Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5396 Artículos. - 85911 Comentarios.

Inclinar la balanza… ciencia y fe, 0

pensador

Curso-Taller de Atrio
A partir del libro inédito

INCLINAR LA BALANZA… UN CIENTÍFICO ANTE DIOS

de JORGE FELIP FERNÁNDEZ   (Ver Perfil)
Destilados de OSCAR VARELA  (Ver Perfil)

PRESENTACIÓN

….mientras los judíos piden señales y los griegos buscan sabiduría.
 Nosotros predicamos a un Cristo crucificado:
escándalo para los judíos,
necedad para los griegos;
 mas para los llamados, fuerza de Dios y sabiduría de Dios…..

(1Co 1,22)

 

I- MI TRAYECTORIA

01- Durante años me sentí cómodo y seguro con las explicaciones de la Ciencia sobre el mundo, el hombre y las sociedades humanas, en las que la idea de Dios no intervenía ni era necesario.

02- Con el tiempo me di cuenta de que el cientificismo era también una creencia, del mismo orden que la propuesta de Dios.

03- Si no podemos eludir la creencia pues pongamos el coraje de decidir su contenido y el esfuerzo por justificarla de modo razonable.

04- Tengo la impresión de que para la existencia, sostenibilidad, origen y evolución, debe intervenir una Fuerza y Sabiduría de orden superior que el simple azar.

05- Esta impresión apunta a proponer una posibilidad:

* sin alterar la constitución de la Naturaleza y del hombre;

* sin sostener una suprarrealidad sobrenatural

…………………..

II- EL ASUNTO

01- La creencia impone una alternativa: ¿existe o no existe Dios?

02- No lo sé y no puedo saberlo;

03- pero el simple vivir me obliga a decidir

04- Sin Dios la vida humana es fugaz, insignificante, limitada,

05- Con Dios la vida se llena de valor trascendente, se carga de sentido y finalidad.

06- No puedo probar la existencia de Dios,

07 Tampoco se puede demostrar su imposibilidad,

08- La alternativa es elegir: y yo elijo

09- Un argumento contra Dios: el mal.

10- Si Dios es el responsable del mundo y del hombre, entonces ¿a qué se debe el mal?

11– Pienso que es herencia genética e histórica de la especie Homo sapiens tal cual es.

12- No sirve buscar a Dios mediante abstracciones filosóficas o metafísicas porque las especulaciones humanas no pueden alcanzarle.

13- Para encontrar a Dios hay que poner toda nuestra persona:

* razonar,

* estrechar lazos personales con él,

* contrastar nuestra concepción con la de los demás.

14- La idea de Dios que manifiesta Jesús de Nazaret, me supera en todos los campos y me entusiasma.

15- Su mensaje me ha llegado a través de la Iglesia Católica.

16- Creo que esta iglesia cristiana es la que da de Jesús un conocimiento más completo, seguro y sin alteraciones.

17- La fe religiosa no sólo consiste en una justificación personal que da sentido y trascendencia a la vida,

18- sino que afecta a objetivos, actitudes e intenciones y se traduce en determinados comportamientos de seguimiento a Jesús, sobre todo en su ética del amor.

………………….

III- POR QUÉ ESCRIBÍ

01- Para aclarar las ideas religiosas que me preocupan.

02- Son fruto de más de 20 años de reflexión y estudio de una abundante bibliografía.

03- Cuajando ideas, cambiando, corrigiendo, eliminando, etc., hasta asumirlas como propias.

04- No hay citas porque las ideas de los Autores tuve que irlas modificando.

05- Persigo tener mis ideas religiosas ordenadas y a punto para ser consultadas cuando me falte la memoria y vuelvan a causarme dolor antiguos problemas de fe.

06- Nuevos problemas y dudas aparecerán y tendré que hacerles frente.

07- Algunas soluciones no serán las definitivas y tenga que revisar y volver a aclararme.

Espero que a alguien que tenga problemas similares le sirva de ayuda para tomar sus propias decisiones.

EL AUTOR

  • Jorge Felip Fernández.

Fue más de 30 años profesor de Ciencias Experimentales, la mayoría de los cuales los ejerció en el Instituto de Secundaria de Olesa de Montserrat, Barcelona. Hoy está jubilado.

Nació en 1947 en Santa Cruz de Tenerife. Estudió Primaria y Secundaria en los Padres Escolapios de la misma ciudad. En 1973 se Licenció en Ciencias (biológicas), obteniendo el doctorado en 1976. Durante 10 años fue profesor en la Universidad de La Laguna y en la Autónoma de Barcelona, en el campo de la Histología y la Embriología.

112 comentarios

  • oscar varela

    Hola!

    Me pregunto (y pregunto):

    ¿Cuán raical es el materialismo en:

    * una caricia o mirada misericordiosa

    * una charla entre amigos

    * el empeño en escribir un Libro

    * en romperse el culo afilando ideas y términos adecuados que la signifiquen

    * en mandar al carajo al que molesta

    * en acordar tener un hijo

    * en preferirlo a una hija

    * en darme lo mismo si hijo o hija

    * en cuando me digo ¡vamos todavía!

    * en, en, en,

    * en todas y cada una de “las cosas de la vida”.

    ¿no?

  • pepe blanco

    De acuerdo Juanel. En la medida que tenga tiempo para leer con atención tu libro -tiempo que espero tener- estaré muy atento para intentar detectar en él cualquier afirmación que me parezca una violación del materialismo radical.

  • Francisca Balaguer

    Creo en El Dios que llevamos cada uno dentro de nosotros. Ha visto alguien un Dios? Cuando nos miramos en un espejo no nos vemos tal cual somos, es decir, como nos ven los demás. Alguien se ha visto asimismo? No.

    Si decimos que Dios es AMOR Y QUE LO HA VISTO, miente. El amor es un sentimiento. Para mi Dios es el espíritu Bueno que lleva dentro cada uno de nosotros. Jesús se dió cuenta de Dios cuando su espíritu se llenó de El. Jesús se llenó de AMOR y por esto murió. Este es mi Dios. No lo he encontrado ni en libros de teologia pues nunca he creido en palabras. Solo en “Por sus obras les conocereis. Me enamoré de Jesús a los 16 años, voy camino de los 80, me faltan 4 meses. Como en todos los amores ha habido luces y sombras. Estoy casada hará 55 años, tengo cinco hijos. Soy feliz, no tengo miedos. En cada persona intento ver a Dios, no es nada fàcil, a veces me cuesta muchísimo. Sigo caminando, con los sentidos abiertos. Feliz Navidad a todos.

  • “La insistencia de Luis Troyano en la religión mística universal o natural, el cristianismo gnóstico, el sufismo, la cábala, el hermetismo, la teosofía, etc., etc., mi respuesta es la misma NO me interesan y creo que tengo argumentos suficientes para no prestarles ninguna atención. Ya me ocupé bastante en todo eso y mi conclusión es que es un camino agotado y sin salida.”
    Agotado según -tu- lo ves, amigo. ¿O es que tienes la verdad absoluta?.
    En el caso que nos ocupa, yo no insisto para nada, porque no quiero vender nada. Opino. Y opino, hasta ahora. Visto lo visto. Tampoco me interesas tú y tú libro, Juanel.

  • Juanel

    Perdonen, por el comentario de Oscar, parece que mis comentarios tengan un tono “duro”, como si tratara de dar por finalizada una polémica. No es así, me gusta debatir sobre todo cuando se sostienen posturas contrarias. El no interés que manifiesto no es con intención de zanjar la cuestión, sino definir lo más ajustada posible mi posición. Si se busca la mejor razón dialógica espero argumentos que me hagan pensar “mejor “ las cosas, y si llega el caso buscar argumentos nuevos para seguir sosteniendo mis ideas.
     
     
    Saludos muy cordiales.

  • M.Luisa

    Gracias, Juanel, cuando he visto tu comentario me he acordado del amigo  Isidoro cuando el otro día me juzgó de puntillosa. Yo no me tengo por puntillosa, no soy de las que más puntualizo aquí, me limito a reflexionar y a analizar las cosas. Que es a lo que ahora me dedicaré un ratito   si se me permite.

     

    ¿Qué distingue las creencias de la fe? paralelamente a  este binomio podemos utilizar, respecto a la realidad humana, este otro binomio en sus dos niveles de ESTAR Y de SER. Pues bien, siguiendo mi línea de pensamiento,  la creencia recae sobre el ámbito del estar, es un estado en donde la mente se halla estimulada.  La fe, en cambio recae sobre la totalidad del ser.

     

    No es que haya entre un nivel   y otro una división, es que el último nivel, el de la fe, el proporcionado por  la razón,  sólo puede darse remontado, impulsado por el primero, es decir, es un  encaminamiento   desde la materia a la razón.  Esta es la alteridad a la que me refería el pasado día. No se trata, por tanto,  de una alternativa en la que se opta  por esto o lo otro, por creer o no creer, sino que se trata de una alternativa interna  que propicia la superación  de niveles. El de la fe, por ejemplo, se funda en el de la creencia y es en aquel donde se produce, en última instancia  la opción última.

     

    La estructura interna de la realidad humana en su tensión siempre hacia  lo otro (álter) revela el primario esquema susceptible de ser trasportado a diferentes esferas de la vida como la social, la histórica, etc., pero sobre todo considerándola como estructura interna constituyente evita  toda escisión, supera la dualidad posibilitando  la unidad, es decir, la cohesión humana.

     

    Dicho esto, déjame decirte amigo Juanel, que yo lo que no he entendido nunca de ti es que siendo un científico, moviéndote entre el fenómeno y la realidad,  en vez de acabar aunándolos, en vez de nivelar la balanza, tengas que inclinarla.

     

    Concluyo con esto: Pongamos que un científico inmerso en su tarea ni se haya planteado este hecho tan normal como es el de tener una determinada creencia religiosa. Él en lo que cree es en lo que está haciendo, es decir, ciencia, y la hace a partir de fenómenos (espero que me corrijas si estoy equivocada) entonces, lo que yo no entiendo es que si estos fenómenos obdervados y estudiados proceden de algo real, es decir, están fundados en la  realidad misma, porque entonces, repito,  con todo esto ya conquistado un científico se ve en la necesidad de retroceder al estado de creencia cuando de lo hasta aquí ganado a la espiritualidad sólo hay un paso?

  • Juanel

    Sabes Santiago que hablo contigo con un cariño especial, labrado en largos y fructíferos diálogos desde la diferencia. ¿Me permites usar tu comentario para marcar bien mi posición que es contraria a lo que dices? Sabes que no es contra ti, sino solo cuestión de ideas.
     
    Dices Santiago que la historia está a favor de la fe en un Creador personal, al contrario, será en la historia anterior al s.XX, pues la Ciencia a partir de entonces lo hace innecesario. Explica el origen del Cosmos, de la evolución de las especies, del origen del ser humano y de su cultura, de sus funciones mentales o cerebrales superiores,…, hasta de su ética y su vida interior, sin tener que recurrir en ningún momento al dedo de Dios. Y es verdad que resulta muy difícil opinar en estas cuestiones, dado que suponen altos conocimientos científicos, que no están disponibles ni asequibles a la gente en general, como apunta Román, y ni siquiera nos sirve el sentido común.
     
     
     
    ¿Afirmas que la Ciencia ha colocado al ser humano en el centro del Universo? Todo lo contrario lo ha sacado de él. Que la visión (que llamas “reduccionista”) de los humanos, como individuos de su especie biológica, obligue a despojarlos de su responsabilidad y libertad, es un error. ¿O es que la responsabilidad de nuestro entorno, de la supervivencia de nuestra especie, de tener unas sociedades en convivencia pacífica, etc., no estaba antes en las manos de Dios? Ahora por el contrario está en las nuestras, con lo cual nuestra responsabilidad es mayor, mucho mayor, pues es ahora cuando sabemos que somos nosotros los que lo estamos poniendo todo en peligro. Además la libertad en lugar de disminuir ha aumentado, y también la conciencia de tenerla puesto que nos pertenece, no como don divino sino como capacidad humana. Tampoco el “reduccionismo” impide el desarrollo espiritual. La espiritualidad no es un asunto de tener alma o no, de tener fe o no, de inspiraciones divinas o no,…., sino de nuestra capacidad de asombro y perplejidad ante lo que tenemos delante. Y esta capacidad no es divina sino humana, muy humana.

  • oscar varela

    Hola!

    Leo un Comentario de juanel:

    – “Lo que dices Isidoro …. lo descarto de entrada.

    No tengo interés alguno en proposiciones o pensamientos o lo que sea, que intenten sostenerlo.

    pero no me interesan.

    La insistencia de Luis Troyano en …

    mi respuesta es la misma NO me interesan.

    es un camino agotado y sin salida.”-

    …………………..

    ¡Ok!

    Parece que ¡con “juanel” se ha topado!

    ¿no?

    ¡Seguir yendo todavía! – Óscar.

  • Juanel

    Te pido Pepe Blanco un poco de paciencia. Las preguntas que me haces irán poco a poco tratándose a lo largo de la obra. Por lo que veo estás en una posición muy muy útil para mis objetivos. ¡Por favor! no me pases por alto ninguna propuesta, ni siquiera una frase o idea que funcione en contra del cientificismo, radicalmente materialista (sin lo sobrenatural, espíritus y demás), ni una. Si se me cuela algo es que no he acabado de completar mi objetivo, por lo que tendría que trabajar sobre ello.
     
    Mª Luisa tienes razón sin darme cuenta he mezclado fe y creencia. No, no es lo mismo lo sé. En un diálogo y quizás en un texto me suele pasar. No soy un experto lingüista, espero que no me lo tengas en cuenta, a muchos periodistas les pasa con el significado de palabras que emplean a su antojo. Sin embargo, está muy bien que me lo señales, el texto ganará en precisión. La fe es algo consciente por tanto susceptible de elección, las creencias no lo son, pertenecen al inconsciente freudiano. Por tanto surgen como evidencias cuando se dialoga o simplemente se piensa. Pero también en un momento dado alguna pasa al consciente y podemos emplear entonces la razón para comprobar si están en acuerdo con nuestros valores o no. Y una evidencia entonces puede dejar de serlo, ¿elegimos? Pienso que aquí también elegimos.
     
     
    Lo que dices Isidoro simplemente se aparta de mis objetivos. Yo me exijo una realidad cientificista, materialista radical, de modo que un Mundo Espiritual lo descarto de entrada como presupuesto previo. No tengo interés alguno en proposiciones o pensamientos o lo que sea, que intenten sostenerlo. Yo prefiero dejarlo caer, incluso con independencia de la verdad. La pregunta ¿puede que existan Universos paralelos de naturaleza espiritual? Mi respuesta es puede, pero no me interesan. La insistencia de Luis Troyano en la religión mística universal o natural, el cristianismo gnóstico, el sufismo, la cábala, el hermetismo, la teosofía, etc., etc., mi respuesta es la misma NO me interesan y creo que tengo argumentos suficientes para no prestarles ninguna atención. Ya me ocupé bastante en todo eso y mi conclusión es que es un camino agotado y sin salida.

  • Román Díaz Ayala

    Querido Isidoro,

    La espiritualidad guardará con la física cuántica la relación que queramos atribuírsela, pero no dejará de ser algo puramente metafórico siendo cuestiones tan distintas y alejadas entre sí. Estamos siempre  prisioneros del valor simbólico del lenguaje y cómo queremos atribuirlo. Lo importante es poder descubrir si tal discurso está muy relleno de paja o si esa comparación nos estará llevando a algún punto de verdad, lo cual, en definitiva sería la realidad simple de las cosas.

    El balbuceo de la metafísica se produjo cuando unos presocráticos intentaron dilucidar si el cambio o la permanencia sería en principio constitutivo de la realidad, su esencia. Hoy volvemos a sentir ese vértigo cuando a ciencia parece rebasar, no nuestras creencias, sino nuestros edificios filosóficos tan trabajosamente construidos. Y lo digo yo, que soy del vulgo, y que no me avergüenzo de confesarlo.

    En el siglo XIX el perfil de una persona encuadrada en el “vulgo” conllevaba la falta de instrucción, el analfabetismo. Ahora en el siglo XXI pertenecemos al vulgo la inmensa mayoría de las personas que hemos pasado por la escuela pero que no hemos alcanzado la categoría de “expertas” en alguna especialización del saber. La tecno-ciencia nos ha aorillado. Hlabamos de física cuántica cuando sabemos que ni siquiera alcanzamos a comprender a Eistein y su teoría de la relatividad, para lo cual hace falta un profundo conocimiento de las matemáticas.Aceptamos ese postulado científico y todos los que se sucedieron después apoyados en la fiabilidad del avance científico y poniendo en ello toda nuestra confianza.

    Este avance no sólo nos ha hecho más cómoda la vida, sino que  también nos la ha alargado. ¡Pensar que en siglo XIX en España la media de vida era de tan sólo 30 años! Entrando en los sesenta  disfrutábamos de una ancianidad muy respetable.

    No resulta extraño que acomodemos nuestras creencias a la nueva realidad o que especulemos fantasiosamente con la divulgaciones de los científicos.

    En el fondo, seguimos siendo niños.

     

  • Isidoro García

        Según mi opinión el tema de la física cuántica no tiene nada que ver directamente con el tema de la espiritualidad, pero sí que lo pudiera tener indirectamente.

       El efecto que ha tenido el conocimiento de  esa parte desconocida de la física es que ha hecho mucho más complejo el modelo que tenemos del Universo.

      Así hemos pasado de un Universo mecánicamente determinista, a un Universo probabilísticamente determinista. Sigue siendo determinista en cuanto que existen unas Leyes implacables en el Universo, que marcan su rumbo, lo que pasa es que ahora el modelo es mucho más complejo, y más difícil de conocer ese rumbo.

       Indirectamente, ese modelo probabilístico de la física cuántica, también se puede aplicar a la evolución general del Universo, y a la evolución biológica en concreto. Ha pasado así de no ser finalista, hacia la llegada de un ser inteligente, a ser determinista pero de forma probabilística.

       La existencia de los fenómenos irreversibles, en este proceso, permite compatibilizar, lo antes incompatible: azar y necesidad. Y así puede ser “necesario” en el proceso evolutivo, la complejización de los nuevos seres surgidos, y el surgimiento de seres cada vez más inteligentes, y realizarse mediante un proceso aleatorio, con fenómenos irreversibles.

       También indirectamente la enorme complejidad de la física cuántica, nos hace pensar que podría haber en el Universo, otras parcelas aún desconocidas, en las que podría existir un “Mundo espiritual”, hasta ahora inexplicable, pero que puede dejar de serlo algún día.

       Decía el otro día en otro comentario que hay una frase de Larry Wall, lingüista y programador, que dice: “Si tienes un sólo clavo, tiendes a ver a los martillos como un problema”.
     

          Yo la entiendo como que cuando manejamos modelos muy simples y reduccionistas, (desde los cientifistas a ultranza, hasta los integrismos doctrinales), se suele desconfiar de los análisis complejos, y de las sofisticaciones intelectuales, que interpretamos como “caos total”, o se desprecian unas veces como “pensamiento mágico”, y otras como “fantasías y especulaciones gnósticas”.

  • Santiago

    YO CREO que se puede ser cientifico y ser creyente. La historia esta a favor de la FE en un Creador personal que lo contrario. Por tanto, la FE no implica a-cientifismo, ni fundamentalismo desfasado sino mas bien una APERTURA que evita que caigamos en un reduccionismo  paralizante que impida nuestro desarrollo espiritual. El choque de la Ciencia con la Fe ha sido solo producto de los ultimos siglos por un sutil desplazamiento de valores al querer colocar AL SER HUMANO como el centro del Universo y reducirlo a un mero ente biologico que forma parte de una conciencia colectiva universal despojandole de toda responsabilidad y libertad.

    Juanel esto se pone bueno ya desde los prolegomenos pues has dado en el blanco y en el quid de la cuestion que es la crisis de la  FE en un mundo que busca el sentido de la vida sin poder alcanzarlo sino, al contrario, alejandose cada vez mas de su destino final.

    Coincido en que existe en todo ser humano una OPCIÓN fundamental ya que el COSMOS y la vida NO es una idea fantástica producto de mi experiencia meramente subjetiva sino una REALIDAD objetiva que junto con nuestra existencia nos llevan a una  DECISIÓN. Porque puedo ser creyente, agnóstico, ateo o simplemente negativamente indiferente. Y como dice mi amigo Roman existen “grados” no solamente de FE teísta-cristiana sino grados de “no-fe” condicionada por diferentes motivos subjetivos y también objetivos.

    El ser humano oscila siempre a lo largo de su vida en este “continuum”  de fe ya que la duda es connatural al proceso de la FE…Lejos de reducirla la duda es una apertura. PERO la FE cristiana posee una base racional que la hace coherente al la facultad intelectual que la encuentra POSIBLE, apetecible y aceptable….,mediante esta LUZ supranatural que se nos ofrece como un DON que es gratis. Por eso decimos que el acto de FE es meritorio  por la FE es confianza, obediencia, humildad, amor y todo lo que se adquiere trabajando supone una labor que merece ser premiada o al menos alabada. Es el trabajo del intelecto y la decisión de la voluntad. A pesar de que el regalo de la fe se nos ofrece extra-naturalmente, la decisión de la voluntad es nuestra, por lo tanto es un ACTO HUMANO.

    Gracias por vuestros oportunos y variados comentarios.

    un saludo cordial.  de Santiago Hernández

     

  • De acuerdo. Oriente nos puede enseñar, métodos y tecnologías transformadoras espirituales. Occidente al hacerse materialista (y extender el materialismo al mundo entero), puede enseñar en lo referente a ciencia objetiva y tecnología. Los maestros espirituales de Oriente, quedan mudos ante determinadas preguntas. De acuerdo.
     
    El yanqui, Ken Wilber. El “Einstein de la conciencia”, es el que responde a todo. En lo referente a lo espiritual y científico. Tiene un libro, entre los muchos que ha publicado, que se titula. “Sexo Ecología y Espiritualidad”. Este libro y su obra entera la recomiendo urbi et orbi. En su obra puede verse lo que es el maridaje entre ciencia y espiritualidad.
     
    ¿El budismo es una religión?. NO. Es una filosofía con “una claraboya al cielo”. Con unas enseñanzas y una tecnología o yoga, la meditación,  que nos llevan más allá de la pura razón.
     
    Hay una religión natural. SI. Pero no es religión al uso. Es una filosofía “con claraboya…”
     
    Por cierto…, La filosofía “con claraboya”. Es perfectamente científica (leete a Wilber, sino). Las que no son científicas son las religiones del Libro. O…, siendo generosos, hay una endiablada amalgama de oro y ganga, que mejor dejarlo…
     
    ¿Qué salvo de las religiones del Libro?. El cristianismo gnóstico –mistérico-, el sufismo y la kabbalah.

    Lo moderno, amigo. No siempre es mejor que lo antiguo. A veces es peor. Ojalá tuviesemos hoy en Occidente, la religión misterica egipcia.

    Saludos cordiales. Cuando de los debates saltan chispas, es buena señal. No estamos “amuermados”.

  • pepe blanco

    Gracias, Juanel. Esperamos, pues, al capítulo 3.

     

    Has empleado un expresión que yo también uso para expresar mi propio punto de vista: materialismo radical. Aunque no estoy seguro de que los dos empleemos esa expresión exactamente en el mismo sentido.

     

    Estoy de acuerdo contigo en que el cientificismo no exige (como hipótesis) ni implica (como teorema) el ateísmo. Puedo entender incluso que tu conocimiento de las ideas que exponía un tal Jesús que vivió hace dos mil años, te hayan llegado a través de un club privado, si tu conocimiento de él -de Jesús- es estrictamente cultural. Al fin y al cabo, cualquier información adquirida o elaborada por nuestros antepasados nos llega a través de la cultura. Ahora bien:

    – Por una parte, me choca que estimes que la transmisión de la información procedente de jesús sea patrimonio de la Iglesia Católica. Eso parece poco científico. ¿Por qué desestimas otros transmisores de la información procedente de Jesús?

    – Por otra parte, ¿como explicas, desde el materialismo radical la manifestación de un dios personal en un ser humano concreto, ese tal Jesús?

    – Además, ¿cómo puedes estrechar lazos personales con ese dios personal sin salirte de la materia? (salvo que pienses que ese dios personal es parte de la materia, como los demás seres humanos con los que estrechas lazos) Porque, si te sales de la materia para estrechar lazos personales con un dios personal, entonces ya no eres materialista radical.

  • M.Luisa

    No habrá sido  suficiente,  por lo que veo, Juanel, tu atención sobre lo que comento,  cuando dices que yo he dicho que “la fe nunca puede ofrecer alternativa alguna, pues la creencia se tiene o no se tiene”. ¿Te das cuenta de tu  tergiversación?  En mi comentario no nombro para nada la fe, me he remitido  sólo a la creencia y ello   con una doble intención, una: como elemento que ya estaba dado por ti en el índice, y dos: con  la expresa intención de no moverme, de momento, de este primer plano conciencial, para, precisamente, no mezclar conceptos   en vistas a una mejor comprensión de aquello que vamos expresando y evitar falsas interpretaciones. Pero veo que sucede lo contrario.Cómo voy a entretenerme con el resto     de tu comentario  si partes de una premisa falsa?.

  • Román Díaz Ayala

    Parece que además del concepto de creencia tendríamos que ponernos también de acuerdo en el sentido de la fe, que todavía se sigue sin despejar. Yo creo que fe no es un tecnicismo teológico para expresar un tipo particular de creencia que la hace más cercana al cristianismo. Los antiguos tenían  también sus dificultades para dilucidar “adoración”, y así se hablaba de la fe en el dios único apartada de la adoración a los ídolos, como dioses alternativos. Las cosas resultaban más fáciles. ¿A qué o en qué dios debemos creer?

    hoy día se habla de espiritualidad otorgándole al ser humano algo constitutivo e independiente de la razón expresada como una apertura que nos confiere la dimensión de “ente religioso”

    Nuestra tradición judeo-cristiana construida sobre la iniciativa de un Dios que se nos ha dado a conocer nos habla de una fe que de alguna manera se puede entender que va por grados. Una fe general o revelación natural que existe en el ser humano como una impronta. “Por la fe, sabemos que el universo, tanto lo visible como lo invisible, fue formado por la palabra de Dios”(Hebreos 11,3)

    Según esta enseñanza se nos ha dado una inteligencia de lo invisible ante la contemplación de un Dios Creador.Lo cognocible de Dios ya nos ha sido manifestado por Él.“Porque lo invisible de Dios desde la creación del mundo, se manifiesta a la inteligencia a través de sus obras: su poder eterno y su divinidad”(Romanos 1,20)

    Así que desde un punto de vista cristiano la fe se convierte en un problema moral donde pueden existir dos tipos de responsabilidades. Está la de quien habiendo recibido la gracia salvadora la rechaza haciendo uso de su autonomía o la de quienes por su herencia cultural están en la ignorancia de su existencia. Una responsabilidad es culpable, la otra no. De ahí la importancia de la predicación impulsada por Jesús y encomendada al grupo de sus seguidores/as.

     

  • Juanel

    Un saludo afectuoso, compañero de faena amigo Oscar. Dices que la filosofía no es una creencia sino funda la duda. Que funda la duda es casi su función principal como desvelar las falacias de conjeturas, incoherencias internas de un discurso, etc. Soy lego en el asunto pero es que cuando hace propuestas o construye un sistema de pensamiento opino como Román, se basa en premisas que se acercan a la creencia. Por otro lado, vivir no es una alternativa pero sí lo es el cómo hacerlo. Me apuntas una contradicción en el no buscar a Dios por vía de la filosofía sino más bien en lo personal y contrastar estas experiencias personales con los demás. Es que yo veo distinto el buscar a Dios incluida una opción por la fe, que dar justificaciones de la misma en la que sí es necesaria la razón y la filosofía.
     
     
    Me llamó la atención lo que comenta MªLuisa al decir que “la fe nunca puede ofrecer alternativa alguna, pues la creencia se tiene o no se tiene”. Creo que esto es una consecuencia directa de lo que se entiende comúnmente por fe y Román parece apuntarse a ella. Si se piensa que la fe es algo venido del más allá, una iluminación, una gracia,…., pues se entiende que los iluminados carecen de alternativas. Si la fe se entiende, como hago yo, como una DECISIÓN, entonces las alternativas aparecen de entrada, previas a cualquier decisión y por tanto anteriores a la fe, tanto que ésta se inicia a partir de la opción elegida. Las evidencias que por lo general se toman como origen de la fe, en mi opinión son posteriores a la decisión tomada y aparecen o no como confirmación progresiva de la misma. (Todo esto lo veremos con mayor amplitud en el capítulo 7 sobre la fe). Dado que la fe la entiendo como una decisión, el título del libro es “Inclinar la Balanza” al tratar de los argumentos por los que escojo una alternativa entre las posibles.

  • oscar varela

    Hola, Cumpas atrieros!

    Fíjense que mi posición difiere de la vuestra.

    Uds. tienen DOS Textos: Uno el Original de Jorge; Otro el “destilado” mío.

    Yo, en cambio, tenía solo Uno, el de Jorge.

    ……………..

    Así fue que me encontré teniendo que bucear en lo de juanel para encontrarle una “estructura” a su escrito.

    Digo “encontrarle”; no digo “ponerle”.

    Acá yo “ni saco ni pongo”, sino que traté de “encontrar”, e.d., “mapear el territorio” para facilitar recorrerlo aprovechando sus “vistas” panorámicas, de recodo, de encrucijadas y –si se diera el caso- de “callejones sin salida”, como al que desembocó Heidegger luego de su magnífico “Sein und Zeit”; no le dio el cuero del “moderno” modo de pensar más que para ese atopamiento que fue “Holzwege” = Camino de leñador = Camino sin salida.

    NOTA: no otra cosa es la función de toda “crítica”: potenciar la comprensión del Lector al texto del Autor.

    ¿Y qué “ESTRUCTURA” encontré, que, a su vez, fue corroborada por la aceptación del Autor?

    La siguiente:

    I- MI TRAYECTORIA

    II- EL ASUNTO

    III- POR QUÉ ESCRIBÍ

    Si nos fijamos un poco podemos ver que se trata de una Estructuración “VITAL”, quiero decir “BIOGRÁFICA”.

    Lo más interesante de esto es que todo lo dicho y por decir (tanto de Jorge como de los atrieros) se mueve en una TRAMA o ARGUMENTO –no de Ciencia, ni de Creencia, ni de Filosofía- sino de PENSAMIENTO, disparado siempre “para salir del mar de DUDAS”, e.d. BRACEO de NÁUFRAGOS.

    PENSAR es lo que juanel hizo-hace y nos invita seductoramente a que hagamos lo mismo: PENSAR.

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • Román Díaz Ayala

    En medio de todo esto vemos al ser humano.

    Cultivando su dimensión espiritual se hace religioso, interesándose por el porqué de las cosas, filósofo y aprendiendo de los sucesos de la vida, sabio.

    La cultura es el cofre donde todas esas joyas son guardadas que quedan a disposición de quienes vienen detrás enriqueciendo el cofre y enriqueciéndose ellos mismos.

    la ciencia ocupa su lugar en sus vertientes teóricas y tecnológicas haciendo que nada nuevo se construya desde la nada.

    Las personas cristianas decimos que todo ese proceso creativo tiene su origen  y consecuencia  de un designio creador y redentor, hemos sido asociados a un plan divino, donde lo parcial es sustituido por lo más completo, lo imperfecto por lo perfecto que nos lleva a Jesús, el amén de Dios.

  • Juanel

    Pepe Blanco, quizás sí sea este el lugar para hablar del cientificismo, aunque mejor tal vez después del cap.3 para tener más datos sobre mi posición. Yo me considero cientificista pues mi cosmovisión es radicalmente materialista (sin espíritus…) y basada exclusivamente en la Ciencia. Lo que ocurre es que he visto que el cientificismo NO exige el ateísmo. Sólo exige la autonomía completa del mundo, sin intervenciones divinas, ni constituyentes sutiles indemostrables (espíritus, almas, dioses….), ni experiencias o hechos sobrenaturales,… Asumiendo esto completamente he construido mi fe en Dios y práctica religiosa sin incompatibilidades. Este es mi objetivo y espero haberlo conseguido

  • Juanel

    Luis Troyano, ambos tenemos claro que nuestro diálogo no es personal, sino en busca de la mejor razón dialógica. Pero sí hay efectos personales cuando están en juego las creencias profundas de una persona y ciertas críticas hacen que algunas de sus propuestas se hagan insostenibles. Yo esto lo he asumido al exponer mi fe a la crítica cualquiera que sea.
     
    Parece que no me he explicado bien. Vuelves a remontar al pasado lejano, a la Grecia Clásica, a la religión egipcia antigua,…. y sobre todo a Oriente. Resulta que muy recientemente Occidente ha descubierto un filón con la espiritualidad oriental y está bien, bien por su práctica y experiencia superior a la de Occidente. No niego la espiritualidad. Lo que digo es que la cosmovisión y la antropología que derivan como consecuencia de esa espiritualidad es muy muy inferior a la que la Ciencia Occidental presenta. Tanto es así que Oriente al descubrirnos también ellos a nosotros, se han apresurado a montar Universidades y Laboratorios por todos lados asumiendo los conocimientos científicos de Occidente, y en competencia, a veces con resultados mejores. Hoy la Ciencia y la cosmovisión asociada son comunes a ambos. Estamos en un mundo globalizado e intercomunicado. La añoranza hacia cosmovisiones perdidas lo entiendo, pero defenderlas con argumentos racionales y con los datos que la Ciencia maneja resulta improcedente.
     
    ¿Hay una Filosofía perenne, natural? ¿la religión mistérica y los saberes herméticos se corresponden a la religión natural? ¿Hay acaso una religión natural? Puede ser entretenido ocuparse de pensamientos ancestrales. Pero sostener una concepción semejante se apoya en una antropología obsoleta. Decir algo como esto solo se puede basar en iluminaciones o revelaciones sobrenaturales que nada tienen que ver con la razón y muy probablemente con la verdad, si es que existe. Y en mi opinión están mucho más alejados de ella, que los que nos apoyamos en una base científica, que sin duda tiene una solidez incomparablemente mejor que aquellas.
     
     
    Saludos cordiales.

  • Román Díaz Ayala

    Comparto la reflexión de M. Luisa en que tenemos que aclarar el concepto de creencia, pues ésta, así de plano, no parece que se ofrezca para alternativas.

    La fe, nuestra fe cristiana, es una realidad que se impone como un descubrimiento, lo cual entendemos como la acción de Dios para dársenos a conocer. ¿Dónde está pues la opcíón, la alternativa? La opción está en el seguimiento, el “ven y sígueme” que ilumina los evangelios.

    Yo sé, que esto se da te puñetazos con el estribillo de que nadie puede asegurarse de  que conoce a Dios, pues es el gran desconocido. Pero ya sabéis que es una afirmación que yo no comparto, pues lo veo presente en mi existencia. Y es el mismo que señalaba Jesús.

  • M.Luisa

    Hola, Juanel! Antes que nada quisiera agradecerte  tu voluntad de  compartir con nosotros  tus inquietudes aquí en Atrio y también a tu hijo le envío todo mi afecto y simpatía.

     

    También yo me quedé pensativa ante este primer punto – La creencia impone una alternativa: ¿existe o no existe Dios?

     

    Déjame pues que discurra sobre esta idea ya que intuyo que en ella va implícita toda la diferencia de pensamiento que nos separa. La reflexión siguiente es sólo una parte del mismo

    Mientras la alternativa es un carácter de la realidad en sus diferentes aspectos,  incluso de la humana,  la opción como elección apunta a determinarse por uno de ellos. Y esta determinación no viene dada por una percepción de alteridad  previa, sino por una arbitrariedad optativa.  Digo esto porque una alternativa nunca la trae una mera creencia  sino que habrá que buscarla en lo subyacente de la misma en cuanto real. Lo que se nos impone como alternativa en este caso,  recae sobre la realidad del concepto Dios.

     

    Pienso, que nunca una creencia puede ofreces alternativa alguna. La pregunta de si ¿existe o no existe Dios?  La origina nuestra libertad de opción y hace referencia no a la realidad de  Dios, sino a la idea que de él opcionalmente se tenga. De ahí que la existencia idealizada   de Dios en la historia haya podido causar tanto dolor   y tanta negatividad para el ser humano.   Las creencias se tienen o no se tienen pero no imponen ninguna alternativa. La mayoría de las veces las creencias están aquí para quedarse.

    De momento lo dejaré aquí, gracias,pues…y

     

    Un saludo cordial y afectuoso a los dos!

  • Román Díaz Ayala

    Pepe,

    Como siempre tus observaciones son muy oportunas.

    ¿Vamos a encontrarnos con un libro de ciencias? ¿Será una explicación de Dios a través de la ciencia?¿Puede la ciencia acercanos a Dios o lo contradice-la idea de su existencia?

    El título ya puede despistarnos (Razón o Fe), pero a quienes conocemos al juanel de los comentarios  (y también tiene escritos dos artículos aquí en Atrio) sabemos que es un canario que tiene profesión de científico, pero que se manifiesta en primera instancia como creyente. Esa es su carta de presentación. Un creyente en búsqueda, como él mismo se define. Es decir, que ya parte de una opción de lo recibido por herencia y de la cual no se aparta y que él cifra en el Catolicismo.

    Quiere razonar la fe sin traicionar su mentalidad científica.

    Quizás tenga que hacer algunas otras opciones que confirmen o que le aparten de la primera. Ésa es la tarea que nos propone. No creo que se pueda ser más honesto.

  • pepe blanco

    Hola Luis Troyano , ¿por qué dices que la física cuántica abre la puerta al mundo subjetivo? No sé cómo la física cuántica abre la puerta al mundo subjetivo. Y, creeme, me gustaría mucho saberlo.

  • ELOY

    Mi profesor de filosofía decía que una teoría científica era “una hipótesis prevalente”, en tanto no fuese desplazada por otra teoría (a su vez hipótesis prevalente) con mayor y mejor alcance explicativo de la realidad.

    Que la sustentación de estas teorías científicas haya de hacerse con contraste experimental de la realidad (en el cual pueda, o no, haber error de hecho o apreciación), no es obstáculo, a la consideración anterior.

     

  • oscar varela

    Hola!

    Leo de II- EL ASUNTO (y Comento):

    01- La creencia impone una alternativa: ¿existe o no existe Dios?

    R: La creencia (fe) impone unicidad. La alternativa la impone un vital “¡Basta de sopa!”

    03- pero el simple vivir me obliga a decidir

    R: La vida es un “Quehacer” (da mucho qué hacer), que hay que elegir el más conveniente para mí mismo.

    04- Sin Dios la vida humana es fugaz, insignificante, limitada,

    R: La vida es fugaz, limitada ¡ok! ¿y qué? Pero in-significante: nunca.

    08- La alternativa es elegir: y yo elijo

    R: Que yo viva no fue una alternativa, sino un hecho consumado con el que encontré.

    12- No sirve buscar a Dios mediante abstracciones filosóficas o metafísicas porque las especulaciones humanas no pueden alcanzarle.

    R: En efecto, se lo buscó (y busca) mediante la religión.

    13- Para encontrar a Dios hay que poner toda nuestra persona:

    * razonar,

    * estrechar lazos personales con él,

    * contrastar nuestra concepción con la de los demás.

    R: ¿No se contradice con la ponencia del ítem anterior (13-)?

    15- (El mensaje de Jesús) me ha llegado a través de la Iglesia Católica.

    R: A mí también, e,d. de mi familia, barrio, sociedad, historia (y curerío)

    ………………….

  • La ciencia debe su prestigio al metodo cientifico. Sobre todo a que experimenta si unos resultados son reproducibles cuantas veces se quiera. Cuidado con la ciencia, un respeto.

    Otra cosa es que en algúna parte del experimento cientifico, se introduzca el error. Entonces tenemos error cientifico. Pero repito. Si estamos donde estamos es gracias al metodo cientifico.

  • A las 13: 57 he escrito: “de aquellos barros estos lodos”. ¿En que estaria pensando?. De aquellos polvos estos lodos.

  • https://liberacionahora.wordpress.com/unicidad/fisica-cuantica-reconciliando-ciencia-y-espiritualidad/

    “Que la Teoría Cuántica de la Física permita una interpretación espiritualista del mundo ES COMPLETAMENTE FALSO.”

    Juanel: te copio un enlace, tomado aleatoriamente de la Red.

    Me interpretas mal. La fisica cuantica lo unico que hace es abrir la puerta al mundo subjetivo. Cuanquiera que sea cientifico, hoy. Ni es espiritualista, ni es materialista. Es fifti fifti…

  • Benjamín Díaz Roldán

    si el discurrir filosofico se construye sobre la duda, ésta necesariamente se hace sistemática, pero entiendo su base o inicioya sea algo convenidode antemano o una certidumbre, o quizás una obviedad. Creo que fue Sócrates quiien dijo: “sólo sé que no sé  nada”, para ponerse a dudarlo todo.¿ Qué es si no una interrogante que no sea una duda bien expresa?

    Saco como conclusión que sin premisas previas no hay trabajo filosófico, y tal cosa es lo más parecido a una creencia.

  • pepe blanco

    Leo el índice del libro y un hecho llama mi atención.

    De los 95 títulos o subtítulos que figuran (si los he contado correctamente), solamente en uno de ellos aparece la palabra “ciencia” (1.3. Lo que nos dice la Ciencia.). Además, en otro aparece la palabra “cosmología”; en otro la expresión “constantes naturales” y en otro “ficción científica”. No encuentro la palabra “cientificismo”. ¿Quiere eso decir que este es el lugar para hablar del cientificismo, o bien va a aparecer después? Es que es una cuestión importante, que no me gustaría pasar por alto.

    A pesar de que la palabra “ciencia” solamente aparece una vez en el índice, entiendo que, no obstante, la ciencia está presente a cada paso, según afirma Juanel, aunque no le haya parecido interesante destacar esa presencia haciéndola notar en ninguno de los 94 títulos restantes.

  • oscar varela

    Hola!

    Leo de Juanel 2 diciembre 2015 at 9:04 am

    – “Pepe Blanco,…

    * el cientificismo no es en sentido estricto Ciencia.

    * Es filosofía e incluso metafísica que apoyada en la Ciencia hace sus propias proposiciones.

    * Y como en casi toda filosofía hay una toma de posición, una decisión entre opciones.

    * Esta decisión no difiere de una creencia.”-

    ………………………

    Pienso que FILOSOFÍA:

    * NO ES UNA CREENCIA, sino una ORTOPEDIA ante una CREENCIA FRACTURADA (que ya NO-SE-SOS-TIENE)

    * Se FUNDA en lo que yo vivo cada 2 o 3 horas en Chile: “MOVIMIETO DEL PISO”; lo que se llama DUDA.

    * Se trata del rintintín de la famosa Comedia -“¡AGARRATE CATALINA QUE VAMOS A GALOPEAR!”-

    Entonces: ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • oscar varela

    Hola!

    Tal vez convenga decir a los Cumpas atrieros (comentadores o solo lectores asiduos o esporádicos) que el ÍNDICE (tanto el que aparece en el Post como el que puso Jorge Felip “juanel” en el TABLÓN) es solo el de la Primera Parte;

    porque el de la Segunda Parte se encuentra aun “en revisión” ¡Tan así es de extraño-novedoso este “LIBRO” de Jorge y, en parte al menos, de los Cumpas “ATRIEROS”!

    Por mi parte les comento que estoy por empezar los “destilados” de los Capítulos de esa Segunda Parte. ¡Veremos con que me iré encontrando!

    ¡Seguimos todavía! – Óscar.

  • Juanel:
    Detectas una contradicción en mi argumentación. Y yo te aclaro:
    Occidente va por un camino, y Oriente, en el aspecto espiritual, nos da “sopas con onda”. Al Occidente. Justo desde el auge del cristianismo que conocemos. Porque antes. SI, que podíamos contar con una espiritualidad autentica. Los griegos copiaron de los egipcios, y los romanos de los griegos. Pero en la persona del emperador Constantino. La espiritualidad basada en los Misterios. Fue cercenada por los romanos. Y entramos en una etapa de oscurantismo “taliban”, donde el fanatismo ahogaba a la autentica ciencia, y la autentica espiritualidad.
    De aquellos barros, estos lodos. La ciencia se zafó de los “talibanes”, pero se hizo materialista. Porque salvo unos pocos perseguidos, que conocían la hermética de Hermes Trismegisto. La exterminación de la religión mistérica, fue tal. Que cuando los ilustrados abandonaban la falsedad herética del cristianismo que tenían entonces (y que aún pervive), no vieron más que el materialismo, para explicar el mundo. Occidente había olvidado su religión natural. La religión mistérica.
    Cuando hablo de tradiciones milenarias, me refiero al budismo, taoísmo, hinduismo, y la religión de los egipcios.
    Europa se ha creído hasta ahora el ombligo del mundo. En Europa principalmente se ha dado el modernismo, y el postmodernismo. Y ahora qué?
    Ahora un nuevo paradigma cuántico, que hace palidecer todo lo viejo. A eso me refiero, lo viejo europeo. Hay una filosofía que es la Filosofía Perenne. Es la natural del género humano. Como los arboles que nacen y mueren pero son iguales, por millones de años. Por miles de años tenemos una única filosofía válida para todos los humanos. Porque está basada en la realidad terráquea. Los filósofos occidentales de los últimos siglos, no han sido más que niños balbuceantes en el parvulario de Platón.
                                               *****************
    “La hipótesis que defiendes de que “todo es Uno” se tratará en el capítulo 2. Si miras el índice lo verás. Te adelantaré que en absoluto estoy de acuerdo con ella y daré entonces los argumentos de razón para hacerlo.”
    Argumentos de peso deberás tener, cuando disientes del filósofo neoplatónico Plotino. Y un enorme enorme número de gente que lo piensa. Que todo es Uno.

    Saludos cordiales. No te ataco a ti. Solo doy mi opinión. Verdad y mentira tenemos todos.

  • Juanel

    Luis Troyano, no me gusta argumentar contra “creencias” diferentes a las mías. Sin embargo, aquí estoy sometiendo las mías a todo tipo de críticas, aunque estas sean implacables, descalificadoras,….. Pienso que las críticas que tengo que tomar en cuenta son aquellas que hacen uso de la razón o con argumentos razonados o plausibles. Supongo que el que dialoga conmigo está buscando o exponiendo sus razones, que compiten en el respeto hacia LA MEJOR RAZÓN DIALÓGICA. Entonces, aquí voy a defender mis razones, argumentando contra proposiciones que en un momento dado he rechazado, por considerarlas que NO son las mejores. Por tanto permíteme argumentar contra lo que has expuesto. Si tienes inconveniente por las causas que sean me lo dices y punto.
     
    De entrada detecto una contradicción. Dices que el problema entre razón y fe o Ciencia y Religión, son problemas del pasado, y para sostenerlo resulta que tomas no una cuestión de la modernidad, sino que te remontas a una antigüedad lejana pensando que esa antigüedad de siglos y siglos refuerza su autoridad. Es demostrable que los antiguos, el conocimiento que tenían del mundo, de la realidad, del ser humano y de todo en general, era inmensamente MENOR que el tenemos hoy. Las tesis del espiritualismo en el ser humano llevan muchos siglos de persistencia y sus conocimientos acerca de la mente humana y de las funciones mentales superiores SON MUY MUY inferiores a los que en la actualidad tenemos.
     
     
    Que la Teoría Cuántica de la Física permita una interpretación espiritualista del mundo ES COMPLETAMENTE FALSO. No es el momento de meternos a discutir ahora dicha teoría, ya tendremos tiempo más adelante en el taller.
     
     
    La hipótesis que defiendes de que “todo es Uno” se tratará en el capítulo 2. Si miras el índice lo verás. Te adelantaré que en absoluto estoy de acuerdo con ella y daré entonces los argumentos de razón para hacerlo.
     
     
    Saludos cordiales.

  • Juanel

    Pepe Blanco, la presentación como dices es solo un apunte. En el capítulo primero nada más comenzar se habla de la Ciencia y del lugar del ser humano según la Ciencia. Soy científico y la Ciencia ocupa la base fundamental de mis argumentos, sin cambiarla ni añadirle nada de nada. Además la tomo radicalmente materialista sin nada sobrenatural, ni espiritual, ni mágico,…., añadido. A cada paso en mi libro la Ciencia está presente en el sentido apuntado. Pero a mí me parece cierto que el cientificismo no es en sentido estricto Ciencia. Es filosofía e incluso metafísica que apoyada en la Ciencia hace sus propias proposiciones. Y como en casi toda filosofía hay una toma de posición, una decisión entre opciones. Esta decisión no difiere de una creencia.
     
     
    Hablas del azar, pues claro que estoy de acuerdo contigo. El azar es común en Biología sobre todo evolutiva. Es un factor importante. Sin embargo, apuntas que el azar en números o grupos “inmensos” surge el “orden” del caos, dando lugar a que aquello que parecía muy improbable, incluso con probabilidades muy escasa próximas al 0% se dé. De acuerdo. Pero esto lleva a que un suceso improbable se dé muchas veces y se repita. Lo cual lleva a que la historia del Universo y de la Vida se hayan repetido muchas veces, pero en mundos distintos divergentes desde el momento que se produzcan sucesos distintos. Yo que quieres que te diga, a mí me parece que por muy inmensos que sean los números el “Quijote” no puede darse por causa del azar, por mucho que pueda repetirse la historia.

  • Santiago

    Juanel, muchas gracias a ti por tu deseo de incluirme…pero sabes bien que no tengo mucho tiempo para el ordenador y tardo en contestar…pero procuraré estar al tanto..Promete ser todo muy interesante..

    Aun considerando que la fe es un don, un regalo para los que desean entrar por ese camino, es mas bien la luz que ilumina ese sendero para que continuemos en la búsqueda…Por eso se puede avanzar en la FE…, es susceptible de desarrollo..y por supuesto, como en todo en la vida, hay grados de fe…como bien describe la gran Teresa de Avila…

    Felicito a Anquises.por su comentario…y te felicito por tenerlo a el cerca…Es tu mejor “fan”…Creo que ha aprendido bastante de ti…..y no dudo que le queda mucho tiempo mas.. Dicen que de “tal padre, tal astilla” o algo parecido….

    Un abrazo     de Santiago Hernández

  • Santiago

    Luis, claro que la física cuántica está en el borde de la Creación….por eso sus postulados son ambiguos…parecen identificarse con la no-física…Pero esto es solo una apariencia….La cuántico no es capaz de explicar completamente la estructura sub-atómica sino que se limitan a hipótesis que tienen viso de certeza sin prueba…sino que se intuye por deducción….y que además son hipótesis que cambian constantemente….hacia lo que se “cree’ que es verdad…porque lo que es verdad hoy…ya se supera mañana…Es ademas un hipótesis-teoría que no resuelve todos los problemas de la existencia…ni mucho menos designa el por qué….particularmente cuando no puede ser aplicada para explicar el comienzo del Universo….La Ciencia por tanto tiene que callar ante lo extra o supranatural, fenomenos que no son tan raros en el mundo actual…..

    Por otro lado, Pepe el problema de la estadística es que tiene que se aplicada en la misma escala para comparar….Si estamos    en  la escala de billones o trillones…habrá que ver si en el millón esto es estadísticamente significante o no…..La aparición de la vida racional  se da contra toda probabilidad en el momento actual del Universo en un satellite de una Estrella pequeña como es el Sol, situada entre mil millones de galaxias que component el Universo…Allí surge la vida y la inteligencia humana….

    Ademas existen energías en equilibrio inestable pues depende de las constants. Estos valores constantes son tan pequeños que si varían en lo mas mínimo darían lugar a otro elemnento completamente diferente y asi la constante de Planck para la material, la de Avogadro para los gases, la de Faraday para las Corrientes eléctricas y los valores fijos para la adeleración de la caída libre de objetos, la velocidad de la luz, presion atomosférica etc.Estas energías se encuentran en un constante equilibrio, por tanto, inestable sostenido misteriosamente y con suma precision…porque de otra manera dejarían de ser y de existir…Por eso, esa “Fuerza y Sabiduría” son otro orden…y son necesarias y trascienden a lo meramente físico..

    Un saludo cordial   de Santiago Hernández

  • Hay algo que chirria en mi interior, al hacer la dicotomía entre ciencia y fe.
    La fe si es autentica, es científica, y la ciencia si es autentica, no es materialista. Luego admite en su seno científico, lo numinoso inefable, que muchos denominan, fe.
    Además la oposición de ciencia a fe. Esta sencillamente anticuada, es de la época inmediatamente pretérita. Ahora estamos en un hoy, que marca una notable diferencia con el inmediato ayer. La física cuántica, toma un científico newtoniano de la mano y lo lleva a unos límites de la razón. Supraracionales. O sea, más allá de la razón. Se pierden los físicos teóricos en una realidad inatrapable para la razón. La física cuántica, los pone en una ventana donde se vislumbra lo supraracional, lo numinoso inefable.
    Todo es Uno. Luego lo científico objetivo material, en el gran puzle kosmico, ocupa su sitio. Pero para que surja la figura general, debe estar en armonía con lo subjetivo mental y espiritual. Si hay conflicto entre ciencia y fe. Es porque o la ciencia no es ciencia sino creencia dogmatica. O la fe, es una espiritualidad aberrante. Han de encajar las dos ciencia y fe, con armonía en el mismo puzle.
    Y afortunadamente, hoy. La ciencia puntera, la de la física cuántica, y la espiritualidad milenaria (porque es autentica). Se dan la mano armoniosamente. Lo que dice la física cuántica lo corrobora la espiritualidad milenaria, y viceversa.
    Ateo, creyente, fe y razón, fe y ciencia. Todo eso es del viejo paradigma. Lo nuevo todo es Uno. Por otra parte, como siempre ha sido. Pero ahora esto se descubre desde la ciencia. Que lo objetivo material, es “la media naranja” de lo subjetivo espiritual.
    Además la ciencia. Sencillamente ha descubierto a Dios. Ha descubierto que el Universo todo se rige por el “gana,gana”. No el gano yo, porque tu pierdes. No es la competencia sino la colaboración, la ley Universal. Luego tenemos la ley del amor, igual a que?. Igual a Dios.
    ¿Dónde está Dios?. No “detrás del Universo”. Está en todo y todo es Dios.
    Leí una noticia hace tiempo donde se hablaba de un equipo de científicos místicos. Por ahí, por ahí “van los tiros”. 

  • pepe blanco

    He leído la presentación con mucha atención, un par de veces. En general, el comentario que me suscita es el que se trata de un texto típicamente cristiano. Cristianismo en estado puro: creencia en un dios personal que se manifiesta en Jesús. Punto.

    Habrá que seguir leyendo el texto, a ver qué nos cuenta Juanel. Supongo que habrá ocasión de hablar, entre otras muchas cosas, de la Ciencia y del cientificismo, por los cuales pasa de puntillas en la presentación, como no podía ser de otra manera en un texto “tan cristiano”.

    Ahora, me gustaría destacar esta frase:

    Al observar nuestro entorno natural y humano tengo la impresión de que para su existencia y sostenibilidad, su origen y evolución, debe intervenir una Fuerza y Sabiduría de orden superior que el simple azar y necesidad para dar cuenta de este maravilloso y casi imposible Universo.

    El azar no es una cosa tan simple. Baste pensar que incluso los sucesos de probabilidades ínfimas sucederán, cuando el conjunto estadístico es suficientemente grande. Y en el Universo todo es enorme. Las cantidades de muchas cosas son con frecuencia potencias muy grandes de 10. Imaginemos que la probabilidad de que algo ocurra de una determinada manera es de una millonésima. Una mierda, pensarán muchos, nunca sucederá de esa manera. Craso error: si ese algo ocurre un billón de veces en todo el universo, ocurrirá un millón de veces de la manera que nos interesa.

    Y si el azar no es un asunto simple, su juego con la necesidad, es aún menos simple.

  • Anquises

    ¡Por fin!

     

    No lo puedo decir de otra manera. Por fin mi padre se lanza a compartir su libro. No he esperado a llegar a un teclado de verdad, desde el minúsculo teclado de mi teléfono me congratulo de este momento tan importante, ya no para vuestr@ Juanel. También para mí que con cierto grado de pena veía como el tiempo pasaba sin que “Inclinar la balanza” viese la luz y comenzase a andar.

    No me conoceis pero yo a muchos de vosotr@s sí. Pues hablamos en largas tertulias de patio sobre Atrio por lo que os invito a que aporteis vuestr@ impresión. Esto es solo el principio lo bueno esta por llegar y es muy bueno, de verdad.

  • Juanel

    A mí también me encantó Oscar que Antonio escogiese “el pensador” de Rodin en la presentación del libro. Siempre Antonio me ha halagado quizás demasiado, pero qué duda cabe que me gusta. Sí Oscar, también me considero a mí mismo un pensador preocupado, no paro de darle al tarro y cargado de preguntas que quiero e intento responder.
     
    Amigo Román gracias, gracias,…. Es cierto en mi libro voy todo yo entero. Es como una parte muy muy importante de mi vida.
     
    Gracias Eloy, espero no defraudarte.
     
     
    Mi querido amigo Santiago. Gracias. Como siempre ya planteas de entrada nuestras diferencias, viejas compañeras de nuestro fructífero diálogo. Abordas el tema de la Verdad, que piensas única y en consecuencia fe y razón sólo pueden coincidir. El problema que siempre te he dicho está en el conocimiento de esa Verdad única y cómo “saber” si existe. Ya sabes que no estoy de acuerdo contigo en plantear una antropología diferente a la que la Ciencia propone, añadiéndole algo ¿metafísico? ¿espiritual?…..para explicar la conciencia. La Ciencia trabaja con probabilidades y suele descartar causas cercanas al 50% del azar, sin embargo, en cuestiones existenciales difícilmente nos encontraremos con probabilidades tan altas, a menudo las alternativas posibles tienen escasa probabilidad y por tanto muy poca seguridad, y a pesar de ello las escogemos por el valor que tienen para nosotros. La fe más que una evidencia segura es más bien una apuesta por la que nos decidimos. Me encantaría Santiago que estuvieses aquí desde tu posición tan diferente a la mía. Los contrastes críticos como sabes me estimulan a argumentar mejor mis puntos de vista.
     
     
    Plantear las cosas como lo haces Gonzalo me parece bien, faltaría más, pero NO me gusta decir que de entrada que nuestra inteligencia emocional es capaz de ¿percibir? una Realidad Suprema aunque falle la razón. Y menos aún que esa Realidad Suprema sea Dios. No me gusta la teología hecha desde arriba y creo que puedo argumentar contra ella. Si quieres lo iremos viendo.
     
     
     
     
    Mi entrañable amiga Pilar. Es cierto hay que ir caminando, si nos detenemos satisfechos de lo que hemos logrado quiere decir para mí como para ti que algo ya no funciona. Es que lo que tenemos delante es lo más grande la PLENITUD, en la dirección que indica Jesús de Nazaret, y la realidad es que tanto individualmente como colectivamente ¡nos falta tanto! Gracias por decirme que me acompañarás en mi camino. Lo necesito, me parece que me impuesto un trabajo superior a mis fuerzas. En tu oración… Gracias. 

  • mª pilar

    ¡Bienvenido este taller, bienvenido Juanel… la constante revisión de tu vivir enamorado, desde un hermoso proyecto de Vida… el de Jesús de Nazaret!

    Gracias a Antonio por ponerlo en manos de Oscar, facilitando su estudio en grupo.

    Y a todas las personas que lo sigan, y lo hagan con sentido de… “Comprender y quizá compartir las vivencias de un creyente que optó por este camino”.

    He leído atentamente la introducción, y hay algo que me ha llamado enseguida la atención:

    “Juanel nos dice que… está en constante cambio y revisión… de los conceptos o ideas, que le hicieron decidirse por este camino”

    ¡Lógico!

    Si no fuera así, se quedaría anclado en un momento de su vida y experiencia. Seguir los pasos, las palabras del Galileo… implica, renovación constante, conocimiento interno continuo; y eso trae consigo, la contemplación de toda la vida que nos rodea, porque ella, también está en constante cambio y crecimiento.

    Para poder llegar a ser personas en camino de plenitud; es necesario ese crecimiento, a base del conocimiento interno… de cuanto ocurre en la historia.

    Nada podemos hablar sobre Dios… porque nada sabemos.

    Pero eso que intuimos, nos llama, nos despierta la búsqueda… nos hace contemplar toda la maravilla del universo en el cual nos movemos y somos.

    Esa admiración, contemplación, nos lleva a “escuchar” el latido de la vida, en nosotros mismos, en los demás y en cuanto nos rodea, y eso nos irá conformando como personas.

    La paciencia, la generosidad, el constante deseo de conocer… solo lo podemos integrar en nuestras vidas desde un silencio interior…  enriquecido (en nuestro caso, como seguidores o admiradores de Jesús) dejando que sus… Palabras, sus hechos, su vivir cotidiano… nos hable a lo más profundo de nuestro ser.

    Espero paciente que vayan pasando los martes de cada semana, y poder adentrarme en tu sentir Juanel, tu determinación y tu camino.

    Un abrazo entrañable… a os tres que lo hacen posible.

    mª pilar

     

  • ELOY

    Me parece estupendo este taller y deseo felicitar a JORGE FELIP FERNÁNDEZ ,  “Juanel” y desde luego también a Oscar Varela por su trabajo, así como a Antonio Duato que ha propiciado que podamos disponer de él los lectores de ATRIO.

  • Gonzalo Haya

    Me siento identificado con Juanel. Mi explicación es que la inteligencia racional no es capaz de comprender todas las dimensiones de la Realidad (con mayúscula o con minúscula), como el amor, la justicia, la dignidad humana… Sin embargo poseemos una inteligencia espiritual, o emocional, que sí percibe esos valores. Esa inteligencia es la que nos lleva a presentir una Realidad suprema, que puede ser razonablemente aceptada por la razón pero no puede ser demostrada. Esa realidad es la que da sentido a nuestra vida y la que nos impulsa a procurar un mundo más Justo, que Jesús proclamó como el reinado de Dios.

  • Román Díaz Ayala

    Lo leído en anticipo está muy en línea con lo que hemos leído y aprendido de Juanel en estos años de intenso compartir. Es juanel es estado puro, con todos esos puntos que hacían saltar los diálogos y los remansos donde hacía brillar su espíritu en búsqueda.

    Estoy seguro de que el contenido no defraudará y dará mucho juego para la refelxión.

    gracias por esta hermosa cooperación, a tí y a Oscar, de cuya honestidad intelectual no albergo ninguna duda.

  • Juanel

    Saludos cordiales
    Bueno, en esta primera intervención con respecto a mi libro, lo primero es explicarme.
     
    La confección del libro me llevó más de 20 años de trabajo, y me obligué a cerrarlo en el 2011 porque no paraba de corregirlo. No es que esté encerado en un cajón, pues suelo consultarlo con frecuencia, pero claro esto solo me sirve a mí y a unos pocos muy cercanos, familiares, amigos, … a quienes les he dado fotocopias.
     
    De pronto me di cuenta que en Atrio podría servir y me decidí a enviárselo a Antonio Duato en un archivo adjunto. Él decidió que era bueno publicarlo en Atrio y Oscar Varela ha colaborado con enorme paciencia y eficacia a hacer los resúmenes de los capítulos que yo reviso. A veces lo que hace Oscar es tan bueno que me evidencia fallos de coherencia en el texto o simplemente errores, o… , que debo modificar y así lo he hecho.
     
    Estoy muy agradecido a los dos. Me parece estupendo que mi libro se lea y sobre todo que se comente, que se contrasten las ideas, que se lea desde diferentes puntos de vista, ideologías, teologías, creencias,…. se valore y se haga cualquier crítica que se quiera hacer. Esto es muy valioso para mí y creo que puede servir a los demás para asentar o profundizar en las justificaciones de sus propias creencias, como yo hice y hago con respecto a las mías.
     
     
    Gracias, gracias, gracias a Atrio y atrier*s por la oportunidad que me dan.

  • Santiago

    Oscar, pienso que la preocupación de mi amigo el Dr. Jorge Felip Fernandez, al que yo llamo afectuosamente Juanel, por el hecho de haber dialogado con el muchas veces aquí mismo en ATRIO, es algo común al ser humano….y que no deja de ser el acicate en la búsqueda de la verdad….en la que todos estamos metidos…y que nos va a acercando, poco a poco, a nuestro destino final…que es su última meta…que es el encuentro definitivo…

    Creo enlazarme con Juanel en muchas de sus afirmaciones…como siempre ha pasado en nuestros diálogos, a pesar tambien que hemos encontrado variadas diferencias….pero con una base común….aun partiendo de “cosmovisiones” diversas….como muchas veces decíamos….Sin embargo, si la fuente común es la VERDAD suprema, la ciencia experimental y la fe teológico-filosófica no pueden ser contradictorias, todo lo contrario…Por eso, Edith Stein, filósofa fenomenológica discipula de Husserl, afirmaba que el que busca la verdad se identifica con la búsqueda del bien…que es Dios mismo….Por lo mismo no hay antagonismo alguno entre razón y fe….Ambas tienen un mismo origen y una se ordena a la otra…ya que ninguna puede subsistir sin la otra….La fe sin la razón es puro fanatismo….y la razón sin la fe se reduce a la animalidad biológica…sin poder abrirse a las inmensas posibilidades que le ofrece la apertura de la iluminacion potente de la conciencia humana…que es la cualidad fundamental al creer…

    Por eso, las decisiones humanas conscientes no son mecánicas, ni determinadas por un proceso científico sino que escapan a las matemáticas…No somos pues un ordenador mecánico biológico porque nuestra mayor actividad psíquica es inconsciente y no sabemos por que y como se vuelve consciente. Existe algo mas que lo puramente mecánico…algo que vas mas alla de lo concretamente biológico y único al Homo Sapiens….Si fuera exclusivamente biológico la consciencia no podría comprender la realidad a traves de la abstracción, conceptualización, a traves de la facultad de amar, sufrir y no podría realizar  decisiones libres..Todo se reduciría a lo concretamente sensorial-animal….sin ningun progreso cualitativo.

    Por eso, a pesar de que cientificamente Dios escapa toda definición y demostración, sin embargo nuestra propia capacidad consciente, única para mi, me lleva a la posibilidad de su existencia….Como dice Juanel es el “simple vivir” el que  me obliga en cierta manera a decidir….Pero yo elijo siempre lo que es “mas probable”, lo mas seguro, lo que se nos presenta a nuestra psique como lo mejor..lo que nos llena y nos satisfice mas…Esa es la norma de la prudencia humana. No elegimos lo que es menos probable Por eso  es doctrina católica que se puede llegar a Dios con la razón….a pesar de que no podemos comprenderlo y abarcarlo totalmente por medio de  esa misma razón natural…..pero si podemos llegar a El…al menos como una posibilidad…mas probable…que su no existencia….Lo demas, como expone mi amigo Juanel pertenece a la revelación y a la fe en Jesus de Nazaret….como que en El existe la recapitulación y el resumen de toda la historia humana.  Ya que El está en el centro de toda la Creación.

    Enhorabuena Juanel!!! Felicidades por esta importante intervención

    Abrazos   de Santiago Hernández

  • oscar varela

    Hola!

    Empiezo por algo inocente: La imagen que Antonio Duato seleccionó y que yo no dije ni “mu” porque me pareció ¡muy buena elección!

    Se trata de la conocidísima escultura de Auguste Rodin (1880 en yeso),

    Lo interesante de la escultura aplicada al Autor del Libro (juanel o Jorge) es que fue ganando el nombre de “EL PENSADOR” (dejado de lado el de “EL POETA” o “LA POESÍA”).

    Sin embargo, se me ocurre que un “pensador” muy raramente tome esa postura corporal.

    Pienso que esa expresión se conjuga mejor con la de un ser humano “PREOCUPADO”.

    Y eso es lo que me paece pintar mejor al Cumpa Autor Jorge ¿O me equivoco?

    “Un Jorge ‘PREOCUPADO’ que nos comparte sus PREOCUPACIONES de la primera década del nuevo milenio.

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

Responder a Román Díaz Ayala Cancelar comentario