Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5027 Artículos. - 80675 Comentarios.

¿Cómo se cuentan los pobres?

Pascual, que asoma por Atrio no tanto como quisiera, que también anda por ese camino donde nos encontramos con muchísimo agrado, ha visto y se ha sorprendido, de donde salen tantos pobres, que los hay, tantos niños hambrientos, que los hay y tanta estadística dramática siempre necesaria para estar al tanto de las necesidades de nuestros congéneres tan, tan carentes de recursos para sentirse humanos sin más. Y mira por donde le ha salido a la vista el artículo de un hombre de pensamiento, de lecturas y de lucha política como es Joaquín Leguina. Aquí va el artículo íntegro y la fuente de donde lo ha tomado por si pudiera iluminar algunas mentes atrieras. Con permiso de la cúpula.

Dice Joaquín Leguina:

“Desde luego, en España está muy mal visto que alguien ponga en duda los datos (privados u oficiales) de pobreza o de paro, y si alguien se atreve a romper ese tabú lo más probable es que sea tachado de derechista o incluso de desalmado. Lo he comprobado en mis propias carnes al negar la validez de esos datos, no sólo de los privados (provenientes en general de algunas ONG’s) sino también de los oficiales (Eurostat e INE).

Joaquín Leguna.-Pobres.-23 julio 2015.El Pais


Todos ellos colocan el umbral de la pobreza en el 60% de la renta mediana (debajo de esa renta se es “pobre”), siendo la mediana aquella renta personal o familiar por debajo y por encima de la cual se hallan la mitad de los hogares o personas. De la propia definición se deduce (y así lo dice el INE en una nota a pie de página) que ese umbral no es en realidad un indicador de la pobreza, sino de la buena o mala distribución de la renta, aunque, para decirlo todo, tampoco es un buen indicador de la distribución de la renta, mas dejemos, de momento, las medidas de la buena o mala distribución y centrémonos en la pobreza.

Ilustraré la mala calidad de este indicador con un ejemplo. Sean dos países: A y B. En A la renta familiar es de 800 euros anuales y en B de 400.000. Sin recurrir a más cálculos, cualquier persona diría que A es un país pobre y B uno rico, sin embargo en A todos los hogares ingresan la misma cantidad (no hay nadie por debajo de la mediana) y en B la distribución no es uniforme sino que tiene una mediana de 370.500 euros y por lo tanto su “umbral de la pobreza” se coloca en 222.000 euros anuales, por debajo del cual vive (y bastante bien) el 40% de los hogares. Pues bien, según los criterios del INE —que son los de Eurostat— en A no hay un solo pobre mientras que en B el 40% de sus hogares está sumido en la pobreza.

¿De dónde viene la confusión? De la definición de “pobre”. En otras palabras: antes de medir cualquier cosa conviene elucidar qué queremos medir, en este caso debemos saber qué decimos cuando calificamos a una persona o a una familia de pobre.

Para tener una vida “decente” (para no ser “pobre”), una familia ha de poder llevar a sus niños al colegio, acudir sus miembros al médico de cabecera o al hospital sin que ello les lleve a la ruina. También habrían de calcularse las proteínas, calorías, vitaminas… mínimas necesarias para que la ingesta no lleve a la desnutrición. Así mismo debería estimarse el número y la calidad de vestidos y calzados de los que es preciso disponer para defenderse con dignidad de las inclemencias del tiempo. Amén de la habitabilidad de la vivienda (incluida el agua corriente) y de otros servicios imprescindibles. Determinada esta cesta mínima de bienes y de servicios ha de pasarse a “medir” cuántas personas o familias en una sociedad están por debajo de ese umbral. ¿Esto se hace? Pues no. ¿Por qué? Porque es muy complejo, y lo complejo, a la hora de medirlo, sale muy caro. En cualquier caso, la encuesta adecuada sería algo parecido a la de presupuestos familiares y nunca sobre datos de renta (no es conveniente preguntar al entrevistado acerca de su renta porque suele mentir).

En cualquier caso, lo que no debe hacerse es confundir los indicadores que miden el grado de igualdad/desigualdad de la renta con la pobreza o la exclusión social y eso precisamente es lo que se sigue haciendo.

En 2010 la UE publicó una comunicación en la cual se explicitaban unos objetivos para la década 2010-2020 y dentro de ellos una Plataforma europea contra la pobreza. De ahí nació el indicador AROPE (At Risk of Poverty and/or Exclusion). En él se combinan renta, consumo y empleo.

Baja renta: se considera “umbral de la pobreza” la matraca de siempre: el 60% de la mediana.

Bajo consumo: quien no pueda permitirse 4 de los 9 gastos siguientes: 1) Pagar la hipoteca, alquiler o letras. 2) Mantener la vivienda a temperatura adecuada en invierno. 3) Permitirse unas vacaciones de, al menos, una semana al año. 4) Permitirse una comida de carne, pollo o pescado, cada dos días. 5) Capacidad para afrontar gastos imprevistos. 6) Disponer de teléfono. 7) Disponer de televisión en color. 8) Disponer de lavadora. 9) Disponer de coche.

Pero qué casualidad, no se citan ni la sanidad ni la educación, que son, a mi juicio, dos de las cuestiones más relevantes a la hora de medir la pobreza.

En cuanto al empleo, se usa el concepto de “baja intensidad de trabajo”, que se define como la relación entre el numero de meses trabajados por todos los miembros del hogar y el número total de meses que podrían trabajar todos los miembros en edad de trabajar. El indicador incluye entre “los pobres” a las personas de 0 a 59 años que viven en hogares con una intensidad de empleo inferior al 20%. (¿Y si una persona vive de las rentas, es también “pobre”?

El hogar que esté por debajo de cualquiera de los tres indicadores descritos entra en el AROPE, que se expresa en porcentaje sobre el total de la población, que en 2014 alcanzaba en España al 22,2% de los españoles.

Pero lo que más ha molestado de las explicaciones acerca de mi ya antigua posición crítica respecto a la forma de medir la pobreza no es mi reticencia hacia estos índices oficiales, sino que haya puesto en solfa los datos sobre “pobreza” suministrados por organizaciones benéficas que, por otra parte, considero meritorias y dignas de elogio (soy miembro-cotizante de dos de ellas). Sencillamente, no creo que estas organizaciones deban suministrar datos agregados acerca de los problemas que ellas quieren solucionar o paliar. ¿Por qué? Por una razón de deontología profesional (no pueden ser jueces y parte) y deberían dejar esa labor a las instituciones encargadas de ello.

Por otro lado, las exageraciones en que unos y otros suelen incurrir a la hora de medir la pobreza no beneficia a la objetividad y sólo da munición a quienes, por razones de ideología política, están muy interesados en “demostrar” que entre España y Burkina Faso apenas hay diferencias.

Joaquín Leguina es Estadístico Superior del Estado y fue presidente de la Comunidad de Madrid entre 1983 y 1995.

14 comentarios

  • Javier Pelaez

    Pongo yo un ejemplo estadístico mejor que el de Leguina.Imagines dos Países :uno A ,del que forma parte Leguina,ganan 5500 euros mensuales  o más y B ganan 640 euros mensuales,el smi.El primer país està formado por los expresidentes de la Comunidad de Madrid que van  al Consejo Consultivo una vez a la semana;del segundo los que cobran el salario mínimo por 12 horas diarias.¿Alguien diría que A y B son el mismo país?.Sí.Ergo,tócame los huevos….

  • Javier Pelaez

    La cuestión de Madrid es  irracional porque el Ayuntamiento dijo que daba la ayuda a domicilio y que no habría los colegios por falta de tiempo y la Comunidad abrió tres institutos como comedores.Al final el ayuntAmiento dio ayudas a 2700 personas según eldiario.es.Creo sinceramente que es más racional dar la comida en los comedores escolares que no se abrieron porque son instalaciones municipales.Mas racionales porque se pueden inscribir en campamentos escolares.Mas racional y menos estigmatizador.Y que conste que a mi Cifuentes me la pela.Leguina es un demagogo aparte de un completo caradura.

  • Román Díaz Ayala

    Al parecer, querido Pascual, has dado en la diana que has estado persiguiendo.
    Qué duda cabe que los datos se elaboran, su buscan  o se manejan al servicio de la propaganda, y lo mismo sirven para la refriega política, que para el cultivo de imágenes personales o corporativas.
    Primero fue el descubrimiento de las masas al  comienzo del siglo XX  y luego vino el arte de su manipulación para la obtención de fines ideológicos. Los nazis  la utilizaron tan bien, que crearon el Ministerio de la Propaganda.
    Tal cual vivimos en la  normativa de “la opinión personal”, lo preciso consiste en aunarlas hasta conseguir “la opinión mayoritaria” y la sociología se presta con todas sus herramientas, incluso la estadística.
    ¿Te guardas algo más en el tintero?

  • Pascual

    “Y las estadísticas se pasan o no llegan” Así concluía Pascual su toque ayer. Hoy quiere recordar la alarma que le produjo lo de los niños hambrientos de Madrid. Por eso vio el cielo abierto en el artículo del Sr. Leguina. Hoy ya se queda más calmado con la nota de ABC sobre el tema, que va a continuación, aunque quiere hacer constar que no tiene nada contra la señora Botella y que le cae muy bien la señora Carmena. Que conste.

    “Solo 600 niños se habían apuntado hasta ayer al Plan de Comedores Escolares de la Comunidad de Madrid para este verano, según ha podido saber ABC. La medida, que se estrenó el 14 de julio en 160 colegios de la región estaba pensada para 5.500 niños. La oferta era bastante aceptable pero la demanda, a la vista de los datos, se ha quedado en un 10,9%.
    Carmena anunciaba, a mediados de junio, que iba a facilitar a 2.071 menores –la misma cifra que el año pasado, por cierto– comidas y cenas, por lo general, a domicilio. Pero su deseo era el de ofertar 25.000 plazas en forma de campamentos de verano donde, lejos de la estigmatización, los chavales se irían comidos a casa.
    Guerra de cifras
    Esa cifra, la de 25.000 plazas, provocó una fuerte alarma. ¿Tantos niños hay malnutridos en la capital? ¿Tantos en riesgo de exclusión?. ¿Se estaban inflando deliberadamente unas cifras tan delicadas?. La alcaldesa manejaba los datos que sus técnicos le habían pasado: 25.563 niños pasan hambre en la ciudad. Esa cifra estaba muy lejos de los 2.071 a los que el equipo de Botella les llevó la comida a sus casas entre el 15 de junio al 31 de agosto de 2014. Al final, Carmena tuvo que matizar: son 25.563 «los que no comen carne, pollo y pescado cada dos días». La exjuez lo complicó un poco más con otro dato: Según la Asociación Nacional de Pediatría «15.000 niños de Madrid están en situación alarmante».
    Al carro de la malnutrición infantil y los comedores también se subió Antonio Miguel Carmona. El líder de los socialistas en el Ayuntamiento de la capital calcula que «uno de cada cinco niños madrileños está bajo el umbral de la pobreza». Y añadía que en Madrid hay 120.000 infraviviendas”.

  • Javier Pelaez

    Rectifico 8500 euros brutos al mes;5500 euros netos  al mes POR UNA REUNIÓN A LA SEMANA.Vamos lo que saca en un día cualquier pobre un domingo a la puerta de la iglesia…

  • Javier Pelaez

    Tiene razón Calleja que este señor que ha puesto el grito en el cielo porque a Cifuentes  en su pacto con Ciudadanos se le ha ocurrido la buena idea de  suprimir el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid donde este señor cobra,por el único hecho de ser expresidente de la Comunidad de Madrid ,8000 euros y pico netos al mes, se ponga a dar lecciones de moral pues suena un poco a cachondeo.El es estadístico del Estado,pero poco duró después de dejar la política como estadístico del estado en cuanto Aguirre se inventó este chollete para los expresidentes de la Comunidad de Madrid..Aguirre cobraba más en la empresa de cazatalentos que en el Consejo Consultivo.La pobreza y la exlusión social deja muchas màs marcas que las estadísticas no reflejan.

  • Román Díaz Ayala

    Tenemos en nuestros cuerpos, que es lo mismo que decir, que está en nosotros mismos, unos centros o puntos neuralgicos extremadamente sensibles que nos hacen saltar de dolor cuando se les molesta.
    El el cuerpo social, a veces los especialistas  urgan hasta hacernos daños. Así quienes manejan las ciencias estadísticas, pues donde ven asuntos de cantidades o números, están tratando con vidas muy concretas y problemas que atañen a todo ese cuerpo social. Peor es   todavía  para quienes viven de las encuestas y los estados de opinión, actuando según sus resultados, pues la estadísticas es al sufrimiento humano como   las encuestas atentatorias contra los principios o fundamentos de vida, la ética, en definitiva.
    ¡Cuántas esperanzas se frustran, cuando una persona política prometedora de cambios, termina buscando el mejor acomodo en el tablero de las opciones!

  • George R Porta

    Al menos en los EE UU el “Poverty Level” o “Umbral de Pobreza” solo tiene el propósito de fijar un umbral para distribuir beneficios sociales (los pocos que Reagan y sus sucesores dejaron en vigor) y no tiene más significación. No existe un umbral de riqueza porque hay una minoría que posiblemente no tiene idea clara de la riqueza que posee. Las declaraciones de impuestos a la renta annual casi todos los ricos las presentan con retraso y van plagadas de mentiras y de inexactitudes porque la ley misma que regula el reporte de las ganancias y los ingresos sujetos a impuestos es tan compleja que una persona lega no puede por sí sola desentrañar la información.

    Con todo Cuál puede ser el indicador de inteligencia de alquien que crea que haya alguna esquina del Mundo en la que no haya pobres except en las mansions de los ricos (aunque posiblemente sus empleados representen la pobreza? Quien cuenta los beduinos o los gitanos en circulación o las poblaciones tribales nómadas de Turkana o la Amazonia? Cómo se sabe el ingreso promedio bruto de esas poblaciones algunas de las cuales ni siquiera conoce el dinero o la moneda como pieza de cambio ni el empleo asalariado o a jornal?

    Está muy bien que alguien que lo desee y pueda done dinero a las organizaciones de ayuda internacional o domésticas (ONG’s, etc.) pero fuera recommendable que mirara a las cifras que se gastan en salaries ejecutivos, viajes, “lobbying” politico, propaganda, etc., antes de donar dinero porque la realidad es que la falta de transparencia hasta en la Cruz Roja Internacional es escandalosa y la cacareada filantropía de la Orden de Malta, por ejemplo, nunca produce reports públicos de sus costs internos con todo y que cacarean votos mon;astcos también.

    Para ver pobres, basta mirar a uno o dos metros de perímetro alrededor de cualquiera y seguramente si preguntara alguna persona que vive restringidamente, capaz de buena o mala administración pudiera encontrar.

    La pobreza personal como simplicidad opcional de vida no está tanto expresada en lo que se dé como en lo que se quede cada uno/a. En una sociedad regida por la economía de mercados desregulados y de consume y apariencia, parte de la polución ecológica es la producción de pobreza cada vez mayor y constant. No se podrá medir quizás, pero parece real.

  • Pascual

    Creo que todo el mundo tiene derecho a hablar de lo que crea conveniente. De entrada. Creo que toda persona tiene derecho a equivocarse. Pero creo que nadie tiene derecho a engañar; eso es cleptomanía social, por llamarlo amablemente y sin herir a nadie. Existe la pobreza, vaya que si existe hasta límites de sangre y desesperación, multivariada, en todas partes y en todos los niveles sociales, no solo en los de los iletrados y cartoneros; existe en formas que no se ven…EXISTE LA POBREZA QUE CLAMA A LA HUMANIDAD. Pero no es justo superaumentarla estadísticamente para mover a compasión los bolsillos de los compasivos. Y las estadísticas se pasan o no llegan.

  • Pedrosaruizmanuel

    Vamos a ver:una persona que lleva mas de veinte años viviendo y muy bien por cierto.no tiene derecho a hablar de pobreza.cuando uno cobra del estado dinero por no hacer nada.nada sabe de pobreza. Yo tengo 59años hoy
    En paro(habiendo estado en lo mas alto dentro de.  Mi oficio hostelería)gracias ami hijo .como pago los gastos de mi casa.y soy de los privilegiados.la pobreza no es solo el comer.también la cultura la vida plena en fin vivir en tu país sin coaccione . De ningún tipo.

  • Antonio Duato

    El ejemplo que pone Leguina de los dos países, uno con renta por persona de 800 €, pero todos por igual, por lo tanto con ningún pobre según el criterio de distribución de rentas y otro con 50 veces más de renta per capita (400.000 €) es un argumento con trampa. Ni es posible un país en que media y mediana de distribución coincidan (a no ser una ideal tribu indígena, con todo en común, en donde efectivamente no habría ni pobres ni ricos, siendo todo ricos y pobres por igual en conjunto) ni un país con 400.000 de renta per capita en que la mediana de población (igual personas por arriba que por bajo de esa cifra) sea de de 25.000 € menos. Es absurda esa riqueza con esa distribución tan limitada. A no ser un isla exclusiva de grandes capitalistas que tuviera esclavos para limpiar los suelos o los baños, sin que contaran esos trabajadores en la renta. Si se ponen ejemplos es para aclarar no para tender trampas saduceas.

    Y al fin y al cabo el estadístico Leguina sabe del AROPE que se usa en Europa y de donde salen los estudios del INE y de las ONG como Caritas. Pero objeta que no sale ahí como criterio el acceso a la sanidad y a la cultura. ¿No son suficientes los otros criterios de acceso a vivienda, a electricidad, a comida, etc…? ¿Es que para medir los pobres deberemos privatizar totalmente la enseñanza y la sanidad como muchos desearían?

    En Iglesia Viva estamos preparando un número sobre la precarización y el secretario técnico de Foessa analiza la exclusión social, el riesgo de exclusión y la exclusión severa, valiéndose de datos hechos con los mismos criterios en informes de 2008 y 2013 y concluye que los españoles en exclusión y en riesgo de inclusión han crecido mucho en esos cinco años. Y que en 2015, por más que quieran decirnos otra cosa con estadísticas de paro, sigue creciendo el número de excluidos, de españoles en riesgo de exclusión y de severamente excluidos. Porque hoy ni un contrato basura de trabajo permite protegerse de la exclusión (o de la pobreza si alguien lo prefiere). Pero ya veremos en otoño ese artículo y si al Sr. Leguina le parece sin rigor estadístico.

  • George R Porta

    Basta mirar a las fechas de las estadísticas demográfica de variables multiples que la ONU publica, que son provistas en su inmesa mayoría aunque no en su totalidad por los gobiernos y ningino habla en contra suya excepto para buscar dinero, para comprender que los pobres no son contados, que la mayoría tienen razones de peso para no reconocer su existencia en los censos poblacionales, que la inmensa mayoría de esa mayoría viven en regions del planeta que a nadie le interesa contar (fuera muy laborioso y muy costoso y solo para descubrir lo mal que anda cada econocmía en cuanto a igualdad) y que por lo tanto los pobre ni cuentan ni son enumerados.

    Los índices que los economistas crean incluidos los utilizados por economistas geopolíticos como Pikety, como ha pasado a Pagola en otro campo dicen lo que nadie quiere hoy hasta encontrar un nicho en el Mercado, pero una vez lo encuentran ya viven de hablar y de republicar por partes lo que había alcanzado éxito entre sus publicaciones pero se acomodan. No les critico pero fuera honesto que reconocieran que es cierto que quien no se adapta perece, Jesús pagó su precio.

    Fuera de eso, de los pobres ahora solo hablan los muertos en la lucha por la justicia porque ya no estorban (Romero) o porque nadie los puede silenciar.

  • mª pilar

    Puede que tenga muchos datos el Sr. Leguina y que además sean “totalmente verídicos”…
     
    Creo sinceramente, que algo cojea en sus datos y pensamientos, que no está cerca… ¡vamos, tocando de verdad el problema!
    Si lo estuviera, si se codeara en directo, no solo en estadísticas, con los problemas que acongojan a la mayor parte del mundo…
    ¡¡¡Con toda seguridad, no diría lo que dice!!!
    Cuando se ha vivido, o se vive, tocando la pobreza, manchándose las manos con ella… porque tristemente, la pobreza es lo que tiene… una “total falta de higiene”… llamándolo así, por delicadeza hacia quiénes lo está padeciendo.
    ¿Por qué se llega a esos extremos?
    Sencillamente; cuando la educación no está disponible para todo niño/a… empieza a funcionar muy mal el medio donde está ubicada.
    O la sanidad tampoco llega a todos los rincones.
    O el agua y la luz.
    Puede que tengan un TV, que han cogido de los desechos de una ciudad, puede, que arreglen una lavadora vieja, también tirada en cualquier sitio…
    Porque no son tontos/as… ¡De eso nada de nada! saben sacar de donde no hay, tienen imaginación y capacidad, pero…
    ¡No pueden formarse para salir de donde están y mejorar su estatus social!
    Y así, podríamos seguir punto por punto, el  porque… hay una gran parte de la humanidad en una absoluta pobreza.
    Pero lo más triste y doloroso por flagrante, es:
    ¡¡¡Que les importa un bledo este desajuste que termina en una vergonzosa pobreza!!!
    Y otra razón muy importante… Porque están más atentos a “medrar” esas pocas personas que acceden al poder, que el deseo de mejorar el bien común.
    mª pilar

  • José Ignacio Calleja

    A mí que alguien con criterio cuestione los conceptos manejados por los demás e intente mostrar que lo hacemos con falta de sentido crítico, me parece un servicio. Y tal cosa pienso aunque se refiera a algo tan delicado como el concepto “pobres-pobrezas”. Pero imaginar supuestos que no se dan, para probar que tal vez el concepto no valga en todos los países, o que en el nuestro, seguramente no haya 12 millones de pobres, sino 9 ahora y 5 en camino…, no me convence. Y si el tono de quien lo expone es bastante sobrado, y hasta sospecha de que las ONGs que hablan y actúan en este ámbito no son de fiar porque son juez y parte… y lo dice alguien que cobra (creo) de Consejos Públicos por asesorar al Gobernante que debiera remediar esas situaciones de pobreza… ¿qué quieren que les diga? Pues que del adversario el consejo, pero antes espero escucharle cómo abordar esa pobreza social que reconoce y qué radicalidad política pone en ello, con doce o con nueve millones, … porque si no, “lagarto, lagarto”.

Responder a Javier Pelaez Cancelar comentario