Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4917 Artículos. - 79109 Comentarios.

Niños (para bautizar) y padrinos

Revuelta

El Obispo de Cádiz negó definitivamente a Alex Salinas, transexual, ser padrino de su sobrino. Y justificó su decisión en el Código de Derecho Canónico, recordádole por la Sagrada Congregación.

Dice el Código de Derecho Canónico (canon 872) :

§ 1. Para que alguien sea admitido como padrino (del bautismo, es necesario que:

3 sea católico, esté confirmado, haya recibido ya el santísimo sacramento de la Eucaristía y lleve, al mismo tiempo, una vida congruente con la fe y con la misión que va a asumir;

El prelado gaditano tiene todo el poder para aplicar el canon por las razones que considere rectamente que ocurren en el caso de que se trate. Y así lo ha hecho.

El padre Mougan, culto y piadoso si los hay, explicaba que cuando unos padres procrean y hay un ovulo fecundado en el seno de una mujer, el Señor envía almas para que se depositen en tales cuerpos incipientes…. pero, decía, ¿qué ocurre si un viento fuerte de levante desplaza las almas y obliga a que un alma femenina se encuentre encerrada en un cuerpo femenino?. Pues que se producía una situación no prevista en el Código de Derecho Canónico. El padre Miguel decía más cosas, algunas con nombres y apellidos, pero no son de este lugar.

Según lo que he leído en prensa este supuesto es el que tiene que resolver el señor obispo felizmente reinante, en Cádiz.

Con toda discreción hemos de recordar que mucho antes de las explicaciones del padre Mougan, la diosa Castalia, en la mitología griega, era comprensiva y accedía “a los deseos de las almas femeninas encerradas en cuerpos masculinos.”

En la historia de la Iglesia ha ocurrido de todo. Y así, en la Edad Media hay expresas referencias de transexualidad dentro de la misma Iglesia Católica. Santa Wilfrida, de quien se dice que pidió a Dios el poder de convertirse en hombre y le fue concedido. Lo mismo ocurrió con una mujer que llegó a ser San Onofre, la cual pidió a Dios que la hiciera varón, y su cuerpo se masculinizó. Del Papa Juan VIII han corrido rumores (constantes) de que biológicamente había nacido mujer aunque se hizo pasar toda su vida por varón, historia que fue censurada varias veces por la Inquisición. De ahí procede la costumbre de que un clérigo comprobara con su mano la existencia de testiculos colgantes en los electos para el pontificado. “Dúos habet et pendent”. Juana de Arco (1412-1431) fue ejecutada por la Inquisición además de por brujería, por llevar constantemente ropas de hombre y comportarse como varón en todo momento, costumbre gravemente favorecedora de la cultura de género tan molesta para los jerarcas de la Iglesia y otras personas de honesto pasar. Fue canonizada en 1920.

Y el pontificado de la papisa Juana que suele situarse entre 855 y 857, es decir, el que, según la lista oficial de papas, correspondió a Benedicto III, en el momento de la usurpación de Anastasio el Bibliotecario. Versiones hay que afirman que el propio Benedicto III fue mujer disfrazada y otras dicen que el periodo fue entre 872 y 882, es decir, el del papa Juan VIII. No hay datos ciertos que confirmen esas leyendas, esos rumores. Ahí están, pese a todo.

No podemos tomar muy en serio la normativa eclesiástica ya que suele cambiar en función de intereses variados o con siglos de retraso ante los descubrimientos de las distintas ciencias. Esa escéptica posición bienhumorada es la más aconsejable, también ante el ordinal 3 del parágrafo 1 del canon 872.

El emperador Decio reinó entre el 249 y el 251 de la era cristiana y se esforzó en imponer el paganismo como religión única en el Imperio Romano. Decio visitó la ciudad de Éfeso en Anatolia, obligando a sus habitantes realizar un sacrificio a los dioses paganos. Siete jóvenes cristianos se negaron a acatar la orden imperial; eran Maximiliano, Lambico, Martín, Juan, Dionisio, Exacustodio y Antonino.

Decio los hubiera ejecutado, pero como el dinero, el poder y su pertenencia a la aristocracia efesina les protegían, les dijo que cuando volviera quería que cumplieran su deber. Los jóvenes entregaron todos sus bienes y dinero a los pobres y se refugiaron en una gruta en los montes. Decio encontró la cueva y a los jóvenes dormidos. Ordenó a los soldados que tapiaran la entrada para que murieran allí.

Pero eso no ocurrió. La leyenda afirma que los jóvenes siguieron durmiendo sin despertar, sin sufrir la falta de agua y alimento y sin envejecer.

Ciento treinta años después con Teodosio (379-395) como emperador la entrada de la cueva fue abierta para usarla como establo para el ganado. Los jóvenes despertaron y, pensando en Decio, decidieron entregarse. Dionisio bajó del monte a comprar comida en Éfeso. Los comerciantes efesios, sospecharon algo raro cuando vieron a Dionisio pagarles con monedas acuñadas más de 100 años antes. Toda la ciudad fue a la cueva a ver el milagro. Incluso el emperador Teodosio fue mandado a llamar. Los siete durmientes, tras presentar sus respetos a las autoridades y rezar, murieron definitivamente.

Los durmientes fueron canonizados tanto por la Iglesia Católica como por la Cristiana Ortodoxa. Su día para los católicos era el 27 de julio y para los ortodoxos, el 22 de octubre. La Iglesia romana abolió la festividad, con misa propia, en 1969. Desde 395 hasta 1969 la novela de ficción se mantuvo como verdad y se animo a los cristianos a orar a los durmientes y a los clérigos a celebrar la misa en su inexistente recuerdo. Suple la Iglesia como gusta decir el padre Gaitero.

Así que menos lobos.

3 comentarios

Responder a Javier Pelaez Cancelar comentario