Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5339 Artículos. - 85272 Comentarios.

La preceptiva rebelión de los diputados

Isorna    I – REPRESENTANTES Y NO MANDATARIOS

Leo y oigo, con cierto estupor, que desde fuera del Parlamento se pretenden dar encargos y poner fronteras a la libre decisión de los diputados elegidos para tomar libremente decisiones que conciernen a todos los españoles.

En efecto dice el artículo 66.1 de la Constitución que “las Cortes Generales representan al pueblo español“, por consiguiente, no a los partidos políticos a los que sus integrantes pudieran estar adscritos.

Y dice clara y expresamente el artículo 67.2 de la Constitución: “Los miembros de la Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo”

¿Por qué razón, pues, han de quedar sujetos los diputados, representantes del pueblo español a los partidistas criterios de las Ejecutivas u órganos de cualquier clase de sus respectivos partidos?

Es evidente que el preceptivo deber moral, ético, y funcional de los diputados es ejercer su función de “representación” del pueblo español, buscando su interés general real y efectivo, al margen de las presiones e intereses de los partidos políticos y cualesquiera otras instancias.

Porque, insisto, los diputados y senadores no son “mandatariosde los partidos, no pueden estar obligados por ellos en sus decisiones, sino que son preceptivamente “representantes ” del pueblo español.

Y frente a las presiones y limites que se pretendan imponer a su alta función, en contra del interés general de los españoles, no les queda otra que rebelarse, obrando en cumplimiento de la normativa constitucional.

II – UN PARLAMENTO PARA HABLAR Y ACORDAR

La capacidad de diálogo y acuerdo de los diputados y senadores es “valor” que se les presupone y exige en cualesquiera circunstancias. Aquellos que no lo intenten con esfuerzo y voluntad debieran ser tachados de obstruccionistas y, en todo caso, incumplen su deber ético e institucional. Y aquellos que directamente quieran evitar acuerdos a fin de propiciar nuevas elecciones que les puedan resultar más favorables incumplen igualmente sus deberes.

Ahora bien, ello no es óbice para que, ante la imposibilidad de llegar a razonables acuerdos para la constitución del Parlamento, con garantías mínimas de estabilidad y gobernabilidad, puedan los representantes parlamentarios, de acuerdo con su conciencia y leal saber y entender, llegar a la convocatoria de nuevas elecciones, como mal menor.

Sabiendo siempre que la convocatoria de nuevas elecciones supone un enorme desprestigio de la clase política, un gasto económico importante y, en definitiva, una papable demostración de que, en el Parlamento, en general, no ha habido capacidad de diálogo y acuerdos. Siendo así que el diálogo y el acuerdo es la esencia de toda política parlamentaria.

Dicho lo anterior –  entiendo yo – que es a los diputados y senadores elegidos (y no a las cúpulas de los partidos) a los que corresponde, después de las oportunas conversaciones y negociaciones, establecer libremente acuerdos, sin traicionar sus promesas electorales y, con la vista puesta en el interés general de los españoles, decidir si se dan o no las condiciones para la normal constitución de la legislatura o si procede abrir el camino a nuevas elecciones.

Por ello no entiendo, que desde la cúpula del PSOE se intente poner públicamente límites a la negociación para llegar a acuerdos inteligentes e imaginativos (por ejemplo, sobre acciones concretas, entre otros aspectos) con otras fuerzas políticas presentes en el Parlamento, dentro de la fidelidad general al ideario democrático y socialista que a los diputados del PSOE se les presupone.

Uno está tentado a gritar: ¡señores diputados rebélense y asuman sus responsabilidades parlamentarias de acuerdo con la Constitución!

31 comentarios

  • Román Díaz Ayala

    Eloy,

    me parece muy bien que hayas acotado los temas de discusión centrando nuestra observación sobre el mandato imperativo,  con la cuestión planteada de si se cumple o no se cumple. Señalando a la vez el espinoso tema de las listas electorales cerradas y bloqueadas y luego la tan cacareada “disciplina de voto”,. ambas cosas que nos conducen a la realidad de los partidos y sus funciones en nuestro sistema electoral.

    Sería conveniente señalar desde mi perspectiva totalmente personal la razón histórica, con independencia de que esta prohibición del mandato categórico está en las constituciones europeas, como la francesa de la Vª República, 1958, por ejemplo. El régimen de la dictadura había elaborado su propia doctrina jurídica para legitimarse, y con esas mismas premisas pretendía legitimar la sucesión. Si el Rey juan Carlos a título de sucesor proclamó oficialmente que la soberanía correspondía al pueblo español, su legítimo propietario y que se sometía a la voluntad popular, nadie puede dudar de que se produjo una ruptura entre la anterior legalidad y la constituyente. El pueblo podía optar por monarquía o república o aquella forma de Estado que le pareciese más conveniente. La transición elaboró la Constitución de 1978. Co aquel espiíritu y un nuevo talante desconocido en España, el consenso puso las bases de un Estado social y democrático de derecho.

    Puede parecer que me estoy volviendo excesivo bajando a estos condicionamientos, pero se ha instalado en España de forma progresiva, la idea, que para algunos llega ser una convicción , de que España no es una nación, sino simplemente  un Estado plurinacional, que puede desmembrarse  al estar sujeta las naciones que la integran por sus cauces administrativos. Igual que la dictadura había hecho del concepto de nación española una entelequia…Pero esos no son los sentimientos ni el sentido de identidad del conjunto de la sociedad civil, contra los cuales se está luchando, por el sistema de la confrontación o ignorándolos

    Nuestra democracia es portadora de un mandato representativo que hace de su Parlamento en sus dos cámaras la sede de la soberanía nacional. Si no tenemos claro estos conceptos, haremos del Congreso y el Senado un lugar de espectáculos circenses. Nuestros representantes electos está revestidos de una gran dignidad, y son el espejo donde se mira la nación. Lo mismo digo para cada uno de los parlamentos autonómicos, porque son también Estado en virtud de la Constitución.

    Digo todo esto, porque hoy más que nunca los partidos políticos son la clave y los que dan viabilidad al sistema y esto no quita  para que los miembros electos estén en el pleno ejercicio de su función representativa sin estar “sujetos a imposición de  ninguna mediación de carácter territorial ni partidario”.

    Una nueva ley electoral, debatida y aprobada en el Parlamento podría rectificar las deficiencias que se han hecho cada vez más patentes en el corto recorrido de nuestra democracia.

  • ELOY

    Gracias Román Díaz Ayala, Javier Pelaez y Xosé Gundín por vuestros comentarios.

                                              I

    Vuestras observaciones me llevan a considerar que para mayor claridad, y también por metodología de la discusión, es prudente separar algunas cuestiones que, si bien pueden interrelacionarse, son distintas.

    1) ¿De acuerdo con la Constitución, son Los diputados y senadores representantes o mandatarios ?

    Entiendo que por prescripción legal son representantes ya que el artículo 67.2 al decir que “no estarán ligados por mandato imperativo” establece la prohibición de ser “mandatarios“, es decir obligados por un “mandato” del Partido o de los electores que deban cumplir. 

    2) ¿A quién representan los diputados y senadores que integran la Cortes Generales?

    Para mí, la respuesta es que representan “al pueblo español” (art. 66 de la Constitución)

    Estas dos cuestiones son el eje de este artículo y fuera de él he dejado expresamente otras dos cuestiones (y así lo comenté previamente con Antonio Duato), que indico a continuación, en el apartado siguiente.

                                                    II

    Primera: ¿En qué medida el sistema de listas cerradas y la normativa electoral ( e incluso el comportamiento fáctico de diputados senadores y partidos) contribuyen a “dar apariencia” de que los diputados son mandatarios de los partidos políticos en cuyas listas se presentaron e incluso que conciencia tienen ellos mismos de eso.?

    Segunda: ¿Qué opinión nos merece la disciplina del voto entre los propios diputados y senadores, teniendo en cuenta, en este caso, que es una disciplina interna entre senadores o diputados, es decir establecida entre ellos dentro del Parlamento (si viniere de fuera del Parlamento, estaríamos en el supuesto de incumplimiento de la prohibición “mandato imperativo”)

    Evidentemente estos dos últimas cuestiones darían para más de un artículo. 

     

    Pienso sinceramente que resultará útil separar en el análisis las cuatro cuestiones dichas.

  • Xosé Gundín

    DecÍas Eloy (6 Enero, 20:54): “…pero ello es razón de más para (los diputados) manifestar públicamente su autonomía a la hora de intentar conformar un gobierno estable, eficaz y razonable de forma prioritaria a plantearse nuevas elecciones…”.

     

    De momento han votando las mesas de las Cámaras y sus (nuevos) presidentes les han tomado juramento.

    No sabemos si el voto de cada uno de los diputados fue  (1º) autónomo, reflexionado y consciente, o (2º) si renunciando a usar esas facultades personales se limitaron a obeceder el mandato imperativo (disciplina) de sus grupos. No podemos saberlo, pq no podemos entrar en la conciencia de cada uno. Pero podríamos desconfiar que estamos en el segundo caso sabiendo lo difícil que es que en grupos ya grandes de gente (y polemistas natos) todos coincidan milimetricamente y del mismo modo se diferencien del grupo vecino. (Es que me destrozan las pocas matemáticas que estudié).

     

    Bueno, la decisión anterior tendrá consecuencias, pero no es la más importante. Esta viene ahora: formar gobierno.

    Esperemos un poco y observemos.

     

  • Javier Pelaez

    El problema es que en España lo que predomina en los partidos es la “doctrina botín”:que si cuatro grupos parlamentarios,que si no se qué carguete de presidente del congreso…Y mientras tanto los problemas de los ciudadanos a tomar por culo-reflexión inspirada por el artículo de Medel en eldiario.es-Luego te llevas a tu hijo al Congreso e inventas el “voto marrón” como alternativa al “blanco”,previa bendición del niño por Nuestro Señor el Coletas.Y todo para decir que la “menina” es una mala madre comparada con la Carola…Ya lo dijo el Cid:” que buen vasallo si oviere buen señor”-o algo así-.Estamos mandados por unas élites corruptas…y esto no tiene visos de cambiar.

  • Román Díaz Ayala

    Eloy,

    quieres expresar tus reflexiones sobre el papel y alcance de los partidos políticos en la  configuración de las dos cámaras legislativas y te parece excesivo su protagonismo, En realidad te quejas, y puede que con muchísima razón del sistema de listas conjuntas y cerradas como una forma de lejanía de los candidatos hacia sus representados. El sistema que impera en el Parlamento Británico es distinto y allí se observa con frecuencia cómo sus señorías votan y se expresan con muchísima más libertad dentro de las disciplinas de sus propios partidos. Aquí tenemos que recurrir a las cláusulas de conciencia, sin que por ello, no exista una forma de sanción administrativa cuando se rompe tal disciplina de voto.

    Podemos decir que es un asunto de cultura política que puede cambiar con la sensibilidad de la calle, pues no emana de la Constitución sino de nuestra Ley Electoral.

    Los partidos políticos son piezas fundamentales de nuestra modernas sociedades democráticas occidentales y tienen un papel protagonista y preponderante en todo momento antes, durante y después de cada legislatura. Son órganos de representación de la ciudadanía para la participación política garantizando el libre acceso de todo/a ciudadano/a a la función pública para su representación como cargos electos. El mal, por tanto no está en los partidos, tampoco ni en los modos y maneras de gestionar tal participación.

    Puedes pensar si quieres, que el PSOE acaba de ofrecer estas navidades pasadas un triste espectáculo de confrontación que la prensa aireaba como operaciones de acoso y derribo de su líder o secretario general ( cargo orgánico) que para nosotros se nos antojaba como querer poner coto a “un cargo electo”, y por lo tanto deducir, como tú haces, que el partido ( su Ejecutiva) quiere mandar sobre el futuro Parlamento e imponer “su política”.

    Pero ya te digo, tal cosa es principalmente “la versión de los medios”, con más o menos fundamento, pero sólo una versión que puede llevar encerrada una oculta intencionalidad.

    He seguido muy de cerca la trayectoria de los partidos políticos desde la clandestinidad impuesta por la Dictadura, y me estoy refiriendo principalmente al PSOE y al PCE, que han seguido rutas y llegado a destinos diferentes en la democracia. El PSOE tiene una cultura de mucha confrontación interna donde el debate de ideas o de opiniones sobre lo que se debe hacer o cómo actuar se llega a conocer identificándose tales querellas con los personalismos.

    Todavía recuerdo el Congreso de Suresne cuando un tal “Isidro” (Felipe González, el que luego lideraría la Reforma Política dentro del PSOE) era un perfecto desconocido llegado de España.

    E n nuestra democracia española cuando recurrimos a las elecciones lo hacemos sí sobre una lista cerrada, por lo que votamos a un conjunto de personalidades que defienden una “Propuesta programática” que para el electorado se le antoja un contrato de obligado cumplimiento, y que obliga a los elegidos a un papel de representación  en defensa de sus intereses para llegar a acuerdos con las otras fuerzas políticas a su vez representantes de sus votantes, lo cual significa ceder en algo para salvar lo esencial en la confianza de que la voluntad popular será la resultante del conjunto, no la imposición de una fuerza sobre otra. Negociación y Consenso, tal fue el espíritu heredado de la Transición.

    Si ahora la sensibilidad es otra, han de ser elaborados unos nuevos criterios que no deben ser impuestos sino libremente expresados discutidos y debatidos ante el pueblo soberano. Y si procede cambiar las leyes, que se haga.

     

    Pero en ninguno de estos caso debe estar ausente la “etica” que se exige a todo representante público.

  • ELOY

    Gracias Román por tu comentario.

    Evidentemente yo me refiero a las Cortes Generales y a los principios establecidos en la Constitución , que , cuando se aprobó, todavía no existían los Estatutos de Autonomía.

    Además mi comentario nació de las primeras informaciones que se conocieron y publicó la prensa sobre la presión que la “cúpula del PSOE” hacía o pretendía hacer sobre los diputados para limitar la  capacidad de acuerdos de los diputados elegidos en las listas del PSOE, ( y más concretamente sobre Pedro Sánchez).

    Como dije, en mi opinión, desde que esos diputados resultaron elegidos por los ciudadanos, ya no se deben al PSOE (aunque mantengan sus principios socialistas) sino que representan a todo el pueblo español y no pueden estar sujetos al mandato imperativo , no sólo de la cúpula de los partidos sino tampoco de sus  electores concretos (art 67.2, de la Constitución, como bien matizabas en tu comentario anterior) sino que se deben por entero “al pueblo español” que es al que representan (art. 66.1 de la Constitución).

    Gracias de nuevo Román .

  • Román Díaz Ayala

    Eloy, no creo que sea un problema de “equivocación” tuya, como indicas, sino de la correcta deducción de unos principios éticos y jurídicos para sacar las conclusiones que tu sacas.

    Qué duda cabe si todos tenemos en mente y estamos dandole vueltas a los muy recientes episodios del Parlament de Catalunya, cuando la CUP tiene dividida a sus bases al 50 por ciento en dos opciones distintas y los miembros del Parlament en un número de diez escaños, votan y refuerzan una de las dos opciones y todavía más: se hacen el harakiri firmando un preacuerdo con el grupo mayoritario de la cámara para un seguidismo automático y ofreciendo en garantía como rehenes a dos de sus miembros. Todavía más; apartan a dos sus miembros relevándoles por otros más proclives al acuerdo para garantizar así la disciplina de votos en torno a este acuerdo.

    todo esto sucede porque se parte de unas premisas que se formulan en eufemismos. Por ejemplo se llama “desconexión con España”, el no reconocimiento de la legalidad constitucional, o sea un acto de rebeldía. Convertido el Parlament en un solar jurídico se pretende emanar su legitimidad  de la soberanía nacional (catalana). Pero he aquí que tal soberanía “democrática”, está apoyada en el 48 por ciento, frente a un 52 por ciento de qienes votaron en contra en unas elecciones autonomicas convertidas en plebiscito. Plebiscito tal que no han respetado pore se amaparan en que la suma mayoritaria de 72 diputados que optan por la independencia suma más que el resto de la cámara. Es decir, que han introducido en el Parlament un elemento “de fuerza”, donde la política de dominación, de los hechos forzados hacen del poder llamado “democrático” (otro eufemismo) una tiranía de acaparamiento de las instituciones para sus fines políticos.

    Por lo tanto, los principios a los que apelas no pueden ser analizados teniendo como escenario los acontecimientos  de Cataluña, aunque formalmente sea legítimo dada el alto grado de eficacia de nuesta legislación emanada de los articulados de nuestra Constitución que defiende en todo estos artículos la “soberanía nacional” y al pueblo español como sujeto de Derecho.

    Tenemos por tanto que volvernos a situar en un plano teórico, casi de filosofía del Derecho y ahondar en los rudimentos del mandato imperativo y el por qué nuestra Constitución lo prohíbe expresamente haciendo que los servidores públicos electos tengan libertad de voto y de opinión. Entonces, sí caben todas esas tus observaciones y el alto grado de responsabilidad “ética” de compromiso nó sólo con sus electores, sino “con el conjunto de la ciudadanía” de nuestros representantes. No de forma gratuita los llamamos “padres de la patria” (Y la patria somos “todos”, “todas”, donde no puede haber exclusiones, por razón de votos, y mucho menos por ideologías)

    Y me preguntarás, cómo los padres de la Constitución llegaron a la plasmación de tales principios, lo más excelso de “nuestra democracia” en la Consstitución de 1978. La respuesta es muy sencilla, pues sólo con la moderación llegaron a un consenso desde posiciones muy extremas y enfrentadas.

    Pero la nueva política, cree que el cambio consiste en más de lo mismo, de las malas prácticas de estos últimos cuatro años que consisten en que el grupo/los grupos que dominan  piensan y deciden por el resto de la ciudadanía quebrando la paz social y haciendo “ruptura”. no de los males del presente, o las ilegalidades heredadas del pasado, sino de nuestra convivencia y sus valores democráticos.

  • ELOY

    Hola Honorio.

    Yo creo que en puridad constitucional, los diputados no representan a los partidos sino a los ciudadanos, incluso a los que no los han votado.

    Por eso están obligados a defender los intereses de la ciudadanía (del pueblo) por encima de los del partido en cuyas listas han concurrido.

    Es vedad que el sistema de listas “cerradas” (que está en la Ley electoral pero no en la Constitución) contribuye a la “apariencia” de ese sometimiento al partido.

    Pero el partido simplemente los “presenta” a las elecciones.

    Los electores son los ciudadanos en general,  que son los que realmente eligen con su voto a los diputados y a los senadores (a estos en listas “abiertas” y por eso quizá con menor apariencia de dependencia del partido)

    Mutatis mutandi“, sería como afirmar que los jueces del Constitucional, “deberían” (de alguna forma) estar sometidos a las instrucciones o ideología de los partidos que los han  propuesto en el Parlamento para su elección (¡Y esas listas si que son cerradas!)

    En todo caso es verdad que sería conveniente revisar la Ley electoral y dar más juego a los lectores.

    Es verdad también, que, en general, puede esperarse que haya un equilibrio entre los programas de los partidos y la conciencia de los “representantes parlamentarios”. Sobre todo cuando no van como “independientes” en las listas.

    Pero el interés concreto de la ciudadanía, en los diversos avatares de una legislatura (que pueden desbordar los programas electorales y las ideas preconcebidas) es lo que debe guiar la acción parlamentaria por encima de los intereses de partido.

    Y la conciencia de esa representatividad del “pueblo” ha de ser el orgullo (no meramente verbal) traducido en acción, contra viento y marea, de nuestros representantes políticos.

    Eso opino ( y puedo estar equivocado).

    Gracias en todo caso por tu comentario, que, como todos los tuyos, me espolea a reflexionar y repensar mis previos planteamientos.

     

  • Javier Pelaez

    La consulta gallega,según Pepe Blanco,es entre SI/NO/DEPENDE.La broma nos ilustra.La CUP decía “depende”.La CUP estaba en el para qué…Ahora se va al pico del monte y la abandonarán en el campamento base…

  • Javier Pelaez

    La CUP y otros catalanes en los sucesivos campamentos base

  • Javier Pelaez

    PUIGDEMONT:pico del monte…Al Everest en alpargatas y la CUP en campamento basébasé

  • h.cadarso

    Os invito a leer en la web “fundación emprendedores”, un artículo titulado “Lectura del voto nacionalista del 20D” firmado por un tal Serralaitz. Dee acuerdo, Eloy, un diputado no es una correa de transmisión controlada por el todopoderoso tinglado de su propio partido, sino un ser libre, responsable de sus actos. Se están produciendo maniobras que parecen pretender obligar a los diputados a votar en esta o en aquella dirección. Pero no podemos olvidar, por otro lado, que todo diputado, ha sido elegido para llevar a buen puerto un programa político que ha consensuado con su propio partido,, y que debe haber una disciplina de partido. Entre la sumisión del Amén y la Libertad sin límites cabe un término medio. Y se está produciendo en el seno de cada partido un debate del que nos enteramos de algo y de otro algo no se nos informa, pero lo intuímos, lo adivinamos detrás de las bambalinas, y que yo creo que está siendo muy rico… Oímos a los tenores de Castilla-La Mancha y Extremadura, la tonadillera de Andalucía, el flamenco de Vallecas, el jotero de la Plaza del Pilar, Y yo digo para mis adentros: “que se peguen, que se peguen”. Pero solo en bromas…!Polémica, que algo queda!

  • Javier Pelaez

    En Cataluña se  designa a un rapaz que me recuerda mucho a El pelele de Goya.Unos sacuden la manta y el pelele rebota.A no ser que la CUP lo haya nombrado porque no se peina.La CUP sigue el consejo inverso al de Eloy y sus diputados son cesados por el partido.Es el llamado “mandato imperativo de la asamblea”,de la Asamblea Nacional de Cataluña,claro.

  • Javier Pelaez

    Perdónadme lo de los Reyes Magos ha sido una concesión a la “memocracia en 140 caracteres” en que vivimos instalados…

  • Javier Pelaez

    CUARTA PROPOSICIÓN:El año que viene,por haberlo acordado el soviet podemita,los Reyes Magos van a ser una representación de yayoflautas que con sus exiguas pensiones son los que traen los regalos de reyes en esta España de Rajoy…Hay que actualizar los símbolos de verdad…En las iglesias se venerara al coletas…

  • Javier Pelaez

    PROPOSICIIONES SOBRE LOS REYES MAGOS:Primera:No existen son los padres salvo en el caso de María y José que,como no eran padres ni ná,se aparecieron allí unos mendas que debieron causar un susto memorable al parecer en una pesebre y con esas pintas.Si aparecen con las pintas de las de Valencia el susto puede ser morrocotudo…Segunda.Es de sentido común que no eran “magos”.A mi no se me ocurriría decir a mi hija el día de reyes:”Nada por aquí,nada por allá…”.Que hagan la  prueba los padres,incluso los Santos Padrs,con sus hijos.Tercera.A mi me gusta la hipótesis de que eran “sabios de Oriente”.Mucho más rico el símbolo.Ancianos y sabios.En este sentido pueden ser sabias o sabios.Y Carmena la  abuelita tiene razón y Caperucita  Roja también.El lobo no que se comió a la abuelita y Caperucita Roja.

  • Javier Pelaez

    Y Mas dice que la “presidencia de la Generalitat no es una subasta de pescado” y a mi la presidencia coral que propuso con varios vicepresidentes  me parecía una “zarzuela de pescado”.

  • Javier Pelaez

    ELOY:Menudo carajal si los diputados de Podemos que va a tener cuatro grupos parlamentarios decidieran en conciencia.En cuanto a los de la CUP deciden en “asamblea”.De hecho Arturito está pensando,después de obtener el 1515-la niña bonita-,en el “cuponazo” que es el tamayazo,pero con la CUP.Està intentando reorientar el 3% de los diputados de la CUP.

  • ELOY

     
    Gracias Javier Pelaez , Román Díaz Ayala, Luís Troyano Cobo y Xosé Gundín por vuestros comentarios.
     
    A mí me parece  – y puedo estar equivocado- que en este momento, más allá de otras consideraciones a las que de una u otra forma hacéis referencia,  es muy importante defender, de acuerdo con los principios y normas constitucionales (artículos 66.1 y 67.2) la autonomía de decisión de los diputados y senadores elegidos en las últimas elecciones generales.
     
    Es verdad que están sometidos a presión externa de sus propios Partidos Políticos y de los medios de comunicación, e incluso que los Partidos pueden amenazarles con sanciones , como dice Gundín, pero ello es razón de más para defender públicamente su autonomía a la hora de intentar conformar un Gobierno estable, eficaz y razonable de forma prioritaria a plantearse nuevas elecciones, que tendrán un coste económico y político y que además no garantizan que se resuelva la actual situación de reparto de escaños entre distintas fuerzas políticas con dificultades para formar un Gobierno estable y eficaz.
     
    Gracias de nuevo a todos.
     

  • Javier Pelaez

    Carta de Artur Mas a los Reyes Magos

    Queridos Reyes Magos:

    Os escribo para comentaros el disgusto que me ha causado que vuestros pajes de la CUP me hayan anunciado que me vais a poner carbón.Yo me he portado bien.Es cierto que quise constituir una república.No vean en ello una ofensa a sus majestades de Oriente.En mi ánimo estaba coronarme como Artur I de Catalunya;pero Felipe VI me desanimó contándome su triste infancia:es el único niño que desde pequeño sabe que los reyes son sus padres.He hecho siempre los “deberes” que me ponía Frau Merkel.He estudiado,me he esforzado…no he vivido por encima de mis posibilidades.En fin,no me trajistéis oro,ni incienso y me traéis mirra para embalsamarme.Siempre respetaré vuestro “derecho a decidir” y no veáis en esta carta una declaración unilateral de independencia respecto a sus majestades.Os quiero mucho,no como a los pajes de la CUP que son malísimos.

  • Javier Pelaez

    Por qué dimite Baños si yo le oí 1515 veces:”Nunca,nunca,nunca,nunca-hasta 1515 veces-investiremos a Mas”.¿Le han prometido un carguete o un puesto en algunas listas?¿Le queda corto a un novelista una actividad política que no se ajusta a áquellos fantásticos Episodios Nacionales de la República Catalana?.En definitiva,la clase política española/catalana es como la farándula.Mucho teatro y poca chicha.Los políticos españoles son poco profesionales y “dimitir” no es que sea un nombre ruso es que,vista esta dimisión y sus causas,es un nombre ucraniano.

  • Román Díaz Ayala

    Por qué me equivoqué estimando que la CUP daría la investidura a Mas.

    Cuando en el resto de España veíamos con estupor que en Cataluña se iniciaba lo que se empezó a llamar “el proceso soberanista” que reclamaba para Catalunya su independencia política del resto de España y que fuerzas políticas concurrentes a las urnas para una tercera legislatura en cuatro años se agrupaban ante la polarización de independencia sí o no, entonces supe que iban en serio  dejando aparte subterfugios como en veces anteriores, aunque todavía otras fuerzas iban disfrazadas en el eufemismo del derecho a decidir. como si estuviese en juego un ejercicio del Derecho de Autodeterminación aplicable a las colonias respecto a sus metrópolis.

    La CUP concurría desde su movimiento asambleario y de agrupaciones curtidas en las protestas sociales asociado con la izquierda radical y el republicanismo, que en sus análisis veían posible su revolución social a través de una ruptura con la legalidad, la Constitucional de la España de las Autonomías, y así, a la vez, con el resto de España en una Catalunya republicana e independiente. Sus diez escaños obtenidos eran determinantes en el Parlament recién constituido, cuya presidenta apelaba a una Catalunya Republicana, para llevar a buen término el proceso soberanista.

    Pero dentro de la organización de la CUP  sus cabezas visibles, ahora miembros del Parlament eran personas muy comprometidas con el independentismo. Entendía yo que el Sr Baños y su equipo tuviesen fuerza y capacidad suficiente para reconducir los mecanismos internos de decisión. Y entonces me equivoqué creyendo que desde su posición privilegida sabrian sortear los escollos de la investidura con unas explicaciones plausibles a sus bases, como que la independencia tenía la prioridad sobre los escándalos de corrupción y la política de derecha neoliberal que el gobierno de Mas aplicó desde el 2.011, un años antes que Rajoy, con recortes sociales en sus presupuestos y la supresión de derechos.

    Pero Baños no ha sido ni Ada Colau ni Pablo Iglesias, quienes han sabido manejar a sus simpatizantes y controlar sus equipos de colaboradores en la dirección más beneficiosa para sus intereses políticos, doblegándose estratégicamente para ganar cotas de poder político o para ampliar sus bases. A nadie escandaliza que la Sra Colau se manifieste independentista y que el líder de Podemos tenga alianzas fuera de su ideario,y  registremos sus  declaraciones a favor de un unionismo más puro al estilo del PSOE.

  • Javier Pelaez

    Finalmente no tengo nada claro la lectura que Podemos hace de sus resultados de cara a una segunda vuelta y de la incidencia en ellos de la promesa de un referendúm vinculante:1.Es poco perspicaz creer que en España se pueden ganar unas elecciones sin ganarlas en Andalucía.Baste recordar que,como ya dijo alguien,los vascos caben en un barrio de Madrid.2.No tengo nada claro que los electores vascos-salvo Iñaki SS-,ni tampoco catalanes se hayan inclinado piar Podemos por la promesa del referefendúm.Hay mucho exvotante del PSC y del PSE que no sabemos si se fijan más en la Cloau de la PAH que en la sólo recientemente preocupada por el auto determinismo.Hay parece que juega también el desencanto hacia el PSOE neoliberal que otra cosa que ha pactado con CiU o PNV.3.Así Colau viene a cumplir la función del PSC en las generales.En las autonómicas se votaba a CiU,en las generales al PSC.4.No se puede minusvalorar el porcentaje de votantes de Podemos que proceden de la abstención en censos tan pequeños como el vasco que la ratio de votos necesaria para un diputado es bastante baja.En definitiva,creo que Podemos se equivoca leyendo sus resultados y lo que es más importante una segunda vuelta sólo va a beneficiar al PP.

  • Javier Pelaez

    Ciertamente para algunos “Espala es una unidad de destino en lo universal”,pero el problema actual para la izquierda no es ese.El problema es de prioridades.Si fuera tan fácil la reforma social-tiene razón Garzón que con las actuales mayorías y quizá con gobierno en funciones,aunque no lo tengo claro,se pueden derogar la reforma laboral,la LOMCE,la Ley 16/2012 de Sostenibilidad de la sanidad y sus copagos,la ley mordaza,etc; no digamos si hubiera gobierno de izquierdas-,como la territorial que tiene los evidentes obstáculos desde el recurso de inconstitucionalidad del PP con 5o diputados y la mayoría absoluta del PP en el Senado al hecho evidente de que el PSOE no llevaba el referéndum en su programa,hasta el problema de las mayorías decisivas en un referéndum….;si fuera así,que la reforma social fuera tan fácil como la territorial no se tendrían que plantear prioridades.Obviamente el problema territorial requiere un desarrollo en el tiempo mucho más largo-imposible un referéndum vinculante en 2016- que la cuestión social y  a mi evidentemente la cuestión social me parece mucho más relevante moralmente que la territorial.Además el Estado español actual es bastantes descentralizado sin que se pueda despachar con una frase de José Antonio el problema territorial.Planteamiento emotivo,pero simplista.Finalmente,como dice Maraña,resulta paradójico que en Cataluña la posibilidad de gobierno se lo cargue la ausencia de sentido social del líder propuesto-Mas-y en España la falta de gobierno de izquierdas se lo cargue la cuestión territorial formulada en una de sus opciones :el referéndum de autodeterminación…En la izquierda hay otras opciones que además iban en los programas: federalismo, referéndum tras reforma de estatuto,disposiciones adicionales varias,”lo que se pacte por consenso”….etc.En España no habrá gobierno porque no hay cultura del pacto y porque algunos piensan más en la segunda vuelta que en los ciudadanos.Pero la segunda vuelta lo único que traerá para la izquierda será abstención,no nos engañemos…

  • Para nucha gente España sigue siendo una unidad de destino en lo Universal.

    “España es una unidad de destino en lo Universal”. Jose Antonio Primo de Ribera.

    De acuerdo. El quid de la cuestión. Es como articulamos que así lo sea, una unidad. Desde el respeto mutuo y la libertad. O desde la imposición fascista. Sumando desde el dialogo o atropellando. Y no desenterremos a los muertos…

  • Xosé Gundín

    Eloy, téngase presente que:

    1) Los nuevos son por ahora sólo “electos”. Todavía no han jurado sus cargos ni se han constituido las nuevas Cortes.Es temprano para llamarles diputados.

    2) Entra en lo posible que cesen al cabo de dos meses de recogidas sus Actas, para repetir las elecciones.

    3) Los diputados españoles son de hecho muy presionables, diga lo que quiera la Constitución. Si no se pliegan a la voluntad de la direcciones de sus partidos, dejarán de ser candidatos en la siguiente convocatoria. Esto que es verdad en todos, lo es más en partidos territorializados y organizados por familias, como es el PSOE. Si quieres que eso mejore el régimen tendría que dejar de ser partitocrático (eso es lo que es) y harían falta cambios legales y de hábitos ciudadanos. Para esos cambios habría que contar con los actuales instrumentos de representación: los partidos.Pero el cambio solo podrá ser sin ellos o contra ellos, pq ellos mismos -incluidos sus diputados- son beneficiarios del régimen partitocrático. Así que no estarán por la labor de cambiarlo, con las honrosas excepciones que pueda haber.

    4) El barullo que se está armando en el PSOE se debe simultáneamente a: por un lado por la lucha por la jefatura y a que este partido tiene dos almas y cada una tira para su lado. Una prefiere aliarse o tolerar lo que tiene a su derecha. La otra prefiere lo que tiene a su izquierda.

    5) Además, lo que envuelve todo, el PSOE ya no cumple la misión que le asignó jefatura en la transición: taponar el camino de la izquierda.

    Y así llegamos al final: derrotado en las urnas, territorializado sin ganas, organizado por familias, cocausante de la crisis económica y del empobrecimiento,partícipe en las corruptelas, y un largo etc…el PSOE se descompone.

    En estas condicciones no es extraño que las direcciones (en plural, digo) presionen a sus diputados electos ahora ya, antes de ser diputados de pleno derecho.Previniendo….

    Para nucha gente España sigue siendo una unidad de destino en lo Universal.

  • http://artesaniaydemas.blogspot.com.es/

    Si leéis lo escrito por mí en mi blog el 28 de Diciembre, quizá os guste mi planteamiento. Lo que a mí me gustaría es que se botase en el  nuevo Parlamento que surja, en conciencia y sin condicionantes. Quizá, quizá…, nos pudiésemos llevar una sorpresa…

  • ELOY

     
    Gracias Oscar, Román y Olga por vuestros interesantes comentarios.
    Yo no plantee el tema desde la teoría sino desde la actual situación española al ver los increíbles movimientos y presiones para limitar a los diputados socialistas en  sus conversaciones parar establecer alianzas con otros grupos políticos. Incluso intentando , desde fuera del Parlamento , el forzar nuevas elecciones.
     
    Para que nos situemos en lo que está pasando, nos puede ayudar el adjunto artículo de Soledad Gallego-Díaz que publica hoy EL PAÍS Digital.
     
    Una vez leído podremos seguir, si el tema os interesa, dialogando en este mismo post.
     
    Porque ya adelanto que no creo, como parece plantear Román que en el fondo se discuta sobre la unidad de España, y también me parece interesante reflexionar sobre el temor que manifiesta Olga de que sean intereses financieros y espurios los que puedan influir en los diputados por el hecho de que no sean controlados “desde fuera del Parlamento” por las cúpulas de sus Partidos. Y quizá Oscar pueda ayudarnos también con sus reflexiones siempre interesantes, como las de Olga y Román.  
     
    He aquí lo que comienza diciendo Soledad Gallego y a continuación adjunto enlace con su artículo.
     
    La estructura del PSOE parece decidida a acudir a unas nuevas elecciones y con un nuevo candidato/a a presidente del Gobierno. Un sector andaluz pretende incluso que se retrase todo lo posible la investidura de Mariano Rajoy para ganar tiempo y poder celebrar antes el congreso de partido. La recién elegida nueva secretaria general daría su apoyo condicionado a Rajoy durante dos años. El actual secretario general y reciente candidato, Pedro Sánchez, intenta evitar los dos escenarios por todos los medios, pero cuenta con pocas fuerzas, entre ellas unos diputados que ven con asombro que pueden tomar posesión del acta y verse sin escaño y expulsados de las listas dos meses después.
     
    Es todo tan extraño que la situación solo encuentra explicación en rencores y desafíos. Para quienes siguieron con interés al PSOE durante décadas, solo cabe recurrir a libros de historia que expliquen anteriores periodos de confusión. Para quienes le votaron el 20-D, probablemente solo quepa enojo y rabia. Como afirma Patxi López “el PSOE está dando un espectáculo lamentable.
     
    El relato socialista comienza, dicen algunos, hace año y medio, cuando Susana Díaz y un grupo de barones apoyó a Pedro Sánchez como secretario general del partido, con la condición de que no se considerara candidato a la presidencia del Gobierno en las elecciones que tendría que convocar Mariano Rajoy en poco más de un año. Según ese relato, Sánchez ignoró ese acuerdo y en solo mes y medio tomó la iniciativa y anunció que se presentaba a la nominación como candidato presidencial socialista. A partir de ahí, el enfrentamiento fue total.”    
     
    (seguir leyendo en el enlace)
     
    Enlace:
     
    http://elpais.com/elpais/2015/12/30/opinion/1451500807_622757.html
     
     
     
     
     
     
     

  • olga larrazabal

    La teoría supone varias cosas, y una de ellas es que los Honorables Diputados tienen el discernimiento, la moral, y la independencia como para decidir cosas a las cuales no han preguntado al pueblo, y a veces contra la lógica de su partido.

    Nosotros estamos viviendo el caso en que votan independientemente del pueblo, de su partido, y ha quedado más que claro, que son peones financiados por otros intereses tanto nacionales  como internacionales, que van contra el bienestar del pueblo de Chile en su conjunto. Espero que los diputados españoles sean un caso raro, interesante dado los tiempos que corren, de honestidad y buen criterio.

  • Román Díaz Ayala

    El artículo 67.2 (no el 87, por favor, tomen nota) “Los miembros de las Cortes Generales no estarán ligados por mandato imperativo”.

    Los principios con los que el “buen pueblo” se dió una Constitución resultan fundamentales para oder comentar.

    Veamos:

    La esencia de la unidad y cómo se descubre la unión.

    La unión es algo más que un mero sentimiento y el deseo de compartir, pues resulta que  ese algo será lo que nos viene dado , por nacimiento o por herencia, o por el llegar a conocer  y reconocernos que formamos parte de lo que nos trasciende y que de alguna manera es dueño y poseedor de nuestras personas. Nacimos en el seno de una familia o llegamos a formar una sin que por ello perdamos los lazos que nos mantienen unidos.

    Un partido político viene a ser una organización de masas que se asientan dentro de una comunidad de votantes mediante la cual se articula la sociedad civil. por lo mismo son tan importantes en democracia. Un partido sin votantes  apenas tienen el valor simbólico de una ideología. Y una ideología sin electores se constituye en la tiranía del poder o la estéril doctrina de una filosofía ausente de la vida. Resultan creadores de mitos para hacernos olvidar que nuestra geografía y nuestra historia nos pertenece porque son nuestro espacio común aunque los suelos hispanos sean tan diversos como una cuerda que se ha hecho fuerte por haber sido entretejida con diversos hilos.

    Fuerzas centrífugas nos quieren hacer borrar nuestra visión del mundo hispánico con la demagogia apoyada en premisas sociológicas carentes de los sentimientos más profundos, los cuales nos han mantenido hermanados, nuestro concepto de comunidad, de patria común, de país constituido de países, de una unidad cultural que sobrepasa  y acoge todas las culturas sin sometimientos pero sin exclusionismos.

    Descubrimos tal unión porque al nacer, lo cual quiere decir que por herencia, o por elección, se nos ha dado un código para discernirla en lo más íntimo de nuestros espíritus con el cual hemos construido en pasadas generaciones los elementos necesarios y así han salido estructuralmente los más visibles como el ordenamiento político y jurídico, Constitución y Cortes Generales (el Parlamento Español) y las Administraciones.

    En nosotros está preservar y defender esta unión huyendo de rivalidades o de frivolidades políticas.

    El mandato imperativo.

    La prohibición del mandato imperativo impide que los representantes estén obligados o forzados a seguir tanto en sus opiniones como sus votos instrucciones de sus votantes (electores) Así por ejemplo, el diputado por Segovia, número dos por la lista del PP, ha firmado su acta de diputado sn que nadie, ni su partido se lo puedan impedir.Los miembros de las Cortes Generales gozan de un estatuto jurídico especial.

    ¿Qué papel tienen los partidos en ésto? En realidad la prohibición queda relativizada por la formación de los grupos de las cámaras, estos grupos parlamentarios se constituyen como instrumentos mediadores entre los representantes y sus representados. No podemos trasladar las discusiones políticas entre partidos e intrapartidos como intromisiones hasta que las dos Cámaras se hayan constituido .

    ¿Que pasará con las cuatro fuerzas que apoyan y constituyen a Podemos? ¿Podrán erigirse en grupos distintos para reforzar la secesión que buscan algunos de ellos?

     

  • oscar varela

    Hola ELOY!

    Gracias! Porque a un “extranjero” como yo en cuestiones españolas le vienen bien estas explicaciones.

    Vamos todavía! – Óscar.

Responder a Javier Pelaez Cancelar comentario