• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5840 Artículos. - 93513 Comentarios.

Reconduciendo los movimientos al proyecto de Francisco

vatican insider
Recomiendo, sobre todo a quien entienda el italiano, que siga completo este evento en el vídeo de la Televisión Vaticana. Y, asimismo, verlo en relación con los discursos precedentes a los Focolares y a los Neocatecumenales del histriónico Kiko. AD.

El Papa a CL: sean las manos, los pies y el corazón de una Iglesia en salida

Papa Francisco se reunió con 80 mil miembros de Comunión y Liberación de 47 diferentes países del mundo, en el décimo aniversario de la muerte de don Giussani, de quien recordó «el bien que me hizo». La invitación a no «petrificar» el carisma y a no caer en la tentación de la autoreferencialidad

ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

«Centrados en Cristo y en el Evangelio, ustedes pueden ser los brazos, las manos, los pies y el corazón de una Iglesia “en salida”». Lo dijo Papa Francisco al recibir en la Plaza San Pedro el abrazo de 80 mil personas de 47 países diferentes y que pertenecen al movimiento Comunión y Liberación. El encuentro se llevó a cabo para recordar el décimo aniversario de la muerte de don Luigi Giussani y también para rememorar el 60 aniversario del nacimiento del movimiento. Los presentes llenaron no solo la Plaza San Pedro, sino también gran parte de Vía della Conciliazione. A su llegada en el jeep blanco descubierto, el Papa saludó a los fieles.

En su saludo, el presidente de la Fraternidad de Comunión y Liberación, Julián Carrón [sacerdote de la diócesis de Madrid, NdA], sucesor de Giussani, recordó que el fundador había insertado en el adn de CL la unidad con el sucesor de Pedro: «Nosotros queremos vivir cada día más renovando aquel primer amor, para que se renueve en nosotros esa disposición del corazón desde el principio», indicó.

Francisco agradeció a don Carrón por «esa bella carta que ha escrito» a los miembros de CL en la que los invitaba a ir a Roma. Dijo que agradecía a don Giussani «por diferentes razones. La primera, la más personal, es el bien que este hombre me hizo y a mi vida sacerdotal, a través de la lectura de sus libros y de sus artículos. La otra razón es que su pensamiento es profundamente humano y llega hasta el anhelo más íntimo del hombre». El Papa también recordó cuán importante era para “don Gius” «la experiencia del encuentro: encuentro no con una idea, sino con una Persona, con Jesucristo. Así, él educó a la libertad, guiando al encuentro con Cristo, porque Cristo nos da la verdadera libertad».

Papa Bergoglio después citó un cuadro que le gusta mucho. «Me viene a la mente “La vocación de Mateo”, ese Caravaggio frente alque me denetía largo rato en San Luis de los Franciscanos cada vez que venía a Roma. Ninguno de los que aparecen allí, incluido Mateo, ávido de dinero, podía creer el mensaje de aquel dedo que lo indicaba, el mensaje de esos ojos que lo veían con misericordia y lo elegían para seguirlo. Sentía ese estupor del encuentro… es así el encuentro con Cristo, que viene y nos invita. Todo, en nuestra vida, ahora como en tiempos de Jesús, comienza con un encuentro con este hombre, el carpintero de Nazaret».

El «Sí» de los primeros seguidores de Jesús «no era el resultado de una fuerza de voluntad, no venía solo de la decisión del hombre», sino que provenía «antes de la gracia, era el “primerear”, la precedencia de la gracia. Jesucristo siempre nos primerea, nos espera, nos precede siempre; cuando llegamos, Él ya estaba esperando». «Y no se puede entender esta dinámica del encuentro que suscita el estupor y la adhesión –continuó Bergoglio– sin la misericordia. Solamente quienes han sido acariciados por la ternura de la misericordia conocen verdaderamente al Señor. El lugar privilegiado para el encuentro es la caricia de la misericordia de Jesucristo hacia mi pecado. Y por este motivo, algunas veces ustedes me han escuchado decir que el lugar privilegiado para el encuentro con Jesucritso es mi pecado».

«La moral cristiana –explicó Papa Francisco– no es el esfuerzo titánico de quienes deciden ser coherentes y lo logran, una especie de desafío solitario frente al mundo. No, esta no es la moral cristiana, es otra cosa. La moral cristiana es respuesta, es la respuesta conmovida frente a una misericordia sorprendente, impredecible, incluso “injusta” según los criterios humanos, de Uno que me conoce, conoce mis traiciones y, a pesar de ello, me quiere, me estima, me abraza, me llama de nuevo, confía en mí, espera de mí».

Francisco entonces insistió sobre la naturaleza del camino de la Iglesia, repitiendo la invitación que había hecho a los cardenales el pasado 15 de febrero: «Dejar que se manifieste la gran misericordia de Dios. La vía de la Iglesia es la de no condenar eternamente a nadie; de difundir la misericordia de Dios a todas las personas que la pidan con corazón sincero; la vía de la Iglesia es justamente la de salir del propio recinto para ir a buscar a los que están lejos en las “periferias” de la existencia; la de adoptar íntegramente la lógica de Dios».

El Papa reconoció que, después de 60 años, «el carisma original no ha perdido su frescura y vitalidad. Pero, recuerden siempre que el centro es uno solo: ¡Jesucristo! Cuando pongo en el centro mi método espiritual, mi camino espiritual, mi forma de ponerlo en práctica, yo me salgo del camino. Toda la espiritualidad, todos los carismas en la Iglesia deben ser “descentrados”: ¡en el centro está el Señor!»

Y luego añadió: «¡El carisma no se conserva en una botellita de agua destilada! Fidelidad al carisma no quiere decir “petrificarlo” (es el diablo el que “petrifica”), no quiere decir escribirlo en un pergamino y ponerlo en un marco. La referencia a la herencia que les ha dejado don Giussani no puede reducirse a un museo de recuerdos, de decisiones ya tomadas, de normas de conducta. Implica, por el contrario, fidelidad a la tradición y fidelidad a la tradición (decía Maher), “significa mantener vivo el fuego, no adorar las cenizas”. Don Giussani no les perdonaría nunca que perdieran la libertad y que se transformaran en guías de museo o adoradores de cenizas. ¡Mantengan vivo el fuego de la memoria de ese primer encuentro y sean libres!».

«Así, centrados en Cristo y en el Evangelio, ustedes pueden ser los brazos, las manos, los pies, la mente y el corazón de una Iglesia “en salida”. La vía de la Iglesia es salir para ir a buscar a los que están lejos en las periferias, salir para servir a Jesús en cada persona marginada, abandonada, sin fe, desilusionada de la Iglesia, prisionera del propio egoísmo. “Salir” significa también rechazar la autoreferencialidad, en todas sus formas, significa saber escuchar a los que no son como nosotros, aprendiendo de todos, con humildad sincera». Porque de lo contrario se corre el peligro de una espiritualidad de etiqueta y «caemos en las mil trampas de los que nos ofrecen la complacencia autoreferencial, ese vernos en el espejo que nos lleva a desorientarnos y a transformarnos en meros representantes de una Ong».

El Papa concluyó con dos citas «muy significativas» de don Giussani. Una del comienzo y otra del fin de su vida. La primera: «El cristianismo no se realiza nunca en la historia como fijeza de posturas que hay que defender, que se relacionen con lo nuevo como mera antítesis; el cristianismo es principio de redención, que asume lo nuevo y lo salva». Y la segunda: «No solo nunca pretendí “fundar” nada, sino que considero que el genio del movimiento que vi nacer es haber sentido la urgencia de proclamar la necesidad de volver a los aspectos elementales del cristianismo».

5 comentarios

  • h.cadarso

    Aquí en Bilbao, donde eso de Comunión y Liberación también existe, me suena que se trata de una banda de aristócratas financieros o altos especialistas médicos y de otras especialidades, muy propensos a ejercitarse en obras de “caridad-limosna” con los más necesitados a los que enseñan muy gustosamente sus alhajas y dijes y su indumentaria a la última moda. Vamos, nada nuevo, “.déjà vu”. Alguien podría informarme un poco más? no es que me apasione el tema; simple curiosidad, quizá un tanto malsana…

  • ELOY

     
    “Los lobos regresan al Vaticano”, titula EL PAÍS un interesante comentario de Pablo Ordaz.

     
    La constatación de la existencia de intereses espurios en contra de Francisco por sus teóricos colaboradores nos causa intranquilidad, temor e impotencia.

     
    Quizá por eso nuestra esperanza ha de ponerse por encima y más allá de las debilidades humanas. incluso de las propias. 

    Enlace: 
     


    http://internacional.elpais.com/internacional/2015/03/09/actualidad/1425934055_197178.html

     

  • Pascual

    El gran artículo que hoy publica Jose Arregui sobre Francisco y la Evangelii Gaudium confirma sencillamente lo que vemos a diario y el bello mensaje que ha dejado a Comunión y Liberación. En este fenomenal mensaje hay dos cosas a las que me quiero referir sin más. La primera es que Francisco ha libado en las obras de Don Giussani y las ha incorporado a su magisterio. La segunda es que, por favor, relean detenidamente la tercera parte de Evangelii Gaudium a partir del número 222 y verán la visión intelectual del Papa en su proyección de las actividades, metas y dificultades. Hay que leerlo con calma para no perder matices muy pero que muy ricos como ideas y métodos; y veremos que se ve con claridad la didáctica que este grande y sencillo hombre que se muestra como un grande y nuevo intelectual por la novedad de su pedagogía que, él lo confiesa, ha “libado”, repito, en muchas fuentes. Y es que Francisco, aunque se le ve jacarandoso es un grandísimo lector, cosa que para si ya querriamos muchos, que nos lanzamos a la palestra de cabeza porque, creemos, que ya tenemos al completo la cabeza de ideas. Y es que hay tanto que leer…que hay que leer como el bullanguero Francisco.

  • George R Porta

     
    El auge de los movimientos comenzó posiblemente desde la aceptación por Pablo VI del movimiento carismático en la Iglesia Católica a sugerencia del Cardenal Suenens de Bélgica aunque Pablo VI mismo ya venía de una larga tradición en su propia familia vinculada a la Acción Católica Italiana.

    Uno pudiera decir que Pablo VI  se ocupó de multiplicar cuanto pudo los movimientos y de equilibrar la distribución del poder de los mismos sobre la curia de esa forma: Multiplicándolos. Algunos han sido beneficiosos otros no tanto.
     
     
    Si Francisco pudiera lograr una cierta conversión de tantos movimientos dizque distintos y hacer que los mismos dejaran de competir entre sí, eliminando toda sombra o trazo de triunfalismo que perdura no solo en los conservadores resistentes y presa del miedo, sino en los arrogantes que creen poder inventar la rueda con estilos particulares de cristianismo versus tratar de encontrar una lectura del evangelio que sea significativa hoy día y hacerlo en cooperación, quizás lograra algo muy importante.
     

  • Antonio Vicedo

    Como primera escucha y lectura de corrida, apreciando” las palabras” del hermano Francisco, y desde la larga experiencia en eso de salir hasta donde Jesús espera y ahora, ante “el espectáculo de los ocho millares celebrando 10 y 60 años envolviendo al Pedro romano,  se me ocurre aportar como comentario  el intento de captar reflexivamente, qué ha sucedido y sucede ante el reactivo de la promesa profética de Jesús: –“No es el siervo mas aventajado que su Amo, ni el discípulo mas que su Maestro; si a Mi me han perseguido (quienes en tiempos y lugares actualicen a mis perseguidores) también os perseguirán a vosotros.”
     
    ¿Qué ha pasado, con la que ha estado cayendo, desde hace sesenta o diez años?
     
    ¿Ha fallado la advertencia profética de Jesús? – No es fácil admitirlo.
     
    ¿Ha fallado el carisma? – Si procede del Espíritu. enviado y encargado de y para ir completando la Misión de Jesús, parece que tampoco, o es que no ha sido bien entendido,  o mal aplicado.
     
    Referencias de que la advertencia de Jesús  se ha  ido aplicando allí donde a Él se le ha actualizado, podría haber servido de referencia de DISCERNIMIENTO DE ESPIRITUS como señala Ignacio.
     
    ¿Se está, aún ahora haciendo, si pasamos de las buenas palabras y algunos pequeños y entusiasmántes gestos?
    ¿Percibe amenaza el SISTEMA DE PODERES, antítesis de la oferta misericordiosa y liberadora de la BUENA NOTICIA en JESÚS, esperando atención de verdad entre sus mas PEQUEÑ*S HERMAN*S por doquier?
     
    Por sus reacciones inmisericordes y criminales, podemos deducir por donde descubre la GLOBALIZACION del PODER desde donde y por donde le viene verdadera amenaza del LIBERADOR o SALVADOR.

Deja un comentario