Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4870 Artículos. - 78215 Comentarios.

Soberanía y dignidad

(Nota de prensa ante las Elecciones Generales)

 “Lo coronaste de gloria y dignidad.
Le diste el mando sobre las obras de tus manos”
(Salmo 8)

En el Foro Curas de Madrid creemos que las  elecciones son un momento privilegiado para el “cuidado de la casa común” al que nos invita la última carta de Francisco, un ejercicio de soberanía popular, que sirva para  construir una ciudad digna  de la persona humana.

A.- Imágenes indignas en nuestros barrios

 

En nuestros barrios se viven situaciones que están lejos de esa ciudad digna de la persona humana.

 

Algunos rasgos de esta situación:

 

Cientos de miles de personas están en paro. Un paro que en muchos caso es de larga duración y acaba dejando a quienes lo padecen sin ningún tipo de prestación. El paro juvenil sigue estando en torno al 50%. Se están degradando las condiciones laborales de muchos trabajadores. Crece cada vez más el grupo de “trabajadores pobres”, (ya llegan al 14% de la población) que, a pesar de tener un trabajo, no perciben salario suficiente para una vida digna. (Red Europea de Lucha contra la Pobreza, eldiario.es, 15-10-2015) Se ha producido un notable deterioro del funcionamiento de los servicios públicos. Los  recortes de gasto público y las privatizaciones, consecuencia de la voluntad política de hacer negocio con los bienes comunes, han contribuido a ello.

 

No se trata sólo de algunos casos aislados. Aunque hay algunos indicadores macroeconómicos positivos, los datos estadísticos confirman que el conjunto de los ciudadanos no están saliendo de la crisis: El 29,2 % de la población está en riesgo de pobreza y 770.400 hogares no tienen ningún tipo de ingresos (Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística, primer trimestre de 2015, www.lamarea.com,17-6-2015). “Según los Presupuestos Generales del Estado para 2016, el Gobierno destinará a las prestaciones para desempleados, un 21,7% menos que el año anterior, pese a que la mitad de los parados no ingresan nada” (publico.es, 4-8-2015). Se está repartiendo y precarizando el  empleo existente.  El volumen de horas trabajadas no ha parado de bajar. El 92% de los contratos firmados en 2014 fueron temporales. De ese 92%, un 40% duraron un mes o menos. (“Financial Times”, 4-8-2015).

 

Mientras tanto, los ricos lo son cada vez más: La fortuna de los más ricos en España creció un 18 % en 2014; y los accionistas de las grandes empresas españolas que cotizan en Bolsa (el IBEX-35) ganaron en 2014 un 41 % más que en 2013. (www.publico.es, 18-3-2015). El número de veces que la renta del 10% de la población más rica es superior a la renta del 10% más pobre se ha multiplicado por 5,4 entre 2007 y 2011. Supone el aumento de desigualdad más alto entre los países de la O.C.D.E. (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos,( lamarea.com, 17-6-2015.

 

Asistimos, por tanto, a un claro crecimiento programado de la desigualdad social. Todo indica que esta situación no es coyuntural, que a lo que en realidad estamos asistiendo es a un cambio de modelo social propio de un sistema neoliberal, cuyo principio básico es el darwinismo social. “Se consolida un grupo social muy numeroso que afianza la fractura social que se viene detectando a lo largo del periodo de recesión.” (Informe FOESSA-Caritas, “Análisis y perspectivas-2015” Religión digital, 11-7-2015). Los señores del dinero se han ido haciendo cada vez más poderosos y ahora controlan los gobiernos, las instituciones, los viejos partidos políticos, las televisiones, los periódicos, las tertulias y muchos de  los sectores más institucionales de la Iglesia y sus medios de comunicación.

 

A pesar de todo, en nuestros barrios nos encontramos con actitudes éticas de gran dignidad: Observamos con alegría y gratitud, la solidaridad que están poniendo en práctica muchas familias para socorrer a algunos de sus miembros o vecinos. Igualmente la solidaridad surgida entre diferentes movimientos ciudadanos o “mareas”, que, desde la indignación, han pasado a agruparse para cambiar este estado de cosas.

 

B.- Orientaciones

 

El papa Francisco en su carta “El gozo del Evangelio”, identifica la desigualdad como el mayor desafío económico de nuestro tiempo y señala la responsabilidad de los poderes del Estado para afrontarle: “Mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar. Este desequilibrio proviene de ideologías que defienden la autonomía absoluta de los mercados y la especulación financiera. De ahí que nieguen el derecho de control de los Estados, encargados de velar por el bien común” (nº 56)

 

Y en su última encíclica “Laudato Si. Sobre el cuidado de la casa común” cuestiona los fundamentos de este tipo de economía como responsables, no sólo de los daños ecológicos irreversibles, sino también de la desigualdad. Por lo que asegura que es el mismo sistema socio-económico el que ha de cambiar: “¿Reconocemos que este sistema ha impuesto la lógica de las ganancias a cualquier costo sin pensar en la exclusión social o la destrucción de la naturaleza? Si esto es así, digámoslo sin miedo: queremos un cambio, un cambio real, un cambio de estructuras. Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores sin derechos, tantas personas heridas en su dignidad, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los pueblos. Y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana Madre Tierra” (“Discurso a los Movimientos Sociales”, Santa Cruz , Bolivia, 9-7-2015)

 

Nuestros obispos en su reciente Instrucción Pastoral “Iglesia, servidora de los pobres” ( Abril–2015) presentan su diagnóstico de la crisis en nuestro país: “La pobreza y la desigualdad no son consecuencia de un fatalismo inexorable; detrás de ella hay mecanismos económicos, financieros, sociales, políticos.” (nº 19)

 

Y ofrecen estas orientaciones: “La propiedad privada no es un derecho absoluto e intocable, sino subordinado al destino universal de los bienes. Sobre toda propiedad privada «grava una hipoteca social»” (nº  26) (…) “Son responsabilidades de la comunidad política: La reducción de las desigualdades” (nº 22) (…) “Hacer realidad los derechos sociales: a una vivienda adecuada, al cuidado de la salud, a una educación en igualdad y libertad.” (…) “Cualquier política económica debe estar al servicio del trabajo digno” (…) “Es precisa la implantación de un sistema fiscal eficiente y equitativo ” (nº 28)

 

C.- Propuestas

 

Basados en estas orientaciones, proponemos algunos criterios a tener en cuenta a la hora de valorar los programas de los partidos ante las próximas elecciones:

 

  • Las Administraciones públicas han de asumir su responsabilidad de mantener el Estado social de bienestar. El ejercicio de los derechos sociales (el derecho al trabajo digno, a una vivienda adecuada, al cuidado de la salud, a una educación en igualdad y libertad…) no se puede abandonar a la ley del negocio privado.
  • Hay que parar radicalmente los desahucios. Es preciso introducir cambios en la ley hipotecaria para afrontar el derecho efectivo a una vivienda digna y adecuada, como exige la Constitución.
  • Las empresas han de ser apoyadas para que cumplan una de sus finalidades: la creación y el mantenimiento del empleo. Pero no basta acabar con el paro si no se crea empleo decente. Que los salarios sean suficientes para que las familias no tengan que acudir a la beneficencia o a la dependencia de los bancos, al verse obligadas a endeudarse para vivir dignamente.
  • Garantizar la protección frente al desempleo y una pensión que permita a todos disfrutar de una jubilación digna. Son precisas medidas de política social con las que hacer frente a la exclusión.
  • Que la financiación de las Instituciones Públicas no dependa únicamente de las entidades financieras privadas (Tratado de Maastricht de la U.E. art. 104). Lo que trae como consecuencia que la implementación de los derechos sociales y las inversiones productivas del Estado, estén subordinadas a la devolución de la deuda pública.

 

En este sentido, consideramos también necesario derogar la modificación del artículo 135 de la Constitución que se introdujo en Septiembre- 2011: “Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta.”

 

  • Consideramos necesario avanzar en una fiscalidad redistributiva que genere igualdad, para cumplir el mandato constitucional. Política fiscal progresiva que cuantitativamente grave más a quien más tiene. Hay que acabar con los paraísos fiscales
  • Ante el deterioro medioambiental se han de tomar medidas concretas : ” Realizar cambios de estilos de vida, de producción y de consumo” “ La tecnología basada en combustibles fósiles muy contaminantes necesita ser reemplazada progresivamente y sin demora y desarrollar fuentes de energía renovable” (L. S. 26 ) “No privatizar el recurso escaso del agua convirtiéndolo en mercancía que se regula por las leyes del mercado”( L.S. 30)
  • Afrontar, si fuera preciso, una reforma constitucional para responder a las exigencias de un nuevo ciclo político, una redefinición de lo que significa hoy vivir en común. Lo que supone, entre otras cosas, que el derecho a la vivienda, el derecho a la salud, a unos ingresos mínimos, serían exigibles por los ciudadanos a los poderes públicos, pudiéndolos reclamar ante los tribunales.
  • Como cristianos, queremos hacer de nuestras comunidades espacios para crecer en misericordia y justicia, en esperanza y compasión, en responsabilidad y participación socio-política. Y ofrecemos nuestra colaboración con las personas y movimientos que buscan salidas a esta situación al servicio de todos los ciudadanos, contribuyendo así a la construcción de una sociedad digna de la persona humana.

 

Foro “Curas de Madrid” – 5.11.2015

 

(Esta Nota de Prensa es resumen del Comunicado que, con el mismo título, podéis encontrar en www.forocurasdemadrid.org)

7 comentarios

  • h.cadarso

    Pues a mí me convence este pronunciamiento del Foro de curas de Madrid. También me convence lo que les pide Oscar Varela, Román, Ana y los que piensen como ellos/as. Pero creo que lo uno no quita a los otro; creo que no tenemos derecho a reprocharles gestos y actitudes si no podemosd emostrar que son cómplices y partícipes de esas “corruptelas”. Acuérdense de lo que les decía el Maestro a sus discípulos cuando se quejaban de que personas ajenas al Maestro expulsaban a los demonios: “El que no está contra mí,está conmigo” o algo parecido. También los curas como colectivo tienen derecho a hablar de política, siempre que sean conscientes de que su voto vale igual que el de cdualquier otro ciudadano, ni más ni menos…

    Por supuesto que el nacionalcatolicismo está caducado. Pero sin pasarse! !Ccuidado con los que pretenden que los curas se callen! !NI tanto ni tan calvo!

  • ana rodrigo

    Un abrazo solidario, Pepe,

  • mª pilar

    Ánimo Pepe, ahora hay nuevos adelantos para esas roturas.

    De momento la madre, lo pasará mal, es algo doloroso, después, es cuestión de paciencia.

    Os deseo una pronta recuperación y mucha serenidad y ánimo…  las personas mayores nos volvemos algo dependientes, pero pronto pasará.

    Mucho ánimo amigo. Un abrazo entrañable.

    mª pilar

  • pepe blanco

    Como decían los mayores, el hombre propone y Dios dispone...

     

    Cuando por fin me había decidido a comentar con calma un artículo, va mi nonagenaria madre y se vuelve a caer, con un ruidoso estrépito de costillas rotas… Y otra vez de casa al hospital, del hospital a casa, etc., etc., etc.

     

    Por otra parte, me parecieron muy sugerentes los comentarios en otro hilo de José Ignacio Calleja sobre las fuentes y la metodología de la Teología. ¿Realmente podría haber alguna fuente para la Teología dentro del mundo pero fuera de la magia?

     

    En fin, otra vez será. Ahora me toca hacer de auxiliar de enfermería.

  • Román Díaz Ayala

    A propósito de las elecciones, ¡Bienvenidos todos los grupos y colectivos integrantes de la sociedad civil!. Si además su mensaje  es coincidente con algunos principios y se asoma a mi ideario personal político tengo mucho que agradecer, puesto que está en sintonía. Es como un colectivo de músicos quienes asomándose a la calle sacan sus instrumentos y afinándolos nos deleitan con un hermoso concierto. No dejan de ser músico y tampoco se cohíben de hacer música. ¡Ay, y si interpretan con maestría las melodías que más me agradan!

    lo siento por aquellas personas a las que no les guste la música o se sientan  estorbados en sus horas de silencio. No tendrán a dónde irse a protestar, si los artistas no están incumpliendo ninguna regla ciudadana.Pero así funciona el Estado de Derecho.

    Tampoco me molesta que apelen a la autoridad moral de su jefe espiritual, el Papa Francisco, porque es un personaje público revestido de cierta notoriedad, y cuando habla en nombre de la humanidad, lo hace en sintonía de la ética pública de la que yo personalmente y en conciencia me adhiero en mi personal sentido de la justicia social.

    Ahora bien, debo dilucidar, si este grupo o colectivo está hablando en nombre de su doctrina, privilegio que no les niego a título individual como miembros  también de la sociedad civil, o su posición política es producto y reflejo de unos principios concretos como los únicos y necesarios emanados de su doctrina que llaman “Evangelio”.

    entonces difiero, porque sigue siendo una forma reversa de confesionalismo, la vuelta del panequeque (nuestra tortilla de patatas para nosotros) de la que hablaba Óscar Varela.

    La cosa tenía sentido en tiempos del Tardofranquismo y la Iglesia (Su alta jerarquía principalmente) se identificaba con el régimen, sus principios políticos y sus fundamentaciones ideológicas. Entonces tenía gran mérito hacer una labor de oposición en nombre de otros principios y por unas fundamentaciones distintas, dando evidencias del uso instrumental que se hacía/se había estado haciendo, de la doctrina del Resucitado.

    Pero si mi queridísimo Foro de Cura de Madrid, a quienes aprecio en gran manera, hablan en nombre o dirigiendose a un grupo de personas cristianas, si consideran que están haciendo “labor de Iglesia” o que están haciendo una interpretación total o totalizante del Evangelio, se siguen equivocando igual que los obispos de la Conferencia Episcopal de la Iglesia Española han venido haciendo durante todos estos años, porque la Iglesia, ni sus representantes están para legislar para la sociedad civil como en otras épocas afortunadamente superadas.

    Como es lógico, lo que digo está dentro de una labor muy personal de interpretación y se me puede argüir que esto partiendo de mi subjetividad. Lo acepto y lo comparto. Pero hay mucho por hay de un pensamiento que cnsidera que la libertad cristiana tiene que ser “libertas ecclesiae” (ya sea en parte de sus miembros, sean el clero bajo, o parte de su militancia laical). El cometido de la función espiritual del pueblo cristiano ( que no de la sociedad civil en su conjunto) está muy alejado de una reivindicación de poder o prestigio sobre la sociedad civil. Porque sólo en el marco de esa tolerancia nosotros el Pueblo creyente podemos reclamar libertad para nosotros mismos.

    Y en cuanto a lo que se expresa, como mensaje político y social, la política y la administración no puede desprenderse de eficacia ni en todo ni en parte en nombre de los principios, despreciando su alto valor instrumental, ya sea en el contexto del consenso necesario de las diferentes  opciones que libremente compiten, ya sea en los modos y procedimientos y la adquisición de recursos que no tienen que ser necesariamente los que los firmantes “exigen” bajándose al ruedo de las propuestas concretas.

  • ana rodrigo

    Leído este artículo con la pantalla del escrito de Pepe Blanco, realmente me ha resultado difícil su lectura.

    Nadie va a negar la buena intención de los firmantes, tampoco dudo que muchos de estos curas ya viven a nivel personal en coherencia con estas reivindicaciones. Conozco curas que están implicados en estas luchas sociales, pero, como dice Pepe, el “púlpito” desde el que predican, es decir una institución que vive con privilegios en una sociedad en la que tantísima gente se padece sufrimientos inmensos, por ejemplo, por no poder pagar ni el recibo de la luz, les desacredita moralmente.

    Deberían manifestarse primero contra esta situación privilegiada, deberían luchar para eliminar el Concordato, debería pedir un cambio de esta Iglesia para que predique con el ejemplo porque sus sermones para que los demás seamos buenos ya nos son muy conocidos. Y, si no son capaces de hacer esto, que dejen su estatus de clérigo y prediquen desde su nuevo estatus de gente de a pié.

  • pepe blanco

    Este artículo merece toda mi atención.

     

    Procuraré ir comentándolo a ratos. Y, lo primero que se me ocurre decirles a los curas del foro de Madrid, es animarles a que empiecen a ir pagando la contribución urbana por todas las iglesias, viviendas, terrenos, etc. que tiene la diócesis de Madrid, empezando por las parroquias a cuyo frente están los curas del foro. Con ese dinero (y puesto que se trata de un impuesto que gestionan los ayuntamientos), seguro que mejoran los servicios públicos municipales de Madrid, y más ahora que están gobernando los puros, que sabrán administrarlo sabiamente.

     

    Además, también les sugiero a los curas del foro que exijan factura por todas las reparaciones que hagan en sus iglesias y viviendas y por todos los servicios que contraten. También podrían ir empezando a extender factura por todos los servicios que prestan a la comunidad ( bodas, funerales, etc.), así como por las donaciones y donativos que reciben y declaren todos esos ingresos en la declaración de la renta.

     

    Mañana, más.

Deja un comentario