Lo importante es que el tema sea puesto en relación inmediata con las corrientes elementales del espíritu, con los motivos clásicos de la humana preocupación.

    * Una vez entretejido con ellos queda transfigurado, transubstanciado, salvado.

    4.- El amor nos liga a las cosas, aun cuando sea pasajeramente.

    * aquello que decimos amar se nos presenta como algo imprescindible ¡Imprescindible!

    * que no podemos vivir sin ello, que no podemos admitir una vida donde nosotros existiéramos y lo amado no.

    * Hay en el amor una ampliación de la individualidad que absorbe otras cosas dentro de esta, que las funde con nosotros.

    * Tal ligamen y compenetración nos hace internarnos profundamente en las propiedades de lo amado.

    * Lo vemos entero, se nos revela en todo su valor.

    * Entonces advertimos que lo amado es, a su vez, parte de otra cosa, que necesita de ella, que está ligado a ella.

    * Imprescindible para lo amado, se hace también imprescindible para nosotros.

    * De este modo va ligando el amor cosa a cosa y todo a nosotros, en firme estructura esencial.

    * Amor es un divino arquitecto que bajó al mundo «a fin de que todo en el universo viva en conexión».

    5.- El hombre rinde el máximum de su capacidad cuando adquiere la plena conciencia de sus circunstancias.

    * Por ellas comunica con el universo.

    6.- ¡La circunstancia! ¡Circum-stantia!

    * ¡Las cosas mudas que están en nuestro próximo derredor! Muy cerca, muy cerca de nosotros levantan sus tácitas fisonomías con un gesto de humildad y de anhelo, como menesterosas de que aceptemos su ofrenda y a la par avergonzadas por la simplicidad aparente de su donativo.

    * Y marchamos entre ellas ciegos para ellas, fija la mirada en remotas empresas, proyectados hacia la conquista de lejanas ciudades esquemáticas.

    * Hay esas historias donde el héroe avanza raudo y, recto, como un dardo, hacia una meta gloriosa, sin parar mientes que va a su vera, con rostro humilde y suplicante, la doncella anónima que le ama en secreto, llevando en su blanco cuerpo un corazón que arde por él, ascua amarilla y roja donde en su honor se queman aromas.

    * Quisiéramos hacer al héroe una señal para que inclinara un momento su mirada hacia aquella flor encendida de pasión que se alza a sus pies.

    Todos, en varia medida, somos héroes, y todos suscitamos en torno humildes amores.

    7.- Vida individual, lo inmediato, la circunstancia, son diversos nombres para una misma cosa:

    * aquellas porciones de la vida de que no se ha extraído todavía el espíritu que encierran, su logos.

    * Y como espíritu, logos no son más que un «sentido», conexión, unidad, todo lo individual, inmediato y circunstante, parece casual y falto de significación.

    8.- El acto específicamente cultural es el creador,

    * aquel en que extraemos el logos de algo que todavía era insignificante (i-lógico).

    * en comparación con lo inmediato, con nuestra vida espontánea, todo lo que hemos aprendido parece abstracto, genérico, esquemático.

    * No sólo lo parece: lo es.

    * El martillo es la abstracción de cada uno de sus martillazos.

    9.- Todo lo general, todo lo aprendido, todo lo logrado en la cultura es sólo la vuelta táctica que hemos de tomar para convertirnos a lo inmediato.

    10.- ¿Cuándo nos abriremos a la convicción de que el ser definitivo del mundo no es materia ni es alma, no es cosa alguna determinada sino una perspectiva?

    11.- La intuición de los valores superiores fecunda nuestro contacto con los mínimos, y el amor hacia lo próximo y menudo da en nuestros pechos realidad y eficacia a lo sublime. Para quien lo pequeño no es nada, no es grande lo grande.

    12.- Hemos de buscar para nuestra circunstancia, tal y como ella es, precisamente en lo que tiene de limitación, de peculiaridad, el lugar acertado en la inmensa perspectiva del mundo.

    * No detenernos perpetuamente en éxtasis ante los valores hieráticos, sino conquistar a nuestra vida individual el puesto oportuno entre ellos.

    * En suma: la reabsorción de la circunstancia es el destino concreto del hombre.

    13.- Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo.

    * la empresa de toda cultura es: buscar el sentido de lo que nos rodea.

    14.- Nada impide el heroísmo tanto como considerarlo adscrito a ciertos contenidos específicos de la vida.

    * Es menester que, dondequiera, subsista subterránea la posibilidad del heroísmo, y que todo hombre, si golpea con vigor la tierra donde pisan sus plantas, espere que salte una fuente.

    * Para Moisés el Héroe, toda roca es hontanar.

    15.- ¿Cuándo hay crisis sustantiva de una cultura?

    * si llega el hombre en su última sinceridad a no saber lo que es posible y lo que es imposible, no puede vivir auténticamente.

    * Como no hay más razón para que haga una cosa que para hacer la contraria se acostumbrará a vivir provisionalmente.

    * ¿No es dramática esta situación?

    * Porque cada cual tiene sólo una vida, y si resulta que de esa vida va a hacer una cosa provisional…

    16.- Hay crisis cultural sustantiva cuando el hombre se queda sin mundo en que vivir;

    * en el que realizar definitivamente su vida, que es para él lo único definitivo.

    * Mundo es la arquitectura del contorno, la unidad de lo que nos rodea, el programa último de lo que es posible e imposible en la vida, debido y prohibido.

    17.- Una vida sin «mundo», es decir, sin un contorno definitivo, sin tierra firme en que acontecer, es una vida falsa, sin raíces ni autoctonía.

    * No somos el cuerpo que ha perdido su sombra, sino la sombra que ha perdido su cuerpo.

    * Todo ello terminará en que el hombre volverá a desear frenéticamente… un mundo.

    18.- Las formas de la vida triunfante en estos años son provisionales, y por lo mismo, muy transitorias.

    * Verdad es que todo es transitorio, y en esto radica su gracia.

    * La vida humana eterna sería insoportable.

    * Cobra valor precisamente porque su brevedad la aprieta, densifica y hace compacta.

    * Delicia de lo fugaz, grácil vibración de espada que esta huidez presta a todo lo vital.

    * Galileo pedía como castigo para los detrattori della corruptibilitá que fuesen convertidos en estatuas.

    * Y el viejo haikai nipón dice: Este mundo de rocío no es más que un mundo de rocío. … ¡Y sin embargo!…

    19.- El problema de la historia es el problema de la felicidad.

    * Porque la historia se propone comprender lo que en su última intimidad fue la vida de esta o la otra época.

    * Ahora bien; toda época se siente, en su postrer fondo, feliz.

    * La vida es siempre feliz en su gran cuenca total.

    * La prueba de ello es que ninguna época ha querido en serio ser otra determinada.

    * Cada época tiene su vida, y la siente como suya, porque en ella, siendo tal y como es, se siente feliz.

    * El error está en creer que la felicidad excluye el dolor y las angustias.

    * Al revés, las incluye, son ingredientes de ella.

    *¡Terrible misterio de la vida, que es en todo tiempo profundamente, inquebrantablemente beatífica, y reposa en sí misma!

    …………………….

    ¿Tienes, Cumpa atriero, algunas otras Piezas LEGO para Armar?

  • Isidoro García

         “La evolución no sólo afecta a las especies sino al propio concepto evolutivo. La evolución evoluciona ella misma, y por ello nos encontramos en un momento de transición, cuya importancia se equipara a la del salto hacia la multicelularidad, hace seiscientos millones de años”. (Gregory Stock)

     
     
    El tema de la aceleración del futuro es tal, que causa vértigo y mucha ansiedad, (que es un “exceso” de futuro). Pero también hay razones para la esperanza. Y la Ciencia de la Evolución, además de que nos muestra unas fuerzas que nos arrastran lo queramos o no, también nos muestra que existe una tendencia imparable al aumento de nuestro conocimiento de la realidad y a la coordinación general de grupo.

         Con un conocimiento perfeccionado de la realidad, adquirimos un mayor equilibrio de nuestra mente, lo que facilita el que dejemos aflorar en nosotros, nuestra tendencia innata a obtener los valores superiores, que señalaba Maslow, en pro de la verdad, la belleza y el bien.
     
      Otro tema es que quizás la especie nuestra, desaparezca, al igual que desaparecieron los Neandertales, y varias especies mas de homínidos y “homos”, que nos precedieron. Es ley de vida y Ley Universal. Pero moriremos sabiendo que nuestros tatataranietos, vivirán momentos mucho mejores que los nuestros.
     

       Y eso es consuelo para todo padre y abuelo. (Y el que quiera creerlo, puede creer que quizás nosotros veremos dicho triunfo de una forma misteriosa).   

  • mª pilar

    ¡Por favor Isidoro … un poco de mesura!

    Está contento con lo que hace, piensa, vive…:

    ¡Tranquilo, nadie se lo impedirá!

    Las demás personas … también tienen sus derechos y su manera de vivir; ni son mejores ni peores … pero son tan digno como Vd. de respeto.

    mª pilar

  • Isidoro García

    El tema de lo post-humano, de que habla Castillo, en el artículo que manda Oscar es el tema de la verdadera naturaleza del hombre. Dice Jorge en un momento de este capítulo 8: “yo no quiero que me transformen en otra cosa diferente a lo que soy, aunque sea mejor, al menos sin mi consentimiento”.

       Pero, ¿qué cosa es lo que somos?. Es un tema muy importante en el sentido de la posible transhumanidad del hombre. Leía hace poco que muchos filósofos no habla de la naturaleza humana, sino de la condición humana, para expresar que el hombre, por primera vez en la evolución en la Tierra, no tiene una naturaleza fija, estable, sino más bien proteica, flexible, dúctil, que se va enriqueciendo paulatinamente por efecto de la cultura, hasta llegar a transformarse en una especie “diferente”.

       Y claro, en función de lo que pensemos sobre donde reside la verdadera esencia del hombre, varía sin duda, la imagen que nuestra imaginación debe crear para comprender la utopía sobre el futuro.

        Tradicionalmente se ha pensado que nuestra esencia está en nuestro cuerpo: cuando el cuerpo muere, todo muere. Pero los avances en cibernética y en todo, hacen como muy posible en un futuro, el mind uploading, la transferencia mental de un soporte no biológico, y su activación en un sistema informático o mediante una retransferencia a otro cerebro biológico “vacío”.
        Lo que si está claro, que planteamientos como los de Castillo, son cantos al sol. El ser humano no resuelve todos sus problemas, antes de seguir adelante. Entre otras cosas, porque muchos problemas antiguos se resuelven con las nuevas tecnologías. (Aunque se crean otras),
     
     El tema del Congreso del que habla Castillo se explica en
    http://www.tendencias21.net/Naturaleza-humana-2-0-investiga-si-se-esta-creando-un-nuevo-ser-humano_a41875.html
     Los que estén interesados en estos temas del futuro ya presente, pueden leer muchos artículos sobre este tema en ea web.   
     
     

  • oscar varela

    Hola!

    José María Castillo acepta y titubea en una reflexión sobre los “Post-humano”.

    Ver http://www.redescristianas.net/lo-religioso-o-lo-humanojose-m-castillo-teologo/

    (mal titulado porque lo importante del Art. es lo que señalé sobre su atopamiento con lo “Post-humano”.

    ¡Voy todavía! – Óscar.

  • Isidoro García

    Amigo Jorge:
          Si lo que viaja es la información, entonces estás tú cayendo también en un modelo “informático”, como el mío. Pues la informática no es otra cosa más que un proceso de información.

         Pero en tu modelo habría un fallo que no recuerdo si lo has contemplado. Para su corporización en un momento pasado, se necesita realizar la transferencia mental de la información envíada o mind uploading, en ese momento, para lo que se necesitaría la utilización en un momento del pasado, de una maquinaria adecuada.
         ¿Cómo se realizaría el primer viaje, el viaje inicial?. 

          De todas formas, tal y como se está poniendo el patio, no deseo mucho seguir con estas especulaciones, pues luego siempre hay algún patoso, que se ríe de nosotros, y no quiero ir a mayores.
     

         Hace cincuenta años, cuando no había tv, cuando iba uno de la capital a un pueblo, y le decía a un pastor de ovejas, que allí había edificios de cuarenta pisos, se reía, el campesino se reía. Hoy día, sigue habiendo más paletos de lo que parece, incluso algunos con estudios.

  • Isidoro García

    Cumpa” Oscar:
    Tú tan gracioso e ingenioso como siempre: o sea muy poquito.
    Y tan marrullero, como siempre: o sea mucho.
     
    Oscar, tú sabes que eres único. ¡¡¡Gracias a Dios!!!. 

  • oscar varela

    Hola Isidoro!
    Le dices a Jorge:
    – (Jorge, te contestaré más tarde).

    ¿Para qué dejar para “más tarde” lo que puedes hacer “instantáneamente

    si lees con atención lo que te decía Jorge:

    – “Enviar información de un lugar a otro de forma instantánea puede ser posible mediante tecnología cuántica, nada hay que lo impida.”-

    ¿O no es así, aunque no sea la Plenitud humana de Jorge?

    ¡Vamos todavía!

    NOTA: aunque, de seguir así, no habrá que “IR” a ningún LADO. Tan solo ESTAREMOS.

    El problemita que se nos crea, entonces, es que ya no habrá más LADOS a dónde ir porque ya no habrá, tampoco “DÓNDES” ¿no?.

    Óscar.

  • oscar varela

    Hola Isidoro!

    DESPRECIO

    Interesante FANTASÍA la tuya!

    Abrazo Cumpa – Óscar.

  • Isidoro García

    (Jorge, te contestaré más tarde).

    Os mando una pequeña meditación dominguera.
    “Nihilismo, cinismo, sarcasmo y orgasmo, con ese lema en Francia me hubieran hecho Presidente de la República”, cuenta como chiste Woody Allen en su película, “Desmontando a Harry”.

        Lo malo del nihilismo es que va paralizando poco a poco como el curare de las flechas de los indios o como el veneno de las serpientes.

          Cada vez que sentimos que un tema no vale la pena, que todo es una bobada, una ficción que hacemos para no volvernos locos en este desierto, vamos quitándonos uno a uno los escudos que nos protegen, hasta quedar inermes ante una realidad que es como un tren que se nos echa encima a toda pastilla.

         La política, ¡Bah!… la religión, ¡una ficción!… la vida sentimental, ¡una trampa infantil y mortal de necesidad!…, la cultura, ¡una forma de matar el rato y no tirarse al metro!, el fútbol, ¡…!

       Y con tanta sensata “deconstrucción”, no nos queda ya otra cosa que esperar a que llegue nuestro turno.
     

     

         Y por eso a pesar de que en “El gran Lewosky”, lo dicen en plan de chiste, ser nihilista es una cosa que tiene que cansar mucho. 

     

  • Jorge

    Me explico Isidoro. La mayor parte del viaje relatado que copias aquí lo entiendo en forma virtual. Nosotros físicamente estaremos metidos en una cabina en coma profundo inducido. Es nuestro cerebro el que estará conectado a tu inmenso ordenador con toda la información de toda la historia natural y humana al máximo de detalle y fidelidad, sin errores, justo tal y como ocurrió. Por tanto el acceso de nosotros a toda la historia estará abierto y accesible con todo el detalle que queramos tener. Lo veremos, lo sentiremos, lo experimentaremos como si fuese real. El juego, del comentario anterior, comienza cuando el ordenador nos dé la posibilidad de intervenir en la historia con un avatar. Y el avatar responde a todos nuestros deseos pero no tiene capacidad para transformar la historia real, solo fabricará mundos ficticios. En esta fase lo aprenderemos todo, lo sabremos todo, referente a nosotros mismos, a los demás y al mundo. Y como nuestra memoria es limitada pues se transferirá a un accesorio personal externo para que la tengamos archivada y disponible. Es una fase de aprendizaje dure lo que dure. Y no saldremos de ella hasta que estemos reconciliados con nosotros mismos con los demás y con el mundo.
     
    Solo cuando ganemos la partida nos despertarán y nos darán el visado para ser ciudadanos del Cielo. Entonces y sólo entonces comenzará nuestra vida real en el Reino de las estrellas. Entonces tendremos pleno conocimiento, por tanto sin secretos, con lo cual reconciliados con todos y con todo, podremos amarnos plenamente.
     
    Esto es pura fantasía. Aquí no hay descripción de la Plenitud. En la descripción de la Plenitud no interviene la fantasía, sino justo el Mundo Nuevo al que se refiere Jesús de Nazaret con el anuncio del Reino de Dios. Un mundo de justicia, de paz, de amor….. en plenitud. Y repito aquí lo que interviene no es la fantasía, sino mi fe en el triunfo final del bien, y la esperanza de que queden saciadas por exceso todas mis expectativas de futuro.
     
     
    En la cuestión tecnológica. Es cierto lo que dices que en el mundo por encima del nivel cuántico, a partir del confinamiento de quaks en los hadrones (protones, neutrones…) y demás, la aleatoriedad del nivel cuántico desaparece. Pero esto no quiere decir que no podamos intervenir en el nivel cuántico tecnológicamente. De hecho ya se está haciendo. Con respecto a los viajes temporales no son los cuerpos físicos, nosotros incluidos, los que metemos en una nave que viaja, sino que solo viaja la información. La teletransportación consiste en una cabina de salida, en donde se recoge toda la información necesaria y una cabina de salida a donde llega la información, que luego en ella es procesada y se reconstruye el objeto con la información recibida a modo de una copiadora 3D. Ya se están haciendo los primeros ensayos en laboratorio. Parece que van bien. Enviar información de un lugar a otro de forma instantánea puede ser posible mediante tecnología cuántica, nada hay que lo impida aunque por ahora pueda parecer una quimera. Einstein se negaba a reconocer que la información entre spines ligados era instantánea, saltándose la constante de la velocidad de la luz. Einstein también cometió errores y éste es uno de ellos.

  • Isidoro García

    Jorge: Particularmente. Yo creo que uno de los errores que se cometen en el anaális científico, es extrapolar las condiciones y reglas del Universo, aplicadas a un nivel, (holón), en otro.
     
       Las Leyes del Universo son universales, pero en cada nivel de evolución se aplican de diferente manera, incluso muchas veces aparentemente opuestas. En el mundo de loa átomos y moléculas, rigen las leyes de la Química, que son una particularización especial de las de la Física de partículas.

       En el mundo de la Vida, rigen unas leyes biológicas, que son particularización especializada de las de la Química y la Física.Entonces, las leyes de las partículas, (la física cuántica), tiene unas leyes, relacionadas de algunas manera, (que se está investigando: las “cuerdas”), con las leyes de lo macro. Pero son DISTINTAS.

         Y por ello, mi opinión personal, es que las leyes de la física cuántica no se podrán aplicar nunca a organismos de nivel superior. Parece contradictorio, pero así es.

        Por ello, te diré mi estimación personal de las probabilidades de cada hipótesis de futuro:
    -Existencia de otros seres inteligentes en el Universo: 99 %
    -Que algunos de esos seres inteligentes, ya nos conozcan y nos observen: 80 %
    -Viajes a velocidades cercanos a la velocidad de la luz, (0,8 o más): 10 %
    -Viajes por encima de la velocidad de la luz: 0,1 %
    -Viajes instantáneos: 0,001 %
    -Viajes significativos en el tiempo hacia adelante y sin vuelta atrás, (lo de los gemelos): 1 %
    -Viajes en el tiempo para atrás: 0,0000000001 %, (por no decir que son imposibles, que siempre es arriesgado).  

         Respecto al mundo futuro que imaginas, solo he tenido en cuenta tus palabras, que reproduzco:
    “Yo me imagino que nuestros seres queridos cuando nos resuciten, nos prepararán un ambiente agradable, muy similar al que tuvimos en nuestra vida del presente, para no quedarnos demasiado traumatizados, y despertemos plácidamente como de un sueño junto a ellos.
    Incluso podríamos adoptar una imagen nueva con la que nos sintamos más a gusto, que podríamos modificar si nos apetece, la que refleje mejor nuestro carácter, situación o personalidad: niños encantadores, jóvenes bellos llenos de vitalidad, maduros con energía e inteligencia o ancianos cargados de experiencia, serenos y apacibles.
    Una primera fase, la cual dedicaremos a viajar en el tiempo para observar, explorar y descubrir, lo que queramos.    
         Dirigiendo nuestro viaje como nos guste, al ritmo que nos apetezca, pudiendo quedarnos placenteramente en aquellos lugares de ensueño, o bien por pura curiosidad o conocimiento, ir a aquellos otros lugares conflictivos o desagradables que han tenido lugar a lo largo de la historia. Viajaremos a nuestra querida Tierra, que abrirá toda su vida a nuestra mirada consciente.
         Dispondremos de todo el tiempo que queramos o necesitemos, para asistir a cualquier momento de la historia que nos interese, por ejemplo, a un concierto de los Beatles, al estreno de Aída, algún consejo de ministros de cierto presidente o de algún rey, a las fiestas de Versalles o las orgías romanas, al entierro de Tutankamón o a la coronación de Napoleón, de Cesar Augusto, o de Alejandro, pasearnos por los jardines de Babilonia o por las calles de la Roma Imperial, lo que queramos.
     En cualquier momento de la historia del hombre, todas las veces que queramos. ¡¡Será maravilloso!!
           No sólo podremos viajar a un momento de la historia humana cuantas veces queramos, sino también por curiosidad a la historia de la vida. Podremos presenciar el tiempo del origen del hombre, de los mamíferos, de los dinosaurios, del momento en el que empezó la vida en los continentes y en los mares, en el mismo origen de la vida.
         Si queremos podremos asistir a la formación de la Tierra y el sistema solar, de nuestra galaxia y por qué no, en el mismo instante del origen del Universo. Podremos conocer todo lo ocurrido en la historia desde el origen del mundo, de la vida, del hombre. Pero también viajar hacia el futuro, después de nuestra muerte, y ver qué ocurrió en la historia humana, hasta alcanzar la última generación del hombre, de la que todo depende.
          Algunos permanecerán mucho tiempo engolfados y extasiados en esta primera fase, viéndolo todo, observándolo todo, cargándose de conocimiento, sabiduría y experiencia.
          Instalados en su mundo, no podríamos resistir la tentación de ir al tiempo y lugar donde ocurrió nuestra vida…
          Y sentiremos una vergüenza tremenda, porque todo estará al alcance de cualquiera que quiera verlo, sobre todo de aquellos que nos importa o a los que les hicimos la puñeta. Todos sabrán todo lo mío, pero yo también sabré lo de todos. Nada de lo que haya sucedido, dicho, pensado, deseado, hecho, quedará oculto. Todo lo secreto será revelado, quedará expuesto a la vista de todos.    
         Comenzará una etapa, que llamaremos etapa infantil, asombrados y llenos de felicidad, en la que compartiremos nuestras experiencias de viaje con los otros, los compañeros que están en la misma etapa y fase de vida personal.
         Nos pasaremos mucho tiempo, contándonos miles de historias, en una fiesta fabulosa y espléndida, llena de placer y diversión, todas las veces que queramos. Incluso podremos ir en nuevos viajes espaciotemporales acompañados de nuestros seres queridos, para divertirnos y disfrutar con ellos, en el carnaval de Río o de un paseo por las playas de Bali.
           Cuando nos cansemos, porque de todo se cansa uno, iniciaremos un nuevo viaje de conocimiento del mundo que viviremos entonces, las ciudades del Reino de las estrellas.
          Sin duda será un mundo extraño para nuestro modo de ver las cosas, porque el tiempo y el espacio, la materia y la energía estarán bajo nuestro control. Nada tendrá el poder de oponerse a nuestros deseos. Sin angustias ni miedos, viajaremos solos o acompañados, por las galaxias, y esos otros mundos extraños habitados por el hombre.
          Haremos una multitud de amigos, porque tendremos todo el tiempo que queramos. Nos amaremos profundamente, pues ya no podrá existir ninguna doblez, ni mentira, ni engaños, porque nadie podrá guardar nada en secreto, lo sabremos todo de todos. Nadie podrá molestarse, ni enfadarse contra nadie. Será un mundo perfecto”.
     
     
        No sigo. Pero eso es lo que dices.

  • Isidoro García

    Oscar: Del desprecio con que mencionaste, ayer a las 5,37, “la Ficción de Isidoro, y a esa super-computadora locamente imaginada”, sin molestarte siquiera, (no tenías por qué hacerlo), a criticarla mas o menos con algún argumento,

    Y del capitulito de las confesiones de las locuras del Quijote, que nos has colocado hoy, está claro, que tú eres el sensato, y yo soy el loco.
          Espero que no te molestes con lo que te voy a decir, pero me ha recordado mucho a una “Bio”, que tiene puesto un twitero, TORTILLO™, que dice así:

    “Que sí, bonito, que lo tuyo es mejor siempre. Que también, bonito, que yo soy gilipollas y tú no. Venga, camine”.

    Pues eso.
     

  • Jorge

    Isidoro, tu sistema tecnológico cibernético me pone a la defensiva, no me gusta. No me gusta, pero tengo que hacer el esfuerzo de lidiar con él, pues sé que proyectando al futuro, es que ya tenemos aquí la combinación de nuestra biología con artefactos tecnológicos y esto sólo hará sino aumentar, introduciendo en nuestro cerebro todo tipo de artefactos. La pregunta es inmediata ¿cuánto tiempo tardaremos en prescindir de nuestro sustrato biológico? ¿Seguiremos siendo humanos? ¿no serán esos seres no biológicos pero sí humanos “los hijos de los hombres”, tal como Jesús se nombraba a sí mismo como “el Hijo del Hombre”, único título que aceptó?
     
    Hablas de un inmenso ordenador como una Mente Universal, nada menos que como punto final o punto omega, en donde existe la interconexión plena de todos los seres ¿humanos? individuales. Pero para mí lo fundamental e importante no es ese inmenso ordenador, que sólo considero como un objeto valioso pues contendrá toda la información que se precise y accesible a todo el mundo, sino que lo fundamental e importante son los individuos que están unidos en una comunidad de plenitud de vida y de amor, inmensa, múltiple y diversa, sin pérdida alguna de identidad propia de cada uno de los que la componen. Es la Plenitud de amor y de vida humana lo importante y no solo tener todo el conocimiento y la información siempre accesible. Esto también pero no es suficiente. Y ya que estamos imaginando, yo lo quiero todo.
     
    Inicio la respuesta tecnológica sobre los viajes temporales. Si el tema te interesa pues en la red hay información, como en todo. En Wikipedia si buscas viajes temporales dejando lo de las paradojas se ofrece una serie de soluciones. A mí la que más me interesa es el dominio tecnológico del nivel cuántico por dos razones: la primera porque en este nivel no existe la flecha del tiempo, incluido el espacio-tiempo, que la relatividad general proponía como un continuo, ahora parece que funciona mejor con estructura cuántica, es decir, que hay partículas elementales de tiempo y si logramos manejar tecnológicamente estas partículas pues…. Y la segunda razón es el ligamiento de spín. Si dos partículas están ligadas tienen spines contrarios (+ y-), de tal manera que si determinamos que una de ellas es +, la otra obligatoriamente es – o al revés, sea cualquiera la distancia que las separa. Si yo tengo una de las partículas aquí en la tierra p.e. +, la otra en la galaxia de Andrómeda a millones de años luz de distancia es necesariamente -. Se cree que es posible pasar información instantánea sin esperar el tiempo que tardaría la luz en recorrerla. Y esto se podría aplicar a los viajes temporales instantáneos.
     
     
    En lo que respecta a Cristo en mi propuesta es central, tanto que no la hace compatible con el paraíso o nirvana o lo que sea de las otras religiones. El Cristo no es un cargo que ejerce una función sino una persona humana insustituible, el único responsable del origen, desarrollo y culminación de la Plenitud Humana, por ser el único que tiene la Plenitud Humana constitutivamente desde siempre y para siempre. Si a ti te parece que la Plenitud Humana que propongo es el paraíso infantil de todos felices y comieron perdices, pues una de dos o yo no te he sabido explicar en qué consiste la Plenitud Humana o el Reino de Dios, o tú no la has entendido. Puedo explicártela todo lo amplia que necesites.

  • mª pilar

    ¡Gracias Oscar!

    Por poner un punto de sosiego, volviendo a poner los pies en el suelo.

    Esta noche, he perdido algunas horas (imprescindibles) de sueño.

    Y mi locura es… que desde el Proyecto de vida que Jesús de Nazaret… nos mostró, dentro de mis limitaciones ¡que las hay!…

    Hacerlo posible en la medida de mis fuerzas.

    ¡Gracias amigo!

    Releer estos pasajes del Quijote… han serenado mi espíritu.

    pili-mª pilar

  • oscar varela

    Capítulo LXXIV (y final) – Don Quijote de la Mancha-

    Como las cosas humanas no sean eternas, yendo siempre en declinación de sus principios hasta llegar á su último fin, especialmente las vidas de los hombres, y como la de don Quijote no tuviese privilegio del cielo para detener el curso de la suya, llegó su fin y acaba­miento cuando él menos lo pensaba; porque,

    * ó ya fuese de la melancolía que le causaba el verse vencido,

    * ó ya por disposición del cielo, que así lo ordenaba,

    se le arraigó una calentura, que le tuvo seis días en la cama, en los cuales fué visitado muchas veces del Cura, del Bachiller y del Barbero, sus amigos, sin quitársele de la cabecera Sancho Panza, su buen escudero.

    Estos, cre­yendo que la pesadumbre de verse vencido y de no ver cumplido su deseo en la libertad y desencanto de Dul­cinea le tenía de aquella suerte, por todas las vías posibles procuraban alegrarle,

    Pero no por esto dejaba don Qui­jote sus tristezas.

    Rogó don Quijote que le dejasen solo, porque quería dormir un poco.

    …………………

    Hiciéronlo así y durmió de un tirón, como dicen, más de seis horas; tanto, que pensaron el Ama y la , Sobrina que se había de quedar en el sueño. Despertó al cabo del tiempo dicho, y dando una gran voz, dijo:

    —¡Bendito sea el poderoso Dios, que tanto bien me ha hecho! En fin, sus misericordias no tienen límite, ni las abrevian ni impiden los pecados de los hombres.

    Estuvo atenta la Sobrina á las razones del tío: —¿Qué es lo que vuesa merced dice, señor? ¿Tene­mos algo de nuevo? ¿Qué misericordias son éstas, ó qué pecados de los hombres?

    —Las misericordias —respondió don Quijote—, So­brina, son las que en este instante ha usado Dios con­migo, á quien, como dije, no las impiden mis pecados.

    ·         Yo tengo juicio ya, libre y claro, sin las sombras caligi­nosas de la ignorancia, que sobre él me pusieron mi amarga y continua leyenda de los detestables libros de las caballerías.

    ·         Ya conozco sus disparates y sus embe­lecos, y no me pesa sino que este desengaño ha llegado tan tarde, que no me deja tiempo para hacer alguna recompensa, leyendo otros que sean luz del alma.

    ·         Yo me siento, Sobrina, á punto de muerte; querría hacerla de tal modo, que diese á entender que no había sido mi vida tan mala, que dejase renombre de loco; que puesto que lo he sido, no querría confirmar esta verdad en mi muerte.

    ·         Llámame, amiga, á mis buenos amigos: al Cura, al bachiller Sansón Carrasco y á maese Nicolás el bar­bero que quiero confesarme y hacer mi testamento.

    —Dadme albricias, buenos señores, de que ya yo no soy don Quijote de la Mancha, sino Alonso Quijano, á quien mis costumbres me dieron renombre de Bueno.

    ·         Ya me son odiosas todas las historias profanas de la andante caballería;

    ·         ya conozco mi necedad y el peligro en que me pusieron haberlas leído;

    ·         ya, por misericordia de Dios, escarmentando en cabeza propia, las abomino.

    —Los de hasta aquí han sido verdaderos en mi daño, los ha de volver mi muerte, con ayuda del cielo, en mi provecho. Yo, señores, siento que me voy muriendo á toda priesa: déjense burlas apar­te, y tráiganme un confesor que me confiese y un escri­bano que haga mi testamento; que en tales trances como éste no se ha de burlar el hombre con el alma; y así, suplico que en tanto que el señor Cura me confiesa, vayan por el escribano.

    ……………

    Acabóse la confesión, y salió el Cura, diciendo:       

    —Verdaderamente se muere, y verdaderamente está cuerdo Alonso Quijano el Bueno; bien podemos entrar para que haga su testamento.

    Volviéndose don Quijote á Sancho, le dijo:

    -Perdóname, amigo, de la ocasión que te he dado de parecer loco como yo, haciéndote caer en el error en que yo he caído, de que hubo y hay caballeros an­dantes en el mundo.

    —¡Ay! —respondió Sancho llorando—. No se muera vuesa merced, señor mío, sino tome mi consejo, y viva muchos años; porque la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir, sin más ni más, sin que nadie le mate, ni otras manos le acaben que las de la melancolía.

    —Señores —dijo don Quijote—, vámonos poco á poco. Yo fui loco, y ya soy cuerdo: fui don Quijote de la Man­cha, y soy agora, como he dicho, Alonso Quijano el Bue­no. Pueda con vuesas mercedes mi arrepentimiento y mi verdad volverme á la estimación que de mí se tenía.

    ………………….

    Déjanse de poner aquí los llantos de Sancho, sobri­na y ama de don Quijote, los nuevos epitafios de su sepultura, aunque Sansón Carrasco le puso éste:

    Yace aquí el Hidalgo fuerte

    Que á tanto extremo llegó

    De valiente, que se advierte

    Que la muerte no triunfó

    De su vida con su muerte.

    Tuvo a todo el mundo en poco;

    Fué el espantajo y el coco

    Del mundo, en tal coyuntura,

    Que acreditó su ventura,

    Morir cuerdo y vivir loco.

    ………………………….

  • Isidoro García

    Oscar: Claro que es una “locura”. Ser cristiano es una “locura”. Lo crees o no lo crees.

        Pero es que vivir sin fe, también es una “locura”, como lo prueban los millones de personas sujetos a tratamientos psiquiátricos, a la toma de pastillas de todo tipo, adictos a todo tipo de adicciones, desde drogas, alcohol, sexo desaforado, consumismo sin fin, agresividades y abusos, cuando no hundidos en depresiones y ansiedades estresadoras. Abundan las familias que van todos sus miembros al psiquiatra, y son unos privilegiados.

      Normalmente se suele pensar, (incluso muchos creyentes lo hacen), que el albergar alguna fe y esperanza en una vida posterior a la muerte biológica, es un tema de miedo a la muerte. Puede haber en muchos, algo de esto.

       Pero yo particularmente creo que también hay un mucho de encontrar un sentido a una vida, que por mucho voluntarismo que pongamos, tiene poco. Ya se lo de que la vida es bella, las flores crecen, las mariposas vuelan, las nubes cantan y el cielo se levanta. Y todo es de color de rosa, para algunos. A mí no me convence, (y menos a mis 69 años, y como no vivo en ningún chalet en el campo, ni tengo novia, se ve que lo tengo mas difícil – es broma).

      Otros muy posiblemente para evadir con los problemas generales, los problemas personales, (“La mayor mentira que cometemos es la que nos contamos a nosotros mismos”T. Merton), se obsesionan por la política, y les “preocupa mucho”, lo de este gobierno o lo del otro, (sobre todo si no es de los suyos, porque con los suyos, los sapos son golosinas y se los tragan con alegría).

       ¿No es acaso una locura?. ¿Y qué cosa, no es una locura?. Por eso antes de señalar la mancha, mirémonos nuestro traje.

        Acabo con una cita de Rafael Argullol, donde nos describe la situación:
        “El trono está vacío. Ninguna fuerza crea valores de ilusión, acaso con la excepción de la codicia; pero la codicia, por sí sola, únicamente reproduce el baile alrededor del Becerro de Oro al ritmo de un frenético presente continuo.
    En el horizonte, aparentemente, no hay pretendientes capaces de ocupar el altar vacío. Podría suceder que el altar ya se hubiera quedado vacío para siempre y que nos hayamos adentrado en una humanidad ajena a las ilusiones, por apatía, por escarmiento o por sano escepticismo.
       Se esté incubando el nuevo aspirante a ocupar el altar del dios desconocido. Y que de la naturaleza de ese dios dependa que nos encaminemos a una Edad Oscura o pongamos rumbo hacia un Renacimiento”.

        Y ahora acabo de verdad, con una cita, que no se de quien es:
        “Un verdadero anciano posee una buena dosis de locura, quizás más que cualquier adulto, adolescente o niño. Nuestro “humano salvaje (natural),es nuestra espontaneidad, nuestra vivacidad salvaje (natural), nuestra presencia inocente, nuestra resistencia a la opresión, nuestra regla que trasciende la vivacidad y la autosuficiencia que la convención social no puede contener.
        Estamos diseñados para desarrollar más profundamente este estado salvaje a medida que maduramos, y hacemos lo contrario, y nos vamos alejando de ese estado. Cuando vivimos centrados en el alma, inmersos en la danza de la vida con los misterios de la naturaleza y la mente, nuestro estado salvaje (natural) florece”.
       Aquí, lo “salvaje” = natural, es lo contrario a esa tentación de sentir que uno está de vuelta todo, con mas conchas que un galápago, desconfiado de todos, que desprecia las uvas que están “verdes”, y que pretende arrastrar a los demás a su océano de hastío para no sentirse solo. “Salvaje” = “locura”.

  • oscar varela

    PANORAMA o PAISAJE

    Con el mismo material geográfico y aun antropo­lógico se producen historias diferentes

    ………………

    Lo que importa comprender es por qué un pueblo que se desplaza se detiene de pronto y se adscribe a un paisaje.

    * Es como un hombre que avanza entre las mujeres y de pronto queda prendido, prendado de una. Es vano acudir, como se suele, con consideraciones utilitarias que sucumben siempre entre contradicciones de los hechos.

    * Hay que acabar por reconocer una afinidad entre el alma de un pueblo y el estilo de su paisaje.

    * Por eso se fija aquel en este: porque le gusta.

    * Existe una rela­ción simbólica entre nación y territorio.

    * Los pueblos buscan su paisaje afín, que en el secreto fondo de su alma les ha sido prometido por Dios. La tierra prometida es el paisaje pro­metido.

    …………………

    La tierra actúa sobre el hombre, no direc­tamente causando sus acciones, sino indirectamente planteándole problemas.

    * El proyecto de existencia, la peculiar idea o ideal de la vida que lleva un pueblo dentro de sí mismo, en cada una de sus épocas, oprime el contorno y bajo el perfil de esa determinada presión es cuando el contorno geográfico adquiere también un perfil determi­nado de dificultad.

    * Pero hay que añadir que también de facilidad.

    * No hay que subrayar exclusivamente aquella; no hay que melo- dramatizar fuera de hora.

    * El reto del contorno no puede ser solo reto; no puede ser pura dificultad, sino que es también, en una u otra dosis, facilidad.

    * Sin ciertas facilidades afines a lo que un cierto hombre quiere ser, sucumbiría; no habría, pues, historia.

    …………………….

    * Cada lugar geográfico, en cuanto espacio para una posible historia, es función de muchas variables:

    UNA: del estado de la técnica.

    DOS: pero este estado de la técnica, a su vez, depende de la figura de la vida toda.

    * hay siempre que contar, pri­mero, con cómo sea el hombre.

    Por ejemplo:

    * Cuando los primeros misioneros exponían a los esquimales la doctrina cristiana y les describían las felicidades de la beatitud en el Paraíso celestial, los esquimales pre­guntaron:

    —Pero ¿en el cielo hay focas?

    Y como los misioneros respondieron que no las había, los esqui­males sacudieron preocupados la cabeza y dijeron:

    —Entonces, el cielo cristiano no sirve para los esquimales. Porque ¿qué hace un esquimal sin focas?

    Esta broma de Heine, fundada, tal vez, en el relato de algún misionero, expresa con gracia la efec­tiva y permanente situación del hombre respecto a su contorno no en la otra vida, pero sí en esta.

    …………………

    Hay que llegar a todas estas cuestiones desde un punto de vista mucho más radical, decisivo y previo a tal consideración biológica y zoológica.

    * la cuestión del puesto zoológico del hombre, el problema filogenético del hom­bre, es secundaria y para nada decisiva.

    * Lo que caracteriza al hombre es la ubérrima abundancia de la fantasía de que son tan parcas las otras especies.

    * El hombre es un animal fantástico y que la historia universal es el esfuerzo gigantesco y mil veces milenario de ir, poco a poco, poniendo algún orden en la loca fantasía.

    * La historia de la razón es la his­toria de los estadios por los que ha ido pasando la domesticación de nuestro desaforado imaginar.

    …………………

    Si se supone que ya existía al principio esa facultad plenaria de razonar, no se comprende cómo ha perdido tanto tiempo en mani­festar su eficacia.

    * Pero tanto la biología como la psico­logía, son puntos de vista particulares y, por tanto, secundarios, que consisten en ocupaciones a las que el hombre se dedica cuando se encuentra ya viviendo.

    * Todas las ciencias particulares surgen dentro y a causa de la perspectiva fundamental y originaria que es el simple hecho de vivir.

    * En este tienen su origen, su cimiento y su justificación todas ellas; y por lo mismo nos transfieren como a una última instancia a la realidad radical que es nuestra vida—la humana vida, la cual es siempre y por lo pronto la de cada cual.

    * Y si llamamos radical a esta realidad que es mi vida no es porque se la considere

                * como la única realidad,

                * ni siquiera como la superior,

                * sino simplemente porque es para mí la raíz de todas las demás, las cuales, para serme tales realidades, tienen que aparecer o anunciarse de alguna manera dentro de mi vida.

    * Dios mismo, para serme Dios, tiene que revelarse a mí, tiene que manifestarse, epifanizarse de alguna manera en los espacios estremecidos y rever­berantes que constituyen mi vida.

    ………………….

    De este fenómeno radical importa ahora solo decir que consiste primariamente en el simple hecho de que el hombre se encuentra teniendo que ser, que existir en un elemento distinto de él, ajeno a él, en una circunstancia o medio que se suele llamar «mundo».

    * Vivir es, por lo pronto, el hallazgo que hace cada uno, a la vez, de su persona y de algo distinto y otro, diferente de él: el mundo.

    * El mundo no existiría para mí, no me haría cargo de él, no me sería mundo si no se me opusiese, si no resistiese a mis deseos y no limitase y, por tanto, negase mi intención de ser el que soy.

    * El mundo es, ante todo, resistencia a mí. Es lo hostil y por eso es lo otro que yo.

    * La relación primordial entre hombre y mundo se hace diáfana sin más que recurrir rápidamente a las tres únicas supo­siciones que cabe hacer:

    PRIMERA, que el mundo fuese pura facilidad; en puras comodidades para el hombre.

    SEGUNDA, que el mundo consistiese en solo hosti­lidad, en pura dificultad para el hombre.

    TERCERA, que el mundo sea un sistema combinado de facilidades y dificultades.

    * La segunda suposición, la del mundo como hostilidad, queda, sin más, eliminada porque en un mundo que fuese una absoluta dificultad sería imposible la vida humana. El hombre, al ir a ser, ipso facto sucumbiría.

    * La primera suposición es también imposible, pero su razón es más interesante.

    (Si yo quisiera avanzar ahora rectilíneamente y esta mesa, por sí misma, como adivinando mi deseo, cediese o me dejase pasar a su través, yo no la distinguiría de mí. Para distinguirla es preciso que tropiece con ella, que ella me resista. En ese supuesto mundo de puras faci­lidades, acontecería que el mundo no me sería mundo, sino simple­mente prolongación mía; sería como mi cuerpo mismo, sería yo. Un mundo, para serme mundo, tiene que consistir en resistencias, en dificultades; tiene que oponerse a mí. El aprender de los niños es a fuerza de coscorro­nes y de chocar con los muebles, aprender que su cuerpo tiene fronteras y límites; que su persona termina en un cierto lugar y que allí empieza otra cosa ajena y arisca.)

    * Con puras facilidades no habría tal mundo; y esto contradice el fenómeno radical, según el cual al sentirnos vivir nos descubrimos teniendo ante nosotros un elemento que nos es ajeno, que se nos resiste y se nos opone.

    * Vivir como «hallarse en lo que nos resiste», es lo que diferencia de un modo radical el sentido que tiene la palabra vida, cuando va referida al hombre y cuando va referida a Dios.

    * Porque para Dios vivir, ser, no es existir en un mundo. El no encuentra ninguna resistencia ni nada se le opone. Dios no tiene un mundo.

    * Un mundo que consistiese en puras facilidades no nos sería mundo; sería un paraíso.

    * El paraíso es un contorno que realiza nuestros deseos, que no se nos opone en nada.

    * Solo cuando el ángel flamígero arrojó a Adán y a Eva del Paraíso empezaron estos a tener, en el sentido natural del término, vida humana, porque lo que hizo entonces el ángel fue poner a Adán y Eva de patitas en el mundo; es decir, en lo resistente, hostil y otro que ellos.

    …………………

    El hombre es un perenne inadaptado e in- adaptable. Por eso tropieza con el mundo y por eso tiene mundo.

    * Porque el mundo no existe sino porque es tropiezo.

    * De aquí que la conducta del hombre sea inversa de la de los demás animales, los cuales se adaptan al medio, mientras que él procura adaptar el medio a su persona.

    * El destino del hombre implica tener que adaptar —por algún esfuerzo enérgico y con­tinuado— este mundo a sus exigencias constitutivas, esenciales, que son precisamente aquellas por las cuales él es un inadaptado.

    * Tiene que esforzarse en transformar este mundo que no coincide con él, que le es extraño, que no es, por tanto, el suyo; transfor­marle en otro en que se cumplan sus deseos.

    * Porque el hombre es un sistema de deseos imposibles en este mundo.

    * Crear, pues, otro mundo del que pueda decir que es su mundo, la idea de un mundo coincidente con el deseo es lo que se llama felicidad.

    * El hombre se siente infeliz y, precisamente por ello, su destino es la felicidad.

    * Ahora bien, no tiene otro instrumento para transformar este mundo en el mundo que puede ser suyo y con él coincidir que la técnica, y la física es la posibilidad de una técnica ilimitada.

    * De donde tenemos que la física es el órgano de la felicidad humana y que la instauración de esta ciencia ha sido dentro de lo humano el hecho más importante de la historia universal.

    …………………

    NOTA: ¿no convendría comprender un poquito más qué sea LA TÉCNICA como “imagianción”?

  • oscar varela

    Hola!

    1.- En torno a la Ficción de Isidoro

    Mientras esperamos esa Súper-Computadora locamente imaginada:

    Un archivo que el PRO hizo desaparecer

    El actual Gobierno argentina de Macri BORRA miles de Nota periodísticas de un Portal, que lo involucran judicialmente.

    http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-291854-2016-02-05.html
    Las nuevas autoridades ministeriales eliminaron el trabajo de más de tres años de investigaciones sobre violencia institucional, de género, lavado de dinero o civiles imputados en delitos de lesa humanidad.
    ………………………….

    2.- En torno a la Ficción de Jorge

    La tal “desaparición” será re-suscitada y limpiada de todo mal por la última generación humana que no conocerá la muerte sino que asistirá gratuitamente a la “apokatástasis panta”.

    …………………………

    Y “Colorín Colorado” este Cuento del loquito “don Quijote” (sin su Cumpa Sancho) se ha terminado! Y de modo muy parecido a lo que cuenta Isidoro, pues todo terminará “no dejando títere con cabeza” (solo el “Archivo-cabezón) de la Gran Mente Global Crística.

    Referencia: Don Quijote de la Mancha – Capítulo XXVI.

  • Isidoro García

    Amigo Jorge: Tu sistema escatológico, que está muy bien estructurado, tiene para mí dos grandes problemas.
       El primero que está basado tecnológicamente en el dominio de los viajes en el tiempo, lo que es algo bastante improbable, por razones de coherencia lógica interna. Pero además, en el caso de que fuera posible conseguirlo, (al igual que los viajes instantáneos, etc.) es algo, por decirlo de alguna manera, de ciencia-ficción.2, cuando nosotros estamos aún en puertas de la ciencia-ficción.1.

       Pero yo le veo otro problema, este de naturaleza teológica, y es el de la esencia del mensaje cristiano. En todo tu planteamiento, no queda muy claro, cual es el papel del Cristo.

        Yo creo que el verdadero mensaje de Jesús, como encarnación del Cristo, va mucho más lejos que solo ser un referente moral, al estilo Buda, Sócrates, Chuang Tzu, o Francisco de Asís. El verdadero mensaje del cristianismo es el de anunciar, un nuevo estadio futuro de la humanidad, que denominaba el “Reino de Dios”, que aunque él solo anunciaba su presencia y futuro, y su mucha importancia, a Pablo en sus apariciones a él, se lo describe con algo más de detalle, como el “Cuerpo de Cristo”, o la “Comunión de los Santos”.

       Y sería un sitio, donde todos seguimos funcionando, pero de forma mancomunada, coordinada y organizada, en una estructura unitaria, de rango superior, compuesta por individuos humanos, al estilo que un ser pluricelular está compuesto de células independientes, pero coordinadas centralmente. Y el centro sería la Dirección de la Humanidad, o “Cristo”, que no es un nombre, sino un cargo.

       Este anuncio revolucionario en su época, en su esencia, (con detalles distintos), es el mismo que a lo largo de la historia, fue hecho por diferentes sabios y fundadores de religiones, como Buda, (que lo hizo 500 años antes en un ámbito cultural distinto), Mahoma, Lao Tzu, etc.

        Y lo más extraordinario, es que la Ciencia evolucionista, lo confirma plenamente, pues se sabe que desde el momento Cero del Universo, este ha ido evolucionando, mediante la creación de estructuras, cada vez más sofisticadas y complejas, mediante la agregación y coordinación de estructuras más sencillas del escalón anterior.

       Esa es la base sobre la que se asienta el verdadero cristianismo, que lógicamente se puede aceptar o no. La visión meramente moralista del cristianismo, como una idea de buen trato entre los humanos, es como si pensáramos que el hombre, se basa en que las células del cuerpo humano no se ataquen entre sí, y se cuiden unas a otras.

       Eso es importante, básico e imprescindible, pero el hombre, no es un conjunto de células bien avenidas, es una estructura unitaria de rango superior al de sus células componentes, que hace y piensa muchas cosas, y que ni se acuerda de sus células componentes, mientras no le duela nada.

        Tu visión de futuro, es el del cielo infantil de nuestra época de catecismo. Haremos lo mismo que ahora, pero todos muy felices, comeremos perdices y viviremos para siempre, en paraísos idílicos, (tú en Tenerife, ya estás más cerca).

      Pero yo lo veo de otra manera más complicada. Haremos las mismas funciones de la Inteligencia que ahora: pensar, actuar y tener sentimientos. Pero lo haremos integrados en una grandiosa forma común.

        Imagínate que se consigue un software y un hardware, para integrar a distancia, mil millones de calculadoras de mano, de tal manera que su capacidad de memoria y proceso de cálculo individual, se coordinara en una especie de gran proceso informático en lotes.

       Las calculadoras, seguirían siendo eso, simples calculadoras de mano, pero ahora serían integrantes de un inmenso ordenador, que podría abordar problemas de una dimensión anteriormente impensable en ellas.

       Eso es el Cielo, el Nirvana, la Cristogénesis, la Mente Global, el Hombre del Tao, la Shekinah judía, etc.

      Por eso yo, particularmente, lo veo como un gran artificio o construcción informática-cibernética, creado por “Alguien”, ¿quizás “el Padre”?, y dirigido por un grupo de humanos selectos, el “Cristo”, enseñados y nombrados por ese “Alguien”.

        Alguno pensará que entonces todo será bastante más aburrido, que tu modelo, pero, si a ese enorme artificio cibernético, le unes las posibilidades de la “Realidad virtual”, ya tienes todo lo que quieras y más.

       Con este planteamiento, lo de la resurrección de los cuerpos, queda en un muy segundo plano, y es bastante más que dudoso. Pero aquí hay que considerar un tema filosófico fundamental: ¿Dónde está la verdadera naturaleza del hombre?, ¿qué cosa hay en el hombre, que si la eliminamos, ya no hay hombre?.

         Eso para mí está en la mente, en la actividad mental del cerebro. Pero esa actividad mental del cerebro, muy pronto y gracias a la Transferencia mental, (Mind uploading), se podrá conseguir sin base biológica, con lo que la inmortalidad puede ser conseguida.

          Con la sucesiva aparición de las generaciones futuras de humanos, se iría completando por un lado la gran Mente Humana Universal, y al mismo tiempo, las sucesivas generaciones irán avanzando en el nivel de conocimiento del Universo.

          Cuando lleguen al momento histórico de conseguir la inmortalidad de los cuerpos, que será el llamado Punto Omega de Teilhard, o el Fin del Mundo, tal y como lo conocemos, también se producirá la intercomunicación plena y directa de esa Gran Mente Global Crística, con la Comunidad Humana biológicamente viva, y se producirá así la culminación del gran salto evolutivo de la humanidad, y muy probablemente en ese momento, seremos admitidos a la gran Comunidad de Seres Inteligentes de esta Zona de la Galaxia.

          Yo a todo esto, si no hay contratiempos graves, no le doy más de quinientos años de plazo, (como el que dice mañana), pero en el camino tendremos que resolver enormes problema organizativos internos.
    ——-
    Wikipedia: Transferencia mental, (Mind uploading, en inglés), es una expresión acuñada por la corriente filosófica transhumanista y utilizada en el contexto de la ciencia ficción para referirse al hipotético proceso de codificación de una mente real para su posterior transvase a un sustrato artificial.
     
    La tesis implícita en el mind uploading es que, de hacerse efectivo, equivaldría a una particular especie de inmortalidad, en la medida en que el contenido total de una mente podría perpetuarse en sustratos físicos diferentes al del cerebro.

  • Jorge

    Gracias Isidoro por el elogio que haces a la imaginación y comparto contigo que los imaginativos tenemos que apoyarnos. Pero creo que entre imaginativos nos vendría bien una crítica constructiva a nuestras personales conjeturas, no para que pongamos los pies en tierra sino para hacerlas más coherentes. Compartiendo contigo mucho, siempre que, en capítulos anteriores o en otras líneas de Atrio, has expuesto tu sistema ulterior o de futuro basado en tu cosmovisión particular, lo he criticado, claro está porque mi cosmovisión y mis conjeturas son diferentes pero quizás igual de locas. Ahora tienes expuestas las mías. Te invito a que les hagas una crítica no sólo constructiva sino si te apetece demoledora. Con ello no te preocupes, pues estoy seguro de que me servirá no para desmontar mi sistema, sino para hacerle los ajustes necesarios. Siempre quedan cabos sueltos por atar.

  • Jorge

    Me apetece dar rienda suelta a la imaginación para divertirme un rato. Mi idea es que los seres humanos de la última generación en plenitud del conocimiento y del poder, en plenitud de la justicia y del amor, no pueden permitir que el curso de la historia se tuerza y no llegue al final en el bien, que les corresponde. Por tanto evitarán las paradojas temporales y todo aquello que lo ponga en peligro.
     
    Tendrán la capacidad de retornar a la vida a todos los seres humanos de cualquier tiempo y lugar de la historia, a mí y a todos. Enviarán desde el futuro un receptor cuántico, que tome toda la información necesaria y la teletrasnportarán a una cabina de recepción para reconstruirme exactamente tal y como soy en continuidad de vida y biografía, identidad, conciencia, memoria,…., sin que pueda percibir diferencias conmigo mismo porque no las hay. El momento de captación de información es el punto de mi vida en el que mi cerebro comience a sufrir un deterioro irrecuperable. Trasportado al futuro me sanarán de toda dolencia recuperando la salud y el vigor como nunca antes. Pero como no pueden arriesgarse a que haga lo que me dé la gana pues no tengo aún plenitud, me mantendrán en la cabina en coma inducido, hasta haber aprendido todo lo necesario. Me imagino un planeta de recepción con billones y billones de cabinas, que contienen a todos los resucitados en proceso de aprendizaje.
     

    Entonces iniciaré un juego virtual, pues físicamente no saldré de la cabina de llegada, con mi cerebro conectado a un ordenador inmenso que dispone de toda la información que el juego precise. Dispondré de un avatar que recorrerá el mundo y la historia con todo detalle, pudiendo hacer con ella lo que me dé la gana. Y aquí comienza el juego. Si me dedico a hacer salvajadas y atrocidades, a acumular riqueza y poder, a pisar a cuantos se opongan a mi ascenso,… pronto me veré metido en conflictos y si continúo pues habré transformado mi mundo en un infierno sin salida. De allí no saldré hasta que pida ayuda, profundamente arrepentido de lo que he hecho. Primera partida perdida y retornaré al principio. Puede que me maten miles de veces por hacer un juego peligroso. Puede,….. Con el tiempo y la práctica me daré cuenta de que la única forma de ganar la partida es haciendo el bien en todos los sentidos con todas las personas que me vaya encontrando, todas sin excluir a nadie, en particular aquellas empeñadas en hacerme daño.
     
     
    Ganando la partida y habiendo aprendido todo lo necesario para convivir con los demás seres humanos de la última generación en plenitud, me despertarán pues ya estaré preparado para obtener el visado para ser ciudadano del Cielo.

  • Jorge

    Oscar, abres temas para la reflexión profunda: sabiduría/locura, aprender con lo ridículo, razón/ficción, sensatez como deseo empecinado… No sé si éste es el lugar para hacerlo pues pensaba éste capítulo como la ligereza de un juego, pero tal vez sí, pues tanto Isidoro como  MªLuisa y tú mismo, apuntan a temas de gran calado filosófico. Reconozco que son temas que no he reflexionado lo suficiente, pero no tengo inconveniente en hacerlo, sobre todo si soy invitado a hacerlo y llevado por un dialogo que me ayude en las reflexiones. Un diálogo que no sé por dónde irá, pues no tengo aquí posiciones claras ni definidas. Me considero sensato y racional, pero son como un sustrato básico sin que lo haya alguna vez cuestionado y por tanto no tengo argumentos, dado que no he tenido la necesidad de sostenerlo, cuento con ello. Podría ser interesante para mí el remover lo básico, aunque al menos por ahora no haya tenido la disposición necesaria para aprender con lo ridículo.
     
    Sí MªPilar, en el juego de pensar la utopía he encajado ideas que son muy valiosas para mí. El texto del capítulo está plagado de ellas, con una fuerte dosis de optimismo en el futuro, con la mayor esperanza que he podido imaginar, con la más alta fe en cada ser humano y en el conjunto de la humanidad. Las que citas son hermosas ¿verdad?
     
    Ahora voy a tus dos preguntas del día 3. Primero contestaré a la segunda. Dices algo así: conseguida la Plenitud y resucitados todos los seres humanos en nuestra realidad física ¿dónde nos meteríamos? La misma pregunta les solía hacer a los testigos de Jehová cuando presentaban su cielo aquí en la Tierra era precisamente ésta. Su respuesta era para mí terrorífica solo se salvarían los 144.000 escogidos. Yo prefiero un Cielo en el que no falte nadie, una enorme multitud. Sabes que nuestro Universo es inmenso ¿verdad? Sólo nuestra galaxia contiene miles de millones de estrellas y que desde hace poco tiempo sabemos que es común que tengan planetas. Pero es que hay además miles de millones de galaxias. Espacio y lugares sobran aunque seamos multitud, incluso con humanos no terrícolas si es que existen. El Reino del Cielo es el Reino de las estrellas. Viajes espaciales y comunicación instantánea son posibles teóricamente si la tecnología cuántica se pone a punto. No estaremos en mundos separados sino interconectados entre sí, pudiendo ir en el mismo instante desde cualquier punto a cualquier tiempo y lugar de otro cualquiera. Formidable ¿verdad?
     
     
    Tu otra pregunta es más complicada. Un repaso somero a la historia resulta un horror de atrocidades. Dejando aparte la imaginación, preguntas ¿qué esperanza podemos tener viendo la historia incluso reciente para que el ser humano abandone el ego, el poder, la riqueza,…, excesivas, y acoja a todos los seres vivientes como iguales? Reconozco que mi fe en este punto es excesiva. Mi fe en el ser humano individual y colectivo es enorme y me esfuerzo por hacerla aún mayor. Para ello lo que hago es tomar distancia, quiero decir que vencer el mal no es una cuestión que pueda resolverse en un instante milagroso, o en poco tiempo. La gente no cambia por voluntarismos. La gente cambia o por lo menos intenta cambiar cuando lo que hace en lugar de beneficios obtiene pérdidas o conflictos. Quiero pensar que el aumento de la información facilitará que las acciones injustas les generen más conflictos a los que las realizan, que cuando la información era muy escasa o nula como hasta ahora, pudiendo hacer las mayores atrocidades en completa impunidad. Por otro lado el nivel moral de hoy es incomparablemente mejor que en cualquier época del pasado. Y esto es un dato objetivo. 

  • oscar varela

    Hola!

    La Nota de Atrio habla de “tomarse una pausa“.

    ¡Ok, comprendido!

    Pregunto a la Redacción de Atrio:

    ¿Tiene penso-programado algo para los MARTES de TALLER hasta que se retome lo de Jorge?

    En caso que la respuesta fuera: “NO” o “NO TODAVÍA” ¿valdría la pena preguntar a los atrieros si se les ocurre alguna PROPUESTA?

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • mª pilar

    Uffff… Leyendo el cp. completo, en el punto 1 y el 2…

    Pones tu esperanza en algo de verdad hermoso.

    La capacidad del ser humano, para ir llegando a vencer el mal en su totalidad… y desde esa regeneración, sacar al mundo del caos que ha vivido durante tantos siglos.

    Me encanta que digas:

    ” Cristo decía que los humildes y sencillos, los pobres y marginados, los que sufren y los perseguidos, las víctimas de este mundo serán los primeros. Seguramente será así, porque a ellos se debe que las responsabilidades éticas avancen y con ellas el conocimiento.”

    Es gozosa la idea de… “que el dolor que el mismo ser humano a propiciado, le haga en un determinado momento de la historia, caer en la cuenta…” y le ayude… a cambiar su mirada, para comenzar a caminar en unión, porque todos lo seres humanos tenemos los mismos derechos y responsabilidades.

    ¡Me encanta!

    La misma vida que cada cual elegimos, es la base para caminar en nuestra superación hacia una plenitud plena.

    Esta ficción… sueño… deseo de llegar a buen puerto… Refleja de manera esperanzadora muchos de los mensajes que Jesús dejo caer suavemente… Encierran una gran  esperanza y la posibilidad… si el ser humano así lo decide…

    Ponerse en marcha para llegar a ello.

    Hay una gran dosis de esperanza en la humanidad… y solo hay un camino… que poco a poco, el ser humano caiga en la cuenta de que todo lo de aquí … está en sus manos.

    Puede llevarlo a feliz término… o puede seguir dándose palos así mismo.

    Nadie intervendrá en esa labor… porque todo ser nacido, lleva en su entraña grabado a fuego… como un “código” (un folleto explicativo) de todo cuanto puede realizar.

    Según lo que decida, obtendrá uno u otro resultado; no solo en lo personal, sino en todo cuanto le rodea, y no solo en lo más cercano… sino en todo.

    Tal como planteas… esa como ficción… se desarrolla toda un perspectiva llena de esperanza en un futuro sanado de nuestra capacidad para el mal uso de toda la hermosura que nos rodea, especialmente… la vida… derecho inalienable de todo ser nacido.

    ¡Gracias Jorge!

    Dices, expresas… deseos llenos de esperanza … donde queda plasmado en muchos momentos el Hermoso Mensaje de Jesús de  Nazaret.

    Me encanta que no traigas a colación, ni infiernos, ni lugares de castigos … ¿físicos-mentales-espirituales?

    El ser humano es capaz de idear los peores males… al tiempo… que es capaz también de regenerarse y solucionar el mal causado.

    Si lo hace… ¡ya está regenerado! si no lo lleva a cabo… vivirá encerrado en su propia cárcel.

    Alguien dijo:

    “Haz todo cuanto decidas, como si solo de ti dependiera”

    Luego, refirma tu esperanza en el Misterio de la Vida-Dios (en su infinidad de nombres) como si todo de Él dependiese.

    No se sofoquen los que todo lo siguen  a la letra… la interpretación del pensamiento es mía… pero viene a decir lo mismo…

    ¡Imaginación de la palabra al poder!

    mª pilar

     

  • Isidoro García

    Reflexionando un poco sobre el capítulo 8º, llegué a pensar en el método abductivo de conocimiento. En La Wikipedia explica que “un razonamiento abductivo, es un tipo de razonamiento que a partir de la descripción de un hecho o fenómeno ofrece o llega a una hipótesis, la cual explica las posibles razones o motivos del hecho mediante las premisas obtenidas. Charles Sanders Peirce la llama una conjetura. Esa conjetura busca ser, a primera vista, la mejor explicación, o la más probable”.

       O sea cuando queremos colocar en nuestra cosmovisión personal, (todo el conjunto de nuestros saberes, unos acertados y otros erróneos, y del resto de nuestras creencias personales), una idea sobre un hecho o un suceso concreto que nosotros aceptamos o creemos que es realidad, necesitamos hacer una conjetura sobre cómo puede ocurrir ese fenómeno, y esta conjetura debe ser coherente con nuestra cosmovisión personal.
     
       Es un tipo de razonamiento, paralelo al inductivo y al deductivo, que se suele dar cuando desconocemos en todo o en parte, ese trozo de realidad que queremos explicar.

       El razonamiento abductivo, exige imaginación, y libertad y valor de pensamiento, aunque siempre supeditándolo a nuestra cosmovisión personal.
     
       Y depende mucho del grado de perfección que tenga nuestra cosmovisión. Cuando a Lavoisiere en el siglo XVIII, le pidieron un dictamen, sobre el origen posible de unas piedras que unos campesinos aseguraban que habían caído en su campo, él determinó, que no sabía lo que era, pero desde luego, no habían caído del cielo, porque en el cielo no hay piedras.
     
        Por eso las conjeturas son plenamente personales, pues cada persona tiene su propia cosmovisión.  En este caso, ese trozo de “realidad”, sería la naturaleza de nuestra futura “vida” o conciencia, posterior a la muerte biológica.

       Si uno en su cosmovisión, decide creer en la “vida eterna”, tal y como se anuncia en determinados textos neotestamentarios, en su sentido literal, su “vida” posterior, será de un modo, y si los tomas en un sentido más simbólico, será otra.

       Me viene a la cabeza, la anécdota de Averroes, (que creo que ya he contado en otra ocasión), que ante la pregunta, ¿Dónde está Dios?, respondió.
       “Si me lo pregunta una persona, con pocos conocimientos, (o muy fundamentalista de los textos, agrego yo), le digo que está en el Cielo.
       Si me lo pregunta, una persona con más conocimientos, le digo que está en todos los sitios. Y si me lo pregunta una persona más cultivada espiritualmente, le digo que no está en ningún sitio”.

       Todos los temas religiosos están expresados de forma simbólica, que es una expresión inadecuada de la realidad. Los símbolos son como fotografías borrosas y a mucha distancia del objeto fotografiado. Por ello habrá fotografías, con mejor ajuste del objetivo que otras, fotografías más cercanas que otras, y fotografías hechas con unas cámaras buenas, y otras con cámaras defectuosas.
     
        Por ello todas esas fotografías, son igualmente fotografías de la cosa, pero sin embargo unas son más lúcidas y certeras que otras. Pero cada uno va tirando con las fotografías que puede.
     

      Alguno dirá que si la cosa que fotografiamos no existe de verdad, malamente va a salir alguna fotografía buena. Es verdad. Pasa como con las fotografías personales: si en todas las fotografías sales feo, a lo peor no es que no sea fotogénico, sino  que eres feo de verdad. Yo eso lo tengo asumido.

  • M.Luisa

    Cuánto me agrada que haya salido en la conversación el libro  de Erasmo,  el Elogio de la locura. Me lo leí  hace bastantes años en  total sintonía con la  libertad  e independencia de pensamiento que transpira la obra.  La  cual cosa avivó aún más,  ya por aquella época, mi resistencia contra   todo  dogmatismo.

    Erasmo,  ataca  satíricamente la locura, los abusos producidos precisamente  por la influencia  que para la mente tiene, por ejemplo, como he dicho en mi anterior comentario,    el cultivo de lo imaginario  cuando lo imaginado  es el término  de una   representación imaginativa a la que se le ha sustraído el   contenido real de la misma, es decir, absorción ideológica pura y dura. Sin embargo, esto no ocurre   en lo que de positivo tiene la imaginación  como figuración  de lo irreal  dentro del proyecto real mismo  que todos los humanos realizamos, y a la cual brevemente,  me he referido  esta mañana.

  • oscar varela

    Hola!

    Leo la “presentación” de Jorge para este Cap. final:

    – “Juego de ciencia ficción divertido, interesante“-

    Me pregunto:

    ¿Cuánto tiene de “ficción” la Ciencia?

    ¿Qué es eso de “FICCIÓN” frente a la “RAZÓN”?

    ¿No será la “RAZÓN” una otra “FICCIÓN”?

    ¿Cómo salir del embrollo y poner un poco de “SENSATEZ”?

    Tal vez la SENZATEZ sea un deseo imposible pero empecinado del ser humano.

    ¿Y entonces?

    ¡Vamos todavía! -Óscar.

    ¿Acaso el ser humano es un “LIRISMO”?

     

  • mª pilar

    ¡Gracias Jorge!

    No tengo ningún miedo a la muerte, la espero con paz y serenidad.

    Intentaré jugar como me invitas… pero el dolor que llena esta tierra… no me llama mucho a ello.

    ¡Lo intentaré de verdad!

    mª pilar

  • oscar varela

    Hola!

    Leo en Elogio de la locura, de Isidoro-Jorge (Erasmo de Rotterdam)

    Elogio de la locura, de Erasmo de Rotterdam

    * Se propone esta semana el concepto de que la locura es sabiduría y la sabiduría locura.

    * Dejarse conducir por el autor y seguir sus máximas y disfrutar sus enseñanzas:

    * Nunca se aprende tanto como cuando se enseña lo ridículo.

    …………………

    Cita de Stephan Zweig al respecto:

    –          “siempre serán necesarios aquellos espíritus que señalan lo que liga entre sí a los pueblos más allá de lo que los separa y que renuevan fielmente en el corazón de la Humanidad la idea de una edad futura de más elevado sentimiento humano.

    ………………….

    El Elogio de la locura es una obra

    * inmensa,

    * controvertida,

    * interesante y

    * altamente moralizadora

    * que situará al lector ante el espejo de sus propias convicciones y realidades más profundas.

    * Abórdese su lectura con transigente modestia y déjese cada cual seducir por la parte que más le toque el corazón.

    …………………………

    (fin de la Cita … y de la “folie“)

  • Jorge

    Oscar, en Cataluña se oye bastante lo de rumiar y supongo que en Valencia también. Si los rumiantes como las vacas regurgitan el alimento, desde su complejo estómago dividido en 4 partes con distinta función, y se pasan las horas re-masticándolo y re-ensalivándolo, para poder digerirlos, resulta una buena imagen para la función de repensarse las cosas. Regurgitamos o retornamos algunos pensamientos a la conciencia para darles vueltas y vueltas tratando de digerirlos, es decir, para rechazarlos o para buscar el modo de aceptarlos. Lo de “rumiar” pensamientos lo empleo con frecuencia, pues me gusta la imagen. Algunos hay que no les gusta que les llamen “vacas” como me dijo un alumno, a mí no me resulta ofensivo.
     
    Mi querida MªPilar, te invito en este capítulo a dar rienda suelta a la imaginación. Preguntas tales como: ¿cómo te encantaría que fuese el más allá?  ¿cómo describirías tu Utopía? ¿cómo de suave el paso de la muerte? ¿qué y con quién encontrarse?…. Es una invitación a la locura, a una locura positiva, reconfortante, esperanzadora, ilusionante,…. ¡Vamos, vamos, que es sólo un juego!, pero un juego que tiene la virtud de desdramatizar eso para algunos tan grave como es la muerte. Si la enfrentamos con miedo, pues evidentemente nos saldrá un Hades terrorífico, como esas películas cargadas de espíritus maléficos o demonios tan del gusto del género de terror. Al contrario, yo creo que por muy grandiosa y llena de felicidad y abundancia de todo lo que podamos imaginar, su realidad la superará con creces, pues algo así dijo Jesús que nos tiene preparado. ¿Por qué razón no ilusionarnos con ello y fortalecer la esperanza? El hacerlo sólo nos aportará beneficios, puesto que no se tiene porqué confundir lo que tenemos aquí y ahora con lo que podríamos tener en el más allá. No se trata de sustituir la realidad de la vida por ilusiones vanas, ni poner nuestra vida en función del más allá, con el día a día tenemos más que bastante. Pero no es tampoco una banalidad, pues nos puede aportar un sano optimismo a la vida.
     
     
    Y si nada hay….. ¿qué habremos perdido?

  • mª pilar

    Leído este cpt. con el gran afecto que siento por el autor…

    Me surge una pregunta… dos:

    Si después de millones de años, donde el ser humano ha tenido en sus manos la capacidad de aprender de sus errores… Cosa deseable para mejorar en todos los sentidos… y no solo no lo hace, sino, que habiendo vivido terribles guerras, abusos de poder, donde la vida humana no tiene ningún valor… terribles holocaustos… que algunas personas hoy, nos quieren hacer creer que todo fue una patraña, que no existió… En estos momentos, que… en el lugar de los hornos del horror, tenemos un mar sembrado de muertes, todas ellas evitables, con solo tener la voluntad de hacerlo… Guerras sangrantes, llevadas a cabo (alguna de ellas) por los mismos que fueron masacrados en otro tiempo … ¡no tan lejano!

    ¿Qué esperanza podemos tener (fuera de la imaginación) para creer que el ser humano será capaz de “vivir en paz y armonía con toda la “creación” y especialmente… los unos/as entre si, abandonando todo ego personal, todo poder, toda excesiva riqueza acogiendo a todo ser viviente como igual ?

    ¿Cómo el ser humano limpiará esa sed de sobresalir, por encima de los demás a cualquier precio?

    Ese sí… es un hermoso sueño…

    Tristemente la realidad a través de los siglos de historia, (salvo honrosas excepciones) … nos confirma cada día, que la decadencia humana no tiene límites, y cada día es, mucho más sofisticada y cruel.

    Por cada paso que avanzamos… retrocedemos cientos.

    La otra pregunta que me asombra, aunque nada me inquieta, porque es cierto:

    ¡Soñar es libre, y no cuesta nada!

    Otra cosa es, que solo lo hagan los que se sienten fuera de lo establecido.

    Personalmente me recuentro fuera de todo lo vivido con una fiel entrega; no dejo de soñar cada día con..:

    ¡¡¡Un mundo mejor, más justo, más equilibrado, más bello, más respetuoso con los prójimos del planeta, piensen lo que piensen, pertenezcan a la disparidad que nos envuelve!!!

    Y miro a mi alrededor… comprobando con inmensa tristeza; que el solo hecho de interpretar un texto escrito… con otra mirada… da lugar a interminables “clases” de incompatibilidad, porque se juzga que no están en la verdad.

    2ª.- Pregunta:

    Si pudieran resucitar a todos los que han habitado este planeta, además de poder hacer nuevos seres humanos desde la ciencia, todos guapos, inteligentes, capaces…

    ¿Donde nos meterían?

    ¡Ah! ¡Que poca imaginación poseo!

    Todas las galaxias se convertirán en una sola… o como ahora vivimos en diferentes países, podríamos vivir en distintas galaxias.

    La perfección humana que esto requiere,  es de tal magnitud… que mirando lo limitados que ahora somos, en lo referente a la…

    ¡Plenitud humana que tanto ansiamos algunas personas! 

    Me falta imaginación, para ver esa ¡purificación! interior… de todos los sueños que ahora rigen este azaroso mundo.

    Tengo sueños, sueños posibles hoy y ahora… aunque sea en pequeñas dosis, porque conozco a personas que ya lo han vivido y viven… no en la plenitud total… el mundo que nos rodea… lo hace de verdad complicado.

    ¡Gracias Jorge, por no dejar de soñar y desear un mundo mejor!

    Me temo que necesitaría una energía que no poseo, para embarcarme en esa ensoñación futura.

    Repito… sin dejar de soñar.. que mi meta es, que toda persona que lo desee, ansíe, busque… luche por hacer cada día más plena su humana condición.

    Seguir caminando con esa mirada preñada de libertad interior, junto al hermoso Proyecto de vida… que Jesús dejó en nuestras manos.

    Nada pido, nada espero… sencillamente me abandono en el:

    ¡Misterio de la Vida!

    Lo que sea … será.

    Un abrazo entrañable y agradecido.

    mª pilar

     

  • M.Luisa

    La imaginación como figuración de lo irreal es de naturaleza distinta  de aquella  en que  sólo  se tiene  una  representación puramente imaginativa la cual  ha sido lo que de manera penosa ha afectado en psicología, sobre todo en el siglo XIX y a lo   que en sentido negativo me refería días atrás.
    Pero, claro se puede enfocar en sentido positivo  y entonces la cosa cambia porque  si consideramos, como vengo sosteniendo, que por nuestro  propio fluir  humano  en dónde  estamos  es en la realidad, entonces la forja de lo irreal  pertenece, en una o en otra medida, al proceso mismo por el cual en ella transitamos y transcurrimos. Por tanto, no es de extrañar  que en este proceso uno y unitario envuelve forzosamente un momento de forja de lo irreal.

  • Isidoro García

         La imaginación no tiene muy buena prensa. Tienen mas prestigio cultural el realismo atroz, el relativismo esquizoide, el abuso de la necesaria duda, una duda que en pequeñas dosis es muy sana, pero como plato principal resulta paralizadora y desrealizadora de nuestras potencialidades.

       Y por eso los imaginativos tenemos que apoyarnos contra el ocasional rechazo o contra el mas abundante ninguneo de los “sensatos”.

       Hay que quitar el tapón al mar de dudas y dejarse llevar por el remolino, hacia lo desconocido, que nos atrae y nos llama. Decía el poeta sufi Mevlana Rumi: “Vende tu astucia y compra asombro; la astucia es mera opinión, la intuición es maravilla. La razón es sólo la sombra proyectada por el sol. Por Dios”.

          Y también: “Todas las cosas están sometidas a la lógica. Pero estamos en la hora de la locura. Por ello déjalas y busca la ciencia que realmente desata el nudo”.

         Y por eso todo mi apoyo a Jorge: mientras sigas imaginando estás vivo, cuando te escapas del maldito laberinto insoluble, saltando por las paredes, sigues en pie. Lo otro es sentarse apoyado contra la pared, llorando, y esperando el final.

         Claro que cada uno imagina su mundo propio, y que esos mundos personales son difícilmente transmisibles a los demás. Pero al igual que hacen los bomberos, entre imaginativos no nos pisamos la manguera.

         Para otro comentario entraré en comentar algunos detalles de tu sistema. Hoy en tu honor, quiero poner una cosa que pillé hace poco por ahí: La Campaña de lanzamiento de Apple, 1997, “Piensa diferente”:

          “Esto es para los locos. Los inadaptados. Los rebeldes. Los problemáticos. Los que no encajan en ningún sitio. Los que ven las cosas de otra manera.
        No siguen las reglas. Y no tienen ningún respeto por lo establecido. Puedes alabarlos, puedes no estar de acuerdo con ellos, puedes citarlos, puedes no creer en ellos, glorificarlos o vilipendiarlos. Pero la única cosa que no puedes hacer es ignorarlos. Porque ellos cambian las cosas.
         Ellos inventan. Ellos imaginan. Ellos curan. Ellos exploran. Ellos crean. Ellos inspiran. Ellos impulsan la humanidad hacia delante.
         Quizás tienen que estar locos. ¿Cómo si no puedes enfrentarte a un lienzo vacío y ver una obra de arte? ¿O sentarte en silencio y escuchar una canción que nunca ha sido escrita? ¿O contemplar un planeta rojo y ver un laboratorio sobre ruedas?
     
      Mientras algunos les ven como los locos, nosotros vemos genios.
     
        Porque la gente que está lo suficientemente loca como para pensar que pueden cambiar el mundo, son los que logran hacerlo”.

  • mª pilar

     ¡¡¡Gracias Oscar!!!

    Es… como respirar profundamente… algo que necesitaremos en este cpt.

    Hay que leerlo muy despacio…

    Personalmente, imaginar el futuro… ya me va grande, solo me entrego con paz serena… a el sea y … como sea.

    Pero como cada martes…

    ¡Lo intentaré!

    pili-mª pilar

  • oscar varela

    Hola!

    Dos cosas:

    UNA: Dice Jorge en un reciente Comentario

    – “le he pedido a Antonio Duato que retenga la publicación de la segunda parte, durante largo tiempo (meses), pues necesito un largo descanso, desconectar y recuperarme.“-

    …………………….

    DOS: leemos acá

    – “Nota de Atrio: Tanto los autores como los comentaristas se tomarán una pausa para rumiar todo.”-

    Veo que hay un “plural” en el sujeto AUTOR.

    * Si Atrio ha pensado que el “destilador” (yo, Óscar) es la razón pluralizante, me cabe agradecerle.

    * En cuanto a “rumientes”, también es de agradecer.

    * Tal vez el biólogo Jorge pueda explicar científicamente ese peculia modo de procesar el alimento que tienen, por ejemplo, las vacas (el sueño de todo argentino: manducarse un “bife de chorizo” ¿qué le vamos a hacer si la vida es así, no?

    * Aprovecho para hacer una extensión del Comentario a lo “Ganadero-político” que está aconteciendo a mi País, Argentina.

    https://www.youtube.com/watch?v=1JWBk2feJoo

    ……………….

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

Responder a Isidoro García Cancelar comentario