• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5837 Artículos. - 93487 Comentarios.

El cardenal Ezzati, consejero papal del G9, arremete contra un jesuita, teólogo de la liberación

OLGAEn medio de escándalos de corrupción que afectan a nuestras católicas élites y a nuestros políticos, la Pontificia Universidad Católica de Santiago de Chile, expulsa al Teólogo jesuita Jorge Costadoat, por hacer teología partiendo de la Opción por los Pobres.

Por supuesto que todo este proceso debe haber sido hecho hipócritamente, al mejor estilo eclesiástico, sugiriendo renuncias y sin explicaciones claras.

La Pontificia Universidad Católica que ha engendrado  en sus aulas una casta de empresarios amorales que ha estafado al Estado chileno y a sus compatriotas, rasga vestiduras ante un teólogo que reflexiona en su cátedra y que vive consecuente y decentemente su cristianismo entregado a la docencia y a sus comunidades de base.

Un sacerdote sobre el cual no pesan ni dudas ni sombras sobre su actuar, cosa que no sucede con varios obispos engendrados por el círculo de Karadima, cuya fama de pervertido alcanza niveles internacionales. Un sacerdote prudente y moderado en su reflexión que introduce en su pensamiento otras vertientes modernas de la reflexión teológica.

Una universidad que recibiendo fondos estatales para ser un lugar de reflexión, espera que sus teólogos se conviertan en profesores de catecismo y ortodoxia.

La decadencia del pensamiento y la reflexión en la sociedad chilena es abismante, y la Pontificia Universidad Católica ha contribuido a esta decadencia que se advierte en todo el manejo del país, con una generación de profesionales ávidos de riqueza y ciegos ante el desastre que están dejando.

Estuve revisando un poco los antecedentes preliminares en el blog de Costadoat para ver los argumentos de por qué fue eliminado del plantel de profesores y me encuentro con un intercambio de cartas en el Diario El Mercurio entre este y el Cardenal Medina con respecto al tratamiento de los divorciados en el mes de Febrero.

El poderoso cardenal Medina, defensor de la ortodoxia, evidentemente no está para bromitas ni renovaciones jesuitas, aunque vengan del papa.  Y la Universidad Católica, que no se distingue por el respeto por sus académicos ni administrativos en el plano humano, simplemente lo borró de la nómina. Y como su cercanía a la Teología de la Liberación es conocida, le buscaron algo por ese lado como pretexto, tal como que los alumnos de su curso de Cristología y de Trinidad no tendrían la madurez suficiente. (tienen como 30 años)

Lo que está claro es que la Pontificia UC  y  Ezzati no quieren gente discutidora en sus aulas, y menos que le pisen los callos a algún Cardenal todopoderoso que sigue gobernando desde las sombras.

—————

Es muy interesante esta carta del Director de Religión Digital al jesuita censurado por Ezzati:

Querido Jorge: Acabamos de dar la noticia de tu “despido”. Aquí lo definiríamos como improcedente. Tanto en el fondo como en la forma cínica de hacerlo. Mi apoyo total y mi solidaridad plena. Me duele. Por ti, por la Iglesia chilena, que está perdiendo a pasos agigantados su aura de otrora, de la época de la Vicaría de Solidaridad, de Silva Henríquez o del cura Llidó, entre otros muchos. Y por la Iglesia universal, cuya imagen se mancha una vez más con este tipo de decisiones inquisitoriales.
Me duele primero por ti, que pierdes tus clases. Espero que en Chile o en otras partes, la Compañía pueda buscarte acomodo docente. Nadie puede enterrar, aunque quiera, las ideas de los teólogos que piensan la fe en las periferias existenciales e intelectuales.
Y me duele, sobre todo, por lo que vuelve a sufrir la imagen de la Iglesia. Me duele que estas cosas sigan pasando con Francisco en Roma. Pensábamos que, con él en Santa Marta, la vieja guardia no se iba a atrever a seguir tapando la boca de los teólogos. Pero vuelven, al menos en Chile, los guardianes de la ortodoxia, que parecían en franca retirada. Al menos, táctica.
Pero, para algunos, no llegará nunca la primavera de Francisco. Y, como no entienden otro lenguaje que el del ‘ordemo y mando’, creo que va siendo hora de que el Papa utilice sus “poderes” y obligue a estos cardenales de la vieja guardia a poner el reloj a la hora de Bergoglio.
El caso de Costadoat (unido al también reciente escándalo del obispo malquerido de Osorno, sin contar el ‘aviso’ a Berrios, Puga y Aldunate, y sin olvidarnos de O’Relly y Karadima) pone el foco sobre una iglesia chilena herida, tocada y casi hundida.
Decía recientemente el seglar claretiano y director de la revista ‘Telar’, Alfredo Barahona, que “en Chile los obispos proféticos se habían quedado en el pasado”. La profecía es coto exclusivo de grandes pastores, alumbrados por el Espíritu. Algunos de ellos todavía quedan en Chile, como Infanti. A los demás, incluido el cardenal Ezzati, se les podría exigir, al menos, sentido común y comunión eclesial.
Es decir sintonía afectiva y efectiva con las directrices y el estilo del papa Francisco, que no quiere, como se ha hartado de repetir, una Iglesia aduana, sino hospital de campaña. No quiere una Iglesia de la condena o la censura, sino de la misericordia.
José Manuel Vidal

————
Y la mejor historia de lo que ha pasado está en este comunicado de los Estudiantes de Teología que fueron los primeros en hacer pública la noticia:

COMUNICADO del Centro de Estudiantes de Teología:


Sobre la situación del profesor Jorge Costadoat. SJ de la Facultad de Teología UC

1. El pasado jueves 12 de marzo, el profesor de la Facultad de Teología UC, Jorge Costadoat Carrasco, sj, recibió de parte del Cardenal Arzobispo de Santiago, Monseñor Ricardo Ezzati Andrello, la notificación sobre la no renovación de la misión canónica para enseñar en nuestra Facultad. Esta decisión, que corresponde únicamente al Cardenal, está dentro de sus atribuciones en cuanto Gran Canciller de nuestra Universidad.
2. Al profesor Costadoat se le comunicó que la no renovación se debía a la tensión que reconocía Monseñor Ezzati entre dos libertades: la propia libertad del profesor para enseñar y la libertad de la Facultad para permitirle que siga enseñando. Se le insistió al profesor que esta determinación no constituye una sanción ni una condena, puesto que no existe ningún tipo de cuestionamiento de orden doctrinal. Se planteó, más bien, que esta determinación estaba movida por la búsqueda del bien del mismo profesor y del ejercicio de su libertad académica, por lo que se le recomendó seguir ejerciendo la docencia e investigación en algún otro centro teológico.
3. El mismo jueves, el Decano de la Facultad recibió la noticia de parte del profesor Costadoat y comenzó inmediatamente las gestiones de consulta y definición con respecto a las acciones a seguir. El Consejo de Facultad, principal instancia consultiva, fue convocado extraordinariamente. Debemos lamentar, sin embargo, que en dicha citación – ni en las posteriores convocatorias- no se incluyó ni a la Presidenta ni al Vicepresidente del CET, que son también, según los estatutos de la Facultad, miembros de derecho de dicho Consejo.
4. El día lunes 16 de marzo, el Decano sostuvo una reunión con Monseñor Ezzati, para pedirle, en sintonía con el Consejo de la Facultad, que reconsiderara su decisión de no renovar la misión canónica del profesor Costadoat. En dicha conversación, Monseñor Ezzati volvió a sostener que esta medida no configuraba sanción de ningún tipo y que surgía por la tensión relativa a la libertad del profesor Jorge Costadoat, por lo cual mantenía su decisión de no renovarle la misión canónica. El Cardenal enfatizó que esto no es tampoco una expulsión de la Facultad, por lo tanto las puertas seguirían eventualmente abiertas para una posible renovación en el futuro.
5. En una segunda instancia, el Consejo de la Facultad también se reunió con Monseñor Ezzati y, junto a él, con el P. Cristián Roncagliolo, Vice-Gran Canciller de la Universidad, con el motivo de pedir nuevamente la reconsideración del caso, o analizar alguna alternativa o posible atenuante para la revocación del profesor Costadoat. Pese a esto, Monseñor Ezzati se mostró decidido a mantener su decisión original y señaló que, de ahí en adelante, cualquier otra solicitud o petición fuera dirigida al Padre Roncagliolo, quien comparte el parecer del Cardenal. Esta fue la última y definitiva instancia de apelación.
6. La directiva del CET, enterada informalmente desde el lunes de todo lo sucedido, se entrevistó con el profesor Costadoat en la mañana del día miércoles, para conocer su versión de los hechos. Ese mismo día, el Decano citó a los representantes del CET, junto con toda la planta de profesores, a una reunión con el objetivo de informar de toda esta situación.
7. En esa reunión, realizada el día jueves 19 de marzo, el Decano informó sobre lo sucedido y escuchó las reacciones y preguntas del grupo de profesores, quienes expresaron confusión por la poca claridad de las razones que motivaron esta decisión. No se definió ningún tipo de acción o definición de parte de la planta docente frente a lo acontecido.
Frente a todo esto, como directiva del Centro de Estudiantes declaramos que:
8. Se convoca formalmente a todos los alumnos/as de la Facultad a una Asamblea General Extraordinaria el día miércoles 25 de marzo de 10 a 11:30 en la sala Monseñor Óscar Romero. Además de informar y discutir sobre estos acontecimientos, se determinarán los cursos de acción a seguir frente a la situación que aqueja al profesor Costadoat y sus efectos para el quehacer teológico de nuestra Facultad.
9. Informaremos a la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica sobre la situación que aqueja al profesor Costadoat, vinculada con la libertad que afecta al ejercicio docente de nuestros profesores.
10. Hacemos un llamado a toda la comunidad de nuestra Facultad a informarse, afectarse e involucrarse en la discusión, sobre todo teniendo en cuenta la delicada situación de credibilidad en la que se encuentra nuestra Iglesia en Chile. Porque si un miembro del cuerpo sufre, todos los demás sufren también (1 Co 12,26).
11. Mantendremos continuamente informado al estudiantado sobre esta situación particular, conforme vayan sucediéndose los hechos. Invitando a la participación activa en la vida de nuestra Facultad y en la construcción de nuestro quehacer teológico, se despide atentamente,
DIRECTIVA C E T UC 2015

21 comentarios

  • George R Porta

    Las escuelas preparatorias católica en EE UU al menos admiten alumnos no católicos y me parece que sea escandaloso de cualquier modo que ocurra esta actitud hipócrita de definir un respeto por la libertad de expresión y de cátedra aun cuando haya una diferencia de categoría a favor de la cátedra universitaria.

    La actitud ee Ezatti es inaceptable por inmoral porque no hay ningún nivel educacional que no demande el respeto a la verdad y el derecho laboral del maestro de no ser removido sin causa. El empleo en los EE UU, la Florida por seguro, se dice que es voluntario porque el empleador, cualquier empleador puede terminar el empleo sin dar explicaciones siempre y cuando no señale una causa. Si despide del empleo con causa, ha de haber un procedimiento mínimo que hay que documentar y probar si el empleado lo pide ante una corte judicial. Ningún empleo debiera ser solo dependiente del empleador por eso existe el seguro de protección del desempleo al menos en los EE UU y aún así es más frecuente la injusticia con la que tratan al empleado para que renuncie y quede sin la cobertura de dicho seguro, porque la prima del mismo la paga el empleador. La cacareada justicia social católica que Ezatti se ha saltado descaradamente se vuelve pura mentira si precisamente un obispo no la respeto, y por la misma razón si cualquier católico no la respetase.

    Ese mismo derecho que es mínimo debiera regir en las instituciones que cacarean la justicia social como las católicas independientemente del caracter científico o el nivel educacional de la institución, simplemente porque se trata del respeto a la dignidad del empleado.

    Dejar a alguien cura o no sin empleo es injusto cuando no sigue un procedimiento mínimo de auditoría que asegure los derechos y la dignidad del empleado. Los curas, después de todo, son curas voluntariamente, pero quien lleva tiempo enseñado en una institución docente, a cualquier nivel, ha invertido tiempo de su vida y de su desarrollo profesional en el desarrollo o crecimiento de la instiotución y por eso ha sido mantenido enseñando en la misma.

    La arbitrariedad tiránica de la autoridad es mala e inaceptable, si es de un cura o un obispo que tienen una cierta representatividad social es mucho más escandalosa.

    Costadoat ha sido víctima de Ezzati y su estúpido ejercicio tiránico de la autoridad. Pero eso no ocurre solo a nivel universitario. Ha ocurrido en otras instituciones docentes o no a nivel universitario. Y eso es  igualmente condenable e inaceptable donde quiera que ocurra pero en la Iglesia Católica tiene una connotación de hipocresía y abuso de poder que es particularmente escandalosa a la luz de la historia reciente y en contraste con lo que Francisco predica, peor aún si se puede añadir escándalo, al tiempo que ocurre el caso Barros Madrid..

  • olga larrazabal

    Bueno, en el caso de Costadoat no estamos hablando de un colegio católico, sino de una Universidad también subvencionada por el Estado de Chile por el hecho de ser Universidad no por ser católica.  Una cátedra en una universidad es un lugar de reflexión y discusión.  Así como nadie en la Facultad de Filosofía puede decir que con Aristóteles se acabó toda reflexión filosófica, tampoco en la Cátedra de Teología se puede decir con la cosa se acabó con San Agustín o Santo Tomás y el último Papa de turno. Ni en la cátedra de Biología se puede exigir  admitir el creacionismo y nada más. A una cátedra universitaria asisten alumnos de todas las religiones o posiciones frente a la religión, y para eso hay que mostrar que es lo que existe dentro de las interpretaciones de las corrientes cristianas y como es una universidad católica, mostrar cual es la interpretación dada en este minuto por la iglesia.
    Lo que más molesta es la falta de respeto a los catedráticos, que son tratados como si fuera el portero del establecimiento.  Y aún para el portero la legislación vigente del Trabajo exige un contrato formal, una causal válida de despido, y un tiempo de aviso junto con las correspondientes indemnizaciones y aportes a los fondos de pensiones y de salud.
    Todas esa cosas la Iglesia se las salta olímpicamente porque los curas son desechables, no son empleados ni tienen derecho a nada.  Y eso es lo que las personas corrientes no entendemos, como es que los empleados de una transnacional con sede en el Estado Vaticano, infringe las leyes laborales de los países donde opera.  Entonces los curas frescos como Karadima se hacen administradores de alguna fundación misteriosa con bienes legados a la Iglesia, sin pagar impuestos, por alguna dama piadosa, y se dan la gran vida.  Otros como Costadoat no son ávidos de poder y trabajan haciendo lo que saben, que en este caso es reflexionar sobre nuestra ligazón con la divinidad representada para él en la persona de Jesús, para poder dar vida espiritual a una institución decadente en lo ético, pero sumamente al día en cuestiones de poder.  Y un buen día, zas, puntapié en el trasero sin explicaciones y ¡fuera!  Quedó claro que  el poder no estaba complacido con sus reflexiones.
     

  • daniel leal

    Sobre las escuelas católicas y su (de)formación… de acuerdo plenamente en contra del poder de la iglesia jerárquica… ahora solamente   quiero hacer un señalamiento al link que mandó George R.Porta (27-Marzo-2015 -) puesto originalmente por Rodrigo Olvera, sobre los estudiantes del Instituto Cumbres de México… No puede ver el video en ese link…pero les comparto otro con el mismo video  y además comentarios de varias mujeres de un canal de Tv          https://www.youtube.com/watch?v=rEZR6151fxw

  • oscar varela

    Hola Isidoro!
     
    Te leo:
    -“Si yo quiero escribir un tratado sobre que la Tierra es plana, nadie me lo debe impedir”-

    ¿Lo vas a publicar?

    ¡Será muy interesante viniendo de tu parte ¿no?!

    ¡Gracias! – Oscar.

  • Isidoro García

    Voy a ser un poco la nota discordante, en este hilo, pues quiero introducir una visión desde fuera de la Institución, sin filias, ni fobias a priori, dentro de lo que es posible.

    Esta y otras situaciones similares me recuerdan una anécdota que contaba Andrés Trapiello.
    “A Pío Baroja, le pidieron en Salamanca en 1938, en plena guerra, jurar su cargo de académico, “por el Ángel Custodio”. Todo el mundo estaba en vilo: ¿Se atrevería Baroja a desafiar a las nuevas autoridades fascistas, al nacionalcatolicismo, prometiendo y no jurando?.
    Bien, a la pregunta “¿Jura o promete?” Baroja respondió… (Durante años circuló una respuesta apócrifa, muy barojiana y más divertida que la real. La ficción está para eso, para divertir. Según esa ficción, Baroja habría respondido: “Lo que sea costumbre”).
    Parece, sin embargo, que la respuesta fue menos graciosa, y por tanto más triste. Dijo: “Lo que ustedes manden”.

    Puede parecer muy poco digno, pero el quiere peces, tiene que mojarse el culo.

    Los profesionales de la religión, suelen decirse a sí mismos y a los demás, que con su integración en la Iglesia, están renunciando a las pompas y facilidades del mundo, pero lo que no dicen es que en la calle hace mucho frío.

    Me gustaría saber cuántos teólogos, en su faceta de enseñantes, y más aún en la de investigadores, tendrían un trabajo al mismo nivel, fuera de la Institución. Publicar un libro de temas religiosos, desde dentro de la Institución, y siendo “profesor titular de tal facultad religiosa”, es mucho mas fácil que si eres, un señor particular “de fuera”.

    Nosotros aquí en Atrio, disfrutamos de la generosidad y bonhomía de un buen anfitrión. Pero me da la impresión que por lo general en todas las Iglesias, reina el sectarismo: a los de fuera, ni agua, que traducido a la cortesía moderna suele significar ninguneo, “como si no existieses”.

    Se me dirá que la Iglesia es de todos, más aún que la Iglesia “somos” todos. Pero eso son palabras. A la hora de la verdad, toda institución tiene que regirse con una dirección, (las asambleas sirven para desfogarse, pero a la hora de decidir, tiene que haber una voz clara), que deberá ser elegida según el reglamento interno de la Institución.

    Lo de la libertad de cátedra, es muy relativo. Sirve para la investigación personal. Si yo quiero escribir un tratado sobre que la Tierra es plana, nadie me lo debe impedir, pero si quiero enseñar mis “ocurrencias” en un colegio, es lógico que alguien se oponga.

  • George R Porta

    Comentando, un poco en respuesta a tu último comentario, Olga, añado esto.

    La reconciliación entre ambas tensiones la de la cultura, representada por la TV y la escuela y la familia, quizás haya que repensarla. Los progenitores que permanecen en casa se van haciendo raros, en la medida que la carestía de la vida demanda que ambos produzcan (lo que causa, por ejemplo, la reducción de la familia en casa y la extradición de las tías, abuelos/abuelas, etc.)  o porque la mujer va haciendo su espacio social para generar su propio legado, lo cual demanda que el hombre participe más de lo doméstico o que se desplace hacia afuera (la escuela y por ahí se cuela la religión, etc.) y se hace más importante la cultura y los media y, desde luego, el reciclaje de todo ello via los amigos/amigas contemporáneos de ambos prole y progenitores.

    Quizás, es a nivel individual que cada uno tiene que encontrar alternativas, pero no es fácil que las familias tengan objetivos claros porque crecieron muy al albur de que cada uno encontraba su propia ruta.

    Ofrezco esta metáfora a consideraciön: La carrera de relevo. El éxito depende más del/a primer/a corredor/a en cuanto a inyectar velocidad a la colaboración subsiguiente pero los/as dos siguientes tienen o que mejorar la velocidad o al menos mantenerla. El/la último/a, tiene que mejorarla y hacer más productiva la velocidad recibida de los/las tres precedentes porque le hará llegar antes a la meta.

    No obstante, los/as tres primeros/as tienen que tener en mente no que el/la siguiente a cada uno/a tenga que adaptarse a su p[ropio modo de entregar el batón. Lo contrario, tienen que adaptarse a quien lo recibirá y pasárselo como mejor lésta/a lo pueda recibir. Si quien reciba (segundo, tercero y cuarto) tuviera que estar pendiente de recibirlo/a no pudiera avanzar a la vez porque tuviera que vigilar el pase del /la precedente.

    Conclusión: Quien sirva el batón no puede someter a su capricho o estilo a lo reciba y esperar que se adaptará porque sí, sino que deberá adaptarse al estilo o las posibilidades de quien lo recibirá y ésta/a  debe poder confiar en que en efecto quien le preceda se lo pasará de la manera más beneficiosa para él/ella o según que él/ella lo pueda recibir mejor. para que pueda concentrarse en avanzar sin cuidarse de lo que queda detrás.

    Desafortunadamente donde quiera que la cultura es conservadora (incluso cuando sea liberal) y demande adaptación sin flexibilidad a lo nuevo, sufrirá esta especia de dicotomía entre las generaciones.

    Hay un optimismo radical que no se debiera abandonar: El de la madre que puja para parir para lograr ambos, acabar de salir del dolor pero para que el/la hija no se ahogue y viva. Lo demás es cosa del futuro en ese momento y por lo tanto secundario, aunque no carezca de importancia.

    Los/as jóvenes andan delante y por lo tanto bloquean la visión de las generaciones precedentes y andan de cara a un futuro cada vez menos perteneciente a las generaciones anteriores. La clave sigue siendo que aprendan a discernir y a mirar lo que vean, no que vean algo específicamente de un modo específico e impuesto.

    El riesgo es una necesidad biológica que demanda aprender a adaptarse y este último aprendizaje el que la familia debe ofrecer y no ofrece depositándolo en mano de las ideologías.

    Al referirme al ejemplo de la muerte sacrificial de Jesús que nuestra generación ha idolatrado como metáfora conducente a la  dominación o hegemonía sobre los jóvenes sobre el miedo a perder su legado en lugar de entregarlo para perderlo en manos de sus descendientes, me refería a que una tal interpretación no puede ser paradigmática. Cada generación ha de descubrir cómo y cuánto tiene que que sacrificar de sí en aras de la supervivencia de la siguiente. La maternidad y el parto son el paradigma, al menos idealmente.

    Tomas Mann “Los Buddembrook” (1901) y “Muerte en Venecia” (1912) son dos ejemplos buenos de estas tensiones familiares vividas a principios del siglo pasado y que no han cambiado tanto, desafortunadamente, a pesar de las montañas de muertos del siglo subsiguiente por causa del impulso preservador de la cultura de una generación que siente la compulsión de promover y perdurar su visión del Mundo a las generaciones siguientes. La situación decadente de las monarquías europeas y de la cultura burguesa en general,son otros ejemplos.

    La reacción que generó Ulises (James Joyce) fuera otro caso y desde luego el Índice católico de libros y arte, las estéticas fascisyas o stalinistas, McCarthy en USA, que Lolita no sea literatura al acceso de las mujeres en los países islámicos, y la Revolución Cultural de Mao, todo es lo mismo, cultura del miedo en nombre de la libertad que no existe pero sacrificante de la autonomía que sí es alcanzable. Un saludo cordial. 

  • olga larrazabal

    “Los jóvenes necesitan ser escuchados y recibir insight en lo que sientan y piensan pero siempre en una ambiente o contexto de gran libertad, o de que todo sea posible pero que todo tiene consecuencias.”
    Esto que dijiste, es muy importante.  Libertad para buscar las opciones (sobre como llenar la propia existencia) pero teniendo conciencia (de que nada es neutro) todo tiene consecuencias.
    Las religiones y los padres usan y usaban  esa premisa para “cuidarte” de modo tal que  te restringen la libertad para que no tengas que cargar con las consecuencias, que vistas por padres y profesores, eran siempre horrorosas.  Y que antiguamente iban  desde el ostracismo familiar, pasando por la cárcel y la miseria hasta la condenación por la eternidad.
    Ahora la cosa ha cambiado, y la información que produce la TV, que es la madre y maestra de la juventud, es que el mundo es de los audaces y trasgresores, que la vida es corta,  que la post vida es una creencia dudosa por decir lo menos y que los mayores somos una punta de masoquistas.
    Difícil tarea buscar el equilibrio entre ambas posturas, ya que ninguna de las dos te lleva necesariamente a la madurez ni a un mundo mejor en  la calidad de la relación entre las personas.  Me imagino que la cosa es bastante más compleja.  Quizás va más bien por el manejo personal de las emociones, que es algo más íntimo y no depende de elementos tan externos, lo que nos puede enseñar a vivir mejor.
    En cuanto a que tanto en Cuba como en Miami has sido trasgresor a alguna ortodoxia y eso te  ha costado el puesto, quiere decir más bien que los métodos que usan los ortodoxos de donde sean, son parecidos.

     
     

  • George R Porta

    En otras circunstancias al menos en apariencia diferentes, la llamada formación del “hombre nuevo” falló en el sistema educacional de Cuba como falló, aunque en realidad menos en la de crear una atmósfera en la que la mujer pudiera liberarse.

    Utilizando la definición de materialista (no filosóficamente) sino en el sentido de la Encuesta Mundial de Valores (http://www.wroldvaluessurvey.org), i.e., en el sentido de Maslow, por ejemplo, de preocupación por la supervivencia, la juventud cubana en gran medida sigue pareciendo más motivada por las soluciones fáciles o teístas (de ahí el incremento exponencial de la santería y de las religiones fundamentalistas, quizás un mismo perro con distinto collar), el incremento de la esperanza en que escapar al capitalismo parezca casi una obsesión suicida cuando no lo sea, el aumento del alcoholismo que es la adicción más accesible, y no importa lo que diga la Iglesia Católica, el recurso al catolicismo como reacción a una situación imperante que no ha sido capaz de motivar auténticamente la solidaridad y permanecer creyente o no, cosa que la Iglesia debió intentar y algunos tratamos de promover aunque recibimos palizas clericales a derecha e izquierda.

    El mismo fallo general de tener que volver a cambiar gente (prisioneros en los EE UU) por apoyo material o político como en los tiempos de Playa Girón (invasores por medicinas y alimentos), una victoria que parece sugerir que a la larga nadie sabe qué será ni qué conexión tuvo con la capacidad de Cuba para vencer en una disputa (entonces y ahora) o la falta de apoyo militar norteamericano a última hora (entonces)  o la retirada de Maduro y su petróleo (ahora). Todo eso parece que sea signo de lo mismo: Incapacidad de generar una juventud que sea capaz de encontrar la motivación en la solidaridad no solo internacional sino nacionalmente. Sobre todo si como al menos pienso, el embargo dejó de impactar hace mucho y debió ser abolido no solo por inmoral e ilegal sino por ser una idea estúpida.

    Hay estadísticas que Cuba niega, internacionalmente que si no fuera porque reflejan fracaso no las negara. La OMS no ha podido reflejar las estadísticas del consumo de medicamentos anti-depresión ni el porcentaje de suicidios categorizados por causas, sobre todo de jóvenes.

    China no es un mejor ejemplo. NI los países islámicos que son más capaces de generar “bombarderos humanos suicidas” que comprender la importancia y la necesidad urgente del aporte de la mujer a la sociedad y a la comunidad global.

    La validez de una idea de formación humanista científica y a-religiosa nunca ha sido demostrada como válida porque el proselitismo garantiza los medios de vida de los proselitistas. Nada más ajeno a los fundadores de las grandes religiones que parecían preferir motivar a una solidaridad más eficaz (excepto quizás Buda) que buscaba la felicidad personal o individual en última instancia o Mahoma que buscaba la glorificación de su propio Dios. Pero Marx y Nietzsche pensaban en la humanidad, dentro de sus propios contextos desde luego y otro tanto puede decirse de Jesús de Nazaret. El ejemplo de Dietrich Bonhoeffer es también interesante aunque no sabemos si hubiera continuado andando en dirección a la solidaridad libre de intereses proselitistas como parece, a causa de  su muerte demasiado temprana.

    Hay una cantidad grande de mujeres que solo han recibido reconocimiento parcial y tardío que tampoco buscaban la felicidad o satisfacción individual a ultranza. Rosa Luxemburgo, y Simone Weil, Dolores Ibárruri, Dorothy Day, Madeleine Delbrell, María Zambrano, cada una en su contexto por citar algunas contemporáneas, que yo he conocido a través de sus escritos y obrar.

    Los jóvenes necesitan poder creer otra vez en que pueden contar, sin perder su autonomía, con y en las generaciones precedentes. Les estamos entregando un mundo roto y comercializado en el que lo determinante es lograr acumular el poder, la dominación, inescrupulosamente. Pues bien, esto han aprendido. Les hemos entregado un Jesús muerto, mágico y falso, pues bien por lo anterior no lo aceptan más que provisionalmente o para someterlo a sus propios intereses y servirse de la religión pero no lo siguen a la muerte sacrificial.
     

    La impotencia que sentimos debiera poder ser precisamente la motivación para mirarles con esperanza. La naturaleza no se mueve si no tiene esperanzas de sobrevivir. Si sociológicamente eso es cuestionable en la raza humana, ésta es minoría en la totalidad del posible multiverso que conocemos tan poco. Juan Pablo II fue un líder mundial que causó mucho daño con su antropología sexista y teísta.
     
     
    Quizás otros líderes puedan mejorar su efecto sobre las multitudes. No sé si Francisco será uno de ellos. La tendencia predominante en Atrio está dividida. En parte por la ausencia de la mujer generalizada en el liderazgo mundial la antropología actual no es en todas partes beneficiada por la percepción “mujerista” del mundo (worldview) y eso es una enorme desventaja.

    La estupidez masculina ha preferido hacerse responsable del establishment global actual basado en el poder hegemónico de uno u otro tipo del que la mujer no ha podido liberarse en todas partes aún. Sea. Es nuestra responsabilidad el fracaso mundial en materia de formación humanista, pero por esa misma razón, vale la pena deponer el dominio y abrirse, para comenzar a una mayor participación decisoria de la mujer y de todos. Aun cuando solo fuera para compartir la responsabilidad sobre el fracaso egoístamente.

    De cualquier modo, el cambio si la naturaleza lo favorece, es inevitable y quizás estupideces como las que muestra el vímeo-clip de cumbres 15 no encontrarán espacio ni parecerán representativas o significantes.

  • Asun Poudereux

    Gracias a todos por vuestros comentarios. Me han llegado especialmente los últimos de Olga y George.
     
    Es duro mantener  la fortaleza y la constancia de la que habla Olga ante las dificultades infranqueables  que  disuaden y hacen a otros tirar la toalla. La clave estaría en eso que nos dice Olga, a pesar de y con todo,  continuar con la levadura, la semillita, que producirá las trasformaciones  y cambios en el momento menos esperado y del modo más apropiado anticipándose aún más de lo hasta ahora vislumbrado,   que sin duda no verán nuestros ojos,  y  tampoco es la cláusula requerida para nuestra satisfacción.  Pues lo que lo mueve e impulsa  a su vez nos la da  con confianza añadida.
     
    En general,  no me gusta ni es mi anhelo,  participar en estos temas, aunque los sienta.
    Primero porque soy de la opinión que en el aparato institucional, sin dudarlo, “ellos se lo  guisan y ellos se lo comen”,  tampoco soy hombre para meterme en los entresijos de poder e influencia que me parecen en él más familiares, y que no deja de priorizar,  como se muestra  a lo largo de toda la Historia de la Humanidad,  y de la Iglesia, por supuesto.
     
    Y  además,  porque en el fondo me queda la sensación de que hablar de ello, es darle aún más  “vida”  a los intereses  ocultos y de cerrazón,  digamos también a esta  especie de proselitismo multidireccional que no para de enredarse,  y que tanto  desearíamos desaparecieran, al menos  en  el mundo  eclesial cristiano. Jesús trató de quitar a la persona  las cargas innecesarias  para ser ella y él mismos,  y desgraciadamente siguen ahí  impidiendo su liberación y crecimiento potencial en riqueza, creatividad  y bondad  continuo e inagotable.

    Un fuerte abrazo.

  • George R Porta

    Olga solo puedo remitirte a mi experiencia de solo cinco años con los graduandos del Colegio Jesuita de varones de pijos de Miami.

    Sé que estaba en lo cierto no solo porque recibí la acogida de los muchachos (que se mantienen en comunicacoión conmigo en LKinkedIn y Facebook en una cantidada considerable y sobre todo, porque la dirección clerical del plantel se oponía).

    En mi experiencia los graduandos de último año de preparatoria necesitaban el espacio para poder expresar su escepticismo, su agnosticismo,  su antiteismo, lo que fuera que sintieran. Mis clases eran de 45 minutos todos los días, y la asignatura eea teología exegética del NT. Como eso me parecía una tontería, decidí distribuir programas de lectura del texto, preguntas para elegir las de los exámenes y ayudarles todo lo que pudiera sin cometer fraude académico a aprobar.

    Pues bien, tres veces a la semana, la clase era de debatir y de hermenéutica, no lejos del acercamiento del Catecismo Holandés ahora espurio para los católicos, y los debates solo podían ser de teología fundamental, nada de dogmática, hermenéutica sobre todo los problemas relativos a la comprensión recíproca, y más importante que todo eso, siempre el lado de la justicia de cada situación. De vez en vez, para evadir la vigilancia, me los llevaba al campode soccer a hacer estos círculos-picnic y tenían que explicar algo de Jesucristo tres veces por semestre durante mis clases a alumnos de los grados inferiores y después procesar conmigo la dificultad sentida y experimentada al hacerlo.

    No te puedo decir que haya sido un éxito, pero la gran mayoría mostraba entusiasmo e interés. Muy importante todos tenían que envolverse en proveer alguna clase de ayuda a alumnos de grados menores o de las parroquias vecinas tratando de servir de tutores o mentores a los jóvenes que lo pidieran.

    Tuve problemas y acabé expulsado pero aún así la dirección de la escuela tuvo que mentir a los jóvenes al explicarles por qué mi contraro no era renovado. Curiosamente lo mismo que hizo el Ministerio de Educación en Cuba, cuando me expulsaron de mi plaza de profesor de Ciencias en el Instituto José Martí de La Habana, cuando mis estudiantes (incluyendo los jóvenes comunistas) amenzaron con irse a una huelga en 1968.

    Los jóvenes necesitan ser escuchados y recibir insight en lo que sientan y piensan pero siempre en una ambiente o contexto de gran libertad, o de que todo sea posible pero que todo tiene consecuencias.  Sé que te respondo insuficientemente, pero yo tengo una fe ciega en el potencial de los/las jóvenes de hoy. También sé que la lluvia de ácido de un ambiente sofocado los puede destruir y de hecho eso está ocurriendo. Un abrazo.

  • olga larrazabal

    George, muy acertado tu análisis.  El problema es como volver a recapturar en la reflexión sobre las relaciones humanas a los jóvenes de hoy, tanto de élite como de la masa. Sobre todo si todos están encantados por las maravillas que les ofrece el mundo actual y que tienen al alcance, si no de la mano, por lo menos de la vista, y se constituyen en los objetivos primarios de su existencia.
    Y los que tienen gustos bizarros se afilian al Estado Islámico.  La verdad es que me declaro incompetente respecto a que soluciones pueden existir para el cambalache que estamos viviendo en este país.  Y en cuanto al extranjero, prefiero ni opinar.
    Nuestros tiempos son cortos y quizás en el futuro la semilla sembrada por los que creían en las utopías florezcan.  Por el momento, no está el horno para bollos y habrá que aceptarlo y conversarlo entre nosotros.
    Hoy me comentaba Oscar que nuestra parcela arenosa cerca del mar, tiene muy cerca de la superficie una capa de tosca, que él piensa que impide que crezca  nada, incluso aunque reguemos. Yo se que existen algunos arbolitos de desierto, que echan unas raíces que alcanzan hasta 80 metros de profundidad buscando agua.  Y estas raíces puede que atraviesen la roca y lleguen a la napa profunda.
    La vida es lo más fuerte y creativo que existe en este mundo, y si hay roca, los árboles echan ácidos que las deshacen,  o inventan como horadarlas si uno los ayuda a sobrevivir en el proceso.
    Me imagino que lo mismo debe pasar con nuestra especie en cuanto a soluciones, aunque por el momento nos estemos enfrentando a la roca.  Hay que dejar como legado  nuestras utopías, antes de partir  y  quizás éstas inspiren a alguien a futuro.
     

  • George R Porta

    Las escuelas católicas desde kindergarten a los niveles superiores de la Universidad necesitan recapturar como intentó Ignacio (aunque los jesuitas no han sido los únicos) durante la Contrareforma, la influencia determinante sobre  las clases social es tienen acceso al ejercicio del poder social y financiero. El vímeo-clip que Rodrigo Olvera posteó en otro hilo accesible por el siguiente enlace(http://isopixel.net/archivo/2015/03/video-instituto-cumbres/) del video de graduación de la Clase de 2015 del Colegio Cumbrs de México, fundado por el fundador de los Legionarios, es una buena muestra de la indiferencia con respecto al Evangelio y el culto al misoginismo y a la satisfacción inmediata de los caprichos.

    Nada más tentador para los jóvenes que poder despreocuparse de la justicia, la pobreza, la tragedia de tantos y concentrarse en el placer del momento presente, el triunfo, el poder.

    Las Iglesias Reformadas no hicieron distinto y las evangélicas tampoco. Pero si Ignacio sintió hace más de 500 años que hubiera que repetir la conquista del poder político como ocurrió en tiempos de Constantino hace un poco menos de 1200 no es muy posible evadir la conclusión de que la evangelización de marras ha sido un gran fracaso, al menos cuantitativamente.

    Lo que es peor, como los medios de comunicación están bajo el poder de los poderosos menos vulnerables, no solo auto-alimentan sus propios jóvenes, sino que la misma concepción del ideal de felicidad permea hasta las capas inferiores y eso persuade a los jóvenes marginados de que sea necesario volverse poderosos si no les ha tocado, arrebatando el poder social y económico a cualquier precio y por cualquier medio.

    No es cierto que las grandes masas de jóvenes que reuniían para que idolatraran a Juan Pablo II fueran tan cristianos, pero eran clericales, estaban dispuestos a no cuestionar las instituciones e ideologías que aseguraban su estilo de vida y los valores predominantes.

    Ezzati es solo otro eslabón en la cadena que va estrangulando el Cristianismo porque necesita el dinero y la influencia de los poderosos establecidos en Chile y a los demás ya los tiene bajo su poder porque la religión les instila el miedo. Cristianos por el Socialismo, Teología de la Liberación son solo sueños, momentos que son inoperantes. Quizás los católicos tengamos que aceptar esos hechos.

  • josela

    Estoy de acuerdo con todo lo que  han dicho los anteriores participantes. Y yo me pregunto:”El todopoderoso cardenal Medina..¿porqué no  dedica su” yo lo digo” a otra cosa,vgr. a hacerle una visita a Pinochet o a López Trujillo, a quien los sacerdotes en Medellín le hicieron marcharse de su sede….y se refugió en Roma? ¿Cómo me gustaría que los sacerdotes de Chile le hicieran a Medina, lo que le hicieron al  en Medellín al “otro”. O ¿ estará esperando hacer un viaje con el otro de la Medina a la Meca? ¿O, a lo mejor en su maleta no cabe más que el catecismo de Astete”. En vasco “Astete”, tiene su raiz en “astoa”, que es el nombe dignísimo del “burro”. ¿Qué diría Sancho, montado en su “burro”?

  • olga larrazabal

    La hipocresía de la Universidad Católica es tradicionalmente conocida, pero le ha proporcionado ganancias importantes en el manejo político social del país.
    Como ser recibe apoyo estatal en la parte docencia y en la parte salud ya que tiene un Hospital Clínico pero cuando se está por sacar una ley despenalizando el aborto bajo 3 causales muy específicas tales como violación, no viabilidad del feto y  riesgo de muerte en la madre, el Rector de la Universidad ofrece despedir a cualquier profesional que acepte aplicar  la ley dentro de la Red de Salud de la Universidad.
    Tampoco acepta la prescripción de anticonceptivos y píldoras del día después, ni esterilización voluntaria. Entonces está imponiendo su ideología por sobre la ley en materias de servicios de salud, aprovechando, eso si, los aportes hechos con los impuestos de los chilenos que apoyan en su mayoría estos procedimientos.
    Sus procedimientos en materia laboral, y la falta de respeto con que trata a sus académicos es de antología.  He visto el caso en que científicos en pleno ejercicio de la investigación financiada con fondos que ellos mismos han traído a la universidad por su prestigio internacional, han sido borrados de la nómina sin previo aviso, por ser mayores de 65 años.  Y se han enterado cuando a fin de mes han mandado a su secretaria a la Tesorería a buscar el cheque del sueldo, y ahí les han dicho que no están en la nómina y que no hay cheque.  Sin una palabra del Decano, sin un aviso, quizás por celos profesionales de un Decano más joven menos prestigioso.
    Hubo un tiempo en que despidieron a Bibliotecarias y documentalistas por el solo hecho de estar divorciadas.  Aunque ellas solas estuvieran manteniendo a la familia y no hubiera reparo en su trabajo.
    Y así sucesivamente.
     
     

  • Antonio Vicedo

    Hola Oscar.  La oportunidad y el valor de que  la Fuerza de la razón predomine en humanismo a la Sinrazón de la fuerza, aún no ha sido superada en orden y proceso de victoria del bien.
     
    Por experiencia propia lo tengo calculado y comprobado y por experiencias ajenas también comprobado.
    La VERDAD, aún la relativa, conserva un germen vital mucho mas poderoso que cualquier fortaleza de PULPA o CASCARA.
     
    Puede que sea conveniente o necesario que estas se pudran, en correlación violenta, pero la VIDA permanece y sigue su proceso hacia la PLENITUD en la Tierra, y también en el cielo,  en el germen de la VERDAD y el AMOR.
     
    Encajar bien las putadas provenientes de la fuerza del poder, capacita para disfrutar de un cálido clima vital  de AMOR.
     
    Es elocuente el testimonio de Jesús en el Huerto y desde la Cruz: “Quien a hierro mata, a hierro muere; y:- El AMOR queda probado cuando vamos DANDO nuestra vida a los demás, sin exceptuar, si es que damos con ellos, a los ENEMIGOS.
    Y esto, porque sigue siendo REALIDAD,  que es la VERDAD la que LIBERA.
     
    En las selvas y los mares, LA COSA es de otra manera, porque SIN RAZON, se equilibran las FUERZAS.
    Un agradecido abrazo.

  • George R Porta

    El daño del papado conservador de Juan Pablo II solo disminuirá cuando esta camada de sujetos que se piensan realmente “príncipes” se muera porque de cualquier modo Roma no los desautoriza aunque hagan daño con sus posturas tan rígidas, desfasadamente escandalosas.

    Este Sr. Medina Estévez fue defensor de Pinochet y de su gobierno. Solo por esa razón debiera callar y salirse de la esfera pública. Él Darío Castrillón Hoyos y Alfonso López Trujillo fueron cercanísimos a Juan Pablo II y su claque de defensores de la ultraderecha desde los tiempos de la reunión del Celam en Medellín y después en Puebla y su incondicional apoyo a la visión paranoide de Juan Pablo II les valió para hacer carreras mete;oricas en el Vaticano y defender y representar al capital latinoamericano en la aniquilación de la Teología de la Liberación.

    La pudrición jerárquica católica que se enraizó durante Juan Pablo II solo desaparecerá con la muerte de estos jerarcas conspiradores. No fue por gusto que Juan Pablo II organizara una fábrica de obispos durante sy mandato papal de manera que su obsesión política perdurara.

    Mientras quede alguien de estas facciones con poder e influencia, como por ejemplo Angelo Sodano otro cómplice de Pinochet y de la Junta Argentina, seguirá funcionando la quinta columna que representan. Ya murieron López Trujilla y Pío Laghi, pero quedan Sodano, Burke, Medina Estévez, Lori que es capellán de los Caballeros de Colón, Chaput que está en Chicago y Bernard Law que está retirado pero activo sembrando insidia.

    El actual payaso irlandés de New York no es una figura y el mentiroso intrigante Dziwisz de Cracovia se desprestigio forzando la canonozación de Juan Pablo II su antiguo jefe. Ratzinger no se quemará siquiera una uña por nadie y ya está muy viejo.

    Esta es la última camada si Francisco no se aplica a tamizar un poco los nombramientos. Mientras tanto, parece que no haya más remedio que aguantar el vendaval porque Francisco no parece capaz de callarles o neutralizarles.

  • oscar varela

    Hola!
     
    El “Gremio” religioso es cualquier cosa menos “Gremio”.
     
    No saben ni han sentido la necesidad de “AGREMIARSE”.
     
    ¡Tendrán que aprender! De lo contrario ¡A llorar a la Iglesia, que les queda “como en casa”!
     
    ¿Cuántos Docentes hay que ha tenido que “bajarse los pantalones -y las bombachas- para seguir manteniendo su “laburito” que le daba de comer y etcéteras?
     
    Este muchacho no tendrá que pedir limosna; es de familia histórico-alcurniosa en Chile.
     
    En fin; son asuntitos de sacarse la lengua los intrajerárquicos religiosos; mientras los menos escrupulosos negocian dinero del País a lo grande …, pero muy a lo grande!
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola A. Vicedo!
     
    Puede ser que “en otros tiempos” (más religiosos) hijoputeces como estas hicieran “dichoso” al que las sufría-por-el-reino-de-dios;
    Hoy no me merecen más que eso una “puteada” -“universitaria” en este caso.
     
    En “épocas” revueltas tal vez convenga aprender a “putear” ya que tratamos con las “sin-razones” de los “hago lo que se me canta y si quiero te cago” ¿es mucho?
     
    ¿Voy todavía! – Oscar.

  • m* pilar

    Una y otra vez el mismo y grave problema… !Porque “yo” lo digo, lo ordeno…
     
    !El maldito poder, la soberbia del poder por encima de todo!
     
    Son “sabuesos de catecismo” que van cambiando a su antojo; no les importa ni interesa el Mensaje de Jesús… ahora están asentados en sus tronos y dominaciones, vestiditos de…(Prada por su colorido??) Solo importan las normas, los dogmass, el estatus (cuanto más alto mejor… son !príncipes!)sentados en buenas mesas…
     
    Como les van a interesar los pobres? Ni siquiera se examinan ni preguntan… por que son pobres.
     
    Así, no es de extrañar su decadencia, el desencanto que están sembrando. Esa es la verdadera razón, de quienes “siguen” a esta iglesia…
     
    Me causa una verdadera tristeza.
     
    m* pilar

  • olga larrazabal

    Existe un blog personal de Jorge Costadoat donde explica lo que le sucedió y aparece el debate que sostuvo con el Cardenal Medina en el Periódico El Mercurio acerca del tratamiento de la Iglesia a los divorciados.
    La verdad es que es solo una suposición el hecho de que la diferencia de opinión sobre este tema con el Cardenal M. pueda haber contribuido a su destitución, pero no creo que lo haya ayudado a mantener la cátedra.
    http://jorgecostadoat.cl/wp/
     
     
     

  • Antonio Vicedo

    Esto que copio y pego ya nos orienta sobre el problema:”El poderoso cardenal Medina,-
    ¿Por qué sigue siendo aún poderoso un cardenal ?
     
    Y no la orientación, sino el punto y la situación de llegada ya hace tiempo que Jesús los dejó claros y esto es un excelente tanto a favor del jesuita profesor y un ajustado premio de Hipocresia para el Cardenal y la Universidad CATÓLICA:
    “-Por que no es el siervo más aventajado que SU AMO, ni el discípulo mas que Su MAESTRO, si a MI me han perseguido (quienes los actualicen en tiempos y lugares) también os perseguirán a VOSOTR*S.
    ¡Dichoso tu, profesor Jorge Costadoat!
    Un fraternal, solidario, agradecido y cariñoso saludo.

Responder a Antonio Vicedo Cancelar comentario