INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6309 Artículos. - 99032 Comentarios.

Carta de apoyo al Papa Francisco

Esta carta nació dentro del II Congreso de Teología Continental realizado entre los dias 26-30 de octubre en la ciudad de Belo Horizonte (Brasil) bajo el titulo:”Iglesia que camina con Espíritu y desde los pobres” con la presencia de cerca de 300 representantes de Latinoamerica, del Caribe, de Europa, de Canadá y de Estados Unidos. Este texto se divulgará en varias lenguas y por las redes sociales para reforzar el apoyo al Papa Francisco.

Los apoyos pueden ser enviados a <valecarusi@gmail.com> de la Embajada de Argentina en la Santa Sede.

                                  

Querido Papa Francisco:

En América Latina, en Brasil y en el Caribe y en otras partes del mundo somos muchos los que seguimos con preocupación la cerrada oposición y los ataques que le hacen minorías conservadoras, pero poderosas, desde dentro y fuera de la Iglesia. Perplejos, hemos presenciado algo inusitado en los últimos siglos: la toma de posición de algunos cardenales conservadores contra su modo de conducir el Sínodo y, sobre todo, la Iglesia Universal.

La carta estrictamente personal, dirigida a Usted, se filtró a la prensa, como ya había sucedido con la encíclica Laudato Si’, en clara violación de los principios de un periodismo ético.

Tales grupos conservadores postulan una vuelta al modelo de Iglesia del pasado, concebida como una fortaleza cerrada más que como «un hospital de campaña con las puertas abiertas para acoger a quien llama»; Iglesia que deberá «buscar y acompañar a la humanidad de hoy, con las puertas abiertas, ya que con las puertas cerradas se traiciona a sí misma y a su misión y, en vez de ser puente, se convierte en barrera». Estas fueron sus valientes palabras.

Las actitudes pastorales del tipo de Iglesia propuesto en sus discursos y en sus gestos simbólicos se caracterizan por el amor cálido, por el encuentro vivo entre las personas y con Cristo presente entre nosotros, por la misericordia sin límites, por la “revolución de la ternura” y por la conversión pastoral. Esto implica que el pastor tenga “olor a oveja”, porque convive con ella y la acompaña a lo largo del camino.

Lamentamos que lo que más hacen tales grupos conservadores sea decir no. Queremos recordar a estos hermanos las cosas más obvias del mensaje de Jesús. Él no vino a decir no. Al contrario, vino a decir . San Pablo, en la segunda epístola a los Corintios, nos recuerda que “en el Hijo de Dios todo ha sido … porque todas las promesas de Dios son en Jesús” (2Cor 1,20).

En el Evangelio de San Juan, Jesús dice explícitamente: “Si alguno viene a mí yo no le rechazaré nunca” (Jn 6,37). Podía ser una prostituta, un leproso, un teólogo temeroso como Nicodemo: a todos acogió con su amor y su misericordia.

La característica fundamental del Dios de Jesús, “Abba”, es su misericordia sin límites (Lc 6,36) y su amor preferencial por los pobres, los enfermos y los pecadores (Lc 5,32; 6,21). Más que fundar una nueva religión con fieles piadosos, Jesús vino a enseñarnos a vivir y a hacer realidad el mensaje central del Reino de Dios, cuyos bienes son: el amor, la compasión, el perdón, la solidaridad, el hambre y sed de justicia y la alegría de sentirnos hijos e hijas amados de Dios.

Los intentos de deslegitimar su modo de ser Obispo de Roma y Papa de la Iglesia universal, guiándose más por la caridad que por el derecho canónico, más por la colegialidad que por el ejercicio solitario del poder, serán vanos, porque nada se resiste a la bondad y a la ternura de las que usted nos da un ejemplo espléndido. Por la historia sabemos que, cuando prevalece el poder, desaparece el amor y se extingue la misericordia, valores centrales de su predicación y de la de Jesús.

En este contexto, ante la nueva fase planetaria de la historia y las amenazas que pesan sobre el sistema-vida y el sistema-Tierra, valientemente señaladas en su encíclica Laudato Si’ sobre “el cuidado de la Casa Común”, queremos cerrar filas a su alrededor y mostrar nuestro total apoyo a su persona y a su ministerio, a su visión pastoral y abierta de Iglesia y a la forma carismática por la cual hace que sintamos nuevamente a la Iglesia como nuestro hogar espiritual. Y hay mucha gente de otras iglesias y religiones y del mundo secular que lo apoyan y lo admiran por su manera de hablar y de actuar.

No carece de significado el hecho de que la gran mayoría delos católicos viva en las Américas, en África y en Asia, donde se constata una gran vitalidad y creatividad en diálogo con las distintas culturas, mostrando múltiplesrostros dela misma Iglesia de Cristo. La Iglesia católica es hoy una Iglesia del Tercer Mundo, pues sólo el 25% de los católicos vive en Europa.El futuro de la Iglesia se juega en estas regiones donde el Espíritu sopla con fuerza.

La Iglesia Católica no puede ser rehén de la cultura occidental, que es una cultura regional, por grandes que sean los méritos que haya acumulado. Es necesario que se desoccidentalice, abriéndose al proceso de mundialización que favorece el encuentro de culturas y caminos espirituales.

Querido Papa Francisco: usted participa del destino del Maestro y de los apóstoles, que también fueron malentendidos, calumniados y perseguidos.

Pero estamos tranquilos porque sabemos que usted asume tales tribulaciones según el espíritu de las bienaventuranzas. Las soporta con humildad. Pide perdón por los pecados de la Iglesia y sigue los pasos del Nazareno.

Queremos estar a su lado, apoyarle en su visión evangélica y liberadora de la Iglesia, darle coraje y fuerza interior para actualizarnos, con palabras y gestos, la tradición de Jesús hecha de amor, de misericordia, de compasión, de intimidad con Dios y de solidaridad con la humanidad que sufre.

En fin, querido Papa Francisco, siga mostrándonos a todos que el evangelio es una propuesta buena para toda la humanidad, que el mensaje cristiano es una fuerza inspiradora en el “cuidado de la Casa Común” y generadora de una pequeña anticipación de una Tierra reconciliada consigo misma, con todos los seres humanos, con la naturaleza, y en especial con el Padre, que ha mostrado tener características de Madre de infinita bondad y ternura. Al final, podremos decir juntos: “todo es muy bueno” (Gn 1,31).

 

6 comentarios

  • María Ro

    Yo apoyo a Francisco. Me gusta lo que está haciendo este Papa, no es para nada fácil adoptar el estilo evangélico como él lo está haciendo, a pesar de la oposición de la vieja guardia, acostumbrada a sus privilegios, que se resiste a cambiar.

    Por eso se lleva a la gente de calle. Este Papa ha vuelto a dar credibilidad a la Iglesia católica en dos años.

    Me alegra que el II Congreso de Teólogos de las Américas escriba una carta dándole su respaldo y apoyo. No esperaba menos de ell@s.  Y tal como nos lo sugieren, voy escribir ahora mismo a valecarusi@gmail.com para manifestarle mi adhesión.

     

  • Carlos alejos

    Francisco esta realizando todo el esfuerzo posible por tener una iglesia mas cercana y encarnada en la vida de la gente. El reto esta en nosotros como asumir y hacer eco de sus testimonios. Su caminar es un signo de los tiempos.

  • oscar varela

    Ok, Manuel!

    Me queda clara tu perspectiva. Vale tenerla en cuenta!

    Gracias! – Óscar.

  • Manuel

    Estimado Oscar, considero que no se dispone de ningún elemento de juicio que nos haga prever el secuestro, derribo y sustitución del Papa. Esa hipótesis  no sólo es inimaginable,  es que es irreal su consecución teniendo en cuenta, los considerables mecanismos de los que un Papa dispone, para conjurar cualquier movimiento de resistencia o rebelión de la curia o del  colegio cardenalicio. Es extremadamente improbable en estos tiempos, que una posibilidad de acoso y sustitución forzada del “Vicario de Cristo”  pudiese prosperar. Muy difícil. Sencillamente por razones éticas y estéticas.

    Juan Pablo tardó tres años en hacer una limpieza teológica. No le tembló el pulso. No voy a detallar el hecho humillante de aeropuerto de Managua pero aquello fue tan impactante, que todavía no ha levantado cabeza ni los teólogos que la promovieron y defendieron,  ni las ideas que incendiaron de motivaciones el corazón de muchos militantes, han quedado rehabilitadas.

    El que quiere, sabe y puede.  Y sobre Francisco, no estoy tan seguro de lo primero.

    Saludos

     

  • oscar varela

    Hola Manuel!

    Ok, ok!

    Te leo:

    – “que continúe arreglando su casa

    ¿No te parece que la carta es la del familión que quiere poner el hombro ante previsibles terremotos (con o sin Tsunamis)?

    Pienso que es de “lealtad” con sus ideales.

    En todo caso, yo aplicaría el “lo que abunda no daña”.

    Tal vez ¿no?

    ¡Voy todavía! – Óscar.

  • En la coyuntura actual, esta carta de apoyo ya no tiene sentido. Los dos libros que se avecinan contienen suficiente información que, si es conforme a la verdad, haría caer cualquier gobierno de cualquier estado naturalmente, siendo éste, democráticamente decente.
    Parece, que el funcionario del Opus le ha hecho un gran favor a Francisco. Cuando le llega al Papa algún caso como el del incidente de Granada, alentaba a la supuesta víctima a denunciar por los supuestos abusos cometidos por determinados presbíteros. Así mismo, la monja compatriota residente en Cataluña fue animada por él, para seguir “dando caña” le pesase a quien le importunase. Por consiguiente, lo que ha sido considerado desde el punto de vista de la seguridad de Estado, como un delito de alta traición, visto desde la óptica Papal,  el alumbramiento de estos casos escandalosos es una oportunidad de oro para efectuar la consiguiente depuración, reordenamiento de la estructura proclive a la corrupción y destitución de los responsables.
    Está muy bien que se pronuncie sobre el pago de los salarios en dinero negro. Las consecuencias para el futuro de los trabajadores son extremadamente lesivas. No está mal el gesto. Pero me gustaría que Bergoglio también se interesara por conocer, el tipo de conciencia social que se está trasmitiendo en los seminarios y  universidades  de la CEE, como los correspondientes a las instituciones como: el Opus; Kikos y Legionarios. Ahí está la clave. Que no les suministren profesionales adoctrinados con las virtudes del sistema. Que sean rebeldes. Rebelde como pretende ser él.
     
    Mientras que efectúa una revisión de los contenidos políticos/económicos en sus distintos graneros de los futuros apóstoles con vocación de difundir sus peculiares idearios, que continúe arreglando su casa. Tiene pretendidamente, mucho trabajo.
    Saludos

Responder a María Ro Cancelar comentario