• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5843 Artículos. - 93544 Comentarios.

Declaración de la Santa Sede sobre el caso Barros

logo-vaticanDeclaración del vicedirector de la Oficina de Prensa de la Santa Sede

Ciudad del Vaticano, 31 de marzo 2015 (VIS).-El vicedirector de la Oficina de Prensa de la Santa Sede efectuó esta mañana la siguiente declaración:

”Antes del reciente nombramiento como obispo de Osorno (Chile) de S. E. Mons. Juan de la Cruz Barros Madrid, la Congregación para los Obispos estudió detalladamente la candidatura del prelado y no encontró razones objetivas que interfirieran con la misma”.vatican insider

Relato sintético de los hechos en Vatican Insider

La oficina de prensa de la Santa Sede aclaró que antes de la designación de Juan Barros Madrid como nuevo obispo de Osorno estudió detalladamente el caso

ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO


No existen “razones objetivas” que impidieran a Juan Barros Madrid convertirse en obispo de Osorno. Así lo estableció hoy El Vaticano y aclaró que, antes de la designación, su caso fue analizado a profundidad. Esto después de las encendidas críticas contra el prelado chileno por su cercanía con Fernando Karadima, culpable de abusos sexuales contra menores.

Este martes la sala de prensa de la Santa Sede emitió una comunicación de apenas tres líneas con la cual salió al paso de las críticas que se suscitaron en el país sudamericano por el traslado de Barros, que antes se desempeñaba como obispo militar.

“Antes del reciente nombramiento como obispo de Osorno (Chile), de Juan de la Cruz Barros Madrid, la Congregación para los Obispos estudió detalladamente la candidatura del prelado y no encontró razones objetivas que interfirieran con la misma”, estableció una nota del vicedirector de la sala, Ciro Benedettini.

Cuando el 10 de enero pasado se anunció públicamente su nombramiento para Osorno se abrió una encendida controversia pública. Él es uno de los cuatro obispos surgidos de la obra religiosa fundada por Karadima en torno a la parroquia Sagrado Corazón de Jesús de El Bosque, en Santiago.

El carismático sacerdote llegó a tener “fama de santo”, hasta que en 2010 se destapó un escándalo de abusos sexuales cometidos por él contra varios muchachos. Para ese entonces Barros llevaba seis años como obispo castrense de Chile, cargo en el cual había sido designado por Juan Pablo II el 9 de octubre de 2004.

Finalmente el Vaticano sometió a Karadima a un proceso, lo halló culpable de esos delitos y lo marginó del sacerdocio. Aquella condena afectó la imagen de los cuatro obispos, que durante el proceso en los tribunales vaticanos salieron a defender a su mentor.

Uno de los primeros en quejarse fue Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de los abusos ocurridos en El Bosque, quien mandó una carta al nuncio apostólico, Ivo Scapolo, en la cual lo acusó de ser cómplice y encubridor de Karadima.

No obstante, contra el obispo no existe proceso judicial o eclesiástico abierto por el supuesto encubrimiento del cual lo acusan. Después de eso unos 51 diputados expresaron su perplejidad en una misiva entregada a la embajada chilena ante El Vaticano. Hicieron lo propio 30 diáconos y sacerdotes de Osorno quienes se manifestaron “confundidos e irritados” por la situación.

Aunque el Papa se informó directamente sobre el tema en las últimas semanas con los arzobispos de Santiago, el cardenal Ricardo Ezzati, y de Concepción, Fernando Natalio Chomalí Garib, mantuvo su designación.

La escalada de tensión pública llegó a su punto culminante el pasado 21 de marzo, cuando Barros debió afrentar agresiones físicas y verbales violentas durante la misa de su instalación como obispo en la catedral de Osorno.

Los detractores anunciaron que continuarán con sus protestas físicas y a través de las redes sociales, mientras al menos dos integrantes de la Comisión para la Tutela de los Menores del Vaticano llegaron a expresar su perplejidad públicamente.

9 comentarios

  • Antonio Duato

    Gracias, Olga!

    Es lo que quería. Información de primera mano. Y esos artículos de Ciperchile lo son y muy buenos.

    Me doy cuenta que el entramado sacerdotal en torno al personaje de Karadima afectaba a buena parte del clero. Todo el relato de Carlos Cruz que entró en ontacto a los 16 años (hoy, por lo que dice, debe tener 50) es espeluznante. La personalidad de Karadima que allí aparece es lo más parecido a la de Maciel. Son las mismas tramas para conseguir la fidelidad ciega y destruir a las personas. Pero hay detalles que parecen insignificantes y los retratan tan parecidos como dos gotas de agua: el fetichismo por algunos objetos, Karadima por los Volswagen y que nunca leía nada, aunque tuviese una impresionante librería y fuese siempre con un libro… Y Barros ha sido su defensor hasta el final, aparte de las denuncias directas que hay contra él.

    Me produce una pena enorme cómo el Vaticano dice que “no hay nada objetivo”.

    Voy a publicar otro documento de un sacerdote chileno al que le debe doler más que a mí. Pero yo me siento muy afectado en estos días se Semana Santa que en mi juventud viví intensamente en Comillas, impregnado de gregoriano y de la música de Palestrina y Vitoria… A ver si lo acuento, “acariciendo la historia”, como dice Oscar.

  • oscar varela

    Hola!

    Leo:
    -”
    La oficina de prensa de la Santa Sede aclaró que 
    ANTES
    de la designación
    estudió detalladamente el caso
    …………………

    ¿y
    DESPUÉs?

  • Antonio Vicedo

    Mucho:- Iglesia Pobre; Iglesia de los pobres; palabras bien orientadas, pero palabras y, cuando llega el momento de mantener el PODER, los pobres se quedan donde siempre y para lo de siempre,  según las dinámicas del poder.
     
    Tenemos encargo de Jesús de hacer lo que dicen, si es que vale, pero de NO HACER LO QUE ELLOS HACEN, con lo cual, se llega a la conclusión de ¿para qué están donde están y para lo que están? si lo dicho y hecho por Jesús y lo que el Padre REVELA, o no los necesita, o prescinde de ellos, pues ya hay otros medios informativos ( EU – ANGELOS).

  • George R Porta

    El Vaticano no funciona según una economía de justicia sino de honor o, en palabras comunes, no en un sistema de verdad o falsedad, sino de orgullo y poder. Quien ejerce el poder tiene que ser muy fuerte para renunciarlo.

    Jesús no era Caifás y por eso le fue más fácil denunciar desde dentro de la religión que profesaba. Esa es la circunstancia que hace la Carta a los Filipenses (la kénosis) menos aplicable como noción a Jesús a menos que se recurra a la atribución de divinidad. Jesús en realidad si no se le atribuye divinidad nunca se despojó de ninguna condición excepto de la de religioso y posiblemente fariseo. Pero eso tampoco es demostrable porque nunca se confesó farisaico aunque si se ‘profesó judío porque parece que asistiera a la sinagoga y al templo.

  • olga larrazabal

    Hola Antonio:  Existe en un Blog y Centro de Investigacion   Periodística llamado CIPER, donde presentan resultados de investigaciones serias sobre temas que suelen permanecer ocultos y que son de público interés.  Te diría que es una de las fuentes periodística de investigación más serias que hay en Chile.  Está dirigido por Mónica González, periodista muy respetable y  si no me equivoco fueron ellos los que sacaron a la luz el tema de Karadima desafiando la tradicional autocensura de los medios. En estos enlaces pueden constatar que los afectados incluyeron a Juan Barros Madrid entre los protegidos de Karadima, testigo presencial de sus sobajeos indebidos que incluso viajó a Roma para defenderlo y que en algún momento rompió el secreto de confesión para chantajear al joven Cruz Chellew  de modo de impedir que hablara.

    http://ciperchile.cl/2013/08/08/las-cartas-que-obispos-y-sacerdotes-leales-a-karadima-enviaron-al-vaticano-para-exculparlo/
     
    http://ciperchile.cl/2015/02/09/la-carta-enviada-al-vaticano-que-acusa-al-obispo-barros-de-ser-complice-de-karadima/
     
    http://ciperchile.cl/2012/01/02/%E2%80%9Ckaradima-decia-quiero-que-el-bosque-haga-arder-la-iglesia-chilena-por-los-cuatro-costados%E2%80%9D/
    María  Olivia Monckeberg, Premio Nacional de Periodismo, Catedr´tica de la Universidad de Chile, autora de” Karadima: Señor de los Infiernos”  en venta online, ha recolectado testimonios completos de los afectados, que se acercaron a ella cuando nadie quería escucharlos, y estos testimonios fueron los que condenaron a Karadima y llevaron a la disolución de su pequeño imperio económico, el que le permitía pasearse por Europa con sus discípulos preferidos.
     
    http://www.bing.com/search?q=maria+olivia+monckeberg&form=IE10TR&src=IE10TR&pc=ACJB
     
    Ninguna de las dos pertenece a ninguna conspiración masónica ni creo que tenga especial interés en denostar a la Iglesia, como quería hacer creer el Obispo Koljatic, uno de los protegidos de Karadima.
    Si el Papa, a pesar de los testimonios y del rechazo que experimenta Juan Barros Madrid, insiste en nombrarlo obispo, tendría que quedar a criterio de Barros si debe continuar en esa tarea a pesar del rechazo de su congregación.  Porque no creo que se haya sabido, por lo menos en Chile, de otro nombramiento que  haya sido recibido casi a tomatazos.
     

  • Rodrigo Olvera

    De acuerdo con los testimonios que sirvieron para acreditar la culpabilidad de Karadima, Barros estuvo personalmente presente en algunos de los abusos. Eso no es mera omisión, es coparticipación. Pero Ezzati se movió para que se consideraran inverosímiles esos testimonios y no se abrieran expedientes contra Barros.

  • Rodrigo Olvera

    El paradigma de “el rey bueno” es que todo lo bueno es atribuible de forma personalísima al rey, y todo lo malo es siempre en última instancia responsabilidad de los malos consejeros, porque “si el bueno del rey estuviera bien informado nos defendería”.
     
    Bergoglio decidió de forma personal esta designación, y decidió de forma personal la ratificación una vez que se elevaron las protestas; debido sobre todo a que eligió hacer caso a su amigo encubridor de pederastas Ezzati. Si la Congregación de Obispos votó a favor el nombramiento y omitió los antecedentes de acusaciones contra Barros, es porque sabían de la amistad de Barros con Ezzati y de Ezzati con Bergoglio. Es como cuando Ratzinger dijo al obispo de Coatzacoalcos (México) que no podía abrir una investigación contra Marcial Maaciel porque Maciel era muy amigo del Papa.
     
    Es “la voluntad de no saber”, usando la muy atinada expresión de la periodista mexicana Sanjuana Martínez sobre cómo se toman las decisiones en el Vaticano respecto a casos vinculados a pederastas “amigos”.
     
     

  • ana rodrigo

    Es inconcebible que Roma y no sé cuantos obispos sigan adelante en el nombramiento de un cargo  de rango moral con responsabilidad moral sobre una comunidad cuando ésta percibe que esta persona es, sospechosa de inmoralidad cuando no de delito, aunque sea por omisión en esta enorme tragedia que la Iglesia católica está padeciendo con tantos crímenes contra la inocencia de miles de menores. Es deprimente ver el empecinamiento que se ha producido en seguir adelante en el nombramiento de este obispo.
    Todo lo que acabo de decir es obvio, no aporto nada que no sea mi indignación y rechazo, pero no entiendo cómo el Papa no acepta esta obviedad tan elemental y al alcance de cualquiera. 

  • Antonio Duato

    Desde luego este caso no queda como está.

    Lo que más me extraña es la tozudez de Roma, cuando ya antes había tantas peticiones en contra, muy serias, porque no se trataba de juzgar con “pruebas objetivas” al obispo Barros de abusos o encubrimiento deliberado de los mismos, sino de aptitud concreta y objetiva para desempeñas la función de obispos en una iglesia local.

    Y digo “Roma”, porque el asunto lo decidió la Congregación de Obispos, que es la encargada de estas cuestiones. Aunque el papa Francisco no puede eludir su responsabilidad en este caso, pues consta que en algunos casos, al nombrar a algunos obispos clave en varias partes del mundo, Francisco se ha saltado el parecer de la Congregación de Obispos.

    También he sabido que esta enemistad contra Barros se funda para muchos más que en hechos en omisiones y, sobre todo, por no haberse separado públicamente de la asociación fundada por Karadima, a quien estuvo defendiendo en el juicio. ¿Es así? Me interesa que quien conozca hechos ciertos los aporte.

Responder a George R Porta Cancelar comentario