Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5343 Artículos. - 85320 Comentarios.

Divorciados, comulgad en paz

ArregiCuando hace dos días se encontraron 50 cadáveres de migrantes en la bodega de una barcaza cerca de Sicilia, cuando ayer se hallaron 71 cadáveres descomponiéndose en un camión cerrado y abandonado en una autopista de Austria (¡Horror, Europa! ¿Vas a perder del todo tu alma y tu nombre?), cuando acabo de escuchar que cientos de africanos han naufragado y perecido ante la costa de Libia…, me da vergüenza escribir sobre la comunión de los divorciados vueltos a casar.

Me pesa y avergüenza, y pido perdón por hacerlo, pero lo haré. También la comunión de los divorciados es una historia de dolor, aunque sea menor.

Dentro de un mes se reunirán en el Vaticano centenares de obispos (¿ellos no se avergonzarán?) para decidir, entre otras cosas, si las divorciadas y divorciados vueltos a casar podrán recibir la comunión en la eucaristía. Decidirán que sí, pero imponiendo unas condiciones que no me parecen dignas del Espíritu de la Vida o del Evangelio. Lo harán con la mejor voluntad, y se lo agradecemos, pero podrían ahorrarse el esfuerzo y sobre todo el dinero, pues es una cuestión ya resuelta, con paz o sin ella, por la inmensa mayoría de cristianas y cristianos afectados por esa situación. Muy poquitos de ellos van a misa, y casi todos los que van comulgan. Hacen bien, pero no todos lo hacen en paz. ¡Ojalá todos ellos comulgaran en paz!

Recientemente, una veintena de teólogos progresistas del estado español –cinco vascos entre ellos– han promovido una campaña internacional en apoyo de esas medidas de generosidad defendidas por el papa y combatidas por muchos obispos. Yo he firmado el texto y lo he difundido, pero no comparto sus argumentos. He aquí por qué.

Abogan para que el papa permita comulgar a las personas divorciadas vueltas a casar, y para ello recuerdan que “Jesús comía con pecadores”. Es decir, consideran a tales personas como pecadoras y culpables. Pobres ovejas descarriadas del rebaño. Los teólogos piden para ellas una “disciplina de misericordia” con unas condiciones, las mismas que previsiblemente impondrá el Sínodo: “arrepentimiento, reconocimiento de culpa y propósito de enmienda” (sic). Proponen, pues, una “disciplina a la que no todos podrán acogerse” (sic). Amigos teólogos progresistas, ¿pensáis de verdad que esas personas son culpables por el mero hecho de haberse divorciado y vuelto a casar? ¿Y de esa manera tan canónica, tan condicionada y humillante, es como entendéis la misericordia de Jesús? Me cuesta comprenderlo. Me daría mucha pena.

El texto dirigido al papa observa, además, que en su propuesta “no se cuestiona en absoluto la indisolubilidad del matrimonio”. De nuevo me siento perplejo. ¿No admitís, pues, que, por tantas razones complejas, siempre dolorosas, el amor humano a menudo se malogra o se rompe? ¿O seguís aferrados a ese artificio canónico de que, aun cuando el amor se disuelva, el matrimonio permanece indisoluble, a no ser que haya sido declarado por el tribunal eclesiástico como “nulo” o inexistente en su origen? ¿Seguís pensando que es una firma canónica la que hace el sacramento y que éste, una vez válidamente contraído, persiste aunque el amor falte? Argucias y enredos. Estoy seguro de que no es ésa vuestra manera de pensar, pero entonces, por favor, cambiad los argumentos.

Por su parte, José María Castillo, que no figura entre los veinte teólogos firmantes del texto, publicaba hace unos días un enjundioso artículo en que demuestra con datos fehacientes que Jesús no enseñó la indisolubilidad como tal, que ésta no se reconoció en la Iglesia durante más de mil años y que nunca ha sido declarada como dogma. Así es, y es bueno saberlo. Los obispos cometen muchos abusos cuando nos hablan en nombre de Dios y de la fe de la Iglesia ignorando los datos de la exégesis y de la historia. Cuando Jesús dijo: “lo que Dios ha unido no lo separe el hombre”, no quería enseñar propiamente la indisolubilidad, sino que más bien quería defender a las esposas de los abusos de sus maridos, pues solamente a ellos se les reconocía el derecho al divorcio, y lo podían ejercer por cualquier fruslería (bastaba, por ejemplo, que a la esposa se le hubiera quemado una vez la comida).

Es sabido, por lo demás –aunque Castillo no lo dice– que, fuera la que fuere la enseñanza de Jesús, el Evangelio de Mateo reconoce al menos una excepción en la prohibición del divorcio, pues lo permite “en caso de porneia” (Mt 5,32): palabra griega que nadie sabe muy bien qué significa y que hoy se suele traducir como “unión ilegítima. En caso de “unión ilegítima”, según el Jesús de Mateo, sería legítimo divorciarse y volverse a casar. Pues bien, ¿acaso no sería “ilegítima” cualquier unión matrimonial en la que ya no existe una mínima dignidad y calidad de relación entre los esposos?). También es sabido que San Pablo reconoce otra excepción en el caso de matrimonios mixtos entre un cónyuge creyente y otro increyente: si la parte increyente quiere divorciarse, la parte creyente queda libre para volverse a casar, “pues Dios os ha llamado a vivir en paz” (1 Co 7,15).  (Y recordemos que el papa Benedicto XVI, siguiendo la lógica de Pablo, preguntó si la falta de fe de los esposos no sería razón suficiente para plantear la “nulidad” del matrimonio…). Y pregunto yo: si la falta de “fe” es motivo suficiente, ¿no debería serlo con mayor razón la falta de amor?

Pero volvamos al artículo de José María Castillo. Admiro su agudeza y la amplitud de su cultura teológica, la libertad y la extensión de sus publicaciones teológicas, pero también su argumento se me queda corto en la cuestión que nos ocupa. Se limita a probar que ni Jesús enseñó la indisolubilidad ni la Iglesia la convirtió en dogma. ¿Sugiere que, si Jesús la hubiera enseñado expresamente y si la Iglesia la hubiese declarado claramente como dogma, entonces sí sería un asunto zanjado e intocable para siempre? ¿Acaso Jesús, como todo buen profeta, no apuntaba en todo más allá de lo que pensaba y decía, más allá por lo tanto de lo que él mismo “creía” y “enseñaba”? ¿Y acaso el Espíritu de la vida está atado para siempre a unos dogmas que, en su formulación y significado concreto, están ligados al lenguaje y a las circunstancias de cada tiempo, y que siempre son fruto de una cultura y de una historia en constante evolución?

Mientras la teología y la Iglesia no revisen a fondo sus esquemas tradicionales, mientras no asuman de lleno la lógica del Espíritu que renueva sin cesar todas las cosas más allá de la letra, de los dogmas y de las formas de la historia, nada decisivo habrá cambiado en la teología o en la Iglesia. Nos limitaremos a poner remiendos en odres viejos. A vino nuevo, odres nuevos.

Respirad y vivid en paz, pues, amigas/amigos divorciados y vueltos a casar. Comulgad en paz en la mesa de la Vida. Respiremos, vivamos, comulguemos en paz. Y estad seguros de que Jesús está con vosotros, con nosotros, no como anfitrión más o menos indulgente, sino como buen amigo de camino, como alegre compañero de mesa.

(Publicado el 30-08-2015 en DEIA y los demás Diarios del Grupo NOTICIAS)

30 comentarios

  • Santiago

    Muchas gracias por esta leccion magistral.! Creo que el desglosamiento de la realidad zubiriana es mucho mas complejo y profundo que el de cualquier otro sistema filosofico. Pienso que  he de estudiar mas a Zubiri para poder adquirir el conocimiento suficiente para poder realizar un estudio comparativo  e interpretativo que pueda ser aplicado  con coherencia  a nuestro mundo sin que mos apartemos del pensamiento original del autor que  quiso abarcar mucho mas  en longitud y en hondura.No se trata solamente de  la dificultad interpretativa sino de adquirir un nuevo  vocabulario con un significado neologico diferente.
    Agradezco el interes y  las aclaraciones pertinentes
    Saludos cordiales
    Santiago Hernandez

  • M.Luisa

    Esta mañana de domingo  me permite  poder seguir un poco más con  mi comentario de ayer. El tiempo  no dará para  mucho y por tanto no me fijaré en otras posibles  objeciones  hacia  Santiago  pues encontraría muchas más, pero sí  al menos para ofrecer claridad de interpretación  sobre las ya expuestas. Sobre todo en la que concierne a cómo debe entenderse, dentro de  la filosofía zubiriana, claro, la expresión  “animal de realidades” que él mismo sacó a colación. Aunque,  también es verdad que todas las objeciones restantes derivarían precisamente de  esta su errónea interpretación.
     
    Por qué,  nos cuesta tanto sintonizar cuando  hablando de las mismas cosas el lenguaje nos distancia? A mí, particularmente,  me ha sido de gran ayuda el discurso metafísico de siempre  del amigo Santiago para ir descifrando  el problema pues al ser  idéntico  con el que a diario de hecho  me he de relacionar,  he podido estudiar, contrastar, comparar, etc…  llegando a algunas débiles, todavía,  conclusiones.
     
    Él decía anteayer esto “TAMPOCO podemos apartarnos dela unidad del ser humano…en cuanto que este es realista….un “animal de realidades”…No es necesario separar esta realidad….y que no se puede tampoco separar el inteligir y el sentir….
     
    Todo parece indicar que, pese a que se diga que no se puede separar el inteligir y el sentir, esta mera partícula “y” es la que no puede disimular que esto que se dice  no es cierto. Esta separación  viene ocurriendo  desde Aristóteles hasta la modernidad como ya señalaba  ayer. En el primer caso con respecto a la naturaleza y en el segundo, respecto a la conciencia.
     
    Por lo que también, esta “y” nos muestra la diferencia de lenguaje que se usa cuando se piensa tácitamente con ella al expresar lo que pensamos de las cosas o cuando éstas, sin ella,   dominan el pensamiento que las expresa.
     
    Mantener esta y como lo hace Santiago sería correcto, claro está, dentro de la filosofía que nos movemos, si se pensara que inteligir y sentir formasen   estructura pero al  parecer no es el caso ya que en la estructura se subsumen los niveles contenidos en ella y según él se explica esto no sucede. Porque aunque diga  que el ser humano trasciende a través de lo orgánico, lo biológico, etc., acaba diciendo que esto no nos situará más allá de lo concreto. Claro, es que él habla de involucramiento, de complicación, de mezcla, no de estructura  y por lo tanto aquí es imposible distinguir niveles, porque no los hay.  Por eso no distingue la sensibilidad animal de la sensibilidad humana.  Bien, la cosa daría para mucho más pero mi tiempo no. ¡Buenos días!

  • M.Luisa

    Empezando mi comentario  por el final  del de Santiago donde acaba diciendo “Es el dilema y la dialéctica humana….solamente explicable por la presencia en mi de una fuente inteligible que no es finita y limitada….sino infinita e ilimitada” Palabras que yo también puedo compartir. No obstante  si esta presencia es  inteligible   habremos  de comenzar  por considerarnos capaces  desde nuestras  propias posibilidades y  sin apartarnos  de lo que naturalmente poseemos.
     
    No porque esta presencia sea infinita  e  ilimitada  hayamos de deponer lo que nos es propio por naturaleza   y dando un salto depositar    nuestra confianza a  una entidad superior pero igualmente terrenal.
     
    Animal de realidades” hombre!! Ya era  hora de que,  con esta fórmula zubiriana, se le haga aquí  un pequeño espacio al discípulo de Ortega, Zubiri.  Pero, ojo! El hombre  no es animal de realidades porque se exprese  proposicional y afirmativamente sino al contrario,  el hombre es realista (ya se verá, es lo que queda por descifrar) por el hecho de ser  animal de realidades. Esta unidad, por ser anterior es por lo que no es posible separarla. Santiago dice que no es necesaria separarla, pero,  y tanto!! que lo ha sido de necesaria.  Fue lo primero que se hizo: cuerpo y alma ¿no os suena?  Y con ello también se ha separado, aunque no se reconozca,  el inteligir (pensar) del sentir.
     
    Volviendo a esta presencia que nos es inteligible a la cual intuimos (Husserl) a la cual comprendemos (Heidegger) a la cual aprehendemos (Zubiri)   en los dos primeros autores que cito el carácter de esta presencia es primeramente conciencial, es decir, su esencia comienza siéndonos  conceptiva, es en donde Zubiri en alguna parte de su Obra dice “Y la esencia, así, se nos ha ido para siempre de las manos”,   en cambio en la aprehensión esta presencia es  algo primeramente sentido y por serlo es por lo que  se nos  hace inteligible. Se nos hace inteligible no  porque consista en algo que quiera ser explicado, es decir, que sea  de índole explicativa, como así hasta el hartazgo ha sido, sino que esta presencia al tratarse primero de un   estar sintiéndola es un estar  físicamente en ella. Y ese momento  físico es  en el cual  se produce la intelección de lo real. No se trata del puro sentir animal porque el animal siente la realidad liberando el estímulo en forma de objeto  o de signo  mientras que el hombre libera el estímulo en forma de realidad, crea valores!
     
    Bien lo dejo ahí porque se me ha venido encima la mañana.

  • Santiago

    TAMPOCO podemos apartarnos dela unidad del ser humano…en cuanto que este es realista….un “animal de realidades”…No es necesario separar esta realidad….y que no se puede tampoco separar el inteligir y el sentir….pero auque compartamos con los seres irracionales la sensibilidad biológica….y aunque el ser humano trascienda a traves de lo orgánico, lo biológico, donde se involucra el cuerpo y la psique como una unidad, no nos situará mas allá de lo concreto…..como pasa cuando no existe la “persona”…Con este sustrato solo podremos conocer la realidad concreta que son los “objetos vitals”: olor, gusto, peligro, afecto….Esto es lo concreto que se observa en los primates superiores…Ellos no han desplazado a la “persona humana” de su puesto supremo en la Creación….no una cantidad…sino una cualidad recibida….y no creada por nosotros….puesto que lo biológico tiene las limitaciones propias de su naturaleza material…..Tiene pues que existir “algo mas”….Este salto es cualitativo…ya que sería imposible que nosotros mismos nos hubiéramos programado para formar nociones que va a mas alla de lo físico como el que, el por que y el como de las cosas y de los acontecimientos que es lo que nos hace penetrar la naturaleza de la realidad…Mi curiosidad estaría limitada por lo meramente biológico y lo que constituye simplemente un peligro…Sin embargo, es la unidad en la pluralidad del ser humano, físico-psiquica, a la que se la ha “dado” la exclusiva capacidad para distinguir la naturaleza de la realidad de las cosas….

    Por eso mi conciencia no corresponde 100x100a mi actividad neurobiológica y neuroquímica….Mi conciencia trasciende a todo lo que es puramente material…Está por encima..aun a pesar del sustrato físico y la unidad de la persona humana..y de su corporeidad anímica….Ella me dice que ningun amor imperfecto  puede satisfacerme completamente…Este deseo de amor incondicional dentro de nosotros tiene su origen en el amor mismo que es infinito e incondicional….Y tambien poseo una conciencia tácita que nunca podré llegar a una explicacion y entendimiento complete de todo ya que nunca podremos alcanzar en esta vida todas la respuestas….Es mi propio yo el que cae fuera de mi comprensión…Es algo intangible pero real…de que ha de existir una complete inteligibilidad de las cosas a la que yo tiendo sin cesar…y que deseo pero que no puedo alcanzar….Es el dilemma y la dialéctica humana….solamente explicable por la presencia en mi de una fuente intelible que no es finita y limitada….sino infinita e ilimitada…

    Un saludo cordial de Santiago Hernández

  • M.Luisa

    He oído esta mañana en una emisora de radio decir, con respecto a la cruda y sangrante  realidad que sufren multitud de  personas venidas de otras partes del mundo en busca de una vida mejor, que la emotividad que despiertan pronto se esfumará, que es algo pasajero, que estas imágenes pronto desaparecerán de la conciencia europea.
     
    No dejaba de pensar en ello mientras elaboraba mi anterior comentario. Pero es que la conciencia europea ésta que dicen que pronto de ella se esfumarán   estas cruentas imágenes es, precisamente,  la conciencia  que  malformada por  haber  entificado la realidad,  primero  en la filosofía clásica y más tarde  en la modernidad haberla objetivado ha sensibilizado la inteligencia  en lugar de hacer del logos un modo ulterior  fundado en el modo aprehensivo primario de la intelección humana.
     
    Sensibilizar la inteligencia, recurrir a lo antinatural,  ha sido la  grave consecuencia de  haber definido el hombre como animal racional en la línea a que esta mañana me he referido. Es por ello que la emotividad, en efecto, se esfuma, no así el sentimiento  aspecto intrínseco  de la inteligencia

  • M.Luisa

    Un saludo también cordial para ti, Santiago, si es que el tuyo va dirigido a mí  por lo que hace tu comentario. Yo prescindí de ello precisamente porque sé que no es costumbre tuya dirigirte directamente a las participantes de este foro. Dicho esto…
     
    Claro que estoy de acuerdo en que LA POSIBILIDAD de pensar  en la trascendencia y acceder a ella es exclusiva de la especie humana….pero, sin embargo, ahí se ha de llegar por una vía adecuada.  Fíjate que desde una perspectiva terminológica hablar de la posibilidad,  aquí en este tema,  surgió después que  yo misma propusiera  intercambiar el vocablo poder por el de capacidad, es decir, en lugar de “querer es poder”  introduje la idea de si no sería mejor hablar de “capacidad de querer”  pensando precisamente en lo que denuncia Arregui en su artículo lo cual, a mi modo de ver, viene dado  por lo que ha significado el poder en la Iglesia. Un poder usado como  propiamente mera fuerza. No así sucede  en cuanto otorgamos preponderancia  a la dimensión de  capacidad  ya que    entendiéndola  como  un todo y  aplicándola  a la persona en su totalidad  en este concepto de sustantividad al que tantas veces me he referido,  será  ahí, pues,  en dónde surgirán luego  todo tipo de  posibilidades.
     
    Ya dije hace tiempo, al notar el poco entendimiento interpretativo mantenido en el tiempo con otros intervinientes que el problema, al menos yo lo veo así, está en que tú sigues  concibiendo  la realidad humana dualmente como sustancia  mientras que algunos de los que  participan contigo en el debate,  aun sin saber identificarlo conceptualmente, pienso, están abiertos  a esta idea de   sustantividad unitaria de la realidad humana.
     
    Esto mismo se ve al seguir leyendo  tu frase inicial cuando haces la distinción entre lo  racional y lo irracional cuya base, retrospectivamente, como se sabe,  la podemos encontrar  en la respuesta aristotélica ¿Qué es el hombre? “animal racional” claro! aquí se va directamente a lo racional  con lo cual,  por  desechar la sensibilidad  animal (compartida  también por los seres humanos) lo que se ha conseguido es que,  tú mismo,  luego, al introducir los elementos  del intelecto y  la voluntad como características  estrictamente humanas para acceder a la trascendencia les  desarraigas  de  lo que precisamente hacen de ellas su trascender, la sensibilidad. Si no existieran los sentidos sería imposible la trascendencia.
     
    Al llegar el planteamiento a este punto es verdad que merecería más explicación, pero como ya llevo invertido mucho tiempo intentando buscar la manera para  que se me entienda “descomplicadamente”las daré si se me pregunta por algo que  no se haya entendido bien.

  • Santiago

    Un fallo mío pues debe decir: “carencia que se encuentra presente en el mundo de los seres irracionales” en vez de “carencia que NO se encuentra en los seres irracionales” pues entonces mi pensamiento si que carecería de sentido racional .  Y es que   volví sobre ello y entonces al tratar de corregirlo, lo hice mal…Mis disculpas…Vale.  SH

  • Santiago

    LA POSIBILIDAD de pensar  en la trascendencia y acceder a ella es exclusiva de la especie humana….y se encuentra en el intelecto y en la voluntad….carencia que NO se encuentra presente  en el mundo de los seres  irracionales….en el que todo se reduce a lo meramente biológico….e instintivo….
    Francisco habla sobre la apertura que ofrece la misericordia divina….pues sin duda cree en nuestra capacidad para el arrepentimiento y el perdón hablando en su bula Misericordiae Vultus del sacramento de la Reconciliación, invitándonos a participar en el y otorgando facultades especiales a los confesores “de la misericordia” para perdonar todos los pecados, inclusive “los reservados”…En esto nos dice que la misericordia de Dios es ETERNA….es decir, perpetuamente incansable en la búsqueda del arrepentimiento y la conversion a EL…………ya que los bienes espirituales sobrepasan con mucho a los bienes puramente materiales….En esta línea parece como si Francisco quisiera penetrar en el misterio del mal universalmente…para derrotarlo a fuerza del bien..sin importarle, en absoluto, las opiniones contrarias….

    Un saludo cordial   de

    Santiago Hernández

  • ana rodrigo

    Gracias, Olga, por tu interpretación de las palabras de Arregui, pero yo pienso que si fuese ese el motivo hubiese hecho alguna aclaración. Arregui nunca ha disimulado su nacionalismo, cuestión que yo respeto y que está en su derecho, por eso yo interpreté sus palabras como irrelevantes.
    Un abrazo cordial.

  • olga larrazabal

    Hola Ana:  quería decirte que disculpes la trivialidad de Arregui cuando informa que hay cinco vascos entre los teólogos que escriben la carta.  Lo que pasa es que debe de estar un poco apachurrado con el último numerito de Munilla el 15 de Agosto y quiere resaltar que también hay gente cuerda entre los vascos. Y no es para menos.
    En la homilía pronunciada con motivo de la festividad de la Asunción de María (basílica de Santa María del Coro, Donostia) titulada “cómo se ve la tierra desde el cielo”, Mons. Munilla manifestó, entre otros puntos, que “la ideología de género es una metástasis del marxismo”.
    El tipo es un creativo de la burrada.  Me lo imagino pensando, bueno, lo que el crea que es pensar, para crear esta obra de arte de la retórica. Además con un punto de vista celestial y un toque de post modernismo.
     

  • Javier Pelaez

    Quise decir página web de la Congregación de…

  • Javier Pelaez

    Tal como se puede comprobar en la página when el 29 de mayo de 1973 el entonces prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe dirige una Carta a los Presidentes de las Coferencias Episcopales sobre la sepultura eclesiástica de los fieles en situación matrimonial irregular a los que hasta entonces se prohibía esa sepultura en virtud del art.1240 del Código de Derecho Canónico de 1917.El fundamento del levantamiento de esta prohibición es que las “exequias cristianas hacen referencia a la misericordia de Dios y al testimonio de fe de la comunidad en la resurección de los muertos y en la vida del mundo futuro”.Cuarenta años después hablamos de la eucaristía de los divorciados y vueltos a casar…también se habla de misericordia.¡Cómo ha cambiado España de 1973,tiempos de Paco la culona,a hoy en que todo esto de la eucaristía de los divorciados nos parece un debate antediluviano¡.Creo que era Castillo el que decía que España,citando a otros sociólogo que no recuerdo,es el país que más ha cambiado su moral de costumbres en los últimos 30 ó 40 años…

  • M.Luisa

    Que no se confunda lo que ayer dije   al final de mi comentario  pues,   al  aludir  en él  al papa Francisco,    pueda pensarse  que  la capacidad de querer propia del ser humano  y  anterior a todo acto de querer como poder,  se  asocie a algo parecido  a una    facultad y que a ella se confíe  precisamente  para  acceder al bien trascendente, como al parecer lo ha  interpretado    Santiago. No, no se trata de esto, la capacidad de querer ha de entenderse como aquella unidad intrínseca de volición que se despliega en el tiempo y por tanto   se trata de una experiencia  de carácter estructural y vivencial   a la que se llega autónomamente sin influencia de ninguna autoridad. Si nombré al papa es porque considero  que él también, con su voluntad de cambios,   se atiene a ella abriéndose  a las posibilidades que ofrece el Evangelio, en este caso,  desde una perspectiva no cerrada ni limitada sino abierta y pragmática

  • Santiago

    Una cosa es la medicina como teoría del conocimiento del sufrimiento humano en la enfermedad….Otra cosa es la práctica de la medicina como orientada a salvar y aliviar al enfermo…Una cosa es la doctrina de Jesus….una propuesta hacia la santidad del bien….un camino hacia el Padre…un ideal de llegar a la perfección del Padre…y otra cosa es la realidad particular de cada ser humano…el “yo y mis circunstancias”…….Existe la verdad en el mundo y en la Iglesia….pero el acceso a la verdad y por consiguiente a mejorarse en la consecución del bien…..es un proceso que dura toda nuestra vida…..

    Por eso el Papa Francisco confía en esta “capacidad” de apertura de la voluntad humana para el encuentro con el bien trascendente….Y por eso creo que Francisco enfatiza tanto en la misericordia y el perdón…..Ya Teresa de Calcuta notó como el mundo lo que mas necesitaba no era el regalo material….sino el espiritual….No depende con cuanto ayudas a los demás…sino como ayudas….de que manera    te  acercas al que lo necesita….con que actitud….y con que sinceridad!!!  Por eso Pablo decía que aunque diéramos todo nuestros bienes a los pobres….si no tengo amor, nada soy…..
    Por eso se abre la puerta de la Iglesia….para los que quieran entrar por el camino trazado por Jesus….y reconocerse, primero, imperfecto y vil…y empezar una reconstrucción del desorden moral que existe en lo profundo del alma…que solo podrá ser feliz cuando llegue a atisbar siquiera la profundidad y longitud real del Padre…
    Esto me recuerda a Al Pacino en una de las series de la película EL PADRINO…El representaba a un miembro de la mafia ya entrado en años y cargado con muchas delitos y culpas…y con muchas sufrimientos personales….pero que solicitó una reunion con un miembro de la jerarquía de la Iglesia para un asunto trivial…..Sin embargo, ya frente al cardenal empezó poco a poco, casi inconscientemente, a relatarle la lista de todo lo que había hecho mal en su vida….El cardenal no decía una sola palabra….solo le decía de vez en cuando….”sigue, hijo”..”sígueme contando”….. Al final, de esta confesión, que no premeditó ,   de esta descarga de sus culpas de las que estaba sinceramente arrepentido, recibió entonces la absolución….ES por eso que Francisco no excluye a nadie….Jesus siempre nos llama a su misericordia infinita….Y no discrimina   a nadie…ya que Jesus conoce nuestras circunstancias particulares….y nuestra flaqueza humana….

    Un saludo cordial  de Santiago Hernández  

  • ana rodrigo

    Nota, donde dice “diríamos que habría castrado (continuaría diciendo) las capacidades que tenemos los seres humanos en aspectos tan importantes como saber hacer buen uso de nuestra conciencia.

  • ana rodrigo

    Cuando se afronta un debate como el que traemos entre manos, y otros semejantes, en los que se pone como fundamento y argumentos los estrictamente religioso-dogmáticos, es muy difícil llegar a un encuentro en las conclusiones con quienes lo afrontamos desde otra perspectiva humana.
    La mayoría de los y las intervinientes en este foro fundamentamos nuestros criterios desde una antropología responsable, vemos el matrimonio y el divorcio como decisiones humanas que, desde una ética humana, no hace intervenir a dioses desde lo que se les ha hecho decir en otros tiempos muy remotos. A Dios nadie lo ha visto, a nadie le ha hablado, y son los hombres de la religión los (todo en masculino, todos hombres) que dicen que Dios ha dicho y,además, siguen siendo los portavoces de su voluntad.
    Por otra parte, este grupo, así como la doctrina ortodoxa de la Iglesia y la mayor parte de las autoridades eclesiásticas, toman como creencia intocable e irrevatible el que Dios eligió a un pueblo, Israel, y éste se convirtió en el transmisor fiable de la única voluntad de Dios, prolongando esta certeza en Jesús y en la Iglesia. De ahí las citas literales a las escrituras.
    Y, quienes admiten sin resquicio de duda, que Jesús fue Dios, y todo lo que hacía y decía era palabra de Dios, y se deja de lado el que fue hombre, (este dilema ya quedó claro en un concilio, no recuerdo cuál), un hombre de su tiempo, de su sociedad y de su religión, a la hora de afrontar un debate, el hermetismo se hace férreo a otras alternativas, lo divino y lo humano se hacen incompatibles.
    Estamos hablando de fundamentalismo puro y duro, en el que falta una buena exégesis y apertura a las ciencias sociales, a la autonomía y responsabilidad humana, al relativizar ciertas creencias en un Dios excluyente que solamente se preocupó por una mínima parte de la humanidad como fue el pequeño pueblo de Israel, dejando abandonada a la humanidad desde sus orígenes, a la humanidad del tiempo de Israel y, por supuesto, a la humanidad actual a la que subyuga, según la doctrina ortodoxa, a vivir como se vivió hace dos mil años, diríamos que habría castrado k
    Cuando se acude a citas del AT como “palabra de Dios”, se olvida de que estamos hablando de una sociedad concreta, en un momento y lugar concreto, en una cultura y costumbres determinadas, etc. etc. Y si, además, se afirma que con Jesús Dios dijo la última palabra, el resto de la humanidad a lo largo de la historia quedamos desasistidos de nuestra capacidad para tomar decisiones morales adecuadas a cada momento.
    Y si se trata del Jesús histórico, más de los mismo, Jesús fue un hombre de su tiempo, judío de religión, eso sí, un hombre con un gran carisma de gran proyección humana y religiosa que a quienes creen que fundó la única religión verdadera, les produce una miopía grave a la hora de vivir su propia vida.

    Y termino con un tema que es recurrente al tratarse de divorciados/as. Cuando desde esa arrogancia religiosa, se enjuicia como pecador o pecadora a todo persona que no sigue esa normativa moral cristiana, lo que hace es empequeñecer el mundo, reducirlo a que las personas somos buenas o malas según se siga o no la doctrina cristiana. En lo tiempos en los que vivimos, a mí me da vergüenza hacer de la religión una especie de santa inquisición que juzga a los seres humanos según el estrecho filtro de la irracionalidad recurriendo a que Dios nos perdona porque es misericordioso. Ya dije el otro día que yo no me considero pecadora por haberme divorciado, más bien fue un acto de responsabilidad, mis hijas han sido felices y jamás nos han reprochado nuestra decisión, ¿por qué Dios lo va a hacer?

    Resumiendo, el problema lo tiene la religión, y, o se racionaliza y humaniza, o se está haciendo el hari kiri (no sé si se escribe así).

  • M.Luisa

    Este excelente artículo me reafirma en lo que  hace unos días,  en otro hilo,  me  hizo reflexionar sobre la interpretación que allí  se le daba  a la expresión  “querer es poder” la cual, me pareció no sólo insuficiente sino en gran medida errónea. Sin embargo,  las expresiones, con el tiempo, se vengan en el pensamiento y precisan de corrección,  porque ¿no se tratará más bien de capacidad de querer y no de poder?
     
    Conseguir aquello que se quiere  en actitud ajena a desear el bien para los demás  lleva  al abuso de poder  el cual,  según lo que aquí se denuncia en concreto,   ha sido     ejercitado  eclesialmente en forma de  autoritarismo.
     
    Por ser  limitado el poder humano, la voluntad  humana  habrá  de estar abierta a su propia capacidad que, precisamente,  por estarlo  le puede brindar  todo tipo de posibilidades. ¿No es esta la deriva que está tomando  el papa Francisco?

  • Santiago

    POR SUPUESTO que hay que apretar “todas las tuercas”…..Jesus es primordialmente humano….Vino principalmente a darle sentido a la LEY….a la que los judíos dirigentes había falsificado….dándole énfasis a la obra exterior…Sin embargo, Jesus va mas adentro…al espíritu real de ella…..devolviéndole su poder liberador en el amor…

    Por eso Jesus defiende el matrimonio…puesto que constituye la base de la familia….la célula principal de la sociedad que precedió a toda institución humana…Es ahí, en la estabilidad de la familia, donde puede formarse el amor necesario para todos nosotros para andar por el mundo…y poder infiltrar en el mundo los valores capaces de mejorar nuestra calidad humana y social….Por eso, si la esencia del matrimonio es una promesa humana con capacidad de ser cumplida, a pesar de todas las dificultades de la vida, entonces el bien de la promesa y de la union son los hijos….que hemos querido y deseado como lo maejor  que nos puede haber pasado en esta vida      ….Y se trata entonces de su protección contra viento y marea…..moral y económicamente….Esta moral no exime a los cónyuges separados o divorciados del cuidado de los hijos….ya que existe la obligación religiosa, social y moral de cuidar de ellos en paz…hasta que puedan alcanzar la madurez suficiente como para luchar por si mismos   en este dificil y complicado mundo en que vivimos ¿Y cuántos sacrificios no habremos hecho por nuestros hijos, sean biológicos o adoptados, legítimos o no, buenos o no tan buenos, agradecidos o lo contario?

    PERO la separación, el repudio, el divorcio etc. no eran extraños a una sociedad como la judía que estaba dividida entre fariseos, saduceos, esenios, zelotes etc….y donde tantas opiniones existían debido a su extremo y voluble temperamento…..Por eso Jesus les dijo en la controversia sobre el divorcio: ” por la dureza de vuestros corazones”…..es decir por vuestra incapacidad para mantenerse fieles a un solo cónyuge….porque no podéis ser fieles ni siquiera al Dios que os ha salvado a traves del tiempo….por eso Moisés permitió repudiar a vuestras mujeres….pero el plan de Dios era otro…Dios ama la fidelidad….y Jesus nos dice que es posible -y de hecho existe- el matrimonio fiel…..un solo hombre para una sola mujer…y viceversa…..No son raras hoy en día las bodas de oro conyugales….

    Sin embargo, Jesus sabe que está exponiendo una doctrina que no es tan fácil de cumplir al proponer el compromiso indisoluble matrimonial…POR ESO, los discípulos reaccionan diciéndole: “Si tal es la situación del hombre con respecto a la mujer, no vale la pena casarse”…..ES decir si hay que ser fiel a la promesa que dimos libremente siempre, hasta que la muerte nos separe, entonces es mejor    no casarse nunca….puesto que los discípulos habían entendido perfectamente el sentido que Jesus le dio a esta union.

    PERO Jesus, en vez de suavizar su pensamiento y sus palabras, les dice: “No todos son capaces de comprender esta palabra, sino aquellos a quienes ha sido dado” (Mateo 19, 1-12) Les ha sido dado el don de comprender el significado de la union conyugal a los que aman y amaron de verdad…y pudieron y quisieron ser fieles, a pesar de todo….Los que han entrado por la “puerta estrecha” que es seguir a Jesus e imitarle e intentar amar como El nos amó….

    Por supuesto, que Jesus habla de un ideal…..de un intento…puesto que seguir a Jesus es un camino….Vamos a llegar, pero al final….No somos perfectos…..pero podemos intentarlo…..DE ahi que la Iglesia en el Sínodo de los obispos con Francisco va a querer tocar estos temas actuales….no para cambiar la doctrina de Jesus….sino para que podamos entenderla y actualizarla en todo su esplendor….Para que podamos hacerla nuestra…y verla con Sus  ojos….Estos no son meramente materialistas…..sino que está impregnados de trascendencia divina…Con ellos miró a Mateo, pecador publicano y lo llamó hacia El…con ellos miró a la mujer adúltera, y la perdonó, y a Nicodemo para enseñarle que se podia nacer de nuevo….Con ellos tambien nos mira a nosotros invitándonos diariamente a seguirle de cerca…

    Un saludo cordial de Santiago Hernández 

  • olga larrazabal

    ¿Y la Iglesia dice algo acerca de aquellos que obtienen la nulidad canónica y dejan a su prole botada  sin pasarles ni una perra chica para subsistir?  ¿O de aquellos que después de convivir varios años con una señorita, la dejan y también a sus hijos, para casarse con una doncella de blanco en alguna catedral y aparecer en las notas sociales?
    Desde un punto de vista no religioso, como el mío, es muy importante que la separación se realice en forma económicamente justa y que los hijos sigan teniendo reconocimiento, protección y acceso al progenitor que ya no vive con ellos.  Ese cuento de San Agustín que teniendo conviviente e hijo los deja por dedicarse a la iglesia lo encuentro terriblemente inmoral, de un machismo y un egoismo espantoso.  Me parece tan inmoral como los esclavistas que engendraban hijos con las esclavas y luego los vendían.
    Pero que a dos personas no les parezca grato vivir juntas, o a una de ellas y lo arreglen de buena forma sin descuidar las obligaciones contraídas, es simplemente humano.  Es el término de un contrato.

  • ana rodrigo

    Querido Justiniano, es un honor para mí, dado el aprecio y la valoración positiva que tengo de ti, el que hayas sintonizado con mi pensamiento en el tema que nos ocupa en este post.

    Debo aclararte que yo no soy teóloga, diríamos, de carrera o de  despacho, más bien soy una persona que intenta hacer humano el mensaje cristiano que determinada teología se empeña en sacarlo de este mundo, de la realidad humana, cuando Jesús lo que nos dejó como legado fue una sociedad alternativa: “evangelizar a los pobres, liberar a los cautivos y oprimidos, dar la vista a los ciegos, oído a los sordos….” Pero la teología oficial se ha dedicado en hacer tantas normas como tenían los judíos en la época de Jesús, normas muertas incapaces de dar vida a quienes la necesitan, cargas para la gente sencilla que quienes las hacen no serían capaces de soportar.

    Un abrazo cordial.

  • Justiniano Liebl


    Ana,
    Gracias Ana por las inspiradas últimas tres párrafos de tu bello comentario. Las traduzco al inglés para probar a un amigo mío la solidez de nuestras amigas teólogas internacionales.
    Justiniano

  • Javier Pelaez

    A mi el artículo de Castillo me resulta muy interesante porque demuestra que los 10 primeros siglos los cristianos tenían bastante aprecio por el derecho romano en que el divorcio era ampliamente admitido y que Jesús hablaba del repudio institución judía que no tiene nada  que ver con el diviorcio.Además en los 10 primeros siglos trataron este asunto con una flexibilidad -basta leer la “frivolidad” del  texto sobre el hombre que tiene a la mujer enferma-,probablemente porque en esos 10 siglos se dieron cuenta que Jesús no se dedicó mucho a estas temáticas morales que hoy llamamos “moral de costumbres”.Es bueno que Castillo nos ilustre porque así nos damos cuenta que la “opción moral fundamental”-como dicen los moralistas católicos-o propósito moral fundamental  de Jesús tiene que ver con otras cosas que nada tienen que ver con la familia que tanto obsesiona a muchos católicos por encima de muchas otras cosas.Y a mí también porque no decirlo….aunque yo no impongo mi “modelo X” de familia al resto de mortales,como muchas veces intentan hacer determinados jerarcas católicos.

  • Pascual

    Con lo que está pasando…¿tienen interés esas cuestiones de comunión sí, comunión no? En su intervención tan lúcida como siempre, Ana apunta y bien desde Suiza que el quid de la cuestión candente no es esta “cosita” sino la tragedia de nuestros iguales que huyen y vienen y hasta mueren por entrar. Y repito aquí lo que ya he dicho en otra parte. ¡A ver si sale como Dios manda! 

    De horror, sí de horror lo que estamos viendo y oyendo ya hace días, ya hace meses e incluso años. Y yo me acuso; me acuso de no abrir las puertas de mi piso a que entren cuatro personas, y a compartir con esas cuatro personas mis ingresos, y a cocinar para esas cuatro personas. Y digo cuatro porque son las que cabrían con dignidad. Y a vestirlas y a orientarlas por el tiempo que hiciese falta, años inclusive. Sí, yo me acuso y no tengo disculpas. El culpable de eso no soy yo pero el “remediador” de esa catástrofe de lesa humanidad soy yo. Toda condena es un acto para la galería, igual que mi inculpación. Pero si la humanidad no llega a ser humana, si yo no llego a ser humano hasta el heroísmo…todo son palabras, incluso las dichas desde San Pedro de Roma.

  • oscar varela

    Hola!

    Esto de Arregui, ya lo estamos diciendo, de “sentir vergúenza” por prestar atención a lo que llamaríamos “cositas”, frente a las “pavorosas cosasas”: está bien!

    Pero, a mi modo de ver “político-eclasial” está bien también que se bata el parche, porque el Adversario no descansa para hacernos sentir más vergúenza todavía.

    Se trata de una “reacción” frente a la recolección de firmas” del Bando contrario.

    “domani será troppo tardi”
    ……………………

    Tal vez ¿no? – Óscar

  • ana rodrigo

    Coincido con Arregui en sus argumentos, de hecho así lo escribí ya hace días aquí mismo en atrio: 
    23-Agosto-2015 – 12:56 pm

    En el escrito de Arregui me sobran dos cosas, una por irrelevante, el que entre los firmantes haya cinco vascos (la verdad es verdad la diga Agamenón o su porquero), y otra se refiere a la pregunta acerca de lo que, según Arregui, Castillo podría suponer en el caso de que. Jesús y la Iglesia….. Castillo dice lo que dice, y lo que no dice, no lo dice; además conociendo un poco a Castillo, esa suspicacia sobra.

    Yo, al igual que cualquiera que tenga un poco de sentido común y algo de corazón, y al igual que Arregui, me siento avergonzada por el hecho de que con la tragedia humanitaria que tenemos en este mundo, cientos de obispos se dediquen a nimiedades cultuales y a ver pecados donde no los hay, a querer justificar esta su preocupación basándose en supuestos dichos de Dios, en costumbres de otras sociedades muy lejanas, en cuestiones meramente humanas que, según afirman, se validan como cosa de Dios por una PROMESA (humana) así como en unas doctrinas morales que no tienen en cuenta aspectos de lógica elemental. ¿De que sirve una promesa hecha en un momento determinado de la vida si después la evolución de las personas, las circunstancias, la falta de amor, por una o por ambas partes ya no existe? ¿Acaso un jarrón roto en mil pedazos vuelve a serlo por mucho pegamento que le pongas?

    Mientras la Iglesia se empeñe en predicar al margen de la realidad humana y quiera hacer “teología ficción”, la sociedad irá alejándose, aún más si cabe, de esta iglesia culpabilizadora  de conciencias responsables y de pecados inexistentes, inmiscuyéndose en la vida privada e íntima de las personas cuyo timón lo debe llevar el propio sujeto y nadie más.

    Me da vergüenza reducir el mundo cristiano a si alguien puede participar en un rito símbolo de fraternidad y solidaridad, de compromiso con la vida y con el cambio por un mundo más humano, cuando es ese mundo el que necesita de nuestra lucha por la justicia, de nuestra com-pasión, de nuestra denuncia, etc. etc. Ay, si Jesús levantase la cabeza y viera a lo que hemos llevado su mensaje, a la letra por la letra, a letra muerta, a letra inanimada, a mensaje que poco o nada le dice a gran parte de nuestra sociedad.

  • Gonzalo Haya

    Este artículo de Arregui me confirma que las religiones -también la cristiana- son una mediación transitoria, circunstancial, para despertar las conciencias. Jesús ni renunció al judaísmo ni fundó el cristianismo;  avanzó en la línea de los profetas que ahondaron en las raíces de la espiritualidad de Israel. Esta espiritualidad, mejor o peor interpretada, es el fondo común de toda religión y de toda laicidad que buscan una justicia y una aspiraciones que trascienden los propios egoísmos. Creo que lo que propuso Jesús en este pasaje fue el ideal de su proyecto del Reinado de Dios, pero reconoció que a veces la dureza de nuestros corazones -nuestras limitaciones y debilidades- pueden aconsejar otra cosa, con tal de que se tengan en cuenta los intereses de la parte más débil. También dijo “es más fácil que entre un camello por el ojo de una aguja que no que entre un rico en el Reino de Dios”, pero luego añadió que “con Dios todo es posible”. Nuestra sociedad burguesa ha interpretado muy estrictamente la indisolubilidad del matrimonio, y muy laxamente el egoísmo de la riqueza. Los signos de los tiempos nos llaman a ocuparnos urgentemente de las situaciones de injusticia. Por eso Arregui siente vergüenza por desviar nuestra atención del asunto fundamental que debe aunar nuestros esfuerzos.

  • oscar varela

    Hola!
     
    La primer historia dramática con que el Tango inicia el estilo “Tango-Canción” fue, precisamente un DIVORCIO, donde la que se pianta es la Mina-Percanta dejando abandonado al Varón. Data de 1916.
     
    Como el Cura-Párroco estaba en Babia con el asunto, no me supo decir si lo iba a dejar recibir la Eucaristía o no. Que lo iba a consultar. Desde entonces es que el antes pebete (ahora viejo destartalado) está esperando arrodillado la respuesta. En el Barrio se comenta que sigue arrodillado porque ya no le dan las tabas para poder incorporarse.
     
    En fin, el tanguito-obra teatral fue Mi noche triste; un tango compuesto por Samuel Castriota que inicialmente era instrumental y se llamaba Lita.
     
    La letra fue posteriormente agregada por Pascual Contursi que lo tituló Percanta que me amuraste, pero finalmente al ser incluido en la obra teatral del sainete Los dientes del perro se le dio el nombre con el que se lo conoce actualmente.
     
    Esa obra, así como la incorporación del tango al repertorio de Gardel, fueron los inicios de su gran difusión.
    ………………………..
     
    http://www.todotango.com/musica/tema/178/Mi-noche-triste-Lita/
     

    Percanta que me amuraste en lo mejor de mi vida,
    Dejándome el alma herida y espina en el corazón,
    Sabiendo que te quería, que vos eras mi alegría
    Y mi sueño abrasador,
    Para mí ya no hay consuelo y por eso me encurdelo,
    Pa’ olvidarme de tu amor.

    Cuando voy a mi cotorro y lo veo desarreglado,
    Todo triste, abandonado, me dan ganas de llorar,
    Me detengo largo rato campaneando tu retrato
    Pa poderme consolar.

    De noche cuando me acuesto, no puedo cerrar la puerta,
    Porque dejándola abierta me hago ilusión que volves
    Siempre traigo bizcochitos pa’ tomar con matecitos
    Como si estuvieras vos.

    Y si vieras la catrera como se pone cabrera
    Cuando no nos ve a los dos
    Ya no hay en el bulín aquellos lindos frasquitos
    Adornados con moñitos todos de un mismo color,
    Y el espejo esta empañado si parece que ha llorado
    Por la ausencia de tu amor.

    La guitarra en el ropero todavía está colgada,
    Nadie en ella canta nada ni hace sus cuerdas vibrar,
    Y la lámpara del cuarto también tu ausencia ha sentido,
    Porque su luz no ha querido Mi noche triste alumbrar

     

    …………………………….

  • Santiago

    Hacia la mitad debe decir:
    “sola carne” que ES una unidad indisoluble. Vale.  SH

  • Santiago

    NO TODO en la Iglesia es dogma definido…y sin embargo, por ésto, no deja de ser verdad…Muchas verdades en la Iglesia como por ejemplo la Asunción o Dormición de María que siempre fue una verdad de la FE de la Iglesia no fue definida hasta el año 1950 por Pío XII…y no por eso dejo de siempre estar en la fe de la Iglesia….
    Por eso la esencia del matrimonio y su base es LA PROMESA que es libremente consentida entre las dos partes…Es un contrato natural que Jesus elevó a sacramento y que Pablo lo declara asi: “Este sacramento (misterio) es grande; pero entendido de Cristo y su Iglesia (Eph.,5,32).
    Es esa promesa que damos libremente, que es perpetua, y que no depende de nuestro estado de ánimo y dificultades….ni de la falta de fe o de amor….sino que reside en la voluntad….y no depende de nuestro sentimiento….pues los dos constituyen una “sola carne” que no es una unidad indisolubre…..
    PERO JESUS no pudo hablar con mayor claridad en la controversia sobre el repudio que equivalía al divorcio romano….Por eso, Marcos, discípulo de Pedro y Pablo, escribiendo no solamente para los judíos sino para los gentiles, transmite el pensamiento de Jesus. Preguntado Jesus sobre si era licito el repudio-divorcio sigue a Malaquías que escribe: “Odio el repudio, dice el Señor, Dios de Israel” (Mal. 2;16)
    Por eso dice Jesus que “en el principio no fue así” ….y que el hombre dejará a su padre y a su madre”….y se unirá a su mujer” y constituirán “una sola carne”(Gen. 2, 24) esta unió pues, cuando es perfecta y válida, es indisoluble…porque mi promesa es perpetua….para toda la vida…..(Sin la conciencia y la libertad de esta promesa el matrimonio es nulo “per se”)

    Y asi Marcos no solamente se refiere al repudio-divorcio por parte del hombre, sino al respudio-divorcio de parte de la mujer. Es por eso que Jesus dice: :Quien repudiare a su mujer y se casare con otra, comete adulterio contra la primera; y si la mujer repudiare a su marido y se casare con otro, comete adulterio”…POR ESO no es solamente la defense del hombre sino tambien de la mujer PUESTO que ambos son capaces de repudiar….En realidad Jesus quiere defender al VÍNCULO o sea al sacramento en si….y NO a una de las partes…pues ambos participant activamente en la promesa y en el consentimiento  que es libre (Mc. 10,1-12)

    La excepcion hecha en Mateo 19…..no se refiere a que uno puede divorciarse tranquilamente y casarse despues si existe “porneia”…que se traduce como “inmoralidad” o “fornicación” o “adulterio” ….sino que desde el principio se entendió que en reprobando el divorcio, Jesus se refiere a los casos normales de verdadero matrimonio…y no de cohabitación o concubinato….Por eso la tradicion siempre ha considerado el “verdadero” matrimonio indisoluble….Y San Pablo: “pero no soy yo, sino el Señor, que la esposa no se separe de su marido (pero si lo hace permanezca sin casarse o se reconcilie con su marido) y que el marido no se divorcie de su esposa” (1 C0r. 7, 10-16)
    Por eso la tradicion constante de la Iglesia Católica, basada en las palabras de Cristo. de Pablo y de los primeros Padres Apostolicos han sostenido a traves de los siglos la indisolubilidad del consentimiento matrimonial…y por tanto del matrimonio válido….La Escritura ha estado clara…Por eso el Papa Francisco habla de que hoy en día hya muchos matrimonios que son nulos…Es ESTE el problema pastoral que confronta la Iglesia….Y es el Sínodo quizas el encargado de encarar esto…ya que la doctrina de la Iglesia no es posible cambiarla ahora en el siglo XXI

    Un saludo cordial   de Santiago Hernandez

  • oscar varela

    Hola!

    Muy bueno, ché ¡muy bueno!
    ………………………….

    Salvo alguna cosita: Cuando declara “cortón” a lo de Castillo.

    – “pero también su argumento se me queda corto.
     
    a) Se limita a probar que ni Jesús enseñó la indisolubilidad ni la Iglesia la convirtió en dogma.

    b) ¿Sugiere que, si Jesús la hubiera enseñado expresamente y si la Iglesia la hubiese declarado claramente como dogma, entonces sí sería un asunto zanjado e intocable para siempre?”-
    ………………………..

    Ad a) Creo que sí, que se limita a eso ¿cuál es el problema? ¿a qué empecinarse en buscar el pelo en la sopa? ¡Cambie de plato don Arregui y deje comer tranqui a los que no buscan el pelito, (que no lo tiene)!

    Ad b) Ya le metió el pelo en la sopa y ahora sugieres tú, Arregui, lo que muy posiblemente don Castillo no intentó ¿A qué ponerse a siquiatra tan gratuitamente? Ya tu Art. estaba bien y suficientemente larguito ¿pa’qué agregar zonceras, no?

    ¡Voy todavía! – Óscar.

Deja un comentario